Últimos temas
— Apocalypse [8/9]
Is this the future or is it the past? EmptyHoy a las 5:23 por Bacco

Petición de apertura de squads
Is this the future or is it the past? EmptyHoy a las 5:22 por Bewölkt

Weltschmerz
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 22:53 por Sorceress

Festival: Safe and sound
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 22:03 por Maga

Registro y conteo de puntos
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 21:52 por Maga

— unbreakable chains [0/1]
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 21:35 por June

— My little boy
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 19:48 por Maga

× Bound for the homeland
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 19:37 por vicivosdrcams

always walked a very thin line
Is this the future or is it the past? EmptyAyer a las 19:35 por Valkyria

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Golden Shields

Is this the future or is it the past? Empty

Miér 9 Dic 2020 - 13:16

Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
La mano de Dylan en su brazo moviéndola la despertó. Se había quedado dormida sobre Marcus en el compartimento del tren, tapada por su propio abrigo y super a gusto y calentita de poder ir con leggins y jersey y no con el frío uniforme. Abrió un ojo y miró a Marcus y luego a Dylan que señalaba fuera del tren- Sí, ya veo que hemos llegado- Carraspeó y vio como su hermano la miraba con reprobación- ¿Qué? Ayer nos acostamos tarde. Todos. Los mayores. Tú sigue acostándote a tu hora, que si no luego dicen que soy una mala influencia para ti- Se puso el abrigo y se recolocó un poco el pelo, pasándoselo con la diadema. como una niña buena.

Tomó aire y se levantó poniéndose el abrigo, los guantes y la bufanda. Allá iban. Pasar las navidades con Marcus, después del inicio de curso que había tenido, se le antojaba curativo, y le había parecido una gran idea desde el mismo principio. Pero ahora que tenía que ponerse frente a frente con Emma O'Donnell y decirle "Hola. Vengo a pasar dos semanas en tu casa, conviviendo con tu hijo, y sospecho que algo te hueles de lo que nos traemos y tenlo la total seguridad de que no te hace ninguna gracia. Por cierto aquí traigo a mi hermano el que no habla" Suspiró. Como lo pensara mucho lo iba a pasar peor. Marcus se adelantó por el andén buscando a sus padres y Dylan la señaló y se encogió de hombros con cara curiosa- ¿Que qué me pasa?- Su hermano asintió- Nada. Estoy cansada- Su hermano le miró significativamente con cara de "¿te crees que porque no hablo soy tonto?" Suspiró otra vez y dijo- Estoy un poco preocupada por la señora O'Donnell- Su hermano se volvió a encoger de hombros- No le caigo bien- Dylan señaló a Marcus y asintió. Eso le hizo la reír- Estaría bueno que no le cayera bien a ese ¿no te parece?- Su hermano se rio también y Gal le tomó por los hombros, conduciéndole hacia donde estaban los señores O'Donnell y Lex- Hay que portarse como en la vida. Nada de trastadas. Somos los hijos perfectos, papá ni nos reconocería- Dylan asintió muy seguido y llegaron a su altura.

-Hola, Alice. Hola Dylan- Saludó la señora O'Donnell con su siempre imperturbable sonrisa- Señora O'Donnell, señor O'Donnell, me alegro mucho de verles- saludó ella con otra sonrisa, la más amplia que le salió con aquellos nervios, pero con un tono sincero, porque quería mucho a Arnold, la verdad. Dylan solo agitó la mano, con su habitual y gigantesca sonrisa- Gracias por dejarnos pasar las navidades con ustedes -No hay de qué. Sois más que bienvenidos- Uf, ese tono había congelado partes de la estación, estaba segura. Tragó saliva sin quitar la sonrisa, y Dylan ya se le había escapado para ir a abrazar a Arnold- Odio empezar las vacaciones pidiendo favores pero... ¿Pueden quedarse con Dylan mientras voy a mi casa a por lo que nos hace falta para las vacaciones? Ya puedo aparecerme sola, no tardaré mucho- No pensaba pasar más tiempo del necesario sola en su casa, de hecho, casi nunca lo había hecho. Sintió la mirada de Marcus sobre ella y le dieron ganas de girarse y decirle "¡Que puedo hacerlo sola!" pero no quería empezar las vacaciones con un numerito delante de los padres. Así que simplemente le miró y dijo- No quiero molestar más, de verdad, será entrar y salir, y no es mucho lo que necesitamos.

Pero Emma O'Donnell conocía a su polluelo de algo y detectó la ansiedad de Marcus de dejarla ir sola a ninguna parte, especialmente después del incidente con el dementor, asunto que habían decidido no comentar a nadie. Por otra parte, Marcus era de esas personas que piensa y siente a gritos, así que su opinión sobre el tema era palpable, así que su madre se limitó a decir- No es problema, ve con ella- dijo mirando a su hijo- Y tú también- Dijo mirando a Arnold- Así la podéis ayudar si hace falta. Luego volvéis los cuatro- Y le había encasquetado a Dylan como si nada. Y no es que prefiriera dejarle con la señora O'Donnell y Lex solito, pero lo que no quería era que su hermano viera su casa hecha una debacle. Ni Arnold ni Marcus, para el caso. Pero cuando Emma O'Donnell hablaba, no había mucha más discusión, y aparte ella se había propuesto ser la... Invitada, sí, eso, invitada perfecta, así que asintió y se dirigió con los tres chicos hacia fuera de la estación, mientras la otra se dirigía con Lex a algún sitio para aparecerse.

En cuanto estuvieron en el lugar apropiado, se agarró al brazo del señor O'Donnell y con el otro agarró a Dylan. En un momento estaban frente a la valla de su casa. Como se esperaba, el jardín delantero estaba hecho un desastre. No quería ni pensar en cómo estaría el de atrás y el invernadero de su madre. Por no hablar del interior. Pronunció el hechizo que abría la puerta y entraron los cuatro. El porche y el caminito de piedra estaban llenos de hojas secas y Dylan, en su habitual actitud ante la vida y no teniendo que reprimirse ante Emma, se fue a jugar con ellas como una loco. Pero Gal miraba los dos O'Donnells con preocupación- Por esto quería venir sola...- se giró para mirar a Arnold, suplicante- Déjeme entrar a mi sola, usted y Marcus se quedan fuera entreteniendo a Dylan... Y nos vamos rápidamente- Dijo en voz más baja y mirando de reojo a su hermano y la facha de su casa, que parecía que llevaba veinte años abandonada.
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Miró de reojo hacia abajo, comprobando como la chica se había quedado dormida sobre su hombro y sonrió. Alzó la mirada a Dylan y, en tono cómico, se llevó un dedo a los labios y le indicó silencio. El niño se rió: como si fuera a decir algo. Marcus se guardó una risita muda y se giró al cristal para mirar el paisaje. Por el rabillo del ojo, sin embargo, detectó gestos y, al girarse, Dylan le estaba señalando su libreta. "¿En tu casa también va a dormir contigo?". Marcus puso una nada disimulada expresión sorprendida, aguantándose la risa y negando enérgicamente con la cabeza. No, no lo creo. Un milagro de Navidad sería eso. No, probablemente Alice y Dylan durmieran los dos en la habitación de invitados, o quizás ponían a Dylan con Lex y a Alice con su tía Erin. No tenía ni idea, la verdad. Mientras él pensaba, Dylan escribió otra vez. "¿Entonces voy a dormir contigo como en La Provenza?" Marcus se encogió del hombro que tenía libre con una mueca graciosa. Entonces el niño fue a escribir otra vez, pero Marcus no sabía si estaba preparado para la siguiente parte del interrogatorio. Así que, aprovechando que estaban prácticamente llegando, hizo un gesto con los dedos para llamar la atención de Dylan y señaló la ventana. Este automáticamente cerró la libreta y se puso a llamar a Alice. Menudo granuja estaba hecho...

Estaba más feliz que en mucho tiempo, pero también inquieto. Esas Navidades iban a ser muy especiales con Alice y Dylan en su casa. Además... Bueno, las cosas entre Alice y él, de por sí, estaban un poco más "especiales" de la cuenta. La última vez que estuvieron conviviendo en una casa familiar fue en la Provenza, hacía año y medio (y sentía que hacía una vida entera, aunque lo recordara como si hubiera sido el día anterior) y las cosas se pusieron un poco... Pues eso, especiales, a pesar de que tenían treinta ojos encima de ellos. Y, dicho sea de paso, se había llevado de regalo una conversación muy seria (e incómoda) con su padre cuando volvieron a casa. Aunque ciertamente... No le extrañaba, teniendo en cuenta la que habían liado. No iban a gozar de tanta privacidad en su casa como en la alegre Provenza, pero aún así... A quién quería engañar. Conocía a Alice y se conocía a sí mismo. Esperaba tener la fiesta en paz. No, más que eso. Quería que fueran las Navidades más perfectas de la historia. Para él iban a serlo, pero quería que lo fueran para Dylan, que el pequeño no tenía la culpa de todo por lo que pasaba su familia; quería que fueran perfectas para Alice, obvio, porque todo su objetivo en la vida era hacerla feliz; quería que fueran perfectas para Lex, después de toda la historia con Darren y el ambiente tenso que se creó en su familia; y, por supuesto, quería que fueran perfectas para sus padres, por ceder a aquella petición. Y porque, por algún extraño motivo, quería que vieran lo felices que podían ser con Alice por casa...

Voy a ir buscando a mis padres. Ya con los pies fuera del tren le entró esa inquietud infantil por ver a sus padres que tenía cada vez que llegaban a Londres. Después de tanto tiempo sin verles y sabiéndoles tan cerca, ya no podía esperar más. Con el cuello estirado y una sonrisa les buscó entre la gente y no tardó en localizarles. Su madre fue la primera en verle, esbozando esa sonrisa tan suya con las manos ante su regazo, con ese porte tan elegante, enfundada en su precioso y suave abrigo verde oscuro. Mami. Marcus con su madre no dejaba de comportarse como un niño, y ella le recibía como tal. Se abrazó a ella como si fuera un oso de peluche. Mi niño perfecto. Cada día estás más guapo. Es PREfecto, mamá. Pero, sí. Contestó con esa chulería tan bien heredada de los Horner que a su madre hizo reír. ¡Papá! Te vas a ir del Colegio y vas a seguir saludándome siempre el segundo. Trataré de no tenértelo en cuenta. Se echó a reír y se abrazó a él también. Cuando se soltó, Alice y Dylan ya estaban allí, y su madre les daba la bienvenida. Empezaban con buen pie. Bien, bien.

Estaba mirando a Alice con una sonrisa y con esa inquietud ilusionada dando saltos en su pecho cuando dijo "voy" a mi casa. Creyó que habían acordado que él la acompañaría... Bueno, dijo que se lo iba a pensar, pero para Marcus todo lo que no fuera un "no" rotundo, era un "sí", sobre todo si él lo consideraba lo más lógico. Frunció el ceño y empezó a pasear la mirada de Alice a su madre. Si alguien podía tener poder ahí para persuadir a Alice a cambiar su opinión, sin duda era Emma. Marcus sabía muy bien cómo jugar sus cartas. Efectivamente, su madre no tardó en redirigir aquella locura y darle permiso para ir con ella, a lo que asintió con una sonrisa satisfecha.

Llevaba mucho tiempo, años, sin ir a casa de los Gallia. De hecho, había estado muy poco, probablemente desde antes de que Janet falleciera. Cuando se veían en vacaciones, solía ser en La Provenza o en su propia casa. Sin duda, el momento de aparecerse allí fue un impacto, pero no iba a dejar que su cara lo reflejara. Recordaba la conversación con Alice tras las vacaciones y, conociéndola, ya se imaginaba por qué había querido ir sola. Pero a él seguía sin parecerle buena idea y, honestamente, hiriéndole un poco el hecho de que Alice siguiera empeñada en apartarle de una faceta tan importante de su vida. Frunció los labios cuando les pidió que se quedaran con Dylan y dejó que se adentrara en la casa, pero acto seguido se giró a su padre y se le quedó mirando sin decir nada. A Arnold no le hacía falta. Hay que respetarlo, Marcus. Tú no sabes como vino del verano, papá. ¿Te crees que no conozco el modo de proceder Gallia? No digo que sea el más adecuado, pero es el que es. Y así les va. Están siempre solos. Y si no lo están, es precisamente por ti. ¿Llevas toda la vida sin querer dejar solo a William aun sabiendo como es y pretendes que yo deje a Alice entrar en esa casa sola? Arnold arqueó una ceja. Marcus arqueó otra. Ahí se quedaron en un duelo de miradas, en silencio, durante unos segundos. Ser el salvador de la humanidad solo te va a traer sinsabores, Marcus. El chico ladeó la cabeza con ironía. No sigas. Porque claro, Arnold podía leer en la mirada de su hijo que le estaba diciendo que no era el más idóneo para dar ese consejo. Su padre suspiró y asintió, resignado. Ve. Yo me quedo con Dylan. Eres el mejor. Y avanzó a paso rápido hacia el interior de la casa.

Ey. Susurró, con una sonrisilla prudente. Alice apenas acababa de entrar. Mejor no miraba demasiado a su alrededor para no incomodarla. Yo también tengo dos manos y una varita, así que... Puedo echarte una mano. Se encogió de hombros. Total, estando mi padre aquí, tu hermano ya no me echa cuentas.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
Seguía pensando que esto no era una buena idea. Solo de ver cómo estaba el jardín delantero, le estaban dando escalofríos. Cerró la puerta tras de sí y respiró hondamente antes de entrar más allá del estrecho recibidor, cuando oyó la puerta abrirse tras de sí. A ver si al final iba a tener razón Emma y Arnold no era capaz de decirle que no a anda a su hijo. Miró a Marcus, suspirando y clavándole la mirada. No le apetecía discutir, y sabía que ese emperre solo era parte de su programa anual autoimpuesto de "cuidemos de Alice como si fuera una figurita de cristal". Y eso era bonito. Casi siempre. Excepto cuando no quería pasar por la vergüenza de su casa- Esto… bueno. La casa está… bueno, ya te lo he dicho, pero creo que está peor que cuando yo me fui- Claro que lo estaba, si ya nadie se encargaba de hacer lo que hacía ella durante el verano. Avanzaron por el pasillo que tenía más polvo que la tumba de Arturo. Al menos la casa no estaba desordenada, solo… abandonada. Parecía que nadie había vivido allí en años. Del rastro de William solo quedaba una taza de té en el fregadero que tenía de haberse bebido justo antes de salir de viaje y unas fotos esparcidas por la mesa del salón. Todo tenía una fina capa de polvo, se notaba que su padre vivía en el despacho. Gal avanzó hacia el salón, frotándose los brazos y lanzó un hechizo a la chimenea, para caldear un poco el salón y que Marcus no tuviera que esperar en un sitio tan inhóspito.

-Siéntate… Si quieres…- vio la mirada del chico. Al principio creía que era vergüenza ajena por cómo estaba la casa, y luego se dio cuenta… la Sala de los Menesteres. Sonrió de medio lado y dijo- Sí… No se parece exactamente a lo que viste aquel día… Así estaba este salón cuando vivía mi madre. Pero mi padre ya ves cómo vive y yo… Bueno, no tengo el toque que tenía ella para hacer de cualquier sitio algo más especial y luminoso- Estaba incómoda hasta más no poder. No quería que Marcus tuviera que ver todo aquello, era como darle la razón a todos los que decían que su padre estaba loco y que no podía cuidar de ellos.

Se acercó a la mesa y cogió el marco más grande, dándole un poco con la manga para quitar el polvo del cristal. Era la foto de boda de sus padres. Sintió como una oleada en su estómago. Hacía mucho que no miraba aquella foto, y ahora, de repente, la imagen de su madre se parecía demasiado a la que le devolvía el espejo todos los días. Al fin y al cabo, no era mucho más joven que Janet cuando se casó, apenas dos años. Las manos le temblaron un poco. Toda la vida había oído que "era igual que su madre" o la gracia de que Dylan y ella habían salido con el aspecto de los padres pero las personalidades cambiadas. Pero ahora más que nunca entendía la confusión de su padre cuando habían hablado. Tragó saliva. Se les veía tan felices. No había casi diferencias entre ella y su madre, realmente, a excepción del vestido de novia que, ahora que se fijaba, era estilo napoleónico, con una cinta bajo el pecho y caída sin ajustarse lo más mínimo. Qué conveniente. Y ella que siempre había pensado que se lo había puesto por darle el toque francés a la boda. Pero hasta en los gestos, su madre se traicionaba sola. En el eterno movimiento de la foto, su madre se reía y se pegaba aún más a su padre, que reposaba la mano en su espalda, y justo en el último momento, se llevaba inconscientemente la mano a la tripa, como si ya le estuviera mandando cariño, como si la quisiera hacer partícipe de toda aquella felicidad antes de nacer. Dejó la foto de vuelta en la mesa y recogió un poco las demás. Se dio cuenta de que en todas estaba su madre, con ella en brazos, con Dylan, en bodas, en cenas de Navidad… Excepto una. Tuvo que sonreír al verla.

Era del primer año, cuando su madre aún no estaba lo suficientemente enferma y había ido a buscarla a King’s Cross con su padre y Dylan. Ella les había hecho la foto al bajarse del tren, para que tuvieran ese recuerdo durante el verano, dijo. Ni si quiera se acordaba de que andaba por allí. La foto le devolvía un Marcus con un corte de pelo criminal, cara de angelito y una gran sonrisa, y una Alice con sus inseparables dos coletas de lazos azules, tan orgullosos con su uniforme de Ravenclaw, ella de puntillas para poder pasar el brazo por los hombros de su amigo y en el último momento, aparecía un Dylan chiquitito dando saltos como una pelota y metiéndose en medio de los dos para salir. Se sentó junto a Marcus en el sofá y se la tendió- ¿Reconoces a los dos que salen aquí?- dijo con una breve risa- Parecen otras personas… No sé por qué mi padre la tenía por aquí. Creo que es que mi madre la guardaba entre sus cosas…- apretó la mano de Marcus cariñosamente y dijo-Voy a subir a por nuestras cosas. Si quieres ayudarme, ve al despacho de mi padre y busca por favor un papel que tiene un sello oficial del Ministerio de Magia en el que pone que, en ausencia de mi padre, yo soy la tutora legal de Dylan. Lo sacamos este verano, pero no me lo llevé a Hogwarts porque no creía que hiciera falta. Ni creo que vaya a hacer ahora, pero mejor tenerlo y no necesitarlo que al revés- Miró a la puerta del despacho, que daba directamente al salón ye estaba entreabierta- Yo no entro ahí. No me gusta- Sabía perfectamente que estaba el retrato de su madre que hablaba. Pero esa no era su madre. Quizá estaba dormida. O se había ido a otro cuadro. Si se lo decía a Marcus, no podría resistir la curiosidad e iría directo a buscarla. Confiaría en que ninguno de los dos se diera cuenta de la presencia del otro- Pero no te preocupes, papá no tendrá problema en que entres. Solo que estará todo hecho un caos. Pero bueno, ya qué más da...- Y luego derechos a la siempre perfecta y hogareña casa de los O'Donnell... Genial. Suspiró y, acariciándole la mejilla le dio un beso en la sien a Marcus- Gracias- Gracias por mirar al rededor y no decir "Alice huye de aquí esto es un campo de batalla o una tumba". Se levantó y subió las escaleras.

La parte de arriba estaba simplemente tan desangelada como lo anterior. Al final, había resultado un acierto no traer a Dylan a pasar las Navidades allí, no quería estropear los buenos recuerdos que pudieran quedarle de esa casa. Coger las cosas de su hermano le resultó muy sencillo, pero decidir qué era apropiado para pasar las Navidades en casa de los O’Donnell, con cena super elegante de Nochebuena incluida, era otro cantar. Al final se decidió por un conjunto concreto que sabía que le quedaba bien y una par de cosas también elegantes por si acaso. Cuando estaba cogiendo la ropa interior, se topó con algo en el cajón. Una caja de terciopelo rojo. Suspiró. Había visto esas joyas en la foto que acababa de mirar ahora mismo, pero nunca se había atrevido a ponérselas. No se sentía digna de las joyas de su madre. Pero ahora… Al infierno, si al final no se atrevía a ponérselas simplemente se quedarían dentro de la caja como llevaban tres años.

Cuando estaba yendo a la habitación de Dylan, algo llamó su atención en la habitación de sus padres. Aparte de que era evidente que allí no había dormido nadie (lo cual le llevó a pensar que su padre finalmente se había trasladado a dormir al despacho todo el tiempo), los vestidos de su madre estaban en la cama. Su padre solía mantenerlos en su parte del armario, pero ahora estaban allí como si los hubiera estado seleccionando para llevárselos. Suspiró. Su padre estaba mal, muy mal. Iba a irse pero uno de los vestidos la captó. No lo recordaba de ningún evento, pero era azul claro, con pedrería y más elegante y bonito que hubiera tenido ella en su vida. Nunca se había puesto road de su madre porque la mayoría le quedaba demasiado larga, por ser su madre mucho más alta que ella... Pero...
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Ciertamente, la casa estaba bastante desangelada. Alice le había puesto en antecedentes pero pensaba que exageraría. Es decir, no esperaba encontrarla tan impoluta como la suya porque William ni estaba ni era como sus padres. Pero daba una sensación de casa abandonada, y un helor al entrar, que estremecía. Aun así apenas movió sus ojos por el entorno, solo se centró en la chica. No le quería reforzar la incomodidad. Porque todo empeora cuando tú te vas. Le dijo con una sonrisita, tratando de quitarle hielo al asunto y dejando una fugaz caricia en su mejilla. Y tu padre habrá estado liado organizando el viaje, y si se fue hace semanas... Todo por tal de justificar aquello y que Alice no se sintiera tan mal.

Siguió a Alice por el pasillo y hasta el salón. Al entrar a este, como si no hubiera caído hasta ese momento, se detuvo. Sintió un cosquilleo en el pecho que empezó a ser agradable y acabó en una sensación descorazonadora. Ese salón... La última vez que había estado, no allí exactamente, había vivido uno de los momentos más especiales de su vida. "Es una ilusión, no es real", le había dicho Alice. Ahora lo entendía perfectamente. Aquel salón, siendo el mismo, distaba mucho del que vieron en la sala de los menesteres. Y eso le encogió el corazón.

A su abuela le encantaban los hechizos domésticos, era su especialidad cuando trabajaba de joven en la biblioteca. Y él, que le encantaba aprender, la había escuchado hablar mucho de estos de pequeño y visto practicarlos. "Una casa limpita y ordenada tiene más magia que cualquier taller de alquimia", decía para picar a su marido. A él le hacía mucha gracia. Aprovechó que Alice se había dado la vuelta para lanzar un hechizo sencillo que hizo desaparecer varias pelusas del suelo y redujo un poco el polvo de las superficies. Pero no quería que la chica le regañara, así que se sentó en el sofá antes de que le viera limpiar su casa (aunque tampoco es que le hubiera dado tiempo a hacer mucho). El tacto del mueble sí que era el mismo. La chimenea, ahora encendida, también. Respiró hondo llenándose de ese olor a leña que tan buenos recuerdos le traía y, antes de poder preguntarle si le ayudaba en algo, Alice se acercó a él con una foto en las manos.

Con una sonrisa y el ceño fruncido en curiosidad, acercó una mano y tomó la foto. Alucinó bastante al verla. ¡Wow! ¿Y esto? Dijo mirando la foto de cerca, con la sonrisa iluminada. Alice y él con once años, qué pequeños se les veía. Y qué felices. No podía dejar de sonreír mirando la foto. Estaban tan contentos y orgullosos con el uniforme. Recordaba a la perfección como, segundos después de esa foto, se abrazó a ella y le hizo prometer que se verían en verano. No era capaz de verlo entonces, pero ahora que lo recordaba, podía revivir esa sensación de no poder estar tanto tiempo sin verla. "Prométemelo, ¿eh? ¡Tenemos que vernos! ¡Y nos mandaremos lechuzas todas las semanas!". En lo esencial, no habían cambiado nada... Aunque ese último verano, después de haber llegado más lejos en su amistad de lo que jamás pensaron que lo harían, no hubieran hablado nada. Por primera vez desde que se conocieran. Y de verdad que esperaba que fuera la última. Con una sonrisa y la voz enternecida, la miró y le devolvió la foto. Yo sigo viendo a la misma Alice. Y al mismo Marcus embobado por ella sin saberlo. Pero qué idiota había sido todos esos años. Y lo peor es que ni siquiera se sentía mucho más listo ahora.

Asintió obedientemente y se levantó. Lo cierto es que ir al despacho de William le daba cierto reparo, era un lugar muy privado y no quería sentirse trasteando entre sus cosas. Pero Alice no quería entrar, así que no había más que hablar. No te preocupes, yo te lo traigo. Para eso estaba allí, ¿no? Para colaborar. Cerró los ojos con una sonrisa al recibir el beso y se dirigió al despacho.

A pesar de estar la puerta entreabierta, daba sensación de espacio cerrado y ambiente cargado... Cargado de un aura extraña. Abrió la puerta sigilosamente y, nada más hacerlo, notó como esta arrastraba un par de papeles por el suelo. Se agachó a recogerlos y los golpeó suavemente contra el suelo para agruparlos. Hola. Alzó la cabeza lentamente, dejando de ordenar los papeles y sin moverse de su posición. Allí estaba. Ni siquiera había caído, no lo había pensado... No lo había pensado para nada. ¿Eres Marcus? El chico separó ligeramente los labios, sin saber que decir, sin notar ni los latidos de su corazón. Era Janet. Bueno... Su retrato. Estaba colgado en la pared, justo frente a él, y le miraba. Sí. Contestó tembloroso, sin moverse. La mujer, que se había levantado de la silla en la que estaba sentada, parecía querer asomarse por fuera de la pintura. Amplió la sonrisa, con los ojos iluminados. ¡Pero si estás súper mayor! Pero eres igualito a cuando eras pequeño. El chico tragó saliva. Ella le miraba con tanta naturalidad, con esa sonrisa... Que empezó a sentirse un poco mal quedándose mirándola ahí, con una rodilla en el suelo y los papeles en la mano.

Se levantó, con la cabeza respetuosamente agachada (y levemente incómodo). Respiró un poco y movió los papeles en sus manos. ¿Qué hacía? ¿La ignoraba? Eso era una crueldad, simplemente no podía. ¿Hablaba con ella? Era triste, era complicado. No era un cuadro cualquiera como los de Hogwarts, cuyas personas representadas tampoco vivían ya pero él no las conocía. Esa era Janet. Había hablado con ella, le había abrazado, habían vivido días bajo el mismo techo en la Provenza. Era la madre de Alice. Había asumido que ya no estaba... Pero ahora le estaba hablando. William me habla mucho de ti. Alzó la mirada, notándose ciertamente ruborizado. Dice que estás muy unido a mi Alice. Marcus sonrió con timidez y asintió. Ay, pero acércate. De verdad que no muerdo. Coronó con una risita. Veía como se estiraba en el lienzo como si se asomara por un ventanal, intentando verle. Pero, como cualquier cuadro, no podía traspasar la tela. Debía ser frustrante... En el caso de que un cuadro sintiera como una persona, claro. Prefería no pensar en eso.

Miró a la puerta un tanto apurado, echando aire entre los labios, y finalmente se acercó un poco. Estás altísimo. Y muy guapo. Gracias. Contestó con una risilla tímida. Era como hablar con ella de verdad, pero al mirarla sintió un pellizco en el pecho: era muy joven. Era mucho más joven de lo que la recordaba, quizás fuera porque la retrataron antes de que él la conociese, o porque cuando era un niño la veía como madre y desde su posición la sentía más mayor. Y había algo más... Se parecía muchísimo a Alice. Mucho más de lo que él recordaba. Y eso dolía. ¿Cómo estás? La mujer suspiró y se apoyó en la pequeña mesita junto a la silla. Yo me he quedado aquí sola y estoy un poco aburrida. Pero William volverá pronto. A Marcus le traicionó el subconsciente, o el miedo, o la inquietud. Porque, mientras ella decía esto, había mirado fugazmente a la puerta, temiendo que Alice les escuchase. Y Janet lo detectó, porque su sonrisa se ladeó y se volvió algo triste. Estás incómodo, ¿verdad? La miró de nuevo. Y se sintió fatal. No. No no... Se mojó los labios y trató de excusarse. Es que... Bueno emm, mi padre está fuera y... Tenía algo que buscar. Ya... La miró de nuevo y se mordió un poco el labio. Dios, se sentía un cretino, como si le estuviera haciendo eso a la Janet de verdad. Ahora entendía a William... Desde luego que le entendía.

¿Qué necesitas? Janet soltó una risilla. No puedo ayudarte a buscarlo, pero quizás sepa donde está. Pues eemm... Miró a su alrededor y vio la mesa de William, llena de papeles revueltos. Es... Solo es un papel. Estará por aquí. Sí. ¿Qué le iba a decir? ¿Que buscaba la tutela de su hijo tras su muerte? Es un poquito desordenado. Comentó con una risita, mirando la mesa. Marcus sonrió y, acercándose a esta y empezando a buscar entre los documentos (aunque mirando a Janet de tanto en tanto) contestó. Bueno, tiene su propio orden. Es brillante a su manera. Sí que lo es. Respondió la mujer, con la voz más cargada de adoración que había oído en su vida. No solo entendía a William... También entendía que Alice no quisiera entrar. Aquello era demasiado doloroso.

Tomó aire profundamente y comenzó a buscar entre los papeles. Aquello era un auténtico caos, había de todo y muy desordenado, y además se sentía muy incómodo rebuscando así entre los papeles de otra persona. Tras un par de minutos, entre una moñanita de pergaminos, vio lo que parecía la esquina de un sobre. Efectivamente, lo que andaba buscando, lo vio nada más tirar de ella. Respiró con alivio pero, nada más sacar el sobre, se le desmoronó la torre de la que lo había sacado y los pergaminos se volcaron. Y ocurrió lo que no quería que pasara: que vio algo que no debería. Y que su curiosidad hizo que no despegara los ojos de allí. Janet se había quedado en silencio y él, por un momento, se olvidó de su presencia. Frunció el ceño y apartó algunos pergaminos con sus manos para leer mejor: transmutación humana. Usar la alquimia para...

No quiere verme, ¿verdad? Alzó la cabeza, con un violento latido de su corazón. Ya este había empezado a acelerarse ante lo que veía en los pergaminos, se sentía inquieto y asustado y su mente empezaba a dar muchas vueltas. La reaparición de Janet fue lo que le faltaba, ni siquiera atinó a responder. Esto hizo que la mujer matizara, con su voz dulce cargada de amargura. Alice. Marcus tragó saliva. No, es... Es que tenemos un poco de prisa. Ya... Volvió a decir. Como dolían esas afirmaciones, sentía que le estaba haciendo daño y ella se lo estaba dejando hacer por no hacerle sentir mal. Ahora se debatía entre seguir mirando y... Lo que hizo. Es... Un poco difícil para ella. ¿Sería la Janet del cuadro consciente de que estaba...? Es que... Impresionas mucho al verte. Janet abrió los ojos, soltó una sonrisilla y se ruborizó. Oh. Vaya, gracias. No, osea, no quería decir... Vaya, Marcus. Era tan fácil pensar que hablabas con la persona de verdad, y no con la joven retratada. Echó un poco de aire. Es solo que... Hace mucho que no... Te ve. Ni habla contigo. La joven asintió con tristeza. Notaba que le estaba haciendo daño y... Era una sensación similar a cuando veía triste a Alice. Era confuso y doloroso. Lo siento. Oh, no te preocupes, cielo. Tú no tienes la culpa. Si en el fondo... La entiendo. La mujer se encogió de hombros. Solo que, si tú estás así de mayor... Imagino que ella también. Sonrió con ternura y ladeó un poco la cabeza. Pero si tú estás con ella, estará bien. Eso dice William, y eso ven mis ojos. Y los suyos se estaban aguando, sintiendo como el corazón se le salía del pecho. Eso... Es lo único que quiero. Tragó saliva, porque la voz le había salido quebrada. Gracias. La joven del cuadro sonrió coqueta, con un movimiento de los hombros y se volvió a su silla. Los cuadros tenían una capacidad de diálogo limitada. Janet debía haber agotado ya la suya.

Fuera oyó los pasos de Alice bajando las escaleras. Debería salir, no quería que se viera obligada a entrar a buscarle, sobre todo cuando ya había conseguido lo que quería. Pero antes, se giró de nuevo a la mesa... Y se pasó la manga por los ojos, respirando, ahora que Janet no iba a decirle nada más. Leyó un poco por encima y se esforzó por guardar toda la terminología que pudo en su cerebro. Juraría que aquello hablaba de alquimia y pensaba preguntarle a su abuelo, porque... Algo no le olía bien. Y no quería que William hiciera algo peligroso para sí mismo. Probablemente solo estuviera investigando, era un hombre curioso. Pero... Por si acaso. Cuando los pasos se acercaron, tapó los pergaminos con los que tenía antes encima y se dirigió a la salida. Adiós, Marcus. Se giró y, con una sonrisa triste, se despidió. Adiós, Janet.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
Bajó el baúl por la escaleras sin mucha dificultad, ni si quiera necesitó hechizarlo, total, no tenían tantas cosas. No oyó conversación en el despacho, lo cual la alivió. Se puso a recoger las fotos de la mesa y a guardarlas en la caja, y justo cuando iba a devolver el marco de la foto de bodas de sus padres a su sitio, la oyó. Nítida, como cuando venía levantarla por las mañanas, o a leerle cuentos, tal y como si estuviera allí "Adiós, Marcus". Las manos le temblaron y el marco se le cayó, justo cuando Marcus salía. Se agachó a recogerlo, porque en ese momento ni se acordaba del hechizo para arreglarlo, pero las manos le seguían temblando y el nudo de su garganta le anticipaba ganas de llorar, así que muy centrada no estaba y se cortó con uno de los cristales del marco. Resopló y se levantó, tapándose el corte- Arréglalo por favor- Le dijo a Marcus, saliendo corriendo hacia la cocina.

Mientras metía la mano bajo el grifo para limpiar el corte se maldijo a sí misma. Sabía que iba. pasar eso, lo sabía, había muchas razones por las que ya no estaba cómoda en su casa, pero la principal era esa. Ella. Eso. Lo que fuera. Se había planteado mil veces destruir ese cuadro, como fuera. Aquella no era su madre, no, no lo era. No era ni una sombra de su madre, era un espejismo y hablarle era un error, era alimentar la imagen de que su madre seguía allí y eso no era cierto. Un sollozo la sacudió. Pero no podía. No podía mirarla pero no podía destruirla. Estaba tan loca como su padre, porque era incapaz de hablar con aquel espejismo, pero a la vez alimentaba esa idea de que si acababa con ella acabaría con lo último que quedaba de su madre.

Oyó los pasos de Marcus detrás y sorbió, tratando de recomponerse- No es nada. Es un cortecito. Pues sí que empiezo bien, le digo a tu madre que puedo venir sola y ahora resulta que os traigo a los tres y aun así monto el espectáculo- Notó como Marcus la abrazaba por detrás, y ella cerró el grifo y se centró en el abrazo, reposando su brazo bueno en los dos de él, refugiándose en él, como si fuera curativo, no para su herida de la mano, si no más bien a la que tenía por dentro- No puedo soportarlo. Va a acabar con todos nosotros. Pero soy una cobarde y no soy capaz de hacerle nada. Es como una espada de Damocles perpetua. Si te acercas malo, pero si intentas alejarla peor- se limpió las lágrimas con el dorso de la mano- Y así todo el verano. Al menos otros años nos íbamos a Francia y se alejaba de ella pero...- Volvió a visualizar los vestidos de su madre en la cama y negó con la cabeza. Miró al rededor pero no vio ningún trapo ni nada con lo que parar la sangre del corte de su mano, y con un apretón a las de Marcus, se soltó- Voy a buscar algo para mi mano. No sé ni donde tengo la varita para curarme- Lo dicho, un desastre.

Fue al armario del pasillo donde estaban las toallas, y cogió una, apretándola contra el corte. Iba a pedirle a Marcus que cerrara la puerta pero entonces se fijó en la mesita de al lado. Había tres botes que no sabía que eran. Como no podía dejar de presionar su mano se agachó a verlos. La neblina que flotaba en ellos era...- ¿Son... Recuerdos?- dijo en voz alta, mirando a Marcus- ¿Son como para un pensadero?- Entrecerró los ojos y leyó en voz alta- En uno pone 1985 y en los otros dos 1991- Se levantó y miró a Marcus extrañada- ¿Tendrá mi padre un pensadero? ¿Dónde estará?- Desde ahí veía la puerta entreabierta del despacho a través del salón- Menuda pregunta... -¿Qué recuerdos eran esos? ¿Podrían verlos realmente?- ¿Crees... Que podríamos verlos?- se mordió el labio inferior- Igual son importantes para lo de los Van Der Luyden...
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Ni siquiera estaba seguro de lo que acababa de pasar. Entrecerró la puerta, dejándola como estaba, y se frotó los ojos, quitándose el exceso de agua porque no quería que Alice le notara la emoción en ellos. Y entonces escuchó el ruido de los cristales. Avanzó a paso rápido hacia el salón, pero cuando llegó la chica ya estaba recogiendo los trozos. ¿Por qué no usaba la magia? No te preocupes, yo lo arreglo. Se habría dejado la varita en alguna parte. Sacó la suya pero, antes de que pudiera pronunciar el hechizo, ella se levantó y se fue. Al parecer se había cortado. Chistó y soltó un poco de aire por la boca. ¡Reparo! El cuadro se recompuso rápidamente y se agachó para recogerlo del suelo... Mirándolo, con el corazón en un puño. Era la foto de boda de Janet y William. Se les veía tan felices y tan guapos, mientras sonreían, se besaban y miraban a la cámara... Se pasó una manga por la mejilla, tragando saliva y dejando el marco en su sitio. Si estaba siendo duro de soportar para él, no quería imaginarse cómo estaría Alice. A cada minuto que pasaba se alegraba más de haber ido.

Entró en la cocina, despacio y en silencio, y la encontró de espaldas, limpiándose la herida. Alice ya estaba dándose latigazos a sí misma como hacía siempre y él no tenía ánimo ni para contradecirla. Solo quería... Darle cariño, hacerla sentir que estaba allí para ella. Se abrazó a la chica por su espalda, rodeándola con los brazos y apoyando la cabeza en su hombro. Sabía que estaba triste y nerviosa, sabía que estaba intentando contener las lágrimas por disimular, por rabia, por orgullo o por cualquiera de los motivos que Alice usaba. Cerró los ojos con pesadez: la había oído. Había oído al retrato de Janet hablarle y por eso estaba así. Lo siento. Susurró. Yo... Simplemente no podía ignorarla, Alice. Siento que la hayas oído. Pero se parecía demasiado a la Janet real. Llegué a creer que era la Janet real. Y echaba de menos hablar con ella. Era para volverse loco. Ahora también tenía ganas de darle un abrazo a William.

La cuestión era que Alice sufría por eso y Janet... Bueno, esa pintura que emulaba ser Janet, también estaba triste. En algún momento tendrían que abordar esa conversación, pero no en ese. Ni creía que pudiera encontrar ninguno durante la Navidad si no quería estropearla. Antes de que pudiera decirle nada más, la chica se deshizo de su abrazo y volvió a salir de la estancia. Se quedó unos segundos ahí, respirando, y en el mismo ritmo pausado que había entrado en la cocina, se dio media vuelta y persiguió a la chica de nuevo.

Al llegar, Alice estaba agachada ante un mueble. Frunció el ceño con curiosidad y se acercó él también a ver. Pues... Eso parece. Estaba totalmente seguro. Su abuelo también tenía un pensadero en su taller, y su madre en su despacho. Estaba familiarizado con esos tarritos. De hecho, poco después de entrar en Hogwarts pidió a sus padres un pensadero por Navidad, pero le dijeron que nada de eso hasta que no fuera lo suficientemente maduro como para usarlo correctamente. Ambos se levantaron, pero Marcus no quitaba la mirada de los tarros. Es muy probable. Mi madre tiene uno, para el empleo que realizan es muy útil. Ten en cuenta que almacenan mucha información. Se encogió de hombros. Quizás solo sean cosas de trabajo. Añadió y se acercó a la chica con una sonrisa cálida. Tomó sus manos entre las suyas y le quitó la toalla. ¡Tergeo! Pronunció apuntando a la prenda. Las manchas desaparecieron. ¿Te imaginas el susto que se llevaría tu padre si ve esto manchado de sangre? Dijo con voz suave y tono de broma, para aliviar el ambiente. Luego apuntó con la varita al dedo de Alice. ¡Episkey! La herida se cerró limpiamente, como si allí no hubiera ocurrido nada. Curada. Dijo con suavidad y una sonrisa, llevándose la mano a los labios para dejar un beso en su dedo ya sano y guiñarle un ojo.

Ojalá pudiera hacer lo mismo con todas las heridas que Alice tenía. No soportaba verla así. Giró la vista de nuevo a los tarritos y... Tenía curiosidad, por qué negarlo. Tenía muchísima curiosidad. ¿Te gustaría verlos? Preguntó con prudencia, acercándose un poco más a ella y mirándola. Si no te encuentras bien, podemos irnos ya. Pero si quieres... Puedo acompañarte. Si no te apetece entrar sola, quiero decir.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
Sonrió cuando Marcus cogió la toalla y la limpió con un hechizo- Tal y como está no creo que ni se fijara, la verdad- comentó, pero al voz se le quebró con el hechizo. Le dio un escalofrío por todo el cuerpo y notó una chispa de dolor en la mano, pero ahí estaba, sanada por completo. Rio un poco, y se puso tierna cuando le dio el besito- Se supone que la sanadora voy a ser yo... Pero, cómo no, Marcus O'Donnell me tiene que superar- Se acercó a él y le abrazó, rodeando su torso y poniendo su cabeza en su pecho, porque era calmante, era curativo para ella- Lo sé- Murmuró contra él, contestando a lo que le había dicho antes del retrato- No pasa nada. Mi padre lo hace todo el tiempo. Es solo que... Es tan fácil olvidar la realidad... Que no me extraña que mi padre pase prácticamente todo el tiempo fuera de ella- Inspiró, llenándose del olor de Marcus y separándose reticentemente, aunque se quedó agarrada a su cintura.

Asintió con la cabeza y dijo- Sí, sí que quiero verlos. Si sabes cómo hacerlo funcionar- Negó con la cabeza y suspiró- Si hay algo que me ayude a entender cómo está mi padre... - se giró y le miró a los ojos- Tengo la sensación de que llevan apartándome de esto toda la vida, que siempre hay una capa de verdad que no he descubierto aún... Y si no te importa... Preferiría verlos contigo. No... Quiero estar sola- Gal odiaba pedir ayuda, y más pedirla para cosas difíciles, no del tipo "pásame los apuntes". Pero él estaba allí por ella ¿no? Y siempre podía negarse. Tomó aire. cogió los tres tarritos y fue con mucha decisión hasta la puerta. Allí se detuvo un momento y miró por el hueco. El retrato estaba muy quieto. Parecía que Marcus la había agotado bastante antes. Abrió la puerta totalmente y miró el despacho. Casi le dan ganas de llorar. Papeles por todas partes, varitas, y encima el sofá tenía una almohada y las mantas- Qué cabezota es… Está empeñado en dormir aquí porque dice que en la cama no puede desde que no está mi madre, y antes cuando he subido, la tenía llena de sus vestidos... Cuando Dylan vivía en casa dormía arriba por estar con él y por no cambiarle la costumbre, pero ahora…- negó con la cabeza y tragó saliva. Mejor no pensarlo. Había papeles destrozados y quemaduras en las paredes. Rozó una con los dedos- Mira que le han dicho que no practique hechizos… esto lo vamos a pagar caro, te lo digo yo. Como la gente de los Van Der Luyden entre a esta casa, no vamos a volver a ver el pelo a Dylan en la vida- dijo derrotada. Pasó hacia más adentro del despacho, mirando a ver si veía algo que le recordaba a un pensadero cuando...

-Alice- cerró los ojos y tragó saliva. Qué tentador era. Todo lo que querías, todo lo que anhelabas, oír la voz de tu madre como si aún siguiera ahí, como la manzana del Edén que sabes que no debes coger pero que es demasiado hermosa para ignorarla- Alice, mi niña. Deja que te vea. Alice, por favor, por favor date la vuelta. Por favor- Lentamente giró sobre sus talones, enfrentándola. Y era lo más parecido a enfrentarse a sí misma. Estaba más desconcertada que triste. Porque no veía a su madre... Se veía a sí misma. Pero no podía hablar, no podía decirle nada- ¡Alice! Mi niña... Mi pequeña... No puedes ser tú- Se puso a llorar-¡Oh, cariño!- extendió las manos en el cuadro, como si la pudiera alcanzar, hasta que ella misma se dio cuenta de que no podía. De que era un cuadro. Que ya no estaba allí, que no era real. Luego vio que el cuadro miraba hacia su lado y sonreía- No quiero... Molestarte. No quiero... Alice, siempre voy a ser tu madre. Siempre te voy a querer, pajarito, más que nada en el mundo... Ere mi niña, Alice, mi única niña...- Suficiente. Se limpió las lágrimas y se dio la vuelta para seguir buscando el pensadero. Y entonces la oyó hablar pero, se dio cuenta de que no era a ella- Está al lado del armario. Y los recuerdos en un armario más pequeñito que está en el dormitorio. Eran míos. Casi todos- oyó el suspiro del cuadro-Pero si no quiere hablar conmigo... Igual esos recuerdos tampoco le gustan...- Tragó saliva y miró donde haba dicho... aquello. Efectivamente, ahí estaba el pensadero. Tiró de él para sacarlo a un lugar más transitable, tendiéndole una de las botellitas a Marcus- Quiero verlo- dijo con seguridad.
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Apretó a Alice contra sí, cerrando los ojos, y asintió a sus palabras cuando se separaron. Era normal, sí, era totalmente normal. Siempre había pensado que William volvería a ser el de siempre, era lo que quería creer con todas sus fuerzas, aunque no por ello perdía de vista el dolor que debía sentir. Pero después de ver a Janet y hablar con ella... Tan joven, tan... Parecida a Alice... El corazón se le estaba haciendo un nudo así que dejó de pensarlo.

La miró directamente. Claro. Dijo con tono bajo, acariciando levemente su mejilla. Total, ya había revuelto en los papeles de William, ¿por qué no meterse en sus recuerdos también? Aquello le incomodaba, lógicamente, pero por desgracia algo le decía que iba a ser duro para Alice, fuera lo que fuera. Al menos, que no estuviera sola. Mi madre me enseñó a usarlo, sí. Solo he entrado dos veces, pero no es difícil hacerlo. Yo estaré contigo, no te preocupes. Claro que con su madre vio cosas bastante anodinas, básicamente pruebas, en algunos de los recuerdos hasta estaba él con ella. Solo le estaba entrenando para cuando usara uno con sus propios recuerdos. Pero a saber lo que veían en ese. Vas a tener la sensación de estar allí presente, pero nadie puede vernos ni oírnos. Solo es un recuerdo. La sensación era inquietante. Era importante tener en cuenta que no era más que eso: un recuerdo.

Alice se lo estaba pensando para entrar, estaba convencido de que llevaba sin hacerlo desde la muerte de Janet. Él se quedó junto a ella, conteniendo la respiración, hasta que se decidió por pasar. Lo primero que hizo, probablemente para obviar la presencia del cuadro, fue cuestionar todo lo que iba viendo. Él miró de reojo al retrato, que detectó su presencia en seguida. Se temió lo peor. Puso una mano sobre el brazo de Alice mientras esta seguía criticando. Bueno... No te preocupes, es su despacho... No pasa nada... Solo trataba de hacer algo, lo que fuera. Tranquilizar a Alice. Hacerla parar con esa retahíla. Quitar importancia. Distraer antes de que Janet empezara a hablar... Algo.

Pero no sirvió de nada. Tragó saliva y bajó la cabeza, notándose treméndamente inquieto por dentro y alternando una mirada temerosa y de soslayo entre su amiga y el retrato. Janet le estaba pidiendo, suplicando, que se girara... Si le saliera la voz del cuerpo él también se lo pediría por favor, no podía soportar aquello, era demasiado doloroso. Pero no podía. Finalmente, Alice cedió... Y todo fue a peor. Lo veía en su mirada, y veía la desesperación de esa Janet que cada vez se le antojaba más real. Volvió a tragar saliva y con ella las lágrimas que luchaban por salir. Pero Alice no estaba preparada para aquello y se estaba haciendo la fuerte. Cuando Janet detectó que no sacaría nada de ella, buscó la mirada de él, y Marcus se la devolvió con tristeza, negando muy sutilmente con la cabeza. No insistas, te lo suplico. Porque no, Alice no estaba preparada, solo se iban a hacer más daño. Cuando Janet les dijo la ubicación del pensadero, asintió y susurró. Gracias.

Se dirigió al pensadero junto a Alice y preguntó una última vez. ¿Estás segura de esto? Si estaba segura o no daba igual, porque su "quiero verlo" dejaba claro que no había más opciones. Agarró su mano y le dio una última instrucción. Con meter la cara es suficiente. Si quieres salir, tira fuerte hacia atrás, como si salieras del agua. Aunque sientas que estás allí con el cuerpo entero, funciona, créeme. Apretó su mano, le dedicó una sonrisa que pretendía decir "y voy a estar contigo en todo momento", e introdujeron el rostro en el pensadero.

***

Qué calladito es. Qué suerte has tenido con tus dos niños, da gusto tenerlos en brazos. Estoy muy cansada... Estoy demasiado cansada, esto ha sido muy seguido. Pero mujer, no te tortures, es normal. Si yo apenas doy a basto con la mía. ¿Quieres irte a descansar? No, no. Estáis aquí y... ¡Oh, pero no te preocupes por nosotros! Los niños están jugando... Y los bebés también. Las dos rieron. De verdad que no me importa quedarme con él. No me lo puedo creer... Musitó Marcus, sin poder evitarlo. Eran Janet y su madre, jovencísimas. Su madre parecía tan cansada que se le caían los párpados, y Janet mecía en brazos a un bebé de apenas un par de meses. ¿Ese bebé... Era Lex?

Dio un sobresalto porque, de repente, se escuchó un griterío a sus espaldas. Las mujeres rodaron los ojos y se echaron a reír de nuevo, aunque Janet sonó más cantarina que Emma, que parecía a punto de echarse a llorar. Vete a descansar, de verdad. Yo me quedo con Lex, está muy tranquilito. No parece que esos dos le perturben lo más mínimo. Añadió risueña. Emma sonrió con agradecimiento, apretó el brazo de la otra mujer afectuosamente y se perdió escaleras arriba. Marcus se había quedado mirándola a cuadros. Se la veía tan joven... Y tan fatigada. Nunca se había parado a pensar en lo que sería tener dos bebés tan seguidos. Y ahora que lo pensaba... Esa era su casa. Ese era Lex. En ese caso...

ÑOOOO. NO ETO NADA. SÍ ETO. ¿Y esa discusión? No puede ser. Janet se estaba moviendo, con su hermano en brazos, cambiando de estancia en dirección al jaleo. Parecía que había dos bebés un tanto indignados y dos adultos que, por contra, se estaban riendo bastante. Mi hija le va a costar un disgusto a tu hermano. Susurró la mujer al bebé, mientras reía y seguía caminando. Ellos se fueron detrás y...

Alice... Susurró anonadado, con los ojos como platos y la mandíbula desencajada. ¿Esos eran... Ellos? Sentados en el suelo estaban unos jóvenes William y Arnold, haciendo como que vigilaban a dos bebés que claramente tenían su propia historia paralela. Había una niña morena, con unos grandes ojos azules y un lacito que no paraba de dar vueltas alrededor de un niño de ojos verdes y rizos oscuros que, ceñudo, apilaba unos bloques en el suelo. Somos... Ellos. Eran ellos. Se llevó una mano a la boca con incredulidad. ¿Se conocían... desde entonces? Pero... ÑO. El niño había hecho una acaparadora pantalla delante de los bloques porque, súbitamente, la niña se había echado encima del área de trabajo. Ella no le hizo ningún caso a su advertencia porque le siguió rondando mientras intentaba jugar con cinco cosas a la vez. A Marcus se le escapó una risa. No me lo puedo creer. Se había visto en fotos, claro. Pero aquello... Aquello era raro. Y divertido. Aunque confuso.

Mira Marcus. Tu padre no sabe hacer esto. William sacó la varita y, con un brillo a su alrededor, hizo bailar los bloques en el aire. Arnold rodó los ojos. Qué gracioso. Eres súper gracioso. Lo soy. Mira qué contento está. El pequeño Marcus se quedó mirándolo con ilusión, los ojos muy abiertos y una sonrisa. Hasta que la pequeña Alice apareció en escena otra vez. YO QUERO. ¡¡ÑOO QUE ROMPE!! El Marcus del presente se tapó la cara con las manos y le dió por reír. Nació agobiado, comprobado. Miró a la chica. Torturándome desde la más tierna infancia, Alice Gallia. Susurró a la chica. Volvía a tener los ojos húmedos, aunque ya no era de tristeza, sino de aguantarse la risa.

Tu hijo y tú deberías de jugar a apilaros vosotros porque sois más cuadriculados que esos bloques. Cállate, William. No tienes una niña, tienes un pulpo con pulgas. Tú sí que eres un pulpo con pulgas. Creía que era un bloque. Es verdad. Y muy aburrido, de hecho. Janet, no le des más café a este. La mujer soltó una carcajada y Marcus miró a Alice y se volvió a reír. Estaba claro que estaban bromeando entre ellos, se notaban lo amigos que eran. Aunque estuvieran usando a sus propios bebés como arma arrojadiza. Muy bonito, papá. Tú ete. Yo ete. La niña se había sentado por fin y acababa de encasquetarle a Marcus un juguete y ella se había apropiado de otro. El Marcus del presente miró a Alice intrigado, pero el Marcus del pasado siguió agrupando bloques. Rió de nuevo y se encogió de hombros. Creo que aún no había terminado. Nunca pensó que se iba a divertir tanto con aquello.

Cuando por fin el bebé Marcus pareció terminar y determinar que podía empezar con el nuevo juego, la pequeña Alice ya se había aburrido y se había ido andando hasta Arnold. Mira, William. Tu hija me prefiere a mí. No te lo crees ni tú. Eh, Alice. ¿Tú me quieres? Muto. Y le dio un abrazo de lo más tierno. Marcus se llevó una mano al pecho y se echó a reír. Esto es lo mejor que he visto en mi vida. Oh, sí. Se lo iba a recordar por toda la eternidad.La tienes comprada. Asume tu derrota. Venga ya, chicos. Dejad de hacer rabiar a los niños. Y Marcu. La niña se había girado, aún abrazada al padre de su amigo, y señalaba al otro bebé. Muto. El Marcus del presente abrió la boca todo lo que su mandíbula se lo permitía, y volvió a dejar escapar una sonrisa. Con una expresión algo chulesca, miró a Alice de reojo. Ahora no me lo dices... Era un momento tan bueno como otro cualquiera para dejarlo caer...

El bebé pareció enternecerse con el gesto a pesar de que parecía bastante crispado con la invitada en su zona de juegos. Miró los bloques y, con cuidado de no desestabilizar los demás, tomó uno azulito, con una letra A dibujada, y se acercó hasta la niña, aún en brazos de su padre. Tú. Y le dio el bloque. Sonrió enternecido. No recordaba nada de eso, eran demasiado pequeños. Pero estaba claro que Alice no le conquistó la noche de las barcas.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
Necesitaba dejar atrás aquel lugar, y un recuerdo tenía por fuerza, que ser mejor. Siguió las instrucciones de Marcus y al principio se sintió un poco mareada. Le llegaban voces... Parpadeó y trató de enfocar lo que tenía delante- ¿Soy...- No, no era ella misma, era su madre, pero bien podía haberlo sido. Y la de al lado era... Emma O'Donnell. Con un bebé. Estaba muy confusa, hasta que su madre le llamó Lex. Lo que le faltaba por ver el día de hoy. Trató de normalizar su respiración, porque todo aquello le estaba resultando muy difícil de procesar, cuando oyó las voces de los niños. Se miró con Marcus y dijo con una sonrisa- No... No será cierto.

Pero ahí estaban. Eran inconfundibles. No pudo evitar un suspiro y una mirada tierna. Luego miró al Marcus de verdad y murmuró- Tú y yo nos conocíamos... Míranos éramos... Felices- dijo casi sin voz- Bueno, al menos yo, mira que vitalidad- Porque la estampa era preciosa. Marcus todo estresado delante de los bloques y ella ejerciendo de agente del caos en formato treinta centímetros. A pesar de lo mal que estaba hacía tan solo un minuto, le dio la risa. Aquella estampa era preciosa, el corazón se le derretía con su padre y Arnold, y tenía ganas de abrazar a todos los que estaban allí. Miró al Marcus actual riéndose- Tu padre tiene razón, naciste siendo un señor mayor... Y me ha gustado eso de pulpo con pulgas- contestó en contrapartida.

No podía parar de reírse viendo la escena. ¿Por qué no sabía aquello? ¿Por qué haba crecido... Tan sola, si cuando era más pequeña hacían aquello de verse todos juntos? Lo que siempre había querido, la familia que le faltaba. No tuvo más que verlo cuando la Alice bebé abrazó a Arnold. Siempre había buscado cariño, y sus padres se lo daban, pero... Y entonces lo dijo. Hay que ver, qué fácil es soltar las cosas cuando uno es pequeño. Miró la escena enternecida cuando Marcus le dio la letra A, alargando la mano como si pudiera acariciar su cabecita- Eras un bebé precioso- Dijo desde el fondo de su corazón. Y entonces le tiró la pullita. Gal se giró hacia él y alzó una ceja, con una sonrisa inquisitiva. ¿Estaba... pidiéndole veladamente que le dijera "te quiero"? Porque se lo decía mentalmente a todas horas... Alzó la mano a su mejilla, acariciándole con el dorso, mirándole a los ojos y preguntó- ¿Mucho?- se rio un poco y negó con la cabeza- ¡Ah! Que te referías a lo otro...- se hizo un silencio en el que se quedaron mirándose- Te...- Pero justo, por la vista perfiérica del ojo, distinguió un cambio de escenario y se volvió a sentir mareada. Claramente, sus padre se habían aparecido en otro sitio.

-William, por Dios, déjalo estar- decía su madre muerta de risa, acariciándole el vestidito. Su padre abrió la puerta y entraban por el jardín, tan precioso como estaba antes, la casa bien pintada, todo como… Un sueño. Algo perfecto- ¿Tú crees que le prefiere por la barba? ¿Debería dejarme barba? ¿Parecería un padre más responsable con barba?- De nuevo, ambos riendo -Tu hija quiere a todo el mundo ¿No ves que reparte abrazos a diestro y siniestro?- Y entonces su padre veía una carta, ponía cara de circunstancias y parecía querer esconderla- William…- dijo su madre poniendo voz firme- ¿Qué es? -Nada, no es nada. Cosas del trabajo -William yo soy la que abre tus cartas del trabajo ¡Dame eso!- y se la quitó a la fuerza de las manos. Su madre siendo sargento de hierro era un concepto nuevo para ella. Hasta Gal lo reconoció- El sello de los Van Der Luyden- dijo en voz alta, consternada. Su madre dejó a su yo de un año en el suelo y dijo, sin mirarla si quiera- Ve a jugar, Alice- Y sus pasitos se perdían en la distancia. Las caras de sus padres. Ella nunca les vio tan tristes, tan angustiados, todo había pasado de la felicidad y la luz a... Eso. Su madre abrió el sobre y leyó, negando con la cabeza.

-No van a dejarnos en paz. Nunca -¿Pero por qué? ¿Querían que te fueras, no? ¿Qué más quieren? Dijeron que ya no eras su hija, pues ya está… ¿No tuvieron bastante con pegarte y echarte de casa en plena noche?- Gal sabía esa parte de la historia... Pero era mucho más dura verla contada así que por su tía Vivi en un entorno tranquilo y seguro- ¡No, claramente no! Dijeron aquello porque creyeron que tú solo querías acostarte conmigo y largarte, que volvería arrastrándome y que podrían esclavizarnos a mí y a nuestra hija solo por la vergüenza- Gal tragó saliva y miró a Marcus. Se le hacía raro oír hablar a sus padres de aquello, porque la única persona con la que lo había hablado era su tía Vivi- No soportan que les den en la cara con los hechos. No creían en nuestro amor y ahora que no les queda más remedio lo que quieren es hacernos infelices a los dos- Dirigió la mirada al salón, por donde correteaba la otra Alice- A los tres. Y a todo el que se acerque a nosotros…

Avanzó hacia la ventana del recibidor y miró a través del visillo, como si esperara ver a alguien espiando -¿Y qué hacemos? - ella suspiró- Tener cuidado. No darles puntos débiles sobre nosotros. Protegernos entre los tres… -¿Y mis padres? ¿Y Vivi? ¿Y Arnold y Emma?- Janet suspiraba y limpió una lágrima que caía por su ojo pero sin darse la vuelta- Tus padres ya saben quién son, eso no hay nada que hacer, a parte de avisarles a ellos también que se anden con mil ojos. A Vivi les deseo suerte dando con ella, no conozco a nadie más escurridizo…- Y se hizo el silencio, que William, tras unos segundos, rompió- ¿Y Arnold y Emma?- ella suspiró- Ellos no tienen la culpa de esto, William. Tienen un niño pequeño y otro recién nacido…- Su padre avanzó hacia ella, pero siguió sin girarse- ¿Qué me estás diciendo, Janet? ¿Que me aleje de mi mejor amigo?- Ella tragó saliva- Que mantengas las distancias. Y yo también. Y la niña…- cerró los ojos y apretó los labios- ¿Y qué te crees? ¿Que Arnold no vendrá a ver qué pasa? ¿Cómo crees que reaccionará cuando se entere? Tú no le conoces. Arnie cree que puede salvar el mundo y más si su amigo está en problemas, si tú estás en problemas… Janet déjate ayudar- Ella se dio la vuelta bruscamente y empujó a William suave pero firmemente hacia atrás- ¡No! ¡Tú no les conoces a ellos! ¡Tú no sabes de lo que son capaces!- Las lágrimas inundaban sus ojos, y los Gal también- Mamá... Mami...- dijo entre lágrimas. Cuánto había sufrido su madre ¿Porqué nadie nunca se lo contó? ¿Y por qué se sentía tan terriblemente identificada con ella misma ese verano?- ¿Estás dispuesto a aceptar ese riesgo? ¿Lo están ellos? ¡Cuando esa gente viene, van a por lo que más quieres, William!- Justo en ese momento la Alice pequeña se agarró a la pierna de su madre- Mami ¿Y Marcu? ¿Y e tito Arno? Quieo jugar, mami- Janet la cogió en brazos y acarició su espalda- ¿Ves a lo que me refiero? ¿Vamos a condenarles a esto mismo? A que se tengan que separar? ¿A que corran peligro el uno por el otro, como tú conmigo o como está dispuesto a hacer Arnold por ti?- Gal no pudo evitar mirarle y tragar saliva. Aquello era... Fuerte, muy fuerte. Su madre se fue con Alice en brazos por el pasillo, camino de las escaleras, pero la voz de William la detuvo.

Igual no puedes evitarlo, Jane! ¿Qué sabemos nosotros? Igual tus padres caen sobre nosotros y sobre ellos hagamos lo que hagamos. Igual no puedes decidir sobre el destino de Alice y se encuentra con Marcus en Hogwarts o Emma sospecha algo y me pregunta en el trabajo ¡Igual está escrito que esto sea así y estamos perdiendo unos años preciosos de nuestra vida, de la vida de nuestra hija, negándonos la felicidad por nada!-Gal apretó los dientes, porque aquello empezaba a ser demasiado doloroso. Ella se giró, abrazando aún a Alice, que se apoyaba sobre su hombro- ¡Entonces pasará igualmente! Pero no voy a quedarme sentada esperando que vayan a por la gente que nos quiere solo porque nos quiere. Prefiero que nos dejen de querer. William si lo hubiera sabido…- Suspiró y bajó la mirada- Si lo hubiera sabido, en Nueva York… No me hubiera acercado a ti. No hay nada que valga la pena ponerte en este peligro a ti, a tu familia, a tus amigos…- Su padre atravesó a zancadas el pasillo y la rodeó en sus brazos, subiendo su rostro con las manos en sus mejillas- No digas eso, Janet, no lo digas. No vuelvas a decirlo, nunca más. Tú y yo valemos la pena, valemos todas las penas- Bajó la mano y acarició la cabecita de la niña- Alice merece la pena. Alice merecería el mundo entero y todos los sacrificios que hubiera que hacer- Se besaron, pero Janet no dejaba de llorar y ahora Gal ya lloraba abiertamente, poniéndose la mano sobre la boca. Muchas información que procesar en ese recuerdo

- William… No podemos arrastrar a más gente a esto. Ya estamos hasta el cuello. No puedo con esto también sobre mi conciencia, no…- Vale, está bien- Dijo su padre volviendo a acariciar sus mejillas -Pero no va a ser fácil. Arnie y yo hemos sido inseparables toda la vida… Si simplemente desaparecemos…- Janet soltó una risa sarcástica- De todas formas, la mayor parte de esta comunidad nos considera un escándalo. Por mi culpa también, por cierto. Arnold y Emma son gente respetada... Ya encontrarán otra gente con la que estar... Más apropiada y menos peligrosa que nosotros- Aquello se parecía dolorosamente a lo que ella llevaba años pensado sobre Marcus, ella, y todo su historial familiar. Pero al oírselo a su madre le daban ganas de decir "¡No! ¿Por qué? ¡Erais felices! ¿Por qué, mamá?"- Tenías que haber vivido tu vida, mamá... Te quedaba tan poco tiempo...- Dijo entre sollozos, aun sabiendo que no podía oírla- Así que tranquilo… Nadie lo notará. Bueno sí, nosotros. Y Alice -¿Cómo piensas explicarle que no va a volver a ver a Marcus?- La pequeña se incorporó de repente, mirando a los lados como si esperara verle. Janet le acarició las mejillas con una mirada triste- No voy a hacerlo… Quizá se encuentren, como tú has dicho… Quizá estaba escrito...- Gal se giró como un resorte hacia Marcus. Su padre les había dicho eso mismo apenas un mes antes... Era como si se cerrara un círculo. Probablemente por eso había querido ver ese recuerdo. Jane soltó aire por la boca- Confiemos en el futuro. Quizás, si no llevamos una vida llamativa, si no salimos mucho por un tiempo… Quizás las cosas mejores. Quizás ellos sí que tengan una oportunidad. Pero no ahora…
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Tú apuntabas maneras. Contestó con una risa, mirando a la bebé Alice jugando con el bloque que su versión reducida le acababa de regalar. Y también eras preciosa. La miró cuando le acarició la mejilla y, cuando se hizo la que no sabía lo que le pedía, rodó los ojos esbozando una expresión chulesca. Aunque como le dijera allí mismo, en esa situación tan rara, que le quería... Se iba a salir del pensadero y ya sí que no iba a retrasarlo más. Por un momento se le contrajo el corazón, porque Alice empezó. "Te..." Pero todo a su alrededor se convirtió en un batiburrillo, en una neblina, y su casa desapareció, así como su padre y él.

Habían vuelto a casa de los Gallia, y por la ropa que llevaban y la conversación, parecía que aquello había sido solo horas después. ¿Por qué no habían permanecido en el recuerdo anterior? Era bonito, aunque... Muy cotidiano, demasiado, como para guardarlo en un pensadero. Más aún, unido a otro en el que simplemente estaban ellos tres entrando en casa. Demasiado... Normal, todo. Empezó a intuir que allí había algo más.

A pesar de que rió un poco con la preocupación de William por haber quedado relegado a un segundo puesto en el corazón de Alice, en un momento determinado empezó a comportarse de manera extraña, justo al ver una carta. Marcus frunció el ceño, con el corazón acelerándose ligeramente por el miedo en anticipación. Se acercó a Alice unos centímetros, porque no sabía por donde iba a venir el golpe y quería estar allí para amortiguarlo... Vaya si llegó un golpe.

La Alice del presente había reconocido el sello y Marcus vio consternado como la Alice del pasado salía de la escena. Aquello iba a empezar a ponerse feo en breves. A pesar de la dulzura del recuerdo anterior, en todo momento se estuvo preguntando por qué dejaron de verse. De hecho, se lo había preguntado durante años: ¿por qué, teniendo William y su padre la relación que tenían y siendo ellos dos hijos de familia mágica de la misma edad, nunca se habían visto hasta llegar a Hogwarts? Siempre pensó que había coincidido así, pues Marcus no tenía ni la más mínima queja sobre su infancia. Pero ahora empezaba a pensar que no iba a ser tan simple como eso. Y que estaban a punto de descubrir el por qué.

La desazón y tristeza de Janet y la desesperación e impotencia de William se le clavaban en el alma, pero no tanto como el mazazo de oír las palabras de él: "pegarte y echarte de casa en plena noche". ¿Cómo? Se le escapó en un susurro tan dolido como indignado, porque eso le había sentado como un puñal en el estómago. Conocía la historia a grandes rasgos: a la familia de Janet nunca les gustó que se fuera de América, ni al parecer le gustaban los Gallia, y se rompieron relaciones. Hacía unos meses se había enterado de que los muy ruines pretendían hacerse con la custodia de Dylan a saber para qué, alegando que William no era capaz de cuidarle. Pero, aparte de eso... Poco más sabía. Desde luego, eso no. A más sabía de la historia de William, más le admiraba, porque él... Si a Alice le hubieran hecho algo así, no sabía cómo habría reaccionado.

Se quedó mirando esa escena con el ceño fruncido y los labios ligeramente entreabiertos para que el aire entrara en él de forma angustiosa. Y sin terminar de comprender. ¿La vergüenza? ¿Qué vergüenza? Alice le estaba mirando de reojo. Alguna vez se lo había dejado caer, que el matrimonio de William y Janet no había sido "todo lo correcto que podía haber sido". Por un momento recordó la foto que había visto minutos antes y... Entonces lo entendió todo. Lo rápido del romance, la reacción de los Van Der Luyden, lo joven que fue Janet madre... Se casó embarazada. ¿Cómo había podido estar tan torpe todos estos años para no darse cuenta?

Se había quedado absorto en la conversación, solo atendiendo como si aquello estuviera ocurriendo a tiempo presente, delante de sus narices. Y, entonces, otro impacto directo a su corazón. Janet tenía miedo de que hicieran daño a su entorno... Y, al parecer, ahí estaba la respuesta a sus preguntas. Estaban hablando de alejarse de ellos. Empezó a respirar más angustiado, sobre todo cuando William definió a su padre así. "Arnie cree que puede salvar el mundo y más si su amigo está en problemas". Era él. Era totalmente lo que hacía él, lo que llevaba intentando hacer por Alice desde que la conoció. No... No no... Susurró negando con la cabeza, como si pudiera hacérselo llegar a Janet y a William, como si aquello pudiera tener algún tipo de arreglo. No se quería imaginar cómo debió sentirse su padre, él había pasado tres meses alejado de Alice y casi se vuelve loco. Dio una vuelta sobre sí mismo mientras se frotaba la cara y el pelo con las manos. No podía seguir viendo eso.

Y si él estaba así, ¿cómo estaba Alice? Destrozada, obvio, lo supo en cuanto la miró. Tenían que irse de allí. Pero la conversación no había terminado, y la niña volvió a aparecer en escena. Preguntando por él. Y por su padre. Se le cayeron las lágrimas sin poderlo evitar, ni siquiera era consciente de que Alice debía estar mucho peor que él y así no la iba a ayudar. Pero aquello era demasiado doloroso, triste e injusto. Y ni siquiera podía enfadarse con Janet por tomar esa decisión, porque... Lo hizo por ellos. Se separaron porque les quería proteger. Y ahora...

Las palabra de Janet, los riesgos, el verse obligados a separarse... Se secó las lágrimas con el puño justo a tiempo de que Alice le mirase. Aprovechando que la mujer se había ido, pensando que aquello había acabado, Marcus se acercó a su amiga con intención de abrazarla y de decirle algo, pero la voz de William le interrumpió. Y sus palabras le arrancaron otra lágrima. Siempre creyó que fue algo absolutamente fortuito, les pusieron juntos en las barcas por puro azar. Sí, se hubieran conocido tarde o temprano porque compartían curso y casa, y quizás ahora estarían en el mismo punto en el que estaban... O quizás no. No se imaginaba su vida en Hogwarts sin Alice. No se imaginaba... Su vida sin Alice en ninguna parte. Y en esa conversación se estaba debatiendo que, quizás, lo mejor para ambos era que sus caminos no se cruzaran. Negó con la cabeza con desesperación... Y estuvo de acuerdo con William. Aquello estaba escrito que tenía que ser así.

Abrazó a Alice a su lado, dejando que las lágrimas se resbalara por su mejilla porque aquello era demasiado doloroso como para intentar siquiera contenerlo. Era tan injusto, habían sufrido tanto los tres... Y cuando dijeron que Arnold y Emma encontrarían a otras personas volvió a sentir el golpe contra su pecho. Estaba convencidísimo de que sus padres no sabían los motivos por los que se alejaron, no sabían que era por protegerles o porque consideraban que "deberían estar con gente más apropiada y menos peligrosa". De saberlo, se hubieran negado rotundamente a aceptarlo. Cuando Alice habló, la miró, descorazonado, girando el rostro de nuevo a Janet cuando esta volvió a intervenir... Y lo que vino terminó de partirle el alma.

"¿Cómo piensas explicarle que no va a volver a ver a Marcus?". Cerró los ojos, resbalando otra lágrima, pero volvió a abrirlos al tiempo de ver a la niña buscándole por allí. Eso le hizo apretar más a su amiga entre sus brazos. "Quizá se encuentren, como tú has dicho… Quizá estaba escrito...". Notó la mirada súbita de Alice, mirada que él devolvió. Pero estaba demasiado aturdido, dolido... "Quizás ellos sí que tengan una oportunidad. Pero no ahora…". El corazón se le detuvo por un instante. Tragó saliva. Se acabó. Pensó. Colocó con firmeza las manos en los hombros de Alice y, tiró de ella y de sí mismo hacia afuera.

***

Dio un paso hacia atrás por la sacudida y, automáticamente, sujetó a Alice para evitar que esta perdiera el equilibrio, porque les había sacado a ambos de una forma bastante brusca. Pero ni él soportaba más, ni creía que aquello estuviera dando a Alice nada que no fuera un dolor y un sufrimiento innecesarios e incalculables. Jadeó un par de veces, secándose la cara de las lágrimas, y miró a Alice, volviendo a colocar sus manos en los hombros de ella y mirándola de frente. Tras unos segundos, la abrazó con fuerza. No dijo nada. Solo se maldijo a sí mismo por no haber sido más firme, por no haber dicho "no, Alice, no me parece buena idea entrar en los recuerdos de tus padres", porque ahora su amiga estaba destrozada.

Separó el abrazo y miró hacia atrás, en dirección al retrato de Janet. La joven estaba sentada en la silla, con un brazo en la mesita y la cabeza apoyada sobre su mano, plácidamente dormida. Los cuadros se agotaban pronto y esa mañana debió haber sido muy intensa para la apacible rutina que ella llevaba. Aun así, el despacho no le parecía el entorno que mejor hacía sentirse a Alice. Vamos al salón. Sin dejar de tocarla, la recondujo hasta el salón y, una vez allí, ambos se sentaron en el sofá.

Por un momento la miró, en silencio, con preocupación y con toda esa emoción tratando de que fuera lo más contenida posible. Pero le costaba, le costaba demasiado. Volvió a abrazarla impulsivamente, apretándola contra él, como si temiera que al soltarla, al igual que pasó en el recuerdo, se marchara y no la volviera a ver. Cerró los ojos con fuerza y la mantuvo entre sus brazos unos instantes, en silencio. Sin deshacer del todo el abrazo, se separó de ella y besó sus labios, sin pensar, colocando sus manos en las mejillas y notando como otra lágrima resbalaba de sus ojos. Pegó su frente a la de ella, terminando ese fugaz beso, y afirmó. No vamos a perdernos, Alice. La tendremos. Tendremos esa oportunidad. Sea como amigos, sea como lo que sea, pero no pienso separarme nunca de ti, pensó, sin decirlo, solo respirando entrecortado, con los ojos cerrados, su frente contra la de ella y las manos en sus mejillas. No van a separarnos más.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
No hubiera sabido qué hacer, estaba completamente bloqueada. La habían alejado de Marcus, de los O'Donnell, sus padres se habían negado aquella felicidad a sí mismo voluntariamente... Su madre vivió su corta vida muerta de miedo, sufriendo por todo aquello. Y su propia tristeza, la confusión, el miedo y la rabia la consumían. Sentía que Marcus la abrazaba pero no podía pensar. Quería volver a atrás, cambiarlo todo, matar a aquellos desalmados, conseguir una vida feliz para sus padres desde pequeña, crecer junto a Marcus... Marcus. Marcus la había sacado al salón.

Sintió aquel abrazo y lo correspondió fuertemente, agarrándose a su espalda como si le fuera la vida en ello "como se necesita el agua en el desierto" le había dicho ella a Dylan. Sí, así le quería. Como su padre quería a su madre, con locura, con necesidad, como siempre se había jurado no querer. Su corazón se encogió cuando recibió aquel beso, que necesitaba como respirar, que correspondió con esa misma ansia. Subió las manos y limpió las lágrimas de Marcus mirándole mientras negaba con la cabeza. Eso se lo había dicho ella a él, en una circunstancia muy distinta, pero le llegaba al corazón de la misma forma- No... No, yo no soportaría perderte- le besó de nuevo en aquel nudo de brazos y lagrimas que tenían, como para asegurar lo que estaba diciendo- Yo no podría dejarte marchar- Y ya ni siquiera estaba hablando de lo que hubiera hecho de ser su madre. Hablaba de que no podía hacerlo ahora, por mucho que se lo hubiera dicho a sí misma. No tenía esa valentía. No era capaz de eliminar los espejismos de su madre, no era capaz de dejar marchar a Marcus La chica libre como el viento no era capaz de dejar de buscar su ancla en tierra.

Aún con la frente apoyada en él y llorando dijo- No soy tan valiente como ella. Y debería, pero no puedo...- abrió los ojos y acarició sus mejillas- Ya la has oído. Cuando vienen... Van a por lo que tú más quieres- dijo con un nudo en la garganta- Pero no soy como ella. No tengo su valentía, su fuerza de voluntad férrea- Ni que lo jurara. Se había dicho a sí misma que cada beso que se había dado con Marcus, o no tenía tanta importancia, o era el último, pero no era cierto. Marcus era el amor de su vida, lo había sido desde que tenía capacidad de hablar, lo acababa de ver con sus propios ojos, y su madre siempre sería la persona a la que quería con el amor más puro y brillante del mundo. Y ni sabiendo lo que había dicho su madre, era capaz de pensar en su vida sin él. ¿Qué habría hecho mamá? Se preguntaba siempre. Pero ahora no podía seguirla. Se separó un poco de Marcus, sin apartar las manos de sus mejillas ni dejar de mirarla- Pero mira esta familia. Esto no hay quien lo arregle, Marcus. Somos un desastre y yo formo parte de ese desastre, son demasiadas finas en un barco que se hunde- Negó con la cabeza y pegó su frente a la de él- Y mira tu mundo, mira tu familia. Tú no deberías conocer ni soportar el caos que es esta familia- Acarició su rostro con devoción- Aunque yo sea una cobarde y no pueda pedirte que te vayas, porque me importas demasiado, porque...- Porque te quiero demasiado. Te quiero con mi vida y todo mi corazón, pero tengo que darte la oportunidad de que te vayas, de que pienses que somos una locura, y que yo vengo de un mundo roto y creo que mis trocitos no se pueden pegar para encajar en tu precioso mundo de cristal. Tragó saliva y lo abrazó hundiendo la cabeza en su hombro- Porque nadie querría agarrarse así a un desastre como yo.
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Se sintió un poco culpable cuando notó como le secaba las lágrimas, pero no podía evitarlo. No podía evitar sentirse totalmente destrozado por aquello, y no solo por saber que podía haber tenido una infancia con Alice. Eso, en cierta manera, era lo de menos, porque al fin y al cabo allí estaban, el destino les unió el primer día de colegio y toda esa separación forzosa no sirvió para nada. Lo que dolía eran los Gallia. Era el sufrimiento que tuvo Janet en vida y que él no notó porque siempre estaba sonriendo y parecía feliz; era la desesperación de William por no poder tener una vida en paz con su mujer y sus hijos, sin perder a sus amigos en el proceso; era su padre, viendo como su mejor amigo se alejaba de él sin saber por qué.

Yo tampoco, Alice. Susurró en respuesta. No pensaba hacerlo antes, pero menos aún ahora. Acabamos de verlo, no sirve de nada separarnos. Y solo causa dolor, a ellos y a quienes le rodean. Estaba con los ojos cerrados, frente con frente con la chica, cuando ella empezó a hablar y él los abrió para mirarla, con tristeza, con confusión y con la mirada impotente que hubiera visto en William apenas hacía unos minutos. Empezó a negar lentamente con la cabeza, frunciendo cada vez más el ceño, notando como las lágrimas le brotaban de nuevo. Debía estar muy confusa, muy dolida. Debía ser una pesadilla eso que estaba pasando. No podía creerse lo que estaba escuchado. ¿Acaso Alice quería hacer... Lo que hizo Janet? ¿Alejarse de ellos? ¿Le había convencido esa visión de que era lo mejor para ambos? Porque si algo le había quedado claro a Marcus después de lo visto era todo lo contrario.

El corazón se le había vuelto a acelerar de miedo y cada latido retumbaba por todo su cuerpo. Y entonces se abrazó a él y lo dijo. "Nadie querría agarrarse así a un desastre como yo". Qué equivocada estaba. Y qué poco conocía a Marcus si pensaba que iba a tolerar eso... O a seguir callado cuando veía que alguien no tenía razón. Yo sí. Musitó en voz grave, sin apartarse de ella. Yo si quiero. Corroboró. Con suavidad, agarró sus hombros y la apartó de su abrazo. Quería mirarla a los ojos.

¿De verdad crees que me apartaría de ti, Alice? Dijo con los ojos inundados, con una voz suave y lenta. No lo hubiera hecho antes y no lo haría ahora, mucho menos después de lo que he visto. Trató de esbozar una sonrisa triste y acarició su mejilla con un pulgar. No me hagas imaginarme un mundo sin mi mejor amiga en él, que me voy a echar a llorar. Le dijo eso mismo en la sala de los menesteres, cuando dijo que no debería haber nacido. Cuando dijo que hubiera sido mejor para todos si esa historia no hubiera ocurrido, si ella no existiera. Aunque esa frase, ahora que la decía de nuevo, era inexacta. Y no solo por el hecho de que ya estaba llorando, porque otra lágrima se cayó nada más terminó de hablar. Sino porque... ¿A quién quería engañar? Sobre el papel, Alice era su mejor amiga, sí. Pero no lo era, no era solo eso. Estaba enamorado de ella hasta las trancas, la quería con cada fibra de su ser. Y ya él se sentía de por sí lo suficientemente estúpido por no haberse dado cuenta antes. Que viniera alguien ahora a decirle, fuera Alice o fuera quien fuera, que renunciara a ello. Que renunciara a Alice. Que no la viera más. Y sabía que querían cosas distintas, sabía que quizás... Solo funcionaban así, como eran ahora, libres aunque inevitablemente unidos el uno al otro. Eso le atormentaba, pero... Era su realidad. Iba a disfrutarla así mientras pudiera, y ya vería qué hacía con ella en un futuro.

Tú madre era muy valiente, Alice. Pero, si me lo permites... Tú eres mucho más valiente que ella. Agarró sus manos y la miró directamente a los ojos, con seguridad. Janet tenía muchísimo miedo y lo que hizo fue aislarse, aislaros, para evitar que os hicieran daño y sufrierais. Y no le extrañaba. Marcus no era propenso al odio, pero en esos momentos odiaba con todas sus fuerzas a todos y cada uno de los Van Der Luyden. Lo hizo con todo su buen corazón y el amor que os tenía... Pero yo estoy de acuerdo con tu padre, Alice. Finalizó, sintiéndose triste solo de reconocerlo. Y creo que en el fondo... Tú también. Esas personas no merecían tantas molestias, juntos podían con todo y así lo hicieron, se quisieron hasta el último día... Janet merecía todas las penas, y tú también, tu padre lo tenía clarísimo. Tan claro como lo tengo yo. Y dudo que se haya arrepentido lo más mínimo, puedes preguntarle cuando quieras. Ambos sabemos lo que va a decir. Le secó una lágrima. Y tú eres como él. Y como ella. Eres la mezcla perfecta de ambos. Bajó la mirada a sus manos, acariciándolas distraídamente, y se mojó los labios. ¿Y si tiene razón? ¿Y si esto estaba escrito? Porque si es así, si el destino quiere que estemos juntos, por primera vez en mi vida dejaré que este decida por mí.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
"Yo sí quiero" y tuvo que morderse los carrillos por dentro para no contestar. con el torrente de sentimientos que sentía. Pero sonrió un poco y chasqueó la lengua, dejándose caer sobre su hombro y mirando hacia arriba- Entonces voy a tener que cambiar nuestro discurso y admitir que tú eres el loco y yo... No soy tan libre como el viento, si siempre quiero soplar en la misma dirección- dijo acariciando de nuevo su mejilla.

Negó con la cabeza como toda respuesta. No, no creía que Marcus se quisiera separar de ella, ya eran muchos años. Lo que sí creía es que la veía como una obligación, y no quería lastrar la vida de su amigo, no quería que dejara de hacer o sentir otras cosas solo por ese sentido del deber que tenía hacia ella. Pero el choque frontal era lo peor que se podía intentar con Marcus, ya lo había comprobado aquel verano y muchas otras veces. Tenías que lograr que se diera cuenta solo... Y él parecía que cada vez estaba más convencido de que tenían que acabar juntándose. Pues si supiera lo que pensaba su abuela Helena... Suspiró y le escuchó. Le enternecía oírle hablar así de sus padres, con esa emoción en la voz... Con esas palabras que tan bien los describían- No creo que se arrepienta. Creo que hubiera preferido vivir un día con mi madre, que cien años sin haberse conocido- Y no, no estaba hablando de su padre. Era su filosofía desde que se había dado cuenta de que estaba enamorada de Marcus "más valdrá este día que la despedida". Y allí estaban, otra vez en aquel salón, en una situación triste, pero amortiguada por su presencia. Asintió con la cabeza- Lo estaba. Lo tengo clarísimo. Y después de un verano separados lo he visto más claro todavía... Soy mejor cuando te tengo cerca. Es más, solo soy yo al cien por cien cuando tú estás a mi lado. Marcus y Alice... se complementan, se necesitan- dijo on una sonrisilla. Se acurrucó contra él y se quedaron así unos segundos, en silencio, solo sintiéndose el uno al otro.

Suspiró hondamente y levantó la vista hacia Marcus jugando con la tela de su jersey distraídamente sin separarse de él- ¿Te acuerdas que el día del funeral de mi madre te dije que haba muchas cosas que creía no saber?- rio sarcásticamente, anda que si lo llega a saber entonces- Siento que me han mentido toda la vida. Por una cosa o por otra. Que si me hubieran contado la verdad desde el principio me habría dolido pero... Ahora entendería muchas cosas. Ahora quizá podríamos hacer algo contra ellos... Claro que después de abrir esa carta, no me extraña que no abriera más...- Volvió a suspirar y enterró la cara en el pecho de Marcus- Sé que vas a decirme que estoy mal de la cabeza. Pero necesito saber qué hay en los otros dos recuerdos. Son de 1991 los dos... Acababa de nacer Dylan, y... ya que hemos empezado...- Se separó de él y volvió a mirarle a los ojos acariciándole- Si no quieres entrar lo entiendo. Ya lo he hecho una vez, creo que puedo hacerlo sola.
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Sonrió y acarició el pelo de la chica apoyada sobre él, mirando a ninguna parte. Sí que estoy loco, pensó. Otra cosa no, pero que Alice había conseguido volverle loco lo tenía clarísimo, y era feliz con ello. Echó aire por la boca y la abrazó con más fuerza. Yo también, Alice. Susurró. Él también se sentía al cien por cien cuando la tenía a su lado, a la vista estaba que ni se reconocía a sí mismo ese verano por pasarlo separados. Y a pesar del dolor, de la tristeza, allí estaban. Abrazados, aportándose el uno al otro la calma que necesitaban. En silencio. Porque no necesitaban decirse nada.

Abrió los ojos, que había tenido cerrados durante ese rato, al oírla hablar. Aunque no cambió la postura. No sé, Alice... Es ahora y estamos un poco... Impactados. Quizás pensaron que antes no lo entenderías. Solo intentaba tranquilizarla. Él también se sentiría tremendamente ofendido e impotente de pensar que le habían ocultado eso todos estos años, pero poniéndose en el lugar de su familia, lo podía entender. El propio Marcus solo quería protegerla a toda costa, ¿cómo no iba a hacerlo su propio padre?

Lo siguiente le hizo cerrar los ojos con pesadez. Si conocía de algo a Alice, sabía que no iba a dejarlo estar, por mucho que le doliera. Efectivamente, allí estaba. Volvió a abrirlos y la miró. Alice... No sé si es buena idea. No tenían ni idea de lo que encontrarían allí. Y, desde luego, no la iba a dejar sola. ¿En serio? Sigo pensando que no deberías ver más, que ya hemos tenido suficiente, pero desde luego que si lo haces no será sola. Faltaría más. Sopesó las opciones en silencio. Le parecía una mala idea, pero Alice acababa de decir que no quería más mentiras, que necesitaba algo contra los Van Der Luyden. Sabía que, si no veía aquello, se iba a pasar todas las Navidades dándole vueltas, y eso era lo último que quería. Tomó aire profundamente y lo echó despacio. Está bien.

***

Mismo proceso y misma sacudida, pero ahora no estaban en casa de los O'Donnell, ni de los Gallia, ni Janet estaba allí, lo que quería decir que ese recuerdo no era suyo: era de William. Estaban en su despacho, pero no en el de su casa, sino en el despacho de su trabajo. Lo conocía a la perfección porque era como el de su madre... En disposición, claro, porque la elegancia, orden y pulcritud del de Emma brillaban totalmente por su ausencia en aquel colorido caos. Marcus había estado allí de pequeño, y los buenos recuerdos le produjeron un cosquilleo en el pecho.

William simplemente estaba haciendo unas anotaciones, sentado a su mesa. Todo estaba aparentemente tranquilo, pero algo importante iría a pasar a continuación, porque de lo contrario no habría guardado ese recuerdo. Y, entonces, el hombre habló, sin levantar la mirada de sus papeles y con una sonrisa disimulada. Me da en la nariz... Que alguien está espiando detrás de mi puerta. Marcus frunció el ceño y miró hacia atrás. La cabecilla que espiaba desde el quicio se escondió, y el hombre, haciendo como que seguía trabajando, musitó. Tres... Dos... Uno... Y el espía se dejó ver.  

Buenos días, Señor Gallia. ¿Puedo pasar? Marcus se quedó boquiabierto, de piedra una vez más. Era él. Era una versión diminuta de él y hablaba con una vocecilla que no recordaba ni haber tenido. Estaba ahí plantado solemnemente en la puerta del despacho como si no tuviera apenas seis años. Me acuerdo de esto. Musitó, alucinado. Claro que se acordaba. Se colaba mucho (demasiado) en el despacho de William Gallia cuando pensaba que solo era uno de los compañeros de su madre, sin tener conocimiento de todo lo demás, del recuerdo que antes habían visto. Como si algo llevara sus pasos hacia allí. Y la mayoría de los momentos los recordaba a la perfección.

El hombre alzó la mirada fingiendo que aquello le sorprendía. Puedes pasar y puedes llamarme William.  Contestó sonriente. El chico entró, alzando los ojos para ver qué había sobre su escritorio, mientras decía. Mi madre dice que lo correcto es llamarle Señor Gallia, porque yo soy pequeño y usted es mayor. Vaya, que mona tu madre. Pues tenemos la misma edad. Lo sé, erais compañeros de colegio. Respondió el niño risueño, subiéndose a la silla frente a su escritorio y claramente no habiendo captado el tono irónico en sus palabras. Madre mía... Suspiró, tapándose la boca para ocultar una sonrisa y negando con la cabeza. Menudo enteradillo, no era consciente de que llevaba siendo así de resabiado toda la vida. Mejor ni miraba a Alice, ya se estaba viendo el cachondeito venir...

¿Qué está haciendo? Se había puesto de rodillas en la silla y alzaba el cuello, fingiendo que quería sentarse formalito pero sin poder evitar la curiosidad de mirar lo que el hombre escribía. Estoy intentando modificar un hechizo. ¿Por qué? El Marcus en miniatura cada vez se acercaba más. Las explicaciones verbales no le valían, quería leer lo que estaba escribiendo. Pues... Es un poco difícil de explicar. Pero yo soy muy listo. Marcus, el del presente, rodó los ojos. Orgulloso desde que nació, cualquiera ponía en tela de juicio su inteligencia. En eso tienes razón. Contestó el hombre con una risilla, sin dejar de escribir. ¿Por qué está intentando modificar un hechizo? Porque se usa mucho pero es un poco peligroso. ¿Hay hechizos peligrosos? William suspiró. Sí. Si no sabes usarlos, algunos lo pueden ser. El niño hizo una mueca y se quedó pensando. Apenas dos segundos. ¿Qué hechizo es? El hechizo silentium. ¿Qué hace? Pues, si estás en una habitación, impide que nadie de fuera escuche lo que pasa dentro. Ah. Se notaba perfectamente que le estaba escuchando de fondo, porque cada vez estaba más subido en la mesa y con el cuello estiradísimo para leer lo que ponía en los pergaminos. Prácticamente solo le quedaban apoyados en la silla las rodillas y los pies.

¿Y por qué es peligroso? Porque los que están dentro tampoco pueden oír a los de fuera. ¿Por qué? William miró pensativo hacia arriba. Pues eso mismo me pregunto yo. Por eso intento cambiarlo. ¿Y para qué se usa? William soltó una carcajada y negó con la cabeza, sin dejar de escribir. Mejor no te contesto a eso... ¿Por qué? El Marcus del presente se frotó la cara con las manos y se le escapó una risita. Tengo que regalarle a tu padre bombones o algo. Comentó. No se recordaba tan pesado. Qué paciencia tenía William.

Oye, ¿y si te enseño mejor otro hechizo? ¿Por qué? Yo quiero ese. Ya estaba directamente subido en la mesa, sin cortarse ni un pelo. Por Dios, qué vergüenza. Pero ahí estaba, un mini Marcus O'Donnell de rodillas encima de la mesa de trabajo de William Gallia y mirando sus pergaminos sin disimular lo más mínimo. Es que este es muy aburrido. ¿De verdad quieres ver como se queda todo en silencio? El niño hizo una muequecita con la boca y frunció el ceño, como si supiera que estaban intentando desviarle el tema pero, por otro lado, ciertamente tampoco le resultara tan atractiva la idea del silencio. William bordeó la mesa y se puso al lado del chico, apoyado en el borde. Mira este. Tomó una de las plumas que tenía en su lapicero y, con un giro de la varita, pronunció un hechizo. La pluma se tiñó de azul y el Marcus pequeño abrió mucho los ojos con ilusión, mientras el hombre sostenía la pluma en la mano y le miraba. ¿De qué color es? ¡Azul! ¿Estás seguro? Yo la veo morada. Vaya, pues yo también la veo azul, pensó el Marcus del presente, que seguía dejándose conquistar inevitablemente por los truquitos de William, a pesar de que ya sí conocía el hechizo de sobra. Con este hechizo, puedes volver cualquier cosa de otros colores sin alterarla. La gente lo verá de su color favorito. La cara del pequeño Marcus no podía mostrar una sorpresa más absoluta. Toma, para ti. Para que hagas pruebas con tus amigos, a ver cuántos colores sacáis. ¡Gracias! ¡Marcus! Todos, los del recuerdo y los invitados, se giraros hacia la puerta ante el firme sonido de esa voz.

Su madre, tan elegante y recta como siempre, con su sonrisa apenas esbozada, estaba allí. ¡Mamá mira! ¿De qué color es? El niño había salido corriendo y levantaba la pluma ante su madre. Verde. Noooooo es azul. Contestó contento de poder llevarle la contraria. Y William dice que es morada. ¿A que está chuli? ¡Lo ha hecho él! ¡Y me ha dicho que me va a enseñar a hacerlo! ¿Cuándo? Se preguntó Marcus a sí mismo. Madre mía, cómo inventaba ese niño... Osea, él. De fondo vio a William negar con la cabeza como quitándole importancia, al tiempo que Emma decía en tono monocorde. Vaya. Qué bien. Parecía que al hombre no le apetecía mucho saltarse una norma no escrita de su compañera.

Anda, cielo, espérame en mi despacho. Pero es que está haciendo otro... Está trabajando, cariño. Venga, no molestes. La mujer giró a su hijo sobre sus talones, pero antes de que se fuera le susurró al oído. Y llámale Señor Gallia, que es un adulto. Pero es que... Empezó a decir con voz de pena, pero Emma no parecía dispuesta a torcer. Sí, mami. Se giró. Adiós, Señor Gallia. Muchas gracias por la pluma. Espero no haberle molestado. Marcus volvió a llevarse una mano a la cara por lo repipi que había sonado eso. ¡Adiós, Marcus! Y su versión pequeña desapareció de la escena.

Pero aquello no había terminado. Disculpa. Normalmente se va con mi marido, pero hoy estaba reunido y Marcus tenía ganas de venir aquí. ¡No te preocupes! Es un encanto. William volvió a sentarse a su mesa, pero Emma se quedó allí. Dio un par de pasos hacia el interior del despacho, con tranquilidad. ¿Cómo está Janet? ¡Muy bien! Contestó el hombre, alzando la vista a ella con una sonrisa. Dylan es más tranquilito que Alice, no da mucho ruido. Se produjo un pequeño silencio. ¿Era cosa suya, o el ambiente se había vuelto un poco... Tenso? Nos gustaría visitaros. Se hizo una pausa. William había vuelto a bajar la mirada a los pergaminos, pero ahora se le notaba considerablemente tenso. Janet fue muy atenta cuando tuve a mis hijos. Ah, mujer, pero lo hizo encantada, no te preocupes. Dijo William con una risa incómoda, claramente tratando de quitarle importancia, sin levantar la vista. Emma, sin embargo, no dejaba de mirarle. Insisto. Dijo con tranquilidad. Y William ya decidió que era el momento de dejar de disimular.

El hombre soltó la pluma en el escritorio y expulsó un poco de aire entre los labios. Emma... Te lo agradezco, pero... Es mejor que sigan las cosas así. La miró con inseguridad. Por favor, entiéndelo. Debo ser muy torpe, pero no lo entiendo. A Marcus le recorrió un escalofrío. Conocía a su madre enfadada. No inmutaba el tono ni la postura lo más mínimo, pero se lo notaba. Y ahí lo estaba. No... No he dicho eso. Mi hijo entra en este despacho cada vez que viene. Empiezo a pensar cuál es su interés en venir a esta oficina. William apoyó los codos en la mesa, bastante serio, y clavó la mirada en la mujer, entrelazando sus manos y apoyando en ellas la barbilla. ¿Sugieres que le eche cuando entre? Sugiero que te aclares. Emma rodó los ojos y pasó la mirada por su alrededor. Aunque creo que eso es mucho pedir. William reposó la espalda en la silla y soltó aire. Mira, Emma. Ya sé que no soy tu persona favorita del mundo, pero tu hijo no tiene la culpa. Por supuesto que no la tiene. Contestó imperturbable. Como tampoco la tenía cuando decidisteis que dejara de ver a Alice y a vosotros de la noche a la mañana. William se quedó mirándola con los ojos entornados. Me costó dos meses que dejara de llorar. Afortunadamente, los niños de un año olvidan pronto. A Marcus se le encogió el corazón. Pero ahora tiene seis, y pronto tendrá once y se encontrarán en Hogwarts. Me gustaría saber cuál es la versión de todo esto para poder dársela, porque por si no lo has notado, Marcus pregunta. Pregunta de forma incansable, y llegará un punto en que preguntará por todo esto. Y me preguntará a mí. La mujer irguió aún más el tronco. Y llámame egoísta si quieres, pero me gustaría tener una versión creíble que darle para que no parezca que esto es culpa mía. Osea que no te vale lo de que no me soportas. Ojalá, pero no. Marcus abrió los ojos como platos. ¿Cómo que no le soportaba? Pero...

Lo siento, pero... No puedo soportar a alguien que ha hecho semejante daño a mi marido y que pretende hacer lo mismo con mi hijo. ¡Mamá! Se le escapó, aturdido por aquel comentario, aunque sabía de sobra que no le podía oír. Nunca fue mi intención haceros daño, Emma, te lo prometo. Todo lo contrario. Si tú supieras... ¿El qué, William? ¿Qué tengo que saber? La mujer dio un par de pasos hacia su escritorio, apoyando las manos en él y bajando la voz. A Marcus se le pusieron los vellos de punta. Si vosotros quisierais, todo esto se acabaría. No es tan sencillo. Estáis tomando la salida cobarde, William. Así no se solucionan las cosas. ¡Solo quiero vivir tranquilo! ¡¿Tanto pedir es?! Estalló. Marcus estaba con los ojos como platos mirándole. Nunca le había visto reaccionar así, siempre estaba jovial, y ahora estaba enfadado. Su madre se retiró lentamente, volvió a entrelazar las manos ante su regazo y, con su tono habitual, respondió. Siento que mi familia no esté a la altura de esa calma que buscáis. Se dio media vuelta y abandonó el despacho. Lo último que vieron fue a William, echando aire por la boca desesperado, y escondiendo la cara entre sus manos.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
Pensó que le costaría más, pero Marcus cedió relativamente rápido. No serían ellos si Alice no lograra que Marcus cediera. Esta vez se agarró de su mano, entrelazando los dedos porque no pensaba soltarle. Le había dicho que no hacía falta que entrara pero estaba segura de que no podía hacer eso sin él.

El recuerdo empezaba tranquilito. Su padre, como ella lo recordaba de toda la vida, en el despacho, leyendo papeles, con el cerebro a tope. Aún tenía aquella vida, aquel brillo en los ojos de cuando pensaba, ideaba cosas que a los demás no se les hubiera ocurrido nunca. Y entonces se puso a hablar solo, lo cual no era especialmente raro en su padre... Pero entonces oyó una vocecita. No podía ser- ¡Oh!- le salió del corazón con una sonrisa- Eres tú otra vez... ¡Por favor, mírate!- le miró con ojos brillantes y apoyo la cabeza en el hombro e Marcus mientras le veía inclinarse sobre los papeles de su padre-Oh, Marcus, dan unas ganas de achucharte... Mira qué cosa más mona...  Y preguntona- se mordió el labio inferior con lo contento que se había puesto con la pluma- Mira esos ojitos verdes... Esa sonrisita lo vale todo...- Vale, se había puesto un poco tierna con Marcus infante, pero es que era un niño precioso y adorable, que se desvivía por aprender y... Bueno es que no era tan distinto del Marcus mayor. Apretó su brazo con cariño y siguió mirando.

Pero claro, si estaba Emma involucrada, bien tampoco podía ir. Pero esta vez, tenía que admitir que su padre estaba hecho un terco. ¿Por qué no le decía la verdad simplemente? Pero claro, a ver quién era ella para hablar de decir la verdad. Si ella había hecho exactamente lo mismo con Marcus... Suspiró. No le gustaba ver aquello, lo sentía por su padre y, de hecho, lo sentía por Emma, porque realmente la veía dispuesta a un acercamiento, por Arnold y Marcus, claramente. Apretó la mano del chico y dijo- Reacciona como reaccionaría cualquiera. Todo en esa conversación está mal... Es lo que pasa cuando te propones cosas que no puedes cumplir- Bien lo sabía.

El recuerdo acabó con un regusto agridulce, pero decidió centrarse en lo bueno y miró a Marcus- Ha merecido la pena por verte así. Me mantengo en que eras el niño más adorable que he visto... Adoro cómo te brillan los ojos cuando tienes curiosidad por algo...- Y se quedó mirando esos ojos precisamente, embobada, hasta que empezó el siguiente recuerdo. Suspiró nada más verlo- Este es de mi madre. Sé perfectamente cual es- dijo tragando saliva.

-Alice Gallia, he adivinado según los posos del té de esta mañana que quieres meterte en el lavadero, y no te voy a dejar- La pequeña Alice resopló e hizo una pedorreta- Patrañas, la Adivinación es una patraña- Gal se echó a reír de sí misma y negó con la cabeza. Luego miró a Marcus y dijo- Algunas ideas siempre las he tenido muy claras -Que no crees en la adivinación ¿eh? -Papá tampoco. En la Aritmancia sí -Así que el listillo de tu padre ya te ha enseñado algo de Aritmancia... Mira, pues para que veas, voy a usar lo que aprendí de Adivinación en el colegio para saber que... tu hermano se va a despertar llorando en menos de cinco minutos- Alice y Janet estaban sentadas en una manta sobre la hierba al lado de los campos de lavanda y entre ellas, Dylan dormía plácidamente en su capaz, con apenas un año recién cumplido. Ah, ese sitio le traía tantos recuerdos, entre ellos algunos un poco intensos con Marcus- ¿Sabes que la última vez que estuve. allí fue contigo?- Le dijo sin mirarle, casi murmurando. Recordaba cómo de pequeña, llevaba un rato mirando al lavadero deseando meterse, solo hasta los tobillos, para poder coger pececillos y lanzar piedras, pero mamá no la dejaba y encima decía que había adivinado que quería hacerlo. Ni que fuera un secreto para nadie.

-Es porque le toca comer. No hace falta Adivinación para eso, solo mirar el reloj- dijo Alice con retintín, mientras se acercaba a la orilla para tirar piedras en el agua. Por detrás se acercó su madre -Pues que sepas que mi profesora de Adivinación del colegio me dijo una vez, leyendo los posos de mi té de jengibre, que tendría una hija llamada Alice- la niña se rio y se giró señalando a su hermano.-Pues no había suficiente té para ese otro ¿no? Además, papá dice que eso funciona por "susgestión" así que cuando me tuviste, tú ya estabas "susegestionada" de llamarme Alice- y entonces su madre la agarró de la cintura y la tiró a la hierba, haciéndole cosquillas mientras ella se reía estruendosamente- ¡Mamá! ¡Para!- suplicó entre risas. Entre la palabra mal dicha y lo bonito de la escena, Gal estaba riéndose sinceramente.-¡Tú lo sabes todo! ¿Eh? Alicealicealicealice...- repetía mientras le hacía cosquillas inmisericordemente.

Era por aquel recuerdo por el que odiaba que le llamaran Alice. Su madre adoraba aquel nombre, siempre se lo decía. Miró a Marcus y recordó que por aquella pelea llegó su primer beso- Cuando la gente me llamaba Alice... Pensaba que nunca sonaría como lo decía ella. Y lo odiaba. Me partía el corazón. Pero cuando tú lo dices... Es diferente. Es único. Nos querría que lo hicieras de otra forma...- Janet había dejado de hacerle cosquillas y ahora la atrapaba entre sus brazos y decía- ¿Y por que quieres ir el agua, eh? ¡A ver!- le dio un beso en la mejilla y la levantó, agarrándola de las manos y haciéndola volar girando. No debía ser muy difícil era una plumilla en aquel entonces- ¿Por qué quieres el agua si tú eres un pajarito?- Y Alice se reía y se reía, hasta que Janet se tiraba al suelo con ella encima- ¡No, mami! ¡Los pájaros se paran a descansar ¡Yo no quiero! Quiero volar siempre y que nada me pare. Llegar a todas partes, conocerlo todo- Janet se rio sinceramente- Y ese es tu padre hablando...- Soy...- parecía pensar- ¡Soy como el viento, mami! El viento nunca para, siempre vuela, y cuando lo intenta atrapar... Simplemente desaparece- dijo con una brillante sonrisa, satisfecha consigo misma, claramente. Y su madre la miraba con una sonrisa, sí, pero claramente mucho más pensativa que antes- Sí, hija mía... Como el viento. Porque el viento siempre es libre...- Alice, ajena al cambio de tono de voz de su madre dijo- ¡Sip! Libre como el viento- Y justo entonces Dylan se despertó y ella fue corriendo a tender ala manita y acaricarle los rizos para que no llorara. su madre se acercó y la acarició a ella- Eres una hermana estupenda- Ella sonreía con satisfacción y decía- Algún día seré una buena madre, como tú- Y si madre lloraba de la felicidad, besándole la cabeza, aunque claro, ella no recordaba eso de pequeña, porque no se había percatado.

Esta vez fue ella quien tiró hacia atrás y salió, aún agarrada a la mano de Marcus. Se quedó mirándole y dijo- Ahora me alegro de haber entrado... Hay cosas que había olvidado. Supongo que para eso está esto- Sí, había olvidado que ser libre como el viento no tenía nada que ver con lo que lo acabó relacionando luego. Que su vida entonces parecía más clara, fácil, luminosa. Se inclinó hacia Marcus y le besó suavemente, para separarse justo después y decir- Esto lo meteré en un pensadero cuando tenga uno- Le dijo de corazón. Señaló la puerta y dijo- Vámonos fuera, no me gusta estar aquí- Y justo cuando estaba saliendo, tras de él, esquivando papeles y cachivaches, una voz dijo- Lo sabía. Siempre lo he sabido. Y me alegro, Alice- Tomó aire y se agarró al marco de la puerta. No quería darse la vuelta pero dijo- Gracias... Mamá.
Merci Prouvaire!


Última edición por Ivanka el Dom 13 Dic 2020 - 14:13, editado 1 vez


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
La escena le había enternecido y a Alice también. Pasó un poquito de vergüenza, pero lo cierto era que... Le había gustado que Alice le viera así. La miró con ternura viendo su reacción, pero la entrada de su madre y la tensión en la conversación le dejaron inquieto y con un mal sabor de boca. Pero no debió ser tan dura. Suspiró. Entendía su postura, claro que la entendía, debía sentir mucha impotencia y dolor por su familia. Pero no sabía la verdad. Él ahora sí, y era una verdad tan dolorosa que hacía sus palabras muy injustas. Echó un poco de aire por la boca, consternado, justo a tiempo de ver el recuerdo cambiar.

Aun así, se había quedado mirando a Alice y esa forma de decirle que era adorable con una sonrisa embobada. Pero cuando vio el cambio de escenario, miró a su alrededor y sintió un cosquilleo en el pecho. El lavadero. Musitó. El lavadero de la Provenza, tal y como lo recordaba. ¿Cuánto hacía de aquello? Había sido hacía apenas año y medio y sentía que había pasado toda una vida en mitad. Volvería allí con los ojos cerrados, a tumbarse en el campo de lavandas mientras Alice leía, a tirarse en el agua y a besarse en la hierba. Pero aquel recuerdo era de 1991, y por tanto...

Efectivamente, allí estaba Janet, Alice lo dijo antes incluso de que Marcus la detectara. Y no estaba sola. Mira qué niña más mona. Comentó con una risita, acariciando el pelo de la Alice del presente. Sí que era adorable, y Janet era... Muy parecida a como su hija era ahora. Se la veía tan guapa y tan feliz en ese campo, que a pesar de sonreír, no pudo evitar el dolor en el pecho.

Rio un poco y murmuró a su amiga entre risas. La adivinación es una patraña. Al parecer tenían las personalidades bastante definidas desde bien pequeñitos. Se había quedado mirando la escena con dulzura cuando la chica confirmó que no había estado allí desde que fue con él. Bajó la mirada ocultando una sonrisilla. Estoy deseando volver. Susurró. Lo dicho, si pudiera se plantaría allí ahora mismo.

Se tuvo que llevar una mano a la boca pero eso no evitó que se echara a reír. ¿Susegequé? Vale, era una palabra muy complicada para una niña de esa edad y ella no se había metido con su yo infantil. Pero es que no lo pudo evitar, le resultó tremendamente adorable. Se abrazó un poco a ella con una sonrisa, pero entonces su amiga le confesó algo. A él no le gustaba que los demás la llamaran Gal, Alice era un nombre precioso y era SU nombre, pero ella lo quería así. Se acercó a su mejilla y la acarició un poco con la nariz, susurrando. Tienes un nombre precioso, Alice. Y él podía pasarse la vida pronunciándolo sin dejar de pensarlo ni por un instante.

Abrazado a su amiga se quedó mirando la escena, embobado, con una sonrisa. "Libre como el viento", cuántas veces la habría oído decir eso. Alice parecía tener las mismas ideas de pequeña que ahora... Hasta que dijo eso de que "algún día sería una buena madre". Se sintió muy estúpido pero el corazón le dio un vuelco y tragó saliva. Vaya, justo ahí parecía haber cambiado de opinión... Aunque quizás después de ver aquello...

Cuando se quiso dar cuenta, estaban fuera del recuerdo. Sacudió la cabeza un tanto aturdido, habían visto demasiadas cosas, muy seguidas y muy intensas, y eso mareaba. Justo cuando se notó más centrado fue cuando Alice besó sus labios. Sonrió y asintió. Él tenía tantos recuerdos con ella que podría guardar... Y, por un momento, pensó que ojalá hacerlo juntos. Ojalá tener en casa un solo pensadero que fuera de ambos, como William y Janet, como su padre y su madre. Pero al menos... Se conformaría con guardar todos sus recuerdos con Alice.

Vamos. Corroboró en un susurro, siguiendo a la chica. Pero la voz de Janet le hizo girarse, notando un vuelco en el corazón. La chica le dio las gracias, pero Marcus se quedó allí unos instantes, mirándola, tragando saliva. "Siempre lo he sabido". Después de lo que habían visto, aquello sonaba tan... Cuida de ella. Marcus llenó el pecho de aire, emocionado, y asintió. Lo haré. Te lo prometo. La sonrisa de Janet iluminó el retrato y toda la estancia. Salió y cerró la puerta.

Cuando llegó al salón, Alice estaba ya sentada en el sofá. Sin embargo a él se le fueron los ojos de nuevo al mueble en el que reposaba la foto de boda de William y Janet, de nuevo sintiendo un pellizco en el estómago. Se acercó y se quedó unos instantes mirándola, percatándose de un detalle de sus movimientos que antes no había visto. Sonreían, se besaban, miraban a cámara, se acercaban el uno al otro... Y, en un momento determinado, Janet se llevaba la mano a su vientre. Sonrió. Y qué más daba si era la forma correcta de hacer las cosas o no. Eran felices, lo fueron todo lo que pudieron. Y habían creado a Alice. Por lo que a él respectaba y desde su egoísta punto de vista, no lo pudieron hacer mejor. Prefería no imaginarse cómo sería su vida sin Alice en ella.

Pero había más fotos en el mueble, sin marcos, junto a la foto de ellos dos en el andén en su primer año que habían visto antes. Las cogió y se dirigió al sofá, sentándose junto a su amiga. Y la primera era un retrato de Janet, muy joven, probablemente de la misma época que su foto de bodas. Es decir, que apenas tenía dos años más de los que Alice tenía en ese momento. Te pareces a ella. Susurró mirando la foto, sin dejarse de sorprender por lo mucho que se parecía. Alzó la mirada y la clavó en su amiga, sonriendo. No me había dado cuenta hasta ahora. Volvió a mirar la foto y llenó el pecho de aire, echándolo poco a poco. Cuando me acuerdo de tu madre... De lo poco que coincidí con ella... Siempre la recuerdo sonriendo. Tenía una sonrisa preciosa, y una risa que se contagiaba. Daba la sensación de estar siempre contenta. Te hacía sentir bien solo por estar cerca de ella. Volvió a alzar la mirada a su amiga. Tú me haces feliz solo por tenerte cerca. Por motivos distintos, pero... Había heredado el poder de su madre en ese sentido, al menos para él. Alice... Sé que es duro y triste, pero... Creo que Janet se merece que la recuerden con felicidad, sobre todo después de lo que hemos visto. Ya es suficientemente triste saber que alguien así no está, pero si además los que sí estamos, estamos tristes... Hizo una leve mueca con los labios hacia un lado y negó. No es justo para ella. No es así como debemos honrar su memoria.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Marcus EN Tren A LAS 10:00, 23 de diciembre
Era increíble como, a base de roces, Marcus era capaz de electrificarla, hacerla simplemente feliz y enternecerse. Sí, adoraba cómo la llamaba Alice, dicho por sus labios, por su voz. Se dejó caer en sus brazos, disfrutando del abrazo hasta que salieron.

Nunca se había atrevido a hablar con el retrato. Las pocas veces que había entrado, lo había ignorado deliberadamente. Pero aquello sonó tan a su madre que... Había tenido que contestar. Y lo mismo le pasó a Marcus, que le dijo que cuidaría de ella. Bueno, de eso podía estar segura, desde luego, casi que no vivía para otra cosa el pobre. Sobretodo teniendo en cuenta que ella no dejaba de meterse en líos.

Cuando se sentaron en el sofá y le dijo que se parecía a su madre, se puso de medio lado, mirándole a él, apoyada en el respaldo, acurrucada de nuevo, jugando con los dedos de la mano de él- Tú nunca me lo habías dicho. Quizás por eso que dices... Pero la verdad es que yo tampoco me había dado cuenta nunca hasta que he visto esa foto- dijo señalando con la barbilla la que estaba en la chimenea, de la boda- Supongo que es por la edad. Entonces pensábamos que mi madre era una adulta y ya está... Pero ahora entiendo un poco a mi padre. Todo en esta casa grita "Janet". Los vestidos, las fotos, el cuadro que le habla... Y yo solo lo empeoro...- rio un poco, para rebajar la tristeza y dijo- Al final voy a tener que teñirme el pelo de azul como dije en La Provenza, así dejaré de parecer yo- Y soltó una carcajada solo con acordarse de aquel momento. Por Dios, con qué ganas se había quedado aquel día... Parecía que hubiera pasado una vida desde entonces. Pero sonrió y sintió con la cabeza a lo que decía de su madre- Tienes razón, para variar, prefecto O'Donnell. Mi madre se merece que la recuerden con sonrisas. Y tú también haces feliz a esta alumna díscola solo con estar cerca.

Tomó aire y tragó saliva, sin dejar de jugar con los dedos de Marcus, porque le relajaba- ¿Vamos a decirles algo a nuestros padres?- Se hizo un silencio y se dio cuenta de que a lo mejor no se había expresado del todo- De lo del pensadero. Quiero decir, no tengo ni idea de si mi padre le acabó contando algo a los tuyos, y en caso contrario quizás no deberíamos ser nosotros quienes descubrieran el pastel, pero yo... Tengo que hablar con mi padre. Tengo que decirle que lo sé todo, que lo entiendo, que no le culpo... Yo qué sé...- Negó con la cabeza.

Pero antes de que le diera tiempo a darle más vueltas a la cabeza, alguien llamó a la ventana del salón. Arnold y Dylan habían acabado en el jardín de atrás, y les miraban a través del cristal. Su hermano puso cara de fastidio y se frotó los brazos- Ya vamos, ya... Ya sé que hace frío- miró a Marcus y sonrió- Vámonos y empecemos las vacaciones de verdad ¿vale? Solo... Ser felices. Como si volviéramos a La Provenza, pero en tu casa y en Navidad... Ya tengo tu regalo además- dijo con cara pillina. La última vez que le había dado un regalo había sido en ese mismo salón y... Hubiera jurado que le había gustado. Soltó una risilla desde la garganta mientras cogía el abrigo y acarició la mejilla del chico- Cambia esa cara, Marcus, al menos antes de salir y ver a mi hermano y tu padre, y deja de pensar en lo que estás pensando, que te estás poniendo rojo. No es ese regalo de todas formas, es un poquito más elaborado- dijo terminando de reírse, le encantaba ponerle nervioso. Dejó que fuera él quien cogiera el baúl y salieron de nuevo con Arnold y Dylan. Su hermano, al verla la miró con el ceño fruncido, porque claro, notaba en parte que había llorado y en parte que salía medio partida de risa por haber puesto nervioso a Marcus justo antes de salir. Antes de que le preguntara dijo- No me pasa nada, antes de que preguntes. Solo me he entretenido porque tu padre es un desastre y lo tiene todo por medio- se giró a Marcus y le dijo- ¿Llevas el permiso?- Luego miró a Dylan con cara de superioridad y dijo- Marcus lleva un papel que dice que soy tu jefa. Ahora vas a tener que hacer todo lo que yo diga- Y riéndose con ellos, salieron de la casa, como si pudiera dejar atrás la tristeza.
Merci Prouvaire!


Is this the future or is it the past? JCqE0Sy

Is this the future or is it the past? QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Is this the future or is it the past? V1mQwnV
Is this the future or is it the past? 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Is this the future or is it the past? Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Is this the future or is it the past? Giphy
Ay, los retitos
Is this the future or is it the past? Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Is this the future or is it the past? Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Is this the future or is it the past? Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Is this the future or is it the past? Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


Is this the future or is it the past?
CON Alice EN Tren/Andén A LAS 10:00h, 23 de diciembre
Todo en esa casa gritaba Janet. Era verdad, lo había sentido desde que puso un pie allí. No había entrado en casa de los Gallia desde hacía muchísimo tiempo y, misteriosamente, Janet estaba más presente que cuando aún estaba viva, pero desde un velo de tristeza que no lo hacía nada positivo. Y a Janet había que recordarla con alegría, como ella era.

Rio un poco y negó con la cabeza, mirando su pelo y acariciando un mechón. Creo que soy la persona a la que más le gusta el color azul del mundo, pero aun así, no me parece buena idea. Ladeó una sonrisa y miró a los ojos de la chica, que sí que eran azules de verdad. Me gusta tu pelo así. Y sonrió aún más cuando le dijo que la hacía feliz. Si Alice supiera... Lo que le gustaría a él hacerla feliz siempre...

Ese pensamiento hizo que la pregunta de Alice le aturdiera un poco. Decirles a sus padres, ¿qué exactamente? Porque algo le decía a él que quedaba una conversación pendiente entre ellos, como para meter a sus padres en eso. Estaba pasando los ojos por el salón, ese salón tan significativo para ellos, planteándose si era posible que Alice se estuviera refiriendo a lo que se estaba refiriendo, cuando matizó. Menos mal. Qué idiota, pues claro que se refería a lo que acababan de ver, ¿a qué iba a ser si no? Pues... Podríamos intentarlo. Quizás en algún momento... En persona, pero cuando hayan pasado las fiestas. No era algo para decir por carta, pero tampoco quería aguar la Navidad. Lo iremos viendo. Mejor cuando ordenaran la información en sus cabezas. Ahora era todo demasiado confuso todavía.

Miró al cristal e hizo un gesto de la mano a su padre y a Dylan, atendiendo a Alice justo después. Y la cara le cambió. Ese "como si volviéramos a La Provenza, pero en tu casa y en Navidad" unido al "ya tengo tu regalo", en ese salón, habiendo sido su último regalo... Como había sido... Le produjo una sacudida en el vientre y, de haber intentado decir algo, probablemente habría tartamudeado. Y claro, Alice se lo notó. No estoy pensando en nada. Trató de defender con dignidad, pero sí, se había puesto colorado. Y "no era ese regalo de todas formas". Ah... Bien... Bien. Yo también tengo el tuyo, para que lo sepas. Dijo con una muequecita infantil de superioridad y tratando de volver a la normalidad antes de salir.

Ya se veía teniendo que justificar la tardanza a su padre, pero Alice se adelantó. Cuando esta le lanzó la pregunta, entrecerró los ojos y ladeó una sonrisa. Yo siempre llevo los permisos. A ver si se creía que iba a ser la única que soltara indirectas allí... Estaría bien no jugar a ese jueguecito delante de su padre, dicho sea de paso, que ahora le miraba con cara de no saber en qué lenguaje estaban hablando. Para disimular, se acercó a Dylan y, riéndose con el comentario de Alice, le revolvió el pelo. Uh, no como antes, ¿verdad? Que apenas mandaba nada. Le hizo una mueca burlona a su amiga y salieron de allí. Bueno, ¿podemos poner rumbo a Residencia O'Donnell ya? Dijo su padre, con tono entre bromista e impaciente. Marcus miró a Alice, ofreció su brazo para que le agarrara y contestó. Cuando quieras.
Merci Prouvaire!


We are
Is this the future or is it the past? Alchem10

Is this the future or is it the past? Freyfirma

Is this the future or is it the past? Banner10

Together we are everything:

Is this the future or is it the past? Sin-t-10

Is this the future or is it the past? Nuestr10

Is this the future or is it the past? Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba