Tree Of Life :: One on oneTramas One on One :: Épocas pasadas
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Miér Abr 07, 2021 12:05 pm por Timelady

History has its eyes on you
You have no control
Who lives, who dies, who tells your story

En una sociedad donde las apariencias lo son todo, no basta con pertenecer a una de las mejores familias, con ser cercano al poder o tener más influencia que la mayoría. Porque esas cosas no se ven. Pero lo que sí se observa es el arte que llena cada rincón de un gran palacio, la disposición de las columnas y las salas, los ingenios que sorprenden a niños y adultos.
Así que para mantener el poder uno no solo debe contar con la fortuna como para comprar un ejército de ser necesario, también debe tener entre sus filas al mejor artista e ingeniero.

Y por eso la familia Tornabuoni paga los servicios del genio Stefano Di Vincenzo. Su mente, adelantada a su tiempo, y la capacidad de destacar en infinidad de campos hace que muchos se disputen sus servicios, pero la familia le mantiene bajo su manto y solo permite que trabaje para otros como un favor o regalo.

Los Tornabuoni a través del cabeza de familia, son una de las familias más influyentes, pues Piero se crio junto al gobernante y ha mantenido esa amistad a base de su lealtad más profunda, miembro del consejo y casado con la bella Cammilla Contarini. Es un secreto a voces que ella es la que posee la verdadera inteligencia y astucia política en la familia, y que aconseja a su marido en cualquier decisión.
Hay quienes ven a Cammilla como un obstáculo, pues la ascensión de su familia impide el de las demás.

Las intrigas rodean a los poderosos y los peligros acechan a la vuelta de la esquina, solo el arte perdurará para contar la historia.

personajes

Stefano di Vincenzo
Artista - Stuart Martin - Natah

Cammilla Tornabuoni
Mecenas - Annabell Scholey - Timelady

CAPITULOS
CAP I: ...


1x1 — Original  —  Épocas Pasadas


XIII




Post de rol:


History has its eyes on you DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8675Mensajes :
584Reputación :
Mar Abr 27, 2021 12:07 am por Amaryn

Papel en blanco
Capítulo 1

Stefano di Vincenzo tenía una extraña relación con el papel en blanco.

Por un lado, estimulaba su creatividad. Había dejado ese espacio vacío a la derecha del papiro que tenía sobre su escritorio, porque estaba seguro de que encontraría la manera de que aquel invento funcionaría y él hallaría la manera de que así fuera. No importaba que lo llamasen loco, él siempre tenía razón. Aunque nadie, ni siquiera los Tornabuoni, lo admitiesen en voz muy alta.

Pero por el otro, le molestaba. Odiaba no saber. Odiaba no conocer, no tener la respuesta inmediata a la pregunta que se le formulaba. En este caso, el plano de aquella carreta carecía del componente final, algo que hiciera que prescindiera de los caballos para moverse. Y detestaba no poderlo descubrir. No porque se sintiera amenazado de que sus mecenas lo echaran, tenía más cosas para compartir con ellos que serían la envidia de la sociedad fiorentina. Su problema era más consigo mismo, con el hecho de saber que, a falta de habilidad para manejar una espada como era debido, su fortaleza residía en demostrar que solo necesitaba de su mente para ser alguien reconocido. Y no estaba dispuesto a demostrarle a nadie que había algo sobre la faz de la Tierra que él no supiera. A nadie.

Stefano notó que las horas de ese día habían pasado rápido, al sentir su vientre rugir por no ingerir nada durante la jornada, y al ver por la ventana los últimos rayos de sol desaparecer por el poniente, dejando como única luz la vela que tenía encendida sobre la mesa sobre la que tenía el papiro. Se obligó a sí mismo a dejar de mirar el plano para enfocarse por al menos un par de minutos en satisfacer sus necesidades básicas, cuando sintió un ligero golpe sobre la puerta cerrada de su cuarto, uno dado por unos puños pequeños que podían pertenecer a pocas personas, de las cuales solo una estaba autorizada a verlo.

- ¿Algo que requiera con urgencia, señora Tornabuoni? - dijo el inventor luego de un profundo suspiro mientras abría la puerta. Su mecenas no le desagradaba, pero él no era precisamente afín a las interrupciones. A ella se las permitía medianamente a regañadientes. Y porque no le quedaba otra.

Stefano — Habitación del artista  — con Cammila


XIII



History has its eyes on you XHuIlaJ
History has its eyes on you SyfqAFqHistory has its eyes on you 096NvYh
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
Dragon - Nivel 2
Amaryn
Amaryn
1199Mensajes :
79Reputación :
Miér Mayo 12, 2021 8:39 pm por Timelady

Papel en blanco
Capítulo 1

No tenía idea de cómo era posible que los hombres siguieran teniendo potestad para regir sobre todos los seres, o al menos sobre las mujeres, porque por experiencia propia se daba cuenta de que la mitad del consejo y gobierno estaba en manos de incompetentes y entre todos ellos destacaba su esposo.
Ciertamente su pensamiento era tan airado porque ahora tenía que lidiar con la última gran ocurrencia de Piero. O de algún otro que le hubiese convencido de que aquello era una buena idea.

Mientras hacía malabares con el presupuesto con el que contaban para que siguiera creciendo su fortuna y dejar un legado adecuado para los sucesores que aún no tenían, a él no se le ocurría otra cosa que encargarse voluntariamente del espectáculo del próximo carnaval.
Por supuesto, para él no tenía importancia alguna y confiaba en que podrían conseguir algo grandioso. Conocía a unos comerciantes que traían materiales de oriente capaz de iluminar el cielo nocturno con colores.

Pero no iba a ser eso lo único, evidentemente.
Así que ahí estaba ella, lidiando con los nuevos problemas en los que Piero la había metido, dirigiéndose a deshoras a la sala que ocupaba ese artista al que su querido esposo se había empeñado en tener bajo su ala, que sí, era un genio, pero demasiado pagado de sí mismo para su gusto.

Llamó con suavidad a la puerta y esperó que estuviera dentro y respondiera.- Buenas tardes. -Saludó antes de responder a la pregunta realizada y pasando al interior sin esperar invitación, después de todo estaba en su propia casa.- Hay un encargo que del que va a tener que ocuparse y que no admite retrasos, me temo. -Anunció, dado que no podía permitirse hacer el ridículo de no tener el espectáculo listo para entonces.- Los Tornabuoni nos haremos cargo de los espectáculos y entretenimientos del próximo carnaval, para lo que necesitaremos algún tipo de ingenio de los vuestros que asombre a la población. He pensado en algún tipo de figura de madera o metal que pueda abrirse para que salgan de ella palomas voladoras con cintas y otros adornos para adornar el cielo de la noche. ¿Sería capaz de diseñar y crear algo parecido? -Con el poco tiempo que había tenido era demasiado que al menos una idea hubiera tomado forma en su mente.

Cammila — Habitación del artista  — con Stefano


XIII



History has its eyes on you DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8675Mensajes :
584Reputación :
Sáb Jul 10, 2021 11:12 pm por Amaryn

Papel en blanco
Capítulo 1

Di Vincenzo cada tanto se permitía el lujo de la compasión. Y ese era un momento perfecto para hacerlo.

Por un lado, la sentía por sí mismo y en demasía. Estaba bastante seguro de que su trabajo tampoco era comprendido del todo, y mucho menos la necesidad de su tiempo personal como para ser interrumpido sin que él lo permitiese. Por otro lado, aunque en menor medida, sentía compasión por la señora Tornabuoni. Había sentido molestia, sí, cuando la mujer entró a la habitación sin pedir permiso, pero algo de emociones humanas entendía como para poder plasmarlas en un lienzo. O como para poder darse cuenta que la mujer tampoco tenía demasiadas ganas de hacer lo que estaba haciendo.

La escuchó con atención, con respeto, básicamente porque estaba agradecido aunque jamás lo admitiese frente a ella de tener un lugar. Pero su cara fue tornando de la neutralidad a la sorpresa cuando la escuchó comentar sus intenciones. Y es que claramente lo que ella le estaba diciendo era una broma. No podía ser cierto. Salvo porque era obvio que ella no se estaba riendo.

Se giró para darle la espalda y se dio una brevísima vuelta alrededor de la estancia, mientras pensaba como responderle. Le estaba pidiendo que se hiciera cargo de un espectáculo para el carnaval. Literalmente, le estaba pidiendo una estupidez resonante, que para nada tenía que ver con lo que Stefano había estado intentando crear instantes atrás. Si no fuera porque el disgusto reflejado en el rostro de la mujer lo había detenido, probablemente ni siquiera se hubiera demorado en medir sus palabras al hablar. Pero no tenía deseos de correr riesgos. No sabía quién sería capaz de recibirlo si los Tornabuoni lo echaban de su hogar.

Cuando ordenó sus ideas, segundos después, se giró hacia ella para mirarla fijamente y le respondió con calma, intentando no hablarle como si fuese una tonta niña de cinco años, y sí como la mujer adulta que tenía frente a él, intentando adularla... aunque sea un poco.

- Creo que usted sabe que puedo hacer eso. Pero vamos. Hasta usted cree que puedo hacer algo mejor. Y que su familia puede mostrar algo mucho más digno del poder que ostentan. Y precisamente lo que usted sugiere, puede ser mil veces más vistoso y más digno de los Tornabuoni.


Y acercándose a ella sin romper ninguna barrera de decoro, pero para dejar clara su idea, le dijo en voz más baja, pero más segura.

- Para usted y su marido puedo hacer magia para este carnaval, señora Tornabuoni. No dude de ello ni por un momento. Quédese tranquila de que así será. La haré sonreír a usted y a toda la ciudad. Se lo prometo.

Sabía que ahora se había metido en el barro, y aunque sabía más o menos que hacer, no le gustaba para nada tener que dejar sus propios planes a un lado. Pero estaba decidido a mostrarle a toda Florencia, los Tornabuoni incluidos, de que era capaz. Y el carnaval era su oportunidad perfecta. Si no era la única.

Stefano — Habitación del artista  — con Cammila


XIII



History has its eyes on you XHuIlaJ
History has its eyes on you SyfqAFqHistory has its eyes on you 096NvYh
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
Dragon - Nivel 2
Amaryn
Amaryn
1199Mensajes :
79Reputación :
Miér Jul 28, 2021 8:31 pm por Timelady

Papel en blanco
Capítulo 1

Observó los movimientos del artista, intentando tener la paciencia suficiente para no reclamar una reacción inmediata. La paciencia, en ocasiones como aquella, no podía contarse entre sus virtudes, por desgracia.

Por supuesto, Stefano como de costumbre demostraba su seguridad en sí mismo, afirmando que podía hacer algo mucho mejor que todo eso. Quizá le parecía poca cosa lo que ella proponía. Quizá es que ya había puesto a funcionar esa extraña cabeza suya hasta dar con un ingenio mucho más espectacular que el que ella proponía.
Desde luego, debía ser lo segundo. Puesto que prometía que vería magia esa noche.

- No necesito que sonrían, necesito que queden asombrados y sepan en quiénes deben fijarse. -Eso era lo verdaderamente importante.- En cuanto a hacerme sonreír a mi, creo que ya tenéis bastantes imposibles por delante como para poneros un objetivo tan difícil. -Después de todo, ya no recordaba la última vez que una sonrisa sincera se había dibujado en su rostro.

Pero eso no era lo importante, no en ese momento.- Sea lo que sea lo que pretendéis. Recordad que falta menos de un mes para el carnaval y aún no contáis con los materiales necesarios y ni siquiera mi dinero puede hacer magia con los proveedores. -Dependiendo de los materiales que necesitara podrían retrasarse y eso es lo último que necesitaba en aquellos momentos.- De modo que intentad usar materias primas de la zona. Os dejo plena libertad siempre que no nos decepcioneis... pero incluid las palomas, como símbolo de pascua. -Pocas indicaciones más podía tener, cierto era.

Sin embargo, ya que estaba, se aproximó al escritorio mientras hablaba.- ¿En qué trabajáis ahora? -Consultó, tratando de entender los galimatías que había sobre la mesa.

Cammila — Habitación del artista  — con Stefano


XIII



History has its eyes on you DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8675Mensajes :
584Reputación :
Lun Dic 13, 2021 10:00 pm por Amaryn

Papel en blanco
Capítulo 1

Di Vincenzo tenía que darle gracias a su ingenio por haber guardado esos planos y los materiales que le sobraron de su último proyecto.

Por un momento se preguntó porqué se había dado el mísero lujo de sentir compasión por aquella mujer. Demasiado pragmática para su gusto, podía entender el motivo, pero eso no significaba que le pareciera inteligente. Pensar en el día después, en como subsistir en la batalla fría que implicaban las demostraciones de poder, era lo que de verdad le disgustaba de su vida, porque de eso dependía aunque no quisiera. Pero tenía que decir que sí a todo eso. Solo por ahora. Solo por ahora.

Estaba seguro de que su plan de carnaval funcionaría. De hecho, agregar las palomas que la señora quería era lo más sencillo. Solo tenía que hacer honor a su seguridad, agregar detalles que hicieran del proyecto realmente vistoso, poner a las aves en su sitio y Florencia sabría quien era la verdadera mente brillante de aquella ciudad. O al menos sabría quienes eran los que mandaban, aunque eso a Stefano no podía importarle menos.

- Como usted desee, mi señora - dijo el hombre, asintiendo con completa seguridad ante las palabras de la dama, intentando confirmar con aquel gesto de que no tenía nada de que preocuparse con él al mando. Con los materiales que él tenía más lo poco que ella le ofrecía, podía llevar a cabo el proyecto. En el fondo, buscaba que de una vez lo dejara solo con su trabajo, dado que ahora tenía el doble para hacer. Pero estaba claro que no era la intención de ella, y ahora sí que no sabía como hacer para sacársela de encima. A menos que le contara... y se llevara una reprimenda, o la clásica mirada de pena que la gente común le dedicaba cuando hablaba de lo que ellos consideraban "loco". Como mínimo.

Y supo que prefería eso a darle evasivas. Sabía que esa táctica con la señora Tornabuoni jamás funcionaría.

- Intento encontrar la manera de prescindir de los caballos o de cualquier animal de carga para mover los carruajes. No es tarea sencilla, pero sería el invento del siglo. Y es extremadamente necesario, señora Tornabuoni. Creo que usted sabrá apreciarlo - le dijo con un mal disimulado entusiasmo, acercándose a ella y a los planos, y al papel en blanco que estaba sobre ellos. Dudaba que cualquier cosa que viniera de ella pudiera ayudarle, pero si con eso al menos lograba hacer que se fuera de la habitación... sería toda una hazaña.

Stefano — Habitación del artista  — con Cammila


XIII



History has its eyes on you XHuIlaJ
History has its eyes on you SyfqAFqHistory has its eyes on you 096NvYh
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
Dragon - Nivel 2
Amaryn
Amaryn
1199Mensajes :
79Reputación :
Vie Feb 04, 2022 9:07 pm por Timelady

Papel en blanco
Capítulo 1

Parecía que sus indicaciones y peticiones eran lo único preciso y el artista, en aquella ocasión, había decidido conformarse y no poner mayores impedimentos. Era de agradecer, les ahorraba tiempo a los dos. Así no lo perdían en argumentaciones que no llevaban a ninguna parte, porque ninguno de los dos era del tipo que cedía a la primera.

Pero se distrajo un poco intentando descifrar aquellos garabatos que había en diferentes pliegos, que no podía identificar demasiado bien. Veía ruegas, sistemas de poleas, ejes y engranajes... pero no tenía idea de para qué podía servir.
Y al escucharle entendió por qué.

- Desde luego no va a ser tarea sencilla. -Repitió sus palabras, dado que al menos era realista en ello. Pero no había reticencia en sus ojos, sino curiosidad por las posibilidades de que aquello fuera posible.- No se me ocurre de dónde pretendéis sacar la fuerza necesaria para mover nada sin los animales de tiro. -Reconoció, porque era así como pensaba. Un carro no era como un barco que podía flotar sobre el agua y ser impulsado por el viento al compensarse su peso...

Suspiró sin más, apartándose de la mesa.- Podéis hacer esas investigaciones en vuestro tiempo libre. -En esas horas que no pertenecían a los trabajos que ellos requerían podía dedicarse a lo que quisiera, incluso a perderlo en una quimera como aquella.- Pero comunicádnoslo cuando tengáis algún avance. -Añadió al final, antes de dirigirse hacia la salida. Le resultaba curioso el invento y si conseguía abaratar costos de transporte de mercancías, convenía que la ingeniería estuviera en manos que supieran sacarle el debido provecho.

- Tened buen día, maestro. -Se despidió finalmente, antes de salir por la puerta.


Cammila — Habitación del artista  — con Stefano


XIII



History has its eyes on you DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8675Mensajes :
584Reputación :
Miér Feb 23, 2022 10:45 pm por Amaryn

El peligro encarnado
Capítulo 2

Stefano sacó tiempo del invento que le había mostrado a la señora Tornabuoni aquella tarde, al punto de casi olvidarse de él, para poder llegar con lo que había pensado para Carnaval a tiempo. Esos encargos eran los que realmente lo disgustaban sobremanera, pero en el estado económico en el que estaba, ya no podía darse el lujo de denigrarlos. Tenía que dar todo de sí, aun cuando sabía que eso le quitaba tiempo y energías para lo que él consideraba que era realmente importante, eso que los demás, incluso a veces los mismos Tornabuoni, decidían ignorar a conciencia.

El parapente enorme con forma de águila real, que uno de sus ayudantes temporales de confianza manejaría, había quedado incluso más bonito y eficiente de lo que pensó. Podía ser algo que le parecía una completa tontería, pero le daba cierto nivel de orgullo, no demasiado, pero sí lo suficiente para animarlo. Tenía todo listo, el timón para maniobrar sin matar a nadie, la soga que liberaría las puertas de las jaulas de los pájaros a la vez, la trayectoria y el tiempo de vuelo calculados al dedillo. Incluso hasta había conseguido probarlo un par de veces, en las campiñas en las afueras de Florencia, sin que nadie lo viera. No había forma de que algo ese día saliera mal.

Su presentación estaba programada al final de las festividades, para generar mayor impacto en los fiorentinos que fueran a verlo. La intención de la señora Tornabuoni era dar una muestra de poder, y él era su empleado y pensaba cumplir con creces. Estaba allí el último día de Carnaval, al lado de ella, en silencio, mientras su esposo se pavoneaba por las calles aledañas hablando con la gente y haciendo lo único que sabía hacer, que era cotillear. Porque Stefano podía ser un idealista, pero tonto no era, y sabía a quién responderle. Y no le desagradaba el hecho de que fuera una mujer, mientras no fuera alguien más imbécil que él.

Las festividades transcurrieron sin muchos sobresaltos, además de los normales. Stefano estaba empezando a aburrirse de esperar, y miraba el reloj de la catedral con demasiada frecuencia, ansioso de que vieran por fin su invento.

Pero en un momento determinado, una media hora antes de la presentación, vio algo extraño. Ver encapuchados pasar por las calles de Florencia en sí mismo no era raro, pero cuando eran más de los habituales al mismo tiempo paseándose como si nada entre el público como si buscasen a alguien, provocaba que el inventor no pudiera hacer más que mirarlos extrañado, mientras le daba un ligero y disimulado codazo a la señora Tornabuoni sin decir nada. Probablemente la mujer lo mirara con extrañeza e incluso molesta, y hasta quizás él se estuviese preocupando por nada, pero la imagen lo perturbaba lo suficiente como para arriesgarse.


Stefano — Plaza central de Florencia — con Cammila


XIII



History has its eyes on you XHuIlaJ
History has its eyes on you SyfqAFqHistory has its eyes on you 096NvYh
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
Dragon - Nivel 2
Amaryn
Amaryn
1199Mensajes :
79Reputación :
Sáb Mar 12, 2022 9:32 pm por Timelady

El peligro encarnado
Capítulo 2

Ya tenían que salir bien los festejos, porque aquella fortuna que habían invertido en los entretenimientos y decoraciones excedía con mucho el presupuesto que le habían ofrecido desde la Signoría, y esos excesos saldrían directamente de sus arcas, como era costumbre.
Pero pese a sus reservas, Cammila no había permitido que se escatimase en nada, los mejores músicos tocaban en puntos estratégicos de la ciudad, así como se repartían malabaristas y danzantes por las calles. La plaza principal estaba magníficamente decorada y Piero solo iba de un lado a otro llamando la atención de sus queridos amigos (a los que les encantaría clavarle un puñal por la espalda) sobre los detalles que supuestamente habían salido de su imaginación. Y era cierto que él había tenido muchas, muchísimas, ideas, que su esposa había tenido que ir filtrando y reconduciendo hasta encontrar algo plausible.
Lo único que no había estado completamente bajo su control era el ingenio del artista que permanecía a su lado, recibiendo con ella las palabras de admiración de algunos invitados.

Era la noche de Carnaval y muchos de los presentes iban ataviados con llamativos trajes, mientras que otros parecían reprobar la festividad e ir anunciando la cuaresma con su oscuridad y ganas de espantar a los demás. Había cortesanas de vestidos demasiado reveladores pavoneándose por allí ofreciendo sus servicios y compañía a los hombres sin pudor alguno. Mientras que otros se contentaban con cubrir su rostro con máscaras elegantes.
Este último era el caso de Cammila, que poseía una de colores rojizos, a juego con su vestido, si bien la apartaba cuando debía hablar con alguien como deferencia hacia la persona, ya que siempre le gustó hablar de cara.

Un sirviente le ofreció una copa de vino, que ya era la segunda aquella noche y ella no tuvo reparo en aceptarla, la necesitaba. Aunque casi la vuelca por el codazo que el artista le dio, moviendo su brazo en ese momento.
Tuvo que tragarse sus ganas de mostrar su enfado y girarse hacia él con una sonrisa helada.- ¿Ocurre algo, Maestro? -Inquirió, entrecerrando los ojos. A punto estaba de mandarle a buscar a su esposo para que acudiese a su lado en el momento señalado para contemplar su sorpresa, ya faltaría poco.


Cammila — Plaza central de Florencia — con Stefano


XIII



History has its eyes on you DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8675Mensajes :
584Reputación :
Miér Mayo 11, 2022 1:56 am por Amaryn

El peligro encarnado
Capítulo 2

Tal cual presintió, la mirada de la mujer fue suficiente como para demostrar que el gesto de Stefano no le había gustado para nada.

Y en otras circunstancias, ni siquiera se habría molestado. Solía darle igual la vida de los demás, incluso la de sus propios mecenas, dependiendo del caso. Pero los Tornabuoni lo trataban... podría decirse que bien, y ya notar que los mismos hombres encapuchados caminaban alrededor y por el interior de la plaza oteando el ambiente de manera cada vez menos disimulada, le parecía algo difícil de ignorar. Si la señora no lo veía, más no podía hacer.

Intentó callar las voces preocupadas de su mente para responderle, con la voz en un susurro y ligeramente temblorosa. Pero para ser Di Vincenzo, que no solía demostrar sus debilidades en público, era algo que a Tornabuoni probablemente le llamaría la atención escuchar. Solo esperaba que no lo tomase por loco, que también era una posibilidad.

- Mire hacia su derecha. Disimuladamente. Siga con atención a esos sujetos y dígame si no le parece extraño lo dedicados que se los ve buscando algo. Y espero de verdad que hacer lo que acabo de hacer sea un motivo de regaño y no lo que estoy pensando que es.

Su mente viajó hacia un montón de potenciales peligros. ¿Las familias adversarias se habían despertado y lo estaban espiando para robarle su idea? Eso iba a ser difícil para ellos, puesto que su invento estaba en otra parte, bastante bien escondido. ¿Intentaban buscarle a él para convencerle de dejar a los Tornabuoni? Eso estaría por verse, pero estaban pasando lejos de ellos y no los veía intentando acercarse a negociar mientras alguien de la familia estuviera cerca. A menos que... a menos que no fuese a él a quién estuviesen buscando. Y en ese momento, solo dos personas se le ocurrían a Di Vincenzo que alguien podía buscar con el ahínco que él percibía en los encapuchados.

Y si esa descabellada y última idea era real, Stefano tenía verdaderas razones para preocuparse por su salud, por la de la mujer a su lado y, conociendo las demencias de algunos, quizás hasta debía preocuparse por la salud de cualquiera que se cruzase en el camino de esos sujetos.

Stefano — Plaza central de Florencia — con Cammila


XIII

[/quote]


History has its eyes on you XHuIlaJ
History has its eyes on you SyfqAFqHistory has its eyes on you 096NvYh
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
Dragon - Nivel 2
Amaryn
Amaryn
1199Mensajes :
79Reputación :

 
a