Tree Of Life :: One on oneTramas One on One :: Épocas pasadas
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Vie Nov 20, 2020 6:56 pm por Myshella
Recuerdo del primer mensaje :

In nomine dei
when faith clouds reason

Entorno al año 1500

El pueblo costero de Bergeyonne lleva siglos viviendo de la pesca en alta mar.

Cuando el buen tiempo llega, los barcos arrian velas y se pierden en las aguas del Atlántico por un par de meses.
Generación tras generación, los curtidos marineros se despiden de sus famílias y dejan que el océano se convierta en su hogar.

Mecidos por las olas, dejan que el recuerdo del rostro de sus esposas, hijos e hijas, acunen su sueño con la promesa del dulce reencuentro y el apacible fuego del hogar en invierno. Cuando no se puede navegar, y uno disfruta de tierra firme.

︵‿︵‿︵‿︵‿︵

Pero no sólo de la pesca vive el hombre, aun cuando su comercio sea tan lucrativo para nuestra pequeña comunidad costera.

Es precisamente con el buen tiempo cuando llega el momento de hacerse cargo de la cosecha. Y los rebaños no aguardan a que ellos regresen, ni se conducen solos.

Las mujeres de esta comunidad están más que acostumbradas a trabajar juntas, sin la presencia de sus esposos.
A organizarse y a dirigir la vida del pueblo.

Eso han hecho siempre, y eso deben seguir haciendo.


Hasta el día en que un sacerdote de miras estrechas y fe recalcitrante llega hasta Bergeyonne, acompañado del joven monje que ha sido puesto bajo su custodia para finalizar su formación eclesiástica, antes de tomar los votos definitivos y ejercer, él también, como guarda y custodio de la fe, el decoro y la modestia. Como inquisidor.

Cual será la sorpresa del viajero al descubrir de qué modo se comportan estas mujeres. Descaradas, autosuficientes, decididas y sin la guía del varón.

Brujas, a todas luces.

¿De qué otro modo podrían ser llamadas? No ha de ser sino Lucifer quien las haya  henchído así de orgullo, llevándolas a olvidar el lugar que les corresponde.

Y, por supuesto, es tarea suya, de ambos inquisidores, poner fin a la herejía.



Dominique Gauthier

Inquisidor-Tobias Menzies-Mahariel

Marie-Madeleine Bescond

Mujer del capitán/¿bruja?-Caitriona Balfe/Myshella

Joanne Dubois

Hija de marinero/¿bruja?/Adelaine Klane/Mahariel

Léo Regnard

Sacerdote novel/ Eddie Redmayne/ Myshella

1x1  / Original-Épocas pasadas

XIII






código de respuesta:


Última edición por Myshella el Dom Mayo 15, 2022 10:06 pm, editado 5 veces



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2996Mensajes :
475Reputación :

Lun Mayo 16, 2022 9:35 pm por Myshella
Capítulo V
Tinta sobre el pergamino


Ay.

El joven párroco no había tenido en cuenta la posibilidad de que ella le pidiera ayuda para entender el fragmento.

Es decir, era muy consciente de que estaba aprendiendo a leer. Y la sabía inteligente, aplicada, capaz. Se afianzaba en su creencia, esa que le había llevado a percibir un detalle más que significativo: la lengua de la Iglesia, el clásico y perdido latín, no era el idioma más indicado para iniciar a alguien en la tarea de las letras.

Por mucho que con él hubiera sido así. Porque él había crecido en el monasterio, pero Joanne no.

Su idioma materno, la lengua vernácula, era más apropiada.

Por tanto, estaba convencido de que podría leer el fragmento.

Y, en realidad, lo estaba haciendo. Más que ayuda con las letras la pedía con el significado.

Y eh ahí el problema que, sin prenderlo, se había ocasionado él solo.

Si antes había tomado color su rostro, ahora las  mejillas acabaron de sonrojarse.

Se había sentado a su lado, en el banco.

Carraspeó y tragó saliva.

Pero tendió la mano, para recuperar el libro, y volvió a leer, poniendo cuidado en pronunciar correctamente; en dotar de cierta musicalidad los versos.

Ta grandieur est mon dieu, mon temple.
Ta prudence, ta vertu, mon suport.
Mon espoir, ta bonté

-Dice...-empezó- le dice el poeta a quien le ha escrito estos versos que ella- ella-es su Dios, su templo- que no era declaración poco falta de herejía, y sin embargo jamás antes la hubiera visto de modo más amable y comprensivo él...-su prudencia y su virtud, el sostén que da fuerza a su vida. La del poeta- aclaró, cerrando el libro sobre su regazo- que en la bondad de su amada reside su esperanza.

La voz del sacerdote había ido bajando. Lenta, cuidadosamente, su mirada la siguió. Hasta los labios de Joanne.

El tiempo se detuvo, y Léo notó cada crujir que encogió, una tras otra, las fibras de su corazón.

Inclinó, en gesto reflejo, el rostro un tanto hacia ella.

Casi rozaba su aliento.

Y entonces, en un pálpito súbito, se puso en pie y se alejó.

-Creo...me parece que he oído llegar a alguien a la plaza. Serán los niños, ya...

Había abierto la puerta, y permanecía en el lindar, la mirada fija en un exterior que aún se presentaba vacío. Era pronto.

¿Cómo iban a ser los niños, si ellos no llegaban hasta la tarde? ¿Si a esas horas casi todo el pueblo estaba trabajando, con o sin hombres al frente?

Bien lo sabía Léo. Lo sabía con la misma certeza en que podía entonces jurar que le faltaba el aire.




Mañana · Parroquia · Léo

XIII





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2996Mensajes :
475Reputación :
Sáb Jun 11, 2022 6:54 pm por Mahariel
Capítulo V
Tinta sobre el pergamino

En el límite costero de Bergeyonne, donde las olas del Atlántico estallaban contra la arena, las mujeres preparaban nuevas redes y recogían moluscos perdidos en la tierra. Llevaban sus propias herramientras para cavar, cortar, romper y desgarrar fibras, telas y caparazones.

El padre Dominique las había acompañado aquella mañana por invitación de una de sus feligresas. A él le pareció una oportunidad tan buena como otra cualquiera para seguir familiarizándose con su nueva comunidad. No es que fuese ya un recién llegado, pero no le sobraban excusas para ganarse la confianza de sus feligresas.

Llevaban ya un rato trabajando la arena, como los agricultores labrando el sembrado. El sol continuaba su parsimonioso ascenso hacia la cumbre de los cielos. Cada vez eran más breves las sombras y más largos los descansos entre el lanzamiento de una red y la preparación de la otra. Al párroco, que ya sudaba bajo los hábitos, no le parecía un trabajo adecuado para mujeres.

— Por aquí parece que les cuesta salir…

Tal vez necesite algo más de tensión la cuerda — señaló con la cabeza su izquierda —. Por ahí.




Mañana · Playa · Dominique

XIII




You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3


 
a