• ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • BuscarBuscar  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • Tree Of Life
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    2 participantes

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Sáb 2 Mar 2024 - 18:53
    You have every right to a beautiful life
    En esos años los Vulturi se hacía grande como clan y  trataban que los vampiros de mantuvieran en paz y no unos sanguinarios en el mundo. Incluso en épocas pasadas donde los humanos apenas sabían de la existencia de estos hasta que se encontraban con uno. ¿Cuál era el final? La muerte o convertirse en parte de ellos.

    Era una época colonial en Francia.  La familia Dupont siempre se había mantenida alejada a pesar de pertenecer a un reino por lo cual cuidaban de esos territorios y cumplían con su labor, pero mantenían un gran secreto, aunque no tan secreto para el mundo de los vampiros, la existencia de Irina Dupont  .

    Que llegaba a visitarlos y como ya era una vampireza de edad en cuanto a años su apariencia seguía siendo de una mujer de 19 o 20 años. Incluso hasta parecía de mucho menos por lo bien que se mantenía. Desde el momento que la convirtieron se había alejado para lograr más experiencia pero siempre volvía allí porque estaba tranquila, sin duda alguna era incapaz de beber la sangre de su familia.  Sin que ellos lo supieran siempre llegaba como una empleada o se hacía pasar por alguien cercano a ellos porque se debía mantener el secreto.  Los Vulturi se podían enterar y ese podría ser su fin.  El asunto es que ya podía convivir con ellos  por su edad y ser otra más, alejándose por las noches en búsqueda de alimento.  Era una vampira nómade que volvía por tiempos a su lugar donde se encontraba su familia.

    Ella podía contar para ella misma muchas historias pero nunca conoció el amor porque no se podía quedar allí. Y claro estaba al tanto que algún día iba a tener que convertir a alguien porque ya comenzaba a sentirse sola. La llegada de un caballero,  siendo hijo de duque de otro sector se perdió en sus territorios y encontró aquel hermoso castillo.  Aksel Klausen tenía 23 años, también era un aventurero nato que le gustaba ir a luchar cuando habían conflictos y recorrer el mundo incluso en barco.  Generalmente la gente era amable pero cuando llegó a ese lugar notó que eran esquivos a excepción de esa joven rubia muy hermosa que lo miraba con curiosidad.  

    Irina Dupont
    Vampireza (200 años) || Freya Allan|| Rising  Sun


    Aksel Klausen
    Humano (22 años) || Patrick Gibson || Shooting Star


    1x1 | Inspired | Libros: Saga Crepúsculo.  Pjs Originales



    Post de Rol:



    You have every right to a beautiful life 1f4ab

    You have every right to a beautiful life QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4892Mensajes :
    2003Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Sáb 2 Mar 2024 - 20:04
    Su vida había cambiado por completo desde el momento en que la habían convertido en una vampira. Ahora estaba condenada a vivir una vida eterna teniendo el paso de su familia con el tiempo. Lo más triste de todo mira el hecho que ni siquiera había conseguido el amor, alguien que me acompañara que alarga la vida. Irina iba y venía siempre manteniéndose cerca de su familia, aunque tuviera que ocultar su verdadera identidad por el bien de ellos. Algo era algo.

    Estaba de empleada en aquel castillo que solía llamar hogar. No permanecía mucho tiempo allí, pero ahora mismo estaba en esa época en la que regresaba. Por fortuna, el que fuera una empleada levantaba menos interés sobres su persona. Salvo que no fuera para darle alguna instrucción. Lo cual era bueno, le ayudaba a mantener un perfil bajo ante el resto de la gente que se encontraba en el lugar.

    Por supuesto que aquella tarde se topara con un chico que llamo su atención y, por tanto, ella no pasó tan desapercibida. Nunca lo había visto, le estaba raro porque no creía que fuera del área. Tenía una expresión de querer verlo todo, como si estuviera perdido. Lo peor del caso es que nadie parecía atenderlo. Nadie le ayudaba, nadie le dirigía la palabra. ¿Qué les costaba un poquito de amabilidad? Entre las ganas de hacer una obra de bien y también la curiosidad de saber quién era aquel extraño sujeto decidió intervenir.

    — Hola señor. ¿Le puedo ayudar en algo? No parece ser de por aquí si le soy sincera. — le comento al acercarse al chico con una sonrisa amable en el rostro. Siempre le había parecido divertido conocer gente nueva, aun cuando eso no fuera algo que hiciera seguido.

    1. La llegada del Caballero
    Irina|| Castillo de los Dupot || en la tarde





    You have every right to a beautiful life EWiSWvR

    You have every right to a beautiful life CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2612Mensajes :
    1383Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom 3 Mar 2024 - 0:19
    Aksel luego de un viaje hacia a España ahora tenía que visitar a sus tíos por parte de madre que eran franceses, los Lavoisier, pero cuando vio el paisaje decidió luego de obtener un mapa que se iría a caballo hasta el lugar. Sus padres se quejaron que no valía la pena y negando con la cabeza que nunca cambiaría.

    El asunto es que nunca pensó que durante el camino comenzaría a llover y así perder el rubro del camino hacia la mansión que tendría que ir. Se estaba desesperando, pero lo que animaba al rubio era que solía ser una nueva anécdota para contar. Una punzada de alegría sintió cuando vio aquel castillo y al preguntar en la puerta dijeron que estaba en la mansión Dupont, ahora sí que esperaba que no fueran tantas millas hasta llegar hacia donde sus tíos, se había hecho tarde y estaba todo mojado por la lluvia. Tendría 23 años pero sabía que iba a recibir un buen escarmiento por parte de sus padres, siempre le decían que se comportaba como el menor cuando era el mediano. Ni lo sentía, el orgullo parental se lo dejaba a su hermano que hacía todo bien y quién obtendría el título apenas se casara, solo estaba comprometido.  

    Nunca pensó que sería tratado de esa manera pero le creyeron. Eran muy fríos y esquivos, suponía que era por su acento y no había del todo modales, solo que ahí llamaron a sus empleados para atenderlo y así ayudarlo. Un poco cohibido y algo humillado - prefería no involucrarse  entre nobles de un país que no era el suyo solo se quedó callado y agradeció la información para volver a casa. Sin embargo, una nueva empleada se acercó y al verla, se preguntaba como era posible que lo fuera. Tenía una gran belleza, una magnética muy digna de una dama.

    Sin duda, quedó hipnotizado y más que la chica había sido demasiado amable con él que se encontraba confundido al equivocarse de camino.  — Agradezco su amabilidad, señorita — Siseó con suavidad esperando que dijera su nombre. — Me presento, soy Aksel Klausen y no se equivoca, soy de Dinamarca. — Se presentó con una leve reverencia que para él una persona amable tenía que ser tratada de la misma forma sin importar su estatus. —Es que me perdí durante el camino y en vez de llegar a donde los  Lavoisier, mis tíos. llegué aquí. Bueno más o menos, señorita. Sabía que no no era el lugar correcto pero me detuve a preguntar si no estoy tan perdido a donde viven mis tíos  — Explicó y seguro parecía un completo tonto pero bueno estaba en un lugar distinto y bien sabía que era muy bueno ese dicho que preguntando se llegaba a Roma.

    1. La llegada del Caballero
    Aksel || Castillo de los Dupont || en la tarde






    You have every right to a beautiful life 1f4ab

    You have every right to a beautiful life QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4892Mensajes :
    2003Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Dom 10 Mar 2024 - 19:02
    La muchacha sabia que no le costaba nada ayudarlo. Solo era cuestión de darle dirección, indicarle el camino. No comprendía por qué debía de ser todo una molestia para los demás. Por suerte era de tarde, el sol ya había bajado. No había riesgo de que los rayos solares la delataran haciendo que su cuerpo brillara bajo la luz en caso de que tuvieran que salir a las afueras del castillo. Había aprendido a estar atenta a todos esos detalles. Además de que el clima en el bosque igual podía ser su aliado.

    Llevaba tantos años de vida y aun así no se aburría de la gente. Encontraba fascinante conocer gente nueva, solo que si debía de tener cuidado de no encariñarse demasiado porque sabía bien como todo podía terminar. No quería ser un peligro para nadie. Por eso lamentablemente para su familia ahora era una desconocida, una empleada. A eso había tenido que llegar. Para cuando comenzaran a notar que no envejecía volvería a comenzar el ciclo otra vez más de desaparecer por una temporada hasta que la olvidaran.

    — Está bastante lejos de casa entonces. — comento la muchacha. Ella, a pesar de sus más de dos siglos de vida, no se había atrevido a irse del país, pero sí había llegado a tener la oportunidad de ver mapas y la verdad estaba bastante lejos de su hogar, el joven. — Mi nombre es Irina. Encantada, y a su servicio. — la muchacha se lo pensó por un momento, era mejor no dar su apellido no quería tener que dar explicaciones. Siendo vista como empleada no creía que le estuviera extraño que tal vez ni siquiera portara uno.

    — Oh, es familiar de los Lavosier. Pues mire, tan perdido no estaba porque conozco un camino cercano al castillo que lleva a las colindancias de los terrenos de los Lavosier. La propiedad de los Dupont es muy amplia, así que será necesario caminar bastante hasta llegar al lugar, pero de que llega, llega. — aseguro la rubia.

    Miro a su alrededor, de verdad todo parecían simplemente ignorarlo. — Hagamos una cosa. Si usted me permite dejar esta cesta en su lugar, yo estoy por terminar mi jornada. Puedo guiarlo. Igual debo volver a casa pronto. Así tampoco se pierde dentro del castillo. ¿Qué dice? ¿Acepta la ayuda de esta humilde servidora? — le sugirió la chica mientras señalaba lo que cargaba en sus manos. No le costaba nada ayudarlo, estaba de salida de todos modos. Además, así podría descubrir que había traído al misterioso y guapo Aksel a estas tierras.

    1. La llegada del Caballero
    Irina|| Castillo de los Dupot || en la tarde





    You have every right to a beautiful life EWiSWvR

    You have every right to a beautiful life CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2612Mensajes :
    1383Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 11 Mar 2024 - 0:51
    Agradeció que al menos la empleada hubiera sido educada con él porque de los Dupont con tan solo ver su actitud no esperaba nada. Decidió confiar en ella porque no tenía alternativa y porque era la única persona que había sido amable con él, aunque claro la había encontrado muy hermosa, esperaba que ninguno se estuviera aprovechando de eso que de verdad tenía una belleza que no se veía todos los días y perfectamente si se ponía un vestido y se maquillaba podría lucir como una gran dama.

    Hasta su voz era melodiosa y le gusto su nombre. Parecía ser una chica atenta e inteligente, el rubio quedó muy encantado y la escuchó con atención hasta que pudo tomar la palabra. — Sí, bastante lejos y lamento decir que apenas paso en casa porque me gusta mucho viajar, aproveché este viaje para conocer sus alrededores. — Exclamó antes de continuar con el tema de sus tíos y se alegro que conociera el camino. — Me ha salvado la vida, señorita Irina. Sé que recibiré un regaño en casa porque ha sido mi culpa separarme de mis padres, pero me gusta recorrer los territorios donde me encuentro y que no conozco del todo, fue lamentable que la lluvia me alcanzara — Señaló con una sonrisa mucho más jovial porque hasta se estaba ofreciendo guiar el camino lo que pareció demasiado bueno de su parte, esa noche estaba suerte y estaba agradecido que se compadeciera de él.

    Que bien, entonces solo terminé por desviarme es que ni siquiera pude ver el mapa — Exclamó mucho más calmado y aceptó su propuesta sin duda alguna y no por confiado, sino que era incapaz de rechazarla. — Yo la acompaño donde sea cuando se esta ofreciendo a ayudarme, pero dejemos que cese un poco la lluvia y nos vamos. ¿Le parece?  Además que he traído mi caballo. Solo que... ¿Pretende volver sola luego? Sí me permite igual la puedo venir a dejar por la mañana, no puede andar de noche y se nos hará tarde si es muy lejos.— Podía notar que por el ruido ya se estaba calmando pero aún seguía lloviendo y no podía permitir que se enfermase solo por el hecho de acompañarlo, porque claro sí el se enfermaba iba estar en cama hasta su recuperación pero ella no tendría esa opción por las labores que tenía que cumplir. — ¿Puedo molestarla con un té antes de partir, señorita Irina. Si no es molestia, claro — Pidió, que ya comenzaba a sentir frío por la humedad de su ropa.

    Esperaba que no pasara mucho para que la lluvia cesará, Aksel ya había aceptado su propuesta. Además que era una excelente oportunidad para conocer a esa bella y gentil empleada que no dudo en acompañarlo a donde se encontraba el Castillo Lavoisier. En el fondo, si quería compartir unos minutos con ella porque estaba seguro que no se verían después, se notaba que allí no era muy bienvenido por el modo que la trataron, pero ya preguntaría la razón porque eran así cuando comenzará el paseo nocturno.

    1. La llegada del Caballero
    Aksel || Castillo de los Dupont || en la tarde






    You have every right to a beautiful life 1f4ab

    You have every right to a beautiful life QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4892Mensajes :
    2003Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Jue 14 Mar 2024 - 19:09
    Era en estos pequeños momentos en los que la rubia se sentía nuevamente humana, sentir esa emoción de conocer alguien nuevo, tener esas ganas de ayudar. Los vampiros solían ser bastante celosos con los suyos y siempre los iban a priorizar, así que para ella preocuparse por el bienestar de un completo desconocido le hacía recordar lo que un día fue. Una muchacha alegre y altruista, una que hubiera tenido un futuro muy brillante si hubiera vivido lo suficiente. ¿Hubiera llegado a tener una vida feliz? ¿Se hubiera enamorado? Probablemente sí.

    — Bueno, es afortunado. No todos tenemos la oportunidad de viajar. — Reconoció la muchacha y en eso tenía razón, aunque no tanto porque no hubiera tenido la oportunidad, pues tiempo de más tenía, pero nunca lo había hecho. Aunque claro, igual para el rubio que dijera que no tenía la oportunidad de viajar era algo bastante normal, tomando en cuenta el hecho de que se suponía que era una simple empleada doméstica.

    — No hay de que, me gusta ayudar. — Reconoció la vampira. — Esperemos que no se meta en tantos problemas. En su defensa, estos bosques son muy grandes, si no eres del área es difícil darse cuenta cuando entras y sales de una propiedad. — le comento. No tenía que ver por las ventanas para saber cuánta lluvia estaba cayendo, bastaba con oírla y era una lástima porque había estado haciendo un día bonito. Pero así era el clima en esta área cuando menos lo esperabas llovía. No se quejaba, tampoco, que los cielos se mantuvieran nublados, la mayor parte del tiempo era de ayuda para ella mantener oculta su identidad. — Así es la lluvia aquí. Impredecible. Tendrá que acostumbrarse el tiempo que nos esté visitando. — le aseguro.

    — Oh, no tiene por qué molestarse si no vivo tan lejos. — no estaba muy segura de si aquella era una buena idea. Pero bueno, ya luego buscaría como hacerse la loca y zafarse de aquello. — No sé si lo estoy comprendiendo bien. Discúlpeme si malinterpreto. — aclaro. — ¿Está queriendo decir que me quede en el lugar a donde usted va y luego me acompaña al trabajo en la mañana? — pregunto con una ceja levantada. — Ya vuelvo. — le dijo después de escuchar su respuesta para así dejar la cesta en su lugar. No tardó mucho en volver.

    — Yo ya terminé. — le anunció. Lo miro curiosa ante su pregunta a la que asintió. — Claro, si gustas puedes acompañarme a la cocina. Puedo preparar uno así damos la oportunidad de que aplaque la lluvia. — le dijo haciéndole una seña para que la siguiera. — ¿Viene a visitar a la familia? ¿O es más de ese tipo de visitas de negocios… o de todo un poco? Sí, se puede saber claro. Es que lo siento, soy curiosa. No todos los días tenemos un extranjero perdido en nuestras tierras. — comento soltando una risita.


    1. La llegada del Caballero
    Irina|| Castillo de los Dupot || en la tarde





    You have every right to a beautiful life EWiSWvR

    You have every right to a beautiful life CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2612Mensajes :
    1383Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar 26 Mar 2024 - 8:27
    Realmente agradecido se encontraba con aquella empleada tan gentil y compasiva con un hombre que en ese momento necesitaba ayuda. La verdad es que no estaba atemorizado ni intimidado porque sabía que llegaba igual solo que con la lluvia no podía ver el mapa que le habían pasado y fue que se dio cuenta que dentro de la casa podría leer las indicaciones mucho mejor, pero ya había cruzado palabras con Irina y no iba a poder negar su ofrecimiento por los modales que solía tener con las chicas, además que quería conocerla un poco más y esta era la oportunidad.

    No le sorprendía para nada que no tuviera la oportunidad de viajar como él. Era joven y una empleada, suponía que solo obedecía las ordenes de los Dupont y ahí se quedaba para su servicio. La escuchó con atención, asintiendo de vez en cuando hasta que le ofreció que el paseo fuera cuando cesara la lluvia y que podría quedarse en la casa de sus familiares para volver temprano al otro día, porque temía que se hiciera de noche, no dejaba de ser una mujer y por los territorios podrían haber peligros.

    Definitivamente, señorita. Es lo que dije — comentó el rubio con suavidad —, y en el caso que no pueda acompañarla enviaré a un empleado para que proteja su camino —. Masculló porque sentía que aquel era el pago  por tanta bondad, sin duda, no la merecían por la actitud que solían tener los Dupont, su familia se enteraría de aquello y bueno ahí se enteraría como solían llevarse, sin duda, había notado que fueron poco educados y cordiales quizás por la misma desconfianza.  ¿Tendrían problemas con sus tíos? Tal vez.

    Asintió a su permiso y ahí se quedo esperando mientras se secaba la ropa y revisaba el mapa que en definitiva se había mojado. Así que lo dejo cerca de una mesita donde estaba la chimenea. Solo fueron unos minutos solo que se secaba su chaqueta cuando ella volvió. Sonrió cordial, era agradable que fuera tan alegre. — No sé como podré pagarle tanta hospitalidad, necesitaba de un liquido caliente. —Murmuró y solo la siguió a la cocina con lentitud y se quedaba mirando lo hermoso que era su cabello. Sí, no podía dejar de notar que era demasiado bonita para ser una empleada, perfectamente podría ponerse un mejor vestido y peinarse de manera adecuada y pasaría como una dama de alta sociedad.

    Vengo a visitar a mis tíos, hace muchos años que no lo hacía. Volví de mi último viaje y mis padres estaban por partir, así que me ofrecí a acompañarlos. Supongo que ellos son los que tienen negocios pero también vine para conocer este hermoso lugar. Me ha gustado bastante y no importa que sea nublado, es muy hermoso. — Explicó el chico con tranquilidad. — Así que tiene su propio hogar. ¿Vive con su madre? ¿Hace mucho que trabaja aquí? — Preguntó, ya que reconocía que solía ser muy curioso cuando alguien le interesaba, además que era sociable por esencia y tenía la labia para conversar mucho y hacer que el otro se sintiera cómodo con él. — Y descuide, pregúnteme lo que quiera... así uno se llega a conocer, nunca me negaré a una buena conversación —. Dijo educado esperando el té que pronto iba a servir.

    1. La llegada del Caballero
    Aksel || Castillo de los Dupont || en la tarde






    You have every right to a beautiful life 1f4ab

    You have every right to a beautiful life QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4892Mensajes :
    2003Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Hoy a las 19:08
    Aquel extranjero la había dejado con mucha curiosidad. Se veía amable y conversador. Aún no lograba comprender por qué el resto tenía que ser tan mal educado y ni siquiera dignarse a preguntar si necesitaba ayuda. ¿Qué costaba? Si no podían ayudarlo, al menos podían pedirle alguien más que lo hiciera. Por suerte, para el rubio, Irina estaba allí. Y por lo visto, las muestras de amabilidad de su parte eran recompensadas, aun cuando la joven no sé encontrar buscando que le retribuyeran nada.

    La rubia se quedó por un momento pensativa. Es que no dejaba de ser un tanto riesgosa la idea. Pues no era lo mismo estar en un lugar que conocía y podía buscar como escabullirse a estar en otra morada de la cual solo conocía su localización, pues no recordaba haber entrado en aquel lugar. Pero, sería más raro que una joven sola se arriesgara volver con el clima como estaba y posiblemente a unas horas donde la visibilidad era aún menor. Así que no le quedo de otra de aceptar, al final solo sería por esa noche. No pasaría nada, en especial porque ella había aprendido a convivir con los humanos. — Si eso lo deja más tranquilo, de acuerdo. No me haré de rogar. Debo confesar que regresar en la noche y si llegara a seguir lloviendo, sería riesgoso. — culmino para darle la razón.

    Una vez estuvo listo el té, Irina se lo ofreció al forastero. Sin duda le haría bien algo caliente luego de haber quedado todo mojado. Lástima que ella ya no pudiera disfrutar de esas cosas. Ni siquiera de tener frío, aunque algunos dijeran que no extrañarían tal cosa. Pero ella sí, pues era lo que le acordaba su humanidad. — Con lo que dijo que haría para que no vuelva sola es más que suficiente. De hecho, ni siquiera es una simpleza. — le aseguro para que se diera cuenta de que en realidad no le debía nada.

    Irina aprovechó de sentarse un momento mientras lo veía tomarse el té y escuchaba su respuesta a la pregunta que le había hecho. — Interesante, es sí, yo también tuviera la oportunidad de viajar a ver algún familiar, también aprovecharía el viaje para hacer de todo un poco. — le comento con una sonrisa la muchacha. Lo que sí le preocupo fue que comenzara hacerle preguntas. Así que debía de tener cuidado con lo que le respondía. Por suerte ya llevaba de vuelta algunos años así que tenía su historia en la mente.

    — Tengo una humilde morada que me heredaron mis padres, lo cual agradezco, pues de lo contrario no tuviera mi propio espacio y tendría que conformarme con compartir habitación con el resto de las muchachas. No me lo tome a mal, pero todos necesitamos nuestra privacidad. ¿Me entiende? — le comento. — Sin embargo, mis padres ya pasaron a morar, hace algunos años. Pero el trabajar aquí me hace sentir acompañada y útil. Así que no me quejo. — le explicaba.

    Llevo su mano a la barbilla para pensar en que preguntarle. Ya que había dicho que podía seguir haciéndolo. — Ummm… ¿Eres hijo único o tienes hermanos? Yo solo tengo primos muy muy lejanos que creo que ya ni recuerdan que existo. — aunque la realidad es que para ellos estaba muerta hacía siglos, esa era la realidad.



    1. La llegada del Caballero
    Irina|| Castillo de los Dupot || en la tarde





    You have every right to a beautiful life EWiSWvR

    You have every right to a beautiful life CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2612Mensajes :
    1383Honra :
    ActivoActividad :

    You have every right to a beautiful life Empty