Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Ravenpuff
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Miér Nov 24, 2021 2:27 pm por Timelady
Can you feel it?
It's Christmas Magic
Llega la navidad, con el olor del mazapán, de las castañas y un frío que asusta.
Pero no importa mucho si es temporada alta en el trabajo, cosa que pasa con Sienna y la juguetería. Últimamente no hay forma de quedar con ella, porque siempre está ocupada con el trabajo.

Y todo esto le dificulta las cosas a Matteo, que esperaba pasar sus primeras navidades con la chica que le gustaba, haciendo oficial su relación. Pero con lo esquiva que está últimamente, empieza a pensar que las cosas se están terminando entre ellos antes de haber empezado y todo va a quedarse en unas cuantas citas y un par de noches juntos.

Poco se puede imaginar que Sienna tiene trabajo más allá del mostrador que él conoce.

Sienna Cotton
Elfa - Sarah Hyland - Freyja
Matteo Ventura
Humano - Tyler Posey - Timelady
One on one - Original - Fantasía Navideña



Post de rol:


Última edición por Timelady el Jue Feb 10, 2022 2:05 pm, editado 1 vez


Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Miér Nov 24, 2021 3:18 pm por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
No, ahora en serio: tenía que dejarse de perder el tiempo. Estaba ESTRESADÍSIMA. Faltaba menos de un mes para Nochebuena y "el jefe" ya contaba con más de una cosa hecha para ayer. Los niños tendían a ponerse muy bien puestos en el último mes pero realmente el listado de niños buenos estaba ya más que cerrado, y este año habían sido como MUCHÍSIMOS. No daba a basto. ¿Por qué, oh, Santa, tenía que haberse metido ella a trabajar en la juguetería humana también? ¡Como no tenía suficiente con la del Polo!

Se pasó los dedos por la frente. Vale, Sienna, no entres en pánico, se dijo mentalmente una vez más, respirando hondo. Queda un mes. Puedes hacerlo, es solo cuestión de organizarse. Y hay muchos juguetes, tú siempre haces los regalos más bonitos, por eso te dieron este puesto... Este ¡¡maldito y estresante puesto!! Ya se le había ido otra vez. Estaba a punto de llorar.

No iba a echarle la culpa a él, que no sabía nada, claro, la culpa había sido enteramente de ella. Si es que tenía que haberse cuidado muy mucho de salir por ahí de fiesta en el último mes, y claro... Matteo... Con esa sonrisa, ese humor tan cuqui, ese acento italiano, esa forma de... No, por Dios, mejor no seguía pensando por ahí. Las cosas iban genial, tan genial que la habían distraído, y ahora tenía toneladas de regalos pendientes de ser ya no solo hechos, pensados. Era una pesadilla. Quizás lo mejor sería no verse hasta que pasaran las fiestas... ¿Aguantaría? Claro que sí, Sienna, probablemente el tipo más guapo de la ciudad se aguante con que no le hables en un mes ¡¡sin irse antes con otra que no esté medio loca con el trabajo ni tenga las orejas puntiagudas!! Bueno, las orejas solo se le ponían así en el Polo, pero... En fin, ella se entendía. Mejor dejaba de lloriquear y empezaba a trabajar de verdad.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Jue Nov 25, 2021 1:56 pm por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Le había costado más de lo que le gustaría convencerse de que aquello no era acoso. Porque una parte de su cabeza le decía que lo era.
Podría esperar simplemente a que ella respondiera sus mensajes y alguna de sus propuestas de cita. Pero es que ya hacía varios días que no contestaba, ni reaccionaba a sus stickers ni nada.
Quizá era que se había pensado mejor lo de salir con él por lo que fuera y no supiera cómo decírselo.
Claro, siendo así, hacía bien en ir a verla directamente, para aclarar las cosas. Como adultos.
Aunque había que reconocer que no había visto a muchos adultos hacer eso.

Pero ahí estaba, aparcando la moto delante de la juguetería, era su día de suerte encontrando un hueco justo donde quería.
Había mirado el horario en la web, pero se alegró de que estuviera abierta, desechaba las posibilidades catastrofistas típicas de su abuela.

Al pasar por la puerta sonaron unas campanillas y Matteo miró hacia arriba para ver el carrusel que había activado, aunque se quedó mirando un poco más a la cantidad de juguetes que había por ahí, algunos ni siquiera se anunciaban en televisión.

Dio unos pasos hacia el interior, no viendo a la chica allí supuso que estaría entre pasillos o por la trastienda- ¿Hola? ¿Sienna? -La llamó, inclinándose sobre el mostrador.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Lun Nov 29, 2021 3:54 pm por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
¿Dónde. Estaban. Los moños? De verdad, había perdido las moñitas de colores. Si es que no podía ser, no se podía vivir en semejante estado de caos. La pillaba el jefe perdiendo los moños y no iba a quedar ni para asar malvaviscos en la hoguera de fuera del taller. O peor, la pillaba esa estúpida de Cloud, siempre con su perfeccionismo y sus moñas gigantescas con purpurina, y seguro que se ponía en modo "ay pobrecitos los niños que les toquen sus regalos". Mira, porque una tenía un espíritu navideño que mantener, pero qué manía le tenía a la elfa repipi esa...

Se agachó bajo el mostrador, donde tenía una caja de cartón de material que había traído del polo, esperando que estuvieran ahí las moñas. Estaba rebuscando cuando oyó su nombre. No solo su nombre, su nombre en boca de Matteo. Ay, por Rudolf, pensó, quedándose en el sitio y abriendo sus enormes ojos, al menos durante unos segundos. Notaba como el chico insistía y se acercaba al mostrador, y la iba a pillar ahí agazapada sobre un montón de material que NO debería estar en el mundo de los humanos. Mejor salía de su escondite. Que no se estaba escondiendo, a ver, pero lo parecía.

Y salió tan brusca y atropelladamente que se dio un buen golpe en la cabeza con el mostrador al subir. - ¡Matteo! - Saludó entre sonriente y sorprendida, frotándose la cabeza con una risilla nerviosa. Ouch, menudo golpetazo. - Holaaa. - Continuó, sin perder la risilla insegura. - ¿Queee haces aquí? -
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Miér Dic 01, 2021 6:52 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Empezaba a mirar por todo el mostrador a ver si había una de esas campanitas antiguas. Estaba convencido de que era una de esas cosas que a Sienna le gustaban. Pero no la veía.
Se estaba inclinando a ver si la tenía escondida en alguna balda cuando de pronto apareció la chica. Dándose un golpe.

Matteo hizo lo posible por no reírse en ese momento, pero había una sonrisa mal disimulada en sus labios.- Quería verte. -Respondió sin más.- ¿Estás bien? -Alargó la mano para llegar a su cabeza y frotar él la zona del golpe.- Sí, creo que te va a salir un buen chichón. -Diagnosticó, como si fuera médico, pero queriendo hacerla reír para saber que no había sido nada grave.

Apoyó los codos en el mostrador y se inclinó un poco para mirarla desde allí.- Pues, como te he dicho, quería verte. -Afirmó.- Como hace días que no coges llamadas ni ves mensajes... empezaba a preocuparme. Trabajas demasiado. -Y eso no era la primera vez que se lo decía, aunque ahora iba un poco más en serio, porque se sentía más afectado por eso.- Pero tendrás que comer en algún momento, ¿verdad? -Intentó indagar tamborileando en el mostrador.- En el parque a dos manzanas aparca el mejor food truck de cubanos de la ciudad y estoy seguro de que ni lo sabías.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Dom Dic 12, 2021 10:19 am por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
Casi se le escapa un "aaaw" con una muequecita de adorabilidad en la cara. Quería verle, pero qué monada... No, Sienna, no, céntrate. Que tienes mucho trabajo, por todos los copos de nieve. Pero es que así no podía. Era tan cuqui, con esa sonrisa tan bonita, esos ojitos de estar dándole un regalo... Lo que deberías estar haciendo tú, dar regalos. Qué agobio, por favor. Pero es que le miraba y... Ese pelo... Oh, por Santa, esos pectorales... Vale, se tenía que centrar.

Pero se le escapó una carcajada nerviosa y estúpida cuando le dijo lo del chichón, como si hubiera contado el chiste más divertido del mundo. Vaya tela. - No ha sido nada, no te preocupes. - Dijo con una risita, apartándose un poco y frotándose la cabeza, avergonzada. La verdad es que le dolía considerablemente y ya era lo que le faltaba a su aturdimiento, pero no necesitaba más muestras de lo adorable que era Matteo y ya se sentía lo suficientemente tonta como para darle más bola a aquello.

Que trabajaba demasiado. Si supiera lo que tenía que hacer, lo que le parecería era poco. Resopló ligeramente solo de acordarse, y se estaba poniendo un poco nerviosa, porque obviamente la había pillado ignorando sus llamadas. - Ya, sí, es que... He estado ocupadísima, ya sabes... - Movió la mano y volvió a reír nerviosamente. - La Navidad, los niños, los regalos, ¡uf! - Rio otra vez. Lo de que tenía que comer en algún momento la pilló sin respuesta, e intentó poner expresión de que le parecía bien lo que le contaba, pero eso del food truck de cubanos le espantó un poco. Su barriguita de elfa no estaba hecha para la comida rápida y el picante, ¿por qué los humanos se empeñaban en no comer solo dulces? ¡Pero si estaban riquísimos! Ahora se comería un camión de algodón de azúcar y marshmallos, pero claro, no era lo que comían los adultos humanos a esas horas. Maldita fuera su suerte, tenía ganas de echarse a llorar. A ver como le decía ahora que no a Matteo sin ofenderle.

- Cubaaano... Aaah... Qué bien suena... - ¿Se notaba mucho que lo estaba forzando? Lo suyo era sonreír y repartir alegría, sería de justicia que se le diera bien al menos. - Essss queee... No sé si puedo parar a comer y... - En ese momento, entró una señora en la tienda. - ¡Clientes! - Dijo con alegría, y rápidamente salió de detrás del mostrador y se puso a atender. Pero la señora "solo quería mirar". Señora, por favor, que tengo un ligue al que aburrir y yo sola no puedo, pensó, sin quitar la sonrisa de elfa-psicópata, porque ni pestañeaba. Al final la mujer consintió que le explicara los diferentes tipos de tractores de juguete para niños menores de tres años que había en la tienda. Lástima que anotó los datos en su móvil y se fue para "seguir mirando, pensárselo y ya vendría". Malditos humanos y su eficiencia compradora, que no daba nada de cancha a mirar y mirar y charlar y reír y perder el tiempo entre juguetitos.

Pues nada, tenía que volver a donde Matteo, que seguía mirándola desde el mostrador... Con esa carita... Ay, qué guapo era. ¿Por qué tenía que ser tan mono? Se lo ponía mucho más difícil. - Perdona, eeh... Me estabas diciendo que... ¿Tenías prisa y solo venías a saludar? - A lo mejor colaba.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Miér Dic 15, 2021 11:04 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Había algo en Sienna que no tenía la mayoría de la gente. Una especie de capacidad para hacer sentir animados a los demás... no estaba seguro de poder explicarlo.
Pero sabía que esas risitas que se le escapaban o la forma en que reaccionaba a todo le ponía una sonrisa en los labios de forma inevitable. Aunque puede que fuera porque se estaba enamorando de ella... quizá por eso había ido a buscarla, porque se resistía a dejarla ir sin más.

El caso es que ella le confirmó que estaba liada con el trabajo. Era normal en aquellas fechas, pero es que ya sentía que le estaba ignorando a propósito o que no le interesaba tener algo más con él. Y quería averiguarlo.
Aunque Sienna no parecía por la labor.
Ya estaba dándole largas cuando apareció aquella señora.

Se apoyó en el mostrador preguntándose si estaba siendo tan ridículo como se lo parecía a sí mismo o si era verdad que no podía ni parar a comer con él pro todo el trabajo en plena campaña navideña. Bueno, al menos para eso se le ocurría una solución.

Cuando la señora se fue, él se giró hacia ella y escuchó su pregunta. Aquello no sonaba nada bien, pero... no había quemado su último cartucho.- En realidad tengo libre hoy, por eso quería invitarte a comer. -Respondió.- Además, quiero hablar contigo porque me estás enviando unas señales un poco confusas y no sé si es por el estrés o porque de verdad que esto... -No, no quería soltarlo así sin más.- ¿Sabes qué? Si no puedes salir a comer, te traigo yo algo, ¿vale? Porque así no te molesto mientras trabajas. ¿Qué te apetece? Lo que sea... pero tienes que comer. -Dios, había sonado como su abuela, aunque desde luego que ella si viera a Sienna la sentaba delante de un generoso plato de pasta hasta que se quedase tranquila de que había comido en condiciones.- En serio, lo que quieras... -Insistió, tratando de borrar la imagen de su cabeza.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Vie Dic 17, 2021 12:01 pm por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
No solo no había colado, sino que Matteo parecía haber interpretado justo lo que ella no quería que interpretase... O sí, bueno, no sabía. Lo cierto es que el chico tenía razón, le estaba mandando señales confusas. ¿Pero y qué hacía? Él era humano y ella era una elfa. La normativa era muy estricta al respecto, ningún humano podía conocer su mundo, por lo que las parejas formales tenían que ser solo entre elfos. Además, si tuvieran hijos, serían medio elfos medio humanos, ¿en qué mundo estarían? ¿Y si perdían sus poderes? Ay... Mira que ir a pensar en hijos, precisamente...

Matteo le gustaba, de verdad, era muy guapo. No prohibían tontear con humanos mientras que mantuvieras el secreto, pero aquello estaba empezando a tomar tintes serios, el chico cada vez quería estar más tiempo con ella, y... ¡Jo, ella también! ¡Pero es que no podía! ¡¡Jopelines!! Si es que al final la hacían hablar mal y todo...

Igualmente, él mismo pareció cambiar de tema antes de que ella le pudiera contestar. La carita de cachorrito triste que se le estaba poniendo se tornó en una alegre con la siguiente propuesta del chico, porque le había venido de perlas el cambio de tema y porque su idea le pareció fantástica. - ¿De verdad? ¿Me traerías la comida aquí? Aaaww, qué bueno eres... - Eso, Sienna, sigue encariñándote con él. - Pues... Me apetece algo dulce. - Más bien solo comía dulces, pero ese dato no tenía por qué decírselo. Abrió sus grandes ojos con ilusión y señaló. - Justo aquí atrás hay una tienda de cupcakes. Tiene unos rositas, otros rojos con ralladura de coco como si fuera nieve, otros amarillitos con unas barritas de vainilla como si fuera una chimenea... ¿Me traerías unos poquitos? - Juntó las manos bajo la barbilla. - Porfiiiii. - Y así aprovecharía su ausencia para avanzar en el trabajo. Esperaba.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Miér Dic 22, 2021 5:01 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Solo había que ver la cara que había puesto Sienna en cuanto había empezado a sacar un tema un poco más serio para darse cuenta de que la cosa bien del todo no iba. Lo que no entendía era por qué, si todo era genial entre ellos. Además, es que parecía que le daba pena...
Salvo que se estuviera inventando cosas.

Pero ella aceptó su propuesta de llevarle comida.
Claro que no era el tipo de comida que él se esperaba que le pidiera. Más bien en su casa a eso no lo llamaban comida, directamente. Como mucho para la merienda... pero sin pasarse.

- Ehhh... ¿seguro que eso es lo que te apetece? -Tenía que preguntarlo, pero al ver su expresión, negó con la cabeza.- Vale, iré a por los cupcakes adorables. -Se rindió fácilmente.- Y luego hablamos, ¿vale?

Se despegó del mostrador para robarle un beso rápido.- Para el camino. -Le guiñó el ojo antes de salir hacia la puerta y buscar en el móvil la dirección de la tienda de cupcakes... y de paso a ver si había algo cerca que le gustase más a él.

No tardó mucho en encontrarlo todo y cierto era que los cupcakes eran una monada, de esas que le gustaban a Sienna, porque adoraba los dulces y las cosas bonitas, se había dado cuenta... también le gustaba todo lo navideño. Compró una cajita con un buen surtido. Y luego encontró otro food truck donde se pidió un par de perritos y patatas con queso.
Esperaba no estar tardando demasiado, lo bueno era que los cupcakes no se enfriaban, porque a él se le estaban congelando las manos.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Dom Ene 16, 2022 2:40 pm por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
Dibujó una amplia sonrisa y asintió enérgicamente, muy seguido, como un dibujo animado. Sí, dulces, necesitaba dulces. Los dulces la activaba... Espera, ¿necesitaba ponerse más nerviosa aún? No no, pero lo que necesitaba era felicidad y energía, y eso indudablemente los dulces se lo iban a dar. La pilló desprevenida el beso, tanto que soltó una risita estúpida y se puso colorada. Pues iban bien...

- Vale, a ver. - Se dijo a sí misma cuando el chico salió, pasándose las manos por la frente y dándose la vuelta para... Oh, Santa, que montón de regalos sin hacer. - Vale, concentración. - Se volvió a decir. Se agachó y empezó a recoger los restos de papeles de regalo y moñas que tenía por el suelo. - Es que si tuviera una estación de envoltura en este mundo también, pues todo sería más fácil. - Empezó a refunfuñar en voz alta. - Pero ¡no! Porque claro, todo tiene que estar en el graaaan y maravilloooooso muuuundo de Saaaanta Claaaaus. - Dijo con voz grave y ridícula. - ¿Y quién tiene que quedarse aquí apañándoselas con lo poco que tiene y lidiando con humanos buenorros que le compran muffins? Pues la tonta de Sienna, claro. - A ver, dicho a sí no sonaba a mucho motivo de queja, pero ella se entendía.

Apiló los paquetes en sus manos y los fue llevando al almacén, pero no paró de hablar. - Y venga a cargar cajas, porque claro, ni que las elfas no tuviéramos columna vertebral. Luego, a dormir en colchón de humano. - Se tropezó con algo del suelo y casi se le cae todo. Gruñó, después de que se le pusiera el corazón en la garganta, menos mal que mantuvo el equilibrio. - Eso, tú sé más torpe cuando puedas. Y encima cuando vuelva tendré que aguantar a la Cloud "ñiñiñi es que las hay de baja categoría", ooooiiissshhh estúpida. - Soltó los paquetes, y al girarse, Matteo ya estaba entrando por la puerta. Ay, ¿por qué tan pronto? ¿Y por qué tan... mono? Es que así no se podía concentrar, de verdad.

- Has vuelto. - Dijo con una voz que pretendía sonar alegre e ilusionada pero sonó como si se fuera a echar a llorar de un momento a otro. - Ooooh y me has traído los muffins. - Ahí sí sonó derretida de verdad, mirándole con adorabilidad absoluta. - Eres un encanto. - Demasiado encanto. Definitivamente tenía un problema.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Mar Ene 18, 2022 11:45 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Cuando llegó a la juguetería, le pareció escuchar la voz de Sienna cuando abría la puerta, pero no había nadie más. Así que estaba hablando sola, qué graciosa.
La verdad es que la chica le volvía loco, porque era preciosa y tenía esos pequeños detalles que la volvían aún más adorable.

- Los que tu querías. -Añadió guiñándole un ojo cuando se fijó en los cupcakes con aquella ilusión en la voz.- Yo me he comprado otra cosa, así que tienes más dulces para ti. -Bromeó, sabiendo que no le importaría.

Miró alrededor un momento.- ¿Comemos en el mostrador o tienes una mesa en el almacén? -Preguntó después de fijarse en que no había mucho sitio para tomar nada.- Porque creo que no quepo en la mesa de los enanitos del rincón infantil. -Que era lo único que estaba a la vista desde allí.- Claro que antes pienso pegarme a la estufa para intentar recuperar la sensibilidad en los dedos. Se me han quedado helados. -Bromeó un poco.

La verdad es que si las cosas estuvieran bien, los bolsillos traseros del pantalón de Sienna parecían el sitio perfecto para calentar las manos, pero claro, ni siquiera estaba seguro del todo de que ella le quisiera ahí, como para ponerse a intentar meterle mano.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Mar Ene 18, 2022 3:32 pm por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
Le miró, con brillo en los ojos y una sonrisa, estaba segura, de boba total. Le había comprado todos los muffins que le había pedido y más, y encima decía que podía comer los que quisiera porque él tenía otra cosa, y era tan absolutamente adorable y cuqui y achuchable y mono y... Tenía un problema grave.

Y, al parecer, el problema grave lo iba a solucionar la Sienna del futuro, porque la del presente se estaba pasando la lengua por los labios mientras miraba con deseo los muffins y con adoración a Matteo. Pero la palabra "almacén" hizo saltar todas sus alarmas. - ¿Eh? - Preguntó súbitamente, sonando sobresaltada. - Oh, pueeeessss... - No podía ver su almacén. Se había traído cosas del mundo de Santa, mira que siempre les decían que no sacaran nada, ¡pero es que los humanos tenían muy pocas cosas! - Yo creo que mejor aquí. ¿No es superguay y cool? - Dijo con tonito adorable y una gran sonrisa, señalando el mostrador como si fuera una azafata de congresos presentando el último y novedoso producto del mercado, pose incluida. - Así como si fuera una barra, y vamos picando de una cosa y de otra, lo ponemos así bonito todo junto, ¿qué te parece? - Esperaba haberlo vendido bien.

- ¿¿Eh?? - Se sobresaltó de nuevo, esta vez más violentamente aún, cuando dijo lo de "la mesa de los enanitos". Oh, por Santa, oh, por todos los renos, que al final se había dejado material fuera... Ah, pues no, solo era una alegoría. Casi le da un bajón de tensión. Cuando respiró de alivio, soltó una risita musical aunque artificial. - Qué gracioso eres. - ¿Lo había disimulado? Mejor empezaban ya a comer. Aunque también podía agarrarse al nuevo comentario del chico para cambiar de tema. Se mordió un poco el labio, con una sonrisita, y se le acercó melosa, agarrando sus manos. - A ver, a ver, yo puedo intentar calentártelas un poquito así. - Dijo, agarrando sus manos y frotándolas con las suyas. Sienna solía tener las manos calentitas porque el frío de allí no era nada comparado con el del polo, y con manoplas no podías envolver regalos, así que su cuerpo estaba más que habituado a aguantar el frío. De hecho, no solía abrigarse mucho, cosa que siempre sorprendía a los chicos, que iban forrados hasta las cejas.

- Voy a hacer una magia de Navidad que hace, fus fus fus. - Dijo con tono cantarín mientras le frotaba las manos. - ¡Catapús! Manos calentitas. - Celebró, riendo un poquito justo después, ya soltándole las manos. Ay, demasiada cercanía, y qué guapo era. ¿Pero por qué tenía que caer siempre como una tonta? - Y eso que traes tiene pinta de calentito y se te va a enfriar. - Dijo, señalando su comida con un gesto de la cabeza. Se acercó contenta al mostrador y apoyó el codo en el mismo mientras miraba con deleite la cajita de muffins. - Y, por si te falta calorcito, te dejo el muffin de vainilla que parece una hoguerita, para que te dé calorcito por dentro. - Añadió risueña, dando un enorme bocado al muffin rojo con copitos de nieve de coco.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Jue Ene 20, 2022 5:50 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
No estaba seguro de si había dicho algo extraño o así, pero la reacción de Sienna le pareció un poco rara cuando mencionó el almacén. Aunque se tuvo que reír por la forma en que le señaló el mostrador, como una vendedora de teletienda.
- Superguay y cool... -Repitió, intentando aguantarse la risa.- Me parece bien, claro.

Y aunque el chiste de la mesa de enanitos era realmente malo, pese a que ella le llamase gracioso, también la había visto abrir los ojos de más al decirlo, cosa que no tenía ningún sentido, no es como si hubiese una mesa diabólica en la zona infantil, solo era pues eso, una de plástico con asientos de setita.

De todos modos, no hizo preguntas porque la idea de que la chica más guapa de la ciudad te caliente las manos, siempre gana todo lo demás, así que dejó que se las cogiera entre las suyas, que siempre estaban cálidas, bueno, todo en ella lo era no debería extrañarse. La vio como los niños a los que le hacen sana sana como si aquello fuera magia y sintió que se calentaba.- Gracias, estufita andante. -Bromeó, dándole un beso en la mejilla antes de separarse para preparar la comida encima de la mesa.
El comentario del muffin, mientras él abría uno de sus perritos y las patatas le hizo sonreír como un bobo.- Eres adorable, ¿lo sabías? -Y él un tonto que había caído como nadie.

La vio devorar los muffins como si no hubiese nada mejor que comer en el mundo. Si algo tenía claro es que a la chica el encantaban los dulces más que ninguna otra cosa, solo había que verla.
Cuando ya estaban terminando, Matteo pensó que era el momento de preguntar.- Oye, Sienna... ¿podemos hablar ya en serio? -Preguntó, aunque decidió que después de cómo había estado de extraña esa mañana lo mejor era no darle ocasión para echarse atrás. Así que aunque no estaba seguro de querer saber la respuesta, terminó por soltar la pregunta.- ¿Quieres seguir saliendo conmigo?
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Dom Ene 23, 2022 5:59 pm por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
El beso en la mejilla la ruborizó como una tonta. - De nada, muñequito de nieve guapo. - Contestó melosa. A ver, ¿estamos tontas o estamos tontas? Se reprendió a sí misma. Es que, en serio, ¿¿qué grinchs hacía?? Si es que tenía cero fuerza de voluntad con ese chico, de verdad que sí, así no iba a centrarse en la vida. ¿Qué le pasaba con él? Nunca le había pasado con otros, ni humanos ni elfos. Puf, ya ves, elfos... Estaban todos cuajados perdidos. No tenían lo que tenían los humanos... Ay, por Santa, que suplicios le tocaba vivir...

Y todo lo que se estaba regañando a sí misma se fue volando cual copo de nieve deshecho cuando le dijo que era adorable. - Aaawww. - Respondió como una idiota, agachando la cabeza con una risilla, más ruborizada todavía. Se puso a juguetear con el papelito del muffin como una colegiala... ¡Y ya estaba otra vez! ¡Cayendo presa de ese encanto humano! Iba a llorar, de verdad. ¡Ay! A su pobre barriguita de elfa le sentaban muy mal tantos disgustos, se estaba poniendo malita de tanta subida y bajada de ánimo, de verdad que sí. Y todavía no había llegado la peor parte.

Mejor comía y callaba, así que se puso a engullir muffins como si llevara un mes sin comer. Lo cual, por supuesto, llamó la atención del otro. Por Santa, Sienna, pareces un tragabolas. Tragó con vergüenza y se relamió el glaseado, intentando ser más comedida. Pero es que de verdad que necesitaba llenar la boca o iba a seguir hablando y metiendo la pata. Al menos se estuvo calladita durante la comida, pero cuando se acercaba el fin de la misma quien habló fue él. La frase casi hace que no le pase por la garganta el poco muffin que le quedaba aún en la boca. Su segunda pregunta no mejoró su estado, solo le hizo poner cara de pena. - Pues, pues, ¡claro que sí! - Dijo apenada, aunque peligrosamente dubitativa. Se mordió el labio, bajando la mirada y dejando el papelito del muffin en el mostrador. Se limpió las manos mientras sopesaba sus palabras y dijo, finalmente. - Yo... Perdona, no quería... No quería hacerte pasarlo mal, o que pensaras que perdías el tiempo o... - Resopló un poco. Seguía sin atreverse a mirarle a la cara, tenía una sonrisa muy bonita y como no la viera, como le viera enfadado o triste, se iba a romper por dentro. Se recolocó un mechón tras la oreja. - Es... Es solo que... - Soltó aire por la boca. Mejor hablaba del tirón, así que alzó la mirada. - Me gustas, ¿vale? Pero... Es... Es difícil, porque... Tengo mucho trabajo. Muchísimo, es una época complicada y... - Y soy una elfa y tengo terminantemente prohibido mantener relaciones estables con humanos. - Es solo que... Me distraigo, no me centro, y luego voy... ¡Fun fun fun! A lo loco, ¿sabes? Y... - Tragó saliva y puso cara de dibujo animado entristecido. - Lo siento. No quería herirte... -
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Lun Ene 24, 2022 5:07 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Si no fuera porque su abuela le había enseñado a base de collejas a no rezar para pedir tonterías, estaría en ese momento pidiéndole a todos los santos estarse equivocando y que Sienna no le diera calabazas, porque era, de lejos, la chica más guapa y mona con la que había salido nunca. Y le tenía babeando con cada tontería que hiciera, por muy cursi que sonara.

Pero el caso es que con o sin rezos de por medio, tenía que saberlo. Porque aunque era adorable y hacía esas cosas tan monas, también había momentos en que parecía que prefería no tenerle en su vida. Como aquella mañana cuando cualquier excusa parecía buena para hacerle marcharse.

Así que en el momento en que dijo que sí quería seguir saliendo con él se le quitó un enorme peso de encima. Claro que le gustaría hablar de ciertas cosillas que le habían parecido un poco extrañas, pero de momento con tener eso claro le valía. Así que dejó que ella hablase y explicase lo que pasaba si quería.
En cuanto terminó se acercó, cogiendo su cara entre las manos.- Así que te distraigo. -Comentó en tono divertido, como si eso fuera lo único importante de todo el discurso, que no lo era. Pero explicaba alguna cosa.- Por eso me has intentado echar cuando he llegado antes... -Esperaba que asintiera, porque si no, menudo lío.

Le dio un beso en la punta de la nariz.- Lo siento, no quería que te sintieras mal. -Susurró para ella, que era la única que estaba ahí para escucharle.- Es solo que estas semanas más bien parecía que te querías librar de mi y no tenías forma de decírmelo, así que quería darte la ocasión de mandarme a la mierda. -Bromeó un poco.- A mi no me importa esperarte, ¿vale? Pero prefiero que me lo digas y que de vez en cuando mandes un mensajito para saber que sigues con vida. -Quizá con una foto para no echarla tanto de menos, pero no quería sonar tan enamoradísimo de ella.- Y si estás tan agobiada... puedo venir a ayudarte, así compenso el distraerte.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Mar Ene 25, 2022 9:29 am por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
Estaba un poquito nerviosa, porque no sabía como él iba a reaccionar. Ese chico le gustaba de verdad, pero... Es que era imposible. Pero decirle que no... Fuf. Podrían intentarlo un tiempo, ¿no? O sea, podrían seguir como estaban, que estaban bien, y... Algún día, ya tomarían caminos diferentes. Siempre le pasaba, sin dramas, lo normal. Pero es que Matteo... Era tan mono y tal...

Le miró con carita de pena cuando le tomó las mejillas, notando su corazón latir más fuerte. ¿Que si la distraía? Mucho, muchísimo, con esos gestos, esa cercanía, esa sonrisa... Como para no. Tragó saliva y asintió lentamente. Sí, había sido por eso, por eso y por el pequeño detalle de que una elfa y un humano no debían estar juntos. Pero en estos momentos concretos, había sido por eso, porque tenía muchísimo trabajo acumulado y no daba a basto con él. El besito en la nariz hizo que la arrugara con una sonrisilla. No podía ser tan adorable, es que le hundía todas sus barreras. Negó. - No, no, no me has hecho sentir mal. Yo también siento haberte preocupado. - Ay, jo, no le gustaban las cosas tristes. Todo eso era muy bonito, pero si pensaban que se hacían mal el uno al otro era muy triste... ¿Por qué no podían ser las cosas más fáciles?

Negó, apenada. - ¡No! No, no. - Dijo con voz triste. ¿Librarse de él? ¡No! ...Bueno, un poquito, pero no porque... Es que... ¡Es solo que lo suyo era imposible! Ay, ahora entendía por qué a los humanos les gustaban tanto los libros esos que hablaban de tragedias románticas... Bueno, no, no lo entendía, porque era horrible. - Eres un encanto. - Dijo derretida, agarrando sus manos. - Es que en Navidad la juguetería me tiene totalmente absorbida, y ya sabes que me estreso mucho y... - Echó aire por la boca, agobiada. - Tengo muuuucho que hacer. - Le miró a los ojos, y volvió a poner carita de pena. - Pero me gustas. Me gustas... Más de lo que... - Debería. - Esperaba. - Coronó con una risita que esperaba que no le hubiera salido muy tensa. Se mordió un poco el labio y le abrazó con fuerza. - Gracias. Gracias, eres el mejor. - Se separó, poniendo un pucherito. - Voy a... Estar muy liada estos días, mucho. - Encogió un hombro. - Pero puedes traerme muffins de vez en cuando. - Dijo con una sonrisilla, aunque seguidamente bajó la mirada. - Aunque entendería que no quisieras esperarme... Hasta que acabe la Navidad... - Era demasiado tiempo para gente que se conocía de tan poco. La historia de su vida, en resumidas cuentas.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Jue Feb 03, 2022 2:01 pm por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
Ahora que estaban las cartas sobre la mesa, podía decir que se sentía tranquilo y relajado y que quería comerse a besos a aquella chica adorable que tenía en frente.
Negó con la cabeza cuando ella volvió a disculparse.- A la de tres, no volvemos a pedir perdón por esto, ¿vale? Una... dos... ¡Tres! -Chasqueó los dedos, se negaba a seguir con aquel tema mucho más rato. Los dos se habían sentido mal y estaban ahí precisamente para lo contrario.

Dejó que Sienna siguiera explicándole, de nuevo, que eran unas fechas difíciles y que estaba demasiado agobiada con el trabajo. Si era sincero, nunca había pensado en todo el estrés que soportan las jugueterías en aquellos tiempos. Y eso que todavía no era el último día en el que algunos padres decidían que necesitaban el juguete del que ya no quedaba ninguna unidad. Eso a veces parecían batallas campales.

Apoyó las manos en sus caderas después de aquel abrazo que le hizo reír.- Ey... quiero esperarte, ¿vale? -Afirmó, más seguro de lo que esperaba.- Tú también me gustas mucho más de lo que imaginaba. Y eso que ya sabía que me iba a encantar conocerte... -Le guiñó un ojo, refiriéndose, pues eso, a que a primera vista ya estaba demasiado buena como para no saber que se podía pasar una buena noche a su lado. Pero aquello había terminado siendo bastante más.

Movió sus manos, haciendo que ella se balanceara un poco de un lado a otro- Peeeeeeero, se me ocurre que puedo hacer algo más que esperarte de brazos cruzados. -Sonrió.- Puedo ser tu distribuidor oficial de muffins en mis días libres. Quedarme un rato contigo para que descanses un ratito y quizá... -Se acercó a su oído.- ayudarte a relajarte en la parte de atrás. -Le dejó un beso en el cuello antes de separarse esperando a ver cómo se ponía roja como una manzana de caramelo. Porque, aunque factible, no era una proposición totalmente en serio. Solo quería jugar con ella un poquito.- Y ya me he ofrecido a ayudarte con el tema regalos y cosas. -Le recordó.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Jue Feb 10, 2022 5:00 am por Freyja
Sudando purpurina
Capítulo uno
Soltó una risita adorable y coreó con él. - ¡Tres! - Riendo también, porque le pareció muy cuqui. Y, después de quedarse un ratito riéndose como una boba, cayó de nuevo. A ver, Sienna, ¡¡que no puedes tener relaciones estables con humanos!! Ay, qué quebradero de cabeza, de verdad que sí.

La afirmación que vino después no ayudaba nada, pero nada de nada, a su autocontrol. Soltó un suspirito en su interior que le hizo dejar caer los hombros, mirándole embobada. Tenía un problema muy grave. Sus relaciones con humanos no solían durar, eran "aquí te pillo, aquí te mato" (que la perdonara Santa por semejante lenguaje vulgar), y cuando duraban un poquito más, tan pronto llegaba la Navidad, los chicos se aburrían de "esperarla", como decía él, porque Sienna se quitaba de la vista y se centraba en su trabajo y eso a los chicos les cortaba el rollo. No a este chico, que acababa de afirmar que la esperaría, y le estaba derritiendo su corazoncito de caramelo. Se iba a buscar una ruina, porque... Ella quería que le esperase. Ese era el problema, que a ella también le gustaba mucho, demasiado, él. Si no ya habría solucionado eso.

Le atacó la risa cuando empezó a balancearla, tirando todas esas preocupaciones a los lados como saldrían volando los adornos de un árbol de Navidad si lo sacudieras. Siguió riendo con sus propuestas, y la última, junto con el beso en el cuello, le provocó un escalofrío que hizo que le mirara con picardía. - Uuuuhh eso promete. - NO, SIENNA, NO PROMETE. Bueno, sí, promete a que te va a pillar y se va a liar. La voz de su conciencia seguía gritándole y ella ignorándola, o intentándolo. Aunque el chico dijo la palabra clave: regalos. Y eso activó sus alarmas de nuevo. Miró el reloj y ahogó un gritito. - ¡Ay, por Rudolf, es tardísimo! - Vale, delante de un humano quedaba raro decir eso. Movió las bolitas de los ojos, culpable, y lo arregló. - ¡Por Dios! - Bueno, o lo intentó arreglar. Se acercó a él y le agarró de las manos. - Eres un amor. El chico más dulce que he conocido... Te lo aseguro. - Y eso último lo dijo con el corazón en la mano y sintiendo un dolor en el pecho. Sí, bien sabía ella que Matteo era diferente, si no, no estaría en el lío que estaba. Suspiró. - Pero tengo que irme a trabajar, estoy muy agobiada y ya se me hace tarde... - Se puso de puntillas y dejó un tierno besito en sus labios. - Pero acepto tus muffins. - Le dijo con vocecita adorable. - Solo... Mándame un mensajito al móvil cuando vayas a venir y yo me organizo, ¿vale? - Vamos, básicamente no se dejaba el portal del Polo abierto o cosas del mundo de los elfos a la vista, pero tenía que justificarlo de otra forma, así que le guiñó un ojo y añadió. - Así te atiendo como es debido. - Sí, así lo podía salvar, suponía.
Sienna - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Jue Feb 24, 2022 8:17 am por Timelady
Sudando purpurina
Capítulo uno
La risa de Sienna era contagiosa y lo que más disfrutaba, aparte de ese sonido de cascabel, era que lo estaba provocando él. Porque había un poco más de alegría en esas cosas cuando se hacían por alguien.

Y todo iba super bien encauzado hacia esa maravillosa posibilidad de pasar algún rato en el almacén perdidos los dos de esa forma que tanto les gustaba. Pero había tenido que decir la palabra mágica y sacarla de la conversación para devolverla al trabajo.

La chica que reía y se dejaba arrastrar por sus insinuaciones, volvía a ser un manojo de nervios que prácticamente le iba empujando hacia la puerta con sus palabras, aunque no físicamente.- Está bien, está bien. -Terminó diciendo casi riendo.- Te avisaré cuando pueda venir y así me puedes decir qué muffins te apetecen.

Aunque ya estaba por irse, la cogió por la cintura y la acercó hasta sí para darle un beso de verdad, de los que le hacían querer perderse un rato. Pero teniendo que separarse de ella porque no iba a dejar que pusiera en peligro su trabajo por él.- Te llamo luego. -Le guiñó un ojo antes de salir de la juguetería con una sonrisa. Al menos habían podido aclararlo todo y quedarse seguro de que ambos se gustaban.
Matteo - Juguetería - A treinta días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Dom Feb 27, 2022 6:42 am por Freyja
Bienvenido a mi reino
Capítulo dos
El estrés solo había ido a más. Desde que le contó a Chip que estaba enamorada de Matteo, y desde que acordó con él verse aunque fuera un poquito cada día, y que le trajera muffins y se dieran arrumacos en la trastienda, todo se había hecho como muy real, mucho más serio y estable, y los días hasta Nochebuena seguían pasando y ella se iba poniendo más y más nerviosa. Estaba despistada, estaba en las nubes pensando en ese chico y no se podía concentrar correctamente. Le salían unos lazos preciosos, porque estaba en la pompa del amor mientras los hacía, pero cuando se acordaba de ponerlos, porque había mandado más de una caja sin lazo que había venido de vuelta. Así no podía ser.

Y, de hecho, se había ido a la juguetería sin material especial. Lo tenía todo lleno de esas cintas y moñas tan feas y sosas de los humanos. ¿¿Pero en qué estaba pensando?? ¿¿Dónde estaban los tejidos brillantes y la purpurina?? ¡¡Oish, odiaba estar así!! Al menos la juguetería estaba vacía, se notaba que era martes por la mañana. Los martes por la mañana, inexplicablemente, era el día de la semana que menos gente había en las tiendas. Mucha gente se escabullía los lunes del trabajo, o tenía los miércoles libres, o los viernes, y los jueves también se escapaban por algo. Pero era como que los martes debía ser el día de trabajar y no estar en otras cosas... Ya, ojalá a ella se le aplicara. Pero vamos, algo tenía que haber los martes en el ambiente, porque ella también había dado un golpe sobre la mesa consigo misma ese día. Se acabaron las distracciones. Hoy tienes que dejar el trabajo más que encauzado.

Sin materiales, claro, así iba bien. Resopló y miró a su alrededor. La tienda estaba bastante vacía, la calle en general estaba bastante vacía. Solo tenía que cruzar su puertecita camino al Polo e ir a por lo que necesitaba y volver, sería unos minutos nada más. Abrió la puerta y se escabulló, corriendo, hasta su puesto, donde cogió rápidamente su caja de lazos y volvió. Respiró aliviada y se puso a mirar, con una sonrisita, lo que había traído... Pero... - ¿¿Por qué solo hay lazos amarillos?? - Preguntó al aire, con indignación, y entonces encontró una notita al final de la caja. Ahg, esa letra redondeada, ese exceso de purpurina y esa textura, esa maldita textura blandita en el papel. "Te he cogido algunas cosillas, ya que no las estabas usando. Que haya al menos algunos niños felicies. Gracis, Sienni. Fdo: Cloud". - ¡¡¡OOOOOIIIISSSHHHH COMO TE ODIOOOO!!! - Gruñó con un grito agudo, arrugando la nota en las manos. Dejó la caja a un lado y volvió a entrar al Polo.

- "Ñiñiñi que haya algunos niños felices, porque yo soy mejor que tú y más guapa y los niños me quieren, ñiñiñi graciiiis", ¡¡ooooiiishhh!! - Estaba que echaba humo como el Polar Express. Pues nada, ahora a volverse loca buscando lazos de otros colores que no fueran amarillo. ¡¡Tss, amarillo!! ¡¡Sería nube negra la tía, dejarle justo solo los amarillos, que era el color que menos le gustaba a los niños!! Ya podía ponerse las pilas buscando rosas, rojos, verdes y azules, que eran los favoritos. Y con la Nochebuena a las puertas. Así iba mal, muy mal.
Sienna - Juguetería - A veinticinco días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Miér Mar 16, 2022 2:00 pm por Timelady
Bienvenido a mi reino
Capítulo dos
Todo iba sobre ruedas.
El trabajo iba bien y su relación también. No podía pedir más.
Incluso su abuela decía que se le veía más serio y responsable, como si estuviera sentando cabeza.
Aunque claro, eso era un poco más exagerado, no creía que fuera para tanto.

Apenas se había pasado por la juguetería. Solo todos los días un ratito libre.
No era necesario hablar de un compromiso en firme ni nada parecido. ¿Verdad?

Y el caso es que ahí estaba de nuevo, recogiendo unos muffins navideños y un par de cafés, mientras le mandaba un mensaje a Sienna avisándola que de iba a pasarse por allí, tal y como habían acordado.
El caso es que la chica no respondió, pero no pensó que hiciera falta quedarse en la puerta esperando hasta que lo hiciera, así que pasó a la juguetería cuando llegó con las manos cargadas.

- ¿Sienna? -La llamó, ya que no la veía ni escuchaba.- ¿Dónde estás?

Dio por hecho que estaría en el almacén, así que se dio permiso para pasar directamente, dejando la cajita y los vasos encima de la mesa, donde había una caja de lazos amarillos que le hicieron arrugar la nariz. Puede que fueran cosa de marca, pero no era un color que le entusiasmase.
El caso es que por allí tampoco había rastro de su chica, pero sí había una puerta en la que nunca se había fijado.

Se encogió de hombros y la abrió.
Se podía haber esperado un armario, cuarto de la limpieza, un aseo, otro pequeño almacén para materiales, una salida de emergencia... cualquier cosa, menos aquello.
- ¿Esto qué es?
Sienna - Juguetería - A veinticinco días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :
Lun Mar 21, 2022 5:25 pm por Freyja
Bienvenido a mi reino
Capítulo dos
Pues nada, a lazos blancos era a lo máximo que había llegado. Se quedó mirándolos en sus manos. ¿Y si combinaba los amarillos y los blancos? No, no lo terminaba de ver. ¡Es que no combinaba con nada el amarillo! Bueno, con algo combinaría, pero ella no lo veía. Aunque podía coger un poco del papel ese de regalo rojo con lunaritos blancos y ponerle el lazo blanco. ¡Sí, eso podía quedar bonito!

Se fue a la zona de papeles de regalo de las estaciones de envoltura, pero, ¡ja! Suerte buscando papel rojo. Estaba agotadísimo ya. Dio una patada en el suelo con un quejido de niña pequeña. - ¿Qué te pasa? - Le preguntó Chip. - ¡¡Que no encuentro nada!! - ¡Wow, tranquilidad! - Le dijo su amigo, entre risas, y luego señaló a lo lejos. - Anda, mira en las cajas de allí fuera, a lo mejor hay algo. - Pues qué remedio.

Allá que fue, a las cajas de sobras. Rebuscando en sobras, para lo que había quedado. Miró durante un rato, pero nada. Lo mejor iba a ser volver a la juguetería y usar papeles de humanos aunque fuera, ¡si total! Entre sus papeles feos y los de los humanos, tampoco era como que hubiera mucha diferencia. Fue a dirigirse hacia la salida al reino de los humanos... Pero entonces recordó algo. Abrió mucho los ojos y miró hacia un lado. El bastón de caramelo. Ah, esa estúpida de Cloud. Acababa de pillarla, esperaba que el karma le concediera eso.

Trotó unos pasos hacia su derecha, dejando de lado la puerta al reino de los humanos, dirigiéndose al bastón de caramelo gigante que adornaba uno de los jardines artificiales del polo. Un día vio a esa tramposa de Cloud levantándolo, porque estaba hueco por dentro, y guardando dentro papeles y moñas. Miró a los lados, comprobando que no miraba nadie, y levantó el caramelo del suelo. Abrió mucho los ojos y sonrió con victoria. ¡Bingo! Qué tía, ¡aquello era un maldito almacén! Solo que en forma de tubo hacia abajo. Se inclinó sobre este, prácticamente dejando solo las piernas y el culo en pompa fuera del tubo, y empezó a rebuscar. Lazos de todos los colores, papeles, ¡hasta purpurina! Allí había de todo. Mira por donde, esa tramposa le había salvado la vida. Ya se iba a cobrar su venganza.
Sienna - Juguetería - A veinticinco días de Nochebuena



We are
Can you feel it? It's Christmas Magic Alchem10

Can you feel it? It's Christmas Magic Firma_10

Can you feel it? It's Christmas Magic Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4077Mensajes :
144Reputación :
Vie Mayo 27, 2022 1:18 pm por Timelady
Bienvenido a mi reino
Capítulo dos
Matteo se frotó los ojos intentando asegurarse de que no se estaba imaginando lo que tenía ante sus ojos. Vale que era navidad, pero en la calle aún no había nieve y aquel sitio estaba completamente cubierto. Se atrevió a dar unos pasos y la encontró de lo más mullidita, nada que ver con la que caía en Central Park.
Además, los edificios eran de madera y adornados con lucecitas de colores. Como una de las postales estas que les dan a los niños cuando van a visitar a Papá Noel en el centro comercial.

No estaba muy seguro de qué podía ser aquello, porque si descartábamos la dimensión paralela navideña. Solo podía ser que la juguetería tuviera un gigantesco almacén y hubieran decidido montar una aldea de Papá Noel con todo lujo de detalle para sacar pasta aquellos días.

Pero a lo que iba, había entrado ahí buscando a su novia, así que la llamó, casi sin atreverse a alejarse mucho de la puerta.- ¡Sienna! ¿Estás por aquí? -Preguntó a la nada, porque lo único que le llegaba a los oídos era una especie de villancico lejano.

Echó a andar al fin y vio algo de lo más extraño a un lado en el suelo. Bueno, extraño extraño no, porque sabía perfectamente que era alguien rebuscando algo en el suelo. Pero la imagen sí que era poco común. Y encima estaba casi seguro de que esas mallas de rayas no le harían tan buen culo a cualquiera. Salvo a la chica a la que buscaba precisamente.
- ¿Sienna? -Preguntó, esperando que le escuchara, mirando el detalle de disfraz, hasta llevaba los ridículos zapatos.
Sienna - Juguetería - A veinticinco días de Nochebuena



Can you feel it? It's Christmas Magic DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8674Mensajes :
584Reputación :

 
a