Últimos temas
But in my arms she was always Lolita ━━ wishlist.
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyHoy a las 2:34 pm por Mirza

Hakuna Matata WL
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyHoy a las 1:57 pm por Mirza

— sky is de Limit WL
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyHoy a las 1:48 pm por Mirza

I cry for love ღ WL
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyHoy a las 1:27 pm por Mirza

Registro y conteo de puntos
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyHoy a las 7:39 am por Dafne

In the mood for love.
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyHoy a las 5:51 am por Tostadita

Ronda 4 - Turno de Lizz
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyAyer a las 11:32 pm por Freyja

— We are venom for each other
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyAyer a las 8:47 pm por Timelady

Love in shades of wrong
─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. EmptyAyer a las 8:06 pm por Timelady

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. Empty

Miér Nov 17, 2021 3:10 am
ASTORIA GREENGRASS
Ahora debes matarle, Greengrass. Mátale— insistió Dolores Umbridge, y su enorme rostro estaba cerca, demasiado cerca, irrumpiendo en el espacio personal de Astoria, como si quisiera tragársela. Parecía más aterradora que de costumbre, deformada e hinchada como un pez globo. La muchacha intentó alzar la mano en la que llevaba la varita, pero ésta no quería moverse.

Era como si la mirada aterrada del niño de primer año que tenía adelante la hubiese hechizado, congelándola en su sitio para que no pudiese obedecer la orden de la suma inquisidora. —¡Qué te pasa! ¡Hazlo, vamos niña!— volvió a arremeter la adulta, enfundada en su típico traje rosa pálido, que contrastaba con la oscuridad lúgubre que se había apoderado del pasillo.

MÁTALE, ASTORIA, MÁTALE

Astoria Greengrass se incorporó velozmente en la cama con un jadeo ahogado. Con el corazón desbocado, tuvo que inspirar una gran bocanada de aire, y luego otra. Mientras recuperaba la calma, parpadeó en la penumbra, tratando de ubicarse en tiempo y espacio, intentando regresar a la realidad. No estaba allí Dolores, ni el pequeño, ni el pasillo hundido en la negrura, sino que se encontraba en su habitación, y el único sonido que rompía el silencio eran las respiraciones de sus compañeras de cuarto, plácidamente dormidas. Pero el oír la respiración ajena no logró que pudiera acompasar la propia. La niña de 14 años todavía se encontraba agitada, alborotada por el miedo, y sabía que si se quedaba sólo daría vueltas en el colchón, por lo que no le quedó más remedio que encaminarse con sigilo hasta la sala común.

Enfudada en su pijama de dos piezas, acomodada con las rodillas contra el pecho en un sofá de terciopelo esmeralda, era incapaz de apagar su cerebro, que continuaba reviviendo la pesadilla. Era como si las dudas que evitase en el día a día, se hubieran encaramado hasta su cabeza, específicamente a la zona del inconsciente, para colarse en sus sueños. Esa tarde había visto un alumno de primero que poseía las marcas de uno de los famosos castigos de Umbridge, y algo de esa imagen le había hecho sentir intranquila. Sin embargo, si su padre apoyaba a esa mujer del ministerio, y si tanto Draco como Daphne pertenecían a la brigada inquisorial, ese era el lado correcto, y todo lo hacían por una justa razón... ¿verdad?

Un sonido proveniente de las escaleras la arrancó de sus pensamientos, y la obligó a girar el rostro en esa dirección; ni siquiera llegó a preguntarse si debía intentar huir antes de ser descubierta in fraganti (fuera de la cama cuando ya corría el toque de queda), porque la persona que se convirtió en su nueva compañía ya se hallaba en el rellano, y de seguro se había percatado de la presencia de la castaña. La luz que provenía de una pequeña lámpara mágica que le había obsequiado su madre, acomodada a su lado en el sillón, apenas era una luminiscencia débil en medio de la sala, y sin embargo alcanzó para que la más joven pudiese reconocer esa figura. —¿Draco?— su voz susurrante sonó algo insegura, aunque la certeza de que se trataba de él ya se le hubiese metido en el bolsillo. —¿Tampoco puedes dormir?




─ THE CROW AND THE BUTTERFLY. F948b181b4991166f48c94f1eba7d9c4f39c8d7c
Nymphet
Nymphet
Mensajes: : 102
Reputación: : 36
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba