Últimos temas
Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Golden Shields

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Jue Dic 03, 2020 9:26 am
Recuerdo del primer mensaje :


When we walked in fields of gold
CON Marcus EN Saint-Tropez, Provenza A LAS 17:00H, 14 de julio
Se estiró perezosamente en el sofá, medio dormida, con el libro que estaba leyendo abierto sobre el vientre. Su abuela le dio una palmada en el tobillo y la zarandeó -Buena anfitriona eres tú, que te duermes estando el pobre Marcus al lado- Luego alargó la mano y le estiró de la falda del vestido, para que le tapara un poco más los muslos. Inútil, porque aquel vestido era bastante corto. Giró un poco forzada el cuello, para observer a Marcus en el sofá de al lado, con su libro- Estaba tranquilito leyendo, aclárate, memé, cuando no le dejo leer te enfadas conmigo- Se incorporó un poco y preguntó con voz adormilada- ¿Qué pasa?- Tu abuelo está haciendo aceitunas, y yo voy a hacer tarta de melocotón, necesito que vayáis a por hierbas, que se le están acabando, y a por melocotones para la tarta- Gal frunció el ceño y se revolvió un poco el pelo aún húmedo de la mañana en la playa- ¿No quedan melocotones?- Su abuela negó- Alguien se los come todos, y no miro a nadie- Gal suspiró y puso carita de pena- Jo, memé que este año solo están aquí cuatro días… ¿En serio me vas a hacer perderme una tarde con él?- Su abuela levantó las cejas- Estoy segura de que Marcus querrá acompañarte- Suspiró. Discutir con su abuela era baldío.

Se levantó y se plantó las zapatillas de tela, y mientras empezaba a atárselas dijo- ¿Nos apareces allí?- Su abuela negó- No puedo, tengo mucho que hacer. Id en la bici- Gal rio un poco y estiró los brazos- Marcus no sabe andar en bici -Pues le llevas en la parrilla de detrás- Eso le hizo reír más aún y se acercó a él cogiéndole de una mano y levantándole del sofá- Ya has oído, señor O’Donnell. Verás la aventura- La abuela le tendió la cesta que se enganchaba en el manillar de la bici y el cuchillito que usaban para cortar las hierbas- ¿Vas a ir con ese vestido en la bici?- ella entornó los ojos ante ese comentario- Hace un calor del demonio, encima que me mandas al campo, al menos podré ir como me de la gana.

Salieron al patio lateral y cogió la bici verde de su tía, que estaba en perfecto estado y apoyada sobre la valla. Claramente, su abuela planeaba mandarla en la bici antes si quiera de ir a despertarla. Metió el libro también en la cesta y le dijo a Marcus- Mete el tuyo también si quieres- con una sonrisilla mientras se ponía las gafas de sol. Y mientras sacaba la bici a la calle se quedó mirándole.

En verano siempre se notaba distinta con él. El verano pasado había llevado el término “distinto” a límites insospechados, pero es que ese verano quedaba peligrosamente cerca de su aventura en el cuarto piso. Y aunque eso creaba un peligroso precedente de no saber exactamente de cómo o cuán lejos acabar, también la hacía sentirse un poco más desfogada que el año pasado. Al menos hasta que le observaba sin camiseta, en la penumbra del salón con las persianas bajadas, que había tenido que empezar a leer por desconcentrarse de aquella visión.

Por fin salió y ella apoyó una pierna en el asfalto otra ya en el pedal y señaló la parrilla- Ahí te sientas tú. Como si fueras en la escoba, levantas los pies y que no te rocen con el suelo. Ni con la rueda. Y te agarras a mí, que te prometo que no te dejaré caer- dijo bajándose las gafas para que la viera guiñarle el ojo.
Merci Prouvaire!


When we walked in fields of gold - Página 2 JCqE0Sy

When we walked in fields of gold - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
When we walked in fields of gold - Página 2 V1mQwnV
When we walked in fields of gold - Página 2 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
When we walked in fields of gold - Página 2 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Ay, los retitos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

When we walked in fields of gold - Página 2 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Mar Dic 08, 2020 12:53 am

When we walked in fields of gold
CON Alice EN SAINT-TROPEZ, PROVENZA A LAS 17:00h, 14 de julio de 2000
Esa mañana pensó pedirle a Violet la camisa que se había puesto el año pasado. Le traía buenos recuerdos, era el día nacional de Francia y había fuegos artificiales, quería darle una sorpresa a Alice. Después de lo ocurrido en el campo, con más razón... Pero después de la conversación con su padre, se echó atrás. No en lo que hacer con ella... Bueno, o sí. Él confiaba mucho en el criterio de su padre y no le había visto nada contento, más bien preocupado. ¿Y si estaba cometiendo un error? Eran amigos, y lo que iban a hacer... No era solo besarse, era... Mucho. Era todo. O bastante. ¿Se había vuelto loco, o qué? Marcus, vas a volverme loca. Yo ya me he vuelto loco, Alice. Las palabras, las imágenes y las sensaciones por su piel acudían sin permiso y le nublaban la visión, y cada vez que lo hacían sacudía la cabeza. Quizás Alice se hubiera arrepentido. Él... No tenía muy claro todavía si se había arrepentido, o simplemente se estaba dejando demasiado influir por la cantidad de adultos presentes que casi con total seguridad sospechaban lo que habían hecho. Y eso le ponía mal cuerpo. La cuestión era cómo iba a reaccionar cuando viera a la chica... Y si iba a volver a quedar de cobarde por segunda vez. Ya se puso nervioso en el pasillo, ¿ahora iba a echarse atrás? Alice le iba a mandar a la mierda a ese paso, así de claro. Dios... Qué difícil, con lo fácil que parecía en el puñetero lavadero.

Se puso un polo azul que le había regalado su madre antes de irse a La Provenza y salió de su cuarto, encontrándose a su padre y a William apunto de bajar las escaleras. Tragó saliva, ¿pero por qué se sentía tan culpable? Era como si temiera que William le tirara escaleras abajo, o generar una ruptura de una amistad ancestral entre su padre y este por culpa de su comportamiento. Las paranoias de Marcus. Pero el padre de Alice simplemente le soltó un par de bromas, le pasó un brazo por los hombros, rieron un poco los tres y salieron rumbo a la barbacoa, donde se reunirían con todos los demás. Como si no hubiera pasado nada. Como si no estuviera más incómodo que en toda su vida.

El jardín estaba lleno de gente, pero no encontró a Alice. Respiró hondo. A ver, Marcus, relájate. No has matado a nadie, no has infringido la ley, no has hecho magia fuera del colegio o delante de un muggle. Ya está. No es tan grave. Ahora solo le faltaba creérselo. El problema no era lo que había hecho, lo que había hecho aún le producía un cosquilleo por el vientre lo suficientemente agradable como para determinar que de malo no tenía nada. El problema era que todo el mundo parecía saberlo. Y el problema añadido era que Alice le esperaba en el desván, mientras su padre le había dicho que no quería que se separara de él. Pero como empezara a pensar eso se iba a agobiar, así que...

¡Marcus! Dio un respingo al notar la palmada en su hombro. Se había quedado absorto, sentado cerca de su padre y de William, que estaban en una animada conversación, cuando André llegó y se sentó a su lado. ¿No comes? ¿Eh? Sí, sí. Tenía un plato con varias alitas y el fantasma de un filete que ya se había comido. Con lo que le gustaban a él las barbacoas, pero tenía la cabeza en otra parte. Estoy comiendo. Pero su excusa quedó eclipsada por el paso de otra persona por allí que les saludó y, tras charlar un poco con ellos, se fue. Fue en ese momento cuando André se giró a él de nuevo. Me han dicho que eres un alumno brillante. Y prefecto. Marcus sonrió. Gracias. ¿Sabes aparecerte, Marcus? Como tema de conversación aleatorio no estaba mal, al menos no le haría pensar en lo que estaba pensando. Negó con la cabeza. Aún no. He estudiado algunas nociones básicas, hay una asignatura de aparición en séptimo que me quiero coger pero aún no he aprendido. Ya, es verdad, yo con dieciséis tampoco sabía. André se apoyó el tobillo en la rodilla de la otra pierna y, con cara de estar metido en una conversación súper interesante, se giró hacia él y continuó. ¿Y qué sabes sobre aparecerse? Oh, pues. Ya está, Marcus en el bote. Qué le gustaba una divagación intelectual sobre magia. Él también se giró un poco hacia el otro y empezó a comentar, pensativo. Sé que puedes aparecerte donde quieras siempre y cuando lo visualices bien. También que es necesaria una licencia oficial para practicar la aparición, y que puede ser peligrosa en caso de... Vale vale vale, solo me interesaba la primera parte. Marcus frunció el ceño extrañado. ¿La primera parte? Entonces, sabes que uno puede aparecerse donde quiera, ¿verdad? El chico asintió sin salir de su confusión. Siempre y cuando visualices bien el sitio. No sabía si no le estaba entendiendo... O no le quería entender. Y... ¿Crees que no sé visualizar el lavadero de mi propio pueblo? Pues sí, iba por ahí.

Tragó saliva y, poniéndose como un tomate, bajó automáticamente la mirada. No... Yo no... Tío, tranquilo, que no vengo a amenazarte ni nada. El chico había colocado una mano en su hombro y trataba de buscarle la mirada, sin poder evitar una risilla tierna. Marcus la alzó un tanto avergonzado. No se le veía mal chico, pero... No dejaba de ser el primo mayor de Alice. No voy a preguntar qué estabais haciendo porque no es asunto mío, pero vaya, que me lo imagino, eso es lo que te quiero decir. No... No estábamos haciendo nada. El otro soltó una risita sarcástica. Le recordó peligrosamente a Violet. En ese caso, siento haberos interrumpido. Pues sí que les tenía calados. Y sí que les había interrumpido. Volvió a tragar saliva y miró a otra parte. Pero es que si no iba, mi tía me iba a matar. Marcus estaba intentando obviar la conversación, y el otro debió darse cuenta. Le escuchó suspirar pausadamente y le habló un poco más bajo. Oye, no quería incomodarte ni nada, ¿eh? ¿Qué? No, no... Sí que estaba incómodo, pero no por André, sino... En general.

Hubo unos instantes de silencio hasta que André le dio un codazo. Marcus le miró y el chico, con una sonrisilla, hizo un gesto de la cabeza señalando a Alice. Mi prima es muy guapa. A Marcus se le escapó una sonrisa inevitable mientras la miraba. Lo es. Musitó. Y divertida. Se rió un poco. Lo es. Y tanto. Parecía que se estaba peleando con la abuela por algo, pero hasta eso le hacía gracia. André interrumpió sus pensamientos. Te ha pedido escaparos ahora, ¿a que sí? Una vez más, Marcus miró súbitamente al chico con los ojos desencajados. Antes de que pudiera preguntarle "¿cómo sabes eso?", el otro respondió. No lo sabía, pero tu cara me lo acaba de confirmar. Marcus frunció el ceño. No me gusta que me lean la mente, ¿sabes? Pensó, pero no dijo nada. Al fin y al cabo, el chico estaba siendo muy agradable con él. Se quedó en silencio hasta que el otro lo volvió a cortar. ¿Es que no quieres? Le miró de nuevo. ¿Qué se respondía a eso? Bueno emm... Miró un poco a los lados. Su padre estaba distraído y Alice seguía a distancia. Se acercó un poco al chico y dijo más bajo. A mi padre no le parece buena idea, al parecer. A los padres nunca les parece buena idea. André dio un sorbo a su bebida mientras Marcus le miraba. Ya, pero... ¿Pero qué? El otro no le dejó avanzar. ¿Te parece buena idea a ti? Buena pregunta. Se lo pensó un par de segundos pero, cuando fue a abrir la boca, vio a André esconder los labios tras su vaso y susurrarle por lo bajo. Disimula que viene. Tras la confusión inicial, entornó rápidamente los ojos y, efectivamente: allí estaba ya Alice.

André soltó una carcajada y extendió los brazos. Las chicas siempre son bienvenidas en mi mundo, prima. Comentó con seguridad y una risita. Ah, cómo echaba de menos esa seguridad en sí mismo, ¿dónde se la había dejado esa noche? Apenas se reconocía. Y, al parecer, Alice tampoco le reconocía, porque tardó segundos en detectar que estaba raro. Sí. Afirmó también con la cabeza, sonriendo, aunque con una sonrisa un tanto tensa y mirando de reojo a su padre. Al menos estaba distraído. Pero entonces la chica bajó el tono de voz y a Marcus se le aceleró el corazón, inquieto. Él también miró a los lados. Odiaba que Alice le viera dudar, y no estaba dudando, era solo que... Ni él mismo se entendía. Sí que quiero. No... No es eso. Se mojó los labios y miró de reojo a su padre otra vez. No sé si vamos a poder. Susurró, mirando a la chica con una mezcla entre miedo, frustración y advertencia. No quiere que me mueva de aquí... Hizo un gesto de la cabeza, señalando a su padre. No va a perderme de vista. Se mordió los labios varias veces, nervioso, mirando a los lados. No quería que nadie escuchara esa conversación, suficiente había tenido ya con lo que había tenido. ¿Tú... Sigues...? ¿Sigues estando tan convencida como hace unas horas? ¿Y si...? ¿Y si metemos la pata? ¿Y si nos arrepentimos? ¿Y si nos hacemos daño? Bajó aún más el tono, convirtiéndolo en un susurro apresurado, acercándose a ella. ¿Y si nos pillan?
Merci Prouvaire!


We are
When we walked in fields of gold - Página 2 Alchem10

When we walked in fields of gold - Página 2 Freyfirma

When we walked in fields of gold - Página 2 Banner10

Together we are everything:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-10

When we walked in fields of gold - Página 2 Nuestr10

When we walked in fields of gold - Página 2 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3647
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Mar Dic 08, 2020 1:40 am

When we walked in fields of gold
CON Marcus EN Saint-Tropez, Provenza A LAS 17:00H, 14 de julio
Se dio cuenta de que su primo y Marcus habían estado hablando. Solo Merlín sabía de qué, porque desde luego que encontraba un Marcus dubitativo y titubeante, nada que ver con su Marcus. habitual. No le gustaba ver aquello, le hacha sentir mal por haber puesto a Marcus en aquella situación todo por no saberse controlar. Si ni siquiera estaba comiendo, con lo que era el- No me puedo creer que en una barbacoa no hayas arrasado ya con tres tipos diferentes de carne. Pareces yo- dijo con una risita, aunque en verdad sentía un nudo en la garganta.

Desde luego que para dar conversación sin parar, no había nadie como André, y eso, unido a que había tenido la deferencia de no aparecerse en el propio lavadero, le hacía pensar que estaba de su parte. Tragó saliva y volvió a los susurros- Sí, sigo queriendo. Todo lo que te he dicho antes, lo mantengo. Pero voy a decirte otra cosa- dijo mirando al rededor de nuevo, con tal de no clavar los ojos en él- Siempre que... Hemos estado juntos... Me ha hecho sentir... Decir bien o muy bien o genial sería quedarse corto. Me ha hecho sentir tan bien que no tengo una palabra para ello que no sea... Simplemente estar con Marcus O'Donnell- dijo con una leve risa. Se puso a jugar con la trenza que él mismo le había hecho, porque aún no quería mirarle- Y eso es lo bueno que tiene... Pero si a ti te va a poner así...- dijo señalándole- Entonces no merece la pena- Volvió a rozarle la mano y dijo- Nada que te borre la sonrisa que siempre se te pone en la Provenza merece la pena- Dijo de corazón- Así que contestando a tu pregunta. Sí, quiero. No, no me arrepiento de nada. Y sí, siempre existe la posibilidad de que nos puedan pillar pero...- Ahí si volvió a enfocar su mirada, sintiendo la brisa que movía sus rizos y los mechones de ella que se había escapado de la trenza- Si tú de verdad quieres... Yo me las apaño para que nos podamos escapar.

De repente un plato con media tarta de melocotón apareció ante ellos. Levantó la mirada y vio a su prima- Ya que habéis cogido vosotros los melocotones, qué menos...- Gal rio un poco, rebajando la tensión y cogió un tenedor- Yo no suelo comer, pero la verdad es que no podemos dejarla pasar- Su primo se dio la vuelta y cogió otro tenedor- ¡Oye! ¿No hay nada para el transportista? Estos melocotones han acabado aquí gracias a mi pericia en apariciones- Gal se rio con ganas después de comerse un trozo de la tarta- Bueno, primo, hay que practicar un poco el aterrizaje- Ah, sí sí... No te he oído quejarte tanto cuando hemos llegado- Miró a Marcus y vio que estaba sonriendo otra vez y no pudo evitar levantar la mano y acariciarle- ¿Ves? Así sí- Justo en ese momento apareció Dylan y forcejeó para sentarse en su regazo- ¡Hombre! Pero si solo me faltabas tú en esta bonita estampa familiar- El niño cogió un tenedor también y empezó a hacer como i se peleara con los tenedores de sus primos y Marcus para coger un trozo. Todos reían y era bonito. Pero teniendo a Dylan ahí... La mente de Gal acababa de empezar a trabajar. Porque nunca era tan rápida como para una travesura.
Merci Prouvaire!


When we walked in fields of gold - Página 2 JCqE0Sy

When we walked in fields of gold - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
When we walked in fields of gold - Página 2 V1mQwnV
When we walked in fields of gold - Página 2 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
When we walked in fields of gold - Página 2 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Ay, los retitos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

When we walked in fields of gold - Página 2 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Mar Dic 08, 2020 12:27 pm

When we walked in fields of gold
CON Alice EN SAINT-TROPEZ, PROVENZA A LAS 17:00h, 14 de julio de 2000
Sonrió un poco con una leve risa. Me he comido un filete. Comentó con inocencia, encogiéndose de hombros. Y patatas. Miró hacia arriba, pensando. Y un trozo de salchicha que le ha sobrado a tu hermano y tu padre no lo quería. Estaba intentando encasquetárselo a alguien y me lo he comido yo. Iba a coger complejo de basurero. Y tengo esto. Dijo mirando el plato en el que seguía teniendo las dos alitas que ya deberían estar heladas, porque llevaban ahí aburridas un buen rato. Pero sí, tenía el estómago bastante cerrado, de lo contrario habría arrasado ya. Si era lo que Alice quería decir... Que probablemente sí, así que no sabía por qué estaba dando tantas explicaciones.

Sintió un cosquilleo ante la confirmación tan tajante de que seguía queriendo, pero al parecer había algo más. Enfocó su mirada con inseguridad porque si ese plan tenía más "peros", quizás el destino les estaba diciendo que no hicieran nada. Sin embargo, lo que hizo fue un alegato de como le hacía sentir, y eso le arrancó una sonrisa con los labios fruncidos bastante estúpida, bajando la mirada al tiempo que comprobaba de reojo que nadie les prestaba atención y ruborizándose. Pero esa nubecita en la que estaba se disipó instantáneamente cuando Alice dio a entender que él estaba en un estado totalmente opuesto a eso. No, no. No es eso. Se apresuró en corregir, pero la chica no había terminado. Aunque ahora él se sentía fatal por haberle hecho pensar eso. Otra vez como en el pasillo. Anda que estaba quedando bien...

Tragó saliva y negó con la cabeza tan pronto la chica dejó de hablar. Con cierta inquietud, agarró sus manos y se acercó a ella para susurrar con urgencia. Alice, claro que quiero. Yo me siento igual, es genial. Es solo que... Pero un plato de tarta apareció entre ellos y Marcus soltó a la chica rápidamente. Respiró un poco para calmarse y miró a la prima de Alice con una sonrisa. Gracias. Esta le guiñó un ojo y a él le dio la sensación de que ese gesto no era un "de nada". ¿Por qué tenía la sensación de que todo el puñetero mundo allí sabía lo que querían hacer esa noche?

Pero luego apareció André y las bromas entre él y Alice le hicieron reírse. Se sintió de nuevo un tanto inquieto cuando el chico le miró y dijo lo de la llegada, pero... ¿Qué diablos, Marcus? Ese chico se había aparecido deliberadamente en la otra punta del campo para no pillarles, sonaba bastante a que le parecía bien todo aquello. Así que trató de volver poco a poco a su estado de Marcus habitual. Eso es porque seguí tus instrucciones y la agarré bien. Apenas se enteró. Bromeó mirando a la chica, y el otro se rió. ¿Ves? Es que no todo depende del que se aparece, los viajeros tienen que colaborar. Rió mirando a André y, justo entonces, notó la mano de la chica en su barbilla y giró la vista hacia ella. Sonrió más ampliamente y estuvo a punto de decirle algo, pero entonces apareció Dylan. Poco a poco aquello se convirtió en una batalla de tenedores y Marcus consiguió relajarse bastante. A ver, paso para el recolector. Dijo entrechocando su cubierto con los de los demás, como si él hubiera cogido algún melocotón en lugar de solo sostener la cesta. Que no he comido casi nada y me muero de hambre. Eso era ligeramente más verdad.

Como Marcus no tenía fondo ni distinguía de orden en dulce o salado (para una cosa a la que no le instauraba un orden preciso) después de terminar con la tarta se apropió una hamburguesa de las que vio pasar por allí. Los primos de Alice iban y venían de aquel círculo que habían formado en el césped, el único que no parecía moverse de allí era Dylan. Él, mientras reía y bromeaba con los demás (y comía) miraba a la chica de reojo. Estaba muy guapa, la Provenza le sentaba demasiado bien... Esos vestidos le sentaban demasiado bien. Otra vez con el vestido, Marcus. Por ahí no iba por buen camino... O sí. En un momento determinado, Dylan se arrastró por el césped hacia otro de sus primos y vio su momento. Paseó la mirada discretamente por los que le rodeaban. Todos parecían lo suficientemente distraídos. Se inclinó un poco hacia la chica y susurró. Si la táctica que esa cabecita tuya está pensando es factible... Porque como que se llamaba Marcus que Alice, ahí donde la veían tan tranquila en el césped, estaba urdiendo un plan en silencio. Por mí podemos irnos cuando quieras.
Merci Prouvaire!


We are
When we walked in fields of gold - Página 2 Alchem10

When we walked in fields of gold - Página 2 Freyfirma

When we walked in fields of gold - Página 2 Banner10

Together we are everything:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-10

When we walked in fields of gold - Página 2 Nuestr10

When we walked in fields of gold - Página 2 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3647
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Mar Dic 08, 2020 2:47 pm

When we walked in fields of gold
CON Marcus EN Saint-Tropez, Provenza A LAS 17:00H, 14 de julio
Rio con ganas a lo del resto de la comida. Vale, eso la dejaba un poco más tranquila. Estaría preocupado, sí, pero no lo suficiente como para dejar de comer, si bien había comido menos que lo que él acostumbraba.

Marcus le había dicho con mucha seguridad que sí quería, que se sentía bien cuando... Hacían lo que hacían. Y encima le había agarrado de las manos, y estaba tan mono... Y Gal no era tonta ni ciega, ya se había dado cuenta, pero conocía demasiado bien a Marcus, sabía que no le gustaba precipitarse o saltarse las normas. Pero siendo estrictamente lógicos, pensó mientras comía un poco más de tarta, no se estaban precipitando. No, porque habían pasado casi dos años desde que se besaran la primera vez.  Y vale, puede que no hubieran hablado de... amor, precisamente, pero lo que sí era innegable es que se buscaban, se deseaban y a ver... Con eso debería valer ¿no? Yen cuanto a saltarse las normas... Bueno, nadie les había prohibido acostarse. O se sobreentendía, pero ella solía saltarse las normas y acababa consiguiendo que Marcus la siguiera. Pero ¿y si, efectivamente, les pillaban, y Marcus no se lo perdonaba? Quizá era mejor que lo dejaran así.

Y justo cuando estaba en medio de aquella disertación, sintió que Marcus se acercaba a ella otra vez y tuvo que sonreír. Ella le conocía perfectamente pero él la tenía calada no, caladísima. Puso una sonrisilla traviesa y ya iba a decirle que no se preocupara, que no iba a tramar nada, cuando dijo que por él podían irse.  El corazón se le desbocó y tragó saliva, tratando de contenerse y no besarle allí, delante de todo el mundo. Asintió con la cabeza y murmuró- Espera.

Se tumbó por el césped para alcanzar a Dylan, que estaba jugando con André y tiró de él- Ven aquí, patito- volvió a ponérselo sobre el regazo y le susurró- ¿Quieres hacerle un favor a tu hermana que entenderás y mucho cuando seas mayor? Es una tarea importante- Su hermano la miró con curiosidad pero asintió con la cabeza- Los fuegos van a empezar en seguida. Quiero que vayas a donde están los mayores, y te lleves al señor O'Donnell a la arena y le entretengas mientras duren los fuegos ¿Vale?- Su hermano les miró a los dos, y luego se encogió de hombros y se rio, asintiendo. Gal se inclinó y le dio un beso en la coronilla- Gracias, patito.

Una vez se hubo levantado, se inclinó hacia Marcus y dijo- Ve ahí delante, que tu padre te vea con mis primos. En cuanto se distraiga con Dylan, sube al desván- clavó sus ojos en los de él, esperanzada, movida por el deseo y en un susurro anhelante dijo- Yo te espero allí- Y así, lentamente, se fue alejando de él por el césped. Pasó por la cocina como si nada, son una sonrisa, porque estaba demasiado contenta de que Marcus hubiera aceptado, es más que hubiera sido él el que le había dicho que quería, cuando ella ya estaba a punto de darlo todo por perdido. Cuando entró en el desván, donde aún se conservaba el calor del día, la invadieron los recuerdos. Allí dormía ella de pequeña, con sus primos y Dylan. Y ahí le ponían otra cama a Marcus cuando empezó a ir a la Provenza. Allí se tiraban horas jugando y hablando, y eso le puso una sonrisa nostálgica. Se sentó en una de las camas, pensativa y una sonrisa la alcanzó. No había mejor sitio que aquel. Aunque fuera estuviera toda su familia, aunque pareciera una locura. La Provenza era suya, aquella habitación, el calor del verano... Todo aquello les definía. Y ya pensaría cuando volvieran a Hogwarts. Justo en ese momento oyó la puerta de las escaleras y se incorporó ansiosa. Cuando por fin vio la silueta de Marcus emerger de las escaleras, por un momento se lo pensó, pero fueron milésimas de segundo, porque en seguida fue hacia él y se lanzó a sus brazos, rodeándole y besándole, con deseo sí, pero también con esa felicidad que no era capaz de calificar, llevando las manos a su pelo tal como había hecho antes- Gracias por hacer locuras por mí- dijo susurrando sobre sus labios.
Merci Prouvaire!


When we walked in fields of gold - Página 2 JCqE0Sy

When we walked in fields of gold - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
When we walked in fields of gold - Página 2 V1mQwnV
When we walked in fields of gold - Página 2 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
When we walked in fields of gold - Página 2 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Ay, los retitos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

When we walked in fields of gold - Página 2 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Mar Dic 08, 2020 5:31 pm

When we walked in fields of gold
CON Alice EN SAINT-TROPEZ, PROVENZA A LAS 17:00h, 14 de julio de 2000
A saber lo que andaba Alice tramando. Bueno, más bien cómo lo estaba tramando, porque la finalidad la sabía. Sentía un cosquilleo de inquietud en el pecho, la sonrisa se le escapaba sola y no podía evitar mirar hacia los lados con culpabilidad. Desde luego para criminal profesional no iba, estaba nervioso solo de pensar que iban a hacer algo que, en teoría, no debían. Es decir, que contradecía lo que su padre le había dicho. Uff... Si pensaba eso se iba a arrepentir. Pero es que, por una vez en su vida, su impulso estaba ganándole la batalla a sus principios. Porque al mirar a Alice de nuevo y ver esa trenza, ese vestido... Recordar lo que había ocurrido hacía horas... Lo siento, papá. Ya lidiaría con las consecuencias.

Alternaba mirar a la chica, enterarse bien de cual era su estrategia y qué tenía que ver Dylan ahí, con buscar a su padre, a William, a Violet y a cualquier otro adulto con la mirada. Se iba progresivamente sorprendiendo conforme la iba entendiendo, tratando de modular su reacción porque Marcus tenía una cara muy expresiva y podía leérsele en ella absolutamente todo, y ya estaba abriendo los ojos de más. Sobre todo cuando mandó al niño, literalmente, a entretener a su padre. Se sentía como si estuviera haciendo a Dylan cómplice de un crimen... Pero, y entonces, ¿por qué no podía evitar sonreír?

Asintió frunciendo la sonrisa para tratar de disimularla y, aclarándose la garganta, hizo lo que Alice le dijo. Fue hacia los primos, con la mirada puesta en la chica hasta que la vio desaparecer, y luego en Dylan. El niño iba de camino a su padre. De hecho, ya estaba tirándole de la manga y Arnold se había agachado para hablarle frente a frente, contento. Quizás era el momento de-Oye Marcus. Nada. Respondió de golpe, girándose hacia la voz. André le miró con el ceño fruncido. ¿Qué? ¿Qué? Joder Marcus. Una tarea. Una tarea bien sencillita que le había dejado Alice y ya la estaba fastidiando. Iba a preguntarte si querías más tarta, pero... Mejor me voy. Y André se retiró un poco, como un cangrejito, y lo dejó allí como un completo idiota. Ya no aguantaba más, ni debería de hecho, porque su padre estaba de sobra distraído y no tardaría en acercársele otra persona a hablar con él. Lanzó otra mirada rápida a su alrededor y, comprobando no ser visto (que el detectase, al menos), entró en la casa a paso rápido.  

Cuando se vio dentro, con todo tan vacío y el ruido de la gente a lo lejos, el corazón se le aceleró un poco. Una mezcla entre la adrenalina del momento, el sentirse en cierto modo a salvo y... La inquietud de ver que, a priori, lo había conseguido. Y sabía cual era la meta: lo iban a hacer. Alice y él. Se iban a acostar. Allí. En casa de sus abuelos. Con toda su familia, con su padre por allí. Se frotó la cara y echó aire. Estaba atacado de los nervios, no podía entrar así en el desván. ¿Pero de verdad estaban a punto de hacer eso? Todo había ocurrido muy rápido, casi no le había dado tiempo a pensarlo... Pero lo poco que lo pensaba... Quería. Y tanto que quería.

Subió con prudencia las escaleras del desván y, nada más asomar, esbozó una sonrisa tímida al ver a Alice. ¿Cuánto hacía que se conocían? ¿Casi seis años? Tenía la sensación de estar viendo a una chica nueva, a una parte de ella que no había visto jamás. No le dio tiempo a pensar mucho más porque su amiga se abalanzó sobre él y le besó, beso que él correspondió en el acto, agarrando su cintura y aferrándola a ella. Soltó el aire y rió casi ahogado, abriendo los ojos. A ti por traerme a ellas. Yo... No sabría hacerlo, de verdad. Le había dado la risa. Apoyó su frente en la de la chica, sin dejar de sonreír, cerrando un poco los ojos, con la respiración totalmente desbocada. Soy un desastre, por poco la lío. Rió de nuevo y, con una carcajada nerviosa, añadió. Dios, sí que es una locura. Y la besó de nuevo, con ansias, con felicidad, sin pensar. Agarrando sus mejillas con sus manos y acariciando sus labios ahogando un suspiro en ellos. Estaba aceleradísimo. Nervioso y aceleradísimo. Estaba seguro de que nunca le había ido ni el cerebro ni el cuerpo tan rápido.    

Prolongó ese beso todo lo que pudo mientras se adentraba junto a ella un poco más en el desván, sin separar sus labios, dejando una mano en su mejilla y bajando la otra de nuevo a su cintura, acariciando ese otro vestido casi igual de bonito que el de por la tarde. Engañando a un adulto en tu propio beneficio. Dijo entre besos, apenas sin aire, sin abrir siquiera los ojos. Como prefecto te regañaría... Pero estoy fuera de servicio. Y tanto que estaba fuera de servicio. Estaba fuera de servicio en todos los sentidos menos en el de querer sentir el cuerpo de la chica, por lo demás, estaba desconectadísimo del mundo, como si ni siquiera existiera. Y ahora, ¿qué? ¿Cómo se seguía? Decidió no pensarlo (total, el cerebro ya no le funcionaba igualmente) y solo dejarse llevar, solo sentir. Separó sus labios de los de ella y bajó los besos por su mandíbula y su cuello, porque ese era el camino que había empezado a tomar en el lavadero cuando les interrumpieron. Y lo quería retomar.  
Merci Prouvaire!


We are
When we walked in fields of gold - Página 2 Alchem10

When we walked in fields of gold - Página 2 Freyfirma

When we walked in fields of gold - Página 2 Banner10

Together we are everything:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-10

When we walked in fields of gold - Página 2 Nuestr10

When we walked in fields of gold - Página 2 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3647
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Mar Dic 08, 2020 6:11 pm

When we walked in fields of gold
CON Marcus EN Saint-Tropez, Provenza A LAS 17:00H, 14 de julio
Marcus la pilló con el mismo deseo que ella le había pillado a él. Besó sus labios con frenesí, pegándole a sí misma, mientras su mano su cintura la electrificaba. Rio a lo de que era una locura, porque lo era, pero bendita locura que ahora le había llevado a aquel desván, a estar solos, tal como llevaba deseando... No sabía ya ni cuanto tiempo- Ahora estás aquí. Y yo también, y eso es todo lo que importa- Al separarse se dio cuenta de que el lazo se le había deshecho y la trenza, ahora con el pelo suelto, se le estaba deshaciendo también. Pero no le importaba. Solo le importaba Marcus.

Volvió a juntar sus lenguas, sintiendo su sabor otra vez, disfrutándolo al máximo. Se tuvo que reír otra vez cuando dijo lo del prefecto- Tú siempre eres prefecto, Marcus. Pero yo siempre soy alumna díscola- dijo terminando con una risita en sus labios otra vez. Y él volvió a bajar los labios por su cuello y ella acarició los rizos de su nuca mientras lo hacía, jadeando de placer anticipado. No podía ni abrir los ojos y notaba como al excitación y lo intrépido volvían a ella otra vez.

Separó a Marcus un momento para poder mirarle a los ojos y acarició su rostro con devoción. Le adoraba, le adoraba más que a nada y pararía todo aquello, por mucho que le costara, si tenía la más mínima pista de que no le iba a hacer feliz. Bajó las manos para quitarle la camiseta y estar en una circunstancia parecida a la de antes, y cuando le vio sin ella, paseó sus manos de nuevo por su torso, sus costillas, encontrando las yemas de los dedos de ambas manos en su vientre- ¿Estás nervioso?- le pregunto con una sonrisa- Yo un poco...- Se acercó a él y le besó dulcemente en los labios- Pero quiero esto... Yo también te deseo muchísimo- Dijo recordando lo que él le había dicho en el lavadero. Tiró de la cinturilla de su pantalón hacia ella y avanzó de espaldas hacia una de las camas, dejándose caer y dejando que Marcus cayera sobre ella. Subió la mirada, mientras notaba como su pelo se destrenzaba del todo y caía a los lados, y clavando sus ojos en los de él, jadeando aún y con cierto sonrojo, dejó deslizarse los tirantes de su vestido, que eran mucho más volátiles que las mangas del otro, y que en seguida revelaron su ropa interior. Se dejó caer levemente en la cama para tumbarse totalmente, sintiendo el torso desnudo de Marcus sobre ella, con el corazón desbocado y sensaciones que estaba segura que no había sentido antes.
Merci Prouvaire!


When we walked in fields of gold - Página 2 JCqE0Sy

When we walked in fields of gold - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
When we walked in fields of gold - Página 2 V1mQwnV
When we walked in fields of gold - Página 2 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
When we walked in fields of gold - Página 2 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Ay, los retitos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

When we walked in fields of gold - Página 2 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Miér Dic 09, 2020 12:36 am

When we walked in fields of gold
CON Alice EN SAINT-TROPEZ, PROVENZA A LAS 17:00h, 14 de julio de 2000
Rió entre besos, sin separarse de sus labios, casi ni siquiera para contestarle. Siempre seré tu prefecto. Se lo decía tanto, tantas veces. Esa misma tarde en el lavadero se lo había dicho, sin ir más lejos. Y tú mi alumna díscola favorita. Se habían dicho tantas cosas a lo largo de esos años, se habían demostrado el cariño que se tenían de tantas formas. Y esa noche, sin embargo, todo parecía diferente. Hablaba desde el corazón, diciendo cosas que no sabía ni que tenía dentro de sí, pero ahí estaban. Era como si hablara otra persona por él, pero dijera cosas con la que estaba totalmente de acuerdo. Aunque no hubiera sido consciente hasta ese momento. El Marcus analítico, centrado y organizado se pararía a pensar qué significaba eso, qué implicaciones tenía. Pero la Provenza sacaba otro Marcus, el calor vivido en el lavadero, que ahora se multiplicaba, sacaba otro Marcus... Alice besándole de esa forma sacaba otro Marcus.

Por un momento se miraron, con él sonriendo nervioso, con la respiración descontrolada, y ella acariciando su rostro. No tardó nada en volver a quitarle la camiseta y él se dejó sin pensar, suspirando ante el contacto de sus dedos. Enfocó sus ojos pero con la mirada algo tímida cuando le preguntó si estaba nervioso, porque... Sí, lo estaba. Se mojó los labios antes de responder y ella se le adelantó, haciendo que la mirara con algo menos de vergüenza y no pudiera evitar sonreír de nuevo. Porque se sentía menos mal si estaban los dos igual, por tonto que pareciera. Yo también. Susurró con la voz algo temblorosa pero sin perder la sonrisa. Tomó aire y lo soltó entrecortadamente, temblándole esa sonrisa cuando le dijo que le deseaba. Tan cerca. Tan solos. En esa circunstancia. Y yo a ti, Alice. De una forma de la que nunca había sido consciente: ni en el lago, ni en la playa, ni en el pasillo. Ni siquiera cuando su imaginación había decidido pensar en ella, en lo que hubiera pasado de no echarse atrás en el cuarto piso. Nunca como ese día.

Se dejó arrastrar cuando la chica tiró de su pantalón y le acercó a la cama. A cada paso que daba su piel se erizaba más y su corazón se aceleraba, aunque pensaba que eso era imposible. Poco a poco, como a cámara lenta, ella se fue dejando caer sobre la cama y él sobre ella. Sus ojos azules le miraban directamente y por un momento sintió que temblaba de arriba a abajo. Y entonces empezó a bajarse los tirantes del vestido y él siguió cada movimiento con la mirada, mordiéndose el labio para contener su respiración jadeante, sus ganas de besarla con desenfreno. Tragó saliva al ver su ropa interior. Todo eso estaba siendo muy real, muy intenso. Y por Dios que deseaba que fuera bien, no quería estropearlo. Alice... Susurró, porque no sabía qué decir. Solo mirarla, solo extender sin querer ese momento hasta enredarse en su cuerpo, en sus labios. No esperó más.

Descendió sobre ella y, acariciando su mejilla, besó sus labios con dulzura, con prudencia, con más delicadeza que cuando entró en el desván. Pero no iba a durar demasiado esa lentitud, porque ahora sentía el pecho de Alice con menos ropa que nunca rozando la piel del suyo, su cuerpo encajado en el de ella. Saber que estaban solos, en una cama, saber lo que iba a pasar... Descendió la otra mano de nuevo a sus piernas para retomar el camino que había comenzado en el lavadero, arrastrando la tela hacia arriba en la caricia, notando como sus dedos rozaban la ropa interior de la chica al subir por la cintura. Ahogó un suspiro en sus labios y los besos se volvieron de nuevo más intensos, más desenfrenados. Más necesitados.

Bajó de nuevo sus besos por la piel de la chica, por su cuello, pero incluso en ese trance en el que estaba, en ese estado, en esa nube en la que parecía no existir el resto del mundo, lo escuchó. Esperaba que hubieran sido imaginaciones suyas, porque juraría haber oído un ruido proveniente de las escaleras. Antes de que le diera tiempo a mirar a la chica llegó la confirmación. ¡¿Gaaaal?! Abrió los ojos con pánico, mirando a la chica. Debía ser una de sus primas. Oh, no. Se había quedado paralizado mirando a Alice. ¿Alguien iba hacia allí? Porque en ese caso... La habían liado. La habían liado pero bien.
Merci Prouvaire!


We are
When we walked in fields of gold - Página 2 Alchem10

When we walked in fields of gold - Página 2 Freyfirma

When we walked in fields of gold - Página 2 Banner10

Together we are everything:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-10

When we walked in fields of gold - Página 2 Nuestr10

When we walked in fields of gold - Página 2 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3647
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Miér Dic 09, 2020 1:41 am

When we walked in fields of gold
CON Marcus EN Saint-Tropez, Provenza A LAS 17:00H, 14 de julio
Siempre. Oír esa palabra en labios de Marcus era más de lo que podía pedirle a la vida. Solo quería perderse en ese siempre, y siempre acariciar aquel cuerpo, siempre besar aquellos labios y siempre sentir aquellas ganas de unirse al completo con él. Porque si estaban juntos todo era perfecto. Descendió las manos por su espalda, acariciándola, mientras se perdía en el tacto de Marcus en sus piernas, en su pecho... Haciendo que se le nublara la mente y jadeara en placer anticipado.

Y cómo no, porque había sido una ilusa al pensar que no pasaría, oyó a su prima llamarla. Esta vez ni se sobresaltó, total,  ya. Bajó los brazos de rodear a Marcus y se subió el vestido. Ventajas de un vestido que se cae fácil: también se sube fácil. Se levantó y se asomó a las escaleras- ¿Jackie?- Preguntó- ¡Arnold viene para acá! ¡Haz una maniobra André!- Gal suspiró y discutió- No lo hago desde los... ¿Once años?- ¡Que ya sube! ¡No discutas!- Se dirigió al  ventana y desde ahí le dijo a Marcus- Baja con Jackie y haz todo lo que te diga- le sonrió y el dijo- Tranquilo, que va a estar todo bien- Y salió por la pequeña ventana redonda. El tejadillo de la cocina quedaba los suficientemente cerca para aterrizar sin problema, después de cerrar la ventana. Aquello lo había inventado su primo y les había resultado bastante útil. Pero había muchísima gente en el jardín y los fuegos estaban por acabar, así que decidió caminar por la cornisa a la que, según calculó, era su habitación.

-Anda. Un pajarito en mi ventana- Vale, había calculado mal. Se quedó parada en el alféizar de la ventana de su padre, que estaba ya metido en la cama, en pijama, leyendo tranquilamente. Ella se quedó allí, encogida, echa un huevo, sujetándose con ambos brazos al marco de la ventana- Hola, papi- dijo con la voz adorable que ponía de pequeña- Me he equivocado de cuarto- Su padre asintió y sonrió- Eso es obvio, cariño. Lo que no me queda claro es si venías a ese- dijo señalando a la pared detrás de él, que era su cuarto- O a ese- dio cambiando a la de enfrente, donde dormían Marcus y Dylan. Ella rio- ¿Y por qué no iba a venir a verte a ti?- dijo entrando ya y sentándose en la esquina de la cama- Porque las chicas de dieciséis años no se cuelan por una ventana a estas horas para que su padre les cuente un cuento precisamente- Ella se encogió de hombros con una sonrisa. Su padre suspiró, sin quitar la sonrisa, frotándose los ojos debajo de las gafas- Eres de la piel del diablo, hija. Tienes a Arnold al borde del infarto ¿sabes?- Gal se señaló a sí misma con sorpresa- ¿Yo? Yo no he hecho nada- Su padre soltó una carcajada sincera y negó con la cabeza- Lo peor es que yo te he hecho así- Tú me has hecho una chica estupenda, que saca buenas notas y que es libre como el viento ¿Qué te parece?- William se cruzó de brazos y dijo- Me parece que alguien es tan listo que ha conseguido atrapar al viento- Cambió su sonrisa angelical por una bastante sincera y alzó las cejas sin comprometerse a nada. No podía decir ni que sí ni que no. Su padre suspiró y se levantó, cogiéndola por los hombros- Pues mientras te decides vamos a hacer la ficcioncita para Arnold- ¿Qué ficcioncita?- Alice, hija, ¿Crees que eres la primera que se baja por ese tejado?- Ella levantó las manos con indignación- Lo inventó el primo André- Su padre soltó otra carcajada- No, qué va- A Gal le dio la risa también- Tu tía Vivi es capaz de hacerlo con una botella de champán en la mano. Siempre nos supera a todos- Y ambos salieron riéndose.

La estampa en el descansillo era para verla. Marcus tenía cara de acabar de caer en el mundo, Jackie media sonrisilla y Arnold de estar a medio camino entre la confusión y la locura- Y por eso, pajarito, no puedo teñirte el pelo de azul... ¡Anda! ¿Qué hacéis aquí?- Su padre la superaba mil veces en lo de las ficcioncitas, desde luego. Los años de experiencia- Vale, papi, ya no te lo pido más...- Y se quedaron mirando como si nada a los O'Donnell, que no parecían ver venir los golpes- Yo voy a irme a la cama- Su padre se acercó a Arnold y se puso a hablar con normalidad- ¿Pues no va y me dice que le tiña el pelo de azul con magia? Esta niña... Media hora he tardado en convencerla de que no, que no se puede...- Y Gal aprovechó para acercarse a Marcus y susurrar- Eh, sé que esto es un desastre- dijo conteniendo la risa- Pero algún día, nos quedaremos solos, nos miraremos y nos acordaremos de este día, pensando... Ya ha llegado el día en que, por fin, nos dejen en paz y podamos hacer lo que queramos- dijo entreteniéndose en las palabras- Un jour viendra- dijo recordando la canción del año pasado. Sin descruzarse de brazos se inclinó hacia Marcus y le dio un besito en la mejilla- Buenas noches, papi. Buenas noches, señor O'Donnell- Y se fue hacia la puerta de su cuarto.
Merci Prouvaire!


Última edición por Ivanka el Miér Dic 09, 2020 12:52 pm, editado 1 vez


When we walked in fields of gold - Página 2 JCqE0Sy

When we walked in fields of gold - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
When we walked in fields of gold - Página 2 V1mQwnV
When we walked in fields of gold - Página 2 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
When we walked in fields of gold - Página 2 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Ay, los retitos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

When we walked in fields of gold - Página 2 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Miér Dic 09, 2020 12:11 pm

When we walked in fields of gold
CON Alice EN SAINT-TROPEZ, PROVENZA A LAS 17:00h, 14 de julio de 2000
Alice se levantó como si nada, pero Marcus dio un buen salto de la cama hacia atrás y recogió la camiseta a la velocidad del rayo. Le daba igual quien fuera, no quería que nadie, absolutamente nadie, les viera así. Primero porque era algo privado, segundo porque en teoría... Eran amigos, y sabía que tras una imagen venía una horda de preguntas que él no iba a saber contestar (y nada peor para Marcus O'Donnell que no saber contestar una pregunta). Y tercero, porque nunca sabías qué podía contarle y a quién esa persona. Y no quería que eso llegara a oídos de su padre después de la conversación que habían tenido. Ni de su madre.

Se estaba terminando de poner la camiseta cuando la chica llegó, avergonzado y mirándola solo de reojo, cuando escuchó que su padre iba hacia allí. Su padre, ni más ni menos. Se le había quedado el corazón parado y estaba entrando en un peligroso bloqueo. Marcus no era Alice, no era resolutivo a la hora de hacer una trastada por un sencillo motivo: él no hacía trastadas. Así que solo atinaba a mirar a las dos chicas con cara de miedo y suplicando que alguien le diera una idea sencilla y factible que poder llevar a cabo mientras visualizaba como su padre le iba a matar, porque le veía poco arreglo a eso.

Para empezar, no se estaba enterando de lo que Alice y su prima hablaban, para él como si estuvieran hablando en francés. Pero lo peor vino cuando vio a su amiga salir por la ventana. ¡¡Alice!! ¿¿Pero qué?? ¿¿Iban a incluirle riesgo de muerte a la noche o como iba eso?? Pero le pidió que hiciera caso a la prima y, antes de que pudiera contradecir nada, Alice había desaparecido y la otra estaba tomando el control. Eh, inglesito. Jackie le había agarrado de la muñeca y le estaba hablando en un tono tan imperativo que Marcus la miró automáticamente, sin perder la expresión desencajada que tenía. Me han dicho que eres muy listo, así que. La chica chasqueó los dedos delante de sus narices y él sacudió la cabeza, algo sobresaltado. Espabila. Y dicho esto, se dio media vuelta y se agachó ante un baúl polvoriento mientras Marcus la miraba como si no supiera hacer otra cosa. ¿¡Marcus!? Ahí sí que pegó un salto, notándose el corazón en las sienes y la respiración a mil. Su padre debía estar a punto de subir los escalones. ¿¿Jackie cuál es el plan?? ¡¡¡Shhh!!! Acabáramos. Como no le iba ya suficientemente torcida la noche por dejarse arrastrar por Alice, ahora que mandara sobre él otra chica también. Y su padre subiendo.

Pero entonces Jackie se levantó con algo en la mano y, tirando de su muñeca otra vez, le arrastró. Para total incredulidad de Marcus, en vez de sacarle del desván le metió más adentro. De verdad que no daba crédito. Pero... Cuando se quiso dar cuenta estaba prácticamente cayendo sobre el alféizar de la ventana, con los últimos coletazos de los fuegos artificiales ante sus ojos abiertos como platos. Instintivamente miró hacia los lados, pero no vio ni rastro de Alice. Jackie estaba junto a él, tan tranquila. Y, segundos más tarde, los pasos de la escalera se detuvieron.

¿Qué hacéis? Los dos se volvieron. Su padre estaba con una mezcla de expresiones muy extraña en la cara, pero Marcus intentaba dilucidar si alguna de ellas era decepción. Antes de que pudiera contestar, la chica tomó la delantera. ¡Señor O'Donnell! ¿Quiere ver? Su padre estaba alucinando, pero Marcus también. Entonces Jackie alzó el objeto entre sus manos. ¿Usted qué dice? ¿Cree que podemos atrapar algún fuego con esto? Y ahí Marcus se fijó. Era un desiluminador. Debería de disimular su cara de sorpresa, porque su padre, mientras escuchaba a la chica, de tanto en cuando le miraba a él. Es que estábamos hablando antes de que empezaran los fuegos y he dicho "lo que estaría guay sería atrapar uno con el desiluminador que tenemos en el desván", entonces este... Señaló a Marcus con un pulgar y un gesto de la cabeza. Ha empezado a soltar una chapa sobre que si esto solo atrapa luz y eso es fuego así que no puede ser y los elementos y blaaaablaaablaaa. La chica se irguió y puso expresión digna. Así que le he dicho, ¡muy bien! Pues vamos ahora mismo al desván y lo comprobamos, yo paso de ponerme ahora a buscar un libro pudiendo hacer la prueba directamente. Marcus estaba alucinando. Menuda mentira. Pero menuda mentira más brillante

Odiaba las mentiras pero debía reconocer que Jackie acababa de salvarle la vida con aquello, o al menos de intentarlo, porque aún no sabía si su padre se lo había creído. Pero solo el esfuerzo de la prima de Alice le sacó una sonrisita, aún nerviosa, y miró a su padre con cautela. ¿Y lo habéis conseguido? Preguntó Arnold con voz dubitativa, pero no dubitativa en cuanto a conocimientos (que probablemente también). Se notaba que estaba tanteando a ver si aquello era o no verdad. Jackie suspiró. Pues no. Su hijo tenía razón, siéntase orgulloso. Marcus tragó saliva y miró a su padre con la cabeza gacha y los ojos entornados hacia arriba. El hombre, tras respirar hondo y guardar silencio unos instantes, respondió casi con un suspiro. Lo intentaré. Vale, no le iba a salvar nadie de una buena conversación. Pero al menos parecía que había colado.

Bueno, se acabaron la fiesta y los experimentos, así que, para abajo. Los dos chicos obedecieron, una más campante que el otro, que seguía temblando, y bajaron del desván. No llevaban ni dos segundos en el pasillo cuando la puerta de William Gallia se abrió. Lo que me faltaba. Se iba a desmayar. Pero, para, su sorpresa, allí estaba Alice con él. ¿En serio se había ido DIRECTAMENTE a la habitación de su padre? Porque Marcus la última persona a la que quería ver tras esa situación era a uno de sus padres. Aunque William y ella parecían bastante normales. De hecho... ¿Hablaban de teñirse el pelo de azul? ¿Pero qué? No pudo evitar ladear la cabeza y mirar a Alice con cara de interrogante. ¿Estaba siendo esa noche real?

Cuando William se acercó a su padre vio como este le miraba de reojo al escuchar eso de "media hora". El hombre volvió a aspirar aire de nuevo profundamente antes de contestar. Pues mejor no te digo lo que ha estado haciendo este en la última media hora. Y miró de reojo a su hijo. Porque todavía no lo tengo muy claro. Marcus tragó saliva una vez más. Su padre no era ningún tonto, y estaba claro que William también estaba mintiendo. Ya le resultaba inconcebible que una prima de Alice le buscara una coartada para acostarse con ella, ¿¿pero su propio padre?? ¿¿Qué narices estaba pasando allí?? ¡Aquello era de locos!

Miró a Alice en silencio, escuchándola, esperando a que terminara para preguntarle "¿se puede saber qué le has dicho a tu padre y por qué nos está ayudando?", pero una vez más sus palabras se quedaron en silencio por las de Alice. Sintió un cosquilleo en el pecho y ladeó una sonrisa. Un jour viendra. Repitió en un susurro, recibió el beso de Alice y se quedó como un idiota viéndola desaparecer de allí. Tardó segundos en reaccionar y ver que... Jackie había desaparecido de la escena y William y su padre le estaban mirando. Bajó la cabeza. Nosotros también nos vamos, que el día ha sido largo. Buenas noches, William. Y Arnold volvió a pasar el brazo por los hombros de su hijo y a reconducirlo hasta su habitación.

Qué bien le hubiera venido que Dylan estuviera ya allí, pero no. Volvían a estar solos. Tan pronto se cerró la puerta sintió que temblaba. Él no mentía, él nunca mentía, y menos a sus padres. Mucho menos a su padre, con quien tenía un vínculo muy fuerte. Le escudriñaba la mirada porque, como viera decepción en ella, se iba a morir. Yo... Si solo ibas a ver los fuegos con Jackie, ¿por qué no me lo dijiste? Le miró, tragando saliva. No tenía respuesta a eso y su padre le estaba mirando con los brazos cruzados. Arnold suspiró, se dirigió a la cama, se sentó y palmeó a su lado con firmeza. No era una sugerencia para sentarse, era una orden, y así lo hizo. Sé lo mucho que quieres a Alice. Marcus estaba sentado mirando a su padre con los ojos esquivos y las manos entre las rodillas. No sé exactamente cómo la quieres, porque sé que eso no lo sabes ni tú, y porque esas cosas ni los adultos las tienen claras a veces, pero sé que la quieres. Le miró fijamente. ¿Me equivoco? Marcus negó con la cabeza. Se hicieron unos instantes de silencio.

Tengo que reconocer que lo del desiluminador suena bastante creíble, si no fuera porque me suena más creíble que te hayas dejado arrastrar por la chica. Tu madre dice que los O'Donnell no sabemos poner límites a los Gallia. Suspiró y musitó mirando hacia otra parte. Al final va a tener razón... Marcus seguía en silencio. La cuestión es... Que no voy a ponerte en la tesitura de obligarte a mentirme más, o confesar una verdad que levantaría todo un complot en Francia para que tú pudieras hacer lo que sea que quisieras hacer con Alice. Que prefiero no saberlo. Tragó saliva otra vez, sin levantar la mirada. Repitiéndose los instantes de silencio hasta que Arnold los cortó. Marcus. El chico alzó la cabeza. Creo que sabes lo mucho que quiero a Alice, y no hace falta que te diga lo mucho que te quiero a ti. Se le humedecieron los ojos. Estaba a segundos de confesarlo todo, pero no le salía la voz del cuerpo. Para mí... Siempre vais a ser niños pequeños. Suspiró de nuevo. Pero está claro que estoy haciendo el tonto pensando así, por si William no me lo había dejado ya claro. Se estaba perdiendo de nuevo. Solo quiero... Que confíes en mí como lo has hecho siempre. Y que no sufráis. No quiero que metas la pata, Marcus, no te precipites. Yo sé que tú valoras muy bien las cosas. Sigue haciéndolo. El hombre le revolvió el pelo y se levantó de la cama. Venga, a dormir. Y no me hagas echarte un fermaportus a la puerta para que no te escapes. Marcus tenía tantas emociones contenidas que no era capaz ni de reírse con la broma. Antes de que el hombre saliera de la habitación, le detuvo. Papá. Su voz sonó muy temblorosa. Arnold se giró. Yo... Nunca haría nada... Si no estuviera seguro. Su padre asintió lentamente. Lo sé. Tras una pausa tensa, agarró el pomo de la puerta. Pero Marcus aún tenía una inquietud por resolver. ¿Estás enfadado conmigo? Su padre se detuvo y miró hacia arriba, fingiendo estar sopesando sus opciones. Un poquito. Vaya. Pues así no iba a poder dormir. Aunque se veía claramente que Arnold estaba escondiendo una sonrisilla, triste, pero sonrisilla. Pero lo superaremos.
Merci Prouvaire!


We are
When we walked in fields of gold - Página 2 Alchem10

When we walked in fields of gold - Página 2 Freyfirma

When we walked in fields of gold - Página 2 Banner10

Together we are everything:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-10

When we walked in fields of gold - Página 2 Nuestr10

When we walked in fields of gold - Página 2 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3647
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

When we walked in fields of gold - Página 2 Empty

Miér Dic 09, 2020 2:10 pm

When we walked in fields of gold
CON Marcus EN Saint-Tropez, Provenza A LAS 17:00H, 14 de julio
Entró en la habitación con una sonrisa estúpida, el pecho invadido por un calor y una sensación inmensamente placentera. Bueno no habría conseguido lo que quería exactamente pero… Cada minuto íntimo con Marcus, la acababa dejando así. Se apoyó en la puerta suspirando, y de repente vio algo moverse dentro de la habitación- ¡Tata! ¡Por dios!- dijo jadeando del susto -¿Esperabas a otra persona?- Gal soltó aire furiosamente- Esperaba que si había alguien en una habitación esperándome, no lo hiciera con la luz apagada- Su tía se cruzó de brazo y soltó una risa breve- Siéntate aquí conmigo- Dijo resbalándose hacia el suelo. Vaya. Arnold había contagiado su espíritu de preocupación a todo el mundo por lo visto. Avanzó y se sentó en el suelo con su tía, en el espacio entre las dos cama, con la espalda apoyada en la de ella, quedándose así frente a frente con su tía- Vale ¿Qué pasa? Me estás preocupando- Y era en serio, porque no veía así a su tía desde hacía mucho tiempo. Desde…

-Voy a contarte algo sobre tu madre. Sobre tus padres. Algo que nadie ha querido contarte, porque bueno… Decían que no hacía falta sacarlo a la luz. Obviamente yo discrepo pero… Creo que ahora mismo nadie me llevaría la contraria. Porque no quieren contaros…- carraspeó- contarte ciertas cosas pero luego se llevan las manos a la cabeza porque desapareces dos horas por ahí con Marcus- Gal suspiró impacientemente e incómoda- Tata, que no hemos hecho nada…- Su tía levantó la mano para que dejara de hablar, sin quitar esa expresión tan seria que tan poco le pegaba- Déjame hablar. ¿Sabes algo de la familia de tu madre?- Gal parpadeó y se encogió de hombros- Que… Se llamaban Van Der Luyden, que eran americanos, muy ricos y conservadores, y que papá no les caía bien y no querían que mamá viniera a vivir a Inglaterra y por eso nunca más se hablaron con ella. Que los hermanos de mamá se pusieron de parte de sus padre y… No sé, mamá nunca hablaba de ellos.- Su tía asintió y alzó las cejas, sin mirar a ningún punto en concreto- Mentira no es. Pero ahí falta mucha información -Nada de lo que me puedas contar de mamá cambiaría mi opinión sobre ella, tata- dijo muy firme. Su tía negó con la cabeza. Su tía, esa persona que siempre hablaba sin parar, no sabía cómo empezar.

-¿Sabes cuántos años tenía tu madre cuando se casó con tu padre?- Gal alzó los ojos al techo e hizo rápidamente las cuentas- Pues… Diecinueve ¿no? Si se conocieron en febrero, como siempre contaba ella…- Su tía asintió- Y tú tienes…- Dieciséis- Dijo como si fuera obvio. Luego cayó en la cuenta de que solo al separaban tres años de la edad de su madre cuando se casó- Oh… ¿Me estás… diciendo que a ver si me caso?- Preguntó con el ceño fruncido su tía rio un poco y se frotó los ojos- Menuda soy yo para dar semejante consejo… No. No es eso lo que quería decir- Suspiró, como si estuviera exasperada consigo misma- Has dicho que se conocieron en febrero ¿no? ¿Sabes cuando se casaron?- El dieciséis de octubre- dijo muy segura. Sus padres siempre celebraban mucho su aniversario- Y tú naciste el...- Catorce de abril- respondió, de nuevo, como si fuera obvio. Su tía le sonrió y dijo- Resta, Gal- ¿Que reste qué?- ¿No te han enseñado tampoco cuanto dura un embarazo humano?- Volvió a fruncir el ceño y de repente todo le cuadró. O sea, que su tía le estaba contando que su madre se había casado embarazada. Bastante, además- Ehm… tata, ¿me estás diciendo que mi madre se casó embarazada… De mí?- Su tía asintió con la cabeza- Tus padres se conocieron cuando él se fue a trabajar a América. Se enamoraron en seguida, todo precioso, todo tal y como tú lo viste siempre… Pero la familia de tu madre no lo aprobaba. Tus padres pretendían que él volviera, hablara con los abuelos, y que tu madre hiciera lo mismo. Pero para entonces ya era tarde…- ¿Tarde? -Tu madre estaba embarazada. Y eso lo embrolló todo un poco bastante. Tus abuelos se enteraron de tus padres habían estado juntos y la echaron de casa. La dejaron sin nada, la hubiesen dejado sin varita si no la hubiera llevado encima. Lo que pasa es que tu madre confiaba ciegamente en tu padre. Y ella se coló en un barco, con tal de que en aduanas no avisaran a sus padre de que había intentado salir de América... Y vino aquí. Tus abuelos eran gente de mucho poder. Amenazaron a tu padre, te amenazaron a ti cuando no eras más grande que una judía... En fin - ¿Por qué me cuentas todo esto? -Su tía le clavó la mirada- No te quedes embarazada. A destiempo. Luego ya tú verás lo que haces. Pero no cometas el mismo error que tu madre -¡Oye! ¡Que ese eror soy yo!- dijo ofendida- Sí, y a tu madre le hubiera ido bastante mejor si tú, querido error mío, hubieras llegado un poco más tarde. ¿Nunca te has preguntado por qué Arnold y tu padre casi no se vieron en años? Hay gente que no tolera el escándalo- Gal arrugó los labios- Gente como Emma O’Donnell- La tata giró la cabeza y alzó un poco las cejas- Los hay peores. La abuela, sin ir más lejos, puso el grito en el cielo. Pero bueno, tendría que haber vuelto a nacer antes que echar a William de casa -A mí no me va a pasar- dijo ella. Su tía se rio y dijo- Eso no lo puedes saber, a no ser- sacó un trocito de pergamino doblado y se lo puso en la mano- Que te tomes siempre eso después de haber estado con alguien- Gal lo leyó. Parecía una poción muy sencilla, pero conocía las propiedades del romero y sobretodo de la ruda- Es una poción… - Contraceptiva, sí. Dudo que te la enseñen en Hogwarts. Luego pasa lo que pasa- Gal suspiró y encajó la mandíbula, como siempre que estaba. nerviosa- No he hecho nada con Marcus…- Su tía suspiró y negó- Mientras después de hacerlo te tomes esto, a mi me parece perfecto lo que hagas. Cuidado con las cantidades. Y tómatela siempre antes de dormirte. Si no, corres el riesgo de que se te olvide. Es lo que le pasó a tu madre- Gal suspiró sin quitar ojo de la receta de la poción- Vale. Pero no me he acostado con Marcus. Ni con nadie- Su tía se encogió de hombros- Pero podrías haberlo hecho. O podrás hacerlo, en algún momento. Y para entonces, mejor será que te tomes esto después.- Gal asintió y se levantó para sentarse en la cama, pensativa, agarrando el papel fuertemente en la mano.

- ¿Es por todo esto que la abuela siempre es… Así… Conmigo? ¿Por qué traje un escándalo a esta casa?- Su tía se encogió de hombros y sonrió- Técnicamente, lo trajo tu madre. Pero sí, es muy posible. También pasa que todos le caemos mal a la abuela a excepción de tu padre, porque nadie cumple sus expectativas. Tú no vivas por la expectativas de nadie, y menos de la abuela- Gal suspiró. Quizá ya lo había hecho, después de oír aquello en el funeral de su madre- ¿Tú crees… Que los chicos como Marcus… No acaban con las chicas como yo?- Se hizo un silencio, pero luego su tía preguntó con curiosidad- ¿Cómo son las chicas como tú?- Ella se encogió de hombros- No sé… Como tú cuando estabas en Hogwarts. El tipo de chicas que se escaparían al lavadero o al desván… Sin importarle que le puedan pillar- Su tía se rio con una gran carcajada- Mira, Gal, tú ni te acercas a lo que era yo de joven. Los sobrinos segundos me han salido mejores herederos a ese respecto que tú…- Pero Gal no respondió- Ahora en serio… Creo que nadie está predestinado a acabar o no con alguien… Creo que… Esas cosas las decide el tiempo, las personas, los caracteres… - La buscó por la oscuridad y le apretó la mano- Y tú lo descubrirás, con el tiempo-Gal asintió en silencio, pensativa en todo lo que había pasado en aquella locura de día, y ambas se metieron en las camas. Pero cuando ya llevaban un rato, en el que Gal prácticamente no había podido ni pestañear, tuvo que verbalizar el hervidero que era su cabeza- Tata- ¿Qué?- ¿Tú has estado enamorada de verdad alguna vez? ¿Tú has sentido que… No puedes respirar si no estás cerca del otro, si te daría todo igual con tal de besarle…? ¿Sabes a lo que me refiero?- Se volvió a hacer el silencio, pero entoncés, Vivi lo rompió con un simple- -¿Y por qué no estás con esa persona? -Porque las chicas como yo… No pueden acabar con nadie, Gal -¿Porque eres libre? -Porque soy estúpida, la verdad. Y duérmete ya, hay dos O'Donnell en esta casa y ninguno de los dos va a poder pegar ojo hasta que tu estés neutralizada
Merci Prouvaire!


When we walked in fields of gold - Página 2 JCqE0Sy

When we walked in fields of gold - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
When we walked in fields of gold - Página 2 V1mQwnV
When we walked in fields of gold - Página 2 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
When we walked in fields of gold - Página 2 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Ay, los retitos
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
When we walked in fields of gold - Página 2 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

When we walked in fields of gold - Página 2 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

When we walked in fields of gold - Página 2 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba