Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: There’s blood in the fields
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Mar Sep 21, 2021 9:45 pm por Shadow
I am not scaredGidela
LEl nudo en su estómago no había desaparecido por completo. Su casa no era un lugar seguro, lo sabía, pero no podía sacar a sus hermanos, menos cuando su tío todavía no había regresado de su viaje. No estaba seguro de lo que estaba haciendo, pero claramente su secretismo en las pocas cartas que había recibido en el último año era bastante alto. Temía que pudiese pasar, y sobre todo ver la sonrisa de suficiencia de su padre.

Le revolvía el estómago, más al ver a su madre caminar cual fantasma en su sombra. A pesar de la repulsión que su padre le hacía sentir, su madre sacaba lo peor de sus pensamientos. Gideon todavía recordaba a la mujer decidida, aquella que tomaba su mano y salía de casa para visitar a su amiga o su hermana. Siempre decidida a seguir adelante, a ver lo mejor para sus hijos, hasta que un día simplemente se evaporó. La seguridad de su familia paso a segundo plano y lo único que realmente importaba era su padre, quedarse en silencio detrás de él y hablar con ellos de manera escueta, como si no la necesitarán.

Gideon estaba intentando dejar de lado la situación, mantener a Ellie y Mark seguros tanto como podía, sobre todo con la fiesta purista a la vuelta de la esquina. Su padre sabría que en ese momento no tenía ninguna intención de participar, sin embargo, no podía decir lo mismo de lo que les esperaba a los pequeños. Le gustaría poder sacarlos de ahí, pero su padre no permitiría que Mark no apareciese, Gideon lo sabía.

Y luego estaba el otro lado, Mikaela.

Había tenido que separarse de ella a las malas, todavía recordaba la adrenalina subiendo por su cuerpo, la criatura atacando y él quedándose firmemente frente a ella. Como la mujer volvía a su ser y solo podía abrazarla, creyendo que volvería a desaparecer. La había besado, en un arrebato de emociones, sin saber si ella recordaría ese momento. Las cartas habían sido intercambiadas y esa mañana salía pronto, prometiéndole a Eleanor que volvería antes de que se marchasen aquella noche.

Apareció en un callejón, cerca de la dirección que Mikaela le había dado, asegurándose de que ningún muggle le hubiese visto. El joven avanzó hasta el número setenta y tres y dio un par de golpecitos en la puerta, esperando que fuese suficiente. Todavía estaba nervioso y al mismo tiempo solo quería abrazarla.
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Lun Sep 27, 2021 12:56 pm por Red
I AM NOT SCAREDGidela

Su emociones habían estado agitadas desde lo acontecido en el callejón. El auror que la interrogó fue parco a la hora de darle respuestas, aunque fue claro a la hora de comunicarle que, como Nundu, había matado a una de las atacantes.. Mikaela ni siquiera estaba segura de que fueran a dejarla ir hasta que apareció su padre todo agitado. Sus dotes políticas y su saber de leyes entraron en acción y al final la dejaron marchar, aunque la chica no estaba segura de si fue por la puesta en escena de su padre o simplemente por dejar de oírlo. Había tenido que prometer que no se marcharía de la ciudad. Su padre había refunfuñado, pero la había sacado de allí.

Una vez en casa no había sido más fácil. Su memoria volvía constantemente a aquella noche. Su Nundu se había desatado, hacía mucho tiempo desde la última vez que no había podido controlarlo y le aterraba pensar en lo que podría haber pasado. Además, no podía olvidar que había matado a una persona, había sido defensa propia, atacar o morir, pero la verdad era que había matado a alguien era una asesina.

No se había querido levantar de su cama en dos días enteros, hasta que su padre, muerto de preocupación, había ido a hablar con ella. En su conversación, Mikaela se había dado cuenta de que estaba actuando como su madre y eso era lo que aterraba a su padre. Su madre también había pasado por periodos así, donde solo existía en la oscuridad de su habitación bajo las mantas. Ese día había deseado más que nunca que su madre estuviera allí ella podría haberla comprendido, podría haberla guiado.

Esa noche recibió la primera carta de Gideon, le escribió su respuesta de madrugada y a la mañana siguiente fue capaz de salir de la cama. Sus ánimos seguían sin ser los mejores, pero su padre parecía más tranquilo, había vuelto al despacho incluso, aunque más por sugerencia de la propia Mikaela que propia. Ese día se había marchado temprano, prometiendo que traería la cena de su restaurante favorito, pero ella apenas le había prestado atención, más preocupada por mirar el reloj. Gideon había dicho en su última carta que iría a verla. Mikaela estaba nerviosa, debatiéndose entre las ganas de verlo y el miedo ante lo que podría pasar.


Las horas pasaron increíblemente lentas hasta que unos golpecitos en la puerta marcaron el fin de la espera. Se levantó del sofá y se acercó hasta la puerta, antes de abrir tuvo que tomar una inspiración honda para armarse de valor.

Hola. —su sonrisa fue nerviosa y en ese momento se dio cuenta de que estaba recibiendo con los pantalones de pijama, una sudadera ancha y las pantuflas con orejas de conejo. Con los nervios no había pensado en vestirse con algo decente.
 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Mar Sep 28, 2021 2:48 pm por Shadow
I am not scaredGidela
Hasta que no tocó el timbre no se percató de lo nervioso que estaba, sentía un nudo en su propia garganta. Las cartas compartidas habían sido amenas, la preocupación de Gideon se había extendido en sus palabras, sin embargo, sabía que no podía exigir respuestas. Lo sucedido en el callejón todavía latía en el fondo de su cabeza, recordaba la desesperación de no saber como ayudar a Mikaela, la criatura mirándolo como si fuese el enemigo. Dudaba haber sentido tal alivio como el que recorrió su ser al ver que Mikaela volvía a ser ella, al sentir su cuerpo cálido entre sus labios y poder ver que sus ojos amables le devolvían la mirada.

Recordaba el sabor de sus labios, pero no estaba seguro de si ella lo hacía. Puede que la confusión se hubiese llevado el momento, o tal vez, lo había tomado como un atrevimiento. De una forma u otra estaba allí, con el corazón en un puño como si la puerta fuese a convertirse en un agujero capaz de tragarlo.

— Hola — saludó de vuelta, y fue tan sencillo como verla nuevamente. Con ver su cabello rizado atado en una coleta alta, su sonrisa marcando ligeramente los hoyuelos a los lados, su mirada penetrante llena de misterio y al mismo tiempo ternura—. Gracias por recibirme — entró en la casa, sintiendo la puerta cerrarse tras de si y dejando el paquete que traía en las manos de Mikaela —. Me he tomado el atrevimiento de traer unos cuantos dulces y cerveza de mantequilla, no sé si a tu padre le gustan este tipo de cosas, pero para que pueda probarlo también — a pesar de que su casa fuese un nido de personas egoístas, si que habían tenido que aprender la educación base. Gideon lo atribuía más a sus tíos que a su propio padre, que sus regalos siempre llegaban con una doble intención.
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Miér Sep 29, 2021 11:43 am por Red
I AM NOT SCAREDGidela

Tomó el paquete con gesto agradecido. Lo cierto es que su padre adoraba la cerveza de mantequilla pero tenía muy pocas ocasiones de probarla. Pasó al interior de la casa, dejando el paquete sobre la mesa de café en el centro del salón.

Gracias por el detalle, a mi padre le encantará, aunque de verdad que no hacía falta. —se giró para mirarlo. Dándose cuenta de que todavía llevaba el abrigo.— Oh, dame el abrigo, lo colgaré con los demás. —por inercia se acercó hacia él para agarrar el abrigo. Fue una tontería, pero cuando le miró a la cara tan de cerca reparó en sus labios y recordó el beso. Notó como se acaloraba, se alejó al instante un paso hacia atrás y como ya había hecho costumbre siempre que estaba nerviosa, se llevó la mano al cuello para toquetear el colgante de la snitch.

¿Y cómo están tus hermanos? —preguntó torpemente mientras esperaba que se quitara el abrigo. No habían hablado de ellos en sus cartas, Mikaela no los conocía apenas y no se había sentido con derecho de preguntar, pero no supo qué otra cosa decir para rellenar el silencio.— ¿Están bien después…de lo que pasó? —no quería ponerle nombre. La gente lo llamaba ataque, ella lo consideraba un atentado en toda regla.

Se distrajo un momento guardando el abrigo del chico.

¿Quieres que comamos alguno de los dulces que has traído? —se sentía estúpidamente nerviosa y se odiaba por ello lo que la hacía sentir más nerviosa, si eso tenía algún tipo de sentido.— Puedo hacer café, o té, a los británicos os gusta más el té, ¿verdad? —dejó ir la pequeña broma para distender el ambiente, pero sintió que no hizo nada.

Había tanto que quería decirle, cosas que no se había atrevido a decir por carta. Pero de repente se le habían atorado todas en la garganta. Gideon no había mostrado rechazo por su condición, pero la chica seguía temiendo que este apareciese en algún momento. En el callejón había sido todo muy confuso, pero ahora Gideon había tenido tiempo para pensar las cosas con calma. Y ni siquiera sabía que había matado a alguien, eso definitivamente le horrorizaría.

 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Vie Oct 01, 2021 6:51 pm por Shadow
I am not scaredGidela
— No es nada, lo menos que puedo hacer teniendo en cuenta que me has invitado a tu casa — estaba siendo formal, más de lo que acostumbraba.  Lo ocurrido en el callejón todavía latía en su cabeza, era como una extraña tensión en el ambiente. Apenas habían podido hablar cuando todo finalizo, la sensación del peso de la joven sobre sus brazos, las malas palabras con los aurores y verla marchar con su padre. Sus hermanos habían estado a su lado, lo recordaba, fue su atención separándose en dos partes y viendo como la mitad de su corazón se iba hacia un lado quedándose con la otra mitad.

Sonrió, deslizando el abrigo por sus brazos y dejándolo estirado para que ella pudiese cogerlo de mejor manera. Un intercambio curioso, sus manos se rozaron en el proceso y Gideon podía sentir sus dedos cosquillear, era como si tuviese una extraña necesidad. Quería abrazarla, acariciar su cabello y decirle que todo iba bien, que en realidad nada había cambiado.

No podía estar más lejos de la realidad, todo había cambiado, sus sentimientos latían con mucha más fuerza.

— Querría decir que se encuentra bien — respondió, pero la mueca era obvia —. No esperaba que estuviesen en el callejón y sé que no hubiese podido hacer nada porque estaba lejos de ellos, pero pienso en lo malo que hubiese podido pasar, en las vidas perdidas — negó suavemente, era un peso que se alegraba de no tener encima. Sus hermanos estaban bien, a pesar de vivir en casa del enemigo. Recordar a su madre sin expresión, observando sus heridas, la ropa sucia y simplemente caminando como si nada todavía dolía en su pecho.

—Lo que prefieras, como si quieres enseñarme alguna de tus bebidas favoritas, mi tío es hijo de muggles y tiene perdición por una bebida gaseosa de limón. Mi tía siempre anda detrás de él diciendo que eso no puede ser sano para él — contó, con una sonrisa un tanto triste. Sus tíos llevaban mesas fuera del país, todavía no comprendía muy bien donde, pero apenas podían comunicarse. A veces extrañaba esa familiaridad, a la persona que lo había enseñado a montar en escoba por primera vez, ayudado con sus libros, animado cuando nadie lo hacía. Era la familia que no tenía en casa, aquellos que le habían enseñado que lo que pensaba no estaba mal, sino que era el camino lógico.

Ver la tensión entre ambos era un poco extraño, quería extender el brazo hacia ella, atraerla hacia sus brazos y besarla, pero temía su reacción. Respiró profundo, moviéndose para sentarse en el sofá y esperar a que ella volviese, preparando sus palabras y sonriendo en su dirección una vez volvió.

— ¿Podríamos hablar? No me gusta esta tensión entre nosotros — siempre había sido fácil, desde el primer momento en el que se conocieron, no deseaba ese ambiente, no con ella.

28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Lun Oct 18, 2021 11:24 am por Red
I AM NOT SCAREDGidela

Dejó ir una risa suave ante la anécdota de los tíos de Gideon. Era la clase de cosas por las que discutían los matrimonios normales, supuso, ella no podía saberlo. Sus padres no habían tenido el matrimonio más convencional y nunca se había fijado demasiado en sus abuelos.

Haré un café entonces, es de lo poco que sé hacer, más que nada porque la máquina lo hace prácticamente todo. —su padre era muy aficionado a los cachivaches electrónicos y, como no podía ser menos, tenían una de esas cafeteras electrónicas último modelo que anunciaba algún actor famoso por la tele. Solo tuvo que coger dos tazas y meter las cápsulas de café en el aparato, el resto se hizo solo.

Volvió al salón y dejó una taza de café humeante en la mesita, frente a Gideon, ella sostuvo su taza entre las manos disfrutando del calor. Él fue el primero que hizo alusión al elefante en la habitación y fue tan directo y claro al respecto que la pilló por sorpresa. Casi derramó el café, una señal clara para dejarlo sobre la mesa.

Sí, tenemos que hablar sobre lo que pasó. —no lo miró a los ojos, se sintió incapaz.— Yo… siento no habértelo contado. Normalmente puedo controlarlo, pero supongo que con todo lo que estaba pasando… —se encogió de hombros, incapaz de explicarlo realmente.— Simplemente fue más fuerte que yo. —si Gideon había decidido ser directo, ella también lo sería, de nada serviría tampoco perder el tiempo dando rodeos.— Entenderé si te sientes incómodo a mi alrededor. Tampoco quiero que te sientas obligado a… —movió las manos intentando poner palabras a algo que ni ella estaba segura de cómo llamar.— Seguir siendo amigos o que debes ayudarme. Es algo que estoy intentando arreglar pero… —calló entonces, pocas veces antes se había sentido menos elocuente.

Da igual, no querrás que te aburra con toda la historia, solo quería decir que gracias por ayudarme en el callejón. No creo que mucha personas hubieran hecho lo que tú. —pero eso era lo que hacía Gideon, él cuidaba siempre de todo el mundo, incluso de los que no lo merecían.
 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Lun Nov 08, 2021 1:10 pm por Shadow
I am not scaredGidela
Agradecía haber tenido la taza en la mano, de otra forma hubiese cortado la explicación de Mikaela a la mitad. Estaba preguntando por lo sucedido entre ellos, Gideon sabía que había perdido el control y la había besado como un acto involuntario. Había temido tanto por su seguridad que había sido incapaz de controlar sus propios sentimientos. Llevaba un par de noches dándole vueltas, creyendo que esa impulsividad se podría haber llevado lo que ellos eran, porque Mikaela podía sentirse de manera diferente.

— Ella — empezó, dejando la taza que tenía en las manos sobre la pequeña mesa que tenían en el sofá. El sabor amargo del café había ayudado a despejar su mente, así que podía empujarse a sí mismo —. Lo que paso en el callejón fue terrible, nadie esperaba un ataque semejante y no tienes que disculparte por absolutamente nada — extendió sus manos para tomar la de la chica entre las suyas —. Cargas un pesado secreto, no puedo culparte por no querer decirlo, dudo que alguien pudiese llegar a hacerlo — sus ojos azules se quedaron sobre los de ella, quería que viese la verdad que cargaban cada una de sus palabras —. Es una parte complicada de tu vida, nadie tiene derecho a pedirte que lo hubieses avisado, te vi luchar contra ello, sufrir por no querer hacerle daño a nadie, ¿crees que eso me haría pensar mal de ti? No podría haberme alejado por ninguna razón, porque la persona que conozca sigues siendo tú — y quería seguir entiéndola sobre todas las cosas.

Suspiró, bajando la vista a sus manos entrelazadas y volviendo a subir la vista. No quería soltarla, desde el primer momento que tomó su mano sabía que estaba destinado a ella.

— No importa el momento, siempre te escucharé, no tienes que cortar tus palabras porque no quiero irme a ningún lugar si tú me permites estar a tu lado Mikaela. Para mi compartir el peso que llevas sería un honor, porque lo único que deseo es que estés bien — y no mentía en lo que decía —. Aquel día temí perderte, creí que no podría abrazarte nuevamente y me sentí impotente, no quiero sentirme así nuevamente — una de sus manos subió para acariciar la mejilla de la chica —. Yo… — Apretó los labios, sintiendo como las palabras intentaban escapar de su pecho —. Te quiero — terminó por decir —, y eso es lo que hace que quiera ayudarte y quedarme a tu lado. Puedo entender que tras lo sucedido y mi atrevimiento aquel día prefieras que no este, pero... — Su voz se apagó por un momento, porque lo que más quería era poder ayudarla.

Gideon sabía que la necesitaba más que a nadie a su lado.
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Dom Nov 21, 2021 12:01 pm por Red
I AM NOT SCAREDGidela

Durante un instante todo pareció un sueño. Gideon no la estaba rechazando, no le tenía miedo y, no solo eso, si no que además la comprendía. Escucharle decir esas cosas fue liberador de algún modo. Su secreto había sido una carga pesada que había llevado durante mucho, mucho tiempo, pero las cadenas con que lo había mantenido atado sobre sus hombros se iban aflojando, liberándola, dejándola respirar por primera vez en años.

Notó lágrimas deslizándose por sus mejillas, no fue consciente de cuándo empezó a llorar, pero no intentó parar, no quería esconderse más de él. No quería escoger ninguna parte de sí misma a Gideon, ni sus lágrimas ni sus sentimientos, nada. Quería que la viera entera y sobre todo, quería que la quisiera tal y como era. A la Mikaela que se olvidaba de comer mientras estudiaba, la que pasaba noches enteras en vela contemplando las estrellas, a la que le encantaba el chili de su abuela y lloraba tras leer cumbres borrascosas. La chica a la que se le daba mal hacer amigos, que era tosca y seria pero que cuando quería lo hacía con toda su alma…

Lo besó porque quiso hacerlo, porque no había dejado de pensar en el beso compartido en el callejón mientras los huesos todavía le dolían y la carne le ardía. o beso porque era lo correcto y porque era la única forma de decir todo lo que quería sin caer en rodeos o atrancamientos en palabras. Lo besó porque lo quería, lo besó porque estaba enamorada de Gideon Blythe.

Yo también te quiero. No tengo ni ide de cuándo empezó, si el primer día que te vi en aquel campo desierto de quidditch o más tarde, pero te quiero y si vuelves a hablar de perderme puede que me enfade tanto que mi Nundu vuelva a tomar el control y mi padre se enfadaría mucho si destrozó la casa. Es de alquiler. —bromeó Sonría y todavía tenía rastros de lágrimas en las mejillas, era extraño, pero nunca había sido más feliz.

 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Mar Nov 23, 2021 1:41 pm por Shadow
I am not scaredGidela
La calidez de los labios de Mikaela hizo que Gideon cerrase los ojos, disfrutando de la sensación que le estaba entregando. El calor que inundo su pecho fue uno que jamás había sentido. No era la primera persona que besaba, ni mucho menos, pero se sentía diferente. Gideon siempre había intentado estar un paso atrás con las relaciones, su padre no era una persona de fiar y una de las cicatrices de su espalda dejaba claro lo que pensaba cuando no se cumplían sus expectativas.

El miedo de dañar a las personas lo había acompañado por mucho tiempo, pero con Mikaela era diferente. Porque cuando estaba a su lado se sentía más fuerte. Tomaba su mano y se daba cuenta que podía con el mundo, porque cuando estaba por caerse ella parecía tener la respuesta. Dudaba poder hacer lo que estaba haciendo en el colegio sin su apoyo, sabía que tenía una persona que no lo dejaría caer al suelo y él estaba dispuesto a hacer lo mismo por ella.

— Puedes decirle que se quede tranquilo, no tengo intención de marcharme a ninguna parte — respondió, porque si ella le quería allí se quedaría tanto como lo necesitase. Volvió a acercarse para besarle nuevamente, despacio, disfrutando del momento y el espacio que tenían porque dudaba poder acostumbrarse a la calidez de su pecho —. Te quiero, Mikaela Rose — sentenció, no había nada que pudiese con él porque esa afirmación era la más real que había hecho en su vida.  
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Dom Dic 12, 2021 4:44 pm por Red
I AM NOT SCAREDGidela

En el paso de un minuto Mikaela descubrió algo de sí misma: le encantaba besar a Gideon. La idea de besar nunca le había atraído, ni siendo niña ni después al crecer. Había besado a un par de chicos en sus años en Ilvermorny, uno durante el transcurso de un juego tonto de retos y otro en la única cita que se permitió tener y en ambos casos, había sido un desastre. Llegó a pensar que era algo en ella, igual no estaba hecha para los besos ni, mucho menos, el romance y le había parecido bien, ni siquiera había vuelto a pensar en ello, hasta Gideon.

Cuando él separó sus labios, Mikaela lo agarró por la nuca y volvió a acercarlo para otro beso sin llegar a responder. Temía meter la pata y decir algo raro, los sentimientos la abrumaban hasta tal punto, pero besando no había equívoco, pensó. Porque Mikaela sería incapaz de besar a nadie más, lo sabía ahora y contrariamente a lo que pudo haber esperado, el pensamiento no la asustó ni un poco.

Tal vez deberíamos tomarnos el café antes de que esté completamente helado. —pronunció, al fin, tras una larga sesión de besos. Se había acabado acurrucando contra el chico y, al mirarlo, se dio cuenta de que Gideon tenía los labios ligeramente hinchados y enrojecidos.

Estaba guapo, pensó, más guapo que de costumbre.

No hizo ademán de moverse, le gustaba estar así con él tan cerca, oliendo su colonia y sintiendo su calidez. Por acto reflejo apoyó la cabeza en su pecho y sintió el latir de su corazón, fue relajante. Incluso creyó sentir a su Nundu más relajado en el interior de su prisión.

O podemos olvidarnos del café y quedarnos un rato así… tal vez besarnos un poco más. —se atrevió a sugerir con picardía.

 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Lun Dic 13, 2021 6:54 pm por Shadow
I am not scaredGidela
Olvidó todo lo que pasaba a su alrededor, concentrándose en el intercambio que estaban teniendo. La forma en la que los labios de Mikaela encajaban por completo contra los suyos. La necesidad que existía de seguir tomando lo que la joven le entregaba, era incapaz de no sentir una calidez explotar en su pecho, su propio cuerpo pidiendo más de ellos.  

¿Debería haberse guardado las palabras para él? No estaba seguro, sabía que sus sentimientos bullían en su pecho con una fuerza de otro mundo. Mikaela le hacía querer ser mejor, saber que no debía estar solo cuando enfrentaba un peligro, quería crecer a su lado y en algún punto del camino fue incapaz de verse sin ella a su lado.

— El café es lo de menos — respondió con una risa melodiosa, enterrando sus dedos en el cabello de la joven para masajear su cuerpo cabelludo. Una forma suave de darle cariño, uno de sus brazos la tenía rodeada por la cintura, dejando ahí su mano mientras sonreía como un tonto por ella. El aroma de su cabello le inundaba las fosas nasales y se daba cuenta que tan solo quería fusionarse con ella.

Cuando levantó la mirada hacia él acaricio su rostro con la punta de sus dedos, inclinándose para volver a besar esos labios que parecían haber sido creados para él. Su coordinación era tan perfecta que era incapaz de no querer perderse en sus brazos, olvidarse de todo y simplemente disfrutar de su compañía.

— Podrías enseñarme la casa — comentó, dado que lo que había visto era aquel sofá y aunque estaba disfrutando tremendamente de sus labios, quería ver un poco más. Conocer tanto de ella como fuese posible.

28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Lun Dic 20, 2021 10:54 am por Red
I AM NOT SCAREDGidela

¿Quieres ver mi casa? —preguntó, ligeramente sorprendida por su pedido, no era nada descabellado, pero no se había parado a pensar que Gideon querría ver una casa muggle normal y corriente.— Está bien, si quieres, pero te aviso que puede que esté un poco desordenada. —no había esperado hacerle un tour a ninguna visita No obstante mientras se ponía en pie y planeaba rápidamente el recorrido se encontró ligeramente ansiosa, quería enseñarle su casa a Gideon porque eso significaba enseñarle otra parte de ella.

Aquí está la cocina, mi padre hizo un requisito que fuera estilo americana, supongo que por la costumbre. Todos esos aparatos que ves por la encimera son cosa de mi padre, aunque casi nunca los usa. A excepción de la cafetera, creo que la batidora no la hemos usado ni una vez, aunque el robot de cocina es bastante útil. —dejó ir una sonrisa sin poder evitarlo al recordar la ilusión de su padre al comprarlos. No se dio cuenta de que estaba sumergiéndose en una charla de lo más mundana que podría aburrir a Gideon

Poco a poco le fue enseñando todo el resto de la casa, hasta llegar al último punto, su habitación. Se sintió nerviosa mientras abría la puerta para dejarlo pasar. La habitación era bastante impersonal, al poco de mudarse ya había tenido que empezar en el colegio de manera que no había tenido tiempo de hacerla suya. Las paredes seguían pintadas del mismo color morado que había encontrado, no había cuadros, ni ningúna fotografía, a excepción de la que descansaba en su escritorio, donde se la podía ver a ella, todavía siendo un bebé, en brazos de su madre y su padre sonriendo pasando un brazo sobre los hombros de su madre. Su madre sonreía, una de las raras veces en que había visto su sonrisa.

No hay mucho que ver, apenas he tenido tiempo de sacar las cosas de las cajas y demás. —se encogió de hombros, avanzando hacia la esquina donde varias cajas de cartón estaban apiladas. Al otro lado de la habitación, recorriendo de pared a pared, había una estantería llena de libros y más libros.— A excepción de los libros, eso lo saqué primero. —confesó con una mueca divertida, hasta ella podía ver lo que decía de ella el preocuparse tanto por los libros.

 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA


Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Vie Dic 24, 2021 4:52 pm por Shadow
I am not scaredGidela
Una sonrisa genuina brillaba en el rostro de Gideon, el cual alzó su mano para poder acariciar la mejilla de su acompañante, aproximándose para rozar sus narices en un gesto dulce. Verla nerviosa se le hacía entrañable, dudaba que Mikaela pudiese realizar una acción que Gideon no disfrutará, tenía ese efecto en ella que lo hacía cosquillear por completo.

— No puedo juzgar — admitió, alzando las manos, porque quería aprender más de ella, ver el mundo como sus ojos lo observaban. Su casa apenas tenía vida, en el único lugar que se sentía seguro era en casa de sus tíos, pero hasta ellos parecían estar fuera de la ciudad.

Siguió a Mikaela, escuchando cada pequeño detalle, sonriendo sin darse cuenta y manteniendo su mano entrelazada. Parecía temer que si la soltaba pudiese desvanecerse, pero estaba ahí. La claridad de su voz lo hacía reír, verla nerviosa mientras hablaba de aparatos que Gideon no comprendía del todo. Aprender de aquel mundo siempre le gustó, la casa de Bella había sido un ejemplo de ello, la de sus propios tíos también.

Al llegar a la habitación de la joven no pudo evitar sentirse en una burbuja, miró alrededor, esperando ver algo que le recordase a la fuerza que ella tenía, pero se veías bastante normal. No lo que hubiese esperando, pero no por ello malo.

— Te pareces a ella — dijo en tono dulce al ver la foto que reposaba sobre su mesa, una sonrisa sincera marcando los labios de ambos en la foto. Aquel recuerdo parecía calentar su corazón, el ligero movimiento de ambos observándose antes de volver la mirada al frente. La magia que radicaba en aquellas fotos no tenía precio.

Dejó la foto sobre el escritorio al escucharla hablar de los libros y volvió su vista hacia las estanterías.

— Eso dice mucho de ti — respondió, acariciando el lomo de los libros —. Me sorprende que el sombrero no te pusiera en Ravenclaw — fue sincero al respecto —. No dudo de tu valentía, es lo que hace que te vea y sonría, pero tu inteligencia, es sin duda igual de cautivadora — y no negaba que compartir sala común le habría gustado.

Acarició la mejilla de la chica, sonriendo suavemente antes de inclinarse para volver a besar sus labios despacio.

— Gracias por enseñarme otra parte de ti — sin duda Gideon quería conocerlas todas.
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Miér Ene 19, 2022 10:14 am por Red
I AM NOT SCAREDGidela

Se puso algo nerviosa mientras Gideon contemplaba la fotografía de su madre. Pero no habría sabido decir por qué. Generalmente, cuando la gente miraba una fotografía de su madre sabiendo lo que le había pasado dejaban ir algún comentario apenado. ”Era muy guapa”, “Parecía una gran mujer”, “La echarás de menos”... los comentarios eran muchos y variados, pero todos se reducían a lo mismo, la pena. Con Gideon, pero, fue distinto.

¿Tú crees? —farfulló, ligeramente avergonzada. Ni siquiera su padre le había dicho eso. Probablemente porque pensaría que no quería que la comparasen con la misma madre que se había quitado la vida. Pero su madre había sido más cosas aparte de eso y a Mikaela le habría gustado conocerla. Que Gideon dijera que se parecía a ella, en ese tono casual y dulce, la conmovió.

Vaya, guapo y encantador, me ha tocado el premio gordo. —bromeó justo antes de que él volviera a besarla, haciéndola olvidar todo lo demás. Hacía mucho tiempo que nada podía hacer que olvidase sus problemas, constantemente notaba esa opresión en el pecho, la criatura que se asentaba allí, agazapada y esperando con las fauces abiertas para tragársela. Pero Gideon, Gideon eliminaba la opresión, la hacía sentirse ligera y cálida, la hacía sentirse bien, feliz, algo que había olvidado hacía mucho, si es que alguna vez lo había sentido.

Tendré que volver a invitarte cuando tenga el cuarto montado y ordenado si así es como me lo vas a agradecer siempre o, como intercambio, tal vez puedas enseñarme el tuyo. —ella también quería conocer más de él, más y más y mucho más.

 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Lun Ene 24, 2022 3:13 pm por Shadow
I am not scaredGidela
La mirada de Gideon era gentil cuando la pregunta de Ella escapó de los labios de la misma. Extendió el brazo para acariciar su mejilla con suavidad y dedicarle una cálida sonrisa. Ese ligero nerviosismo parecía estar reservado exclusivamente para él, siempre que la veía en clase o con otros parecía estar llena de confianza. Puede que fuese una máscara o ella misma intentando integrarse, pero no podía evitar sentirse feliz de poder verla como era, no le importaba lo que pudiese haber detrás porque para Gideon aceptar todo lo que era Mikaela era simplemente natural.

— Lo creo, tienes el mismo brillo en la mirada — una determinación que puede que en algún punto se apagase. Gideon no podía saber como había muerto la madre de Ella, lo que si sabía era que no permitiría que ese fuego se apagase por mucho tiempo que pasará. Estaba dispuesto a convertirse en el mejor equipo que jamás se hubiese encontrado.

Negó suavemente, rodeando el cuerpo de la chica con sus brazos, pegándola de esa forma a su pecho y cerrando los ojos para simplemente aspirar su aroma y poder sentir su calor. Aquello era suficiente para él, calmaba esa parte de su ser que parecía haber estado lleno de ansiedad por tantos días.

— Ya deberías saber que soy un desastre nervioso — porque ella misma lo había visto tirándose del cabello, intentando poner las piezas juntas para saber que ocurría. Gideon era incapaz de quedarse a un lado cuando todo iba mal, necesitaba avanzar y asegurarse que las cosas cambiarían. Su familia nunca había sido la más fácil, pero exactamente porque sabía como se veía un puro capaz de cualquier cosa para alcanzar sus objetivos era que no podía dejar que pasará.

Recogió el cabello de la chica tras su oreja, un gesto de tristeza que no querría haber demostrado, pero que fue incapaz de dejar atrás.

— Mi habitación, bueno, la que está en casa de mis padres es todavía más impersonal que esta — aseguró, pero sabía que allí tampoco podría llevarla. Por su propia seguridad —. Lo que considero más como un hogar es la casa de mis tíos, pero llevan casi un año de viaje — y la mueca que alumbró su rostro dejaba claro que no estaba feliz del todo —. Ojalá respondieran a mis cartas — suspiró, porque los necesitaba, más que nunca.

Si las sospechas sobre su hermano eran ciertas, sabía que necesitarían un lugar seguro al que ir.  
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :
Lun Feb 14, 2022 11:17 am por Red
I AM NOT SCAREDGidela

Tras las palabras de Gideon detectó una historia turbulenta, no obstante no lo forzó a decir nada más. Podía ser egoísta, pero Mikaela no quería que nada enturbiara el momento y, de todos modos, sentía que era algo que él tampoco quería, o estaba preparado, compartir. No obstante, no pasó desapercibida su tristeza al mentar a sus tíos.

Mikaela no era propensa a dar consuelo, de hecho nunca lo había tenido que hacer, había huído de cualquier situación para lo que fuera requerido. Nunca sabía qué hacer ni qué decir, se sentía incómoda y más molestia que solución. La gente a menudo había creído que no le importaba, no era cierto, pero quedándose solo sentía que empeoraba la situación. No obstante, en aquella tarde cualquiera de diciembre Mikaela Rose hizo algo que jamás había hecho, abrió los brazos y abrazó al chico junto a ella.

Conmigo tienes un hogar siempre que lo necesites. —susurró. No podría darle su propio cuarto, pero le daría todo el consuelo y el cariño que necesitase.— Aunque no estoy muy segura de lo que diría mi padre, pero lo solucionaríamos seguro.—bromeó tras unos instantes.— Estaría bastante sorprendido, es decir, nunca he traído ni siquiera una amiga a casa y de repente le presento a mi novio. —se calló abruptamente, al darse cuenta de cómo lo había llamado. No habían hablado de eso, pero estaba implícito, ¿no?

Es decir, él… yo… —empezó, pero dándose cuenta de que no sabía qué pretendía decir simplemente se encogió de hombros e intentó olvidar el calor floreciente en sus mejillas.— No es que tengas que conocer a mi padre ni nada, solo ha sido un decir. —no quería asustarlo, pero la verdad es que tampoco sabía qué asustaba a un chico. ¿Podría estudiar las relaciones igual que estudiaba cualquier tema en clase?

 
28.12.19 + CASA DE MIKAELA




Everybody wants to be my enemy. Spare the sympathy, look out for yourself. I'll never be a saint, no way

Gracias <3:
Red
Red
Dragon - Nivel 6
Red
Red
4128Mensajes :
514Reputación :
Vie Feb 25, 2022 10:18 pm por Shadow
I am not scaredGidela
Gideon no pudo evitar sonreír, la calidez que se extendía en su pecho cuando se trataba de Mikaela no tenía ningún tipo de comparación. Podría escucharla a todas horas, ver esos pequeños cambios en su rostro una y otra vez, memorizar cada expresión que cruzase por su rostro. La quería tal y como era, desde el primer momento que la vio supo que era diferente, que estaban hechos el uno para el otro.

— Cuando estoy contigo, siento que estoy en casa — aseguró, cortando cualquier tipo de dudo que pudiese existir entre ellos —. No dudo que tendré que explicárselo en algún momento a tu padre, pero no dudes de que en algún momento te querré viviendo a mi lado, sin importar nada más — era una promesa, un futuro que en algún momento podrían alcanzar juntos.

Dio un paso hacia delante, apoyando su frente contra la contraría y dejando que el aire escapase de sus labios. Tomó las manos de la chica, entrelazando sus dedos y simplemente cerró los ojos, memorizando aquel pequeño momento. La forma en la que su corazón latía, la calidez que su compañera desprendía, el amor que sentía por ella. Un momento perfecto que atesorar, al que acudir cuando la oscuridad quisiera rodearlo.

—Eres mi lugar seguro y espero poder convertirme en el tuyo, Ella — aseguró, abriendo sus ojos para perderse en los contrarios y acercándose para besarla una vez más.  
28.12.19 + Casa de Mikaela





I Will Find You ღ:
The Famous Instagram:
The Shadow:
Shadow
Shadow
Silver Shadow
Shadow
Shadow
9290Mensajes :
1891Reputación :

 
a