Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: I’ll tell you a tale
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Jue Mayo 20, 2021 5:43 pm por Myshella
Mystical Search
One&One, Inspired, Libros, Caballería (Neil Gaiman)
Marie llevaba ya más de un año entero trabajando en la tienda de Oxfam. Era una tiendecilla curiosa, plagada de chismes aquí y allá, propiedad de una señora víuda de cabellos blancos y sonrisa afable. ms. Greenverg.
Anne-Rose Greenverg era demasiado mayor para atender ella misma tras el mostrador, pero no tanto como para desentenderse definitivamente de su negocio. A Marie le caía bien. Le gustaba trabajar para ella.

Aunque la tienda estuviera llena de polvo, de estanterías, y de mil trastos que nadie tenía claro como llegaban hasta allí.

La propietaria solia pasarse por la tienda los jueves. Y cada jueves llegaba con cosas nuevas, adquiridas aquí y allá, decía ella, sin especificar demasiado.

Ese jueves había llegado con un cargamento de novelas de segunda mano, y una copa polvorienta, además de un bastón con una cabeza de dragón en la empuñadura.

Le pidió a Marie que lo colocara todo donde mejor le pareciera, se despidió de ella con un par de besos, y se fue.

Marie estuvo mirando la copa un rato. Se parecía al Santo Grial, decidió.
Miró la etiqueta del precio que la señora Greenverg le había colgado. 30p.

Los dejó ella en la caja registradora, y lo metió en el bolso.

Quedaría estupendamente, una vez sumergido en agua con un chorrito de vinagre para limpiarlo bien, sobre la repisa de la chimenea. Entre el retrato familiar en el que aparecían sus padres y ella, y un basset de porcelana.

Y sí. Había acertado. Una vez pulido, quedaba de maravilla en ese rincón  de su salón en concreto.
Se sentó en su butaca preferida, con una taza de té aromático en la manos y una novela sobre el regazo.
Quien iba a decirle que acabaría con el Santo Grial sobre la repisa de la chimenea.

A la mañana siguiente, domingo, la tienda no abría.

Así que se levantó algo más tarde, dispuesta a arreglar los rosales del jardín.

Fue entonces cuando llamaron al timbre.

Marie fue a abrir.

Era un hombre joven con el pelo hasta los hombros, tan rubio que su cabello parecía casi blanco, según le diera la luz. Llevaba una armadura plateada sobre una vesta blanca.

Por lo visto, buscaba el Santo Grial.

Participantes

Sir Galahad
Caballero de la mesa redonda
Buscador del Santo Grial
Dan Stevens
Timelady


Marie Whitaker
Dependienta de antigüedades
Propietaria del Grial
Rose McIver
Myshella
code by EMME





código de respuesta:


Última edición por Myshella el Vie Mayo 21, 2021 9:06 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Vie Mayo 21, 2021 8:46 pm por Timelady
I. Finally
To begin is the most important part of any quest and by far the most courageous.
Tras años de búsqueda sin descanso para cumplir con su deber y servir de ese modo al reino de Camelot, finalmente parecía haber llegado el momento en que sus ojos contemplarían por vez primera el sagrado caliz.
Se lamentaba por los momentos en que la duda había podido entorpecer su misión, mas su esfuerzo y dedicación alcanzaban el objetivo de su existencia.

No obstante, esta última misión para poder llegar hasta la localización del Grial requería de una valentía, lealtad y fe inusitadas. Confiaba en poder estar a la altura de la confianza que ponían en él al pedirle que fuera su persona quien cruzara el portal mágico que Merlín había creado para llegar a la tierra extraña donde habría de encontrar la copa.

Con su caballo al galope llegó a un lugar extraño donde los edificios eran de metales brillantes y los caminos de una misteriosa piedra oscura y compacta.
Allí, siguió las indicaciones de su mapa y finalmente llegó a la casa de la dama que guardaba el caliz. Habiendo visto a algunas personas hacer eso mientras paseaba, y tras dejar a su montura junto a la valla que rodeaba la casa, pulsó el misterioso botón, esperando que la puerta se abriese por algún tipo de mecanismo oculto.

No obstante, quien abrió fue una joven dama, de aspecto pálido, pero hermosa.- Mi señora. -Saludó haciendo una servicial reverencia.- Soy Sir Galahad, caballero del reino de Camelot, y he sido informado de que en vuestro poder se halla el Santo Grial. ¿Es cierto?
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Mayo 22, 2021 3:32 pm por Myshella
I.Finally
Sometimes things are just what it seem
Marie abrió la puerta y se topó, de bruces, con un caballero.

No un señor mayor, ni un hombre de aspecto almidonado, de esos que parecían sacados de un cuadro del romanticismo, no.

Un caballero de verdad; con largos bucles dorados, que le caían hasta los hombros, y brillante armadura.

La joven miró tras él, ladeando la cabeza así...un poco.
Lo justo para ver que sí, sí.
También traía caballo.
Lo había dejado atado en la valla del jardín, junto a la puertecita de madera.

Y, entorno a esa montura, empezaba a detenerse un grupito de curiosos. Un grupito compuesto esencialmente por otras féminas de edades diversas, todas ellas con los ojos abiertos de par en par, no sabía bien si por la elegantísima reverencia que acaba de hacerle, o simplemente por el porte del caballero en sí.

Porque había que reconocer que era guapo. Guapísimo, de hecho. Justo lo que decía la leyenda. Si era quien decía ser.

-Oh, ya veo- respondió ella- Buenos días, en primer lugar.

Eso, para empezar. Porque aunque la reverencia hubiera sido impecable, cada tiempo requiere de sus formalismos, y el caballero...sir Galahad, debía ser consciente de ello.

-En cuanto al Grial, podría ser. Pero antes de discutir sobre su autenticidad o  mi propiedad, ¿Tiene usted algún documento que acredite que es quien dice ser?

Marie pestañeó.

Algo así como un carta con sello real, o quizás firmada por Merlín.

-Comprenderá usted que no voy a enseñárselo a cualquiera.
code by EMME




Última edición por Myshella el Mar Jul 20, 2021 8:56 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Mayo 31, 2021 8:25 pm por Timelady
I. Finally
To begin is the most important part of any quest and by far the most courageous.
Ante la respuesta de la bella joven que tenía ante sí, se dio cuenta de que quizá había pecado de impetuoso y a pesar de su buena intención había fallado en lo más importante, que era sin duda mostrar educación, pero sobre todo respeto hacia la dama presente.
- Disculpadme, mi señora, pues he pecado de impetuoso. Buenos días. -Repitió, con una nueva reverencia, si bien esta un poco más sencilla.

La mujer, con atino, expuso que deseaba ver un documento que le acreditase en su misión. Por supuesto lo tenía y comprendía a la perfección que no permitiera pasar a su casa a ningún caminante que bien podría mentir sobre su procedencia e intenciones con la desfachatez de quien quiere poner en entredicho su honor.

- No tomo ofensa, sino que aplaudo vuestra prudencia, señora. -Respondió él, queriendo dejar ver además su buena intención.- Con vuestro permiso, iré a buscar mi salvoconducto. -Una nueva inclinación con la cabeza antes de marchar hasta su montura para buscar en las alforjas el pliego mencionado.

Regresó junto a la dama, entregándole el pergamino enrollado. Aquel estaba firmado por Arturo, rey de todos los bretones, y hacía saber a todas las personas cualquiera que fuese su rango o condición que aquí estaba Galaad, Caballero de la Tabla Redonda, y que estaba realizando una búsqueda justa, noble y elevada.
Debajo de aquellas palabras había además un dibujo del joven. Retrato hecho por uno de los mejores artistas de la corte y que no dejaba lugar a dudas de que aquel era pues su rostro.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Jun 04, 2021 6:41 pm por Myshella
I.Finally
Sometimes things are just what it seem
Bueno, pues...ciertamente, no es que pudiera una esperar que le enseñara un documento de identidad a la usanza. Un pasaporte, o algo así, claro.

Un pergamino era algo mucho más apropiado. Y si encima estaba firmado por el rey más legendario de todos los tiempos-el que correspondía, si era quien decía ser-pues mejor que mejor.

Además, el retrato estaba bastante bien logrado. De haberle tenido delante, Marie hubiera felicitado al artista por su maestría.

Lo leyó cuidadosamente, volvió a enrollarlo, y se lo tendió de vuelta a su legítimo propietario al tiempo en que sentenciaba un será suficiente muy decidido.

Acto seguido, se hizo a un lado en la puerta de su casa y, con un gesto de la cabeza, le indicó que podía entrar.

Ella caminó, delante, por la pintoresca entrada, dejando al lado derecho la escalera que llevaba a la planta alta, y pasando por delante de la puerta de la cocina, hasta la sala de estar.

Una vez allí, le dejó entrar a él primero.

-Sobre la chimenea-le indicó.

Y aguardó.

Lo justo para acercarse tras él, y quedarse ahí, de pie. Muy atenta y con las manos cruzadas ante sí.

De modo que este era el hijo de sir Lancelot. Galahad. El caballero más noble y más apuesto de la leyenda artúrica. Mira tú que cosas. Había que reconocer que guapo sí era.
code by EMME




Última edición por Myshella el Mar Jul 20, 2021 8:55 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Jun 12, 2021 8:19 pm por Timelady
I. Finally
To begin is the most important part of any quest and by far the most courageous.
El caballero de Camelot esperó, con paciencia y calma, a que la joven dama leyera el documento y se cerciorase de que él era, en efecto, quien decía ser.
No dudaba de que su salvoconducto sería tomado por legítimo, pues lo era, allí donde fuera en su tiempo, pero cierto es que estaba en un lugar muy distinto y sus normas le eran desconocidas. Mas confiaba en que sus buenas intenciones fueran reconocidas como tales en cualquiera que fuera el lugar y época, pues el ser humano no podía haber renunciado de forma completa a los valores del honor y la justicia.

Galahad recibió de manos de la dama el documento cuando se lo devolvió, a todas luces convencida de su identidad.
Después, aceptó pasar al interior, pero cedió en todo momento la delantera a la mujer, tanto por galantería y buenas costumbres como porque no conocía en absoluto el espacio en que se movía.
Sin embargo, al entrar en la sala pudo sentir cómo su pecho albergaba una emoción inusitada. Pues allí, donde ella señalaba, sobre la chimenea y entre otros abalorios extraños, se encontraba lo que durante tanto tiempo había buscado.- Es realmente el Santo Grial. -Sentenció en apenas un murmullo, sintiendo el nudo en su garganta que anticipaba las lágrimas que se formaban en sus ojos y esperaba poder esquivar.

El caballero sacó su espada y la apoyó en el suelo, formando esta la sombra de una cruz gracias al rayo de luz que se colaba por los visillos de la ventana. Después, arrodillándose frente al Cáliz inclinó la cabeza y cerró los ojos, sintiéndose indigno de contemplar fijamente la pieza que Cristo mismo bendijo. Comenzó a rezar con devoción, perdiendo acaso la noción del lugar en que se encontraba por un momento.

Una vez finalizadas sus oraciones, se giró hacia la joven, tomo su mano y besó su dorso con algo similar a la devoción.- Mi señora, habéis sido guardiana de lo más sagrado que hay sobre este mundo, y no hay palabras u honores que puedan agradeceros tal proeza. -Soltó su mano y se alejó un paso.- Os ruego que permitáis que marche llevando conmigo el sagrado cáliz, de modo que mis viajes terminen y pueda poner fin a mi noble gesta.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Dom Jun 13, 2021 10:11 pm por Myshella
I.Finally
Sometimes things are just what it seem
Esperó pacientemente a que el caballero de brillante armadura examinara el Grial.

Aguardó  a que, rodilla en tierra, rezara fervorosamente, con esa espada apoyada en el suelo de su salón.

Pasó un poquitín de apuro, creyendo tal vez que, tan entregado a sus plegarias estaba, que en cualquier momento
esa punta de espada iba a resbalar, apoyada así en sus baldosas. Más que nada porque no hacía más de un par de días que había encerado un poco el suelo, que perdía algo de brillo. Y claro, a ver si en el transcurso de la oración y demás, iba el hombre a hacerse daño.

Sin embargo, todo pareció seguir cual escena de película. Sombra en forma de cruz incluída.

Luego, cuando al fin se puso en pie, le agradeció la deferencia, al considerarla una guardiana digna, con un gesto de la cabeza y una sonrisa.

-También lo he limpiado, que falta le hacía-indicó. Le había llevado un esfuerzo considerable quitarle del interior esas manchitas, a saber si de vino o de sangre.

Claro que lo de dárselo, era harina de otro costal.

Marie le hizo un gesto a sir Galahad, con la mano, para que la siguiera a la cocina.

-¿Té o café?-preguntó, pasillo adelante, dando por sentado que no se demoraría.

En la cocina, pulcramente ordenadita y decorada con exquisita sencillez, le indicó la silla frente a la que solía usar ella, en la mesita redonda situada en el centro.

Mientras el caballero tomaba asiento- más le valía- ella se puso a trastear, y fue dejando sobre esa mesa tazas, cucharillas, azucarero, pastitas de limón, jarrita de leche, y cuanto consideró preciso.

Luego se sentó ella.

-No-le respondió, con total naturalidad-creo que no. Me gusta donde está. Perfectamente a salvo, entre la fotografía de mis padres y el basset. No se me ocurre porqué iba a estar más seguro en otro sitio.

code by EMME




Última edición por Myshella el Mar Jul 20, 2021 8:55 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Vie Jun 25, 2021 8:27 pm por Timelady
I. Finally
To begin is the most important part of any quest and by far the most courageous.
Devolvió una sonrisa comedida a la dama cuando mencionó que lo había limpiado. Si bien quizá eso pudiera haber restado valor a las reliquias sagradas, entendía que en el tiempo, dios sabría cuánto, que había trascurrido desde su era, el cáliz hubiera pasado por ciertos periplos que pudieran haberle llevado a acumular sustancias desagradables.

Sin embargo, mientras esperaba su asentimiento, su permiso para tomarlo con el cuidado merecido y llevarlo a su hogar donde sería debidamente venerado, ella le indicó que la siguiera.
Por descontado, el caballero no osaría llevarle la contraria a la joven y mostrarse ansioso o impaciente, siendo como era un invitado en su hogar.

- Té, si es menester. -Asiente a la pregunta, temiendo parecer descortés si lo rechaza.- Me temo que no conozco el "café". -Pronuncia de aquella manera, suponiendo que al contenerse en la misma pregunta se trata también de una bebida.

La cocina a la que le dirigió, al igual que toda aquella casa, era pequeña y diferente a los castillos. No había chimenea para asados, ni ramilletes de hierbas para especiar las comidas colgadas del techo. Era un lugar curioso, lleno de puertas misteriosas.
Se sentó, dónde y tal como le indicó, esperando sin hacer comentario a que terminase.

Ni tan siquiera había tocado la delicada taza cuando ella respondió a su petición de forma inesperada.- Pero mi señora... -Fue lo que pudo decir el caballero ante la negativa, no entendiendo el motivo detrás de sus palabras. ¿Dónde podría estar más seguro el Santo Grial que en su amada Camelot?- Os ruego... Os suplico que lo meditéis. -Pidió, puesto que entendía que se había anticipado y no había dado tiempo a la dama a pensar en la situación.- Puedo ofreceros oro, si es lo que precisáis, todo cuanto esté en mi mano y en las de mi señor Rey. -Solo tendría que poner un precio, no dudarían en pagarlo, en colmarla de joyas si a cambio obtenían la sagrada copa.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Lun Jun 28, 2021 4:28 pm por Myshella
I.Finally
Sometimes things are just what it seem
Pues aquí, ya se lo he dicho-repitió, con esmerada paciencia, Marie-en mi repisa.

Y no era sólo que el grial fuera de su propiedad, puesto que ella había pagado los treinta peniques que figuraban en su etiqueta de venta. Es que, realmente...si alguien, a parte de ese caballero tan apuesto y tan noble y esas cosas que tenía sentado en frente, quisiera la relíquia sagrada para a saber qué, estaba clarísimo que en su casa no lo buscaría, ¿verdad?

Vamos, una se imagina el Grial, como bien decía Galahad, en Camelot. No en casa de la dependienta de una tienda de abalorios y anticuallas.

Por tanto...el sitio más seguro del mundo, era justo ahí. En su salón.

-A ver...-Marie hizo a un lado la taza, sobre la mesa, y cruzó las manos ante sí, al tiempo en que apoyaba los codos sobre el pulido mantel y alzaba las cejas, bien fija la mirada en la contraria.

-La misión de usted- usaría un trato más cordial, pero no se tutea a alguien que te está hablando de vos, y te llama mi señora. Queda feo.- era encontrar el Santo Grial, ¿verdad? Pues ya está, misión cumplida. Mis felicitaciones. Puede ir a decirle a su rey que la búsqueda ha concluido.

Hasta ahí, ningún problema.

Ahora venía la parte técnica.

-La cosa sería...¿en dónde pone que sea absolutamente imprescindible que el Grial vuelva a Camelot? Tiene que estar seguro. Y lo está. Tal como yo lo veo, su misión, Galahad, sigue estando concluída.

¿Verdad? Pues eso.

Fue entonces cuando el caballero cometió un error.
Ofrecerle oro.

Marie parpadeó, perpleja, y tosió un poco. Se puso en pie, y retiró su taza de la mesa, para llevársela al fregadero y limpiarla.

-¿Ha acabado su té?¿Me acerca la taza? Muchas gracias.

Mientras las fregaba, con todo el cuidado del mundo, decidió que era posible que necesitara una respuesta, aunque fuera evidente.

-¿Para qué iba a querer yo oro? Vaya tontería.

Su sueldo estaba estupendamente bien. Su casita era de lo más acogedora. ¿Quién querría complicaciones de vida? Ella no.

Se secó las manos en un paño, alcanzó al caballero y, tomándolo del hombro, le hizo girar, con intención de acompañarle a la puerta. Antes de abandonar la cocina, recogió una manzana del frutero.

-Para su caballo-le indicó, poniéndosela en la mano- ha sido un placer conocerle. Vaya con cuidado al regresar a casa.  Las carreteras están llenas de locos que se creen pilotos de fórmula uno.
code by EMME




Última edición por Myshella el Mar Jul 20, 2021 8:54 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Jue Jul 15, 2021 7:48 pm por Timelady
I. Finally
To begin is the most important part of any quest and by far the most courageous.
El buen caballero todavía estaba intentando reaccionar como era de esperar a las palabras de la joven. Desde luego se encontraba con el impedimento de que en su cabeza no había cabido, en ningún momento, la idea de recibir una negativa.

Fue cuando ella habló de su gesta cuando las palabras empezaron a acudir a su mente prestas para que pudiera ordenarlas.- Debo llevar el Grial ante mi Rey, Arturo. La visión que se nos presentó a los caballeros fue del Grial en un lugar sagrado de Camelot, donde nadie pudiera perturbar su pureza. -Por supuesto no pretendía asegurar que aquel lugar en la chimenea no fuera correcto, aunque no podía decir que a sus ojos no fuera un poco humilde para un objeto de valor incalculable como aquel.

Pero quizá, al mencionar la posibilidad de una recompensa... había ofendido gravemente a la mujer.
Ella había requerido su taza y él no había tenido la osadía de negarle la ocasión de recogerla.
No obstante, no le había expulsado de su modesto hogar.

Escuchó las palabras que mencionó mientras fregaba las tazas.
Le sorprendió un poco su negativa ante el oro, pero quizá guardaba más de lo que parecía a simple vista. O puede que hubiera otros objetos con los que ganarse un trueque justo. Pero, ¿acaso había algo a la altura del Santo Grial?

Seguía pensando cuando ella le instó hacia la puerta.
Como cabía esperar no se resistió, entendiendo que no era el momento de imponerse. Debía consultar con Merlín acerca de aquel encuentro y pedir su consejo sobre cómo debía actuar.

- Os lo agradezco, mi señora. -Afirmó, tomando la manzana en su mano para su buen caballo.- Son extraños estos tiempos y sus palabras y gentes. Mas os ruego que penséis en mis palabras. Me temo que debo insistir hasta que las señales de que mi gesta se ha completado lleguen. -Anunció, pensando que de ese modo la avisaba de que regresaría en algún momento y pretendía insistir hasta que de algún modo confirmase que su búsqueda había concluido.
Rezaría también por la iluminación divina, por una guía sobre cómo debía actuar en aquella situación.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Jul 20, 2021 8:53 pm por Myshella
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
A la mañana siguiente, lunes, Marie se despertó bastante pronto.

Solía preferir empezar el día con tiempo suficiente para poder tomar con calma su desayuno, sentada en la mesa de su cocina, y echar un vistazo a las primeras noticias del día. Vestía habitualmente faldas largas y muy coloristas, y sweaters lisos de tonos más neutros. Recogía sus rizos claros un poco de cualquier manera, salía al jardín posterior, revisaba con esmero y cariño sus rosales, dejaba un platito de comida para cuando esa gata suya que iba y venía por el vecindario a capricho decidiera regresar, y luego recogía su bicicleta del garaje para ir a abrir la tienda.

Estaba un par de calles más allá, en dirección a la plaza central del pueblo. De camino, en ocasiones, aún se detenía a comprarle un té de flores o una manzanilla en vaso de cartón, para llevar, a Therése en su pastelería. Y algún dulce, que guardaba hasta media mañana.

Esa mañana abrió la puertecita del jardincito de la entrada, y apoyó la bicicleta en la misma verja en que el caballo de Galahad había estado atado el día anterior. Quería colocar, como todos los lunes, algunas de sus flores en la cesta y llevárselas para decorar el mostrador de la tiendecita.

Había añadido también un poco de menta y tomillo, para que el aroma se extendiera junto al de las flores.

Miró adelante, hacia la calle por la que esa mañana atrás había visto marcharse al decepcionado caballero.

Quizá había sido un poco brusca, al despedirle...se dijo.

Por la tarde había estado tentada a llamar a su buena amiga Liza, para explicarle que el caballero que aparecía en esos libros suyos, los de la leyenda artúrica, había estado sentado en su mesa. Que era bastante guapo, y muy educado. Pero que debía pasar un calor terrible con esa armadura puesta, por mucho que estuvieran ya en otoño.

Al fin, había decidido no decirle nada. No porque le pareciera que no iba a creerla...que también, pero a desvaríos varios la tenía acostumbrada, y los niños del barrio podrían corroborar que habían visto un caballo y un caballero a la puerta de su casa.

No.

Más bien fue que decidió que no era de su incumbencia, y que prefería no dar detalles acerca del porqué. Galahad se había mostrado muy preocupado por la seguridad del Santo Grial, y no querría disgustarle con esa cuestión.

Se encogió de hombros, y fue a montar en su bicicleta.
code by EMME





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Mar Ago 10, 2021 9:54 pm por Timelady
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Galahad regresó a Camelot dispuesto a enfrentarse a la decepción de su Rey y de todos sus compañeros de armas. Nunca había rehuido una batalla, pero cierto era también que jamás hasta aquel momento había fallado en su objetivo. Y en aquel momento estaba dispuesto a enfrentar cualquier castillo por no haber podido cumplir los deseos del todopoderoso.

Sin embargo, Merlín trató de colaborar y animarle en aquella cuestión.
Bien cierto era que la dama protectora del grial no cedió ante la oferta de oro, lo que solo probaba su digno corazón para la misión que estaba desempeñando. Pero quizá hubiera objetos mágicos en su haber que pudieran lograr doblegar su voluntad con el fin de completar su gesta.

Así pues, le otorgaron la custodia de dos objetos de singular importancia y magia que quizá pudieran convencer a la noble dama que no daba ningún uso al sagrado cáliz de hacer un intercambio justo.
Y de aquel modo, se dirigió de nuevo hacia el portal entre sus mundos.

Se dirigió sin dudar hasta la acogedora casa de la bella Marie y tras dejar de nuevo a su caballo junto a la valla, procedió a hacer conocer su presencia presionando el botón llamado timbre. Pero no hubo respuesta.
Los niños que también se habían acercado el día anterior le saludaron y entre sus preguntas sobre su vestimenta y el caballo incluyeron la información de que la dama se había marchado de su hogar.

Seguirla o esperarla, una nueva encrucijada en su camino.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Ago 13, 2021 7:53 pm por Myshella
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Justo había dado la vuelta a la esquina, cuando recordó algo importante.

Importantísimo.

¡Se había dejado en casa la chaqueta de punto de la señora Riley!

La señora Riley se la había prestado, para que comparara unos botones nouveauté que tenía ella con otros, de una pieza de ropa que acababa de ir a parar a la tienda y de la que intentaban corroborar el momento aproximado en que debía haber sido confeccionada.

Y le había dicho, por teléfono, que podría pasar a recogerla esa mañana.

Sí, era suficientemente importante como para dar media vuelta e ir a buscarla. Total, si abría cinco, diez, o quince minutos tarde, nadie se sorprendería.

Todos en Oxfam sabían que la hora indicada en el cartelito de corte victoriano era aproximada, orientativa.

Dio media vuelta, pedaleó en dirección a casa...y ya desde inicios de la calle pudo ver una armadura brillante, una caballeresca melena rubia, y a un grupito de niños revoloteando cual abejitas a la miel entorno a ...no quedaba claro si Galahad o su caballo.

Ay. La sonrisa se dibujó sola en su rostro.

Volvió a colocar pie en el pedal, y se acercó, abriéndose paso entre los chiquillos.

-Buenos días-saludó, toda amabilidad- qué bien que esté usted aquí. ¿Me ayudaría, con un par de cositas de la tienda.? Se lo agradezco mucho. Le invito a té y pastas dulces en compensación. Sólo aguarde un momento, por favor.

Dejó la bicicleta apoyada en la barandilla, en el lado interior de la verja, ya al otro lado de la puerta de su jardincito.

Entró a casa, recogió la chaqueta-que se había quedado lista y preparada en el perchero de la entrada- y volvió a salir.

Ya de paso, recogió una cesta. Se acercó primero a su bicicleta. La chaqueta en el fondo de esa cesta, añadió las flores que había preparado antes y aseguró bien el vehículo, para que no fuera a caerse.

Cruzó la puertecita, la cerró, aunque no con llave-era completamente innecesario, en aquel vecindario y aquel pueblo, y se fue hasta el caballero legendario.

Le miró. Muy tranquila y muy segura, ella.

-Vamos en su caballo, por supuesto.

No iban a dejar al animalito allí. Claro que en la tienda no podría meterlo, pero en el patio trasero posiblemente sí. En cuanto apartara las cajas a un rincón del fondo.

Y además no creía ella que la bicicleta fuera a aguantar el peso de los dos...

-Cuando usted me diga.

Porque, evidentemente, debería subir primero él y tenderle la mano para que se impulsara ella. O ayudarla primero, a saber. Marie no había montado a caballo más que en una ocasión, de niña, en la feria de otoño de Oxfam.

-Y de camino nos pararemos a buscar ese té y esas pastas-puntualizó. Mejor avisar ahora que arriesgarse a que el corcel emprendiera el galope.
code by EMME





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Mar Oct 05, 2021 12:38 pm por Timelady
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
A falta de un buen mapa donde encontrar el paradero del lugar de trabajo de la joven Marie. Se había decidido en que esperaría allí.
Confiaba en que la dama no viera problema en que aguardase en su porche junto a su hermoso jardín delantero. Y cuidando porque su montura no se diera un buen atracón con las flores que lo adornaban.
Además, parecía que los niños estaban de lo más entretenidos y a él no le importunaba servir como distracción.

No obstante, antes de darse cuenta, la observó aparecer por la calle, montada en un artilugio de lo más curioso.- Milady. -Saludó de inmediato con una reverencia.
Por supuesto, no habría negado su ayuda a una doncella en apuros de cualquier clase, pero le hizo sonreír la forma en que la joven dio por hecha su respuesta y continuó hablando de los planes para la mañana, pagando su cortesía con la promesa de té y dulces.

Mientras ella estuvo en el interior de su acogedora morada, él se detuvo a observar el invento, que los niños nombraron "bici". Le pareció toda una proeza que pudiera mantenerse solo en dos ruedas alineadas y ser capaz de impulsarse sin utilizar ningún animal de tiro para ello.
A Merlín le encantaría ver algo como aquello.

Se cuadró cuando la vio salir y no se sorprendió de que prefiriese montar en su caballo, era comprensible, uno de los mejores del reino y parte del extranjero.

Comprendió que debía ayudarla, dado que en aquel tiempo y lugar parecía no haber demasiados caballos, por lo que con toda habilidad subió a la montura y dejó libre el estribo además de ofrecerle un brazo para que pudiera impulsarse y subir.
Prácticamente fue necesario solo un tirón, una vez que ella tomó impulso, para tenerla sentada delante de él.

- Milady, espero que pueda indicarnos el camino hacia donde desee. -Indicó, esperando que ella diera las direcciones a seguir.

Pronto estuvieron mezclándose con el tráfico de la ciudad y aquellos carruajes de metal tan incómodos y ruidosos. Por suerte su caballo había sido entrenado para soportar los peores lugares, las batallas y guerras que estuvieran por venir, y no se alteró en demasía al encontrarse en aquel lugar.

- ¿Es aquí? ¿Necesitáis escolta? -Preguntó, deteniéndose frente a un establecimiento de cuyo interior salía el más dulce de los olores.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Oct 12, 2021 12:59 pm por Myshella
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
No recorre una cada día las calles de Oxfam a caballo.
O, al menos no acompañada por un caballero del porte de Galahad.
No era ese un detallito que debiera ser resaltado, porque resultaba más que evidente.

Por supuesto, Marie era tan consciente de ello como todos y cada uno de los vecinos y vecinas que se iban cruzando, y que uno tras otro, se iban volviendo, perplejos, a verles pasar.
Con sorpresa, la mayoría de ellos. Con un puntito de envidia insana buena parte de ellas y el resto de esos ellos.

Lo que ya sí resultaba un poco más inesperado era la tranquilidad con que se estaba tomando el corcel el hecho de verse rodeado de coches. Coches que, por otra parte, hacían de más y de menos para mantenerse a una distancia prudente del animalito. ¡Y suerte que, después de todo, Oxfam era un lugar tranquilo! Nada que ver con la ciudad vecina.

-Gire a la derecha-le indicó, como quien daba instrucciones a un conductor corriente- y luego, en el siguiente cruce, a la izquierda. Cuidado con el semáforo. Si está rojo, hay que parar y esperar a que se ponga en verde.

Porque claro, los vehículos que cruzasen en ese momento no iban a perdonarle al caballero su desconocimiento del código de tránsito,¿verdad?

De todos modos, ambos, jinete y corcel, lo hicieron estupendamente y enseguida se encontraron en una avenida algo más amplia, con un cartelito que señalizaba la zona como peatonal y un carril bici a un lado.

-Creo yo que por el carril de bicicletas podemos ir- decidió- al menos hasta la pastelería. ¿Ve el toldo rallad…?- sí, lo veía. De hecho, se habían detenido justo frente a las mesitas de la terraza, en donde a la señora Rilley se le acababa de caer la cucharilla del café al suelo. Tanto ella como su amiga, la señora Green, competían por ver quien de las dos mantenía boca y ojos más abiertos y por más tiempo.

Marie descendió del caballo haciendo uso del sistema que acababa de aprender, para subir: una ponía bien el pie en el estribo, y se impulsaba con cuidado.

-¡Le traigo su chaqueta!-le dijo a la buena mujer, que no apartaba la mirada del caballero más que para volverla al caballo, y del caballo al caballero- aquí la tiene usted.

Una vez devuelta la prenda, se volvió a indicarle a Galahad que no necesitaba escolta, que enseguida regresaba, que podían aguardar allí, con las señoras, y entró al establecimiento.

Le llevó un par de intentos conseguir que la dependienta dejara de mirar por la ventana con cara de tonta, todo hay que decirlo, y que le empaquetara los dulces que le estaba pidiendo, además de prepararle los dos tés para llevar. Y un par de manzanas, por favor. Por supuesto, éstas eran para el caballo. La dependienta se las regaló.

Cuando logró volver, lazó el mentón, sonrisa triunfante de por medio, y anunció.

-Creo que puede usted bajar. El resto del camino lo haremos a pie.

La tiendecita estaba justo al fin de ese paseo.

-Y hablando de todo, ¿cómo se llama?- el corcel, desde luego. Porque a Marie no le sonaba haber leído el nombre de tan mítica montura en ninguno de los relatos que sobre su dueño se habían escrito.

Para entonces ya habían alcanzando la tienda. Vuelta de llave, establecimiento abierto, campanilla de entrada que repiqueteaba y otra mirada de Marie a su invitado y su montura.

-Hay un patio trasero. ¿Cree usted que puede atravesar la tienda con cuidado, hasta él, o mejor abro la puertecilla de detrás?

Pastitas envueltas, manzanas y tés habían ido ya  a descansar sobre el mostrador.

Luces encendidas, se mirara donde se mirara uno se encontraba rodeado de estanterías y más estanterías, todas ellas dispuestas de modo que resiguieran las paredes de arriba abajo, cargadas con mil extraños objetos y objetitos. El mostrador a la diestra de la puerta, la campanita sobre sus cabezas, una mesita redonda a la siniestra entorno a la que se distribuían cuatro sillitas, todas ellas diferentes, y una puerta al fondo que, sin duda, debía ser la que daba a ese patio.

De hecho, era desde el patio desde donde se podía acceder tanto al callejón trasero como a una extensión del edificio que albergaba un cuartito de baño y un almacén de un tamaño nada despreciable.

Marie señaló con la cabeza la estantería primera tras el mostrador.

-Aquí encontré el Grial- le explicó-justo al lado de esa lámpara de genio. ¿La ve?
code by EMME





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Ene 01, 2022 12:42 pm por Timelady
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Sir Galahad siguió con presteza y exactitud las indicaciones que la bella joven le daba para moverse en aquellos caminos oscuros y llenos de ruidos estruendosos. De vez en cuando saludaba con un elegante gesto de cabeza a las personas que consideraban prudente detenerse y admirar su noble montura, motivo de orgullo para él mismo.

Sirviose de tener cuidado con los llamados semáforos, que parecían dirigir de forma silenciosa y luminosa aquellos caminos, sintiendo curiosidad por los pequeños hombres verdes y rojos que mantenían encerrados, quizá criaturas feéricas sirviendo a un bien mayor.

Llegados al establecimiento de lona rayada, detuvo a su corcel y la ayudó a descender con cuidado, haciéndolo él después y saludando a las venerables damas que allí se encontraban con una gentil sonrisa. Dado que Marie aseguró que no precisaba escolta, esperó, atento a cualquier posible peligro, pero solo para ser interrogado por las señoras que tomaban té.
Expuso su nombre y oficio como Caballero de la corte de Arturo, cosa que no pusieron en duda, más bien solo preguntaron por las historias que habían oído sobre su padre y otros caballeros. Resultó de lo más curioso saber que conocían hasta aquel punto su historia y su búsqueda del grial.

Volvió a cuadrarse cuando la joven rubia salió del lugar y le indicó que harían el resto del camino a pie. Tras despedirse de las damas siguió su camino.
- Grizzel. -Sonrió al pronunciar el nombre de su caballo, palmeándole en el cuello con cierto cariño.- Es un excelente compañero de viaje, como confío que haya podido comprobar en nuestro corto paseo. -Por supuesto era difícil que Marie hubiera desarrollado una relación de confianza y apego con su montura como la que poseía él mismo, que prácticamente vivía sobre su lomo o junto a él, pero creía que la conducta durante sus visitas había sido irreprochable, salvo quizá por las flores que crecían junto a la verja de su hogar.

Al llegar a la tienda, Marie propuso llevar a Grizzel a un patio trasero, Galahad se detuvo a contemplar el interior de la tienda, sopesando las opciones que le dejaba.- Parece que estos estantes contienen objetos muy valiosos, pese a mi confianza en Grizzel creo que estarán más seguros si rodeamos el lugar hasta esa puerta trasera. -Consideró oportuno, dado que no quería causar ningún destrozo.

Echó un vistazo en aquel momento al lugar que la joven señalaba como el último espacio que había ocupado el Grial antes de llegar a la repisa de su chimenea.- Astuto, sin duda. -Pronunció.- A simple vista es el mejor lugar para esconder algo, nadie que busque un objeto de tan sagrado valor esperaría encontrarlo ahí. Lo creería falso. -Solo los indicados sabrían reconocer el verdadero, él mismo había sentido aquella llamada en sus adentros al contemplarlo en el humilde hogar de aquella joven.

code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Lun Ene 03, 2022 5:32 pm por Myshella
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Qué bonito nombre-concedió Marie, al conocer el del caballo que acababa de llevarla calle a través y que, por lo visto, prefería rodear la tiendecita a intentar cruzarla- está bien, pues aquí tiene- le dijo al caballero, entregándole su llavero, con la llave del patio trasero tomada de la punta para que la distinguiera-le espero para el té.

No había respondido a la valoración acerca del lugar al que había ido a parar el Santo Grial antes de ser de su propiedad, porque estimó que habría tiempo de sobra para conversar, y que el corcel debía ser atendido primero.

-¡Hay un cubo en el que puede ponerle agua!-añadió, alzando la voz, mientras los dos, montura y dueño, daban la vuelta.

Al regreso de sir Gallahad, Marie tenía las pastitas dispuestas en una bandejita de plata que había tomado prestada de otro de los múltiples estantes que les rodeaban a ambos. Y, sobre la bandejita, los vasitos de llevar habían sido sustituidos por dos tacitas desiguales, pero claramente victorianas. Con el platito para dulces a juego. Tampoco estaban ya las cucharillas de bastón. Las de entonces, eran de verdad.

-Hay una silla justo tras usted- le indicó, señalándola con la mirada- acérquela.

Al otro lado del mostrador.

Porque, desde luego, quienes pudieran cruzar esa puerta ya la conocían y tampoco es que fueran a extrañarse de encontrarla con su desayuno sobre el aparador.

La compañía, ya sí que iba a resultar más...llamativa.

-¿Puedo llamarle Gallahad?-
inquirió, añadiéndole un par de cucharillas de azucar a la taza de él, sin preguntar- tú puedes llamarme Marie- se respondió sola- porque, verás, creo que si vas a estar apareciendo a comprobar que el grial sigue en donde lo dejamos, pues va a ser un tanto engorroso mantener el trato de usted. Parece que me esté dirigiendo a uno de los señores de edad avanzada que toman el sol sentados en los bancos de la plaza central, cada mañana.

Levantó la vista, y la fijó, nariz respingona, en el caballero.

-Y no es el caso- O sí. ¿Qué edad puede tener un caballero andante, exactamente, medio siglo arriba, medio siglo abajo?

-Decías que es un buen lugar para esconder objetos de inusual valor. Pero la verdad es que tengo la certeza de que llegan ellos solos hasta aquí. No tiene otra explicación. Aparecen por cuenta propia, y se hacen un rinconcito en la estantería menos previsible. Por ejemplo...

Se levantó y se puso a rebuscar.

Recogió un libro, que depositó en manos del caballero andante.

-Memorias de Lord Byron. Como se supone que las quemaron, todo cliente potencial da por seguro que es una novela que las imita. Pero yo se que son las auténticas. O...déjame ver, un momento. Ah, sí.

Se encaramó a la estantería siguiente, apoyando el pie en el segundo estante para impulsarse.

-Aquí tenemos un huevo de Fagerbé.

Lo dejó sobre el mostrador, justo a la izquierda del desayuno, y volvió a sentarse, sonriente.

-Imagino que, para ser mal apreciados, están mejor aquí. Pero hay que andarse con cuidado...nunca se sabe quien puede interesarse por ellos.¡Oh!- exclamó, entoces, soltando la cucharilla- Tengo que revisar unas cajas. Las dejé en aquella otra estantería.

Una al fondo, la más alta.

-Me ayudarás, ¿verdad? Pesan un poco para mí.

code by EMME




Última edición por Myshella el Sáb Mar 12, 2022 7:22 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Feb 28, 2022 9:06 pm por Timelady
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Galahad siguió con presteza las indicaciones que le daba la joven dependienta, a fin de no causar mayor problema con su presencia en aquel espacio y ser un estorbo en su vida normal. Si es que había algo normal en ser la nueva guardiana del Grial y recibir la visita de un caballero de la Mesa Redonda.

Le sorprendió, sin embargo, escuchar aquella petición de tratarse con suma familiaridad entre ellos.- Consiento que me llaméis solo por mi nombre, mas... ¿no resulta irrespetuoso que yo lo haga con vos que sois una joven doncella? -Preguntó, movido por la preocupación en su reputación y sin desear ofenderla en modo alguno.
Por supuesto, él permitía que ella pudiera ignorar cualquier formalismo por encontrar que ella, por su relación con el sagrado cáliz, estaba por encima de él en posición.

De cualquier forma, centró su atención en aquella historia sobre los objetos de valor que parecían guardar aquellos inusuales estantes. Al parecer el Grial no era el único tesoro que protegían con el disimulo que la acumulación de objetos permitía.
Tomó en sus manos el libro y lo abrió para ojear las páginas sin entender demasiado dado que por tiempo tanto el libro como aquel huevo tallado en piedras preciosas pertenecían por descontado a puntos de la historia muy posteriores a él.

- En tal caso, no hay duda de que este lugar está impregnado por la magia como un refugio para objetos valiosos extraviados. -Comprendió, con el tipo de lógica que solo alguien proveniente de sus leyendas podía encontrar.- Lo que os convierte en una persona muy importante, dado que sois quien debe protegerlos. Sin duda el Grial permanece en buenas manos. -Al menos en lo que conseguía convencerla de que permitiera que lo llevara ante Arturo.

En aquel momento el té se vio interrumpido por un pensamiento que pareció atacar la memoria de Marie con la rapidez de una emboscada. Y, por descontado, cuando requirió su ayuda el caballero se levantó e hizo una inclinación.- Podéis contar conmigo, señora, para serviros en lo que haga menester. -Afirmó con seguridad.

code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Mar 12, 2022 7:46 pm por Myshella
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Por supuesto que está en buenas manos-había respondido, de inmediato, y con firmeza- en las mejores. ¿Dónde iba a estar más seguro?.

En ningún lado. Porque parecía especialmente diseñado para la repisa de su estantería. Y porque no había en el mundo entero persona más tozuda que ella.

Tenía Marie, como buena animista, la certeza de que todo cuanto la rodeaba contenía en sí un pedacito de energía vital, indispensable para el ciclo natural de la vida. Y que, en consecuencia, todo estaba donde debía estar en el momento preciso. Así, al grial le correspondía ahora la simple y sencilla tarea de embellecer un rinconcito de una casita modesta, para poder tomarse un descanso de la pesada tarea contraída  en otros tiempos. Venía a ser...como un retiro. Unas vacaciones. O, quizá, con suerte para el pobre objeto, una jubilación. ¿Quien le negaría ese derecho? Ella no.

Un día sería ella viejecita, y se contemplarían los dos. El cáliz en su repisa, y ella en su butaca, mantita de por medio.

¿Y quien iba a poner en duda su teoría, a ver? Fíjate en qué detalle había tenido el Grial para con su nueva cuidadora: le había enviado a Gallahad. Eso era, sin duda, todo un detalle por su parte. ¡Gallahad, ni más ni menos!

Marie sonreía, satisfecha, cuando llegó esa respuesta tan obvia y tan esperada. ¿Qué caballero andante iba  a negar ayuda a una dama? El mejor del mundo no, por supuesto.

-Pues esa- le indicó-la tercera.

Y, mientras esperaba a que sir Gallahad la bajara, manos cruzadas ante ella, retomó por encima la cuestión del trato.

-Verá, es que en los tiempos actuales las cosas no son exactamente como en el reinado de su majestad el rey Arturo...-no había llovido, ni nada- y actualmente reservamos el señor o señora para personas de edad avanzada, por hacerles una referencia, por rendirles merecido homenaje tras toda una vida... así que si nos oye alguien más, va a resultar extraño. Y me niego a darle un trato distinto al que reciba yo. Asi que, como punto medio, propongo usar nuestros nombres de pila y mantener el usted. Que viene a ser un equivalente al vos. ¿Estamos de acuerdo?

La caja de marras pesaba bastante, sí. Marie la había colocado lejos de miradas indiscretas al recibirla, porque ya el transportista había querido saber de qué objeto se trataba. Y ella le había mandado de vuelta a sus quehaceres con esa soltura suya, tan imperturbable.

Y, en realidad, más que un objeto como habría supuesto el hombre, lo que contenía eran libros, casi en exclusiva. Libros y una cajita pequeña que Marie quiso rescatar enseguida, apartándola de lo demás.
code by EMME





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Miér Abr 27, 2022 8:31 pm por Timelady
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Como no podía ser de otra forma, el caballero se mostró presto a socorrer a la bella dama que precisaba de su ayuda. Y así fue como en pie se acercó a la estantería señalada y subió algunos peldaños de aquella escalerilla que quedaba tan a mano para poder coger, ahora sí la señalada caja.

Caja que habría de reconocer, era más pesada de lo que había imaginado, pero que sostuvo, no obstante, con estoica paciencia mientras escuchaba con atención las palabras que le dedicaba la joven sobre los usos y costumbres en lo que al trato se refería que se gastaban en aquella época.
- Comprendo... -Expresó, pensando que era en cierto modo lógico que se diera aquel caso en la clara ausencia, por lo que había podido observar en sus paseos, de las distinciones de clase entre la nobleza y el pueblo que se extendían por el mundo conocido tiempo ha. Al ser ahora los burgueses quienes estaban en mayoría de poder el trato se había visto modificado.- Intentaré hacer como me pide -Expresó, teniendo que esforzarse por utilizar el "usted" en lugar del "vos"- si así le es más cómodo, mila... Marie. -Eso también le iba a costar, llamarla por su nombre, sin título de por medio, siendo la guardiana del Grial nada menos. Resultaba irrespetuoso completamente.

Procedió a dejar la caja donde ella le indicó y comprobar que el peso era debido a la cantidad de libros que contenía. No había duda que una hoja de papel podría no suponer peligro alguno, pero miles de ellas podrían sepultar a alguien.
Aunque su curiosidad se despertó al verla extraer de la misma caja, una cajita más pequeña. Un fino trabajo de marquetería que atrapó su mirada.

- Parece de origen sarraceno. -Comentó, dado que había visto algunos de esos trabajos en la corte, enviados como regalos de allende los mares.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Mayo 21, 2022 6:21 pm por Myshella
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Pues si, me es más comodo.-había replicado, convencidísima, Marie.

Sobre todo porque había que ir amoldando a Gallahad a los tiempos modernos. Que aunque él no lo supiera, todavía, iba a pasar por ellos (y más concretamente por Oxfam) bastante más a menudo de lo que imaginaba el caballero.

-Muy bien- reafirmó, cuando él se corrigió sobre la marcha y acabó por usar su nombre de pila.

Al en lugar de vos, ya llegarían en la siguiente ocasión.

Para entonces, la atención de la dependienta de antigüedades se había centrado en la cajita que ambos tenían delante. Asintió un par de veces con la cabeza a la valoración.

-Exacto, exacto- sólo que entonces recordó un detalle más, otro, en el que instruir al caballero de la Mesa Redonda y, apoyando la mano en su antebrazo, reclamó su atención. Como si el pobre hombre no estuviera ya pendiente de ella, y no le tuviera ya suficiente paciencia...

-Otro detallito. Eso de sarraceno. Pues es que queda un poco despectivo, ya sabe usted, Gallahad. Es que hace ya un buen par de siglos que no nos peleamos por cosas tan tontas como la religión de cada cual. Y claro, queda un poco feo. Debería decir que es una caja de orígen islámico.

Le soltó, recogió la cajita, y le dio un par de vueltas ante si. La volteó, y se fijó en el bajo primero y luego, al abrirla, en su interior. Buscaba algo, claramente.

-Ah, aquí.

Le mostró unas letritas grabadas.

SYA

-Ṣalāḥ ad-Dīn Yūsuf ibn Ayyūb. Usted no debe saber quien era Saladino, porque claro, nació más tarde...-¿eso había sonado mal? Un poco, ¿verdad? No es que el caballero aparentara precisamente la edad que debía tener.

Bueno, daba igual. Si había que aclarar que seguía siendo el caballero más guapo de la Cristiandad, ya se lo diría sin demasiados tapujos ella.

-No se cómo ocurre. Pero es que casi todas estas cositas, acaban aquí- hablaba de las relíquias, en general. Con el cariño derivado de la costumbre. Con la confianza de quien se ha acostumbrado a un fenómeno curioso y, simplemente, lo acepta sin más. En realidad...como si hablara de una futileza cualquiera. Podría haberse tratado del abanico de su abuela, no tener mayor interés que el sentimental, y seguiría recibiendo la misma consideración por parte de Marie.

-En fin-concluyó, colocando la cajita al fondo de la estantería más cercana. Puso delante un jarrón, que la ocultaba parcialmente.

Y miró de reojo a Gallahad.

-Tampoco hace falta que llame la atención del primer insulso que entre...-musitó, cómplice.

Y entonces alzó la mirada hacia el reloj en la pared.

Uy.

Una debía hacerse valer. Y pautar bien sus tempos, en base a dos objetivos. El primero, no darle tiempo en esa ocasión de reclamar el Santo Grial.

Y, la verdad, no le cabía duda de que en algún momento insistiría. Y no, esa no era la ocasión.

El segundo, justo tenía que ver con la ocasión. Era conveniente asegurarse de que volvería.

Que lo haría, claro que sí. A por el Grial.

Así que...

-¡Uy que tarde es ya! Querrá usted irse. Seguro que los otros caballeros le esperan. Ay, a ver...debe haber en alguno de los cajones del mostrador una manzana. Para su caballo. Le vendrá bien. Gracias por la visita. Y por la ayuda.

Había empezado a empujar a Gallahad hacia la salida. Se detuvo, recogió la manzana mencionada, se la dio al caballero...y sonrió.

-Mañana no hay que abrir la tienda. Le espero en casa, a la hora del almuerzo. Que tenga un buen día. Adiós, adiós.

code by EMME





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Miér Ago 03, 2022 8:04 pm por Timelady
II.Le meilleur chevalier du monde

Sometimes things are just what it seem
Galahad todavía le estaba dando vueltas a cómo iba a conseguir cumplir esa petición de que le hablase de usted y no de vos. Porque le resultaba muy difícil no tratarla como una dama de su rango y poder debía de ser tratada. Era la guardiana escogida por el Grial y parecía no darse cuenta.

Pero al parecer esa no era la única costumbre nueva de aquellos tiempos.

Y se detuvo, ceño fruncido, sopesando acerca de sus palabras. Quizá árabes fuera más correcto. Por no hablar que él no consideraba tonto luchar para defender las creencias de los reinos y su libertad contra los invasores ajenos. Pero fue aún más extraña la palabra que designó ella. Islámico.- ¿Y eso qué quiere decir? -Quiso saber, dado que jamás había escuchado nada parecido. La palabra que él utilizaba venía del latín y de cómo se llamaba a la gente de Arabia. Pero no tenía idea de qué quería decir eso de islámico.
No es que Galahad fuera un caballero cerrado de mente, pero sí curioso y no comprendía por qué tantas correcciones.

De todos modos siguió pendiente de la cajita, curioso, hasta ver la inscripción. Sorprendiéndose un tanto por el conocimiento de la lengua árabe de la mujer, pero negó con la cabeza a su suposición.- No, no le conozco. -Absolutamente de nada. No conocía ese nombre. Y ahora sentía curiosidad por saber más.

De cualquier modo intuía que se trataba de alguna otra reliquia de gran valor. O a su ver se lo parecía. Y Marie la ocultaba para que no hubiera ningún indigno tratando de reclamarla. Se preguntó si tardaría mucho en estar también en su repisa aquella cajita misteriosa.

En cualquier caso, algo debió ocurrir sin que él supiera exactamente el qué. Porque de repente se estaba viendo casi obligado a salir de allí, manzana para su caballo en la mano incluida.
No entendió demasiado bien qué ocurría, pero sí que la dama le ofrecía verse al día siguiente. Quizá su ayuda había conseguido que estuviese dispuesta a hablar de un intercambio de reliquias.

- La veré mañana, Marie. -Respondió él tras una elegante reverencia hacia ella antes de recuperar su corcel y regresar al portal de Merlín.

Un día más, regresaba sin cumplir su misión sagrada, pero en su interior reconocía los deseos de regresar al día siguiente para continuar con el reto. Y quizá también para seguir aprendiendo de Marie y su extraño mundo.
code by EMME




Mystical Search DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :

 
a