Tree Of Life :: One on oneTramas One on One :: Épocas pasadas
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Sáb Jun 26, 2021 6:47 pm por Myshella
Recuerdo del primer mensaje :




ET VESTALIS IGNIS SACRI CUSTODIAT
ONE ON ONE | ORIGINAL | ÉPOCAS PASADAS - ROMA

♨
Año 162 de nuestra Era.
El fuego de Vesta se mantiene intacto en el templo consagrado a la Diosa, al pie del monte Palatino.
Y mientras el fuego arda ininterrumpidamente, Roma está a salvo.
Es por esto, entre otras cosas, por lo que el reciente emperador Marco Aurelio, apodado el Sabio, puede dormir tranquilo.

♨

Tras el templo, en la Casa de las Vestales, diecinueve mujeres ostentan un poder único para su sexo en Roma.

Ellas son las Vestales, las vírgenes consagradas a la diosa, vigías eternas de esa llama que no se ha apagado nunca desde que el rey Numa Pompilio, allá en los inicios de la monarquía romana, las instituyera.

Las vestales deben ser niñas hermosas, sin mácula alguna en la mente o en el cuerpo, hijas de padres romanos libres y reconocidos.

Pero en muchas ocasiones, las famílias no desean darlas, pues las pierden para siempre. Por eso, cuando el Pontífice máximo reclama para el templo a la hija de un patricio, la niña será llevada con o sin el consentimiento de su pater.

Esto es lo que ha ocurrido con Iulia.

Es hija de un tribuno militar romano retirado, que se ha establecido en el Lacio, en su villa, junto al resto de su familia.
Iulio Servio Agellius tenia un hijo y esta única hija. Por esto mismo, la llegada de la Virgo Vestalis Máxima, para reclamar a la niña, le cayó encima como una jarra de agua fría. Sin embargo, nadie en su sano juicio se alzaría contra tal decisión; de echo, era evidente que la niña había sido propuesta para tal honor por su propio hermano, pontífex de Marte (Flamen Martialis).

Tres son las etapas de servicio:
De los seis a los diez será conducida al templo. Hasta los veinte, será novicia.

De los veinte a los treinta, será sacerdotisa, y gozará de privilegios tales, a cambio de su virginidad y devoción, como voz en el senado o la potestad de perdonar la vida a un reo condenado a muerte.

Entre sus tareas diarias destacaban presenciar ceremonias religiosas, purificar la tierra del Templo cada mañana con el agua extraída de una fuente dedicada a la ninfa Egeria y cuidar de reliquias religiosas. Algunos aristócratas aprovechaban su inviolabilidad para que protegieran sus documentos y cartas importantes.

De los treinta a los cuarenta, será instructora de las novícias, vestal reconocida y respetada.

La sacerdotisa mayor se conocerá como Virgo Vestalis Máxima.

Cumplidos los cuarenta, sería libre de irse o de casarse, si lo deseaba.

Pero el castigo para la vestal que pusiera en peligro la seguridad de Roma, incumpliendo su voto de virginidad, sería la muerte, sin excepción.
La muerte...sólo que no se puede derramar la sangre de una vestal, ni siquiera en este caso.
Por este motivo, aquellas infractoras que traicionaran así al Imperio, serían maniatadas y se las cubriría con un sudario, para después colocarlas en una litera.
Las exhibirían por las calles y, al presentarse delante del Pontífice Máximo, este levantaría sus brazos y, tras recitar una plegaria, la vestal atravesaría una lápida para descender hacia una cripta.
Allí, enterrada en vida, encontraría una lenta muerte.
Y por si esto no era suficiente castigo, dejaban comida y agua en su interior para prolongar por más tiempo su agonía.
♨

Con tal amenaza sobre su cabeza,
¿Quién sería la desdichada que se atrevería a jugar con fuego?
♨

Cuando Iulia llegó al templo, fue otra novícia algo mayor que ella, Lívia, quien la ayudó a adaptarse, quien consoló sus noches de llanto.

Ahora, cuando Iulia alcanza la misma condición que ella y abandona el noviciado, las dos volverán a acercarse.

♨

Y, ¿qué dice la ley vestalis sobre dos mujeres?
¿Es este el mismo delito?

Iulia
Vestal| Marianna Fontana | Little Cash
Livia
Vestal | Rachel Weisz | Myshella




Código de respuesta:


Última edición por Myshella el Dom Mayo 15, 2022 10:03 pm, editado 1 vez


Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :

Jue Nov 04, 2021 9:01 pm por Little Cash


Alea iacta est
Iulia, con  Livia | Palatino | Anochecer


La sonrisa tranquilizadora de la mayor cumplió su propósito, pues Iulia suavizó el gesto tenso de las comisuras de sus labios y se autoacarició las manos para infundirse un poco de calidez después de un episodio de lo más novedoso e inusual en su sacra y virginal vida. Nunca había estado a solas con un hombre y, evidentemente, había sido de lo más extraño.

El suspiro de Livia la mantuvo un tanto en vilo porque estaba deseando escuchar su opinión al respecto y, sobre todo, que le aconsejara como proceder en semejante entuerto. ¿Qué podía hacer? Un rechazo no era viable pero tampoco verse envuelta en una situación de la que no pudiese escapar con la elegancia que se esperaba de una vestal.

—No dudo de que podamos ser familia aunque no recuerdo las lecciones que recibí por parte de mi madre en mi más tierna infancia, mas su petición es inquietante como bien dices...Él se mostró cercano, muy interesado. Quizá, como un hombre suele estarlo por una mujer—especificó antes se sentirse reconfortada por el brazo de Livia. Era su refugio.

—¿Se sabe de alguna vestal que haya sido seducida? ¿O que la sociedad haya creído que ha sido así? ¿Qué sucede entonces?—tenía miedo de ser castigada por un crimen que no había cometido —No debí haber acudido al llamado de la nota pero sentí...curiosidad—agachó la cabeza avergonzada y después se acomodó sin reparo siguiendo los movimientos sutiles de la contraria.

Asintió a su proposición convencida de que era la mejor idea posible. El plan más óptimo y menos dañino a la larga.

—Así lo haremos—bajó junto a ella contemplando su hogar y el fuego consumiendo el pergamino con voracidad —De acuerdo, iré a recoger mis escuetas pertenencias—se despidió contenta del cambio de paradigma para hacer acopio de lo poco que tenía y dirigirse feliz a su nueva vida.



Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Jue Nov 11, 2021 7:11 pm por Myshella


Alea iacta est
Livia, con Iulia | Atrium vestae | Anochecer
-Iulia, espera- casi rió Livia, reteniendo a la joven vestal al tomarla por el hombro.

Brillaban en sus iris divertimento, a causa del inusitado ímpetu de la joven.

-Aguarda- repitió- por poco que tengas que trasladar, no debes hacerlo tú-le señaló.

La tomó del brazo y ambas entraron en la casa de las vestales, en donde una liberta las esperaba- ella lo hará-le dijo a Iulia, indicando a la sirvienta.

Echó a andar por el corredor de mármol, atravesó el pórtico presidido por las esculturas de las Grandes Vestales y la guió hasta el lado norte, en donde se encontraba la larga habitación en que se alojaban las novícias.

Una vez allí, aguardó paciente a que Iulia indicara a la liberta qué iban a trasladar.

La joven se encargaría de tomar las cosas más urgentes, como las ropas que hubiera de precisar entonces -las ropas de dormir y una túnica limpia- y anunció a su señora que otra esclava trasladaría el resto.

Entonces desandaron el camino, volvieron al patio central, y cruzaron hacia el ala sur.

Al pasar ante el tablinum, Livia demoró un poco el paso.

-Mañana se te asignará una de las habitaciones de recepción-le dijo. Una de las salitas que daban a la sala abovedada, bajo las dependencias de los sirvientes, y que servían justo para esas visitas además de como depósitos personales de cada una de las vestales.

Siguieron, y Iulia pudo, por vez primera, subir las escaleras que conducían al segundo piso del ala sur. Allí se sucedían los dormitorios de las vestales. Cada uno de ellos contaba con una cámara de baño, cuyo sistema de calefacción se encontraba justo en ese primer piso, junto a las cocinas.

-La Via Nova-le dijo ella, usando el nombre popular del ala.

Se adelantó un poco, y abrió la segunda de las puertas a la izquierda.

La dejó pasar delante.

-Bienvenida-le dijo.

Sería dentro de la alcoba, y mientras la liberta abría el baúl a los pies de una de las dos camas, para colocar las cosas que traía ya consigo de Iulia dentro, donde Livia retomaría la pregunta que antes le había hecho ella.

-Yo no he conocido a ninguna que rompiera nuestro sagrado voto- le respondió, al tiempo en que tomaba asiento en el triclinium que, a pie de ventana, se encontraba al fondo de la cámara.

La luz del brasero aportaba una cálida luz.

Le dejó sitio a su lado.

-Dicen que la última que fue enterrada viva murió en las cámaras bajo esta casa antes de mi llegada. Debía tener unos treinta años entonces. Se llamaba Martia.

Tomó aire, antes de proseguir.

-A su amante le ajusticiaron, por supuesto. No hay perdón para tal ofensa a Roma. Aunque, en realidad, también he oído decir que no siempre les encuentran a ellos...otra vestal, anterior a Martia, fue descubierta en falta al resultar evidente que estaba encinta. Pero ella no dio el nombre de su amante. Así que fue enterrada en vida, pero no recibió castigo el que la ultrajó.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Lun Nov 15, 2021 1:50 am por Little Cash


Alea iacta est
Iulia, con  Livia | Palatino | Anochecer


El entusiasmo la había hecho olvidarse de la libertad que de forma servicial fue recogiendo sus escuetas pertenencias. Ropajes, algunos cepillos y otros útiles relacionados con su higiene y también con su vida religiosa, aunque su mayor tesoro eran unos pergaminos escritos por su madre.

Una vez que sus órdenes fueron escuchadas, Iulia continuó caminando junto a Livia a través de las distintas alcobas de la Casa de las Vestales. Ella arrugó el ceño durante unos instantes hasta que recordó la finalidad de esas habitaciones tan lógicamente distribuidas.

—Está bien—la pasajera idea de perder la compañía de Livia la había consternado porque desde que la mayor ascendió hasta sacerdotisa se había sentido un tanto sola. Livia era su mejor amiga dentro de ese lugar y la idea de recuperar tiempo con ella y, de paso, ganar intimidad para conversar sobre sus cosas, le provocaba un cosquilleo en el vientre desconocido para la joven.

Unas "simples" escaleras las habían mantenido alejadas y, desde ese día, significarían que ella ganaba una posición ventajosa y respetada dentro de la comunidad romana. Subir al piso superior la hizo sentirse importante, incluso, amplió la sonrisa de su rostro.

—Me emociona saber que he llegado hasta aquí—le susurró a Livia con evidente alegría —Gracias—la estancia era acogedora y amplia, más cómoda que la anterior e infinitamente mejor en todos los sentidos —Un castigo...cruento—se sentó junto a la otra buscando su mirada apacible —Los hombres suelen tener más oportunidades, lamento que sufrieran una muerte tan dolorosa—susurró para que solo Livia la escuchara —¿Crees que se lo merecían?—la pena era incuestionablemente tajante —¿Puedo preguntarte algo, Livia? Siempre he oído rumores pero no tengo la certeza de si eres hija o familia del emperador...—preguntó finalmente con educación y curiosidad a raudales.



Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Jue Nov 25, 2021 7:50 pm por Myshella


Alea iacta est
Livia, con Iulia | Atrium vestae | Anochecer
Livia suspiró.

Se alzó y fue a buscar dos crystallina, esos carísimos y poco comunes vasos de cristal. Vertió en ellos un poco de vino mezclado con una buena cantidad de agua y miel, puesto que una romana bajo concepto algundo debía consumir la bebida alcohólica. Sin embargo, ellas era vestales, y así, clarísimamente rebajados sus efectos, podían darse el capricho de consumir una pequeña medida.

Puso uno de los vasos en manos de Iulia, apartó uno de los mechones sueltos de la joven, primero, y apoyó la mano en su hombro, después.

-Somos ciudadanas romanas, a fin de cuentas. Priviliegiadas. Pero ya sabes, Iulia, que una romana se debe a su família. Al pater familias. La ley les otorga poder absoluto sobre la mujer.-hizo una pausa, antes de proseguir-además, ¿quienes son las que deben velar por que Roma perviva hasta el fin de los tiempos?

La respuesta era sencilla.

Ellas, manteniendo vivo el fuego. Manteniendo la protección de Vesta en todo momento y sobre todas las cosas.

De modo que ¿porqué iban a castigar al hombre, por la falta cometida por la vestal?

En cuanto a la siguiente pregunta de la joven, Livia sonrió, divertida. ¿Qué importancia podría tener eso? Todas ellas eran patricias.

O quizás sí. Porque bien intentaban los senadores aprovecharse de la influencia de las vestales, en beneficio propio, para seguir ascendiendo en la carrera diplomática.

Livia dejó el vaso y se sentó a espaldas de Iulia. Deshizo el nudo que sostenía su diadema, y empezó la metódica y compleja tarea de deshacer, una a una, las siete trenzas entrelazadas entre ellas que resultaban el caracterísitico peinado de las vestales. Una de tantas insignias que lucir.

Pero, sin duda, muy poco útil, el peinado, para dormir.

-No de este, sin lugar a dudas- respondió-ni tampoco de su hermano. Mi familia estaba emparentada con la dinastía anterior, la del emperador Adriano.

A su espalda, deshecha la primera trenza, apoyó mano y mentón sobre el hombro de la joven Iulia.

-Qué poco importa eso. Cuando llegamos aquí sólo somos niñas. Y para cuando abandonamos la casa de las vestales, quienes codician nuestra mano buscan el prestigio de desposarse con una vieja que ya no es vestal, a sabiendas que no le dará hijos. Cosa que les importa poco, porque ya tienen descendientes, de sus primeras esposas. Nosotras somos...las Hijas de Roma. Y de nadie más.

Los familiares se alejaban, poco a poco. Tan sólo las madres de las más jóvenes continuaban visitándolas, cada vez que  se acercaban las fiestas de las Vestalias.

Se forzó a sonreír, y se enzarzó con la segunda trenza.

-A fin de cuentas, nosotras somos nuestra família. Las unas, de las otras. Y ya está.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Mar Dic 07, 2021 3:03 am por Little Cash


Alea iacta est
Iulia, con  Livia | Palatino | Anochecer


El contacto físico no era un bien común en la vida de las vestales, apenas gozaban de tal lujo dentro de este templo y, solo cuando existía mucha confianza, se podían permitir ser cercanas como Livia lo era con ella. Las manos de la mayor poseían un efecto tranquilizador sobre Iulia que, rápidamente, se olvidaba de todos los males. El roce ajeno era embriagador aunque, como era de esperar, ella no pudiera comprender porqué.

El recordatorio de Livia no era realmente necesario porque Iulia nunca olvidaría que toda su vida había dependido de su padre y que había sido él quién, en última instancia, había permitido que se la llevaran. El vidrio descansó sobre sus dedos y ella lo saboreó con la boca descubriendo el aliño alcohólico entre la mezcla rebajada. Entrecerró los ojos disfrutando del néctar prohibido y de las manos de Livia deshaciendo sus trenzas.

—No creo...que se deba culpar a una sola persona de un acto ejecutado entre dos...—susurró para que solo la mayor la oyese dando una opinión tan comprometida —Pero entiendo que la responsabilidad mayor recae en la Vestal—mujeres que llevaban a cabo una de las tareas más fundamentales de Roma —Adriano—repitió almacenando la información en el interior de su cabecita —Y...—sintió el aliento de Livia sobre su piel erizándosela al momento. Había vivido muchas emociones esa noche pero el calor que discurría por su cuerpo era novedoso. ¿Sería producto del alcohol?

—¿No te da miedo que cuando abandones este lugar...no seas más que la sombra de un pasado? ¿Qué futuro nos aguarda, Livia?—se giró para buscar sus manos aunque sus rostros estaban cerca —¿Seguirás siendo mi familia?—preguntó con el corazón preocupado.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Miér Dic 22, 2021 7:55 pm por Myshella


Alea iacta est
Livia, con Iulia | Atrium vestae | Anochecer
Miedo.

Sí, claro que sentia miedo.

Era una niña cuando cruzó las puertas del templo, Se le permitía mantener amistades, por supuesto. Desde el momento en que era vestal de pleno derecho, desde que podía entrar y salir, ejecutar ceremonias púbicas y formar parte de la élite de Roma.

Pero no amar. No tener família.

Y, un día, cuando cumpliera los cuarenta, dejaría el templo. Y los votos. Y entonces, muy posiblemente, algun patricio de avanzada edad quisiera desposarla, para completar su escalada de poder.

Pero ya no daría a luz. Y, desde luego, no sería amada.

Entonces tampoco vería a diario a las otras, las mujeres que habrían convivido con ella durante esos treinta años. Y...¿cómo no iba a sentir miedo ante la soledad inminente, la inevitable soledad?

Pero eso no era algo que se le dijera a una sacerdotisa joven. Ni siquiera escudándose en el hecho de que tampoco las separaban tantos años.

Acarició el dorso de las manos que atrapaban las suyas, y las bajó con calma, para dejarlas sobre su regazo y después abrazarla.

La atrajo hacia sí, y la envolvió para susurrar al oído de Iulia.

-¡Por supuesto que seguiré siendo parte de tu familia! Somos vestales, lo seremos siempre. Somos hijas de una misma casa. No temas. No estarás sola.

Pobre Iulia. Tantas dudas, tanta responsabilidad sobre tan tierna espalda.

Enternecida, enredó los dedos entre esas mechas de cabello que acababa de desanudar, y volvió ligeramente el rostro, para dejar un beso ténue en la comisura de sus labios.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Jue Dic 30, 2021 1:54 am por Little Cash


Alea iacta est
Iulia, con  Livia | Palatino | Anochecer


Había pasado toda su vida preparándose para ese momento y no sabía cómo sentirse o cómo afrontarlo. La habían criado en un mundo aislado y, a partir de ese día, la devolvían al exterior sin más conocimiento que el del pasado. Un tiempo que ya no se asemejaba al 100% al actual. ¿Cómo iba a sobrevivir? En su primera noche ya había sido medio engañada, no quería imaginarse como sería cuando tuviera que traspasar esas puertas sin Livia.

Sí, si sobrevivía sería gracias a la vestal mayor, de eso no le cabía la menor duda. Era infinitamente más sabia y poseía un carácter tan calmado que sosegaría la desazón de cualquier fiera. Sus manos dulces bajaron las suyas hasta atraparla en un abrazo que sintió como el último de su antigua vida y el primero de la nueva. Era un gesto cargado de significado que logró amansar sus temores más internos.

—Gracias, Livia—susurró tras escuchar las palabras de ánimo que le dedicaba la contraria. Eran un soplo de esperanza para su espíritu acongojado ante la profundidad de lo desconocido.

Al desprenderse del abrazo de Livia se sintió sola, casi desamparada sin sus brazos rodeándola. Quiso decirle algo pero el cosquilleo de los dedos ajenos enredándose en su cabello le arrancaron un ronroneo mientras que el beso de sus labios, la dejó aturdida y con las mejillas enrojecidas.

¿Debía corresponderle? Sabía —creía— que no era lo correcto pero todavía recordaba cómo discernir las muestras de afecto. Por eso, miró fijamente a la mayor y se inclinó para depositar un beso en sus labios, quizá, más largo que escueto pero igual de casto.

—Eres la persona más importante de mi mundo—reconoció con el corazón un tanto desbocado.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Lun Ene 10, 2022 6:22 pm por Myshella


Alea iacta est
Livia, con Iulia | Atrium vestae | Anochecer

A su beso correspondió otro, suave, cálido e igual de necesario. Porque si la joven vestal precisaba apoyo y consuelo, no menos falta le hacía a la mayor tener a qué aferrarse.

Pero si el contacto de sus labios había enternecido más, si cabe, su corazón, lo que acabó de envolverla en una oleada de calidez fue ese eres la persona más importante de mi mundo.

-También tu para mí- musitó Livia.

Lo era. Había esperado que Iulia cumpliera la edad precisa, que estuviera de vuelta en las mismas dependencias que ella, durante esos escuetos años en que ella había dejado de ser novícia y la otra no.

La recordaba de niña. A su llegada. De hecho...podía asegurar que nunca dejó de velar por ella.

Quizá Livia era, entonces, más consciente que Iulia de a qué se debía ese desvelo suyo por la joven. Quizá también más diestra en buscar el recoveco en la ley establecida para ellas, de modo en que pudiera dar cabida a sus sentimientos.

Una vestal no se desposa, ni se enamora, no yace con hombre alguno. De su virginidad depende la supervivencia de Roma. De eso, y de que el fuego de Vesta ardiera siempre.

Pero...¿y si no se trataba de un hombre?

El corazón brillante bajo la piel, Livia sonrió.

-Creo que deberíamos dormir-le dijo. Quizá. Porque quizá tampoco debiera sucumbir tan pronto. O arrastrala consigo, si de verdad quería protegerla.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Mar Ene 11, 2022 1:45 am por Little Cash


Alea iacta est
Iulia, con  Livia | Palatino | Anochecer


Su gesto no fue rechazado sino correspondido con la dulzura que caracterizaba a Livia. ¿Se querían de esa forma las amigas? ¿Las hermanas? ¿Los amantes? A Iulia no se le había dejado aprender sobre las relaciones humanas y todo su ejemplo estaba representado en la mujer que tenía delante y el resto de sus compañeras. Fue un instante sumamente íntimo en el que se sintió más arropada que nunca por Livia que no aparentaba estar incómoda sino todo lo contrario.

Sonrió ampliamente mostrando una hilera perfecta de blanquecinas perlas mientras sus mejillas redondas se teñían de un tono rosado. Nunca hubiese esperado que Livia sintiese lo mismo por ella cuando tenía más lazos con el resto de las vestales y, también, con el mundo exterior. Por eso, se sintió sumamente privilegiada e importante, como una niña pequeña a la que su mamá le ha dicho que es la criatura más hermosa sobre la faz de tierra. Y, por eso, asintió aunque antes le abrazó en un arrebato puro e inocente.

—Mañana será un día muy largo— Iulia depositó un beso de buenas noches en el rostro de la otra y se dirigió hacia su camastro sin rechistar. Allí se descalzó sin perder la sonrisa alegre que se había pintado en sus labios, ni la mirada brillante que saludaba a Livia como si estuviese presenciado una hermosa puesta de sol.

Finalmente, Iulia se metió en la cama y se tapó con la sábana. Ni siquiera se acordó de cambiarse si existía ropa para ello, estaba tan feliz que sabía que esa noche no tendría pesadillas sino que Livia protagonizaría todos sus sueños inocentes y bucólicos. Sonriente le dedicó una última ojeada a la mayor antes de apagar con un soplo la vela que había junto a su cama.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Sáb Ene 22, 2022 5:33 pm por Myshella


Noctes ac somnia
Livia, con Iulia | Casa de las Vestales | Atardecer

-Es absolutamente innecesario acudir a todas y cuantas ocasiones alguno de los patricios decide que nuestra presencia le otorga nobleza a su mesa. Más, cuando sabemos que tan sólo se trata de un alarde de poder por encima de los demás senadores- protestaba Livia, ante la vestalium maxima, más irada de lo que debiera, para asombro de su superiora.

A su espalda, acababa de atravesar la puerta de la estancia Livia. Venía acompañada de Galla. La habían mandado llamar.

Livia cerró la boca de golpe y, volviendo la mirada hacia la joven, cruzó las manos ante sí.

-Iulia- la llamó la vestalium maxima- acércate.

Aguardó a que la vestal obedeciera y, posando la mano sobre su hombro, la llevó a sentarse, a su diestra.

Livia se obstinó en permanecer de pie, desestimando el gesto de la superiora al indicarle la otra cathedra, a su izquierda.

Esa tozudez le valió un chasquido de la mujer mayor y un volver la vista en exclusiva a Iulia.

-El senador Tiberio ha enviado una invitación para que acudas a cenar, a su casa. Podrás atender ese convite esta noche, creo. Sería conveniente.

-Aunque no sepamos porqué te invita, puesto que no nos consta que haya reunión alguna en esa villa, en estos días- puntualizó Iulia.

-Son parientes lejanos. Las vestales atendemos a las cuestiones de Roma. Quizá necesite consejo- insistió la vestalis maxima.

Livia respiró hondo.

Pudiera ser, sí.

Lo cierto es que había pasado ya una semana desde que Iulia se había incorporado a las tareas propias de las vestales consagradas. Y, por allende, tenía derecho a sus privilegios. A todos ellos.

Las vestales eran las únicas mujeres cuya opinión se tenía en cuenta, cuando de asuntos políticos se trataba. Y si de verdad existía parentesco, no era de extrañar que el senador quisiera ganarla para su causa, fuera ésta la que fuera.

Pero Livia se había acostumbrado a una velocidad vertiginosa a tenerla cerca. A sentir su respiración en el lectus cubicularis contínuo al suyo. Y...la protegía con un celo un tanto exagerado.

Además, ese hombre no le gustaba.

-La acompañaré-propuso, ante la estupefacción de su superiora- Iulia, ¿te parece apropiado que te acompañe yo?





Última edición por Myshella el Miér Ene 26, 2022 7:33 pm, editado 1 vez


Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Miér Ene 26, 2022 5:24 pm por Little Cash


Noctes ac somnia
Iulia, con Livia | Casa de las Vestales | Atardecer
Su vida había cambiado totalmente desde que había abandonado su condición de novicia para convertirse en vestal por completo con sus correspondientes responsabilidades y privilegios. Por fin podía abandonar de vez en cuando el templo, reconectar con el mundo y tratar de aprender de ello. Además, dormía cerca de Livia con la que conservaba normalmente hasta que sus labores se lo permitían sin poder desprenderse por completo de la sensación que le había provocado la calidez de su cuerpo.

Fue una de sus hermanas la que la acompañó hasta la sala donde estaba la vestal máxima acompañada de Livia y Galla. La conversación mantenida parecía ligeramente acalorada. ¿Había hecho algo mala para merecer una regañina? Nerviosa se acomodó donde fue invitada y escuchó el motivo por el cuál había sido llamada: el senador.

Su pariente quería verla. Había pasado una semana desde la entrega de la nota y la posterior conversación pero todavía las recordaba. Sus ojos volaron de la vestal máxima hasta Livia. ¿De verdad creían que la llamaba para darle consejo cuando era, probablemente, la que menos conocimiento al respecto tenía?

—Iré a su hogar si requiere mi presencia—contestó consciente de sus deberes —No sería apropiado rechazar tal invitación—hablaba con madurez aunque tuviera dudas al respecto —Sí, me gustaría que me acompañara Livia—notó el desconcierto de su superiora —Todavía no me siento preparada para aconsejar a nadie...la compañía de Livia me vendrá bien. Ella conoce mucho mejor que yo la situación política de Roma—explicó consciente de que no dejaba de ser una niña.

—Está bien. Livia te acompañará, el mensajero avisará al Senador Tiberio de que estaréis allí a la hora estimada. Confío en que aprendas lo suficientes para la próxima vez acudir sola, Iulia—luego miró a Livia unos segundos más de la cuenta —Debes dejarla volar por sí misma, como todas—susurró al pasar junto a la mayor de las vestales.

—Gracias—masculló Iulia cuando se quedaron solas, su mano apretó suave la de Livia —Temo hacerlo mal—admitió agachando la vista con pudor.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Miér Feb 02, 2022 7:02 pm por Myshella


Noctes ac somnia
Livia, con Iulia | De camino a casa del senador Tiberio | Anochecer

Respiró, aliviada, en cuanto obtuvieron el permiso solicitado.

Realmente, estaba de más decirlo, la vestal hubiera salido tras Iulia con o sin el permiso de la Virgo Vestalis Maxima. Habría llamado a su escolta, y habría ido tras ella, calles allá. Sin embargo, y aunque dudaba de que el senador hubiera tenido valor a negarle la entrada a su casa, lo cierto es que hubiera tenido que afrontar las consecuencias a su regreso. Todo era mucho más sencillo así.

-Por supuesto-había musitado, en voz igualmente baja, cuando la mayor pasó a su lado.

Luego, su atención regresó a Iulia,  quien dedicó una sonrisa.

-No dudo en absoluto de tu capacidad para ejercer debidamente como hija predilecta de la gloriosa Roma, Iulia.

Apoyó la mano en su hombro, y se alejó tan sólo un tanto, para recorre la estancia y tomar prestado de la mensa del tablinum, para tomar un pedazo de pergamino y pluma.

A continuación, llamó a la liberta que había ido a buscarla antes, y que aguardaba en la puerta. Galla.
Le encomendó la tarea de avanzar un mensajero ante ellas, que avisara al senador de que contaría con dos invitadas, en lugar de una sola.

De regreso a Iulia, decidió no alarmar de más a la joven. Porque bien pudiera ser que su celo fuera un tanto exagerado. Que, quizá, el romano no estuviera aún en disposición de procurar ganarse un favor indebido, comprometiéndola.

-Aun así, prefiero venir contigo-le dijo, simplemente.

Un par de horas más tarde, ambas estaban dejando la casa de las Vestales, debidamente escoltadas y acomodadas dentro de su carpentum.

La casa de Tiberio se encontraba cerca de la Curia Iulia, precisamente.

El carpentum se detuvo, y Livia bajó de su interior en primer lugar.

Tan pronto como puso los pies en el suelo, vio a un liberto o un esclavo apostado en la puerta de la villa, presumiblemente esperando para ir en busca de su señor cuando ellas aparecieran.

El hombre les dedicó una reverencia, y corrió al interior, dejándolas frente al pórtico de entrada.

Livia había cruzado las manos ante sí, después de asegurar bien el velo sobre sus trenzas. Se mantenía firmemente pegada a Iulia.

-Ave, vestales- saludó, grave, la voz del senador, cuando apareció al fin, para recibirlas.

Su primera mirada, severa, se había dirigido a Livia.

Después, visiblemente suavizada, se había vuelto hacia Iulia.

-Prima, me alegra recibirte en mi casa. Seguidme, por favor.

En primer lugar, las guió hasta el altar a los lares. Allí, en donde quemaba el incienso, señaló algunas figuritas cuyo nombre aparecía inscrito a sus pies.

-Puesto que llevamos en parte la misma sangre, imaginé que te agradaría rendir culto a nuestros antepasados comunes- invitó a Iulia.




Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Miér Feb 16, 2022 8:22 pm por Little Cash


Noctes ac somnia
Iulia, con Livia | Casa de las Vestales | Atardecer


—Tu confianza en mí alimenta la mía—admitió Iulia sin percibir la intensidad con la que pronunció esas palabras. Su mirada estaba repleta de emociones. Livia era la persona más importante de su mundo y desde que había rozado sus labios no había podido dejar de pensar en ellos. Se descubría a sí misma rememorando su textura o la calidez que había abrazado a su corazón. En su niñez, le habían hablado alguna vez del matrimonio y el amor aunque su inocencia le impedía comprender la magnitud de sus emociones.

Sus ojos siguieron indiscretos el recorrido trazado por las faldas de la prenda portada por la contraria. La circunferencia descrita por la tela le parecía tan hipnótica como la pulcra caligrafía que brotaba de la única mano a la que necesitaba aferrarse para caminar. Su familia se había convertido en un recuerdo del pasado pero Livia era todo su futuro.

—Y yo que me acompañes—proclamó buscando la mano de Livia para que sintiera su gratitud. Después se fijó en como Galla se alejaba para entregar el mensaje. La carta no tardaría en llegar al hogar del Senador que la recibiría con el ceño fruncido y una mueca de desagrado. No quería la presencia de la vestal mayor pero no le quedaba más remedio que asumirla para no levantar sospechas.

***

Iulia se acomodó en el carpetum junto a Livia contemplando, a través de las telas, el horizonte de la esplendorosa ciudad de Roma. No había en en el mundo edificios como aquellos. Imponentes y marmóreos declaraban al mundo la magnificencia del Imperio Romano a los cuatro vientos. No obstante, solo los viajeros se atrevían a compararlos con las edificaciones egipcias o griegas.

El paseo transcurrió en un cómodo silencio hasta que se anunció la llegada al destino prefijado. Iulia bajó detrás de Livia y contempló con fascinación la belleza de la domus. En ese instante, un par de recuerdos fugaces le cruzaron la mente. Eran imágenes de su infancia donde visitaba ese mismo lugar acompañada de sus padres.

—Ave—saludó al senador cuando su mirada recayó en ella, era más suave que la primera vez que se encontraron aunque en esos instantes no estaba sola, la acompañaba la firmeza de Livia —Gracias, el placer es mío—la vestal se adelantó a los pequeños altares dedicados a los dioses del hogar y los contempló mientras le llegaban más recuerdos —Recuerdo haber estado en vuestro hogar hace mucho tiempo—confesó Iulia —Con mis padres cuando todavía no había sido reclamada por Roma—agregó antes de recitar en un susurro las oraciones pertinentes.

—¿Qué ha sido de vuestra familia?—preguntó la joven, al acabar, interesada.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Jue Mar 03, 2022 5:50 pm por Myshella


Noctes ac somnia
Livia, con Iulia | De camino a casa del senador Tiberio | Anochecer

-Mi padre murió hace unos años ya, a una edad apropiada- respondió el senador-fue un hombre que sirvió bien a Roma, y en sus exequias se le lloró debidamente- indicó, al tiempo en que señalaba la más reciente de las figuras de los lares. Era esta una de tantas cosas ocurridas en Roma, durante los diez años en que la joven novícia no había abandonado el templo de Vesta. Quizá, de ser el parentesco algo más cercano, la madre de Iulia lo hubiera mencionado durante sus visitas, en las Vestalias. Pero no había sido así.

-Mi madre-prosiguió Tiberio- vive ahora bajo mi techo, aunque en estos días se encuentra en una villa que poseemos en el Lacio, a orillas del Tíber- esto era, en el límite norte, no muy lejos de la ciudad Imperial- mi hermana está desposada, y es madre de dos hijos-concluyó el patricio, sin dirigir la mirada en momento alguno a Livia.

Tendió la mano a Iulia, presto a guiarla por la domus.

Livia se posicionó tras ellos, siguiéndoles.

Tras la mayor de las vestales, un hombre de la casa, posiblemente liberto, cruzaba las manos ante sí y mantenía la cabeza baja, cerrando la curiosa procesión por la casa.

Tiberio las llevó al tablinum, en primer lugar, y se acomodó en una silla, dejando libres las otras dos dispuestas, que les indicó en gesto de invite, para que ellas se sentaran también

-Virgo Livia-la llamó entonces, a la mayor- ¿es habitual ejercer com tutora, de otra vestal, en el templo?-preguntó.

-Sólo en los primeros días, senador- respondió ella- aunque a decir verdad, las vestales que no dejan el templo pasados los treinta años de servicio a las Diosas suelen ejercer como mentoras para todas nosotras, siempre- quizá, pensó entonces Livia, hubiera sido menos impulsivo y más eficiente pedirle a una de ellas que acompañara a Iulia. El senador no hubiera podido quejarse en modo alguno-¿porqué lo preguntáis?- quiso indagar, a sabiendas de que en cierto modo le provocaba.

-Curiosidad- respondió él, antes de volver de nuevo a hablarle a Iulia-¿has estado al tanto de los acontecimientos en la casa de tu padre, en estos años?-le preguntó a ella, no sin dejar un tono ligeramente enigmático en su voz.

Livia miró a Iulia, negando ligeramente con la cabeza. De haber pasado algo realmente importante, ellas lo sabrían. Porque aunque las vestales dejaran de pertenecer a sus famílias, ninguna madre faltaba a esa festividad anual. Al igual que toda matrona romana que se preciara. Y las notícias, de ser dignas de ser escuchadas, habrían alcanzado a la joven. ¿No era así?




Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Dom Mar 13, 2022 4:32 am por Little Cash


Noctes ac somnia
Iulia, con Livia | Casa del Senador Tiberio | ANOCHECER
Iulia desconocía que su tío lejano hubiese muerto hacía unos años, seguramente, coincidiendo con los más difíciles de su entrega a la diosa. Momentos de tristeza en los que solo había tenido a Livia a su lado para calmarle cuando se despertaba desorientada y aturdida. Instantes que habían sido decisivos para que su relación se estrechara más.

—Lamento vuestra pérdida. Vuestro padre fue un buen hombre—recordaba la sonrisa cándida del fallecido y su tono de voz grave. Cada vez que había visitado su hogar le había contado algunas historias para despertar su imaginación y le había regalado frutas dulces antes de que se retirase con los otros niños para no incordiar a los adultos. Vestigios de un pasado muy lejano.

El resto de información tampoco le era sabida porque su madre nunca había terminado de superar que su padre dejase que las vestales se llevasen a la más pequeña y brillante de sus joyas. Iulia había sido el ojito derecho de su progenitora, por eso, le había dolido tanto que la abandonara a su suerte en un mundo tan distinto al seno familiar.

—Debe ser un lugar hermoso—hacía muchos años que no disfrutaba de un día en el campo y ciertamente lo añoraba —Dadles saludos a todos de mi parte. Me alegra su felicidad—reconoció antes de aceptar la mano que la guiaría a través de la domus hasta tablinium donde Iulia se acomodó lo más cerca de su anfitrión para no ofenderle más de lo justo y necesario. El hombre no había prestado atención alguna a Livia aunque eso cambió en los siguientes segundos de cierta tensión contenida.

El senador quiso saber porqué estaba siendo acompañada y Livia contestó con la serenidad que la caracterizaba. No había duda, ni inquietud en sus palabras, solo un aplomo envidiable. Aquel que tanto anhelaba Iulia para sí misma.

—Sé que mis hermanos se han desposado y que mi madre enfermó hace varias lunas—no conocía todos los detalles pero tampoco quería pecar de ingenua —Mas imagino que por vuestras palabras debe haber algo que desconozca—entrecerró los ojos con curiosidad —¿Por qué no me lo contáis?—le pidió con amabilidad.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Sáb Abr 02, 2022 9:04 pm por Myshella


Noctes ac somnia
Livia, con Iulia | En casa del senador Tiberio | Anochecer

-Porque tu hermana mayor ha dado a luz en estos días- empezó Tiberio a explicale, porte serio y mirada intensa, precendente de alguna tormenta o aguardando quizá el momento en que se produciría la reacción esperada.

-Sus hermanas somos nosotras, senador- corrección Livia.

-La hija mayor de su progenitor- puntualizó, molesto, él.- ha dado a luz gemelas. Y, por lo que ha llegado a mis oídos, su esposo ha ordenado alimentar a una de ellas.

Livia dio un salto en su silla. El padre debía tomar en brazos a su hijo varón recién nacido, u ordenar que se alimentara a su hija recién nacida, para reconocerla en la familia. Si, por el motivo que fuera no lo hacía, el niño o niña era abandonado en la plaza.

-¿Cómo?¿Una si y la otra no? Eso es absurdo- espetó Livia. Cuando un padre no deseaba quedarse con uno de los recién nacidos, solían decir que dudaba de su legitimidad. O que ya tenía hijos en exceso. Pero...¿Una sí y la otra no?

-Está en su derecho, es el pater familias- le recordó entonces Tiberio, devolviéndole el apunte anterior.

Centró su atención nuevamente en Iulia.

-Los niños sin hogar suelen ser recogidos por los esclavistas, para criarlos.

Livia creyó empezar a entender porqué el senador se lo estaba contando.

-Y tú sabes quien la tiene.

El hombre asintió.

Y Livia se volvió de inmediato a Iulia.

-Las vestales podrían comprarla. Crecería sirviendo en el templo. Eso le proporcionaría una seguridad poco común, para cualquier esclava. Incluso podrías liberarla tú, cuando sea mayor. Y, desde luego, tu hermana estaría muchísimo más tranquila de lo que debe estar ahora.

Pobre mujer. No desposarse, a razón de Livia, era toda una bendición concedida por la Diosa.

Frente a ellas, Tiberio asintió.

-Yo podría enviar a mi secretario ahora mismo. Podría regalarte a la niña, Iulia- propuso.




Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :
Lun Abr 04, 2022 11:01 pm por Little Cash


Noctes ac somnia
Iulia, con Livia | Casa del Senador Tiberio | ANOCHECER
—Comprendo—Iulia no recordaba mucho a su hermana, solo guardaba algún que otro recuerdo seguramente adulterado por el paso de los años y la distancia. La visualizaba esbelta, grácil y de labios carnosos pero el sonido de su voz había desaparecido.

La información que el Senador desveló oscureció la mirada pura de Iulia y provocó incredulidad en Livia. Todos sabían que no alimentar a uno de tus hijos era símbolo de rechazo y repudio. ¿Con qué tipo de hombre había contraído nupcias su hermana? ¿Por qué su padre la había deposado con alguien tan vil y cruel? ¿Acaso su hermana le era infiel o no tenía suficiente riqueza para criar a las dos niñas? No entendía nada...

Livia y Tiberio empezaron a hablar de esa niña y de una vía de escape a su futuro que la incluía a ella. De repente, se sintió terriblemente mareada porque no deseaba un bebé junto a ella. Ser madre era un sueño hacía mucho desterrado, al igual que ser tía o abuela. Ella estaba casada con Roma y no quería responsabilidades familiares. ¿Por qué iba a hacerse cargo de esa criatura cuando toda su familia le había dado la espalda durante años? No le debía nada a su hermana.

El Senador se ofrecía a comprar a ese bebé para entregárselo...como un regalo. ¿Por qué se tomaba tantas molestias con ella? ¿Por qué no se la quedaba él mismo y le daba una vida mucho más plena que la de una vestal? ¿Era mejor servir a Roma o vivir como esclava? Ambas posibilidades estaban atadas a un yugo férreo.

—Yo...—los dos esperaban de ella una muestra de humanidad y valentía que no terminaba de germinar, Iulia se sentía presionada por una situación que escapaba de su absoluto control —¿Dónde está la niña ahora? ¿Ya se han desecho de ella? ¿La ha comprado otra persona?—le sudaban las manos, por eso, temía aferrarse a la copa y que esta se deslizase hasta el suelo —¿Qué hay de mi hermano? ¿Y de usted, Senador? Podrían ofrecerle una vida más plena que la de una esclava en el Templo de Vesta...—no es que quisiera 'escurrir el bulto' pero estaba totalmente aturdida.





Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 AZzkefT
Mil gracias Timelady <3
Little Cash
Little Cash
Rango little
Little Cash
Little Cash
2195Mensajes :
901Reputación :
Lun Mayo 16, 2022 8:33 pm por Myshella


Noctes ac somnia
Livia, con Iulia | En casa del senador Tiberio | Anochecer

Livia tendió la mano, tomando la de Iulia entre las suyas.

El senador permaneció en silencio, quizás- al menos a criterio de la vestal mayor- en un alarde de sensatez.

Porque era evidente que sabía, que esperaba, causar esa impresión en la joven. ¿Qué otra, sino? Y, por supuesto, por su condición de sacerdotisa sagrada, la exaltación de Iulia era educadamente tolerada.

Roma era así. La vida de los hijos estaba plenamente sujeta a los designios del pater familias. Y toda mujer seguía siendo objeto de su mentoría a lo largo de su vida. Daba igual la edad alcanzada. Si el pater o el esposo habían muerto. Siempre habría un varón a quien deberse. Un hombre al cargo de una ciudadana considerada menor de edad por y para siempre.

Excepto ellas. Las únicas mujeres no sujetas a la patria potestad.

Livia estrechó la mano de Iulia.

-Iulia-musitó, intentando centrar su atención en ella- Iulia.

Se acercó más a la joven, alcanzó a tomar su mentón y a volverlo hacia si.

-Si el senador se la quedara, para ser criada como esclava en su casa, sabiendo su procedencia, el marido de tu hermana lo tomaría como una afrenta. Un desafío. Él ha ordenado dejar morir a la niña. Evidentemente todos sabemos, él también, que los niños abandonados al nacer son recogidos por los esclavistas.

En el mejor de los casos. Otros podrían ser devorados por los perros, en el forum.

-Pero nadie lo dice en voz alta. Del mismo modo, ocurriría con tu hermano. Crearía un problema mayor, entre cuñados. Porque está en su derecho de aceptar en su casa a cuanta descendencia desee. O no aceptarla. Los hijos son propiedad del padre, recuérdalo. Si tu hermana es repudiada o se divorciara, los hijos que ha dado a luz permanecerán con su padre.


El senador escuchaba. Carraspeó.

-Por supuesto- espetó ¿de qué otro modo iba a ser?¿Los iban a criar, como a ganado, del modo en que lo hacían los bárbaros?¿En casas comunales? Esos salvajes no valoraban el linaje debidamente.

Livia no entendía el porqué a Iulia no le agradaba la idea de acoger a la niña en el templo. No como vestal, desde luego. Ella no era hija de dos ciudadanos libres. No tenía nomen.

-Iulia, por favor-le pidió-¿en qué otro lugar crees que estaria más a salvo?

Se inclinó hacia la joven, apartó un mechón de su cabello, y se acercó a su oído.

Hay verdades que conviene recordar a quien tiene la suerte de permanecer ajena a ellas. Pero con discreción.

-¿En qué otro lugar crees que estará a salvo, alcanzada la pubertad, de violaciones? Su dueño siempre tendrá pleno derecho sobre su cuerpo.

Se estaba metiendo donde no debía, pero fue ella quien se volvió a Tiberio.

-Estoy segura de que el Templo de Vesta agradecería un regalo así de manos de el más joven de los senadores. Andamos algo escasas de esclavas jóvenes. Y es bien sabido que una sierva educada en casa será siempre más afín a los designios de Hestia. Servirá mejor. ¿Cuándo crees que podrías ofrecérnosla? La Virgo Vestalis Maxima estará encantada de recibirte entonces.




Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 Sin-t-tulo-1Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 W8agNR3Et vestais ignis sacri custodiat - Página 2 1xPyXS4
Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
2869Mensajes :
430Reputación :

Página 2 de 2. Precedente  1, 2


 
a