Tree Of Life :: One on oneTramas One on One :: Épocas pasadas
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
10.12.21 14:30 por Bacco

— let my soul praise you
ONE ON ONE • ORIGINAL • ÉPOCAS PASADAS
El señor Browning había llegado a la localidad de North Petheron, en el condado de Somerset, hacía poco menas de seis meses, y con su llegada, había conseguido revolucionar el pequeño pueblo de la campiña galesa. En particular, había conseguido revolucionar a una joven Imelda Pembroke, quien no se cansaba de asegurar a quien la escuchara, que sus ambiciones iban mucho más allá de cazar a un pobre hombre con el que casarse. A lo mejor fue esta autoproclamada diferencia del resto de damas lo que llamó la atención del adinerado joven, o a lo mejor fue la manera en la que esta se pasaba con la cabeza escondida tras un libro unas ocho horas al día, pero la cosa es que ambos empezaron un extraño baile de cortejo, ante la felicidad de la familia de la joven.

Y todo parecía que iba bien, hasta que Richard Pembroke, el primero de los hijos de la familia, completa su educación en la universidad de Aberdeen, y vuelve a casa con una joven señorita escocesa para presentarla a su familia. A quien no esperaba encontrarse, era al señor Browning, tan alto, tan misterioso, y tan...  poco femenino.
William Browning
Daniel Sharman • Mahariel
Richard Pembroke
Jack Lowden • Bacco
 



Code para Respuestas:
Código:
<link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=DM+Serif+Text|Frank+Ruhl+Libre|Adamina|Montserrat|Nanum+Myeongjo&display=swap" rel="stylesheet">
<center><div class="magicbox"><div class ="magicbrdr"><div class="mgbox"><div class= "mgtitle"><table><tr><td><div class= "magicicon"><img src="ICONO 120x120" width="120px" height="120px"></div></td><td><div class="magicshgtitle">TÍTULO CORTO</div></td></tr></table></div><div class= "magdat">¿Quién? • con ¿? • en ¿?</div><div class= "magicplt">¡AQUÍ UN GUAPO POST DE ROL!</div></div></div><div class= "byprouv">[url=http://treeoflife.foroactivo.com/u123]❥with love, prouvaire[/url]</div></div></center>

<style> .magicbox {width: 350px; height: auto; background-color: #transparent; padding: 9px;} .magicbrdr {width: 340px; height: auto; padding: 5px; background-color: #transparent; border: solid 1px #A4AAA8;} .mgbox {width:330px; height: auto; padding: 5px; background-color: #fff; border: solid 1px #f0f0f0;} .mgtitle {width: 310px; height: 135px; position: relative; padding: 10px; background-color: #f0f0f0;} .magicicon {width: 120px; height: 120px; padding: 5px; border: solid 1px #A4AAA8;} .magicshgtitle {width: 160px; height: auto; margin-left: 5px; position: relative; padding: 5px; font: 18px 'DM Serif Text'; color: #000; line-height: 18px; text-align: center;} .magdat {width: 270px; height: 14px; margin-top: 10px; margin-bottom: 10px; padding: 3px; border: solid 1px #A4AAA8; font: 10px 'Frank Ruhl Libre'; color: #000; text-transform: small-caps;} .magicplt {width: 310px; height: auto; margin-bottom: 1px; padding: 10px; background-color: #f7f7f7; font: 11px 'Frank Ruhl Libre'; color: #000; text-align: justify;} .byprouv {width: 350px; font: bold 9px 'Montserrat'; color: #998FB8; margin-top: 2px; text-align: center;} </style>


i wanna be an angst slave


— let my soul praise you FVdMjIx
Bacco
Bacco
Medusa - Nivel 2
Bacco
Bacco
892Mensajes :
370Reputación :
20.12.21 13:29 por Mahariel

INTERTWINED
Will • con los Pembroke • al regreso
¡Qué extraordinario momento el de la llegada del verano! Los colores estallaban en las colinas, cantaban los pájaros en las ramas de los árboles y regresaban las risas a las casas. Los largos días mejoraban el humor de las damas, las invitaban a pasear por los senderos en los que encontrarían a amables caballeros con los que intercambiar una mirada y con algo de suerte un par de palabras.

El joven William Browning, por supuesto, no había esperado a la llegada de la canícula para cortejar a la hija de los Pembroke. De necios habría sido dejar pasar su oportunidad  cuando la había tenido. Imelda era una muchacha encantadora, de cabellos dorados, piel clara, mejillas sonrosadas. Con un exquisito gusto al vestir para jugar con los tonos de sus ropas y realzar así su belleza, de una extraordinaria conversación en la que uno podría perderse si ella así lo permitía.

Will sabía que había sido ella quien lo había escogido a él, y no al revés, como solían creer otros caballeros de ego exacerbado, pero ¿qué le importaba? Era una mujer bonita, sagaz y divertida, y todo ello le gustaba. Ninguno de los dos ocultaba su interés por el otro, no les hacía falta.

Me encantaría quedarme a charlar, pero tengo que irme.

Oh, no me diga eso, señorita Pembroke, sabe que me parte el corazón.

Ella sonrió.

Pensé que teníamos más tiempo — Will alzó la vista para buscar el sol —. Apenas deben de ser las doce.

Lo sé, pero he de irme. Mi hermano llega hoy desde Aberdeen y tengo que estar allí para recibirlo. Hace mucho tiempo que no lo veo… — se aproximó a él con una mirada cómplice. — Y a vos espero veros mañana.

Browning sonrió.

De acuerdo — terminó concediendo —, pero dejad al menos que os acompañe. Un caballero no debe dejar que una dama camine regrese sola a casa, ¿no es cierto?

Mm… — Imelda fingió pensarse su oferta. — Está bien.

Ambas partes se dieron por satisfechas e iniciaron el camino hacia la hacienda de los Pembroke.
❥with love, prouvaire




— let my soul praise you 66004_s
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
538Mensajes :
51Reputación :
29.12.21 14:56 por Bacco

INTERTWINED
Richard • llegando a casa • al regreso
Llevaban una semana a caballo desde que habían salido de Aberdeen, y Richard estaba listo para no volver a montarse en un coche de caballos en el resto de su vida. Que no es que el viaje estuviera siendo desagradable. La familia de Beatrice se había encargado de que tuvieran la mejor montura para el camino, al fin y al cabo, su hija iba a estar junto a él, y ella no se merecía nada más que lo mejor. Cuando la había conocido, en uno de los bailes organizados por la universidad, había pensado que ni en un millón de años, podría estar a su altura. Se había movido con tanta elegancia, con aquel vestido que reflejaba todas las luces de la sala, que estaba seguro de que tenía que haberse tratado de una princesa. Pero resultaba que su padre era un mercader, sin demasiada historia familiar, y a quien no le había parecido mal que su hija se pegara a un joven con tierras, aunque estas estuvieran casi en la otra punta del país.

Ni un año había pasado de aquello, pero poco más quedaba hacer que introducir a Beatrice a la que pronto sería su vida, si todo seguía su curso actual. ¿Tenía ganas de presentársela a sus padres? No, especialmente porque en sus cartas no había acabado de mencionar la seriedad de la situación, y a lo mejor tampoco el hecho de que ella lo estaría acompañando. Pequeños detalles, si a él le preguntaban. Por eso, cuando finalmente vio el hogar de su infancia abrirse lugar entre los campos, una sonrisa nerviosa se instaló en su rostro.

Os encontraréis como en casa, ya veréis. Mi madre puede ser un poco insistente, y tiene cierta tendencia a meter las narices donde no la requieren, pero a parte de eso, son gente realmente encantadora. — Tranquilizó a su acompañante, dándole una suave caricia en el dorso de su mano. Cuando finalmente el carruaje frenó delante de la puerta de la hacienda, se apresuró a bajar, para ayudar a Beatrice a que lo hiciera. Nada más ella estuvo también en el suelo, Richard se fue a girar para guiarla hasta la casa, pero una figura familiar le llamó su atención.

¡Imelda! — Exclamó con una sonrisa, acercándose a ella para abrazarla. — Dios, cuánto has crecido en estos dos años. No me puedo creer que seas la misma mocosa que dejé atrás. — Bromeó, nada más soltarla de su agarre. Fue entonces cuando reparó en que ella también tenía compañía. — Oh, perdón por mis modales. — Se disculpó, girándose hacia su acompañante para encontrarse con el hombre más terriblemente atractivo al que había visto en su vida. — Oh. — Se le escapó. ¿Quien se suponía que era el joven de cabellos oscuros que acompañaba a su hermana? — Richard Pembroke, encantado. La encantadora señorita que espera junto al carruaje es Beatrice McPherson. ¿Y usted es?
❥with love, prouvaire




i wanna be an angst slave


— let my soul praise you FVdMjIx
Bacco
Bacco
Medusa - Nivel 2
Bacco
Bacco
892Mensajes :
370Reputación :
17.01.22 19:17 por Mahariel

INTERTWINED
Will • con los Pembroke • al regreso
En el recorrido retomaron la charla que había quedado interrumpida. Imelda le contó alguna cosa más sobre su familia, sobre la fingida circunspección de su padre, lo en ocasiones asfixiante de la protección de su madre, el apoyo que su hermano, el tal Richard, le brindaba aun estando tan lejos del condado. El joven Browning compartió trazos de la elaborada obra que componía su familia: padres, tíos, primos…

Apenas tuvo tiempo de mencionar un par de cosas antes de que llegasen a su destino, ambos con una mal disimulada sonrisa que les había florecido en los labios al fingir algún que otro roce fortuito. Coincidió su risa con el tronar de los cascos de un caballo. Él y ella se voltearon a mirar el carruaje. A Imelda se le iluminó el rostro. William esperó junto a la señorita Pembroke a que bajase del vehículo su hermano, que se reveló como un joven de lo más apuesto, de ojos claros, cabellos dorados y gesto amable. Era evidente el parecido entre los dos hermanos, tanto como el aprecio que se tenían, tan sincero que le contagió parte de su alegría a William, aunque no fuese él el protagonista del reencuentro.

Es un placer, señor Pembroke — replicó con cortesía. No reparó en la jovencita que salió del carro hasta que no la mencionó —. Señorita McPherson — añadió con una cortés inclinación —. Mi nombre es William Browning. Solo he venido a acompañar a su hermana hasta aquí — le explicó, dirigiéndole una discreta mirada cómplice a la interpelada.

Ella respondió con una risita antes de volver a centrar su atención en su hermano.

Oh, Richard, ¡no sabes cómo me alegra que hayas vuelto! Estar aquí sin ti es un auténtico suplicio.

"Auch" — se quejó Will en un susurro.

Ya sabéis a lo que me refiero.
❥with love, prouvaire




— let my soul praise you 66004_s
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
538Mensajes :
51Reputación :

 
a