Últimos temas
— Apocalypse [8/9]
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyHoy a las 9:23 am por Bacco

Petición de apertura de squads
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyHoy a las 9:22 am por Bewölkt

Weltschmerz
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyHoy a las 2:53 am por Sorceress

Festival: Safe and sound
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyHoy a las 2:03 am por Maga

Registro y conteo de puntos
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyHoy a las 1:52 am por Maga

— unbreakable chains [0/1]
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyHoy a las 1:35 am por June

— My little boy
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyAyer a las 11:48 pm por Maga

× Bound for the homeland
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyAyer a las 11:37 pm por vicivosdrcams

always walked a very thin line
una corona conlleva gran responsabilidad ※ EmptyAyer a las 11:35 pm por Valkyria

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

las apariencias
engañan.
La unión de los reinos es de vital importancia. Todos saben que los actuales reinos fronterizos del norte y el sur han sabido regular para enfrentarse a cualquier problema de frentes enemigos. Son naciones ricas de víveres y minerales, por lo tanto provocan la ira del oeste y este donde son gobernados por dictadores mortales.

Es por tal razón que los líderes de ambas naciones tomaron una sencilla decisión: el matrimonio de sus descendientes con tal de unificar los reinos y verse cuan armada invencible.

Sin embargo, los designios del corazón son inescrutables y no siempre se ha de seguir con las normas impuestas. Pues la libertad de los sentimientos siempre saldrá vencedora.


Burthniel
Infanta — Freya Mavor — Hrólf

Roslindis
Princesa consorte — Luca Hollestelle — vicivosdrcams

1x1 / Original / Épocas Pasadas

XIII




post de rol:

Código:
<center><div class="alsq1"><div class="alsq2"></div><div class="alimg1" style="background:url(IMAGEN-PJ-AQUI)center;"></div><div style="" class="altit">titulo aqui</div><div class="alsbt">subtitulo por aquí</div><div class="altxt" style="font-size:12px;">
tu texto aquí
</div>

<div class="alinf">Dato del post aquí</div></div>
[url=https://treeoflife.foroactivo.com/u967]<div class="creditosxii">XIII</div>[/url]
</center>
<style type="text/css">.alinf{width: 340px; height: auto; background: #0a0a0a;font-family: 'Bebas Neue'; font-size:14px;padding:10px;color:white;line-height:15px;letter-spacing:0.7px;}.alsq1{width:360px;height:auto;border: 1px solid #0a0a0a;padding:4px;}.alsq2{width: 360px; height: 260px; background: #0a0a0a;}.alimg1{width:130px;height:130px;background-size:cover !important;border: 6px solid white;margin-top:-214px;}.altit{font-family: 'Bebas Neue'; font-size:40px; text-align:center;font-weight: bold;color: white;text-transform: uppercase;padding-bottom:10px;letter-spacing:.2px;width:340px;margin-top:51px;}.altxt{color:#333;padding:20px;font-family:'Libre Baskerville';text-align:justify;font-size:10px;line-height:15px;height:auto;background:#FFF;margin-top:20px;}.alsbt{font-family: 'Bebas Neue'; font-size:14px; text-align:center;color: #0a0a0a;text-transform: uppercase;width:340px;line-height:15px;letter-spacing:0.7px;}.creditosxii{font-family:impact;font-size:8px;color:#bbb}</style><link href="https://fonts.googleapis.com/css2?family=Bebas+Neue&display=swap" rel="stylesheet"><link href="https://fonts.googleapis.com/css2?family=Libre+Baskerville&display=swap" rel="stylesheet">




una corona conlleva gran responsabilidad ※ Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


una corona conlleva gran responsabilidad ※ LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe

El sol entró por la ventana de la alcoba de Burthniel pero no fue eso lo que despertó a la infanta de su sueño sino que fue su ayudante de cámara la que le quitó la colcha de encima, después la que le restregó la piel con un trapo con jabón hasta dejar la piel lo más limpia posible, el olor del perfume del trapo le entró por las fosas nasales y no pudo evitar cerrar las ojos para intensificar la fragancia.

Pronto, la muchacha le estaba secando y le estaba poniendo la ropa interior, abrió el guardarropa y empezó a sacar sus vestidos mientras que Burthniel los miraba, se los ponía por encima pero lo descartaba al instante. Era una infanta con la piel muy pálida y con muchas pecas debido a lo que le gustaba pasear por los jardines del palacio de Derthkael o ir de viaje a una pequeña pero lujosa casa de veraneo que le había regalado su padre al nacer. Había pasado mucho tiempo allí mientras que las institutrices le daban la educación que debía tener. Mientras que su hermano, el príncipe Nazatnirr, lo pasaba en la capital junto con sus profesores, su padre y enterándose de todo lo que ocurría en la política de la Corte.

Finalmente, se decantó por un vestido que no la hiciera parecer más pálida aún en tonos verdes pastel, de un tejido que venían de una de las colonias de su reino. Su ayudante le empezó a atar cada lazada en la espalda y, durante el proceso, se miraba en el espejo. Le gustaba su aspecto.

Pasada la mañana, ya estaba maquillada sutilmente, había desayunado con su madre y comentaban de lo nerviosas que estaban ambas mujeres por la llegada de la princesa del reino con el que deseaban aliarse para ampliar el alcance de su poder. La reina comentaba que era una muchacha de una hermosura extravagante debido a su pelo del color de las hojas en otoño; pero enseguida comentó que ella mucho más hermosa con lo que encontrarían un buen pretendiente para ella; alguien digno para que les dieran unos nietos preciosos. Burthniel, sin embargo, nunca había sentido atracción o admiración por los jóvenes que recorrían la Corte.

Mientras terminaban el desayuno, el ama de llaves acudió para decirles que habían avisado de que pronto el barco que traía a la prometida del príncipe llegaría, ya que lo habían avistado cerca de los acantilados que llevaban al puerto. Así que ambas pidieron un carruaje que les llevase hasta el puerto, donde se encontraron con el rey y su hijo. Ambos hablaban de unas obras que deberían hacer en el puerto puesto que se había quedado pequeño para todas las importaciones que había con las nuevas colonias y el trasiego de mercaderes. De pronto, la enorme carabela extranjera arribó a puerto y se distendió la larga pasarela; por ella, bajaron todo tipo de presentes del reino al que pertenecía debido a la boda.

Burthniel | Puerto de Derthkael | Con su familia

XIII




mm

Rolimpiadas:

una corona conlleva gran responsabilidad ※ EvnTlN9una corona conlleva gran responsabilidad ※ KVVHtjruna corona conlleva gran responsabilidad ※ NE4tuD2una corona conlleva gran responsabilidad ※ K8BXD4o
Hrólf
Hrólf
Mensajes: : 99
Reputación: : 14
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe

A pesar de que Mireia había sido tan amable de prepararle un té de hierbas, Roslindis continuaba sintiendo esa presión en el estómago desde que abandonaron la fortaleza del reino. Un carruaje impecable le aguardó tras la caída del puente y con toda su fuerza de voluntad, lo máximo que llegaba a causa del corsé, exhaló aire y se despidió con una reverencia de lo que había sido su hogar...

Porque, en teoría, si el susodicho príncipe la aceptaba: jamás retornaría.

Todavía no era consciente de la magnitud de su 'tarea'. Padre enfermó de la noche a la mañana y era sabido que al carecer de hermanos varones, no habría nadie a quién pasar el poder del trono. Evidentemente, el consejo no confiaba en que la pelirroja hubiera tomado lecciones de estrategia y política ¡ignorantes! No era solo el reflejo de la fallecida reina, Roslindis lucería frágil mas no quitaba que tuviera su propia forma de pensar.

A cada trote de los caballos, la princesa contempló cómo de lejos se hallaban de Trasghar. Sus ojos de color esmeralda no se despegaron en ningún momento de las aldeas que colindaban con la entrada a su reino. Juntó sus manos, casi a modo de oración 'por favor, Dios, no me dejéis muda' imploró, sin darse cuenta de que sus damas continuaban acicalando su cabellera salvaje y de brillos rojizos. Éstas no dudaban en que la joven Roslindis tendría miles de cuestiones rodándole la mollera. Nunca antes tuvo pretendiente y a pesar de que ya estaba en una edad bastante 'madura', se seguía viendo cuan jovencita de ojos inocentes.

Terminó de aplastar con su mano unos pétalos de azahar con el fin de desprender un olor agradable. No había querido ponerse sus mejores galas ya que de principio iba a ser una 'comitiva ordinaria' no obstante, el primer contacto era un paso clave. Si el príncipe no mostraba interés en ella, Padre caería en desesperación por desear juntar guerreros anexos para proteger las murallas de los posibles invasores.

El reino de Derthkael estaba cerca. Antes de llegar, tendrían que tomar un barco donde otros nobles y pasajeros de evidente alcurnia viajaban en un suave lapso por el balanceo del mar. Sería tonto demostrar su genuina impresión sin embargo, era notable que nunca antes Roslindis tuvo conocimiento del mar. En su tierra, solo tenían ríos. Quedó en silencio, agradeciendo que no fuera un trayecto largo pues al no verse acostumbrada al balanceo, un ligero mareo cruzaba su mollera.

Antes de poder cerrar de nuevo sus orbes esmeralda, el brillo de un carruaje hizo que pusiera ojo avizor. Tragó saliva: la familia real al completo. Esperó a que el resto de viajantes descendiera para luego tomar el relevo, detrás sus damas de compañía le sostenían el parasol y tenían cuidado para que su vestido no se ensuciara. Una vez posó los pies en tierra, ascendió su cuello.

"Sus Majestades..." marcó reverencia y mostró sus respetos. Si bien su mirar tuvo que dirigirse al joven de noble porte, cayó sobre una grácil muchacha cuyo rostro estaba salpicado por hermosas pecas pinceladas en su rostro de porcelana "Soy la Princesa Roslindis de Trasghar, es un honor su invitación a su esplendoroso reino"

Roslindis | Puerto de Derthkael | Con sus damas de compañía

XIII






una corona conlleva gran responsabilidad ※ Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


una corona conlleva gran responsabilidad ※ LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe
La infanta se había quedado en línea con su madre al lado, mientras que el rey y el heredero se habían acercado en cuanto la joven prometida había tocado los maderos que constituían el puerto de su reino. Como había dicho su madre, la joven de Trasghar era de una belleza extraordinaria y diferente a lo que se encontraba en el resto de la Corte ya que la joven infanta no había visto un cabello tan cobrizo como las águilas que había en la entrada del palacio en el que vivía.

Su hermano y su padre ya le habían saludado con desparpajo y, por supuesto, Nazatnirr se había puesto de manera galán, le pidió la mano y le dio un tierno beso en el dorso para que pensase bien de él. Ahora que los veía, la verdad es que el cabello del príncipe heredero era de un tono castaño claro que brillaba con un tono parecido al de la melena de la princesa; seguro que su madre ya estaría haciéndose una idea de cómo le saldrían los nietos.

Entonces, al pensar en la reina, ella se acercó con absoluto respeto, ambas se saludaron con una reverencia sutil mientras que Burthniel se quedó ahí. Por supuesto, le habían enseñado cómo iba el protocolo pero nunca lo había ejercido con una extranjera. Tras una tos mal disimulada de su madre, la infanta se acercó y se agachó del todo delante de la que sería su futura cuñada aunque seguramente se había equivocado porque su padre alzaba una ceja. Pero era eso lo que se hacía con las personas que tenían un rango mayor al suyo, ¿no?

Empezó a darse pequeños mordisquitos en el interior del labio para que no se notase que se estaba poniendo nerviosa con todo aquello. Ella opinaba que lo había hecho bien puesto que ella era una princesa y sería su princesa en cuanto la boda se celebrase, ¿qué había hecho mal?

Finalmente, se presentó con voz en cuanto se puso recta de nuevo.

-Soy Burthniel -habló mientras se colocaba decentemente el vestido-. Soy la infanta de Derthkael y os doy la bienvenida a nuestro hogar.

Su hermano se rió frívolamente ante la frase que había dicho mientras que su padre finalmente había arrugado el ceño; sin embargo, en su madre se vio una sonrisa de ánimo para que no se sintiese tan mal. Suponía que luego la reina le echaría la bronca de manera maternal por la pata que había metido, eso si a su padre no le daba por explotar en privado por lo que había hecho.

Burthniel | Puerto de Derthkael | Con su familia y Rosilindis

XIII




mm

Rolimpiadas:

una corona conlleva gran responsabilidad ※ EvnTlN9una corona conlleva gran responsabilidad ※ KVVHtjruna corona conlleva gran responsabilidad ※ NE4tuD2una corona conlleva gran responsabilidad ※ K8BXD4o
Hrólf
Hrólf
Mensajes: : 99
Reputación: : 14
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe

Su corazón iba a mil por hora, como si fuera un colibrí escondiéndose de las fauces de su depredador. Si bien era la primera vez que visitaba tierras extranjeras, no lo era el trato político. Normalmente los interesados venían a su reino mas esa vez, ella era la moneda de cambio. Madre había insistido en que no apoyara la cabeza bajo ningún concepto en la almohada por temor a que estropease la labor de las criadas; quienes se tiraron horas rizando esos cabellos rojizos. El resultado fue esplendido no obstante, la pobre muchacha solo pudo descansar su mirar cuando se vio en el carruaje.

Recordaba lo que le repitió su padre dos días antes de su partida ‘Trashgar depende de ti, solo de ti, hija mía’. Si ya de por sí se había impuesto un yugo sobre su espalda por ser mujer, aún más al tener que lidiar con las críticas de los consejeros de que una mujer no podría ‘llevar al reino a su plenitud’. Eso incendió la llama de su corazón. Iba a demostrarles que sabría encargarse del bienestar de sus gentes y además, lidiar con futuras alianzas.

Y justo enfrente suya, se hallaba el joven quien, supuestamente, cedería parte de sus deseos. El príncipe Naztnirr era más hermoso en persona que en los retratos de carbón que le mandaron pues era costumbre un pequeño retazo del supuesto prometido con tal de ceder una falsa sensación de cercanía. Soportó un sonrojo cuando notó la suavidad de sus labios en sus nudillos. Ciertamente, era atlético y de porte recto. Solo le quedaba saber… si sabía mantener una conversación en vida.

La reina le recordaba a su madre, una figura a la que poder consultar dudas pese a la escasa relación. Dejó la reverencia por unos segundos más ante el Rey para no lucir descortés y fue después de levantar su cabeza que la hermana del príncipe, la muchacha de cabellos dorados, le provocó una curvatura genuina de agradecimiento. Ni siquiera se fijó en la cruda mirada del rey sobre su misma descendiente.

“Es un placer, princesa Burthniel” musitó, imitando el gesto por inercia de que su falda se viera arrugada y diera un aspecto lamentable, no quería defraudar a su corte.

No entendió a que se debía la risa del príncipe, lo cual causó extrañeza que fue reflejada en su pálida tez. Ignorando la señal, la princesa se acercó a la contraria “Deseo que podamos ser buenas amigas y que me ayudéis a entender la corte, pues he leído que vuestros bailes son distintos a los nuestros. He de confesaros de antemano que soy una temible bailarina” comentó con tal de quitar de en medio aquella atmosfera rara.

Atendió después a su Majestad y al príncipe.

“De nuevo, no sé cómo expresaros mi gratitud… hemos traído unos dulces y típicas especias de nuestra cocina para sus paladares. Ojalá sean de vuestro agrado”



Roslindis | Puerto de Derthkael | Con sus damas de compañía

XIII






una corona conlleva gran responsabilidad ※ Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


una corona conlleva gran responsabilidad ※ LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe
Menos mal que a su hermano no le había importado que aquella princesa se refiriese a ella por el mismo título. Suponía que la belleza exótica de la muchacha hacía que su hermano no hiciera mucho caso de lo que soltaba por su boca de color carmesí. Sin embargo, temía que eso pasase por el bien de la recién llegada. En la Corte se hablaban de las distintas amantes que el príncipe había tenido y de las que se había cansado más pronto que tarde.

-Intentaré ayudaros con las lecciones de nuestra institutriz -la joven aún no había obtenido los protocolos necesarios para que pudiera ayudar a alguien que estaba en un escalafón mayor que el suyo propio-. Será divertido compartir lecciones de Roettinmayer.

Realmente, a Burthniel le había llegado al alma que aquella extranjera quisiera ser su amiga. La mayoría de las jóvenes de la Corte no deseaban conversar con ella debido a su carácter fantasioso, su facilidad para divagar y lo rápido que se aburría de la charla sobre jóvenes aristócratas que levantaban pasiones. El que más, su propio hermano. Y ella no quería hablar de su hermano. Se había empapado de muchos libros de caballerías, cantares de gesta y algunas eddas de países muy lejos del suyo; eso era sobre lo que ella quería conversar.

Vio que con un gesto de la mano de la joven princesa, sus criados empezaban a sacar todo lo que debía haber en la barriga de aquella enorme embarcación; cosas que parecían realmente deliciosas bajo el sol de la fresca mañana.

-Madre -llamó y se acercó a su oído-. En un rato, ¿podremos probar los dulces que nos han traído de tan lejos? Tienen muy buena pinta.

Su madre le hizo un gesto con la mano como pidiendo paciencia mientras que la futura princesa consorte se quedaba hablando con Nazatnirr. Era verdad, Roslindis no estaba allí para ser su amiga sino para ser su futura reina...

Burthniel | Puerto de Derthkael | Con su familia y Rosilindis

XIII




mm

Rolimpiadas:

una corona conlleva gran responsabilidad ※ EvnTlN9una corona conlleva gran responsabilidad ※ KVVHtjruna corona conlleva gran responsabilidad ※ NE4tuD2una corona conlleva gran responsabilidad ※ K8BXD4o
Hrólf
Hrólf
Mensajes: : 99
Reputación: : 14
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe

Quedó estoica. El rey tenía una presencia recta y aunque el príncipe mostraba un semblante en paz, notaba que la princesa también parecía algo turbada. En verdad, a Roslindis no podía extrañarle. Las mujeres siempre pasaban por mayores quebraderos de cabeza a causa de que sus vidas nunca estuvieran en su propia disposición. Sabía que era su deber servir a su reino y mirar por la mejor causa. Mas… habían tantas cosas que deseó experimentar, y lamentaba que ya no lo lograría.

Sin embargo, la amabilidad de la infanta fue una bendición al ser extranjera. Aceptó con gran gusto su ofrecimiento, juntando sus manos en actitud esperanzadora “Sois muy amable, infanta. Estaré en deuda por su gran gratitud” mencionó con una sonrisa de oreja a oreja.

En aquel nuevo reino necesitaba buscar el equilibrio, y qué mejor que su futura ‘cuñada’ que le cedería los mejores consejos y cautela para no equivocarse de personas de confianza. Respiró hondamente, sintiendo que el príncipe la observaba con una mezcla de curiosidad y cierta apatía… que le bajaba la emoción. Mordió su labio inferior, asintiendo a ciertas cuestiones políticas que tanto padre como hijo deseaban resolver un problema que tenía que ver con guerrillas de aldeas rebeldes.

“Temo que tengamos que guardar una charla previa con éstos para comprobar si todos siguen este mismo patrón o en todo caso, proponer ciertas alianzas si optan por verse solos sin la ayuda y la venta de sus exportaciones al reino” comentó, pues en Trasghar ocurrió algo similar décadas atrás.

Los criados y sus damas de compañía comenzaron a traer tanto presentes para la familia real como sus pertenencias. No había olvidado nada de lo indispensable para traerse a su ‘nuevo hogar’. Las delicias que trajo se olían a menos de un kilómetro de distancia.

De reojo miró a la infanta y escuchó tal proposición. Ciertamente, tendría que acostumbrarse a los horarios del nuevo reino. Ella sonrió cariñosamente a la áureos cabellos “Si sus majestades lo permiten, quizás la infanta me honre a una invitación de tomar el té y que ella misma os dicte si nuestros alimentos guardan un sabor tan delicioso gracias a la materia prima y las buenas cosechas”


Roslindis | Puerto de Derthkael | Con sus damas de compañía

XIII






una corona conlleva gran responsabilidad ※ Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


una corona conlleva gran responsabilidad ※ LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Las apariencias engañan
La prometida del príncipe
La joven infanta hizo una reverencia para dar a entender que estaba agradecida por la mención que había hecho de ella. Parecía tan amable, tan exótica...

Quizá fuera porque Bruthniel sólo había compartido sus horas ociosas con hijas de gente con menor distinción social que ella, lo cual les permitía ser menos artificiales y sentía ese mismo aura en la joven princesa.

Sin embargo, se quedó a la zaga de su madre cuando empezaron su padre, el príncipe y la recién llegada a intercambiar ideas políticas; su madre había manifestado que una mujer, por mucho que ofreciese por su casamiento, no se casaría si se metía en ese terreno de los hombres. Suponía que Roslindis al ser hija única y princesa heredera de su país, su educación había tenido que ser más política que la suya propia.

-Me encantaría tomar el té con su majestad si así lo desean mis padres -el rey sólo puso los ojos en blanco y la reina dio el sí con un leve movimiento de la testa. Nazatnirr, por el contrario, parecía muy interesado en unírseles y no era algo que a Burthniel quisiera que pasase ya que no quería compartir mucho espacio con él, además de que conduciría la conversación por donde quisiera, echándola de aquella merienda-. ¿Os parece que hoy no nos acompañe vuestro prometido? Nosotras apenas tendremos tiempo para conocernos mientras que él y vos tendréis toda la vida por delante para ello.

Esperaba que la joven dijera que sí para darle a aquel muchacho presuntuoso en las narices. No le aguantaba.

Burthniel | Puerto de Derthkael | Con su familia y Roslindis

XIII




mm

Rolimpiadas:

una corona conlleva gran responsabilidad ※ EvnTlN9una corona conlleva gran responsabilidad ※ KVVHtjruna corona conlleva gran responsabilidad ※ NE4tuD2una corona conlleva gran responsabilidad ※ K8BXD4o
Hrólf
Hrólf
Mensajes: : 99
Reputación: : 14
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba