Últimos temas
En Búsqueda del Abismo +18
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 6:31 pm por Carefree_Snake

peppermint tea [wishlist]
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 4:22 pm por Paradise

Love in shades of wrong
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 3:18 pm por Bewölkt

In the mood for love.
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 2:40 pm por Mermeladita

No rose without its thorns
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 2:12 pm por Circe

» silver and gold « (0/1)
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 1:54 pm por vicivosdrcams

Registro y conteo de puntos
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 1:26 pm por Circe

Grupal: New Year Ball
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 1:22 pm por Bewölkt

— Are you sure?
All I want for Christmas [+18] EmptyHoy a las 12:01 pm por Shadow

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Golden Shields

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

All I want for Christmas [+18] Empty

Lun Dic 14, 2020 12:47 am

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Alisó su vestido dorado y brillante y se admiró en el espejo. Se sentía guapa y eso le daba seguridad para bajar y enfrentarse a las miradas de toda la familia de Marcus. Había elegido aquel vestido porque tenía un escote muy discreto y la caída le favorecía y le hacía parecer más alta. Para el mismo propósito se había hecho una coleta alta, que su madre siempre decían que estiraba y hacia elegante, se había maquillado con mimo y tenía los tacones azules preparados en la esquina. Se estiró un poco de las medias transparentes, retocó el bajo del vestido y se dio mil vueltas. Bueno, ya basta, Gal, no va a estar ni mejor ni peor porque sigas aquí haciendo el tonto. Fue entonces cuando cogió la cajita de terciopelo rojo que había traído en la maleta, no sabía muy bien por qué. Quizá porque había visto aquella maldita foto de la boda cuando fueron a casa a por las cosas.

Salió de su habitación y se dirigió a la de Dylan. Llamó a la puerta pero estaba entreabierta, y pudo ver a su hermano hacer lo mismo que estaba haciendo ella hacía unos instantes ante el espejo. Se acercó con una sonrisa y una mirada llena de orgullo- Estás guapísimo. Qué mayor te has hecho de repente- Su hermano la miró de arriba a abajo y, con ojos brillantes, le hizo un gesto con los dos pulgares hacia arriba y una gran sonrisa- Gracias, caballero- dijo forzando el acento y moviendo su coleta con la mano- Una puede querer parecer una princesa también de vez en cuando- Se sentó en una banqueta que había ahí al lado- Pero me falta el toque final, ¿me ayudas?- dijo abriendo la caja de terciopelo.

Ahí estaba el colgante, los pendientes y el anillo de boda de su madre. Los dos primeros eran diamantes, con forma de lágrima, regalo de los Sorel para que su madre los llevara en la ceremonia, una especie de ofrenda de paz después de todo el escándalo. El anillo no era más que una fina línea de oro en la que dentro ponía “William & Jane, 16 de Octubre de 1983”. Dylan lo miró desorbitado, y luego clavó sus ojos curiosos en ella- Sí, son las joyas de la boda de mamá. Alguien me las dio, y me dijeron que ahora debía llevarlas yo… Pero no encontraba ningún momento. Es como si… no me pegaran- Dylan se encogió de hombros y levantó las manos- Es que no soy mamá…- Dylan cogió la libretita y escribió “Pero te pareces muchísimo a ella. Y a ella le quedaban muy bien en la foto” Gal sonrió y acarició la mejilla de su hermano - Ya, pero parecen… demasiado elegantes para mí ¿no crees?- Dylan suspiró y puso los ojos en blanco, mientras apuntaba “¿Esto va de las joyas o de otra cosa que no estoy entendiendo ahora y ya entenderé cuando sea mayor?” Gal tuvo que soltar una carcajada y dijo- Eres un renacuajo impertinente. Es solo que no sabía en qué situación podría pegar que yo llevara esto- su hermano señaló con expresión desesperada la sala, como aludiendo a la situación- Tienes razón ¿Cuándo voy a tener una fiesta tan elegante como esta?- él escribió de nuevo “Cuando te cases tú” Gal rió un poco sarcásticamente y con un toque de pena. No las tenía todas consigo de que ese día llegara- Mientras tanto ¿Me ayudas a ponerme el colgante?- Lo sacó de la caja y lo puso al rededor de su cuello, sujetándose la coleta hacia un lado para despejar su nuca. Pero los deditos aún inhábiles de Dylan no daban con el cierre, lo cual le provocó una risa enternecida. Justo entonces, su hermano le dio un toquecito en el hombro y señaló a la puerta.

Marcus estaba más guapo y elegante que nunca. Sintió sus propios ojos echar chiribitas al verle. Sonrió y se levantó suavemente, pero Dylan fue más rápido y avanzó hacia él, haciendo lo mismo que había hecho con ella de mirarle de arriba a abajo, aunque esta vez hizo el “ok” con los dedos mientras asentía y le dio en el brazo, a modo de felicitación. Luego cogió el colgante y se lo dejó en la mano al chico, señalando a su hermana, y luego a sí mismo negando. Sin hacer nada más, salió por la puerta y a Gal le dio tiempo de inclinarse y decirle- ¡Eh! ¡Compórtate hasta que yo baje! No tardo nada- Sabía que estaba sonrojada, pero se encogió de hombros, muy al estilo Dylan y dijo- Perdónale. Es que no sabe lidiar con el cierre y… bueno era una tontería, no tengo por qué llevarlo. Al fin y al cabo, era de mi madre, no mío, creo que ni siquiera me pega.- Aun así, se dio la vuelta para dejar que se lo pusiera mientras ella se ponía los pendientes y jugueteaba con el anillo entre los dedos -Esto no debería ponérmelo ¿verdad? O no en el dedo del anillo.
Merci Prouvaire!


Última edición por Ivanka el Sáb Dic 19, 2020 10:05 pm, editado 1 vez


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Lun Dic 14, 2020 5:20 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Había perdido la cuenta del rato que llevaba delante del espejo, mirándose de un lado y de otro, peinándose cada rizo en su sitio y recolocándose el traje. Su traje favorito, azul oscuro, como no podía ser de otra forma, con unas muy sutiles flores bordadas en la chaqueta, corbata a juego y camisa blanca. Esperaba haber elegido bien el conjunto, porque... En fin. Hoy tenía alguien más a quien quería impresionar. A él siempre le gustaba ir guapo en Navidad porque era su fiesta favorita, pero ese día estaba Alice. Definitivamente, quería llevar sus mejores galas.

Mientras miraba el espejo vio una sombra pasar por delante de su puerta y se giró inmediatamente. ¡Eh! ¡Lex Lex Lex! Salió trotando del cuarto, colocándose en la puerta y cuadrándose en el pasillo, aclarándose la garganta. ¿Cómo estoy? Su hermano se encogió de hombros. Pues bien, supongo. Marcus bufó, perdiendo toda la cuadratura de los hombros y rodando los ojos. Qué expresivo... ¿Qué quieres que te diga? Pues estás ridículamente perfecto, como siempre. Piis istis ridikiliminti, qué envidioso eres. Se metió para dentro de su cuarto de nuevo y se tiró otro rato mirándose al espejo.

Ya debería salir. No iba a ser muy lógico que tardara en arreglarse más él que ella, ¿no? Creía, al menos. Además, le gustaría tener unos minutos con Alice antes de bajar con los demás, al menos para poder darle sus impresiones a gusto, porque estaba seguro de que se le iba a escapar una exclamación al verla. Pero segurísimo. Y al menos prefería que fuera en privado. Así que se dirigió a su habitación, se paró en el pasillo dando un par de vueltas antes de dejarse ver, se aclaró la garganta, se reajustó por trigésimo cuarta vez en los últimos cinco minutos la chaqueta y se dejó ver en la puerta.

Y no se equivocó. Wow. Se le escapó con una sonrisa. Bueno, sola sola no estaba, estaba Dylan allí, pero contaba con ello. Ya solo verla de espaldas mientras su hermano intentaba ponerle el collar le sacó una exclamación, pero abrió más los ojos, conteniendo un suspiro y ampliando la sonrisa, cuando se dio la vuelta. Vaya... Estás impresionante. Lo estaba. Alice tenía la habilidad de verse cada día más guapa, o al menos esa sensación tenía él. Pero aquella noche había roto todos los esquemas posibles. Ya iba con las expectativas altas, pero las había superado.

Qué elegante, colega. Le dijo a Dylan, dejando el puño en el aire para que el chico lo chocara a modo de saludo. Que sepas que tengo los hombrecillos de jengibre contados uno a uno. Le dijo señalándole con un dedo y arqueando las cejas, a lo que el niño se encogió de hombros y salió con superioridad y una sonrisilla del cuarto, no sin antes entregarle la joya con la que había estado lidiando en mano. Como que estaba Marcus para pensar en hombrecillos de jengibre con la imagen que tenía delante.

Miró el colgante en su mano por unos segundos, alzando la mirada cuando Alice dijo que era de su madre. ¿De verdad? Preguntó entre sorprendido e ilusionado, y al volver a mirarlo lo reconoció: lo llevaba en la foto de la boda. Amplió la sonrisa. Definitivamente, tienes que llevarlo. Se acercó a ella. Te lo pongo. Con cuidado, pasó el colgante por la parte delantera del cuello de la chica y, uniendo el cierre por detrás, lo cerró mientras susurraba. Seguro que le encantaría vértelo puesto. Al terminar de cerrarlo, con suavidad y de forma inconsciente, fue soltando la cadena lentamente, dejando que reposara sobre la espalda de la chica y acariciando esta con sus dedos, rozando su piel apenas unos centímetros hacia abajo por su cuello y su espalda hasta que, poco a poco, se separó. Estás preciosa. Susurró. Necesitaba decírselo. Al menos necesitaba decirle una de las muchas cosas que sentía y que sí podía decir.

Se mojó los labios y la rodeó para ponerse frente por frente a ella, con una sonrisa. Bajó la mirada a sus manos. Yo creo que te sienta bien. ¿Y qué no te sienta bien? Tomó sus manos con la misma ligereza con la que había rozado su cuello al ponerle el colgante, como si se hubiera enlentecido, como si el tiempo fuera ralentizado. Pues... Creo que es el dedo en el que te iría bien. Continuó con voz suave. Cogió el anillo, sin dejar de mirar sus manos, y añadió. ¿Puedo probar? Y, sin esperar respuesta, colocó el anillo lentamente en el dedo de Alice. Al terminar el recorrido, alzó la mirada y la clavó en sus ojos, con la respiración ligeramente contenida. Y allí se quedaron. En silencio. No supo por cuanto tiempo. Ni en qué estaba pensando.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Lun Dic 14, 2020 6:18 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
La apreciación de Marcus a su aspecto era la respuesta a la pregunta "¿Por qué llevo dos horas arreglándome?" Su apreciación y su aspecto, porque estaba tremendamente guapo y elegante. Sonrió un poco cuando le dijo aquello a Dylan y se dio la vuelta, temblorosa, de nervios, de felicidad, de expectación.

Marcus le puso el colgante como si se hubiera pasado la vida poniendo collares a mujeres, porque hasta eso tenía que dársele bien, por supuesto. Y a ella que le temblaban los dedos mientras cerraba los pendientes. El hecho de que aquellos dedos que le encantaban estuvieran maniobrando en aquella zona tan sensible le hizo soltar un suspiro y sonreír cuando le dijo que a su madre le encantaría vérselo puesto. Pues tenía razón. Quizá los demás pensaran que no le pegaba, pero si a su madre le gustaba, a ella le valía. Aplicable a todo aquella noche. Cerró los ojos pesadamente cuando Marcus le acarició la espalda así. Se estaba comportando (bueno, llevaba literalmente día y medio en casa de los O'Donnell, no había tenido mucho lugar a meter la pata) pero Marcus acariciando su piel era muy difícil de resistir.

Se giró y, cuando le dijo que estaba preciosa, realmente se sintió así, con un agradable cosquilleo en su estómago. No pudo evitar sonreír y alzar las manos para acariciar el pecho de Marcus, admirando aquella tela tan rica y bonita de su traje cuyo precio prefería no calcular para no sentirse como la Cenicienta. - Y tú estás espectacular. Hoy eres literalmente el príncipe azul. Mírate, eres tan elegante... - Ladeó la sonrisa y se movió un poco de lado a lado, moviendo los lados del vestido. - Y creo que voy a necesitar tu caballerosidad, porque yo me he plantado muy rápida estos taconazos para que no me saques dos cabezas, solo una y media, y la verdad, no las tengo todas conmigo de que pueda bajar las escaleras con ellos. - Dijo riéndose sinceramente. Igual, como buena Cenicienta, la clave estaba en que tirara los tacones a tomar viento y bajara descalza, que así se llevó ella al Príncipe Azul. Pero bueno, por el momento tendría que aguantar el baile.

Dejó que Marcus tomara sus manos y cogiera el anillo. No se veía con fuerzas, ni siquiera con la capacidad intelectual mínima, para rebatirle.  Si él decía que debía llevar el anillo, el anillo llevaría.  Y justo cuando se lo puso, se giró para mirarse en el espejo y se admiró a su lado. Podría verse así, con los dos tan elegantes, de la mano, para siempre...- Me gusta como se ve. - Dijo con una sonrisa y en tono casi susurrado. Se quedó mirándole a los ojos, tan cerca el uno del otro, sin decir ni una palabra, solo admirándose, solo disfrutando de aquel momento de intimidad tan significativo. Tanto que se vio en la obligación de decir- Te besaría ahora mismo. Pero estoy maquillada, y temo que dejarte bajar con todo mi pintalabios emborronado encima sería el peor pie con el que empezar una Nochebuena con tu familia- Pero sería un buen final, se dijo a sí misma. No, Gal, alto ahí, no te pongas a pensar en eso precisamente ahora. Así que juntó su frente con la de él (que ahora la tenía más cerca gracias a los tacones) como hacían siempre ellos. - Esto es como un sueño para mí. Gracias, Marcus. Gracias de verdad- Se separó de él, rozando sus manos y dijo- ¿Me das dos minutos? Ahora mismo bajo.

Y en cuanto estuvo sola, se acercó a su maleta, de donde sacó aquella foto de sus padres tan jóvenes, en Monument Valley- Mami, ya que no me atrevo a hablar con tu cuadro... Que esto valga. Estoy muerta de nervios. Y estoy feliz, inmensamente feliz, y me muero de ganas por bajar y celebrar la Nochebuena por todo lo alto. Y me encantaría que estuvierais papá y tú aquí y... - Miró de reojo el anillo, que Marcus le había puesto en el dedo y el estómago le dio un vuelco. Muchos deseos para una sola Navidad. - Te juro que voy a procurar que Dylan tenga una Navidad como se merece y que...- Ladeó la sonrisa. - Que voy a seguir exactamente el camino que quiero seguir- Volvió a dejar la foto en su sitio y descendió las escaleras buscando a Marcus y a su hermano.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Lun Dic 14, 2020 10:35 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Sí que se les veía bien, demasiado bien. Demasiado porque su imaginación volaba... Pues eso, demasiado. Así que dejó de mirar el espejo y la miró a ella. Se irguió con una expresión un tanto cómica pero se le notaba la sonrisa de oreja a oreja y el brillo en los ojos cuando le dijo que parecía más que nunca un príncipe azul. - Tenía que estar a la altura de una princesa. - Rio ante sus palabras y miró los tacones. - Son muy bonitos, pero me duele solo de verlos, no sé como puedes estar ahí subida. - Volvió a erguirse, muy bien puesto, y ofreció su brazo. - Faltaría más. Ya sabes que yo soy todo un caballero. - Apuntó con una risa inevitable e iluminada. No podía ser más feliz esa noche y apenas acababa de empezar.

¿Se había puesto colorado? Pues vaya idiotez, a esas alturas de la vida. Trató de disimular al más puro estilo de Marcus haciendo acopio de dignidad, mojándose los labios mientras se le escapaba una sonrisa entre estos y ponía la mirada en un punto indefinido. Pero es que, después de ese momento en el que la mente se le había hecho un batiburrillo y un cosquilleo se había apoderado de todo su interior, tras mirarse a los ojos, la tentación de besarla había sido muy fuerte. Y Alice, como siempre, lo había descrito de forma gráfica y directa. Y él, como siempre, no iba a quedar como que aquello le había puesto como un flan y preparó un comentario de vuelta. - De empezarla no, pero de terminarla... Quien sabe. - Uy sí, contaba con ello. Esa noche no se acostaba sin llevarse un beso de Alice, eso lo tenía clarísimo. Ya buscaría la manera.

Cerró unos instantes los ojos, llenando el pecho de aire, cuando Alice juntó su frente a la de él. - Que cerquita estás hoy. - Susurró con tono bromista al abrirlos. Sí, se la notaba más alta sobre esos tacones. - No tienes que dármelas, Alice. Me encanta que estés aquí, me hace muchísima ilusión. - No le estaba haciendo ningún favor. Obviamente no le gustaban las circunstancias por las que Alice había acabado en su casa, pero debía reconocer que a él le habían venido de lujo. Solo había que ver que ni se lo pensó dos veces a la hora de proponerle venir. - Hecho. De mientras volveré a contar los hombrecillos de jengibre del plato, a ver si ha desaparecido alguno. - Bromeó y salió de allí, bajando las escaleras.

Mientras esperaba a que Alice bajara, se fue al salón. - Mira, ¿ves esas dos de ahí? La segunda más alta y la que está a mitad, las que son rojas con brillos dorados. - Se había sentado en un cojín en el suelo con las piernas cruzadas, delante de una caja llena de adornos y señalaba al árbol de Navidad. Dylan estaba junto a él, con el rostro ilusionado. El árbol ya estaba montado desde hacía días, cuando llegaron sus padres lo tenían preparado. Pero los O’Donnell tenían una tradición: cada uno tenía una bola con sus colores, y cuando se juntaban en Nochebuena, las colocaban en el árbol. Este año había dos nuevos miembros pasando la Navidad con ellos: Alice y Dylan. Y Marcus lo tenía claro: nadie en su casa se quedaba sin su bola.

- La de arriba es de mi abuela y la del centro de mi tía Erin. - Señaló en otra dirección. - Y mira, la que está más abajo del todo y esa que está cerca de la de tita Erin, las que son verdes y plateadas. Esas son de Lex y de mi madre. - Señaló la totalidad del árbol con la palma de la mano. - Y como verás toooodas las demás son azules y bronces. - Marcus apenas siendo exagerado, porque “tooooodas las demás” eran tres: la de su abuelo, la más alta de todas; la de su padre, junto a la de su madre; y la suya, arriba de la de Lex. - Como verás, no tenemos el honor de tener ninguna bola de Hufflepuff en el árbol. PERO. - Alzó un índice y movió las cejas, vaticinando el gran momento que venía. - Eso lo vamos a solucionar hoy. -

Sacó de la caja una bola transparente y la movió ante sus ojos. En la otra mano sujetaba su propia varita en el bolsillo. - Atento. - Pidió con un gesto al chico que se acercara y este se aproximó un poco más, arrastrándose por el suelo con una sonrisa. - Primero tienes que sujetarla. Así, como yo. - Se la entregó a Dylan como si fuera un objeto muy delicado y preciado y este la tomó como tal, con mucho cuidadito. - Vale. Ahora cierra los ojos y piensa mucho mucho mucho en las cosas que más te gustan de tu casa. - Dylan obedeció, con una sonrisilla, y Marcus hizo un movimiento con su varita aprovechando que no le veía. - Ahora, levanta tu varita y haz una forma. La que tu quieras, algo que te recuerde a tu casa. - Dylan se lo pensó un poquito, aún sin abrir los ojos y con una muequecita en los labios. Al final, alzó la varita e hizo un circulito en el aire con ella. Marcus esbozó una sonrisilla pícara y se inclinó hacia él. - Eso era una galleta, ¿verdad? - Dylan soltó una risita risueña y Marcus dijo sin más dilación. - Ahora, abre los ojos. - La bola había empezado a tomar unos colores amarillos y negros, y el chico lo vio nada más abrir sus ojos. La expresión de ilusión y sorpresa no tenía precio.

Marcus se mordió el labio, mirando a Dylan alucinar con la bola. Solo por verle así merecía la pena tanta parafernalia. - Venga, vamos a ponerla en el árbol. - Dijo levantándose y dirigiéndose a este junto al chico. - Tiene que ser la más bajita, que por algo eres el peque de la casa. Lo siento, colega. - El otro se encogió de hombros y la colocó, no parecía importarle mucho que estuviera más abajo. Dio unos pasos hacia atrás, con el brazo por encima de los hombros de Dylan y se quedaron mirando el árbol con satisfacción. - Sip, definitivamente le faltaba el toque Hufflepuff. - Giró la cabeza y, esbozando una sonrisa, miró a Alice, que había bajado en algún momento de su explicación. - Chica Ravenclaw, ¿tú también quieres una? -
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Lun Dic 14, 2020 11:36 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
La bajada por la escaleras fue un poco esperpénticamente. Iba escalón a escalón, dejando los dos pies en el mismo y agarrada a la barandilla, pero teniendo que equilibrar aún así con el cuerpo. En eso estaba cuando oyó una risa al pie de las escaleras. - Si me va a decir que no debería haberme puesto tacones, le digo de ante mano que: uno, tiene razón; dos, es culpa suya por haber hecho un hijo tan espigado al lado del cual parezco un taburete. - Dijo entre risas mirando a Arnold que también se estaba riendo sinceramente. Le. tendió la mano para ayudarla a bajar el último tramo y dijo - Tu madre me dijo el día su boda, que allá donde hay una señorita que necesita una discreta ayuda para bajar las escaleras, hay que ser un caballero dispuesto a ofrecérsela- Ella rio y se tocó inconscientemente el colgante. Era una frase muy su madre. - Estás muy guapa, Alice. De verdad. No hacía falta que te pusieras los tacones, porque estando tú cerca no creo que nadie mire hoy a Marcus. Además le tienen muy visto- dijo dándole el brazo, al que ella se agarró, aunque en llano se manejaba bastante bien con los tacones- Gracias. Usted también está guapísimo, a los O'Donnell les sientan bien los trajes. Pero que no le oiga él decir lo de que le tienen muy visto, ya sabe que le gusta ser el favorito de todo el mundo- Ambos rieron y justo Emma llamó a Arnold desde la cocina. Él señaló con la cabeza la puerta del salón- Creo que te va a gustar lo que vas a ver allí. - Ella asintió y fue hacia la puerta.

Efectivamente, ver a Marcus haciendo bolas mágicas de árbol para Dylan era, sin duda, una de las cosas más bonitas que había visto en su vida. Pero es que todo en esa casa era un sueño. La mesa, las decoraciones, aquel árbol tan precioso, el fuego... Era como un sueño de Navidad. En La Provenza también ponían el árbol, y cenaban un montón de gente y era muy alegre pero... La casa de los O'Donnell era perfecta, era todo lo que una pudiera pedir.

La voz de Marcus la sacó de su ensimismamiento y asintió con una sonrisa, acercándose a donde estaban Marcus y Dylan, sentándose junto a ellos y aprovechando así para no estar subida en esos tacones más tiempo del necesario- Pero a ver como dibujo yo con la varita la estatua de Rowena Ravenclaw...- dijo poniendo cara de preocupación. Sacó la varita de entre los pliegues de la falda del vestido y la agitó en el aire, dibujando la Torre de Ravenclaw. Su bola empezó a llenarse de brillos azules y dorados y sintió como se le calentaba el corazón al dársela y decirle- Mi pequeña aportación a la supremacía Ravenclaw del árbol. Ponla un poquitito más alta que la tuya, que te saco dos meses- dijo con una risa. No se levantó porque no veía claro como hacerlo con esos tacones y ese vestido, pero justo entonces su hermano le acarició la oreja y el pendiente y señaló su colgante. Ella asintió- Sí, al final me los he puesto. Me han ayudado- dijo alzando la vista con una sonrisa hacia Marcus. Su hermano cogió la libretita y dijo "A mamá le hubiera encantado verte así" Ella asintió con los ojos brillantes, pero él siguió escribiendo "Pero a memé no le gustaría ese vestido. Diría que es muy corto y que no sabes llevar vestidos. Y la tata diría que no deberías ponerte tacones si no sabes andar con ellos" Eso le arrancó una carcajada, todo verdad. - Pero no están aquí ¿verdad? Y a ti y a Marcus sí os gusta lo que llevo. -Dijo guiñándole un ojo al chico, porque no se le había olvidado esa proposición de como terminar la noche. Dylan se tocó el pecho y luego la señaló - Y yo a ti, renacuajo impertinente.

Justo entonces oyó llamar a la puerta de la casa y todos los nervios que se le habían quitado con la tierna escena, le volvieron de golpe. Ascendió las manos y agarró las de Marcus- Ayúdame por favor, que no tengo nada claro cómo levantarme. - Gracias a Dios, Marcus tenía fuerza y altura necesarias para ayudarla a estabilizarse. Se quedó enganchada a su brazo, arreglándose otra vez el bajo del vestido, la coleta, los tirantes. - ¿Cómo estoy? ¿Estoy bien? ¿Es demasiado todo esto? ¿Me aparezco arriba y me cambio? - Carraspeó y miró a Marcus tomando aire. - Vale, vale. Me calmo. Vamos a ello.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 1:01 am

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Negó con la cabeza mientras chistaba con fingida decepción y una mueca en los labios, al tiempo que se levantaba. - Siempre apuntando tan exageradamente alto, Alice Gallia, con lo fácil que sería dibujar un libro. - Pero tenía que reconocer que lo de Rowena Ravenclaw le había encantado, para variar. Tomó la bola cuando Alice se la ofreció, con mucha galantería al principio pero cambiando a una mueca cuando dijo que le sacaba dos meses. - Ñiñiñi pues no lo parece. - Pero sí, la puso un poquito más arriba. Pero muy poco. Ya la bajaría y la pondría a su altura cuando no se diera cuenta... Y se lo haría saber cuando se fuesen.

Miró el árbol con satisfacción y se giró hacia la chica al tiempo de escucharla decir que le gustaba lo que llevaba. Mucho. La señaló, como hablando con Dylan. Por no hablar del toque que le ha dado el que le ha puesto el collar. Maravilloso, ha estado acertadísimo. Rio un poco con complicidad y se mojó los labios. Y entonces sonó la puerta.

La reacción de Marcus cuando sabía que su familia llegaba no había variado ni un ápice en todos sus años de vida. Esos son mis abuelos. Trataba de sonar más formal pero estaba nerviosito perdido, ya jugando con sus dedos algo inquieto y dando un par de pasos erráticos. Pero nada más notar que Alice pedía ayuda para levantarse, se acercó y tendió sus manos para que las agarrara. Dejó que agarrara su brazo y se quedó así, orgullosísimo de la compañía. Bien podía pasarse así toda la noche. Miró a la chica con una sonrisa pero esta empezó a decir muchas tonterías que le hicieron rodar los ojos. Se quedó mirándola con cara de circunstancias apenas unos instantes y luego volvió a susurrarle convencido. Estás preciosa. Hizo un gesto con la cabeza y señaló la puerta. Vamos. Antes de que tu hermano se me adelante y me quite el puesto de nieto favorito de verdad.

Iban a pasito lento por los tacones de la chica, pero no le importaba. La puerta se estaba abriendo cuando ellos aparecieron por el pasillo. Marcus no cabía en sí, irradiaba por todas partes lo contento que estaba. La primera que apareció en la puerta fue su tía Erin, con algo entre las manos y una sonrisa algo apurada, como quien está muy contenta por ver a su familia en Navidad pero... Anda. Cuánta gente. Eso. Su tía y las multitudes, entendiéndose por multitud más de tres personas (y contándola a ella). Pero al menos lo iba llevando mejor con los años. Hola Dylan. Le saludó con ternura, y luego alzó la vista a ellos. Vaya. Qué guapos. Gracias tita. Tú también estás guapísima. La mujer soltó una risilla tímida, con la cabeza algo gacha. Se notaba que su intención había sido echarse un mechón de pelo tras la oreja, tarea que se vio interrumpida por lo que llevaba en las manos. Gra...Cias... Emm... ¿Dónde... Esto...? Ya se está liando. Miró a Alice de reojo con una sonrisilla. Al menos había aguantado los primeros tres minutos.

- Pero qué cosa más bonita de jovencitos. - - ¡Abue! - Se soltó sutilmente de Alice, mirando a la chica como pidiéndole permiso, y trotó alegremente hacia su abuela. - ¡Mi niño bonito! - Le dio un abrazo a su abuela y, al separarse, se giró para mirar a Alice de nuevo. - Y esta que estás viendo, efectivamente, es la mujer más guapa del mundo. - Su abuela se echó a reír totalmente derretida. - Pero qué zalamero eres - Por detrás de la mujer, a pasito lento, apareció su abuelo. - Y no sé a quien has salido, con lo soso que es tu padre. - ¡Eh! - Se quejó Arnold detrás de Marcus, que no dudó en reírse sin piedad. - Que bien, que bonita manera de empezar la noche... - Anda anda hijo, no te quejes. Está claro que el niño ha salido a mí. - Su abuelo le revolvió el pelo y él se dejó, como si fuera un niño pequeño (aunque luego se lo recolocó, que le había costado mucho trabajo peinarse). Porque sí, estar con sus abuelos era retroceder a la infancia de manera inmediata.

La puerta se cerró. Bien, ya estaban todos, ¿por qué se notaba más nervioso que nunca? No era exactamente nervioso, era como... Inquieto, emocionado. Que no cabía en sí de alegría. ¿Qué traes, tita? Poco iba a tardar él en meter las narices en la comida. Erin le miró. Las monedas de chocolate de la abuela. Que ha hecho para todo un regimiento este año. Y, como si le hubieran convocado, ya estaba Dylan allí. "¿Las puedo ver?". Y también he traído trufas de Istria, están muy ricas. Directas de Croacia. Marcus ya estaba salivando. De hecho, ya estaba intentando meter la mano, pero alguien se la golpeó. ¡Au! Eso es el postre. Primero la comida. Su madre y su habilidad de aparecer de la nada. Dylan había visto la escena y había reculado varios pasitos para atrás, mientras Erin se encogía de hombros. Tras ellos, escuchó como su abuelo se acercaba a Alice. Señorita Gallia, estaba exquisito el licor de espino. No tengo rocío de luna suficiente para agradecérselo.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 1:51 am

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Tragó saliva y tomó aire cuando Marcus le dijo que estaba preciosa. Recuerda Gal, si él le parece bien, y a tu madre se lo hubiera parecido, todo está bien. Además ¿De qué estaba tan nerviosa? Había visto a los abuelos O'Donnell muchas veces y Erin había estado en Saint Tropez muchas veces en verano. Precisamente fue a Erin a la que primero vio, y Dylan prácticamente se lanzó hacia ella. Le encantaba la tía de Marcus, ella sospechaba que porque era como él, muy calladita, y se sentía identificado.  Sonrió a la mujer cuando le dijo que estaba muy guapa y dijo- Me alegro mucho de verte, Erin- Contestó. Ella también le tenía cariño especial, porque era consciente que de pequeña había sido super pesada yendo con ella y la tata a todas partes y ella siempre había sido paciente y buena al respecto. Aun así, se la veía también un poco agobiada, ya eran dos.

Pero la abuela de Marcus encendería el castillo entero entrando. Era pura luz y alegría, y Marcus ya fue a hacerle galanterías. Ella se quedó ahí, con las manitas cruzadas sobre el regazo, sin moverse mucho, que así no se desequilibraba, observando con felicidad la escena. Lo dicho, todo era bonito y familiar, simplemente perfecto. La voz de la abuela la sacó de sus pensamientos- ¡Alice, cariño! ¡Pero qué mayor estás! ¡Mírate! Estás hecha una mujer, y una mujer guapísima- dijo cogiéndola de las manos y admirándola de arriba a abajo. Ella amplió aún más la sonrisa- Gracias, señora O'Donnell. Me alegro mucho de volver a verla. - Y yo de que estés aquí. Qué pena que no estén tu padre y tu tía aquí, yo decía que eran mis otros dos O'Donnell de apellido raro- Eso la hizo reír, porque esa era la capacidad de la señora O'Donnell, te hacía reír y sentirte a gusto en dos segundos. - ¿A ti también puedo llamarte mi nieta de apellido raro?- Se puso roja como un tomate en un momento. Pero asintió con la cabeza. - Además, a juzgar por lo bien que se te da el licor de espino, eres más O'Donnell e irlandesa que muchos por aquí que ya no cursan ni Pociones ni Herbología- dijo mirando significativamente a Marcus y ella creía que no haba estado más colorada en su vida. Justo entonces llegó Lawrence a saludarla, diciéndole aquello también, y dándole un beso en la mano como los caballeros, lo cual le hizo mucha gracia en comparación con como había saludado a Marcus. - Me halaga usted, señor O'Donnell. Tenía que agradecerle el rocío de luna, me viene muy bien y he plantado un poco en mi trocito de invernadero- Luego miró a Molly y dijo- Y aunque ya no tenga esas asignaturas, fue Marcus quien me ayudó a hacerlo y me contó que su madre lo hacía. Espero que me saliera parecido- Justo entonces Dylan pasó por delante de ella saliendo por la cocina, con una cara un tanto sospechosa. Ella le tomó de los hombros y lo puso delante suyo- Y este que huye sospechosamente del lado de su nieto, de lo cual deduzco que han metido la mano donde no debían, es mi hermano Dylan. No habla, pero cuando quiere se expresa muy bien- la abuela se inclinó ante él. - ¡Pero mira este hombrecito! ¡Si es igualito entero que su padre a esa edad! Excepto en lo de hablar, eso seguro ¿Qué querías, monedas de chocolate? La abuela Molly te da una- Y se lo llevó de la mano de vuelta a la cocina. Gal miró en su dirección y dijo al abuelo- Creo que voy a ver si la señora O'Donnell necesita algo. - El abuelo le guiñó un ojo. - Esta noche mi nieto va tener que permitir que te robe para que me cuentes más cosas sobre tu invernadero y hablemos de alquimia, que me han dicho que eres muy buena tú también. A ver si voy a tener que hacer dos huecos en el laboratorio. - Ella asintió, aún colorada y dijo . -Cuente con ello.

Llegó a la cocina a tiempo de ver a Marcus preguntando por comida y siendo amonestado por Emma. - Señora O'Donnell ¿Necesita que la ayude con algo?- La abuela y Emma se giraron a la vez. Claro, ahora eran dos señoras O'Donnell. - Me refería a...- no quería decir Emma y liarla con el protocolo tan pronto, así que la señaló brevemente. Molly se rió y le dio un beso en la mejilla- ¡Pero qué monísima eres! Y cómo me recuerdas a tu madre. Eres idéntica a ella cuando se casó- Emma le puso una bandeja en las manos con cierta brusquedad. - Bueno, idéntica idéntica tampoco...- Se había hecho un silencio un poco tenso y Emma concluyó. - ¿Has visto esos ojos azules? Son totalmente de William. Y es muy Ravenclaw también. - Pues sí que la tenían medida, pero Molly asintió efusivamente, tan alegre como con todo, cogiendo dos monedas de chocolate para Marcus y Dylan. Llevó la bandeja al comedor y se acercó a su amigo susurrando. - Creo que he aprobado la fase 0: vestíbulo. Solo queda todo el resto de la noche sin meter la pata. Pero tu familia es un sueño. Me encantan.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 12:41 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
De verdad que no cabía en sí. Adoraba la Navidad, adoraba estar con su familia y... Adoraba a Alice. Ahora tenía ante él la estampa de todos juntos y todavía le daban ganas de frotarse los ojos para comprobar que era verdad. ¿En qué momento y cómo había conseguido eso? Porque le parecía un sueño, y había sido tan fácil conseguirlo como escribirle a su padre una lechuza.

Miraba la escena de su abuela hablando con Alice con un cosquilleo en el pecho... Pero también estaba mirando las monedas de chocolate de reojo. Y a Dylan. ¡Pst! Le llamó sutilmente y empezó a hacerle gestos. Confiaba en que Dylan, precisamente Dylan, entendiera gestos sin hablar. Pero el niño estaba cada vez más cerca del caldero de monedas y se le salían los ojos de la cara. Había que ser un poquito más discreto si querían pillar una antes de la comida. Y, siendo egoístas, no quería que pillaran al niño porque de rebote le iba a caer a él, que siempre que había comida de por medio le tenían que echar las culpas.

"...que muchos por aquí que ya no cursan ni Pociones ni Herbología". La frase le devolvió a la realidad de su casa mientras aún estaba intentando conspirar en silencio con Dylan. Giró automáticamente la cara a su abuela, dándose claramente por aludido, mientras esta le miraba con reproche. Abrió la boca un par de veces como si boqueara y al final se encogió de hombros a la defensiva. ¡Tenía que elegir! Se acercó un par de pasos. Parecía un niño al que acababan de acusarle de romper un jarrón que, de hecho, ha roto. Y ya sabes que yo pedí un giratiempo para ir a más asignaturas. No siendo Herbología una de ellas. Pero no me lo quisieron dar. Tú me lo habrías dado, ¿a que sí, abue? Una lección sobre prioridades es lo que tenía que haberte dado. Dijo la mujer con un suspiro, pero la estaba viendo guiñándole un ojo a Alice. Genial, que usara a la chica de cómplice para meterse con él. Antes de que su abuelo entrara en escena, vio como su abuela se acercaba más a Alice y le decía en voz bajita dándole un par de adorables palmaditas en el hombro. A ver si a ti te hace más caso. Y se retiró con una risilla.

El que sí que se robó el protagonismo fue Dylan. Marcus abrió los ojos y frunció el ceño. ¡Eh! ¿Y a mí no me das? Tú vete a buscar las monedas a las cuevas esas de las que sacan las runas. Muy graciosa. Tampoco crecen de las mandrágoras. Pero él se fue detrás de ellos, por si acaso. Estas son monedas de chocolate irlandesas, son muy especiales. La mujer destapó el caldero y las enseñó todas. El envoltorio dorado brillaba muchísimo, a Dylan casi se le salen los ojos de las órbitas. Marcus estaba más o menos igual. Veía esas monedas todos los años, pero le traían tantos recuerdos de la infancia que no podía evitar que le hiciera muchísima ilusión. Además, su abuela cada año traía más monedas, pero ese se había pasado tres pueblos. Había un buen montón. La mayoría son monedas de chocolate normales, pero otras guardan sorpresas. Explicó la mujer, un poquito agachada para llegar a la altura de Dylan. Algunas, al tocarlas, se vuelven verdes. Esas son las mejores. Marcus asintió. Lo eran, esas monedas se transformaban en tu sabor favorito multiplicado por cien. Nunca había probado algo tan delicioso como eso, estaban diseñadas expresamente para que te encantaran. Pero otras... Se convierten en un alegre duendecillo. Ahí Marcus no podía mostrar su acuerdo. Alzó un índice y negó con él. De eso nada, son malos y crueles. Pobrecito mi niño. Una vez le mordió uno en el dedo. Dylan se llevó una mano a la boca y se echó a reír. No tiene gracia. No le hagas caso, es muy exagerado. Solo que no se dejan comer, mientras que no se escapen por la casa es suficiente. La mujer acarició las monedas del caldero. Y por último, que sepáis que entre todas estas monedas hay escondido un galeón de verdad para quien lo encuentre. Así que morded con cuidado. Marcus le arqueó las cejas a Dylan como si su abuela acabara de dar el pistoletazo de salida a una competición.

Su abuela se retiró de allí y Marcus y Dylan se quedaron olisqueando el caldero. Ya el niño no se atrevía a tocar después de ver la reacción de Emma, pero lo peor es que Marcus tampoco. Vamos al comedor, colega, que si no acabaremos cogiendo una. La pensaba coger de todas formas, lo único que quería era quitar a Dylan de allí antes de que le delatase. ¿Ya habéis desistido con las monedas? Preguntó su padre al verles, que se había sentado junto a su hermana. Solo por el momento. Pero entonces llegó su abuela y les dio una a cada uno. Dylan la tomó con ilusión, toqueteándola un rato, pero ni era un galeón, ni se volvió verde, ni se convirtió en nada, así que simplemente le quitó el envoltorio, se la comió y se fue detrás de la abuela como un patito. Y allí apareció Alice para hablarle. Se rio un poco. Vas a aprobarlo con nota todo, Alice, tenlo claro. Si parecía que llevaba allí toda la vida. ¿Te lo estás pasando bien? Preguntó con sinceridad. La noche solo acababa de empezar, pero quería que todo fuera perfecto. ¿Quieres probarla? Le dijo enseñándole la moneda. Que había miles en el caldero, pero no le importaba compartir la suya. Tu hermano ya se ha llev... Y entonces algo hizo cosquillas en sus dedos y se sobresaltó, al tiempo de ver a un duendecillo verde gruñendo enfadado porque hubiera estado a punto de partirlo por la mitad. Pegó un salto de entre sus manos y salió corriendo. ¡¡Oh venga ya!! Se quejó, escuchando la risa de fondo de Dylan. Al menos su tía Erin, que tenía una pose parecida, estaba teniendo el detalle de disimular tapándose la boca. ¿Por qué siempre me tienen que tocar a mí esos bichos? Se llama probabilidad, hijo. Lo raro sería que le tocaran a tu madre, que se come una en toda la Navidad. Eso no le convencía de todas formas.

Venga, quiero ver ya a todo el mundo sentado. Anunció su abuela, mientras los platos que quedaban llegaban volando y se disponían perfectamente en la mesa. Marcus rozó la mano de Alice para indicarle con un gesto que él ya sabía dónde se iban a sentar, lo sabía desde que le dijo si quería pasar la Navidad con ellos. De hecho y para ilustrarlo, retiró la silla y le hizo un gesto pomposo, ocultando una sonrisita. Se acercó discretamente y susurró. A las princesas hay que ofrecerles su asiento. Lo había dicho lo suficientemente bajo como para que solo le escuchara ella, sobre todo teniendo en cuenta el ruido que había en el ambiente. Pero cuando se fue a sentar, vio a su padre, frente a él, mirarle con la cabeza ladeada y una expresión graciosa... Pero que le produjo un cosquilleo algo incómodo. Él le devolvió la mirada. Para. Pensó, lo que hizo que su padre suspirara con una sonrisilla mirando a otra parte.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 2:30 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Puso una gran sonrisa, y estaba segura de que le llegó hasta los ojos, cuando dijo lo de que lo aprobaría todo con nota. Le dio con el hombro y dijo bajito- Aprendí del mejor. - Le enseñó entonces la moneda de chocolate, pero antes de que aceptara, se convirtió en un duendecillo verde que le hizo estallar de risa, como a su hermano y a la tía Erin. Alzó la mano y le acarició la mejilla- ¡Venga! No seas enfadón... - Y casi le vuelve a llamar cariño delante de media familia. Madre mía, qué noche más larga le quedaba controlándose. Dylan apareció para salvar el momento con el duende y se lo puso en las manos a Gal. - ¡Ay! Pero me da penita comérmelo así, míralo, con esa cada tan enfadosa es que me recuerda a Marcus. - Rio y se lo devolvió a su hermano para que hiciera con él lo que viera, y atendió a la señora O'Donnell, yendo hacia la mesa.

Cuando Marcus le apartó la silla, ella le puso una sonrisa enorme y se sentó, alzando la cabeza para mirarle una vez sentada y susurró de vuelta. - Gracias, alteza. - Iba a subir una mano para acariciar la suya, pero fue entonces cuando se dio cuenta de que Arnold les estaba mirando y agachó la cabeza inmediatamente, avergonzada. Marcus se sentó a su lado y se dio cuenta de que estaban al lado de un extremo de la mesa, con Lawrence presidiendo. Al otro lado suyo se le sentó Lex, sin decir ni una palabra, por su puesto, pero estaba tan contenta que le dedicó una sonrisa también a él.

Estaba asegurándose de que Dylan estaba comportándose sentado al lado de Molly, cuando el abuelo la sacó de su propio mundo - He traído una hidromiel deliciosa. Es del año en que nació mi nieto. - Dijo guiñándole el ojo a Marcus. - Había que celebrar por todo lo alto que este año somos dos más aquí, y me encantan las familias grandes y reunidas. - Y ahí iban sus colores otra vez. empezó a servir la hidromiel y echó sin preguntar en las copas de Arnold y Erin. - ¿Tú quieres un poquito, Alice? - Preguntó con una sonrisa pilla. Creía que no podía ponerse más roja, pero sí. Levantó la mano y negó. - No, muchas gracias, señor O'Donnell. - No, qué va, con lo que le gustaba la hidromiel, encima una tan buena y cara... Pero casi podría sentir los ojos de Emma atravesándola. - ¡Venga ya! ¿Pero qué les pasa a los jóvenes de hoy en día? ¡Que es Nochebuena! - Y allí que se la echó en la copa. - Que nadie te va a decir nada, Alice, tranquila. Y tú también, chico, que creo que nunca has bebido con tu abuelo. -Disimuladamente, enfocó con los ojos a Emma, pero no parecía excesivamente enfadada. - Con lo bueno que quedó el licor es una pena que no lo probarais. - Dijo alzando las cejas significativamente. Ella carraspeó, mirando brevemente a Marcus y dijo - Bueno yo lo probé lo justito para saber que estaba bebible y que le estaba mandando algo potable. - Dijo terminando con una risita, que tuvo sus coros, eso la aliviaba. - Bueno, lo hemos traído de todas formas, para el postre, que con las monedas de chocolate de Molly va divinamente. - Y hay que aclarar la voz con algo para cantar villancicos. - No, por favor. No empecemos. - Vaya, Erin se había manifestado. La verdad es que iban a ser un coro un poco pobre con los tres muditos a todos los efectos que tenían y Emma, que no la veía muy por la labor de ponerse a cantar.

Molly hizo levitar su plato hasta donde estaba ella y se apresuró a decir. - No me eche mucho, señora O'Donnell, que no soy de mucho comer. - La abuela se rio profundamente, echando una buena cantidad de todo en el plato de Alice- Los Gallia todavía no aprenden a que cuando yo doy de comer doy a lo grande. Y mi nuera ha salido a mí. - Dijo guiñándole un ojo a Emma con una sonrisita. - Toma cielo, que estás muy delgadilla, y a la abuela Molly le gusta ver que todos sus niños comen. - Dijo mirando a Dylan y pellizcándole la mejilla a Lex. No pudo más que asentir y recibir el plato, porque hasta el borde del hermano de Marcus sonreía a esa mujer. Pero la verdad es que todo olía maravillosamente. Se giró hacia Marcus y dijo. - ¿Ves? Con la motivación correcta, puedo comer como una persona normal- Pero justo cuando se iba a poner a comer, Lawrence se levantó con la copa en la mano y dijo. - Brindemos. Por los O'Donnell, los más mayores, los jóvenes, los solteros, los casados, los que ya son como O'Donnells pero con apellido raro y por los O'Donnell que habrá. - Gal se mordió los carrillos de nuevo de la vergüenza, pero estaba tan contenta que solo sonrió y chocó la copa con la de los demás, sintiendo que era más feliz que en mucho tiempo. Era la hidromiel más buena que había probado en su vida, y casi que la notó subir al cerebro inmediatamente, y solo por el puro gusto de hacerlo, acarició con el dedo índice el dorso de la mano de Marcus, justo antes de ponerse a comer.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 6:22 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Rodó los ojos y miró a la chica con expresión de niño mosqueado. Yo no me parezco en nada a ese bicho. El duendecillo se dio por aludido y le hizo una burla gruñona desde la mano de Alice, pero Marcus no le hizo ni caso. La chica acababa de darle una caricia y estaba en un entorno inmejorable. Que siguiera intentando ese duende llevarse ni un poquito de su atención. Si ni siquiera por el hecho de haber visto su moneda convertida en un duendecillo verde podía dejar de sonreír.

Cuando se vio sentado a la mesa volvió a recorrerle un cosquilleo interno de arriba a abajo. Se mordió un poco el labio y miró de reojo a Alice. Aquella escena, aquella estampa que tenía ante sí... Podría pasarse repitiéndola toda la vida. Tragó saliva y bajó la mirada con una sonrisilla nerviosa. No era buena idea pensar eso, hacerse ciertas ilusiones. Marcus era muy tendente a planificarlo todo e ilusionarse y aquello que estaba viviendo le gustaba demasiado, demasiado como para querer firmar por que se repitiera todos los años de su vida. Pero eso no estaba muy claro que pudiera ser así, por lo que mejor no pensarlo y arriesgarse a aguarse la noche a sí mismo. Lo cual le parecía bastante poco probable. Estaba demasiado feliz.

Giró la mirada a su abuelo cuando empezó a hablar y se irguió con orgullo en el asiento, con una gran sonrisa, cuando dijo que la hidromiel era de su año. Entonces es buenísima seguro. Casi podía ver los ojos de Lex rodando por toda la estancia, pero él no iba a dejar de pavonearse ni lo más mínimo. Lo que le faltaba a Marcus era tener a su abuelo al lado consintiéndole. Se aguantó una sonrisa frunciendo los labios todo lo que pudo y mirando a Alice de reojo cuando el abuelo le ofreció hidromiel. Sabía que a Alice le encantaba, pero ahora estaba poniéndose bien puesta para disimular delante de su familia. Qué mona. Se lo pensaba recordar más tarde.

Pero alzó la mirada sin perder esa sonrisa, aunque con ojos ligeramente sorprendidos, cuando el abuelo dio por hecho que ahí iban a beber los dos. La noche mejorando exponencialmente. Es verdad, abuelo. Dijo acercándole la copa y mirando a su madre de reojo, porque por mucho que se las estuviera dando de importante, no dejaba de sentirse un niño que tenía que pedirle permiso a su mamá para hacer algo así. Pero Emma parecía haber bajado un poco la guardia esa noche... Al menos en apariencia. Así que sonrió más relajado y se acercó la copa a su sitio cuando la tuvo llena. Ahora esperaba que no se le subiera demasiado.

Su mirada y la de Alice se cruzaron por un instante en una clara señal delatora cuando su abuelo dijo que era una pena que no hubieran probado el licor. Al menos Alice reconoció la verdad, y él abrió la boca para añadir algo pero prefirió callarse. Que su padre le estaba mirando con esa sonrisilla que le ponía de los nervios y, para colmo, estaba cuchicheando con su hermana. Pero Erin salió súbitamente de los cuchicheos con su hermano en cuanto se mencionaron los villancicos, lo cual hizo reír a Marcus.

Fue bonito el intento de Alice de que su abuela no le echara mucha comida, hasta se tuvo que contener la risa. Eso no va a pasar. Miró el plato de la chica sin disimular la sonrisilla pero alzó la mirada a ella con los ojos y la boca muy abiertos, notándose que las comisuras estaban ligeramente alzadas aunque pretendiera mostrar ofensa. Vaya, ahora resulta que es que los demás no te motivábamos. Hizo una caída digna de párpados y miró a su abuela. A mí puedes echarme todo lo que quieras. Claro, mi niño, con lo que te gusta a ti mi comida. Miró a la chica con una muequecita de superioridad y agarró su plato, que flotaba ya ante sí y estaba a un peligroso toque de que se le desbordara la comida. Gracias, abue.

A su abuelo le encantaba hacer el brindis y a él escucharlo, y ese año tenía más ganas que nunca de brindar. Y conforme el hombre hablaba, le miraba a él con una sonrisa de oreja a oreja pero también miraba a su amiga de reojo. No supo bien si lo hizo por el "O'Donnells pero con apellido raro" o cuando dijo "los O'Donnell que habrá", y eso volvió a hacerle revolotear algo en el estómago. Tenía que parar ese tren a toda marcha que iba directo a muy largo plazo porque no quería que se estrellara. Pero aquella estampa era tan bonita, se sentía tan feliz... Que era ciertamente difícil. ¡Chin chin! Dijo alegremente, al igual que su padre y su abuela, y chocaron las copas. La hidromiel estaba ciertamente buena... Y ciertamente fuerte. Pero hizo todo lo posible por disimular. Aunque casi mejor que la intercalara con otra bebida no-alcohólica, porque como cenara con eso iba a acabar por los suelos.

Y ahí estaba, la caricia de Alice en su mano, todo ese cosquilleo de nuevo recorriendo su cuerpo. La miro, sonrió y empezó a comer. Su madre tuvo el tacto de sacarle a su tía Erin un tema que le gustaba, porque si no, no la iban a escuchar hablar en toda la noche. Atendió a su tía y su trabajo con dragones en Croacia, que sonaba bastante peligroso pero impresionante, y de vez en cuando miraba a Alice de reojo, le señalaba su plato para decirle qué era lo que a su abuela le salía más rico y le servía más bebida cuando se le acababa. Estaba claro que las atenciones esa noche se las estaba llevando ella por lo que a él respectaba. Aun así, antes de que fuera demasiado descarado, sí que preguntó alguna que otra cosa a su tía, que se notara que estaba atendiendo. Ahí sí, ahí sí que no tenía fondo para hablar, cuando le preguntaban por sus bichitos.

Y he aprendido a hacer servilletas con forma de dragón que escupen fuego de verdad. Dijo la mujer mirando a Dylan con una sonrisilla, que abrió los ojos como platos. En otras palabras, que mejor tenemos las varitas a mano por si tenemos que apagar algún incendio. Soltó su padre en tono de broma, lo cual todos corearon con risas. Qué exagerado. Con que no tengamos ningún accidente esta noche, me conformo. Que no podemos devolver a estos chicos a su familia lesionados. Dijo su madre con media sonrisa y mirándoles a ellos de reojo. Deberían venir en Nochevieja, William y Violet. Ay, qué dos muchachos más bonitos. Y son muy divertidos. ¿Te acuerdas, Arnie, el año que Will y tú os inventasteis un villan-? Pa pa pa pa pa. Pero ya era tarde, los intentos de su padre por cortar el tema no habían colado. Marcus le estaba mirando como si acabara de escuchar la información más reveladora de su vida. ¿Pero qué me dices, papá? Hermanito, ¿cómo es que yo no sabía eso? Fue una encerrona de los del Coro del Sapo cuando estábamos en Hogwarts. ¿¿QUE ESTUVISTE EN EL...?? Nooooo no estuve en el coro, Marcus. ¿Me ves pinta de estar en el coro? Pero ya daba igual, se había generado demasiada expectación alrededor de esa anécdota. Y lo peor es que no les duró solo ese año. ¡¡Emma!! Deberías ayudarme. Venga ya, Arnold, que os tarasteis años cantando esa tontería de villancico. Yo solo digo que menos mal que ya estábamos saliendo cuando os escuché por primera vez, que si no me lo habría pensado dos veces. Sonaron más risas. Marcus estaba que no daba crédito. Abuelo, dime que tienes ese recuerdo guardado en tu pensadero. Pues casi seguro que sí. Marcus se frotó las manos, mirando a su padre con una sonrisa chulesca. Qué bien me lo voy a pasar. No me provoques, señorito, a ver si vas a salir perdiendo. Amenazó su padre, apuntándole con el tenedor, pero aquello no tenía ningún efecto ya.

Lo dicho. Alice, querida, diles que se vengan. Están ocupados este año, Molly. Trató de paliar Emma, colocando una mano cerca de su suegra. La mujer se encogió de hombros. Bueno, bueno. Yo solo lo decía porque con Violet por aquí al menos mi Erin habla de otra cosa que no sea su trabajo. Mamá. Contestó su tía apurada, echándole una mirada de reproche pero bajando la vista acto seguido al plato.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 8:18 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Se lo estaba pasando como en su vida, por no hablar de que se sentía una auténtica reina con como la atendía Marcus, y por una vez no era la que estaba pendiente de los demás. Le dolían hasta las mejillas de sonreír y de todo lo que estaba comiendo, que era más que en toda su vida. Le encantaba oír hablar a Erin, porque tenía un tono y una forma de hablar muy pausados, y todo lo que contaba era interesantísimo, para que lo hiciera otro, claro, porque ella veía todo aquello como un trabajal muy poco gratificante. Negó con la cabeza a lo que dijo Erin de las servilletas, mientras comía y dijo. - Pero no se lo enseñes a Dylan, por favor. - Es verdad, no quiero que tu padre se moleste. - Gal abrió mucho los ojos y se limpió con la servilleta los labios. - ¿Molestarse mi padre? Se lo va a pedir y este va a tardar cinco segundos en enseñárselo, y contra los dos no puedo yo sola. Y ahí sí que va a hacer falta el señor O'Donnell para apagar el fuego de nuestra casa. - Y esa vez, hasta Erin se rio. ¿Podía estar más feliz? Lo dudaba.

Y de repente, la abuela soltó lo del villancico. Gal abrió mucho los ojos y dijo- ¡Eh! ¡Creo que sé cual es! Cuando mi padre ha bebido lo suficiente lo canta en Navidad, yo creo que se lo saben hasta los primos Sorel. - Soltó una carcajada tapándose la mano con la boca al oír a Emma hablar así. Le resultaba muy cómico oírla hablar así de cuando eran jóvenes, y la hacía parecer menos una estatua de hielo. Miró, ya riéndose abiertamente, a Marcus cuando preguntó por el pensadero a su abuelo. - La próxima vez que venga a La Provenza lo canta con mi padre, señor O'Donnell, que los primos les van a corear encantados. - Oye, señorita Gallia, no saques Francia, que también tengo para ti. - Gal sonrió mordiéndose el labio inferior con una sonrisa. - ¿O quieres que cuente en esta mesa llena de magos que paseaste a Marcus en un cachivache muggle por todo Saint-Tropez?- Bueno, si eso era lo único que iba a contar, podía con ello. Se encogió de hombros con cara de angelito. - No fue culpa mía. La abuela Helena me mandó y no había nadie para aparecernos, y ella necesitaba los melocotones. Pero le llevé muy bien ¿eh? Vamos, que aquí está, sin cicatrices ni nada, solo se despeinó un poco. - Terminó con un girito de la cabeza mirando a Marcus con una sonrisa. Oh, sí. Habían tenido muchos días de verano en La Provenza, pero aquella tarde...

Y entonces la abuela dijo de invitar a su padre y a la tata y Dylan la miró asintiendo efusivamente, pero ya llegó Emma para salvar la situación con maestría, a lo que Gal suspiró y asintió. Sí, era un buen resumen. -Él estaría encantado de verla, señora O'Donnell, si pudiera. La echa mucho de menos, y a usted también - dijo mirando a Lawrence. - Mi padre le admira muchísimo, se sabe hasta sus frases. - Terminó, con una sonrisa emocionada. Pero cuando la abuela soltó el comentario sobre su tía y vio la reacción de Erin... Vale que Erin era así con todo el mundo pero esa reacción... Gal creyó interceptar algo más, y de repente una idea loquísima que unía muchas piezas cruzó su cabeza. Por si las moscas, decidió salir en su auxilio como le gustaría que hicieran con ella si se diera el caso. - Bueno y a la tía Vivi también le viene bien tener cerca a Erin, que cuando está ella se porta más como una persona cabal y menos como una cabra loca. - Esta vez logró sacar una carcajada generalizada y Emma sonrió un poco más ampliamente que de costumbre. - Es el efecto O'Donnell sobre los Gallia. Yo no habría conocido a Marcus en el primer momento si no me hubiera encaramado a la locomotora para ver que había dentro y me hubieran puesto con él porque parecía muy buenecito, a ver si se me pegaba algo. - Dijo mirándole al terminar, esta vez con devoción, porque se emocionaba solo de pensar que aquellos dos chiquitines habían llegado hasta donde estaban ahora. - Pues yo creo que es muy divertida. Vivi, digo. -Claramente, la pobre Erin haba estado estrujándose los sesos sobre qué defensa esgrimir a lo que ella había dicho antes, pero dicho tan a destiempo, creó un silencio un poco raruno en la mesa, que la abuela Molly rompió- Sí, claro ¿Y quién no se divierte con los Gallia? Por eso es tan genial tener a mis nietos de apellido raro aquí esta noche- Dijo acariciándole la carita a un muy feliz Dylan, con una sonrisa.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 9:39 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Rio junto con Alice y los demás de imaginarse las servilletas de su tía dando vueltas por casa de los Gallia. Sí, William con un bicho de esos podría ser un peligro, pero, ¿con qué no eran los Gallia un peligro? Un peligro de los divertidos, un peligro de los que te llenaban de vida. Que se lo dijeran a él.

Casi se atraganta cuando Alice dijo que creía cual era el villancico, llevándose una mano a la boca para disimular que estaba intentando tragar a toda velocidad y mirándola con los ojos como platos. No es verdad. Dijo incrédulo en cuanto pudo articular palabra. Se echó a reír escandalosamente solo de ver la cara que había puesto su padre imaginando que su villancico había traspasado fronteras. ¡Por favor por favor! Quiero ver eso. Dijo casi llorando de la risa y juntando las manos como si suplicara, y sin parar de reír. Hasta que su padre dijo lo de la bici. Ahí sí que se le cortó la risa y debió ponerse delatoramente colorado. Pero Alice estaba salvando la anécdota bastante bien, así que trajo a sí su sonrisa altanera de nuevo, irguiéndose y tirándose de las solapas de la chaqueta. Es verdad, me llevó muy bien y ahora tengo una experiencia más que contar. Bueno, solo lo de la bici, a ser posible. Y apareciéndonos y todo. Apuntó, alzando un índice. Adaptando el estilo muggle al mágico porque somos unos chicos muy resolutivos. Me conozco yo tus resoluciones... Dijo su padre con tonito, que Marcus en su altanería quiso mostrar como envidia pero que sabía perfectamente por donde iba, así que mejor cambiar de tema. Aunque miró a Alice y mantuvo esa mirada y su sonrisa hacia ella unos segundos. Habrá que trabajar sobre eso para la próxima. Comentó en relación a lo de acabar despeinado. Pero lo dicho, no quería que el tema se le fuera, así que zanjó como si hablara realmente de una experimentación exitosa. Lo apuntaremos como aspectos de mejora. Uy sí. La Provenza era difícilmente mejorable, pero recordaba perfectamente aquella tarde y... Se le ocurría cómo la podían mejorar.

Temía que Alice se hubiera incomodado por la invitación a su padre teniendo en cuenta la situación que había, pero no, una vez más salió del paso con resolución. Le encantaba oírla así hablar de lo que pensaba William de sus abuelos. Pues eso sí que tiene mérito, porque tengo muchas. Respondió Lawrence a lo de que se sabía sus frases. Yo puedo asegurar que le he escuchado usarlas, de hecho. Comentó Marcus orgulloso mientras seguía comiendo. Rio ante el comentario de Alice sobre su tía Vivi pero dejó de comer solo para escucharla hablar. Porque eso que decía del efecto de los O'Donnell sobre los Gallia... Era muy bonito, y estaba notando como se ruborizaba un poquito. Miró a su padre de reojo en un acto reflejo y le vio, como la miraba con ternura, con una mirada similar a la que le vio en el pensadero cuando jugaban de bebés. Sintió un vuelco en el pecho, un vuelco que pareció resonar fuera porque, nada más sentirlo, su padre giró los ojos y le miró a él. Marcus esbozó una sonrisa tímida y bajó la mirada.

Para aparentar normalidad, rio a su comentario y lo completó. No lo parecía, lo era, y lo sigo siendo. ¿Sabéis que casi se tira al agua, esta de aquí? Comentó cómicamente, señalándola con un pulgar. Tenía que estar yo para rescatarla. Añadió, mirándola. Volviendo a sostener la mirada a la chica por unos segundos y... Mejor miraba al plato. Vale, estaba tan metido en su nube de felicidad que no había tomado conciencia de que ese tonteo constante que tenía con Alice iba a tener que controlarlo un poquito ahora que tenía a toda la familia mirando.

El pequeño instante de silencio tras la anécdota lo cortó su tía Erin, que claramente había estado elucubrando durante todo ese momento como responder a la pregunta anterior. La miró con una ceja arqueada y la cabeza ligeramente ladeada, exactamente con la misma expresión con la que la estaba mirando Arnold. Pero su abuela la salvó un poco diciendo una verdad como un templo. Supongo que... Es el efecto de los Gallia sobre los O'Donnell. Miró a Alice. Nos dan vida. Y sonrió.

Vale Marcus, ya estás otra vez. Y esta vez, encima, se había generado un silencio y les estaban mirando. Reconduce inmediatamente. Ya con una Erin en la mesa generando confusiones tenían bastante. Yo estoy de acuerdo contigo, tita, Violet es muy divertida. Oyó a su madre carraspear mirando al plato. Al parecer se le había agarrado algo en la garganta. Su tía, entre tanto, sonrió con la cabeza tímidamente agachada y le miró agradecida por la mano que le estaba echando. Prosiguió. Además, si no fuera por ese espíritu Gallia, como dice Alice, no nos habrían puesto juntos en la barca, y yo hubiera iniciado mis andaduras en Hogwarts llorando por haberme quedado solito. ¿Solito tú? Sería la primera vez. Vaya, su hermano dignándose a hablar. Pues sí, listillo. Contestó asomándose para mirarle, esquivando a Alice entre ellos. Volvió a su sitio y continuó. Me había quedado rezagado en el tren y estaba triste y solo en la barca con Elio. Así que, en cierto modo, ella me rescató a mí también. Añadió mirándola de nuevo. Uuy qué bonito, qué historia tan bonita. Su abuela estaba mirando a todos los presentes con una sonrisilla. No le estaba saliendo muy bien eso de disimular. Intentó hacer la de negar con la cabeza con una sonrisilla nerviosa como quien no le da importancia pero... Se la daba, y mucha, y se le notaba.

Pues tu padre conoció a William el primer día. Nos mandó una lechuza diciendo "el tour de los prefectos fue muy interesante pero me perdí cinco minutos porque un chico de mi casa se había entretenido hablando con un fantasma. Yo lo vi desde las escaleras, asustado entre un montón de alumnos de sexto, y fui a por él. Nos hemos hecho amigos". Sonó un "oooohhh" por toda la mesa y Arnold suspiró. Gracias, papá, por contar mi historia. De nada. Lo más gracioso es que ella hizo una cosa parecida. Dijo Marcus entre risas. Y entonces vieron una libreta asomarse por ahí. "Mi hermana también nos habló de Marcus en su carta del primer día". Dylan se había encargado de hacer llegar su mensaje alzando la libreta para que la viera todo el mundo como si fuera un marcador de Quidditch. Marcus abrió mucho los ojos, sin poder evitar una sonrisa y miró a Alice. Él también habló de ella en su primera carta. Y sin embargo, chico... Dijo su abuelo con una sonrisa, mirando a Dylan. ...Hay hombres que no creen que nada esté escrito... Si no lo han escrito ellos mismos. Dijeron al unísono Alice y él. Todas las miradas se les pusieron encima, hasta el propio Marcus abrió los ojos sorprendido. Silencio por unos instantes. Dylan tenía la cara de diablillo que sabe que ha provocado eso. Erin estaba a cuadros, su padre con la expresión de "vaya vaya" con la que llevaba toda la noche. Su abuela les miraba como si fueran dos peluches, Lex como si quisiera preguntarle "¿qué hacéis?" y la cara de su madre... Era más difícil de analizar. Afortunadamente, su abuelo cortó todo eso dejando escapar una carcajada. Pues sí que me repito. Voy a tener que empezar a renovar el repertorio.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Mar Dic 15, 2020 11:25 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Hablar de La Provenza, fuera como fuese, la ponía de muy buen humor. Asintió a lo que dijo Marcus de aspectos de mejora y dijo. - Cuento con ello. - Y siguió comiendo como si tal cosa, aunque tenía muy claro a que se refería ella... Y casi seguro a lo que se refería él. Rodó los ojos mientras masticaba al ataque de Marcus. - No no, yo no me iba a tirar. Solo me asomé. Soy una buena Ravenclaw, tenía curiosidad por ver qué había en el agua. ¿A que sí, señor O'Donnell?- Dijo mirando a Lawrence con una sonrisa. Él soltó una buena carcajada. - Eres un diablillo, Alice Gallia. Pero es lo que esta familia de santurrones necesita. - Y ella se rio con él, porque así era como te hacían sentir los abuelos O'Donnell, como si realmente fueras graciosa e interesante y eso le hacía muy feliz.

Se quedó embobada mirándole hablar de lo que hacían los Gallia en los O'Donnell.  Y la verdad, es que empezaba a darle igual lo que pensaran los demás al verles. Solo podía concentrarse en Marcus hablando así, mirando sus ojos brillar y sus labios moverse. ¿Por qué tenía que ser tan perfecto? Debería estar prohibidísimo. Si eso era rescatarle, lo hubiera hecho mil veces y otras mil lo haría, de hecho, lo haría todos los días de su vida si él quisiera. Pero entonces habló la abuela Molly y se dio cuenta de que allí estaban, en medio de la mesa, mirándose como dos idiotas, así que carraspeó un poco y bebió hidromiel, que no sabía si era lo más recomendable en ese momento pero sí lo que más necesitaba. - Creo que no he cenado tanto en toda mi vida, estaba todo buenísimo, señora O'Donnell. - Dijo mirando a Emma, tratando de hacer conversación y además ser amable con ella, porque notaba que se había tensado un poco.

Entonces el abuelo volvió a ponerse a hablar y ella se lo agradeció a todos los espíritus de la Navidad. Escuchó con una risa y cierta ternura de imaginarse a su padre y a Arnold de chiquitines en Hogwarts, poniendo un puchero y mirando al señor O'Donnell. Casi le recordaba a... Claro, ya tenía que salir Marcus. Ella negó con la cabeza y una sonrisa. - Tú no te perdiste cinco minutos del tour. O eres más convincente que tu padre, o más rapidillo porque a mí no me dio tiempo ni a terminar de oír de boca del fantasma lo que era la Sala de los Menesteres. -Mala idea nombrar aquella sala, pero bueno, superaron el bache. O eso creía, hasta que el gracioso de su hermano levantó la libreta para que lo vieran hasta los fantasmas de los O'Donnells pasados por si quedaba alguna duda. Ella suspiró y miró a su plato. - Como para guardar un secreto contigo. Qué peligro tienes con lo de que no hablas. Nos tienes a todos engañados. - Y el niño se rio inmisericordemente. Suspiró y miró a Arnold. - ¿A usted tampoco le respetan como hermano mayor? Porque esto me lo tomo como una ofensa a mi puesto de hermana responsable que le ha conseguido la mejor Navidad de su vida. - Dijo alzando la ceja con una sonrisa y un puntito de ternura, porque es que no podía evitar adorar a su hermano.

Y entonces Lawrence dijo aquella frase y sin pensar le salió terminarla. Y su voz salió acompañada de otra. Toda la mesa estaba mirándoles y ella notó cómo las mejillas le ardían. Tragó saliva y abrió la boca, boqueando un poco para justifcarse. - Y esa es una de las que dice él, precisamente. - Dijo terminando con una risita. Pero era inútil, había sido como gritarle a los cuatro vientos que estaban enamorados. ¿Lo estaban? ¿Él también? ¿Era eso lo que veía en los ojos de Marcus, en la calidez de sus palabras cuando hablaba de cuando eran pequeños? Ay, Dios... - ¿Veis? Debería hacer dos huecos en el laboratorio de alquimia, y que los dos heredéis mi puesto. - Ella negó con la cabeza y se mordió el labio. - Yo se lo agradezco, pero su nieto es mucho mejor alquimista que yo. Yo solo controlo bien las transmutaciones sólidas. - Y las pociones. -Dijo Lex con media sonrisilla cruzándose de brazos. Eso le cortó la respiración un momento, pero no iba a dar el patinazo ahora. - Bueno, sí, claro. Es lo que se necesita para ser sanadora. - Y entonces sintió otra vez aquella mirada. Dios, era como si te atravesara. -¿Quieres ser sanadora en San Mungo? - Ella asintió con la cabeza. - Mi hermano Phineas es médico allí. Quizás mañana, cuando vayamos a casa de mi madre, quieras que te lo presente.

Trató que sus ojos no se abrieran como platos al oír esa información. - Ah que mañana vamos a casa de los Horner... No sabía que estábamos invitados también allí. Pero gracias. - Se apresuró a decir. - Muchas gracias. - ¿No te lo habían dicho? Hacen falta un O'Donnell y un Horner para hacer un Marcus entero. ¿De dónde te crees que saca esa chulería? Verás cuando conozcas al primo Percival. - Hubiera jurado que sintió a varios comensales rodar los ojos todos a la vez. - Yo puedo quedarme con Dylan. - Dijo de nuevo la voz de Erin. Vale, empezaba a ponerse muy tensa, porque si Erin se estaba ofreciendo a tal cosa es porque hasta ella sabía lo que Gal ya sospechaba: que dos Gallias huérfanos no encajaban ni un poquito en aquella familia tan pomposa e importante. Dylan asintió efusivamente con la cabeza y ella le miró muy seria. - Tú harás lo que diga la señora O'Donnell. - Su hermano escribió "¿Cuál? Las tres son señora O'Donnell". - Ja, ja. Muy gracioso. Y ventajista. Si nos han invitado iremos, por mucho que quieras aprender a hacer servilletas de dragones. - Emma negó con la cabeza. - No, si quiere quedarse y a Erin no le importa, no hay problema. Creo que Marcus se apañará con que vayas solo tú. -¡Buenos vamos a sacar el postre! - Intervino la abuela Molly, salvando la situación por enésima vez en la noche, y sacando las monedas de chocolate, las trufas de Croacia y el licor de espino, que había bajado un poco menos de un tercio de la botella. - Como ves, ya lo hemos probado el abuelo y yo. Pero creíamos que era una crueldad no dejar disfrutar a los demás de él. Además así había también algo tuyo en la mesa. Y tuyo, cariño, que no me olvido de tu valiosa aportación. - Dijo mirando a Marcus. Gal asintió bajando un poco la mirada. - Gracias, señora O'Donnell. Me alegro de verdad de que les gustara. - Uf, qué momento había pasado.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Miér Dic 16, 2020 12:33 am

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
El corazón y la respiración se le habían acelerado un poco con aquello. Definitivamente, no era nada bueno disimulando cuando sus emociones estaban a flor de piel. Esa chulería y esa altanería que le salía para defenderse en circunstancias normales se habían quedado reducidas a mirar hacia el plato con una sonrisa boba, tratando de contener la emoción y las ganas de agarrar la mano de Alice, de mirarla e incluso de besarla. O de decirle que era la mejor mujer del mundo y que quería que todas las Navidades de su vida fueran así. Para el carro, Marcus.

Menos mal que ella reconducía mejor que él, o al menos le daba pie a actuar como si la situación fuera más normal de como se había vuelto por unos instantes. Pero lo de no pensar a largo plazo no ayudaba si su abuelo sugería que trabajaran juntos en su taller de alquimia, porque aquello se le antojaba como el sueño de su vida. Al comentario de Alice soltó un poco de aire entre los labios, rodando los ojos y mirando a su abuelo mientras negaba con la cabeza. No es verdad, abuelo. Se le da genial, el otro día creó un cristal precioso en la nieve en un segundo, ¿a que sí Dylan? Se arrepintió nada más decirlo, porque el niño estaba escribiendo en la libreta y a Marcus se le cogió un nudo en el estómago. ¿Qué estás escribiendo, colega? Pero entonces, se detuvo. Y lo hizo porque su propio hermano, Lex, tuvo a bien abrir la boca. Y ojalá pudiera decir que había sido para arreglarlo. De repente empezó a recorrerle un escalofrío por el cuello, pero trató de disimular, asomándose de nuevo para mirarle al otro lado de Alice y diciéndole. Buen apunte. Mientras le asesinaba con la mirada. Volvió a su sitio. Eso es verdad, las pociones y la herbología son lo que mejor se le da. Pues claro, como debe de ser. Su abuela otra vez. Pero Marcus solo la miró y negó con la cabeza con una sonrisita.

Alice explicó entonces el motivo por el que estudiaba pociones y Marcus sonrió orgulloso mientras se terminaba la comida de su plato. Miró a su madre de reojo y sonrió aún más ante la sugerencia de presentarle a su tío. Bien, tenía que reconocer que le inquietaba más que Alice no se sintiera muy cómoda con los Horner porque según el día ni él sabía muy bien cómo llevarlos, pero si su madre le iba a presentar a su tío, empezaban con muy buen pie. Estaba seguro de que a él le encantaría Alice. Porque claro, en la mente de Marcus no cabía que a alguien no le encantara Alice.

Pero su hermano volvió a hablar y él le dirigió otra mirada súbita, diciéndole con esta pero qué charlatán que estás hoy, a ver si de verdad era tan buen legeremante y se lo leía. No, mejor que no hiciera eso, que había más cosas en su cabeza que no quería que viera. Tomó aire, recompuso una sonrisa como si no le importara lo más mínimo el comentario y contestó. A lo que tú llamas chulería yo lo llamo seguridad en mí mismo. Dijo, de hecho, con bastante chulería. Y no me compares con Percival, por favor. Es un snob pretencioso. Marcus. ¿Qué? Es verdad, mamá, solo busca dejarme en evidencia. Y tú te dejas picar, no le consientes que te diga nada. Porque solo dice estupideces, pensó, pero mejor no decir nada para tener la fiesta en paz.

Se tuvo que reír ante la salida de Dylan con lo de las "tres Señoras O'Donnell". Miró a su tía y tenía una mirada ligeramente desconcertada, como si se estuviera preguntando quién era la tercera. Estaba seguro de que no se sentía nada identificada con ese título. Le estaba pareciendo divertido todo aquello cuando su madre habló y él la miró, un tanto confuso. No por lo que dijo, que viniendo de ella no le pareció nada del otro mundo, sino porque sentía que se había tensado el ambiente. Pero su abuela salió al rescate rápido. ¡Por favor! Que estoy deseando probarlos. Dijo en referencia a los postres y poniendo él también su granito de arena para cambiar de tema. Su abuela lo puso todo en lo que ella consideró el centro de la mesa pero que hasta Marcus se daba cuenta de que estaba ligeramente escorado en su favor, lo cual no pareció convencer a Dylan. El niño se levantó rápidamente y, aprovechando su al parecer recién adquirido rango de sobrino predilecto, se hizo un hueco junto a Erin en su silla, y la mujer le agarró de la cintura con una sonrisa y seleccionó una de las trufas para dársela. Estaba seguro de que eran capaces de llevarse estupendamente sin decirse nada en toda la noche.

Marcus observó con una sonrisa ilusionada como la botella de licor había mermado bastante. Es que Alice es genial. Y así, sin darse cuenta y llevado por el orgullo por el trabajo tan bien hecho de su amiga, había colocado su mano sobre la de ella al decirlo. Se dio cuenta a tiempo, la miró y la retiró, retomando el hilo de lo que decía y disimulando. Oye abuelo, ¿no va a ser demasiado hidromiel y licor de espino? El abuelo soltó una exclamación ofendida que a Marcus le hizo gracia, pero se contuvo la sonrisa. Se lo había dicho con toda la intención de picarle. ¿Pero por quién me tomas, muchacho? Estás ante un irlandés hecho y derecho. Negó con la cabeza y se sirvió a sí mismo. Las generaciones de hoy en día, desde tu padre en adelante, venís muy blanditos. Arnold rió. Qué casualidad que justo acabaran los hombres de verdad contigo, papá. Pues sí. Eso mismo. Total, que su abuelo ya estaba probando el licor y él ahí mirando sin atreverse. Marcus, no me hagas reprenderte por no haberle servido ya un poco a la señorita. Sé un caballero. Es verdad, abuelo, perdona. Dijo frunciendo una sonrisita y, tomando la botella, miró a Alice. ¿Quiere probarlo la señorita? Mejor tened cuidadito con eso, que es muy fuerte. Dijo su madre con tranquilidad pero tono indudablemente firme. Su abuela soltó una risilla y la vio negar con la cabeza. Ay Emma, no seas así, deja a los chiquillos. Marcus miró a su padre y se tapó la sonrisa con una mano. Justo lo que a su madre más le gustaba del mundo, decir algo con convencimiento y que viniera su suegra a decir que no pasaba nada. Volvió a mirar a las dos mujeres al tiempo de ver a su abuela acercándose a su madre para decirle en un tono que pretendía ser un susurro pero era prácticamente su voz habitual. Además, la chiquilla se ha portado, que lo ha hecho muy suavito. Marcus arqueó las cejas mirando a su abuela sin dar crédito. ¿Suavito? Pero si a él le lloraron los ojos. En serio, ¿qué clase de tolerancia al alcohol tenían sus abuelos? ¿Y por qué estaba tomando conciencia de eso ahora?

Bueno yo lo voy a probar. Concluyó, eso sí, no lo dijo muy alto. Con suerte su madre no le escuchaba. Después de echarle un poco a Alice, se echó él también. Y también quiero una de estas. Iba a tardar él mucho en coger una trufa. Y de estas. Y una moneda. Miró a Alice de nuevo y le señaló con un gesto de la cabeza el caldero. ¿Qué? ¿Te animas a coger una de las monedas de la abuela, a ver qué te toca?
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Miér Dic 16, 2020 1:51 am

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Agradeció de veras la aparición de los postres de Molly y Erin, y estaba riéndose de la ofensa del abuelo Lawrence cuando Marcus dijo aquello y acarició su mano. Casi da un salto, y, de hecho, bajó la mirada inconscientemente hacia las manos, pero pudo controlar las demás reacciones. Terminó la copa de hidromiel rodando los ojos y haciendo como la que no se había emocionado porque Marcus hiciera eso delante de toda su familia. Sonrió, haciéndose la sorprendida y carraspeó- Sí, bueno, un poquito.

Miró orgullosa el contenido hacia la luz y miró a Marcus luego. - Quedó perfecto de textura. - Lo olió y dijo - Y huele muchísimo a espino. Me encanta. - ¿Por qué es verde Slytherin? Mi hermano todo lo vuelve azul Ravenclaw. - Gal se giró hacia él, dispuesta a ser adorable, dijera lo que dijese Lex. - Lo quise hacer verde porque es el color de Irlanda. Y el espino es un árbol irlandés. - ¡Oh, por favor! ¡Eres adorable, Alice! - Dijo la abuela juntando las manos. Pero Lex no las tenía todas consigo y estaba moviendo la botella en sus manos, observándola concienzudo. - Pero es como un verde muy clarito. - Ya. - Dijo frunciendo el ceño ella también. - Es que no me salió muy allá el Colovaria. Creo que no tenía muy claro en la cabeza el verde irlandés. - ¡Qué tontería! Cualquier licor, y más si es verde, del tono que sea, y más aún si es de flor de espino, es digno de un irlandés. - Contestó Lawrence subiendo el vaso como si brindara antes de darle un trago. Gal le imitó, pero bebiendo un sorbito, aquello tenía que pasarlo poquito a poquito. -Pues a mí me gusta. Hace juego con los ojos de mi niño. - Dijo Molly. Gal se mordió los labios por dentro y, como un acto reflejo los miró ¿Cómo iba a evitarlo, si cuando lanzó aquel hechizo solo estaba pensando en sus ojos y nada más. - Es cierto...- Dijo un poco susurrante, antes de beber otro sorbo del licor que, de nuevo, no era lo más prudente, pero sí lo más necesario si quería paliar aquellas ansias de besarle o decirle que le quería. Se percató de que Erin y Dylan ahora estaban mirando muy fijamente a Marcus para comparar los colores, y Dylan escribió rápidamente en la libreta algo, que hizo que Erin se riera un poco y dijera - Sí, debe ser que sí. - Ella alargó la vista a tiempo de ver de refilón lo que ponía: "Debía estar pensando en eso cuando lanzó el hechizo". Menudo dúo se había venido a juntar. Pero bueno, lo mejor era que en seguida se distraían con otra cosa y a ello se dedicaban.

Cuando el ofreció una moneda de chocolate. - Sí, claro, tu abuelo ha dicho que van muy bien con el licor. Y tienen una pinta deliciosa. - Y alargó la mano para que Marcus le pusiera una en la palma. Sin permiso, en su mente apareció la imagen de cuando le había puesto el anillo y eso la hizo suspirar. Tocó un poco la moneda y, al no pasar nada, dijo con una risita. - Creo que esta es de las de su estadística, señor O'Donnell. - Y le quitó el papelito y se la metió entera en la boca. Casi no le dio tiempo a saborear el chocolate (que estaba delicioso) cuando notó algo demasiado duro al morder. Es más, el chocolate se derritió al rededor, y ella se quedó paradísima. Pero ahora tenía a todos mirándola. Y le daba muchísima vergüenza sacarse algo de la boca con toda la familia de Marcus mirando. Pero la abuela Molly se echó a reír. - A alguien le ha tocado el galeón. Te va a dar buena suerte para 2002, cariño - ¡Ah! Que había un galeón. Pues que bueno saberlo cuando ya lo tenía encajado en la muela. Se puso la mano antes los labios y lentamente dejó salir la moneda hasta que cayó en su mano y la limpió con la servilleta. Trató de sonreír y la pasó entre sus dedos, haciendo el truquito que le había enseñado su padre de pequeña, con una sonrisa. - Eso te lo ha enseñado tu padre. - Dijo Arnold con una sonrisa y los ojos un poco vidriosos. Ella sonrió, hizo desaparecer la moneda y la sacó de uno de los rizos de Marcus. - Y lo he hecho sin varita. - Dijo alzando las cejas y sonriendo. - Por lo visto los muggles lo consideran magia. Pero gracias por la buena suerte, señora O'Donnell. Siempre es bien recibida un poquito de esa. Pero si pudiéramos encontrar la olla de los leprechauns al final del arco iris, nos vendría mejor aún.- Dijo haciendo la broma con la leyenda irlandesa.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Miér Dic 16, 2020 10:55 am

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Como siguiera rodando los ojos así se le iban a dar la vuelta. La que le iba a caer a Lex en cuanto le pillara por banda iba a ser bestial, aunque realmente no sabía ni de qué se sorprendía. Se ahorró los comentarios y el mirarle con una mueca de "obviamente es por eso" y simplemente se puso a comerse la trufa en lo que Alice lo explicaba con más paciencia de la que hubiera tenido él. Pero Lex seguía. Miró a su tía Erin como si su hermano no estuviera hablando y le alzó un pulgar, haciendo luego una exagerada floritura con la mano, porque tenía la boca llena de trufa pero quería manifestarle de alguna forma que estaba exquisita.

Se estaba chupando de un dedo el chocolate de la trufa cuando notó que aparecía en la conversación sobre colores que estaba escuchando de fondo. Concretamente, su abuela había dicho que el verde del licor hacía juego con sus ojos. La miró a ella, quedándose congelado por un momento, y luego al licor. Pues... Era verdad, no se había dado cuenta. Se quitó el dedo de la boca y miró a Alice con una sonrisa fruncida en los labios, encontrándose su mirada de vuelta y esa afirmación: "es cierto". Se tuvo que tragar un suspiro porque ya iba a ser el colmo de lo obvio si lo dejaba salir. Para disimular, aunque la sonrisilla no se le había ido, se inclinó para coger otra trufa... Y se encontró a su tía y a Dylan atravesándole con la mirada. Se quedó por un momento congelado en el sitio, con la mano amenazante sobre la bandeja. Están muy ricas. ¿Le estaban mirando por eso? ¿Por lo de los ojos? Ah, parecía que era por lo segundo, porque ese cuchicheo le había provocado de nuevo una inquietud incómoda por dentro. Cogió la trufa igualmente y se volvió a su sitio.

Yo voy a dejar la mía un rato ahí por si acaso. Dijo con desconfianza hablando de la moneda que había cogido para sí, dejándola en la mesa y mirándola de reojo mientras Alice se comía la suya. Su abuela soltó una carcajada musical. Cariño, sabes que eso solo se transforma cuando te la intentas comer. Bueno, por si acaso. Entonces miró a Alice. ¿A que están buenas? Pero la chica estaba muy parada y con una expresión rara en la cara. Se extrañó, pero antes de poder preguntarle qué le pasaba, su abuela se echó a reír otra vez. Y cuando la mujer lo aclaró, la miró fugazmente y volvió la vista a Alice, con los ojos y la boca muy abiertos, hasta que la vio sacarse la moneda de la boca. ¡Venga ya, esto es injustísimo! Dijo alzando y dejando caer los brazos con frustración, pero, ¿a quién quería engañar? Estaba sonriendo como un tonto. Se alegraba tanto de que le hubiera tocado a Alice, era lo que quería. Que viviera todas las experiencias que pudiera en su casa, en esa Navidad que ojalá no fuera la única que pasaban juntos, pero por si acaso. Quería que le tocara el galeón, que le tocaran las monedas verdes y que le tocara uno de esos malditos duendecillos. Por ahora se había cumplido una y a la primera.

Y eso le recordó otra cosa que Alice también destacó. ¡Ahá! ¿Ahora qué? Dijo señalando a su padre, que rodó los ojos y trató de buscar con la mirada la complicidad en el abuelo, que se estaba riendo por lo bajo. Una de una. Eso desmonta tu estadística y me da la razón en que estas monedas me tienen manía. ¿Qué ha sido de tu rigor científico, Marcus? No hagas a mi rigor científico y a la comida competir entre sí, papá. Y, rápidamente, desenvolvió la moneda que había dejado en la mesa y se la llevó a la boca, con la adrenalina de que no se transformara por el camino. Pero no iba a hacerlo de todas formas porque era una moneda de chocolate normal y corriente.

Miró a Alice sonriente mientras terminaba de masticar su propia moneda, viendo lo que hacía la chica con el galeón entre los dedos. Luego pasó la mirada a su padre cuando dijo que eso lo había aprendido de William y, antes de poder volverla a Alice de nuevo, esta estaba sacando el galeón de su pelo. Se lo tocó, frunció un poco el ceño y se rio. Ah, ¿pero los muggles hacen magia? ¿Y sin varita ni nada? Pues fíjate que adelanto nos llevan. Bromeó entre risas. Pues te sorprenderías, hijo. Dijo su abuelo, secundando la risa. ¿Te he contado la vez que fui a dar una conferencia a una universidad muggle? Por las barbas de Merlín, cuantos cachivaches tenían y yo no sabía usar ninguno. Su abuela se estaba muriendo de risa recordando esa anécdota. Molly siempre se deshacía en carcajadas nada más Lawrence abría la boca. Total, que iba yo de entendido, pensando "cuidado, Lawrence, no digas ciertas cosas a ver si les vas a asustar", y salí de allí sintiéndome un completo inútil. Venga, abuelo, no sería para tanto. Es verdad. Dijo él entre risas, las que claramente su mujer le estaba contagiando a él y a todos. Me miraban con pena, "pobre señor mayor que no sabe de tecnología". ¡Y uno teniendo que callarse! Llegué a casa con una depresión. Su abuela se rio aún más, asintiendo con la cabeza para corroborar que era verdad. Lawrence señaló a Emma. Por poco llamo a tu cuñada Andrómeda. Quería lanzar un hechizo que les dejara patidifusos y que luego viniera ella y los desmemorizara a todos. Marcus estalló en una carcajada, como todos los demás. Pero entonces, ¿de qué habría servido hacerlo, si ya no se acordaría nadie? Preguntó su tía, que claramente no había captado la gracia de la anécdota. Arnold se giró hacia ella y empezó a tocarle el pelo con ternura, como si fuera un perrito. Es una broma, hermanita. La mujer chistó y le apartó la mano.

Entonces Alice volvió a conquistar a sus abuelos hablando de la leyenda de los leprechauns. Uy, pues eso me recuerda a... Otra anécdota. Su abuelo era un anecdotario con patas, y si encima ya llevaba una copa de hidromiel y medio vaso de licor de espino en el cuerpo, aquello era un no parar. Escucharon otra anécdota sobre una vez que fue de joven a un partido de Quidditch de Rumanía contra Irlanda y todos pensaron que se habían hecho ricos y solo era una engañifa de los leprechauns lanzando monedas falsas y, mientras la contaba, Marcus no paraba de mirar a Alice de reojo. Verla riéndose, tan feliz, era lo único que pedía, absolutamente lo único. Por pedir, ni siquiera pedía que le quisiera, por triste que sonara. No pedía que cambiara sus objetivos vitales por él. Es decir... Sí, su corazón lo pedía a gritos, pero su mente racional, no. Esa solo se conformaba con verla feliz.

Después de tanto rato, al final, no había probado el licor de espino. A ver qué tal está esto. Comentó, mirando a la chica de reojo con una sonrisilla como si no lo hubiera probado cuando lo hizo. Lo olió un poco antes de beber y se lo llevó a los labios, dando un sorbo. Estaba delicioso mientras se mantenía en la boca, pero tan pronto bajó por la garganta se le escapó una tos y cerró los ojos. Automáticamente escuchó un par de risillas, pero él no tardó ni medio segundo en recomponerse... O intentarlo al menos. Fue a hablar pero tuvo que carraspear primero.  Solo estoy... Demasiado quebrada la voz. Tragó otra vez. Sorprendido de lo suave que está. El que más se estaba riendo era su padre. Antes de lanzarle el comentario que le iba a lanzar, miró a Alice. Está delicioso. Porque era verdad, solo que no estaba acostumbrado al alcohol tan fuerte. Ahora sí, ladeó la cabeza mirando a su padre con los ojos entrecerrados. Pues a ti no te veo beber. Es que no quiero hacer el ridículo delante de mi... Señaló a Alice. ¿Qué vas a decir, papá? Se le debía notar que se le habían abierto los ojos en anticipación. ...Hija adoptiva. Todos rieron otra vez y Marcus se sintió respirar de nuevo. Qué tontería, ¿qué se creía que iba a decir?
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Miér Dic 16, 2020 1:59 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
No podía parar de reírse. Entre lo de Marcus y el rigor científico y las anécdotas del señor O'Donnell. Pero entre las risas, había algo en lo que no podía dejar de pensar. La risa de Molly. ¿Cuántos años llevaría casada con Lawrence? Un montón, y cada vez que abría la boca para contar una historia, ella se reía desde lo más profundo de su corazón. Qué felices eran, qué bonito que una historia pudiera ser así, simplemente dos personas que se quieren, que siguen juntas de por vida y... Y se dio cuenta de que estaba sonriendo como una idiota, apoyada sobre su propia mano, escuchando la historia, sí, pero mirando de hito en hito a Marcus, porque no lo podía evitar.

Salió de su ensimismamiento cuando vio que iba a probar su licor. Se acordó de cómo le había sentado la primera vez que lo había bebido y tuvo que contenerse una carcajada cuando vio que le pasó exactamente lo mismo. Se mordió el labio inferior y se comió otra moneda de chocolate para paliar la risa. - Yo creo que lo has llevado con bastante dignidad. - Dijo con una sonrisilla complaciente. Y entonces Arnold dijo aquello y se quedó mirándole. Madre mía. Sí que estaban todos buenos hoy. Sacó a la Gal resolutiva y rescatadora al momento. - Y de apellido raro. - Completó, como si fuera una broma estudiadísima, y todos riéndose como si no hubiera estado a punto de llamarla... Por todos los dragones ¿Qué estaba pasando esa noche? Que estaban relajados, felices, y con más alcohol del que nunca bebían y, claro, así les iba.

Justo entonces sintió cómo su gata se subía en su regazo e inmediatamente la agarró- ¡No! ¡Bájate, Condesa! Estamos cenando y me vas a arañar las medias- Pero su gata emitió un sonido de queja, mirando a la ventana tras de sí. Allí, bajo la nieve que empezaba a caer, estaba la lechuza de su tata- ¿Esa es Morgana? ¿Qué hace ahí? - Preguntó Erin. Otra vez todos mirándola. Estaba empezando a ser muy descarado aquello. Se levantó corriendo y abrió un poquito la ventana para dejarla entrar, pero la lechuza dejó caer el gran sobre en sus manos y salió volando. Cuando se dio la vuelta sonrió y dijo. - Se nota que es la lechuza de la tía Vivi, es más escurridiza aún que ella. - Se sentó en la mesa y del sobre tres cartas. En una ponía en letras bien grandes "Esta es la primera". Otra era muy pequeña, casi parecía una tarjeta, y llevaba un lacito azul y dorado al rededor, y la ultima parecía más sencilla. Abrió la primera y era un poco lo que se esperaba, hasta que al final su tía decía "te cuento más en la otra" a lo cual entendía que se refería a la tercera carta, donde estaría la información sensible. También decía que su padre quería que abrieran la carta del lazo dorado en medio de la mesa. Levantó la mirada y le pasó la carta a Dylan, cogiendo discretamente la tercera carta y empujando la segunda al centro de la mesa. - Es de la tía Vivi y de mi padre. - Dijo mirando un poco a todos. - Me mandan saludo para todos, papá dice que echa de menos sus monedas de chocolate, señora O'Donnell, que somos muy afortunados de poder estar aquí. - ¡Ay, mi William! Cómo le echo de menos yo también. - Entonces Dylan llamó su atención con la libreta "Papá se ha acordado de nosotros" y aquello le puso un nudo en la garganta. Su hermano estaba tan acostumbrado a que a su padre se le fuera la cabeza, que ya se alegraba por las cosas más cotidianas. - No, Dylan. No es que papá se haya acordado. Papá nunca deja de pensar en nosotros, como todos los papás. Igual que nosotros nunca dejamos de pensar en él. - Su hermano escribió "Y en mamá. También pensamos siempre los tres en mamá" Gal asintió, con los ojos un poco vidriosos. - Y en mamá también. - Se había hecho un silencio un poco triste porque, realmente, a todos se les había olvidado un poco el drama que les perseguía, pero Dylan volvió a salvar la situación con la libreta "La tata a veces se olvida de escribirnos, pero yo creo que también piensa en nosotros" Gal lo leyó en voz alta y le salió una carcajada. - Sí, patito. Pero la queremos así. Venga abre la carta de papá, quería que la abriéramos en el centro de la mesa.

Dylan tiró del lacito, y la carta se abrió sola, con un polvito dorado que salió hacia arriba. De repente, el polvito viajó solo y se puso delante de cada uno de los comensales, tomando forma. Los primeros que Gal detectó fueron el de Marcus y el suyo, el occamy y el halcón, sus patronus, y entonces oyó un rugido. Delante de Emma había una leona, y la nutria que había delante de Molly salió corriendo hacia el hurón de Lex. Oyó la risa de Lawrence mientras admiraba una esfinge y decía - ¡Esto tiene toda la firma de William! Qué inventiva ha tenido siempre este muchacho...- Miró extrañada a su hermano que se reía como un loco porque había un patito bebé dándole vueltas al rededor del tronco, mientras un unicornio levantaba las patas ante Erin. Pero el que le llamó más la atención fue el de Arnold. - ¡El suyo es también un halcón, señor O'Donnell! - Dijo emocionada y señalando al suyo también. - La más fiel de todas las aves. Que por mucho que vuele, siempre vuelve a su dueño... - Y que confía ciegamente en él. - Terminó Emma. Cruzó las miradas un momento con ella, y vio menos hielo, menos hostilidad que de costumbre. Sería la magia de la Navidad. Pero estaba de acuerdo palabra por palabra, y se aguantó el mirar a Marcus porque ahí si que no iba a resistirse a decirle que ella siempre volvería a él. "El patronus de la tata también es un unicornio, me lo enseñó una vez" escribió Dylan en la libreta, y según la levantó, Erin cogió la caja de trufas y se la puso delante. - ¿Quieres otra, patito? - Gal se levantó con una risita y dijo. - Perdonadme, tengo que leer esta también. - Y se fue al sofá, abriéndola.

No decía nada del otro mundo tampoco. Que habían salido muchas cosas, creían que toda la verdad, pero aún estaba por verse de si su padre recordaba más detalles. Que no podían mandarles más cartas a no ser que fuera por una emergencia, y que no se preocupara, que disfrutara de las Navidades con los O'Donnell. Al final ponía "cuando la hayas leído, dale con la varita y, en lo que se convierta, dáselo a Erin" Justo entonces, apareció Marcus a su lado porque, obviamente, no iba a dejarlo pasar. Levantó la mirada sonriéndole. - No dice nada muy importante. Me imagino que para no comprometer, por si acaso. Solo que están consiguiendo que mi padre recuerde todos los detalles que puedan ser importantes. - Extendió la mano y agarró la de Marcus con media sonrisa. - Está todo bien, de verdad. Si no, te lo diría. - Sacó la varita y tocó la carta, que se transformó en una moneda china con un agujerito cuadrado en medio, que pendía de un lazo rojo. Frunció el ceño y dijo. - Es una moneda del destino china. Me ha dicho que es para tu tía. - Torció la cabeza y vio que Dylan se había ido a sentar con Lex y Molly se había acercado a su hija y le hablaba en voz baja sin parar. - Pero creo que se la doy luego, que bastante vergüenza ha pasado la pobre por hoy.
Merci Prouvaire!


Última edición por Ivanka el Jue Dic 17, 2020 4:05 pm, editado 3 veces


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Jue Dic 17, 2020 1:03 am

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Debía tener la conciencia muy poco tranquila porque vaya nudo se le había agarrado al estómago cuando su padre dejó ese "mi" en el aire, porque Alice había respondido muy tranquila. Rio aliviado, viendo como reían todos los demás y jugando con el vaso en su mano, moviendo el licor de espino que quedaba en él.

Y en ese momento apareció la Condesa. Al mirar a la ventana vio una alegre lechuza, pero eso no fue lo más llamativo. Su mirada se fue automáticamente a su tía, como la de todos los comensales, cuando reconoció al animal tan rápidamente. Que a nadie debería sorprenderle, realmente, por algo era magizoóloga: tenía un ojo increíble para los animales. Miró a Alice con intriga mientras esta leía las cartas. No olvidaba la recomendación que su familia había dado de no escribirse, y ahí había ni más ni menos que tres cartas, por lo que la inquietud la tenía inevitablemente. Pero la reacción de Alice era buena. Les miró a ella y a Dylan y sintió una punzada de tristeza, mirando inconscientemente a su madre. De pensar que estuvieran celebrando esa cena sin ella... No podía pensarlo, no podía siquiera imaginarlo. Apartó el pensamiento y se quedó con la sonrisa de Alice, que no se desvanecía lo más mínimo a pesar de lo que se decían.

Entonces abrieron la carta del lazo azul y dorado en el centro de la mesa y Marcus abrió los ojos con la misma ilusión con la que miraba de pequeño todo lo que hacía William, porque sí, ese hombre siempre acababa provocando esa reacción en él hasta cuando no estaba. El polvo dorado se materializó ante él en forma de un precioso occamy, al principio diminuto y poco a poco haciéndose cada vez más grande y majestuoso. Cómo mola. Musitó. Todos tenían sus patronus ante ellos, era una imagen espectacular. Miró a Alice. Tu padre es genial. Soltó con admiración sincera, porque sí, lo era. Y entonces se percató de algo, al verles allí juntos a los dos con sus patronus por delante: tanto su padre como Alice tenían de patronus un halcón. Curioso cuanto menos. Miró a sus padres y a Alice con los ojos desbordando felicidad. De verdad que no cabía en sí esa noche. Esperaba que todos fueran conscientes de ello, de lo feliz que le estaban haciendo solo por estar allí.

Pero al parecer no eran los únicos patronus repetidos, Dylan lo acababa de delatar. Miró a su tía con la cabeza ladeada. ¡Anda! Qué coincidencia tita. Pero ella había desviado el tema muy rápido. No le dio importancia. Estuvo más pendiente de Alice, que se había levantado para leer la carta. Venga, vamos a recoger todo esto. Su abuela empezó a amontonar los platos en el aire a golpe de varita y Marcus, en su concepto de "recoger", cogió un puñado de monedas y se las metió en el bolsillo. Miró de reojo hacia el sofá para comprobar como estaba Alice y la vio muy centrada leyendo, así que él aprovechó para acercarse a su madre con una sonrisa. Ella se giró a él y le acarició la cara. Qué sonrisa. Estoy feliz. Contestó sencillamente. Porque era la pura verdad. Su madre le miró con ternura. Se nota. Marcus le dio un beso en la mejilla. Gracias por esto, mami. Ella tomó un poco de aire y dijo, sin perder la sonrisa suave. Dáselas a tu padre. Ya. Eso era lo fácil. No era tonto, sabía que su padre había sido el primero en aceptar aquello y el que había insistido. Pero precisamente por eso, por el trabajo que imaginaba que le habría costado a su madre, le estaba dando las gracias a ella. Os las doy a los dos. Concluyó encogiéndose de hombros. Y, ya sí, se fue con Alice.

Se dirigió al sofá con paso tranquilo, una sonrisa y las manos en los bolsillos, sentándose junto a la chica, hombro con hombro. Asintió. Me alegro. Dijo con suavidad y sin perder la sonrisa, apretando la mano de la chica cuando la agarró. Miró como la carta se convertía en una moneda e hizo una mueca impresionada. Qué bonita. Rio un poco. Lo que tu tía no consiga, hacer que la mía hable. Volvió a reír y apoyó la espalda en el sofá. No sabía que tenían hasta el mismo patronus, qué coincidencia. Ladeó la cabeza y miró a Alice con el ceño fruncido. ¿No es una amistad un poco rara? Bueno, no rara, improbable. Mi tía es tan... Y tu tía es tan... No creía que hicieran falta palabras. Se entendían ambas cosas.

Se mojó los labios y giró la cabeza hacia donde había venido. Todos parecían entretenidos, cada uno en lo suyo. Volvió a mirar a Alice y acarició fugazmente su mejilla. ¿Te lo estás pasando bien? Parecía que sí, pero le gustaría oírlo de ella, le hacía ilusión. Se metió la mano en el bolsillo y sacó el puñado de monedas. He robado unas pocas. El galeón ya le ha tocado aquí a la señorita afortunada, pero aún podemos probar una de las verdes con un poco de suerte. Extendió la palma de la mano y empezó a trastear con el dedo entre las monedas. Miró a Alice y se llevó ese mismo índice a los labios. Guárdame el secreto, que luego me dicen que hago trampas. Bromeó en voz baja. Porque sí, estaba haciendo trampas, las estaba rozando todas hasta que detectara una de las especiales. Eran ya muchos años, las tenía bien analizadas.

En un momento determinado, un brillo y un cosquilleo especial le hicieron pensar que había dado con una de las verdes. Dejó el resto sobre la mesita ante ellos y le quitó el envoltorio a la moneda elegida. El color del chocolate se fue tornando verde poco a poco al contacto con sus dedos. Miró a la chica y arqueó las cejas, llevándose la moneda a la boca. Nada más derretirse el chocolate cerró los ojos. Mmmm... Soltó un exagerado gemidito placentero no carente de verdad, porque aquello estaba más delicioso que cualquier cosa que hubiera comido esa noche. Con los ojos cerrados y una pose teatral, sin dejar de paladear lentamente la moneda, torció el tronco hacia la chica hasta dar con la cabeza en su hombro y apoyarse en ella. Dios... Qué bueno está esto... Rio un poco solo por estar haciendo el tonto con ella así, ya con el chocolate totalmente derretido en su boca, y abrió los ojos, mirando a la chica desde su posición con una sonrisa esbozada en los labios.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Jue Dic 17, 2020 4:06 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Entornó los ojos a lo que dijo Marcus de la amistad de sus tías y se encogió de hombros. - Mi madre siempre decía que no había nadie tan perfecto para la tata que tu tía Erin. Hay muchas cosas que mi madre decía que ahora veo con otros ojos. - Dijo bajando la mirada a la moneda y volviendo a levantarla a los ojos de Marcus. - La gente tiene que complementarse. Y más si son tan radicales como nuestras tías. - "Y a mí me dijeron que un chico como tú no acabaría con una chica como yo, y aquí estamos". Su pensamiento coincidió con la caricia en su mejilla, que ella acercó todavía más a su mano, como un gato que le gusta que le den mimos, con una gran sonrisa. - Me lo estoy pasando tan bien que me parece mentira que no haya vivido esto hasta ahora, y lo viviría mil veces después de esta. Es la mejor Navidad que he pasado, probablemente, desde que era muy pequeña y mi madre aún no estaba enferma. - Dirigió la mirada a su hermano y dijo. - Y Dylan está como nunca. Así que decir que me lo estoy pasando bien sería quedarse muy corto. Estoy inmensamente feliz.

Se inclinó hacia Marcus riéndose bajito cuando vio que se ponía a ver las monedas a ver cuál era de las verdes especiales y puso su tono de niña traviesa. - ¿Perdona? ¿El prefecto O'Donnell haciendo trampas? Deshonra sobre nuestra casa, se lo voy a contar a Kyla en cuanto lleguemos. - Dijo terminando con otra risita. Pero se había quedado mirando su dedo índice sobre sus labios, que le dejaba sin respiración solo de mirarlo. ¿Y quién querría monedas de chocolate que supieran al cielo si tenía tan cerca esos labios, si aquel era su sabor favorito? Suspiró ahogando sus ganas y sonrió cuando vio que encontraba la que quería.

Y para ponérselo más difícil se ponía a hacer aquel ruidito, y poniéndole la cabeza sobre el hombro. Descendió los ojos, con media sonrisa mirándole y, casi sin reconocerse, hizo un gesto muy Marcus que fue articular con sus labios- Para.- Y se rio un poco. Era superior a sus fuerzas que Marcus se apoyara con su cabeza en ella y que Gal no acariciara esos rizos. Levantó disimuladamente el antebrazo para entrelazar los dedos entre los bucles de su nuca. - Me estoy portando como en la vida. No me digas que vas a ser tú el que me incite a ser traviesa. - Alargó como si nada el otro brazos para revolver en las monedas de su mano y dijo. - Anda, haz lo tuyo y encuéntrame una de esas que saben al cielo. - Le estaba costando muchísimo controlarse en esa circunstancia, porque empezaba a notar cómo el alcohol de la noche le estaba soltando la lengua y las amarras al comportamiento autoimpuestas para comportarse frente a los O'Donnell.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Jue Dic 17, 2020 5:57 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Sonrió ampliamente. Pues ese era el objetivo. Dijo, totalmente convencido, por no añadir lo inmensamente feliz que se sentía él también solo de oír eso. Las Navidades de Alice se aventuraban bastante negras, ahora tenía un gran sentimiento de satisfacción de haber colaborado a que no fuera así, sino todo lo contrario. No solo no estaban siendo malas, estaban siendo increíbles. ¿Qué más podía pedir?

Tss. Soltó con una sonrisilla ladeada. Venga ya, Alice Gallia. Se mordió los labios y miró a los lados. Se acercó un poco a ella y susurró con un punto de chulería. Tú estarías haciendo lo mismo si no te estuvieras escondiendo detrás de esa fachadita de niña buena. Le dio un toque con el dedo en la nariz y siguió buscando. ¿Y desde cuándo eres una chivata? Además, Kyla no manda sobre mí, lo máximo que puede decirme es "no me toques las narices, O'Donnell". Lo último lo dijo con una voz ridícula que pretendía imitar la de la chica y se rio. Pero, antes de continuar con su búsqueda, miró a Alice y añadió. Además, hoy estoy fuera de servicio. Que lo interpretara como quisiera.

Con la cabeza reposando sobre el hombro de la chica y aún paladeando el chocolate, abrió los ojos y lo vio. Esa palabra. Esa petición. Oh, ¿la estaba provocando? Mala cosa has dicho, Alice Gallia. Solía ser al revés, casi siempre era al revés, de hecho. Era ella la que le tentaba, la que le provocaba, la que le hacía cortocircuitar porque "la situación no es la idónea, pero". Ahí, al parecer, era ella la que quería guardar las formas mientras que él estaba deseando jugar. Marcus esa noche estaba demasiado feliz, y encontrándose solos por unos minutos desde que empezara la velada se estaba viniendo arriba (algo habitual en él). Y no era buena idea que tuviera sensación de poder en esas circunstancias, porque iba a hacer de todo menos parar. Así eran ellos, al fin y al cabo: se pedían parar cuando no querían parar y el otro lo sabía.

Y ahí estaba la explicación, que le sonó básicamente a "Marcus, estoy queriendo ser una niña buena por una vez así que pónmelo fácil e ignora todas las veces que casi hago que te mueras por lo inapropiado de la circunstancia". Despegó la cabeza del hombro de la chica muy lentamente y mirándola con una sonrisa ladina cargada de intenciones. Le faltaba gritarle "no me puedo creer lo que ven mis ojos". Desde luego que la noche podía ir a mejor. Perdona, no me he enterado bien, ¿me puedes repetir? Dijo pausadamente, sin desdibujar la sonrisa. Es que me ha parecido entender que quieres que pare, que no te incite a... perdona, ¿yo? ¿A hacer una travesura? Se llevó teatralmente la mano el pecho y miró a otro lado riéndose con suficiencia. Todo fingido, por supuesto. Y todo en un tono que sería mucho más apropiado si estuvieran completamente solos. Y a la vez que "haga lo mío". Lo siento, pero detecto una contradicción en esa petición. Se mojó los labios. Y aun así... Lo voy a intentar.

Se recolocó en el sofá para mirarla de frente y cogió una de las manos de la chica para poner las monedas en ella. Tienes que agudizar los sentidos. Cogió la otra mano y agarró su dedo índice, el cual empezó a pasar por la superficie de las monedas para que la rozara. Olvidarte de todo lo demás y centrarte solo en el tacto del dedo. Hacía como que miraba las monedas, pero en realidad miraba su rostro de reojo, con una sonrisa esbozada hacia un lado. No supo si Alice lo había detectado pero él sí: otra moneda verde. Ahí la tienes. La cogió y, para ilustrarlo, fue él quien le quitó el envoltorio. De nuevo, al contacto con sus dedos el chocolate fue adquiriendo un tono verde intenso. Marcus se mojó los labios y alzó la mano ante la chica, colocando la moneda pinzada con sus dedos entre los rostros de ambos, aunque ligeramente más cerca de ella. No dijo nada, solo ladeó una sonrisa y arqueó ligeramente una ceja. Si la quieres... Aquí la tienes.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Jue Dic 17, 2020 7:52 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Vale, merecido se lo tenía, por todas las veces que había provocado a Marcus inmisericordemente. Pero siendo justos, ahí él también tenía bastante que perder, que era SU familia. "Ya, pero soy yo la que quiere impresionarles por un motivo que aún desconozco, si me han visto treparme a los árboles como una ardilla loca desde los once años" se contestó también a sí misma. - No me estoy escondiendo detrás de nada. - Sí, sí lo estaba haciendo. - Me estoy reformando, que es lo que llevas esperando todo este...- Pero es que no pudo n i terminar, porque el muy sinvergüenza se estaba acercando a ella y es que estaba segura de que en cualquier otra situación se habría lanzado a besar aquellos labios traviesos. Rio un poco cuando le dio en la nariz y puso cara de suficiencia. - Te da un poquito de miedo, admítelo. A todos nos los da. - Y se tuvo que reír con su imitación de la otra prefecta. Le hacía demasiada gracia que Marcus se portara mal, le causaba demasiada satisfacción. Inclinó la cabeza hacia un lado con cara de angelito. - Pues qué pena que hoy que tú estás fuera de servicio, yo me haya propuesto ser una niña buena... - Había bajado y, definitivamente, cambiado el tono al decir eso. Ya está, ya iban cuesta abajo.

La carita de satisfacción de Marcus no auguraba nada bueno para su autocontrol, pero era demasiado bonita parpadear de mirarla. Negó con la cabeza y se mordió el labio el labio inferior. - No, lo tuyo no es hacer travesuras, no intentes liarme... Que es lo que estás intentando. Y no soy de piedra. Diría más bien que soy de arena. - Dijo terminando con una carcajada, porque sí, mejor se reía de sí misma.

Se dejó coger la mano por Marcus y tomó aire fuertemente mientras le oía decir lo de las sensaciones. Tragó saliva y trató de recomponerse del escalofrío y el cosquilleo que la recorría entera. Se las iba a pagar todas juntas cuando menos se lo esperara. Entonces, aparte de todo lo que estaba sintiendo, notó algo en el dedo, y Marcus fue derechito a coger la moneda. Sonrió cuando vio que se puso verde, e iba ella muy dispuesta a cogerla, cuando vio que él la colocaba entre los dos. Soltó aire fuertemente. Vale, hasta ahí la Gal decente, aunque aún quería mantener una reputación mínima, así que se giró y oteó a los demás. Molly seguía liada en su conversación con Erin, Dylan y Lex haciendo algo en la libreta del niño que ni quería saber, y, lo importante, Emma se había sentado al lado de Lawrence muy entretenida con algo que le estaba contando. Arnold se le escapaba, pero debía haber salido de la habitación. Con sonrisa pilla y la travesura, y quizás algo más, en los ojos, se inclinó hacia la mano de Marcus, atrapando la moneda y sus dedos entre sus labios, sin dejar de clavar los ojos en él. Lentamente se separó ese inclinó, y no controló mucho su reacción al saborear la deliciosa moneda, que le hizo entornar los ojos y soltar un ruidito de placer aunque muy bajito. Deshizo la moneda en su boca y se relamió. - Mira, tenías razón, estaba buenísimo. - Se apoyó en la espalda del sofá y dejó caer la mano, acariciando el dorso de la de Marcus con el dedo. - Me recuerda a la feria de San Lorenzo en Saint-Tropez. También comimos el chocolate aquel que estaba buenísimo... Solo falta la tata sacándonos a bailar.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Jue Dic 17, 2020 9:55 pm

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Chistó falsamente y ladeó la cabeza. Pues sí, una pena. Justo hoy que él no estaba pensando en lo que era correcto y lo que no, Alice iba a ser la chica más modélica del universo. Ninguno de los dos se creía eso, pero bueno, no le parecía mal juego. Estaba deseando ver hasta cuando podía estirar Alice esa actitud que, por el tono de voz, ya intuía que no iba a tardar mucho en desvanecerse. Pero tampoco iban a tardar mucho en ser interrumpidos por alguien de su familia, seguro, así que... Seguiría manteniendo el jueguecito en suspense.

Frunció el ceño y ladeó la cabeza con una sonrisa. ¿Liarte yo? No sé a qué te refieres, no estoy intentando nada. El tono de voz dejaba claro el verdadero significado de ese mensaje, que era radicalmente el opuesto al que daban a entender las palabras. Y para ilustrarlo, ahí estaba. Con la moneda sujeta ante ellos, tentando a la suerte, deseando ver cuál era la reacción de Alice. Si pretendía ver ante sí a una chica que se ruborizara y mirara a otra parte, o que le quitara la moneda de los dedos, es que era bastante ingenuo. No, no era eso lo que iba a ver, y podía intentar engañarse a sí mismo y a todo el mundo haciéndose el sorprendido, pero sabía muy bien lo que iba a pasar a continuación. Y no se equivocó. Y aun así, aun no equivocándose, Alice siempre provocaba en él el efecto Alice: que sintiera un cosquilleo en el pecho, que se quedara mirándola con un idiota, que le inundara esa tonta sensación de lo inesperado. ¿Inesperado? Era totalmente lo que esperaba y lo que estaba provocando. ¿Qué era inesperado, entonces? ¿Ese deseo de besarla que ahora le quemaba por dentro y le hacía fantasear mientras clavaba su mirada en él, llevándose la moneda entre los labios y rozando sus dedos con ellos? Para, Marcus. Le estaba entrando calor.

Si es que eres tonto, se reprendió falsamente a sí mismo, porque anda que no lo había hecho queriendo. Porque, al igual que buscaba la moneda verde por el placer que le producía, también buscaba esas cosas. También sabía como y donde tenía que tocar para provocar eso y lo que le hacía sentir. Sabía de sobra que Alice siempre iba a querer ir un poquito más allá, incluso cuando "se quería hacer la buena". Porque no le había sorprendido que se comiera la moneda así, era lo que quería. Pero Alice siempre le daba el toque Alice, el toque de mirarle de esa forma y de rozar sus dedos con sus labios en el proceso. Eso que le hacía perder la cabeza y comportarse de esa forma a todas luces inconsciente.

Ah, y claro, lo que faltaba: la reacción. Bajó la mano, notó como el aire se le quedaba retenido en el pecho y, tras mirar sus labios una última vez, giró la mirada. Buscó con esta a los demás, cada uno entretenido, y al comprobarlo simplemente se quedó con la vista en algún punto no concreto, mordiéndose los labios con una sonrisa en ellos que intentaba contener todo lo demás. Volvió a mirarla al escucharla hablar, y lo que dijo no pudo gustarle más. Sonrió. La feria. Suspiró nostálgico. Esa noche. Qué bonita había sido, era de los mejores recuerdos de su vida, por tantas cosas, por todo en general. Por los juegos en la playa, por la ridícula camisa de flores que le dejó Violet pero que a Alice le gustaba, por ese vestido de ella tan bonito, por la cantidad de comida que probó, por la sala de los espejos... Por la lluvia de perseidas y los besos en la playa. Sonrió y él también apoyó la espalda en el sofá, mirándola. Bueno, hay música puesta, pero no es muy bailable. Era la típica música ambiente que ponían siempre sus padres en Navidad, así que no tenía mucho ritmo que digamos. Cómo me acuerdo de ese día... De todo. Giró un poco la mano cuyo dorso Alice acariciaba y rozó la palma de ella con los dedos. Se había quedado mirando unos segundos sus manos, pero recordó algo que le hizo volver a reír. Creo que mi padre nunca le dijo a mi madre que bailó con tu tía esa noche. Echó la cabeza hacia atrás en el sofá, riendo y mirando de reojo. Su padre, de hecho, acababa de sentarse con una copa, podía verle desde allí. Pero parecía distraído y... Bueno, tampoco estaban haciendo nada, solo estaban hablando.

Estoy por decir que le da miedo que mi madre no le deje ir más. Continuó. Entonces la miró y se le volvió a escapar una sonrisilla. Se mojó los labios. ¿A qué sabía tu moneda? Tenía curiosidad real, pero además quería meterse un poquito con ella. Porque no te gustan muchas cosas. Como no sepa a los mejores arándanos del mundo... Rio un poco, acercando apenas perceptiblemente la espalda hacia donde estaba la chica. La mía... No sé a qué sabía, supongo que a muchas cosas. Es simplemente... Como... El mejor sabor del mundo. Como le sabían los labios de Alice cuando los besaba, por ejemplo. Después de toda la vida comiendo esas monedas, ninguna le sabía tan bien como eso.

Y entonces lo escuchó. Frunció un poco el ceño e incluso despegó la cabeza del sofá, extrañado. Miró hacia el reproductor de música y allí estaba Dylan, como un duendecillo burlón, riéndose y escapando de allí para tapar sus huellas. Miró a Alice sorprendido. ¿Esa... No es...? Era la canción. La canción francesa que bailaron esa noche, en Saint-Tropez, hacía ya dos años y medio. Increíble... No la escuchaba desde esa noche... Dijo con una sonrisa, dejando escapar el aire entre los labios. Miró a la chica y no se lo pensó más. Aquello debía ser una señal, ¿cómo la iba a dejar pasar? Con una expresión caballeresca, se levantó del sofá y tendió la mano hacia ella. Señorita Gallia, ¿me concede este baile?
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Jue Dic 17, 2020 10:49 pm

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
El corazón de Gal se ensanchaba al escucharle hablar de aquella noche en La Provenza. Cerró los ojos al notar sus dedos en su palma, y dejar aquel "de todo" en el aire. Se habían costado dos veces, y aun así, aquel beso se le antojaba uno de los pasos más grandes que había dado en su vida, porque fue, pro primera vez, el simplemente dejarse llevar por el corazón. Y no solo ese beso, el día entero. - No podría olvidar esa noche en mi vida. - Dijo con una sonrisa.

Mientras Marcus decía lo de su padre, Gal cogió los dos dedos donde él había sujetado la moneda y le frotó con su pulgar por quitarle los restos de su pintalabios, que no era muy evidentes, pero no se fiaba del detallismo observador de aquella familia y la indiscreción de los hermanos de ambos. - Si es que no sabes hacer trastadas, O'Donnell. - Dijo chistando con una sonrisa, y ya quedándose con las manos medio entrelazadas en le hueco del sofá entre ambos. - Y tu padre tampoco, pero le guardaremos el secreto. Quiero que cuando por fin pueda volver a La Provenza, vengáis con nosotros.- Sonrió y entornó los ojos cuando le preguntó por la moneda. - Sabía a una mezcla, solo sé que estaba buenísima... algo así como... Castañas, y el melocotón aquel del campo de lavandas que tuve que trepar para recoger. - Rio al recordarse a sí misma descolgándose de la rama y haciendo el monito, como decía él... Habían sido tan felices... Hillary tenía razón ¿Por qué era tan estúpida de no contar con aquellos momentos cuando el entraban las dudas de si la quería? ¿Por qué no se anclaba en esa mirada que le estaba poniendo ahora?

Y como si hubieran invocado demasiado La Provenza, sonó la canción. Esa canción. Se giró como un resorte. Cómo no, su hermano armando de las suyas. Negó con la cabeza con una risita. Ella sí la había oído. En bucle, además. Todas las noches que había pasado en verano llorando, con una opresión en el pecho, se ponía aquella canción, que la hacía llorar libremente, y cuando lo había soltado todo, se limitaba a pensar en aquel momento en la feria. - Lo que no sé es de dónde ha sacado el mico ese la canción. - Dijo riéndose y mirando como se iba al lado de Arnold. Renacuajo impertinente y agente del caos, porque sabía lo que le provocaba aquella canción. Y entonces vio la mano de Marcus. Tal como en sus recuerdos, tal como aquella noche. Y como realmente se sentía como en un sueño ¿Qué otra cosa iba a hacer más que lo que había deseado durante tantísimo tiempo? - Sería todo un honor, señor O'Donnell.- Contestó tomando su mano con una gran sonrisa.

Esta vez no hicieron el payaso. Se pusieron a bailar lentamente en el centro del salón. Si se hubiera parado a pensarlo, le estaría dando un poco de vergüenza ser los únicos que estaban bailando en medio del salón, sabiendo que todos se iban a dar cuenta de que algo había entre ellos. Pero la verdad es que entre la circunstancia, la hidromiel y la canción... Le daba bastante igual. Sentía el roce de las manos de Marcus, contra su mano y su cintura. De repente era tan terriblemente consciente de sus movimientos, de su respiración, de todo, que la cegaba. Sus ojos verdes la cegaban también, tan cerca de los suyos, tan iluminados por la luz anaranjada como aquella noche… Oh, aquella noche, que ahora le daba libertad a las mariposas de su estómago, que aceleraba su corazón solo con mentarla en su cabeza- Siempre me han encantado tus ojos de Slytherin…- le dijo recordando el primer día con una sonrisa. Ah sí, sus ojos le encantaban, pero aquellos rizos que caían oscuros por su frente también, y aquellos labios color coral, y sus manos agarrándola… tanto que no oía la música, ni sentía a los demás presentes- Nuestros ojos tendrían unos hijos preciosos- Nada más decirlo parpadeó y se rio un poco- ¡Madre mía! Vaya tontería acabo de decir. - Quería decir que nuestros hijos... O sea que si tuviéramos hijos, que...- La estás liando más, Alice Gallia, la estás liando lo más grande que has liado nunca. volvió a reírse, porque a pesar de estar metiendo la pata, estaba demasiado feliz- No más licor de espino para mí esta noche. - Inclinó la cabeza sobre su pecho, como había hecho aquella noche y sonrió. - Siempre me han encantado tus ojos. Y tu color, combinado con el mío quedaría muy bonito. - Terminó de explicar. - Pero el licor me traba la lengua y...- Suspiró- Eres tan guapísimo que debería estar prohibido que lo fueras tanto, porque me despista, y menos delante de tanta gente- Volvió a elevar la cabeza, para mirarle a los ojos y susurró- Donde no te puedo besar tal y como querría.
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Vie Dic 18, 2020 12:37 am

All I want for Christmas...
CON Alice EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00h, 24 de diciembre
Miró con curiosidad hacia sus dedos cuando Alice empezó a quitarle los restos de pintalabios y rio un poco. Ni se había dado cuenta, como para pensar en eso estaba él. Me vas a tener que enseñar. No, no sabía hacer trastadas, él no era chico de trastadas. Probablemente se hubiera muerto sin hacer ninguna de no cruzarse con Alice en su camino... Lo mejor que podía haberle pasado en la vida, entonces. Y cuando mencionó el melocotón se echó a reír. Uf, eso fue al año siguiente... La que liaste para cogerlo. La que liaron después. Le recorrió un escalofrío por todo el cuerpo: casi se acuestan ese día. Al final habían acabado haciéndolo, claro, ahora le parecía impensable que no hubiera sucedido. Pero pensaba en ese día y... Solo podía sonreír.

Como no podía ser de otra forma, Alice aceptó su baile y él le regaló una sonrisa de oreja a oreja. De nuevo estaban bailando, con la mano en su cintura... Y todos los recuerdos de aquella noche aparecieron tan vivos en su mente como si estuviera ocurriendo. Cuántas cosas habían ocurrido desde entonces, cuánto sentía que habían cambiado a pesar de ser los mismos... Recordaba aquella noche y no entendía como ese Marcus no se había dado cuenta de que estaba colado del todo por esa chica, como no lo había dicho... Pero claro, ¿podía juzgar a aquel Marcus por no decir nada cuando el del presente tampoco lo hacía? Pero el Marcus de aquella época no era tan consciente de... Las dificultades. Y menos aquella noche, que solo se estaba molestando en disfrutar y ser feliz. Más o menos como el Marcus del presente en ese momento. Solo disfrutando y siendo feliz. En el fondo... No había cambiado tanto.

Cerró los ojos por unos segundos, escuchando la canción, con una sonrisa suave en los labios, sintiendo que respiraban al mismo compás. Volvía a tener esa misteriosa sensación de que podía verla aun teniendo los ojos cerrados, como si todo aquello tuviera por sí mismo un poder que traspasaba lo evidentemente perceptible. Los abrió y enfocó los suyos, sonriendo un poco más... Y entonces le dijo que le encantaban sus ojos "de Slytherin". Los rodó levemente aunque con una suave carcajada. Y a mí los tuyos de Ravenclaw. Desde el primer día. Pero lo que dijo después le dejó tan sorprendido que incluso por un segundo dejó de moverse, quedándose solo mirándola con los ojos más abiertos. El corazón le había dado un violento salto y se le había quedado la que probablemente fuera la sonrisa más boba de toda su historia. ¿Había dicho... Lo que creía que había dicho? Ni siquiera atinó a contestar cuando Alice se rio y corrigió. Pero corrigió el error sintáctico, no... Lo que había dicho. ¿Estaba siendo muy idiota por tener el corazón a mil por hora? Porque una declaración así esa noche... A Marcus... Era peligrosa.

Seguía mirándola embobado, al menos había conseguido retomar el baile, sin poder articular palabra mientras la veía reír y tratar de arreglar lo que había soltado. Solo reaccionó cuando dijo que mejor no tomaba más licor. ¿Por qué no? Me gusta lo que dices. Trató de sonar seguro, como él solía hablar, pero sentía que se había ido ruborizando poco a poco conforme abría la boca. Porque hablar después de la pompa en la que había entrado al oír eso era hacerlo todo muy real, y esa realidad le erizaba la piel. Quería imaginarse un futuro con Alice, lo deseaba con todas sus fuerzas. Se estaba conteniendo lo que no estaba escrito de no soltárselo de un momento a otro, de no decirle que sí, que eso era lo que quería, hijos con ella, tuvieran los ojos como los tuvieran, le daba igual. Ella se estaba escudando en el alcohol, así que... Hasta que no la escuchara decir eso sobria, no se podía arriesgar. Fuera como fuere, no quería perder lo que tenían. Eso. Esos juegos, esas sonrisas, ese baile. Ya tenía asumido que era un cobarde de todas formas.

Rio entre los labios, silenciosamente, con la cabeza de Alice sobre su pecho y escuchándola hablar. Y entonces empezó a piropearle de esa forma. Ya tenía clarísimo que estaba colorado como un tomate, nada de "un poquito rojo". Y cuando Alice levantó la cabeza y sentenció que quería besarle, bajó un poco la mirada. Alice, por favor... Dijo con una leve risa nerviosa. Se mojó los labios y afrontó su mirada, acercando el rostro al de ella un poco más. Nada más te he visto esta noche, he decidido que no voy a dejar que esta acabe sin un beso tuyo. Susurró, mirando sus ojos con su habitual sonrisita de lado. Ya buscaremos el momento... ¿Acaso no somos expertos en conseguir que no nos vea nadie? Y fugazmente rozó la nariz de la chica con la suya, siempre refugiado en el contexto del baile, y al hacerlo sonrió aún más.

¿Sabes qué hace también el licor? Levantó la mano de su cintura y rozó con el índice los pómulos de la chica. Te pone más coloradita. Rio un poco y devolvió la mano a su sitio. Ahora que lo dices... No había variado ese tono bajo e íntimo con el que hablaban. Al fin y al cabo, dada su cercanía, ¿por qué iban a hablar más alto? Y así, de paso, no les escuchaba nadie. Sí que quedaría un bonito color si los combináramos... ¿Llevas mucho tiempo pensando en ello? Se mordió un poco el labio, como si acabara de preguntar en tono de broma, pero... No, no era tan de broma en absoluto. Porque le había gustado eso, esa comparación. Podríamos... Hizo una pausa y movió un poco los ojos, como si estuviera valorando posibilidades. Hacer otro licor de espino con el color de los tuyos. No, no se le había olvidado eso de que el licor de sus abuelos tenía un color sospechosamente similar al de sus ojos. Y los mezclamos. Se acercó a su oído y susurró. Y antes de que acabe el curso nos damos una borrachera con ellos. Se echó a reír con suavidad, para no romper aquel clima que habían creado, con la música de fondo. Se retiró de nuevo para poder mirarla a los ojos. Así podemos comprobar... Qué ocurre cuando se juntan.
Merci Prouvaire!


We are
All I want for Christmas [+18] Alchem10

All I want for Christmas [+18] Freyfirma

All I want for Christmas [+18] Banner10

Together we are everything:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-10

All I want for Christmas [+18] Nuestr10

All I want for Christmas [+18] Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

All I want for Christmas [+18] Empty

Vie Dic 18, 2020 1:33 am

All I want for Christmas...
CON Marcus EN Casa de los O'Donnell A LAS 20:00, 24 de diciembre
Había notado cómo Marcus se paraba de golpe al escucharla. Normal, claro, menuda barbaridad le había soltado en medio de un baile. Pero él siguió, y encima dijo que le gustaba lo que decía. ¿Lo que decía de qué? ¿De sus ojos? ¿De sus hijos? ¿De los ojos de sus hijos? Normal que se liara tanto con las palabras, si estaba valorando posibilidades que jamás había contemplado.

Se rio como una niña mala cuando le dijo lo de que quería besarla. Sí, le conocía lo suficiente para haberse dado cuenta y emitió una carcajada suave desde la garganta. - No más licor para ti tampoco, si me estás sugiriendo que me escape a escondidas contigo en algún momento de la noche para darte un beso. Esas cosas las hago yo, las ideo yo- Rio un poco más. - Y no tenemos a la prima Jackie aquí para montarnos guardia, y no sé escalar por las ventanas de tu casa y...- Volvió a mirarle a los ojos y dejó escapar un suspiro. - Y me muero de ganas de quedarme a solas contigo. Así que cualquier cosa que me digas me parecerá bien. - Dijo, reculando, con una sinceridad que le brotaba del corazón.

Encogió un hombro con cara de niña buena cuando le acarició. - No es verdad. Es el colorete, que no estás acostumbrado a verme con él. - Pero si que estaba roja. Estaba rojísima, y no por el licor, si no por la circunstancia entera, por lo que ella misma había dicho. Y claramente, Marcus no iba a dejarlo pasar, porque ahí volvió a preguntarle, lo cual no sabía si era una luz roja, o que realmente le haba gustado la idea y por eso no haba hecho como si nada. Ella alzó las cejas y bajó la mirada con una sonrisa. - ¿En qué parte? Lo del color de ojos se me acaba de ocurrir, mirando los tuyos y conociendo un poco los míos... Lo de que los tenga un hijo nuestro...- Arrastró las palabras. Nunca había pensado en ser madre ni nada que se le acercara. Pero ya llevaba un par de veces que ese ramalazo le había atacado viendo a Marcus hacer o decir según que cosas. Suspiró y dijo. - Desde que nos vi de bebés en ese recuerdo y pensé... Quiero uno como ese, tan mono, tan buenecito y perfeccionista con sus bloques. Para mimarlo y achucharlo y que sea prefecto y...- Se encogió de hombros sin perder la sonrisa. Era soñar por soñar. - Pero no una como yo. Era una auténtica tortura, no sé cómo les quedaron ganas de un segundo. Menos mal que salió más tranquilo. - Dijo para rebajar un poco lo que acababa de soltar. Estaba que tiraba la casa por la ventana ya.

Se alegró del cambio de tema al licor de espino y se rio de su ocurrencia. - Mira pues sí. - Puso como un tono muy secreto, como si le estuviera contando la gran cosa. - La clave es que estés con el chico de los ojos más bonitos del mundo, a solas, en un aula de prefectos, y los petardos de tus amigos os interrumpan, de tal manera que tú aparentes que estás muy concentrada en hacer licor, pero en verdad no puedas parar de pensar en sus ojos...- Y volvió a mirarlos, a disfrutar del tacto de la nariz del chico contra la suya y reír, porque era lo que quería. - Creo que tampoco puedes tomar tú más licor de ese, si me estás proponiendo que nos emborrachemos... Aunque sea... Por curiosidad científica por mezclar colores. - Asunto en el que ella detectaba algo más, aunque a lo mejor era, de nuevo el licor de espino.

De repente oyó un carraspeo a su lado y vio al abuelo Lawrence tendiéndole la mano- ¿Me dejas robarte a la señorita Gallia para que baile conmigo también antes de irnos? Y ve a sacar a tu abuela a bailar, que se va a ir hinchada como un pavo si lo haces. - Gal rio y tomó la mano del abuelo. Bailar con él se sentía casi como una ceremonia, bailaba mucho más seguro que Marcus, y ponía una expresión muy graciosa como de caballero medieval. - ¿Cuál de los O'Donnell baila mejor? Ah, no me contestes, querida, ya no soy lo que era. - Ella se rio abiertamente y miró de reojo a Marcus bailar con su abuela. La canción se había cambiado, pero también tenía su magia para bailar. - Solo he bailado con dos O'Donnells, no sabría decirle. - Lawrence alzó las cejas. - Mi hijo es un monje, no sabe agarrar ni a su mujer, y suerte convenciendo a mi nieto Lex de que salga a bailar. - Gal se rio fuertemente de nuevo y se dejó dar la vuelta bajo la mano del abuelo. - Usted baila como los galanes. - Él asintió- Como los viejos, vaya. - ¡Que no! ¿Se queda más tranquilo si le digo que baila mejor que Marcus?- Negó con al cabeza riéndose otra vez. - Has pasado con nota, Alice. - Ella alzó una ceja y le miró suspicaz, sin perder la sonrisa. - ¿De qué examen estamos hablando?- Lawrence entornó los ojos y mantuvo la sonrisa. Y, por primera vez, Gal se sintió dispuesta a admitirlo en voz alta. - ¿El de Emma también?- Él movió la cabeza de lado a lado. - Lo pasarás. Cuando se de cuenta de que esa sonrisa tan brillante y maravillosa que ha tenido mi nieto toda la noche te la debe a ti. Pero por nosotros, matrícula de honor. - Ella asintió con la cabeza y dijo. - Gracias, señor O'Donnell. - Abuelo Larry, querida, déjate de señor O'Donnell. Y prométeme que no es la última Nochebuena que te tenemos por aquí. - Ella, en esa linea de sinceridad que había tomado, se encogió de hombros y dijo.- Eso no depende de mí, abuelo Larry- Él entornó los ojos hacia Marcus y dijo - Ya hablaré yo con ese. Aunque creo que no hay mucho que decir. - ella suspiró y siguió bailando con una sonrisa. Ojalá y fuera cierto.  
Merci Prouvaire!


All I want for Christmas [+18] JCqE0Sy

All I want for Christmas [+18] QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
All I want for Christmas [+18] V1mQwnV
All I want for Christmas [+18] 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
All I want for Christmas [+18] Wm7AwJV
Ante todo, amigos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Ay, los retitos
All I want for Christmas [+18] Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
All I want for Christmas [+18] Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

All I want for Christmas [+18] Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

All I want for Christmas [+18] Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba