Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Relatos salvajes
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Vie Feb 11, 2022 11:25 pm por Maga


Celina Rodríguez
19 años / Ayumi Roux / Maga
Como la cigarra
ONE ON ONE / ORIGINAL /  Realista


Argentina, 1998.

La vuelta de la democracia, el uno a uno y la explotación de la privatización de las empresas nacionales en manos extranjeras habían sido lo principal aquellos años. Quienes habían confiado en el Menemismo y habían quedado sin trabajo comenzaban a movilizarse cada vez más, con la sombra de montoneros y la juventud peronista atrás, la clase oligarca, siempre consiguiendo beneficios en medio de la desgracia de los demás. Era lo que había pasado, era lo que diferenciaba a las dos.

Ambas hijas de la educación pública, con vidas totalmente diferentes. Celina hija de obreros de fábricas metalúrgicas, Mara hija de empresarios que solo se beneficiaban en medio de toda aquella situación. Era claro que la diferencia económica entre ambas era enorme, pero se habían enamorado en el último año de Celina inclusive cuando aquello aun no era bien visto pero poco les había importado.

El tiempo había pasado y Mara ya estaba en el último año del secundario, Celina había comenzado a estudiar filosofía y letras en UBA y las cosas se encaminaban. La crisis las hará plantearse muchas cosas, especialmente cuando la elección sea estar juntas o buscar un futuro mejor pero separadas.


Mara de la Fuente
Flavie Delangle / 17 años / Amaryn




Código para post:


Última edición por Maga el Mar Feb 22, 2022 4:48 am, editado 1 vez


Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Lun Feb 14, 2022 6:12 pm por Amaryn


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Mara no dejaba de darle vueltas a los folletos que tenía en la mano.

Habían ido esa tarde de abril a recorrer universidades con sus compañeraspara prepararse con tiempo. La castaña estuvo tentada de negarse al principio, quería arreglar con Celina para almorzar juntas y volver rápido antes de tener que verse obligada a darle explicaciones a sus padres, pero al final terminó accediendo, creyendo que la pregunta que la asaltaba desde enero iba a resolverse como por arte de magia.

Qué equivocada estaba.

Mara sabía que no quería seguir los pasos de sus padres. Ella no tenía ni la mitad de la labia de ellos para negociar, ni las ganas de ver balances anuales todos los años. Le gustaban otras cosas, algo que le permitiera más flexibilidad en su vida. Incluso fantaseaba con el teatro, o con dibujar, aunque no estuviera segura de su real talento para alguna de esas cosas. Pero recorrer cuantas universidades vio, y llevarse folletos de las carreras que ella consideraba y aquellas que sus padres le mencionaban sin disimulo solo hizo que se mareara más. ¿Qué quería hacer de su vida? Y sobre todo, ¿Celina la seguiría?

Celina era la que más le preocupaba. Le llamaba la atención lo que ella había estudiado, pero si le estresaba lo que sus padres dijeran de ella misma, lo que podía decir de Celina sería mil veces peor. Además, le era inevitable ver las diferencias. La amaba, la adoraba con locura, pero sentía que había perdido la brújula de su vida. A sus amigas parecía darles igual, pero a ella no. No cuando tenía presión de todas partes. Incluso de los titulares de los diarios, que le decían que, por un motivo lógico, debía seguir los pasos de sus padres si no se quería morir de hambre. Le gustasen o no.

Eran las 5 de la tarde y Mara se había acostado sobre el césped de Plaza Italia. Era el lugar de encuentro que tenía con su novia, y no solo necesitaba verla porque la extrañaba. Necesitaba saber que hacer. Reencontrarse consigo misma, y de la mano de la persona que amaba. La vio acercarse, y le sonrió con dulzura, pero se notaba en sus ojos el cansancio que tenía producto de aquella jornada.

- ¿Te escapaste de clase para verme o me parece a mí? - le dijo con picardía. Si no ponía esa alegría en la charla, iba a dormirse ahí mismo.
Plaza Italia, Buenos Aires / con Celina / tarde





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Lun Feb 14, 2022 6:26 pm por Maga


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Mara no dejaba de darle vueltas a los folletos que tenía en la mano.
El profesor había faltado, lo que implicaba que las horas de esa tarde se habían suspendido y eso era una buena noticia. No era que le molestara dedicarle tiempo al estudio, en lo absoluto, pero simplemente le apetecía mucho más ir a ver a Mara teniendo en cuenta que las cosas estaban un poco extrañas entre las dos.

Le preocupaba, quizás era lo único que invadía su mente después del tema de que sus padres comentaban su inquietud acerca de la situación del país. Intentaba pensar en positivo, se suponía que todo terminaría yendo mucho mejor una vez que todo se asentara, pero le preocupaba que dijeran que estaban cesando algunos de los más antiguos para reducir costos. Celina era una persona bastante positiva, solía pensar que todo terminaría saliendo bien y creía lo mismo con respecto a su relación con Mara.

Llegar no fue difícil, el subte la dejaba bastante cerca y de paso se ahorraba unos mangos saltando el molinete como hacía siempre. Saber que estaba esperándola hacía que casi quisiera correr hacía su encuentro, pero no podía hacerlo si no quería quedar como una loca en medio de la calle.

Una vez que la tuvo en su campo de visión, una sonrisa sincera nació en sus labios, lo que Mara le provocaba no se asemejaba con nada que hubiera sentido nunca. – En mi defensa, el profesor no vino y tenía libre al fin. – Algunas veces se había escapado para ir a verla, al fin y al cabo, en la universidad a nadie más que a si misma le tenía que importar si faltaba o no.

Se sentí al lado de ella y se inclinó para besarla dulcemente por unos momentos, en esa zona de plaza Italia no había tanta gente y podía besarla por lo menos unos momentos en paz, aunque creía que poco a poco eventualmente terminaría normalizándose aquello. – Además de que tenía muchas ganas de verte, la semana se me hizo larga. – Pero sabía y entendía que ella también tenía sus responsabilidades, además de las propias que prefería ignorar muchas veces cuando interfería en su necesidad de ver a Mara. – Tenes cara como si no hubieras dormido nada ¿Anduviste de joda y no me invitaste?
Plaza Italia, Buenos Aires / con Mara / tarde





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Lun Feb 14, 2022 9:28 pm por Amaryn


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
La llegada de Celina hizo que Mara se despertara del todo, como si la chica de pelos rosados tuviese un mágico poder para darle ganas de vivir. Su beso la hizo sonreír, y por unos instantes dejó que el momento presente la embriagara, olvidando que frente a ella tenía como 15 folletos y la duda sobre que diablos hacer con su vida. La quería tanto que, en ese momento, hasta escucharla hablar era el paraíso.

Tenía razón en algo: la semana se había hecho larga. Desde que ambas habían comenzado a cursar, solo podían verse los fines de semana, y a veces con las entregas de trabajos ni eso. Haber arreglado (en el más extremo de los secretos, llamando una a la casa de la otra cuando sabían que los padres de ambas no estaban) ese momento robado en Plaza Italia era una inyección de energía que Mara no iba a negarse en lo absoluto ni a ella ni a su novia.

Pero fue la pregunta final de Celina lo que la hizo volver medio de golpe a la realidad. ¿Tanto se notaba lo mentalmente cansada que estaba? Por lo general, Mara rebosaba de vida, no porque sonriera todo el tiempo, pero siempre iba hacia delante, nunca se la veía cansada. Pero ahora, el tener todos esos papeles la agobiaba de una manera tal que nunca se había esperado. ¿No debería ser más sencillo ponerse un puesto de rosas para vender con Celina por la calle y ya? ¿Es qué tantas expectativas estaban puestas sobre ella a los 17 años?

No le respondió verbalmente. Le fue pasando muy lentamente los folletos, que había dejado desperdigados un poco por el pasto. Administración de empresas, diseño gráfico, teatro, veterinaria, licenciada en economía (ese le daba asco genuino, pero su padre estaba insoportable con el tema), profesora de historia, y así hasta que le pasó lentamente los 15 papeles con lo que necesitaba saber de cada carrera.

- Me habían dicho que esta elección sería la más sencilla de mi vida. Decime la verdad, Celi. ¿Tan fallada estoy que vos elegiste como si nada y yo no puedo? Todos me dicen que es lo que tengo que hacer, pero yo... yo no tengo idea... Y pensarlo... me agota, amor.

En eso se percató que, así como sus padres y sus amigas tenían sus puntos de vista, Celina seguro tendría el suyo. ¿Sería tan intensa como los demás? ¿La comprendería? Pero a ese pensamiento no le permitió dominancia. No en ese momento. No cuando más la necesitaba.

Plaza Italia, Buenos Aires / con Celina / tarde





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Lun Feb 14, 2022 10:59 pm por Maga


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Se quedó mirándola, esperando que le dijera realmente si había algo que pudiera hacer por ella o si algo andaba mal, Mara era muy transparente o quizás ella era quien la conocía tan bien que simplemente no entendía como a veces sus padres no se daban cuenta de lo que le pasaba. Sabía bien que los señores De La Fuente nada tenían que ver con su propia crianza, con su forma de vivir o de pensar, eran todo lo contrario y esperaban que justamente Mara lo fuera también, pero creía que ponían demasiado peso en la espalda de su hija que se esforzaba siempre por hacer las cosas bien.

Tomo los folletos, mirándolos con atención uno a uno y escuchándola atentamente, era una decisión muy difícil y también sabía que era una decisión que la afectaba directamente a ella, especialmente teniendo en cuenta que algunos folletos eran de universidades de España y, suponía, que ahí tenía mucho que ver la familia ajena porque dudaba que se los hubieran dado en el país. – No estas fallada, no digas boludeces. – Dejo los folletos en el suelo para poder, con sus manos, tomar ambas ajenas cariñosamente. Eran muy diferentes, pero lo que sentía por ella no se ataba a nada de eso.

Yo elegí porque yo creo saber lo que quiero para mí, pero nada me dice que de acá a un año no puedo darme cuenta que eso no es para mí y cambiar de carrera. Es una decisión muy jodida, se supone que tenemos que saber que queremos hacer para el resto de nuestra vida cuando siquiera nos consideran adultos legalmente. – Ella había tenido suerte que siempre había acompañado a su madre a la villa a las clases que daba y desde siempre había sabido que el tema de filosofía y letras le fascinaba, poder alfabetizar además de ayudar a cada persona de allí a acceder a aquello que se suponía que solo los ricos podían acceder le encantaba.

Tomes la decisión que tomes te tiene que gustar a vos solamente, ni a tus viejos ni a mí, es lo que vos queres para vos. Podes probar y, si no va bien, después intentas otra cosa, que no es la muerte de nadie fallar alguna vez. – Llevo las manos ajenas a sus labios, besando el dorso cariñosamente. – Yo lo único que quiero es que vos seas feliz, que encuentres que lo que hagas te haga realmente feliz, después lo demás sinceramente me chupa un huevo. – Sonrió, tan fresca como siempre y mirándola a los ojos. – Si vos me lo permitís, sabes que yo te voy a seguir y bancar en lo que hagas.

Plaza Italia, Buenos Aires / con Mara / tarde





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Vie Feb 18, 2022 7:12 pm por Amaryn


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
La dulzura de Celina tranquilizó un momento los nervios de Mara, haciendo que ella dejara sus manos entre los labios de su novia y olvidara por un momento el estrés que estaba pasando. Pero cuando volvía a mirar los folletos, volvía a ver los rostros de sus padres y sus amigas. Probablemente le dijeran lo mismo que Celina, con la diferencia de que en ese momento, seguramente era la única persona que se lo dijera de verdad.

- No sé si es tan sencillo, Celi. Mis viejos... No sé, serían hasta capaces de no ayudarme si no elijo la carrera que ellos quieren... Mi madre es muy capaz... Cómo hago?

Mara tomó una pausa para tomar aire y seguir hablando.

- Y ni hablemos de la idea ridícula de estudiar fuera del país. No entiendo que ven de malo en quedarme. No lo entiendo.

Y en ese momento tomo las manos de Celina y con una mirada suplicante le pregunto.

- Vos qué harías en mi lugar?
Plaza Italia, Buenos Aires / con Celina / tarde





Última edición por Amaryn el Vie Feb 18, 2022 8:09 pm, editado 1 vez


Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Vie Feb 18, 2022 7:19 pm por Maga


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Sabía que el momento que estaba pasando Mara era mucho más complicado de lo que podía llegar a imaginar, no estaba en sus zapatos, sus padres solo querían que fuera feliz y la ayudaban en lo que podían. Ella hacía algunos trabajos cuando tenía oportunidad, changas que le daban para los apuntes y poco más, pero Celina no era una persona que quisiera más de lo necesario, para lo único que le gustaría tenerlo era para ayudar a los demás de la manera en que siempre había soñado.

Hizo una mueca, suspirando. – Es complicado, pero sabes que yo sí puedo te voy a ayudar en todo. Vos tenes que hacer lo que vos sientas, después lo demás se acomoda. – No dudaba que sería así, si era necesario buscaría un trabajo de tiempo completo y estudiaría en los libres para poder ayudar a Mara, bien sabía que ella se merecía tener a su lado a alguien mejor que ella, alguien que realmente pudiera ayudarla en un momento así si lo necesitaba, pero era demasiado egoísta como para dejarla ir. La amaba.

Su ceño se frunció, sintiendo que su corazón se detenía un poco ante la idea que se fuera del país. Sabía que los padres ajenos podían hacerlo sin problema, pero la sola idea la aterraba. – No entiendo tampoco porque quieren eso. – No dijo más, sentía que si decía algo más podía arruinarlo todo y no quería cargarla con sus propias cosas.

Acaricio sus manos y la miro a los ojos, pensando un poco, no quería mentirle, pero tampoco sentía que podía ser tan idealista como lo era ella misma. – Yo no soy punto de ejemplo, mi amor. Siempre hice lo que sentí y mis viejos nunca tuvieron problema, lo sabes. Pero yo lo único que puedo decirte es que quiero que seas feliz, haciendo lo que hagas y que sepas que voy a acompañarte, siempre.


Plaza Italia, Buenos Aires / con Mara / tarde





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Lun Feb 21, 2022 8:44 pm por Amaryn


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Mara amaba, entre todas las cosas hermosas de Celina, su valentía.

Entendía porque ella la animaba. Ella realmente seguía los deseos de su corazón, deseos que Mara admiraba también, aunque no se lo dijera con la frecuencia que sentía que le gustaría. Y además, la familia de su chica la apoyaba. Ese soporte emocional Mara lo tenía en forma de dinero, y de pequeña no se daba cuenta, pero ahora... ahora ya no estaba del todo segura.

Y eso la frenaba. Porque sí, sus padres no permitirían que ella trabajara para nada y ni siquiera a ella misma le parecía una opción, pero las cosas eran como ellos decían. Claro que llegado el momento, Mara entendió que, quizás, tal vez, sus deseos no coincidían.

Y ahí es cuando deseó con todo su corazón tener la mitad de las agallas de su novia. Para hacer lo que ella quería, como ella quería, con quién ella quería. No como sus padres se empecinaban en ordenarle, directa o indirectamente.

Mara permaneció en silencio unos segundos, ordenando sus pensamientos. Luego habló.

- Tampoco sé hasta que punto es justo que tengas que cargar con mi mochila, amor. Que se yo... supongo que afuera no van a mandarme porque ya sabría algo, pero ¿qué puede hacerme mal seguirles la corriente en lo que estudie? Serán que, ¿tres, cuatro, cinco años? Supongo que mientras no me tenga que ir a la mierda puedo con eso. Y mientras estés vos. Y pueda tomar un poco de esos ovarios enormes que tenés para vivir, amor - le dijo con una sonrisa que no terminaba de ser radiante, pero un poco más animada que antes.

Le hubiera gustado pensar que estaba presentándole el cuadro que ella tenía como más probable para su futuro. Pero volver a pensar en que sus padres decidieran enviarla fuera a estudiar le ensombreció el rostro, porque no podía dejar de pensar en eso ahora que tenía los folletos de Bolonia en la mano. Y supo que, si tenía que rezar veinte rosarios para que no la apartaran de Celina, sin duda que lo haría. Pero no tuvo la valentía de decirle a su novia que la posibilidad de irse era más real de lo que admitía.
Plaza Italia, Buenos Aires / con Celina / tarde





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Lun Feb 21, 2022 9:04 pm por Maga


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Le gustaría poder darle mucha más seguridad a Mara con respecto a cómo se sentía, porque era claro que se sentía insegura con todo aquello. Celina sabía que era una privilegiada al encontrar un propósito en su vida desde la adolescencia, pero realmente sabía que no todos pasaban por lo mismo. Mara tenía la capacidad económica de sus padres detrás, eso le daba muchos beneficios, pero también la ataba de tantas maneras que era horrible para Celina saber todo lo que tenía en su espalda. Siempre había intentado que con ella sintiera la libertad que se notaba que no tenía en su hogar ni en su vida en general.

Acaricio su mejilla con una media sonrisa, acercándose a ella para besarla dulcemente por unos momentos antes de separarse. – Lo que vos quieras hacer por mí está bien, yo solo quiero que estés segura y feliz. Si vos crees que lo mejor es hacer lo que quieren tus viejos por un tiempo, sacar la carrera y después ver que queres hacer también está bien. Es tu tiempo y tu ritmo, ni yo ni nadie podemos imponer nada ahí, aunque bueno, yo si impongo un poco mi presencia porque no quiero que me dejes. – Bromeo, con sus ojos brillando ligeramente.

Tomo su mano y jugo con sus dedos, un tanto nerviosa, no podía negar que la idea de que la mandaran lejos de ella la aterraba enormemente, no sabía que sería de su vida sin Mara. – El fin de semana es el cumple de uno de mis amigos y hace una joda bastante grande, me dijo que te avise, pero no sé qué onda ¿Crees que consigas permiso o te puedas escapar? Va a estar copada y me gustaría que fueras conmigo. – Además en ese tipo de lugares, con sus cercanos, eran los únicos sitios donde podían estar juntas sin tener ningún tipo de preocupación. – Y bueno, si queres venirte a dormir conmigo después de la fiesta voy a estar más feliz todavía. – Le dedico una sonrisa coqueta, llevando la mano ajena a sus labios y besando el dorso cariñosamente.

Plaza Italia, Buenos Aires / con Mara / tarde





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Lun Feb 21, 2022 9:41 pm por Amaryn


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
La castaña en ese momento entendió que, muchas veces, o todas ellas, lo único que necesitaba que Celina le dijera era que todo estaría bien. Casi sin importar si todo era verdad o mentira. Y ni siquiera necesitaba que lo dijera en palabras: la ternura en sus besos, su sonrisa siempre brillante, sus manos sosteniendo con dulzura las suyas. ¿Cómo iba a querer soltarla? ¿Cómo iba a permitirse dejar que alguien osara alejarla de ella, no importaba quién?

Sonrió aún con más alivio al oírla decir que no quería que la dejara, porque para ella eso era asegurarse ese puerto seguro en el cual refugiarse, y ser lo mismo para Celina. Si, a veces su novia era más madura que ella, pero eso no significaba que Mara no quisiera ser la mejor persona del mundo para ella. Muy por el contrario, si algo tenía Celina, era la capacidad de generar en la castaña el deseo de ser siempre alguien mejor cada día. Esa fuerza se la debía a ella.

La invitación hizo que la mente de Mara dejara de sobrepensar su futuro y se concentrase en el presente. En Celina, en los momentos que la vida les regalaba para estar juntas. Ese fin de semana sería uno de ellos, y Mara no lo iba a dejar pasar.

- Mmmm... conseguir el permiso en realidad va a ser muy fácil, Celina... ahora... dormir con vos... para eso vas a tener que saber convencerme muy bien - le dijo dedicándole la sonrisa más sensual que supo hacer. Era obvio que le diría que sí, pero le gustaba jugar con eso. Le gustaba sentir como la vida no se le pasaba sin pena ni gloria. Le pasaba sonriendo de felicidad junto a Celina.
Plaza Italia, Buenos Aires / con Celina / tarde





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Mar Feb 22, 2022 4:04 am por Maga


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
Sabía que Mara tenía mucho en la cabeza, por eso mismo creía que la invitación al cumpleaños de su amigo les había llegado en el mejor momento posible. También era consciente que los padres ajenos no la dejaban salir mucho, pero creía que era bastante posible que si inventaba alguna reunión con amigas podría ir. No los culpaba, la cuidaban mucho y de hecho agradecía que lo hicieran, pero le gustaría poder hablar con ellos y decirles que mientras estuviera a su lado jamás dejaría que nada malo le pasara. Mara era lo que más quería, la cuidaba inclusive más de lo que se cuidaba ella misma.

Le mantuvo la mirada, con una sonrisa ladina mientras negaba, habían comenzado su relación cuando Mara era bastante chiquilla y era increíble como poco a poco se iba convirtiendo en toda una mujer. – Yo dije dormir, pero no es exactamente lo que pienso hacer con vos a solas en mi cuarto eh. – Chasqueo la lengua, manteniendo la sonrisa mientras la miraba. En ese momento, cuando podía estar bromeando así con ella sentía que el mundo se podía joder que le chupaba tres huevos. Lo único que necesitaba para estar bien era a Mara a su lado y sus viejos bien.

Miro la hora, frunciendo levemente el ceño porque había pasado volando. – ¿Te tenes que ir yendo ya o tenes un rato más hoy? Si te tenes que ir te acompaño hasta cerca de tu casa, de paso me voy a lo de Pancho que teníamos que hablar de una actividad que tenemos en la villa el finde.


Plaza Italia, Buenos Aires / con Mara / tarde





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Mar Feb 22, 2022 6:21 pm por Amaryn


CAPÍTULO 1
¿Qué será de nosotras?
El tiempo con Celina se le pasaba tan rápido que ni siquiera se le ocurrió mirar su reloj pulsera. Cuando lo hizo, se alarmó por un momento. ¿Habían pasado una hora y de lo único que habían hablado era de ella misma? Sintió una incomodidad profunda, puesto que aunque entendía que necesitaba hablar con Celina de lo que pasaba, le solía resultar extraño hacerlo de esa manera. Ni siquiera le había preguntado como estaba, como había sido su día, si ella por su lado tenía problemas. Mara sabía que quizás no podría ayudarla, pero sí escucharla. Y se sintió culpable.

- Ay que pelotuda que soy... esto terminó siendo un monólogo de mi vida, amor. Que tonta.

Y rodeó con sus brazos la cintura de su novia para recostar la cabeza en sus piernas. Quería robarle cada segundo al tiempo que pudiera, y cada encuentro que pasaba le hacía más difícil separarse de Celina. Sentía que el vínculo era cada día más fuerte, y no quería perderlo por nada.

Pero tenía razón. Si no comenzaba a volver, debería soportar el regaño de su madre. Y ese día no quería. No con todo lo que, de nuevo, volvió a su cabeza.

- Acompañame, amor. Que aun no hablamos de tu día en la universidad. Y eso sí que lo quiero saber.

Y soltó el abrazo para ponerse de pie y levantarse del suelo, y luego levantar a su novia. Se moría de ganas de darle la mano para caminar, pero sabía que eso atraería miradas y comentarios indeseados que no estaba dispuesta a soportar. Así que se limitó a caminar a su lado durante el trayecto entre la plaza y las cercanías de su casa, escuchándola hablar y mirándola con amor. Con todo el amor que sentía por ella y del que no se arrepentía ni un segundo.
Plaza Italia, Buenos Aires / con Celina / tarde





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Mar Feb 22, 2022 6:31 pm por Maga


CAPÍTULO 2
Te necesito
Decir que estaba feliz porque Mara le había confirmado que iria a la fiesta de su amigo era un eufemismo, hacía tiempo que no podían pasar un buen rato juntas y lo andaba necesitando, ella era lo único que mantenía su mente unida y bien centrada. Si, sus padres ayudaban mucho, pero Mara hacía que todo se viera mucho mejor, mucho más sencillo y feliz, sus padres decían que era el poder del amor, que estando enamorado siempre sentías eso, pero ella lo consideraba aún más especial en líneas generales.


Su novia no había querido que la fuera a buscar cerca de su casa, según lo que le había comentado, su padre iba a llevarla hasta lo de una amiga y, con ayuda de esta, luego iría a la fiesta. Habían coordinado que la esperaría en aquella esquina, por lo que estaba allí con las manos en los bolsillos del pantalón y apoyada en la pared mientras iba mirando hacía ambos lados esporádicamente. Estaba inquieta o más bien ansiosa, sus amigos decían que siempre se ponía insoportable cuando hablaba de Mara y cuando estaba con ella terminaría algún día vomitando arcoíris literalmente, con lo feliz que estaba de que la acompañara poco le importaban todas aquellas bromas.


Verla llegar la hizo sonreír ampliamente, porque si había ido y porque presagiaba una buena noche para las dos, no veía la hora que su novia cumpliera dieciocho y que por fin pudieran hacer eso más seguido, sin sus padres metiéndose todo el tiempo y pudiéndoles negar estar juntas. – Creo que me enamore ¿Qué onda linda? ¿Venis seguido por acá? – Bromeo cuando dio unos pasos y llego hasta su encuentro, conteniendo las ganas de comerle la boca en ese mismo lugar.
Fiesta, Buenos Aires / CON Mara / Noche





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Vie Mar 18, 2022 5:58 pm por Amaryn


CAPÍTULO 2
Te necesito
No me importa que es lo que quieras, Mara, ya hablamos de esto. No vas a estudiar en este país de mierda. Está decidido.

Mara tenía demasiado presente el recuerdo de la charla que tuvo con sus padres al día siguiente de ver a Celina. Les comentó que le parecía buena la idea de estudiar veterinaria de entre todas las opciones, porque era la que, dentro de las que le daban rédito económico, la que realmente disfrutaba. Pero se dio cuenta, demasiado tarde, que debía haber obviado buscar los folletos de Bolonia. Y aunque los hubiera obviado, debió ver que ya no tenía salida. O sí, la tenía, pero eso la dejaba muy probablemente en la calle. Ni siquiera consideraba pensar en ir a lo de algún familiar, y cargar a Celina con sus problemas le parecía ya un exceso, por mucho que se amaran.

De no haber conocido a su novia, probablemente ni se hubiera preguntado si ir a Italia a estudiar era un buen plan. Claro que ahora, las cosas eran diferentes. Mara había llorado a escondidas las tres noches anteriores a la fiesta, y aunque su padre intentó ser compasivo explicándole que era lo mejor, su madre se había vuelto más dura que una piedra, convencida de que decidir por su hija siempre iba a ser mejor que dejarla elegir sola. Ni hablar de contarles lo que realmente la ataba a la Argentina, eso hubiese empeorado las cosas y necesitaba ver a su novia no tenía muy claro para decirle exactamente qué cosa. ¿Qué no volverían a verse por mucho tiempo? ¿Qué podrían escribirse y verse cada tanto? ¿Qué la mantuviera así se quedaba? La última pregunta la llenaba de vergüenza, tanta que no quería ni pensar en ella. Celina merecía algo mejor que esto. Incluso merecía a alguien mejor que Mara. Y eso a la castaña era lo que más la destrozaba por dentro.

Siguió el plan apra ir a la fiesta al pie de la letra, aunque con un persistente nudo en la garganta. Clara la miró todo el rato, como presintiendo que algo malo pasaba, pero no dijo nada. Mara tampoco, solo fingió sentirse bien como para ir a una fiesta, obviando que estaba frente a la decisión más difícil de su corta vida, y cuando llegaron, la presencia de Celina aflojó la pena, pero no la desesperanza.

Le sonrió cansada. Llorar la había agotado, y reprimirse delante de todos, aún más.

- Ya quisiera venir seguido por acá si me voy a encontrar a la piba más linda del mundo - le dijo con cansancio a Celina, abrazándola como si le pidiera que la protegiera en ese gesto. Quizás sería una de las últimas veces que haría algo así, pero intentó no pensar. No quería pensar.
Fiesta, Buenos Aires / con Celina / Noche





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Lun Mar 21, 2022 7:25 pm por Maga


CAPÍTULO 2
Te necesito
Esperaba que Mara pudiera distraerse ese día, teniendo en cuenta que estaba bastante complicada con el tema de su futuro lo único que quería era hacerla sentir bien de alguna manera. Ella lo único que iba a hacer era apoyar la decisión que tomara, la que considerara que era lo mejor para ella. Celina agradecía que sus padres en ningún momento se hubieran cuestionado absolutamente nada en cuanto a su decisión de estudio, que quizás no era la más redituable del mundo, pero seguramente le alcanzaría para vivir y no podía pedir más que eso. No concebía la vida sin pasión, no pensaba siquiera en la posibilidad de estar haciendo algo que luego la hiciera infeliz.

Cuando la tuvo entre sus brazos la abrazo con fuerza, sonriendo levemente al sentirla de nuevo con ella. Sabía que las cosas a veces eran complicadas, que tenía que tener paciencia y demás, pero había días más fáciles y otros más difíciles. Muchas veces se cuestionaba a si misma cuando quizás se frustraba ante el hecho de que Mara no pudiera acompañarla como le gustaría en determinados lugares, por sus padres y por su vida en general, pero luego se centraba en lo mucho que la quería y que todo era cuestión de tiempo y de paciencia. Si tenía paciencia, todo terminaría bien entre las dos, estaba segura de eso.

Se alejó unos centímetros y dejo un cariñoso beso en su mejilla, casi en la comisura de su labio. – ¿Por qué hablas de vos misma? – Bromeo, finalmente separándose para tomar su mano, entrelazando sus dedos con los de ella. Sabía que con Clara no había problema, pero siempre dejaba que su chica decidiera que hacer y delante de quien, presionarla no era algo que le gustara hacer en lo absoluto. – ¿Vamos? Me encargue ya de guardar el fernet que te gusta a vos así no lo escabian hasta que lleguemos, sino estos pibes son un desastre. – Bromeo, haciéndole un gesto a Clara a modo de saludo y después caminando hasta la casa de su amigo que no quedaba muy lejos de ahí.

Una vez que entraron las dirigió a la sala, saludando a los chicos y viendo como poco a poco empezaban a llegar más personas, eran todos compañeros por lo menos, era un lugar seguro para todos. – Voy a buscar el escabio ¿Venis conmigo o te quedas un toque con Clara? – Pregunto, capaz no quería dejar a su amiga sola, aunque sabía que el resto de sus amigos no la iban a dejar afuera de nada, eran buenos pibes.

Fiesta, Buenos Aires / CON Mara / Noche





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Jue Jun 09, 2022 4:40 pm por Amaryn


CAPÍTULO 2
Te necesito
La castaña sintió, y con justa razón, que alejarse por un minuto de Celina era perder la posibilidad de estar con ella un momento más. La resignación la invadía por mucho que intentara remediarlo, pero no podía escupir la verdad tan pronto. Quizás estar cerca de su novia la ayudase a pensar con mayor claridad.

No dijo nada, sencillamente tomó con suavidad la mano de la chica y con la otra mano la tocó en el hombro para que se moviera. Se dejó arrastrar, literalmente, por Celina hacia la cocina, casi como si su propio cuerpo no fuese capaz de moverse por sí mismo, salvo para abrir la heladera y retirar la jarra con el Fernet preparado.

- Tengo la mejor novia del mundo - le susurró siendo completamente sincera con ella - no sé que haría sin vos.

No sé que haría sin vos.


Esas palabras sonaron con fuerza en su mente y se sintieron como una puñalada. Le costaba horrores pensar en como sería su vida sin tener a Celina cerca, ¿pero cómo enfrentar a su madre? Sabía que ella ya había realizado las primeras llamadas para que Mara viajase apenas se liberara de sus obligaciones en la escuela, por lo que todo ya estaba encaminado. Y Mara no tenía idea de los alcances de su madre, pero sí que sabía lo manipuladora que era. La castaña no la tenía fácil.

Supo que Celina le hablaba, pero no pudo escucharle claramente. Solo sintió su voz, pero no supo que le dijo. Solo tenía en su mente la idea de que no encontraba la forma de que algo pudiese salir bien de todo eso.  

- Perdón, amor. ¿Qué me decías? -
le preguntó. Sonaba cansada, triste. Y no sabía si era capaz de disimularlo por completo. No le quedaba mucho tiempo para afrontar la conversación... pero no estaba preparada para ello.
Fiesta, Buenos Aires / con Celina / Noche





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Jue Jun 09, 2022 5:01 pm por Maga


CAPÍTULO 2
Te necesito

Una sonrisa se asomó en sus labios más no llego a sus ojos, Celina no era exactamente ciega a lo que veía como los sentimientos de su pareja. Notaba lo agobiada que estaba con todo, había intentado que aquella salida con sus amigos fuera algo divertido para ella, para que pudiera distraerse un poco pero lo veía sumamente complicado teniendo en cuenta que había algo que le hacía darse cuenta que no sería tan fácil como podía pensar que lo sería. – Yo sin vos evidentemente no podría hacer nada. – Dejo una caricia en su mano porque realmente lo consideraba así, realmente creía que sin ella nada tendría sentido y eso la aterrorizaba bastante, mucho más de lo que era capaz de admitir.

Una vez que le dio el fernet se quedó mirándola, nunca en su vida había pensado tener la oportunidad de que alguien como ella siquiera volteara a verla, pero la suerte había estado de su lado y no entendía como era que siquiera había logrado que se enamorara de ella. Perderla no era una opción, por lo menos no por su propia voluntad, siempre intentaba hacer todo como para reafirmar el interés ajeno sobre ella misma, la adoraba y le preocupaba su bienestar pero por sobre todo su felicidad que consideraba que no era lo mismo realmente.

Cuando se dio cuenta que no la estaba escuchando se rió, acercándose a ella y pegando sus labios a los ajenos por unos momentos lentamente. – Que estas hermosa pero que tenes menos ganas de estar de joda que yo de ver un partido de river. – Bromeo, abrazándola cariñosamente y dejando un beso en su cabello. – Te va a salir humo del bocho si seguís pensando tanto ¿Paso algo más con tus viejos? – Porque sino no entendía del todo porque estaba tan así.

Fiesta, Buenos Aires / CON Mara / Noche





Como la cigarra >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Vie Sep 23, 2022 2:20 am por Amaryn


CAPÍTULO 2
Te necesito
Sintió el abrazo, pero en cuanto Celina preguntó por sus padres tuvo que esforzarse para disimular la puntada de dolor que sintió en la cabeza.

¿Cómo dibujaba la verdad ahora para decirle?

Se quedó callada en el abrazo al principio. Oyó los pasos de los asistentes a la fiesta entrar a la casa, a Clara recibiéndoles, las botellas y los vasos circulando por doquier y las risas y gritos de alegría. Pero lo oía todo como lejano, distante. Quería irse. No quería enfrentar esa conversación. Pero ya no podía. Y no iba a mentirle.

- Digamos que mis padres tienen una mentalidad... de piedra. Algo te he contado, son más cerrados que una olla a presión hirviendo y no les entran balas - comenzó a explicar.

Sin soltar el abrazo, fijó su mirada en Celina haciendo un esfuerzo por no llorar. Sintió que los ojos se le humedecían, pero se contuvo.

- Intenté decirles que la idea de estudiar veterinaria era factible, que era una buena carrera y que ganaría plata, que es lo que un poco los tiene manija. Pero empezaron a joder con Bolonia, que Bolonia esto, que Bolonia aquello, que si no fui a ver al consulado... Se pusieron tan pesados que les di los folletos que estaban en el consulado...

Respiró profundo, mientras veía de reojo a Clara mirando la situación y volviendo con los demás, y prosiguió.

- Resulta que, sin decirme nada, mamá ya me había inscripto en el ingreso a Bolonia de este año para el que viene. No sé ni cuanto sale la matrícula pero allá fue sin preguntar y me anotó. Los folletos solo le sirven para que sepa donde instalarme y esas cosas... y ya ni siquiera puedo hacerle la contra porque me cagó por todos lados...

Las primeras lágrimas salieron de sus ojos, bastante más contenidas de lo que imaginaba, pero aun así estaban.

- Obviamente tendré que terminar la secundaria por correo en vez de irme a Bariloche con mis compañeros... y bueno... claramente mi vida amorosa le importa menos que nada. Ni preguntó siquiera...

No pudo seguir hablando. No lloraba visiblemente desconsolada, pero el nudo en la garganta la apretaba tanto que le dolía demasiado como para articular palabra. Para colmo, puesto en palabras, todo el problema ahora parecía imposible de resolver... Y para completar el cuadro, le acababa de decir a su novia que tendrían que alejarse. No sabía cuanto la estaba lastimando con esto.
Fiesta, Buenos Aires / con Celina / Noche





Como la cigarra 118q0pG
Como la cigarra SyfqAFqComo la cigarra 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :

 
a