Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: There’s blood in the fields
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Vie Abr 09, 2021 5:46 pm por Bewölkt
Long story short Josephine + Asa
Para cuando llegaban a esa época del año, Josephine empezaba a odiar todas las mañanas. Anhelaba despertarse en su casa, poder ver a su padre y a su hermano, incluso a su madrastra. Afortunadamente para ella, su relación con su familia era bastante sólida, y aquel era su primer año sin Charles en el colegio.

El tener pocos amigos implicaba que, ahora que su hermano se había graduado del colegio, era su responsabilidad entablar conversaciones. Tal vez la mejor opción era empezar por alguien que estuviera en su misma posición: la de no tener muchos amigos.

Sabía que Asa aparecería porque lo había escuchado por los pasillos. La llegada de Thomas había sido una de las noticias del año, todas las transferencias lo eran porque solían ser casos especiales, llamaban la atención. Era todavía más raro que permitieran a alguien entrar en pleno noviembre, pero ahí estaba ella.

Josephine no quería sentirse como una acosadora en potencia, pero encontraba a la chica curiosa. Quizá por eso estaba prestando más atención de la cuenta cuando la vio girar por el pasillo hacia la sección prohibida de la biblioteca.

Se removió incómoda de repente, apartando la mirada para no llamar la atención de nadie más. Podía fingir que no la había visto y ya estaba... Y quizá esa era la mejor solución, pero cuando la vio salir con un libro mal escondido debajo de la capa, no pudo evitar levantarse y recoger sus cosas para salir tras ella.

—Sigue caminando— dijo, despidiéndose con la mano de la bibliotecaria, cubriendo a la chica para que el bulto del libro no se notara demasiado hasta que cruzaron la puerta —. ¿Estás loca?— preguntó, pero no pudo evitar la pequeña carcajada que se le escapó, sentía como si hubiera hecho algo malo, y de alguna manera sí... Se estaban saltando las normas, y ella había ayudado solo para que alguien que no conocía pudiera sacar un libro prohibido.
08.12.19 + Biblioteca




Long story short 5UoLkvI

My babies:

Until my dying day:
Bewölkt
Bewölkt
Rango Bewölkt
Bewölkt
Bewölkt
10203Mensajes :
1810Reputación :
Vie Oct 01, 2021 4:26 pm por Helskáld
Long story shortJosephine- Asa
En cuanto Asa escuchó que había un ala secreta de la biblioteca supo que tenía que ir allí. Dado que en las secciones normales no había encontrado nada que despertara su interés, supuso que allí sí que encontraría algo de interés. Después de todo, el resto de libros eran un poco... sosos para sus fines.

Tampoco le preocupaba mucho que la llamaran «zona prohibida», de realmente estar prohibida no serían lo suficientemente estúpidos como para dejarla al alcance de cualquiera. ¿Es que de verdad eran tan ineptos los de Hogwarts como para dejarse intimidar por una palabra? Seguro que era un reto puesto para que solo aquellos que realmente deseaban el conocimiento se atreviesen a entrar. Y ella era una de esas personas.

No se esforzó mucho en ocultar el libro. Si no había nadie allí suponía que tampoco habría nadie atento a que sacara libros de esa zona. Y si alguien le decía algo, ya se encargaría ella de recomendarles que hicieran algo más aparte de simplemente decir que la zona estaba prohibida. Si realmente entre esos libros había algo que debía mantenerse fuera del alcance del mago promedio, ¡pues que no lo dejaran al alcance de un montón de mocosos que apenas podían hacer un hechizo sin sufrir un aneurisma!

Mientras iba a salir fue atacada por una alumna, frunció el ceño y la miró mal. No le gustaba que la tocaran así porque sí. Sin embargo, no fue hasta que estuvieron fuera de la biblioteca que decidió hablar, pero, una vez más, la chica le ganó la primera palabra. Hizo un mohín.

Depende. Si por «loca» te refieres a que te lanzaré un crucio si me vuelves a llamar loca, sí, lo estoy y bastante —masculló de mala manera. No le gustaba nada que la gente la llamara loca, suficiente tenía con que en Noruega la acusaran de eso y más cosas por sus prácticas. Sin embargo, cuando la chica se empezó a reír, frunció el ceño sin entender la gracia de todo. Y no parecía que se estuviese riendo de ella. Ladeó ligeramente la cabeza, aún más confundida cuando la risa de la otra se le empezó a contagiar—. ¿Qué es lo que te hace tanta gracia? —cuestionó intentando reprimir su propia risa.
 
08.12.19 + BIBLIOTECA




Quill and blood, my weapons
bettyleg
Helskáld
Helskáld
User - Nivel 1
Helskáld
Helskáld
456Mensajes :
26Reputación :
Mar Nov 09, 2021 8:42 am por Bewölkt
Long story short Josephine + Asa
Josephine no se dio cuenta de la mirada que la bibliotecaria dirigió hacia ella al ver que se acercaba tanto a la chica nueva, simplemente siguió caminando hasta que estuvieron fuera de su campo de visión. Se estaba metiendo en problemas sin que nadie le dijera que lo hiciera, pero pasaba tanto tiempo en la biblioteca que sabía bien que la mujer detrás del mostrador hacía pequeñas guardias cada media hora, donde vigilaba que todos los libros que algunos alumnos descuidados dejaban encima de los escritorios fueran trasladados al lugar correcto. Y sobre todo, mantenía vigilado el candado que separaba la zona prohibida de todos los demás muebles.

—Esto no es Noruega, no puedes ir soltando crucios como si estuvieras dando los buenos días— respondió, sin tener demasiado miedo porque no se imaginaba hasta qué punto Asa estaba siendo honesta con ella. Quería pensar que aun existían consecuencias cuando algo así ocurría, todavía no concebía el desastre que era la comunidad mágica en ese momento.

—Has abierto el candado de la zona prohibida en frente de varios alumnos, ¿sabes que los cuentan cada media hora?— preguntó, porque además de ello, ni siquiera se estaba molestando en ocultarlo correctamente. El castigo por algo así siempre era ejemplar, había un límite para la curiosidad... Que Josie nunca se había animado a cruzar aunque lo necesitara.
08.12.19 + Biblioteca




Long story short 5UoLkvI

My babies:

Until my dying day:
Bewölkt
Bewölkt
Rango Bewölkt
Bewölkt
Bewölkt
10203Mensajes :
1810Reputación :
Dom Dic 05, 2021 5:27 pm por Helskáld
Long story shortJosephine- Asa
En Noruega tampoco... —admitió con un tono poco habitual en ella, casi burlón. Miró a la otra chica con cierta curiosidad, sin entender bien por qué la había ayudado —que no es que lo necesitara— a burlar la ridícula seguridad de la biblioteca.

Entonces bajó la mirada hasta el libro que tenía en su posesión y de nuevo a la chica—. No, no lo sabía. Solo que se supone que está prohibida y tienen cosas que me interesan. —Le enseñó la tapadera del libro, era uno que hablaba de maldiciones y la muerte— Como esto. Y tampoco entiendo por qué es tan fácil de acceder a esa zona si se supone que está prohibida. ¿Estás segura de que no es una prueba para ver quiénes realmente se atreven a buscar lo que les interesa a pesar de las supuestas consecuencias? —preguntó con legítima curiosidad. Quizás la chica —que parecía saber mucho sobre ese sitio—  podía satisfacer algunas de sus dudas sobre Hogwarts. Empezando por la biblioteca e incluso sobre los gritos que escuchó unas noches atrás.

Fue entonces cuando escuchó algo de revuelo en el sitio del que venían, no muchos metros atrás—. Antes de que me contestes nada, creo que deberíamos irnos. Si lo que dices es cierto, nos van a descubrir pronto. —Sí, la pobre morena ahora era una cómplice de un posible crimen.
 
08.12.19 + BIBLIOTECA




Quill and blood, my weapons
bettyleg
Helskáld
Helskáld
User - Nivel 1
Helskáld
Helskáld
456Mensajes :
26Reputación :
Dom Dic 05, 2021 5:36 pm por Bewölkt
Long story short Josephine + Asa
—Pues amenazáis mucho con ellos— afirmó, porque ya había escuchado a su hermano decirlo un par de veces también por los pasillos. ¿Cómo era que no le habían quitado aun puntos a su casa? Seguramente porque siempre tenía cuidado de no decirlos delante de nadie que fuera importante. Josephine no se metía en los asuntos de otros, porque no le gustaba que se metieran en los suyos... Acercarse a Asa fue un impulso, porque había hecho algo que Josie rara vez se atrevía a hacer, mucho menos a plena luz del día.

—Créeme, no es una prueba. ¿Estás segura de que no deberían haberte metido en Gryffindor?— preguntó, porque la pregunta era muy propia de sus compañeros leones, aunque ¿quién era ella para cuestionar al sombrero? No podía ni siquiera tomarse mucho tiempo en decirle que ella también estaba interesada por el contenido de ese libro, abrieron la puerta de la biblioteca y Josie inmediatamente abrió la puerta del aula más cercana. A esa hora no solía haber clases, así que probó suerte.

Un par de alumnos estaban dentro, una de ellas sentada sobre la mesa teniendo una discusión acalorada con su acompañante. Sin embargo, Josephine cerró la puerta detrás de ella y esperó a escuchar los pasos justo por el pasillo, mientras la bibliotecaria informaba que alguien había traspasado los límites de la zona prohibida.

Abrió su bolsa, para que en caso de que alguien hubiera visto a la Slytherin esconder el libro en su capa, no pudieran encontrarlo.

—Conozco un sitio cerca del bosque prohibido al que tal vez podamos ir, ya que te llaman la atención las cosas con ese nombre— dijo, girándose a los chicos de Hufflepuff que la estaban mirando aun bastante confundidos —. Aquí no ha pasado nada— afirmó, saliendo por la puerta y esperando a que la chica de Slytherin la siguiera.
08.12.19 + Biblioteca




Long story short 5UoLkvI

My babies:

Until my dying day:
Bewölkt
Bewölkt
Rango Bewölkt
Bewölkt
Bewölkt
10203Mensajes :
1810Reputación :
Dom Dic 05, 2021 7:22 pm por Helskáld
Long story shortJosephine- Asa
Que no sea frecuente no significa que no lo hayamos hecho. —Le guiñó un ojo y sonrió de medio lado. No iba a afirmar ni desmentir si aquello era cierto, puesto que sí que le podía meter en problemas. Y no le apetecía que la primera vez que su padre tuviese que intervenir por ella en Hogwarts fuese porque, otra vez, le lanzó un crucio a alguien por llamarla loca o, peor aún, a una bibliotecaria entrometida.

Pues deberían esforzarse un poco más con la seguridad de sus áreas prohibidas. —Se encogió de hombros y la volvió a mirar, esta vez de reojo, mientras caminaban e hizo una mueca de desagrado—. El rojo no me favorece en lo absoluto. —Dicho eso, se echó toda su melena hacia un lado, de modo que podía mirarla por el rabillo del ojo sin obstrucción de ese lado de su rostro.

Se dejó guiar por la morena, parecía que tenía idea de lo que estaba haciendo. Y eso le divertía. Un poco de adrenalina recorría su cuerpo en cuanto se escabulleron en aquel aula. Miró fijamente a los dos desgraciados que estaban ahí discutiendo sobre una estúpida nimiedad. Giró el rostro ligeramente hacia un lado y luego hacia el otro, como una lechuza que acecha a su presa. Le encantaba las miradas horrorizadas que la gente le regalaba cuando hacía eso.

Se distrajo únicamente cuando su acompañante le hubo quitado el libro de las manos. Frunció el ceño y la miró mal, pero entendió lo que estaba haciendo, así que decidió guardar silencio y escucharla. Lo que decía le llamaba mucho la atención. Asintió y sonrió ampliamente—. Oh, por supuesto que podemos ir allí —dijo antes de ponerse en marcha. Y, antes de salir, se giró hacia los otros dos después de que la otra les hablara—. Como decís por aquí, snitches get stitches, o crucios, en vuestro caso. —Tras decir eso, salió por la puerta y empezó a seguir a su acompañante—. ¿Cómo te llamas? —le preguntó en voz baja.
 
08.12.19 + BIBLIOTECA




Quill and blood, my weapons
bettyleg
Helskáld
Helskáld
User - Nivel 1
Helskáld
Helskáld
456Mensajes :
26Reputación :
Dom Dic 05, 2021 7:41 pm por Bewölkt
Long story short Josephine + Asa
Josephine quería decirle que aquello era bastante grave, pero dudaba que la rubia no estuviera familiarizada ya con las maldiciones prohibidas y lo que significaba que estuvieran prohibidas. Ya había demostrado que esa palabra no significaba mucho para ella, y aunque no quisiera admitirlo, lo encontraba conveniente para lo que necesitaba. Ella no tenía la valentía para entrar en la zona prohibida como Asa lo había hecho.

Tampoco la juzgaba, no encontraba a la casa de Gryffindor como una de sus alternativas preferidas, le resultaban valientes hasta el punto de la idiotez y eso la fastidiaba.

Ni siquiera se fijó en la forma en la que Asa miraba a los jóvenes de Hufflepuff mientras entreabría la puerta y vigilaba el pasillo. Un par de alumnos parecían haber salido alarmados de la biblioteca, pero la mujer que se encargaba de vigilarla ya se había marchado por el pasillo.

Se pusieron en marcha hacia el bosque prohibido, atravesando los pasillos del colegio hasta llegar a la planta baja. Solo entonces le habló de nuevo.

—¿Lo de los crucios es de todo Noruega o solo algo que a tu hermano y a ti os gusta decir?— preguntó, por hacer conversación para que no diera la impresión de que estaban caminando con una misión, teniendo en cuenta el frío que hacía —. Mi nombre es Josephine, pero prefiero que me llamen Josie... Josephine me llama mi padre cuando quiere que me tome la medicina y no me gusta— respondió, sin pedirle que se presentaba porque ya sabía su nombre.

—Y... ¿Por qué te llama la atención la muerte? ¿Buscas algo en particular?— Esa pregunta la reservó para cuando estuvieron un poco más alejadas de la gente, nadie solía dar ese tipo de paseos en diciembre, el frío podía ser bastante intenso.
08.12.19 + Biblioteca




Long story short 5UoLkvI

My babies:

Until my dying day:
Bewölkt
Bewölkt
Rango Bewölkt
Bewölkt
Bewölkt
10203Mensajes :
1810Reputación :
Lun Dic 06, 2021 8:49 am por Helskáld
Long story shortJosephine- Asa
Esa pregunta le arrebató una pequeña risa que intentó ocultar con su mano, como le habían dicho siempre que debía hacer—. Es algo nuestro, supongo. Aunque es cierto que para nosotros siempre ha sido menos tabú que aquí... Tenéis la piel muy fina. Las amenazas no suelen intimidar por lo que dices que harás, sino porque convences a tu víctima de que estás dispuesta a hacerlo. Da lo mismo amenazar a alguien con un crucio como con lanzarla por las escaleras, siempre y cuando se crea que estás dispuesta a hacer cualquiera de las dos, tu amenaza funcionará —explicó tranquilamente mientras andaban por los pasillos en dirección al famoso Bosque Prohibido.

Josie... —repitió con su acento tan marcado, que lo hacía sonar un poco gracioso—. ¿Medicina? ¿Estás crónicamente enferma? —inquirió y alzó una ceja mientras la miraba con suma curiosidad. ¿Si su enfermedad la mataba podía usarla para algún experimento? No sería un crimen. Y, además, podría hablarle a su espíritu para hacerle preguntas sobre la muerte, seguro que tendría más respuestas que las ratas. Ah, qué buen descubrimiento había sido Josie—. Es un gusto conocerte.

El frío le recordaba a su hogar, dejó que la nieve cayera sobre su rostro y los copos se derritieran sobre sus mejillas, que se comenzaban a sonrosar por la temperatura tan baja. Se cubrió entonces con la bufanda hasta la nariz—. La única certeza que tenemos es que vamos a morir algún día, me gusta saber más sobre la única verdad absoluta del mundo —señaló el libro que estaba en el bolso ajeno, pidiendo que se lo devolviera en silencio—. Y también sobre cómo burlarla.

¿A ti te interesa también?
 
08.12.19 + BIBLIOTECA




Quill and blood, my weapons
bettyleg
Helskáld
Helskáld
User - Nivel 1
Helskáld
Helskáld
456Mensajes :
26Reputación :
Lun Dic 06, 2021 9:21 am por Bewölkt
Long story short Josephine + Asa
—Supongo que no te falta razón, ¿alguna vez has torturado a alguien con una maldición imperdonable?— preguntó, dejándose llevar por su curiosidad, estaba en la casa de Rowena Ravenclaw por algo ¿no? Tampoco le sorprendería si Asa no quería responder a su pregunta, ella la había formulado de cualquier manera.

Su nombre sonaba extrañamente bien en sus labios, y la pelinegra no pudo evitar sonreír, como si hubiera descubierto una nueva manera de decirlo simplemente por su acento.

—Cuando era pequeña pensaban que si, luego descubrieron la verdadera causa— Los dolores intensos en su pecho, la forma en la que se quedaba sin aire y su rostro se deformaba para gritar por la muerte que notaba a su alrededor, eventualmente su familia lo había averiguado y las pociones extrañas para ayudarla a descansar habían sido retiradas de su rutina.

¿Burlar a la muerte? Josephine no negaba que era una buena salida, si esta dejara de existir, ella no tendría que lidiar con el dolor y la sensación de pérdida de aquellos a su alrededor. Pero ¿era una buena idea contradecir el curso natural de la vida? También lo dudaba.

—Me ha interesado la muerte desde que soy pequeña, mi familia por el lado de mi madre nació en una pequeña comunidad mágica en Irlanda... ¿Has escuchado hablar alguna vez sobre las banshees?— preguntó, hablando desde la mitología, y no desde su experiencia, no tenían ese tipo de confianza todavía.
08.12.19 + Biblioteca




Long story short 5UoLkvI

My babies:

Until my dying day:
Bewölkt
Bewölkt
Rango Bewölkt
Bewölkt
Bewölkt
10203Mensajes :
1810Reputación :

 
a