Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Relatos salvajes
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Vie Ene 31, 2020 9:15 pm por Amaryn

An unforgivable betrayal
Hillary Bush
42 años . Katheryn Winnick . Maga
Hillary Bush es la persona más solicitada de su país. La más necesitada. La más poderosa. Todos concuerdan en que su reelección como presidente está asegurada para el próximo año, y casi nadie discute su lugar dentro del partido, ni amenaza con derrumbar su integridad.
Casi nadie, claro.
Salvo Emma Tremblay.
Emma es el secreto mejor guardado de Hillary. Su silenciosa, invisible... y hermosa asistente. No hubo manera para ninguna de las dos resistirse a la tentación en primer lugar, y al amor al final. No necesitaron hacer público lo que sentían, no creyeron que hiciera falta, mucho menos Emma, que creía que eso motivaría a la presidente Bush aún más a asegurar los derechos del colectivo LGTBIQ. Y de hecho Hillary fue presentando ideas y proyectos que favorecían a esta gente, a la gente que Emma juró proteger cuando decidió meterse en política.
Pero cuando la mujer más poderosa del país empezó a ceder ante a presión de los grupos que no apoyaban al colectivo, a esos grupos que contaban con suficiente poder para quitarle la presidencia, y dejó de lado las reformas más importantes y necesarias, su amante y secreto mejor guardado se sintió traicionada. Se sintió dolida, triste. Y aunque la ama profundamente, su juramento interior para con el colectivo LGTIBQ es muy fuerte y no entiende como Hillary le ha hecho eso. Y está dispuesta a hacer cualquier cosa para que su presidenta retome el rumbo.
Y ahora ambas se sentirán divididas entre el amor, el deber y el poder.

Emma Tremblay
27 años . Kaya Scodelario . Amaryn
ONE ON ONE . INSPIRED . OTHERS (Dragon Age Modern AU).  
Merci Prouvaire!


Código:
<link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=Cormorant+Garamond|Abril+Fatface|EB+Garamond|Cutive+Mono" rel="stylesheet">
<center><div style="width: 290px; height: auto; background-color: #f9f9f9; padding: 5px;"><div style="width: 290px; height: auto; background-color: #ffffff;"> <div style= "width:280px; height: auto; padding: 5px; position: relative; background-color: #4d054d; color: #ffffff; text-shadow: 1px 1px 0px #CCC0B4; font-family: 'Abril Fatface'; text-align: center; font-size: 18px; letter-spacing: 1px; text-transform: uppercase; line-height: 18px;"><i>¡TÍTULO AQUÍ!</i></div><div style="width: 290px; height: 150px; background-image:url(IMG 290x150);"></div>
<div style="width:260px; height:auto; padding: 2px 5px 0px 5px; color: #000000; font-family: 'EB Garamond'; font-size: 12px; text-align: justify; line-height: 13px;">¡POST AQUÍ!</div><div style= "width:280px; height:auto; margin-top: 15px; margin-bottom: -10px; color: #000000; font-family: Cormorant Garamond; text-align: center; font-size: 10px; text-transform: uppercase; "> ¿QUIÉN? . ¿DÓNDE? . ¿CUÁNDO? . ¿CON QUIÉN? </div></div></div><div style="width: 290px; height: auto; background-color: #transparent; color: #000000; font-size: 9px; font-family: 'Montserrat'; text-align: right; text-transform: lowercase;"><b>Merci <a href="https://treeoflife.foroactivo.com/u123">Prouvaire</a>!</b></div></center>


Última edición por Amaryn el Miér Jul 06, 2022 3:14 pm, editado 4 veces


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Vie Ene 31, 2020 10:03 pm por Maga

1. Agobio

Decir que estaba, de alguna manera, agobiada, sería un eufemismo. Aquella propuesta por parte de la banca opositora debía ser cuidadosamente analizada por ella, todos sus senadores esperaban ordenes exactas de que votar o que postura tomar para poder estudiar a fondo el debate que se daría en tres días y no podía simplemente ignorarlo. Tenía una gran responsabilidad, nunca le había jugado en contra, siempre la había llevado de la mejor manera, pero en el último tiempo todo comenzaba a hacerse cuesta arriba. Las presiones de un lado, de otro, de todo el mundo, simplemente tenía ganas de desconectar su cerebro unas horas, pero siquiera podía dormir en paz hacía semanas.

Dejando los anteojos de lado, se acarició el puente de la nariz mientras cerraba los ojos, odiaba ese tipo de momentos, aunque se sentía privilegiada de tener la posibilidad de tomar ese tipo de decisiones. Todo lo hacía pos el bien de su nación, aunque muchas personas creyeran que todo era mero capricho personal. Si todo fuera mero capricho personal estaría tomando decisiones mucho más controversiales pero tenía que mantener cierto estatus allí por el bien de las personas que la acompañaban. Había muchos que la habían apoyado sin creer en ella realmente, a ellos les debía intentar hacer las cosas bien inclusive cuando eso hacía que retrasara ciertas medidas que había prometido en el momento de hacer campaña, no todo era tan fácil como parecía realmente.

Agarro en intercomunicador con la gente que trabajaba en la casa blanca, deseando que quedase alguien despierto, aunque era casi seguro, nunca la dejaban trabajando sola. – Quien sea, por favor, necesito un café bien cargado. – Corto sin decir siquiera gracias, en ese momento tan tensionada como estaba se le olvidan hasta los modales y, aunque no estuviera bien, no podía evitarlo.
Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Vie Mar 20, 2020 7:52 pm por Amaryn

1. Agobio

Una cosa es ser consciente de que en la posición de asesora especial de la presidenta tendrás tanto trabajo que quizá dejes de vivir con normalidad. Otra es encontrarte con la realidad de frente y comprobar que, efectivamente, iba a dejar de tener una vida normal.

¡Cuánto agobio! Faltaban escasos minutos para la medianoche y todavía estaba intentando acomodar la ocupada agenda de Hillary, intentando que tanto oficialismo como oposición tuvieran su minuto de gloria y fotos con ella, como si fuese eso para lo único que estaba allí. Sé que puede sonar a una falta de respeto a la investidura que la llame por su nombre, pero es que antes de ser su asesora especial fui, junto a otros, su compañera incondicional de campaña. Peleamos codo a codo para que ella llegase a donde estaba. Estaba plenamente convencida de nuestros ideales y no había nadie a quién pudiese admirar más que a ella, que había superado las barreras machistas del partido para que la tomaran en serio por su capacidad y no por su género. Creo que, de pedírmelo, la podría seguir hasta el infierno. Y ni siquiera se lo cuestionaría. Nos había ayudado más de lo que nadie en décadas había hecho. Lo merecía.

Volví a mirar el reloj. Ya había terminado, podía irme, pero no me podía mi propio peso del cansancio. Los zapatos de tacón tampoco ayudaban demasiado, por lo que me los saque unos instantes, diciendo a cada rato para mí misma "cinco minutitos más" como un mantra que claramente era más engañoso que el snooze de un reloj despertador. El vestido negro ajustado al cuerpo pesaba como plomo, pero sabía que no podía hacer nada con él, por lo que sólo restó lamentarme, aunque cada tanto punzadas de orgullo por el trabajo que hacíamos me hacían dejar de pensar en lo pesado que se había puesto.

Estaba tan absorta en mis pensamientos que cuando sonó la chicharra del intercomunicador y la voz de Hillary salté de la silla de una manera muy estúpida. Velozmente volví a colocarme los zapatos, haciendo que mis pies dolieran de nuevo, pero decidí ignorarlo y preparar el café a toda velocidad como sabía que a ella le gustaba, además de cargado, con casi nada de azúcar, bien puro y fuerte como ella. Puse la taza de café y su platito en una bandeja, y salí rápido de la cocina tratando de no caerme al suelo.

No habían pasado ni diez minutos desde el pedido de Hillary cuando estaba ya golpeando la puerta de su oficina.

- Le traje el café, señora presidenta - le dije manteniendo el protocolo aún cuando sabía que nadie más que nosotras estaba en la Casa Blanca.En ese momento volví a notar todo lo que ella también estaba sacrificando y no pude sentir más orgullo por ella.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Vie Mar 20, 2020 10:05 pm por Maga

1. Agobio

Odiaba sentir que había estado demasiado ocupada como para darle verdadera importancia a las cosas que le importaban. No importaba lo mucho que se esforzara en complacer a todo el mundo para tener un real apoyo de ambas bancas, siempre era más que complicado, especialmente los numerosos grupos religiosos que pedían unas medidas que no planeaba sacar tan rápidamente. Se había comprometido con diferentes organismos LGTBIQ+ con respecto a sus derechos, pero les había explicado que deberían ir paso a paso para que las cosas salieran bien pero simplemente no podía hacerlo rápido por el mero hecho de que su deseo personal fuese ese.

Alzo la mirada cuando entro aquella chica y dejo los papeles de lado, sacándose los anteojos y sonriendo levemente, era verdaderamente un acierto el que había tenido con ella y con la efectividad que mostraba constantemente ante cualquier tipo de requerimiento que hubiera de su parte. – Gracias, señorita Tremblay, siempre tan efectiva. – Comentó, dejando las gafas a un lado y tomando el café que le estaba dando, apenas teniéndolo en su mano dándole un trago antes de hacer cualquier otra cosa. El café siempre era buen aliado para el cansancio que tenía, aún más con tantas cosas dando vueltas.

Dejo la taza sobre la mesa, haciéndole un gesto para que se sentara y cruzándose de piernas mientras mantenía su mirada en ella, era joven y sumamente leal, algo que no solía encontrarse tanto en la política y que le llamaba increíblemente la atención. – Siéntese por favor, debe estar cansada, mire la hora que es. – No entendía si era que no tenía alguien en casa o simplemente quería avanzar más en la política, pero evidentemente lo haría si es que seguía comportándose de esa manera, tan leal con ella y tan dedicada al partido, ya estar en su posición era mucho, ella misma había comenzado así.

Sonrió de repente, ella nunca se quedaba con la curiosidad en nada en la vida, en general. – Me pregunto si se queda por un avance personal o simplemente no tiene a nadie en casa y por eso mismo prefiere invertir todo ese tiempo en su futuro profesional ¿Cuál de las dos es la correcta? – Consultó, volviendo a beber un poco de café. – ¿No se trajo nada para beber usted? – Frunció levemente el ceño al darse cuenta de ese detalle, no le parecía para nada que no lo hiciera, generalmente gustaba de tomar café acompañada. – Si desea y quiere hacerme compañía, puede traer uno así charlamos antes de que siga trabajando, será una noche larga.

Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Vie Abr 17, 2020 7:57 pm por Amaryn

1. Agobio

A pesar de que habíamos pasado un amplio lapso de tiempo juntas durante la campaña, casi nunca estábamos solas como en ese instante. Bush solía en esos momentos halagar a todos sus asistentes, no sólo a mí en particular, por lo que no buscaba uno para mí en particular. Así que cuando alabó mi efectividad, sonreí tímidamente, siendo consciente de que era la presidenta de la nación la que me estaba diciendo eso.

Seguí su invitación para sentarme, no muy segura, pero apenas mis piernas tocaron el asiento cómodo que me ofrecía sentí que habían pasado años desde que me había sentido confortable por última vez. A pesar de esto, no me relajé del todo y enderecé mi postura sin cruzar mis piernas, como si fuese una alumna atenta a la clase de su profesora.

Su pregunta me pareció demasiado amable para ser que era ella que me la hacía. No porque ella no lo fuese, si no porque estaba acostumbrada a líderes que no tuviesen esa consideración. Y aunque extrañada, no dejaba de sentir orgullo y admiración, así que le respondí sonriendo levemente.

- No tengo mucha sed, quizá más tarde cuando termine de ordenar los comunicados de prensa. Pero gracias por... preocuparse. El líder anterior del partido no era tan considerado.

Me acomodé un mechón de cabello rebelde detrás de mi oreja y proseguí.

- Vivo sola, digamos que no tengo nadie que... me quiera ver a esta hora, de los que supondría que querrían. Así que prefiero quedarme y luchar por nuestros derechos a volver a casa a hacer nada. Ocupo mi tiempo de manera productiva, y me siento útil. Puedo sacrificar un par de noches por eso.

Pero su ofrecimiento de compañía me descolocó un poco más. El sueño no me dejaba focalizar mis ideas, por lo que no se me pudo pasar por alto lo elegante que era Hillary Bush. Inalcanzable, claro, pero elegante por demás. Unos segundos más tarde de silencio, pude hablar, ya recuperada del asombro.

- No... no quisiera molestarla en sus tareas, señora presidenta. Pero... si prefiere que me quede... me traigo un vaso de agua y los papeles que tengo que ordenar. Si mi compañía no le molesta, claro.

Tragué algo de saliva para aclarar mi mente. Acostumbrada a la tajante separación del líder y sus seguidores, el ofrecimiento era raro para mí. Pero si a ella no le molestaba que estuviese ahí... ¿por qué no quedarme?
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Dom Abr 19, 2020 12:56 pm por Maga

1. Agobio

El líder anterior del partido era un machista imbécil al que le había costado mucho poder sacar de en medio, pero lo había podido hacer luego de luchar por muchos años. Se sentía conforme con su carrera política, toda su vida había sido de esa manera, tal vez por eso mismo había dejado tantas cosas de lado para poder avanzar. Su vida sentimental siempre había estado en segundo lugar, su vida con su familia cercana inclusive también, pero la entendían y la apoyaban, era el orgullo de sus padres, haber llegado a la presidencia era algo tan soñado, pero nadie veía toda la lucha que había habido detrás de eso. – Era un hijo de puta que creía que las mujeres estábamos cerca para que él nos mire el trasero, por suerte he podido cambiar eso. – Y estaba orgullosa de haberle dado una perspectiva de género a todo el partido, inclusive con algunas pocas medidas al país, aunque faltaba mucho en verdad.

Le parecía extraño que una chica tan preciosa como ella estuviera sola, pero lamentablemente también tenía conocimiento que eran los costos de la política, si quería llegar a algo muchas veces los hombres no lo entendían, inclusive las propias mujeres, creían que era algo malo, que la política no servía, había tenido muchos de esos a lo largo de su vida por lo que simplemente en algún momento se había rendido. – Espero que su sacrificio sea bien recompensado, señorita, aunque estoy intentando hacerlo de la mejor manera no siempre todos lo ven así. – Era sincero en eso, dar un paso hacia adelante en algo hacía que diera un paso atrás en otra cosa, la política se trataba de decisiones, aunque muchas veces no todo el mundo quedaba conforme. Costaba mucho, pero intentaba hacerlo lo mejor posible.

Sonrió leve, a veces se cansaba de la soledad, como ese día. – Me gustaría que me acompañara aquí, no la distraeré de sus quehaceres, lo prometo. – Su tono de voz había mejorado un poco, charlaba poco realmente con la gente de su alrededor, siempre eran temas de trabajo por lo que no estaba acostumbrada mucho a saber cómo relacionarse con los demás. Era totalmente extraño, pero en el lugar que se encontraba hacia todo mucho más complicado.


Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Vie Mayo 01, 2020 11:18 pm por Amaryn

1. Agobio

¿Cómo podía ser que las personas no vieran lo mucho que Hillary había logrado como presidenta? Eso era algo que no entendía. Era cierto, podía lograr más, pero veníamos de la nada misma y ella había conseguido más que cualquiera. No podía dejar que ella se sintiese así. No con lo mucho que la admiraba.

Salí corriendo de la oficina para luego volver del mismo modo con todos los comunicados que estaba ordenando y un vaso con agua para mí. Apoyé todo en una mesa un tanto alejada del escritorio presidencial, pero no me senté, si no que le dije con voz firme y decidida.

- Debo disentir con usted, señora presidenta. Usted ha conseguido más en este tiempo que cualquier otro en su posición. La gente simplemente no quiere verlo. Pero no crea que está fallando de alguna forma. Lo que usted considera un intento, para mucha gente es lo mejor que le ha pasado a esta nación. Y yo me incluyo. Y no me molesta pasar noches enteras aquí si con eso consigue un país mejor para todos.


Y me senté en aquel escritorio improvisado. Sentí que ella me estaba haciendo un gran favor en ese momento, al no dejarme sola y aburrida ordenando comunicados de prensa. La vista que tenía era... preciosa. Y quizá al pensar eso no me estaba refiriendo solo a la oficina.

- Gracias por invitarme a estar aquí. Su... oficina es magnífica. Hasta motiva más a trabajar. Gracias por eso.


Me quedaban aproximadamente la mitad de los comunicados, pero estaban tan mal redactados que no parecía que me quedase la mitad del trabajo. Treinta minutos más tarde, aún tenía todo el último mes para ordenar. Y sentí que los ojos se me cerraban solos, y que me iba quedando dormida en la mesa. En un punto apoyé la cabeza en ella, y Morfeo hizo su acto de presencia.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Mar Mayo 05, 2020 8:46 pm por Maga

1. Agobio



Entendía y agradecía lo que ella le estaba diciendo, porque ser valorada más allá de aquellos aplaudidores seriales era algo que no se daba siempre y que necesitaba continuamente. No era fácil estar en el lugar en el que estaba, pero intentaba hacerlo de la mejor manera posible. – Agradezco su idealismo por nosotros y por lo que estamos haciendo, siendo usted parte, pero entiendo que me falta mucho aún. Le he prometido al colectivo LQTBIQ algunas cosas que aún no puedo tratar pero que haré a la brevedad, aún así entiendo que para ellos son urgentes y no pueden esperar los tiempos de la política. – Los cuales eran mucho más complicados de lo que ellos podían imaginar, pero en su situación entendía también que no fueran lo más comprensivos posibles.

Una vez ella llego, se quedó leyendo un poco antes de levantar la mirada, mirándola con curiosidad. – No tiene nada que agradecerme, la consideración que puedo o no tener se la ha ganado a pulso, de hecho ¿Ve a alguien más aquí? Aun cuando tienen tareas, todos quieren descansar, entiendo su punto de vista, pero creo que usted me entiende cuando digo que hay cosas que no pueden esperar. – Aunque quizás tenía que ver con que las dos no tenían a nadie más que las estuviera esperando, que fuera motivo suficiente para dejar el trabajo de lado.

Estaba sentada terminando los papeles, cuando alzo la vista por tanto silencio y sonrió de lado al verla dormida. Era una chica preciosa, interesante y por sobre todas las cosas leal, agradecía tener personas así a su alrededor. Con cuidado se acercó a ella, poniendo el tapado que tenía sobre sus hombros antes de mirarla de cerca, sin saber si llamarla o no, pero creyendo que sería lo correcto. – Señorita… - murmuro, permitiéndose admirarla de cerca mientras se relamía los labios, no entendía como nunca le había prestado atención, aunque debía tener que ver con el hecho de que estaba demasiado metida en su trabajo como para hacerlo.



Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Miér Sep 02, 2020 2:23 pm por Amaryn

1. Agobio

Sentí una voz que podría jurar que fuese un sueño. Una voz dulce y reconfortante. Una voz por la que moriría sin dudarlo. Y me llamaba señorita.

Pero fue más extraño aun cuando comprendí que era la voz de la presidenta la que me llamaba. ¿Tanto me gustaba? La admiraba, eso seguro, pero de ahí a que amara oírla había un trecho largo. No tenía sentido. ¿O sí, después de tantos meses codo a codo con ella, trabajando domingos, feriados, días de cumpleaños y cuanto día importante se cruzase en el camino? ¿Había disfrazado de admiración una clara sensación de... deseo?

Las imágenes en el sueño eran vagas, pero elocuentes. No era la presidenta en ese sueño. Era algo más para mí, algo más profundo que no conseguía explicar. Y era recíproco. Llegué a sentirme incómoda con el sueño, pero alegre a la vez. ¿Eso tenía enterrado en el subconsciente y ahora que estábamos a solas salía a raudales?

Pero nada fue más incómodo que cuando sentí un roce en los hombros y la voz de Hillary de nuevo, lo que me obligó a abrir los ojos y voltear la cabeza para mirarla, intentado esconder el rojo de mis mejillas que podía sentir por la elevada temperatura que de golpe tomaron.

- Oh... -
dije lo más segura que pude - Dios... que desastre... que vergüenza... mil disculpas, señora presidenta... no... ufff, de quedarme dormida no puedo defenderme - finalicé intentando reírme sin demasiado éxito.

Pero mirarla fijamente en ese momento fue lo peor que pude hacer. Porque ver a la presidenta como mujer y no como mi jefa era... más difícil de lo que suponía.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Miér Sep 02, 2020 10:05 pm por Maga

1. Agobio



Verla así de apenada le había removido algo dentro que no podía explicar con claridad, pero que definitivamente era algo bueno. Independientemente de la situación, de que aquella chica era su empleada de alguna manera significaba que todavía algo en ella no se había apagado, que había funcionado, la verdad era que desde el momento en que había decidido hacer el camino a la presidencia había dejado todo tipo de vida personal de lado, sin importarle realmente y concentrándose en lo importante. No era que fuera a intentar algo, eso sería una locura por donde se lo viera, pero…simplemente le parecía muy agradable a la vista, además de que una chica brillante.

Le dedico una sonrisa cálida, dejándole entrever que claramente no había ningún problema con que se hubiera quedado dormida, eran altas horas de la noche y seguramente estaría cansada. – No hay ningún problema, de hecho, hace horas debería estar en su hogar y no aquí conmigo revisando papeles. – Porque si bien cada una estaba en su trabajo, era evidente que el ajeno tenía que ver con el propio, que se estaba asegurando como siempre que todo saliera a la perfección. Sin gente como ella, nunca habría podido llegar donde estaba.

Se levantó, dejando los papeles de lado y mirándola una vez más. – Me gustaría que aceptara quedarse aquí hoy, sabe que tenemos habitaciones de invitados de sobra y no creo que sea buena idea que se vaya a estas horas de la noche. – Y definitivamente ella no estaría tranquila si lo hiciera. – Mañana me gustaría que ingrese un poco más tarde, ha hecho horas de más hoy, debe descansar, la semana próxima tenemos una gira que seguramente será exhaustiva.


Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Sáb Feb 27, 2021 11:44 am por Amaryn

1. Agobio

No recordaba haber visto sonreír a la señora presidenta jamás. Como mucho una sonrisa amable, casi rayana en lo normal. Pero esa sonrisa cálida que se dibujó en su rostro... no, no la recordaba. No la habría olvidado si así fuera.

No estaba segura si era el cansancio que de alguna forma soltaba parte de mis inhibiciones, o que toda la situación era peculiar por demás, el caso es que la miré fijo a los ojos sin saber demasiado que decir, pero con una sonrisa tonta y demasiado radiante puesta en la cara, y que no estaba forzando en lo absoluto. Simplemente salió.

Volví a acomodar mi largo cabello hacia atrás, que se había movido para todos lados producto de quedarme dormida en aquella silla, y procesando la nueva e inquietante propuesta (¿dormir en la Casa Blanca? eso podía no salir exactamente bien) que la mujer me había hecho, junté todas las carpetas en una pila que sostuve con el brazo izquierdo y le dije con una suerte de dulzura extraña en la voz.

- Usted es muy amable conmigo, señora presidenta. Si no fuese tan tarde y no confiase en usted, declinaría el ofrecimiento, pero en este caso... acepto. No veo que pueda haber ningún problema en ello.

Y usando el brazo derecho de apoyo y palanca de esfuerzo, me puse de pie más rápido de lo necesario, lo que sumado al sueño me hizo dar un breve mareo que duró un par de segundos... pero que me dejó frente a Hillary con nuestros rostros demasiado cerca de lo que requería el protocolo.

Tanto que podía oler su fantástico perfume.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Vie Mar 05, 2021 9:54 am por Maga

1. Agobio



Si su propia gente no le tenía confianza sería un tema que las demás personas se la tuvieran también. Independientemente de eso, la verdad era que quería que se quedara porque era muy tarde y si bien tenía personas que podían acompañarla hasta su hogar para asegurarse que estuviera bien, teniendo en cuenta que no les quedaba mucho tiempo antes de tener que comenzar de nuevo con sus deberes presidenciales. – No lo hay, aquí hay lugar de sobra. Inclusive, si lo ve necesario por temas laborales, puede tomar una de las habitaciones. Es mi mano derecha en muchas cuestiones, necesito que se encuentre cómoda y concentrada en todo lo que tenemos por delante. – Por sobre todas las cosas necesitaba que estuviera atenta a cualquier cosa que pudiera pasar. Ella también era sus ojos cuando no podía estar atenta.

Cuando se levantó no dudo en ayudarla al verla trastabillar, poniendo sus manos en la cintura ajena y dedicándole una sonrisa, sintiéndose un poco culpable de que ella se encontrara tan cansada en esos momentos. – Creo que está un poco más dormida ¿Necesita que la acompañe hasta la habitación? – Cuestiono manteniendo un gesto tranquilo. Nunca le había prestado atención realmente, demasiado metida en cuestiones políticas, pero la verdad era que su asistente era una mujer increíblemente atractiva, se preguntaba si realmente no tenía nadie en casa que estuviera esperándola, eso sería lo más normal del mundo.


Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Jue Ene 27, 2022 10:11 am por Amaryn

1. Agobio

Me sentí un poco más mareada al sentir las manos de la presidenta tomándome de la cintura. Tenía claro que lo hacía por ayudarme, pero en ese momento, con mi cansancio y mi agotamiento, y su cercanía y servicialidad, me estaba pareciendo la mujer más atractiva e interesante del mundo. No faltaban razones para ello, pero eso no significaba que tuviese posibilidades.

Sin embargo, me puse roja como un tomate e inconscientemente me relamí los labios. Cuando me di cuenta, supe que nuevamente debía disfrazar mis intenciones.

- No... no hace falta que me acompañe porque tengo sueño - le dije con sinceridad y la voz cansada - Creo... creo que puedo mantenerme en pie. Pero si necesitaría que me sirva de guía. Los pasillos aquí son muy intricados, y es probable que me pierda buscando las habitaciones. No quisiera que pase eso.

Mi conciencia me decía a gritos que rompiera el contacto de las manos de la presidenta con mi cintura, pero mi cuerpo decidió pasar de lo razonable. Esas manos eran cálidas, y me gustaba que estuvieran ahí. Tardé un tiempo considerable en usar mis propias manos para quitar de allí las suyas, no sin proceder con la mayor lentitud posible, rozándolas con delicadeza y olvidando de a poco que esa mujer era la presidenta de mi país, la mujer más poderosa que nunca en la vida había tenido frente a mí. Y sobre todo, era mi jefa.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Mar Feb 22, 2022 7:17 pm por Maga

1. Agobio



Era cierto, en el tiempo que hacía que trabajaba allí nunca se había enterado que hiciera uso de las instalaciones a su favor. Era raro, la mayoría de su gente terminaba durmiendo en la casa blanca en algún momento, pero era como si ella no quisiera pasar algún limite que supuestamente estaba escrito. Se consideraba una mujer cercana a los suyos, realmente no veía problema en que se quedara y de hecho teniendo en cuenta lo mucho que trabajaba sería lo más normal del mundo. – No hay ningún problema, la guiare a una de las habitaciones de invitados para que pueda descansar allí.

Miro el gesto que hizo al rozar sus manos, queriendo prolongar un poco más el roce con las mismas, pero conteniéndose, era alguien importante para todo el funcionamiento de su partido y no podía joderla allí. Además, aquello había sido en su tiempo de universidad y simplemente no lo había repetido demasiado metida en sus propias cosas como ir escalando políticamente.

Luego de quedarse mirándola quizás un tiempo más del debido, simplemente le hizo un gesto para que la acompañara y la guio hacia el tercer piso, al fondo a la derecha estaban las habitaciones que estaban a disposición del personal. Ellos no tenían horarios normales para trabajar, eran normal que las utilizaran. Al llegar abrió una con su tarjeta, girándose para verla. – Aquí creo que dormirá tranquila, pero si necesita cualquier otra cosa, puede hacérmelo saber sin ningún problema.

Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Lun Mar 14, 2022 12:54 pm por Amaryn

1. Agobio

Aun no tenía claro que me pasaba. Si era que el sueño me hacía pensar las cosas de otra manera, o que la presidenta, en el fondo, siempre me había atraído como mujer además de como líder, y solo tuvimos que estar cerca y a solas para que lo viera con claridad. Para el momento que Hillary me llevó al cuarto, ya no estaba tan segura de que eso me importase. O de que me importase que supiera el impacto que estaba teniendo en mí, y no solamente por su modo de hacer política.

Aún así, mientras ella me explicaba, tuve unos segundos para meditarlo por última vez. Para preguntarme como es que nunca la había visto así. O como habíamos llegado a eso. O como podía ser que la necesitase más cerca y no por su poder. O que diría la gente si lo supiera. Y todo cayó en su lugar. Si nadie se enteraba, ¿qué me impedía esa noche dejar de ser por una vez la asistente senior de la presidenta y ser una mujer que se sentía atraída por otra?

Así que usé la oportunidad que tenía. Estábamos solas en ese pasillo, y no veía ninguna cámara o micrófono que grabase algo. Nada podía salir mal.

- Quizás... si tengo un problema - susurré, quizás con un dejo de sensualidad. Como si el sueño provocara los mismos efectos que el alcohol.

Sentí la mirada extrañada de Hillary sobre mí. Pero proseguí.

- Mi problema es como puede ser posible que una mujer tan hermosa como usted no tenga compañía. Necesito saber eso... o al menos saber como arreglarlo -
finalicé acercándome a ella, casi cortándole el paso de regreso a la oficina.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Mar Mar 22, 2022 8:19 am por Maga

1. Agobio


El camino hacía las habitaciones fue más corto de lo que le hubiera gustado, la compañía de la señorita Tremblay siempre le había resultado bastante buena, era una muchacha muy centrada y, además de todo, sumamente atractiva. Su inteligencia iba mucho más allá del lugar que ocupaba, pero bien sabía que en ese tipo de lugares lo mejor era escalar poco a poco para luego evitar suspicacias. Si ella quisiera, Hillary no dudaba que podría ocupar un lugar central en la agenda política e inclusive postularse, contaría con su apoyo sin dudas, sus ideas siempre resultabas inteligentes e innovadoras para un partido como el suyo.

Cuando escucho que tenía un problema la miro extrañada, porque le inquietaba saber que iba mal. – ¿En qué puedo ayudarla? – Cuestiono, queriendo saber que podía hacer para resolver aquello. Era parte de su trabajo, estaba acostumbrada a intentar resolver los problemas de las personas, pero en ese momento y en ese lugar aquello quizás era un poco más personal de lo que debería ser.

Su respuesta, sin embargo, la sorprendió de sobremanera, haciendo que arqueara ambas cejas mientras la miraba fijamente. – Supongo que…no tengo mucho tiempo para esas cosas. – Murmuro, mirando sus ojos y luego mirando sus labios, mientras se relamía los propios de manera un tanto nerviosa. No recordaba la última vez que alguien había osado avanzar con ella de aquella manera, pero no le resultaba para nada incomodo, de hecho, que hubiera tenido la valentía de hacerlo se le hacía de más atractivo. – Creo que…deberíamos entrar a la habitación si quiere que le muestre como puede arreglarlo, no sé si sea muy correcto mostrárselo aquí. – Aunque, su cercanía, hacía que se cuestionara aquello.


Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Miér Jul 06, 2022 3:43 pm por Amaryn

1. Agobio

No era sencillo del todo olvidarme que Hillary era la presidente de mi país. Mi jefa. Mi superior en todos los aspectos. Pero en ese momento, apenas ella me respondió, esa noción fue casi por completo cubierta de una mezcla de deseo y satisfacción. Ahora tenía frente a mí, o estaba a punto de tener, a la mujer y no a la líder política.

Exactamente lo que necesitaba.

Las puertas de aquellas habitaciones no disponían de un sistema de seguridad adicional, puesto que no era un sector importante de la casa de gobierno. Por ende, abrir la puerta una vez que Hillary pasó la tarjeta fue mucho más sencillo de lo esperado. Clavé mis ojos en los irises claros de aquella mujer, decidida a olvidar que era mi jefa, y a perderme por al menos una vez en sus encantos que tan bien disimulados tenía. La tomé delicadamente de la mano, y casi sin darme cuenta un instante más tarde la había hecho entrar al cuarto, sin que opusiera resistencia, y la puerta había quedado semi cerrada tras de sí.

Estaba a solas con Hillary. Por un segundo había temido que todo fuese una confusión generada por el cansancio y la admiración, pero mi cuerpo se movió casi por instinto y una de mis manos subió hacia una de sus mejillas, dibujando una ligera caricia y descubriendo que su piel era suave, cosa que solo conseguía tambalear mis esquemas.

- Estás demasiado cerca como para que sea capaz de dejarte marchar - le dije. Estaba envalentonada por la privacidad, por el hecho de tenerla cerca, por los gestos de instantes atrás. Sí, posiblemente era una completa locura, pero la necesitaba. No sabía cuánto, hasta que la tuve.

- Sé que dije que estoy aquí para trabajar... pero ahora... ahora es en lo último que estoy pensando - proseguí, sin poder evitar acercarme hasta que la punta de su nariz rozó la mía y su aliento fue lo único que fui capaz de respirar - quédate... por favor... veamos que sucede... aunque parezca un error.
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Miér Jul 13, 2022 4:05 pm por Maga

1. Agobio


No se arrepentía de haber dejado de lado su vida personal para ser la imagen política de su partido, llegar a la presidencia no había sido algo sencillo pero a la vez realmente era satisfactorio. Cada sacrificio valía la pena teniendo en cuenta que a pesar de los problemas había podido cambiar la vida de cientos de personas, eso no significaba que no estuviera mal de alguna manera en determinadas ocasiones porque todo lo que ella podía hacer o no, era cuestionado y supervisado por todo el mundo. Su propio partido inclusive en ocasiones.

Estar demasiado cerca de ella en ese momento no ayudaba a que pudiera mantnerse calmada en lo absoluto, de hecho, todo lo contrario. Veía deseo en los ojos ajenos, en aquellos ojos que más de una vez la habían dejado pasmada en su lugar y lo más profundo de su ser quería aumentar eso que estaba viendo en los mismos. Se relamió los labios, sonriendo de lado apenas levemente mientras la escuchaba, era una jovencita también, si mal no recordaba debía tener por lo menos quince años menos que ella y a pesar de que todo le marcara que acercarse más sería un error, consideraba que estaban en un punto de no retorno.

Sus ojos se entrecerraron un poco cuando sus narices se rozaron, terminando por posar sus manos en su cintura, acariciándola un poco mientras asentía con una media sonrisa. – No hay manera que me vaya de aquí en este momento. – Admitió, siendo totalmente sincera y, sin dudarlo más, inclinándose para poder atrapar su boca con la propia en un beso intenso. Todo lo que estaba sintiendo en ese preciso instante era, para ella, una locura, porque no recordaba la última vez que alguien la había hecho estremecer tanto con un beso pero no quería pensar más. En ese momento, lo único que quería era sentir.


Hillary . Oficina . 23:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :
Miér Jul 13, 2022 5:13 pm por Amaryn

1. Agobio

El beso de Hillary rompió las escasas paredes de autocontrol que aún tenía levantadas.

Sus labios me hicieron olvidar todo lo relacionado con nuestro trabajo para mostrarme a la mujer detrás de la líder. Y en las cosas que importaban, no había demasiada diferencia. El mismo fuego, la misma pasión y la misma entrega. Sus manos rodearon con fuerza mi cintura, mientras que las mías se anclaron a su cuello en un beso largo y profundo, despojado de cualquier protocolo y regla, cargado de pasión que a cada segundo se hacía más desmedida.

Y aunque no debía sorprenderme del fuego que era Hillary como mujer, me fue inevitable hacerlo. Me fue inevitable rendirme a toda esa pasión que, estaba segura, llevaba contenida hacia tiempo. Dudaba que fuese porque me esperaba a mí para desatarla pero tampoco me importó. ¿Cómo podía importarme si, a fin de cuentas, la mujer más hermosa del mundo (en todos los aspectos) estaba conmigo?

Mientras nos bésabamos, conseguí moverme sin romperlo lo suficiente como para cerrar la puerta de la habitación con un brazo. Luego, ese mismo brazo volvió a posarse alrededor de su cuello mientras el beso aumentaba de intensidad, lo que hizo que casi sin pensar demasiado la llevase hacia la cama, haciendo que inevitablemente se sentase sobre ella y el beso se rompiera por inercia, pero no porque así lo quisiera.

Y mirándola a los ojos mientras me quitaba la camisa, le dije.

- No tengo idea de que va a pasar, pero después de hoy... dudo que en ningún momento me sienta capaz de dejarte marchar de mi vida...

Y esa noche, una mezcla de deseo, pasión y algo similar a un cariño que no se comparaba con nada que hubiera sentido antes, recorrió ese cuarto y nuestras pieles desnudas como un fuego imposible de apagar. La noche nos encontró juntas, abrazadas, y el amanecer del día siguiente nos halló del mismo modo, y a mí con la seguridad de que nadie tenía la capacidad que tenía Hillary para meterse en cada fibra de mi alma.

Fin del capítulo 1
Emma . oficina . 23:30 . Hillary
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal 118q0pG
An unforgivable betrayal SyfqAFqAn unforgivable betrayal 096NvYh
Amaryn once says:
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo:
Y en tu descanso seré el reposo, y en tu camino seré el andar:
Amaryn
Amaryn
User - Nivel 3
Amaryn
Amaryn
1307Mensajes :
82Reputación :
Vie Ago 19, 2022 10:23 am por Maga

2. Decisiones

Muchos querían ocupar el lugar que ella poseía, matarían a sus propios familiares para poder tenerlo, pero estaba casi segura que casi ninguno aguantaría las presiones que ella tenía que soportar. Era claro que tenía un temperamento fuerte, por algo había llegado donde estaba siendo una mujer, pero eso no quitaba que las presiones llegaran de igual manera y no le tuvieran ningún tipo de compasión. Ella quería hacer lo mejor para todos, claro estaba, pero a veces lo mejor para todos no era algo sencillo de conseguir y mucho menos con la presión de los grandes medios hegemónicos tras sus pasos.

Sabía que la sanción de la ley de reparación hacía la comunidad transexual era algo que se esperaba de ella hacía mucho tiempo, de hecho, había charlado tanto con Emma sobre aquella propuesta que la tenía perfectamente preparada. Estaba todo listo para lanzarla, pero el bloque duro del partido le había dicho que no iba a acompañarla y eso podía hacer peligrar su legitimidad. Necesitaba un poco más de tiempo para convencerlos, ver con qué tipo de estrategia podía conseguir que la acompañaran, luego debería devolver el favor claro estaba, pero era complicado en ese momento poder lanzar la campaña para la reparación.

Eran las dos de la mañana y aún se encontraba intentando charlar con el jefe del bloque a ver qué era lo que podían conseguir, sin embargo, luego de no llegar a ningún tipo de acuerdo corto la conferencia y se acarició la sien, el dolor de cabeza la estaba matando y lo peor era la frustración. Lamentablemente, luego de algunos discursos y acciones a favor de la comunidad LGTBIQ+ los suyos comenzaban a mirarla de reojo y eso no podía ser inteligente. Tenía en claros sus principios, lo que quería, pero también sabía que todo llevaba tiempo y mucha paciencia para negociar. Lamentablemente, parecía que a veces Emma no lo entendía y pensaba que por el solo hecho de ser presidenta todos debían hacer lo que ella quería.

Ojalá fuera tan sencillo.

Hillary . Oficina . 02:30 . Emma
Merci Prouvaire!


An unforgivable betrayal >

a la maga le encantaban los lios inverosimiles:

Voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo:
Maga
Maga
User - Nivel 6
Maga
Maga
4785Mensajes :
189Reputación :

 
a