Últimos temas
peppermint tea [wishlist]
Try not to laugh EmptyHoy a las 4:22 pm por Paradise

Love in shades of wrong
Try not to laugh EmptyHoy a las 3:18 pm por Bewölkt

In the mood for love.
Try not to laugh EmptyHoy a las 2:40 pm por Mermeladita

No rose without its thorns
Try not to laugh EmptyHoy a las 2:12 pm por Circe

» silver and gold « (0/1)
Try not to laugh EmptyHoy a las 1:54 pm por vicivosdrcams

Registro y conteo de puntos
Try not to laugh EmptyHoy a las 1:26 pm por Circe

Grupal: New Year Ball
Try not to laugh EmptyHoy a las 1:22 pm por Bewölkt

— Are you sure?
Try not to laugh EmptyHoy a las 12:01 pm por Shadow

— I want your soul
Try not to laugh EmptyHoy a las 11:39 am por Shadow

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Golden Shields

Try not to laugh Empty

Mar Nov 16, 2021 11:09 pm

Try not to laugh
CON Alice EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
La clase estaba siendo absolutamente soporífera, y ya tenía que estar siendo aburrida para que Marcus la percibiera así. A él le encantaba Historia de la Magia, si bien el Profesor Ferguson no fuera ni el más simpático de la plantilla, ni la alegría de la fiesta precisamente. Daba igual, a él le importaba la materia, y siempre estaba muy atento, tomando apuntes y haciendo preguntas (los gruñidos del hombre no tenían efecto alguno en él). Cuando alguien insinuaba o decía directamente lo aburrida que era la clase, siempre tenía un comentario altanero que soltar... Pero ese día estaba llorando internamente porque su tío Phillip hubiera acabado ya sus años como profesor del castillo, porque la clase de Ferguson estaba siendo imposible de digerir.

Se había sentado con Hillary. Su amiga tenía mucho interés en la asignatura como norma general, ya que conocía muy poco de la historia mágica por haberse criado en un entorno muggle, y casi siempre quería hacer los trabajos con él. En fin, Marcus no solo tenía buen nivel, sino que provenía de una familia bastante culta. Hillary no era ninguna tonta, sabía bien a quién se arrimaba, y Marcus se dejaba comprar con halagos y orgullo familiar con mucha facilidad. En teoría hoy explicaba el trabajo trimestral y lo iban a hacer juntos. Alice, por su parte, había aprovechado para sentarse con Mimi, ya que no solían coincidir en las asignaturas, y el pobre Sean se había quedado descolgado, al igual que la amiga de Mimi. Con ella fue a parar. La estampa de Sean sentado con Olympia y mirándola como si temiera que se subiera encima de la mesa de un momento a otro era divertida de por sí, pero estaba TAN aburrido (juraría haber escuchado a alguien roncar por ahí) que, al igual que ni ganas de hacer preguntas tenía, tampoco le salía el espíritu de reírse.

- Apartado número siete: Formación de las primeras organizaciones gubernamentales en Europa. Repito, apartado siete. Gobierno mágico en Europa. - Marcus respiró hondo y cambió de postura. Se le empezaban a caer los párpados y no se lo podía permitir. - Desde 900 hasta los años 1600 no existió ningún ministerio que gobernara, solo existían grupos de magos, mayoritariamente ancianos y sabios, que se reunían para tomar decisiones. Hasta la Convención de 1289. En el año 1289 tuvo lugar en Orleans, Francia, la convención llamada Convención de 1289, por ser llevada a cabo en ese mismo año. - Por Merlín, es que encima se repetía muchísimo. De tan aburrido que era costaba seguirle el hilo. Lo mismo repetía mil veces lo mismo que empezaba a dar muchos datos y pasaba de largo. - Cuando empezaron a existir gobiernos estables en las naciones se decidió que entre ellos debía haber una relación de comercio, economía o intercambio de cultura y educación. Para regularla, cada nación debía estar representada por un mago o bruja que discutiera los asuntos importantes de su nación y la relación de esta con las demás, y se redactaran nuevas leyes, normas o regulación de estos países. A la convención asistieron Gran Bretaña, España, Noruega, Rumanía, Suecia, Rusia y Francia. - La clase estaba en un espeso silencio propio de la inatención, aunque sí que había alguien atendiendo. Marcus, por supuesto, y Hillary intentándolo al menos. Pero había alguien más. - En esta época, los conflictos con gigantes y gente del agua eran frecuentes, motivo por el cual... - Tengo otra dudita. - Interrumpió Olympia, alzando la mano, lo cual Marcus no sabía por qué lo hacía porque hablaba antes de que le dieran el turno de palabra. El profesor la miró con mala cara. - Señorita Lewyn, es la tercera vez que me interrumpe usted hoy. Cuando termin... - Es que si no se me olvida. - Dijo con voz de pena, lo cual no dulcificó a Ferguson lo más mínimo. Si a Marcus le resbalaban sus gruñidos, más le resbalaban a Oly sus malas caras.

- ¿Por qué no estaba Portugal? - Porque no estaba. - Las respuestas de Ferguson. Tampoco eso detuvo a la chica. - ¿Ni por lo cerquita que está de Francia y España? - Señorita, la Convención de 1289 para la unión entre naciones y formación de lo que hoy conocemos como Ministerio de Magia no se hizo según el criterio de cercanía. - Pues qué pena. - El hombre alzó una ceja. Marcus alzó las dos, y Hillary y él se miraron de reojo. - Yo flipo con esta. - Le susurró su amiga. - A mí me mete ese corte y no se me ocurriría... - ¡Silencio! - Bramó Ferguson. Tanto Hillary como él se encogieron como tortuguitas. - Continúo. Como iba diciendo, gigantes y gente del agua... - Espera, profe. ¿Puedo hacer una sugerencia? - La clase había despertado aunque fuera solo para mirar a Olympia, sorprendidos de que la chica tuviera tantos arrestos, o tanta inocencia, como para interrumpir deliberadamente a un malhumorado Ferguson. - Es que son muchos países y en plan, cada uno de una punta, ¿sabe? Que no tiene mucha lógica y eso. ¿Podríamos hacer como una palabra así bonita juntando todas las primeras letras? - Apréndase los países fundadores, Señorita Lewyn. - Pero si yo es por ayudar. Se llama mnemotecnia, ¿sabe? Mire, quedaría algo así como... GENR... No, demasiadas consonantes, un momento... GENORU... - Marcus ya sí que no pudo evitar girarse para mirarla. La chica de verdad estaba pensando fuertemente en qué palabra formar, muy concentrada, pero lo mejor no fue eso: lo mejor fue la cara de Sean. Fue verla y un amago de carcajada agolpó su garganta. No, no podía reírse tan fuerte en mitad de la clase, mejor quitaba la vista... Y, al hacerlo, ¿dónde fue a ponerla? En su amiga Alice, obviamente, y esta le estaba mirando también con pinta de estar haciendo un esfuerzo heróico por no echarse a reír. Miró al profesor, y la cara que se encontró no mejoraba las cosas. Apretó los labios. U Oly paraba, o se le iba a hacer muy difícil contenerse.
Merci Prouvaire!


We are
Try not to laugh Alchem10

Try not to laugh Freyfirma

Try not to laugh Banner10

Together we are everything:

Try not to laugh Sin-t-10

Try not to laugh Nuestr10

Try not to laugh Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Miér Nov 17, 2021 12:31 am

Try not to laugh
CON Marcus EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
¿Y qué dibujo ahora? — Preguntó Mimi a su lado, muy solícita. Realmente, hacía mucho rato que ya no estaba allí. A Alice le encantaba la historia, leía durante horas sobre historia, pero las clases de Ferguson eran insoportables para una persona tan activa como ella, de hecho, tenía tanta energía acumulada que se pasaba las clases moviendo el pie y la pierna frenéticamente y resoplando. Y como sabía con quién se jugaba los cuartos, el movimiento de pierna iba a estresar a Marcus y Hillary no la iba a dejar en paz con los resoplidos, cuando ella era mucho más molesta con las quejas. Total, que para historia se ponía mejor con los Hufflepuffs, que tenían la cuerda un poquito más larga.

Mimi era amiga suya de toda la vida, y tenía tanta dulzura y paciencia y se tomaba todo tan alegre, que las clases de Ferguson no le quitaban las ganas de vivir. Simplemente se ponía a hacer dibujitos, a los que luego Alice les añadía cosas divertidas, o caras de diablillo o cosas así, con lo que hacían correr el tiempo. Luego ella se dedicaba a investigar sobre la lección que fuera en la biblioteca y le dejaba los apuntes a Mimi, y todos contentos.

Pero aquel día, Ferguson se estaba superando a sí mismo, y Alice estaba muuuuuy cansada, así que se había abstraído de allí. Ahora Alice estaba en La Provenza, recogiendo conchas, clasificándolas, y hierbas también, y Marcus y ella hacían cartelitos preciosos para todas, y luego se bañaban… Ah… El mar, el cielo superazul, la arena fina y el sol del mediterráneo, eso era todo en lo que quería pensar ahora mismo. De cuando en cuando le llegaban fechas a la cabeza, que debía ser las que Ferguson estaba emitiendo, pero aterrizó de nuevo cuando Mimi terminó de dibujar. — ¡Oh! Es un zorrito. — Dijo en voz baja con una sonrisa. — Claro. En lo que me quiero convertir. — Contestó su amiga con una sonrisa. — Pues le vamos a poner… Unas alitas… Como de pajarito.¡Qué imaginación, Alice! — Ella rio un poquito. — Es una quimera… Se les ha ocurrido a muchos alquimistas.¡Silencio he dicho! O saco a quien hable a dar la clase si tan listos son. — ¡Sí por Dios! Pensó Alice. Eso al menos sería una novedad.

Enfocó a su amigo, a ver qué tal lo estaba llevando, él que no se permitía hacer lo que ella y abstraerse soñando con La Provenza, si no que intentaba estar el cien por cien. Pero estar al cien por cien con Ferguson podía ser mortal. Buah, se le estaban cayendo los párpados, claro. Tenía al lado a Hillary, entonces Sean… Oh, el pobre, con Oly. Bueno pero si había una persona capaz de levantar aquel día era Oly, de hecho, ahí estaba ya preguntando. Olympia tenía una habilidad espectacular para desquiciar a los profesores con simplemente ser ella misma, a Ferguson más todavía. Demasiada luz para alguien tan gris.

De hecho, ni siquiera eran tan raras sus preguntas. Era verdad, ¿qué había pasado con Portugal? Habría magos igualmente, ¿no? Y en el siglo XIII eran una nación independiente, no iban con España… Ah no, pero Ferguson siempre tenía que meter las cosas PORQUE SÍ, seguido de un “apréndaselo”. Suspiró. — ¿Por qué suspiras por Marcus?¿Qué? No suspiro por Marcus. — Mimi se encogió de hombros. — Pues le miras y suspiras. — Ella negó. — No, no, es que esto es… — Y el discurso se volvió a ver interrumpido por Oly.

Ahí ya sí empezaba a tener ideas marca Olympia Lewyn. En medio de la clase, ante un absolutamente atónito Ferguson, la tía se puso en voz alta a crear una palabra. Es que era única. Ya estaba la risa amenazando por salir, y porque no podía ver la cara de Sean, pero fue mirarla Marcus y empezar a notar la risa querer brotar de su garganta. Se apoyó sobre las dos manos tapándose boca, intentando aguantarse, pero es que si Marcus se reía y la miraba… Dios, vaya papeleta. — ¿Qué pasa? — Mimi no estaba ayudando. — Tía, Oly. — Mimi frunció el ceño y dijo. — Al final la castigarán otra vez. — Dijo sin más. Alice se mordió los labios por dentro. — ¿De verdad no te hace gracia? — Mimi se encogió de hombros. — Bueno es que tiene razón pero yo intentaría… ORENGU… — Ya sí que la carcajada se le tuvo que oír desde la garganta y apartándose el pelo de la cara, miró a Marcus. Malísima idea, porque ahora las caras que debía estar poniendo, le estaban provocando la risa a él. — ¡Señorita Gallia! — De nuevo apretó los labios y se puso muy recta, mirando a la profesora. — Cuéntenos ese chiste sobre la Conferencia de 1289 de Orleans tan gracioso que seguro que entendemos todos. — Negó con la cabeza y consiguió controlar la risa. — No, señor, no es ningún chiste.Pues ahora sale usted a la pizarra y me va escribiendo los países que acabo de mencionar de la conferencia y los que vaya mencionando.

Como sabía que así se obligaría a sí misma a controlarse, salió a la pizarra y, efectivamente, se puso a escribir. Rumanía, Suecia, España… ¿Qué más? Y Ferguson seguía hablando, y ella estaba más preocupada de aguantar la risa y lso países se le mezclaban en la cabeza. — Alice… — Oyó un susurro de la primera fila. — Alice, mírame. — Se giró ligeramente y enfocó a Oly, que tenía el pelo rojo cereza con una línea azul oscura, y se lo estaba señalando. — NO-RUE-GA. — Vocalizó. La cara de Sean era de no dar crédito de lo que estaba viendo, es que parecía que se le iban a salir los ojos. — ¡Pero para ya, Olympia, que nos van a echar! — Se le escapó una carcajada pequeñita. — ¿Otra vez con las risas Gallia? ¿Le quito puntos?No, señor, lo siento… — Estaba a punto de llorar pero de aguantarse la risa, y como mirara a Marcus, no iba a haber quien se aguantase. — ¡Pero bueno, señorita Lewyn! ¿Puedo saber qué está haciendo? — Tuvo que taparse la cara con el brazo porque le iba a dar algo.

Merci Prouvaire!


Try not to laugh JCqE0Sy

Try not to laugh QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Try not to laugh V1mQwnV
Try not to laugh 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Try not to laugh Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Try not to laugh Giphy
Ay, los retitos
Try not to laugh Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Try not to laugh Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Try not to laugh Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Try not to laugh Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Miér Nov 17, 2021 12:46 pm

Try not to laugh
CON Alice EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Sabía que iba a ser mala idea mirar a Alice, primero porque se iba a reír él, y segundo y peor, porque se iba a reír ella. Decía que eso era peor porque Alice era bastante más escandalosa que él y porque podía engancharse a algo gracioso aun estando en plena clase, cosa que Marcus nunca hacía. Podía reír momentáneamente por algo concreto, pero luego volvía a concentrarse... Algo le decía que, esa vez, no iba a ser así. La clase estaba siendo tan aburrida que no tenía un punto de concentración al que volver, y la situación que estaban provocando Olympia y el profesor (e indirectamente Sean con su cara de no entender nada) era demasiado ridícula y graciosa hasta para alguien con tanto autocontrol en clase como Marcus.

Tal y como temía, Ferguson pilló a Alice. Estaba claro que enfadarse con Olympia no tenía efecto alguno, porque esta seguía rodando por su propio mundo, así que buscó otra víctima, ¿y quién mejor que la que se estaba riendo abiertamente? Si sabía él que no la podía mirar... Y, aun así, volvió a hacerlo, y al hacerlo, volvió a tener que apretar los labios. En otras circunstancias se hubiera puesto a pensar si es que no puede ser, no está en lo que está, mira que se lo tengo dicho, luego se dispersa, que falta de serenidad y de respeto... Pero hoy es que le hacía todo demasiada gracia: Mimi parecía estar buscando una manera de ayudar a Oly en la distancia, Oly seguía con su agenda particular de buscarle una solución a lo de los países, Sean miraba de hito en hito a todo el mundo, Hillary tenía cara de estar escuchando una historia de misterios por lo que la sorprendía cada cosa que pasaba, y el resto de la clase se dividía entre los que seguían dormidos y los que se estaban muriendo de risa en silencio. Marcus, por primera vez en su vida, en vez de estar en el grupo de los atentos pasara lo que pasaba, estaba en el de los muertos de risa.

Bajó la cabeza, respiró hondo y se rascó la frente, tratando de serenarse, en lo que Alice avanzaba hacia la pizarra. Le estaba costando conseguirlo, y lo que dijo Hillary no se lo puso fácil. - Esta es capaz de ponerse a contar un chiste de verdad. - Se le escapó inevitablemente un estruendoso ruido de garganta que se le agolpó en la nariz y le obligó a taparse la boca y disimular con una tos. Hillary había agachado tanto la cabeza ante el impulso de Marcus que tenía la barbilla clavada en el pecho y una cortina de pelo tapándole la cara, claramente porque se estaba riendo también y lo quería ocultar. Notaba la mirada de Ferguson sobre ellos y el corazón le latía a mil por hora, los ojos le escocían llenos de lágrimas de pura risa y estaba pidiéndose con todas sus fuerzas a su cerebro que, por favor, no enviara más señales graciosas o iba a explotar en carcajadas inevitablemente de un momento a otro, y estaba toda la clase en silencio. Por Merlín, que sufrimiento.

En cuanto percibieron que Ferguson se giró a Alice, Marcus miró a Hillary de reojo. Estaba dando leves botecitos en el asiento de la propia risa. - Por favor, para, que me lo vas a pegar. - Susurró, aunque con una sonrisilla que vaticinaba lo que estaba aguantándose la risa. Hillary seguía con la cara tapada por el pelo, aunque se llevó las manos a esta, claramente para intentar respirar profundo y serenarse, porque le había dado el ataque de risa a ella también. Para rematarlo, Oly seguía hablando. Cuando pidió que Alice la mirara, la miró toda la clase, y el espectáculo era para verlo. Mira, Marcus no iba a poder aguantar la risa ya, debía estar poniéndose colorado de intentar aguantarla. Qué gracia no le estaría haciendo que ni siquiera entró en pánico cuando el profesor amenazó a Alice con quitarle puntos como hacía siempre. Por supuesto, cuando Ferguson preguntó a Olympia qué estaba haciendo, la chica fue la única del lugar que no pilló que se trataba de una pregunta retórica y respondió tan normal. - Ay, perdón, profesor, es que creo que ha sido mi culpa esto. - Cree bien. - Contestó seco el hombre. Pobre Oly, era toda bondad e inocencia, aunque no como Mimi, sino más... ¿Esotérica? ¿Rara? ¿Que parecía que la habían lanzado aquí desde otro planeta? - Yo solo intentaba ayudar. Es que me llegan. - No, por Dios, pensó Marcus, y se tuvo que frotar la cara y respirar hondo otra vez, girándose para no mirar a Olympia. Se conocía los "me llegan" de esa chica. Aquello iba a ponerse aún más estrafalario en breves instantes.

No se equivocó. - ¿Puedo darle otro truquito a mis compis? - La historia no se estudia con truquitos, se estudia estudiando. - Gruñó el hombre, pero Olympia ya estaba empezando a exponer su teoría. Lo dicho, para ella las respuestas del profesor eran poco menos que ruido de fondo. - Yo de repente me traslado a aquella época, y digo, ooommm... - Cerró los ojos y empezó a hacer algo así como meditar. Volvió a mirarla, y peor, volvió a mirar a Sean. La cara de su amigo, no dando crédito al lado de ella, era graciosísima. - Soy la futura Ministra de Magia del que será el futuro Ministerio de Magia que aún no existe, lo estoy formando yo. - La mirada de Marcus le traicionó, como a muchos allí, y sus ojos se posaron en Kyla Farmiga, la que, de hecho, era la hija del Ministro de Magia de verdad. La pobre chica, que ante la sola mención ya debió tensarse, estaba con un codo apoyado en el pupitre y la mano haciendo pantalla en su cara, como si quisiera que no la vieran, colorada... Bueno, de varios colores, porque de repente empezaron a llegar destellos de muchos, y volvió a mirar a Oly. Su pelo se había convertido en un festival. - Tengo delante a... España... Qué bonitos, con sus colores... - Señorita Lewyn, o se calla usted, o la expulso inmediatamente. - La chica se encogió como un animalillo entristecido, el pelo perdió el rojo y amarillo intensos que lucía y se volvió de un triste grisáceo, y Marcus juraría haber escuchado incluso algún que otro "ooh" penoso por ahí, como si alguien hubiera dicho "se acabó el espectáculo".

- Señorita Gallia, estoy esperando. A ver si puede ser que termine mi clase. - Le espetó el hombre a Alice, que seguía en la pizarra. Volvieron a crearse varios segundos de silencio en los que Marcus intentaba no recordar lo que acababa de ver si no quería reírse. Y entonces Hillary se inclinó a él y le susurró. - Ahora es cuando Alice dice, "estaban un francés, un español y un ruso..." - Ya sí que se tuvo que tapar la cara con las manos, y se le caían las lágrimas de la risa de tal manera que se le estaban mojando hasta los dedos. Hillary se tuvo que esconder otra vez, exactamente igual de muerta de risa que él. Y la clase que seguía en silencio. Aunque vamos, nadie ahí se creía que el espectáculo de Olympia se hubiera acabado ahí.
Merci Prouvaire!


We are
Try not to laugh Alchem10

Try not to laugh Freyfirma

Try not to laugh Banner10

Together we are everything:

Try not to laugh Sin-t-10

Try not to laugh Nuestr10

Try not to laugh Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Miér Nov 17, 2021 3:56 pm

Try not to laugh
CON Marcus EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Marcus no se lo estaba poniendo nada fácil, porque le estaba oyendo aguantarse la risa cada vez peor, y que no la hicieran hablar de Hillary, que parecía una sirena del lago nada sospechosa tapándose con el pelo. Aunque para pelos el de Oly, que parecía aquello un festival de color anre la atónita mirada de Sean. Era todo demasiado para no partirse de risa. Se puso el dorso de la mano delante de la boca con intención de contener la risa, y casi parecía que le iba a dar la tos de tanto que estaba conteniendo físicamente la risa.

La pobre Oly se echó encima las culpas, aunque estaban ya todos retroalimentando el borde del ataque de risa. Cuando dijo “es que me llegan” ya estuvo. Oly y sus movidas de que podía llamar a los hechizos. Y Ferguson a lo suyo “la historia se estudia estudiando” gracias, profesor, a nadie se le había ocurrido. Tuvo hasta que flexionar las rodillas para liberar el impulso de reírse viendo a Oly haciendo de futura ministra mágica con el pelo con la bandera de España, mientras Sean le zarandeaba el brazo. — Olympia, para… — Le decía con cara de pánico como si estuviera invocando una criatura maligna. — ¿Y qué departamentos vas a meter, Oly? ¿Plantas y colores? — Preguntó un chaval de Hufflepuff por el fondo. — ¡Holbein! Que no me tenga que enfadar. Y usted Lewyn, deje esas tonterías.¡Oye, pues no es mala idea! ¡Lewyn! — Y ya la tuvo que regañar y ponerle el pelo gris. Con lo divertida que se estaba haciendo la clase.

Buah, eso había sido una risa controlada de Marcus, como que no la conocía, pero ella se hizo la buenecita y se puso a escribir. — COMO IBA DICIENDO… — Insistió Ferguson después de un resoplido. — Gracias a esta convención, se regularizó el departamento de control de… — ¡FRENG! — Saltó de repente Mimi, poniéndose de pie con cara de ilusión. — ¡El acrónimo perfecto! FRENG. — Hubo un microsegundo de silencio, seguido de una atronadora carcajada generalizada, y a Alice se la veía más que a nadie en la pizarra, muerta de risa, cuando Ferguson se le giró. — ¡Todo esto es culpa suya, Gallia! — Ella se señaló a sí misma, sorprendida pero aún riéndose. Qué fácil era culpar siempre a Gallia. — Profesor, pero si yo estaba aquí con usted.¡Claro! Pero es perfecto señor. Ahora mismo las auras de todo el mundo estallan en sabiduría y felicidad y ahora todos sabemos que ¡FRENG! — Dijo imitando el tono que había usado Mimi. — Participó en la Conferencia de Monreal…¡ORLEANS! — Corrigió con un grito Ferguson. — Y todo el mundo en silencio o les castigo esta tarde a todos. — Pero el silencio duró un segundo porque el que más el que menos se miraba y las risas surgían. Y ella, concretamente, miraba a Marcus y le hacía gestos de “para que me va a dar algo”, pero era incapaz de borrar la sonrisa. Siguió anotando nombres importantes en la pizarra hasta que ese chico de Hufflepuff levantó la mano otra vez. — ¿Sí, Holbein?Profe… Pero entonces… ¿Orleans o Monreal? — Y casi podía oír cómo toda la clase contenía otra carcajada y ella, irresponsablemente miraba de nuevo a su mejor amigo y se le empezaba a dar una risa hueca y silenciosa, pero incontrolable.

Merci Prouvaire!


Try not to laugh JCqE0Sy

Try not to laugh QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Try not to laugh V1mQwnV
Try not to laugh 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Try not to laugh Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Try not to laugh Giphy
Ay, los retitos
Try not to laugh Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Try not to laugh Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Try not to laugh Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Try not to laugh Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Miér Nov 17, 2021 5:01 pm

Try not to laugh
CON Alice EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Ya estaba tardando en hablar el alborotador de Holbein. Bueno, tan alborotador no era, más bien era un poco inútil, pero aprovechaba la que podía para soltar una tontería de las suyas y hacer reír a su grupito de amigos. A Marcus le ponía de los nervios, pero tuvo que reconocer que lo del departamento de plantas y colores pegaba tantísimo con Olympia, y ya había llegado hasta tal punto de hacerle gracia absolutamente todo, que no podía parar de reír mientras seguía tapándose la cara. Iba a tener que hacer algo, porque así no podía estar, se le caían los lagrimones de la risa, y nadie pensaba parar con aquello... Y que le castigara Rowena Ravenclaw por su indecencia en el día de hoy, pero por Merlín, qué divertido estaba siendo todo eso, con lo aburrida que estaba la clase. No quería que acabara, solo quería poder reírse tranquilo y a gusto.

¿Y qué hacía Marcus cuando alguien se metía con él o cuestionaba algo? Venirse más arriba, darle la vuelta y hacer suya la circunstancia. Si le salía en esos momentos, ¿por qué no cuando era un momento tan divertido como ese? Sería hasta más fácil. Obviamente no iba a ponerse a decir tonterías en voz alta, pero podía llevárselo a su terreno con gestos, adueñarse de su propia risa en vez que intentar controlarla. Excepto Sean, visiblemente agobiado, sus amigas parecían bastante en sintonía con él. Pues eso pensaba hacer. Lamentablemente, para una vez que tenía más ganas de tonterías que de lecciones, el profesor retomó el hilo de la clase... Aunque ese intento solo duró unos segundos. Nadie esperaba que la que fuera a irrumpir fuese ni más ni menos que Mimi. Marcus la miró con los ojos como platos, luego rodó estos a Alice, y ya sí que se escuchó una carcajada generalizada en la que él se incluyó.

- Ea, ya le están echando las culpas - Susurró Marcus, alzando los brazos y dejándolos caer con frustración, pero sin perder la risa residual. Hillary soltó una risilla y dijo. - Sal a defenderla. - Claro que sí, para que nos quiten puntos a los dos. - Di que sí, todo un caballero... - Soy un caballero Ravenclaw, no un caballero Gryffindor. No me meto en batallas que ya están perdidas. - ¡Señor O'Donnell! - Vaya por Dios. Para una vez que hablaba... - ¿Es más importante lo que habla usted con su amiga que la Convención de 1289? - En absoluto, señor, disculpe por la interrupción. - Dijo, tan bien puesto como siempre. - Solo debatía con mi amiga la unión de estas naciones en concreto para la formación de los primeros Ministerios de Magia. - La historia no es debatible. Es la que es. - Gruñó. Marcus asintió. - Tiene usted razón, profesor. Ya nos callamos. - Dijo correctamente, y pareció dejar al docente contento, pero entonces vio por la vista periférica como Oly se inclinaba exageradamente para mirar a Marcus. - Qué bien habla este chico. El próximo día me siento con él, a ver si me pega sus energías. - ¡Eh! Yo también hablo bien, y no le haces ni caso a mis energías. - Se quejó Sean. El profesor se frotó la cara con desesperación. Les iba a echar a todos de allí, lo estaba viendo venir.

Lo mejor de todo fue la contestación de Olympia al acrónimo inventado por Mimi. Marcus no solía estudiar con esos métodos, pero estaba seguro de que ya no se le iba a olvidar en la vida eso. Tal y como se había propuesto, se llevó la gracia que le hacía todo aquello a su terreno, así que ante lo de "las auras de sabiduría y felicidad", abrió mucho los ojos y asintió gravemente, mirando a Alice, como si Oly acabara de decir lo más interesante que hubiera oído en su vida. Obviamente, intentaba esconder una risilla, y esta casi estalla cuando la chica dijo "Monreal". Se tuvo que tapar la cara, directamente. - Se ve que esa bandera no se la sabe. - Murmuró Hillary mientras él intentaba ocultar su risa, y eso solo hizo que se riera más. - Por Merlín. - Dijo respirando hondo fuertemente y casi con un hilo de voz, con los ojos llorándole de la risa, es que no podía más.

Justo cuando alzó la mirada vio a Alice pidiéndole parar, y él, lejos de parar, emuló exactamente el mismo gesto sorprendido que había hecho ella cuando Ferguson la acusó de ser la culpable de las risas, solo que mucho más exagerado y cómico. Y en mitad de su teatrito, Holbein preguntó, y lo peor es que Marcus sabía que podía incluso no estar de broma, sino tener la duda de verdad. Se inclinó a Hillary y le dijo. - Ah, pero ¿no era en Hamburgo? - Esta soltó una carcajada tan fuerte que hasta le asustó y tuvo inmediatamente que hacerle sonidos de silencio para que no fuera tan descarada, mientras él se reía también. - No le veo la gracia. - Oyó murmurar a Sean, cruzado de brazos y muy digno, y Marcus casi pega un cabezazo en la mesa de lo desternillado que estaba. Le miró, con las lágrimas ya por las mejillas, y movió las manos como lo hacía Oly diciendo. - Te sientan preciosos los colores, Hastings. - Y ya estaba a carcajada limpia directamente, porque la cara de mosqueo de Sean con el pelo de Oly detrás, que había vuelto a ponerse de colorines, no tenía precio.

Menos mal que durante toda esa conversación Ferguson parecía haber tirado la toalla y empezó a apuntar algo en su pergamino. Algo malo, obviamente. - Ahora mismo estoy tomando nota de lo que está ocurriendo en esta clase y pienso dejárselo entregado en mano a los prefectos de vuestras casas. A la señorita Bonard de Hufflepuff y al Señor Grover de Ravenclaw. - Es Bernal, profesor. Es un apellido español. - Dijo Mimi con la dulzura y educación que la caracterizaban, pero Oly dio una palmada en el aire, mirándola contenta. - ¡Ay! ¿Tú ves? Por eso ha sido el primer país que me ha llegado, es que yo la quiero mucho... - Y me temo que no hay ningún Grover, profesor. - Continuó Mimi, prudente. - Creo que se refiere usted a Graves, pero ya no está, era el prefecto del año pasado. - ¡Lo que sea! - Bramó Ferguson, huraño y sin dejar de escribir, haciendo a la pobre Mimi encogerse. - Si quiere puedo llamarlos yo. - Se ofreció Oly. El hombre levantó lentamente la mirada de donde apuntaba, con ganas de asesinar a la chica. - ¿Qué le hace pensar, Señorita Lewyn, que voy a mandarla a buscar a los prefectos precisamente a usted? - La chica, ante la pregunta, pareció haber caído en algo. - ¡Ay, creía que se lo había contado! Yo es que voy ser prefecta, profe. - Ahí sí que Marcus se giró a ella con los ojos como platos. Hillary se estaba riendo maliciosamente al lado de él. - Anda, mira, tu compi. - Le dijo entre risillas. Marcus descolgó la mandíbula. - ¿Cóm...? ¿Cómo va a ser Oly prefecta? Lo que faltaba, vamos, quemaría la escuela. -
Merci Prouvaire!


We are
Try not to laugh Alchem10

Try not to laugh Freyfirma

Try not to laugh Banner10

Together we are everything:

Try not to laugh Sin-t-10

Try not to laugh Nuestr10

Try not to laugh Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Miér Nov 17, 2021 11:22 pm

Try not to laugh
CON Marcus EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Cómo estaría de mosqueado Ferguson ese día que hasta le había caído comentario cortante a Marcus (sí, porque tendría que estar matando a alguien con la pluma para que le regañasen de verdad). Pero es que no le importaba, porque cada comentario que soltaba Oly era mejor, y con el cenizo de Sean al lado, ya para qué querían más. — ¡Haaaaastings está por Olyyyyyy! — Bufó Holbein desde el fondo, levantando risas y “uhhhhhs” por toda la clase, pero la chica se incorporó. — No, no, noooo… No va por ahí su aura chicos, que la veo… Es completamente dorada como… ¡Señorita Lewyn! No se lo voy a avisar una vez más, de verdad se lo digo. Estoy cansado ya. — Y su amigo con el pitorreito de Hamburgo, y ella teniendo que refugiarse en mirar a la pizarra para no volver a reírse a carcajadas al lado del profesor. Encima Sean con sus cenicidades no se lo estaba poniendo nada fácil para no tirar la toalla ya con lo de disimular.

Y Ferguson diciendo que tomaba nota del comportamiento. Ni medio segundo tardó Alice en mirar por encima del hombro del profesor desde su posición privilegiada y ver que no estaba escribiendo, solo haciendo rayajos encadenados como si lo escribiera de verdad. Y a ver, la clase estaba mucho más divertida así, la verdad, así que miró a toda la clase y negó con la cabeza, haciendo el gesto de escribir. Vamos, por no, no se sabía ni el nombre de los prefectos. Ya iba ella a ofrecerse para llevarle personalmente el parte al tal Groves, cuando los Hufflepuff y su dulce corazón delataron que se estaba equivocando. Miró a Mimi con los ojos muy abiertos y su amiga le devolvió una mirada confusa, pero ella simplemente chasqueó la lengua y volvió rápidamente a la pizarra antes de que Ferguson se diera la vuelta.

Abrió mucho los ojos y se giró a mirar a Oly directamente. ¿Olympia Lewyn prefecta? Ahí ya sí que tuvo que mirar a Marcus y soltar una risita malvada. Estaba DESEANDO ver a Marcus desenvolverse en la prefectura con Oly y sus auras y sus colores al lado. Más o menos como estaba Sean ahora. — Bueno, eso de ver las auras es muy útil para la prefectura. — Dijo casi sin poder contener la carcajada al hablar. Oly asintió y la señaló. — ¿Veis? Alice entiende… — Pero Ferguson se giró hacia ella como si acabara de matar a alguien. — Gallia, ¿se está usted riendo de…? — Pero de repente cambió el foco y miró la pizarra. — ¿ME QUIERE DECIR QUE PONE EN LA PIZARRA? — Mierda. Pensó ella, girándose. Hamburgo y Monreal. El cerebro la había traicionado por estar pensando en lo que no debía. Se giró con cara de circunstancias a los compañeros y les miró. Qué mala baba tenían que ninguno le había dicho que se estaba equivocando. Y ya estaban todos aguantándose la risa otra vez y ya era complicado aguantarse ella. Miró a Marcus y se cruzó de brazos — Tú podrías haberme avisado. — Y trataba de sonar seria y negar con la cabeza, pero no le salía. — Profe. — Intervino Olympia. — Estoy pensando que mejor será si obviamos los topónimos, porque la verdad es que nos estan liando a todos, y al final no nos van a quedar claros los conceptos básicos, que es que todos los países nos juntamos como amigos para tener Ministerios de Magia, ¿o no? — Ahora hasta el traidor de Sean se estaba aguantando la risa. — ¡Claro! ¡Ese es el espíritu de FRENG! — Saltó Mimi, emocionada. Definitivamente, para Historia, merecía la pena tener a los Hufflepuffs allí, porque desquiciaban al viejo pero nadie podía acusarles de hacerlo porque lo enfocaban desde la más absoluta adorabilidad.

Merci Prouvaire!


Try not to laugh JCqE0Sy

Try not to laugh QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Try not to laugh V1mQwnV
Try not to laugh 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Try not to laugh Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Try not to laugh Giphy
Ay, los retitos
Try not to laugh Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Try not to laugh Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Try not to laugh Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Try not to laugh Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Jue Nov 18, 2021 12:27 am

Try not to laugh
CON Alice EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Hillary bufó y dijo, rodando los ojos. - Mira, que tío más tonto, de verdad. - Cuando Holbein empezó con la broma de que Sean estaba por Oly. ¿De verdad? A parte de que era un poco infantil, es que, ¿dónde había visto Holbein señal alguna de que a Sean le gustaba Oly? Si estaba el pobre que le iba a dar algo. Eso sí, Marcus rio entre dientes y le susurró a Hillary. - Creo que con eso de los colores se refiere a ti. - Y yo creo que lo de reírte en clase por primera vez en tu vida te está friendo el cerebro. - Le devolvió.

- Madre mía. - Murmuró Marcus, apoyando el codo en la mesa y tapándose los ojos con una mano, mirando solo de reojo lo que estaba haciendo Alice. O sea, Ferguson haciendo un parte para los prefectos y con el cabreo que tenía, y ella mirando por encima de su hombro. Como la pillara le iba a estar restando puntos lo que quedaba de curso. Por si esto no fuera poco, le dio más pábulo a lo que decía Olympia de las auras, aunque el profesor se indignó con algo más. Cuando Marcus lo vio, lo que habitualmente le provocaría rodar los ojos con superioridad y desdén, le hizo tener que llevarse ambas manos a la boca con un delator ruido de inminente carcajada que apenas pudo controlar, inclinándose en el pupitre y caso dando con la nariz en este. Cuando se pudo erguir se encontró con una acusación frontal de su amiga, lo que le hizo abrir mucho los ojos y señalarse el pecho con las dos manos, con una graciosa cara sorprendida. "No lo había visto", gesticuló con los labios sin emitir palabra alguna, y de nuevo aguantándose la risa. Esperaba que el profesor no le hubiera visto a él.

Lo mejor fue el alegato de la creación de los Ministerios de Magia "como amigos". De verdad, era envidiable la visión del mundo que tenían los Hufflepuffs. El entusiasmo de Mimi volvió a desatar varias carcajadas que Ferguson cortó de raíz (o lo intentó, al menos). - ¡Haced lo que queráis! Estos niños... Quiero ver todos y cada uno de los países en el parcial, o pondré un cero automático al que le falta uno tan solo. ¡Gallia! Váyase ya a su asiento. - Bramó, señalando el pupitre de Alice con un gesto de la mano, mientras seguía gruñendo de fondo como un perro enfadado. - Sigamos con la lección. Hoy toca el tema de la convención de 1289, hoy y solo hoy. Lo que no dé tiempo a dar, se queda sin dar. - Vaya, eso ya no le hacía tanta gracia. Echó un rápido vistazo a las páginas. No quedaba mucho temario, aunque con Ferguson nunca se sabía, con tantas vueltas que daba y lo lento que hablaba.

Retomó el tema y la clase volvió, poco a poco, a sumirse en un espeso aburrimiento. - Otro de los logros conseguidos en dicha convención fue la creación de la ley mágica, compuesta de tres estatutos. El primero de ellos, el Estatus de la Discreción, es una primera edición del que tenemos en estos días, con el mismo nombre, que establece... - Contuvo un bostezo. Había vuelto a reconectar, porque a Marcus eso no le gustaba trabajo, pero el bajón después de la risa había sido demasiado brusco. Giró los ojos y miró a Alice, y coincidió que ella le miraba a él. Mala idea. Tuvo que apretar los labios con fuerza para no reírse otra vez, mirando al pergamino y tomando notas para disimular. - Tercer estatuto: la ley para la regulación de la caza de seres mágicos. Como comentaba anteriormente, los conflictos con gigantes y gente del agua eran frecuentes. Los centauros, por su parte, contaban con un estatus superior, similar al de los humanos. Esto generó un conflicto tanto de intereses como de ética, pues algunas de estas criaturas, como las aves fénix, empezaron a considerarse... - La enorme aldaba de la puerta golpeó la madera con gran estruendo, haciendo a todos despertar de su sopor y girarse. El profesor frunció el ceño. - ¿¿QUIÉN ES?? - Preguntó gruñón. La puerta se abrió y apareció una de las personas más felices del castillo asomando la cabeza por allí.

- Bueeeeenaaaas. Espero no interrumpir demasiado. ¡Vengo con material! - ¡¡Profe!! - Saludó Olympia, toda alegría, agitando el brazo en el aire para ser vista (como si con su pelo no fuera suficiente). El Profesor Kowalsky devolvió el saludo con una sonrisa. - ¡Anda! Pero si son mis niños de Hufflepuff. Y con los chicos más listos del castillo. - Profesor Kowalsky, ¿puedo saber el motivo de la interrupción? - El hombre perdió un poco la sonrisa, quedándose ligeramente cortado en mitad del pasillo. - Eeem, me pidió usted que viniera. - Lo dudo profundamente. - Enfatizó. En ese momento, el profesor se agachó, abriendo su maletín. - ¿No es esta la clase en la que iba a darse la Conferencia de 1289? - Eso intenta ser. - Volvió a gruñir Ferguson, que miraba con cara de muy malas pulgas y el ceño tan fruncido que se le juntaban las dos cejas el maletín que Kowalsky estaba abriendo. - Ah, pues... En ese caso, me dijo usted que conforme fuera llegando el final de la misma, me acercara con mis snidgets. Ya habrá llegado usted a la parte de... - ¡NO! - Bramó, y entonces miró el reloj. Y volvió a gruñir. Kowalsky se incorporó con esa cara de disculpa tan Hufflepuff. - Ooooh vaya... Bueno, pero ya que estoy aquí. - Dijo jovial, y se dirigió a la mesa, poniéndose al lado del profesor. Marcus volvió a mirar a Alice y a aguantarse la risa, solo de ver el contraste entre la alegre luminosidad de Kowalsky y un Ferguson que estaba ya a esas alturas con ganas de lanzar varias maldiciones imperdonables.

- ¿Quién me dice cómo se llaman estos amiguitos? - ¡¡Son snidgets!! - Dijo una voz tan contenta como alegre desde el final de la clase, también alzando el brazo en toda su extensión para dejarse ver. - Las snitchs doradas que se usan en el quidditch están inspiradas en ellos. Se crearon cuando prohibió su uso en los partidos por atentar contra la integridad de la criatura. - ¡Ding ding ding! ¡Tenemos premio para Millestone! ¡Cinco puntos para Hufflepuff! - ¡Señor Kowalsky! - Bramó Ferguson, mirándole con dificultad desde su asiento. Cada vez que ese hombre tan anciano se movía parecían sonarle todas las tuercas. - Si no es mucho pedir me gustaría ser yo quien decida los puntos que dar y quitar en mi propia clase. - Oh, perdón, perdón, ya ya, es que me he emocionado. - Rio un poco y dejó un snidget en su mesa, delante del malhumorado profesor. - Ya no le robo más protagonismo, puede usted seguir ilustrando su... - ¡¡Quite esta cosa redonda de mi mesa!! - Bramó, y Marcus estaba llorando de la risa otra vez, pero sin quererse reír. Kowalsky casi dio un bote del susto por el bramido, y se llevó al snidget a sus brazos otra vez. Marcus pasó la mirada por su entorno y se encontró a Oly totalmente encantada, con los codos en la mesa y la cabeza en sus manos, y el pelo tan dorado como el snidget. Sean la seguía mirando de reojo. Le dio un codazo a Hillary y señaló a su amigo con un gesto de la cabeza, lo cual hizo a la chica estallar en una carcajada otra vez. Pues vuelta a las andadas.
Merci Prouvaire!


We are
Try not to laugh Alchem10

Try not to laugh Freyfirma

Try not to laugh Banner10

Together we are everything:

Try not to laugh Sin-t-10

Try not to laugh Nuestr10

Try not to laugh Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Jue Nov 18, 2021 8:58 am

Try not to laugh
CON Marcus EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
No solo se estaba riendo de ella, sino que se estaba riendo tanto el muy traidor que había dado con la cara en el pupitre. Alice dio un respingo ante el alegato de Ferguson y borró Hamburgo y Monreal y puso Orleans en grande en la pizarra, todo fuera que ahora suspendieran por su culpa (y la de todos por el ambiente, pero bueno, ya sabía quién acababa pagando), justo antes de que, por fin Ferguson la mandara a su sitio.

Lo malo era que la clase había retomado su ritmo insoportable y eso la hizo suspirar y volver a lo de antes. Mimi estaba considerablemente más contenta que antes y ya se había puesto a diseñarle un hábitat a la quimera que había dibujado, pero Alice estaba el doble de aburrida, después de ver lo diver que podía ser la clase. — Ponle un collar que ponga FRENG. — Dijo por lo bajini a su amiga, provocando sus risitas. Mira, al menos podía hacer reír a Mimi. Y justo Marcus la miró. Pero, ¿qué tenía su amigo hoy que era mirarla a la cara y empezar a brotar la risa en su pecho. Se tapó la mano y trató de mirar a otro lado, pero sus ojos volvían a Marcus y se volvía a reír irremediablemente. Le vocalizó “para” a ver si apartaba la vista, pero nada, ese quería acabar con ella hoy. — Pero, ¿qué os pasa? — Preguntó Mimi con una risita. Alice negó tratando de controlar la risa y señalando a su amigo. — ¡Es que mírale! No puedo más. — Y escondió la cabeza en los brazos, desahogando con una risa silenciosa.

El que faltaba. Kowalsky entró por la puerta interrumpiendo totalmente a Ferguson, pero ganándose una sonrisa brillante de todos los alumnos de su casa, aunque Oly de la que más. La noche y el día con el profesor de Historia, desde luego. Se contuvo una carcajada con lo de que dudaba que le hubiera llamado, porque es que Alice también lo dudaba. Kowalsky no pegaba nada con ese peñazo de clase y, por no, no pegaba ni hablando con Ferguson. Y, por supuesto, como buen agente del caos, pasó del profesor de Historia, y se dedicó a hacer preguntas como si aquella fuera su clase. Cuando le dio los puntos al de Hufflepuff, la carcajada amenazó con salir de nuevo, porque la cara de Ferguson era un poema, y la forma de girarse hacia él es que parecía un chiste orquestado por los dos.

Y Alice estaba aguantando el equilibrio de la risa hasta que oyó a Hillary soltar una carcajada, seguro que porque le habría visto la cara a Sean. Pero la snidget se asustó y salió volando superrápido por la clase. — ¡No! ¡Vuelve Ruthie! — Dijo Kowalsky con vocecilla de pena. — Lo que me faltaba… — Dijo Ferguson frotándose la frente, momento en el que Alice cayó en algo. — ¿Ha llamado a la snidget como la profesora Mustang? — Preguntó incrédula, abriendo mucho los ojos. Kowalsky movió la cabeza un poco apurado, mientras se intentaba mover para recuperarla. — Ehhhh sss… Bueno… Es… Sí, no, Ruth es un nombre muy normal. — Oly se puso de pie en la silla y gritó. — ¡Neil! Que te va a ti cógela. — Y Holbein saltó también para atraparla, y lo consiguió durante unos segundos, hasta que salió disparada al otro lado de la clase, donde estaban Alice y Mimi. Alzó la mano para cogerla, pero como no había nacido para jugar al quidditch, se le metió por la manga de la túnica y empezó a moverse frenéticamente por ahí dentro, arrancándole unas carcajadas escandalosas por el roce de las alitas por todas partes. Lo peor es que Kowalsky se acercó muerto de risa hacia ella. — ¡Muy bien, Gallon! Una manera válida como otra cualquiera de atrapar una snidget. — Y Alice ya no sabía si se reía del profesor, de las cosquillas o de ver a todos sus amigos muertos de risa. — Te daría puntos, pero no quiero que me regañen. — Dijo mientras le agarraba el brazo y buscaba dentro hasta coger la snidget. La escena era para haberla retratado.

Merci Prouvaire!


Try not to laugh JCqE0Sy

Try not to laugh QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Try not to laugh V1mQwnV
Try not to laugh 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Try not to laugh Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Try not to laugh Giphy
Ay, los retitos
Try not to laugh Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Try not to laugh Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Try not to laugh Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Try not to laugh Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Jue Nov 18, 2021 12:47 pm

Try not to laugh
CON Alice EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Para sorpresa de todos, la carcajada de Hillary había asustado al snidget, que salió volando sin control. No, si al final el desastre de clase iba a acabar siendo culpa suya. - ¡Mira! Esto por ser una escandalosa riéndote. - Le dijo entre risas. La chica, que se había quedado tapándose la boca con las dos manos y con ojos desorbitados, le dio un manotazo en el brazo. - ¡Sí, hombre! ¿A quién se le ocurre traer un bicho a clase? - Al rey de los bichos. - Respondió Marcus, señalando con la cabeza a un Kowalsky que daba torpes vueltas por la clase tratando de atrapar el snidget, lo cual les hizo volverse a reír.

Estaba sacando la varita porque se ve que a NADIE en esa clase se le había ocurrido petrificar a la bola danzante esa para que parara quieta (si es que tenía que venir un Ravenclaw a solucionar las cosas), pero el que se quedó petrificado fue él cuando escuchó a Alice preguntarle a Kowalsky si había llamado al snidget como la profesora de Herbología. Le dio tal ataque de risa que no hubiera podido usar la varita ni para invocar un Lumos si quiera, como para petrificar a un animal que no paraba de dar vueltas. Le dolía la barriga ya de doblado que estaba, y Hillary estaba igual. Hasta Sean se estaba riendo. Cosa que, obviamente, a la primera que no pasó desapercibido fue a Olympia, que se vio contagiada por la risa y, mirando a Sean, le dio con el dedito en la mejilla. - Ay, mira, así estás mucho más guapo. - Sean chistó y se revolvió, perdiendo ya la risa por completo. - ¡Ay, Oly! ¡Tú te crees! - De verdad que Marcus estaba que le iba a dar algo, se iba a caer al suelo ya porque las fuerzas no le sostenían de lo mucho que se estaba riendo.

El snidget cayó en manos de Neil Holbein y por un momento lo creyeron controlado, pero no. Y su siguiente parada no fue otra que la manga de Alice. Ya sí que soltó una carcajada estruendosa, y se giró en su asiento para mirar al compañero de atrás, que estaba llorando de la risa también. - ¡Eh, Corner! ¿Qué me dices? ¿Nuevo fichaje para el equipo de Ravenclaw? - El chico, que había entrado ese año como guardián en el equipo, estaba también doblado de risa y le contestó. - Ideal para que le coja aún más manía la Prefecta Roslin, que le quite el puesto de buscadora. - Y más risas. Y Ferguson gruñendo y mascullando cosas de fondo. Le iba a dar algo, le llegaban las lágrimas a la corbata ya.

La que también se estaba riendo muchísimo aunque parecía haber recalado en otra cosa, fue Hillary. - ¿Es que los profesores de este castillo no se saben ningún nombre? - Marcus la miró con una sonrisa orgullosa y una caída de ojos y respondió. - El mío sí. - Il mii sí. - Se burló la otra de vuelta, y luego volvió a su tema. - No ha dejado que le de puntos a Millestone porque ese chico también es hijo de muggles. - Marcus miró a su amiga, extrañado. - ¿Qué quieres decir? - Ella ladeó la cabeza, mirándole de reojo con una obvia cara de circunstancias. No era tonto, sabía lo que Hillary quería decir, pero en la cabeza de Marcus no entraba que un profesor fuera a tratar a un alumno diferente por eso. Si hacía méritos, hacía méritos. - ¿Te has dado cuenta de que solo me mira cuando me siento contigo? ¿No has visto como ha dicho antes "O'Donnell" bien alto y claro y se ha referido a mí como "su amiguita"? - O sea que por eso te sientas conmigo en Historia, ¿no? - Hillary hizo una pedorreta. - Eres idiota. - Y tú deberías estas en Slytherin. - Oh, venga ya, Marcus. Tú harías exactamente lo mismo que yo. - Y también estaría en Slytherin si no fuera tan listo, pensó, pero Hillary había suspirado y girado de nuevo el tema. - Igualmente, Millestone es el niño bonito de Kowalsky por ser Hufflepuff y, sobre todo, porque es un crack en Cuidado de Criaturas Mágicas. Ya le dará los puntos en esa asignatura, ¿qué te apuestas? - Eso hizo a Marcus reír entre dientes y buscar al tal Millestone con la mirada, a ver si se había quedado muy contrariado por el corte de Ferguson. Nada más lejos, estaba mirando al snidget con adoración, claramente o pensaba como Hillary, o le había dado exactamente igual.

- ¡Y aquí está! - Dijo Kowalsky, victorioso, agarrando el brazo estirado de Alice con una mano y al revoltoso snidget con la otra. - ¡Un aplauso para nuestra heroína de...! - ¡¡¡NO NO Y NO!!! - Casi se arrancan los aplausos, pero eso debió ser lo que colmó la paciencia de Ferguson, quien había dado un golpe en la mesa y se había levantado (por fin, Marcus juraría no haberlo visto nunca de pie) de su asiento. - ¡Nada de aplausos ni de heroínas ni de bichos voladores! ¡¡Kowalsky!! ¡¡No le quito a usted puntos para su casa porque no puedo!! - El hombre soltó apesadumbrado el brazo de Alice (menos mal que no había soltado el snidget). - ¡No he podido llegar a la caza de snidgets porque esta jauría de díscolos no me lo permite! - Hasta el snidget se estaba revolviendo penoso en brazos de Kowalsky, tapándose la cara entre su túnica. - ¡Aunque igualmente ya ha destripado un alumno suyo de qué va la historia, así que espero que lo hayan escuchado, porque este que está aquí no la piensa contar! - Escupió, y ahora sí que estaba el tal Millestone escondido como una tortuga en su silla. - Y ahora, si no le importa, vuelva a sus quehaceres, Señor Kowalsky, que pueda cerrar mi clase. - El hombre agachó la cabeza y se fue con tristeza de allí. Ferguson volvió a sentarse, mascullando. - Y vosotros, sacad pergamino y pluma. Todo lo que no se ha dado del temario, lo haréis como trabajo para la próxima clase. - Se oyeron varios lamentos, pero eso no frenó al profesor. Marcus suspiró y se dispuso a tomar nota.
Merci Prouvaire!


We are
Try not to laugh Alchem10

Try not to laugh Freyfirma

Try not to laugh Banner10

Together we are everything:

Try not to laugh Sin-t-10

Try not to laugh Nuestr10

Try not to laugh Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Jue Nov 18, 2021 8:33 pm

Try not to laugh
CON Marcus EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
Ya se iba a reír con el espectáculo de Kowalsky cuando le sacó la snidget, por Ferguson estalló. Al contrario que la jefa, o Mustang o, Merlín no lo quisiera, Fenwick, Ferguson cuando se enfadaba, no daba ningún miedo, es más, parecía más ridículo, y daban ganas de decirle “jubílate ya”. Alice quitó el brazo y la sonrisa, cruzándose de brazos. ¿Cómo se podía ser tan cenizo? ¿No se daba cuenta que así solo conseguía que pasaran más todavía de él? Vale que los Hufflepuffs eran un poco caóticos, y que la habían liado un poco grande con la snidget, pero jope, tampoco era para ponerse así. No, y encima ahora arremetía contra el pobre chaval que lo había adivinado. — ¿Pero qué dice ahora de destripar la historia? — Comentó por lo bajini con Mimi. — Que es historia, literalmente ya ha pasado, no te la pueden destripar. — Suspiró y entornó los ojos, mientras veía irse a Kowalsky con las orejas gachas y la snidget en brazos, como si, efectivamente, fuera un Hufflepuff más al que le habían quitado puntos.

Por supuesto, Ferguson aprovechó la coyuntura para no dar temario y mandárselo de deberes. De verdad, a ella no le importaba estudiar historia y hacer trabajos, pero es que… Aquello era Ferguson no queriendo trabajar y ya está. Apuntó los temas y se puso a recoger. La clase había merecido la pena por las risas incontrolables, pero la verdad es que le había dejado ligeramente mosqueada con aquel final tan desagradable.

Recogió las cosas y salió con Mimi, subiéndose al poyete del muro del pasillo para esperar allí a Marcus, que según veía, se había quedado hablando con Corner y Sean. — Creo que a Sean le pongo un poco nervioso. — Salió Oly comentando con Hillary. — Que no, mujer, si es que es muy cenizo el pobre… — Decía su amiga aún con risa residual. Cuando llegó a su altura le dio en la pierna. — Tía, casi me muero de la risa, vaya clasecita me has dado. — Ella se rio también pero ladeó la cabeza. — Ya, pero ahora hay que ponerse con los trabajos, puf… A mí me vendría mejor invertir el tiempo en Transformaciones, o estar en el invernadero.Alice viviría en el invernadero, como una plantita, en el fondo no es un pajarito, es una florecita. — Dijo Mimi riéndose a su lado. Ella correspondió a la risa. — Un poco de todo, como tu zorrito con alas… — Pero estaba un poco lejos de allí. Más concretamente, estaba mirando a Marcus reírse, porque cuando se reía, arrugaba los ojos y era muy gracioso, y le gustaba… Le gustaba mucho verle así. — ¿Qué miras? — A Marcus. — Contestó Hillary mirándola con malicia. Alice chasqueó la lengua y entornó los ojos. — Estaba mirando a ver si salían ya los muy pesados, que tenemos que organizarnos esta tarde en la biblioteca…Ya, ya… — Dijo su amiga con tono sarcástico. — No me extraña que le mires, tiene un aura que es una preciosidad, brilla en seguridad… — Las tres chicas se rieron y Mimi, entre risas dijo. — Sí, Oly, eso y que tiene un risa muy cuqui también… — Alice se giró. ¿Había dicho Mimi que Marcus tenía una risa cuqui? ¿Qué era cuqui? O sea, ¿le gustaba la risa de Marcus? ¿Le gustaría su amigo?

En esas estaba, cuando el tal Holbein, salió con un chico de pelo largo detrás de él, escondido. — ¡Eh, Gallia! ¡Gallia! — Vino gritando, como un orangután. Alice era muy sociable con todo el mundo, pero es que cuando los chicos se ponían en ese plan… — ¿Qué? — Vio como intentaba tirar del otro chico. — Que a mi amigo Theo le gustas un montón, está perdidito por ti. — Y se puso a dar besos al aire. Lo de Holbein era un caso de estudio. — ¡Neil! ¡Para! — Suplicaba el que ella suponía que era Theo, y por un momento, cruzó la mirada con los ojos muy grandes azulísimos del chico. Ah, ese era amigo de Mimi. De hecho ella chasqueó la lengua y dijo. — ¡Neil! ¡Cómo eres! — Theo estaba tirando de él, pero el otro seguía gritando mientras se iba. — ¡Si quieres novio aquí tienes uno! ¡Acuérdate de él! ¡Theodore Matthews! — Hillary empezó a darle codazos. — ¡Tía! Que le gustas a ese de Hufflepuff. — Alice entornó los ojos. — Mimi, ¿no es amigo tuyo?Eh, sí… Tú pasa de Neil que es idiota.Le ha dejado el aura a Theo temblando. — Dijo Oly negando con la cabeza, como desolada. — Pero esta vez ha dicho la verdad. Está colado hasta los huesos por ti, Alice. — Hillary se empezó a partir de risa. — ¿Quién está por ti? — Preguntó Sean llegando. — Ella negó con la cabeza. — Nadie, ¿nos vamos ya o qué? — Marcus llegó justo después. Saltó del poyete y le dio un codazo. — Vaya tela tienes, no has parado de hacerme reír, y encima liándome con lo de Hamburgo. Y aquella con Monreal. — Oly se llevó las manos a la cara, pero no paraba de reírse. — Os juro que es que me lío un montón. — Hillary soltó una carcajada. — Ya nos hemos dado cuenta.¿Coméis con nosotros, Hufflepuffs? — Preguntó con una sonrisa, aunque se quedó mirando a ver si Mimi se fijaba en Marcus. Pero no, estaba tan normal… Igual había sido un comentario sin más. Ojalá porque… Bueno, era más guay si eran todos amigos sin más y… Ya está...


Merci Prouvaire!


Try not to laugh JCqE0Sy

Try not to laugh QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
Try not to laugh V1mQwnV
Try not to laugh 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
Try not to laugh Wm7AwJV
Ante todo, amigos
Try not to laugh Giphy
Ay, los retitos
Try not to laugh Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
Try not to laugh Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

Try not to laugh Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

Try not to laugh Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Try not to laugh Empty

Vie Nov 19, 2021 12:05 am

Try not to laugh
CON Alice EN Aula de Historia de la Magia EL 3 de febrero de 1998
En cuanto Ferguson dio la lección por terminada, los alumnos no tardaron ni medio segundo en levantarse en tropel, deseando marcharse, en parte porque todos tenían siempre muchas ganas de irse de esas lecciones tan aburridas, y en el caso de la de hoy, en otra parte porque estaban deseando poder reírse a gusto (aunque más de uno se había reído abiertamente, Marcus al menos en muchos momentos había hecho por disimular). - Ey, O'Donnell. - Le llamó Corner, por lo que se giró mientras terminaba de recoger sus cosas. - ¿Hoy sí me dejas tus apuntes? - Qué pesado, ¿es que no te cansas de pedírmelos? - ¡Si no quiero copiarme! Es solo por contrastar. - Yo que tú empezaría a cobrar dinero. - Dijo Hillary, levantándose. Marcus rio y la miró. - Pues mira, me lo voy a pensar. - Pff, vaya dos Slytherins. - Tú calla, Gryffindor. No es digno de un Ravenclaw pedir apuntes. - Ni reírse de un compañero tampoco. - Dijo Sean, quien acababa de aparecer por allí y coronó su frase dándole un pergaminazo en la cabeza. - ¡Au! ¡Eh! - Se quejó Marcus, frotándose la cabeza y mirando desde su asiento a su amigo, que se había puesto de pie a su lado. No podía mantener una expresión ofendida ni malhumorada, porque solo verle la cara le recordaba todo lo vivido y le volvía a hacer gracia.

- No me apetece nada este drama, así que... - Dijo Hillary, y se fue de allí. Sean puso los brazos en jarra, sin dejar de mirar a Marcus con enfado. - Eso. Sigue riéndote. - Tío, es que ha sido graciosísimo. - Le dijo con sinceridad, entre risas. Corner también se puso a reírse, y Sean bufó. - La próxima vez os sentáis vosotros con ella. - Más quisiera yo. - Suspiró Corner, quien se levantó mientras terminaba de recoger. - A veces sueño que viene a animarme a los partidos con una pancarta gigante. - Sean sacó el labio inferior, pensando, como si estuviera dilucidando si sería un sueño bonito a tener. Marcus negó con resignación. - Tío, en serio, no se puede tener una aspiración tan baja. - El otro se encogió de hombros. - Por algo hay que empezar. - Pues nada, la próxima vez te sientas tú con ella y todos contentos. - Determinó Sean. Marcus se volvió a reír, así que su amigo bufó y soltó otra perorata sobre por qué le parecía indignante que se riera de él, tras lo cual avanzó a la puerta a grandes zancadas por delante de los otros dos Ravenclaw.

Corner se despidió de él nada más salir del aula y Marcus fue a reunirse con sus amigos, que estaban todos congregados en la puerta junto a algunos Hufflepuffs... Mimi entre ellos. Esbozó una sonrisita sonrosada a la chica, pero trató de disimular. Ni la propia Mimi ni nadie, ni siquiera Alice, con quien lo compartía todo, sabían que le gustaba. Creía que lo llevaba bastante bien disimulado, nadie parecía haberse dado cuenta, y prefería que siguiera siendo así. El codazo de Alice le sacó de su pompa y le hizo reírse a carcajadas otra vez. - ¡Que yo no he hecho nada! Lo has liado todo tú sola. - Mmm, ¿podría usar esa baza para hablar con la otra chica? Lo podía intentar. - ¡Eh, Mimi! ¿A que tengo razón? ¿A que es una lianta? - Preguntó sonriente, dando un toquecito hombro con hombro a Alice. La chica rio, con esa risita tan cristalina y bonita que tenía. - Qué va, pero si solo estábamos haciendo dibujitos. - Oooohh dibujitos en clase, qué poco Ravenclaw. - Mimi volvió a reír. - Pero eran muy bonitos. - A Marcus le parecía bonita la visión que tenía Mimi del mundo, la verdad. - Y confirmo que cada vez que te miraba se reía, algo estarías haciendo. - Pero eso es porque tengo mucha gracia natural, no es mi culpa. - Dijo con su puntito chulesco de siempre, haciendo a la otra reír. Le gustaba hacer a Mimi reír, y a Alice.

Por supuesto, se enganchó a la propuesta de su amiga, y también a su brazo (porque no se iba a agarrar al de Mimi, vamos, le daba algo). - ¡Sí! Comamos todos juntos. A lo mejor entre todos conseguimos enterarnos de qué pasó en la Convención de 1289. - Eso provocó una carcajada generalizada. Tras esta, miró a Alice y le susurró divertido. - No sé como te las ingenias para hacerme reír hasta cuando no estás sentada conmigo. - Bromeó, aunque luego encogió un hombro y sonrió. - Pero ha estado bien. - Hasta cuando estaban separados, en el fondo, seguían estando juntos.
Merci Prouvaire!


We are
Try not to laugh Alchem10

Try not to laugh Freyfirma

Try not to laugh Banner10

Together we are everything:

Try not to laugh Sin-t-10

Try not to laugh Nuestr10

Try not to laugh Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3650
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba