Últimos temas
Petición de traslado de drafts
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 12:50 pm por Hisoka

the deep red (0/1)
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 11:09 am por vicivosdrcams

cruel decisions (0/1)
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 11:05 am por vicivosdrcams

01. Leones & Serpientes – Trama Grupal.
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 3:24 am por Nymphet

The Fool's Terms [WL]
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 2:38 am por Thefool

No roots ❊ Makaria's wishlist
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 12:46 am por Makaria

El grimorio de Calpurnia {Wishlist}
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyHoy a las 12:38 am por Calpurnia

Comienzo de algo nuevo
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyAyer a las 11:05 pm por June

Hakuna Matata WL
Killing me softly [+18] - Página 5 EmptyAyer a las 10:58 pm por June

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mar 17, 2021 1:21 am
Recuerdo del primer mensaje :


w i t h    y o u r    h a n d s
Killing me softly

Las almas en pena susurran el nombre de una silueta evaporada, manchada de roja sangre de venganza y hundida en la niebla de la soledad: Andrew Palmer, quien vivía en un delirante desfile de crímenes, intrigas y relatos sangrientos, pero lejos de ser el héroe de cualquier historia, se alzaba como el antagonista que engendra terror allá donde pisa, como Hades a las puertas del infierno.

Un asesino profesional que trabaja por libre se ve obligado a tomar una rehén cuando el pago de su último trabajo no sale bien. Pero lejos de querer un montón desorbitado de dinero, Andrew decide poner fin a la red de tráfico de armas de Walter Waldorf, un reconocido magnate; para llevar a buen puerto su plan, rapta a Cassandra Waldorf, la hija adoptiva de Walter y la llave de todas las puertas que serán abiertas por un hombre que solo pretende retirarse del podrido mundo de los sicarios por la puerta grande, sin saber que durante su camino se tropezará con la infranqueable piedra del amor.
Cronología

Wait for it
Take it slow
Shot me down
Acting like strangers
Flying knives
Casino night
Back home
Bloodshed
Sweet dreams
Unexpected
Honey moon




Andrew Palmer

Asesino
Tom Hiddleston
Phantom

Cassandra Waldorf

Sobrina de Walter Waldorf
Eva Green
Marlowe
One on One - ORIGINAL - Realista
XIII


Personajes secundarios:



s e c u n d a r i o s
Personajes


Walter Waldorf

Tío de Cassandra
Donald Sutherland

James Deckard

Interés romántico de Cassandra
Contable en el museo
J. J. Feild

Edward Shallow

Cómplice de Waldorf
Lee Pace

Stella Shallow

Esposa de Edward Shallow
Margot Robbie

Diana Paige

Ex Novia de Andrew
Charlize Theron
XIII


Última edición por Marlowe el Miér Nov 03, 2021 8:57 pm, editado 10 veces


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo


Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Dom Mayo 02, 2021 4:43 pm


CAPÍTULO X
unexpected


En primera instancia las preguntas de Andrew parecían completamente lícitas y así las contestó Cassandra, sabiendo que debía hacerlo:

- Necesitaba unos papeles importantes del trabajo y pensé que mandarían a un mensajero, no sabía que vendría él, lo siento -se disculpó sin saber por qué, sentándose también en el sofá-. No, no puedo irme, todavía no hemos acabado con esto -contestó mirando a Andrew a los ojos, seria por una vez, pues entre manos tenían algo más importante que cualquier tira y afloja que pudiera darse entre la mujer y James-.

Aquella actitud seria pronto mutó en un gesto sátiro al que acompañaron el resto de sus palabras:

- Que gracia, debes pensar que lo sabes todo sobre mi sólo porque me estuviste siguiendo durante un par de días. ¿Sabes que en el museo todas las mujeres iban detrás de James? Yo no soy su trofeo, él es el mío -aseguró sabiendo que las palabras y el orgullo le perdían más que los hechos-.

Pero si algo había aprendido de aquel juego implícito que se traían ella y Andrew era que amedrentarse nunca funcionaba. Así pues, la mujer se levantó del sofá para terminar sentándose a horcajadas sobre las piernas de Palmer, a quien se le podía apreciar bastante molesto por aquella visita. Pero lejos de enfadarse, curiosamente, la situación no hacía más que divertir a Cassandra.

- Igual que tú. O sino mira donde estaba hace unas semanas, y mira donde estoy ahora.

La mano de Palmer había pasado de amenazarla a puño cerrado a apartarle con delicadeza aquellos mechones rebeldes y colocárselos tras la oreja. De asustarla cuchillo en mano a sujetarle el rostro desesperado mientras buscaba su aliento. Por supuesto ambos eran perdedores en el juego del otro y ganadores en el suyo propio, pero ¿cómo saber cuando se jugaba a uno u otro en aquel mar de dudas y confusión que cegaba al más valiente?

Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Entrada
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Lun Mayo 03, 2021 12:28 am


CAPÍTULO X
unexpected

En parte le sorprendió aquella actitud un tanto sumisa para reconocer su error, por lo que no pudo evitar levantar las cejas en clara mueca de asombro, mientras le daba otra calada a su cigarrillo. Pero cuando su actitud volvió a ser la misma de siempre, poniéndose a la defensiva, una sonrisa burlona curvó los labios de Andrew, terminando por chasquear la lengua al conocer aquel nuevo dato a cerca de la relación de la morena con el chico del museo.

Entonces estás igual de ciega que todas las demás— aseguró, levantando ligeramente la esquina del labio superior, como quien indica disgusto ante algo o puro rechazo. Intentó vanamente mantenerse sereno, pero el solo hecho de pensarla con aquel imbécil, volvía a hacerle hervir la sangre, y saberse a la misma altura tampoco le agradaba demasiado, por ello, cuando Cassandra se sentó a horcajadas sobre él, este solo arqueó una ceja inquisitivamente, como quien no espera nada bueno en una situación tirante.

¿Yo? ¿Tu trofeo?— Se echó a reír, girando el rostro para no mirarla a los ojos, pues temía caer en aquella telaraña de viuda negra, como siempre lo hacía cada vez que ella lo tocaba o lo miraba. Incluso sus manos se mantuvieron quietas a un lado, sosteniendo aún en sus dedos el cigarrillo que amenazaba con quemar su piel en cualquier momento—. Es curioso cómo han cambiado las tornas. Así de pronto soy yo el que está sirviendo para tu propósito, el que te mira esperando una palabra de consentimiento, ¿crees que me pongo a soñar despierto como un adolescente? Más bien reprocho al destino por atarme a las piernas de una mantis religiosa. Ahora de repente siento pena de ese tal James, creo que los dos acabaremos decapitados por tu voraz apetito.

Como si pretendiera ignorarla, apartó el rostro para no descender la mirada a sus piernas desnudas y agarrarlas en una caricia bruta, dejando la marca de sus manos en ella hasta enrojecer su piel e irritarla de tanto frotarla y pellizcarla. Dio una calada a su cigarrillo y luego giró la boquilla para posarla en los labios de Cassandra, dejando en ellos un beso indirecto y de paso una amenaza. Quien con fuego juega, se quema.

Deberíamos detener esto antes de que me vuelvas loco, si tanto reluce ese trofeo tuyo, será mejor que corras a sus brazos y dejes de buscar los míos. Yo haré lo mismo, seremos “compañeros de trabajo” de esos que no se follan.— ¿Aguantaría realmente tal cometido? No estaba seguro de poder hacerlo, porque nunca había nada seguro en Cassandra, un día mordía y al otro te relamía las heridas. Lo cierto es que, teniéndola en su regazo, y aun rechazándola, Andrew solo podía pensar en esconder el rostro entre esas piernas, colmarla de besos y agasajos, llenar su sexo de saliva y sentir el vértigo de sus caderas, como el que amenaza con tirarse al vacío, jugando en la brecha entre el goce y la demencia.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Cocina
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Lun Mayo 03, 2021 1:17 am


CAPÍTULO X
unexpected

Si existían palabras que pudieran ayudar al propósito de Andrew, ninguna de aquellas le estaba sirviendo de gran cosa, pues aunque no quisiera parecía estar dándole la razón a Cassandra cuando ésta aseguró sus puestos en aquel reino casi vacío donde con una monarca y un súbdito se bastaban para prosperar. La mujer se rio. Imposible no hacerlo ante aquel discurso frustrado, imposible no hacerlo cuando por fin había descubierto la treta adecuada con la que contraatacar cuando Palmer se ponía prepotente.

- ¿Y qué me dices del tuyo? ¿De pronto eres la mosca atrapada en la red y yo soy la araña? ¿Te crees eso? ¿Has amanecido puro y delicado como una flor?

Ella, casi virgen todavía en aquellos juegos de poder, agradeció el cigarrillo que le prestaba Andrew, impaciente por saber como de bien le estaba saliendo su papel, deseando que aquel cautivo dejara de evitar mirarla. Y aunque su gesto añadió cierto grado de curiosidad o quizás confusión hacia aquella última amenaza camuflada en forma de proposición más que adecuada a la situación, en aquel momento más que en ningún otro entendió que sí tenía algo de niña mimada, de caprichosa, de diablillo incandescente al que no le importa jugar con fuego.

- ¿Seguro? -preguntó todavía alzando la bandera de su incipiente triunfo en forma de sonrisa descarada. Pero al ser todavía ignorada se molestó levemente y decidió convertirse en un auténtico fastidio sentándose todavía más cerca de Palmer y comenzando a desabrochar su camisa como clara muestra de desafío-. Si es lo que quieres respetaré tu decisión.

Aunque sus manos no estaban por la labor de hacer lo mismo, ya que una de ellas se deslizaba ahora buscando otra zona más comprometida que desabrochar.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Entrada
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Jue Mayo 06, 2021 11:27 am


CAPÍTULO X
unexpected

Andrew no pudo evitar reír sarcásticamente cuando Cassandra lo llamó puro y delicado, volvían a comenzar los ataques irónicos con los que siempre se dirigían la palabra, sin embargo, lejos de molestarle e intentar contraatacar, se quedó completamente en silencio, con las manos echadas a los lados. A penas y pestañeaba, manteniéndose inquebrantable y silencioso, como un cuadro cuyos ojos vívidos la siguen con la mirada.

En su posición quieta e intransigente bajo ella, notaba el ajetreo de su sangre y su respiración, subiendo y bajando con necesidad voraz de comerla a besos, y, sin embargo, seguía quieto, disfrutando del agasajo de sus caricias. Deseaba acariciar sus piernas, romper aquella camisa de manera brutal y lamer cada palmo de su piel, jugar con su lengua en la desnudez de sus pechos y suspirar contra su cuello, embebido en su trémulo trabajo. Pero Palmer no movía ni un solo músculo, solo la miraba directamente a los ojos, convenciéndose a sí mismo no seguir el rastro de las manos de aquella mujer que jugaba con su paciencia como la súcubo tentadora que era.

No parece que lo vayas a hacer.— Musitó con voz ronca, pacífico en su intención de no moverse ni caer en sus redes de araña tejedora — no haré nada, Cassandra— siseó aquel nombre como si le perteneciera a él y solo a él, relamiéndose en el regusto de tenerla completamente a sus pies, o más bien sobre sus piernas —. No hasta que me implores por ello y aceptes que serás solamente mía.

Sonrió tétricamente, mientras se llevaba la boquilla del cigarrillo de nuevo a los labios, para darle una calada profunda, expulsando el humo dentro de la boca ajena. El fervor de la necesidad de un beso se hacía presente en la calidez del humo que recorrían los labios ajenos, mientras la calentura carnal sobresalía dura y potente por debajo de la tela de su ropa interior, gestando la necesidad de una caricia húmeda y profunda en la entrepierna de aquella mujer. Firme y candente, rogaba por un embate a ciegas, en cambio, seguía él tan paciente, que ni sus dedos parecían notar ya el cosquilleo de las ganas de introducirse en ella, tapiando el deseo de poseerla con las ganas de enseñarle una lección: con Adam Palmer nadie juega.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Cocina
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Jue Mayo 06, 2021 11:55 pm


CAPÍTULO X
unexpected

Una carcajada agraviante escapó de boca de Cassandra, que se tomó con mofa las palabras de Andrew.

- Creo que te olvidas de algo. Y es que... sólo eres un delincuente, un criminal, un asesino freelance, un sicario de poca monta. ¿Qué puedo querer yo de ti que no sea una dulce venganza contra mi tío o... esto? -sus palabras cobraron más sentido cuando sus manos bucearon en el pantalón de Palmer hasta encontrar la respuesta a su propia pregunta-.

Concentrada como estaba en cada uno de los gestos del rostro del hombre, comenzó a empuñar aquel arma de doble filo sacándole brillo al principio amistosamente y, al comprobar el empeño de Andrew por mostrar indiferencia,  se volvió más hostil, menos generosa y más diestra en los ardides de despertar en cualquier hombre la locura. Pronto molesta se las ingenió para quitarse la ropa interior y bajarle los pantalones a Palmer amenazando con un peligro todavía mayor.

- ¿Preparado? -siguió riéndose del hombre sin descaro alguno, hundiendo aquel palpitar desobediente en un abrazo húmedo que se ceñía a él de forma inclemente-.

Al principio Cassandra se bastó sola para atender sus propios intereses moviendo plácidamente sus caderas, hipnóticamente jadeante, obligada a perder de vista a Palmer cada vez que cerraba los ojos. Casi sin ayuda consiguió más de lo esperado castigando a aquel hombre a presenciar el espectáculo. Mas cuando su pasividad por fin terminó de templar sus nervios, la mujer lo sujetó de la mandíbula con fuerza haciendo que la mirara y clavó sus ojos en los de él.

- Yo que tú me lo pensaría bien. Esta puede ser la última vez que me toques.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Entrada
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mayo 12, 2021 1:47 am


CAPÍTULO X
unexpected

El calor de aquellas manos tentaba con llevarlo directamente a las puertas del infierno, donde el placer y el dolor quemaban a partes iguales, turbando su conciencia y conduciéndolo a la plena locura; pero no sin antes hacerlo rabiar por las ganas locas que tenía de llevarla consigo a la perdición. Enmudecido y quieto, la penetraba con la mirada de lobo hambriento, sintiendo como aquellas caricias lo hacían caer en un espiral constante de enfado y excitación que apenas podía controlar, dejando escapar por las rendijas de sus labios algún que otro suspiro que denotaba el buen trabajo de Cassandra.

Aquel momento tormentoso lo dejó bajo las órdenes de una capitana despiadada y salvaje, tan terca y orgullosa que él mismo parecía estar viéndose en un espejo, y, sin embargo, obviando su creciente enfado, Andrew Palmer no respondió a aquel comentario, se limitó a mirarla con desdén, a pesar del disfrute que provocaban las caderas de aquella mujer malvada, subiendo y bajando sobre él, delicada y voraz, tan fogosa que lo embebía en su tembloroso trabajo. Él mismo quiso devorarla a besos fervientes y llenos de saliva, agasajarla con sus movimientos suaves y bruscos a la par, hundiéndose completamente en aquella calentura carnal y romperla del mismo modo que ella lo hacía con él, desperdigando sus pedazos hasta hacerla olvidar la carencia de sensatez en la que se basaba aquella relación peligrosa, donde el deseo y los celos parecían sinónimos de sexo basto, excitante y puro.

Sin embargo, lejos de oler su piel sudorosa, de disfrutar de aquella humedad tangencial y discordante sobre sus piernas o de demostrar la habilidad de su boca contra la ajena, dejó la agonía de aquel gozo divino en flojo deseo enfadado, suicidando el éxtasis baldío de sus miembros en un agarre casi bruto, donde la cintura ajena hizo de portadora de su rabia desgastada, arañando su tersa piel con la yema de los dedos mientras la levantaba en el aire para terminar tumbándola sobre el sofá. Una vez encima de ella, con los labios pegados a aquella boca tan hábil como reptiliana, mordió sus carnes sin pudor alguno, ardiendo en la frágil balanza del deseo y los celos.

Termina tú sola...— soltó en un susurro árido y cortante, dejándola en aquel sofá con las piernas abiertas, mientras él se colocaba los pantalones para terminar subiendo a la habitación en silencio, con la rabia emanando de sus poros de poca monta, como ella había dicho.

En aquel despliegue atormentado de puro enfado, mezclado con sus ganas de un lúbrico abrigo y con la piel ardiente y la mandíbula tensa, se deshizo de sus ropas y se metió bajo la ducha, intentando no pensar en aquel goce que lo enloquecía y mantenía su excitación aún latente y encendida.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Cocina
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mayo 12, 2021 8:04 pm


CAPÍTULO X
unexpected

La sensación de victoria se hizo indiscutible en los ojos de Cassandra cuando Andrew asió sus caderas, extendiéndose a una sonrisa diabólica en el momento en que se vio tumbada por la fuerza en aquel sofá y llegando a su cúlmen al rozar los labios de éste, siendo víctima de su ira de una forma tan cautivadora como satisfactoria.

No obstante, la hija de Hécuba y Príamo poco disfrutó de aquella sensación, pues el abismo que separaba a ambos se hizo cada vez más extenso, llevándose consigo todo lo que minutos antes le había pertenecido, dejando únicamente en la mujer un gesto de expectación y desconcierto con tintes de burla que no se irían hasta que Andrew y sus pantalones desaparecieran de igual forma del salón.

De eso nada, pensó abrochándose la camisa y subiendo por las escaleras minutos después sin preocuparse siquiera de su ropa interior, entrando de forma repentina en aquel cuarto de baño que estaba siendo utilizado, haciéndose obviamente ver y llamando la atención de un Andrew que para entonces ya estaba más mojado que ella. Como el curioso espectador que espera a que terminen los trailers, Cassandra se sentó en una silla y observó a Palmer con las piernas y los brazos cruzados.

- ¿He herido tus delicados sentimientos? -preguntó nada colaborativa-. Creía que de eso iba la cosa. Tú me conviertes en un objeto de tu propiedad y yo te degrado también a mi manera. Es lo justo, ¿no?

Nada más alejado de la realidad, pues obviamente el hecho de que a Andrew se le hubiera ocurrido siquiera mencionarle de aquella forma tan poco correcta el nulo interés que tenía en compartir a Cassandra, no había pasado desapercibido para la mujer que, lejos de mutar en una persona lógica, entró dentro del repulsivo juego que ambos se traían. Algo que no parecía haber agradado demasiado a su dueño.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Cuarto de baño
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Vie Mayo 14, 2021 2:42 am


CAPÍTULO X
unexpected

Creyó encontrar la paz deseada en la soledad de aquellas cuatro paredes, aún con una marcada excitación recorriéndole todo el cuerpo, sin embargo, al oír la voz de Cassandra, su mandíbula se tensó y rodó los ojos como quien escucha el rechinar de una tiza contra la pizarra. En ese momento se giró hacia ella, con el ceño fruncido y el agua cayéndole por encima, mirándola a través del cristal de la mampara.

¿Y a qué vienes ahora? ¿A regodearte en tu pequeña victoria o a que te empotre en la ducha?— Orgulloso como era, decidió darle la espalda y llenar su cuerpo con la espuma del jabón, encarando al agua de la ducha con los ojos cerrados, esperando que esta se llevara consigo su enfado y apaciguara las ganas que tenía de arrodillarla frente a su incipiente y endurecido miembro.

¿Sabes cuál es en realidad tu problema? Que sigues siendo una niña mimada y descontrolada, si antes no sabías cómo vivir tu vida sin tus pequeñas recompensas, ahora lo tienes menos claro, desde que conoces la realidad de tu familia, esperas que sea yo quien te diga los pasos que debes seguir para obrar tu venganza, en vez de hacer algo por tu propio pie, como la niña perdida que siempre has sido y que nunca aprendió a vivir su vida sin depender de los demás. ¿Crees que con tus rabietas vas a llegar a algo? La realidad es que solo pretendes enfadarme para que te ponga de rodillas y te castigue por ser una niña mala.— En ese momento abrió la puerta de la ducha y salió de esta, caminando hacia ella, completamente empapado, encharcando el suelo.

La cogió de la muñeca de forma brusca y la giró contra el espejo, apoyándola sobre el mueble del lavabo, obligando a enfrentarse a su propio reflejo; luego levantó la camisa blanca, dejando a plena vista sus relucientes nalgas.

Pues te voy a castigar, porque es lo que te mereces— susurró contra la oreja de esta, antes de darle una rotunda y seca nalgada que haría temblar incluso los muslos de sus piernas. Sin tormento alguno y colocado a su espalda, sujetaba con una mano el rostro enrabietado de aquella muchacha, mientras que con la otra llenaba de marcas rojas con forma de mano las nalgas de Cassandra. Una y otra vez, aquel sonido agudo hacía eco en el baño, solo aminorado por el caer del agua de la ducha, que daba un ambiente menos tétrico a aquel despliegue sonámbulo de oscuras fantasías.

No lo disfrutes demasiado, porque si no, no disfrutaré yo cuando te folle contra el espejo.— Su voz gruesa y delicada le quitaba peso a aquella amenaza, caldeando aún más el ambiente tirante que habían creado entre los dos.

El no oírla murmurar nada ni quejarse le molestaba aún más, por ello cambió de táctica y bajó la mano con la que le sujetaba de las mejillas hasta rodear su fino y alargado cuello, apretándolo ligeramente mientras continuaba con las nalgadas, primero en un glúteo y luego en el otro, disfrutando completamente al ver su piel rojiza e irritada.

Andrew soltó un gruñido de plena excitación, llevando la mirada a las piernas temblorosas y ávidas de Cassandra, y separándolas de un toque, se hendió en ella hasta el fondo, soltando un gemido gutural como el de un animal que sucumbe a sus instintos más primitivos. Llevó la mano con la que mortificaba sus nalgas hasta su vulva, sintiendo aquella humedad que se escurría por sus muslos; comenzó entonces a frotar aquel orbe desbordado en ondas caldeadas. Como si vivieran en Babel, no necesitaron palabras para describir aquel tormento que los introducía en una maraña de odio y placer, hablando el lenguaje universal del deseo que los viciaba hasta cegarlos con la luz espesa del alborozo y las coyunturas de la unión de sus sexos hasta el punto de hacerlos uno.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Cocina
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Vie Mayo 14, 2021 4:01 am


CAPÍTULO X
unexpected

De mirada orgullosa y sonrisa prepotente, Cassandra Waldorf escuchó unas palabras cargadas de soberbia, aderezadas además con ira y frustración. Palabras que casi la alimentaron llegados a cierto punto y que, incluso, le dejaban el regusto de fantasear durante un momento. El momento antes de recibir cual mártir el veneno de aquel hombre herido que ahora cargaba contra ella como bien se merecía. Pero el puñal no es tal cuando roza una vieja herida donde la piel ya es menos sensible de lo que debería. Waldorf no necesitaba que nadie le dijera como era, pues jugar a conocerse a uno mismo es uno de los juegos más viejos de cuantas historias puede haber y tener que demostrar cierta valía a pesar de su condición acomodada siempre había ido de la mano de Cassandra esperando que fuera tomada en serio. Era precisamente esa actitud, la del sátiro que juega con los vestidos de las musas, la que no había podido permitirse... hasta aquel momento. Y como todo lo placentero y facineroso, era sencillo dejarse llevar por ello, más todavía cuando uno consideraba que se lo merecía después de comerse demasiada mierda por culpa de otros.

Así pues, cuando las palabras de Andrew cesaron, pero la sonrisa de la mujer no, a pesar de las palabras hirientes de éste, Palmer sorprendió a Cassandra sujetándola de la muñeca y haciéndole adoptar una nueva postura frente a un espejo que les juzgaba a ambos. Dos sensaciones bien conocidas se unieron en la mujer casi de forma homogénea, siendo la ira lo que asomó en sus ojos y su gesto, pero conquistando la excitación su respiración, olvidando que tenía la posibilidad de forcejear frente a un destino que no sólo era evitable, sino también tristemente buscado, motivo para abandonarse a la posición de mártir antes de sentir el calvario de aquel golpe seco y enrabietarse lo suficiente como para tener que ser inmovilizada todavía con más ahínco, casi obligada a mirarse a unos ojos que no eran suyos, sino de la auténtica Cassandra, a la que aquello le dolía, pero no dejaba de seducirla de algún modo. De igual forma le seducía el hecho de que Andrew supiera sacar una parte de ella que desconocía. ¿La desconocía realmente? ¿O no había querido indagar en ella?

Llegados a cierto punto, las piernas le temblaban de forma casi vergonzosa y con ello el resto de su cuerpo que, inesperadamente se relajó cuando empezó a escasear el oxígeno, tras descender la mano de Andrew como lo haría el ángel que advierte acerca del juicio final. Un falso ángel que clavaría de forma violenta su tridente en una Cassandra ahora sí, dispuesta a gritar, asustada en parte con aquella facilidad pasmosa para perder la cordura, dejando que le hicieran de todo y hasta agradeciéndolo, fuera placentero o no. Necesitada de alguien que le dijera que aquello no estaba bien, se resistió a cerrar los ojos cuando Andrew empezó a darle más de lo que merecía y se empeñó, desafiante, en mirarse al espejo, odiándose por ser así, castigándose con la vara de la severidad en una mirada juiciosa. Viendo con detalle como sus propios ojos perdían expresión y su cuerpo mutaba de la tibia postura obligada a la cercanía necesitada con aquel instigador que dejaba a Cassandra perdida en un mundo que desconocía, se olvidó de juzgar cuando, para acomodarse a aquellas embestidas, se apoyó todavía más contra el lavabo y su cara comenzó a chocar contra el cristal mientras volvía el rostro para darle la satisfacción a aquel hombre de ver como había vuelto a hacerla sentirse de aquella manera tan horrible, pero tan satisfactoria y como no Cassandra se perdía, sino que él la secuestraba cada vez más, llevándose todo lo que había sido alguna vez, dándole la razón a éste no con palabras sino con gemidos y plegarias para que aquel ritual nunca terminara. Y entonces, en el momento de mayor debilidad de aquel cuerpo enfermo cuya mente no parecía estar mejor, lo dijo:

- No quiero que me folle otro que no seas tú.

Aquellas palabras eran el aderezo de la sumisión que estaba adoptando, un clavo más en el ataúd de la vergüenza que tarde o temprano alguien tendría que abrir para contemplar el auténtico daño infligido, como el que observa su retrato maldito y los pecados que se representan en su piel.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Cuarto de baño
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Vie Mayo 14, 2021 8:52 pm


CAPÍTULO X
unexpected

Sentía como temblaba las piernas de aquella mujer que inmolaba su quietud y lo transformaba en un ser lleno de fuego y lujuria, abriéndose paso en las sombras de su espeso deseo, dejando que el agua de la ducha se mezcle con el sudor de los repetidos movimientos de su cadera. Descontrolado y necesitado como el perro sediento que era, golpeaba sus glúteos con secos movimientos, pegándose completamente a ella y cediendo en el agarre de su cuello para mirarla de forma violenta, gimiendo contra su mejilla en un largo quejido que cubría con vapor toda la habitación.

Dilo. Di quién quieres que sea el único que te folle.— Bramó contra su oreja antes volver a gruñir ahogado en su deseo. Solo cuando ella respondió, se separó de aquel cuerpo que lo conducía a la completa locura, subiéndola sin esfuerzo en el mueble del lavabo para tenerla de frente y volver a introducirse en su humedad desbordante.

La conciencia le fallaba, obnubilado como estaba en ella, abrió de par en par la blanca camisa, dejando a plena vistas sus maravillosos y tersos pechos, para descender sobre ellos con la lengua, llenándolos de besos y lametones hasta llegar a sus duros pezones y comenzar a succionarlos como bálsamo de vida, apretujando uno entre sus dedos, pellizcándolos como si no quisiera separar sus manos de ellos. Subió por el desfiladero ascendiente de sus senos hasta su garganta, llenándola de besos necesitados y relamiendo aquellas rojas marcas que había dejado. Fijó entonces sus ojos de tigre en la mirada perpetua de necesitada rabia de Cassandra, y la besó con ganas, jugando con su lengua como si buscara un tesoro perdido escondido en aquella boca que solo sabía hacer dos cosas: enfadarlo y excitarlo casi a la par.

Aceleró el ritmo frenético de sus caderas hasta golpear las aguas dormidas de su interior, sintiendo como aquellos quejidos disfrazados de gemidos eran la ópera prima en pleno culmen, y en movimientos agudos, sintió también los goterones lentos de su mar fulgurante, como olas que rompían su pared vaginal.

Levantó las piernas ajenas para que rodeara su cintura y así poder pegarse aún más a ella, entre besos y gemidos, con sacudidas respiraciones que se mezclaban con sollozos, miró a la mujer a los ojos, gimiendo sonoramente cuando el huracán llegó a su culmen, como un río que corre hasta la turbia catarata, blanca y espumosa, como medusas ancladas a la orilla del mar.

¡Joder!— Bramó al ser consciente de su equivocación, separándose bruscamente de ella, aún con la respiración entrecortada, envuelto en sudor y con un enfado creciente, pero esta vez hacia su propia persona. Cassandra siempre lograba nublarle las ideas y convertirlo en un hombre de las cavernas, incapaz de pensar, dirigido completamente por su instinto animal.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Cocina
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Vie Mayo 14, 2021 10:25 pm


CAPÍTULO X
unexpected

No había dios comparable a aquel hombre embrutecido por la pasión a quien Cassandra estuviera dispuesta a encomendarse como tributo de cualquier forma que hiciera falta y para el cometido que se la precisara. Degustar aquellos sonoros quejidos siendo culpable de semejante desgracia ajena era una responsabilidad que de momento sí sabía manejar, al contrario que muchas otras, orgullosa por ser la causante de aquel hambre voraz que cegaba al más preparado para la batalla volviéndolo soldado raso y dejándolo a merced de la próxima flecha destinada a su corazón.

Sólo cuando el tablero gira poniendo de nuevo al rey contra la reina, ésta pierde el interés por lo que una vez más vuelve a suceder entre sus piernas, dedicando todo su empeño en capturar aquella mirada y aquellos labios que no se detenían ante nada y que comenzaron a recorrer su cuerpo sin permiso exudando salvajismo pero sin poder esconder cierto culto camuflado hacia la mujer. Como dos formas arcaicas que simbolizaban lo opuesto, el hombre se definía indómito en virilidad mientras que la mujer se afanaba en mirarlo con la fragilidad de quien está a punto de romperse, necesitada por aquella caricia de labios trémulos que aportaba todavía una semántica más compleja a aquella relación que cada vez iba cobrando más dimensión y que ponía en peligro todo por lo que habían estado trabajando de cara a la galería.

Cada embate estremecía todavía más los besos de la mujer, que se ahogaban entre suspiros al dar con una postura que castigaba a la par su clítoris mientras sus miembros se convertían en unas cadenas que impedían a Andrew escapar de aquel tormento. Pronto llegaría el tornado de sensaciones que se llevaría consigo cualquier ápice de cordura que quedara en ambos, inmolando Cassandra su cuerpo a capricho del culmen de su disfrute, casi impotente a la hora de demostrarlo con unos gemidos que se cortaban por estar sus labios y su voz ya gastados, apareciendo el nombre de su nuevo dios en más de una plegaria.

- ¿Qué...? -preguntó cuando no pudo disfrutar del cierre de aquella historia con el final feliz que dormía sus aguas y apaciguaba el gesto de su rostro-.

No obstante, antes de continuar, Cassandra sintió como una gota de semen se precipitaba por su pierna y tras comprobar el líquido se dio cuenta del error.

- ¿Te has corrido dentro? -interrogó la mujer siendo difícil tomársela en serio, todavía con las mejillas rojas y el gesto abatido por las circunstancias de actos pasados-. ¿Eres imbécil?
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Cuarto de baño
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Dom Mayo 16, 2021 1:12 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

Después de toda una semana planeando el siguiente asalto y más de doce horas de vuelo al siguiente destino, aterrizaron en las islas Seychelles, donde pasarían a ser el señor y la señora Connor, recién casados disfrutando de su luna de miel; la excusa perfecta para acercarse a otra pareja en su misma situación. El objetivo en aquella misión era Edward Sallow, un joven comerciante de armas y uno de los principales contactos de Walter Waldorf para la compra y venta de armamento bélico.

Esta vez, lejos de cometer un crimen sin más, el objetivo principal era sacar información que inculpara a Walter en la muerte de su propio hermano, Edward había sido partícipe como accionista principal en el negocio que se cobró la vida de los padres de Cassandra, usando al matrimonio Waldorf como cabeza de turco, pagando un fallo que nunca se debió haber cometido.

Llegaron por la mañana al hotel, pero lejos de descansar y deshacerse del jetlag, Andrew abrió su ordenador y comenzó a buscar todos los detalles acerca del nuevo matrimonio Sallow, así como el itinerario que seguirían en aquellas lujosas vacaciones, y que ellos imitarían como si fuesen su sombra.  

Esta noche hay un evento al aire libre, bastante elegante, los he visto en la lista de asistentes, así que nos he apuntado también. No vayas muy provocativa, esta vez la idea no es seducirlo, ni poner celosa a su mujer, solo ganarnos su confianza para que nos inviten a alguna comida o excursión.

La idea era aparentar ser un matrimonio igual de influyente que los Sallow y pretender poder hacer negocios de cualquier tipo con él, pero para llegar a esa treta, debían ganarse el interés de su mujer, una chiquilla bastante estirada y elitista, que ignoraba los negocios de su marido, sin embargo, conocía muy bien su lista de contactos.  

Por cierto, gracias por nombrarme como tu maravilloso novio, yo también me lo pasaré genial llamándote como mi divertida ex novia, Diana.— Aunque aquel cuchillo con el que jugaba no tuviera el filo suficiente de un marcado disgusto por el nombre de James, el nombre de Diana le traía a Andrew Palmer unos recuerdos un tanto agridulces, pero para nada irascible como sucedía con el sobrenombre escogido para él.

La noche había caído y Andrew se había vestido ideal para la ocasión, con un traje color burdeos y una camisa blanca, elegante e informal a la vez. Cuando Cassandra salió a su encuentro, éste no pudo evitar recorrerla con la mirada y asintiendo ante su elección. Andrew aceptaba el hecho de que en todas sus formas y con cualquier atuendo, Cassandra le ponía demasiado; por ello, intentando alejar las ganas que tenía de crearle un vestido igual de sinuoso hecho con saliva, se centró en su siguiente paso, dirigiéndose al evento con ella de la mano, hasta llegar a la mesa reservada, justo pegada a la del matrimonio Sallow.

Esto no está nada mal...— dijo echando un vistazo a la playa y el derroche de elegancia vacacional de aquel lugar, pero refiriéndose en realidad en la apariencia de los recién casados, siendo los primeros objetivos agraciados que tenían.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Última edición por Phantom el Mar Mayo 18, 2021 3:22 pm, editado 1 vez


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Lun Mayo 17, 2021 12:07 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

Según transcurrían los días, el plan de la araña se iba tejiendo entre sus dedos. Cassandra se mostraba, no obstante, dubitativa en sus pensamientos hacia aquel destino paradisíaco. Por un lado enseñaba los dientes apesadumbrada a cada nueva orden de su capitán. Por otro, la curiosidad de jugar a ser la señora Palmer parecía poder con ella, pero no fue hasta que éste le entregó su nuevo pasaporte con otro apellido que la gracia disminuyó considerablemente.

- El señor y la señora Connor -declaró en voz alta aparentemente decepcionada-. ¿No había un apellido peor?

Cuando llegaron a hotel, Cassandra, al contrario que Andrew, se tumbó en la cama boca abajo esperando que aquella postura le ayudara a estirar todos sus miembros en cierta manera tras un viaje tan agotador. Una vez su cuerpo se hubo acostumbrado, se incorporó y comenzó a hacer estiramientos que compensaran aquellas interminables horas de vuelo. Ni por aquellas podía mantenerse callada y fue así que estaba segura de estar interrumpiendo los pensamientos de Andrew con cada uno de los sonidos que salían de su boca según se sucedían aquellos estiramientos y sinuosas posturas en una cama que ya era suya, a pesar de que su intención no era distraer a su marido, en absoluto.

- Provocativa- repitió la mujer con una sonrisa antes de bromear casi para ella. Sólo casi-. No es a él a quien tenía pensado seducir.

Y tal como vino, el buen humor de Cassandra terminaría yéndose con aquel comentario poco afortunado acerca de su nuevo nombre.

- Tiene que ser una mujer muy divertida, si, para que le gustara un payaso como tú. Y dime, ¿sigue viva o se encadenó a un bloque de hormigón y se tiró al río para no tener que aguantarte?

Absurda en sus pensamientos aceptó en primera instancia aquel nombre que evocaba a una deidad romana casi como halago, autoproclamándose diosa de la caza como algo parecido quizás a un cumplido de parte de Andrew. No obstante, el auténtico motivo de aquel nuevo bautizo terminó molestando a la mujer que, hipócrita, había interpuesto antes para su esposo aquel nuevo nombre con más malicia de la que le cabía en el cuerpo. Un cuerpo en el que terminaría ajustando un apretado vestido rojo una vez hubiera caído la noche, y que necesitaría de la ayuda de Andrew para subir una imposible cremallera, esperando que la elección hubiera sido la indicada para aquel tipo de ágape.

- ¿Qué haces? - lanzó aquella pregunta la mujer cuando Andrew la asió de la mano. Un acto reflejo acompañó a la cuestión y a continuación hizo desaparecer aquel breve contacto físico con su supuesto marido mientras accedían al ascensor del hotel-.

Una vez en la planta baja, otro acto reflejo hizo acto de presencia en Cassandra cuando se agarró al brazo de Andrew como si necesitara un último complemento que le hiciera brillar todavía más entre la multitud.

Tal vez parte de la culpa fuera de aquel viaje agotador, o de ese nombre que ahora revoloteaba entre sus pensamientos cazando malas vibraciones que ponían un gesto igual de malo en el rostro de la mujer. Lo que estaba claro era que Cassandra parecía más irritable que de costumbre y las vistas o el lujo no le agradaban lo suficiente como para cambiar el gesto.

- Vaya. ¿Nos acabamos de casar y ya me quieres engañar? Que poca vergüenza. Aunque reconozco que me fastidia que por una vez no tenga que jugar el papel de gatita. No sería difícil ronronear toda la noche con un hombre así.
Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Mar Mayo 18, 2021 1:30 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

Andrew rodó los ojos ante el comentario del apellido escogido, sin embargo, no diría jamás de dónde lo había sacado, pues había cosas que era mejor no revelar a su enemiga pública número uno, por lo que prefería seguir mostrando su “poco gusto” en sus elecciones antes que salir con la verdad por delante. Por otro lado, cuando hizo alarde de su odio y sarcasmo ante su nombre elegido, su marido ficticio soltó una risa igual de irónica, negando con la cabeza.

Muerta y enterrada. La maté porque era mía...— con aquel deje sustancial de recriminaciones, Andrew volvía a tener la última palabra.  

Su historia con Diana no iba más allá de compañeros de trabajo que terminan cediendo a la cercanía constante de tener que aguantarse demasiadas horas como para no caer en la burda tentación del deseo. Dicho de otra forma, nunca hubo amor en aquella relación, pero sí la confianza suficiente como para llamarse a sí mismos amigos. Aunque le costara aceptar, había sido su relación más estable hasta la fecha, por no decir que había sido la única que había durado lo suficiente como para guardarle cierto cariño y respeto.  

No había confianza suficiente con Cassandra como para exponer sus batallitas privadas, ni si quiera él tenía la paciencia necesaria para aguantar la historia que acompañaba al nombre de James, pues por alguna razón, una más que obvia visto desde el exterior, aquel hombre le hacía hervir la sangre y apretar los dientes hasta el punto de olvidarse que aquello era un trabajo y nada más. Uno que se había descarriado hacía tiempo y había revuelto todo su mundo interior. Y sus sábanas.  

Tiene que parecer real en todo momento, así que no pongas esa cara.— Matizó cuando le soltó la mano, aunque habían mantenido la templanza hasta llegar a su mesa, agarrados como una buena pareja, la tensión parecía cargarse todo ápice de falso romanticismo entre los dos—. Y tienes toda la razón, será difícil mantener la fidelidad— bromeó él también, porque estaba más que claro que aquella pareja destacaba por su atractivo, casi haciéndole sombra al matrimonio Connor.

¡Oh por Dios, empezaba a pensar que éramos la única pareja inglesa aquí!— La mujer no tardó en empezar a hablar con ellos en cuanto los oyó hablar, según tenía entendido Andrew, era una dicharachera nata—. Estoy cansada de oír alemanes por todos lados, es un idioma horrible y debería estar prohibido... Yo soy Stella y él es mi marido Edward Sallow— la falta de vergüenza y la hiperactividad de la mujer la llevó a estirar la mano y coger la de Cassandra, Diana en este caso, para estrechársela y de paso mirar el anillo de compromiso y la alianza que portaba—. ¿Recién casados? ¡Como nosotros! ¿Es este un Piaget Gold Rose? ¡Es precioso! Mira, yo tengo un Piaget Diamond Rose.

Admito que el que está fascinado con las joyas de Piaget soy yo, así que me alegra que alguien lo reconozca por fin— Solo quien lo conocía realmente distinguía su risa falsa de la verdadera, pero lo que más podía llegar a sorprender era el despliegue de caballerosidad y buenas maneras de un Andrew completamente desconocido para Cassandra—. Encantado, me llamo James Connor y ella es mi mujer Diana— Estrechó la mano del caballero y luego levantó en un ademán elegante la mano de la mujer, hasta la altura de sus labios, pero sin posar sus labios sobre ellos.

Vais a tener que perdonar a Stella, pero tenerme a mí como única compañía en las últimas 48 horas le ha sobrepasado, así que os dará la lata todo lo que pueda.— Edward estrechó con igual delicadeza la mano de Diana y James, echándose después a un lado para encender un cigarrillo mientras miraba desganado hacia el grupo de música del escenario.

Es que hablas demasiado de trabajo y aún por encima no me sacas a bailar, ¡qué desperdicio!— la mujer resopló haciendo un ligero aspaviento y luego miró con denotada nostalgia hacia la pista de baile.

Permítame cambiar eso, he deseado pisar esa pista desde que llegamos, pero Diana es de las que prefiere degustar una buena copa primero, ¿no le molesta si saco a su mujer a bailar...?— Preguntó al marido, quien negó con una sonrisa aliviada, haciendo un ademán hacia Stella, quien rápidamente tomó la mano de Andrew y se puso en pie.

¡Será un placer!— En cuanto tocaron la pista de baile, comenzaron a moverse al ritmo de un rápido blues que los obligaba a mover los pies y las caderas a una velocidad adecuada. Andrew, quien se jactaba de ser un bailarín experimentado, la tomó de la cintura y la pegó a él en el segundo giro, demostrando sus dotes para liderar el baile en pareja, en ese momento, Stella no pudo evitar echarse a reír al notar el sonrojo en sus mejillas—. Sin duda alguna eres un bailarín experimentado, James.

Andrew sonrió mostrando los dientes, mientras estiraba las manos para hacerla girar nuevamente, antes de volver a tomarla por la cintura y dar un paso lateral que la obligaba a echar el torso hacia atrás, pegando las piernas a las de su compañero de baile. En ese momento, él levantó la mirada para fijarse en Cassandra, clavando los ojos en ella, un tanto molesto por la imagen que acababa de descubrir. Como quien se alimenta del depravado placer de los celos, la mandíbula se le tensó como auto reflejo, rechinando los dientes mientras se separaba ligeramente de Stella privándola de la mirada que transformaba en piedra al atrevido hombre que le robaba aquella indescriptible sonrisa. En ese preciso momento, la melodía culminó y Andrew llevó a Stella de nuevo a la mesa, tomando de la mano a Cassandra para sacarla a la pista de baile, pegándole a él de espalda y recorriendo su cintura con las manos.

No juegues con fuego, no hemos venido aquí a que lo conquistes, sino a ganarnos la confianza de su mujer primero.— Susurró a su oído como si de sus labios salieran palabras de amor, girándola luego en su propio eje para tenerla de frente, acariciando sus brazos mientras los levantaba hasta hacer que le rodeara el cuello con ellos; luego, de la misma forma sensual y lenta como el ritmo de aquel jazz acaramelado, volvía a descender por su cintura, pegándose aún más a ella para continuar bailando, provocando la envidia de más de una pareja en medio de la pista de baile.  
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Última edición por Phantom el Mar Mayo 18, 2021 3:24 pm, editado 1 vez


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Mar Mayo 18, 2021 3:14 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

El regusto de un vaso de agua a medio terminar se atascó en el paladar de Cassandra cuando paladeó también aquella frase más bien agridulce que había soltado Andrew de su boca. La mujer siguió su mirada suspicaz intentando decidirse a creer aquello o no, hasta encontrarse con el gesto bromista que borraba toda tétrica incertidumbre en su rostro.

Por si la compañía de Andrew no parecía ser suficiente castigo, Stella Shallow hizo acto de presencia y tanto su voz como su conversación se le atravesaron a Cassandra, que tenía un carácter más lacónico -cuando quería, como en situaciones similares a aquella, donde la lengua vibrante del contrario se le iba de las manos-.

- Vaya, a ver-fingió la mujer todo el interés que pudo por intentar agasajar a Stella que parecía saber más de alianzas. Se preguntó entonces mirándolo interesada si Palmer sabría también más de anillos que ella, duda que resolvió cuando éste confesó sus aplicados conocimientos en la joyería femenina, añadiendo un nuevo valor a su persona, justo al lado de disfrutar cocinando tanto como degustando lo dulce antes que lo salado. La mujer se interrogó incluso sobre cuánto le habría costado la broma de las alianzas-. Oh, el mío no es ni la mitad de bonito.

No, ni tampoco el de ella, pensó antes de darse a conocer a la pareja, saludando a cada quien con el correspondiente trato.

- ¿La lata? Me ha salvado la vida. Creí que el tedio nos devoraría esta noche.

Aprovechando la actitud de Stella, Cassandra aportó algo de cercanía a la parte femenina de aquel matrimonio buscando cierta comicidad. No fue hasta que Andrew se ofreció a sacar a la señora Shallow a bailar que la mujer dejó de ser un peón en el tablero para volverse visible en sus voluptuosas formas, en su tersa piel y en su rubia cabellera. Stella Shallow era realmente atractiva, muy por encima de Cassandra, ya puestos, y su belleza empequeñecía todavía más la de Waldorf que, olvidándose del marido de Stella, fijó la vista en aquel despliegue de gracias que estaba teniendo lugar en la pista de baile  y que por algún motivo hizo beber a Cassandra todavía más de su copa, esperando que algo lubricara el puñal que estaba sintiendo para poder así sacarlo con mayor prestancia.

- No es fácil cuando a tu mujer le gusta tanto bailar y tú eres un auténtico patoso -interrumpió Shallow acercándose a Diana es busca de algo más ameno que el silencio-.

- ¿Sabe cómo es más fácil? -preguntó la mujer mientras le pasaba una copa de la mesa contigua, olvidándose de la incómoda escena que observaba segundos antes-. Con una o dos copas de más encima. He de reconocer que James ha sabido cubrirme muy bien, porque le aseguro que la pista de baile no es mi medio natural. El buen champán, por otro lado...

Edward Shallow era un hombre atractivo. Su mirada era perspicaz y Cassandra estaba segura de que entendía perfectamente la diferencia que había entre una mujer como ella y su propia esposa con tan solo una mirada. Y no se refería al físico. Una complicidad tácita abarcó la zona en la que ambos estaban y el trato sereno de Cassandra incitó a Shallow a sentir curiosidad por ella.

- Stella es increíble. Aunque a veces sea difícil.

- Siempre lo es, ¿no? El matrimonio, quiero decir. Las relaciones en general.

- No siempre. A usted la acabo de conocer hace un escaso minuto y hemos tardado dos frases en ponernos a hablar de algo más que... de anillos.

Una sonrisa asomó en el rostro de Cassandra ante aquel despliegue discreto de galantería, que aparecía en el mejor momento posible, cuando la mujer había empezado a sentir aquella rivalidad latente con su nueva mejor amiga.

- Uno nunca sabe donde va a hallar la respuesta a sus preguntas. Puede venir de un mentor, de un alma gemela, del fondo de una botella... o de una desconocida. La vida tiene ese sorprendente halo de misterio que nos fuerza a encontrar las cosas en el sitio más inesperado.

E inesperadamente también, Cassandra se dio cuenta de que se había quedado observando los ojos de Shallow con más sinceridad de la que imaginó. Cuando apartó su mirada sonrió absurda, siendo consciente del hecho de que ambos se habían percatado de aquel intercambio. Y justo cuando la mujer preparaba su siguiente movimiento, una mano amiga la hizo alzarse primero y ruborizarse después con aquella cercanía arrebatadora.

- Disculpa, supongo que pensé que con ese baile ya había suficiente confianza entre vosotros como para poder pasar página. ¿Ya sabes cuales son sus medidas o tienes que consultarlo con tus dedos?

No era fácil tampoco para Cassandra mostrar su enfado con Andrew susurrándole tan próximo, pues nublaba absurdamente sus sentidos con el menor gesto y si sus movimientos además iban acompasados con la suavidad de la música reinante, todo se volvía sumamente embelesador e incluso más peligroso de lo que podía llegar a serlo Edward Shallow, de quien no eran los ojos que en aquel momento tenía enfrente.

- Jugar con fuego es lo nuestro. Es imposible quemarse más.

Como el que invoca a las llamas con sus sola mención, aquel estrecho contacto entre sus cuerpos era similar al de dos piedras que se frotan  en busca de la chispa para encender una hoguera y la mirada de la mujer divagó tanto entre los ojos de Andrew y sus labios que avergonzada terminó apartando la vista... antes de quemarse.
Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Mar Mayo 18, 2021 3:13 pm


CAPÍTULO XI
honey moon·

La confusión en la mirada de Andrew se hacía latente, por no reconocer los celos engendrados en Cassandra a causa de un simple baile; en un principio creyó distinguir ironía en sus palabras, pero cuando reusó a mirarlo a los ojos, comprendió que su burla yacía en un fuego distinto al de la pasión que emergía entre ellos cada vez que se rozaban. Encaprichado y satisfecho por ello, sonrió levemente mientras sus manos subían por la espalda semidesnuda de la mujer, balanceándose en un contoneo sensual, siguiendo el ritmo de la canción. No había abrigo en la idea de caprichos extraños que los atravesaban a causa de unos celos poco infundados, sin embargo, seguían regodeándose en persuasión de querer poseerse incluso cuando ya no existía otro dueño o dueña posible de sus caprichos.

¿Es que acaso estás celosa?— reconoció al fin, sonriendo entre dientes mientras la hacía girar hasta volver a tenerla de frente—. La idea es que te ganes la confianza de ella, no que le provoques celos.Y tampoco a mí, le faltó decir, pero quedó implícito en el ambiente.

Levantó el rostro de Cassandra al posar los dedos índice y pulgar en su barbilla, obligándola a mirarlo a los ojos, en el momento exacto en el que la melodía de la música disminuía, para posar un suave pero apasionado beso en sus labios, obligándola a entreabrir la boca para que sus lenguas chocaran del mismo modo que lo hacían sus palabras, tan llenas de reproches y descaro, que habría dejado boquiabierto y embelesado a más de un mirón.

Sigamos jugando, pues, hasta calcinar nuestras huellas solitarias.— Le dedicó una mirada llena de un fuego conocido y hambre voraz que descifraba las ganas que tenía de volver a perderse en las níveas y peligrosas curvas de su cuerpo. Luego le tomó de la mano y volvieron a la mesa junto a un público fascinado por aquel despilfarre sereno de sensualidad.

Vaya, vaya, la luna de miel os sabrá a poco si seguís así— rio la mujer mientras se hacía a un lado y volvía la mirada a su pacífico marido, quien fumaba en silencio su segundo cigarrillo—. ¡Qué envida poder bailar así con tu pareja! Tendré que robártelo más veces, querida, el mío no levanta los pies si no es para salir corriendo— cuando los Connor tomaron asiento, la mujer se asió al brazo de Cassandra, susurrándole lo último en un tono poco sutil.

Por favor, y las veces que sean necesarias, suficiente tuve con bailar el bals en la boda— rio Edward, casi reprochándole su actitud aniñada, mientras levantaba la mano para pedir una botella de Champán para los cuatro—. Dudo que Stella os deje escapar ya, así que, ¿qué os parece si nos acompañáis esta noche?— Se levantó sin esperar respuesta, haciendo un ademán comprensible a la mirada de Andrew para juntar las mesas, y este así lo hizo, celebrando internamente la primera victoria.

Y qué bien me conoces, porque si la noche sigue así, no necesitaré del siguiente número que nos pongan para distraernos— sonrió la mujer, pasando la mirada por sus nuevos amigos, mientras le daba un sorbo a su bebida, complacida con la idea de pasar la noche en compañía de sus nuevas conquistas.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Mar Mayo 18, 2021 10:09 pm


CAPÍTULO XI
honey moon·


Encajar la naturalidad de los movimientos de Andrew en mitad de una pista de baile fue extraño para Cassandra que, aunque sabía lo hábil que podía llegar ser Palmer cuando su propio cuerpo le exigía siguiera determinadas instrucciones en detrimento del placer, no se imaginó semejante brujería en sus caderas. Un juego nuevo que se asemejaba a una extensión de uno viejo, donde el cuerpo de Cassandra volvía a moverse a las órdenes del deseo -y de Andrew, ya puestos- y no de una música que parecía les seguía a ellos y no al revés, con una nueva nota discordante recorriendo la espalda de la mujer como el rayo hace estragos a su paso, pero sin el fulgurante relámpago como aviso.

- ¿Celosa? No me hagas reír. ¿Por qué no la secuestras a ella también y bailáis un tango horizontal en alguna de las habitaciones del hotel? Estoy segura de que tendrías la suerte de encontrarte a un animal mucho más dócil que yo.

Fingida era su expresión de desdén, pues en sus ojos las llamas ardían incinerando a la última bruja descubierta en aquel poblado. De nombre Stella y cuya magia había enfurecido a las mujeres que no poseían gracias natas como las de la rubia, culparon al Diablo de aquella obra desatada únicamente para hacerlas sentirse inferiores y conducir a sus maridos al refulgente pecado.

- No te preocupes por eso. Estaba demasiado ocupada como para fijarse en lo que hacía o dejaba de hacer con su marido. Y, de todas formas, tú ya te has hecho su amiguito por los dos, ¿no?

Cada frase que salía por la boca de Cassandra era escuchada a continuación por sus oídos, que poco tardaron en delatarla a su propio sentido común convirtiéndola en una niña absurda, envenenada por un nuevo suero que recorría sus venas haciéndola palidecer de emociones primitivas que consideró nunca podrían con su temple y mesura. Expuesta ya en alto grado a aquella enfermedad, la facilidad de dejarse atraer por aquel pozo sin fondo la llevó a oponerse relativamente poco a una lengua que prometía envenenarla todavía más y que no sólo aceptó como la que provee a un vagabundo necesitado de cobijo, sino que le prestó ciega sus labios en un acto de fe inconsciente ante el hecho de que lo que lubricaba éstos seguía siendo dulce ponzoña y el soldado más débil en aquella batalla interna, su corazón.

¿Cuál era, no obstante, la excusa en aquella ocasión tan singular? Ninguna cómoda cama les amparaba, ninguno de los dos había tenido una supurante pesadilla. Aquello era, simple y llanamente, un beso. Peligro todavía más candente que las llamas de las que Stella, la hechicera, acababa de librarse, siendo Andrew Palmer poseedor de un poder intangible en su mirada o sus gestos. Sin contar con la brujería de sus caderas o sus labios.

Y hablando de brujas...

- No te preocupes -comenzó la mujer acercando su trato, puesto que Shallow había decidido hacer lo mismo con su brazo-, te prestaré a James las veces que lo necesites y de hecho me haces un favor -mintió apretando la mandíbula-.

- Cariño, creo que infravaloras  lo que es beber un champán de quinientos dólares acompañado de una buena conversadora -reconoció Edward alzando su copa levemente por Cassandra-.

- Tranquila, yo me encargaré de que no se meta en líos -bromeó Diana con su nueva mejor amiga en el mundo-.

Aunque tal vez Stella y Edward Shallow esperaran precisamente meter en algún que otro lío a sus nuevas presas, tan jóvenes y apetecibles como la gacela bebiendo en el río.

Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mayo 19, 2021 2:04 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

Una falsa sonrisa curvó los labios de Andrew, dedicada a aquella mujer singular y de espíritu elevado, como la contraposición perfecta a todo lo que representaba Cassandra Waldorf, y que, sin embargo, comenzaba a exasperarlo ya en las pocas horas que habían pasado charlando con aquella singular pareja.

Esto promete, cariño, convéncelos de que nos acompañen mañana en el paseo en barco...— como comandante que dirige las órdenes de un ejército, le bastaba un chasquido de su lengua para que Edward Shallow siguiera sus designios, sin importar qué esperasen los demás de ellos, las cosas debían de hacerse a la singular manera de Stella, y Edward, por mantenerla contenta, llevaba el compás de la marcha militar sin ninguna queja, porque ese era su juego favorito, sin quejas, ella no preguntaría demasiado a cerca de la fortuna de su marido.

Ya la habéis escuchado, si Stella lo pide, Stella lo optiene.— rio el marido llevándose la copa a los labios antes de convencer al matrimonio Connor en su próxima andanza —Mayana iremos en yate privado a recorrer las islas desiertas del arrecife, nadar y disfrutar del clima, así que estáis obligados a acompañarnos en esta tortura paradisiaca.

No se aceptan negativas, traed un traje de baño y vuestra mejor sonrisa, nosotros ponemos la comida, la bebida y la pista de baile.— Guiñó un ojo a Andrew y luego se encaramó a su marido, quien sonreía mirando a sus nuevos amigos.

Andrew no pudo más que aceptar la oferta, pidiendo a Cassandra con un ligero toque en las piernas que se mostrara agradecida, y ella, en su mejor papel de esposa complaciente y mujer encandilada por los lujos, aceptó de buena gana, dándole el gusto a los Shallow de ilusionarse con sus nuevos juguetes.

La velada culminó por todo lo alto, una cita doble con el objetivo deseado, dejando un regusto dulce y espumoso en los labios de Andrew, quien no podía evitar cavilar el siguiente paso a dar mientras que iban a su habitación privada. Una vez en la seguridad que los cobijaba, destensó su corbata y suspiró profundamente, quitándose la americana que llevaba puesta y tirándose de lleno en la cama, necesitado de un merecido descanso. En cambio, su mente parecía no darle tregua, pues comenzaba a maquinar las respuestas que deberían dar a las posibles preguntas que se enfrentarían, pues, aunque tuvieran los personajes muy bien pensados, muchas veces no podían evitar improvisar según la marcha, y para que eso no les juegue una mala pasada, a Palmer le gustaba llevar todo el temario estudiado.

Deberíamos pensar muy bien qué contarles sobre nosotros para que nos cojan la confianza suficiente, está claro que solo quieren divertirse a nuestra costa, pero si despertamos su curiosidad por nuestra “vida real”, podremos acercarnos más a Edward...— aunque pareciera que murmuraba solo para las paredes, se apoyó en sus codos para levantar la cabeza, buscando la mirada de Cassandra, en post de una idea que le ayudara a encender su imaginación—, ¿vas a la ducha? Cuando salgas voy yo y preparamos lo que deberíamos contar a cerca de nosotros mañana, ya sabes, hay que maquillar muy bien el producto para engañar al posible comprador.— Se llevó los dedos al rostro, frotándose los labios y la mejilla mientras seguía dándole vueltas a una posible historia laboral de sus personajes.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mayo 19, 2021 2:10 pm


CAPÍTULO XI
honey moon·

Ya el ascensor se llevó el suspiro más apesadumbrado de aquella noche de boca de Cassandra, pero llegar a la comodidad de su habitación fue algo tan necesitado que una vez dentro se apoyó contra la puerta, cerró los ojos y volvió a suspirar mientras Andrew se tumbaba en la cama. Cuando abrió los ojos lo observó y poco fue lo que escuchó de sus palabras, enfrascada ella en sus pensamientos. ¿Sería el cansancio que arrastraba tras semejante viaje o realmente todo aquello le parecía que no iba a funcionar? O al menos que algo saldría terriblemente mal. Aquella sensación se le había agarrotado en el cuerpo y la mujer pensó que la mejor forma de librarse de ella sería bajo las sofocantes gotas de agua de una ducha reparadora. No obstante, y aunque estuvo más de lo esperado bajo el agua, al salir de la ducha lo que se le agarrotó no fue una sensación, sino un músculo en su espalda y por más que le hubiera gustado vestirse antes de salir del cuarto de baño, simplemente se puso por encima el albornoz, incapaz de ponerse nada más, sentándose a continuación en la cama, repiqueteando con su mano en la zona afectada sin éxito pero sí emitiendo algún que otro ruido lastimero.

Una mano irrumpió en la espalda de Cassandra y a ésta le siguió otra. Como ya sucedería con el fresco de la creación de Adán, aquellas manos se convirtieron en protagonistas incondicionales de algún tipo de creación artística que retaba a todo lo divino impidiendo a la mujer negarse a semejante regalo.

- Me ha dado un tirón en la ducha -explicó Cassandra mientras empezaba a ronronear, agradecida-.

Durante un momento cerró los ojos y en su oscuro devenir sólo los movimientos de Andrew relucieron de forma fulgurante firmando un íntimo lienzo entre ambos donde, Cassandra, por fin tras todo aquel viaje, podía sentirse cómoda.

- No sé como de peligroso sería que me adjudicara mi propio trabajo, pero creo que saber detalles técnicos sobre la dirección de un museo podría servirnos.

La imaginación de Waldorf comenzó a despertarse ahora que su mente estaba más clara y expuso una idea bastante completa sobre el papel que ambos podían desempeñar en sus vidas cruzadas en busca de engañar a la pareja.

Casi sin ser consciente de ello, Cassandra volvió la mano a su propio hombro topándose con la de Andrew, curiosamente sin prisa ninguna por deshacer aquel encuentro, intentando mostrar un considerado agradecimiento hacia aquellos cuidados desinteresados.
Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mayo 19, 2021 7:59 pm


CAPÍTULO XI
honey moon·

Cuando Cassandra entró a la ducha, Andrew se desvistió y quedó solo en ropa interior, tumbándose en la cama con el portátil encendido, repasando las cuentas públicas de los Shallow para comprobar toda la información que tenía almacenada sobre ellos, en cambio, no había ninguna transacción errónea que los colocara en el punto de mira, por lo que sería realmente difícil acceder a sus finanzas privadas y encontrar el enlace que lo unía directamente con Walter Waldorf, por lo que trabar una amistad con aquel joven matrimonio, significaba dar un gran paso en su investigación privada y encender así la mecha que haría estallar todo el monopolio Waldorf.

En el momento en el que Cassandra se sentó en la cama, Andrew comprendió que el jetlag le había pasado factura, por lo que cerró el portátil y lo dejó a un lado antes de acercarse a ella por la espalda para comenzar a masajear su espalda.

Túmbate boca abajo— le sugirió, mientras ella seguía comentando su idea sobre el posible trabajo al que se dedicarían los Connor como matrimonio. Andrew aceptó de buena gana aquel despliegue injenieso, a medida que sus dedos deslizaban el albornoz hasta la parte baja de la cintura, dejando al descubierto su espalda desnuda y echándole aceite de lavanda para darle un digno masaje que destensara sus músculos. Por su parte, aportó alguna que otra idea sobre cómo pudieron haberse conocido—. Creo que eso será suficiente para encandilarlos y jugamos a favor de que conoces muy bien el terreno, ya que ninguno de los dos son amantes del arte en sí, solo esperarán conseguir alguna pieza de valor para comprobar nuestra mentira. ¿Tienes fotos de las piezas que llegan al museo? Por si piden pruebas.

En ese momento, la mano de Cassandra se topó con la de Andrew, obligándolos a captar una caricia no pretendida, embriagando a un adormecido Andrew con el fulgor de su mirada. Envuelto en una calma apacible y serena, depositó un beso en aquellas manos, antes de volver a subirle el albornoz para cubrir por completo su piel desnuda, y en un suspiro necesitado, se tumbó a su lado, colocando las manos bajo la cabeza y contemplando el techo blanco marfilado de la habitación en pleno silencio, más para apaciguar su fiera interna que para darle un momento de paz a su compañera.

Deberías descansar, ha sido un largo viaje y mañana nos espera un día lleno de sorpresas con esa extraña pareja...— musitó al cabo de un rato, estirando una mano para jugar con los mechones de su pelo, haciendo pequeños tirabuzones de manera delicada. Andrew Palmer parecía haber salido de su estado de alerta constante con aquella mujer, comenzando a sentirse cómodo en su presencia, sin la necesidad de amenazas vacías y deseos descontrolados, aunque una parte de él deseaba tumbarse encima de ella y apresarla bajo su cuerpo toda la noche, pero contendría aquel lado salvaje solo por ofrecer una tregua que los ayudase a mantenerse serenos. Tal vez fuera aquella una simple excusa causada por el cansancio o tal vez porque había comenzado a ver a Cassandra Waldorf con otros ojos; aunque eso no lo admitiría ni con un cañón apuntándole a la cabeza.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Miér Mayo 19, 2021 10:27 pm


CAPÍTULO XI
honey moon·


Aunque en condiciones normales una petición semejante de boca de Andrew Palmer solía significar otra cosa bien distinta, Cassandra comprendía la diferencia entre intentar masajear a una persona sentada o tumbada y reconocía que en aquel momento sólo estaba pensando en semejante molestia que se resistía a desaparecer, así que hizo caso a su compañero.

- Tengo todo en la nube -contestó la mujer a Palmer, comprendiendo también que no sólo todos sus datos estaban ahí, sino también su cabeza después de aquel agotador día-.

Como quien amansa a una fiera, el rostro de Waldorf se veía sereno gracias a Andrew y su considerada atención. Agradecida no sólo por aquello sino por no tener que encender el interruptor del sarcasmo o la exhausta ironía, la mujer se recolocó el albornoz y se recostó dirigiendo su mirada hacia aquel falso marido al que ya podía mostrarle una cara verdadera. Cuando los dedos de Palmer se tomaron la confianza para recorrer los mechones de Cassandra, ésta acercó la mano a su mentón y lo recorrió también en una caricia. Sus párpados se cerraban cansados y así estuvo unos segundos, pensando en la oscuridad de su cabeza hasta que la curiosidad tomó forma de mujer.

- ¿Cómo es Diana? -preguntó sin estar segura de haberlo hecho en voz alta, pues aquel pensamiento recurrente parecía ser de los que una entierra en su mente esperando lo peor cada vez que su figura cobraba algún sentido o su nombre era pronunciado, guardando tales cavilaciones bajo la llave del orgullo que alguien parecía acabar de perder por un instante-. Tú ya sabes como es James, más o menos.

Algo incómoda sí que le hizo sentir su propia pregunta, pues tan cerca como estaba de Andrew era imposible no captar cada microexpresión  en su rostro. Cassandra se imaginó que Palmer ya habría visto la impaciencia en sus ojos, contemplado la vergüenza en sus mejillas y la condescendencia hacia si misma en el gesto de su boca.
Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Vie Mayo 21, 2021 12:34 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

Tener un plan bien estructurado le ayudaba a mantener la calma, por lo que basarse en la historia que Cassandra ofrecía, adjuntando incluso pruebas contundentes para hacer valer su palabra frente a los Shallow, ayudaba a que saboreara la aún lejana victoria, sin embargo, debía mantenerse alerta en todo momento, porque estaba claro que Edward no era un matón de poca monta como a los que estaban acostumbrados, era un hombre de negocios casi tan importante como el mismísimo Waldorf, así que lograr que el plan saliera a la perfección no era ya cuestión de intento, sino de necesidad.

Andrew suspiró cerrando los ojos mientras aún mantenía la mente ocupada dándole vueltas a un plan más que estudiado, pero comenzó a ronronear cuando la mano de Cassandra se posó en su mentón, acariciándolo con una delicadeza pasmosa que terminó por sorprenderlo casi tanto como la pregunta que lanzó.

¿Quieres saberlo por curiosidad o para basar tu personaje?— preguntó sonriendo entre dientes, mientras estiraba la mano hacia la mesita de noche para coger el móvil. Tardó un par de minutos en encontrar la única foto que guardaba de ella, pero en cuanto lo hizo, se lo mostró a Cassandra —La conocí cuando trabajaba para el servicio de inteligencia del ejército, ella es jefa del departamento de investigación del MI6, nos pusieron juntos durante una misión hace unos años atrás, es cinco años mayor que yo y también lleva más tiempo en el departamento de investigación, así que me ayudó a entrenarme como infiltrado, también fue la que me metió en el caso Waldorf con tus padres. Pero cuando todo se torció con Walter, la cambiaron de caso y tuvo que dejarlo todo, así que perdimos el contacto, aparte de que no quiso seguir ayudándome porque decía que me estaba inmiscuyendo demasiado. Teníamos ideas distintas de lo que es inmiscuirse. Yo siempre he sido francotirador y asesino, ya sea para el ejército, para una institución de investigación o para tu tío, ella solo conocía sobre las misiones desde su mesa en un cómodo despacho, así que nunca hemos terminado de congeniar en ese sentido. Aun así, ha sido una buena compañera y una gran amiga.

Hablar de Diana le provocaba sentimientos encontrados, pues, aunque podía decir con seguridad que nunca estuvo realmente enamorado de ella, la paz que le trasmitía y la calma con la que se refería a ella era algo que echaba de menos, ya que desde aquel pequeño affaire, no ha vuelto a encontrarse en paz consigo mismo, ni ha logrado menguar sus pesadillas. Las palabras profundas de Diana y la serenidad con la que siempre colmaba a Andrew, no lo había vuelto a encontrar con nadie más; pues, si bien su relación, por llamarlo de alguna manera, con Cassandra era completamente corporal, los nervios y la exaltación tras cada conversación matizada en carácter irónico y satírico, no hacía más que alterarles la sangre y los pensamientos a partes iguales. La diferencia estaba en que Cassandra era puro fuego, mientras que Diana era como una brisa primaveral. Aquel pensamiento le obligó a soltar un suspiro, perdiendo la mirada y el pensamiento en los recuerdos de un pasado primitivo, donde su ingenuidad aún se hacía latente, pensando que el bien siempre prevalecía. Aquel hombre ya no existía, todo se basaba en la sangrienta sed de venganza, y las inquebrantables ganas de arrasarlo con todo, incluso aunque terminase cayendo al infierno.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Vie Mayo 21, 2021 2:42 am


CAPÍTULO XI
honey moon·


- Mi personaje se basa en mi, no en tu novia. Y si no te gusta, te aguantas -se sinceró a pesar del tono de humor que abarcaban sus palabras-.

La mandíbula de Cassandra se tensó al observar la fotografía que Andrew le mostraba.  Aquel gesto era una vía de escape más que correcta para evitar otros muchos al ver cuan atractiva era Diana Paige y que, sin duda, junto con Stella Shallow jugaban en una liga muy distinta que la de Waldorf. Las palabras compañera y amiga tampoco ayudaron a destensar el gesto de la mujer que, automáticamente, por razones que sólo dios sabía, pensó que así podía verla a ella. Algo tembló en su ceño y sus labios al mismo tiempo. Entonces ya está, pensó. Eso es todo, se dijo como si esperara algo más, intentando convencerse de que no era así.

- Supongo que no es lo tuyo tener relaciones normales -intentó burlarse de él mientras removía su propio puñal-.

Volver a posar su mirada en la de él, con su mano de nuevo a la deriva entre su rostro y su cuello enturbiaba cada uno de sus pensamientos. Si una parte de ella se estaba dando por derrotada en un campo de batalla que todavía ni siquiera tenía nombre, aquella cercanía serena le hacía querer seguir en pie de guerra hasta ser absolutamente desangrada. Necesitada, pues no había otra palabra, entornó los ojos y se acercó todavía más al rostro de Andrew. Como siempre, una ominosa música vibraba en su bajo vientre cada vez que se acercaba a Palmer, mas sería entonces un sentimiento todavía mayor el que conquistaría a Cassandra: el de la compañía frente a la dura soledad, el de sentir que estaba donde quería. También el miedo por estarlo.

Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Sáb Mayo 22, 2021 8:54 pm


CAPÍTULO XI
honey moon·

¿Es que acaso estás celosa?— Preguntó con una sonrisa divertida curvando sus labios, mientras se acurrucaba más a ella, soltando los mechones de su cabello para comenzar a jugar con el cinturón de su bata, amenazando con desatarla, buscando su mirada amenazante en aquellos ojos de mar tormentoso—. Es verdad, no es lo mío tener relaciones normales, quiero decir, ¿qué podía yo ofrecer? Una vida de fugitivos, no poder asentarse nunca, no tener un horario normal y no poder formar una familia, si es que son todos ventajas, eso sí, ofrezco buen sexo y buena comida. ¿Vas a postularte?

De nuevo una sonrisa juguetona volvía a intentar descolocar la paz de Cassandra, mientras las manos de Andrew descendían por encima de su bata hasta colocarse en su cintura, para terminar deshaciendo el nudo del cinturón, abriendo la tela lentamente y escondiendo el rostro entre la curva de su clavícula y su cuello; allí comenzó a dejar pequeños y cálidos besos. Entre caricias y besos en su cuello, la bata dejó de cubrir el cuerpo de aquella diosa cansada, abrumando a su captor en un instante, pues mentiroso él que se había prometido dejarla descansar, ahora subía por su garganta hasta sus labios, implorando por besos calmados para hundir en ellos el veneno amargo que encierran sus férvidas caricias, un germen necesitado de cariño y loco frenesí. Con hambre voraz volvió a aquel cuello, abasteciéndolo de húmedos besos y suaves mordidas, mientras que las manos inquietas ascendían a sus firmes pechos, brollando en el fulgor cedido de sus mimos.

No eran las mismas caricias que siempre le ofrecía, rudas, secas y llenas de pasión atormentada. Aquella noche eran suaves, rítmicas y lentas, acompasadas bajo la suave piel de unas grandes manos que habían decidido llenarla de cariño así lo quisiera o no. Sus besos tenían un regusto a miel y veneno, mientras que sus lenguas se enrollaban en la cavidad de sus bocas con la misma lentitud de sus caricias, en un ronroneo leve que amenazaba con desbordar los encantos de un hombre escondido bajo la pesada máscara de la muerte.

Vacilante, descendió los besos por su torso, llenando sus senos de saliva y ligeros mordiscos, mientras que continuaba por un sendero más peligroso, en una búsqueda exhaustiva de la flor del deseo. Descendió por su ombligo y su vientre, hasta llenar de besos el interior de sus muslos, sintiendo aquel dulce aroma de pasión desbordada, mientras que sus dedos ofrecían un ungüento de suaves caricias en su sexo, soltando él suspiros de luz musical antes de descender a besarla allí donde tantas veces había estado, disfrutando como un niño en una tienda de dulces del sabor de sus fluidos. Arrastraba la lengua por su clítoris, lo besaba con la misma necesidad con la que besó sus labios anteriormente, succionando aquella parte delicada de ella mientras sus largos dedos buscaban la calidez de sus adentros. En una ilusión empinada en su loma, Andrew asió aquellas límpidas nubes entre sus labios, disfrutando con toda su boca el magnífico afán de su victoria. Entre suspiros y ronroneos levantó el rostro para admirar aquel rostro angelical, sin dejar de mover los dedos en la profundidad de su sexo, esperando una palabra, una súplica o un mandato que describiese su siguiente movimiento. Aquella noche ella debía elegir entre seguir bajo el influjo de aquella locura armoniosa o terminarlo todo en una abrupta culpa.  
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Islas Seychelles
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 742
Reputación: : 545
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 5 Empty

Dom Mayo 23, 2021 1:07 am


CAPÍTULO XI
honey moon·

Entre el cansancio y unos ojos que batallaban por permanecer abiertos, el orgullo engolado de Cassandra se mostró adormilado a la par cuando tuvo que contestar a la pregunta de Andrew sobre aquellos incipientes celos.

- Sólo en la medida de lo razonable.

Con las manos de aquel hombre en el cinturón del albornoz, su aciago discurso cobró menos peso del que tendría en adelante. Aún con todo, la mujer no pudo evitar pensar en lo sincera y cruda que le resultaba aquella aclaración que parecía necesitaba oír en voz alta y que se repetiría más de una vez a partir de entonces, cuando su cuerpo pensara en envenenarse con ponzoña de la marca Palmer. No obstante, Cassandra pronto firmó un contrato consigo misma dándose como margen de maniobra aquella jaula paradisíaca de la que no podría escapar aunque quisiera -eso se decía ella- y cuando por fin pudiera jurarse que pisaban suelo inglés, la mujer madura que decía ser tomaría el control y dejaría de jugar al señor y la señora Smith antes de que las cosas se tornaran todavía más confusas. Mientras tanto, ninguna razón se hizo visible en su conciencia para no dejarse acariciar o incluso devorar por unos instintos a los que estaba harta de intentar dormir. Ni siquiera que aquellas manos, tiempo atrás, habían querido torturarla.

Una sensación familiar de desvanecimiento se hizo con Cassandra, cuyo cuerpo temblaba a cada una de aquellas caricias y se abastecía de los besos como si el manantial nunca fuera suficiente. De naturaleza distinta a otras veces, las propias manos de la mujer se permitieron la lentitud de la delicadeza con aquel peregrino dedicado que vagaba curioso y agradecido por sus parajes. Hasta el diálogo de sus lenguas se antojó rebelde en comparación a sus anteriores encuentros, cansadas éstas de pensar que estaban siendo encasilladas en la repetitiva pasión desbordante.

Traicionero aún en su delicadeza más consumada, Palmer no quiso dar tregua a aquella estrella que pronto desaparecería del firmamento, casi imperceptible en la lejanía de un parpadeo, dándole motivos para arder y consumirse como el eco de lo que alguna vez fueron, con un regusto tortuosamente lento y distinto, fácil también de saborear con los ojos cerrados y  suspiros que clamaban el nombre de su compañero -esta vez no captor-.

- Para -le pidió riendo mientras se incorporaba, acercándose a su rostro para volver a besarle todavía con una sonrisa en los labios-.

Traviesa se hizo con los dedos que habían estado dentro de ella y los zambulló en su boca sin olvidar seguir sonriendo, antes de volver a besar a Andrew y sentarse sobre él, agradecida con sus labios sobre la piel de éste. Peligroso, no obstante, se volvió el juego que comenzó la mano más diestra de Cassandra, aferrada fingiéndose inocente a una tensa erección que controlaba con una lentitud casi insufrible.

- Vamos -comenzó sin perder una sonrisa que cada vez se iba curvando más-. ¿Qué pensaste de Shallow cuando la viste? ¿Te gustó bailar con ella? ¿Te habría gustado hacerle algo más?
Cassandra Waldorf- con Andrew Palmer - Islas Seychelles
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1396
Reputación: : 697
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba