Últimos temas
— Apocalypse [8/9]
Di giornio dimmi buonanotte EmptyHoy a las 5:23 am por Bacco

Petición de apertura de squads
Di giornio dimmi buonanotte EmptyHoy a las 5:22 am por Bewölkt

Weltschmerz
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 10:53 pm por Sorceress

Festival: Safe and sound
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 10:03 pm por Maga

Registro y conteo de puntos
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 9:52 pm por Maga

— unbreakable chains [0/1]
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 9:35 pm por June

— My little boy
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 7:48 pm por Maga

× Bound for the homeland
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 7:37 pm por vicivosdrcams

always walked a very thin line
Di giornio dimmi buonanotte EmptyAyer a las 7:35 pm por Valkyria

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Dom Ago 29, 2021 7:25 pm
Di giorno dimmi buonanotte
Nápoles, a principios del siglo XIX, es la alegre capital del próspero reino de las Dos Sicilias. Allí vive el rey Fernando con una corte de importantes nobles alrededor que casi son más ricos y poderosos que él. Pero ese mundo se está tambaleando. Hay muchos nobles que quieren una Italia unida, tal como muchos otros estados europeos, y otros que creen que Nápoles solo podrá seguir siendo próspera formando parte de otro reino. Esto tienen a los poderosos nobles enfrentados en una guerra fría que se desarrolla con espías y alianzas secretas, estrategias, con el telón de fondo de las opulentas fiestas, cenas y meriendas en los preciosos palacios de la ciudad del Vesubio.

Una de las familias más antiguas de Nápoles, que es más cercana al rey y que aboga por mantener la independencia de las Dos Sicilias son los Barbaro, duques de Schavioni. Amadeo es el mayor de los Barbaro, heredero del apellido y, por tanto, encargado de preservar el honor y la riqueza de su familia. Sus padres se han esmerado en proporcionarle la mejor educación que el dinero puede comprar, y han convertido a su joven Amadeo en un muchacho de exquisitos modales e infinitos temas de conversación con los que cualquiera que lo escuchase, independientemente de sus propios conocimientos sobre dichos temas, quedaría maravillado. En apariencia, Amadeo es el perfecto caballero, mas en realidad hay una parte de sí que bien se encarga de ocultar al resto de su familia. Al fin y al cabo, no deja de ser un muchacho, y tiene los deseos propios de la edad, entre los que se incluyen, por supuesto, ciertas prácticas que escandalizarían a los más indiscretos observantes.

Los Portinari, condes de Ginestra, por su parte, son una familia más nueva, con múltiples conexiones en Europa, entre ellas la condesa Albertina, que es de origen austríaco. Aunque deben su fortuna y su poder a Nápoles, han querido que sus hijos fueran gente de mundo y han mandados a sus tres hijos mayores a estudiar fuera, mientras se quedaban con los dos más pequeños, esperando a que lleguen a la edad. Justo en medio de sus hijos está Ludovica, de dieciocho años, joven inteligente, despreocupada y pizpireta, con un don de gentes envidiable y que en dos palabras te tiene encantado. La mandaron a estudiar en Turín, y ahora no solo es alegre y charlatana, si no extremadamente refinada y exquisita, demsotrándolo con todo lo que puede. Lo que nadie detecta, o nadie quiere detectar, es que se muere de miedo de acabar siendo invisible o relevante.

Nápoles es alegría, Mediterráneo, fiesta y exuberancia, pero también es inestable y traicionera cuando no se sabe qué suelo se está pisando, como la tierra volcánica sobre la que se asienta, que es rica y peligrosa al mismo tiempo. Pero cuando uno es joven… No se para a pensar mucho en los riesgos.
Amadeo Barbaro
Heredero · Leonardo DiCaprio · Mahariel
Ludovica Portinari
Noble · Caitlin Stasey · Ivanka



TABLILLA:

Código:
<div class="profb1" style="border-color:#eee"><div class="portb1" style="background:url(https://i.imgur.com/hqIU2gC.jpg); background-size:cover;"><div class="picprofb1"><img src="https://placehold.jp/100x100.png"/></div></div><div class="tringb2"></div><div class="titb1"><span style="color:#975d38">Rescue me</span><br/><span class="chtitb1">Maeve, por la tarde</span></div><div class="pstb1">Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed vel felis interdum, pellentesque est eget, laoreet neque. Aliquam commodo venenatis ultricies. Aenean varius turpis quis tortor pulvinar, luctus malesuada turpis convallis. Aenean in dapibus justo, at placerat lorem. Mauris accumsan orci eget iaculis hendrerit. Etiam at sem eu mi porttitor hendrerit. Morbi mattis, sem in feugiat viverra, sem purus tincidunt metus, sed aliquam diam urna eu lectus.</div></div><div class="cred"><a href="http://bettyleg.tumblr.com">bettyleg</a></div>

<link href="https://fonts.googleapis.com/css2?family=Lora:wght@500&family=Playfair+Display:ital,wght@0,500;1,600&display=swap" rel="stylesheet"><link rel="stylesheet" href="https://use.fontawesome.com/releases/v5.8.1/css/all.css" integrity="sha384-50oBUHEmvpQ+1lW4y57PTFmhCaXp0ML5d60M1M7uH2+nqUivzIebhndOJK28anvf" crossorigin="anonymous"><style>.profb1{width:400px; font-family: 'Lora', serif; font-size:14px; border:15px solid #f4f4f4; margin: 10px auto; background:#fff; padding-bottom:10px;} .portb1{height:210px; background:#000; display:flex; align-items:center; justify-content:center; width:400px;} .portb1 img{width:100px; height:100px; border-radius:180px; border:6px solid #fff; top:60px; position:relative;} .tringb2{ width: 0; height: 0; border-right: 400px solid #fff; border-top: 100px solid transparent; border-bottom: 0px solid transparent; margin-top:-100px; margin-bottom:50px;} .picprofb1{display:flex; align-items:center; justify-content:center;} .nmbb1{line-height:18px; padding-left:20px; color:#fff; font-family: 'Playfair Display', serif; font-style:italic; font-size:18px; border-bottom:0px solid #fff; margin-left:-2px; padding-bottom:5px;} .titb1{font-family: 'Playfair Display', serif; font-size:28px; font-style:italic; text-align:right; color:#444; padding:0px 20px 20px; line-height:18px; font-weight:900;} .chtitb1{font-size:12px;font-family: 'Lora', serif; font-weight:500; } .cred{margin:0px auto; margin-top:-5px; width:280px; text-align:center;background:#fff;border:1px solid #eee;} .cred a{text-decoration:none; color:#888; text-transform:uppercase; font-size:8px; font-family:arial; letter-spacing:2px;} .pstb1{ padding:10px 40px 20px; text-align:justify; font-size:12px; line-height:18px;}</style>


Mi niñoooooo ♡ gracias por la medallita, Rhae
Di giornio dimmi buonanotte IjSX2AH
Di giornio dimmi buonanotte DEGlfK5
Di giornio dimmi buonanotte Firmas
gracias por los pack, amaryn y shadow kiss
brenton thwaites stan account:

Di giornio dimmi buonanotte 3x6mGpb
Mahariel
Mahariel
Mensajes: : 498
Reputación: : 48
Mis links
Cortázar - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Lun Ago 30, 2021 7:13 am
Dance my life away
Vica, mascarada de los Gesuela
¿Así, señorita Ludovica? — Dijo su criada atándole las cintas del antifaz lo justito para que se lo viera. — ¿No me deshace el peinado? No, señorita.Venga, pues sí. — Suspiró y miró de reojo el antifaz. — Podría haber tenido uno a la altura del vestido, si los condes de Gesuela no hubieran tenido el mal gusto de dar una mascarada en la noche de San Juan. — Suspiró e hizo un gesto con la mano. — Mezclar algo que es del carnaval con la primera fiesta del verano es provinciano y de terrible gusto.Dicen que es lo que está de moda este año, señorita.Vaya por Dios. — Suspiró ella. — Todo el verano con las máscaras. Nadie para verme la cara como Dios manda y todas estas telas y adornos que he traído de Turín echados a perder porque nadie se fija en los vestidos durante las mascaradas. — La criada terminó de atarle el antifaz y le retocó el escote y los hombros del vestido, lleno de perlas bordadas. — Yo creo que es un vestido precioso señorita, será imposible que no lo miren. — Puso una sonrisilla de lado, mirándose a sí misma y al reflejo de su criada en el espejo. — ¿Tú vienes al baile, María?Claro, señorita, por si me necesita… Bien… Vamos a jugar a los disfraces, si eso es lo que quieren. — ¡Vicaaaaaa! ¡Voy a contar hasta diez! — Se levantó de un respingo. — ¡Sí, mamá, ya bajo! — Y salió corriendo de su cuarto, trotando por las escaleras, bajo la atenta mirada de su madre, que podía sentir amenazante incluso por detrás del antifaz. — ¿Tanto Turín y no te ha enseñado tu tía que no es para nada elegante llegar tarde? — Eso es una cosa germánica, mamá, los mediterráneos somos más libres, ¿a que sí, hermanitos? — Dijo cogiéndose del brazo de su hermano y su hermana mayores, con alegría. Fabrizio rio y Emilia puso cara de cansancio. Ah, siempre igual, no había sorpresas con esos dos.

Una vez en el coche, sus padres y Fabrizio iban discutiendo abiertamente sobre si había que hablar en alemán, evitarlo, renegar de sus raíces… Oh, por Dios. Solo sabían hablar de política. Eso en Turín no pasaba, la gente iba a los bailes a divertirse. Se hizo la aburrida, y miró por la ventana, trazando el plan que tenía en mente. Aunque, a decir verdad, nada más llegar se le quitó la desazón. La música de acordeón, tan alegre, tan de bailar tarantellas hasta que te dolieran los pies, las luces, el olor de la comida y el bullicio. Oh, sí, estaba en casa. Y no lo diría en voz alta, pero había echado un poco de menos eso en los refinados bailes del norte. Se puso al lado de Fabrizio, tomándole del brazo izquierdo, porque Emilia se ponía en el derecho y esperó a que los anunciaran como los condes de Ginestra y sus hijos.

No podía distinguir a nadie (bueno, esa era la gracia de las máscaras, claro) y ella estaba deseando ver a su gente, después de dos años fuera. Pero bueno, ya habría otras ocasiones. Y aprovechando precisamente que llevaba dos años fuera, y la gente probablemente la recordaba mucho más niña, iba a divertirse un poco y sacar lo que pudiera de aquella absurdez de hacer una mascarada en junio (y las que quedaban, por lo visto). Pronto, sus hermanos se fueron a hacer sus cosas, Fabrizio con los otros soldados a hablar de conquistar el mundo pueblo a pueblo, y Emilia a observar por encima el hombro a los pretendientes. Ay, no le daban ni un poquito de envidia. Y sí, que se retrasara su hermana con sus exigencias mucho en comprometerse, eso le daría a ella tiempo a pasarlo bien. Viéndose por fin sola, se acercó a la puerta de sirvientes para llamar a María, que acudió al punto. — ¿Necesita algo, señorita?Sí. Necesito que me lleves a una de las habitaciones de los sirvientes y me des tu vestido. — María abrió mucho los ojos al otro lado de su sencilla máscara. — Señorita, pero… Pero si usted tiene un vestido maravilloso y… ¿Qué me voy a poner yo? — Vica se señaló a sí misma. — Mi vestido maravilloso. Esta noche tú serás Ludovica Portinari y yo María… María como te llames. O me invento un nombre, y ya está, total, es solo una noche. — Su criada estaba callada como una tumba. — ¡Venga! No me digas que no sabes actuar como yo, y tú me peinas siempre, hazte el mismo peinado y ya está, tenemos el mismo tono de pelo y la altura, es una mascarada, se supone que nadie tiene que preguntar quién eres. Pero, señorita, si la señora Albertina me ve…Mi madre está pendiente de Emilia esta noche, no te prestará atención, y si eso ocurriera, te excusas diciendo que estás mareada y vienes a buscarme. ¡Venga! Disfruta por una noche.

Media hora después estaba ataviada con el sencillo vestido verde agua de María, su máscara del mismo color y unos increíblemente cómodos zapatos (en serio, tenía que mirar eso, si total, los zapatos nunca se veían), bailando con el resto de los sirvientes, todos admirando lo bien que se le daba. Claro, era lo que tenía haber tenido lecciones de danza desde que aprendió a andar y bailes en sociedad desde los catorce. Se lo estaba pasando de lo lindo, cuando en una de las veces que se apartó para ir a coger una de las sobras que iban entrando de la fiesta (¿en serio sobraría siempre tanta comida de los de arriba?) cuando chocó con alguien. Se giró y dijo. — Oh, perdona… — Oh. Era un noble. Uno muy rico, a juzgar por la casaca. Reacciona rápido, Vica. Hizo una rápida reverencia y agachó la cabeza. — Perdóneme, mi señor. ¿Se le ofrece algo? — Y esperaba que no, porque ella no se lo iba a saber dar.




Di giornio dimmi buonanotte JCqE0Sy

Di giornio dimmi buonanotte QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Di giornio dimmi buonanotte V1mQwnV
Di giornio dimmi buonanotte 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Di giornio dimmi buonanotte Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Ay, los retitos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Di giornio dimmi buonanotte Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Di giornio dimmi buonanotte Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Di giornio dimmi buonanotte Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Mar Ago 31, 2021 7:16 am
Dance my life away
Amadeo, mascarada de los Gesuela
La época estival invitaba a la celebración de la vida. Los días se cernían sobre las noches, la luz llenaba las calles y se filtraba por los ventanales para dejar un finísimo baño de oro sobre el moviliario, y el buen tiempo haría a uno olvidar al pueblo que se agolpaba por callejones y plazas para salir a dar un paseo. Alguien, quien fuera, había organizado una mascarada, y aunque a Amadeo le pareció una auténtica tragedia no poder ver los delicados rostros de las muchachas que sin lugar a dudas lo observarían con curiosidad tras sus abanicos, lo cierto es que tampoco le disgustó en demasía la idea.

Tiempo había pasado desde que fuera un niño demasiado pequeño para entender los interminables protocolos sociales sobre los que se asentaba la alta sociedad, y aunque ello no le había impedido seguir provocando alguna que otra situación indecorosa de las que él encontraba especialmente divertidas, le resultaba más complejo hacerlo siendo el heredero de la fortuna y el estatus de los Barbaro. Todas las miradas estaban puestas sobre él, para bien o para mal, y en ocasiones las sentía como los barrotes de una jaula.

Aquella jornada, sin embargo, sería distinta. La mascarada le ofrecía la oportunidad de pasar relativamente desapercibido. Era la ocasión ideal para observar a la nobleza italiana despojada de sus habituales máscaras en favor de unas mucho más sencillas de desanudar. Amadeo eligió sus propias ropas, quizá algo más discretas de lo que se habría esperado de un Barbaro, pero como siempre a la altura de su rango, y decidió dejarse sueltos los cabellos, que habitualmente llevaba recogidos, y emprendió el viaje hacia el lugar con su máscara reposando sobre su regazo.

Llegó acompañado de su familia, claro, pero pronto se olvidó de ella cuando se produjo la habitual diáspora que ese tipo de eventos facilitaba. Su padre se marchó con varios caballeros con los que tenía pendientes unas transacciones mercantiles y su hermana desapareció entre el gentío al oír las risas de unas amigas al otro lado del salón. La que se resistía a dejarlo era su madre, que, como siempre, estaba más pendiente de vigilarlo a él que de disfrutar de la fiesta. Amadeo suspiró y se inclinó sobre ella.

Estaré bien, madre — le dijo, con un levísimo tono de queja en la voz —. Os prometo que no haré ninguna tontería.

Ella respondió con una mirada de las que no admitían réplica, y Amadeo habría tenido que librar una incansable batalla dialéctica con ella, de no haber sido porque reconoció a su hermano de otra madre tras su disfraz y él pudo ayudarlo a convencerla. En cuanto flaqueó su fortaleza desaparecieron entre las máscaras, alejándose todo lo posible de la señora Barbaro, y suspiraron aliviados cuando se sintieron en territorio inexplorado.

Menos mal que has aparecido — ladeó una sonrisa y miró a su amigo a través de su disfraz —. No sé qué habría hecho de no haber sido por ti.

Lo de siempre — replicó él —. Eso es lo que habrías hecho. Yo solo te he ayudado a acelerar el proceso — añadió —. Lo que no entiendo es cómo no te ha puesto una cadena al cuello cuando me ha visto aparecer.

Sabes que te quiere como a un hijo, Domizio.

Precisamente por eso, amigo — se miraron por un instante antes de romper a reír. Compartieron sus impresiones sobre la fiesta, las decoraciones, las máscaras y los atuendos que tuvieron ocasión de contemplar con cierto detalle, fijándose, claro, en especial en los de las damas, que se les antojaban especialmente favorecedores. Su conversación quedó interrumpida cuando una muchacha irrumpió en ella de manera accidentada —. ¡Auch! — Domizio se giró y al encontrarse con la joven del servicio la fulminó con la mirada. — Sí, sí que se me ofrece algo — siseó —. Que tengas más cuidado. Por Dios, ¿todos los de tu especie sois igual de torpes? ¿O es solo cosa tuya? ¡Desaparece de mi vista antes de que te mande a los confines de la tierra en la bodega de un barco mercante!

¡Basta! — Amadeo miró a su amigo con el ceño fruncido, y le puso una mano en el brazo — ¿Dónde están tus modales, amigo? ¿Quién te ha enseñado a hablarle así a una mujer? — negó con la cabeza para después observar a la sirvienta. Se la intuía bonita tras la máscara, y aquel tosco vestido no ocultaba una esbelta figura que logró llamarle la atención — Disculpad a mi amigo, os lo ruego — tomó la mano de la joven y se inclinó discretamente ante ella. A Amadeo le pareció que en cierta manera se estremecía, quizás poco acostumbrada a la atención de alguien como él, y en sus labios afloró una sutil sonrisa, precedente a la diversión que de seguro encontraría —. No sabe comportarse.




Mi niñoooooo ♡ gracias por la medallita, Rhae
Di giornio dimmi buonanotte IjSX2AH
Di giornio dimmi buonanotte DEGlfK5
Di giornio dimmi buonanotte Firmas
gracias por los pack, amaryn y shadow kiss
brenton thwaites stan account:

Di giornio dimmi buonanotte 3x6mGpb
Mahariel
Mahariel
Mensajes: : 498
Reputación: : 48
Mis links
Cortázar - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Mar Sep 07, 2021 6:18 pm
Dance my life away
Vica, mascarada de los Gesuela
Menudo estúpido, vaya forma de hablar a nadie, aunque fuera una sirvienta. Si no le había tirado encima ni nada... Pero bueno, mejor no decía nada, porque se iba a delatar enterita. Mira, con eso no había contado, con que no podía hablar como siempre, que se le notaría enseguida que no era una sirvienta... Claro, eso al resto de los criados les había dado igual con el bullicio, pero alguien un poco más observador podía darse cuenta. Iba a irse para ahorrarse problemas, cuando otro caballero al lado del ostentoso le riñó por su actitud. Oh, eso sí que no se lo esperaba. Oteó su cabellera dorada... Y no le reconocía. Habían cambiado mucho las cosas en dos años.

De entrada, hizo otra reverencia y pegó las la cabeza al pecho. — No hay ninguna disculpa que tenga que conceder, y menos a un señor como vos. — Por muy insolente y estúpido que le pareciera el otro, una sirvienta no tenía por qué recibir una disculpa. Y ahora que se fijaba, podía ver unos ojos claros a través del antifaz... ¿Pero quién era ese? Ah, menuda idea la del bailecito. Se dio cuenta de que llevaba demasiado tiempo callada, y simplemente puso una sonrisa tímida. — Yo nunca diría que un señor no sabe comportarse. — Más le valía, siendo sirvienta, pero ay, si pudiera Vica revelar su identidad lo que le diría a aquel descastado.

Pero el caso es que el simpático seguía con su mano cogida, y sus miradas seguían sosteniéndose. ¿Qué haría una sirvienta? No tenía ni idea, porque en una dama ya haría un rato que habría sido de mal gusto o habría dado lugar a muchas habladurías, pero claro, en una sirvienta nadie se fijaba. Carraspeó un poco y giró ligeramente la cabeza, como si se sonrosara, como hacía cuando jugueteaba con el abanico. — Os reitero la pregunta, ¿hay algo en lo que pueda serviros? — Ahí aprovechó y giró la mirada solo hacia el simpático. — No es habitual ver a los señores en las áreas de los criados. — Dijo más bajito y con voz dulce. — A pesar de que lleven oculto el rostro. — Y ese tono ya le salió un pelín más juguetón. Que no era muy de criada pero bueno. —




Di giornio dimmi buonanotte JCqE0Sy

Di giornio dimmi buonanotte QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Di giornio dimmi buonanotte V1mQwnV
Di giornio dimmi buonanotte 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Di giornio dimmi buonanotte Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Ay, los retitos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Di giornio dimmi buonanotte Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Di giornio dimmi buonanotte Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Di giornio dimmi buonanotte Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Vie Sep 10, 2021 6:56 pm
Dance my life away
Amadeo, mascarada de los Gesuela
«Qué encanto», pensó Amadeo, paseando la mirada por la sonrisa ajena. Él, como heredero, tendría que fijarse en las más educadas y cultas damas de la alta sociedad, pero había algo en la simpeza de las mujeres que no participaban de los juegos y las conspiraciones que eran tan propias de la nobleza como los títulos que abrigaban sus nombres propios para hacerlos destacar sobre los demás que le resultaba de lo más cautivador.

Quizá tuviera que ver con el hecho de que sirvientas y plebeyas no estuvieran acostumbradas a las atenciones de un hombre como él, de que fueran invisibles a los ojos de los demás y que, por tanto, fuera más sencillo alcanzarles el corazón con una palabra amable que atravesar la coraza de las damas que debían guardar su integridad física y espiritual hasta conocer al caballero que las desposaría en el altar.

¿Ves? — le dijo a su amigo, que le devolvía la mirada sin su mismo entusiasmo sobre la conversación. — Os agradezco vuestra buena disposición — en esa ocasión volvía a dirigirse a la joven que los acompañaba —. Y respecto a eso… — Amadeo ladeó una sonrisa. — Sí, puede que haya algo que podáis hacer por mí.

¿Ah, sí? — Domizio arqueó ambas cejas.

— repitió él, como si resultase lo más obvio del mundo —. ¿Seríais tan amable de traerme algo para beber? Lo que sea, no me importa el qué. ¿Tú quieres algo? — su amigo negó con la cabeza. — Bien, pues eso será todo.

Cuando la sirvienta se apartó, Domizio tomó a Amadeo por el brazo y lo obligó a acercarse a él.

¿Se puede saber en qué estás pensando? — susurró.

¿Yo? — Amadeo quiso hacerse el contradizo, pero años de amistad lo delataban. — En divertirme un poco, ¿y tú?

En que solo Dios sabe lo que serás capaz de hacer escondido tras esa máscara.




Mi niñoooooo ♡ gracias por la medallita, Rhae
Di giornio dimmi buonanotte IjSX2AH
Di giornio dimmi buonanotte DEGlfK5
Di giornio dimmi buonanotte Firmas
gracias por los pack, amaryn y shadow kiss
brenton thwaites stan account:

Di giornio dimmi buonanotte 3x6mGpb
Mahariel
Mahariel
Mensajes: : 498
Reputación: : 48
Mis links
Cortázar - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Dom Oct 10, 2021 6:35 am
Dance my life away
Vica, mascarada de los Gesuela
Ahora se arrepentía totalmente de estar vestida de sirvienta, porque estaba casi segura de que podría atraer a ese joven mucho mejor con su vestido, y podría hablarle de forma normal, y devolverle el coqueteo, pero ahora tenía que hacerse la cándida. Suspiraría, pero como ella oyera suspirar a una sirvienta, no habría quien la aguantara del drama que montaría. Hizo una breve reverencia con una sonrisita. — Gracias a vos, mi señor. — Aaaaay todo lo que se estaba callando y lo bien que sabría seguir esa cuerda. Pero bueno, un reto para pasárselo bien en su primera noche. — Decidme señor, ¿en qué puedo ayudaros? — Al tal Domizio no parecía hacerle mucha gracia alargar la conversación, pero que le echara un pulsito, que vería quién ganaba.

Pues ahora sí que la había hecho buena porque no sabía ni dónde estaban las bebidas, pero si sabía algo de lo que bebían los caballeros, así que bueno, le tocaría pedir ayuda. — Sí, mi señor, ahora mismo. — Hizo otra reverencia y salió a paso raído a las cocinas. A ver, piensa, Vica, piensa. Primero, observar cómo lo hacían otras criadas, cómo servían las copas y cómo las llevaban. Bueno, ni tan mal, muchos años aprendiendo equilibrio con un libro en la cabeza no podía caer en saco roto a la hora de llevar una bandeja. Se acercó a uno de los criados hombres y preguntó. — Perdona, ¿las botellas de las bebidas dónde están? — El otro la miró, como evaluando quién era. — ¿De qué casa eres?Portinari.Aquí solo sirven bebidas los criados de casa Gesuela. — Ella apretó los labios. — Mi señor Fabrizio es muy especifico en lo que quiere y cómo le gusta, y, sin querer desmerecer a los criados de aquí, solo le gusta como se lo hago yo. — El criado la miró ahora como con media sonrisilla. — Ya, ya me imagino... — Oy, menudo tonito, ¡pero qué insolente! Si supiera quien era ella... Pero ahora necesitaba su ayuda. — Las botellas entonces... — Insistió con tono dulce. El hombre suspiró y señaló. — En aquel aparador, y las copas para cada cosa, en la parte de abajo. — Ahí sí sonrió abiertamente y le dejó con un cristalino. — ¡Gracias!

Vale, las copas sí sabía usarlas (no tanto servirlas, pero bueno, limpiaría lo que derramara en los cristales para que estuviera presentables) y las puso en la bandeja. Volvió a la altura del apuesto joven, tratando de controlar su sonrisa, porque se sabía ya triunfadora en ese jueguecito. — Con permiso, mi señor, os he traído varias bebidas, puesto que no conozco vuestro gusto. — Sostuvo la bandeja en la mano derecha y fue señalando lo que iba enseñando con la izquierda. — He elegido un vino rosado de la Romagna, espumoso, por si queréis algo dulce y festivo. Aquí hay también un whisky escocés, fuerte y con denominación de origen, que siempre habla mucho de un producto. Hay también un jerez, muy apropiado para los caballeros de elegancia, como los ingleses, y, por supuesto, un vino Vega Sicilia, reserva de quince años, de nuestro amado reino. — Terminó con una sonrisita. A ver, que otra cosa no, pero el arte de la conversación incluía saber de estas cosas para poder atisbar qué clase de persona tenías delante, y lo que uno bebía, decía mucho de la persona. Aunque para eso tendría que saber primero el nombre, y solo se haba enterado del del otro. — Si mi señor me indica cómo debo dirigirme a él, lo haré con más propiedad. — Dijo agachando la cabeza, aunque en verdad se había tirado un poco al vacío, porque generalmente no tenía que batallar tanto para conseguir un nombre.




Di giornio dimmi buonanotte JCqE0Sy

Di giornio dimmi buonanotte QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Di giornio dimmi buonanotte V1mQwnV
Di giornio dimmi buonanotte 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Di giornio dimmi buonanotte Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Ay, los retitos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Di giornio dimmi buonanotte Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Di giornio dimmi buonanotte Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Di giornio dimmi buonanotte Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Dom Oct 24, 2021 12:20 pm
Dance my life away
Amadeo, mascarada de los Gesuela
Amadeo suspiró ante la presteza de la joven por cumplir con sus demandas y se preguntó si aquella muchacha sería igual de diligente en su día a día. De su ensoñación lo sacó su amigo, claro, actuando como la voz de la razón, aunque Amadeo sabía que si esa misma jovencita hubiese tenido los cabellos claros y la tez más clara, sería Domizio el que se habría perdido en esa conversación.

No te preocupes tanto, Domizio. Sé muy bien lo que me hago. Deberías relajarte un poco, ¿sabes? Disfrutar de la fiesta, buscarte a una jovencita con la que divertirte en los jardines…

— ¿Estás intentando librarte de mí?

Me alegra que te hayas dado cuenta.

— Pero serás…

Venga, vete antes de que vuelva. Y procura que mi madre no te vea — esperó que se marchara, pero al ver que no lo hizo, añadió —. Te prometo que no voy a hacer ninguna tontería.

— Y yo te prometo que voy a hacer como que me lo creo.

Intercambiaron una última mirada, de estas que contenían toda una conversación, antes de que uno de ellos desapareciera entre el gentío. Amadeo aguardó el regreso de la doncella observando su alrededor con los ojos llenos de una suspicaz curiosidad. Los asistentes a la mascarada no eran los mismos que los que acudían a los bailes y las celebraciones celebradas a cara descubierta. Las mujeres reían más, vestían con menos recato y los hombres se atrevían a lanzarles miradas que en cualquier otra circunstancia habrían provocado un auténtico escándalo entre las damas de la alta sociedad. Él mismo se sentía distinto tras su disfraz. Le sentaba bien la libertad.

¡Oh! — la joven sirvienta regresó con una brillante bandeja con varias copas sobre ella. — Qué bonito detalle — observo las bebidas que le ofrecían, aunque no estuvo demasiado pendiente de la explicación adjunta a cada una. Le interesaba más oír la voz de la muchacha que escuchar lo que decía —. Me quedaré con el jerez, pero os agradezco el detalle de haber traído hasta mí el resto de opciones. Podéis quedaros con una de ellas si lo deseáis, desconozco si podéis beber durante el servicio, pero no tenéis que preocuparos por mí, no os meteré en problemas por esto — esbozó una sonrisa y alzó hacia ella su copa —. Acompañadme.

Amadeo echó a andar, dispuesto a explorar los rincones del palacete de los Gesuela, en busca de un lugar más apropiado para disfrutar de la compañía de una señorita.

«Mi señor» está bien — replicó divertido —. Pero… — buscó inspiración en su entorno. No podía decirle su nombre, no podía comprometer a su familia. — Podéis llamarme Innocenzo — oh, dulce ironía —. ¿Cuál es, pues, vuestro nombre? También yo tendré que saber cómo hablaros.




Mi niñoooooo ♡ gracias por la medallita, Rhae
Di giornio dimmi buonanotte IjSX2AH
Di giornio dimmi buonanotte DEGlfK5
Di giornio dimmi buonanotte Firmas
gracias por los pack, amaryn y shadow kiss
brenton thwaites stan account:

Di giornio dimmi buonanotte 3x6mGpb
Mahariel
Mahariel
Mensajes: : 498
Reputación: : 48
Mis links
Cortázar - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Di giornio dimmi buonanotte Empty

Jue Nov 18, 2021 7:36 pm
Dance my life away
Vica, mascarada de los Gesuela
Pues a puntito había estado de quedarse con la copa de vino tan pancha, pero, como el propio joven indicó, una criada no debería beber durante el servicio. Pues vaya vida más triste tienen, pensó. No se lo había planteado nunca. — Sí, mi señor, así es. Pero os lo agradezco. — Dijo simplemente. Ay, qué pena de vino, ahí abandonado. Suspiró y se agarró las manos frente al regazo, siguiendo al joven por la fiesta.

Ay, pero, ¿quién era? Mucho se lo estaba pensando. Es que esa maldita mascarada no el permitía reconocer a nadie, y entre los años fuera y eso... Un momento. ¿La estaba llevando a un lugar solitario? Pero qué descarado, le daba hasta ganas de echarse a reír, pero eso no sería muy propio de una sirvienta. — Inocenzo... — Repitió ella. ¿Conocía Inocenzos? ¿Sí? A ver no era un nombre tan extraño... Luego se dio cuenta de que no es como debería llamar una criada a alguien de la categoría de aquel chico... Espera, espera, ¿y si era un criado haciéndose pasar por señor, como estaría haciendo Maria ahora mismo? Demasiado tiempo callada. — Vi...Ttoria, mi señor.Anda, que original, con el principio de tu apodo. Pero no puedo llamaros Inocenzo, un criada como yo...

Con la tontería, habían acabado en un rincón de una de las salas menos llenas, pero tan decorada y pintada como las demás. — Vaya que apropiado Ba... — Iba a decir "Baco y Ariadna" que era el mito representado, pero ¿por qué iba a saber una criada tal cosa? — ¿Bailáis, mi señor? Si queréis puedo dejaros solo buscando alguna muchacha bonita... — Entornó los ojos. — Si es que no estáis ya comprometido, por supuesto. — Y se puso a jugar con los bucles de su pelo y media sonrisita. Ella ya haba movido ficha, a ver que contestaba aquel muñeco.




Di giornio dimmi buonanotte JCqE0Sy

Di giornio dimmi buonanotte QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Di giornio dimmi buonanotte V1mQwnV
Di giornio dimmi buonanotte 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Di giornio dimmi buonanotte Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Ay, los retitos
Di giornio dimmi buonanotte Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Di giornio dimmi buonanotte Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Di giornio dimmi buonanotte Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Di giornio dimmi buonanotte Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Dance my life away
Amadeo, mascarada de los Gesuela
La joven escogió la prudencia y rechazó la oferta de Amadeo para acompañarlo tomando cualquiera de las bebidas que quedaban sobre la bandeja. Una lástima, pensó él. El alcohol podría haber hecho la velada algo más divertida, pero el joven creyó que sería capaz de buscarse un entretenimiento sin la ayuda de ninguna bebida espiritosa.

¿Vitoria? — repitió para asegurarse de que lo había entendido. — Vitoria, qué nombre tan bonito —. Hizo una pausa para saborear la palabra. Sí, le gustaba. Era un nombre sonoro, elegante, quizá demasiado para una criada, aunque ironías más grandes se habían visto en las cortes italianas. Se detuvo. Tomó su mano, pequeña y delicada, y se la llevó a los labios, ocultos tras la máscara —. Es un placer conoceros, Vitoria —. De verdad que lo era —. Y podéis llamarme como queráis. Llamadme por vuestro nombre, si os place, y yo os responderé —. Buscó su mirada tras la sencilla máscara que portaba —. Esta no es una noche para seguir las reglas.

Dejó a la imaginación ajena el descifrar a qué se refería exactamente para disfrutar de la música que llenaba la sala. A su alrededor había parejas que charlaban animadamente y amantes que se comunicaban en no tan discretos susurros. Allá se apartaban quienes no querían ser vistos, y Amadeo había tenido suficiente protagonismo como para querer buscarlo allá donde se le ofrecía el anonimato.

¿Para qué voy a buscar una muchacha bonita, si ya la tengo delante? — Respondió con sencillez. — Mi único compromiso esta noche es con vos. Al fin y al cabo, fui yo quien os pidió que me acompañarais, ¿no es cierto? Qué descortés sería por mi parte quebrar mi palabra para abandonaros —. Con tales palabras ninguna criada podría resistírsele, eso lo tenía claro. Se inclinó frente a ella para pedirle su mano —. Entonces… ¿bailaréis conmigo, Vitoria?





Mi niñoooooo ♡ gracias por la medallita, Rhae
Di giornio dimmi buonanotte IjSX2AH
Di giornio dimmi buonanotte DEGlfK5
Di giornio dimmi buonanotte Firmas
gracias por los pack, amaryn y shadow kiss
brenton thwaites stan account:

Di giornio dimmi buonanotte 3x6mGpb
Mahariel
Mahariel
Mensajes: : 498
Reputación: : 48
Mis links
Cortázar - Nivel 2

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba