Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Relatos salvajes
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Mar Feb 22, 2022 1:06 am por Maga
'Cause it was never mine
I remember thinking I had you
Ayleen no podía entender como su crush de toda la vida siquiera había volteado a verla en aquella fiesta. Era su último año y el novio de Anabelle había hecho una fiesta para recibirlo a toda regla, iban a graduarse y se suponía que ese tenía que ser el mejor año de sus vidas. Ayleen no era el tipo de chica que eran invitadas, en lo absoluto, pero había invitado a todo el curso y ella luego de haberlo pensado mucho había decidido ir. No era que le interesaran las fiestas, no iba jamás a las mismas, pero sabía que Anabelle estaría ahí y sus amigos le habían insistido, era un logro que los invitaran y no podían desperdiciar la oportunidad.

Tal vez no había sido buena idea jugar a 7 minutos en el cielo, porque estaba un poco tomada teniendo en cuenta su nulo aguante con el alcohol y Anabelle también lo estaba, sabía que se quedaría a dormir en casa de su novio y por eso mismo no se había cortado ni un poco en beber lo que quisiera si total la noche iba a terminar como siempre. Además, tenía una imagen que mantener, no por nada era la reina en el colegio y fuera de él, para su novio y para todo el mundo.

Cuando aquella botella las señalo Ayleen pensó que la rubia iba a negarse, por obviedad, pero esta la había tomado de la mano y se había encerrado en el armario con ella. Lo próximos siete minutos habían sido un sueño para las dos, por la química que habían sentido y la excitación también, aunque las interrumpieran cuando hubieran querido que no lo hicieran.

Siete minutos que pueden convertirse en mucho tiempo más, porque Anabelle no está dispuesta a perder aquella nueva sensación que había encontrado en Ayleen y la morena no puede decirle que no a su amor platónico, aunque fingir delante del novio de ella y siquiera poder voltear a verla delante de todo el mundo le cause un resquemor en el pecho que no le gusta mucho. El que no arriesga no gana, aunque ninguna de las dos sabe muy bien si quiere arriesgar del todo y si hay posibilidades reales de ganar en aquella complicada situación.
ANNABELLE STARLING
17 años - LEVEN RAMBIN - AMARYN
AYLEEN J. BENNET
17 años - ZENDAYA - MAGA
ORIGINAL — REALISTA — ONE ON ONE




code post:


'Cause it was never mine >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Jue Feb 24, 2022 8:03 pm por Amaryn
Treinta minutos después

Capítulo 1
Annabelle sentía de todo menos arrepentimiento.

Eran las tres de la mañana. A la fiesta ya no le quedaba mucho tiempo, pero a ella el cuerpo aun no dejaba de pedirle más acción. Pero no tenía nada que ver con el alcohol, ni con la expectativa de follar con Vincent cuando todos se fueran. De hecho, eso último era lo que primero reemplazaría de buen grado con tan de volverse a meter en ese armario.

¿Cómo explicar en una oración lo bien que Bennet la había hecho pasar sin quedar como una grosera?

Ann había descubierto en secreto, no hacía mucho tiempo atrás, que las chicas la ponían tanto como los chicos. Todo fue por un comentario de su novio, ese novio que ella creía que era más pacato de lo que mostraba, sobre la idea de hacer un trío. Claro que no se lo creyó, lo dijo en un momento de borrachera monumental, pero su curiosidad era más grande y empezó a investigar. Lo que vio le voló la cabeza, pero sabía que no iba a pasar eso ni en pinturas. ¿De verdad podía considerar que Vincent realmente quisiera algo así? No. Podría decir que lo amaba, sí, pero lo conocía. Lo suficiente como para saber hasta donde era capaz.

No se le pasó por la cabeza que esa fiesta sería un descontrol de cerveza y vodka. Mucho menos que Bennet y los imbéciles de sus amigos fueran a ir. La morena no le desagradaba, pero era consciente de que no era de su clase. Ella era la reina, Bennet era una más del montón. No había forma en el mundo que fuesen amigas siquiera, mucho menos creer que no se echaría atrás cuando la botella las señaló a las dos. Y muchísimo menos se iba a pensar que esa chica, la que no pinchaba ni cortaba, la iba a dejar ardiendo después de esos siete minutos, esos siete minutos de besos, de gemidos ahogados, de caricias apresuradas y de un infierno que le había gustado demasiado, y que no podía admitirlo en voz alta.

¿Cómo iba a calmarse ahora, si Vincent en años no le había llegado ni a los talones a esos siete minutos?

Se había apartado de los restos de fiesta que quedaban. Algunos aún estaban con la botella, pero ella había conseguido excusarse un momento, y Vincent estaba en su humor de mono tonto animando a los que quedaban sin mirar a su novia. Ver pasar a Bennet a la salida de la casa de Vincent no fue algo que le pasó desapercibido, y de algo estaba segura: no sabía como iba a hacerlo, pero esos siete minutos con Bennet no le habían alcanzado para nada. Quería más. Mucho más.

- Pssst - le chistó no muy alto para llamar la atención de los demás, solo lo suficiente para hacer que la morena se diera vuelta - tú. Bennet. Ven aquí. ¿Ya te aburriste?
Fiesta — Noche — CON Ayleen




'Cause it was never mine 118q0pG
'Cause it was never mine SyfqAFq'Cause it was never mine 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Sáb Feb 26, 2022 3:13 am por Maga
Treinta minutos después

Capítulo 1
Si alguien le hubiera dicho que en aquella fiesta terminaría besando a la chica más popular del instituto, se le hubiera reído en la cara y le hubiera dicho que lo que fuera que había consumido no le había pegado muy bien. Ella no era el tipo de chica que besaba a la chica más popular del instituto y no porque no le gustara, sino porque estaba totalmente fuera de su liga. Ayleen era una chica muy racional, entendía sus puntos fuertes y débiles, siquiera tenía algo que pudiera hacer que una chica como Anabelle se girara a verla por una milésima de segundo.

Todo eso cambio cuando la bendita botella las señalo a ambas, por un momento pensó que la rubia iba a negarse terminantemente teniendo a su novio cerca y, si ella no lo había hecho, mucho menos lo haría Ayleen. Podía ser una paria social, pero no era tonta y despreciar a la chica más popular del instituto podría traerle problemas luego. No tenía ganas de que su vida fuera un infierno, tenía una vida tranquila, no tenía planes de hacer su último año de instituto un infierno por un simple error o cobardía, como fuera que pudieran pensarlo los demás.

Que tuviera un pequeño Crush con ella, era normal, era todo lo que ella jamás seria y sumado a lo preciosa que era, terminaba siendo una combinación peligrosa. Nada de eso se comparaba al mar de sensaciones que le había regalado en aquellos miserables siete minutos, porque habían sido miserables y se había quedado con sabor a poco luego de vivirlos. La próxima vez propondrían que jugaran, por lo menos, media hora en el cielo o algo por el estilo, en siete minutos simplemente la había dejado con la miel en los labios sin poder hacer nada más.

Después de eso siquiera había podido mirarla a los ojos, aun cuando sentía las miradas de varias personas sobre ella. Se había dedicado a beber un poco de la cerveza que tenía en la mano, hablar con sus amigos y distraerse hasta que finalmente decidió que era hora de volver a casa. Comenzaba a tener sueño, quizás por no estar acostumbrada a beber y si seguía quedando allí terminaría buscando a Anabelle con la mirada y tenía demasiada vergüenza como para hacerlo.

Cuando estaba llegando a la salida de la casa se giró al escuchar que le chistaban, frunciendo el ceño ligeramente, pero sorprendiéndose al ver quien lo hacía, abriendo la boca para hablar, pero sonrojándose siquiera antes de hacerlo. No sabía si era bueno o malo que Anabelle le estuviera hablando, pero efectivamente la ponía bastante nerviosa. – Si, ya me estaba yendo a casa. – Murmuro al acercarse lentamente hasta donde estaba, quedando a una distancia prudente.
Fiesta — Noche — CON Anabelle




'Cause it was never mine >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Jue Abr 07, 2022 12:50 pm por Amaryn
Treinta minutos después

Capítulo 1
A la rubia no se le pasó por alto que Bennet, de golpe, estaba volviendo a ser la misma nenita callada que era siempre, como si la mera presencia de Annabelle la anulara por completo.

No le quitó los ojos de encima ni por un segundo. No sabía que tanto le había cambiado la cabeza a la morena después de la sesión de besos y caricias en sitios prohibidos, pero sí sabía que a ella misma su mundo se le había dado vuelta. No tenía muy claro que quería exactamente, pero lo que sí sabía era que tenía que ser con la presencia imprescindible de esa chica.

- ¿Ya? Todavía queda gente. Al menos podrías quedarte conmigo a conversar. Esos monos tontos ya me han aburrido. Ninguno debe saber dar un beso con lengua decente, siendo sincera - dijo acercándose lentamente, hasta quedar al lado de ella, su brazo izquierdo rozando suavemente el derecho de Bennet.

Se giró un poco para cruzarse de brazos y seguirla observando. Aún no dejaba de sorprenderle el fuego que esa chica tan menudita e invisible tenía dentro, pero lo quería de nuevo. Ayleen Bennet ahora se estaba pareciendo demasiado a una droga, pero la diferencia era que Annabelle iba a saber donde parar. Claro que iba a saberlo. No era tonta. ¿O sí?

- Nadie va a echarte de aquí. Ven, vamos a la cocina. Tengo más alcohol para beber... a menos que quieras tomar agua. De esa también tenemos, no te preocupes - le dijo sonriéndole sin una sola señal de estar nerviosa con su presencia. Quería estar con ella. Ya no importaba tanto cómo. Y fue de hecho por eso que no esperó a que respondiera, tomó sin avisarle su mano derecha para llevarla corriendo a la cocina, donde, para alivio de Annabelle, no había nadie y nadie estaba mirando para ese lado. Cerró la puerta tras de ella, y se apoyó en la mesada de mármol, sin dejar de mirar a Bennet ni por un segundo.
Fiesta — Noche — CON Ayleen




'Cause it was never mine 118q0pG
'Cause it was never mine SyfqAFq'Cause it was never mine 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Miér Mayo 04, 2022 11:50 am por Maga
Treinta minutos después

Capítulo 1


Estaba intentando con todo su ser no sonrojarse ni bajar la mirada, poder mantenérsela era ya todo un logro para Ayleen pero le estaba costando muchísimo. Ni en sus mejores sueños hubiera podido besar a Anabelle, inclusive no entendía como el novio ajeno no se había espantado con toda la situación pero suponía que tenía que ver con el hecho de que él también había tenido su propia sesión de besos con otra de las chicas más lindas del instituto. Ella había salido beneficiada, pero en su mente no entendía como era que él, siendo su novio, podía aceptar eso porque de su lado y estando en su lugar jamás lo hubiera hecho.

Su piel se erizo ante el simple roce del brazo ajeno con el propio y esa sensación en su estómago la invadió terriblemente. – No es como que yo sea muy buena en eso. – Murmuro con un ligero sonrojo, finalmente sin poder evitarlo terminando por apartar la mirada. Era una tonta, lo sabía y realmente nunca le había costado aceptarlo o había luchado con eso, pero simplemente le estaba costando un poco más de lo debido en ese momento porque la tenía adelante a ella.

No dijo nada cuando se vio arrastrada a la cocina, sonriendo de manera leve y nerviosa mientras caminaba con ella en silencio. Una vez que estuvieron dentro, se relamió los labios de manera nerviosa, no sabía que quería beber pero definitivamente no podía ser agua porque ya quedaba de por si como una tonta ante la rubia, tomar agua teniendo alcohol a su disposición solo lo haría mucho peor. – Yo…dame lo que quieras. – Dijo con simpleza, dejándola elegir que iba a beber. Solo esperaba poder llegar a su casa luego de una manera medianamente normal, aunque dudaba que a sus padres les importara el estado en el que llegara.
Fiesta — Noche — CON Anabelle




'Cause it was never mine >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Miér Ago 03, 2022 7:45 pm por Amaryn
Treinta minutos después

Capítulo 1
No es como que yo sea muy buena en eso.

Annabelle comenzó a tener el presentimiento de que algo no estaba bien con Bennet después de ese beso. El comentario dicho justo en el momento preciso era suficiente para indicarle que algo no cuadraba. Sin embargo, ella no se arrepentía de nada. Ni de los siete minutos, ni de arrastrarla a la cocina para estar a solas, ni de todas las ideas que su mente elucubraba para volver a tenerla para ella.

Por ende, que le dejara servirle lo que quisiera fue un sencillo aliciente. No tenía pensado embriagarla hasta la inconsciencia para conseguir lo que quería, pero sí ponerla alegre, desinhibida. Que lo que pasase no fuese parte de un simple juego, si no algo movido por el infierno del deseo. La rubia no quería jugar. Iba a por todo.

Ignoró deliberadamente el sonrojo y la mirada esquiva, y fue hacia la heladera para buscar el ron blanco. Sacó dos pequeños vasos, de esos que se usan para beber shots, sirvió la bebida en ambos y mirando de reojo por la puerta para vigilar que no viniera nadie, se acercó a ella con los vasos en la mano de manera tal que los rostros de ambas quedaron convenientemente cerca, no tanto para invadir su espacio personal, pero sí para comenzar a dejar claras sus intenciones. Luego le ofreció el vaso que le correspondía a la morena y le dijo.

- Este ron es excelente. Pero si quieres otra cosa, puedo dártela.

Y le alejó un instante su shot, para decirle con la voz grave antes de acercárselo de nuevo.

- Cualquier cosa puedo darte.
Fiesta — Noche — CON Ayleen




'Cause it was never mine 118q0pG
'Cause it was never mine SyfqAFq'Cause it was never mine 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Miér Ago 03, 2022 7:54 pm por Maga
Treinta minutos después

Capítulo 1


La veía hacer todo detenidamente, como si no existiera nada más en el mundo en ese momento aunque, para Ayleen, la verdad era que no existía nada más que la rubia que estaba delante de él. ¿Qué posibilidades había que tuviera la oportunidad de besarse con su crush de aquella manera? Absolutamente ninguna, pero había pasado y había sido lo mejor que le había pasado en mucho tiempo. Aunque de por si eso era surrealista, aún más surrealista era lo que estaba pasando en ese momento con las dos como amigas en ese lugar.

Aunque distaba mucho su sentir para con Anabelle del que tendría con cualquier amiga, no recordaba cuanto tiempo exactamente era el que llevaba mirándola desde las sombras pero era mucho más del que podía recordar.

Cuando se acercó alzo la mano para tomar su vaso, mirándola y sonriendo tímidamente. – Nunca he tomado ron creo, espero que no me haga tan mal efecto y pueda seguir en pie en un rato. – Termino diciendo pero antes de agarrarlo ella le dijo aquello y lo único que pudo hacer fue mirarla a los ojos fijamente.

Trago saliva fuertemente, sintiendo su sonrojo subir por sus mejillas como siempre pero le mantuvo la mirada, relamiéndose los labios nerviosa mientras sentía su corazón latiendo en su pecho tan fuerte que temía que ella pudiera escucharla. El alcohol en sus venas hizo que tomara un poco de valentía, al fin y al cabo…quizás y solo quizás… – ¿Un beso puedes darme? – Murmuro tan despacio que pensó que quizás no iba a escucharla, pero sintiendo sus mejillas aún más rojas y su aliento tan cerca que era terriblemente tentador.
Fiesta — Noche — CON Anabelle




'Cause it was never mine >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Miér Ago 03, 2022 8:26 pm por Amaryn
Treinta minutos después

Capítulo 1
La escuchó hablar sobre su preocupación, pero no hizo nada. Annabelle podía ser desagradable en ocasiones, pero tenía un límite y emborrachar a alguien para conseguir lo que quería no era algo que entrase en ellos. De una manera sutil, casi completamente confundible con cualquier intención menos la que la rubia tenía para con la morena, le acarició el brazo que intentaría tomar luego el shot de ron, para ver como su rostro enrojecía violentamente, sin disimulo, ante la sugerente frase del final.

Annabelle no sabía muy bien que pensar de esa reacción, pero en cuanto la oyó hablar casi de casualidad, tuvo que contener una sonrisa cargada de triunfo. No se imaginó que Ayleen cayera tan rápido en aquella sutil trampa que había montado, pero allí estaba, dejando el terreno prácticamente allanado. Y además, ella misma se lo estaba ofreciendo. Si la rubia había pensado por un mísero instante que la morena no había disfrutado lo que pasó, ahora con esto estaba demostrado que se había equivocado. Afortunadamente.

Se acercó aún más a ella, dejando su propio shot a su lado sin beber de él ni un gota. Se acercó tanto que podía sentir su respiración ligeramente agitada, y decidió disfrutar la fase previa a saltar al abismo.

- Puedo darte un beso, claro. Lo que no sé, es si pueda darte solo un beso.

Y sin decir más nada besó primero una de sus mejillas, luego la comisura de su boca, para luego dejar en sus labios un roce que no terminaba de ser un beso real. Se separó un momento y luego volvió a acercarse, para esta vez besarla de verdad, mordiendo suavemente sus labios, saboreándolos con los suyos propios, en una serie de pequeños choques dejados a un ritmo lento y tortuoso que solo conseguían aumentar la necesidad de Annabelle de no detenerse.

Y no le había mentido. Ahora que había comenzado, iba a ser tremendamente difícil detenerse para ella.
Fiesta — Noche — CON Ayleen




Última edición por Amaryn el Miér Ago 03, 2022 9:03 pm, editado 1 vez


'Cause it was never mine 118q0pG
'Cause it was never mine SyfqAFq'Cause it was never mine 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Miér Ago 03, 2022 8:43 pm por Maga
Treinta minutos después

Capítulo 1


Tenerla tan cerca no estaba ayudando a que pudiera mantenerse medianamente tranquila como una persona normal. Era claro que eso no sucedía, tampoco sabía que si era por el alcohol que Anabelle se estaba comportando de aquella manera pero, siendo por la razón que fuera, no iba a negar que lo agradecía profundamente. No tendría de otra manera la posibilidad de estar así con ella. Había intentado algunas veces acercarse a ella pero había terminado fracasando rotundamente, cuando estaba medianamente cerca siempre terminaba dándose la vuelta porque no se animaba a hacerlo.

Por un momento pensó que no iba a escucharla, pero lo hizo y cuando le quito el shot simplemente la miro sonriendo levemente. El sonrojo en sus mejillas no se le iba pero por lo menos no estaba echándose hacia atrás. Sus amigos definitivamente estarían orgullosos de ella en ese momento, ella misma lo estaba, solo esperaba que la respuesta ajena no la hiciera bajar de su nube.

No lo hizo y ella no podía estar más feliz, pero no decía nada para no quedar como una tonta en ese momento. Jamás pensó que se animaría a decirlo en voz alta, como jamás pensó que ella aceptaría pero su respuesta había sido mucho mejor de lo que había pensado que sería.

Cerro los ojos instantáneamente ante el beso en su mejilla, suspirando por lo bajo como una autentica idiota pero siendo inevitable que lo hiciera. Correspondiendo apenas ese roce de labios y creyendo que iba a terminar allí pero, para su grata sorpresa no había sido así, sino que había sido simplemente un adelanto de lo que iba a terminar siendo aquel beso.

Sus manos se posaron en su cintura, buscando mantenerla cerca de su cuerpo mientras correspondía el beso que le estaba dando lentamente, profundizándolo cuando tuvo oportunidad y sus manos presionando su cadera ligeramente.

Si, aquello era mucho mejor que cualquiera de sus sueños.
Fiesta — Noche — CON Anabelle




'Cause it was never mine >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Miér Ago 03, 2022 9:29 pm por Amaryn
Treinta minutos después

Capítulo 1
Que Ayleen profundizara el beso solo hacía más sencillas las cosas para la rubia.

En cuanto las manos de la contraria rozaron sus caderas, Annabelle profundizó definitivamente el beso, saboreando lo poco que quedaba de alcohol en su boca en el proceso. Gimió levemente de placer mientras la besaba, encandilada de lo intensa que le estaba resultando la experiencia. Le fue inevitable hacer comparaciones con Vincent. Habían sido las primeras experiencias para ambos, pero con el paso del tiempo, su novio seguía siendo intenso de una manera que a ella no le gustaba, y el fuego que se encendía dentro de ella besando a Bennet superaba con creces a los primeros besos, e incluso a los últimos que su novio le había dado.

Llevó sus manos a su cintura, envolviéndola para que no pensara siquiera en irse. Estaba decidida a disfrutar ese beso, pero ahora sabía que iba a necesitar probar de ella una vez más después de esa. O dos. No tantas como para arriesgarse a perder su reputación, pero sí las suficientes para sentirse satisfecha. No serían demasiadas, solo las suficientes. Haría que Ayleen disfrutara en cada una, ella haría lo propio, y sencillamente se apartaría cuando fuese el momento. Nada podía salir mal, porque ella tenía controlados sus sentimientos. Tenía controlada su vida, y no tenía dudas de eso.

Necesitó tomar algo de aire, por lo que rompió el beso, pero dejó su rostro a escasos milímetros del de la castaña sin soltar el abrazo con el que la tenía atrapada a su merced.

- ¿De verdad pensabas que iba a dejar que te fueras sin más? No me bastan siete minutos... y podría asegurar que a ti tampoco, preciosa... Sobre todo porque creo que nos quedaron cosas sin hacer - le susurró con la voz ahogada de deseo, mientras apretaba el agarre aún más. Quizás esa noche no terminarían lo que empezaron, pero sí que tenía intenciones serias de que esa no fuese la última noche de placer.
Fiesta — Noche — CON Ayleen




'Cause it was never mine 118q0pG
'Cause it was never mine SyfqAFq'Cause it was never mine 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Miér Ago 03, 2022 9:48 pm por Maga
Treinta minutos después

Capítulo 1

La manera en que estaba besándola hacía que todo su cuerpo se encendiera y eso que ella no tenía experiencia alguna pero que era muy placentera. Era bastante inexperta en líneas generales, solo había compartido uno que otro beso antes en esos típicos juegos con alguna amiga pero nada comparado a lo que ella estaba regalándole en ese preciso momento. Solo esperaba no estarla decepcionando y tampoco que se alejara de ella, quería aprovechar al máximo la posibilidad que ella estaba regalándole en ese preciso momento.

Se pegó bien a su cuerpo, terminando por cambiar la posición de sus manos para pasarlas alrededor de su cuello y besarla de esa manera era un sueño y realmente quería prolongarlo lo máximo posible que pudiera. Suspiro contra su boca en el momento en que rompió el beso, porque realmente no había querido que lo hiciera pero lamentablemente no le había quedado otra opción, debían respirar correctamente en algún momento.

Aunque justamente era ella quien le quitaba la respiración siempre y no exactamente por estarla besando como le gustaría.

Sonrió levemente, sonrojada por el beso y por la situación pero sabiendo que si se echaba atrás en ese momento se iba a arrepentir toda la vida. – Entonces hay que hacer todo eso que nos quedó pendiente. – No dudo en murmurarle también, mirándola a los ojos y, en un ánimo de valentía, pasando su mano por su mejilla suavemente, rozando sus dedos con su piel hasta terminar rozando su labio inferior con su pulgar, mirando su boca fijamente. – Aunque me vas a tener que mostrar todo lo que nos quedó en deuda. – No iba a hablar de su inexperiencia, no era tan idiota, pero definitivamente no iba a dejar que ella pensara que iba a echarse atrás.

Nunca sabia cuando tendría una oportunidad así de nuevo.
Fiesta — Noche — CON Anabelle




'Cause it was never mine >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :

 
a