Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: I’ll tell you a tale
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Sáb Sep 26, 2020 1:58 pm por Timelady
Recuerdo del primer mensaje :

Enchanted Hours
Original - Fantasía

El joven Ethan llega a Winterbury para ocuparse del taller de relojería que quedó abandonado cuando murió un tío abuelo al que no conocía, el anterior relojero..
Poco a poco, va devolviendo los relojes, que quedaron sin terminar, ya arreglados a sus dueños y descubriendo el taller y almacén del que se hace cargo ahora. Oculto en un mueble descubre un viejo reloj de cuco, con una manufactura cautivadora, pero no hay identificador que indique quién era su anterior dueño. Además, está sellado misteriosamente y las piezas no consiguen encajar.

Con tiempo y tesón, consigue repararlo y en cuando las manecillas comienzan a moverse, el reloj parece aún más hermoso. Al llegar la hora en punto, cuando se supone que debe salir el cuco, las puertas se abren y una pequeña hada aparece, recién despertada de su letargo.

Por lo que Dandelion cuenta, un hechicero la había atado a aquel reloj, para que le sirviera en sus pérfidos deseos de poder. Pero ante una amenaza había tenido que esconderla con la esperanza de recuperarla en algún momento.

El relojero tiene ahora dos opciones… imitar al mago y aprovechar los poderes del hada para tener todo cuanto desee o buscar la fórmula mágica que pueda liberarla.
Ethan VaughanEdad: 32 añosOcupación: RelojeroPB: Colin MorganUser: Myshella
DandelionEdad: IndeterminadaOcupación: Hada/PrisioneraPB: Jessica Parker KennedyUser: Timelady
1 Título cap            2 Título cap            3 Título cap
4 Título cap            5 Título cap

Dyslaia



Post de Rol:


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :

Mar Mayo 25, 2021 8:38 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
El plan de Ethan había seguido adelante.
Durante los días que restaban hasta el que marcaba la aparición del cuervo misterioso estuvieron preparándolo todo. Dandelion no se sentía especialmente tranquila, especialmente al saber que el relojero debía disparar y que no tenía demasiada experiencia.
Le parecía incluso más peligroso que el hecho de que el reloj debía quedar cerca del mago, o ella misma.
La sensación de inquietud la perseguía y por ello pasaba más tiempo aún en su tamaño diminuto, escondida entre las plantas cada vez más vivas de la ventana de su cuarto. Al menos cuando no se la necesitaba.

Allí estaba precisamente cuando vio que el sol empezaba a caer.
La hora se acercaba, así que volvió al tamaño humano y bajó hasta el taller con pasos delicados y silenciosos.- Ethan... -Mencionó, temiendo interrumpir algún trabajo importante.- Se acerca la hora. ¿Estás seguro de que quieres hacer esto? -Preguntó reprimiéndose de usar su poder sobre él para saber lo que de verdad pasaba por su mente.- Sabes que aún estamos a tiempo, podría esconderme simplemente.

Era cierto que si no lo hacían, serían otros muchos años para volver a tener la oportunidad de liberarse de la prisión mágica a la que estaba atada. Pero sentía demasiado miedo, un miedo que ganaba a sus deseos por momentos.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Mayo 28, 2021 6:40 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion
Estaba tan concentrado en el arma que  tenia en las manos, que no la sintió llegar.

Así, se volvió de una, sobresaltado, cuando la voz de Dandelion le sorprendió.

La sombra de preocupación que oscurecía su mirada se fue esfumando, a medida que él esbozaba una sonrisa amable.

-Soy relojero, Dandelion. Tengo una idea bastante exacta de la hora que es-bromeó, soltando el arma y las balas que había hecho fundir sobre la mesa...al lado del reloj de ella, que ya había descolgado antes de su dormitorio.

Se acercó, en un par de pasos al hada, y recolocó un mechón de su cabello oscuro detrás de su oreja.

Por supuesto. Vamos a seguir con esto y va a salir bien, no lo dudes

Y se quedó, pensativo, un instante. La sonrisa congelada, la mano sin retirarse del hombro de ella sobre el que había ido a reposar, la vista fija en la contraria.

Pensó que debería abrazarla. Estrecharla, por un momento, y asegurarle que todo saldría bien, en un susurro.

No se atrevió.

Así que volvió a sonreír, dio la vuelta, recogió los enseres...esa pistola preparada, que ocultó en su chaleco, bajo la chaqueta...y el reloj de ella.

-Preparé antes el círculo, en el bosque. Creo...había pensado que el mago reconocerá tu reloj enseguida. Que si cruzamos por delante de la plaza, a la hora en que esperamos al cuervo...si cruzo yo y tu estás dentro de tu reloj, me seguirá.

Eso había pensando. Llevar el reloj consigo, a la vista de la tétrica ave.

-Cuando nos siga al bosque, porque no creo que se transforme en humano antes, si es que puede hacerlo, pues yo te dejaré salir. Para que te vea. Estando dentro del círculo, claro. He ocultado la sal bajo hojas secas.

Y entonces, era cuestión de velocidad. De ser más rápidos que él.

-¿Sí? ¿estás lista?-le preguntó.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Jun 05, 2021 2:19 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
Inclinó la cabeza levemente cuando dijo de ese modo que sabía la hora que era. No dijo nada, se preguntaba si solo ella sentía el peligro o si él prefería bromear para no dejar que la preocupación le gobernase.
Buscó en sus ojos la respuesta cuando se acercó y no estaba segura de lo que veía, las emociones humanas siempre le resultaban confusas. Pero no se apartó de su mano cuando colocó un mechón tras su oreja. En cierto modo aquel gesto cálido y amable la tranquilizó, un poco al menos. O puede que fuera la presencia y cercanía del relojero.

Le escuchaba mientras recogía, no perdiendo de vista el arma, que era la única protección que él tenía contra el mago, porque ni siquiera la más mínima pizca de magia parecía contener.

Asintió al plan, aunque no le gustaba demasiado la idea de estar dentro del reloj durante la mayor parte del tiempo, no solo por estar encerrada, sino porque eso significaba que no podía hacer nada por ayudarle. Y si algo salía mal podría quedarse atrapada para siempre.

- Tienes que poner el reloj en hora, para que marque en punto en el momento en que quieras que salga. Creo que como no tienes magia no puedes hacerme salir a cualquier hora. -No lo habían ensayado, así que era una teoría, pero prefería asegurarse de que nada fallaba.

Cuando él estuvo preparado ella apretó las manos una sobre otra ante sí. Y asintió.- Ethan, vas a tener que ordenarme que vuelva al reloj. -Ni siquiera ella misma estaba segura de si se lo estaba pidiendo o si utilizaba su poder sobre él para obligarle a hacerlo. Solo necesitaba que lo hiciera él porque ella no estaba segura de querer encerrarse ahí dentro.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Jun 08, 2021 6:31 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion
Era evidente que ella conocía el reloj mucho mejor que Ethan. En primer lugar, porque el relojero no se había planteado si seria suficiente con llamarla para que el hada volviera a salir o no. Pensó que, tal como había ocurrido la primera-y única vez-en que él había presenciado esa aparición, necesitaban darle cuerda y marcar una hora.

Eso sí. Pero la otra opción...por un momento dudó. Sólo que no podían permitirse experimentar. Era mucho mejor ir sobre seguro.

-Había pensado que, entre que salimos de aquí, atravieso la plaza, y me sigue...podemos necesitar unos veinte minutos. Si el cuervo aparece a las doce en punto...-alzó la cabeza, para comprobar la hora, pero en los otros relojes del taller. El momento crucial se acercaba peligrosamente- creo que debo ponerlo a las doce y media, y aguardar ese tiempo de diferencia aquí.

Y eso hizo, centrarse en ponerlo a la hora y en colocar el mecanismo de tal manera que el cuco, de tenerlo en lugar de a Dandelion, abriera las puertecitas a las doce y media.

Pero con lo que no contaba él, era con el hecho de que tenía que ordenárselo.

Eso...no le gustaba nada.

Apretó los labios, asintiendo despacio.

-Es verdad-le dijo. Y ese disgusto tiñó el tono de su voz de un modo más que evidente- es verdad-repitió.

Y se forzó a sonreír.

-Bueno...te veo a la salida, entonces-quiso bromear, aun cuando apenas podía percibirse así su intento.

En ese instante, el reloj del campanar empezó a dringar. Justo tras las campanas, se oyó un graznido largo y trémulo.

Ethan se sobresaltó, y recogió rápidamente el de ellos dos.

-Dandelion- declamó, tan solemne como requería la ocasión- entra en el reloj.
 
Dyslaia


Última edición por Myshella el Mar Jul 27, 2021 2:46 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Jue Jun 17, 2021 8:04 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
Vio cómo el relojero hacía sus cálculos y cómo los trasmitía a las manecillas del reloj.
Le agradó que lo hiciera antes de estar ella dentro, porque seguramente notaría ese toqueteo constante y la pondría más nerviosa allí dentro.

De todos modos, notó el tono afectado de Ethan cuando recordó que tenía que darle esa orden.
Se lo agradeció en silencio, seguramente cualquier otro no solo no intentaría ayudarla sino que tampoco le importaría lo más mínimo tener que darle esa orden.

Trató de sonreír, con un poco de esfuerzo.
Pero el sonido de las campanas y el graznido que siguió la hicieron asustarse y coger la mano de Ethan de forma instintiva.
Le miró por última vez antes de sentir cómo el hechizo la obligaba a encoger y regresar a su prisión.

No había vuelto dentro desde que saliera la primera vez, sorprendiendo a Ethan completamente. Así que no tardó en sentir la fuerza del encierro aprisionarla. No le hacía daño, pero su corazón estaba acelerado y permanecía alerta ante cualquier movimiento o sonido.
Supo lo que hacía el hombre en todo momento, cómo la cargaba consigo y la trasladaba por la ciudad.

El traqueteo impedía que viera mucho por las rendijas, así que se dio por vencida y se sentó.
Conforme entraban en el bosque, fue sintiendo mejores sensaciones, quizá por estar en su elemento, quizá porque se acercaba el momento en que el reloj la permitiría salir.

Y así fue.
En cuanto lo hizo, con sus alas extendidas recuperó un tamaño humano, buscando a Ethan con la mirada.- ¿Estaba allí? ¿Te ha seguido?
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Jun 19, 2021 5:24 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion

-Dandelion, entra en el reloj.

Tan pronto como pronunció la orden, su hada se torno diminuta, y desapareció por la puertecilla de esa casita de cuco con manecillas.

A Ethan le invadió una sensación de creciente incomodidad, de pesar.

Respiró profundamente, y...

Se colocó su abrigo, comprobando por ultima vez que portaba el arma escondida.

Con el reloj sujeto ante sí, salió a la calle y caminó hacia la plaza.

No se cruzó más que con uno de los ancianos del día anterior quien, al verle desde el portal de su casa, frunció el ceño, recogió la butaca en la que estaba sentado al fresco, y entró al interior de la vivienda, cerrando la puerta a cal y canto tras de sí.

Él le miró de reojo. Pensó que la imagen que debía ofrecer no distaría mucho, desde luego, de la reflejada en cualquier cuento de terror. Esas procesiones de almas en pena, guiadas por un espíritu a la cabecera, sosteniendo una lamparita.

En su caso, un reloj de cuco.

Pasó con cuidado bajo las ramas del viejo árbol central.

Había visto al ave oscura posada en la más gruesa de esas ramas, justo después de cruzar ante el vecino...pero procuró fingir que no la veía, y seguir su camino sin detenerse.

Un poquito más lento el paso, atento el oído al batir de alas que, a su espalda, no se hizo esperar.

Al llegar al bosque, el aleteo pareció disiparse un poco. Sonaba algo más distante.

Ethan volvió la vista; sólo un tanto. Parecía que, simplemente, el ave sobrevolaba algo más arriba.

Él llegó a las hojas dispersas que ocultaban el círculo.

Se colocó en en centro, y dejó el reloj sobre una roca.

La mano apoyada en el bolsillo...esperó a que el ding dong de las agujas liberara a Dandelion.

Le respondió apenas con un golpe de cabeza, los labios dibujando una fina línea.

Mientras el hada se encaraba al relojero, un fuerte batir de alas tomó tierra.

Al volverse, instintivamente, Ethan se encontró frente a un hombre de aspecto desaliñado, larga barba y oscura túnica sacada de otro tiempo.

-Eso parece-musitó, el pulso trémulo, cuando se colocó entre el mago y el hada.

-Dandelion...-llamó el aparecido, la voz ronca, mientras alargaba la mano adelante.

Aunque la requería a ella, tenía fija la vista en el hombre-eso-y por eso se refería al reloj-es mío.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Jul 03, 2021 6:36 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
Ethan ni siquiera necesitó responder a sus palabras.
No supo si vino primero la imagen tras el relojero o la sensación que la invadió.
El caso es que allí estaba, Azaret.
Parecía igual de viejo que siempre, porque ella no es que distinguiera mucho las edades humanas. Su cabello era aún más blanco, eso sí. Y como nunca le había visto sin su sombrero la sorprendió ver que no quedaban muchos en la cabeza.
Y parecía... cansado.
Seguramente lo de ser cuervo le pasaba factura.

Pero no había perdido la capacidad para hacerla ponerse a la defensiva.
Su aura seguía siendo igual de oscura y peligrosa.

Estaba dentro del círculo de sal, o eso quería creer ella.
Y reclamaba su reloj y con él a su esclava.

- Dandelion... -Volvió a pronunciar su nombre.- Envía a este tipo al acantilado.

- ¡No! -Negó ella intentando parecer valiente, pero solo quería ganar algo de tiempo para que Ethan hiciera lo que había dicho.- No voy a hacer nada. No tengo que hacerte caso. No eres mi dueño ni puedes hacerme daño.

- ¿Eso crees? -El mago alzó los brazos, como si invocara con sus manos el reloj.

Dandelion sabía lo que hacía, en ocasiones había amenazado con romperlo de aquella manera. Bastaba con apretar con aquel poder la madera para que ella se sintiera más ahogada aún. Quizá por eso, por puro instinto, el hada se encogió un poco, esperando el dolor inevitable o incluso algo peor y más definitivo.
Pero no pasó nada.

- El círculo de sal... -Pronunció el hada en un murmullo.- Funciona. -Aseguró en dirección a Ethan, esperando que él hiciera lo que debía.

Lo que no habían anticipado es que aún privado de magia, un hombre desesperado puede intentar cualquier cosa y aquel anciano mago se abalanzó contra la criatura del bosque, dispuesto a asfixiarla con sus propias manos si era necesario.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Dom Jul 04, 2021 10:35 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion

No habría sido preciso ni que el viejo fuera mago, ni que ella fuera un hada, para que la tensión ante aquel hombre estuviera más que justificada.

Rezumaba toda su presencia ese halo oscuro que, más allá de lo sobrenatural, emiten las almas putrefactas. La presencia, simplemente, de ese tipo de ente que, apariencia de persona, lleva a quienes tienen la desdicha de cruzarse en su camino a cuestionar si de verdad tienen algo parecido a eso; una alma.

El mago se centró en Dandelion, y Ethan se llevó la mano al interior de la chaqueta, peleando con ese arma que había de usar y que, nervio y falta de costumbre de por medio, le estaba costando acertar a empuñar debidamente.

Envíale al acantilado, le oyó decir

Y, por un momento, alzó la mirada a Dandelion, temiéndose lo peor: que el círculo no funcionara, que no retuviera el poder que antaño él tuvo sobre ella.

Que, igual que no había podido evitar la pregunta en la biblioteca, ahora una nueva palabra suya pusiera fin a su existencia.

Pero funcionó. Funcionó y la voz de su hada así lo confirmó, justo antes de que aquel hombre saltara al cuello de la joven prisionera en un reloj.

Más que la prisa o temor alguno, más que cualquier otro sentimiento, lo que empujó a Ethan a actuar entonces fue una furia feroz contra la bestia aquella.

-¡DANDELION !-gritó, pegándose a la espalda del mago.

La boca del arma encontró su lugar entre los homoplatos del que debiera llevar siglos muerto, y el relojero apretó el gatillo.
De golpe, resuelto y pulso firme, presto a solucionar aquel despropósito temporal.

Y el otro cayó, peso muerto, a sus pies.

Tomó aire. Corazón agitado, ladeó el rostro, al tiempo en que bajaba el arma.

-Pudiera ser que, sin magia, en este círculo, una bala de plomo hubiera servido igual...¿no?-preguntó.

Detalle que, si acaso, carecía de importancia entonces.

Pasó un pie por encima del cuerpo, primero. El otro, a continuación.

Se detuvo justo a tocar del hada para, brazo entorno a su cintura, atraerla hacia si y casi ahogarla él.
Pero porque se fundió con ella en un estrecho abrazo que no atendía a razones.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Dom Jul 25, 2021 9:26 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
En cuanto las manos del mago tocaron su cuello y empezaron a apretar, Dandelion fue consciente de que había cometido un error. Ella no debería haber entrado en el círculo de sal.
De no haberlo hecho, habría podido encogerse y esquivar al maldito viejo que se lanzaba sobre ella.
Y a pesar de los siglos de vida era demasiado fuerte, o estaba demasiado rabioso.
El hada trataba de forcejear, pero sin suerte, él casi la había levantado del suelo y no tenía apoyo para hacer fuerza.

Hasta que de pronto, cuando sentía que el aire ya le faltaba, aquellas manos se aflojaron.
Dandelion tosía y se sentía un poco mareada por la falta de oxígeno, ni siquiera había escuchado el disparo, pero ver el cuerpo en el suelo la hizo saber lo que había ocurrido.
De algún modo, no podía dejar de mirar al viejo mago inerte a sus pies, temiendo que se transformara en algo más, que pudiera sobrevivir. Que se levantase.

La voz de Ethan le llegó y le miró, aunque no era capaz de responder.
Solo podía pensar en que ese hombre, un mero mortal, le había salvado la vida.
Y antes de que consiguiera construir una reacción se vio atraída por sus brazos, pegada a su cuerpo como si quisiera absorberla. Los abrazos no eran muy comunes entre los suyos, y aunque lo fueran hacía ya demasiado que no había recibido uno, mucho menos tan fuerte.
Ella también rodeó el cuerpo de Ethan con sus brazos y apoyó la cabeza en su hombro, adaptándose a la curva de su cuello.

Cuando él aflojó el agarre y se separaron. Dandelion le cogió de las manos y tiró un poco de él para que sus pies borrasen parte del círculo y así poder salir.- ¡Rápido! Ordéname que me meta en el reloj. -Le pidió, conteniendo una sonrisa que no quería mostrar por el temor de que todo aquello no hubiese funcionado.
Pero él le hizo caso y no pasó nada. Ni siquiera notó un cosquilleo. Se impulsó con las alas para ser ella quien le abrazara a él con fuerza, casi chocando contra su pecho por la emoción.- Gracias, Ethan. Me has salvado. -Murmuró contra su hombro.

Por fin era libre.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Jul 27, 2021 3:32 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion

La pistola fue a rebotar a los pies de Ethan, y el relojero se dejó tranquilizar por el aroma del cabello del hada, apoyada en él.

Olía a flores, por supuesto. A flores pequeñitas y frescas; a esas florecillas blancas que crecían cerca de la madreselva. Y a miel. ¿Cómo no iba Dandelion a oler a miel?

Sonrió, ojos cerrados y bocanada profunda de aire.

Hubiera permanecido un buen rato así, de no haberle asaltado el hada con esa prisa y esa petición que, aunque más que evidente, le tomó en un momento suficientemente desprevenido como para no saber de dónde le venía.

Ordéname que entre en el reloj.

-¿Qué?-preguntaría Ethan-Oh, sí. Por supuesto. Disculpa.
Y dio la orden. Todo lo alta y clara que pudo, que tampoco es que fuera mucho. Estaba…ligeramente emocionado.

Dandelion, entra en el reloj.

El tiempo se detuvo.
Unos segundos en los iris de ella, unos segundos en el corazón de él, atentos los dos a…a si pasaba algo. Algo. Lo que fuera.

No pasó nada.

Y el reloj volvió a ponerse en marcha.

Tic tac
Tic tac

Dandelion seguía allí.

Entonces, extendió sus alas, y fue volando a abrazarle ella.

Y, al chocar contra sus brazos, Ethan se apresuró a envolverla de nuevo con los propios, recuperando esa sonrisa plena.

Había enredado los dedos en su cabello, cuando el hada le dio las gracias.

-Oh, ha sido todo un placer- respondió, gentil.

Ese fue el instante en que se dio cuenta de un detalle nada irrelevante.

Ya estaba.
Ella era libre.

Y…¿ahora qué?

Se incorporó, extendió un tanto sus brazos, abriendo un tanto ese abrazo, y la observó. Se le había ensombrecido la expresión.

-Esto…supongo que ahora querrás volver con…con tus ¿parientes?

Congéneres. Seres Faéricos.

A una realidad que no debía incluirle a él. Por supuesto, ¿porqué habría de incluirle? Que hubiera ido el reloj a parar a sus manos había sido una coincidencia.

-O...o ¿quizás habías pensado en alguna otra opción?-sugirió.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Vie Ago 27, 2021 8:17 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
Siempre había pensado que los humanos eran fríos.
Que su piel no emitia calor y por eso se cubrían con tantas y tantas capas de tela.
O quizá como un reflejo de esa maldad que parecían poseer inherentemente.
Y si bien esto último se desmontaba con Ethan, un ser humano dispuesto a ayudarla de corazón, también lo hacía el convencimiento sobre la piel humana.
Porque los abrazos que había compartido con el relojero la envolvían de calidez y la hacían sentir protegida.
Quizá los humanos tenían también algo de magia, aunque fuera diferente a la suya.

Una risita musical escapó de sus labios, aún sin separarse del cuerpo masculino, al escuchar que había sido un placer salvarla. Era tan educado y correcto siempre que resultaba divertido.
Pero fuera como fuere todo había terminado.
Era libre y podía marcharse.

Resultaba extraño que la idea no la llenara de dicha después de tantos siglos queriendo ser liberada.

Y menos lo fue cuando Ethan se separó de ella con esa expresión en el rostro.

La respuesta era sencilla, sí, quería volver. Tenía que querer volver.
Fue el comentario sobre otras opciones lo que la hizo no comprender a qué se refería.

- Sí, claro que quiero volver. -Respondió con tanta alegría como pudo reunir.- Tengo que encontrar el reino de las hadas, decirles que he regresado, que sigo... aquí. -Había asido en algún momento la mano de Ethan, quizá en un intento por no romper el contacto todavía. Y con sus alas desplegadas se elevó unos centímetros del suelo sin soltarle, como si él fuera un ancla.- Ningún hada ha vivido tanto tiempo entre los humanos. -Comentó bajando a la tierra de nuevo. Quizá no la recordasen, la habrían olvidado... era un pensamiento triste.

- Tengo que ir con ellas, Ethan. -Afirmó, más para sí que para él.- Pero te prometo que volveré a visitarte. El bosque no está tan lejos y vuelo realmente rápido cuando soy chiquitita, ¿sabes? -Empezó a decir, sintiendo de nuevo esa emoción.- Quiero decir... si tú quieres que vuelva. -Añadió al final, colocándose un mechón de pelo tras la oreja.

       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Lun Ago 30, 2021 1:22 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion

Pues claro que quería volver, por supuesto que quería. ¿Cómo no iba a querer?

Debía alegrarse, y mucho por ella.

Encontraría a sus compañeros o compañeras o como quiera que organizaran ellos esa mágica sociedad suya, después de tanto y tanto tiempo prisionera en un reloj.

Debería ocuparse del reloj después, se recordó a si mismo.

Ethan había ido esbozando una sonrisa a medio camino entre la comprensión, la resignación y una melancolía extrañamente intensa, que había ido a instalarse en su pecho así, de golpe y sin clemencia.

Y se esforzó, puso un empeño cuidadoso en que esa sonrisa se ampliara, al tiempo en que mantenía la mano del hada en la suya y la veía extender sus alas, subir y bajar.

Recordó, y eso si prestó mayor luminosidad a su sonrisa, el susto que le había dado al salir del reloj. Y los pastelitos, el delirio de Dandelion por los dulces del desayuno.

Estiró un poquito de ella hacia él, acercándola un pasito.

-Por supuesto, será un honor tenerte como invitada-le dijo- conservaremos tu dormitorio, para cuando quieras utilizarlo. Y…¿qué necesitarás llevarte?

Claro, no es que fuera a precisar una maleta precisamente, allí donde fuera. Al bosque, o aun claro, o…donde fuera, en mitad de la naturaleza. Volvería a llevar túnicas de hada, flores y hojas en el pelo. O algo así.

Así que guardaría las ropas de esos días en el armario, por si de verdad volvía de visita.

Oh, pero…

-Le diré a la señora Matthews que te prepare una bolsita de dulces para el viaje.

Aunque…¿querría irse ya, de inmediato? Era de noche, la señora Matthews no llegaría hasta la mañana.

¿Quedaban dulces por la cocina? Seguro que sí. Podrían preparar una canastilla ellos mismos.

-O ya me encargo yo- rectificó- a no ser que debas volar ya.

Tendría sentido también, claro. La noche la protegería de miradas indiscretas, al menos hasta alejarse del pueblo y sus habitantes.

Se quedó observándola un momento. Esa sonrisa sostenida, ese resquemor y, en realidad, la certeza de que debía, desde luego, dejarla ir.

Se inclinó un tanto adelante, y dejó un beso escueto y rápido, aunque impregnado de suavidad, sobre la comisura de sus labios.

Soltó su mano y echó a andar.
-O...o ¿quizás habías pensado en alguna otra opción?-sugirió.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Dom Nov 14, 2021 8:15 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
Solo pudo soreír encantada al escuchar a Ethan decir que la recibiría siempre.
Le encantaría volver a verle y contarle cómo es todo ahora con las hadas, seguro que le gustaba saber esas cosas, incluso podría convencer a la reina de que le permitiese hacer una visita para que lo viera con sus propios ojos. Sería maravilloso.

- ¿Llevarme? -Inclinó la cabeza dejando ver algo de confusión.
No había pensado que pudiera llevarse nada, ¿qué podría llevarse?
Más bien quizá debería dejar cosas, como esa ropa, era demasiado pesada e incómoda para poder volar con normalidad.

Sin embargo, las palabras "bolsa de dulces" la hicieron dejar de pensar en eso y mirar al hombre con interés. Claro que luego pensó que ella sería pequeña para poder explorar el bosque y encontrar a su comunidad más rápido, además de que los humanos no podían verla volar... y si era pequeña no podía llevar consigo los dulces.
- No creo que pueda llevar conmigo una bolsa. -Respondió con un pequeño puchero, dejando ver que la idea de dejar atrás los dulces le causaba mucha pena.- Pero no, no creo que sea buena idea volar ahora. -Expuso.

Se quedó quieta, parada en el sitio, cuando Ethan se inclinó para darle un beso.
¿Por qué había hecho eso? ¿Por qué ella sentía que su corazón se había acelerado? ¿Por qué pasaban las cosas?
Mantuvo la posición un poco más, a pesar de que él la soltó y empezó a andar. Entonces se giró y dio unos saltitos en su dirección hasta ponerse a su lado y esconder sus alas de nuevo.

- No he pensado mucho, la verdad. -Reconoció sin ningún tipo de pudor, volviendo a coger la mano de Ethan.- Pero quizá pueda llevarme un azucarillo, bien atado para que no se caiga. Tendría comida para bastante tiempo. -Claro que en el bosque había muchísimas plantas de las que podía alimentarse, pero no dulces.- Creo que si saliera antes del amanecer sería lo mejor, nadie me vería y tendría toda la luz al llegar al bosque para buscar las pistas. -Porque siempre había pistas, solo que los humanos no sabía verlas.- ¿Y tú? ¿Qué le vas a decir a la señora Matthews y los demás? -Especialmente a la mujer, que seguro que se preguntaría por qué no había cosido esas cosas que quería que hiciera y de las que ella no comprendía nada.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Nov 23, 2021 8:33 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion

No, no había pensado en otras opciones.
No había otras opciones. ¿Porqué iba a haberlas? Las personas- y las hadas- normales quieren volver a sus casas, con sus famílias, con sus amigos, cuando les ha  separado de ellos y ellas de modo traumático e involuntario.

¿Porqué iba ella a querer quedarse? Vaya pregunta tonta había formulado.

Ethan la vio colocarse a su lado, al caminar de regreso al pueblo. Y cuando Dandelion le tomó de la mano, él la estrechó con fuerza; la justa para no dañarla, la precisa para no perderla.

Al menos no se iría de noche. No tenía claro si la falta de luz la afectaría del modo tradicional, esto es...si salir de noche sola era para ella tan peligroso como pudiera serlo para una señorita humana.

Tampoco había caído, tonto de él, en que adoptaría su forma pequeñita para viajar.

-Oh, cierto. Disculpa mi torpeza-respondió, a esa evidencia. El tamaño del paquete y el del hada en versión diminuta.- un azucarillo...bien-concedió.

Un deje de seriedad y tristeza no conseguía desprenderse de su voz, por mucho empeño que ponía el relojero en aparentar normalidad. Esto es, amabilidad, comprensión...esas cosas.

Se detuvo, frenándola a ella también, cuando mencionó a los demás. A los vecinos, al ama de llaves...

-En eso no he pensado yo- reconoció.

Vaya error el suyo.

¿Qué les iba a decir?

Pensó un momento.

Y, dado que no era precisamente alegría lo que su pecho albergaba entonces, tampoco fue muy alegre la solución que se le ocurrió.

-Diré que han enviado carta reclamándote en casa, porque nada más emprender tú el viaje hasta aquí, tu señora madre enfermó y resulta que te necesita para atenderla. Y, claro, no ha quedado más remedio que posponer tus planes aquí. Al menos, por un tiempo.

Un tiempo que se alargaría indefinidamente, por siempre. Hasta que los señores entorno al árbol se cansaran de preguntarle, cada vez que le vieran pasar, cuando iba a regresar su prima segunda, Daisy.

Tomó aire y lo expulsó, lentamente.

Miró al frente y siguió andando, hasta el portal de la relojería.

Abrió la puerta y se hizo a un lado, dejándola pasar en primer lugar.

Cerró tras él, colgó su abrigo y su sombrero y empezó a subir las escaleras hacia la parte superior, la vivienda.

-Entonces...¿sólo un terrón?¿No vas a necesitar empaquetar nada más?

Qué extraño sonaba. Una estancia tan corta, a fin de cuentas...y qué vacía iba a parecerle la casa.

-¿Tomamos tarta y te, como despedida?-ofreció. Seguro que aún había bizcocho en la cocina, bien cubierto por uno de los trapitos bordados de la señora Matthews.

Sin aguardar respuesta, se dirigió a la cocina. Buscó dos platos, dos tazas...dos de todo.
Luego sólo le haría falta uno. Un solo servicio.

Puso agua a hervir, destapó el bizcocho y cortó dos porciones; una un tanto más grande que la otra, que colocó en el plato ante la silla que esperaba que ocupara Dandelion.

Soltó el cuchillo, se giró a por el agua hirviendo y la vertió en las dos tazas. Les añadió las hojas de té. Destapó el azucarero.

Pensó que posiblemente el agua no había hervido lo suficiente...

Carraspeó un poco.

Añadió a su taza dos, tres...cuatro cucharaditas de azúcar sin prestar atención a ese par de más.

-¿Estás segura de que sabes donde encontrarles, verdad?Estarás...estarás bien, ¿cierto?-preguntó. Por confirmar, se dijo a sí mismo.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Jue Ene 06, 2022 8:04 pm por Timelady
Chap. 3. Magic Forest
Dandelion | Relojería | con Ethan
Dandelion balanceó suavemente sus manos unidas cuando Ethan apretó la suya al caminar y no dijo nada cuando se disculpó, porque no tenía por qué hacerlo. Era muy generoso que quisiera ofrecerle dulces, con lo que le gustaban, aunque no pudiera llevarlos con ella, cosa que lamentaba muchísimo.

Fue ella la que apretó suavemente su mano cuando reconoció que no había pensado mucho en qué les contaría a la señora Matthews y los demás que la habían conocido. Pero era un humano inteligente y pronto se le ocurrió un cuento que contarles.
- Vaya, suena muy triste. -Expuso cuando lo escuchó, pero suponía que sería algo propio de los humanos, cosas que ellos solían hacer, aún cuando ella no las comprendían del todo.

Entró en la casa de Ethan cuando él abrió la puerta y miró alrededor, qué extraño le había parecido todo en el primer instante y ahora se le hacía acogedora. Quizá intentara que su nueva casita se pareciera un poco.
Se giró al soltar el abrigo, escuchando su pregunta.- No tengo muchas pertenencias aquí, ni puedo llevar demasiado cuando vuele. -Explicó, ya le gustaría llevar consigo alguna cosa bonita como recuerdo, pero no podía.- ¡Oh, sería delicioso! -Exclamó al escuchar la propuesta de tomar más de ese bizcocho tan dulce y té.

Le siguió a la cocina, casi a saltitos, sacando las servilletas para ponerlas en sus lugares y viendo con ojos golosos cómo partía las dos porciones de bizcocho. Se sentó a la mesa y aguardó a que él también lo hiciera, intentando demostrar algunos de esos modales de los humanos.

- Sí, estaré bien. -Asintió, muy segura de sus palabras.- Aunque no sé exactamente dónde estarán ahora. -Explicó.- Pero sí dónde estábamos. Cuando las hadas nos marchamos de un lugar, siempre dejamos señales por si aparece algún hada perdida o necesitada de refugio. Así puede encontrarnos de nuevo. -Le contó, sabiendo que él nunca desvelaría un secreto de las hadas.- Quizá tarde un poco, pero las encontraré al final, solo tengo que seguir las pistas. -Por supuesto, Dandelion en ningún momento se imaginaba que las hadas pudieran haber abandonado completamente el bosque, o dejado de existir como pensarían los humanos...

Siguió comiendo con tranquilidad, hasta dar buena cuenta del bizcocho y de todas las miguitas que cayeron al plato. El té no había quedado demasiado bien, pero el azúcar ayudó bastante. Al terminar, recogió los platos como había visto hacer a la señora Matthews y se giró a Ethan, se sentí un poco triste porque iba siendo el momento de las despedidas.

- No tienes que quedarte despierto para verme marchar. Los humanos tenéis que descansar. -Le dijo, acercándose a él y cogiendo sus manos.- Muchas gracias por haberme ayudado, Ethan. No sé qué me habría pasado de haber terminado en manos de otro humano o de ese mago de nuevo. -Ya le había dado las gracias, pero aún sentía que no había sido suficiente.- Cuando las encuentre, regresaré, para que sepas que estoy bien, ¿de acuerdo? Es muy bonito que te preocupes por mí. Gracias. -Se puso de puntillas para inclinarse hacia él y dejar un beso parecido al que él le había dado.

Trató de pensar que era una despedida solo por un tiempo.
Pero no dejaba de pensar que no sabía lo que tardaría en encontrar a su familia y volver... y los humanos eran demasiado frágiles.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Dom Ene 09, 2022 3:20 pm por Myshella
Chap. 3. Magic forest
Ethan Vaughan | Relojería | con Dandelion
Hay momentos en que las palabras menos cargadas de malícia, las más sinceras, las más sencillas, son precisamente las que más dañan.

No quería ni pensar en qué habría ocurrido de haber dado con ella otro humano.

Porque, evidentemente, con él había tenido suerte. Y todo el mundo- faérico, se supone- sabe que los humanos son...
Bueno, no podía culparla, si esa era la opinión no expresada. El ser humano no precisamente destaca por su bondad y su comprensión hacia el mundo que le rodea.

Quizá debiera sentirse halagado, por ser considerado la excepción. Aunque en ese momento le sonara fatal, porque eso, el "humano" tan claramente remarcado, establecía una barrera tremendamente tangible entre los dos que, de pronto, el relojero se sintió vencido.

Asintió, despacio. La sonrisa siquiera aparecía en su rostro, aun cuando pretendiera forzar el esbozo de una.

-No hay nada que agradecer. Sí, por supuesto. Esperaré tu confirmación.

No regresaría. Por un momento, tuvo la certeza de que no lo haría.

Y quizá fuera mejor así, después de todo.

En cuanto a la fragilidad humana, que les llevaba a necesitar dormir...y el hecho de que no era preciso que permaneciera despierto para verla partir, estuvo apunto de decirle que eso resultaría de lo más descortés por su parte.
Y que quería despedirse.
Y que... no importaba. En realidad, lo que no quería era que se fuera. Y realmente él no tenía ningún derecho a pedirle semejante cosa.

Así que asintió.

Es muy bonito que te preocupes por mí.

-Es lo menos que puedo hacer.-

Lo más sensato, llegados a ese punto de palabrería insulsa y vacía por parte del relojero, lo mejor que podía hacer era darse la vuelta e irse a pasar el resto de la noche en blanco, en su habitación.

Pero Dandelion se acercó a dejar un beso ligero e inocente de vuelta, y Ethan se encontró cerrando los brazos entorno a la cintura del hada. Cerró los ojos, apoyó nariz contra nariz, y la besó.

Un contacto cálido y endulzado, aun cuando ténue sobre los labios contrarios, pero prolongado, puesto que, a fin de cuentas, era su despedida.
Sonrió, en un alarde de añoranza anticipada. Sabía a azúcar y miel, por supuesto. Cómo no.

La soltó delicadamente.

-Adiós, Dandelion. Te deseo mucha suerte en tu búsqueda.- concluyó, antes de volverse hacia esas escaleras.

No tenía sentido alguno alargarlo más.
 
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Miér Ene 12, 2022 1:12 pm por Timelady
Chap. 4. No way home
Dandelion | Relojería | con Ethan
Dandelion nunca había entendido mucho de las emociones humanas, casi nunca había sentido demasiadas emociones en su vida. Mucho menos a la vez.
Pero cuando se marchó de la relojería, de aquella pequeña aldea, notaba n su pecho algo más que el entusiasmo por regresar a casa con los suyos.

Siempre pensó que cuando lograse ser libre sería el hada más feliz que hubiera existido.
Pero cuando echaba la vista atrás y se daba cuenta de que ya apenas podía distinguir el tejado de la relojería, había una chispa de tristeza que crecía en su interior. Añoranza por algo que apenas había conocido. Arrepentimiento por no haber besado de nuevo a Ethan antes de marcharse.
Cuando él lo hizo, la tomó por sorpresa, y fue muy tierno, le dejó una calidez en el pecho que no reconocía y que quería volver a sentir. Sin embargo, la forma en que le había dicho adiós, cómo se había despedido... no quería que estuviera más triste aún.

Así que aumentó la velocidad de sus pequeñas alas y a favor del viento, cerró los ojos para internarse en el bosque.

~~

La velocidad que puede tomar un hada en su tamaño pequeño a menudo se subestima, hay que tener en cuenta el deseo de desplazarse y la cantidad de azúcar ingerida.
Así era como Dandelion había tardado apenas una semana en recorrer el bosque, en encontrar pistas de los asentamientos de hadas, intentando hablar con animales, buscando el más mínimo resquicio de esperanza.
Pero el bosque no era el mismo que ella recordaba y los humanos lo habían reducido mucho, hacía caminos y aldeas donde antes solo los árboles gobernaban. Los lobos, osos y ciervos se alejaban de todo aquello y lo mismod ebían haber hecho las hadas, si es que no... por más que quisiera no podía dejar de pensar que todo había desaparecido como una llama que se apaga en el horizonte.

Y la desesperación y la tristeza en que se sumergió hicieron que tardara otra media semana en regresar a aquella relojería.
Era de noche ya cuando llegó, pensando en quedarse en esas plantitas de su ventana hasta que pudiera avisar a Ethan al día siguiente. Pero al parecer el cielo quiso acompañar a su corazón y empezó a descargar con fuerza una enorme cantidad de lluvia.

Trató de entrar, pero su ventana estaba cerrada. En cambio... para su sorpresa, la de Ethan estaba abierta, sujeta con una silla al otro lado para que no se abriera solo por el viento, ¿la habría dejado así por ella?

A pesar de todo tuvo que hacer fuerza para conseguir entrar.
Y una vez allí, recuperó su aspecto humano. Uno lamentable.
Su camisa, la que se había llevado consigo, estaba rota y sucia por el barro, de su pelo colgaban hojas ya sepas que se habían enganchado, incluso algunos arañazos provocados por minúsculas ramitas y espinas.
Pero lo peor era la tristeza, la tristeza que la consumía al sentirse tan sola.

Había creído que allí, con alguien que había sido tan amable con ella, sintiendo el calor del fuego, se sentiría mejor, todo aquello desaparecería. Pero no era así y eso la hacía sentir más triste y estallar en llanto.

Podía ver a Ethan en el lecho, dormido aún, no había notado su entrada, no sabía que estaba allí.
Una parte de ella quería correr hasta él y acurrucarse contra su pecho, pero sabía que eso le asustaría.
Por eso, intentó sacar algo de voz para llamarle suavemente.- Ethan... Ethan... -Su tono se veía afectado y roto por las lágrimas que se agolpaban por salir.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Jue Ene 20, 2022 12:47 pm por Myshella
Chap. 4. No way home
Ethan | Relojería | con Dandelion
Los días habían ido pasando con esa lentitud arrastrada del tiempo que se resiste a irse. Que se resiste a ir separándose de un momento, una sensación y una imagen en las retinas que uno no desea convertir en el fantasma de un viejo recuerdo.

Ethan se aferraba a esas horas con pesar. Más que semblante serio, apagado, diría la señora Matthews.

Los caballeros en el banco bajo el árbol, en la plaza central de Winterbury, se habían mostrado abiertamente decepcionados con la marcha de Daisy. De hecho, habían incluso tenido la poca decencia de cuestionar la enfermedad supuesta de esa madre suya, y achacar la pronta partida de la joven al carácter arisco- siempre bajo su punto de vista- del pariente con quien se alojaba. Es decir, él.

El relojero no se había molestado ni en contradecirles, y eso llevó al señor Cox a lanzar una mirada significativa al señor Rees.

-Son família- puntualizó el segundo, voz baja.

-Lejana- corrigió el primero, voz no tan comedida.

Los días siguientes, nadie le vio salir de su relojería. Y si alguno de los caballeros, o la modista, o el bibliotecario incluso quiso mostrar cierta procupación por el joven relojero, lo que hubo de hacer es detener a la señora Matthews en la calle y preguntarle a ella.

Sí, todos estaban preocupados.

Quizá la parte buena fuera que se había enfrascado tanto, tanto, en su trabajo, para obligarse a hacer pasar- irónicamente- las horas, que al llegar la noche, caía rendido de sueño nada más tomar algo de cena.


Había tomado, eso sí -falsa esperanza absurda, se recordaba a sí mismo- la costumbre de dejar la ventana de su dormitorio ligeramente abierta.

Así, profundamente dormido, no había notado la presencia del hada en su dormitorio hasta que ella le llamó.

Al principio, la voz se entremezcló con la de sus sueños.

Ethan, oía.

Ethan.

Y el rostro de Dandelion se materializaba en ese sueño suyo.

Lentamente, los primeros rayos de luz fueron tostándole las pestañas cerradas. Y la voz fue tomando cuerpo.

Entonces, se despertó de golpe, sobresaltado.

Se sentó en la cama, intentando fijar la vista. Hasta toparse con ella.

No era un sueño. Estaba allí.

-¡Dandelion!

El primer impulso fue el de ir a abrazarla. Sin embargo, se detuvo apenas sentado en el borde de su lecho.

El aspecto de ella era...desolador. Parecía que hubiera sido atacada.


Se levantó, sí, pero co mucho más tiento y cuidado.

Se acercó a ella, y apoyó la mano en su hombro, observándola con preocupación.

-Dandelion, ¿qué ha pasado?
       
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Jue Mar 10, 2022 8:47 pm por Timelady
Chap. 4. No way home
Dandelion | Relojería | con Ethan
Esa tristeza, ese dolor que se había instalado en su pecho, amenazaba con crecer hasta consumirla por entero. Y más lo hacía a medida que el llanto se apropiaba de su cuerpo y más aún al ver que el hombre no reaccionaba.
¿No podía oírla?
¿Le habrían hechizado?
¿Sería que ahora que no había reloj ya no existía para él?
Mil y una posibilidades en su cabeza a cuál más terrible.

Pero entonces se movió y ella trató de ahogar los sonidos de su garganta.
Hasta que él la vio.
Se levantó y los ojos del hada buscaron los azules del hombre, a través de esa neblina de las lágrimas, incluso en la oscuridad de una noche tormentosa podía distinguirlos.
Él puso una mano en su hombro.
Ella no respondió.
Tan solo se arrojó contra su pecho, como si pudiera encerrarse en su interior. Llorando aún más, pero obteniendo al fin esa calidez, ese saber que no estaba sola que tanto necesitaban.

- No están... -Pronunció, voz ahogada, casi ininteligible.- No están... -Repitió, esta vez algo más claro.- He buscado por todas partes. No están. -Lo repetía una y otra vez. Había buscado a todas las de su raza, o cualquier otra criatura capaz de guiarla. No había nada. No había rastro de magia en el bosque.- Estoy sola. Estoy sola... -No lo había dicho en voz alta hasta ese momento, no se había atrevido a decirlo, a reconocerlo... porque era un pensamiento que la rompía.

Y en aquel lugar, en los brazos de Ethan... no se sentía tan sola.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Mar 25, 2022 7:50 pm por Myshella
Chap. 4. No way home
Ethan | Relojería | con Dandelion
Ethan encajó el repentino abrazo de Dandelion entre la sorpresa, el aturdimiento y el alivio.

Cerró los brazos entorno a ella, a la altura de su cintura, por evitar sus alas, y apoyó el mentón sobre los cabellos oscuros, al tiempo en que cerraba los ojos.

Al primer no están, casi sintió alivio.
Pero enseguida se dio cuenta de lo que significaba; de lo que le estaba diciendo el hada.

No había dado con ninguna otra de su espécie. O estaban muy, muy lejos, o se habían extinguido.

Entonces entendió el dolor que debía atormentarla. La duda, el miedo, la tristeza.
Y la estrechó con más fuerza contra su pecho.

-Quizás estén más lejos- aventuró-quizás se escondan de un modo diferente, quizá...hayan cambiado mucho. Pero eso no significa que hayan desaparecido, Dandelion.

En realidad, al paso en que el mundo cambiaba, también pudiera ser que no quedara ya lugar para los seres mágicos. Pero eso era algo que no podía decirle a ella, no entonces.

-No llores-le pidió, mientras peinaba un par de mechones negros- necesitas descansar, recuperarte. Y, seguramente, buscar con más calma. Con paciencia, y con ayuda.

Quizá podría quedarse, esta vez. Con él. Y quizá investigar un poco primero...dedicar un tiempo a encontrar un hilo de donde empezar a estirar.

Inclinó un tanto más la cabeza, y dejó un beso en su mejilla, antes de susurrar a su oído.

-Necesitas un tazón de chocolate, y un buen trozo de bizcocho.
       
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Mar Jun 07, 2022 12:58 pm por Timelady
Chap. 4. No way home
Dandelion | Relojería | con Ethan
Siguió llorando, sintiéndose acogida por el hombre que la abrazaba, que la comprendía y la acogía sin importar que estuviera sucia, mojada y cansada.
Para él no parecía haber diferencia.

Ethan dijo que podían estar más lejos, haber cambiado... Una parte de ella quisiera creerlo posible, pero su cuerpo negaba con la cabeza contra el pecho ajeno.- No, no hay nada. No hay pistas, ni restos... He buscado por todas partes. -Sollozaba entre palabras casi hipando por tener el corazón encogido por la amarga pena que sentía.

Aunque quisiera detenerse y hacerle caso. Dejar de llorar le parecía imposible en ese momento.
Pero asintió a lo que él decía que necesitaba. Sí era cierto que algo de descanso era esencial. Quería recuperarse, pero no sabía si podría. En ese momento dudaba de muchas cosas.

Dejó que Ethan se separase un poco y besara su mejilla.
Fue involuntaria la forma en que sus ojos se abrieron al escuchar lo del chocolate y el bizcocho. Pero incluso con una oferta tan generosa, su estómago parecía cerrado.

- No sé si podré comer mucho. -Respondió, frotándose las mejillas con el dorso de la mano para intentar quitarse algunas lágrimas. Le dolía la garganta, costaría tragar nada.- Pero si tú también quieres... -Tampoco iba a forzarle a hacer algo para ella si él no tomaba. Además, estaban en mitad de la noche, él tendría que descansar.

Se agarró de su mano, porque sentía que no iba a poder moverse si no era con él a su lado.
Ethan era todo lo que tenía ahora. Si es que se podía decir que le tuviera de algún modo.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Lun Jun 13, 2022 6:51 pm por Myshella
Chap. 4. No way home
Ethan | Relojería | con Dandelion
Había aventurado la posibilidad del cambio porque, en cierta ocasión, de niño, alguien le leyó un cuento en el que hadas y otros seres, para mezclarse con los humanos y pasar desapercibidos, usaban algo llamado glamour que les permitía cambiar a su antojo la apariencia.

Lo recordaba perfectamente porque tenía por aquel lejano entonces un compañero de escuela altísimo, grande más de dos cabezas por encima del resto. Amable, con él, que no con todos. Algo rudo, un poco bruto, gran corazón. Y oscurísimo cabello negro. Y después de esa historia no pudo dejar de pensar si en realidad se trataba de un troll. De hecho, Dandelion ocultaba sus alas a voluntad.

¿Como cuanto podían hacer las demás? Y, sobre todo, ¿las reconoceria ella a simple vista, si ya no habitaban bosques, sino que vivían entre la cada vez más expansiva humanidad?

Quizás.

Consideró que no era momento de llevar a los labios conjeturas basadas en la nada. Y se centró en valorar esa desgana.

¿Le estaba poniendo peros a un tazón de chocolate caliente, con bizcocho? ¿Dandelion?¿Su Dandelion?

La preocupación creció, alarmante.

Quizá hubiera que avisar al médico.

-Sí, yo también quiero-le aseguró, aunque fuera mentira. Comería si tenía que comer. Si era preciso para que lo hiciera ella.

Tomada de la mano, la condujo a la cocina. Apartó la silla, aguardó a que se sentara, y la acercó de nuevo a la mesa. Puso el chocolate a calentar. Recuperó la taza que la señora Matthews le había adjudicado a ella, y que no había Ethan permitido que se usara nuevamente tras su marcha. Recogió otra, cualquiera. Las llenó generosamente las dos, y sacó de la alacena el bizcocho que su ama de llaves bien procuraba que no faltara nunca.

Aun cuando estando él solo, apenas ni lo empezara.

Partió dos trozos, y los distribuyó en dos platos. Le acercó a Dandelion el que le correspondía, y se sentó él al lado opuesto de la mesa. Frente al hada.

-Después de comer, calentaré agua y podrás darte un baño. E ir a dormir a tu habitación. Cuando despiertes, te prometo que tendré alguna idea que ofrecerte. Un punto de inicio.

Porque el tiempo en que ella durmiera, él lo pasaría, sin duda, en la perqueña pero curiosa biblioteca de Winterbury.
       
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Jul 11, 2022 8:33 pm por Timelady
Chap. 4. No way home
Dandelion | Relojería | con Ethan
Se dejó guiar por la mano del hombre. Tomó asiento en la silla y permaneció callada.
El aroma del chocolate al calentarse la hizo suspirar, era delicioso,  pero seguía sin conseguir el mismo efecto que antes. Levantó la vista solo para seguir los movimientos del hombre que se afanaba en hacer aquellas cosas para que se recuperase bien.

Apenas miró el bizcocho, pero cogió la taza con las dos manos y notó la calidez que desprendía. Al dar un sorbo sintió que esa calidez la recorría por entero. Pero no la sensación de felicidad instantánea que solía acompañarla.

Ethan dijo lo que harían después. Aunque no sabía si iba a esperar a que comiera o se daría por vencido para preparar ese baño al que asintió, porque entendía que sería algo agradable.
Pero después dijo que la dejaría en su habitación para que durmiera.

- ¿Puedes quedarte conmigo, Ethan? -La pregunta sonó más a un ruego que a cuestión.- No quiero estar sola. -No quería que él también la dejase sola. No creía que pudiera soportarlo. Ni siquiera para dormir. Le necesitaba, al menos en aquellas primeras horas de su regreso. Sentía que dependía enteramente de él.

Se sentía frágil, terriblemente débil, todo lo contrario al hada que había conseguido liberarse de la maldición de aquel brujo y de su reloj encantado.
       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Jul 23, 2022 4:26 pm por Myshella
Chap. 4. No way home
Ethan | Relojería | con Dandelion
La idea original era esa; aprovechar el sueño de Dandelion para trazar un plan.

Pero el hada alzó la voz, le pidió que se quedara con ella, y Ethan, a parte de dar un respingo -le había tomado totalmente desprevenido- e intentar mantener una cierta calma, no supo cómo decirle, o simplemente si decirle, que en el mundo humano quizá lo de quedarse con ella mientras dormía no se consideraría de lo más adecuado que digamos.

Y, en realidad, ¿quien decidía si lo era o no?

Al traste el plan.

-Por...por supuesto-tartamudeó un poco, bajando la mirada al suelo primero, y sonriéndole a medias después.- voy a prepararte ese baño.

Eso hizo.

Ir a recoger toallas limpias, llenar la bañera, recuperar el camisón de Dandelion, dejarlo bien colocado sobre una silla, al lado del baño.

Y avisarla, con suavidad.

Mientras el hada dejaba atrás el polvo del camino, las ramas enganchadas al cabello, cansancio y, esperaba, parte de su tristeza, él se dedicó a revisar una guía de campo que su tío había dejado entre los escasos libros que se apiñaban en uno de los estantes de la sala.

Pasó las páginas con cuidado, meditabundo.

Quizás...pensó...habría que plantearse qué tipo de apariencia adoptaria a voluntad un grupo de faeries, para convivir con seres humanos corrientes.

Quizás...la clave estuviera en el modo en que ella escondía sus alas.

Se acercó a la puerta de la salita del baño, llamó con los nudillos, tan sólo para advertir de que estaba fuera, y apoyó la espalda en la pared.

-¿Dandelion?-preguntó, cruzando los brazos ante sí, al tiempo en que se recostaba un poco más, buscando apoyo en el muro- he estado pensando. Si las hadas llevan tiempo viviendo entre humanos, deben haber buscado lugares o oficios que les parecieran atractivos.

Por un instante pensó en lo mucho que le gustaban a ella los dulces.
Pero no...no las imaginaba horneando pasteles.

-Quizá viajen mucho. Deben precisar de glamour, ¿no es así?

Aguardó a que la puerta se abriera, forzando otra media sonrisa de consuelo.

La acompañó a su dormitorio, y se estiró a su lado, en primer lugar. Más no tardó nada en abrazarla, atrayéndola hacia él.

-Cierra los ojos-le dijo- necesitas descansar. Te prometo que no me iré.

De hecho, el aroma de la piel de ella producía en Ethan un resquemor endulzado, suficientemente embriagador como para que, lejos de recordarse a sí mismo que no debería estar allí, encontrara mil motivos para custodiar su sueño y no soltarla.

Quizás...quizás cuando despertaran, debieran preparar las maletas. Tenía una incipiente idea acerca de donde buscar.
       
Dyslaia



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Jul 30, 2022 12:14 pm por Timelady
Chap. 4. No way home
Dandelion | Relojería | con Ethan
Un levísimo destello brilló en los ojos del hada cuando Ethan aceptó quedarse con ella. Uno de agradecimiento y cariño. Sin notar el tartamudeo o expresión del hombre al decirlo.

Le siguió con la mirada cuando salió a preparar el baño y tomó un poco más de chocolate y bizcocho, pero no lo había terminado cuando él la llamó, algo que no habría pasado en cualquier otro momento.
Subió las escaleras despacio y se despidió de él en la puerta musitando un agradecimiento.

Se desvistió y entró en la bañera, apreciando la calidez del agua y la suavidad del jabón. Su pelo fue difícil de desenredar sin un peine de agujas de pino. Pero se las apañó bastante bien, quería pensar.
Estaba terminado de peinarse, después de ponerse aquel bonito camisón que le había conseguido Ethan la primera vez, cuando escuchó los golpecitos en la puerta. Se acercó, escuchándole sin abrir todavía.

- ¿Crees que están viviendo entre humanos? -Preguntó, abriendo una rajita para mirarle, frunciendo el ceño. Eso no parecía muy propio de las hadas a las que ella conocía. Le habían prohibido acercarse a los humanos porque eran muy peligrosos, y lo que le pasó con el mago era la prueba de ello.- Mmm... sí, lo necesitarían para eso. -Asintió. No era lo mismo cambiar de tamaño o esconder sus alas un rato, como hacía ella, que permanecer con esa forma durante toda la vida.

Cogió su mano para ir juntos al dormitorio y se tendieron en la cama, ella de lado, mirando hacia él. Sonrió un poco cuando la abrazó. Y cerró los ojos como le dijo. Sí, necesitaba descansar.
Y por fin estaba en un lugar seguro.


       
Dyslaia


Enchanted Hours - Página 3 DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente


 
a