Últimos temas
he will sink you with a kiss
the kingdom curse. EmptyHoy a las 1:20 pm por Bacco

— Apocalypse [8/9]
the kingdom curse. EmptyHoy a las 9:23 am por Bacco

Petición de apertura de squads
the kingdom curse. EmptyHoy a las 9:22 am por Bewölkt

Weltschmerz
the kingdom curse. EmptyHoy a las 2:53 am por Sorceress

Festival: Safe and sound
the kingdom curse. EmptyHoy a las 2:03 am por Maga

Registro y conteo de puntos
the kingdom curse. EmptyHoy a las 1:52 am por Maga

— unbreakable chains [0/1]
the kingdom curse. EmptyHoy a las 1:35 am por June

— My little boy
the kingdom curse. EmptyAyer a las 11:48 pm por Maga

× Bound for the homeland
the kingdom curse. EmptyAyer a las 11:37 pm por vicivosdrcams

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

the kingdom curse. Empty

Miér Jul 14, 2021 12:25 am



ORIGINAL . ÉPOCAS PASADAS . ONE ON ONE
IN A LOST KINGDOM
BEYOND THE SEA
Las malas lenguas atestiguan que la muerte de Lord Grünberg no fue un accidente.

Mano derecha de su Majestad, ayudaba al monarca en verificar tierras que podían pasar a ser parte de su reino. Por ende, era recompensado con grandes dotes y los mejores servicios del palacio. Casi se diría que era la única 'amistad' que podía caber en la mente del escogido de Dios para reinar.

No obstante, algo pasó. De la noche a la mañana, Lord Grünberg evitaba pasar más rato del debido en el gabinete personal de su Majestad. Se le veía ojeroso y hasta con... temor. Era como si hubiera visto un fantasma o algo peor. Mas ¿qué podría atestiguar la vista humana para tal desconcierto?

Nunca se supo, ya que el considerado mano derecha del Rey falleció en extrañas circunstancias.

Sin embargo, la historia no iba a acabar ahí. Rabia quedó acumulada en el descendiente de Grünberg y dado que siente una injusticia que no hubiera un cuidadoso duelo ni investigación, va a tener que averiguarlo por su propio pie. Si es que, claro está...

Sobrevive.

Porque nada es lo que parece.
Matthias Grünberg
Alistair . Aneurin Barnard . Miembro de la corte
Praise Savidge
vicivosdrcams . freya mavor . princesa
❈ PROUVAIRE ❈




post de rol:
Código:
<link rel="preconnect" href="https://fonts.gstatic.com">
<link href="https://fonts.googleapis.com/css2?family=Crimson+Text:ital,wght@0,400;1,400;1,600&family=Libre+Baskerville&family=Rufina&display=swap" rel="stylesheet">

<center><div id="marbmain"><div style="width: 400px; height: 200px; background:url(IMAGEN AQUÍ) center; background-size: cover;"><div id="marbtext">CAPÍTULO #</div><div id="marbtitle">¡TÍTULO AQUÍ!</div><div id="marbinfo">EN ¿DÓNDE? . CON ¿QUIÉN? . ¿CUÁNDO?</div></div><div id="marbbox"><div id="marbplot">¡AQUÍ TU POST!</div></div></div><div id="marbprouv">[url=https://treeoflife.foroactivo.com/u123]❈ PROUVAIRE ❈[/url]</div></center>

<style type="text/css">#marbmain{width: 440px; height: auto; background: #FDFCFA; padding-top: 20px; padding-bottom: 20px;}#marbtext{width: 300px; height: 9px; background: #transparent; font: 7px 'Calibri'; color: #FFFFFF; text-align: center; font-variant: small-caps; letter-spacing: 3px; text-shadow: 1px 1px #000000; position: relative; top: 50px;}#marbtitle{width: 290px; height: auto; padding: 12px; border: solid 3px #FFFFFF; font: 20px 'Crimson Text'; color: #FFFFFF; text-shadow: 1px 1px #000000; text-align: center; text-transform: uppercase; font-style: italic; line-height: 22px; position: relative; top: 60px;}#marbinfo{width: 300px; height: auto; background: #transparent; font: 8px 'Calibri'; color: #FFFFFF; text-align: center; font-variant: small-caps; letter-spacing: 3px; text-shadow: 1px 1px #000000; position: relative; top: 70px;}#marbbox{width: 400px; height: auto; background: #FFFFFF; padding-top: 40px; padding-bottom: 40px;}#marbplot{width: 300px; height: auto; padding: 10px; background: #FDFCFA; font: 12px 'Amiri'; color: #000000; text-align: justify;}#marbprouv{width:440px; font: 7px 'Libre Baskerville'; color: #998FB8; margin-top: 7px; text-align: center; letter-spacing: 2px;  text-transform: uppercase;}</style>




the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Miér Jul 14, 2021 3:59 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO
La capital del reino nunca había sido su sitio favorito para visitar durante el invierno. Ubicada cerca de la frontera norte, estaba enclavada en una posición privilegiada de control sobre los valles y las fértiles tierras del rededor, pero al mismo tiempo también suponía una posición defensiva imponente, con caminos escarpados para llegar hasta allí. La ciudad había crecido alrededor del castillo real, tanto que con el paso de los años también había engullido a la misma fortaleza en un enorme anillo de casas y comercio que se extendía por millas.

El frío del invierno había congelado las aguas del gran lago y eso dotaba al paisaje de un aspecto encantador, casi propio de los cuentos que le leían a los niños. Había dejado de creer en los cuentos hacía mucho tiempo, nada de princesas que rescatar ni caballeros valientes listos para salvar al reino mientras montaban un caballo blanco. No, lo único que podía haber de cierto en los cuentos eran los monstruos que en ellos aparecían, todas las criaturas que acechaban en la oscuridad, incluso cuando las personas habían dejado de creer en ellas hace tiempo.

Una gran caravana de carros se dirigía hacia el castillo, provocando un atasco considerable en el camino hacia la residencia real. Eran los mercaderes que se acercaban para nutrir a la corte de todo tipo de suministros para las celebraciones de final de año, cargados con comida de distintos tipos, telas de fina factura y joyas, incluso algunos armeros se sumaron al grupo, listos para ofrecer los aceros de la mayor calidad para los regalos que se realizaban los nobles en las festividades.

El duque de Grünberg se presenta ante su excelencia —anunció uno de los criados del rey, volviéndose las miradas del pasillo hacia el joven que cruzaba la puerta hacia el recibidor. "El duque" era como siempre habían llamado a su padre, no a él, a su padre y ese nombre había desaparecido de la corte junto con su muerte en extrañas circunstancias.

Entonces apareció, vistiendo en tonos oscuros como lo era su cabello, su semblante severo recordaba al del antiguo canciller del reino y llevaba el grifo dorado sobre fondo de sable en un colgante que le pendía sobre el pecho.

Su excelencia, altezas reales... —pronunció al postrar una rodilla delante del trono, agachando la cabeza en gesto de sumisión ante el monarca. Miró a la reina, miró a la princesa después, saludando de esa manera cortés pero fría que dominaba con maestría en sus maneras.

Tres sirvientes se acercaron caminando desde su espalda, dejando un regalo delante de cada miembro de la familia real.

Muchas gracias por recibirme en estas festividades, sé que mi padre habría querido que así fuese —. Para el rey, un arco de caza con un carcaj lleno de flechas con plumas de cisne; para la reina, un juego de telas de damasco y para la princesa, un collar con grandes turmalinas verdes rodeando una esmeralda central.

❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Miér Jul 14, 2021 5:05 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
En Novisgardo llegó el invierno y de la nada, los pájaros dejaron de regalarle dulces melodías a su fin de narcosis. Hacía tiempo que el reino no se caracterizaba por los cánticos de las aldeas, tampoco se veía que los niños estuvieran creciendo de forma sana o aún peor, era como si una nube extensa y negruzca quisiera extinguirlos.

Praise por primera vez caviló en si las desdichas del reino guardaban un por qué.

No obstante, parecía que su cabeza la engañaba pues alrededor de las murallas y donde se establecían los comercios, los campesinos oriundos sacaban sus mejores tajadas por cada visita sorpresa de la familia real. El reino, en sí, era una moneda de doble cara. Le daba la sensación que en cuanto algo se marchitaba, lo eliminaban de la vista para no crear reparos. La nieve hizo mella en los caminos y dificultó que se celebrara la última fiesta en honor a su padre, mas la estampa de la pureza sobre las hojas perennes y en el lago cambiaron el parecer de Praise.

En la mañana la prepararon como era de costumbre. A pesar de las indicaciones del doctor, Praise tomó un baño helado con jugo de limón y se sumergió hasta treinta segundos. Madre decía que era un truco para quitarse las impurezas de encima y ella, con renovada fe, apostaba por esa actividad. Después alisaron su cabello, antes rubio y ahora de un color trigueño tostado. Nuevas sedas se usaron para una confección diversa de vestidos y pañuelos que decoraba con graciosos peinados aunque ese día, la doncella no tenía especial interés en arreglarse.

Un invitado non-grato llegaba a sus tierras y traía, de por sí, malas vibraciones.

Una vez anunciada su presencia, Praise giró su mirar hacia uno de los ventanales cuya composición se trataba de distintas vidrieras de colores con la figura de su padre, engrandecido por una estela solar. La reina madre le dio un pequeño toque con tal de que prestara atención al joven que arribaba. Si bien el joven duque no tenía nada que ver con lo que fue su progenitor, Praise sentía que era un insolente y eso que ni cruzó palabra con él.

Se obligó a saludar con una sonrisa de circunstancias. Padre acariciaba su barba frondosa y ya canosa. Era evidente que sintieron lo mismo, rechazo. En cambio, la reina mostró una gran sonrisa maternal como si fuera uno de sus parientes.

'Duque Grünberg, es un detalle por vuestra parte y agradecemos que hayáis llegado sano y salvo. Vuestros presentes nos alegran el corazón'

De nuevo, se vio obligada a sonreír y cuando acercaron aquella caja de textura suave con el presente, la joven lo miró sin emoción, tirando de una de las finas piedras, acabando con el collar hecho trizas y la esmeralda intacta.

El silencio se hizo en la sala y el Rey, al fin, se levantó.

'Duque' comenzó, bajando hasta éste 'no debíais de molestaros en tales menesteres, mas sabiendo que vuestra familia... sufrió por las perdidas de vuestro fallecido progenitor'.

Desde las sombras, varios nobles se rieron e intercambiaron distintas apreciaciones. Praise iba a sonreír de lado cuando su madre le tachó tal comportamiento.

'Querida, tened cuidado y dar las gracias al duque'.

Ella ladeó el rostro, con un mohín en sus labios mientras sujetaba la esmeralda.

"¿Por qué he de dar las gracias por un presente defectuoso?"







the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Jue Jul 15, 2021 12:14 am



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO
Su presencia en las festividades era más un requerimiento de su señor que la invitación amistosa que había llegado hasta las puertas de su castillo en forma de carta marcada con el sello real. Debía asistir, saludar y sonreír, pero por sobre todo su viaje a la corte implicaba también el renovar los votos de vasallaje del ducado para con su rey, especialmente después de que su padre y predecesor hubiese muerto estando en la misma corte del monarca.

También suponía la oportunidad perfecta para tantear el terreno antes de intentar nada más, estaría cerca de la familia real y eso siempre significaba la posibilidad de ganarse su confianza, quizás hasta de conseguir alguna pista acerca de cómo había muerto su padre. Siempre se había preguntado qué podía haber llevado a su muerte, pero no hacía falta demasiada imaginación para suponerlo, era un hombre poderoso, pero lo realmente revelador había sido la falta de investigación al respecto a pesar de las sospechosas circunstancias que habían rodeado todo lo ocurrido.

Una enorme chimenea luchaba por mantener la temperatura dentro del salón del rey, mientras la nieve se estrellaba contra los ventanales, tiñendo las figuras de este con sombras que los cubrían y luego desaparecían con la siguiente ráfaga de viento.

Nada más que humildes obsequios para sus señorías —contestó a la amabilidad de la reina, la única que parecía no recibirlo de la manera en que se mira a un perro de la calle que se ha colado hasta las cocinas de la casa. Después habló el rey y no supo cómo reaccionar a sus palabras más que con un asentimiento, no quería demostrar ningún tipo de debilidad delante de los demás nobles de la corte, buitres que se habrían abalanzado sobre las posesiones de su padres sin dudarlo ni un segundo si acaso tenían la más mínima oportunidad.

Inevitablemente se le alzó una ceja en un gesto cuando la princesa descuidadamente acabó por desbaratar el collar. Más una sonrisa se asomó en el rostro del duque cuando ésta respondió de manera tan imprudente, sacando más de alguna reacción entre los presentes en la corte, tan poco acostumbrados como él a ver a un miembro de la realeza contestando de esa manera. Era la oportunidad que necesitaba.

Si en algo tiene razón su alteza es en saber separar lo que tiene verdadero valor de lo que no, apartando la verdadera gema de aquello que solo está ahí para adornar su presencia —dijo en voz alta, antes de realizar una nueva reverencia ante la familia real— Tened las más felices de las fiestas —terminó de decir antes de retroceder hacia la multitud de nobles que atiborraban el salón cada vez más.

Para el rey, un arco de caza con un carcaj lleno de flechas con plumas de cisne. Que le deforme los dedos poco a poco cuando lo sostenga, que estos comiencen a torcerse hasta que ya no pueda blandir una espada.

Para la reina, un juego de telas de damasco. Que la desgracia persiga a cualquiera que lleve ropas confeccionadas con este.

Y para la princesa, un collar con grandes turmalinas verdes rodeando una esmeralda central. Que la gema torne todo sentimiento que emane desde su corazón en un elixir que pueda ser consumido.


❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Jue Jul 15, 2021 3:02 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
No supo que aquella frase que marcó iba a provocar que la mirasen de soslayo. Praise alzó una ceja en tono de advertencia ¿se atrevían a hablar de ella? ¿Y ellos? Eran simples subordinados, perros que se agarraban a la primera pata con tal de coger el trozo jugoso. Todo por egoísmo, no por amor hacia los ideales ni la figura de su padre.

La reina quedó desconcertada con el comportamiento de ambas figuras familiares. Se llevó el pañuelo al rostro, quedándose pálida.

'Praise, por favor, no seáis maleducada. El Duque ha venido desde una remota tierra y con su mejor propósito nos cedió estos obsequios'

Aguantó un suspiró, que ya de por sí no era complicado por lo apretado de su corse. Alzó el cuello de forma orgullosa, no queriendo atender mas progenitora no resistió.

'Le concederéis la primera charla al Duque y una copa de vino como disculpa'

"Madre, no me hagáis esto. Simplemente, no siento que él sepa apreciarnos ¿verdad, Padre?"

El Rey no contestó, quedó mirando a la nada como si aquella fiesta no tuviera nada que ver con la celebración de los últimos acuerdos. Sin verse bajo el resguardo de éste, la mirada de su madre le penetró y de mala gana, tuvo que acceder a bajar la escalinata. Los músicos tocaban una melodía dulce que iba acompañado de algunos bailes por los arcaicos sabios. Viendo que no le quedaría opción, guardó la esmeralda en uno de los pañuelos traídos por el huésped y la albergó en la zona donde reposaba su locomotor.

Bajó de forma grácil, cuan corzo que está avistando el bosque con cautela. Sus damas de compañía estaban alentando a los últimos ganadores de las justas. Bien era sabido que si una se tornaba añosa, no prosperaría la familia. Aún así, Padre manifestaba negación rotunda a proponerla en nupcias, ningún varón estaba a la altura ni en cargo ni en belleza de Praise; palabras textuales.

Tomó un cáliz y sin miramientos, saludó a los vizcondes que participaban en las reuniones de estado. Después ladeó el rostro y aguardó a que el Duque se girase.

"Señor" saludó, esta vez con un tono condensado y predispuesto a conciliación. Obligó a marcar sus labios en una curva tímida "suplico que podáis disculpad mi comportamiento, últimamente mi humor ha cambiando como el tiempo" manifestó y en verdad, no mentía del todo. El invierno arrancaba la vida de los alrededores "Espero que podáis tomar esta copa como ofrenda de 'paz' por un comienzo algo... violento"
❈ PROUVAIRE ❈






the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Miér Jul 21, 2021 8:38 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO
Tan pronto abandonó las escalinatas que acercaban a los simples súbditos hacia el trono ocupado por el rey y los asientos de su familia, se fundió entre la multitud de invitados entre los cuales reconoció algunos rostros, tanto de los que sabía eran amigos como los que eran enemigos suyos o que en realidad lo habían sido de su padre y como solía ocurrir entre la nobleza, por herencia y por extensión serían también los suyos.

Bien sabido era que un hombre con poder ponía sobre si mismo una daga que colgaba, siguiéndolo allí donde fuese y que a mayor poder concentrase, más delgado era el hilo que sostenía el filo sobre su propio cuello. Su padre había labrado su destino sirviendo al rey, él lo haría por métodos propios, solo esperaba descubrir la mejor manera.

Saludó a un conde tan joven como él, al que había conocido durante una visita a la residencia real hacía demasiados años, pero que aún conservaba esa mirada gentil. Fue al darse la vuelta que se encontró de súbito con la princesa, la misma que había elegido despreciar el obsequio que le había entregado, con tan poca sutileza que hasta a la reina le desapareció la sonrisa. Era de personas como su madre de quienes se preocupaba, las que guardaban las apariencias.

No hay nada que disculpar, alteza —asintió cerrando los ojos por un breve instante, para volver a abrirlos y apreciar el rostro pálido de la princesa que se había acercado sin ser oída— Creo que está más cerca de ser la culpa de los demás de nosotros, poco acostumbrados a la sinceridad en la corte —y aún así le sorprendía el talante de la hija del rey.

Estiró la mano para coger la copa, rozando en parte sus dedos al hacerlo, hecho que en parte lo estremeció. De repente recordó viejas lecciones de su autoimpuesto exilio y una genuina duda empezó a invadir su mente.

Sin embargo, acepto la copa con agrado. Sobra decir que yo os debo una ofrenda de paz mejor que una joya que se desbarata sola —bromeó de regreso ante su sugerencia. La sonrisa que le ofrecía era leve, pero más que suficiente para que no pareciese fingida, sin duda su sinceridad resultaba refrescante— ¿Habéis pensado ya en vuestro para los hados de final de año? —le preguntó, intentando mantener una charla casual e inofensiva el mayor tiempo posible, buscando también cualquier información que le pudiese ser de provecho.

❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Jue Jul 22, 2021 12:48 am



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Qué ridículo resultaba verse en esa tesitura. Porque encima ¿qué hizo mal? Otros visitantes le trajeron joyas de una calidad inigualable; perlas tan blancas como la nieve que ahora azotaba su reino, turquesas del fondo marino y hasta rubíes que parecían sacados de una fábula. Pese a que la esmeralda no era de un tamaño pequeño y brillaba, Praise trataría de darle un mejor uso que en un mero collar. Quizás un broche, puede que hasta un pasador. Así al menos pasaría el rato enredada entre papiros para diseñar y matar el tiempo.

Porque sí, era cierto que como futura reina debía guardar unas lecciones para mostrar a su futuro esposo que únicamente no se casaba con una cara bonita. Madre se lo repetía muchas veces ‘En ocasiones, los rostro más hermosos guardan los peores corazones’. Y pese a que le molestaba ya que ella se consideraba bastante linda, no creía poseer un locomotor ponzoñoso.

Siguió caminando con los ojos puestos en la nuca del Duque. Debía reconocer que su peinado le era curioso. En su reino las personas con cabelleras oscuras eran menos avistadas. Pelirrojos y rubios predominaban. Por ello, los rizos zainos de éste le resultaban… curiosos. Además, junto a su palidez, resaltaba entre el resto de comensales y nobles invitados.

Si, quizás, no hubiera venido en un momento tan tenso; le hubiera apreciado mejor. Padre no soltaba prenda mas se notaba decaído y no configuraba su mente si podía ser a causa de un posible altercado o… algo más. Su vista perdida se había repetido en las últimas semanas, como si fuera una melancolía casi incurable. Finalmente quedó a la espera que la conversación que tuviese, por trivial que fuera, terminara. No podía tirar la piedra dos veces. Fue entonces que curvó sus labios aún sin teñir por el vino. Rara vez le permitían el capricho.

“Por supuesto que sí. Lo que pasa es que debéis poseer un corazón muy noble” ladeó el rostro, esta vez quedó mirando la profundidad de sus orbes claros “Lamento sonar ruda mas considero que si alguien miente, en el fondo no está haciendo un buen acto. Por ello prefiero no cometer penitencia todos los días y resaltar lo que creo inconveniente” luego, se limitó a un suave encogimiento de hombros “Pese a que a veces, hasta mi beldad, puede equivocarse” un poco de juego no haría daño a nadie.

El contraste de la temperatura de los dígitos ajenos hizo que sufriera un ligero escalofrío ¿sería que no había tomado calor aún hallándose dentro de palacio?

“Oh, Duque, olvidad la joya” tocó su corazón, donde la tenía guardada junto a una de las sedas “la he desestimado erróneamente. Es preciosa. Únicamente, toqué donde no debía” musitó, con una sonrisa educada aunque lo suficiente para restar tensión. Ante su interrogante, la joven asintió “No me queda otra que continuar con mis oraciones y aguardar a que la primavera vuelva a cubrir las tierras de nuestro añorado reino ¿qué hay de los vuestros, Duque?—” comentó, antes de que un varón chocase contra ella y la tirara sobre el torso del joven. Ligera rojez se representó en su semblante de porcelana “Cielos, disculpad”

❈ PROUVAIRE ❈






the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Sáb Jul 24, 2021 12:35 am



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO
Las ojeras le bailaban bajos los ojos, era un hombre joven en realidad, pero su tono desvaído le hacía parecer mucho mayor de lo que en realidad era. Eran las largas noches sin dormir, apenas despegando la mirada de los pergaminos y volúmenes interminables con los que a diario se desvelaba, buscando desvelar los secretos de aquel arte prohibido y hacía tanto tiempo olvidado por los hombres de esas tierras, como casi toda la magia desde la era de reyes cuyos nombres ya habían sido olvidados.

Se decía que antaño todos los monarcas contaban con un consejero de confianza que dominaba las artes de la magia, la sanación y la premonición para reforzar su poder. Sin embargo, esa tradición se había olvidado cuando la Orden de la Flama Eterna se había establecido en el reino de mano de Voltigar el Piadoso, el rey que había convertido a los magos en parias y perseguidos. Pero la magia no había desaparecido, solo se había ocultado.

No sois ruda en absoluto, es solo que resulta refrescante alguien que no solo intercambie halagos hasta la saciedad —le respondió, inclinando la cabeza ligeramente como una forma de señalar a los demás invitados, como si de repente el duque y la princesa se hubiesen vuelto íntimos, capaces de estar al margen del resto del mundo sin vicios ni mentiras. Esa era la primera mentira de la jornada.

Solía ser comedido en sus palabras, pero los ojos le traicionaban constantemente cuando se trataba de intentar ocultar una emoción contenida. A pesar de ello mantenía la mirada a la princesa, sus ojos azules que parecían intentar descifrar qué guardaba detrás de la mirada del hijo del que había sido el sirviente más fiel de su padre.

Debe ser cansado recibir a tantos invitados personalmente —fue su única respuesta, haciéndole caso y desestimando la polémica que había rodeado el obsequio de la esmeralda. Él a su vez tenía que recibir a sus propios vasallos de tanto en tanto, por mucho que sospechara que asistían más por el interés de la comida y la cacería que por renovar su juramente de lealtad con su señor.

Estaba a punto de responderle cuando la vio venirse encima suyo, sin poder atinar más que a sujetarla con sus brazos para evitar que resbalara y acabase cayendo para peligro y bochorno de ambos. Se la quedó mirando un segundo que se hizo bastante largo antes de soltarla del todo y oír su disculpa.

Por favor, no hay nada de qué disculparse —comentó, ahora sí separándose de ella otra vez— Además el contenido de mi copa no ha llegado a derramarse, por lo que no hay víctimas que lamentar —le dijo a manear de broma antes de volver a mirarla— Mi deseo es que el próximo año pueda volverme más sabio que este —"y más poderoso" omitió también, enseñando una sonrisa sorprendentemente brillante.

A vuestra salud —agregó, alzando su copa ante ella para dar un breve trago sin quitarle los ojos de encima.

❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Sáb Jul 24, 2021 6:04 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Era curioso que tuviera unas ojeras marcadas ¿no dormía bien? ¿No sabía de la existencia de almohadas de plumas de ganso? La verdad es que no sabía nada del susodicho Duque. Todo porque el anterior que portó el titulo no es que fuera un hombre hermético mas tras su fallecimiento nadie volvió a nombrarlo; quizás temiendo que resultara haber sido perjudicado a causa de una maldición. Praise era escéptica. No creía en las artes oscuras mas tampoco en que un ser omnipotente como ‘Dios’ permitiera luego tales desgracias.

Era aún demasiado inocente para convencerse de que el ser humano puede ser débil y despiadado y eso le iba a pasar factura, tarde o temprano.

Tampoco podía decirse que hubiera podido indagar. Siempre los libros se quemaban antes de que sus dígitos llegaran a tocar una mera página. Esas atrocidades que convivieron con el reino terminaron por desaparecer y era casi un punto imposible de retomar. Ni siquiera los Sabios le iban a ceder una mínima información y tal como era, la princesa no se quedaba conforme.

“A vuestro parecer soy refrescante, a ojos de otros una posible maleducada” musitó, sin más, ya que no le causaba un gran dolor lo que dijeran a sus espaldas. De reojo admiró que ambos estaban separados por unos escasos pasos del resto de la comitiva. Seguramente, en un rato tendría que pasearse a dar su bienvenida al resto y realmente, no le apetecía. No es que la charla con el varón le diera una gran satisfacción no obstante era entretenido estudiar al extranjero.

“Lo es pero es deber de cualquier monarca. A fin de cuentas debemos agradecerles que cooperen con el reino y batallen cuando estamos en riesgo” a su parecer, Padre no tendría que dar tantos beneficios sin embargo, su voz no sería atendida como deseaba. Nuevamente, sus azulados se fijaron en el hombre “¿Y vos? ¿Aguantáis muy a menudo los peloteos?” configuró una sonrisa mordaz mientras daba una calada a su copa.

Por un instante sintió que la piedra hizo presión en su pecho. Le restó importancia cuando el duque consiguió tomarla y milagrosamente ninguna de las dos copas amenazaron a sus respectivas prendas. Solo fue un susto aunque al verse cercana (de más) a éste; pudo detectar el olor a madera de él. Lo cual le resultó interesante.

“¿Más sabio?” aquella petición casi le hizo reír. Únicamente, le parecía poca cosa “Supongo que no desear ambicionarse con más de lo que podemos retener está bien” manifestó. Justo iba a darle un sorbo a su bebida cuando detectó un olor extraño, como agrio.

“Oh, debe haberse echado a perder la garrafa…”

❈ PROUVAIRE ❈






the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Vie Jul 30, 2021 11:53 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO
Desde pequeño le habían preparado para gobernar, intentando cultivar en él todo tipo de conocimientos y habilidades propias de lo que se esperaba de un duque, mas su tutor, un hombre sabio al tiempo que misterioso, también le había introducido en un tipo de aprendizaje que se creía perdido, acerca del cual los hombres rumoreaban y con razón, pues poseerlo significaba acabar condenado a arder en la pira.

No pudo evitar sonreír al comentario de la princesa. Se notaba que la sinceridad era uno de sus dones, uno que podía resultar muy peligroso para gente como ellos, que debía hacer equilibrio mientras caminaba por la delgada hoja de un cuchillo. Razón para que todavía le pareciese una cualidad admirable, pues la ponía en peligro.

Pues es, como en la gran mayoría de los casos, una cuestión de apreciación en los ojos que lo ven —le respondió. Sí, para ser princesa hablaba con demasiada franqueza, ello podía dificultarle las cosas con un potencial marido, en especial si este era un inseguro de los que necesitaban a una damita sumisa a su lado— Para algunos yo podría parecer un invitado poco grato —sonrió por encima del borde de su copa de vino.

Decir que lo suyo eran las habilidades sociales habría sido mentir, el problema era que rara vez tenía tiempo y menos aún le sobraba como para detenerse a entablar conversación con los simples aduladores de la corte, pero la princesa era un asunto completamente distinto. Casi por azar había acabado por agradarle.

Solo los necesarios, pero los señores tienden a subestimar a los demás en base a su edad y eso suele ser un error, uno que no está mal aprovechar —dejó caer, pues tal como su apariencia delicada podía hacerla parecer solo una dama de la realeza, cada vez le quedaba más claro que había mucho más.

Alzó una ceja ante su comentario, sobre todo a lo que había bebido. Adelantó la mano hasta la copa para tomarla de entre sus dedos, no había tiempo que perder y se la acercó hasta los labios.

Este olor... —repasó en su mente los aromas, el vino parecía especiado más que afrutado, de varios años madurando en roble y al final, otro componente— Veneno —le susurró, acercándose lo suficiente como para que pudiese oírle entre todo el bullicio, quizás demasiado cerca como para una princesa.

Llevó la copa a sus labios y bebió un sorbo, repasándolo con la lengua sin miedo a la toxina.

La pregunta es cuál de nosotros dos era el verdadero objetivo —bebió otra vez, mirándola a los ojos— Por favor fingid como que no ha pasado nada y por mi no hace falta preocuparse, estoy cubierto —le dijo, demasiadas sesiones de mitridatismo como para verse afectado con la dosis que había llegado a probar.

❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Sáb Jul 31, 2021 12:46 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Ciertamente, Praise había recibido una educación severa. Siendo la única descendiente del monarca, todas las esperanzas estaban puestas en ella. Si bien ello conllevaba una cierta presión, sabiendo que solamente quedaría de lado cuando su prometido tomara el trono. De todas formas, eso no quitaba que pudiera ser sibilina. Era mejor casarte con un ingenuo y gobernarlo a tu antojo que verte reducida a mera decoradora.

La reina insistió en que debía controlar su genio. Seguramente, en el pasado soportó las miradas reprobatorias de los antiguos lores. Mas la princesa creía conveniente que si su educación en ámbito político y estratégico era de vital importancia, también debía serlo la social y no existía mejor frase que ‘acércate a tus amigos pero más a tus enemigos’.

Como bien se supone, desde el momento que entró el Duque fue la principal comidilla. Alejado, reservado y con un pasado familiar que si bien se resolvía recordando a su progenitor, todavía quedaba la duda de si la ‘viuda’ estaría resentida por la tardanza de los caballeros en anunciar el fallecimiento de su amado esposo. Y aunque a primera vista luciera sencillo, la rubia intuía que podía poseer doble cara.

“Debéis ser muy bien acogido por las damas si es que sabéis apreciar los ‘dones’ menos adulados” comentó con una sonrisa de lado. Praise sabía que era importante mantener la apariencia de fierecilla domada, Madre insistía que no perdiera los estribos, a pesar de que ciertos allegados le producían estupor “Quizás se deba, con mi honesta beldad, a que vos vestís con tonos muy fríos. No os lo reprocho, comprendo que sea vuestro estilo mas… a lo mejor un color azul menos dañino podría resaltar su mirar” comunicó, bajando sus ojos al punto justo para fingir ‘admiración’ por la musculatura del varón.

Echó una mirada de reojo. Madre lucía más comedida al verla ‘relajada’ y Padre… bueno, él continuaba con un rictus claramente despectivo. No se lo reprochaba. Gastar saliva innecesariamente era ralentizar otras actividades de prior. Retornó la mirada a los orbes claro del varón, asintiendo “No obstante, supongo que tan bien sabe como mi persona que la vida no suele ser extensa para muchos. Es casi un milagro los que sabios que llegan a la vejez” atendió.

Iba a darle un sorbo a su copa sin embargo, él tomó iniciativa en retirarla. Lejos de disgustarse, estudió en silencio los movimientos de este. Se atrevió a probarlo aunque fuera rozando levemente su labio ante el líquido. Los ojos de Praise mostraron una sorpresa intermitente. No hizo ningún movimiento para despertar el interés del resto de los presentes.

Fue muy nítido: veneno.

Si bien un pequeño temblor comenzó desde sus pies, la princesa no iba a dejar que nadie la intimidara. Claramente, la copa que tomó había sido escondida entre el resto. Por suerte sus progenitores no tomaban aquel día por temas religiosos. Palidez sucumbió a su rostro al verle sorber de nuevo. Sentía hasta nauseas.

Iban a por ellos.

“Escoria” escupió por lo bajo, fingiendo reírse por algo que supuestamente habría dicho el Duque. Novisgrado era su reino y si pensaban arrebatárselo con una artimaña tan bruta, eran unos ineptos “Hubiera sobrevivido” porque claro, soberbia es heredada “Los médicos de palacio guardan todo tipo de elixires” así que, una risotada más audible se hizo eco mientras los invitados continuaban con su baile.

Sus ojos brillaron de curiosidad.

“¿Acaso sois descendiente de los catadores de veneno, querido Duque?”


❈ PROUVAIRE ❈






the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Miér Ago 11, 2021 4:28 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

Había una buena razón por la que su padre había elegido mantenerlo lo más lejos posible de la corte durante su juventud, después de todo el hombre más cercano al rey también significaba que era el primero al que los demás que desearan ocupar esa posición tendrían en la mira. Además le había dicho alguna vez que la excesiva cantidad de partidas de caza, bailes, banquetes y torneos a los que era tan aficionado el monarca, tendían a atraer a toda clase de aduladores y a la larga debilitaban el espíritu del hombre, convirtiendo al noble guerrero en un cortesano que tenía su espada como un ornamento.

Matthias era muchas cosas, tenía una mente ágil y sabía callar cuando era necesario, se defendía con las armas como era debido y además había heredado un don de su madre que se había creído olvidado durante generaciones. El problema de este último radicaba en que podía exponerse siendo demasiado joven, quedando en evidencia y a merced de los guardianes de la flama y de ese destino ni siquiera el duque estaba a salvo de perecer entre las llamas de los fanáticos. Algo que no era definitivamente, era un galán o nada parecido.

Ay de aquel que considere bajar la guardia ante vos, alteza —le reconoció el mérito de sus palabras con un leve asentimiento. Tenía arte en el hablar, de eso no había ninguna duda, años de entrenamiento revelaba la princesa en ser capaz de decir las cosas sin que sonasen como insultos ante invitados que de seguro tenían facilidad para ofenderse a la primera— Procuraré revisar mi vestidor más a menudo, estoy seguro de que tengo también ropa negra —bromeó como respuesta, ¿en serio le había mirado los ojos con detalle? Nunca le habían encantado sus ojos, porque sí, eran azules, pero carecían prácticamente de brillo y parecían más unos pozos profundos en los que ahogarse que un estanque reluciente como los de la princesa.

La repasó con la mirada, aquella que ella había señalado iba a juego con sus ropas oscuras, unas que junto con su cabello hacían que casi se perdiese en cualquier multitud.

Muy pocos, además del hecho de que los hombres buenos o grandes atraen una cantidad inusitada de energías oscuras a su alrededor —le dijo, una alegoría al caso de su propio padre, que sabio como era no había llegado a viejo precisamente por lo acontecido bajo los techos de esa corte en que se encontraban.

Probar el veneno fue fácil, aquellos que no eran del todo diestros en el arte del mismo podían acabar adhiriendo la cantidad inadecuada de mezcla al mismo y claro, al mezclarlo con el vino había arrojado un olor ocre que permitió al duque adelantarse y probar el mismo. De haber bebido, la princesa Praise habría visto sus últimas fiestas pasar y a él quizás le habrían acusado de traición por haber sido el último en hablar con ella, quizás incluso aunque no hubiese muerto, pero lo habrían sacado del camino igualmente solo con la acusación.

Fingió reírse también, como si hubiese dicho el mejor de los chistes en lugar de una verdad afilada como la espada de un verdugo.

Estoy seguro de que sí. Habríais enfermado y después de unas semanas estaríais como nueva, pero yo he estado aquí hablando con vos y no dudo que mi cabeza habría acabado en una pica en lo alto del palacio —señaló, que no habían querido matarla a ella, pero sí hacerla caer en cama y acusarle a él.

Se seguían riendo, ocultando con ello todo lo contrario a la gracia que le podía haber hecho a ninguno de los dos aquella "broma" que les estaban gastando.

Sois la única que conoce la causa de mis ojeras, es el mitridatismo —la práctica de ingerir a diario pequeñas dosis de veneno para acostumbrar al cuerpo a las mismas hasta hacerse inmune— Confío en que sabréis guardar el secreto —le guiñó un ojo y le dirigió una sonrisa que quizás en el rostro de alguien que no se envenenaba a propósito habría parecido hasta encantadora.

❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Vie Ago 13, 2021 7:22 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Praise lucía inocente aunque si le estirabas de la lengua, podías verte afectado por sus golpes con vocablos bien elaborados al tiempo que enumeraba miles de pastosidades de su conversata. Solo que, enigmáticamente, el Duque no había caído todavía. Lo de los regalos, al fin y al cabo, era una minucia. No atacó directamente a su autoestima y a siendo honesta hasta pensaba que le daba igual el hecho de haberle despreciado. Vamos, que no era un peón tan fácil de derrotar.

Evaluó con el mejor disimulo su porte. Si bien no era un caballero de las justas, creía que era capaz de ceder un golpe certero si alguien trataba de propinarle un sonoro guantazo. Hasta pudo imaginárselo crujiendo los huesos, cosa que le desagradó y borró de buenas a primeras. Además, le acompañaba esa aura de silencio y ‘tranquilidad’ que le provocaba una incógnita ¿jamás metería la pata? ¿Era siempre políticamente correcto? Si bien quería juguetear con su paciencia, tendría que reservar tal dicha para cuando hubiera menos multitud y su padre dejara de estar pendiente de cada movimiento corriente que hacía.

“Por favor, ni que yo fuera mortífera” bromeó, pestañeando con lentitud pues todos alababan sus claras canicas. El tema de la ropa había salido fluido mas no dejó de cederle su punto de opinión poco importándole que el Duque estuviera fuera de las modas dentro de la corte. Su afilado rostro guardaba una belleza extraña, y por ello Praise no quería perder ápice de su nuevo ‘juguete’. Ella meneó la cabeza, casi con un suspiro de resignación “Ustedes los hombres gozan de completa libertad para vestir. Mas si yo quisiera ceñirme ante un vestido de un color no apto a las costumbres, me tildarían de bruja” declaró sin reparo.

Removió su extensa melena que cayó fluidamente cuan cascada de manantial. La peinaba con primor todas las noches. Cien veces, casi de forma ritual, antes de acostarse y ceder a una suave narcosis.

“Eso es cierto y además, si se me permite añadir, pueden llegar a oscurecer el alma de la persona. Ya no dispondría de retorno alguno” la codicia era un mal mayor que Praise conocía de buena instancia. Varios hombres cayeron cuando su Majestad dejó de confiar en ellos y pasaron a ser parias.

Quién le diría que el invitado iba a ser una auténtica caja de sorpresas. Había pillado a tiempo la bebida envenenada. De un mero roce con sus labios, habría caído en el sueño del alma y su corazón, helado, se quedaría hecho negrura. Le miró, nuevamente, mientras se reía abiertamente de lo próxima que estuvo a la muerte. Cualquier otra muchacha se hubiera puesto a gritar que había una conspiración. Praise no. Se mantenía erguida y pavoneándose de que sobrevivió al vil intento de acallarla.

“Oh, todo podría darse por contrariado” enfatizó la muchacha con precaución. Claro, un error garrafal haberse aventurado a parlotear con el ojito derecho de su majestad y acabar siendo cebo de cuervos e insectos en la horca no era el mejor destino para nadie, menos un recién llegado “No en una pica, solamente habríamos tirado de cada músculo hasta haceros inservible” decretó sin emoción.

Sonrió como si eso sellase el gran ‘secreto’ revelado para ese aspecto de alerta interna nocturna que portaba el Duque. Sin embargo, eso le llevaba a más cuestiones “He de deciros que estaba reacia a vuestra llegada mas… creo que vamos a tener unos días inolvidables con su vista, señor Grünberg, lo presiento” y así, con otra inclinación, debía despedirse “Temo que hoy no podremos bailar, a Padre ya le han avisado de que hay gato encerrado—y su ira es temible”


❈ PROUVAIRE ❈






the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Mar Ago 17, 2021 1:11 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

Alzo una ceja en señal de reconocimiento a la astucia de la princesa, ciertamente no le faltaba habilidad a la hora de calar a las demás personas. Seguro, pensó, que era un rasgo que se desarrollaba por puro instinto de supervivencia al haber sido criada en la corte real, como única hija de un monarca que tan bien como sabía hacer amigos, tampoco tenía problema alguno en enfrentarse a enemigos cuando llegaba el momento de que asomaran sus verdaderas intenciones.

Estoy seguro de que han habido más condenas de brujería basadas en las ropas, los supuestos males de ojo y las envidias de las personas que por la misma práctica de la brujería —comentó, porque la superstición y el prejuicio no habían desaparecido incluso cuando el último hechicero había ardido en la pira real— Que las habladurías no os inhiban, después de todo, si es lo que pretenden hablarán sea verdad o no —recalcó, pues la imaginación daba para tanto cuando se llamaba tanto la atención como solo una princesa podía hacerlo.

Se perdió unos segundos en la caída de su cabello, suave y brillante que resbalaba alrededor de ese cuello pálido.

Librar las guerras silenciosas de la corte requería una maestría tan grande como la del campo de batalla, solo que ahí no se podía distinguir del todo la presencia de los amigos y los enemigos. Cualquiera podía representar cualquiera de esos papeles según la ocasión y el momento, sin banderas que permitiesen distinguir a los bandos y la traición aguardando detrás de cada cortina.

Un destino que no deseo y una práctica que no ansío conocer —le respondió, como si del que estuviese hablando que podía acabar desollado no hubiese sido él mismo. El castigo por atentar contra la vida de un miembro de la familia real no conocía límites, pues tal crimen tampoco tenía un límite en su vileza. No supo en ese momento si acaso era una advertencia o el intento de la princesa por volver a sentirse segura en su posición después del atentado— Pero es importante asentar el ejemplo —concordó con ella.

Reacia. La palabra se tallaría en sus recuerdos para analizar más adelante.

Por supuesto, alteza, entiendo que cualquiera pueda sentirse "indispuesto" como para pasarse la noche bailando —le sonrió de regreso, devolviéndole la inclinación. Ahora ambos compartían secretos del otro, no podía considerarse confianza, pero al menos compartían algo más que miradas cruzadas y sonrisas amables.

❈ PROUVAIRE ❈


Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Mar Ago 17, 2021 2:57 pm



CAPÍTULO I
Somebody Told Me
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
La despedida es efímera y Praise vuelve a su sitio natural, a los peldaños que asciende, a donde la luz de la antigua lampara resalta su contrastada belleza. Madre está parloteando de temas sin rango con los comensales de fuera mas Padre aguardó a su llegada.

No se miran directamente. Es más, el monarca luce abismado en sus propios juegos mentales hasta que reproduce un vocablo que tan solo, y pese al estruendo, consigue identificar la princesa:

'Caza'.

Esconde una sonrisa de jubileo. Por supuesto que el Duque no le cae mal y podría haber advertido a Padre de la copa envenenada mas si un día en su cabeza se posaba la regia corona ¿no debería jugar también sus cartas?

Así que la joven saca la esmeralda que se convirtió en un signo de disputa e interés a partes iguales, sabiendo que al alba todo se volvería más emocionante.
❈ PROUVAIRE ❈






the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Vie Ago 20, 2021 8:40 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

En las afueras la ciudad todavía dormía, ni siquiera los labradores de los campos cercanos habían pensado todavía en abrir sus ojos y levantarse, ¿Con qué fin? Poco había que hacer durante el invierno más que alimentar a los animales y regresar al calor del hogar para intentar combatir el frío. Pero ese día era diferente, en el castillo todos los sirvientes se habían levantado antes del alba para preparar todo lo necesario para la cacería.

Como por designio de los dioses la nieve había parado, acompañando el deseo del rey de ese día salir de cacería. En plena estación no había riesgo de encontrarse con osos, pero los lobos siempre eran una opción a tener en consideración, por lo que un contingente de nobles y cazadores acompañarían al monarca en su excursión. El sol de invierno ofrecía poco calor, pero lograba ablandar la nieve allí donde llegaba y el camino había sido cuidadosamente despejado por los criados durante la noche, al menos podrían descansar durante el día cuando la alta nobleza estuviese lejos, siguiendo a su rey por el bosque y los montes cercanos.

Renos, alces y venados, ahí estaba dirigido el esfuerzo de ese día.

Como era correspondiente a su posición, el Duque Matthias ocuparía una posición de privilegio en a escolta real, eso significaba que debía levantarse aún más pronto para estar listo, nadie debía hacer esperar al monarca. Estuvo allí en el lugar indicado, a lomos de su caballo de oscuro pelaje, sujetando sus bridas con una mano y descansando la otra envuelto por su capa de viaje.

Su excelencia, alteza —inclinó la cabeza cuando el rey, y para su sorpresa, su hija la princesa Praise, cruzando por delante suyo y de los otros duques y marqueses que los acompañarían los primeros. De momento en la noche no se había oído de ningún altercado, eso significaba que los guardias no habían detenido a nadie, al menos no de momento, pues las sospechas del veneno podían acabar recayendo sobre el menos esperado.

Un par de hombres de armas lo acompañaban, eran leales a su familia desde hacía generaciones y sabían seguir el rastro de un cérvido durante leguas antes de perder su rastro, así que esperaba poder desplegar su habilidad cuando fuese necesario. Eso sí, su atención se centró en la princesa, aunque esperó un poco para acercarse a ella.

Alteza, tened el mejor de los días, ¿Habéis pasado una buena noche? —le preguntó, pues entendía que estar al tanto del intento de envenenarlo, con los fines que fuese, habría aflojado los nervios de cualquiera. Por supuesto que era un secreto que esperaba se mantuviese entre ambos, así como el de la particular dieta del duque.



Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Sáb Ago 21, 2021 5:31 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Cualquier otra señorita de su grado hubiera despotricado por interrumpir sus ‘horas’ de belleza. Sin embargo, la educación de Praise había sido muy distinta a la que recibió la reina en el pasado. Suponía las razones eran de su propio padre. Quizás con temor a que la linda flor no supiera defenderse de cara a un bárbaro. No obstante, la agudeza de la rubia le permitió detectar a posibles peligros para el gabinete cuando ya tuvo edad de soltar miradas hastiadas a cierta nobleza.

Recogieron su extensa cabellera en un moño fijo. Las ropas fueron capas y capas hermosas que solo las mejores modistas le creaban para su exclusividad, insertando una ‘P’ como sigla de identificación. El último lobo que cazaron sirvió para un conjunto de guantes y sombrero exquisitos y ello se posó encima de su áurea raíz al terminar los últimos retoques.

Su yegua, Bridgette la saludó con el típico relinche. Acarició su lomo y le rascó por la oreja, esa había sido su montura desde que en su decimotercer cumpleaños la halló dormitando junto unos buenos montones de paja. Desde el día que se subió a ésta, sintió una conexión especial con el animal. A lo mejor eso había heredado del antiguo rey, su abuelo: la afinidad con la natura.

Aquella travesía sería una actividad de ocio mas sino fuera por el invitado especial: nuestro querido Duque. Y sí, mentiría si tratara de evadir cualquier recuerdo de la noche pasada en su mollera. Sin embargo, la rubia debía continuar en alerta. La escena con el vino pudo llegar a estar colaborada y si otra fruta maloliente tentaba a su suerte, la guillotina sería su última amiga.

Padre, el resto de nobles y su persona cabalgaron a las afueras del palacio. La nieve había sido retirada por los criados y la sal consiguió opacar el encanto puro. Fue entonces que divisó a un corcel de pelaje tan negro como los cabellos del invitado y vaya, curiosidad, que era dueño de la criatura. La princesa paseó a su guía de color crema a unos metros por delante del resto. Claramente, deseaba entrever cómo se preparaba el sol para salir y brindarles un buen día alentador.

‘Duque’ el Rey saludó con una inclinación leve de cabeza y le siguió con gran porte ‘Esperemos que tenga la deleite de brindarnos un corzo sano. Vuestro padre era un exquisito tirador’ musitó antes de que los hombres le avisaran el avistamiento de la primera presa. La princesa, por su parte, se mantuvo en un segundo refilón hasta que éste le saludó.

“La mejor de todas. Solo hubiera llegado a completarse si la luna hubiera estado llena y el eco de los búhos y los lobos se convirtiera en una bella nana” recreó con su característico tono dulce, analizándole pulcramente “Espero que vuestro sueño no fuera interrumpido por el egoísta Morfeo y albricias, que esta actividad nos haya dejado aún más cansado de cuando arribasteis a palacio—“







the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Vie Ago 27, 2021 10:34 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

Pocas cosas demostraban las pocas horas de sueño que había pasado como sus pronunciadas ojeras, pero al menos había valido la pena. Las sesiones de mitridatismo dieron resultado finalmente cuando en un solo movimiento, había logrado demostrar a la princesa que estaba siendo el blanco de un atentado y al mismo tiempo que podía confiar en él, de la misma forma que había confiado en ella revelándole su secreto.

Por supuesto que la dosis ingerida en el vino había sido bastante más que lo usual, por lo que las horas que pasó fueron tremendamente incómodas y llenas de calambres. Afortunadamente para él, nadie lo notaría por su apariencia en la mañana, su piel pálida por el frío y las ojeras por la necesidad de madrugar para partir antes del alba a capturar a las presas para el banquete real que habría posteriormente, donde se seguiría celebrando el final del año al mismo tiempo que se pretendía que nada había pasado durante la recepción del día anterior.

La sola mención a su padre no era suficiente como para turbar su humor, después de todo ya estaba casi acostumbrado a que en cada saludo de la corte alguien le recordase la nobleza y los infinitos dones que poseía su padre.

Solo lo mejor para su excelencia —contestó y seguido a esto agachó la cabeza ante el paso del rey su corcel por delante de los nobles que esperaban su llegada desde antes del alba.

La princesa por su parte se mantenía estoica sobre su montura, como si nada hubiese pasado. Era la educación de la corte real haciendo gala una vez más.

Por hoy intentaremos evitar a los lobos, como es sabido son animales inteligentes que viven en manadas y así también saben mantenerse alejados de los hombres cuando estos los superan en número —le respondió, en parte broma y en parte información, una que posiblemente la princesa no necesitaba para la cacería, pero que venía bastante mejor a la hora de tratar con conspiradores— No tenéis nada de qué preocuparos, todavía mantengo un pulso lo suficientemente firme —dijo, sacando la mano que no sujetaba las bridas desde el interior de su capa, la mantuvo en el aire, mostrándole que ya no temblaba pues había conseguido purgar para esas horas todo rastro del veneno que originalmente iba dirigido hacia la princesa.

Vuestro padre me ha encargado cazar un corzo joven, ¿Son así de altas vuestras expectativas para el día de hoy? —preguntó el duque a la joven, justo cuando la comitiva comenzaba su rápido avance para empezar a internarse en el bosque. Los guardabosques se habían adelantado, andando a paso firme entre la nieve para atisbar a las presas antes de que llegaran los señores en sus caballos para acorralarlas y darles fin.

Se ubicó a su lado, pues aunque tenía una misión de la más alta prioridad, todavía quedaría un rato antes de que los sabuesos comenzaran a ladrar y todo el mundo se lanzase de cabeza a por la pieza de caza más grande de todas.

Espero que mi compañía no os importune, más es el interés por vuestra persona y no solo el deseo de fungir como vuestro taciturno guardaespaldas el que me lo pide —mencionó, mientras los caballos seguían andando a paso tranquilo entre los troncos de los pinos.



Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Sáb Ago 28, 2021 9:07 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Cualquier otro ser mundano no hubiera conciliado el sueño a sabiendas de que una persona iba tras su sombra y había planeado su ‘desaparición’ del reino entero. Sin embargo, su muerte solamente hubiera supuesto un drama mayor no solamente en la corte, Padre pagaría hasta sacar cada molar y hueso minúsculo del homicida. Su sangre hervía con el mismo fuego que, en el pasado, su progenitor tomó para tirar los cuerpos de sus contrincantes cuan lanza de Longinus.

Alza la cabeza: El invierno solía ser su estación favorita. De niña rememoraba jugar con el resto de sirvientes, pues en la infancia casi todos eran iguales, y estamparse las bolas de nieves entre sí. No obstante, parecía tener una especie de ¿recuerdo? No era tan grande para catalogarlo así pero—parecía acordarse de un muchacho con pelos tan claros como la nieve y una faz tosca.

Semejante a un monstruo.

Nunca había cuestionado quién era, porque solo apareció ese día. No obstante tenía la impresión de que aquel ser no paraba de mirarla a ella, igual que si la conociera.

Tales tonterías se esfumaron cuando Bridgitte relinchó y ella, cariñosa, removió su mano oculta en un guante para darle una caricia. Terminó removiendo sus tobillos para que la yegua trotase y así admirar el espacio donde los animalillos del bosque que trataban de nutrirse entre sí se mantenían ocultos, presos del toque instintivo de la naturaleza.

El Rey terminó por abandonarle, y así Praise tuvo su suerte de adjuntarse. Los nobles que acompañaban a su padre, simplemente le cedían conversaciones triviales y carentes de emoción para sí. Su faz quedó sin mostrar ninguna emoción previa, al menos hasta que se presentó ante el duque. El mismo mostraba un rostro imparcial, un libro que no era fácil identificar por su tapa.

Mostró una sonrisa de sabidilla porque llegó a escuchar la promesa dedicada sobre un corzo en su honor.

No creo que los lobos sean un problema. Traen trozos de alimañas suficientes para dejarles enrevesados” mentiría diciendo que era su primera vez acompañando a éste a por las criaturas. Había llegado a manejar el arco con proeza mas al final del día, le aburría. La vez más interesante fue cuando atisbó a los que aullaban a la luna y como el líder le permitió vivir cuando ella se perdió alrededor de los arbustos. Respiró suave antes de mirarle con la misma pausa que cualquier otra conversación imparcial “Oh, entonces, veo que os comportaréis similar a un caballero en una gesta, queriendo ganaros mi corazón” se burló, pues obvio que el Duque guardaba más razón que otros idiotas de noble alcurnia que trataron de pedir su mano.

Afortunadamente su estado ya no se centraba en posibles espasmos y eso quitaría cualquier introspección sobre si era causa del cansancio o algo más. Qué astuto. No podía perderle de vista “Me alegra saber que una porción de esa ponzoña no le haya dañado. Ni mi beldad podía imaginarse que Padre osaría a hacer una caza al día siguiente. Imagino que aguantáis completamente cualquier cosa que vaya por otra tirada” mantuvo con una semisonrisa. Llanamente, quedó en una falsa careta de razonamiento “Más bien, creo que quiere que le llevéis al líder de la manada. Pensará que un corzo joven estará bien… de aperitivo” le avisó, terminando por soltar una risilla.

Los perros seguían atados y por ende, les cedían unos minutos previos a comenzar con la violenta cacería.

Muy amable y sincero. Así podéis ganaros la atención de cualquier damita que se pierda por unos bellos ojos y buen vocabulario” repuso aunque no lo dijo con escepticismo, solo un apunte. Una fría brisa removió sus cabellos que se colaron por detrás de sus orejas “Os prefiero a vos que cualquier guardaespaldas carente de sentido común”








the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Miér Sep 01, 2021 1:05 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

La nieve ha dejado de caer y pronto, cuando el sol aparezca en el horizonte, los primeros rayos comenzarán a derretir lo blanco del camino, allí donde los árboles no cubran con su sombra el suelo y opaquen cualquier señal de vida hasta el comienzo de la primavera. Pero el invierno ha sido duro y por mucho que el rey y sus celebraciones pretendan demostrar lo contrario, cada vez el reino parece ir a peor, sosteniéndose solo por la firmeza de los hombros sobre los que descansa la corona.

Todo el mundo sabe que en su juventud el rey fue un gran guerrero, uno valiente y del que siendo joven se escribían gestas y canciones que alababan sus hazañas. Esos años ya habían pasado, años en los que él y el Duque habían sido como hermanos que eran leales el uno con el otro, hasta que eso se acabó y con la maldición llegaron los malos tiempos, los dolores articulares y el frío inclemente para sus huesos.

Dejó que los demás nobles se adelantaran en el camino, todavía quedaba tiempo hasta que pudiesen ver nada similar a  una presa. Los animales salvajes se alejaban por instinto de los asentamientos humanos y solo por eso se conservaban grandes extensiones de bosque como ese, donde el rey podía proteger la cría de los grandes ciervos a cambio de cazarlos en temporada cuando le apetecía entretener a la corte o simplemente distraerse de sus obligaciones.

Por supuesto que han sido previsores, aun así no me fiaría de que se conformen solo con carroña —señaló, pues los lobos no eran perros y ante la perspectiva de carne fresca, de encontrar a alguien arrinconado, no tendrían dudas en rodear a un jinete perdido, ya no por él, sino que por la carne de su caballo si es que este acababa lastimado en algún accidente. El comentario le hizo gracia, la princesa tenía la facultad de decir las cosas con el tacto suficiente como para entenderlas y al mismo tiempo, sin llegar a lastimar a nadie que no fuese demasiado sensible a sus comentarios— Así es, batiéndome contra un dragón solo para obsequiaros la joya que guarda en su corazón con tal de ganarme el vuestro —afirmó, preguntándose cuántos todos habrían caído alguna vez por arriesgarse en intentos similares por impresionar a una joven.

Conocía a su padre, sabía cómo se había unido al rey en su época, lo que no conocía era cómo había caído de un día para otro de su lado y cómo nada se había averiguado al respecto.

Sería una lástima decepcionar a su excelencia —asintió, todavía ansiando el regreso a la mullida cama que lo aguardaba en el palacio, pero eso no estaba siquiera en su línea de posibilidades, pues después de la cacería lo que seguiría sería un banquete del que no se podría excusar hasta altas horas de la noche— No permitamos que nuestro pequeño contratiempo de ayer impida cumplir la misión encomendada —le respondió, apretando su puño con más fuerza alrededor de las bridas de su montura.

Alzó una ceja cuando mencionó sus ojos, no era como que Matthias se creyese por un solo segundo un rompecorazones, para eso ya había jóvenes caballeros de brillante armadura. A él le gustaba ponerse la armadura cuando había que pelear de verdad, no para lucirse delante de las damas.

En ese caso deberíamos adelantarnos, creo que ya oigo a los sabuesos ladrar —advirtió, apresurando un poco el andar de su montura, más aún considerando que la princesa le había advertido que se esperaba de él más que un simple esfuerzo y que a pesar de sus pretensiones, las expectativas del rey no amainarían.



Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Jue Sep 02, 2021 1:09 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Las espuelas de los caballos se identificaban en el camino de nieve. Era una estampa hermosa, una que retener para tiempos complicados; cuando a Padre le iba la rabia y obligaba a todos los presentes a no salir del Castillo. Un tema peliaguado que no podía salir del palacio por el bien de la corona. Si los campesinos creían que su cabeza estaba perdida, entonces querrían sublevarse.

Mas el doctor nunca había estipulado que su Majestad sufriera de algún mal sin cura. Madre lo atribuía a sus flojos nervios y el continuo estrés por verse con la necesidad de controlar bien las tierras y los escarceos de otros reinos. Era bien sabido que su reino era próspero y obtenerlo; mediante la fuerza o con su mano prometida eran las dos únicas opciones viables.

Miró al Duque. Según le hablaron de éste, se lo imaginó de otra manera. Aún recordaba a su progenitor y al parecer, el descendiente salió al lado materno. No podía negar que guardaba… una belleza particular. A pesar de exhausto rostro a causa de las practicas contra el veneno, no podía negarle que su porte era interesante y cautivó la atención de sus damas de compañía.

De hecho, recordaba las palabras de una de éstas: ‘Apuesto a que es un hombre dulce y considerado’.

En lo segundo lo afirmaba dado los presentes, lo siguiente… bueno, tenía un gran recurso de labia y era el único con quien compartía una conversación donde no se limitaba a contestarle por protocolo. Por lo tanto, sí, el Duque podía considerarse alguien ‘atractivo’ a los ojos de Praise. De hecho, estos mismos creyeron atisbar la cola de un zorro escurridizo que no les perdió el rastro y que seguramente estaba vigilando por la seguridad de sus crías.

A pesar de los escasos recursos de alimentación, ellos seguían siendo el corazón del apagado verdor “En ello tenéis la razón” contestó en tono afable “aunque la mayoría tema su agresividad, yo la aprecio. Siento que son seres tan nobles, todo por ceder alimento al resto. Es decir, su comportamiento casi luce humano ¿no creéis?” confabuló mientras susurraba a su yegua que no estuviera nerviosa, era como si el equino supiera que las alimañas se escondían metros adelante. La princesa se echó a reír ante su afirmación “Qué galante caballero. Sin embargo, estimado amigo, tenéis suerte de que éstos no hayan vuelto a migrar tras la revuelta de las zarzas… se dice que vuestro padre llegó a cortar la cabeza de tres” era una leyenda que Padre había reafirmado tras el entierro de éste.

Claro que protegería al Rey, siempre sería leal a éste. Solamente a él.

“Temed ser la decepción es lo que menos os debería preocupar” si bien dijo esa frase con ambigüedad, en aquel momento no lo hacía con alevosía. La princesa volvió a arreglar su abrigo de piel y sacó una de las flechas que su arquero de confianza le creaba. La punta era tan fina que un solo roce ya te cortaba “Os veo muy capaz de todo en este día, querido Duque” fue todo lo que susurró con un brillo intenso en sus azules.

El trote de Bridgitte ayudó a que se pusieran detrás de la fila de expertos cazadores y aconsejados del Rey “espero que hayan sabido detectar una presa de digna beldad” o al menos, eso ansiaba “Mas en caso de ser una hembra, no la matéis” le aconsejó Praise con expresión seria “O entonces estaréis matando a una igual” quizás no entendiera a lo que se refería mas en esas tierras se contaba la leyenda sobre humanos que se transformaban en seres del bosque con tal de una vida mejor. La humanidad aún podía leerse en los orbes de éstos.







the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Jue Sep 09, 2021 8:46 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

La mente de Matthias volaba más allá de los bosques y de las montañas, allí donde en años anteriores se había adentrado contra el deseo de su padre en las tierras frías más allá del bosque de Umitri, allí donde había muerto y renacido para convertirse en alguien diferente, alguien que habitaba un limbo del mundo natural y espiritual desde donde la mayoría no regresaba y que había significado que cuando el Duque lo volvió a ver, no pudo reconocerlo por vista, más sí cuando oyó su voz pronunciar una sentida disculpa ante sus pies.

Todavía tenía presente el asunto de la noche anterior y la incógnita de si el ataque la princesa había sucedido como una manera de interrumpir la línea sucesoria de la familia real o, cómo el teorizaba, una forma de evitar que otro Grünberg entrase en la corte. Se sabía peligroso, porque de descubrir al autor de la muerte de su padre ese hombre o quien fuera sería perseguido hasta el confín del mundo por sabuesos hechos de sombras infernales.

Giró el rostro para mirarla cuando atribuyó una cualidad humana a los canes salvajes, los lupinos que todavía sobrevivían cerca de los dominios humanos, pero siempre a una distancia prudente en que poder evitar las siempre desproporcionadas venganzas de los cazadores.

Por supuesto que su comportamiento de grupo, su actuar organizado para atrapar presas más grandes o veloces que ellos, recuerda bastante al de los hombres —asintió, dejando escapar en ese momento una leve sonrisa que le dirigió a la princesa— Pero todavía les falta la parte de atacarse mutuamente para intentar hacerse con el poder —corrigió, alzando una ceja para señalar a los nobles que se les habían adelantado, siguiendo al rey entre los árboles hasta casi desaparecer de su vista.

Ya me gustaría a mí haber visto aquello, el único recuerdo que conservo es una daga de hueso de dragón, que sirve más o menos para abrir cartas o lucir elegante —dijo, con esa sonrisa tan poco usual en él. Pronto los cascos de los caballos habían ido haciendo un sendero por el que recorrer, habiendo aplastado la nieve al paso de las monturas. Realmente un fragmento de hueso de dragón podía considerarse un material impresionante para todo tipo de broches y decoraciones, pero como arma no llegaba a rivalizar con el acero de un herrero de castillo.

No estoy tan seguro, alteza, pero creo que a quien veo capaz es a vos.

Una hembra grande daría podía ser un premio mediocre en ese día o convertirse en la madre de futuros corzos, unos que tuviesen por lo menos 10 puntas en sus crestas y que se convirtiesen en el orgullo del bosque real. Sin duda existía una razón práctica detrás del mito de las mujeres convertidas en animales y es que como muchos mitos, se utilizaba para enseñar además de entretener la imaginación de las personas corrientes y más dadas a la superstición.

Quizás deberíamos apresurar el paso, con un poco de suerte podemos aprovechar vuestra puntería para atrapar nuestra propia presa —sugirió, señalando con la mirada hacia otra dirección de aquel bosque, hizo a su montura desviarse hacia allí, siguiendo el rastro de pisadas de una criatura cuyas dimensiones ignoraba, pero si acaso lograba abatirla en compañía de la princesa, podría ser ella quien la obsequiase al rey personalmente.

Su capa se elevó en el aire en el momento en que empezó a pillar mayor carrera, siguiendo los ladridos del sabueso que había partido en esa dirección detrás de la presa.





HURRICANE:

the kingdom curse. 48e512e3edea6db51afbd5485ce3dfde70372f3c
Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Vie Sep 10, 2021 6:56 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Resultaba curioso como la naturaleza le cedía una tranquilidad enorme. El sonido del viento parecía susurrarle grandes halagos, más allá de su título y cuna. Siempre creyó que el mundo se dividía entre el poder mortal y del más allá y con el paso del tiempo, había aventurado de forma correcta. Las bestias no eran meras leyendas. Quizás su aparición se disminuyó por la mano del hombre. Quien diría que los grandes ‘dioses’ paganos continuarían surcando la tierra.

Si su mente tuviera únicamente la premisa de tal atentado contra su derecho a la vida; estaría pegada al miedo. Pese a criarse entre algodones, también la concienciaron sobre los peligros de ostentar un cargo que solo Dios les regaló de generación a generación. Debía tener las miras altas. Que Grünberg hubiera suscitado un posible altercado no le convencía. A fin de cuentas, aún era pronto para ganarse alecciones de otros nobles a sabiendas que uno de ellos podría traicionarle en cuestión de minutos.

El admirar a los conocidos lupus no le daba tembleque. Disfrutaba cruzar la mirada con éstos y querer leer sus intenciones ¿mera inspección o con las ganas de clavarles los colmillos en la yugular? Todo un desafío.

“Creía que existía un dicho sobre que el lobo y el hombre son de la misma calaña” rezumó con sus carnosos, removiendo a su yegua para que no se despistase. No quería perder el hilo de Padre y el resto de cazadores. Aunque si uno quería conocer a su ‘enemigo’, debía ser su ‘amigo’. Si bien le había salvado la vida, no quitaba que fuera a perdonarle tan pronto su estela de duda “Hm, quizás por ello se multiplican y nosotros disminuimos. A lo mejor es que nosotros no estamos hechos para vivir en armonía” decoró con una sonrisa que parecía simple mas escondía todo tipo de opiniones.

“Al menos conserváis un hito para la historia de Novisgrado. Los sabios quisieron ponerla en una urna de cristal y dejarla de reliquia. Padre pensó que lo correcto era entregárosla para que su recuerdo no se perdiera. Optó por creer que hizo lo correcto” atinó. No sabía si tuvo una estrecha relación con su progenitor dadas las guerras y contratiempos en el país. Mas, un padre siempre era un padre. En las buenas y en las malas “Seguro que vuestro difunto progenitor habría querido que vos lo tuvierais”

Se rió con ganas ante esa declaración, no mentía.

Las huellas de los caballos se marcaban en el camino anteriormente virgen. Oía a los pájaros surcando el cielo de modo nervioso. Suponía que era por la presencia del grupo cazador. Acertó a asentir y marcó a la yegua para que no se retrasara. Sin embargo, algo… algo no parecía ir bien en el ambiente.

Era como si lo notara cargado y no por los animales silvestres de siempre.

Un grito ajeno la alertó y paró las riendas.

Temo que deberíamos dar la vuelta”

No le estaba dando buena espina nada de la situación y menos… el fuerte olor a carne quemada que pronto detectaron sus fosas nasales.








the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Mar Sep 14, 2021 1:20 pm



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON PRAISE . INVIERNO

Habría sido mentir el decir que el duque estaba entre los más galantes y apuestos caballeros del reino. No se sabía del todo feo, pero tampoco había creído nunca que sus facciones cansadas ayudaran a su propio atractivo, intuía que el título y su porte ayudaban bastante a maquillar lo demás, después de todo para una doncella el desposar con un hombre que no la doblase en edad solía ser considerado bastante afortunado, ya si este tenía título y posición, eran pocas las que reparaban en que se pareciera al príncipe de los cuentos.

Lo que siempre había buscado cultivar era su mente, concentrándose en aprender incluso aquello que estaba prohibido por la religión y que le podría haber significado perder la vida. Suerte para él que tras décadas de persecución salvaje, la Flama Eterna creía haber erradicado con tanta eficiencia a sus enemigos, que era difícil que lo encontrasen, especialmente cuando este se presentaba como un duque en la corte, un hombre con un linaje tan antiguo como el trono sobre el que se sentaba el mismo monarca.

Eso he oído también, mi señora —respondió, sin poder evitar recordar las ocasiones en que extraviado entre la nieve, había tenido que mantener a raya a esos depredadores con lo que había conseguido echar la mano encima, que era más bien poco. No le gustaban los lobos, no porque no admirase su nobleza o su organización, sino porque sabía que eran capaces de acabar con un hombre a diferencia de la mayoría de las bestias—
Y puede que tengáis razón, a medida que los inviernos se alargan son las bestias las que proliferan —agregó, las bestias que veían cada vez menos amenazas alrededor de las ciudades, confinados como estaban las gentes durante el invierno.

La miró con una media sonrisa cuando halagó un objeto y más aún la historia que había detrás de este, señalando su importancia histórica y el valor que podía tener. Él lo había guardado con celo entre sus pertenencias, pero más por el recuerdo de su padre que por asignarle más importancia que a cualquier joya o reliquia familiar.

Tiró de las bridas y detuvo su montura al oír la petición de la princesa, no estaba en él querer que la joven se sintiese incómoda o insegura durante el viaje.

Por supuesto alteza, espero que no haya más en vos que preocupación —le dijo, disponiéndose a cambiar el rumbo, pero su nariz también había percibido algo que no estaba bien en el ambiente.

El grito le preocupó y habría ido a averiguar de qué se trataba, de no ser porque en ese momento su lugar estaba junto a la princesa. Súbitamente su caballo se encabritó, arrojando al duque sobre la nieve al no poder recuperar el control de su montura, entonces al alzar la mirada lo vio, un oso se alzaba sobre sus dos patas, rugiendo furioso.







HURRICANE:

the kingdom curse. 48e512e3edea6db51afbd5485ce3dfde70372f3c
Alistair
Alistair
Mensajes: : 436
Reputación: : 276
Mis links
Shakespeare - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

the kingdom curse. Empty

Miér Sep 15, 2021 11:33 am



CAPÍTULO II
The Hunt
EN NOVISGRADO . CON 'EL DUQUE' . INVIERNO
Quizás la beldad del Duque no atrajera de primeras mas el misterio que embargaba, y unos ojos claros expresivos, conseguían que Praise le tuviera en mayor consideración que a los miembros de la corte. Sí, eran jóvenes guapos e intrépidos que no tardaban en participan en las justas. Mas para la rubia, ya se tornaba aburrido. Además, la conversación que se mantenía siempre era en cuanto a fuerza y gracia… oh, qué soporíferas se tornaban aquellas tardes en continuo ajetreo.

Sin embargo, eso no quitaba que por la misma regla de tres se pensasen que ella era una insulsa y boba rubita. Una ‘princesa’ fácil de manipular y cuya dote no solo ofrecería los mayores regalos del mundo, también el esplendoroso ejercito de Novingrado. Las pautas religiosas eran claras: solo existía una fuerza similar a Dios, el monarca y sus descendientes. Así fue desde tiempos inmemoriales, Padre tenía las cenizas de los reyes anteriores. Todos siendo proclamados con honra y gracia.

La Flama Eterna era un poder peligroso si decidías llevarles la contraria y precisamente, habían quemado a herejes por manifestaciones indecentes.

“Es agradable conocer a alguien que guarde respeto por la fauna”
musitó. Los hombres se contentaban en vislumbrarlas cuan alimañas y, no obstante, se olvidaban que todos los seres eran necesarios en el ciclo de la vida. Hasta los murciélagos que le producían repelús, eran necesarios para evitar ciertas plagas. Sonrió de lado por su estudio “Inevitable, querido Duque. Si nos encerramos, nuestras cabezas pierden cordura. Ah, lo sabrá mi beldad de mal gusto” limitó a decir con una mueca. Su tía, a la que había adorado y que en parte la crío cuando su madre sufrió unas temibles fiebres, había acabado perdiendo la cabeza y mandada a una palacio pequeño mas siempre atento de sirvientes que calmaran esos nervios completamente anormales.

La talla del dragón era impresionante. Su afilada punta podía desgarrar cualquier piel y ello le producía inminente curiosidad. Mas esa duda quedó en el aire debido a unas complicaciones que ni ella misma entendía. Su corazón comenzó a latir violentamente, y es que no muy a lo lejos pudo atisbar a un oso salvaje, pardo y a primera vista hambriento. Aunque ello no explicaba que tal escándalo se hubiera producido con anterioridad.

Brigitte se removió. Praise no soltó las riendas y la obligó a quedarse. Con la respiración entrecortada, tomó la ballesta y no apartó la mirada.

C’est fini” murmuró justo cuando la flecha impacto en el torso peludo del animal, quien soltó un gruñido desgarrador. Admiró al Duque y le tomó de la mano para que no perdiera ripio “Otra flecha” ordenó con tono de voz impasible.








the kingdom curse. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


the kingdom curse. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba