Últimos temas
— Apocalypse [8/9]
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 9:23 por Bacco

Petición de apertura de squads
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 9:22 por Bewölkt

Weltschmerz
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 2:53 por Sorceress

Festival: Safe and sound
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 2:03 por Maga

Registro y conteo de puntos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 1:52 por Maga

— unbreakable chains [0/1]
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 1:35 por June

— My little boy
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 23:48 por Maga

× Bound for the homeland
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 23:37 por vicivosdrcams

always walked a very thin line
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 23:35 por Valkyria

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Golden Shields

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 1 Mar 2021 - 23:34
Recuerdo del primer mensaje :


Todo
CON Alice EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
Estar solo con sus pensamientos la noche anterior y la brisa fría le habían hecho serenarse un poco. El dolor de su pecho no se iba, no se iría hasta que volviera a hablar a Alice, hasta que volvieran a estar bien. Y si eso no ocurría nunca, entonces no se le iría jamás. Pero al menos le había bajado un poco ese alto estado emocional que llevaba trayendo toda la semana y le había invitado a pensar: sí, necesitaba hablar con Alice; sí, había muchas cosas que aclarar; sí, tenía que sincerarse en sus sentimientos con ella... Fuera cual fuera su respuesta. Pero sí, tenía que encontrar el momento adecuado. Después de tantos días, después de tantos años, hacerlo de forma apresurada solo traería consecuencias tan nefastas como las que ya estaba viviendo. Mejor se centraba, repasaba sus posibilidades, trazaba las palabras más idóneas en su cabeza... Y buscaba un buen momento para hablar con ella. No había prisa. Prefería tres noches más sin dormir, a toda una vida habiendo perdido a la mujer que amaba por hacer las cosas mal.

Siendo prefecto y estando en séptimo, otra cosa no, pero distracciones tenía de sobra. Como era de esperarse, alguno de sus amigos de los que habitualmente no vivían por el estudio como él, estaban empezando a tomar conciencia de que los EXTASIS no eran cualquier cosa y ya se estaban agobiando. Claro. Qué sorpresa. Uno de ellos fue Peter Bradley. Su amigo de Gryffindor había ido a buscarle muy apurado esa mañana pidiéndole ayuda con más asignaturas hasta de las que cursaba, rodeado de papeles y con un inexistente y extremadamente ineficaz plan de estudio que solo de oírlo le daba urticaria. Algo dentro de él le impedía saber que había un alumno de séptimo haciendo las cosas así y no intervenir. Como esa tarde tenía runas después de comer pero luego no tenía más asignaturas, quedó con su amigo en una de las aulas de estudio, comprometiéndose a llevar un par de manuales que le estaban ayudando bastante y bastantes consejos de como organizarse para estudiar... Que tuvieran que estar hablando de técnicas de estudio a esas alturas de sus vidas...

Se dirigió al aula de estudios del séptimo piso y le esperó allí, dejando los libros sobre la mesa con un suspiro y quedándose de pie, de lado con respecto a la puerta. Las aulas de estudios de los últimos pisos siempre eran las más deshabitadas, la gente no subía tan alto, se quedaba en las aledañas al resto de las aulas. Dejó sus pergaminos en un lado y abrió uno de los libros, revisando el contenido. Sí, con ese irían bien para empezar. Apenas cinco minutos después de que él llegase, oyó unos pasos entrar en la sala, y empezó a hablar con la mirada en el libro dando por hecho que se trataba de Peter. - Antes de que me digas nada, ya sé que es de aritmancia avanzada pe... - Y alzó la cabeza. Y no era Peter.

Era Alice. Se quedó en blanco por unos segundos, hasta que determinó que debía ser una maldita coincidencia. Pero, justo en ese instante, la puerta se cerró. Con cerradura. Y un par de voces familiares dijeron tras esta "lo siento, chicos. Necesitáis hablar". Cerró los ojos, cogiendo aire y se mojó los labios. Genial. Todo había sido una encerrona de Peter y, a juzgar por la voz que había oído y por los últimos acontecimientos, de Poppy. Acababan de encerrarles para obligarles a hablar. Ahora que había decidido que lo haría sin prisa y cuando viera a Alice receptiva. ¿Por qué tenía que salirle todo del revés?

Lo que tenía claro es que una Alice enjaulada, y probablemente enfadada, no era una Alice receptiva. Y definitivamente no quería que se liara otra vez, no, no lo podría soportar. Miró por el lado de la chica hacia la puerta, echando un poco de aire con frustración, y señaló hacia esta con desinterés. - Puedo abrirla si quieres. No está tan bien cerrada. - Dudaba que Peter y Poppy fueran a echarle a la puerta un encantamiento que él no pudiera romper. Como estrategia había sido buena por lo inesperado, pero en fin... Era una situación salvable. Pero al hablar, al hablar con ella por primera vez después de tantos días... Ya era mucho más difícil irse. Había intentado no mirarla, disimular, hacer como que no pasaba nada, que no se agobiara, que podía irse cuando quisiera... Que era libre. Pero tan pronto terminó su frase, echó aire hacia un lado y su mirada, inconscientemente, se posó en ella otra vez. Y ahí sí que tuvo algo muy claro: que para que esa falsa se rompiera, para que saliera cada uno por su lado de esa habitación sin hablar nada... Lo iba a tener que decidir Alice. Él ya no podía.
Merci Prouvaire!


Última edición por Freyja el Vie 5 Mar 2021 - 22:33, editado 1 vez


We are
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Alchem10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Freyfirma

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Banner10

Together we are everything:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Nuestr10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo


☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 0:08

Todo
CON Alice EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
- Carmesí es el rango máximo, el que tiene mi abuelo. Pero pienso crear uno todavía más alto para mí solo. Hoy mismo lo haría si pudiera. Tú dame tiempo. - Estaba tan contento, tan motivado y activo, que si le dijeran que tenía que hacer un examen de alquimia para obtener el rango que fuera, lo haría de cabeza y lo aprobaría además. Tenía la positividad por las nubes. Se agarró a la cintura de la chica con melosidad, dejándose caer en la cama de nuevo con un ruidito placentero. - Lo estoy deseando. - La miró con una sonrisilla. - Podríamos empezar a prepararnos los exámenes. Tú los de la especialidad de sanadora, y yo los de alquimista de piedra. - Chistó, como si acabara de caer en algo que le chafaba los planes. - Maldita sea, si no fuera por los EXTASIS. - Claro, qué contratiempo.

Fingió un escalofrío cuando Alice dijo que fuera hacía un frío tremendo. Con lo calentito que se estaba allí, bajo sus sábanas y con el calor del cuerpo de su novia junto al suyo. Suspiró. - Ríete, pero a mí se me está poniendo ya mal cuerpo solo con oírlo. - Hizo una mueca frustrada, negando con la cabeza mirando a otro lado. - Pues era la única excusa sólida que tenía para no irme. - Nunca se había lamentado tanto de tener que seguir su adorado horario, ni de tener que irse a cenar.

Se mordió un poco el labio inferior con una sonrisilla pícara mientras la veía gatear por la cama en su dirección. Iba a almacenar todas y cada una de las imágenes que Alice le estaba regalando de sí misma aquella tarde. El punto uno le hizo esbozar una sonrisa de oreja a oreja, y con el punto dos se tuvo que reír. - Pues mira, si lo llego a saber pido ese galeón yo también, porque lo he escuchado unas pocas de veces. Podríamos celebrar un fin de curso por todo lo alto cuando saliéramos de aquí. - Se acercó de rodillas hasta el borde de la cama, donde estaba ella, y rodeó su cintura, dejando un beso en su hombro. - Estoy totalmente de acuerdo con el punto uno. Pienso gritarlo por todas partes, y que todos se mueran de envidia porque tengo a la mejor novia de todo el castillo. Espera que no haga una pancarta mágica, como esa que hice para animar a Lex en su primer partido, ¿te acuerdas? - Rio. Casi mata a su hermano de la vergüenza. - Sea así pues, por bandera. Rey y reina de Ravenclaw. - Soltó una carcajada maliciosa al siguiente comentario. - No me des ideas, que si lo nuestro ha tenido delito, lo de ellos es de tribunal. Los pienso martirizar hasta que se pidan matrimonio si hace falta. - Su venganza iba a ser terrible.

Se puso a buscar su ropa, porque por más que quisiera ya no lo iba a poder prolongar. Acababa de abrocharse el pantalón y sentarse en la cama de nuevo para ponerse los zapatos cuando Alice se sentó sobre él. Qué recuerdos le traía esa postura y que mala idea era recordarla si quería mantener su idea de irse. No pudo evitar pasear la vista por el torso de la chica, aún con la camisa abierta. Marcus, céntrate. No se iba. Así, no se iba. - Tengo todo el tiempo del mundo para enseñártelos. - Susurró con una sonrisa, dejando un beso debajo de su cuello y por encima de su pecho, aprovechando esa posición tan ventajosa que tenía. Pasó sus manos por su espalda y se enredó en sus labios de nuevo, perdiéndose por un momento y olvidándose de la hora... Pero Alice se separó. Sí, mejor así. No quería empezar su noviazgo haciéndoles a los dos perder puntos de casa por estar dando vueltas por ahí fuera del horario.

Se peinó con los dedos como pudo, mirando a la chica con una sonrisilla traviesa. - ¿Y qué acabo de hacer? ¿Hay un peinado especial para eso? - Comentó entre seductor y divertido, terminando de acoplarse los rizos. Se levantó, se colocó la camisa y la corbata y se dejó la túnica en la mano, al menos hasta que llegara a la puerta. Aún tenía demasiado calor almacenado en el cuerpo y fuera iba a hacer frío, cuanto más tardara en ponérsela, mejor. Miró hacia atrás antes de salir, escuchando las palabras de Alice, girándose para mirarla cuando agarró su mano. - Nos queda mucha historia por escribir. - Aquello no había hecho más que empezar. Recibió su beso, se colocó la túnica y abrió la puerta, dando un último vistazo al entorno que habían creado solo para ellos, llenando el pecho de aire con una sonrisa, antes de cerrar y que se perdiera para siempre.

Tal y como imaginaba, el Gran Comedor estaba prácticamente vacío. Nada más entrar se dio cuenta del hambre que tenía. En ese universo paralelo en el que había estado metido con Alice se le había olvidado hasta comer, pero fue llegarle el olorcito a comida y notó un agujero en el estómago. Cogió todo lo que pudo y se sentó frente a ella en la mesa. Comer los dos juntos, por fin, no lo hacían desde antes de Navidad. Solo verla allí con él le hacía sentir una nueva sensación de alivio en su pecho. Aunque no tardó en girar la vista a su cena: un triste bol de fruta. Puso una expresión de circunstancia y la miró. - Alice... - Pero todavía no había empezado y ella ya se estaba defendiendo, mientras él la miraba sin cambiar lo más mínimo su expresión. Arqueó una ceja. - Energía, ¿eh? - La miró con mirada cuestionadora. - Pues menos mal, porque creo que te hace falta recuperarla. - Dijo, tratando de sonar con su toque regañón habitual pero sin poder evitar que se le escapara una sonrisilla. - Perfectamente viable... - Repitió, suspirando. - Esta es la vida que me espera, vivir preocupado por tus desmayos. - Dijo con falsa amargura. Porque no podía ni fingir lo más mínimo una queja, no podía estar más feliz.

Se puso a comer con el hambre devoradora que tenía habitualmente pero multiplicada, teniendo en cuenta que esa semana había estado tan bajo de todo que hasta había comido menos, que estaba cenando más tarde que nunca y que, como le había dicho a la chica, habían gastado bastante energía en las últimas horas. Pero la miró cuando vio que señalaba a alguien con la cabeza, siguiendo el recorrido de su mirada y girándose mientras masticaba. Dylan. Solo verle le hizo sonreír. Tragó lo más rápido que pudo y se acercó un poco a Alice. - Eso no te lo he contado. - Dijo entre divertido y enternecido, apoyando los antebrazos en la mesa como si le contara una confidencia. - Hace un par de días, cuando fui a ver el espejo de Oesed, me encontré con él. Le dije que te veía a ti. Por supuesto que dijo que ya lo sabía. - Rio un poco. Le encantaba ese niño. - Yo estaba... Bueno, te podrás imaginar, no estaba en mi mejor momento, y estuvimos hablando. Sí, hablando, como lo oyes, con su voz. - Aunque hubiera sido porque estaba en la más absoluta miseria, le hacía ilusión sentir que Dylan había tenido el detalle y hecho el esfuerzo por hablar con él. - Y le dije que, pasara lo que pasara, para mí siempre sería como mi hermano pequeño. - Se encogió de un hombro con una sonrisita, pero la clave de la anécdota no estaba ahí. - ¿Y sabes cuál fue su respuesta? - Se mojó los labios y volvió a mirar al chico, comprobando que no había recabado en su presencia. Se giró de nuevo a la chica con una sonrisa divertida y, cambiando la pose, imitó la vocecilla y el toque de digna franqueza del niño. - "No eres mi hermano, eres mi cuñado". - Rio y agarró la mano de la chica por encima de la mesa, llevándosela a los labios para besarla. - Al final siempre tiene razón. - Tenía ese tipo de inteligencia, era innegable.

Puso mirada interesante y alzó un índice, como si le pidiera a la chica un segundo, porque estaba maquinando algo. Se llevó la mano a un bolsillo, porque él siempre llevaba pergaminos en el bolsillo, y escribió en un trozo "date la vuelta", porque Dylan estaba de espaldas a ellos. Con un golpe de su varita, el pergamino se convirtió en una palomita de papel que voló hasta el niño. Marcus miró a Alice arqueando las cejas y se giró en la silla para observar la reacción. La palomita cayó directamente delante de los ojos del niño, que la abrió y, confuso, se giró y empezó a mirar a los lados hasta que les vio. Marcus le saludó con un movimiento de los dedos y una sonrisa. Y la expresión de ilusión del niño se podía detectar desde allí.
Merci Prouvaire!


We are
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Alchem10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Freyfirma

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Banner10

Together we are everything:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Nuestr10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 1:18

Todo
CON Marcus EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
Ni cenando, comiendo como un animal hambriento, dejaba de admirar a Marcus. Rio un poco entre dientes mientras seguía comiendo y dijo. – Sigue siendo bastante evidente que estado "perdiendo mucha energía" – dijo poniendo las comillas con las manos –, esta tarde ¿Sabes? – Se echó reír. – Como esta que está aquí. Y por eso es tan bueno el plátano ¿Quién va a saber más, Marcus O'Donnell, nutricionista de carrera a los diecisiete, o la enfermera Durrell? – Y rio de nuevo mientras seguía comiendo cuando dijo lo de los desamayos. – Ay, cariño, nadie es perfecto. Pero para ser justos, llevas preocupándote de mis desmayos toda la vida, incluso cuando éramos unos tiernos infantes. Y eso que solo me ha pasado una vez. – Levantó el dedo y alzó las cejas, antes de que el otro pudiera alegar. – Lo del otro día no cuenta. Fue preventivo, y en verdad no era culpa de que no comiera. – Mentira. – Es que estaba con el hierro bajo por... – Y entonces se le encendió una luz en la cabeza, mientras bebía agua. – Tengo que tomarme la poción. – Al menos en Hogwarts sí tenía sus cosas y no tenía que ir robándole a la señora O'Donnell, cuando llegara se la hacía y listo. Puf, el problema iba a radicar en tomársela sin que Hillary y Donna se liaran a comentarios y preguntas incómodas.

Atendió a lo que le contaba de Dylan y puso cara de ternura solo de imaginárselos a los dos allí. Mira que le había dicho su hermano que no abusara del espejo pero... Bueno, se cansaría rápido, Dylan se cansaba rápido de muchas cosas, con otras, como lo de no hablar, era un cabezota extremo. Amplió su sonrisa cuando le oyó lo de que había hablado. – No me sorprende, la verdad. En Navidad tuvo una charla muy seria conmigo sobre el miedo que le daba que metiera la pata hasta el fondo contigo y se quedara sin poder estar contigo y no volver a casa de tus padres. Literalmente me dijo "pues haz algo, hermana". Así que para regañarme a mí y para hablar contigo, siempre tiene voz. – Sonrió con cariño cuando el oyó decir lo de que siempre sería un hermano para él. Para Gal, Dylan era la responsabilidad más grande de su vida. Ella había pedido a sus padres un hermanito, ella había cuidado de Dylan desde que nació, y se tomaba su vida, su alegría y su desarrollo como algo de lo que ella era encargada y supervisora directa. Y sabía cuánto quería Dylan a Marcus. Si es que al final le iba a salir todo rodado. Se deshizo en una carcajada cuando le imitó y dijo. – Es que es un renacuajo insolente, siempre tiene respuesta para todo, es como mi padre pero mucho más soberbio. No usé de dónde lo ha sacado. Igual es de memé, tanto tiempo con ella no es bueno. – Pero solo pudo derretirse un poco más cuando le vio besando su mano. – Es verdad. Es un sabio.

En cuanto le vio sacar el pergamino ya supo lo que iba a hacer. Cuando el pajarito salió volando, le miró y le dijo. – Eso está muy mono, pero estoy esperando mi pancarta mágica que diga que soy la novia de Marcus O'Donnell. – Le dijo contorno picajoso y juguetón, justo antes de darle con el índice en la nariz. Entonces, Dylan se giró con cara de ilusión absoluta y corrió hacia ellos. Se sentó al lado de Marcus, jadeando por la carrera, y sacó la libreta escribiendo a toda prisa "¿Os habéis perdonado?". Ella asintió con una sonrisa y su hermano la miró sonriendo más aún "¡Y estás comiendo!", lo cual le arrancó una carcajada. – Y estoy comiendo, patito. Y aún hay más. – Dylan abrió mucho los ojos y les miró, dando unos botecitos en el asiento, expectante. – Marcus y yo estamos juntos. Oficialmente. Ya no tienes que preocuparte más porque me bese y no sea mi novio. Y ya le puedes llamar cuñado, con propiedad. – Dylan se cayó sobre sus propio brazos de la emoción y luego levantó la cabeza y les miró, con los ojos brillantes y una sonrisa que merecía todas las penas que pudiera haber pasado en la vida. "Como papá y mamá", escribió. Ella ladeó la cabeza con una sonrisa. – Como papá y mamá, patito. Aunque ya te expliqué que hay diferencia entre novios y casados. No vayas a ir diciendo por ahí que estamos casados que te veo. – Su hermano puso cara de "ya lo sé, tonta" y escribió "A mí la diferencia me da igual. Estáis juntos y os queréis, y ya no os vais a pelear más". Eso le sacó una sonrisa más amplia y dijo. – Pues para la noticia tan buena que te hemos dado, y encima en primicia porque no lo sabe nadie, ya podrías hablar con nosotros. – "Es que ya he gastado los cinco minutos con Olive hoy". Puso cara de falsa ofensa y le dio a Marcus en el brazo. – ¿Has visto? Este niño ya tiene prioridades muy claras. Así que con Olive, eh... – Su hermano se sonrojó pero puso una sonrisilla. Se apuntó al corazón y luego les señaló a los dos. – Y nosotros a ti, patito. Aunque no nos des tus cinco minutos. – Terminó con un guiño.
Merci Prouvaire!


☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 JCqE0Sy

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 V1mQwnV
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 12:19

Todo
CON Alice EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
De nuevo le pilló masticando, para no variar, pero en lo que lo hacía tomó aire y rodó los ojos, esperando a tragar para poder hablar. - Por supuesto que no discuto la sabiduría de la Enfermera Durrell, no osaría. Solo digo que el que te ha visto desmayarse es este que está aquí. - Se señaló a sí mismo con el tenedor. - Y el diagnóstico era claro: no comer. Y el remedio, más claro aún: comer. - Se hizo el digno. - Y la Enfermera Durrell, en su infinita sabiduría, me dejó a mí al cargo de esa misión. - Eso ya no era tan verdad, de hecho se le estaba escapando una sonrisilla al decirlo. Cuando Alice hizo referencia a lo de días anteriores, se mordió un poco el labio, pero las comisuras delataban su sonrisita culpable. - Me pillaste, ¿verdad? - Aprovechó que estaba dormida para irse de incógnito, pero al parecer no coló. Tomó un poco de aire y lo soltó poco a poco. - Necesitaba verte, pero... Bueno, no te quería molestar. - Y mejor que no se entristecieran recordando esos días otra vez. Volvió a apoyar los brazos en la mesa y a sonreír. - La cuestión es esa: que soy el guardián de tus no-desmayos, porque te protegería con mi vida. Lo ha dicho una sanadora hija de Ravenclaw, no yo. - Él no se pensaba mover de ahí, igualmente.

Volvió a comer tan alegremente cuando Alice murmuró algo. Al principio pensó que se trataría de la poción del hierro... Pero en apenas segundos se le abrieron los ojos, como si algo se hubiera encendido en su cabeza. Casi se atraganta, pero lo resolvió apenas tosiendo disimuladamente detrás de la servilleta. Miró a los lados. - ¿Necesitas? O sea, ¿tienes? ¿Quieres ingredientes? ¿La tienes ya hecha? ¿Tarda mucho en hacerse? Perdona, es que bueno, no estaba en el itinerario curricular cuando yo estudiaba pociones y... - No me he molestado en aprenderla porque soy un desconsiderado. Muy bien, Marcus. Dejó la servilleta a un lado. - Mañana la busco en la biblioteca. Y hago una remesa. ¿Hasta cuando es efectiva? Quiero decir, ¿cuándo te la tienes que tomar? - Mejor paraba el interrogatorio, a ver si iba a mosquear a Alice a última hora del día.

Arqueó las cejas entre sorprendido y enternecido, pero se tuvo que reír. - Pues te digo una cosa: si me das a elegir, prefiero que nos regañe Dylan a que lo hagan Sean y Hillary. - Comentó divertido. Hasta un niño de once años se había dado cuenta de que estaban haciendo el tonto... Si es que... Rio a sus comentarios sobre Dylan y, mientras esperaba la reacción del niño a su palomita de pergamino, Alice soltó un comentario que le hizo arquear una ceja. - No me provoques que sabes que lo hago. - Dijo con su tonito chulesco. - Te digo más, no lo he hecho ya porque no merecería la pena con tan poca gente. Y porque no quiero arriesgarme a que les llegue a nuestros amigos la noticia por una boca que no es la nuestra y se nos acabe la historia de amor esta noche, porque nos matarían. - Bromeó.

Arrugó graciosamente la nariz a su toque, pero rápidamente oyó las pisadas de Dylan dirigirse hacia ellos a toda velocidad y sentándose a su lado. Le revolvió un poco el pelo, viendo lo que escribía y dejando que fuera su hermana quien contestara, sin perder la sonrisa. Se tuvo que reír ante la sorpresa del chico porque estaba comiendo, así de inusual era verla comer, y aun así para el gusto de Marcus estaba comiendo muy poco. Si él cenara solo fruta, moriría de inanición en plena noche. No hacía falta preguntarle a Dylan si estaba contento porque su reacción lo decía todo, Marcus simplemente apoyaba las palabras de su novia con gestos y sonrisas. "Como papá y mamá". Eso le produjo un pellizco en el corazón, entre la ternura y la tristeza, pero sonrió. Aunque con la aclaración de Alice no pudo evitar reír.

Lo que le hizo reír de verdad, con una carcajada, fue el motivo por el que Dylan no les hablaba y solo escribía. Le revolvió el pelo de nuevo. - Di que sí, colega, yo te apoyo. Yo lo haría por ella. - Le guiñó un ojo a Alice. Pero su flecha romántica quedó eclipsada por un nuevo comentario de Dylan. - "A lo mejor lo consigo antes que tú." - Escribió, con una muequecita de superioridad, movimiento de hombros incluido, pero sin perder la sonrisilla traviesa. Marcus abrió la boca fingiendo ofenderse. - ¡Oye! Así no se le habla a un cuñado, ¿eh? Vas por mal camin... - Pero el niño prácticamente se había echado encima suya para abrazarle. Marcus miró a Alice de reojo, enternecido, y correspondió el abrazo. - Y nosotros a ti. - Respondió, con las mismas palabras de su hermana, mientras le abrazaba.

Por supuesto que después fue a hacer lo mismo con ella, solo que con Alice fue mucho más brusco y casi la tira al suelo, lo que le hizo reír. Pero por la vista periférica estaba viendo un movimiento inusual en la zona de la comida que le hizo poner una mueca con la boca. - Madre mía, hoy se van a acostar antes que nosotros hasta los elfos. - Dijo cuando vio a los elfos de las cocinas empezar a recoger, y miró su reloj. Ya eran las nueve. Deberían estar de vuelta. - Vamos, hay que apurar la comida. No quiero ilegalidades en mi primer día como novio de Alice Gallia. - Aunque, viniendo de ella, sería lo que más pegaría para celebrarlo.
Merci Prouvaire!


We are
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Alchem10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Freyfirma

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Banner10

Together we are everything:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Nuestr10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 16:45

Todo
CON Marcus EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
La conversación se había visto interrumpida por la llegada de Dylan y se le habían quedado muchas cosas pendientes que contestar, pero había merecido la pena de sobra por ver a su hermano tan feliz y a Marcus riendo. Era tan adorable, dándoles abrazos a los dos, que ella solo podía sonreír y dejarse llevar. Y de hecho, aún estaba con Dylan entre sus brazos y besando su cabecita, cuando Marcus llamó atención sobre los elfos. – Es verdad, no veas si se nos ha hecho tarde... – Miró a su hermano y dijo. – Tú, deberías ponente más las pilas para comer, tío, que un día te va a pillar el toque de queda paseando por ahí a tus cosas. – Dylan escribió "La prefecta nunca me dice nada, dice que todo el mundo tiene derecho a comer tranquilamente sin imitaciones". Eso le sacó una carcajada. – Ya conozco yo a tu prefecta, ya... – Entornó los ojos. – Madre mía dentro de nada vas a estar a tope en las fiestas clandestinas de Hufflepuff. Terrible esto. – Dijo mirando a Marcus y echándose a reír solo de imaginarlo. Terminó su bol con una sonrisa y se levantó con Dylan abrazado a la cintura.

Se despidieron de su hermano en las escaleras y él siguió mirándoles un rato con una sonrisa, mientras subían y Gal volvía a entrelazar su mano con la de Marcus. – Bien, y ahora que estamos solos otra vez...– Dijo retomando lo que se le había quedado pendiente. – La verdad es que no te pillé. Me extrañó que Elio se hubiera ido tan de repente, pero no contaba con que vinieras, la verdad. Pero la enfermera Durrell consideró que era oportuno decírmelo y echarme una charla sobre cómo estaba haciendo el tonto contigo. – Se encogió de hombros y dijo con una sonrisa. – Y, como siempre, tenía razón, mi querido guardián de los desmayos. Estaba haciendo completamente el tonto. – Iba a besarle, pero estaban en plenas escaleras, y Marcus era prefecto y tenía una imagen, así que se contuve y simplemente siguió mirándole embobada. – En cuanto a lo de la poción, a ver si me acuerdo de todas las preguntas. – Se puso a enumerar con los dedos de la otra mano. – La necesito por razones obvias, pero no, no la tengo ya hecha porque tal y como estaban las cosas no contaba precisamente con necesitarla. Tengo los ingredientes y no, no se tarda mucho en hacerla, basta con echarlos en el agua en las proporciones que hacen falta y remover con la varita, así que sin problema a ese respecto. En cuanto a la efectividad, es bastante dilatada, pero siempre mejor tomársela cuanto antes, para ahorrarse quebraderos de cabeza. – Y se echó a reír, agarrándose de su brazo, al recordar lo que había dicho de la biblioteca y lo de cuando cursaba Pociones. – Me ha hecho mucha gracia lo de que no estaba en el itinerario curricular cuando tú estudiabas ¿Y te crees que ahora sí? Para algunos miembros de la comunidad mágica está muy mal visto utilizarla y no te digo nada de enseñársela a adolescentes. Pero bueno, ya te di la receta, si me quieres hacer un montón de pociones... – Se giró y se puso delante de él, subiendo las escaleras de espaldas. – Es que quieres un montón de cosas conmigo... Y yo no me voy a quejar. – Dijo alzando las cejas con tono sugerente. Luego volvió a reír y a colocarse a su lado de su mano.

Llegaron por fin a su pasillo y allí resopló. – Uf, eso ya mismo es echarnos a los leones. A los aguiluchos entrometidos, más bien. – Apretó su mano y le miró. – ¿Estás listo, mi rey de Ravenclaw? – Miró ambos lados. Realmente era tan tarde que ya no haba nadie por los pasillos, así que apoyó la espalda sobre la pard y tiró de Marcus sobre ella y le besó. Por unos segundos, volvió a perderse en esa sensación, sin miedo a que se acabara, a no saber cómo llamarlo, como explicarlo. Solo besar los labios de Marcus. Cuando se separaron, alzó la mirada y acarició su mejilla. – Vamos al lío. – Y le dio la mano y entraron a la sala común.

En donde siempre se solían sentar, estaban Sean, Hillary y Donna, e inmediatamente sintió los ojos de los tres sobre ellos, pero también los de varios grupitos de alumnos. No les llevó más de dos segundos ver que venían de la mano, y eso puso sonrisillas cómplices en las caras de los tres. – Ahora le debo cinco knuts a Donna y Sean. – Se quejó Hillary. Gal alzó una ceja mientras se acercaban al sofá. – ¿Habéis apostado sobre nosotros? – Hillary soltó aire por la boca. – En cuanto nos han contado lo que os han hecho. Me he sentido un poco tonta de que no se me ocurriera a mí, la verdad. – Gal se rio y se sentó, pegada a Marcus e inclinándose sobre él. Sabía que sus amigos estaba esperando a que dijeran algo, pero ella simplemente estaba con una sonrisa. – Bueno, ¿qué? – Estalló Donna. – ¿Dónde habéis estado toda la tarde? – Sean chistó y se rio haciendo un gesto con la mano en el aire. – No quieres saber eso, seguro. – Gal entornó los ojos y negó, dejando la respuesta en el aire para darle misterio al asunto. – ¿Apostaste por nosotros Donna? Ya nos tienes más cariño que la traidora esta. – Preguntó con una sonrisilla astuta.
Merci Prouvaire!


☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 JCqE0Sy

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 V1mQwnV
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 19:39

Todo
CON Alice EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
Se puso a recoger y se ahorró un suspiro cuando Dylan dijo lo de su prefecta. - Las cositas de Olivia. - Murmuró mientras apilaba los platos. - Hay dos horas enteras para comer, tiempo de sobra, solo es cuestión de venir un poquito antes. - Dijo con tono suave a Dylan, pero entornó los ojos hacia Alice con complicidad. Sí, Olivia era muy buena persona, muy divertida y le caía genial, pero demasiado laxa con las normas para ser una prefecta. No todo era siempre amor y felicidad. Aunque se tuvo que echar a reír con la mención a las fiestas. - Dylan, cuando tu hermana y yo no estemos aquí para guiarte por el buen camino, tu recuerda mi voz diciendo esto: horarios. - Dijo entre risas. Miedo le daban esas fiestas.

Subió las escaleras de la mano de Alice, sintiéndose el chico más afortunado sobre la tierra, y se despidió con un gesto de la mano libre de Dylan, que un rato después les seguía mirando. Miró a la chica y soltó un poco de aire entre los dientes, en forma de breve risa. - ¿Quién crees que mandó a Elio a cuidarte? - Frunció una sonrisa triste y apretó su mano. - Hubiera salido corriendo a la enfermería nada más enterarme, pero... - No sabía si iba a ser bien recibido. - Lo que hice fue mandarte a Elio y pedir un informe cada cinco minutos. - Rio brevemente, aunque se sintió un poco tonto al decirlo. - Pero sí, claro que fui a verte, nada más levantarme. - Se acercó un poco a ella y susurró, antes de dejar un besito en su mejilla. - Si tú no estás bien, yo no puedo dormir. - Sonrió. - A mí también me dijo la Enfermera Durrell que estaba haciendo el tonto. No se anda con paños calientes, la mujer. Pero tenía razón. - Se encogió de hombros, sin soltar su mano y moviendo ambas felizmente mientras caminaba. - Lo dicho, lo dejamos en tablas. -

Pero el siguiente tema le puso un poquito más inquieto. Quería hacer lo correcto, ya la había liado las primeras veces, y ahora eran oficialmente novios. Aquello era responsabilidad suya también, aunque de manera directa no estuviera en su mano remediarlo, pero qué menos que hacer... Algo, ¿no? Se dispuso a atender concienzudamente para tomar notas mentales de como ser un novio adecuado y respetuoso, pero Alice, para no variar, parecía estar quitándole hierro al asunto. Escuchó la enumeración, de todas formas. A la primera ladeó la cabeza varias veces con una mueca pensativa. Pues sí, tenía todo el sentido del mundo, tristemente. A lo siguiente, asintió: bien, tenía los ingredientes, y parecía de preparación sencilla. Vale. Se puso a pensar. Efectivamente, tenía los ingredientes y las proporciones apuntadas en un trocito de pergamino que Alice le dio en navidad, y que como otras cosas que le recordaban a ella estaba en el fondo de su baúl. Mañana hago unas cuantas, pensó, mientras Alice hablaba. Y volvió a asentir. Sí sí, cuanto antes se la tomara, mejor, tenía sentido.

Estaba muy concentrado en planificarlo todo bien en su cabeza cuando la chica se echó a reír. La miró un tanto confuso, con el ceño fruncido pero media sonrisa, mientras ella se enganchaba de su brazo. Bufó. - Pues me parece fatal, y una imprudencia, y un riesgo innecesario. Alguien debería proponerlo. De hecho, los prefectos nos reunimos con los profesores para hacer sugerencias de cara a la mejora de cualquier aspecto del colegio. - ¿De verdad iba a decirle al profesor de pociones, justo cuando acababa de echarse novia, que enseñara cómo se hacía una poción contraceptiva? Se aclaró la garganta y alzó un índice. - Y no sería sospechoso. - Contestó a su propia pregunta mental, antes siquiera de que Alice abriera la boca. - Porque me parece algo básico y fundamental, prudente. Te digo más. - Se detuvo un segundo y la miró. - Sería una buena sugerencia para que la hicieras tú. - Ya iba a parecer que le estaba echando a ella el muerto, pero tenía una explicación. - Y te digo por qué: ¿no vas a ser enfermera? Una sanadora tiene que conocer todas las pociones que tengan un efecto sobre el organismo, que fomenten la salud de las personas, es básico, esencial. Seguro que están enseñando pociones súper complicadas que la gente no va a usar nunca en su vida diaria, pero esa se la saltan. Es que... Una imprudencia, no está bien planteado eso. Seguro que la Enfermera Durrell te da la razón. Más de un susto habrá tenido que atender, estoy seguro. - Él ya se había venido arriba con su divagación. Si Marcus no tapaba su desconocimiento en algo con un montón de palabrería y una laguna en el sistema educativo, se le rompía el orgullo.

Pero en lo que él estaba reafirmándose en su postura, Alice le sacó el subtitulo a todas sus palabras como hacía siempre. Entrecerró los ojos, ladeando la cabeza para mirarla con una sonrisilla cuando se puso frente a él y le dijo esas cosas. Se mojó los labios y miró un poco a los lados antes de acercarse. - Yo lo quiero todo contigo, ya lo sabes. - Eso también, por supuesto, que solo de recordar lo que había pasado horas antes le daban escalofríos por todo el cuerpo. Definitivamente, tenía que hacer una remesa.

Llegaron a las puertas de su sala y esbozó su sonrisa de superioridad habitual, mirando a Alice. - Cuando usted guste, mi reina. - En el fondo estaba deseando entrar por todo lo alto. Pero antes de que pudiera dar un paso al frente, Alice tiró de él para besarle. Soltó un poco de aire con una sonrisita embobada cuando se separaron. - Esto está fatal, ahora no quiero entrar. - Dijo. Pero sí, había que entrar. Y no pensaba cortarse delante de nadie para besarla, ese no iba a ser el último beso de la noche. Como que se llamaba Marcus O'Donnell.

Entró con una sonrisa de oreja a oreja por la sala, y lo primero que escuchó fue un bufido de Sean. - Mirad la cara que trae. Os lo dije. - Y, justo tras eso, las quejas de Hillary. Frunció el ceño, pero sin perder la sonrisa, y estiró el brazo libre. - ¿Qué formas son esas de recibir al rey y la reina de Ravenclaw? Ni una triste reverencia ni nada. - No, tío, no empieces, no te hagas el cansino desde el minuto uno. - Él ya nació cansino, no necesita novia para eso. - Apuntó Hillary con tonito, cruzándose de brazos. Marcus hizo una mueca y se dirigió a Alice. - Cariño, ¿crees que llegaremos algún día al nivel de compenetración de Sean y Hills? - Uuuuhh "cariño". - Interrumpió Sean, poniendo unas burlonas comillas en el aire y levantándose de su asiento. - Sí que ha evolucionado rápido esto, que esta mañana estabas de un humor de perros, y mírate ahora. - Marcus simplemente miró a Alice con una sonrisa amplia fruncida en los labios y le guiñó el ojo.

- ¿Es que nadie me va a contestar? - Preguntó Donna, detrás de su tono borde habitual pero con una mirada... Distinta. Marcus sonrió. - Aahmm... ¿Qué es eso que veo, Señorita Hawthorne? - Tiró de la mano de Alice, acercándose ambos hacia donde estaba Donna. - Para. - Dijo la chica, un tanto a la defensiva y cruzada de brazos, pero Marcus prácticamente había llegado a su altura y, con la mano que no agarraba a Alice, pasó un brazo por los hombros de Donna y la rodeó. - ¿Puede ser... Alegría e ilusión por la felicidad de tus amigos? - La chica suspiró, rodando los ojos a otra parte. - Pues por ser tan buena, te vas a llevar tú la primicia. - ¡Venga, hombre! Yo aquí aguantando tus dramas como un idiota y ahora la buena es ella! - ¡Eso! Con la que nos habéis hecho pasar toda la semana. - Otra coreografía de Sean y Hillary haciéndose los indignados. Marcus, que le encantaba picar a sus amigos, miró a Alice fingiendo asombro. - Qué bien se llevan, es increíble... - Dios, O'Donnell, casi te prefiero deprimido... - En fin, a lo que iba, que tenemos a la pobre Donna en ascuas. - Se aclaró la garganta, soltó a su amiga y, sin media palabra más, se acercó a Alice y besó sus labios. Se separó de ella y, mientras todos les miraban con las mandíbulas prácticamente en el suelo, agarró sus manos. - Alice Gallia es mi novia. Y yo soy su novio. -
Merci Prouvaire!


We are
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Alchem10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Freyfirma

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Banner10

Together we are everything:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Nuestr10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 21:44

Todo
CON Marcus EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
Le encantaba la actitud del Marcus chulito y seguro de sí mismo, y ay desde el inicio, cuando el hizo aquella pregunta, empezó a reírse y casi que no paró. – Tú y yo siempre superamos a esos dos. – Dijo señalándolos. – Hemos empezado antes que ellos, de hecho. Y con todo y con eso, ese nivel de compenetración, yo creo que no lo logramos. – No podía parar de reírse. Hillary bufó. – No, espera, que encima la otra ahora le sigue el rollo. Había que aguantarles hace dos días. – Gal chistó y entornó los ojos. – Vaya con los mártires, ¿nos lo vais a recordar toda la vida? – Sí. – Dijeron al unísono, lo cual solo le hizo reírse más aún mientras miraba a Marcus.

Pero él se había dirigido hacia Donna, que, efectivamente, tras su fachada habitual de no decir casi nada y revestirlo todo de bordería, parecía tener un atisbo de esperanza e ilusión en que sus amigos por fin hubieran arreglado las cosas. – Pues sí, ella es la buena. Primero, ha confiado en nuestra reconciliación y segundo, se la ve contenta por nosotros ¿no se le nota? – Dijo acercándose y achuchándola por el otro lado por donde no estaba Marcus para chincharla. – Mientras que nuestros dos grandes amigos se dedican a hacer buah buah... – Dijo sacando el puchero con los labios. Miró a Marcus con los ojos entrecerrados y dijo. – Sí, sí, es impresionante su compenetración. – Dijo con tono académico muy exagerado y alzando una ceja. – ¿Qué querrá decir?

Y volvió a caerse hacia atrás de la risa. Pero la risa se le acabó cuando Marcus se acercó a ella y la besó. No se lo esperaba, no delante de toda la sala común, de sus amigos y de todo el mundo. Se había puesto sonrojada como una cría estúpida, así que simplemente dejó que le cogiera las manos que había puesto inconscientemente en su pecho y le miró emocionada, un poco avergonzada así de repente, pero absolutamente feliz, porque veía que todo el mundo estaba alucinando pero para bien. – Así es. – Dijo ella. – ¡Qué fuerte! – Dijo una voz que no era de ninguno de sus tres amigos. Bueno, claro, la que le faltaba en ele cuadro, Kyla estaba entrando por la puerta de la sala común. – ¿Pero qué me he perdido? ¿Cómo hemos acabado de como estábamos esta mañana a que ahora seáis novios? – A Gal le dio la risa otra vez y se apoyó en el pecho Marcus, encogiéndose de brazos. – Pues... La vida. Resulta que solo teníamos que hablar. – Y carcajadas indignadas generalizadas. Se giró poniendo las manos sobre las caderas diciendo. – Bueno aquí somos todos muy listos, eh. – Y se tiró sobre Hillary en el sofá, haciéndole cosquillas. – Deja de ser tan gruñona y empieza alegrarte por tus amigos, envidiosilla. ¡Socorro! ¡Gal! ¡Suéltame! ¡Estás loca! – Luego alargó la mano hacia Kyla y trió de su túnica también sobre el sofá. – Y tu también prefecta Farmiga. – Kyla se desequilibró y cayó también, haciendo amago de quejarse. – ¡Por Dios! ¿Ahora son felices? Eso es horrible, no hay quien les aguante cuando son felices. – Pero acabó por reírse ella también.

Cuando tuvo suficiente cachondeíto con sus amigas, fue y se sentó sobre las rodillas de Marcus y se giró hacia sus amigos ya con una sonrisa más serena. – Fuera de coñas, sé que no os hemos dado la semana más fácil. O los siete años más fáciles. Por decir. – Dijo Hillary subiendo las manos. Gal entornó los ojos y dijo. – Pero gracias. Por aguantarnos y aconsejarnos bien. Sois los mejores y lo sabemos. – Se giró a Marcus y alzó las cejas. – Bueno los mejores amigos, porque los mejores alumnos somos nosotros. ¡Eh, disculpa! ¿Y yo qué? – Dijo Kyla con fingida ofensa. Hillary se giró hacia ella. – ¿Como que tú sola? ¿Y estos tres que te acompañan qué?A ver Hills... Que estaba de broma, que es que están muy subidos... – Pero Gal no podía parar de reír al ver la situación, y poco a poco se fue sintiendo emocionada. Se quedó mirando al suelo, mientras acariciaba las manos de Marcus. – Chicos... He tenido uno años muy difíciles... – Alzó la mirada y la paseó por ellos. – Solo ha merecido la pena porque vosotros habéis estado ahí para mí siempre. Incluso cuando em equivocaba. – Dijo mirando a Marcus con una sonrisa ligera y un poco melancólica. Todo se habían quedado callados, mirándola, con medias sonrisas conteniendo la emoción del momento. – El año que viene os vais todos y yo me quedo aquí. – Murmuró Donna, que estaba apoyada en la rodilla de Hillary. Gal y Kyla pusieron cara de pena. – Ey, no, no te pongas triste, es solo un año. Luego estaremos todos juntos fuera, y necesitamos a alguien que nos haga de delegada. – Donna se encogió de hombros. – Ya, pero voy a echar de menos las quejas de Kyla, y a Hillary vociferando por ahí, y las peleas con Sean y aa Marcus y Alice haciendo su drama de opereta... – Eso le tuvo que hacer reír. – Tú siempre nos ves como somos de verdad, Donna, ese es tu don. Pero sí. Vamos a echar mucho de menos esto... Pero ahora nos quedan unos meses geniales. Si Sean y Hillary no se matan por el camino, claro.
Merci Prouvaire!


☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 JCqE0Sy

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 V1mQwnV
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Lun 8 Mar 2021 - 23:53

Todo
CON Alice EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
No podía evitar sonreír. Sí, a Marcus le gustaba darse grandiosidad y vanagloriarse... Pero ahora, lo que más le hacía sonreír, lo que ponía su felicidad por las nubes, era la mirada de esa chica que tenía delante, a la que quería con toda su alma. Todo lo demás, era secundario. Divertido, pero absolutamente secundario, solo un aliciente más para hacerle sonreír.

La exclamación de la chica le hizo salir de su nube. - ¡Mi compi prefecta! - Celebró. Con los dramas que había tenido que tragarse Kyla en los últimos días, desde luego que no le extrañaba su sorpresa. Miró a Alice cuando se apoyó en su pecho, pero entonces escuchó las carcajadas. - ¡Eh! Ya vale, un respeto. - Dijo con poco convencimiento, porque estaba demasiado feliz como para ni siquiera hacerse el ofendido. Siguió con la mirada a Alice cuando se lanzó con su amiga en el sofá, con una sonrisa atontada, hasta que alguien le dio un coleguero empujón en el hombro. - Bueno, ¿qué? Se acabó el drama, por lo que veo. - Sean bufó, negando con la cabeza, aunque sonriente. - Anda que ya os vale... - No te pongas celoso, Sean, que yo siempre voy a tener ojos para ti. - Mira... - Dijo su amigo, rodando los ojos. - Casi que prefiero que te centres en tu novia y me dejes tranquilo, que me tienes contento. - Pero el chico rodeó sus hombros y le dijo con una sonrisa sincera. - Enhorabuena, tío. - Marcus sonrió de vuelta y respondió el abrazo. - Gracias, Sean. Por todo, de verdad. - El otro se encogió de hombros. - Os lo merecéis... Aunque hayáis sido un par de idiotas. - Marcus rio y se dirigió con él al sofá.

Le encantaba aquello, esa felicidad, estar así todos juntos. Lo había echado muchísimo de menos. Alice se sentó en sus rodillas y él apoyó la cabeza en su hombro, cerrando los ojos con una sonrisa tierna. Los abrió para mirar a Hillary con cara de circunstancias, aunque no podía dejar de sonreír. Sí, Alice tenía razón, se las habían hecho pasar canutas a todos. De verdad que lo lamentaba, viéndolo ahora todo en perspectiva... Pero estaban pasando por un infierno. - Es verdad, chicos, sois los mejores. - Corroboró. Pero entonces Alice hizo esa puntualización y Marcus la miró, mordiéndose el labio con una evidente expresión enamorada. - Dios, sí que podía quererte más. - Respondió antes de besar sus labios brevemente. Esos comentarios cómplices y altaneros de Alice eran ya lo que le faltaba para que terminara de ser la mujer perfecta para él. Soltó una carcajada y se dirigió a Kyla. - ¿Que estamos subidos? ¿Ahora? - Dijo, sin dejar de abrazar la cintura de su novia. - Esto solo acaba de empezar, Farmiga... - Miedo me da eso, me dan ganas de salir corriendo. - Respondió Donna, pero él simplemente continuó riendo junto con Alice.

La chica hizo entonces un comentario emocionado y él sonrió. Sí que había pasado unos años difíciles, pero estaba seguro de que la vida les sonreiría a partir de ahora. Su deseo era que siempre fuera feliz, y se iba a cumplir, estaba convencido. La abrazó un poco más fuerte y volvió a apoyar su cabeza en ella con ternura, y luego escuchó a Donna hablar. Rio un poco ante lo de la opereta, pero notaba que el ambiente se había entristecido un poco, y eso no podía ser. - Donna, no te preocupes, que si necesitas a alguien, puedo mandarte a mi hermano Lex, que también se queda. - Se escucharon risas generalizadas mientras la chica le miraba con los ojos entornados. - No te ofendas, Marcus, pero... - Te puedo asegurar que no me ofendo. - Dijo él entre risas. Donna y Lex juntos, vaya cuadro. Eran capaces de pasarse el curso entero sin cruzar ni una palabra.

Pasaron más de una hora allí, entre risas, con Alice sentada en sus rodillas y dándose arrumacos de vez en cuando, llenos de felicidad. Hasta que Kyla habló. - Está claro que el Prefecto O'Donnell tiene hoy un poco de vista perdido su reloj, pero... - Marcus miró a Alice de reojo y se contuvo una risa. No se hacía una idea Kyla de cómo tenía perdido de vista su reloj. - ...tenemos que ir yéndonos a nuestros dormitorios. - Se escuchó un quejoso "ooohh" en el entorno. Estaba claro que ese buen rollo no eran solo ellos dos los que lo echaban de menos. Tenían que reconocer que habían apagado mucho al grupo por culpa de su drama. Pero Kyla tenía razón, así que Marcus bajó con suavidad a Alice de su regazo y se puso de pie de un salto, dando una palmada en el aire. - Venga, ya habéis oído a la prefecta, todo el mundo a sus cuartos. - Todos se fueron levantando con gruñidos perezosos, pero Marcus se giró a Alice y le susurró. - Tú no. - Con una sonrisilla. Se quería despedir.

Después de alguna burlita que tuvo que desalojar con comentarios de los suyos, todos fueron subiendo a regañadientes y mirando de reojo por las escaleras, pero les dejaron solos. Se giró hacia la chica y volvió a agarrar sus manos. - 16 de enero... Es bonita la fecha. Me gusta. - Miró su reloj. - Ya queda poco para que deje de serlo, pero... Aún es nuestro día. - Volvió a mirarla y sonrió, dejando una caricia en su mejilla. - Tenemos que reconocer que les debemos una. - Comentó en tono divertido, señalando a las escaleras. Sí, habían hecho pasar más de un mal rato a sus amigos, ya se lo compensarían. Pero ahora estaban a lo que estaban. Se mojó los labios y se acercó un poco más a ella. - Algún día no tendremos que despedirnos al pie de unas escaleras. - Susurró, acercándose para besar sus labios con ternura, en un beso lento y prolongado, como si fuera la guinda final de aquel día. - Te quiero, Alice. - Ahora sí, en el mismo lugar en el que lo dijo para la nada, se lo estaba diciendo a ella. Abrió los ojos y, arqueando las cejas, sonrió. - Fíjate... No han desaparecido del todo esos lugares. -
Merci Prouvaire!


We are
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Alchem10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Freyfirma

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Banner10

Together we are everything:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Nuestr10

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Empty

Mar 9 Mar 2021 - 0:38

Todo
CON Marcus EN Aula EL 16 de enero de 2002 a las 17:00h
Podría haberse quedado toda la noche así, pero no sería su sala comun si la prefecta Farmiga no recordara a todo el mundo dónde debería estar. Se levantaron y ya se dirigía a las escaleras cuando se dio de cara con Marcus y le puso una sonrisilla entre tierna y traviesa. – ¿Pasa algo, prefecto? ¡Eso, prefecto! Que todas las alumnas se tienen que ir a sus cuartos! – Dijo Hillary desde las escaleras con retintín. – Y en la sala común otra vez estaría feo... ¿Otra vez? – Preguntó Donna abriendo mucho los ojos. – ¡Eso! ¿Y otra vez qué, exactamente? – Preguntó Kyla asomando la cabeza indignada desde las escaleras. Gal se dio la vuelta e hizo aspavientos con los brazos. – A ver, las muñecas del guiñol, que se vayan a la cama ya ¿Es que no podéis vivir sin mí? Ahora subo.¡Qué desagradable es la pobre ahora que tiene novio! – Farfulló Hillary mientras subía, efectivamente las escaleras. Por fin, pudo darse la vuelta y escuchar lo que le decía Marcus, mientras agarraba sus manos. – Es mi nuevo día favorito del año, te lo puedo asegurar. Seguido de Navidad, si puedo pasarla contigo, y tu cumpleaños... – Dijo guiñándole un ojo. Se rio de lo de sus amigos y asintió con la cabeza. – Sí, un poco. Pero también se aburrirían un montón sin nosotros. – Comentó con una risita.

Pero aquel besó la dejó de nuevo desarmada. Aquel beso tan tierno, tan lento, tan... Para sellar lo que había sido ese día. Su deseo se había cumplido, su vida había dado un vuelco, y era feliz, fundamentalmente feliz. Se separó y dijo. – Pues no puedo esperar que llegue ese día, amor mío. – Oh sí. Porque llegaría, lo veía claro en el horizonte, el día que se durmiera en brazos de Marcus cada noche, y sentía dentro de sí una felicidad en anticipación que no era capaz de explicar. – Te quiero, Marcus. – Le dijo de vuelta y rio cristalinamente a lo que acababa de decir. – No, no lo han hecho, y nos quedan mucho más en los que decirnos te quiero. Buenas noches, mi amor. – Le dio un beso fugaz y subió por las escaleras.

Ahora tenía que figurárselas para coger las cosas de la poción y hacérsela sin que aquellas se dieran cuentan. Estaban parloteando sin parar, cuando Gal se agachó al baúl disimuladamente para coger las cosas, tapadas con el pijama, como si fuera al baño a cambiarse. – ¿Dónde vas? – La paró Hillary. – Al baño.¿Desde cuando te cambias en el baño? ¿Te da vergüenza ahora o qué? No, no...¿Qué llevas ahí? – Dijo señalándole la mano con la barbilla. – Joder con la abogada.¡Oh qué fuerte! ¿A que te vas a tomar la poción? – Gal miró a ambos lados y chistó. – ¿Qué? Pero si todos sabíamos lo que estabais haciendo ¿Ahora te da vergüenza tomarte la poción?¿Pero qué poción? – Dijo Donna un poco perdida. – La contraceptiva. – Donna las miró a las dos. – ¿Como que...? Espera, espera, espera ¿te has acostado con Marcus? ¿En plan... Todo?¡Dios! Hillary, si es que te pierde la boca... –Gal suspiró frotándose los ojos y pellizcándose el puente de la nariz. – ¿Que has hecho qué? – dijo Kyla asomando la cabeza por la puerta. – Vaya, la prefecta, que no había terminado la ronda. Me parece terrible que hagáis eso en Hogwarts, de verdad que sí... – Gal se sentó ofendida en la cama. – ¿Bueno alguien más para comentar? ¿Queréis llamar a la señora Granger, por si tiene algo que decir? – Dijo mientras sacaba las cosas de debajo del pijama y se ponía a echarlas en el cáliz. – No, no, lo que queremos son detalles. – Dijo Hillary sentándose a su lado. – Chica, qué pesadilla siempre con los detalles. – Kyla se sentó a su otro lado e hizo un gesto de asco. – No, no, qué va, yo no quiero saber NADA de lo que hace O'Donnell en la cama, te lo aseguro... Oye ¿eso no lleva más ruda?¿Y tú qué sabrás, si tú no la necesitas? – Donna se coló por alguna parte en la conversación. – Sí, eso, que yo quiero aprender como se hace. – Todas la miraron con las cejas alzadas. – Oye que una nunca sabe cuándo la va a necesitar. – Soltó un suspiro. Se hacía la cansada pero en el fondo adoraba a sus amigas, y estaba tan feliz, que hasta le daba igual tener que dar una clase magistral de pociones contraceptiva a las one de la noche.
Merci Prouvaire!


☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 JCqE0Sy

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 V1mQwnV
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

☼ Todo ☾ [+18] - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba