Últimos temas
Weltschmerz
I'll sweep you off your feet EmptyHoy a las 2:53 am por Sorceress

Festival: Safe and sound
I'll sweep you off your feet EmptyHoy a las 2:03 am por Maga

Registro y conteo de puntos
I'll sweep you off your feet EmptyHoy a las 1:52 am por Maga

— unbreakable chains [0/1]
I'll sweep you off your feet EmptyHoy a las 1:35 am por June

— My little boy
I'll sweep you off your feet EmptyAyer a las 11:48 pm por Maga

× Bound for the homeland
I'll sweep you off your feet EmptyAyer a las 11:37 pm por vicivosdrcams

always walked a very thin line
I'll sweep you off your feet EmptyAyer a las 11:35 pm por Valkyria

— Apocalypse [8/9]
I'll sweep you off your feet EmptyAyer a las 11:00 pm por Nymphet

The pillars of eternity
I'll sweep you off your feet EmptyAyer a las 9:54 pm por Circe

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Golden Shields

I'll sweep you off your feet Empty

Jue Sep 30, 2021 8:51 pm

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
¿Pero cómo arreglarse? El año pasado nadie se arreglaba. — Dijo ella desesperada, mientras Hillary se miraba muy puesta en un espejo. — ¡Ay, Alice, espabila! Es una fiesta, hay que ir arregladas. — Ella se llevó las manos a la cabeza. — ¿Pero de qué me estás hablando? Que estamos en Hogwarts, como siempre.Como siempre no. — Dijo la otra con obviedad. — Es la fiesta de Navidad, hay que ponerse algo especial. — Ella señaló su baúl. — Pues te aseguro que ahí no tengo nada especial.¿No tienes un vestido? — Preguntó Donna, sentándose en la cama de enfrente. — ¿Qué voy a tener un vestido? Si no me dejan ponérmelos por norma general. — Su amiga entornó los ojos y dijo. — A ver si yo te puedo dejar algo… — Sacó un vestido de terciopelo verde oscuro, con un fajín de raso del mismo color. — Es verde. — Recalcó ella. — Sí, en Navidad los colores que se llevan con el verde y el rojo. — Replicó Hillary, señalándose a sí misma. — Yo llevo el rojo, tú el verde. — Alice alzó la ceja. — Pero somos Ravenclaw. — Dijo, como si fuera evidente, a lo que Hillary bufó. — ¡Ay, Alice! Pues no te lo pongas si no quieres. — Pero se lo puso, por tal de no escuchar a la otra toda la noche en plan “qué vergüenza que no vayas apropiadamente vestida” y cosas así.

Cuando se lo terminó de abrochar, se tiró del área del pecho y dijo. — Esto me queda un poco grande. — Su amiga la miró y puso una mueca. — Cierto… Es que estás todavía un poquito plana. — Eso la hizo hacer una carcajada de garganta. — Por lo visto. — Ni que le importara lo más mínimo. Pero entonces tuvo una idea. — ¡Eh! ¿Y si le echamos un hechizo reductor?¡Eh! — Oyó en la puerta. — No más jugar con los hechizos de tamaño, Alice Gallia. — Ella se giró con una sonrisa, pero enseguida soltó un silbido de exclamación. — Guau, prefecta Harmond, qué guapa. — Eso debía ser arreglarse para la fiesta. Y ahora sí, se sentía un poco desarreglada de más. — ¿Para qué querías el hechizo? — Se tiró un poco del vestido. — Hills me ha dejado esto y me queda un poco regular. Y ahora que te he visto creo que voy un poco desarreglada.¡Eso lo soluciono yo en un momento! — Vaya por Dios. Que no faltara nunca Monica Fender en el peor momento. — Vente conmigo, chavala. — Iba a protestar, pero Anne le dio unos toquecitos. — Ve, ve, malo no será. — Suspiró y salió detrás de Fender.

Cuando llegó a la habitación, había dos partes claramente diferenciadas. Una estaba tan ordenada que parecía que nadie había dormido en años y la otra estaba llena de muchísimas cosas desperdigadas por todas partes. — Guau. — Dijo con una risa. — Se paga ínfima la apuesta de quién es la dueña de cada parte. — Monica rio. — Anne me permite tener mi propio orden siempre que no interfiera en el suyo. — Eso la hizo reír. — Mi padre dice eso.Y es un hombre brillante. — Redondeó Monica, como dando a entender que lo era ella también. Ella se sentó en la cama y puso a Alice enfrente. — ¿Me vas a arreglar el vestido?Te voy a poner tan guapa que nadie se va a fijar en el vestido. — Alice entornó los ojos, pero se fijó en la ropa de Monica. — Yo preferiría algo como lo tuyo. — Dijo con sinceridad. — Me encantan las medias así como rotas. Y la chaqueta de cuero. — La chica sonrió ampliamente. — ¡Gracias! Tú sí que sabes. A ver esto fuera. — Dijo soltándole las coletas. — ¡Eh! Siempre voy con coletas.Hoy no. — Le lanzó un hechizo al pelo y se le hicieron unos rizos más bonitos y definidos que se sus tirabuzones, y Monica empezó a atusarlos con los dedos. — Me gustan mis lazos. Pero hoy no te pegan. — La chica pareció buscar en aquel galimatías y sacó una diadema negra que tenía un lazo pegado encima. — Esto mejor. — Dijo mientras se la ponía. — A ver, Doña Micifú me va a regañar si te maquillo mucho.Pues yo quería los ojos negros así como tú y ella. — Monica rio. — Pero hoy mejor vamos a lo clásico, ¿tú no eras medio francesa? — Entornó los ojos con cansinería. — Mi familia lo es. — Mejor que explicar la larga y compleja historia de los Sorel-Gallia. — Bueno pues dicen que el truco de belleza de las francesas es solo llevar tres cosas de arreglo: el rímel — dijo echándoselo en las pestañas sin avisar, por lo que casi parpadea y la lía, pero mantuvo la compostura —, el pintalabios, que ellas lo llevarían rojo, pero yo te voy a echar uno más flojito — abrió la boca, para que Alice imitara el gesto, y cuando terminó, juntó los labios, cosa que también imitó — y, por último, perfume. Channel nº 5, pero como yo no tengo de eso, te echo del mío. — Y se lo echó en ambos lados del cuello. Cuando terminó, la miró con una sonrisa sincera y dijo. — Y como buena francesa, preciosa y con clase. — Alice sonrió también. Cuando quería, Monica podía ser buena gente. — Gracias. Hubiera molado que me pintaras el pelo como a ti. ¡Guay! ¿Lo quieres azul? ¡No! ¡No lo creo! — Dijo Anne Harmond entrando por la puerta. Tanto Monica como ella chistaron. — Alice, baja que Marcus estaba preguntando por ti. ¡Vale! ¡Gracias igualmente Monica! — Disfrútalo, chavala. Y baila, que es una fiesta. —

Bajó las escaleras a trotecitos, toda contenta, y se encontró a Marcus al pie. Claro, él sí se había arreglado. Menos mal que al final la habían convencido, si no vaya pinta. — ¡Qué elegante, O’Donnell! — Dijo, enganchándose de su brazo. — ¿Nos vamos? Me muero de ganas de ver el espectáculo, como el año pasado. ¡¡¡¡ALICE!!!! — Bramó Hillary a su espalda. — ¡No corras ni hagas locuras con mi vestido puesto! — Se giró y resopló, susurrando a Marcus. — Voy a pagar caro que me preste el vestido. — Se miró y dijo. — Sé que no es azul, pero según Hillary, es lo que hay que llevar en Navidad.
Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Jue Sep 30, 2021 9:32 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
- ¿De verdad es necesario echarse tanta colonia? - Se giró hacia Sean, con el tarro en la mano. - ¿Quieres? - El chico pareció pensárselo unos segundos, pero al final negó. Marcus volvió a ponerse delante del espejo. - Sí que llevas rato peinándote. - Es que hoy es una fiesta importante, Sean. - Solo es Navidad. Todos los años se repite. - Pfff. Te pasas de práctico, en serio. - Se colocó bien las solapas y las mangas. - Nunca te había visto esa camisa. - Es nueva. - Dijo contento. Su madre se la había enviado porque llevaba dos meses hablando de la ilusión que le hacía la fiesta de Navidad, así que se la compró para que la estrenara. Su madre era la mejor.

Ya solo le faltaba el toque final. Seguido, por supuesto, de otra pregunta de Sean. - ¿En serio vas a llevar pajarita? - Marcus le miró con obviedad. - Es Navidad. - Sean frunció el ceño, como si no encontrara la asociación entre esos dos conceptos. Marcus se miró una vez más al espejo y se dispuso a sentarse en la cama para ponerse los zapatos, pero antes se fijó en su amigo, y ahora fue él quien frunció el ceño. - ¿No te arreglas? - Ya estoy arreglado. - ¡Llevas la ropa de siempre! - ¡Es que no sabía que había que ponerse algo distinto! - Marcus rodó los ojos y se sentó, empezando a atarse los cordones. - ¿Crees que las chicas se van a arreglar? - Se encogió de hombros desde su postura. Le daba igual lo que hicieran las chicas, él quería ir guapo porque era la fiesta de Navidad y había ayudado a los prefectos a organizarla y tenía que dar su mejor impresión. - ¿Entonces qué hago? ¿Me cambio? - Haz lo que quieras. Yo voy a bajar que me muero por empezar la fiesta. - Y Sean estaba un poquito pelma ese día.

- ¡Pero bueno! ¡Pero qué ven mis ojos! - Se giró, justo cuando iba a bajar las escaleras, porque oyó esa voz cantarina por el pasillo. Puso una sonrisa de oreja a oreja mientras el prefecto se acercaba a él, con una risa. - ¡Pero colega! ¿A qué viene tanta elegancia? Que me vas a quitar toda la atención, ¡eh! - Eso hizo a Marcus reír, y le miró con admiración. - Jo, Howard, qué elegante vas. - Ah, sí. Cuando estaban solos le llamaba Howard en confianza, que para algo eran colegas. El otro dio una vuelta sobre sí mismo y a Marcus le hacían los ojos chiribitas solo de lo mucho que brillaba la insignia de prefecto en ese atuendo tan elegante. Howard debió verle la cara y rio. - Algún día me vas a superar con creces, ya lo verás. Vas a tener al castillo a tus pies. - Marcus rio, un poco ruborizado. - Ojalá. - Dijo con voz humilde, pero por dentro pensaba con toda esa grandiosidad de la que se contagiaba a veces sí, lo haré.

En la sala común había un poco de revuelo, gente subiendo y bajando a los dormitorios y entrando y saliendo de la misma. Miró a los lados, pero no veía a Alice. A quien sí vio mientras paseaba por la mirada fue a alguien que casi le hace desmayarse, porque además iba hacia él, con esa sonrisa tan bonita, y antes de poder decirle nada fue ella la que le dijo. - Pero qué guapo, futuro Prefecto O'Donnell. - Ahora sí que le hacían los ojos chiribitas. - Hola. -Fue lo único que dijo con voz quebrada, y sonó tontísimo, así que carraspeó y se irguió, tratando de recobrar la dignidad. - Muchas gracias, Prefecta Harmond. Y... Tú... También. Más. Quiero decir. Muy apropiada. - La chica soltó una carcajada. - Me alegra ir apropiada. - Marcus rio nerviosamente, pero por dentro estaba pensando que menuda pinta de estúpido debía estar teniendo. - ¿Estás buscando a Alice? - Sí. - Respondió, aún embobado. La chica soltó una risita musical, porque debía parecerle adorable lo pillado que se había quedado, y añadió. - Voy a buscarla. - Con voz divertida, girándose y subiendo las escaleras de los dormitorios. Marcus despertó. - ¡Quería decir muy guapa! - Pero ya tarde, la prefecta se había ido. Maldita sea.

Se rascó un poco los rizos, notándose colorado solo por recordar la sarta de bobadas que le había dicho a la prefecta, y entonces Alice bajó. Sonrió. - ¡Oh, te has soltado el pelo! - Rio un poquito y la miró. - ¡Qué navideña! - Nada, hoy no atinaba con llamar guapa a nadie, al menos Alice no le ponía tan nervioso, claro, porque era su amiga. Y no haría falta que le dijera que estaba guapa, ¿no? Lo sabría, es decir, sabría que él la veía guapa, porque era su amiga, ¿cómo no la iba a ver guapa? Es que lo de Anne era otro tipo de guapa distinto. Bueno, él se entendía. - ¡Gracias! - Dijo con la barbilla alzada y una caída de ojos cuando le dijo que estaba elegante, mientras se enganchaba de su brazo. - Somos los amigos más elegantes de todo segundo, verás que sí. No digo de todo Ravenclaw porque, wow, Howard va genial... Y Anne. -Ya se estaba poniendo colorado otra vez. Recondujo. - Pero algún día estaremos en séptimo, y ese día, lo vamos a petar. - Añadió, muy seguro de sí mismo, guiñándole un ojo. Ya se veía saliendo del brazo de Alice de la sala común, exactamente igual que ahora, y siendo la envidia de todo el mundo porque eran los amigos más elegantes del colegio.

Al salir de la sala común, se inclinó a Alice y le susurró en confidencia. - Mira, esto sí que es un milagro navideño. - Señalando con la cabeza ante él. Con su actitud de siempre, como si le hubieran plantado allí, cabizbajo y con los brazos caídos, estaba Lex. Marcus se había venido muy arriba con la fiesta de Navidad, y cuando se lo dijo a su hermano, este con su humor de siempre había empezado a decir que prefería no ir porque había mucha gente y se iba a agobiar, así que le ofreció que fuera con él. Creía que no iba a aceptar, pero allí estaba. A ver cuánto duraba. - ¡Hola, Lex! ¡Qué bien que te hayas animado a venir! Verás qué bien lo pasamos. - Dijo contento. Su hermano le miró de arriba abajo, y luego miró a Alice, también de arriba abajo. Frunció un poquito el ceño y dijo. - Mamá viste así. - Marcus puso una expresión de desconcierto total. - ¿Qué? No es... - Miró a Alice. A ver, que la chica no solía llevar vestidos, ni el pelo suelto, pero no... - ¡Alice es morena! - ¡Es que! ¡Menuda tontería más grandísima! Chistó. - No le hagas caso, lo dice porque mamá viste mucho de verde. - Rodó los ojos e hizo un gesto de la cabeza para invitar a su hermano a que echara a andar. Anda que... "Mamá viste así"... Tú te crees...
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Jue Sep 30, 2021 11:27 pm

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Nada más la vio, Marcus le hizo notar el pelo. — ¡Sí! — Exclamó. Pues mira, igual había merecido la pena solo porque Marcus se diera cuenta… Bueno, a ver que daba un poco igual, porque Marcus la valoraba por otras cosas, pero lo había dicho con un tono así como… Vale, mucho rato callada. — Me lo ha hecho Monica, ¡con un hechizo! Me lo tiene que enseñar. Y la diadema es suya. — Y no quiso decir nada del perfume ni del pintalabios, porque Marcus no lo había mencionado, y no sabía si era peor que no se hubiera dado cuenta o que sí lo hubiera hecho y no lo dijera, porque eso sería que no le gustaba. Maldita Hillary, le estaba haciendo rayarse más que nunca por lo que dijeran o no.

Rio a lo de navideña. — ¡Eso dice Hills! El vestido es suyo, y ella lo tiene en rojo. De hecho a mí me queda un poco… — Iba a decir “grande” pero eso, siendo su amigo, podía pasar a ser una disertación de en qué partes y por qué y cómo arreglarlo para ir todos impecablemente perfectos, y no le apetecía señalarlo. — Raro, ¿no? Es que no voy nunca de verde. — Dijo con una sonrisita. Le dio el brazo entre risas y salieron de la sala. — ¿Howard? ¿Está por aquí? — Preguntó estirando el cuello, pero no le veía. — Monica también va guay. Así con una chaqueta de cuero, y se le ve más el pelo rosa. Y la prefecta Harmond iba guapísima. Yo no me iba a arreglar hasta que le he visto a ella. — Igual se tenía que haber callado, porque su amigo sí parecía haberse arreglado a propósito. Espera, ¿séptimo? — Sííí. Sí, sí. Y ya iré de azul entonces. — Dijo muy convencida. ¿Pero es que eso de arreglarse era ya para siempre? ¿No era solo la temática de 1997 o algo? Pues no tenía muchas opciones en su armario.

Efectivamente, no se hubiera esperado ver ahí a Lex ni de casualidad, pero allí estaba, con su pose habitual. Esperaba que al entrar hubieran tenido más relación pero… No. Literalmente, no hablaba con nadie. Abrió mucho los ojos y se miró a sí misma. — ¿De verdad? — Pero ya estaba Marcus negándolo. Ya decía yo, pensó. Emma y ella no se parecían EN NADA. Igual es que Lex solo intentaba ser amable, así que prefirió cambiar de tema. — Oye, ¿sabes que tu hermano ha ayudado en la fiesta? ¡Vamos a adivinar qué ha puesto! — Se soltó de Marcus y caminó hacia atrás, para mirar a ambos O’Donnells, mientras se daba con el índice en los labios. — Yo diría… Algo azul, pero es Navidad, y él respeta mucho los colores tradicionales, así que a lo mejor eso no… Pero… ¿Algún águila por ahí escondida? ¿Un encantamiento, por ejemplo? — Dijo mirándole inquisitiva pero sin perder la sonrisa. — ¿Comida? — Dijo Lex con desgana. — ¡Oh! — Contestó Alice con más entusiasmo. — Igual algo que comáis todos los años. Monedas de chocolate de la abuela Molly. — Dijo él saliendo de su modo taciturno otra vez. Pero algo llamó la atención de Alice.

Howard estaba al pie de las escaleras, más guapo de lo que le hubiera visto nunca, y miraba en su dirección, pero no a ella, por supuesto. A Monica, que bajaba por el otro lado de las escaleras. Y de la misma, le dio un ramito de rosas del té que eran del mismo color que el pelo de la chica y le dijo. — Feliz navidad, problemática. — Y ella sonrió como no la había visto sonreír nunca. — Feliz navidad, perfectón. — Y olió las flores. Quería eso. No podía explicarlo, pero lo quería. — Pídeselo a Marcus.¿Qué? — Preguntó girándose hacia Lex. — A mi hermano le encantan esas tonterías. Si lo quieres, pídeselo. — Miró de reojo a Marcus y simplemente puso una sonrisita. — Sí, eso. Enséñame el árbol que has decorado tú. Mejor, llévame a donde están los árboles y yo lo adivino. — Dijo enganchándose a su brazo otra vez. No sabía por qué se había puesto tan nerviosa con las palabras de Lex. Tendría Marcus razón con que eso de que te lean la mente es un poco agobiante.

Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Vie Oct 01, 2021 12:14 am

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Miró a Lex negando lentamente con la cabeza con cara de "este hermano mío no tiene remedio". Menos mal que Alice cambió rápidamente de tema. Rio con superioridad. - No lo vais a adivinar nuuuuuuuuncaaa. - O quizás sí, porque los dos habían empezado a soltar hipótesis que se parecían mucho a las propuestas que le dio a los prefectos. Aun así, siguió haciéndose el interesante, alzando la barbilla con una sonrisilla y mirando a otra parte mientras los otros soltaban hipótesis.

- ¡Uf! Ojalá tener las monedas de la abuela Molly aquí. - Miró a Alice y le dijo. - Un año tienes que venir a casa para probarlas. - A Marcus le muerden los duendecillos. - Dijo Lex con una sonrisilla maliciosa. Él le miró con el ceño fruncido. - Estoy aprendiendo a detectarlos. - Más o menos. Algunas de las monedas de su abuela se transformaban en duendecillos que huían y, obviamente, no se dejaban comer. Casi siempre le tocaban a él. No era muy raro, era el que más monedas comía...

Alice parecía no haber detectado que su hermano se metía con él porque estaba pendiente de otra cosa. En concreto, de Howard y Monica, que andaban por allí. Algo se había perdido, porque Lex le dijo a Alice que podía pedirle... Algo. Le miró ceñudo. No le estaría leyendo la mente, ¿no? A ver si podían tener la fiesta en paz. Al parecer, solo se refería a las decoraciones, que era de lo que estaban hablando al fin y al cabo. - ¡Eso! Tenéis que adivinarlo A BASE DE MIRAR BIEN. - Recalcó mirando a su hermano intensamente. Que no se enfadara tanto e hiciera menos trampas mentales, que era siniestro eso. Este puso su cara de mosqueo habitual, pero Marcus se giró a Alice. - No sé cómo habrá quedado el resultado final, porque los prefectos decían que tenía que ser una sorpresa, pero hay una cosa mía, a ver si adivinas cuál. - Se enganchó de nuevo de su brazo y fueron al Gran Comedor. Ya desde las escaleras estaba viendo algo que le hizo abrir los ojos como platos y arrastrar corriendo a Alice. - ¡¡Mira, Alice!! ¡¡Ostras, no me lo creo!! - Llegó a la puerta y el muñeco de nieve se giró hacia ellos, moviendo la chistera y saludando. A Marcus le brillaban los ojos. Se giró a ambos y dijo casi a gritos. - ¡¡Fue idea mía!! ¡Quería hacerlo pero no sabía como, y se lo dije a los prefectos y les ha tenido que gustar porque lo han hecho! ¡¡QUE ILUSIÓN!! - Estaba dando saltos. Ya se enteraría de quién había sido el artífice y se iba a pasar toda la noche dándoles las gracias.  

Las sorpresas no acababan ahí, porque se quedaron impactados nada más cruzar la puerta. Se alegraba de que no le hubieran dado más pistas para que se llevara la sorpresa, ¡porque menuda sorpresa! ¡Aquello era impresionante! Había copitos de nieve cayendo por todo el salón, un montón de árboles y... ¡Muchísima comida! Olía superbién. Estaba deseando probarlo todo, pero primero corrió tirando de Alice hasta los árboles. - Vale, ya sé dónde está lo mío, a ver si lo encuentras. - Miró bien y dio un saltito. - ¡¡Oh!! Y sé qué es lo de la Prefecta Harmond. Jo, qué guay ha quedado. - Mientras Alice y Lex miraban los árboles, él contempló todo el entorno, absolutamente feliz. Vio como por la puerta entraban Hillary, Donna y otras chicas, y tras ellas iba Sean. Las chicas se fueron a otra parte, pero Sean le detectó y se fue hacia él. - ¡Ey! Así mucho mejor. - Le dijo contento, resaltando que su amigo se había cambiado de ropa. Este sonrió tímidamente, miró de reojo a Alice y a Lex, les saludó con un gesto de la mano y se inclinó hacia Marcus para confesarle. - Al final sí te he quitado un poquito de colonia. Espero que no te importe. - Marcus puso una sonrisa orgullosa y dejó una mano en su hombro. - Has hecho bien. -    
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Vie Oct 01, 2021 1:34 am

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Estaba ya entusiasmándose con lo de las sorpresas de los prefectos, cuando Marcus no el dio tiempo a pensar mucho más. — ¿Qué, qué? ¿Qué pasa? — Miró el muñeco y se le iluminaron los ojos y se le amplió la sonrisa. — ¡Qué dices! ¿Fue idea tuya? ¡Qué genial! ¡Míralo! — Y el saludó de vuelta, como si pudiera sentir. — Tienes que preguntarles a los prefectos cómo lo han hecho. En cuanto pueda hacer magia lo tendré en mi casa recibiendo a la gente para Navidad. — Torció la boca. — Aunque yo siempre estoy en Navidad en La Provenza y allí no nieva nunca. Pero aun así, te quiero diseñando mis decoraciones navideñas de mayor. Y esto solo es la entrada. — Dijo con una risita, y luego volvió a mirar el muñeco, por el mero hecho de observarle.

Pero tenían una misión, y era encontrar la aportación de Marcus. Fue hacia el hermano de este y agarró su brazo. — ¡Vamos, Lex! Antes de que se delate solo. — El chico la miró como si su mano quemara y ella le soltó y suspiró un poco. — Perdón. Ven conmigo, anda. — Qué dificilito se ponía a veces, de verdad. Reticentemente, Lex le siguió y llegaron a la mesa del comedor. — ¡Buah! Esto es evidente. — Dijo señalando las servilletas. — ¿El qué? ¡Los servilleteros! Son águilas. Las ha hecho tu ehrmano fijo, mira qué bien hechitas están. Coge una. — Lex obedeció y la puso entre los dos. El águila, con el pico, desenvolvió la servilleta y trató de ponérsela a Lex en el regazo, pero al estar de pie, se cayó a sus pies. — ¡Qué pasada! — Exclamó Alice. — Y tienen una pajarita azul… Me recuerda a los encantamientos de mamá. — Interrumpió Lex con los ojso pro primera vez un poco más vivos, clavados en el águila. Ya lo dijo Marcus, estaba muy enmadrado y claramente la echaba de menos. Eso le daba un poco de ternura, porque le recordaba a Dylan. — ¿Quieres buscar el árbol de la prefecta? — Él se encogió de hombros. — No la conozco. — Trató de obviar la falta de entusiasmo. — Pues es esa de ahí. Es muy alta y elegante, y es superpelirroja, y le encanta la alquimia y es muy muy estudiosa como Marcus. ¿A que es guapísima? Ni idea. — Contestó él. Ains, qué difícil lo ponía. — Pues creo que tiene algo con tu prefecto. — Lex la miró con una ceja levantada. — Mi prefecto me da igual. — Sí, ya, ya, le iba quedando claro el concepto.

Iba a suspirar y proponer lo que sea cuando Lex dijo. — ¿Y si es ese? — Estaba señalando un árbol. — ¿El de la prefecta Harmond? ¿Por qué? — Lex se encogió de hombros. — Tiene los cuatro elementos. La estrella de arriba es el fuego, el propio árbol es la tierra, las bolas son como gotas de agua, y la guirnaldita de luces es como una ventisca de copos de nieve, y así que podría ser el aire. — Alice se giró anonadada. — ¡Pero Lex! ¡Lo has averiguado! ¡Eres un crack! — Le dijo con la alegría. El chico puso algo parecido a una sonrisa. — Lawrence también es abuelo mío.¡Ya lo creo! A Marcus le va a encantar que lo hayas averiguado cuando se entere. Buen trabajo, Lex. — Dijo otra voz. — Hola, Jacobs. — Wow, Lex saludando. — Cuando sea prefecto, te daré puntos por cosas como esa. — Alice ladeó una sonrisa. — ¿Vas a ser prefecto? El año que viene, si todo va bien. ¿Qué es eso? ¿Es para el quidditch? — Preguntó el chico señalando un bote que llevaba Jacobs en la mano. — ¿Esto? Me ha tocado en los crackers. Son polvos invisibilizadores. — Ladeó la cabeza. — Bien pensado, para el quidditch no estarían mal, si duraran más de dos minutos. ¿Me echas unos pocos por fa? — Pidió Alice. — ¿Y qué gano a cambio? — Contestó cruzándose de brazos. Ogghh, Slytherins. — Yo que sé. Te debo una, ¿vale? Venga échamelos. — Jacobs rio y la espolvoreó como si fuera una tarta. Enseguida, Alice comenzó a ver cómo perdía definición y eso le hizo reír. Tenía que ser rápida. Cogió unos bombones del cuenco que estab lleno de lelos y fue hacia donde estaba Marcus.

O’Donnell… — Dijo con voz traviesa. — Espero que reconozcas mi voz, porque verme no me puedes ver. Mira lo que tengo. — Movió los bombones que se debían ver flotando. — Ven al árbol de la prefecta Harmond… Y si ambos hemos acertado… Compartimos los bombones. — Y salió corriendo para ponerse detrás del árbol. Cuando notó que el efecto se iba pasando, redondeó el árbol y asomó la cabecita por un lado. Vaya, Marcus estaba más cerca de lo que creía. — Bien por nosotros, eh… — Dijo con una risita. Se había quedado allí, enganchada a sus ojos, con ganas de reír, y de no irse de allí, por algún motivo. Mejor espabilar. — ¡Píllame O’Donnell! — Dijo saliendo corriendo por detrás de los árboles. — ¡Que vengo con premio!


Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Vie Oct 01, 2021 12:53 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
- ¿Has visto el muñeco de nieve de la entrada? ¡Fue idea mía! - Dijo orgulloso y feliz a Sean, que miraba todo a su alrededor. Su amigo rio. - Ya, tío, si no veas la tabarra que diste con el muñeco. ¿Cómo lo has hecho al final? - Aaaahhh eso son truquitos de mago experto. - Respondió muy puesto, pero cuando Sean le miró con una ceja arqueada se encogió de hombros. - Ha debido hacerlo algún prefecto, yo no sabía que lo iban a poner. ¡Pero hay más cosas mías que sí las he hecho cien por cien yo! - Sean volvió a reír, mirándolo todo. - Buah, pues está todo superguay. Ahora me alegro de haberme puesto una camisa, vais todos muy arreglados. Ya me podrías haber avisado. - ¡Te he avisado! Pero tú solo haces ñiñiñi Marcus qué de tonterías dices... - Oye, ¿qué vas a dejar para cuando seas prefecto? Si ya has hecho media fiesta tú. - Contestó el otro, ignorando su queja, y sin dejar de mirar ilusionado a todas partes. Marcus se irguió orgulloso y contestó. - Hacer la fiesta entera. - E iba a ser espectacular.

Su amiga y su hermano se habían apartado para buscar sus aportaciones, y Marcus rio un poco y le dijo a Sean. - A Alice le ha gustado tanto que dice que quiere que haga las decoraciones en su casa cuando seamos mayores. - Sean le miró con una expresión un poco extraña, riendo. - Ya... Claro que quiere... - Marcus ladeó la cabeza, con el ceño fruncido. Algo no estaba entendiendo, pero en lo que pensaba notó varios toquecitos con un índice en su hombro. - ¡¡Holi!! - Dijo la chica, cantarina, saludando exageradamente con la mano. Llevaba el pelo de un rojo muy navideño y en este resaltaban mucho los copitos que caían del cielo, y también se había puesto dos enormes orejas de elfo y tenía la cara llena de purpurina. - Hola, Olympia. - Saludó contento, pero miró sutilmente alrededor de la chica. ¿Iría Poppy con ella? Bueno, solo por saber, eran amigas y eso... - Yooo séééé de quiéééén ha sidoooo ideaaa el muñecooo de nieveeee de la pueeeertaaaaa. - Canturreó la chica, lo cual hizo a Marcus reír, pero esta dio muchos saltitos y le zarandeó. - ¡¡Lo han hecho mis prefectos!! ¡Dijeron que había sido idea tuya! - Marcus abrió la boca, sorprendido. - ¿Lo han hecho los prefectos de Hufflepuff? - ¡¡Sí!! Es un muñeco de nieve que sonríe y nos saluda a todos, ¡eso es muy huffie! - Marcus no lo había enfocado así, pero podía ser.

- ¡¡Llegaron en plan "wow wow un niño de Ravenclaw ha tenido una idea chulísima" y la prefecta como "es que es superadorable" y el prefecto en plan "esto hay que conseguirlo" y nosotras en plan "¿quién es quién es?" y ellos como "Marcus O'Donnell, de segundo" y yo en plan "ay sí yo lo conozco" y todas los amigos que estábamos juntos como "jo que guay es que Marcus es superlisto" y ellos en plan...!! - ¿No respira? - Preguntó Sean, aturdido por semejante bombardeo. A Marcus no le hizo ni pizca de gracia la interrupción, porque por muy bombardeo que fuera, también era una alabanza a su ingenio. La chica se giró a él. - ¡Holita! ¿Tú eres Sean Vaughan, a que sí? - El otro parpadeó, confuso. - Soy Sean Hasting. Vaughan es Hillary. - ¡Uy, es verdad! Os he fusionado a los dos, como estáis siempre tan juntitos. - Dijo haciendo gestos con las manos. Marcus se tuvo que aguantar la risa. - Y tenéis el aura del mismo color, como Marcus y Alice. - Vale, eso sí que sonaba a locura total. Mejor reconducía el tema. - ¿Y dices que había más gente en la sala común? - Preguntó. Olympia asintió enérgicamente. - Estaba yo, y estaba la prefecta, y estaba el prefecto, y estaba Darren, y estaba Theo, y estaba Tina, y estaba Chloe, y estaba Poppy, y estaba... - Vale, ya había escuchado lo que necesitaba escuchar, y ahora tenía una sonrisa bobísima en la cara. Se le diluyó un poco el listado de nombres que siguió soltando Olympia, porque él estaba mirando a ver si Poppy andaba por allí, pero la chica le volvió a zarandear. - ¿Tú quieres ser prefecto, a que sí, Marcus, a que sí? ¿A que quieres? - Sí, sí... - Preguntó un poco aturdido. La chica le soltó. - Ay, perdón, es que me emociono mucho. Mi abuela dice que ella tiene hierbas que me podrían relajar, pero papá no quiere que me las de, pero mamá me echó unas poquitas en la maleta, pero ya me las he comido. - Marcus y Sean se miraron de reojo. Esa chica era muy rara. - Pues si ser prefecta consiste en hacer muñecos de nieve que saludan, yo también quiero. - Ya, yo creo que consiste en más cos... - ¡¡Ay que están allí mis amigas!! Adiós chicos me alegro de veros luego nos vemos pasadlo bien no comas mucho Marcus que hay muchas cosas yo voy a probar las guindas saltarinas adiós. - Dijo de corrido. - Siento que me voy a desmayar. - Dijo Sean, lo cual hizo a Marcus reír. Esta Oly...

Pero una voz que no sabía de donde venía le llamó, y al girarse vio un paquete de bombones flotando. Marcus rio. - Te reconocería hasta metida en un tarro, Alice Gallia. Lo sé porque ya lo he comprobado. - Dijo con tonito, pero la chica le lanzó un reto de los suyos y los bombones salieron corriendo por el aire, y él corrió detrás. - ¡Eh! Yo también reconozco tu voz. - Oyó la queja de Sean de fondo, pero él ya iba corriendo tras Alice. Tenía el árbol de Anne perfectamente localizado porque era una alegoría perfecta a la alquimia, muy sencillo y elegante, como ella. Llegó hasta él casi casi pudiendo alcanzar los bombones con una mano, sin caer en que, obviamente, los bombones los tenía Alice sujetos en una mano, por lo que en cuanto se le pasó el efecto y comenzó a dejarse ver de nuevo, tenía a Marcus prácticamente encima. Pero el objetivo era alcanzar los bombones, así que... No se podía retirar ahora, o quedaría como que había tenido un fallo de cálculos.

Fue muy ingenuo pensando que solo porque Alice había dejado de ser invisible y los dos habían encontrado el árbol de la prefecta le iba a dar los bombones. Se había quedado un par de segundos atontado, como esperando a que ella reaccionara, e hizo mal, porque su reacción fue salir corriendo otra vez. - ¡Eh! ¡Eso es trampa! - Echó a correr tras ella, entre los árboles, pero sin dejar de bramar. - ¡Es doble trampa! ¡Es correr sin avisar! ¡Y has incumplido tu trato! - ¡Eh! ¡Cuidado! - ¡¡Perdón!! - Dijo con apuro, pero no dejó de correr, solo tuvo más cuidadito. Casi se lleva por delante a otro alumno que miraba tranquilamente los árboles. Para él, con lo larguirucho que era y cada vez más, era un poco complicado escurrirse por allí tan bien como Alice, que era un pajarito. - ¡Lo ibas a compartir si los dos encontrábamos el árbol! - Eso sí, una vez recuperado del apuro, siguió exponiendo por qué Alice había hecho doble trampa.

Llegó un punto en que Alice era más escurridiza, pero él se conocía mejor la disposición de los árboles por haber sugerido como hacerla, y daba zancadas más largas. Cuando se vio cerca, aceleró un poco el paso y la cazó, rodeándola por la cintura. - ¡Te pillé! - Dijo, agarrándola de espaldas y dándole la vuelta con una sonrisa de triunfo... Oh, demasiado cerca. Pero es que como la soltara, se le escapaba otra vez. - Alguien me debe unos bombones. - Dijo muy digno. Sí, ponerse chulito y bromear siempre era una buena baza.
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Vie Oct 01, 2021 2:21 pm

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Juraría que Marcus también se había quedado un poco impactado por verla ahí. Normal, si es que se había materializado sin más. Tenía que conseguir más polvos de esos. Pero su dinámica con Marcus era siempre así. — ¡No es trampa, no! — Dijo haciendo movimientos ligeros entre los árboles. — He dicho que los compartiríamos, no que me quedaría quieta para ello. — Hizo otro traspaso de un lado a otro de los árboles y le hizo mucha gracia como Marcus reducía el ritmo, porque le sobraban piernas por todas partes, y no lo tenía tan fácil para colarse entre aquel guirigay. Pero ella era feliz. Podría estar así literalmente siempre.

De hecho, se había quedado tan atontada pensando en su felicidad que ¡crash! La pilló. Intentó forcejear, pero no mucho, porque estaba muerta de risa. — ¡Vale! ¡Vale! Me rindo. — Y esperaba que la soltara al decir eso, pero le dio la vuelta sin dejar de rodearla con sus brazos. Ella rio más. — ¿Tienes miedo de que salga volando o algo? — Rio más fuerte. — Lo que haces por unos bombones. — Con el limitado espacio que tenía sacó uno de los bombones y lo levantó ante Marcus. — Un reto es un reto. — Rio un poquito y le rodeó el hombro con su otro brazo. — Me puedes soltar, que ya no voy a ninguna parte. — Y se había quedado otra vez pillada, sonriendo, porque estaba… Contenta. Bien. Es que es Navidad, pensó. — Me encanta la Navidad. — Dijo, no sabía muy bien por qué.

¿Comiendo chocolate en la cena? — Se giró de golpe, aunque sin soltar a Marcus, porque reconoció la voz. Pero, ¿cómo se podía ser tan guapo? — ¡Howard!Hola, Gal. Qué bien te veo. — Y Alice se le encendieron las mejillas de golpe. Monica apareció por detrás y dijo. — Alguien ha tenido la misma idea que tú, Howie. ¿Qué? — Preguntó ella. — Ni caso, chicos. Venga, id a la mesa del comedor, y comed comida de verdad. — Alice rio y tiró de Marcus. — Este come de todo, no te preocupes.Ya lo creo. — Dijo Monica, otra vez con ese tono, que hizo suspirar a Alice, aunque ya se iba acostumbrando a sus bromitas raras.

Cuando salieron de entre los árboles, Lex estaba justo ahí y ella recordó de pronto lo que le había dicho. — ¡Ay! ¿Sabes cómo he sabido que era el árbol de la prefecta? — Dijo mirando a Marcus, y casi pasa un brazo por los hombros del chico, pero recordó que no era muy amigo del contacto. — ¡Tu hermano lo ha sabido! Es un crack, ha hecho una descripción perfecta de los elementos. — Lex parpadeó y luego se encogió de hombros. — El abuelo solo piensa en alquimia. Siempre que ve algo, lo acaba relacionando. — Dijo como toda explicación. — Bueno, pero es bonito que te acuerdes. — Insistió ella. Luego se giró. — Y por cierto, muy bonitas las águilas, con su pajarita y todo. Y superchulo lo de que te ponga la servilleta. — Levantó el índice. — Algún día haré un encantamiento que de piquitos, como Elio. — Dijo con una risita.

Se sentaron con Sean y Olympia, la amiga de Poppy de Hufflepuff, pero su amiga no estaba por ahí. — ¿Qué hacéis? Estos dulces se ponen del color de tu casa cuando los tocas. — Luego señaló otro plato. — Y esos de la casa que serías si no. ¿Y qué os ha salido? — Preguntó por curiosidad. — Aún no hemos probado, estamos apostando. — Dijo Olympia alegremente. Alice rio. — Todo mi dinero, que no tengo, pero si lo tuviera, a Marcus en Slytherin. — Lex levantó la cabeza y la miró muy serio. — No me lo imagino en otro sitio que no sea Ravenclaw. — Y todos se echaron a reír muy fuerte, lo cual pareció sorprenderle y hacerle rebajar un poco la dureza de su expresión.

Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Vie Oct 01, 2021 5:59 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
- ¡Pues sí! No me fío de pajaritos tramposos y escurridizos como tú. - Contestó con una mueca divertida, sin soltarla. Vio el bombón que sostenía ante él y puso una sonrisita, y ya sí la soltó, agarrando rápidamente el bombón y llevándoselo a la boca como un niño pequeño. - Muy rico. Sabe a victoria. - Volvió a comentar en su tonito chulesco habitual, mirando a la chica con una caída de ojos mientras esta se apoyaba en él. - Y a mí. Y los bombones. - Dijo con una risa. Era verdad, le encantaba la Navidad, era su fiesta favorita del año. También era verdad que le encantaban los bombones.

- ¡Howard! - Clamó él también, al igual que su amiga, como si no hubiera visto al prefecto hacía un ratito. Se le veía tan en su salsa allí, tan seguro, tan elegante, tan sabiendo como iba todo lo de la fiesta fijo porque él la habría estado montando... Es que no veía la hora de ser como él. Debía haberse perdido en el soñar despierto porque no había pillado de qué estaban hablando los demás, así que simplemente se despidió con una sonrisa y un gesto de la mano y se fue a la mesa, donde todo estaba repleto de comida. Ya se le estaba haciendo la boca agua. Lo más sorprendente de todo era ver que su hermano aún seguía por allí. Bueno, había algo aún más sorprendente: que lo del árbol de Anne lo hubiera adivinado él. - ¿¿En serio?? - Le dijo, con la cara desbordando ilusión, y casi pudo ver que Lex se ponía un poquito colorado y agachaba la cabeza aún más, aunque juraría haberle visto una sonrisilla. No le hacía gracia eso de que el abuelo pensaba en alquimia, porque le dio escalofríos. Cuando él fuera un alquimista famoso, seguramente pensara en cosas y proyectos superimportantes, y no querría nadie husmeando en su cabeza. Lex le vio el ceño un poco fruncido y la leve sonrisa que tenía se le quitó, pero lo dicho, Marcus quería la fiesta en paz, así que trató de obviar el detalle y le dio un toquecito hombro con hombro. - Es que mi hermano es muy listo. - Pero ya Lex no estaba tan contento. Qué poco le duraban las alegrías a ese chico.

Rio a lo del encantamiento que daba piquitos, mientras se acercaban a las mesas. - ¡Gracias! Aunque creo que os habéis dejado llevar por lo bonitas que eran las águilas y se os ha olvidado un detallito. - Dijo haciéndose el interesante. Cogió una de las servilletas y se las tendió a ambos. Lex estiró el cuello con interés. - ¡Tachán! Esto sí que lo hice yo. - El muñeco de nieve, idéntico al de la puerta, saludó desde la servilleta con un gesto gracioso con su chistera. - Hice uno, y el prefecto de Slytherin lo multiplicó para que hubiera uno en cada servilleta. - Miró a los lados y se acercó a ellos para decirles en confidencia. - Creo que usó un hechizo de copiado, pero no sé cuál es. A Anne no le hizo mucha gracia. - Aunque eso que decía el chico de saber usarlo para así poder detectarlo le parecía bastante lógico viniendo de un prefecto, la verdad.

Se sorprendió de ver a Olympia en la mesa con Sean, porque técnicamente se había ido con sus amigas, y cuando miró al chico, este se encogió de hombros, como si tampoco subiera como había llegado allí. En el tiempo que hacía que la conocía ya se había dado cuenta de que Oly era de esas personas que aparecía y desaparecía sin que te lo esperaras. Miró con interés los dulces, y antes de poder decir nada, Alice se adelantó, y el comentario de Lex hizo reír a todos, lo que provocó que su hermano rebajara la tensión pero escondiera el cuello como una tortuga, claramente porque no estaba acostumbrado a hacer reír a la gente y no sabía cómo proceder ante esa reacción. - Pues vamos a verlo. - Dijo muy chulito, y directamente cogió uno de los dulces. Este adoptó un brillante y muy bonito color verde. - Pues hubieras ganado todo tu dinero, Alice. - Comentó Sean divertido. - Pues también hubieras pegado en Hufflepuff. - Dijo Oly divertida, moviendo una de las servilletas delante de su cara, enseñando el muñequito de nieve. Marcus rio y se llevó el pastelito a la boca, orgulloso. - Mamá era de Slytherin, y más de la mitad de nuestra familia, así que es una buena casa en la que estar. - Aún estaba comiéndose ese, pero fue a por otro de los pastelitos, los que se ponían del color de tu casa, y este adoptó un precioso tono azul que nada más verlo hizo que Marcus abriera los ojos con gula. - ¡Mmm! Pero claramente me quedo con Ravenclaw. - Y le dio un bocado tan grande que se llevó más de medio pastelito. Ahora tenía restos de cada uno en cada mano, lo cual hizo a los presentes reír.

- Si hubiera una casa para los glotones, sería la tuya. - Dijo Sean, divertido. - Mi abuela era de Slytherin, a lo mejor a mí también me sale. - Marcus ladeó la cabeza, no muy convencido, con la boca llena aún, y señaló los bollitos con la cabeza para que cogiera uno, porque no podía hablar mientras masticaba. Sean se lo pensó un poquito, pero al final cogió uno, y este se volvió carmesí. - ¿¿Gryffindor?? - Preguntó Marcus, y se echó a reír. Sean frunció el ceño mientras miraba extrañado el pastelito. - Mi hermano era de Gryffindor, de hecho... Pero no me veo yo muy valiente para serlo, la verdad. - Gryffindor no es solo la casa de los valientes. - Apuntó Oly, con una gran sonrisa. - También es la de los nobles de corazón, los amigos fieles. - Eso hizo que Sean pusiera una expresión de superioridad y le dedicara una muequecita de recochineo a Marcus. - Para que veas, soy un amigo fiel. Estoy infravalorado. - Marcus solo le respondió haciéndole burlas. - ¡A ver yo! - Dijo la Hufflepuff, cogiendo rápidamente uno de los pastelitos. Este pasó por varios colores, y de repente su pelo empezó a cambiar también. Estaban montando un bonito espectáculo entre los dos que hizo a todos reír. - Creo que se ha sobrecargado. - Dijo Sean, mientras todos se morían de risa, incluida la propia Oly. Pero el pastelito acabó decidiéndose por un bonito color azul. - ¡¡Oh!! Sería de Ravenclaw. - Eso hizo a Sean, Alice y Marcus aplaudir. Oly rio, ruborizada y contenta, mientras se llevaba el pastelito a la boca. - Creo que es porque sueño mucho despierta y me gusta investigar cosas nuevas sobre plantitas. Y porque estoy un poco loca. - ¡Eh! Los Ravenclaw no estamos locos. - Oly rio y ladeó varias veces la cabeza. - A ver... Un poquito loquillos sí que estáis a veces, pero en plan bonito. Y ya tenéis que estar loquillos para que lo diga yo, que estoy como superloca. - Eso les hizo reír. Oly era demasiado adorable, podía llamarte lo peor del mundo y no se lo tendrías en cuenta.

- Venga Lex, te toca. - Su hermano le miró con ojos asustados, como si acabara de decirle que se tirara de la torre, y luego negó varias veces con la cabeza. - ¡Venga! Por curiosidad. - Yo soy de Slytherin. Como mamá. Y tú eres de Ravenclaw como papá. - Marcus rodó los ojos. Luego era él el cuadriculado. - Solo es un juego, Lex. No te van a cambiar de casa. - Dijo con voz cansada. El chico le miró de reojo, pensándoselo un poco, y tímidamente acercó la mano a uno de los pasteles. Lo cogió con cautela y este se fue poniendo amarillo. Eso pilló por sorpresa a todos los presentes. - ¡¡Huffie!! ¡¡Como yo!! - Dijo Oly, contenta. Lex frunció el ceño, soltó el pastelito en la mesa y se cruzó de brazos, sentenciando. - Esto está roto. - Marcus se encogió de hombros. - Pues para mí. - Dijo, recogiendo el pastelito y comiéndoselo, mientras este se iba poniendo verde al contacto con su mano.

- Solo queda Alice. - Señaló Sean. Marcus tragó y dijo. - Le va a salir Gryffindor por temeraria. - La miró y le hizo una burlita, pero luego rio y añadió. - Aunque también podría salirle Hufflepuff, porque Helga es su fundadora favorita después de Rowena, y porque tiene muy buen corazón. - Sean le miraba inexpresivo, con esa cara que Marcus ya había aprendido a identificar como "yo también querría saber hacer eso pero no me sale", aunque no creía haber hecho nada del otro mundo. Lex se le había quedado mirando como su hermano miraba a veces, y ya iba a espetarle que dejara de leerle la mente si era lo que estaba haciendo cuando Olympia interrumpió. - Aaaaw, qué bonito, qué bien os conocéis. - La chica le dio un codazo a Sean y, señalándoles con un gesto de la cabeza, movió las manos y dijo. - ¿Ves lo que te digo? El mismo color. -
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Sáb Oct 02, 2021 2:04 am

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Celebró las servilletas como estaba celebrando todo lo demás. — Qué majo me cae el muñeco ese de verdad. Si es que es una monada. — Dijo con una risita. Pero cuando Marcus comentó lo del prefecto de slytherin, Lex la miró extrañado, a lo que Alice pensó fuertemente “no digas nada que creo que tu hermano no está enterado del rollito de los prefectos”. Que a Marcus le hacía un poquito de tilín Anne, y no lo quería como ella cuando veía a Howard y Monica. Aunque cada vez más empezaba a pensar que no querría que fuera ella con Howard, si no… Tener lo que ellos tenían. Con quién… Bueno, con quien tuviera que ser.

Obviamente, el pastelito de Marcus iba a marcar Slytherin, y Alice le preguntó. — ¿A qué sabe? Seguro que el de Ravenclaw sabe a arándanos. — Dijo soñadora. — Para ti todo son arándanos. — dijo Sean riéndose. Ella le sacó la lengua. — ¿Conoces mucha más comida azul?En verdad se quedan morados. Vete por ahí. — Dijo ella haciéndole un gesto. Rio un poco a lo que dijo Olympia. Hombre, Marcus era buena gente… Pero Hufflepuf le parecía una casa demasiado laxa con las normas y con todo en general para lo puesto que era su mejor amigo.

Rio cuando Sean hizo su defensa como amigo y entornó los ojos. — Es solo un pastelito. De fresa probablemente. — Movió las manos ante él. — Aunque a partir de ahora puedes empezar a comportarte así como un caballero andante. Igual conquistas alguna princesa. — Dijo con sorna. El espectáculo fue cuando la cogió Oly, que aquello empezó a parecer un festival de colores que hizo reír mucho a Alice. — ¡Pues claro que sí! Me recuerdas un poco a mi padre, y él es lo más Ravenclaw loco que se te ocurra. — Oly rio. — Ya te digo que a mí me lo dicen mucho. — Alice se encogió de un hombro y sonrió. — Solo ves cosas que los demás no saben ver. — La chica rio, comiéndose el pastelito y dijo. — ¡Literal! — ¿Cómo? Debía ser que no la había entendido. Pero bueno, se la veía tan contenta que casi mejor no preguntar.

Cuando le llegó el turno a Lex, después de sus reticencias, no pareció gustarle mucho el resultado, y ella frunció el ceño. — ¿Por qué no? Yo creo que también te pega. — Lex no era malo. Solo extremadamente callado. Pero igual en Hufflepuff le hubiesen hecho hablar más. Se tuvo que reír cuando, nada más tocarlo, el pastelito se puso verde. — Alguien tiene una cara Slytherin muy potente. — Dijo con una risita, picando en el costado a su amigo.

Y por fin le llegó su turno, aunque sacó la lengua a Marcus también. — Yo no soy temeraria. Yo lo hago todo por el conocimiento. — Cogió uno, toda lanzada, pero solo se puso azul. — ¿Eing? — Pero al poco, empezó a ponerse amarillo. — Uf, menos mal, pensé que me había cargado el hechizo. — Dijo dejando salir el aire. — ¡Hufflepuff! La casa de mamá. Y Dylan seguro que es Hufflepuff también. — Dijo toda contenta. — Tú eres más mala que la quina, ahí no pegas nada. — Dijo una voz sarcástica a su espalda. — Vaya, que sabrás tú mucho de eso, Jacobs. — Replicó ella, girándose y alzando una ceja. — ¡Hola, desconocido! — Saludó alegremente Oly, a lo que Jacobs correspondió con un simple alzamiento de cejas. — Ey… ¡Hola, O'Donnell primero! — Dijo saludando a Marcus con una palmada en el hombro. — Coge uno, anda, listillo. — Dijo Alice señalando los pastelitos. Él hizo lo que le decía, pero el pastelito se quedó verde. — Espera, que ahora cambia el color. A mí también me ha pasado. — Pero el pastelito seguía verde en su mano. Hasan rio y se lo llevó a la boca. — Solo soy una serpiente. Siento la decepción. — Entonces se fijó con todo lo que traía en los brazos. — ¿Qué es todo eso? ¡Ah! Premios de los crackers.¿Todo esto te ha tocado? — Él rio y lo dejó todo en la mesa. – No, mujer, no… Esto es recolecta de favores y esas cosillas… — Alice soltó una risita sarcástica. — Aquí hay de todo. — ¡Sí! Hay chuches explosivas, bombones ruleta rusa, gorros colorantes… Y hay polvos para todo. Los que has usado tú antes, pero hay unos que te cambian el color de piel, el de ojos, que te hacen dar calambres… — Puso cara de superioridad. — Os los he traído porque me sobran, y está aquí mi amigo Lex, que algún día será el mejor cazador del equipo de Slytherin. — Y, para sorpresa general, Lex sonrió. Cogió lo que parecía una snitch (y claramente no lo era) y la puso ante los demás. —Mirad esto es un bombón, pero se transforma en lo que manejes del quidditch. En mi caso, una snitch. Toma, Lex. — Y él puso la manita, sonriendo ampliamente cuando se convirtió en una quaffle. — ¡Qué guay! — A mí mejor no me la des, que se pulverizará. — Dijo Alice con una risita. — ¿Podemos usar lo que queramos? — Dijo mirando lo de la mesa, a lo que Jacobs asintió. Y ella miró a Marcus. — Sorpréndeme y échame algún polvo, a ver qué hacen. — Y la carcajada más fuerte que había oído en toda su vida a su espalda, de Jacobs y Sean. Les miró parpadeando, anonadada. — ¿Pero qué os pasa? — Chasqueó la lengua y volvió a mirar a su amigo. — Ignórales. Anda, elige uno.


Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Dom Oct 03, 2021 3:53 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Asintió, con la boca llena, y cuando pudo tragar contestó. - Sí que sabe a arándanos el de Ravenclaw. El de Slytherin es como de manzana. - Estaban ricos todos, y ahora le daban ganas de darle un bocado al de Sean y al de Oly a ver a qué sabían el de Gryffindor y el de Hufflepuff. La hipótesis de Alice sobre que el de Sean fuera de fresa le cuadraba, y en seguida Oly dijo. - El de Hufflepuff sabe a galletas de canela y vainilla. - Jo, qué rico, con lo que le gustaban a él las galletas. Definitivamente, Hufflepuff también podría ser su casa.

Se encogió un poquito cuando Alice le dio en el costado, riendo automáticamente pero poniendo una postura muy digna justo después. - Pues sí. Soy un gran Ravenclaw, pero también sería un gran Slytherin, porque yo todo lo hago bien. - Buuuuuu. - Abucheó Sean. - Por eso le ha salido Slytherin, por los delirios de grandeza que tiene. - Al menos yo tengo delirios de grandeza porque tengo unos objetivos claros que sé que voy a lograr, y no porque me lanzo a lo loco a causas perdidas porque es superépico. - ¡Que no soy Gryffindor! - Ni yo Slytherin. - Respondió con burla. Pero ya iba Alice a desvelar su segunda casa así que dejó de pelear absurdamente con Sean. Rio. - Sería muy gracioso que te hubiera salido Ravenclaw también como segunda casa. - No, no lo sería. Pensó, porque a ver, ¿por qué iba a ser Alice Ravenclaw Ravenclaw y él Ravenclaw Slytherin? ¡Él era más Ravenclaw que nadie! ...Vaya, eso había sonado tremendamente Slytherin. - Te pega Hufflepuff de segunda. - Se acercó a ella con cara de niño bueno y dijo. - Puedes aprender a hacer galletitas de canela y vainilla. - Total, si tenía una vena Hufflepuff... Pero una voz tras ellos le hizo girarse y sonreírle. - ¡Hola, Jacobs! - Ese chico le caía bien desde que el año anterior les hubiera defendido de los tontos de Slytherin.

El pastelito de Jacobs sí que no cambió de color. Marcus hizo un gesto de frustración. - ¡Jo, no vale, yo también quería doble ración de mi casa! - Eso hizo a Jacobs reír. - Déjame adivinar: ¿Slytherin? - Marcus le miró con un mohín enfadado. - Pues te iba a decir que tu segunda casa pegaría que fuera Ravenclaw porque eres muy listo, pero creo que eres más Gryffindor, porque te metes donde no te llaman. - Eso hizo al otro soltar una carcajada. - Qué tío. Hubieras encajado de miedo en mi casa, aunque eres demasiado caballero medieval. - Eso le había gustado un poquito más, pero tenía una postura digna que mantener así que no lo dejó traslucir.

Ya había escuchado antes lo de los crackers con premio y quería que fuera su próxima parada después de comer, pero hasta el momento no se había fijado en lo cargado que venia Jacobs. Alzó una ceja y le miró extrañado. ¿"Recolecta de favores"? Definitivamente, se sentía más cómodo en Ravenclaw. Se asomó para ver lo que traía, fijándose obviamente lo primero en las chuches. Observó detenidamente el bombón snitch (y pensó que era un rollo que solo se transformara en cosas de quidditch porque a él como no se le convirtiera en un libro sobre el reglamente, en poco se le iba a convertir) y abrió mucho los ojos cuando este se transformó en manos de Lex. - ¡Wow! Es lo que tú querías ser, ¿no? - Creía, pero por la cara de su hermano, sí, había acertado.

Rio con el comentario de Alice, que claramente había pensado lo mismo que él sobre el bombón, y tras pedirle permiso a Jacobs para coger lo que había traído, le hizo una petición a él. Antes de poder adelantarse alegremente a cumplir, escuchó a Jacobs y a Sean reírse. Frunció el ceño. ¿Qué? ¿A qué venía esa risita? Miró con confusión a Alice, y como ella estaba igual que él, en seguida se subió al carro de la superioridad moral. ¡A saber de qué estupidez se estaban riendo! ¡Como se notaba que no estaban tan en sintonía con nadie como él lo estaba con Alice! ¡Qué bajo había que caer para reírse estúpidamente de dos personas sin que se enteraran, seguro que no era de nada y solo les querían cortar el rollo! Antes de poder ignorarles, como bien decía Alice, Olympia se adelantó para explicar lo que ella creía que pasaba. - Creo que es una broma sexual. - Dijo tranquilamente, mientras lamía el glaseado azul de su pastelito de Ravenclaw. -Yo se mucho de esas cosas, cuando queráis os cuento. - Añadió. Marcus la estaba mirando extrañado, con la nariz arrugada y una ceja arqueada, sin saber muy bien qué decir. - Emmm... ¿Gracias? - Concluyó. Solía agradecer cuando alguien quería explicarle algo, pero... En fin, mejor se centraba en Alice y dejaba el tema correr. No sin antes mirar con superioridad moral a los dos que se reían, obvio, porque menuda tontada. Seguían con risitas residuales, pero tras el alegato de Oly, se intercambiaron miradas incómodas y la miraban a ella como si fuera un bicho raro. La chica, por su parte, seguía lamiendo glaseado tan feliz.

- Vale, el de los calambres no me gusta. - Dictaminó, descartando ese, pero cogió uno y se acercó con una sonrisilla. - ¿Y si te echo este...? - Y más risas. Chistó y miró hacia atrás. - Ya vale, ¿no? - Mira, mejor los ignorabas. Se giró a Alice otra vez. - No te digo cual es. - Le echó un poco por encima de la cabeza y esperó al efecto. En apenas un par de segundos, a Alice le cambió el color de los ojos. - Oh, qué guay. - Dijo entre risas. - Tienes los ojos morados... Creía que se te iban a poner como los míos, y ya podría meterme contigo y decirte que tienes ojos de Slytherin. - Dijo entre risas. Se quedó mirando sus ojos un segundo, pensando, y finalmente encogió un hombro. - Me gustan más tus ojos de Ravenclaw. - Meh, no había merecido tanto la pena el polvo ese. Su color original era más bonito. Pero estaba gracioso.

- ¡Hola! ¿Qué hacéis? - Hillary había aterrizado por allí, y nada más llegar y antes de que nadie contestara, Olympia saltó. - ¡Ay, tú sí eres Hillary Vaughan! - Como si fuera una bruja famosa. La otra la miró extrañada, pero Oly se levantó, le puso las manos en los hombros y, bajo el desconcierto de Hillary y todos los presentes, la redirigió hasta sentarla donde ella misma estaba antes, al lado de Sean. Luego se puso frente a ellos y se les quedó mirando, sonriendo ampliamente al cabo de unos segundos. - ¡Tenéis un color bronce precioso! - La cara de los otros dos era para enmarcarla. Hillary, sin dejar de mirar casi con miedo a Olympia, se acercó a Sean y susurró. - ¿Qué está pasando aquí? - Mejor no le digamos nada, tú déjala. - Marcus miró a Alice de reojo, frunciendo los labios y tapándose la boca con una mano para no soltar una carcajada. Pero Jacobs se puso entre ellos y les murmuró. - Sí sí, reíros de la pobre Hufflepuff pirada, pero como os pille a vosotros os va a decir lo mismo. -      
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Lun Oct 04, 2021 12:40 am

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Le dio la risa con lo de los delirios de grandeza de Marcus. Entornó los ojos y se encogió de hombros. — A ver, eso es como decir que es que yo estoy muy loca y que me salto las normas si se meten en mi camino. Somos así y lo sabemos. Y nos gusta. — Sean sonrió abiertamente y levantó las palmas riéndose. — Ya, ya, eso seguro. — Agh, siempre con esas frasecitas veladas que a lela no le hacían risa ninguna y que siempre parecían contener algo que, casi con toda seguridad era una tontería. Pero sonrió al sentir a Marcus cerca y encogió un hombro con una especie de vergüenza. — Ya… En verdad me pega, y para ser enfermera hay que ser buena. — Qué tontería, ¿por qué estaba tan tonta? Luego asintió y dijo. — Sí, ya sé hacerlas de chocolate, las de mamá son geniales, las hace en Navidad, pero yo te las puedo hacer de canela y vainilla… Si quieres. — De verdad, algo de esos pasteles le estaba nublando el cerebro.

Las risas de sus amigos, por supuesto, fueron consecuentemente ignoradas por Marcus, auqnue apareció Olympia por allí con uno de sus comentarios rarunos. — ¿Sexual? El polvo no tiene nada de sexual. — La chica se rio cristalinamente. — Sí que necesitáis mis lecciones. No, no lo creo, pensó, pero no iba a seguir dándole pábulo a aquello así que se centró en Marcus. — ¡Sí! Prueba. — Dijo toda contenta, pero los otros más se rieron, mientras ella ponía cara de aburrimiento. Cuando Marcus le dijo el resultado sonrió mucho. — ¿En serio? El color de mi madre, qué guay, le encantaría verme con ello. — Pero todo eso se evaporó cuando le dijo lo de los ojos de Ravenclaw. — Pues… Gra… Cias. — Dijo de repente entrecortada y un poco nublada.

Menos mal que llegó Hillary. — ¡Hills! Toma, prueba un pastelito. — Porque no estaba muy lúcida, estaba atontándose un poco y mejor ocuparse. — ¿Qué hace esto?Además de dejarte un poco extraña y quedándote pillada en tonterías, se dijo a sí misma. — Te dice tu segunda casa de preferencia en Hogwarts. — Hills alzó una ceja. — ¿Soy Slytherin? — Eso la hizo reír. — En Slytherin siempre hace falta gente que sepa tanto de leyes como tú. — Lo de Oly le hizo mucha gracia aunque no lo entendió, pero se inclinó al oído de Marcus y dijo. — ¿Será una de esas cosas que Oly dice que sabe y nosotros no pillamos? — Justo a tiempo de que Jacobs les dijera eso, a lo que se puso muy recta, haciéndose la enterada y contestó. — Pues claro, es que tenemos color bronce. Y azul. Somos Ravenclaw. — Dijo haciendo un bailecito con los hombros y riéndose con Marcus. — Así que leyes… ¿Señorita Vaughan? — Preguntó Jacobs dirigiéndose a ella. Hills sonrió y se sonrojó un poco. — Voy a ser prefecto, me encantaría conocerlas. — Hillary rio nerviosamente, y de repente Sean no se reía tanto. — Oye, que yo también quiero saber de leyes. ¿Ah sí? — Y más risas contenidas.

Pero entonces, en el techo empezó a visualizarse una cascada de velas y nieve en el hechizo y le dio a Marcus en el brazo. — ¡Mira! ¡El espectáculo! Qué guay que lo hagan entre todos los profes.— Se enganchó al brazo de su amiga y dijo. — Me encanta. Otra cosa que querré aprender para reproducirla en mi casa. — Suspiró, con los ojos brillantes. — Quiero verlo todas las Navidades de mi vida. — Y sin darse mucha cuenta, apoyó la cabeza en el hombro de Marcus, observándolo todo extasiada. — Los cascanueces me encantan. — Sonrió aún más. — Mi madre me contaba el cuento de pequeña el día de Nochebuena, porque siempre estaba tan nerviosa de que llegara la cena que daba insistentemente la tabarra. — Dijo con una risita. En ese momento apareció allí Lex, mirándoles como una lechuza. — Tus amigos creen que ahora hay que bailar. — Dejó un silencio. — ¿Es obligatorio bailar? ¿Con chicas? ¿No sería raro dos chicos? ¿Y si me subo a dormir? — Alice sonrió y levantó la cabeza. — No, no es obligatorio, claro que no, el año pasado tu hermano no bailó, estaba comiendo. — Comentó con una risita. — Baila con un chico si es lo que quieres, yo bailé con Hills y las otras el año pasado. Bailar es divertido. — Lex seguía mirándola inexpresivo. — Si… No sabes te puedo enseñar.


Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Lun Oct 04, 2021 5:34 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Asintió enérgicamente, con una sonrisa. - Si ya sabes cocinar, me puedes enseñar a hacerlo. Podemos hacerlo juntos. - Bueno ya es que pasaba olímpicamente de las risitas, la verdad. Prefería hablar de galletas. - Mi abuela Molly cocina muy bien, me ha enseñado algunos hechizos domésticos, pero solo la teoría porque fuera de Hogwarts no puedo hacer magia. Aunque el hechizo para hacer la cama perfecta lo hago aquí y me sale de lujo. Pregúntale a Sean por mi cama. - Eh, a mí en tus líos de cama no me metas. - Dijo su amigo con esa risita absurda, provocando más carcajadas en Jacobs. Marcus les miró con un puntito de desprecio y otro de prepotencia, negando con la cabeza. Mira, cuando se ponían así de tontos... Se giró de nuevo a Alice. - En fin. Que ya me enseñarás a hacer las galletas, porque si no, no vas a dar a basto en hacérmelas entre las de chocolate y las de canela y vainilla, que yo con las galletas no acabo nunca. - Dijo entre risas.

El pastelito de Hillary también se puso verde y Marcus sonrió. - ¡Eh! Estaríamos en la misma casa. - La chica soltó una carcajada. - Vamos, que no me libro de ti ni pasando por una segunda selección. - ¡Vaya! Como que soy yo el que va por la vida gritando "¡¡ay que agobiada estoy no me da tiempo a estudiármelo todo!!" - Pero al final saco buenas notas, don genio. - Y yo también y sin necesidad de dar tantos aspavientos. - Su relación con Hillary era un poco así: se querían a su manera, a la manera que era básicamente chincharse el uno al otro continuamente hasta que uno de los dos perdía los nervios o se iba refunfuñando. En este caso, Marcus se había picado antes, así que hizo un mohín digno y se fue de nuevo con Alice. O sea, él celebrando que fueran tan parecidos que tuvieran las mismas dos casas, y la otra diciendo que no se libraba de él, como si él molestara mucho, con lo buen amigo que era. Tss...

Se encogió de hombros a la pregunta de su amiga. - Seguramente. Oly dice cosa como que puede llamar a los hechizos, así que... Yo creo que es mejor hacerle el caso justo. - Lo cierto es que le había cogido cariño a la chica, parecía buena persona, pero todo lo que decía había que ponerlo en cuarentena. Rodó los ojos con complicidad hacia Alice cuando vio a Sean intentando llamar la atención de Jacobs, aguantándose la risa. Su podre amigo pasaba demasiado desapercibido, siempre andaba intentando llamar a los demás, que parecían no verle.

La atención de todos se fue al espectáculo de velas y nieve que hicieron sobre el hechizo del cielo estrellado del Gran Comedor. Lo miró con ilusión mientras Alice se enganchaba a su brazo, asintiendo con una sonrisa soñadora. - ¿Te imaginas tenerlo en tu propia habitación? Lo podrías ver todas las noches antes de dormir. - La miró y rio un poco. - Otra cosa que me vas a tener que enseñar algún día. - Atendió a la historia de Alice, pero su hermano apareció por ahí y ya le tuvo que bajar el humor. Frunció los labios y le dijo en tono apremiante, cerca de él para que no les escuchara todo el mundo. - ¿Eso han dicho mis amigos? - Preguntó con tono de advertencia y los ojos muy abiertos. Lex frunció el ceño. ¿Tanto trabajo le costaba hablar como todo el mundo, y no ir leyéndole la mente a la gente? Como siguiera haciendo eso, todo el mundo le iba a huir, ¿es que no se daba cuenta? ¿O le daba igual? Miró a Alice. - ¡Eh! Es que había mucha comida... No tengo la culpa de que el baile durara tan poco. - Dijo con un puntito avergonzado, tras lo cual encogió un hombro. - Además, la gente bailaba como muy... - Hizo una breve imitación burlesca de una parejita abrazada. - Y yo no sé bailar así. Yo salto y esas cosas. - A veces había bailado con su abuela, pero en plan haciendo el tonto en casa y eso, y porque a ella le hacía ilusión, no iba a hacer eso en el colegio...

Alice dijo que les podía enseñar... Bueno, espera, ¿a quién? ¿A los dos? ¿A Lex? ¿A él? Los hermanos se miraron entre sí, y Lex no tardó en decidirse. - ¿Mañana? - Preguntó simplemente, mirando a Marcus. Este, que ya se conocía el idioma de su hermano, contestó. - Tenemos que estar a las diez en la puerta para que nos lleven al andén con nuestro baúl. - Lex asintió. Al ser su primer año, no sabía el protocolo para irse de vacaciones a casa. Dicho esto, añadió. - Ya he cenado. Adiós. - Se dio media vuelta y se fue. Marcus suspiró y miró a Alice. - Honestamente, pensé que aguantaría menos. - Pensó que ni iría, de hecho. Mañana en el tren le diría que se había alegrado de estar con él en la fiesta, a ver si conseguía que el año que viene se quedara un poquito más... Y dejara de leerle la mente a la gente.

- Oye... Lo de enseñar a bailar... ¿Era a Lex? - Miró a su alrededor, guardándose las manos en el bolsillo, ilógicamente tímido de repente. - Bueno emm... No se lo tengas en cuenta, es que él no es mucho de bailar. - Se rascó la nuca, sin mirar a la chica. - ¿No bailas con Hills este año? - La miró y rio un poco. - Yo nunca me niego a aprender cosas, ya te lo he dicho... Aunque no sé yo... Entre aprender a hacer galletas, o hechizos en el cielo, y bailar... - Rio, agachando la cabeza. ¿Por qué sentía esa vergüenza ahora? ¡A ver, que era Alice! Era solo que... No se veía bailando. Pero oye, si le quería enseñar... No iba a hacerle el feo que ya le había hecho Lex... Y lo dicho, él siempre estaba abierto a aprender cosas nuevas.
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Lun Oct 04, 2021 8:15 pm

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Asintió entusiasmada a lo de que podía enseñarle. — Sí, sí, claro que puedo, es superdiver, incluso sin usar magia, porque tienes que mezclarlo todo, así con las manos. — Dijo abriéndolas y cerrándolas. Se rio un poco. — Pero no vale comerse los ingredientes, aunque a veces papá llega coge la masa así. — Dijo haciendo un gesto con el índice. — Y a Dylan mamá le deja lamer las cucharas. — Vamos, hacer eso con Marcus era a riesgo de que se comiera el bol entero antes de hornearlo. — Y se hacen bolitas, y ahora las pones en la bandeja del horno y crecen así. — Dijo haciendo un círculo con las manos y expandiéndolo hacia los lados. Asintió a lo del hechizo de hacer la cama y Sean trató de volver al temita de las bromas. — Será que a él no le sale tan bien. ¡Oye! — Se quejó él, pero Alice ya estaba en otro tema.

Obvió un poco a Hillary y Marcus picándose, porque como atendiera a eso se le acababa poniendo dolor de cabeza, siempre estaban igual. Volvió un poco en sí cuando Marcus comentó lo de Olympia y sonrió. — Sí, cuando estoy con Pops siempre está con lo de los colores, yo creo que es por lo de su pelo, ella todo lo ve así. ¿Por qué no llamar a los hechizos también? — Y era una forma bonita y alegre de ver las cosas, a Alice le gustaba la gente así.

Cómo le gustaba el espectáculo, cómo admiraba a los capaces de usar la magia para cosas tan bonitas. Abrió mucho los ojos a lo de tenerlo en el techo del cuarto y se rio. — Buah, ya me ha costado dormir toda la vida, si tuviera algo tan bonito encima mío, no pegaría ojo. — Jacobs soltó una carcajada más grande y se frotó los ojos. — Sois una mina, tíos. — Alice le pegó en el brazo. — Calla, hombre, que estamos viendo el espectáculo. — Y charlando, pero pasaba de que Jacobs se riera de ella por cada cosa que decía.

Lo de Lex se lo veía venir bastante, mucho había aguantado, hubiera sido disparatado que aceptara su invitación a bailar. Pues sí, probablemente le había leído la mente, a Sean más concretamente que, por la cara que tenía y sus intento de llamar la atención, querría sacar a bailar a Hillary. — Se puede bailar como quieras, es lo guay de bailar. Y depende de la canción. — Pero nada. Ella sonrió y agitó los dedos de la mano. — Hasta mañana, Lex. — Pero dudaba de que le hubiese escuchado siquiera. Miró a su amigo y dijo. — Ya es un triunfo que haya querido participar en esto, quedémonos con lo que nos ha dado y ya está. — Se rio y negó con la cabeza. — No quiere ni que le ponga una mano en el hombro, va a querer bailar conmigo enseguida. — Y se dedicó a picotear de lo que había por ahí, que luego si no, Marcus le regañaba.

Frunció el ceño a la pregunta. — Sí, es que parecía un poco agobiado por ello. — Y ahora el que parecía agobiado era Marcus. Pero luego le preguntó por Hillary y ella se encogió de hombros. — Luego, probablemente. — Se acercó al oído de Marcus. — Pero Sean quiere bailar con ella, y no hace falta ser tu hermano para darse cuenta. A no ser que seas Hillary, en cuyo caso solo te queda no pisparte y esperar a que no te hagas vieja antes de que te lo pida. — Y luego se rio con malicia. A ver es que sus amigos mucho se reían de ellos y luego mira. Volvió a las bolitas de chocolate y frambuesa, pero entonces Marcus pareció querer decirle algo y volvió a fruncir el ceño. — De esas tres solo puedo enseñarte a la tercera, porque aquí no puedo hacer galletas y el hechizo no lo sé hacer… — ¿Sería eso? ¿Y por qué le daba vergüenza? — ¿Quieres… Que te enseñe a bailar? ¿En plan así como están bailando Howard y Anne? — Dijo señalando a los prefectos, que bailaban elegantemente junto a la jefa Granger y el profesor de Aritmancia. Le sonrió. — No cuesta nada, es superfácil, yo bailo con papá y mi abuelo y André… — Igual le daba vergüenza porque a Marcus no le gustaba no hacer las cosas perfectas a la primera y no quería hacer el ridículo delante de Anne. Así que tuvo una idea. — ¿Has terminado ya? — Preguntó mirando a su plato. Menuda pregunta, Marcus nunca había terminado. Sin esperar respuesta, y como el espectáculo ya había terminado, cogió la mano de Marcus y dijo. — Ven. — Tirando de él.

Antes, cuando estaban corriendo, se había dado cuenta de que detrás de los árboles no había casi nadie, así que cuando llegaron allí dijo. — Aquí nadie te va a ver hasta que aprendas. Se hace en un momento, y cuando salgas… — Dio una vuelta sobre sí misma. — ¡A triunfar! A ver, atiéndeme. — Le empujó para darse un poquito de distancia. — Todo se basa en hacer un cuadrado, en verdad. Luego ya le vas metiendo florituras, pero es un cuadrado básico. — Se rio y dijo. — A tu padre le encantaría. Tú eres el chico, así que tú lo haces hacia delante. — Se puso en un punto y puso las manos frente a ella. — Tú estarías aquí y yo aquí donde estoy. Yo hago así. — Dijo dando un paso hacia atrás. — Y tú igual pero hacia delante. — Y se puso a describir el cuadrado en el suelo, lado a lado, hasta llegar al mismo punto. — ¿Ves? Está tirado. — Tendió la mano. — Ahora tú conmigo. Vamos a lo básico y ahora pulimos los detalles. — Se acercó a él y tiró de su mano, que emplazó en su cintura. — Mamá dice que depende del nivel de confianza, pones la mano aquí — dijo dejándola en la cintura —, o aquí. — Y la puso rodeándola con el brazo entero, que era bastante más largo que su tronco entero, casi que podía envolverla, lo cual la hizo reír. — Mira que eres largo. Total, que en verdad da un poco igual, como quieras tú. — Agarró la otra mano y le obligó a ponerla a la altura buena. — No bajes el brazo, ¿vale? Mi abuela siempre dice que un caballero que sabe bailar no baja el brazo. Y ahora solo hay que hacer lo que te acabo de explicar del cuadrado. Cuando me veas moverme, vas tu para delante también.

Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Lun Oct 04, 2021 11:36 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Atendió contento y con una sonrisa a la explicación de Alice sobre como cocinar sin magia, porque su amiga era muy divertida y le hacía reír solo con sus gestos y su manera de hablar. Aunque chistó, artificialmente ofendido, con su comentario. - Pues mi abuela me deja comerme los ingredientes, que lo sepas. Y me los como porque me ofrece, sé que no me los tengo que comer. - Pero lo dicho, estaba muy entretenido escuchándola y seguía sonriendo. Apoyó la cabeza en la mano y miró embobado los movimientos de Alice, imaginando que de verdad hacía bolitas de masa. - Mamá solo cocina con magia, y papá cocina poco pero, cuando lo hace, es muy lento porque mira mil veces la receta. - Rio. - La abuela a veces usa magia y a veces hace las cosas como tú dices. - Menos mal que les iba a ver a todos mañana, que tanto hablar de su familia hacía que les echara más de menos.

Se despidieron de su hermano y, al parecer, Alice no parecía muy molesta ni por su actitud ni porque se quisiera ir tan pronto o negarse a bailar con ella. Marcus era tan protocolario y le daba tanta importancia a quedar bien, que las actitudes nada sociales de su hermano le ponían nervioso, no quería que sus amigos pensaran mal de él, y que Lex encima se lo leyera en la mente, y ya se liara todo. Pero Alice era buena por naturaleza, por algo su segunda casa sería Hufflepuff, así que no le dio importancia alguna y siguió hablando de bailar. Y Marcus determinó que lo mejor que podía hacer era centrarse en la fiesta. Al fin y al cabo, como ella decía, Lex ya había cumplido más que de sobra. Tenía toda una Navidad por delante para estar pendiente de él.

Se inclinó para escuchar bien lo que Alice decía en su oído, lo cual le hizo mucha gracia y se tapó la boca para ocultar su risa, mientras miraba a su amigo de reojo. - Sean no da una a veces. No entiendo por qué le da tantas vueltas a las cosas, de verdad. - Si quería bailar, que lo dijera y ya estaba, como hacía él... Bueno, realmente él no estaba siendo muy claro sobre si quería bailar con Alice o no, pero no era lo mismo. Marcus no era nada indeciso, si quería algo, lo decía y ya estaba. Y para demostrarlo, aunque con un puntito tímido y una sonrisita, asintió a su pregunta. Pues sí, a él le gustaba aprender, y de hecho, al ver a los dos prefectos de Ravenclaw bailando, le brillaron los ojos. Algún día, él sería prefecto y bailaría así con la prefecta. ¡O con la Señora Granger! Oh, Dios, le estaba dando mareos solo de pensarlo. - Sí que quiero aprender. - Determinó, convencido y con una amplia sonrisa. Él tenía que bailar como Howard con Anne y que la gente le miraba como él les miraba ahora. Cuanto antes aprendiera, y si era con alguien de confianza como Alice, mejor.

Alice le sacó de su divagación al preguntarle si había acabado de comer. Bueno... Acabar acabar... Pero siempre podría volver después, que algo quedaría. Igualmente, Alice ya estaba tirando de él, y Marcus dio un pequeño traspiés al verse obligado a levantarse bruscamente y seguirla. Se escondieron de nuevo tras los árboles y él tragó saliva y asintió, con una sonrisa agradecida. Eso estaba bien pensado: aprendería ahí, sin que nadie les viera, y luego saldría y quedaría estupendamente. Alice entendía su forma de pensar, y sin necesidad de leerle la mente como hacía Lex (que encima ni por esas le entendía). Rio. - Me parece genial. - Y se dispuso a prestar toda su atención, como hacía siempre que quería aprender algo.

Fue asintiendo a la explicación y mirando sus movimientos. Vale, no era excesivamente complicado, creía que lo tenía, ahora solo había que ejecutar, a ver si era tan fácil como lo parecía en la teoría. Lo que Alice no le había explicado antes de agarrarle de la mano fue donde la tenía que poner, por lo que lo de colocarla en su cintura le pilló levemente por sorpresa. Se había deslumbrado tanto por lo bien que quedaban Howard y Anne bailando juntos, que no se había fijado en donde tenían las manos, pero debía ser así, y en ese caso, así lo haría él. Le volvió a mover la mano para rodearla, y el leve aturdimiento en el que había entrado por lo inesperado le hizo perderse en eso del "nivel de confianza". No le parecía un parámetro fácil de medir, ahí faltaba concretar, aunque tenía muchísima confianza con Alice, así que intuía que debería poner la mano en uno de los escalafones de confianza más alto, ¿pero dónde era eso? ¿Y estaría bien? O sea, ¿a qué se referían con "confianza"? Porque confianza para ser amigos y hacer deberes juntos y eso, sí, pero para bailar, no tanto, porque era la primera vez que lo iban a hacer. Pero realmente él no había bailado con ninguna chica, ¿entonces? ¿Su nivel de confianza con Alice sería igual que con Hillary, por ejemplo? ¿O con una chica que no conocía? ¿Ves? Es que era confuso eso.

Total, que como tantas otras veces le pasaba, se había liado pensando y se había perdido parte de lo que Alice le había explicado. Rio nerviosamente, como si por eso se fuera a reubicar o a disimular que se había perdido. - Vale, creo que lo he entendido. - Creía. Carraspeó un poquito, se colocó bien (un tanto tenso, porque seguía sin sentirse muy seguro con eso de donde colocar las manos) y dijo. - Vale... Entonces yo para adelante. - Dio un paso hacia ella. Se habían parado otra vez. - ¿Otro? - Preguntó, pero entonces recordó lo del cuadrado, e igualmente Alice también le iba guiando, así que, tras un par de intentos iniciales torpe, no tardaron en cogerle el truco. - ¡Eh! Pues ni tan mal. - Dijo entre risas, hasta que una voz y una cabeza apareciendo entre los árboles le hizo dar un sobresalto. - ¿Ya estáis así desde segundo? Pues no os queda nada. - Dijo entre risas la voz socarrona de Hasan Jacobs. Se puso donde ellos y dobló una sonrisa. - Es muy probable que el año que viene sea el prefecto de mi casa, ¿sabéis? Y voy a tener que perseguir a la gente que anda escondiéndose entre los árboles. - Estamos perfeccionando nuestra técnica para salir ahí y dejaros a todos boquiabiertos. - El chico le miró sin perder la sonrisa, alzando una ceja, y tras un par de segundos de sostenerse las miradas en silencio, rio. - Sí, diremos eso. - Pues claro que diremos eso, porque es la verdad. - Dijo con superioridad. El otro se pasó la lengua por los dientes, miró a Alice y a él de nuevo, y dijo. - Peligrosamente convincente. Tú sí que tienes madera de prefecto. - Y se marchó de allí, entre risas. Marcus suspiró y miró a su amiga. - Pues... Cuando quieras, vamos a demostrar que esto también se nos da bien. -
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Mar Oct 05, 2021 12:52 am

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Ella intentando enseñar a Marcus algo que requería cierta concentración, y Jacobs interrumpiendo. Encima su amigo parecía un poco… Confuso. Bueno, es que podía ser un poco difícil. Por eso, necesitaba que Hasan dejara de darles la lata con esas frasecitas veladas. — Si no vas a aprender a bailar, déjanos, que quiero que aprenda bien. — Pero nada, Jacobs solo sabía reírse de ello. Así que simplemente entornó los ojos y luego los clavó en los de su amigo. — Mira, en eso tiene razón. — Rio un poco. — Aunque no hace falta ser Ravenclaw para darse cuenta de que vas a ser prefecto. — Poca gente lo había tenido tan claro desde prácticamente el primer día.

Marcus era un buen alumno. Lo era para todo, ¿no lo iba a ser para el baile? Tras unos breves choques iniciales hicieron un par de vueltas y ella sonrió. — ¡Eh! ¡Muy bien! Lo tienes ganado. — Paró en el punto de inicio, pero no le soltó. — Vale, vamos con las florituras. — Dijo con una risa. — Ahora, cuando hagamos la esquina, en vez de hacerla así recta, hacemos como medio círculo, como si rodeáramos la esquina. — Tiró de él y lo hizo, al principio un poco brusco, pero en la segunda le salió bien. — ¡Eh! ¡Ya está! — Pero en la siguiente, tiró demasiado y casi se come al chico. — Ups, perdón. — Rio nerviosamente, porque al final se habían quedado muy cerca. Tenía que reconducir la cuestión. — Se… ¿me han cambiado ya de color los ojos? — A ver, de cerca lo iba a poder ver bien, ¿no? Y así no… Parecía nada raro.

Carraspeó y dijo. — Venga, los últimos detalles y ya podemos salir. — Se estiró y reacomodó un poco más. — Primero, ya que estamos ya así, dos cositas que se pueden meter en medio del baile básico. — Levantó las manos y giró bajo ella. — Después me reenganchas, y se sigue bailando normal. Y ahora… — Se separó, alargando el brazo que seguía enganchado a él y luego se enrolló en el mismo, quedando con la espalda pegada a Marcus. Levantó la mano libre y dijo — Unes la palma conmigo, y ya es como si me rebotaras para el otro lado. — Y cuando lo hizo, se desenrolló. — Y se sigue tan normal. — Dijo con una risa. Ahí ya sí lo soltó y agitó un poco los brazos. — Y ahora el cómo se pide el baile, para empezar con buen pie. Hagamos que yo soy tú. — Dijo estirándose más, como si se fuera a poner a la altura de Marcus o algo. — Esta mano a la espalda, y esta así. — Dijo haciendo una floritura, ofreciéndole la mano. Luego volvió a su sitio. — Entonces, la chica, te da la mano y hace así. — Dijo pasando un pie por detrás del otro y agachándose un poco. — Y ya está, la llevas de la mano a la pista y a bailar. — Suspiró y le miró ilusionada, sonriendo y con los ojos brillantes. — ¿Cómo lo ves? ¿Bailamos de verdad?

Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Mar Oct 05, 2021 5:11 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Sonrió con superioridad al Slytherin cuando Alice dijo con esa obviedad que iba a ser prefecto, y el otro se fue entre risas. Mejor, necesitaba concentrarse. Asintió contento y se dispuso a atender, porque al parecer lo básico estaba ya controlado, pero ahora venían las florituras, como Alice las llamaba. Al primer intento de hacer el supuesto círculo ese no las tenía todas con él de que le hubiera salido bien, la verdad, pero el segundo fue mejor. Eso hizo que riera y bajara un poco la guardia de la perfección, lo que provocó que se chocaran a la tercera. Volvió a reír. - No pasa nada, me he despistado. - Es que a veces se concentraba tanto tanto que, paradójicamente, no estaba en lo que tenía que estar, y ahora estaban muy cerca. Pero bueno, lo normal para un baile, ¿no? Suponía.

Se fijó en sus ojos cuando hizo la pregunta y sonrió. - Un poquito... Ahora parecen dos arándanos, azul tirando a morado. - Dijo divertido, pero Alice le pidió centrarse de nuevo en los últimos detalles así que eso hizo. La vio girar, sin poder evitar reír. - Mi abuelo se lo hace a mi abuela y ella siempre se ríe, y a veces se cae un poco. - Solía coincidir con cuando más se reía. Y con cuando su padre iba y le quitaba la copa de las manos. - Mi madre nunca se tambalea, pero mi padre tiene que subir mucho los brazos porque ella es más alta. - Marcus, ¿te callas y atiendes? A ver, ¿por qué estaba hablando tanto, si podía saberse? En clase no hablaba tanto, atendía y punto. Eso hizo, mirar a Alice en silencio explicar el segundo paso y seguir sus instrucciones. La miró, tan cerca como estaba, y sonrió. Pero ella se soltó en seguida. Bueno, bien, normal, al fin y al cabo, ya había aprendido lo que tenía que aprender. Ahora solo esperaba que le saliera bien.

Solo les quedaba como pedir el baile. Se estiró e hizo los movimientos que ella hacía, ocultando una sonrisilla, la cual soltó en forma de breve risa cuando ella hizo su parte. La miró y dijo. - ¿Sabes? Esta parte sí me la sabía, por eso no te he dicho de empezar por ahí. - Se irguió, con mirada superior, muy bien puesto. - Siempre saco a bailar a mamá o a la abuela en Nochebuena, y me queda muy bien porque mi abuelo y mi padre lo hacen genial y yo me he fijado. - Rebajó el nivel de chulería y encogió un hombro. - Aunque va a ser la primera vez que se lo pida a una chica de mi edad, así que está bien saber que queda igual de bien fuera de mi casa. - Dijo con una risa. A ver si su abuelo y su padre iban a estar haciendo cosas del siglo pasado y le iban a hacer quedar fatal en el colegio.

Asintió. - ¡Sí! Pero esto hay que hacerlo bien. - El mantra de Marcus: hay que hacer las cosas bien. - Disimula. - Se aclaró un poco la garganta y salió de entre los árboles, parándose junto al de Anne y diciendo en una voz descaradamente audible. - Y por eso la guirnalda simboliza el aire. - Le guiñó un ojo disimuladamente y se dirigió a la mesa en la que estaban sus amigos, cogiendo un par de copitos helados de menta de la fuente central. - ¿De qué habláis? - Dijo como si tal cosa, cuando realmente tenía el oído puesto en esperar el cambio de canción. Sean le miró y bufó. - ¿Y vosotros? Os habéis ido entre los árboles a contaros secretitos. - ¿Secretitos? - Miró a Alice, como si no entendiera nada. - ¡Pero si os hemos dicho que íbamos a ver de cerca el árbol de la Prefecta Harmond! Es que como pasáis de la alquimia, ni nos habréis escuchado... Por cierto, ¿y Oly? - La Hufflepuff ya no estaba allí, y había dejado solos a Sean y Hillary. La chica se encogió de hombros y fue a contestar, pero antes de poder hacerlo, cambió la música. Era su momento de lucirse.

- Oh, justo la que estaba esperando. - Celebró ceremoniosamente, y era mentira porque no sabía ni qué canción era, pero ya tenía que tirar para adelante con su ficcioncita. Se levantó, se puso muy puesto ante Alice y, caballerosamente tal y como le había explicado y él conocía de su abuelo y su padre, le dijo. - ¿Quiere bailar conmigo, Señorita Gallia? - Cuando la chica tomó su mano y se levantó, miró a sus amigos, que parecían que estaban viendo a un fantasma revivir de lo descuadrados que estaban, y dijo muy pomposo. - Si quieres y no estás ocupada, podemos bailar la siguiente, Señorita Vaughan. - La chica pareció encogerse en el asiento. Vaya, con lo contestona que era siempre, esa no se la esperaba. Marcus miró a Sean y abrió sutilmente los ojos, señalando a Hillary. ¡¡Haz lo que he hecho yo!! ¡¡Estáis solos!! Pero el otro puso cara de pánico y negó lentamente con la cabeza. Pues vaya. Menudo caballero pseudo Gryffindor estaba hecho. No les iba a dedicar medio segundo más. Miró a Alice, sonrió y fueron juntos al centro de la pista.
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Mar Oct 05, 2021 8:01 pm

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Rio y asintió. — No dudaba de que los señores O’Donnell sabían cómo pedir un baile a una chica. — Marcus le gustaba mucho cuando se ponía en ese plan, porque era como… Especial, por decirlo de alguna forma. Ella se pasó un mechón de pelo por detrás de la oreja, a falta de poder enrollar el dedo en uno de los tirabuzones, como hacía cuando llevaba las coletas, y también encogió un hombro. — Ni a mí me lo ha pedido nadie de mi edad. Bueno André es más mayor, y es mi primo, baila conmigo porque se lo mandan. — ¿Y por qué bailaba Marcus con ella? Porque era Navidad y eran amigos, ¿no? Era lo normal, ella había bailado con Hillary.

Tanto se perdió en sus pensamientos, que no llevaban a ninguna parte, que de repente se vio arrastrada por Marcus hacia fuera de nuevo, como si tal cosa (disimula, decía, y Alice con la cabeza con los pájaros), y casi pregunta un gran ¿QUÉ? cuando pasaron por al lado de Anne. Ah, igual lo que quería era llamar la atención de la prefecta para pedirle bailar. A ver, que a ella le había pedido que le enseñara, no bailar con ella. O sea, ella se había imaginado que bailarían pero no… Vamos, que ella solo quería enseñar, ya bailaría… Si eso. Arrugó el gesto cuando Sean dijo lo de los secretitos. — ¿Qué? — Y luego Marcus dijo lo del árbol de la prefecta otra vez… Bueno, que se había perdido hace demasiado rato y no se enteraba de nada, claramente. Recayó en que Oly no estaba allí y estiró el cuello para verla con Poppy. Igual se iba con ellas cuando Marcus sacara a bailar a la prefecta… Y de repente, sin comerlo ni beberlo, se encontró con la mano de Marcus pidiéndole que bailara.

O sea, que todo aquello había sido una ficcioncita. Tenía que habérselo visto venir, pero se había quedado tan empanada que le había pillado a trasmano. Sonrió espléndidamente y tomó su mano, haciendo la mini reverencia antes. — No faltaba más, señor O’Donnell. — Se giró a su amiga y dijo. — Qué solicitada estás hoy, Hills. — Sí, reconocía esa cara. Debía ser la misma que traía ella cuando salieron de los árboles. Sí, pues despierta, Vaughan, vaya a ser que Sean encuentre su voz y te pida algo antes de que salga el sol, pensó con una risita.

Llegaron al centro de la pista de baile y se colocó en la postura para empezar a bailar, y les salió natural, como si lo hubieran hecho mil veces. Empezaron a bailar con la música, que era muy bonita, y navideña, y tierna… Y Marcus había aprendido divinamente a bailar, la verdad. Miró mínimamente al rededor y dijo. — No hay mucha gente bailando, podemos hacer el cuadrado más grande. — Y dio un paso más amplio. Y ahora el semicírculo era más grande también, y tenía que mirar a Marcus para no perderse. Notó cómo Marcus le hacía dar una de las vueltas y le hizo reír, como decía que le pasaba a su abuela Molly, aunque ella no tenía copa ninguna. Volvió a sus brazos y siguieron bailando, como si no pudieran hacer otra cosa, como si les hubiera echado un hechizo. — Me siento como una de esas bailarinas de las cajas de muñecas que dan vueltas por una superficie. Como si esto fuera lo que tengo que hacer. — No sabía por qué había dicho eso. Mejor cambiar de tema. — Ya no me necesitas para aprender. Creo que en diez minutos te has puesto a mi nivel. — Aunque no dejaría de bailar con él por nada, mientras le miraba a esos ojso de Slytherin.


Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Miér Oct 06, 2021 12:40 am

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Le encantaba la manera en la que Alice le seguía el rollo siempre, con ninguno de sus otros amigos lo conseguía, y su hermano directamente pasaba de él. Marcus y Alice se compenetraban estupendamente, por eso le gustaba tanto hacer cosas con ella, cualquier cosa realmente. Si una de esas cosas era bailar, pues bailar. Ya hacía tiempo que prometieron contar el uno con el otro para todo, y descubrirlo todo juntos. Podían ser cosas supercomplejas e importantes como la alquimia, o podía ser aprender a bailar. Todo era bienvenido, y todo era divertido con su amiga.

Al principio no podía evitar reír un poco, porque, ¡estaban bailando en mitad del Gran Comedor! Debían ser los dos alumnos más jóvenes que bailaban allí en mitad de la pista, casi todos eran mayores. Pero mientras otros de su curso se morirían de vergüenza, Marcus no. Marcus se venía arriba con esas cosas, bien orgulloso. Alzó la barbilla y sonrió. - No hay mucha gente bailando porque no hay mucha gente que sepa bailar... Pero yo soy muy buen alumno, y tú muy buena profesora. - Comentó con superioridad, aunque sin poder evitar sonreír de pura felicidad. Le encantaba la Navidad, le encantaba hacer cosas con su amiga y le encantaba que le miraran y pensaran "wow, qué bien hace esto, y qué seguro se le ve" y ese tipo de cosas, y seguro que ahora todos lo estaban pensando. Porque mientras su hermano se había ido a su dormitorio hacía un rato y Sean estaba ahí mirando con miedo a los lados, ¿dónde estaba Marcus? Bailando con una chica en mitad del Gran Comedor. Di que sí. Estaba hinchadísimo de orgullo.

Y así estaba, que cada segundo que pasaba se venía más arriba. Tanto que se permitió el lujo de hacer alguna de las florituras que su amiga le había enseñado, riendo con ella. Amplió una sonrisa cómica con su comentario. - Pero no intentes meterte en una caja, ¿eh? Que con el tarro ya hemos tenido suficiente. - Bromeó, pero cuando terminó de reír, la miró a los ojos y dijo con sinceridad. - Bailas muy bien. Mejor que las muñecas esas, que son muy predecibles... Y tú, desde luego, eres de todo menos predecible. - Volvió a bromear, porque el comentario anterior... Había sonado como muy intenso. A ver, que era verdad, que Alice bailaba muy bien y eso. Pero estaban mejor con el tono de broma, ellos siempre se reían mucho juntos.

Frunció un poquito el ceño con una sonrisa de lado. - Oh, ¿ya te has cansado? ¿He cansado a Alice Gallia? ¿Cuántos puntos para Ravenclaw me llevo por eso? ¿O serían para Slytherin? - Rio y, tras los comentarios bromistas, la hizo girar de nuevo y la recogió en sus brazos. - No me importa seguir practicando. Aunque es verdad que parecemos dos expertos. - En otras palabras, que quería seguir bailando un ratito más. Encogió un hombro con una caída de ojos y añadió. - Somos nosotros, no es de extrañar que lo hagamos superbién. - Lo dicho, cuando Marcus se subía, se subía. - ¿Pero también sabéis bailar? - Dijo una voz risueña apareciendo junto a ellos. Howard rio, chasqueó la lengua y miró a su compañera de baile. - Lo dicho, Prefecta Harmond, dejamos Ravenclaw en muy buenas manos. - Marcus sonrió, pero tragó saliva y puso cara de pena después. - No me recuerdes que es tu último año, Howard. - El chico rio. - ¿No te parecen suficiente los siete que llevo aquí? - Pero es que yo solo te he visto dos. - Eso hizo reír a ambos prefectos. - Hubiéramos sido buenos colegas tú y yo de ser del mismo curso. Lo somos a pesar de la diferencia de edad, ¿verdad? - Marcus iba a llorar. Cada vez que el Prefecto Graves le decía algo así se le encogía su corazoncito de Ravenclaw orgulloso. - Sois monísimos. Y estáis recabando todo el protagonismo, solo os digo eso. - Comentó alegre la Prefecta Harmond. Marcus respondió. - Pues vosotros sois la pareja más elegante de este baile. Y hemos venido a bailar porque os hemos visto y queríamos ser como vosotros. - Eso hizo a la chica soltar un sonidito de adorabilidad, y a Howard reír con ternura. Marcus prosiguió, mirando a Alice con una sonrisilla ladina. - Tenemos que practicar para ser igual de elegante cuando hagamos nuestro baile de prefectos. - ¿Es que mi amiga Gal va a ser prefecta? Eso no lo sabía. - Comentó Howard, y él y Anne se miraron de reojo, sonrientes. Marcus se encogió de hombros. - Yo sí voy a serlo. Si ella quiere serlo, bailaremos juntos, y si no... Pues también, porque es mi amiga. Aunque bailaré también con la prefecta, claro. Y con quien quiera. Me gusta esto de bailar. - Lo que le gustaba era ser el centro de atención, pero lo del baile era buena excusa para ello.
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Miér Oct 06, 2021 6:43 pm

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Sonrió un poco vergonzosa cuando le dijo que era buena profesora. — No está mal que de cuando en cuando te enseñe yo a ti, eh. — Dijo guiñando un ojo. Se notaba que Marcus estaba muy arriba y a ella le gustaba tanto verle así… Que le enseñaría a bailar todos los días. O lo que él le pidiera, realmente, para eso era su mejor amigo, y por eso quería verle feliz y ser feliz con él. Y de verle feliz, más risa le dio cuando le dijo lo del tarro. — Oye que fue sin querer. — Pero se quedó colgada en aquella afirmación. Si se la hubiese oído a cualquier otro, la hubiera interpretado como una crítica, pero era Marcus. Se limitó a sonreír un poco nerviosamente y dijo. — Sí, bueno, soy… O sea… Sí, sí, soy un poco impredecible. Pero hay cosas que no cambio. — Tomó aire aprovechando una de las vueltas. — Me gusta el viento. Y los pajaritos. Siempre estoy queriendo aprender más… Soy tu mejor amiga. Y eso no cambia. Eso es muy predecible. — Y por Merlín que se había quedado completamente atontada en la mirada de Marcus.

Rio un poco y entornó los ojos. — Noooo, hace falta mucho más para cansarme a mí. — Se mordió el labio y sonrió orgullosa. — Sí que parecemos profesionales. — Aunque la profesional, casi dio un respingo cuando oyó la voz del prefecto. Increíble la tontuna que tenía ese día. Tanto que no había caído que era la última cena de Navidad de Howard y Anne. Jo, ¿por qué? Ojalá pudiera quedarse, aunque entonces Marcus no podría ser prefecto… Bueno, quedarse hasta que Marcus fuera prefecto y ya está, todos contentos. Se sonrojó cuando Anne le dijo aquello y contestó. — En verdad solo queríamos ser tan elegantes como vosotros. — Los cuatro rieron. Negó rápidamente a lo que dijo Howard. — ¡No! ¡No qué va! Pero seré la amiga del prefecto. — Anne soltó una carcajada muy fuerte y la vio apretar la mano de Howard. — Dónde habré oído yo semejante afirmación. — Alice volvió a mirar a Marcus y dijo con cariño. — Yo bailaré contigo siempre que quieras. Aunque seas prefecto. O cuando la profesora Granger te dé calabazas. — Dijo riéndose.

Miró a su amigo y miró a la prefecta y se soltó. — Anne… Marcus baila muy bien también, igual… Puedes bailar con un futuro prefecto. — Ella se separó de Howard y se estiró. — Si él me lo pide apropiadamente. — Bueno, para que quería más su amigo. Se lo pediría lanzando unas palomas al aire si pudiera. Con una sonrisa, Alice se retiró discretamente y se volvió hacia las mesas. — Sabía que le gustarías a mini Howard. — Oyó a su lado. Mónica estaba sentada en una mesa, con el codo en las rodillas y la barbilla apoyada en la mano. — Qué bien bailas, ¿también os lo enseñan en Francia? — Ella rio un poco y se encogió de hombros. — Pues sí.¿Por qué te has ido? — Volvió a encogerse de hombros y negó. — Es que Marcus quería bailar con Anne, creo que le gusta un poquito, así en plan plantónico. Platónico. — Corrigió Monica, riéndose. — Sí, un poco. Pero te voy a decir una cosa que me hubiera gustado que me dijeran a mí. — Ladeó las sonrisas. — A los prefectos, no siempre les gustan las prefectas, chavala. — Alzó las cejas y señaló a su espalda. Allí estaba Howard sonriendo y tendiéndole la mano. — Mi pareja me ha abandonado por un prefecto más joven, pero igual tú quieres enseñarme a bailar a mí también. — Debía estar del color del escudo de Gryffindor. Se pasó el pelo por la oreja. — Sí, claro, claro. — Tomó su mano y salió a bailar.

¿Te da vergüenza bailar con tu prefecto? — Ella negó y tuvo que mirar hacia arriba, porque Howard era todavía más alto que Marcus. — O sea… Es que eres un chico mayor y eso.Sí, cuidado con los chicos mayores. — Se rio y entornó los ojos. — ¿Algún consejo más de prefecto? — Él negó. — No. Ninguno más. Hoy estamos de fiesta. Este prefecto está fuera de servicio. — Y se pegó un poco más a él, sonriendo. — No me da vergüenza. Pero saca a Fender a bailar después, que sabes que es demasiado orgullosa para decirlo, pero quiere bailar contigo y que todas las criticonas de Gryffindor esas que le caen mal la vean. — Y ambos rieron.

Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Miér Oct 06, 2021 9:57 pm

I'll sweep you off your feet
CON Alice EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Rio un poco mientras le daba la vuelta y le contestó, continuando el tono bromista. - El viento no es predecible, ni los pajaritos... Aunque lo de ser mi amiga, supongo que sí. - Vamos, que no colaba con lo de que era predecible, si nunca sabías por donde te iba a salir. Pero era su mejor amiga por algo, sería que en el fondo le daba vidilla eso. Con lo cuadriculado que era, Marcus era capaz de pasarse los siete años de Hogwarts de la sala común a clase, de clase a la biblioteca, de la biblioteca al Gran Comedor y del Gran Comedor a la sala común. Al menos así hacía cosas distintas como, por ejemplo, ser los únicos alumnos de segundo que estaban bailando en la fiesta de Navidad.

Le encantaba que los prefectos estuvieran allí con ellos, le hacía sentirse importante. Sonrió ampliamente a Alice cuando dijo que siempre bailaría con él, pero esbozó una expresión levemente ofendida con el final de la frase. - ¡Eh! ¿Por qué iba a darme la Señora Granger calabazas? - Se puso muy digno. - Pienso ser el mejor prefecto del mundo y la Señora Granger estará encantada de bailar conmigo... - Ups, Graves estaba delante. Le miró de reojo con cara de disculpa. - Bueno, mejorando lo presente, claro. - El chico soltó una carcajada. - Te había entendido, colega. - Sonrió. Si es que era genial, siempre le entendía. Cuando él fuera prefecto, también le diría a los chicos que les entendía... Esperaba entenderles de verdad, a ver si le iban a pillar quedando bien porque sí.

Lo que no se esperaba fue lo que Alice dijo a continuación, tanto que la miró con los ojos muy abiertos, un tanto aturdido. ¿Y dices que no eres impredecible? Ay, por Merlín, qué vergüenza, ¡que era la Prefecta Harmond! ¿Y si no bailaba tan tan bien como para bailar con la Prefecta Harmond? Qué responsabilidad. Pero la chica le estaba dejando en bandeja pedírselo, así que tragó saliva, y con ella sus nervios, y se irguió caballerosamente, haciendo el mismo gesto que había hecho para Alice. - Prefecta Harmond, sería un honor para mí que me concedieras este baile. - Apenas había sonado recargado. Ella rio un poco pero aceptó. - Así es imposible negarse. - Dijo tan alegre como siempre, cogiendo su mano. Ya Marcus solo de notar que le cogía la mano se iba a desmayar, y le quedaba todo un baile por delante.

- ¿Te ha enseñado Alice a bailar? - Marcus asintió, el Anne dibujó una sonrisa dulce. - Eso es muy bonito, y has aprendido muy rápido. - Se encogió de un hombro. Debía estar coloradísimo, y con lo que él hablaba, ahora ni siquiera le salían las palabras. - Me apuesto un pastelito a que no has adivinado cual es mi árbol. - ¡¡Sí que lo sabía!! - Saltó, contento de haber recuperado la voz que parecía haber perdido. Anne se echó a reír con una carcajada musical. Vale, algo le decía que solo había provocado que hablara. - Estaba segurísima, pero no quería hacerte perder un pastelito, con lo que te gustan. - Marcus soltó una risita avergonzada, mirando al suelo. Con lo subidito que venía y lo avergonzado que estaba ahora. - Te ha quedado muy bonito, Anne. Y muy alquímico. - Gracias, caballero. - Respondió contenta, con una graciosa sonrisa que le arrugaba la nariz y le daba un aspecto adorable. - ¿Y sabes qué? Mi hermano Lex también lo ha adivinado, con la explicación de los elementos y todo. - Tu hermano Lex es muy listo. - Marcus ladeó la cabeza, con una leve mueca. Anne añadió. - Lo es, créeme. Solo es muy tímido. Hablé con él un día, ¿sabes? Lo vi solito y me senté a preguntarle si estaba bien. Casi sale corriendo. - Marcus rodó los ojos. Su hermano siempre tan sociable. Anne miró a los lados y se acercó para susurrarle. - Le costó hablar conmigo, pero me dijo que era legeremante, aunque nadie más lo sabía. - Marcus se tensó, así que Anne negó rápidamente con la cabeza. - No te preocupes, cielo, no pienso decírselo a nadie. - Le consoló, acariciándole un poco el pelo y devolviendo luego la mano a su postura. - Solo quería decirte que no debe ser fácil para él. Tenle paciencia, ¿vale? Es muy listo, solo necesita aprender a concentrarse. Espero que en tercero pueda entrar en el equipo de quidditch, me dijo que le encanta y creo que puede venirle genial. - Marcus no quería contradecir a una persona tan sabia como Anne, pero puso una leve expresión extrañada. - ¿El quidditch le va a venir bien para concentrarse? - La chica asintió con una sonrisa convencida. - Todos tenemos nuestra propia esencia, Marcus. Nunca infravalores qué es lo que la puede activar, puede ser lo que menos te imaginas. - Eso le hizo sonreír. La iba a echar tanto de menos...

- Al parecer mientras unas me abandonan, otras me solicitan, ¿te lo puedes creer? - Dijo la risueña voz de Howard tras ellos, quien iba bailando con Alice. Anne rodó sus enormes ojos y suspiró, con una media sonrisa. - Le gusta quejarse por quejarse, porque claramente lo mío era protocolo y la otra solicitud le hace más feliz. - El chico se encogió de hombros con una sonrisilla. Se separó de Alice, hizo una bonita reverencia, dejó un beso en su mano y le dijo. - Un placer bailar con usted, Señorita Gallia. - Y se marchó de allí. Anne negaba y reía mientras Marcus le miraba con admiración. Algún día, él también haría esas cosas con esa naturalidad... Algún día, que no era hoy, porque se notaba como un flan de pensar en darle un beso en la mano a Anne. La chica debió notárselo. - Has sido un caballero magnífico, Marcus. - Le hizo una graciosa reverencia con la falda y dijo. - Os dejo. Llevo demasiado tiempo sin vigilar esta fiesta y algo me dice que mi compañero va a seguir ocupado. - Les guiñó un ojo y se marchó también, dejando a Marcus con la capacidad justa para sonreír como un bobo y despedirse con un lento gesto de la mano.

Cuando pudo recuperar la compostura, se giró a Alice y le puso las manos en los brazos para darle un leve zarandeo. - ¿¿Sabes que eres la mejor amiga del mundo mundial?? - Dijo entusiasmadísimo. Es que a ver: le había enseñado a bailar, gracias a eso había quedado divinamente siendo el único chico de segundo que bailaba y con peticiones formales incluidas, y además le había allanado el camino para bailar con Anne. Suspiró. - Jo, no quiero que se vayan. Les voy a echar un montón de menos. - Volvió a suspirar. Pero estaba tan arriba que no le salía ni ponerse triste, así que miró a su amiga e hizo una pronunciadísima reverencia. - Señorita Gallia, es usted la mejor compañía de esta fiesta. - Rio. Era gracioso lo del modo caballero medieval, ahora entendía a los cuadros y a los fantasmas, que siempre hablaban así. Le ofreció el brazo y dijo. - Venga, vamos a meternos con Sean y con Hillary por aburridos, que la noche puede ser aún más perfecta. - Y mira que era difícil.
Merci Prouvaire!


We are
I'll sweep you off your feet Alchem10

I'll sweep you off your feet Freyfirma

I'll sweep you off your feet Banner10

Together we are everything:

I'll sweep you off your feet Sin-t-10

I'll sweep you off your feet Nuestr10

I'll sweep you off your feet Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

I'll sweep you off your feet Empty

Jue Oct 07, 2021 12:24 am

I'll sweep you off your feet
CON Marcus EN Gran Comedor A LAS 20:00 del 19 de diciembre de 1996
Marcus estaba hablando con Anne, pero Howard la dirigió hacia allí, claramente para picar a su amiga. Ella se rio un poco y dijo. — Pero no puedes recuperarlo tú, prefecta, ahora va Fender. — Dijo muy segura. Anne asintió. — Sí, sí, no me cabe duda. — Miró a su amigo y dijo. — No sé si está muy por la labor, pero pocas chicas dicen que no a nada al prefecto Graves. — Howard puso cara de ofensa. — ¡Anne por favor! — Miró a los lados un poco sonrojado. — Que eso es un poco malinterpretable. — Y a Alice le hizo mucha gracia, porque siempre parecía tan mayor y responsable, que verle avergonzarse era divertido.

Aunque en seguida, la que se avergonzó fue ella, cuando le dio el beso en la mano. Ay, ese chico… — Y con usted, Prefecto Graves. — Luego miró a Anne y asintió. — Sí que lo ha sido. — Si ya sabía ella que ese rollito le iba a encantar a su amigo. De hecho, tan contento estaba, que se puso a zarandearla y eso la hizo reír brillantemente. — Ya sabía yo que querías bailar con la prefecta. — Y siguió riéndose. Qué contenta le ponía simplemente ver a Marcus así. Hizo otra reverencia, cogiéndose incluso del vestido, como las damas antiguas. — Y usted, futuro Prefecto O’Donnell. — Luego miró con nostalgia a los prefecto y suspiró. — Es una pena. Pero eso significa que tú vas a ser prefecto. — Dijo alzando una ceja y sonriendo.

Se enganchó a su brazo y puso carilla maliciosa. — Hagamos una cosa. Voy a pedirle bailar a Sean, y verás, va a abrir los ojos así como platos y va a girar la cabeza unas cincuenta veces para mirar a Hills, y luego titubeará, porque en el fondo, cuando llama la atención, se pone de los nervios. — Señaló a su amiga con la barbilla. — Y tú pídele bailar a aquella que no sabe resistirse a un caballero en verdad, por muy dura que la veas tú. — Y volvió a echarse a reír, justo para mirar a su amigo y decir. — Me encanta enseñarte cosas y sacarle tanto partido luego. — Igual no le quedaba mucho la noche, pero aún tenían cuerda para bromas, para disfrutar, y si se les quedaba corta, muchas muchas navidades por delante.

Merci Prouvaire!


I'll sweep you off your feet JCqE0Sy

I'll sweep you off your feet QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
I'll sweep you off your feet V1mQwnV
I'll sweep you off your feet 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
I'll sweep you off your feet Wm7AwJV
Ante todo, amigos
I'll sweep you off your feet Giphy
Ay, los retitos
I'll sweep you off your feet Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
I'll sweep you off your feet Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

I'll sweep you off your feet Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

I'll sweep you off your feet Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba