• ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • BuscarBuscar  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • Tree Of Life
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    2 participantes

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Mar Mar 12, 2024 2:04 am
    En el corazón no se manda
    1x1— Original — Épocas Pasadas
    Eran los tiempos donde la majestuosidad de las cortes estaba en todo su esplendor. Castillos, caballeros, carruajes, hermosos jardines y una sociedad muy conservadora. Los estratos sociales eran muy marcadas y, por tanto, cada quien debía de conformarse con su, cada cual, con esos que eran iguales a ellos. No había pie para hacerse ilusiones de tratar de conquistar un corazón fuera de su alcanzó. Pero ya saben que la vida es tramposa y en el corazón no se manda.

    Es aquí donde conocemos a los hermanos Theodel y Aldwyn. Theodel es un joven guardia de la corte, serio y dedicado a su trabajo. Mientras que su hermano menor Aldwyn entrena para ser escudero, siendo un joven un tanto nervioso, pero con la misma disposición de aprender que su hermano. Ambos eran unidos, aunque a veces Theo pareciera ser un poco duro con su hermano, la verdad es que estaba orgullos de él. Si bien, el estar en esta posición les trajo algo de estatus social no dejaban de ser vistos como de menor categoría ante los ojos de los de la corte. Quizás alguna joven campesina el lograr casarse con alguno de ellos sería el gran premio. Pero no así se vía para las damas de la corte.

    Hablando de damas, aquí es donde entran en escena Lilybeth y Winnidiell las jóvenes damas de compañía de la princesa del reino. Ambas chicas de buenas familias acostumbradas a vivir en palacios. Lily era la mayor de ambas, una joven hermosa y dulce, delicada mientras que la más pequeña Winnie aunque fuera hermosa era más tosca, y propensa a meterse en problemas. Pero entre ambas amenizaban las tardes de la futura monarca. Volviéndose incluso en su cómplice en cosas que solo las jóvenes podrían entender. Como ver a lo lejos a los guardias, suspirar, soñar despiertas. Todo esto parecía ser algo inofensivo, todo hasta que poco a poco los acercamientos se volvieron más reales y cuando menos lo esperaron Tanto Lily como Winnie habían terminado forjando un lazo de amistad con los hermanos Theo y Aldwyn uno que si no tenían cuidado podría terminar en algo más. ¿El problema? Cada quien con su, cada cual…

    Aldwyn
    16 años || Harry Collet || Shooting Star

    Winnidell
    15 años || Freya Allan || Risng Sun

    Theodel
    19 años || Torrance Coombs || Rising Sun

    Lilybeth
    18 años || Caitlin Stasey || Shooting Star




    Tablilla de post:


    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar Mar 12, 2024 5:34 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    Aldwyn estaba esforzándose demasiado para ser un escudero y luego un guardia real como su hermano, que aunque era estricto con él y lo hacia rabiar hasta un punto de sentirse frustrado, el chico admiraba con demasía a Theodel.

    No era un trabajo fácil, más encima que cuando comenzaba a entrenar y encargarse de todo lo que le pedía el hijo de aquel señor importante dentro de la sociedad, se ponía nervioso. No era que fuera de una familia de poca clase pero no estaban a la altura de pertenecer a la nobleza, así que tenían que formar parte si o si, de la guardia real, de esa manera iba a ser reconocido.

    Sabía que iba a tener que aguantar, Alaric, el caballero más talentoso de la zona le tenía mucha paciencia, pero ese día la había perdido y terminó por ser severamente regañado. Ya nada podía ser si le pedía que dejará de ser su escudero, aunque no dijo nada.

    El chico no quería ver la cara de su hermano en el momento que preguntará como había ido el día. Se fue a una de sectores favoritos, cerca de una arboleda donde se lanzaba sobre el césped seco y miraba el cielo, era el único lugar que se permitía llorar pues estaba solo. Por mucho que fuera de esa manera, solo se quejaba y ya, normal… apenas tenía 16 años y estaba creciendo, pero no le gustaba que lo vieran llorar.

    Lloraba en silencio, cuando escuchó unos pasos. Bufó, cuando esa tonta dama que lo seguía y más encima era mucho más ruda de todas las damas de compañía de la princesa, ahí estaba frente a él, mirándolo muy curiosa. — ¿Es qué acaso tu no vas a dejar de seguirme? — Señaló con rabia, avergonzado y con sus mejillas rojas. Por supuesto, no era un buen momento y mucho más si se iba a reír de él.

    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Mar Mar 12, 2024 11:24 pm
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    ¿Qué tenía que hacer una señorita observando los entrenamientos de los guardias? Por supuesto que esto lo hacía en disimulo. Solía sorprenderse por sus habilidades con las armas. Al punto que a veces se decía a si misma que podía ser muy capaz de ella también lograrlo. Esto nada más quedaba en su pensamiento porque tampoco es que pudiera hacer mucho.  Nadie le permitiría entrenar. Eso no era para una chica, y sin duda alguna mucho menos para una tan joven, una dama. No podía olvidar el hecho de que no era cualquier pueblerina que tenía que apañarselas para sobrevivir. Si hacía falta protección para ella para eso estaban los guardias del palacio. Mas a la niña parecía olvidarse de eso. Aún así disfrutaba de la compañía de su princesa, y sobre todo de Lilybeth que era otra de las damas un tanto mayor que ella y a quien igual admiraba.

    Winnidell había aprovechado de un tiempo libre para irse a usmear donde nadie la había llamado en los entrenamientos. Por lo general quien solía llamar más su atención era el más joven que entrenaba para ser escudero. La chica era bastante observadora  y podía notar que el chico hacía todo de su parte para mejorar sus habilidades pero a veces parecía que los demás no lo veían. A veces solía ir a molestar un poquito, pero en realidad era solo por ser curiosa. Quería saber lo que se sentía estar en ese ambiente y se le hacia mucho mas facil con Aldwyn que con cualquier otro. Probablemente por ser mas de su edad. El problema es que a veces pecaba de inoportuna.

    Lo había seguido al notar como se había ido del lugar,  solo que se detuvo en seco cuando lo escuchó hablarle. No se espersba que le dirigiera la palabra. La muchacha alzo una ceja y observo sus facciones. No parecía traer buena cara. —Oh pero que humor. No puedo prometer que no lo haré. — Murmuró, porque facil podia decirle que lo dejaria de seguir pero no era cierto. — En realidad solo quería saber que te ocurría. — comento suavizando la expresión en el rostro. Es que nadie traía esa cara por nada. Quizás igual no le contaba, no es que fueran cercanos más allá de que ella lo siguiera pero a veces incluso era más fácil decirle las cosas alguien que no fuera tan cercano porque al final daba igual su opinión si no te gustaba.

    Winnidell — Rincón secreto — Con Aldwyn




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Miér Mar 13, 2024 4:35 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    El escudero se sentía un poco perseguido con la chica que era dama de la princesa. Era algo brusca y a veces era demasiado observadora y lograba ponerlo nervioso, no porque le gustara sino más bien porque se aparecía siempre cuando entrenaba y se estaba preguntando que si de verdad cumplía sus labores. No era justo que siempre estuviera pendiente de él y que tuviera las agallas de molestarlo, no le caía nada bien y quería que se apartara. ¿Sería la hora a la que entrenaba? Se preguntaba que si le pedía al señor  entrenar y arreglar todo más temprano sería lo adecuado porque la rubia ya lo estaba cansando y mucho.

    Ni siquiera eran amigos. Sabía que era solo un año menor que él así que solían frecuentarse cuando eran más pequeños en algunos juegos, y pecaba de muy mandona y brusca que a veces hasta lo dejo llorando así que desde entonces siempre que la veía se apartaba inmediatamente pues no tenía interés alguno en interactuar con ella.

    No se cansaba y ahora no era la excepción. Se había ido al lugar más apartado y que él decía que era su lugar secreto y ahí ella, había tenido el descaro de seguirlo justamente cuando estaba llorando. Para Aldwyn aquello era humillante ya que detestaba que lo vieran llorar y en ese sentido que lo molestaran por eso.

    No te importa, no somos amigos y no tengo porque decirte — Señaló cascarrabias mientras buscaba un trapo y se comenzaba a secar las lágrimas, ahora solo esperaba que se fuera con el chisme, ese momento lo tenía demasiado molesto y aunque no era su estilo tratar así a las mujeres, Winnidiell era un caso excesivamente diferente. — ¿Qué diablos te pasa conmigo? — Musitó la primera pregunta aún con sus mejillas rojas y sin poder creer que hasta había elevado la voz, ni siquiera se podía lamentar en paz porque ahí esta. — ¿Por qué siempre andas persiguiéndome? ¿Qué te hecho? Llega a ser cansino — Explotó. No quería decirle que ocurría con él, no eran amigos, no se tenían confianza y lo exasperaba.

    Era un buen muchacho pero era enserio que Winnie sacaba su peor versión.

    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Vie Mar 15, 2024 12:41 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    Winniedell no dejaba de ser aún casi una niña y como tal a veces actuaba bajo sus impulsos sin tan siquiera pensar mucho en lo que hacía. Su intención era solo observar, descubrir, aprender. Por eso es que se la pasaba husmeando de aquí para allá. Con la princesa y el resto de las damas aprendía algunas cosas, pero ella no solo estaba interesada en como trenzarse el cabello y que colores flores combinaban con las cortinas. Ella quería valerse por sí misa, y ese pensamiento posiblemente era uno no muy de una damita, se podría decir que había nacido en la época equivocada. Por eso cuando lo expresaba solo hacía que se rieran de ella y nadie la tomaba en serio.

    Por otro lado, el único que parecía tomarla en serio, aunque posiblemente no en la mejor de las formas, era Aldwyn quien al parecer ya se estaba agobiando de su presencia. No es que la chica se cruzara hablarle a cada rato, pero si era inevitable no verla observándolo mientras entrenaba. Es que para ella se le hacía más fácil seguirlo a él que cualquier otro. Una porque cualquier guardia ya la hubiera despachado a la primera que la hubiera visto, y dos la verdad la intimidaban. A pesar de todo, lo que el chico no se daba cuenta era de que aun cuando él tenía esa lucha interna por sentir que no estaba haciendo tan bien las cosas, en la muchacha tenía alguien que admiraba el esfuerzo que hacía. Que, en cierto modo, deseaba ser como él en ese aspecto.

    La rubia frunció el ceño cuando le respondió con amargura. Qué igual no le hacía gracia que le hablara de esa forma. — Para alguien que intentan estar en la guardia, eres bastante mal educado. — refunfuño la muchacha. Y no es que fuera del todo cierto, pero con ella no lo estaba siendo. — Solo pretendía ayudar. Con un no quiero hablar era suficiente. ¿Ahora si te interesa escucharme? — cuestiono.

    Se recostó de la pared y se dejó caer deslizándose hasta quedar sentada en el suelo. Poco le importo el vestido, solo soltó un suspiro.  — No me has hecho nada. ¿Por qué crees que lo hago porque me has hecho algo? ¿O tengo algo en tu contra? — igual mantenía la expresión de no estar contenta por haberle hablado en ese tono. — Yo lo hago porque quiero aprender. Por eso te observo. — termino por confesar viéndole seriamente. No tenían por qué ser amigos, pero igual no le costaba nada, quizás ayudarle con eso.


    Winnidell — Rincón secreto — Con Aldwyn




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar Mar 26, 2024 1:54 pm
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    La miró con los ojos entrecerrados porque de verdad no entendía porque no daba media vuelta y se iba de ahí, era lógico que no era bienvenida y aún continuaba defendiéndose. Su hermano alguna vez le había dicho que era porque le atraía y cuando se lo dijo, el moreno solo sintió ganas de vomitar. Sin lugar a dudas, pertenecían parte de una buena familia aunque lejos de la nobleza estaban escalando bastante, simplemente sabía que no iba a poder estar con una mujer como ella y mejor. De todos modos, estaba en la edad para fijarse en las niñas solo que simplemente no eran como Winnie. — La verdad es que soy bastante bien educado y el carácter bastante más dócil de lo que me gustaría, pero tú... me sacas de quicio y eso ya deberías saberlo. ¿Por qué no te largas? — Volvió a preguntar y de mal humor, porque ciertamente le iba y venía si se sentía un poco mal de sus palabras, sinceramente ya se lo había advertido y no hacía caso. — No necesito de tu ayuda, no somos amigos y se supone que no deberías verme así. ¿Acaso no te das cuenta que igual esto es una vergüenza? Debería ser más duro y aquí estaba llorando. ¡Ni siquiera has dejado que lo haga! No puedo ni tener privacidad — Inculcó. Y lo cierto es que ni siquiera sabía porque hacía la pregunta cuando aunque dijera que no igual se iba a quedar.

    Alzó la ceja cuando se sentó y no le importó que su vestido quedara sucio. ¿Qué clase de damas tenía la princesa? Bueno... había visto a Lilybeth y eran tan diferentes de la una y a la otra, y no era que hablara con ella sino que era su hermano que no dejaba de mencionarla cuando la veía pasar. Aldwyn creía que Theodel estaba enamorado. — Ni idea... pero eres insoportable y no me dejas ser. Recuerdo que una vez te reíste de mis fallas a lo mejor eras más niña y esta meta que tengo no es fácil. Nadie se debería reír con lo que uno hace. — Asintió a lo que decía. — Me temo que no soy el mejor para que observes y aprendas un poco, además que no son actividades para una señorita como tú. — Exclamó el chico con suavidad y tranquilizándose un poco. —  Mi hermano sí... sé que es más serio y todo, pero al menos aprenderías más de él. ¿Por qué te gusta esto? Digo, creía que te sentías bien siendo la dama de la princesa. — Tenía hasta su futuro asegurado al casarse con un hijo de conde o duque, ser una buena esposa y luego madre de una cantidad de hijos que ni quería contar.

    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Vie Mayo 03, 2024 2:05 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    La rubia podía ser insistente, y testaruda. No se iba a marchar de allí tan fácil, no se desearía de ella tan sencillamente.  — Eres un malhumorado, eso es lo que eres. — refunfuño negando. — Porque no quiero. — Le respondió sin más al porqué no se largaba. Ella intentaba acercarse a él y por alguna razón su presencia le desagradaba al parecer. — ¿Tan desagradable te parezco para que ni quieras ni dirigirme la palabra? — Cuestionó la muchacha en el fondo un tanto desilusionada porque realmente que podían llegar a ser amigos.

    — No somos amigos porque no te dejas. — ella tenía una perspectiva muy distinta al muchacho, fallar y no lograr las cosas de la primera era parte del aprendizaje. No era para avergonzarse. Además de que era normal sentir frustración, pues nadie nacía enseñado. Pero claro, le metían en la cabeza desde pequeños que los chicos no debían llorar, mostrar sus sentimientos.  Y que las chicas siempre se debían mostrar frágiles y delicadas, presas fáciles. Cosa que no debería de ser así, no era justo para ninguno. — L sociedad nos a mal enseñado las cosas. Los chicos tienen derecho de expresar lo que sienten sin sentir vergüenza, y las chicas no tienen que conformarse con ser sumisas. — Murmuró.

    Dijera lo que dijera, ahí se iba a quedar. Se lo mostró cuando simplemente se sentó en el suelo. La muchacha escuchó su queja e intento hacer memoria hacia atrás. Recordando el momento. — Lo siento, si estaba más pequeña. No sabía contenerme. Pero mayormente era por la cara de concentración que ponías. No sé a mi yo niña, le parecía chistosa. Pero no era tanto porque me alegrará que fallara. — confesó la chica que para esta altura no creía eso de que fuera malo en lo que hacía. Solo necesitaba pulirse, y pedirle el miedo a fallar. Quizás todo era culpa de la presión que le ponían.

    — No te creas, algo he aprendido. — Le comento, al menos le había dado una idea de lo básico. Aunque igual tenía que ponerlo a prueba para corroborarlo. — Porque quiero saber como defenderme. Como defender a la princesa también. Piénsalo de esta manera Aldwyn. Nadie se lo esperaría y si algo pasara en donde dejaran a todas las damas aisladas, al menos una podría dar la cara. No siempre podemos depender de ustedes. — Le explicaba la muchacha para que entendiera un poco por qué era así.

    — Pero tu hermano es lo más parecido a un limón. No querría hacerlo, y no creo que se lo pidas. ¿O sí? — igual, quizás si con tal de sacársela de encima. — No es que sea algo que me apasione, pero sí llama mi atención. Y no, no es porque no me sienta mal con ella. Solo que me aburro, a mí me gusta también ver cosas nuevas. No la monotonía. — aprovechaba de contarle. Al menos ya estaban logrando conversar de forma civilizada.


    Winnidell — Rincón secreto — Con Aldwyn




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom Mayo 26, 2024 5:18 pm
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    Todo lo que decía era muy molesto porque no lo había pasado bien en el entrenamiento y luego venía la rubia a fastidiar, cero empática porque había dejado claro que quería estar solo. — ¿Todavía no te das cuenta que quiero estar solo y es justamente porque no estoy de humor? — Gruñó y siguió negando con la cabeza, porque en verdad no quería dar explicaciones. Lo único bueno de esto es que ya no tenía ganas de llorar sino que ahora lo gobernaba la rabia, y como era una niña ahí trataba de contenerse para no mostrarse tan cascarrabias con ella.

    No puedes obligar a alguien que sea tu amigo, Winnidel — Es que no podía creer que le dijera todos esos dichos. Tal vez lo apreciaba pero de verdad él no estaba interesado ahora en tener una amistad, tenía que entender que lo estaba fastidiando y este no era el momento, seguro que la ganaría por cansancio pero lo único que lograría es que se terminara por alejar. — Yo no estoy alegando eso, me importa 4 hectáreas que te sepas defender o querer expresar lo que sientes. No es el momento, yo quería estar solo y sigues aquí. — Volvió a gruñir y con sinceridad que trataba que saliera con otro tema para apaciguar algo lo que sentía y luego marcharse porque ya veía que era lo suficiente fastidiosa para no ceder.

    No creyó en sus disculpas — Si las disculpas hubieran sido en ese momento te hubiera creído ya es demasiado tarde.  Yo creo que tu y yo nunca podremos ser amigos a menos que nuestros padres quieran comprometernos y ni sé como lo haríamos — Soltó solo por decir y no tomó el peso de sus palabras pero es que ya estaba dejando claro que era la única forma que podría ser para convivir.

    Lo que mencionó al menos el moreno encontró que tenía razón. — Es muy valiente de tu parte que seas así, porque muy mal visto que se vea en los conflictos alguien más es necesario, bueno supongo que es un tema que con mi hermano hablamos y pensamos parecido. Por eso creo que no soy el adecuado para enseñarte solo soy un escudero y ya, que pretende ser un guardia algún día pero todavía falta mucho... supongo que lo único que debes hacer es observar — Inculcó el chico que en el fondo solo de puro orgullo se quedó allí tratando de entender en parte a la rubia, es que debía entender que ya no eran tan niños para pensar en los juegos de antes y cada uno tenía sus responsabilidades y se tenía que hacer cargo de sus frustraciones.

    Sí se lo pediría si es motivo para que me dejes en paz — Señaló burlón mientras se ponía de pie y se sacudía la tierra de sus pantalones. — Mmm.... pensé que serías feliz, imagino que es un honor atender a la princesa pero no te satisface del todo, deberías hablarlo con ella y así quizás te da permiso para practicar al menos lo más básico, digo ya me diste una buena razón que quieres protegerla — Se puso  el dedo en el mentón — Creo que el más capacitado de enseñarte es mi hermano — No quería ser él. Era demasiado orgulloso y tampoco quería que lo viera fallar repetidas veces.

    ¿Volvemos? — Señaló. Ya se estaba haciendo tarde y por muy enojado que e estuviera no sería cortes de su parte dejar a una señorita a su suerte por mucho que conociera el camino.


    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Vie Jun 14, 2024 12:34 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    A veces Winnidell no comprendía por qué ella le caía tan mal al chico. Quizás ni debería insistir tanto. ¿Valdría la pena? Pues aunque sonará masoquista, ella respondería que sí.  La muchacha en cierto modo lo admiraba y él no se daba cuenta. La forma de ella insistir no ayudaba, porque podía ser muy terca. Pero eso no quería decir que era mala intención de ella el molestar. Ni dijo nada al respecto de su respuesta solo hizo una mueca de fastidio. Por supuesto que notaba que estaba de mal humor, eso no se lo tenía que decir.

    — No es para obligarte, pero ni siquiera me diste la oportunidad de intentarlo. — Cuestionó con un puchero. La verdad había momentos que se frustraba, pues intentaba conectar con él, pero el chico rechazaba sus acercamientos. Solo quería ser su amiga, ni siquiera le estaba pidiendo ser su novia. Que a decir verdad, aunque tuviera un poquito enamoramiento bobo de adolescentes, seguía siendo muy ignorante para hablar de esos temas.

    — Lo decía por los dos. Vez estás siendo grosero de nuevo sin necesidad. Yo no te estoy hablando feo. — refunfuño cruzándose de brazos. — Los niños son ignorantes, es cuando uno crece, que entiende el porqué de las cosas. Que lo diga ahora no lo hace menos sincera la disculpa. Al contrario, si me importara poco me daría igual pedirlas o no. Yo no soy de las que se disculpa solo por quedar bien. — y es que sí creía tener la razón no daría su brazo a torcer con una disculpa.

    Puso su boca en forma de O sorprendida por su comentario y no era tanto por la parte de no ser amigos. Esa ni caso le había hecho. Lo que llamo su atención fue el mencionar compromiso entre ellos. No se había dado cuenta, pero junto a aquella expresión en su rostro le había acompañado un sonrojo de mejillas ante la idea. — ¿Realmente crees que sean capaces de semejante locura? — Le preguntó por sorpresa. ¿Acaso había oído algo? ¿O quizás se le ocurrió esa idea de la nada? ¿Pero si era así, de donde se le ocurrió esa posibilidad?

    Debía de admitir que le agrado que le llamara valiente. Quizás cuando no forzaba las conversaciones como al inicio, todo fluía mejor.

    — Me hace feliz servirle. Pero creo que podría hacer más de lo que ya hago. Quizás tengas razón, la princesa es alguien razonable e inteligente. Seguro entiende cuál es la idea. — Dijo pensativa.

    — Vez, podemos cuadrar en algo. Umm. Sí, está bien. Si me ayudas a persuadirlo podríamos tener una tregua. Es que de verdad lo creo necesario, no creo llegar a ser experta, pero podría hacer la diferencia en un momento de emergencia. — comento la muchacha. Quizás podían llegar a un término medio entre ellos. — ¿Tenemos un trato entonces? — dijo poniéndose en pie y extendiéndole el dedo meñique en un gesto de promesa.

    La rubia miró a su alrededor, ya se hacía tarde. Sus padres seguro ya comenzarían a preguntar por ella. — Sí, creo que es lo mejor. — respondió asintiendo. ¿Ven que el chico valía la pena? Aun con lo cascarrabias que se había encontrado esa tarde, decidió no dejar que volviera sola.

    Winnidell — Rincón secreto — Con Aldwyn




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar Jun 18, 2024 9:38 pm
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    No tenía ganas de discutir y no era porque le estaba entregando en bandeja de plata la victoria. No estaba bien discutir con una señorita por mucho que ella no supo entender que quería estar solo, sufrir en silencio de sus fracasos y pensar que tendría que esforzarse el triple para lograr sus metas. Hizo oídos sordos, simplemente no se quedaba callada con nada y siempre tendría una manera para contestar y hacer que se sintiera peor.

    Sin más, lo que podía hacer era que su hermano pudiera ayudarla para que lo dejara finalmente en paz. Claro que tendría que hablar primero con él para que se diera el tiempo para eso, no era su responsabilidad aunque ese entrenamiento hacia las mujeres podrían hasta presentarse en la corte para que se discutiera la posibilidad de que si las mujeres querían tener mejores capacidades en la lucha, o manejar un arma por defensa personal en caso de guerras no estaría tan mal.

    Sin intención de ofenderla, pero lo único que deseo es que me deje en paz. Pero descuide, hablaré con mi hermano y apenas tenga una respuesta le avisaré — Ese día no se sentía del todo contento para que ella presionará tanto y comentará que era un grosero, cuando le había dicho de todas las formas que quería tranquilidad ese día.

    Terminó por hacer eso del dedo meñique solo por cordialidad aunque su mirada se veía molesta. Si que tenía muchos modales para no dejarla sola y acompañarla hacia el castillo donde seguiría sus labores como dama. Soltó un nuevo suspiro e hizo un gesto con la cabeza para emprender el camino hacia sus aposentos.

    ¿Desde hace cuanto comprendió que no le gustaban tanto las actividades femeninas? — Exclamó con suavidad mientras seguía caminando a su lado. La verdad es que quería seguir con otro tema ya que estaba cansado de discutir y así la conocería un poco, era lógico que no podía decirle del todo a su hermano que era para sacársela de encima, sino que también lo hacía porque era una conocida, no la chica fastidiosa e inquieta que no le caía muy bien. — Creo que tiene un punto en cuanto a defensa personal y que quiera cuidar a la princesa frente a cualquier dificultad pero claramente que usted es una excepción a la regla, imagino que no todas las damas piensan como usted — Finalizó sin más. Le ardían los ojos así que suponía que aún lo tenía rojos cuando se puso a llorar. Estaba al tanto que tenía que dejar de ser tan sensible.

    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Jue Jun 27, 2024 1:45 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    El tema original de la conversación había quedado atrás. Al menos ya no discutían y habían logrado llegar a un tema donde ambos pudieran conversar si terminar molestando al otro. Winnidell era insistente, y realmente quería tener una amistad con él, por lo que aunque no lo iba a demostrar y mucho menos reconocer por orgullo, sus rechazos le apenaban. Pero claro, ella era un hueso duro de roer. Así que no iba a desistir tan fácil. Solo que quizás debía de cambiar de estrategia. Sí, definitivamente algo diferente debía de hacer.

    Trato de morderse la lengua para no reclamar una vez más del porqué la quería lejos. ¿Por qué todo lo que decía parecía irritarlo? Eso en el fondo la comenzaba a frustrar. Quizás debía hablar de aquello con Lilybeth, era mayor que ella, como una hermana. Así que quizás le daba algunas palabras que le aclaran la mente, o al menos pondría desahogarse. — Está bien, es una promesa. — enfatizó la muchacha y ahí hicieron el gesto del meñique que si bien Aldwyn no parecía muy feliz, Winnie sí había quedado satisfecha. — Esperaré por su respuesta entonces. — comento ahora con más entusiasmo. Pues al menos había logrado conseguir clases privadas de defensa con Theodel sin tan si quería haber sido esa su intención original. Eso sin contar el detalle de que Theo ni siquiera aún se enteraba.

    Por increíble que pareciera, ahora caminaban por los pasillos con suma tranquilidad el uno al lado del otro. — No me malentienda. Yo no es que quiera ser como un niño… pero si siento que a veces nos niegan el hacer cosas como si no fuéramos capaces. — Le comentó. — Pero si se refiere a desde cuando me interesa más ese tipo de actividades poco femeninas, supongo que desde que tengo catorce. — ya hacía poco más de un año que se la pasaba en aquellas andadas. La adolescencia no era cosa fácil, en especial para los adultos que estaban a cargo de los adolescentes.

    Que entendiera sus puntos le agradaba y alegraba. Por lo que al escuchar sus palabras no pudo evitar sonreír. — Tiene razón, no todas tienen el mismo pensar. Pero es por lo que le digo, nos han acostumbrado a creer que no podemos hacer las cosas. — comento encogiéndose de hombros. — Alguien debe tener la iniciativa. Solo imagina lo innovador que sería. Los enemigos para cuando caigan en cuenta ya sería tarde. Quedarían en vergüenza. — añadió. — ¿Cree que realmente pudieran tomar una idea como esa enserió? Al menos sé que de mí no lo harían. — comento, seguro le dirían que solo era una niña y no sabía de lo que hablaba. Que ellos tenían seguridad suficiente.

    Winnidell — Rincón secreto — Con Aldwyn




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Jue Jun 27, 2024 5:51 pm
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    ¡Por todos los Dioses! Había dejado de reclamar y la verdad es que lucía mucho más bonita callada. Es que con sinceridad no lograba entender tanta insistencia de querer saber todo lo que hacía y seguirlo. A veces lo dejaba como un tonto y esa sensación no era agradable, es que trataba de tener siempre la razón y realmente era cansino.

    No estaba del todo bien, ser un escudero conllevaba mucho y había que estar muy pendiente del caballero o el lord que te tocaba servir. Pendiente de todo lo que hacían y claro si lo nombraban alguna vez un guardia o un caballero, tendría que tener el semblante serio y mostrar ante todo respeto.

    Ella no tenía esas responsabilidades porque era una mujer que más bien tenía que tomar el deber de cuidar a la adorable princesa.

    Al menos ya todo estaba en paz y podían hablar tranquilos, es que si le agradaba cuando charlaban de esa manera y no minimizarlo tanto o molestarlo cuando más tenía que hacer, en ese momento no estaba ocupado pero tenía ganas de llorar y la chica no lo dejo. ¿Positivo o negativo? Esperaba no explotar en lágrimas cuando estuviera en su casa. —Me va a costar convencerlo pero si como soy yo quién se lo pide sea más fácil y te enseñe lo básico, al menos deberías quedar bien en usar bien un arma y a la vez, mejorar más con el caballo. Le explicaré tus razones no esta mal que sepan aunque sea un poco de defensa en caso si algo ocurre con la princesa, se evitaría mucho — La realidad es que le gustaba fuera de ese pensamiento, veía a las chicas tan femeninas y ruidosas, porque Aldwyn todavía era algo inmaduro para fijarse que las niñas eran lindas y llamaban la atención, solo tenía una meta y también por eso actuaba tan esquivo. ¿Pero cómo sería después?

    Caminaban por los terrenos del castillo hasta llegar a la entrada donde la dejaría y luego se iría a su hogar. — ¿Pero solo por esa razón? Pensé que era una idea que tenía desde mucho más pequeña....aunque no es mala, insisto — El castaño comenzó a meditar sobre lo que la chica planteaba ya que era una buena idea — Es que creo que todo depende de las costumbres del reino en como se puede ver una mujer y un hombre, claro que la "normalidad" es que ustedes sean delicadas y frágiles mientras que los hombres sean los fuertes y astutos,... aunque si siempre hay diferencias ¿no? Sé que hay lugares que las mujeres saben luchar pero muy pocos... por eso digo mientras sepas lo esencial para cuidar a la princesa la mantendrás salvo a ella y usted también se sentirá más segura — La aconsejo Aldwyn al momento que llegaban a la entrada del castillo y le soltaba el brazo con suavidad. — Me tengo que ir, y descuide que le diré a mi hermano apenas sepa una respuesta prometo que la buscaré — Inclino la cabeza aunque iba a esperar que entrara al castillo, nunca se había percatado tanto que su cabello era muy largo y se notaba suave pero ante todo era muy brillante, destacaba frente a otros que estaban mucho más opacos.

    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Vie Jun 28, 2024 1:22 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    Luego de un rato de discusiones, al fin hablaban sin estar matándose con las miradas. Aún les faltaba mucho por madurar. Pero aun así tenían algunos pensamientos y posturas válidas. Si los mayores los escucharan seguro le dirían que esas no eran tareas para señoritas y que un chico no debía alentar a una dama hacer esas cosas. Esto era un ejemplo de que la edad no siempre era sinónimo de sabiduría.

    Winnie ahora se encontraba entusiasmada. Si Theodel aceptaba ser su maestro, al fin podría empuñar una espada o un arco y ver de lo que estaba hecha. Aunque estaba consciente de que quizás no sería tan simple como podría parecer a simple vista. — Sí, no creo que sea capaz de decirte que no a ti. ¿O sí? — comentó, nunca se sabía, pues a sus ojos Theodel era un tanto amargado. — Bien, por mi perfecto. No pretendo terminar siendo una experta. Pero al menos saber usar un arma de forma segura. —

    La rubia continuaba su camino, ya pronto llegarían a su destino. Lástima porque era justo ahora que se comenzaba a sentir muy a gusto hablando con él. — Para nada. Cuando más pequeña lo que quería era ser una ardilla. — dijo encogiéndose de hombros mientras dejaba escapar una risita por las ideas tan fantasiosa que solía tener de pequeña.

    — Hasta ahora pareces ser el más consciente y receptivo a entender a lo que me refiero. — lo cual era hasta irónico tomando en cuenta lo mal que se llevaban.

    — Sería genial conocer uno de esos reinos. Para ver como es… nosotros estamos un tanto lejos de ser así. Pero tampoco creo que a un extremo. — comentaba mientras se detenía por un momento. — Lo sé, y lo asumo. Pero por algún lado se comienza. ¿No? Tampoco es que vayamos a armar un ejército de mujeres. Siempre hace falta la fuerza y maña masculina, supongo. — añadió, no se iba a ofender por admitirlo.

    Habían llegado ya a la entrada, era momento de partir. Siendo sinceros ahora que soltaba su brazo se daba cuenta de lo bonito que se sentía, a veces dejarse tratar como lo que era, una dama. — Gracias por acompañarme. Descuida, ya voy a entrar. — Sonrió al ver su reverencia. Cosa que intento hacer también la suya algo torpe pero sin perder la gracia.

    — Esta bien, me buscas cuando tengas respuesta de tu hermano. Tendré paciencia. — Le pidió, así no diría que lo estaba persiguiendo. — Adiós. Que descanses. — dijo dándose la vuelta no sin antes haber prestado atención a los ojitos del chico que si bien aún quedaba algo de rojo por el llanto, no quitaba lo grande y bonitos que eran. Por lo que le dio una sonrisa tonta antes de entrar al palacio.

    Winnidell — Rincón secreto — Con Aldwyn




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Sáb Jun 29, 2024 12:16 am
    ¡Deja de seguirme!
    Capítulo 01 / ¿Por qué me molestas tanto?
    No era tan terrible cuando la rubia se calmaba y no se comportaba de esa manera tan insistente que lo único que hacía que se alejara. Mantener una conversación más tranquila ya era mucho más agradable, pero claro podría estar fingiendo. Como no tenía ganas de discutir pues estaba con las emociones a flor de piel todo era mucho mejor así.

    Se encogió de hombros —Definitivamente eso dependerá de su humor. No voy a preguntarle si lo veo con el entrecejo fruncido, trataré de no demorar lo prometo porque claro hay más posibilidades que acepte si yo se lo pido — Aseguró el muchacho que no olvidaría por nada aquello porque corría la posibilidad de que la damisela de la princesa dejara de molestar o apaciguara su comportamiento si lograba aquello, igual corría el riesgo de que Theodel tomará esa hora que le enseñaba a él. Bien,  la idea era combatir y si tenía que morir por su reino lo haría pero ser nombrado caballero o guardia era una de sus mayores metas, solo que ahora por su edad servía ser escudero porque desde comenzaría todo.  

    Todo iba en la práctica.

    Seguro te funciona... claro siempre estarán los que te subestimarán y miraran en menos solo por ser una mujer pero tu no te dejes vencer, me pasa eso a veces —Igual se la dejo bien directa porque aparecía en los momentos más inoportunos donde se sentía un desastre y cualquier comentario jodía toda estabilidad tenía que entender que habían momentos y momentos —, que se acercan y se burlan de mi cuando lo único que deseo es estar solo. Ya sabes, no todos necesitamos un abrazo para estabilizarnos mucho menos palabras bonitas — Por eso le agradaba tanto su hermano que era capaz de comprenderlo y a la vez,  ser estricto para que se siguiera superando, al igual que su caballero que aunque no era el más simpático si le enseñaba a ser más duro.

    También debía empezar a tener una mente más rápida y no tener miedo. Hasta ahora no se había enfrentado a nada y no sabía lo que era estar en guerra.

    No pudo evitar reírse con ganas cuando mencionó que antes quería ser una ardilla. — Ni sé porque me río cuando yo quería ser un caballo se me paso cuando vi que decapitaron a uno — Se expresó y siguió caminando junto a ella con tranquilidad hasta el palacio por el camino ya de cemento de esos territorios.

    Se hizo el loco ante el comentario de ser receptivo y solo siguió caminando. Le contestaba solo cuando valía la pena — Está muy difícil que se forme un ejercito de mujeres pero no deberían subestimar a quienes podrían usar muy bien una espada, no es necesario que vayan a la batalla sino que defender aquí — Dio su planteamiento porque de verdad sería extraño aunque si pasara no iba a ser quién estuviera juzgando sino más bien elogiando.

    Cuando al fin llegaron a la entrada del palacio se detuvo y se despidió. No había sido malo solo que deseaba irse ya a casa, muy probablemente caminaría un rato para que se le pasara la hinchazón y el rojo de sus ojos — No se preocupe, seré lo más breve que pueda. Por el momento no veo que su princesa corra peligro pero siempre es bueno prevenir — Exclamó con suavidad cuando ella se despidió y solo se dio medio vuelta cuando la vio segura entrar en el palacio y dar media vuelta. Ahora solo tocaba pensar como reaccionaría Theodel.

    FIN DEL CAPITULO

    Aldwyn— Rincón secreto — Con Winnidell





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Dom Jun 30, 2024 1:23 am
    Tienes mi corazón
    Capítulo 02 / Amores asi no deben ser prohibidos
    El día anterior había sido un día pesado, Theodel había perdido su paciencia con los aprendices desobedientes. Y la verdad es que con el coraje que había pasado con aquel grupo de adolescentes que se habían puesto a tomar antes de entrenar cualquiera diría que la molestia le duraría hasta el otro día. Bola de irresponsables fue lo más delicado que les llamó en aquel momento. Sin embargo, hoy en la mañana el chico se había despertado de buen humor para sorpresa de su pequeño hermano, quien sabía que, aunque no estuviera de malas en la mayoría del tiempo solía estar serio. Por supuesto que se hizo el loco ante su curiosidad del porqué se encontraba de buenas. Limitándose a decirle que era porque sería su día libre. Cosa de la que no estaba seguro si lo llego a convencer del todo.

    Al final daba igual porque Theodel iba ya de salida. Aquel buen humor, aquella alegría tenía nombre, el nombre de una joven dama. El guardia desde hacía un tiempo había estado frecuentándose con Lilybeth, una de las damas de la princesa. Sin embargo, lo habían tenido que hacer a escondidas, pues aun cuando la chica no llevara una corona sobre su cabeza, seguía siendo de familia noble importante. De un nivel superior a la de la familia de Theodel y, por tanto, los padres de Lilybeth seguro esperaban casarla con alguien bien posicionado. Quien quitaba, capaz hasta con un príncipe. Nunca se sabía, la joven era hermosa y tenía porte de princesa.

    Su amor era prohibido justamente por lo antes mencionado. Él no tenía mucho para ofrecerle cuando era ella la que tenía más, si hablamos de fortuna y estatus social. Pero aquello no les impidió acercarse, seguir su corazón. Apostar a que el amor siempre ganaba y que podía ocurrir algún milagro que cambiará sus vidas. Por ahora Theo vivía con la ilusión de verla cada vez que tenía la oportunidad.

    El guardia había llegado a su punto de encuentro. Uno de los viveros más alejados del palacio que daba con los lindes del bosque. Era de su conocimiento que el jardinero atendía el mismo en las tardes. Y era tan temprano que la mayoría dormía. A pesar de estar rodeado de plantas y flores Theodel había tomado su momento para comprar una rosa en el mercado para Lilybeth. Fue cuando la vio llegar que habló para no asustarla y advertirle de su presencia. — Buenos días, bella dama. —

    Theodel — Viveros del Palacio — Con Lilybeth




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom Jun 30, 2024 2:23 am
    Tienes mi corazón
    Capítulo 02 / Amores asi no deben ser prohibidos
    Como dama de la princesa tenía mucho por hacer aunque tuviera unas cuantas. Aunque hubiera un buen número siempre había algo que hacer y bueno, muchas veces se turnaban y así podían tener momentos libres. Dejaban que Winnidiel por ejemplo, se perdiera por las tardes a lo que ella estaba enterada a mirar a los caballeros y guardias a entrenar. No le había podido quitar esa manía tan poco femenina pero bueno aún era niña y creía que eso iba a cambia algún día. Cada uno tenía su carácter y al menos ella la dejaba a ser, ahí no tenía idea que opinaría la princesa Catherine.

    Tampoco podía juzgarla porque también tenía su secreto y se escapaba cuando podía. Lamentablemente, vivía un amor prohibido con el más apuesto y amable guardia del reino, y menos mal que no real porque o sino sus votos habrían sido hacia al reino y tendría que haberse quedado casto de por vida y ni siquiera podrían tener la posibilidad de casarse, porque lo único que se lo impedía era que sus padres jamás dejarían que su hija se casara con un noble de poca clase como el castaño.

    Pero a ella le encantaba.

    La verdad es que no le encontraba nada de especial a los hijos de señores o caballeros del reino e incluso extranjeros que muchas veces venían a eventos, para ella solo existía Theodel y ya llevaban unos buenos años así. Todo el mundo tenía sus secretos y bueno habría que conservarse si algún día a su padre le daba por casarla con un señor cuando acabara con esa posición de dama que era desde hace tiempo también, solo que estaba en edad incluso avanzada para poder hacerlo.

    Tal mañana, la morena sabía que sería uno de esos encuentros que se escapaban y escondían para vivir ese amor eterno que se profesaban los dos. Muchas veces decía que prefería ser una traicionera y escapar con él a pesar de que habrían consecuencias. Vivir más tiempo con él era de sus mayores sueños porque la verdad había que haber un milagro para que todo cambiara.

    Ella solo deseaba estar con él.

    A esas horas todos dormían y la adrenalina la sintió apenas se vestía. Llegaría justo a tiempo cuando la princesa Catherine la llamara. Lo estaba esperando con nerviosismo en su interior y al escuchar su voz, le vino el alma al cuerpo. Se llevo su mano al pecho y sonrió con mucha alegría al toparse con su querido guardia. Lo termino por abrazar — Te he extrañado tanto, mi hermoso Theodel. ¿Cómo estás? —Se mantuvo abrazada a su pecho aunque sin presionar porque sabía que tenía una rosa en una de sus manos.

    Lilybeth— Viveros del Palacio — Con Theodel





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Lun Jul 01, 2024 1:50 am
    Tienes mi corazón
    Capítulo 02 / Amores asi no deben ser prohibidos
    Como guardia tenía sus responsabilidades, tenía cierto estatus. ¿Por qué como no tenerlo? Representaba la autoridad en el orden público, la seguridad del reino. Sin embargo, aquello no era suficiente para que el chico pudiera aspirar a casarse con una joven de la nobleza. Lilybeth a los ojos de muchos era inalcanzable para Theodel. ¿Pero quién mandaba en el corazón? Nadie. Ni siquiera ellos mismos podían decidir a quien amar. Había sido un flechazo instantáneo que había cambiado por completo la vida del castaño.

    A veces tenía que pensar bien en como debía acercarse a una dama, pues era nuevo para eso del romance. Eso sí, tampoco estaba ajeno a como tratar a una dama, pues su madre lo había criado para ser alguien cortes y respetuoso con las mujeres. Por eso, aun cuando le costara un poco, siempre buscaba tener detalles con la joven, aunque parecieran pequeños. Lily era todo lo que a él le faltaba y lo complementaba. Ambos hacían una linda y armoniosa pareja. Era tan lamentable que los demás no pudieran ver aquello. Pero justo por eso, por ese amor que se tenían, él no estaba dispuesto a dejar ir aquella ilusión. No sabía cuanto le costaría, ni hasta cuando estaría en secreto. Sin embargo, lucharía por ese amor hasta las últimas consecuencias.

    Cuando se encontraron en aquel vivero, los ojos verdes del guardia se iluminaron al verla toda hermosa en medio de las plantas. Como le hubiese gustado poder llevársela a pasar el día en un lugar seguro, lejos de todos. Donde no tuvieran que andar como ladrones. Pero aun cuando fuera su día libre, ella tenía el tiempo justo para compartir antes de que tuviera que volver a sus tareas como dama de la princesa.

    — Yo también te extrañé, cada momento, cada segundo. — le aseguro mientras la envolvía entre sus brazos. — Pues que te puedo decir. Hoy amanecí con una sonrisa en el rostro. De buen ánimo. Tanto que mi hermanito pensó que estaba enfermo. — el confeso mientras la miraba a los ojos tomando su mentón con una de sus manos.

    — ¿Pero cómo has estado? — pregunto el guardia mientras alzaba la mano que aún sostenía la rosa. Por suerte aún seguía intacta, e incluso no tenía espinas, pues Theodel se había encargado de quitárselas el mismo para que Lilybeth no fuera a lastimarse con ellas ni por accidente. Aunque eso implicara que sus propios dedos se llevaran unas cuantas hincadas en el proceso. — Antes de que lo olvide, te traje esto. Sé que es tu color favorito. — le anuncio antes de tomar la mano de la chica y cerrarla alrededor de la rosa para así entregársela. — Por mí te compraría un ramo entero… pero no puedo. Sería sospechoso. Pero prometo traerte una cada vez que nos veamos. — le aseguro.

    Theodel — Viveros del Palacio — Con Lilybeth




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun Jul 01, 2024 11:51 pm
    Tienes mi corazón
    Capítulo 02 / Amores asi no deben ser prohibidos
    Estar en los brazos de Theodel era su lugar seguro. Se sentía tan bien cuando la sostenía y tan protegida que deseaba pasar mucho más tiempo así con él. Ya desde hace tiempo que había aprendido a valorar y disfrutar de esos breves minutos cuando se encontraban, sin pensar en el pasado ni en el futuro. Solo existía el ahora.

    Le gustaba el aroma de su perfume,  y apoyar su mejilla en el pecho ajeno. Cerró los ojos por un momento antes de comenzar hablar y escucharlo. Su ánimo aumentaba con rapidez al estar así, estaba muy contenta, ya no sentía esa ansiedad de un principio y el miedo que los encontraran, siempre encontrarían el lugar adecuado y no había que temer.

    Se alegraba que estaba en las mismas que ella y como sus ojos se mantenían brillantes con tan solo contemplarla. La hacía sentir especial y estaba segura que su mirada debía ser la misma. Solo de amor porque fácilmente su corazón comenzaba a latir de tanto sentimiento que llevaba dentro,  era una mujer muy afortunada, a todas les pasaba y ella si tenía un amor de verdad. —Pues estoy consciente que siempre mantienes mucha seriedad frente al resto aunque no esta tan mal que tus sonrisas me pertenezcan —Señaló con alegría, igual en parte no lo decía totalmente en serio, le gustaba que demostrara ese lado más cariñoso también con su familia — Aldwyn te adora y te admira mucho. Queda sorprendido cuando te ve así pero seguramente es muy agradable para él cuando te ve así —Señaló con suavidad antes de tomar la rosa que en detalle le había quitado las espinas y era de su color favorita. Amaba el rosa y eran difíciles de conseguir, no sabía como se las arreglaba. — Guardo cada rosa que me entregas en nuestros encuentros, muchas se han marchitado pero  ahí están en mi diario — Con eso también revelaba que su cuadernillo era bastante grande al conservarlas.

    La olió y sonrió con ternura — Me encanta... de verdad me gusta mucho — Señaló con calidez, no había omitido el como se encontraba sino que solo se había fijado mucho antes en la rosa que no le permitió expresarse. —Estoy muy bien, mucho más ahora. En el castillo todo es rutina y me agrada, la princesa pasa su adolescencia y no es tan fácil, hay que ayudarla con su seguridad en sí misma pero todo bien. ¿Y usted? ¿Qué tal su trabajo? ¿No se ha enojado mucho con los jóvenes aprendices?— Inculcó divertida porque reconocía que le encantaba escuchar esas anécdotas.

    Sabía que podría mantenerse de pie por largos minutos aunque luego necesitaría sentarse. Quería acariciar su cabello, abrazarlo y besar sus labios pero era demasiado alto para lograrlo de pie.

    Lilybeth— Viveros del Palacio — Con Theodel





    En el corazón no se manda 1f4ab

    En el corazón no se manda QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5305Mensajes :
    2260Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    En el corazón no se manda Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Mar Jul 02, 2024 2:08 am
    Tienes mi corazón
    Capítulo 02 / Amores asi no deben ser prohibidos
    Para Theodel el tiempo se detenía estando junto a Lilybeth. Era su calma, donde podía renovar fuerzas y energías. Pues no todas las fuerzas eran fuerzas físicas, también estaba la fuerza mental. Ella era la que podía lograr sacarlos de los agobios. Porque para un guardia podía llegar a ser estresante, y ni siquiera era tanto por los entrenamientos de los aprendices. A veces era por las cosas que tenían que presenciar, que vivir. Ellos estaban a cargo de la seguridad y, por tanto, eran testigos de cosas feas.

    Todo riesgo que corriera por ella sentía que valía toda la pena del mundo. Lily era quien le dibujaba una sonrisa, quien le hacía sentir más valioso de lo que él imaginaba ser. Cada momento que pasaba el amor en su corazón seguía creciendo y creciendo.

    No dudo en dejarle saber como se sentía, y sobre todo del hecho de que se sentía así por su causa. Theodel sabía bien que no era exageración decir que las sonrisas en él eran escasas. Pues le gustaba mantener ese semblante serio para imponer respeto, tanto que a veces se le olvidaba que no tenía por qué estar así fuera de las horas de trabajo.

    — No lo puedo evitar, creo que simplemente me acostumbre. A veces ni siquiera es mal humor real. — le admitió manteniendo aquella sonrisa. — Por mí sabes que tienes todas mis sonrisas. — aseguro con tranquilidad, es que ella le trasmitía esa alegría, cosa que hacía que fuera inevitable sonreír.

    — Lo sé, no lo dudo. Igual me alegra cuando lo veo con ánimos de molestar porque quiere decir que está feliz. Oh, pero ahí se quedó con la curiosidad. — Señaló, pues no era momento de contarle, era riesgoso, pero algún día le contaría.  — Pues espero sea lo suficientemente grandes para guardar muchas más.  — le sorprendió que las conservara, ya imaginaba que el diario debía de estar bastante lleno para estas alturas. Pero debía de ser grande tomando el tiempo que llevaban frecuentándole.

    Se quedó contento al ver su bella sonrisa al observar la rosa, no tenía ni que decirle que le había gustado. Lo podía notar en sus ojos. Pero quería saber más como estaban siendo sus días, si había tenido algún contratiempo, si todo estaba tranquilo. — La comprendo, no es tarea sencilla lidiar con adolescentes. — eso lo sabía él perfectamente que tenía a varios bajo su mando. — La última hazaña que hicieron justamente en el día de ayer fue llegar ebrios al entrenamiento. ¿Puede creerlo? Bueno, más que ebrios estaban solo un tanto picados. Se creían que no me iba a dar de cuenta cuando las flechas en vez de dar en las dianas daban en la pared del fondo. — comento llevando su mano a la frente al recordar el momento. Tomo su mano y camino hasta la banca que había cercana a la mesa de jardinería. — Intentaron tomarme por tonto. ¡A mí! — y sentía que al hablarlo con ella todo el estrés desaparecería.

    Theodel — Viveros del Palacio — Con Lilybeth




    En el corazón no se manda EWiSWvR

    En el corazón no se manda CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2857Mensajes :
    1589Honra :
    ActivoActividad :

    En el corazón no se manda Empty