Últimos temas
Registro y conteo de puntos
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 7:39 am por Dafne

I cry for love ღ WL
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 7:21 am por Ocean

In the mood for love.
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 5:51 am por Tostadita

— sky is de Limit WL
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyHoy a las 1:57 am por June

Ronda 4 - Turno de Lizz
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 11:32 pm por Freyja

— We are venom for each other
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 8:47 pm por Timelady

Love in shades of wrong
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 8:06 pm por Timelady

El grimorio de Calpurnia {Wishlist}
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 7:55 pm por June

— Apocalypse [8/9]
Killing me softly [+18] - Página 3 EmptyAyer a las 6:04 pm por Polgara

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Miér Mar 17, 2021 1:21 am
Recuerdo del primer mensaje :


w i t h    y o u r    h a n d s
Killing me softly

Las almas en pena susurran el nombre de una silueta evaporada, manchada de roja sangre de venganza y hundida en la niebla de la soledad: Andrew Palmer, quien vivía en un delirante desfile de crímenes, intrigas y relatos sangrientos, pero lejos de ser el héroe de cualquier historia, se alzaba como el antagonista que engendra terror allá donde pisa, como Hades a las puertas del infierno.

Un asesino profesional que trabaja por libre se ve obligado a tomar una rehén cuando el pago de su último trabajo no sale bien. Pero lejos de querer un montón desorbitado de dinero, Andrew decide poner fin a la red de tráfico de armas de Walter Waldorf, un reconocido magnate; para llevar a buen puerto su plan, rapta a Cassandra Waldorf, la hija adoptiva de Walter y la llave de todas las puertas que serán abiertas por un hombre que solo pretende retirarse del podrido mundo de los sicarios por la puerta grande, sin saber que durante su camino se tropezará con la infranqueable piedra del amor.
Cronología

Wait for it
Take it slow
Shot me down
Acting like strangers
Flying knives
Casino night
Back home
Bloodshed
Sweet dreams
Unexpected
Honey moon




Andrew Palmer

Asesino
Tom Hiddleston
Phantom

Cassandra Waldorf

Sobrina de Walter Waldorf
Eva Green
Marlowe
One on One - ORIGINAL - Realista
XIII


Personajes secundarios:



s e c u n d a r i o s
Personajes


Walter Waldorf

Tío de Cassandra
Donald Sutherland

James Deckard

Interés romántico de Cassandra
Contable en el museo
J. J. Feild

Edward Shallow

Cómplice de Waldorf
Lee Pace

Stella Shallow

Esposa de Edward Shallow
Margot Robbie

Diana Paige

Ex Novia de Andrew
Charlize Theron
XIII


Última edición por Marlowe el Miér Nov 03, 2021 8:57 pm, editado 10 veces


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo


Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Mar Abr 06, 2021 4:04 am


CAPÍTULO VI
casino night


Como si todos aquellos pequeños apuntes de última hora formaran parte de su siguiente examen, Cassandra fue formando en su cabeza el tipo de mujer que Andrew precisaba para sus juegos de aquella noche.

- Vaya. Con lo divertido que es jugar al gato y el ratón con una mujer inteligente, ¿no, Andrew? - su nombre volvía a formar parte de otro juego, esta vez uno más público, pero que se disfrutaba de igual forma al paladear con ironía aquellas seis letras-.

Una penúltima mirada dirigió a Palmer, advirtiéndole que estuviera atento a la facilidad que tenía la mujer para granjearse compañías inesperadas e indeseadas. Así pues, cuando observó que aquella mole se acercaba a la barra, apareció a su lado volviendo a pedir otra copa. Ahora sí, la última mirada. Todavía esperando a que Sasha la auscultara de arriba hacia abajo, Cassandra fijó su mirada de nuevo en Andrew y le hizo un gesto disimulado con los dedos sobre su propia muñeca: cronométrame, le estaba retando.

Cuando llegó su copa, ni siquiera pudo disfrutarla, pues por accidente se derramó en el suelo, salpicando -porque una mancha demasiado grande enfurecía al que gustaba de ir perfecto- a aquel hombre a su lado, que por fin reparó en ella e incluso la invitó a su siguiente trago.

- No sé cómo he podido ser tan patosa. ¿De verdad que no le he manchado? -preguntaba la morena con su mano ya en el brazo de aquel caballero-.

A decir verdad, juego semejante no era tan difícil como podía parecer a simple vista, pues aquel tipo de hombres estaban acostumbrados a que el dinero les comprara a las mujeres y empezar por una copa gratis y que la bella dama se fijara en su caro traje y sus complementos excesivos ya era mostrar un interés en ellos que iba acorde a lo que esperaban de una. Pues, ¿quién se creería que una mujer como Cassandra iba a fijarse en alguien como aquel mamut de no ser por su poder adquisitivo?
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer - Casino
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Mar Abr 06, 2021 8:39 pm


CAPÍTULO VI
casino night

Andrew observaba desde su posición cómo poco a poco Cassandra iba camelando a Sasha hasta hacerlo caer en la trampa, tres copas contadas bastaron para que aquel matón empezara a sentirse un tanto mareado, pero aún con ganas de marcha. Andrew se levantó de la barra y en un rápido movimiento dejó la llave de la habitación en manos de la mujer que se llevaría con sinuosos movimientos a aquel hombre, acto seguido, desapareció de escena.

Una vez entraron a la habitación, Sasha se bastó de las fuerzas que le quedaban para tumbar a Cassandra en la cama, mientras torpemente iba desabotonándose la camisa.

Estás hecha una guarrilla, ¿a que sí?— Siseaba las palabras arrastrando las eses como si tuviera una mordaza en la boca. En ese preciso momento, Adam entró por la puerta y se sacó la americana para empezar a remangarse la camisa.

Y tú todo un bribón, viejo amigo— dijo mientras tiraba de la corbata del mastodonte hasta sentarlo en una silla y usar la camisa que estaba a punto de sacarse para hacer un nudo colocándole las manos a la espalda—. Vengo de parte de Walter, me envía para realizar un trabajito sucio, pero déjame que primero te presente a su sobrina, Cassandra, está entrando en el negocio familiar. Pero vamos, tú ya la conoces, la habías llevado a casa de Walter cuando pasó aquel terrible accidente a sus padres, ¿o ya te has olvidado?— Con una sonrisa encantadora, sacó una pistola con silenciador, jugando a abrir y cerrar el recargo.

¿Palmer?— Preguntó aquel hombre un tanto desconcertado, pasando la mirada de Andrew a Cassandra para corroborar lo que había dicho—. ¿Qué mentira es esta? ¿Cómo me va a querer Walter muerto si me ha dado libertad de hacer lo que quiera? No seas un mentiroso— escupió echándose a reír, a pesar de que cada vez se sentía más mareado

¿Y por qué crees que te envió de vacaciones al casino? ¿Para demostrarte todo lo que te quiere? No me hagas reír, es preferible que despilfarres su dinero en casa a que lo hagas en las islas Maldivas. Bueno, creo que basta de cháchara, déjame hacer mi trabajo tranquilo, ¿vale? No tengo mucho tiempo, tengo que ir tras el otro chiquillo ese... ¡ah! Siempre se me olvida su nombre, ese que parece una rata— Levantó el arma hasta colocársela entre ceja y ceja, en ese momento, Sasha se echó a reír.

¿Al menos puedo saber por qué?— Enarcó una ceja, mirando a Palmer con cara de pocos amigos.

Está limpiando todo rastro que lo una con la muerte de su hermano, ¿o ya no recuerdas lo que hiciste? Mataste a aquel matrimonio inocente— Andrew chasqueó la lengua negando con la cabeza. Mostró una sonrisa placentera, lo que provocó que Sasha comenzara a moverse en la silla con ganas de tirársele encima y borrarle aquella burlona risa a golpes, pero Andrew fue más rápido y apartó el arma para empezar a darle golpes en la cara, hasta abrirse los nudillos en carne viva. El esfenoide de Sasha crujió tras los golpes simultáneos, quedando completamente atontado y lleno de sangre que se confundía entre la suya y la de Palmer.

No entiendo nada... si fue él, fue él el que los mandó matar, pero yo no hice nada, solo me deshice de los cadáveres, el que llevó la operación fue Roy Kane, esa sucia rata fue el que los abrió en canal mientras Walter miraba...— se echó a reír y dirigió la mirada a Cassandra—. Solo nos pidió que mantuviéramos a la chiquilla con vida, irónico que ahora mande a su sobrina a hacer el trabajo sucio.

¡Ese era el nombre de la rata! Roy Kane...— repitió Andrew mientras se limpiaba los nudillos con el pañuelo que había sacado de su bolsillo—. Irónico que ahora sea ella quien dicte las reglas aquí.— En ese momento, volvió la mirada hacia Cassandra por primera vez, como si en ella estuviera escrito en letras grandes un extravagante “Te lo dije”, esperando que esta vez empezara a creer en sus palabras.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Casino
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Mar Abr 06, 2021 10:20 pm


CAPÍTULO VI
casino night


El tiempo pasaba y Cassandra estaba esperando a que su príncipe no azul la rescatara de los brazos sudorosos de un malandrín que tenía la desfachatez de llamarla guarrilla. A ella. Aquel cerdo sinuoso que casi no podía respirar y que esperaba pudiera verse los pies, porque el pene estaba segura de que no. Y aunque sus dotes de actriz no eran escasas, su cara de asco no pudo ser más contundente antes de llegar su salvador.
Aún con todo, la mujer permaneció tumbada en la cama, apoyada sobre sus brazos, atenta a la función que estaba a punto de ver, esperando que sería el estreno de su vida. Podía reconocer, sin lugar a dudas, que Andrew Palmer, el actor principal, parecía hecho para aquello. Como el niño que muestra interés en el dibujo ya desde temprana edad y tiene ese brillo satisfecho en los ojos cuando hace lo que le gusta, Palmer manejaba aquellos embrollos con voluntad y maestría tan natas que, irónicamente, hacía que Cassandra se estuviera sintiendo segura aún en situación tan peligrosa.

'Mataste a aquel matrimonio inocente' fue la frase que hizo apretar la mandíbula a la mujer, que ahora no dejaba de mirar a Sasha, esperando ansiosa la verdad. Mas no pudo evitar apartar la vista cuando Andrew comenzó a ensañarse con aquel hombre, ya incómoda con la situación, pues todavía no había nada en claro con respecto a la duda que la había llevado a aquel lugar. Y de repente... la confesión. Walter, cadáveres, abrir en canal... el desfile de motivos por los que Cassandra ya no le dirigía la mirada a nadie hacía que se presentaran todos al mismo tiempo.

- ¿Y ahora qué? -preguntó rompiendo el silencio. Su voz era débil, suplicante incluso. Decía 'dime qué hacer ahora, ahora que ya no hay nada más que hacer, ahora que todo ha terminado'. Como una niña perdida que busca respuesta y consuelo en una fuente de sabiduría que había infravalorado-.

Palmer le obsequió con aquella toma de decisión que ni siquiera quería. Se quedó mirando a Sasha durante tanto tiempo que la mole no dudó en burlarse de ella, insinuando si no tendría algún problema mental y hablando de lo normal que parecía de pequeña. Andrew parecía ya impaciente, cansado de esperar a que alguna palabra saliera de aquella boquita cuando Cassandra le pidió la pistola con un único gesto de manos, no muy segura de lo que pensaba hacer con ella.

Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer - Casino
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Miér Abr 07, 2021 4:10 am


CAPÍTULO VI
casino night

Como pájaro cantarín, el hombre al que había roto la nariz comenzaba a dar los primeros nombres. Andrew no solo saboreaba la dicha de rellenar la lista de indecentes a los que eliminar, sino también con el hecho de que Sasha corroboraba sus palabras ante Cassandra, dejándola completamente presa de la incredulidad y la ira. Al menos él demostraba la veracidad de sus palabras, y con aquella confesión que quedaría grabada en su memoria y en la tarjeta SD de su teléfono móvil.

Tengo que añadir a la lista a Kane, pero hay tantos otros nombres... ¿tendrías la amabilidad de decírnoslo también?— Ladeó la cabeza con una mueca alegre en el rostro, como si aquello se tratase de un simple juego en el que Andrew se alzaría como ganador de la partida. Incluso hasta se podía decir que disfrutaba con hacer sufrir a aquel cerdo, con una sed atronadora de sangre, deseaba poder seguir asestando golpes a su cuerpo seboso, incluso aunque terminase con calambres en los brazos.

Púdrete Palmer, esto es un farol, verás cuando mi gente se entere, te buscaremos y te destruiremos a ti y a esta puta barata— Andrew abrió los ojos fingiendo sorpresa, como si aquellas palabras realmente le doliesen, pero lo que Sasha ignoraba era la manera y calidad con la que Andrew Palmer trabajaba, no dejaba nunca un solo cabo suelto, por lo que tampoco habría ni un solo rastro de su presencia o de la de Cassandra en aquel hotel. Él también jugaba con ventaja.

En ese momento, una asombrada y desencajada Cassandra, estiraría una mano haca Andrew, con la decisión ya tomada de lo que pasaría con Sasha a partir de ese momento. Andrew la miró un tanto dubitativo, sin embargo, no pensó en que ninguna de las balas del cargador llevara su nombre, sino que todas ellas clamaban la única palabra cuyo significado personal desconocía hasta el momento: venganza.

Así pues, entregó la pistola a la mujer y se apartó de Sasha, mirándolo con desagrado, mientras este abría la boca para soltar otro improperio, sin embargo, una primera bala acertó en su estómago, lo que lo dejó mudo por unos momentos, la segunda llegó a la altura del pecho, pero muy lejos del corazón, la tercera atravesó el hombro y parte del decorado de la estancia también, la cuarta bala, en cambio, fue la decisiva, entró justo por la frente, entre ceja y ceja, atravesando el cráneo hasta romperlo en fino agujero que recordaba a la mirilla de las puertas, pues se podía ver la pared del fondo si se miraba detenidamente.

En el suelo, la sangre y los restos de materia gris desparramados y goteando, dejaban un rastro ineludible de la masacre que allí se había llevado a cabo. Andrew quiso acercarse al cuerpo rígido y sudoroso de Sasha, pero otra bala voló hasta acertar en la mejilla del cadáver fresco.

Eso me ha asustado.— Musitó Andrew mientras se acercaba lentamente a Cassandra, tomándole de la mano con delicadeza para quitarle el arma. En ese momento entendió la desesperación y el quebranto por el que estaba pasando, pues lo vio reflejados en sus ojos llorosos y rojos de ira, mientras su respiración agitada era todo lo que se podía oír—. Shhh, ya está, ya no hay más balas— susurró mientras guardaba el arma en su espalda y ayudaba a Cassandra a levantarse de aquella cama—. Es hora de irnos, ¿vale? Tenemos que salir de aquí, así que intenta que no se te note el enfado— Le acarició las mejillas y luego le cubrió el rostro con sus propios mechones, pasándole por los hombros la americana que minutos antes se había sacado para no mancharla de sangre.

Sin mirar atrás y sujetando a la morena pro los hombros, salieron de aquella habitación sin hacer ruido, dirigiéndose a la salida trasera donde las cámaras no pudiesen seguir sus pasos. Y una vez en el coche, Andrew miró de nuevo a Cassandra, incapaz de calmarla con palabras, solo dejándole en claro que la decisión siempre estaría en sus manos.

Ahora que sabes la verdad, ¿querrás volver con tu tío?— Preguntó sin más, mientras ponía en marcha el coche y se alejaba de aquel casino del terror—. Ya te has ganado la libertad, te dejaré en el centro de la ciudad, pero que sepas que mi único cometido es cobrarme la cabeza de tu tío y de paso un par de millones que me debe.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Casino
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Miér Abr 07, 2021 9:47 pm


CAPÍTULO VI
casino night


Calma y dubitativa, Cassandra Waldorf, sentada ya en un coche dirección ninguna parte, se preguntaba si todo aquello había sucedido de verdad. Se interrogó, en un destello fugaz de lucidez, queriendo saber si aquello de pensar y pensar sin llegar a ningún lugar, como la que camina en la nada sin dejar huellas en el espacio o el tiempo, no formaría parte de algún tipo de shock. Creyó que tal vez aquellos disparos provenían de su febril imaginación antes de descubrir una pequeña mancha roja en su vestido e intentar convencerse sin éxito de que tenía que ver con algún tipo de bebida parduzca y que no eran los fluidos de un hombre que ya no llamaría guarrilla o puta barata a nadie. Estaba acostumbrada a escuchar a todo el mundo hablar sobre lo peligroso que era sesgar una vida para la conciencia de quien lo hacía, ¿se referirían a esa cárcel onírica en la que se encontraba Cassandra en aquel momento o es que le había costado menos quitar una vida que atarse los cordones?

Sin tiempo para dedicar a más pensamientos, el coche de Andrew se detuvo en plena ciudad. Ni siquiera había escuchado sus palabras en pleno viaje, aunque sabía exactamente cuales había usado. La joven, silenciosa como el cadáver de Sasha, no dijo nada en todo el paseo hasta que llegaron a su destino, e incluso entonces, volviendo su rostro hacia Palmer, le costó saber que decir.

- Puedo comprar vino. Creo que nos hará falta esta noche.

Aquel plural funcionó como autoinvitación de nuevo a la cabaña que durante esos días les había funcionado de refugio. Sólo esperaba no haberse convertido automáticamente en algo inservible para el dueño, pensando por primera vez que prefería estar entre troncos de madera que entre las frías paredes de su apartamento.

Así pues, la muchacha esperó aquel gesto de aprobación y algo de dinero antes de bajar del coche, todavía con aquel vestido que desencajaba en la solitaria ciudad y la americana de Andrew todavía consigo, regresando con una botella de vino y, sin olvidarse de su amigo, otra de whiskey.

Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer - Casino
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Miér Abr 07, 2021 11:18 pm


CAPÍTULO VII
back home

Las palabras de Cassandra sorprendieron ligeramente a Andrew, quien había aparcado el coche en una calle poco transitada, con algunas pocas tiendas abiertas en aquella fría noche solitaria, pero lejos de pedirle que se marchara, más se sorprendió de aceptar en silencio la compañía de aquella mujer, pensando en lo poco que encajaban incluso como simples conocidos después del infierno que le hizo pasar. Será el estado de shock, pensó mientras le entregaba el dinero requerido para comprar el alcohol requerido para una noche tormentosa.  

Tuvo sus dudas acerca de si volvería, pensando que aquello solo sería una excusa para desaparecer por fin de la vista de su, ahora, ex captor, sin embargo, pocos minutos después la tuvo devuelta, y en silencio, aceptó que debería hacerse cargo de aquel remolino de afección atemporal y falta de oxígeno en el que se había vuelto Cassandra, así pues, puso en marcha el coche y durante todo el camino no abrieron la boca más que para inspirar algo de aquel aire helado.

Andrew aparcó el coche en un garaje improvisado junto a un viejo edificio industrial con pintas de abandonado. Pudo observar la cara de confusión de la mujer, sin embargo, no explicó nada, se dedicó a guiarla por un camino de ladrillos rojizos hasta el gran portal de madera raída; sacó unas llaves y abrió la puerta, encendiendo las luces a su paso para iluminar un ordenado y bien decorado apartamento. Los tonos marrones y negros contrastaban con el blanco despapelado de las paredes del salón, la cocina de un blanco impoluto daba un contrapunto de claridad a las paredes de ladrillo industrial. Todo estaba en su sitio, tal y como lo había dejado, incluso la vieja edición de Crimen y castigo de Dostoyevski seguía en la esquina del sofá donde lo había dejado, con el marcapágina doblado en el capítulo IV.  

Cogió las botellas de la mano de Cassandra, llevándolas a la cocina y luego le tomó de la mano con suavidad, indicándole de aquella manera que lo siguiera. Subieron por las escaleras de metal negro, hasta la única habitación de la planta de arriba, donde, tras encender las luces, la dirigió directamente al baño. Soltó su mano y la miró con un deje cansado en los ojos, más por falta de sueño que por todo lo vivido aquella noche.  

Puedes tomar un baño o una ducha, como prefieras, en el vestidor encontrarás algo que te sirva, solo déjame limpiarme las heridas y te dejaré a solas.— Dicho aquello se quitó el chaleco y la camisa manchadas de sangre, tirándolas a la cesta de ropa sucia y luego se lavó las manos con cuidado antes de coger el botiquín de uno de los muebles del baño para curar las heridas que se había hecho en los nudillos.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Piso
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 12:48 am


CAPÍTULO VII
back home

Cuando Cassandra Waldorf estaba segura de empezar a sentir cierto halo de familiaridad, una triste gota de seguridad, pensando en aquella cabaña húmeda pero cálida, la sorpresa de aquel nuevo emplazamiento atizó todavía más el fuego de su silencio y su estado de sosiego, pues se encontraba ante un lugar que desconocía por completo pero que parecía estar bautizado como morada de aquel hombre.

Paredes frías, pensó la mujer, rememorando su piso. Al menos la figura de Palmer se aseguraría de recordarle que en aquel lugar no estaría sola y, sorprendentemente, aquel monstruo de Amstetten parecía tener la cabeza tan bien amueblada en cuestiones de decoración como lo estaba su propio hogar. Un sitio, desde luego, más acorde a los gustos de su invitada y, aún así, quizás salvaje en exceso, demasiado espontáneo.

Eran aquellos pequeños gestos agradecidos, la actitud paciente que había demostrado en contadas pero específicas ocasiones con ella lo que hacía que Cassandra se preguntara tantas cosas sobre aquel hombre mientras la guiaba escaleras arriba asiéndola de la mano, que cuando llegaron al cuarto de baño y apreció como Andrew intentaba arreglar aquel estropicio, la mujer aplicó un gesto autoritario obligándole a dejarle a ella aquella tarea de curarle los nudillos y vendarle la mano. ¿Qué menos podía hacer? Era tal su grado de perplejidad por todo lo acontecido, y su agradecimiento por no desaparecer con el coche mientras ella estaba ocupada eligiendo los licores de aquella noche que ni si quiera prestó atención al hecho de que era la primera vez que lo veía sin camisa, como si alguien le hubiera cortado las alas ese día y no tuviera cuerpo para cosas mundanas.

Ya está, fueron sus primeras palabras en aquel sitio, y no volvería a hablar hasta sentarse en el sofá, después de tomar una ducha en la que sus lágrimas se disimularon a la perfección con las gotas de agua que corrían por su rostro y robó algo de ropa en el vestidor de Andrew, siendo, aún en situación tal, una de esas mujeres que podrían hacer su vida en casa únicamente con una camisa de hombre puesta, llamando a la comodidad y a la naturalidad con aquel look que dejaba sus piernas al aire.

- Crimen y castigo -dijo cuando apreció el libro que había en la mesa-. Supongo que eres tan alto porque no cabría tanta ironía dentro de ti de ser de otro modo.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Piso
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 1:58 am


CAPÍTULO VII
back home

Agradeció el gesto paciente y silencioso de Cassandra, a pesar de que sus manos demostraban el incipiente nerviosismo tras una pesadilla muy vívida. Andrew susurró un casi imperceptible “gracias” antes de salir del baño en dirección al vestidor, para cambiar su ropa ensangrentada por la comodidad de un pantalón de pijama a cuadros azules y grises, dejando su pecho al descubierto en la calidez de su casa.

Bajó descalzo y encendió la chimenea de leña, para luego poner una suave melodía de piano de fondo, luego se tiró en el sofá y perdió la mirada en el ventanal, donde el sonido de una fina lluvia intentaba hacer eco a la música, creando un ambiente solitario y al mismo tiempo arrullador. Andrew había echado de menos la comodidad de aquellas paredes raídas a la que llamaba hogar.

Al cabo de un rato, Cassandra apareció en el salón, obligando a Andrew a volver a parpadear para sentirse humano. Se levantó pues del sofá y fue a la cocina para coger dos copas de vino y algo de queso con galletas, pues no había mucho más en aquella nevera desprovista; luego volvió junto a ella, dejando la bandeja sobre la mesita para acomodarse en su esquina favorita del sofá.  

Gracias, me gusta esa alegoría, cometo crímenes y tú eres mi castigo.— Ironizó del mismo modo que lo había hecho su acompañante, negando con la cabeza en una risa burlona—. Me gusta por el contraste entre moralidad y ética, pone en entredicho la capacidad de un hombre para mantenerse cuerdo cuando los dilemas de la vida parecen insistir en su constante desdicha y aunque está destinado a la muerte, logra burlarla gracias a la única muestra de cariño que recibe, la de su propio "enemigo". Es una oda anagnórica a la identidad.

El propio Andrew parecía gozar con aquella inspirada clase de crítica literaria, mientras se llevaba a la boca un trozo de queso y luego le daba un sorbo al vino, no sin antes brindar en silencio contra la copa de Cassandra, mirándola sin ningún deje orgulloso y engrandecido en los ojos, como si no quisiera escudriñar en su cerebro aquella noche, sino simplemente mirarla y admirar aquella belleza triste que se había posado en sus párpados.  
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Piso
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 3:01 pm


CAPÍTULO VII
back home

En primera instancia Cassandra Waldorf se sintió así, como el castigo que describía Andrew, un peso muerto para alguien que no tenía porque cargar con ella. Mas, egoísta como se estaba permitiendo ser, ello no la haría prescindir de aquellos cuidados o un techo sobre el que dormir que no le recordara todo en lo que no quería pensar.

En algún momento el ambiente en aquel lugar se hizo palpable, característico por ser ínfimamente distinto al de la cabaña, ya fuera por el propio piso o por la actitud de quienes dormirían allí aquella noche. El hambre de bebidas espirituosas, sin embargo, no se había transmutado un ápice y así comenzó Cassandra a llenar su copa llevándosela a los labios mientras escuchaba las palabras de Palmer, comprendiendo que aunque él se viera a si mismo en aquel retrato, la mujer no podía evitar verse ella.

- Vaya. Anagnórica -repitió Cassandra con sorpresa y burla a partes iguales en su actitud-. Te reto a repetirlo una y otra vez sin trabarte.

La sorpresa provenía, sin duda, de la idea preconcebida que la muchacha se había formado de aquel matón que ahora le estaba dando clases de como ser un poco más humilde sin darse cuenta, pues mostraba que no sólo sabía sobre violencia bruta o huesos rotos.

- No te conozco más allá de saber que prefieres empezar comiendo lo dulce antes que lo salado -y de las cosas que te gusta hacer en la cama, pensó-, pero algo me dice que por tu forma de hablar ese personaje tiene algo de autobiográfico.

Una vez sentada, cansada, aletargada por los acontecimientos del día y la noche que ya parecían quedar lejos, casi como un sueño que nadie quiere rememorar, la joven apoyaba su codo en el respaldo del sofá y su cabeza se asentaba sobre su mano, esperando que sus párpados terminaran de cerrarse con el vino mientras se olvidaba de añadir ese toque irónico y amenazante a todo lo que decía, como si acabara de rendirse o comprender que no hablaba con un enemigo.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Piso
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 5:01 pm


CAPÍTULO VII
back home

Andrew rio negando con la cabeza ante aquel comentario, repitiendo la palabra en susurro, para dar de cuentas si realmente era difícil de pronunciar, luego apretó los labios cuando en el cuarto intento terminó trabándose.  

He perdido— dijo mirando a la mujer antes de sonreír levemente. Cogió el libro y volvió a hojearlo en completo silencio, preguntándose si realmente sentía algo de empatía por aquel personaje que solo mataba infundado en rabia y dolor como excusa adoctrinada a su culpabilidad. No, Andrew no sentía culpa de lo que hacía, ni si quiera un ápice de remordimiento lo llevaba a plantearse dejar el mundo oscuro y depravado en el que vivía. Él era la parte orgullosa de ese modelo de vida tan sombrío, y aun así, no era más que un peón manipulado por los verdaderos gobernantes de una sociedad quebrantada en la desdicha necesaria del dinero.

Eso es psicologizar, y lo estás haciendo mal. Raskólnikov está influenciado por sus motivos personales para matar, y también por el desequilibrio mental que muestra al creer en la teoría de los superhombres, pero cuando se da cuenta que él no es más que una persona común con una vida desastrosa, la inutilidad del crimen que comente le genera culpa, él es un personaje vulnerable cuya personalidad despoja al lector de toda creencia moral hasta sentir apego por él. Yo, en cambio no vivo con la culpa, yo mato para vivir y no espero ningún tipo de compasión el día que me llegue el castigo moral o tangible, pero de momento, esta es mi Siberia personal.— Levantó una mano haciendo un gesto que denotaba que aquellas paredes a la que llamaba hogar eran en realidad su destierro de la sociedad.  

Observó cómo Cassandra cerraba los párpados lentamente, lo que lo obligó a ladear la cabeza, el cansancio había hecho mella en ella por fin, y no pensaba solo en el corporal, sino también en el mental, ya que se había visto obligada a exigir una destreza singular a su cerebro para mantenerla alerta en todo momento, como mecanismo de defensa ante un peligro constante de muerte. Una muerte traída por las manos de aquel que descansaba a su lado. Suspiró, en cierto modo había mentido, porque sentía la culpa crecer en su interior, cuando de Cassandra se trataba, Andrew vivía en un constante tira y afloja llenos de ira y atracción, al que debía sumar la culpa.  

Ve a dormir a la habitación, que estás muerta de cansancio— Se levantó del sofá y le colocó una de las mantas que tenía contra el respaldo sobre las piernas, tapando aquellas esbeltas piernas marfiladas por las que su mirada había caído ya un par de veces sin que ella se diera cuenta. Un roce mínimo electrizó sus dedos cuando la arropó con la manta, obligándose a refrenar el infierno que llameaba en su interior a causa de un deseo ultrajante.  

Fue a la cocina y de un cajón sacó un paquete de tabaco sin abrir, y con el cenicero en mano volvió al sofá, encendiendo su cigarrillo y bebiendo casi de un trago el resto de vino en su copa.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Piso
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 6:11 pm


CAPÍTULO VII
back home


- No -protestó la mujer antes de observar como Andrew abandonaba el sofá, pensando que la abandonaba a ella también por aquella noche, siguiéndole con la mirada y comprobando que no era así-. No quiero irme todavía. Necesito algo y no sé que es -se rio avergonzada pensando que se conocía, pero nunca había pasado por todo aquello-. Le doy vueltas en mi cabeza pero no encuentro respuesta.

Los gestos agradables que le prestaba su compañero como aquel en el que sus piernas se libraban por fin del cortante frío gracias a su cuidada atención, eran un bálsamo que no podía evitar comparar con lo que estaría viviendo la otra Cassandra, la que había decidido irse a su casa, sola y vulnerable. Y a pesar de estar cansada, dedicó un tiempo a pensar en las palabras de Palmer mientras le acercaba la copa para que le sirviera más vino, sin saber de que forma atajar aquel tema.

- ¿Crees que es inherente a nosotros ese pensamiento tan extendido de que la conciencia nos asalta cuando uno quita una vida como si estuviera haciendo un acto destinado a un poder superior? Porque te oigo hablar y hoy... -la vorágine de disparos que había propinado a Sasha volvieron a representarse frente a ella- pensé que me sentiría distinta, no sé.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Piso
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 7:04 pm


CAPÍTULO VII
back home

Vertió el vino en ambas copas, devolviéndosela para que continuara ahogando sus cansados pensamientos en aquel elixir hecho de vid. Luego dio una calada a su cigarrillo y dirigió la mirada al frente, donde las llamas de la chimenea centelleaban y chispeaban al compás de una lluvia calmada, preguntándose si en verdad alguien en aquel edificio sería capaz de rendirse al sueño.

Todo el mundo vive enganchado a la fantasía que proyectan y de ello nace el arte en todas sus formas, los libros, el teatro, el cine, las pinturas, todo es un complot idealista que nos dictamina aquello en lo que debemos pensar. Las leyes son iguales, en su momento fueron piezas artísticas predispuestas en papiro para que los hombres no terminen matándose los unos a los otros, pero cuando se dotó de sentimiento moralistas a las leyes dictaminadas por un supuesto ser superior a nosotros, empezamos a temer los actos para lo que nuestra propia naturaleza está preparada. El acto de matar está condenado en todas las culturas, por ello se lo concibe como algo inconsciente, desalmado y que rompe nuestra alma en pedazos hasta imponer la culpa, pero en verdad, cuando matas, no piensas en la culpa, piensas en enterrar en el olvido al hijo de puta que tienes delante, lo disfrutas, y pagas todas tus culpas con él, porque el sufrimiento es lo único que nos recuerda que seguimos vivos.

Miró a Cassandra, mientras posaba las piernas en el sofá, acomodándose para poder tenerla de frente mientras la escudriñaba con la mirada. Él no era un buen ejemplo a seguir, y por ello, solo hablaba desde la razón propia por la que podía seguir haciendo lo que hacía sin necesidad de martirizarse por ello, en cambio, aquel sentimiento era algo nuevo para ella, y la lucha entre la culpa y la ira podía estar creciendo en su interior hasta crear una vorágine incomprendida que la llevase a la locura, la única culpable de las atrocidades de la vida.

Pero yo no soy un filósofo ni un pensador, si necesitas terapia, será mejor que busques a alguien cualificado para ello.— Volvió a beber y luego cerró los ojos, echando la cabeza hacia atrás—. Esperar que alguien sienta culpa por algo que disfruta hacer o que se le da bien, es imponer una razón moral que nada tiene que ver con la ética para la que estamos programados. Si solo Dios, Zeus, Thor, Alá o Idra son los únicos con el poder suficiente de juzgar, ¿entonces por qué existen Anubis, Sia, Hades, Azrael, Odin, Munkar y Nakir? Porque la muerte no está destinada al bien y el mal, va más allá de todo lo terrenal. Como en todo, existen muchos niveles, están los que matan por matar y disfrutan del sufrimiento, los que matan por salvaguardar su propia vida, los que matan por necesidad y los que matan por obligación, en esta jerarquía, ¿quién decide quien es un asesino bondadoso y uno que no? Porque no todos serán juzgados por la misma ley.

Un profundo suspiro salió de sus labios y volvió la cabeza hacia Cassandra, mirándola esta vez con cansancio.

¿Podemos dejar esta charla filosófica? Me está creando dolor de cabezay culpa.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Piso
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 7:33 pm


CAPÍTULO VII
back home


Cassandra sonrió levemente. Algo de lo que había dicho aquel hombre parecía haberle hecho gracia pero la verdad era que saberle ducho en el juego de las palabras, en el arte de escudriñar el pensamiento humano, de sorprenderla paladeando nombres poco comunes e incluso lúcido en cuanto a conocimiento de su propio ser, fue algo que levantó admiración hacia su persona.

'El bien y el mal', pensó reparando en sus palabras. 'Como en todo, existen muchos niveles'. ¿Y en qué nivel estaba ella? Se corrigió pronto a si misma, dando más dramatismo a su existencia: ¿en qué circulo estaba ella? Y no sólo por la ira que sentía, no sólo por sus actos -los pasados y los que acometerían en adelante-, sino porque empezaba a notar como su forma de mirar a aquel hombre comenzaba a fluctuar.

Cuando la súplica de su compañero de sofá apareció, la muchacha se apiadó de él dando por finalizada aquella charla y puesto que había mencionado un incipiente dolor de cabeza, compasiva, devota y algo burlona acercó la mano a sus sienes y empezó a acariciar allí donde nunca lo había hecho, obligándola también a pararse en sus ojos, que brillaban más que nunca a pesar del cansancio -¿o eran imaginaciones suyas?-. Furtiva, se desvivía por mantenerle la mirada pero allí donde sus ojos estaban fijos en los del otro, sus labios se acercaron buscando compartir la misma familiaridad, celosos de aquella escena y generosos en su trato al prójimo.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Piso
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Jue Abr 08, 2021 10:31 pm


CAPÍTULO VII
back home

Los dedos de Cassandra se sintieron como caricias débiles que pretenden llenar el vacío de una vasija rota, lo que sorprendió casi gratamente a Andrew, quien no pudo evitar mirarla con algo de recelo, esperando que algún comentario sardónico saliera de aquellos labios pálidos; pero lo que con ellos hizo fue aún mucho más sorpresivo, tanto que casi olvida cómo reaccionar ante un beso inesperado que terminó por arrancarle suspiros.

Por un momento pensó en apartarla de él y pedirle que se fuera, porque aquel juego empezaba a quemar lentamente y él estaba hecho de madera y serrín. Pero no lo hizo, quizá porque hundirse en una muestra tan banal de cariño le nublaba los sentidos, quizá porque deseaba perderse en los jardines de sus níveas piernas, esperando hacerla trizas con la lengua; quizá por la necesidad de suplir con besos el sabor metálico de la sangre, o simplemente porque él también había deseado besarla desde hacía horas o tal vez días.

Surcó su boca con la lengua, disfrutando de aquel beso tan lento que quemaba por dentro. Rodeó su cintura con un brazo y le pegó a él en un abrazo desgarrador y necesitado, mientras su diestra subía por su cuello hasta llegar a sus mejillas, dando suaves caricias con la mano herida.

N-No...— musitó al separarse de sus besos, acariciando la piel de su rostro con la punta de la nariz—. Mejor no sigas o no podré parar— realmente no había pensado en lo irónico de sus palabras, cuando el día anterior había sido él quien descarrió sus dedos hasta la profundidad de su húmedo ser.

Tuvo que cerrar los ojos y autoconvencerse de que aquella no era forma de llenar el vacío que ella estaba sintiendo por el bombardeo de información al que se vio sometida, tuvo que hacer un esfuerzo aún mayor por no tumbarse sobre ella y besar cada rincón de su piel, rasgar la camisa que llevaba puesta y fundirse con ella en puro instinto animal.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Piso
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Vie Abr 09, 2021 1:18 am


CAPÍTULO VII
back home


La delicadeza de sus actos ponía al tanto sobre sus intenciones, pues Cassandra no buscaba deshacerse en gemidos aquella noche, sino algo de consuelo. La hoguera con la que volver a entrar en calor sin dejarse abrasar por las llamas. Así que, como la que busca la postura más disfrutable a la hora de caer en los brazos de Morfeo, sus labios buscaron una y otra vez los de Andrew como el oasis en mitad del desierto que se había tornado su vida, y cuando veía titubear a éste, no era mucho lo que tardaba en volver a convencerlo de seguir con aquel ritual antiséptico que hacía bien a las heridas de ambos.

Las llamas se descontrolaron ante sus ojos cuando sus lenguas comenzaron a competir en aquella escaramuza que se volvió todavía más peligrosa. Mutó en algo a vida o muerte cuando la atrajo hasta si, y cuando pudo sentir su pecho contra el de ella y recorrerlo con la mano esperando encontrar cualquier tesoro escondido entre los surcos que separaban cordilleras.

Escuchando sus últimas palabras antes de ser juzgado por un juez bastante más benévolo de lo que se merecía, Cassandra compartió con él una última mirada abrasadora todavía pegada a su rostro y saboreó aquel aliento a azufre durante los segundos que tardó en decidirse. Y, a pesar de sus renovadas ganas de dejarse arrastrar al infierno, se odió a si misma por descubrir que sí tenía conciencia para algunas cosas aunque no pareciera manifestarse todavía para otras.

Tantas palabras cruzaron su mente, tantas formas distintas de pedirle que siguiera, que no la dejara dormir sola aquella noche, mas sus labios no estaban de acuerdo en aquello y actuaron solos:

- Buenas noches -musitaron, antes de cometer algún error desafortunado como declararle su intención de ir a la cama y que la propia palabra, la expresión, todo lo que se podía hacer en una cama se manifestara en sus mentes dejándoles sin escapatoria-.

Aquella noche Cassandra no quiso dejar que más tribulaciones se la comieran viva y contrario a como había actuado en la cabaña, se acostó en la cama de una habitación que no le pertenecía, boca abajo y con la mano entre las piernas se asfixió con el olor de aquel hombre que permanecía en las sábanas. Y ya cuando comenzó a notar el crepitar de las llamas la almohada le sirvió de cómplice ahogando aquellos gritos de entrega que la dejaron exhausta.  
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Piso
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Vie Abr 09, 2021 2:46 am


CAPÍTULO VIII
bloodshed

Tras un plan bien meditado, nadie diría que las cosas terminarían torciéndose de aquel modo. Andrew esperaba en el pasillo a el matón de Kane comenzara a cantar los nombres de los demás implicados, pero lejos de cooperar, aquel hombre resultó ser más silencioso que los demás y mucho más resistente a las drogas.

¿Por qué has cambiado de parecer de repente? Ya no te noto tan predispuesta...— se relamía los labios mientras sujetaba con una sola mano las muñecas de Cassandra, quien se encontraba tumbada en el suelo de aquella habitación. ¿Cómo había llegado allí? Solo ella y Kane lo sabían—. Bueno, al menos no nos iremos sin divertirnos un poco.— La lengua de aquel matón recorrió el cuello de la mujer, mientras que con su mano libre, rompía la ropa interior bajo su falda, predispuesto ya a llevar a cabo un crimen aún más terrible que el que terminaría cometiendo Palmer.

Y el diablo entró por la puerta casi tan sigiloso como una simple sombra, ataviado en su traje oscuro y con los ojos envueltos en llamas de una ira alimentada por la imagen que estaba presenciando. No supo qué fue lo que lo llevó a actuar de aquella manera, si el enfado consigo mismo de no prever que algo así podía suceder, si los ojos llenos de miedo y lágrimas de Cassandra o los celos de ver que otro hombre se había atrevido a llevar las manos allí donde él y solo él podía hacerlo.

Un gruñido seco salió de su garganta, y colocándose detrás de aquella masa de músculos, lo sujetó del cabello, levantándole la cabeza a la altura suficiente para que viera su rostro. Cuando Kane estuvo a punto de pronunciar improperios en contra de Palmer, éste sacó una navaja del bolsillo y le rebanó el cuello tan rápido que no le dio tiempo ni a soltar un último aliento. La sangre brotó a borbotones como si fuera una cascada de rojo escarlata, salpicando a Cassandra en el rostro y los pechos cubiertos por la tela de su sujetador, mientras la respiración agitada de Andrew era lo único que se escuchaba en aquella habitación.

Se puso de pie empujando el cadáver ensangrentado a un lado para levantar a Cassandra del suelo. Con las manos igual de ensangrentadas, le apartó el pelo del rostro y limpió el rastro de sangre de su rostro con la manga de su camisa, para luego abrazarla a él y besarla con pasión desenfrenada, pidiendo disculpas por haberla dejado sola.

Lo siento— musitó contra sus labios, abrazándola por la cintura y buscando sus ojos con la mirada—. No volveré a dejarte sola— el verdugo ensangrentado solo tenía ojos para ella, a quien, incluso bajo una lluvia de linfa y sangre, la seguía viendo tan arrebatadora como siempre.  
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Hotel
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Vie Abr 09, 2021 3:45 pm


CAPÍTULO VIII
bloodshed

Por algún motivo que no lograba comprender terminó ayudando a aquel hombre. A pesar de que todavía no confiaba en él del todo, y a pesar de que arriesgaba incluso su vida en más de una ocasión, algo irrefrenable que no había sentido nunca la atraía hacia semejantes pruebas, escenarios de una obra improvisada donde las balas no eran de fogueo ni los cuchillos retractiles. Y aunque cada uno tuviera su papel, la realidad tampoco podía esconderse demasiado entre bambalinas.

Fue en aquella ocasión cuando más consciente se hizo de tal cosa, pues a pesar de convencerse a si misma de que Kane no podía ser peor que Sasha aunque sólo fuera porque pesaba menos o se asemejaba menos a un gorrino, resultó tener tan claro lo que quería de aquella noche que no le importó que Cassandra no compartiera sus intereses. Por fin era consciente de lo que significaba aquello, de lo que era de verdad tener que ayudar a Andrew Palmer en una situación donde los juegos ya no valían para salvar el pellejo. Lo que era forcejear en vano y ver como todo pasaba a cámara lenta por muy rápido que fuera su corazón. Ni siquiera notó la presencia del mismísimo Hades con los ojos refulgentes en llamas color aguamarina cuando irrumpió en la habitación para acabar con aquel teatrillo barato que ya no le deportaba ninguna satisfacción. Y como el que corta la cinta inaugural de un nuevo emplazamiento, Palmer le seccionó el cuello a aquel hijo de puta llenando a Cassandra de sangre, que había recibido aquel líquido color escarlata como si el propio alivio hubiera pasado de sensación a estado gaseoso, estado líquido y finalmente la hubiera terminado bañando, mitigando todo lo que hubiera tenido que enfrentar de no haber llegado su salvador -curioso para el que comenzó como captor-.

Una mano amiga irrumpió en sus pensamientos haciendo que se incorporara y con agradecido gesto cambió lo impoluto de su camisa por devolverle algo de dignidad a la mujer. Entonces, inesperado como el ardiente sol colándose entre las nubes en un día de invierno, un beso que a Cassandra le pareció tan sincero como desesperado cautivó la atención de ésta mientras los brazos de Andrew hacían lo mismo con su cuerpo, y deshaciéndose el hombre en disculpas, un huracán de emociones creó en cuestión de segundos un desastre climático a gran escala dentro de la sobrina de Walter Waldorf, que llevada por la adrenalina que todavía chisporroteaba dentro de ella, sujetó veloz con una mano la cintura del otro mientras hacía lo mismo con su diestra y el rostro ajeno, olvidando los besos gentiles y retorciendo su lengua contra la suya como la serpiente que hace temblar a su víctima con el siseo de unas intenciones que prometen no dejar a nadie indiferente.

Ciega de ira, de rabia, atrapada por el deseo, la frustración, la desesperación que emanaba de ella y un líquido escarlata que parecía estar afectándole como el miasma de cólera que trajo de cabeza a John Snow, colándose por sus poros, enfermándola absurdamente en un veneno que ya se había filtrado a sus venas, violenta en sus movimientos, desabrochó furiosa la camisa de Andrew Palmer saltándole los botones que hiciera falta, enroscando su pierna en el cuerpo del hombre, privándole de todo oxígeno hasta que sus súplicas se manifestaran contrarias a su naturaleza, pidiendo más de aquella dulce muerte ponzoñosa. Por fin después de siglos la hija de Príamo y Hécuba cumpliría su promesa de entregarse a Apolo a cambio del don de la profecía, sellando su trato.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Hotel
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Vie Abr 09, 2021 6:11 pm


CAPÍTULO VIII
bloodshed

Con sus piernas rodeándole la cintura y sus labios buscando el aliento de la mujer que lo transportaba a los infiernos, Andrew la tumbó en la cama, sin cesar en aquellos besos desesperados que parecían estar iniciando una guerra en la que ninguno de los dos saldría vencedor.

Tumbado sobre ella, se entrelazaban como raíces bajo tierra, en desesperadas caricias que los privaban de sus ropas y también de sus almas, pues solo dos personas tan desesperadas la una de la otra, podrían cometer un crimen como tal y regocijarse en aquel baño de sangre, como si estuvieran presenciando el bautismo de San Juan.

Deberíamos marcharnos— musitó por fin cuando sus lenguas se separaron—, ¿De verdad una chica tan pija como tú quiere hacerlo estando manchada de sangre?— No pudo evitar reír contra los labios de Cassandra, mordiéndoselos por puro deseo de continuar con un beso que nublaba todos sus sentidos, y que demostraba lo desesperado que estaba por fundirse con ella, a quien poco y nada parecía importar aquella nimiedad, como si estuvieran haciendo una ofrenda a dioses paganos y la sangre que la bañaba era de algún animal que servía para un solo propósito, el ser sacrificado.

Andrew descendió por sus pechos hasta llegar a sus piernas en húmedos y sonoros besos, escondiendo la cabeza entre sus muslos, esperando perder el aliento. Besó el surco prolijo de su vientre, descendiendo a esa zona que sus dedos ya conocían. Una reminiscencia voló a su mente, cuando gozó con el sabor agridulce de aquel fluido de miel de crepúsculo. No le importó profanarla con sus dedos al mismo tiempo, ni morder el interior de sus muslos buscando ver en su rostro placer y dolor a partes iguales. Disfrutaba tenerla ante él tan abierta de piernas, olvidando el decoro y las caricias tiernas, para transformarse en un animal que sucumbe a sus instintos, olfateando aquel olor a sexo y muerte en ella, como si de su alimento se tratase. No refrenó ningún movimiento, pues su mirada infernal delataba que nadie y nada podía salvarla de ser devorada por aquel lobo que ultrajaba su sexo con los dedos y la lengua, hasta el punto de descender hasta el orificio más pequeño, sujetando en alto sus piernas para llegar a aquel punto con mayor precisión. En silencio, introdujo un dedo, con la certeza de verla temblar, oprimiendo sus labios en un fuego que inmolaba la quietud de su cuerpo.

Excitado y sudoroso, introducía la lengua en la plenitud de su sexo, como un prisionero en llamas que solo pretende llegar a las finas gotas de lluvia tras los barrotes de su condena. Pero, aunque surcara con los labios todos los valles de su cuerpo, no bastaría para saciarlo ni para calmar a aquel animal que gruñía desesperado. Con los ojos fijos en los de ella, se arrodilló en la cama para terminar sentándola sobre su miembro, rodeando su cintura con los brazos y hundiendo el rostro en aquellos pechos gloriosos, contra los que sus labios y sus dientes gozarían entre besos y mordidas, ahogando los gemidos de placer.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Hotel
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Sáb Abr 10, 2021 1:52 am


CAPÍTULO VIII
bloodshed

La mujer -ahora en el culmen de ese manantial de feminidad innato que se potencia con el aroma y la natural brutalidad que emana de un sujeto contrario- soltó una carcajada que podía intuirse con un tono impropio al común de Cassandra. El Diablo mismo mandaba un eco de su obra, de su propio semblante, satisfecho con que aquello por fin tuviera lugar, como si su unión fuera lo único que se imponía de toda la creación a caer en las garras del ángel caído.

- Y ojalá tú me hicieras sangrar más -contestó a la pregunta de Andrew, borracha de aquel ambiente y los efluvios animales que embrutecían al más sereno-.

No fue difícil abandonarse a los besos que recorrían su cuerpo en busca de un triunfo mayor, pero cuando su vientre comenzó a arder por unas llamas que comenzaban más abajo, se dio cuenta que el abandono no era tal, sino que Palmer la tenía presa -una vez más- y que jugaría con ella hasta conseguir lo que quería. 'Haría que suplicaras porque te follara tan duro que te daría igual por donde', recordó la mujer cuando Andrew añadió una nota discordante más a aquella melodía de blancos y negros que se fusionaban de forma imperceptible haciendo confundir a Cassandra lo que quería y lo que no, avergonzada de aquella sumisión, pero tan satisfecha por ella. Y, aún con todo, ambiciosa como la que más, codiciando el fin de aquel juego y esperando ser desgarrada todavía más intensamente en el siguiente.

Cuando por fin pudo verse libre de aquellos grilletes de saliva, lejos de respirar aliviada, abrió los ojos más que nunca siguiendo con la mirada el siguiente paso de aquel hombre, temerosa de que no hubiera segundo acto tras el intermedio. Un grito cortó el aire cuando la poca gentileza de aquella penetración que seguía a sus anteriores artimañas sorprendió a Cassandra, haciéndola arquearse hacia adelante con las mejillas más rojas que nunca mientras su cerebro intentaba todavía infructuosamente separar el dolor del placer. Por fin donde quería, harta de aquella sumisión que no había empezado en Andrew, sino en su propio tío, creando aquella visión adulterada de su realidad, la ira definió sus movimientos. Sólo quería romperse en pedazos una y otra vez, pudiendo elegir ella misma que parte recomponer y cual no después de aquel satisfactorio accidente. Atormentada por su propia respiración entrecortada, gimiendo desesperadamente, volvió en si al observar el rostro de Andrew, al que todavía furiosa no tardó en abofetear y, aún sabiendo la poca fuerza que tenía, volvió a arquearse hacia adelante y colocó las manos en su cuello haciendo presión y sin dejar de mirarle a los ojos, consiguiendo que sus caderas se movieran más lentas al principio y después salieran disparadas en una carrera para volverle loco antes de detenerse de nuevo.

- No se te ocurra correrte ahora o no volverás a follarme en tu vida.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Hotel
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Dom Abr 11, 2021 4:32 am


CAPÍTULO VIII
bloodshed

Con la mirada encendida en la llama de un fuego pasional, los ojos de Andrew recorrían cada movimiento que Cassandra realizaba, dejándose llevar por aquella necesidad animal de poseerla y ser poseído, como si en una batalla de egos se encontraran. Su mejilla ardió ante aquel golpe que solo provocó una risa enloquecida, sintiendo cómo se le ponía incluso más dura.  

No tengo intención de hacerlo.— Gruñó mostrando los dientes, mientras recorría necesitado las piernas de aquella amazona salvaje con las garras, marcando sus caricias al arrastrar los dedos por aquella piel blanquecina pero manchada de rojo. No le importó ser el asfixiado en ese momento, es más, parecía estar disfrutando de aquella violencia hecha mujer, que lo arrastraba por el sendero de la condena, disfrutando de la rabia y los azotes. Pero él tampoco se quedaría atrás, pues del mismo modo necesitado, azotó sus nalgas blancas hasta dejarlas sonrosadas.  

Entraba y salía de ella sin titubear, soltando gemidos ahogados por unas manos finas y sedosas, que empezaban a quebrantarle la respiración. Sin embargo, dejó que Cassandra disfrutara de su momento culmen en la cima de aquella montaña. Levantó las caderas para hacer más profunda aquellas embestidas delirantes, mientras clavaba los ojos en los tersos pechos de aquella mujer, para terminar estrujándolos con las manos.  

Con el calor al límite, cesó aquel dulce y salobre respiro, girándola sobre la cama para tenerla bajo su cuerpo; en ese momento, levantó las piernas ajenas sobre sus hombros y comenzó un vaivén de caderas, al principio lento, disfrutando de aquella cercanía, pero a poco le supo, porque comenzaría acelerar el ritmo hasta romper el cabecero de la cama. Bajo el influjo de su demonio interior, llevó la diestra al cuello ajeno y proporcionó la misma presión que ella había ejercido contra su cuello, gruñendo empecinado en no correrse antes de tiempo.

Comenzó a besar su empeine, recorriendo sus piernas en besos lentos, como si cambiara de parecer, apartó las manos de su cuello y la sujetó por las caderas, pegándola más a él para aumentar el ritmo de sus embestidas, gimiendo como un toro embravecido y disfrutando como animal en celo. Se inclinó hacia ella, aún con sus piernas ancladas a su torso, para llenar su boca de besos, comenzar una nueva guerra contra la lengua ajena y descender en mordiscos suaves hasta sus pechos, colmando sus pezones de saliva.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Hotel
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Dom Abr 11, 2021 3:08 pm


CAPÍTULO VIII
bloodshed

Aún atrapado por las circunstancias, Andrew no se dejaba domar. Iba y venía con su ardiente mano haciendo temblar las nalgas de Cassandra como quien marca a una yegua. ¿Podría ella mantener la petición que le había hecho a aquel demente? No, alguien en su situación no pide, exige. Y si Andrew servía como juguete para calmar las tribulaciones de Cassandra y dejar salir su ira, aquel polvo tenía el amparo de cualquier médico que vela por tu salud. Frío pero caliente, íntimo pero impersonal, posesivo, airado, así era aquel juego enfermo de dos almas rotas que convergen en el otro y lo arrastran una y otra vez al frenesí buscando encajar los trozos de su vida.
Cierto miedo se manifestó dentro de ella como lo hace la culpa cuando el pecado es demasiado exquisito y, contrario a escuchar aquellos pensamientos hacer de jueces, se dejó poseer por un terror que hacía todavía la sangre más dulce y la carne más trémula. Un terror que convertía su rostro y su esencia en algo todavía más delicioso para el que supiera saborearlo.

Cuando por inercia del deseo y la voluntad ajena Cassandra tuvo que asumir su nueva posición, ese eco demoníaco volvió a atisbarse en su sonrisa, como si de pronto la sumisión no fuera un problema, sino la solución a todos sus males.

Aquella posición dejaba a la mujer como otro animal más, a merced de lo que viniera, y lo que vino no pudo ser mejor, pues por arte de la creación divina con sus negros y sus blancos, sus aristas y sus vértices, aquella postura ominosa hacía las delicias de una penetración más profunda y aunque al principio pudiera parecer desaprovechada, Cassandra miró con burla y desafío a Andrew antes de que éste se tomara su atrevimiento como un agravio y la hiciera retractarse entre gemidos arrancados por una sinfonía de tiempos cortos y agresividad pasmosa. Hasta el cabecero de la cama se resintió, rompiéndose en tantos pedazos como la mujer cuando fue presa de la mano ajena y abogaba por respirar para no perderse tan pronto.
La sangre que entre ellos era espectadora de todo tintaba las paredes de sus cuerpos de un rojo pasión intenso donde el deseo se mezclaba con la muerte y hacía rogar al más enfermo por un hueco en aquel cementerio de conciencia, aquella fosa común de pecados carnales que no podría haber sido sin la excitación por jugar a ser dios con aquel líquido rojo marcando un antes y un después en el significado de la palabra asesino, en el significado de la palabra placer, conceptos ahora irremediablemente atraídos entre sí hasta el éxtasis.

Una vez Andrew cesó en aquel abrazo asfixiante, algo le faltó a Cassandra, como si hubiera pasado demasiado tiempo sin conocer las delicias de aquello que la embrutecía por mal que estuviera, por lo que cuando volvió a besarla ésta lo aceptó sólo a cambio de sentir de nuevo su cuello quebrarse y guio la mano de su instigador hacia donde apreciaban su enfermizo trabajo.

- No pares, me voy a correr - avisó basta esperando ver un destello de satisfacción en los ojos del causante de su miseria-.

Aquello era el fin. Sus gritos alertarían a cualquiera de la matanza que se estaba llevando a cabo. No la de Kane, sino la de la poca virtud que le quedaba a Cassandra Waldorf a manos del mismísimo Lucifer, haciendo más apetecible el infierno que nunca. Sus ojos comenzaban a mostrar lo lejos que estaba aquel animalillo herido de la habitación, y sus gritos no eran de placer sino de desesperación porque de la misma forma que Andrew le había mostrado aquel nuevo mundo, la arrastraba de regreso a su cama, a su jaula, como si solo él tuviera la decisión en su mano - o en sus caderas- y la mujer no tuviera otra opción que dejarse llevar río arriba o río a bajo a voluntad de su, ahora, dueño.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Hotel
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Dom Abr 11, 2021 6:26 pm


CAPÍTULO VIII
bloodshed

Con la piel erizada y la mirada fija en aquellos ojos de animal sediento, Andrew aceleraba el ritmo de sus embestidas, dejándose llevar por el erotismo a la eternidad, como si aquello fuera un nexo indisoluble entre la vida y la muerte, donde ambos deseaban expulsar su último aliento y perecer en sus carnes en llama. Deleitado en la sensualidad de aquella mujer, golpeando su cadera contra la ajena, así, abierta de piernas, disfrutó de aquel grito desesperado, amenazando con destrozar sus vísceras como las olas que rompen las rocas y se mezclan en lodo y arcilla, hundiéndola en el manantial cristalino que de ella emanaba.

Sintió el temblor de su cuerpo bajo sus caderas, el palpitar de su sexo y el grito de placer y terror que lo empujaba a un abismo confuso entre continuar o seguirla a aquel valle de los destierros. Pero su sadismo encendido dirigía aquella sonata exótica, por lo que, aprovechando el éxtasis de la mujer, decidió cobrarse su parte del botín.  

Ahora me toca a mí.— Musitó contra su oreja, separándose de ella para ponerla boca abajo, con las piernas juntas y una mano sujetándola de la nuca, lo introdujo nuevamente en ella, disfrutando el charco húmedo que facilitaba el deslice. Con la mano libre le levantó ligeramente las caderas, mientras el vaivén de las suyas comenzaba a ritmo frenético, como quien intenta perder la cabeza y morir en el intento.

De mirada lasciva y portentos excesivos, Andrew dejó caer todo el peso de su cuerpo con la gravedad exacta para no dañarla, disfrutando de la mágica proporción de sus glúteos contra sus caderas, arrastrando todo su cuerpo contra ella, hasta derretirla o romperla en mil pedazos. La electricidad de su cuerpo se hacía cada vez más latente, aumentando los suspiros para intentar obtener más oxígeno, pero lejos de poder continuar con aquel vaivén sonoro, que pretendía desgarrar ambos cuerpos, arqueó completamente la espalda, separándose abruptamente de aquel cuerpo tallado por ángeles que tentaba como los mil demonios, y entonces, con un gemido sonoro casi grotesco, terminó por correrse sobre sus glúteos y su espalda, derramando aquel líquido viscoso sobre ella hasta desprenderse de todo el éxtasis que llevaba cargando.  

Minutos más tardes, recobró la compostura y como si todo aquello que había nublado su mente, hubiese desaparecido como por arte de magia, se levantó de la cama de un salto, cogiendo una toalla para pasársela a Cassandra, mientras él volvía a colocarse los pantalones.  

Vamos, tenemos que salir de aquí ya.— Sentenció aún bañado en sudor, con la sed quemándole la garganta y el tiempo pisándole los talones.  
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf  - Hotel
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Lun Abr 12, 2021 12:33 am


CAPÍTULO IX
sweet dreams

Casi cual autómatas, Andrew y Cassandra desaparecieron de aquella habitación y no fue hasta que la mujer se vio en la ducha, turbada por los recuerdos de la noche, apoyándose contra la pared como si sus actos pesaran demasiado, que fue auténticamente consciente de todo lo que había sucedido y se preguntaba dónde estaba ella mientras todo aquello tenía lugar, cuando una voz interior le susurró que no fuera tan hipócrita, que había pasado, que lo había disfrutado y que lo aceptara de una vez para poder seguir adelante.

La sangre caía por el desagüe mientras Cassandra se frotaba el cuerpo, pero cuando llegó a su espalda se imaginó en tercera persona aquel momento final de Andrew en el que ella no pudo estar auténticamente presente debido a su postura. Su cabeza se negó a seguir pensando aquello y bajó la temperatura del agua porque si ella no aprendía la lección, tendría que tratarse a si misma como a una niña y hacerlo por las malas.

Al día siguiente casi no pisó otro lugar aparte de su habitación -la de Andrew-. No es que fuera una cobarde pero prefería no tentar a la suerte pensando en el tipo de reacción que saldría de si misma si tuviera que tratar con él. Y aunque ni siquiera sus intenciones duraron todo el día, al menos la mujer lo intentó, pues llegada la noche, con un cigarro en la mano, un libro en la otra y tumbada encima de la cama con una de las camisas de aquel hombre que ya se había agenciado, recibió una visita inesperada.

- ¿Qué quieres? -preguntó frunciendo el ceño al tiempo que por instinto cerraba las piernas. ¿Y cómo no hacerlo después de la noche anterior?-.

Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Habitación
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Lun Abr 12, 2021 3:40 pm


CAPÍTULO IX
sweet dreams

Aunque en sus pieles ya no quedara rastro de una masacre contenida, donde el brillante rojo escarlata daba cuenta del pecado carnal cometido en una habitación de hotel junto a un cadáver fresco, en la memoria de Andrew solo quedarían grabados los gemidos y suspiros de una vampiresa hambrienta de venganza. El cómo habían llegado al pleno disfrute de una masacre descontrolada, escapaba de los entendimientos de Palmer, así como también el entender por qué Cassandra había decidido ignorarlo por completo y en su propia casa.

Se abstuvo de preguntar y de darle vueltas a la cabeza, pues suponía que la mujer solo era presa de la vergüenza y la rabia contra su persona. En ningún momento esperó que se enfundara en valentía y lo encarara con sus comentarios irónicos y sus ataques verbales, pero tampoco pensaba en vivir de aquella manera eternamente. Debería pensar en volver a su casa, pensó mientras cenaba en completo silencio, imbuido en su soledad, cavilando qué tal vez debería poner límite a aquella relación laboral. Pero Andrew últimamente no pensaba con claridad, solo rememoraba la noche anterior una, dos y hasta tres veces al día, enfadándose con su subconsciente por no romper el hilo.

La culpaba de su fiebre, de sus enfados y de su dolor de espalda por haberse apoderado de la cama. Así que, con rabia constante en la mirada, subió las escaleras y entró en la habitación sin llamar. La pregunta seca y directa de la mujer provocó que un gruñido cortante en él, mientras se dirigía directamente a la ducha sin decir nada, maldiciendo en silencio a aquella princesa a la que ya no retenía en contra de su voluntad.

Cuando salió de la ducha, solo vestido con unos calzoncillos blancos, se dirigió a la cama y se tiró en esta boca abajo, abrazándose a la almohada.

Hoy dormiré aquí, si no te gusta, presenta una queja formal o aprópiate del sofá, yo paso de seguir aguantando el dolor de espalda por cederte la comodidad de mi cama— enfatizó aquel Mi como un niño pequeño enfurruñado a quien le roban su juguete favorito —bastante tienes con quedarte con el lado bueno— masculló, pues Cassandra, no contenta con apropiarse de la cama, había escogido también el lado predilecto de Andrew.

Ahora, si no te importa, voy a intentar dormir.— Y aunque esa era su intención inicial, aquel hombre no estaba acostumbrado a compartir su lecho con nadie más que su sombra, por lo que empezó a dar vueltas y vueltas sobre la cama, buscando alguna posición que le fuera cómoda, tras unos cinco minutos de bufidos y suspiros, volvió a girarse hacia Cassandra —Cámbiame el lado— susurró, con medio rostro hundido en la almohada y una súplica enternecedora en la mirada.
Andrew Palmer - con Cassandra Waldorf - Habitación
XIII


Phantom
Phantom
Mensajes: : 743
Reputación: : 546
Mis links
Woolf - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Killing me softly [+18] - Página 3 Empty

Lun Abr 12, 2021 4:26 pm


CAPÍTULO IX
sweet dreams

Durante el tiempo que Andrew estuvo bajo el agua, la mujer encendió un cigarrillo para fingirse más serena de lo que realmente estaba mientras intentaba poner su concentración en el libro que tenía entre manos, a pesar de que sus pies no dejaban de moverse. Una vez asomó por la puerta en ropa interior, Cassandra dejó escapar una rápida mirada antes de volver al libro que no conseguía leer ni lo conseguiría, pues de reojo observó como Andrew se acercaba a la cama y, sin querer mostrar más interés de la cuenta en el por qué iba hacia allí, no apartó la vista de aquellas palabras por mucho que hubiera empezado a sonrojarse levemente hasta que el hombre cayó a su lado como un peso muerto.

- ¿Qué coño haces?

Tal vez fueran las formas, pero a pesar de que la mujer sabía de sobra que Andrew tenía razón en sus palabras, pues Cassandra había pasado de rehén a gorrona, en ningún momento valoró levantarse de aquella cama. De hecho se quedó mirándolo bastante aturdida, no sabiendo si hablaba en serio.

- Ni de coña. Tú ya te has echado ahí y ahora va a apestar a ti -dijo como si hubiera aceptado ya que esa noche no dormiría sola, cosa que no, no había aceptado todavía. De hecho así lo estaba mostrando, haciéndose a un lado lo suficiente para que el espacio que les separara fuera mayor-.

¿Acaso esto es algún tipo de excusa barata?, pensó ella, convencida de que no había intenciones buenas en ninguno de los actos de aquel hombre.
Cassandra Waldorf - con Andrew Palmer  - Habitación
XIII


I have been half in love with easeful Death, call'd him soft names in many a mused rhyme.
Marlowe
Marlowe
Mensajes: : 1398
Reputación: : 698
Mis links
https://www.instagram.com/marlowegraphics
Rango Marlowe

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba