Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: I’ll tell you a tale
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Miér Nov 25, 2020 9:04 pm por Myshella
Lost Tales
Inspired — Libros — Fábulas — 1X1
Once upon a time

Un fatídico tiempo en el que las fábulas se vieron obligadas a abandonar sus tierras natales, huyendo del Adversario.

Un fatídico tiempo en que, cruzando el portal entre mundos, tuvieron que buscar refugio en el mundo humano.

En esa huída desesperada fueron a parar a una de las mayores ciudades sobre la Tierra: Nueva York.

¿Cómo sobrevivir en ella, hasta que encontraran el modo de regresar?

Escondiéndose, mimetizándose con su entorno. Usando su magia ancestral para adoptar un aspecto más…real.

Pero para sobrevivir, además, era imprescindible permanecer juntos.
Y ese juntos implica firmar una amnistía. Un perdón para los villanos y villanas del mundo de los cuentos.
Al menos, mientras se escondan entre hombres y mujeres de carne y hueso.

Las fábulas, en su nueva apariencia, se han instalado en un rascacielos al que han bautizado como Villa Fábula. Y han escogido una alcaldesa: Blanca.

Ella se ocupará de asegurar la supervivencia de todos.

Tarea que no se presenta fácil. Sobre todo porque, nada más llegar, una de esas fábulas parece haber desaparecido.
Azul no está.

¡Tenía que ser él!

¿Habrá quedado atrapado, al otro lado del portal? ¿Habrá ido a parar, por error, a otro punto del planeta?

HAY que encontrarle.

O eso dicen.

Porque no abundan los voluntarios, precisamente.

Justo por eso el Consejo de Villa Fábula ha propuesto que esta puede ser un encargo estupendo con el que el lobo se gane esa amnistía.

No le van a enviar solo, claro. A ver quién iba a confiar en él, sin más.

Alguien tiene que supervisarle. ¿Alguien que conozca al príncipe? ¿Una de sus ex, por ejemplo?

Ninguna de ellas está dispuesta, y menos con Feroz de compañero.

Así que…nobleza obliga.

Y Blanca, a fin de cuentas, ha aceptado el cargo de alcaldesa, ¿verdad?
Blanca
Alcaldesa — Hande Erçel— Timelady
Feroz
Lobo feroz — Ben Barnes —  Myshella


       

código de respuesta:


Última edición por Myshella el Sáb Abr 03, 2021 10:26 pm, editado 2 veces



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Jue Nov 26, 2020 1:49 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
La adaptación a aquel mundo sin magia estaba siendo muy difícil para algunos, especialmente para aquellos que por su aspecto no terminaban de conseguir encajar allí. Que decidieran nombrarla alcaldesa de esa comunidad que estaban iniciando en el nuevo mundo era todo un honor. Pero un honor cargado de responsabilidades para las que intentaba estar a la altura. Había sido preparada para tomar las riendas de un reino, no iba a ser aquello más difícil, ¿no?

Evidentemente, no todo iba a ir bien desde el principio, sumado a las peticiones de amnistía de quienes en algún momento habían resultado un peligro para los demás en los reinos de los cuentos, el rechazo de algunos ante esta medida, tenían las desapariciones. Desapariciones que podían deberse a que algunos no hubieran logrado cruzar el portal a tiempo o a que hubiera habido un fallo.
Aunque el caso del expediente que estaba sobre la mesa, en su opinión, no era ninguna de aquellas opciones. Azul era más de creer que estaba por encima de los demás y no respetar las normas mínimas que habían intentado imponer los primeros días. Así que su sospecha era que estaba por el mundo humano perdido y había que traerlo de vuelta antes de que les delatara.

Y ahora era ella quien debía encargarse personalmente de ello. Junto con Feroz. Se suponía que sus capacidades para rastrear les serían útiles, pero qué podía decir, algo de desconfianza también tenía. Quizá por eso había preferido reunirse con él en uno de los despachos del Consejo, en lugar de en el que tenía en su propio apartamento.
El reloj indicaba que aún hacían falta unos minutos, así que fue preparando su petición de amnistía y las ideas que tenía para empezar la posible investigación sobre Azul. No iba a ser fácil, porque ella misma no tenía mucha pista de dónde podía estar su ex.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Jue Nov 26, 2020 9:33 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Despacho — Con Blanca

Bueno, pues tampoco es que estuviera tan mal el giro de acontecimientos, ¿verdad?

Es decir, habían tenido que salir por piernas de sus Tierras Natales, y eso era una faena. No cabía duda. Un problemón de los gordos.

Pero también una oportunidad, ¿cierto?

Es decir, mundo nuevo, vida nueva.

¿No estaban ya todos un poco cansados de seguir siempre la misma retahíla de sucesos? El mismo cuento, una vez y otra, y oootra.

Vamos, que tenia su gracia.

Aquí, todos juntitos. En esto...¿cómo dicen que le llamaban? Ah, sí. Rascacielos.

Un enorme rascacielos en el que crear un mundo nuevo, en medio de la ciudad más grande que uno podía imaginar.
Repleta de humanos. Humanos ingenuos e ignorantes, ajenos a algo tan maravilloso como su propia capacidad para darles vida a ellos.

Mira que hay que ser tonto, eh. A él que no le digan que eso, ignorar la propia capacidad para crear vida en un plano paralelo, no era burrería pura.

En fin. Por entonces, lo realmente importante era ver si los del Consejo se estiraban un poco y le dejaban dar un paseo por ahí, para hacerse...bueno, lo que sea.
Para echale un ojo -un diente no, prometido- a este Nueva York.

El lobo auguraba buenos tiempos.

En cuanto les convenciera del rollo ese de la Amnistía.

A ver, qué esperaban. Te plantan ante las narices tres cerditos sonrosados, listos para ser asados, y ¿se supone que ta vas a poner a bailar claqué con ellos? Pues no. La verdad es que no. Que uno es lo que es.

En fin. Esos tres estaban entonces allí también, con su pinta de humanitos. Así, igual de rollizos, y con la misma mala leche de antaño.
Y seguro que votaban en contra de concederle la dichosa amnistía.

¡Joder, si tendría que haberles denunciado él, por encender el puto fuego!

Esto, recriminarle esto, a uno, que bien debía alimentarse como todo quisqui, era ruin.

Porque lo de la niña con la capucha roja podía, haciendo un esfuerzo de empatía, llegar a entenderlo.
Ahí, podemos reconocer que se pasó un poco.

Aún así, sonrió al recordarlo.

Estaba acicalándose ante el espejo del cuartucho ese que le había tocado- el pisillo de cuarenta metros escasos, en la planta baja-y, desde la misma sonrisa que se le dibujó en el rostro, se puso a canturrear.

Mmmh... Unhh...
Look at that flesh, pink and plump
Hello, little girl...
Tender and fresh, not one lump
Hello, little girl...


Ay, qué recuerdos....

Pasó la mano por su preciado pelo, recolocándolo.

¿Porqué se acicalaba tanto?

A parte de porque, en sí, era tirando a presumido,  aunque muchos de sus compatriotas desconocieran por completo ese detalle, se debía su cuidado, especialmente, a que la mandamás le había citado.
En un despacho del último piso.
Donde el Consejo.

Y esperaba que fuera justo para ir adelantando con el perdón este, y bla bla, y dejar ya lo pasado en el pasado, y adiós rencores, y esas cosillas.

¿Ves? A ella no intentó comérsela nunca. Por ejemplo.

¿Servía como alegato en su defensa?

Bueno...a ver. Es verdad que estuvo siguiendo el olor que desprendía su rastro en aquel bosque, y que aulló un par de veces...lo justo para que echara a correr. Ejem.

¡Eh,! esa carrera fue lo que la llevó hasta la casa de los enanitos. ¿Cierto?

Vamos, que si no llega a ser por él, no les encuentra.

Arrugó la nariz un poco, mientras cerraba la puerta tras de sí.

No se acordará de eso. Qué se va a acordar. Él no es el villano de su cuento.

Tomó el ascensor, y llegó a la planta correspondiente en un santiamén.

La puerta....la puerta...ah, sí. Número siete.


Por supuesto.


Dió un par de golpecitos, avisando de su llegada, y la abrió antes de recibir respuesta del otro lado.

- Señorita Blanca...-arrastró las sílabas, zalamero, acercándose para tomar la blanca mano, y depositar un beso en el dorso, galante como un...un príncipe, o algo así- ¿quería verme?

No es que olfateara adrede. Pero uno no podía evitar ser lo que era.

La joven olía a manzanas.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Vie Nov 27, 2020 8:01 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Comprobó el reloj cuando llamaron a la puerta, como queriendo asegurar de quién estaría al otro lado. Pero antes de que pudiera invitar a pasar a quien fuera, su invitado se tomó la libertad de abrir. Tenía que reconocer que la puntualidad la sorprendió un poco, prejuicios basados en lo que otros contaban, claro.
Pero más lo hizo que cogiera su mano para saludarla de aquella forma. Caballerosa.

De todos modos no era momento para pararse a pensar en eso o en que la magia que le había liberado de sus rasgos animales le había dotado de cierto atractivo, para ser un lobo. No. Le había llamado para algo importante.

- Así es, señor Feroz. Por favor, tome asiento. -Le invitó con un gesto que señalaba una de las sillas. Ella hizo lo propio al otro lado de la mesa, donde había colocado los expedientes.- Tengo que comunicarle que el Consejo está teniendo en cuenta su solicitud de amnistía. -Qué mejor que empezar por la buena noticia.- Estoy segura de que sabe que además de exigir un comportamiento ejemplar entre los individuos de nuestra comunidad se hace necesario también cumplir con ciertos... servicios a nuestra comunidad. -La letra pequeña, claro. Algo tenían que hacer para asegurar que estaban del lado bueno.

- En su caso, esta tarea tiene que ver con sus conocidas habilidades para el rastreo. -Innatas diría una. Hizo una pausa mientras cogía la copia del expediente de Azul para entregarle y le miró directamente a los ojos.- Es importante que sepa que lo que le voy a decir es confidencial y no debe hacerse público, de momento. -Era importante, porque lo último que necesitaba es que corriera la voz de que algunos estaban desapareciendo o cualquier otra cosa que pudieran inventar. Necesitaban estabilidad para comenzar.- Uno de nuestros miembros más notables -por decirlo de alguna manera- se encuentra en paradero desconocido. Hasta donde sabemos, llegó con todos a través del portal, pero no se le ha vuelto a ver. -Ahora sí, le entregó la copia de los documentos.- Imagino que entenderá que es de vital importancia encontrarle.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Dom Nov 29, 2020 5:40 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Despacho — Con Blanca

Ah, esa era otra clara prueba de que, al final, iban a salir ganando con esta nueva tierra, hogar, o cosa. Lo que fuera.

Justo la mujer que tenia delante.

Blanca pecó de inocente, en sus años jóvenes.

Y, aunque ya había oído comentar en alguna ocasión allá en sus Tierras Natales que los años le habían sentado bien (y el divorcio estupendamente) no se podía negar que la materialización de ese sentar bien la tenía él delante justo en aquel momento.

Qué cambio, sin aquellos faldones de metro y medio, aquel corpiñito azul y la diadema.

Sobre todo, la diadema.

Así resultaba bastante más atractiva, y casi, casi, valía la pena tomársela en serio como alcaldesa.

O sin el casi.

Porque a Feroz le venía de perlas que la elegida para el cargo fuera precisamente ella, y no alguna más…relacionada, en el pasado, con él.

Vamos, que hubiera sido una faena que ascendieran a uno de sus casi-aperitivos.
Imagínate tú a mamá Cabra sentada en aquel despacho. Uf.

La sonrisilla, pero, se le fue difuminando igual a medida que ella hablaba.

Primero, porque tener que hacer algo para merecer esa amnistía pues no entraba en sus planes más inmediatos.

Uf, no.

En sus planes inmediatos entraba irse a echarle un ojo de cerca al kebab ese del edificio de enfrente, del que, según venía el viento, le llegaba el olor hasta su apartamento.

¡Imagínate! Carne cocinadita y especiada, lista para recoger. Sin tener que perseguirla ni nada.

Y menos aún entraba en sus planes que ese trabajito-que mira, si iba acompañado de ella, pues quizá se dejara convencer- tuviera que ver precisamente con el nombre que aparecía al inicio de aquel informe.

No me jodas. ¿Este, se ha perdido?

El lobo carraspeó un poco.

-Esto…-mirada a Blanca, vuelta al informe…de nuevo a la flamante alcaldesa.

Sonrisa dulzona, tirando a cómplice, y silla que se acercaba un poco más a la mesa.

Mesa sobre la que apoyó un brazo, al echar el cuerpo adelante, para oírse bien él y la señorita, cuando bajara un tanto la voz.

-¿Está usted segura de que quiere encontrarle? Vamos, que yo…damos un paseo por la ciudad, que parece interesante, la invito incluso a…-iba a decir cenar, pero mira, que luego le malinterpretan a uno-un helado de esos que venden en unas paraditas así…¿las ha visto? Seguro que las ha visto. Y a la vuelta, juro por lo que haga falta que no hay rastro alguno que valga, y asunto zanjado. ¿Eh?

Era un buen plan.
Porque, vamos, a él no le constaba que se hubieran reconciliado.

Y estaba muy seguro de que un rumor así habría volado por las Tierras Natales. Estaba segurísimo.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Miér Dic 02, 2020 1:59 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
La postura de Blanca en su asiento es neutral en todo momento, sabe cómo hacer para no mostrar sus verdaderas emociones. O en ello se esfuerza.
Porque lo que menos necesita es que el lobo que tiene delante se de cuenta de cómo de tentadora le parece su oferta, y no precisamente por el helado al que quiere invitarla.

- Quizá en cualquier otro momento habría podido contemplar su ofrecimiento. -Como decía, demasiado tentador.- Sin embargo, me temo que no estamos en situación de tratarnos este contratiempo a la ligera.

Se inclinó ligeramente hacia adelante, manos unidas sobre la mesa frente a ella. Aquello era realmente serio y su posición, la de todos, vulnerable.

- Hace muy poco que nos encontramos en este lugar, aún desconocido, y todavía estamos intentando asentar unas normas y forma de vida para los nuestros que no interfiera demasiado con el resto de los mundanos, y tampoco nos lleve a una situación hostil. -Expuso, aunque quería creer que no sería necesario.- Todo apunta a que Azul desapareció cuando aún no se habían terminado de formular los primeros protocolos, por lo que dudo que respete el secreto que todos hemos acordado guardar sobre nuestros orígenes.

- Esto quiere decir, lamentablemente, que tenemos que traerle de vuelta para que acepte nuestras normas y las acate. Una vez las conozca, si decide dejar de cumplirlas podremos aplicar las sanciones pertinentes. -Y ella de verdad que estaba deseando que aquel momento llegase, porque no dudaba que fuera a ocurrir.

- Espero que con esta información añadida, y entendiendo la urgencia de la misma, pueda aceptar la tarea. -Le necesitaba, pero estaba en una posición en que en lugar de mostrarlo podía darle la vuelta para que él mismo viera necesario aquel trabajo.- No creo que haga falta imaginar lo que los mundanos harían con un hombre de aspecto completamente normal que antaño era un lobo. -Incluso en sus tierras había quienes se veían inclinados a todo tipo de experimentación con la magia y ciencia. Y rara vez terminaba bien para el objeto del experimento.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Vie Dic 04, 2020 10:48 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Despacho — Con Blanca

En cualquier otro momento.

Eso no parecía una negativa.
No… eso sonaba a posibilidad valorada.
Toda una novedad. Una novedad tentadora.

El lobo estaba gratamente sorprendido.

En fin, por lo visto lo del príncipe desteñido iba en serio. Así que apretó dientes y escuchó.
Claro que una cosa era la información que se le pretendía dar, otra la que llegaba y aún una tercera la que él decidía interpretar.

Azul se había largado nada más tocar el nuevo mundo. O quizá tan pronto como se perfiló la candidatura de Blanca.
Por supuesto, porque lo de no ser el rey de la casa era algo que no podía soportar ni por casualidad.
El tipo estaba buscando donde asentarse por su cuenta, y posiblemente querría atraer otras fábulas a su futuro reino.
O quizá simplemente venderles a todos ellos, para ganar prestigio entre estos humanos y ganar así fama y renombre.
O buscaba una nueva princesa, esta humana, a la que engatusar. Preferiblemente, con una buena fortuna que heredar.

Porque…y ahora que lo pensaba...
¿En los acuerdos de divorcio, él pasaba indemnización alguna a las ex?¿Las ex a él?

Coño, se iba a arruinar. No había quien aguantara eso.

Lo mismo era una combinación de todas esas opciones.

Había visto ya la tele. La cosa esa ante la que los humanos perdían su tiempo. Obviamente. No se les podía culpar. Era muy entretenida. Una risa.

Por un momento, imaginó a Azul convertido en uno de esos famosos que chupan cámara a todas horas. Vamos, en su línea.

Imagino encender el televisor y verle ahí, en primer plano. A todas horas.

Eso enviaría al garete su nuevo pasatiempo. Uf. Qué palo.

Total, que empezaba a darle sentido a eso de que había que mantenerlo dentro de la comunidad. Claro que él veía otra solución, mucho más eficaz.

-Es decir, que es un peligro andante. Bueno…-se encogió de hombros- Entonces la pregunta sería…¿Esta segura…-otra vez, mismo principio-de que sólo tengo que encontrarlo? Un último permiso, obviamente no escrito, de palabra, nada comprometedor…y problema resuelto.

Feroz hizo visibles sus afilados colmillos, que relucieron sólo por un instante, ante la alcaldesa, para ilustrar el ofrecimiento desinteresado.

-¿No? En fin-no aguardó a que le confirmara. Aunque, quien sabe, quizá fuera su día de suerte y tuviera una segunda concesión gratificante. –dejo la sugerencia sobre la mesa, por si recapacita en algún momento. En cuanto a lo último….

Ahí, un escalofrío erizó el pelo del lobo.

-No es necesario ponernos desagradables, alcaldesa. Estoy aquí para servirla.

El dónde vas, caperucita, no le salió en su día tan zalamero.

Si es que con los años ganaba, y lo sabía. Lo que hace la experiencia.

Y lo que inspira, una mujer guapa, en lugar de tanta niña almidonada.

-¿Por dónde empezamos?



       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Lun Dic 07, 2020 4:29 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
El lobo parecía haber comprendido, gracias a su explicación por qué se hacía tan necesario que Azul no se paseara sin más entre los mundanos. Claro que sería más peligroso que una de las fábulas que no podían cambiar su aspecto lo hiciera, todo un fenómeno para esas gentes, pero precisamente el aspecto y "encanto" de Azul hacía que pudiera ponerles en peligro con más fuerza.

Iba a responder a su pregunta con que la idea era encontrarlo y traerlo a rastras si era preciso, para lo que podría poner en uso también los músculos que se intuían bajo la ropa. Pero no esperaba que le hiciera aquel ofrecimiento. Uno que hizo que su expresión se congelase dando un aspecto más serio aún a la joven alcaldesa.
Por suerte pareció ser suficiente como respuesta y el lobo siguió hablando.

- Solo quería ilustrar lo que podía pasarle, en caso de que fuera de vista verlo desde un punto de vista más subjetivo. -Comentó, aunque sus formas ni su expresión se habían relajado.- Pero lamento tener que ser desagradable en otro asunto y dejar en claro que si usted decidiera atacar a cualquier otra fábula su destino sería más grave que un calabozo, de acuerdo con nuestras leyes. -Eso quería dejarlo claro, se estaba jugando su amnistía solo por haberlo mencionado.- Le disculpo esta vez por... las circunstancias, pero no puede repetirse. -Añadió.

Se inclinó hacia atrás en su sillón y escuchó la pregunta, preguntando por dónde podrían empezar.- Sígame. -Se levantó y comenzó a caminar hacia la salida.- Dado que no tenemos ninguna de sus pertenencias, no podemos usar su olfato para rastrear, y sería igualmente complicado porque ya han pasado días. -Que era lo que más grave hacía aquella situación, que se había perdido mucho tiempo.- Así que creo que lo primero que podemos hacer es preguntar por los edificios y comercios cercanos si alguien llegó a verle. Las brujas han trasformado uno de sus retratos en lo que aquí llaman fotografía, creo. -Le mostró, sacando el papel de su bolso.- Lamentablemente no se me ha ocurrido nada más, es usted el experto en rastrear personas.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Mar Dic 08, 2020 4:37 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Despacho — Con Blanca

-Tan sólo bromeaba-musitó el lobo, inclinándo el rostro al oído de la alcaldesa, cuando, encaminándose Blanca hacia la puerta, tuvo él ocasión de plantarse justo tras ella.

Bromeaba, en parte.
Bromeaba porque sabía que esa opción no existía, por práctica que fuera. Porque era más que consciente de que, en aras de ese sentido suyo de la justicia, dejarían pasar una oportunidad tan nítidamente eficaz.

Y, sobre todo, porque, entre todas las fábulas del Reino, ¿qué lobo en su sano juicio querría meterse en la boca al petulante ese? Puaj. Qué asco.

Ya le costaba dar credibilidad al hecho de que esta princesa, y otras como ella, hubieran permitido que les pusiera una mano encima...Puaj, otra vez.
Qué asco, de nuevo.

Total, que estaban dejando atrás el despacho, y él hizo un esfuerzo por centrarse en eso de la fotografía y el rastro.
Una imagen para ir enseñando a las personas humanas con las que se cruzaran.

Y un olor mitigado por el tiempo.

Aquí sonrió, con cierta pedantería.

-Ah, pero yo no soy un lobo cualquiera. Soy EL lobo, miss Snow- el que nacía de la fantasía, de la imaginación, de millones de niños. Niñas y niños que, una generación tras otra, contaban y recontaban sus peripecias en el bosque.

Él, al acecho. Él, embaucador, mentiroso, tramposo y maquiavélico. Él, capaz de derribar una casa con sus soplidos.
Bueno, eso tenía otra explicación. Una vinculada a tensas relaciones familiares.

-Quizá sea tarde para seguirle a él directamente. Pero un rastro llevará a otro…¿quién es su ex-mujer más reciente, quién la última fábula en verle?

Cuidadosamente, recogió la imagen que ella le estaba enseñando.

Mirada brillante, sonrisa reluciente, repeinados bucles dorados y esa actitud de conquistador empedernido.

¿A qué le recordaba, que tuviera que ver con el mundo humano?

A ver, si la buscara a ella empezaría por Wall Street.

¿Dónde podría alguien como él, Azul, desear estar? En la cúspide, claro.

El instinto de cazador encendió una bombillita entre esas orejas ya-no-puntiagudas.

Comprobó la hora, en ese aparatejo nuevo tan genial como, por lo visto, indispensable, que la humanidad había inventado. El teléfono móvil. Las seis de la tarde, en New York.. Vuelta a sonreir.

-¿Le gusta la música, alcaldesa?

La miró de arriba abajo, evaluándola a ella y el glamour que pudiera desprender. Pero con una intención bastante específica, útil, para variar. Aunque, ¿para qué? Era Blanca. Esto entraba dentro de su especialidad, si así lo quería.

-Los comercios vecinos tendrán que esperar a mañana.-anunció- Nos vamos a Broadway.



       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Jue Dic 10, 2020 2:14 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Un escalofrío la recorrió por entero al sentir la voz y presencia del hombre tan cerca. Prácticamente el efecto fue tal que apenas podría haber dicho que había escuchado bien sus palabras. Por lo que decidió simplemente omitir respuesta intentando que no se notara demasiado.

Llamó al ascensor para comenzar la bajada hasta la primera planta, escuchando cómo aseguraba que él era EL lobo, dando evidencia de cierto ego y aprecio por sus propias habilidades que en aquella ocasión ella no iba a desmentir.- Puede que Bella y Adam o Barbazul fueran los últimos en verle. Como figuras de autoridad reconocidas controlaban las salidas en los primeros días. -También ella había hecho algún turno, claro. Pero de todos modos ellos ya habían declarado que a pesar de haber hablado con Azul en algún momento no habían escuchado ni visto nada que indicara sus intenciones de huir.

El pitido del ascensor indicó que habían llegado a la planta baja. Algunos de los ojos del rellano se posaron en las dos figuras, pero no prestó atención a ello sino a la extraña pregunta que le formulaba Feroz.- ¿La música? -Preguntó. No lo comprendió, aunque la respuesta era evidente, se sabía que Blanca estaba dotada por el canto, una de esas cosas que había atraído la desgracia a Azul a su puerta,

- ¿Broadway? -Dudó por un momento. Aunque entendió por qué esa era su primera opción. Sin duda alguien como Azul podría disfrutar de esos espectáculos, y la Ópera quedaba un poco fuera de sus posibilidades económicas, dado que los fondos estaban limitados para todos ellos.- Permita que llame un taxi, no tenemos tiempo que perder. -Resolvió, sacando su propio teléfono y haciendo la llamada pertinente.- Por cierto, ¿le parece bien que guarde su número? Para poder comunicarnos si fuera preciso. -Preguntó, aprovechando que tenía el teléfono en la mano. Técnicamente, Blanca tenía acceso a todo el listín telefónico de las fábulas, pero pensaba que era más apropiado preguntar.


       


Última edición por Timelady el Dom Dic 13, 2020 8:49 pm, editado 1 vez


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Sáb Dic 12, 2020 2:01 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Despacho — Con Blanca

Sí, sí. A Broadway.

Feroz está seguro de que el tipo este, Azul, está buscando nueva princesa, al estilo terrestre.
Es decir, alguien con fortuna que le mantenga.

Porque cabe señalar que el despilfarro al que el príncipe está acostumbrado no se paga solo.
Ni vale una única fortuna para mantener su ritmo.

Que, volviendo al tema…¿les ha pagado indemnización o algo a ellas, o ellas a él?
¿O han quedado en paz?
Sea como fuere. Esto no son las Tierras Natales, y aquí no vive uno del cuento.

Nunca mejor dicho.

Así que andará a la caza de alguna mujer adinerada. O, al menos, estará reuniendo información útil de cómo explotar su tan loado encanto en este mundo.
O…y mira, nadie descartaría esa opción, estará procurando hacerse un hueco entre las estrellas, dispuesto a ser el nuevo Benedict Cumberbatch. ¿Se pronunciaba así?

De momento, en lo que lleva aquí, pantalla de por medio, le ha dado tiempo al lobo a recordar ese nombre.
Ese y otro que le gusta bastante más. Ya quisiera Azulito que le compararan con ese. Al Pacino.

En fin, que sí, que a Broadway.

Además y ya puestos, esto pinta muy bien.

Sólo hay que lanzar una mirada así, más discreta si se quiere, o no,que  total es el lobo y nadie se va a sorprender si resulta un poco descarado, a su estupenda acompañante en la velada que se le viene por delante.

-Un taxi nos vendrá muy bien-asiente-y por supuesto, faltaría más. Compruébalo con una llamada perdida, y así yo haré lo mismo-guardar el número de teléfono de Blanca, en cuanto tuviera ocasión- Vamos a un sitio muy concurrido. Podríamos perdernos.

Podrían.
Si no tuviera el olfato más agudo del mundo conocido. Así, siendo modestos.

Pero oye, como excusa no está mal, ¿verdad?

Suben al taxi y, entretenido como está en ir observando el paisaje a través de la ventanilla, pronto se encuentran adentrándose entre carteles de neón, luces brillantes y un sinfín de personas.

Uno de los carteles le llama la atención, así que alza la voz, reclamando al conductor.

-¡Pare! Nos quedamos aquí.

El taxista hace lo que se le pide, y Feroz baja del coche en primer lugar, ofreciéndole la mano a Blanca para ayudarla a salir del interior del vehículo.

Cuando han pagado al taxista y éste se aleja, él le señala a la alcaldesa el cartel que le ha resultado llamativo.

-Mira, qué casualidad. Quien sabe, quizá ha decidido cambiar de gustos de manera radical.
Ante ellos, se alza un retrato de lo más acertado de la Bruja del Oeste. Sobre el rostro de piel verdosa, las letras brillantes anuncian Wicked.

Feroz lleva el brazo derecho a la espalda de Blanca, apoyando la mano sobre su cintura, mientras la guía hacia la puerta del teatro.

-Hagamos como los demás neoyorquinos, no vayamos a llamar la atención.

Es decir, como ese sinfín de parejas variadas que van amontonándose ante la puerta principal.

Mientras la lleva, sonrisa en el rostro, el lobo hace un esfuerzo por sofocar una risilla maliciosa que bien podría salir de sus labios ahora.

Va a ser una noche interesante, sí.

Habrá que ir recordándose a si mismo de vez en cuando que, técnicamente, está aquí para encontrar a Azul.
Tampoco tendrá el principito tanta prisa por que den con él, ¿verdad?

Y a ver cuándo tiene uno la oportunidad de acercarse a la señorita Nieves…


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Dom Dic 13, 2020 9:12 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
El taxi había dicho que tendrían que esperar unos minutos a que llegase a la dirección, así que estaba bien aprovechar para hablar un poco con el lobo y así ponerse algo más de acuerdo.

- Sí, sería posible. -Aceptó, buscando en la agenda su número para realizar la llamada perdida. Esperó un par de tonos y colgó.- Hecho. Le tengo que pedir que no lo comparta y que solo me llame aquí en caso de necesidad. Es suficiente con atender el teléfono de la oficina, créame. -Le pidió. Porque aquel cacharro no dejaba de sonar, la hacía a una echar de menos las palomas mensajeras.

El taxi aparcó delante de la puerta y preguntó si ellos habían llamado, hizo señales para que subieran y al escuchar que iban hacia Broadway les hizo un par de preguntas y empezó a contar historia sobre los musicales, consejos y demás que Blanca iba anotando mentalmente, porque todo aquello era útil para intentar actuar como los mundanos lo hacían.
Quizá por eso casi da un respingo cuando Feroz exclamó para que el conductor parase. Mientras él bajaba, ella se ocupó de pagar lo que marcaba aquella maquinita. Otra cosa a echar de menos, un carruaje y un chofer que te sirvieran sin tanto trajín de dinero.

Aceptó la mano del lobo para ayudarse a descender del coche y esperó a la explicación, entendiéndolo al ver el gran cartel que mostraba a la bruja del oeste.
- Si buscaba a las brujas cardinales, debería haberse quedado. Nos han acompañado al cruzar y están ayudando mucho. -Le contó, no queriendo hacer comentario sobre el cambio de gustos o no de su exmarido.- Pero puede que tuviera razón en que este lugar podría ser un buen sitio para encontrarle. -Reconoció.

Blanca se removió ligeramente mirando el brazo que el hombre había colocado en su espalda, incómoda por el repentino contacto. Pero sus palabras sobre disimular haciendo lo que los demás la calmaron un poco.- De acuerdo. -Se dejó guiar pues por aquel brazo.- ¿Cree que encontraremos una pista dentro del teatro? -Preguntó curiosa, mientras se daba cuenta de que había más de los que imaginaba en la zona y todos aquellos carteles mostraban espectáculos e historias diversas y atrayentes. ¿Cómo iban a saber dónde demonios encontrar a azul?


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Vie Dic 18, 2020 10:01 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca

La ladina sonrisa del Lobo queda convenientemente disimulada en el gesto de confirmación que le dedica a Blanca, cuando acepta su explicación sobre el disimulo y lo que deberían aparentar y esas cosas.

-Creo que podemos encontrarle a él. En uno de estos teatros.

En eso, Feroz no miente. Realmente cree que Azul podría estar frecuentando los teatros.

-Quizá también venga acompañado- a saber la prisa que se ha dado. Esa sonrisa traicionera de brillantes dientes blancos (la del príncipe que destiñe, no la suya propia. Ejem.) es muy efectiva cuando se lo propone.

Montones de niñitas humanas juegan de pequeñas a ser la dama escogida por él. Qué cosas más raras tienen los humanos. Y qué mal gusto, la sociedad al educar. Menos mal que últimamente parecen haber superado en parte esa fase. En fin.

-Y espero que entre los dos sepamos escoger los espectáculos que pueden resultarle más atractivos.

Mientras hace esas observaciones en voz alta, Feroz se entretiene en otros asuntos. Unos relacionados con el momento presente, y algunos ligeros detallitos a tener en cuenta.

Primero, en ir guiándola fila adelante, para llegar a la puerta de entrada.

Segundo, en mantener la sonrisa y la pose zalamera. No sólo por lo que a Blanca respecta. También por el entorno.

Tercero…ya se ha dado cuenta de que precisan unas tarjetitas, entradas, para poder acceder al interior del teatro. Y claro, no las tienen.

Pero el señor de delante, que anda muy enfrascado en una conversación absurda con su acompañante sí.

Sí.
Le sobresalen del bolsillo derecho del pantalón.

Con un disimulo exquisito, el lobo estira de la punta de los papelitos, mientras pregunta a la alcaldesa si ella ya había salido a inspeccionar algún otro lado de la ciudad. No por Azul, sino a modo de reconocimiento general, al llegar todos aquí.

Con las entradas convenientemente canviadas de un bolsillo-el del tipo ese soso de antes-a otro más adecuado-el suyo, por supuesto- alcanzan la puerta.

Un hombre de aspecto serio, vestido de uniforme, les cierra el paso.

-Ah…aquí tiene-le dice Feroz, alzando la nariz. Y le entrega los dos papelitos impresos.

El hombre las coge, rasga una esquina, y les abre la puerta para que puedan acceder.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Sáb Dic 26, 2020 9:31 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Bien, No parecen que vayan por mal camino. No del todo.
Es cierto que aquella zona podría ser frecuentada fácilmente por Azul, porque estaba lleno de prácticamente todo lo que podría gustarle. Mujeres, música, romances falsos...
Pero si dejan de lado la posibilidad de haberse equivocado, siguen teniendo un pequeño problema si tienen en cuenta la cantidad de teatros y espectáculos de los que están rodeados.
Sinceramente la mente de Blanca está aún haciendo cálculos sobre probabilidades y estadísticas mientras el Lobo la guía hasta que le pregunta si ha tenido tiempo de salir a explorar, algo que casi le provoca una carcajada.

- No, no he tenido ocasión. -Reconoce.- Es bastante difícil establecer nuestra comunidad en la ciudad. Prácticamente solo he salido para poder llevar a cabo los trámites pertinentes para nuestras nuevas vidas. Y créame que no ha sido del todo fácil. -Por suerte había contado con ayuda y un poco de magia con la que convencer a las autoridades locales para aceptar sus identidades y demás.- Pero tenemos suerte de que existan la televisión e internet en este mundo, son muy educativos. -Ciertamente permitían tener una visión más clara de la forma en que vivían los humanos, cómo vestían, hablaban y se comportaban... y también de qué visión tenían de ellos.

Y tan enfrascada estaba hablando de la situación que no había sido consciente de la actuación de Feroz y las entradas hasta que vio cómo se las tenía al caballero de la puerta. Le dirigió una mirada de reojo, pero decidió no decir nada de momento. Sin embargo, en el pasillo, antes de entrar a la sala tiró un poco de él para apartarle.

- Le recuerdo que está usted a prueba y aunque ese acto nos haya conseguido entrar aquí, no puedo permitir que vaya delinquiendo en mis propias narices. -Le recriminó.- Tengo que pedirle que se abstenga de volver a hacer algo así y recuerde que tenemos un presupuesto ajustado, pero que nos permitirá conseguir nuestras propias entradas. -No es que pudiera estirarlo demasiado, sinceramente no le gustaba la idea de gastar demasiado en buscar al estúpido de Azul, mas si no le quedaba otra no tenía más remedio.

- Diantre, tendría que haberle preguntado a ese tipo si había visto por aquí a Azul. -Recordó entonces, pero al mirar hacia allí vio que estaba lidiando precisamente con alguien que parecía haber sufrido una sustracción de sus entradas. Sería mejor que pasaran dentro antes de que les viera y pudiera acusar de algo.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Lun Dic 28, 2020 8:13 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca

El lobo aguanta la reprimenda con el estoicismo de quien se las viene venir, y con el aliciente añadido de quien a todo le ve el potencial deseado, listo para ser explotado por alguien con una mente tan dispuesta a trasgiversar las cosas a favor de uno mismo como la de él.

Que tiene su gracia esto de que le estiren a uno aparte.
Antes era él el que intentaba llevar fuera del camino a las princesas de cuento.

-Oh, vamos…--empieza a replicar, con esa sonrisa suya entre divertida y suplicante-¡esto es enorme!-se refiere a la calle, a Broadway en sí-¡Y no podemos poner en peligro las finanzas de todo Villa Fábula por él! ¿O sí?

Arquea las cejas, interrogante, aguardando quizá que le concedan un mínimo crédito.

-Está bien. Lo siento. La intención era buena-y eso es lo que cuenta, ¿no es así?

Claro que Blanca está ocupada observando lo que ocurre en la puerta y, al seguirle la mirada, ve Feroz el problema ocasionado en la entrada.

A ese "debería haber..." ladea la cabeza un poco, negando con rapidez.

-A ese tipo no; huele a mala leche-y además, y por si acaso, habrá que alejarse convenientemente de los legítimos propietarios de las entradas que obran en su poder.

-Hora de ocupar nuestros asientos-decide, tomándola de la mano y estirándola, a prisa, hacia el pasillo que da entrada al teatro.

Por el camino ha de consultar el lugar que les corresponde; porque no tiene ni idea, claro.

Así que, de mientras busca en el papel el número correspondiente, se da cuenta de que deben tomar un camino diferente al que va siguiendo el grueso de los asistentes.

No ha soltado a la alcaldesa; suben las escaleras y va comparando entrada y puerta.
Hasta que dan con su destino.
Un palco.
¡Mira que bien! Es su día de suerte.

-Esto es estupendo, ¿verdad?-le dice, cuando finalmente la deja ir. Las butacas tienen un aspecto mucho más cómodo de lo que se hubiera imaginado.

El escenario se ve perfectísimamente.

Se sienta, y se vuelve a mirarla, plenamente satisfecho consigo mismo.

-Esto...porque desde aquí se ve muy bien. La platea. La platea, quiero decir. Las personas sentadas ahí.

Ejem. A ver si cuela.

Las luces empiezan a apagarse. El telón se mueve sospechosamente.

La música de inicio hace su aparición, con suavidad, mientras las cortinas se abren.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Dom Ene 03, 2021 9:03 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Desde luego que no iba a dejar que la replicara al respecto, no iba a permitir más actos delictivos y esa era su última palabra. Al menos si realmente quería poder tener ciertos privilegios.- Y si fuera necesario nos abstendríamos de entrar en los espectáculos y esperaríamos a las salidas o preguntaríamos a las personas de la entrada. -Finalmente se estaba disculpando y eso era en cierto modo encomiable.- De acuerdo, le disculpo esta vez, pero que no se repita. -Blanca no iba a permitir que la pasaran por alto de esa manera.

Pero antes de que decida volver sobre sus pasos y hablar con el hombre de la entrada, se ve arrastrada de la mano, ahora ella, por Feroz hacia los pasillos que deben dirigir hacia el auditorio. El cambio de camino la sorprende un poco, no mucha gente se dirige a la parte alta.

Se sorprende cuando acceden a un palco.- ¿Seguro que es aquí? -Pregunta antes de tomar asiento. Ciertamente el lugar parece algo más cómodo y lujoso que los asientos del público general.- Sí, es cierto que todo se ve realmente bien. -Asiente, de acuerdo, asomándose tras tomar asiento, intentando llevar su mirada al resto de asistentes. Lo cierto es que no imagina a Azul allí abajo precisamente, por no hablar de lo complicado que sería distinguirle. Por lo que también mira hacia el resto de palcos.

- ¿Su vista es también más aguda? -Pregunta con interés, pero las luces empiezan a apagarse y el verde ilumina los fondos mientras la música reclama la atención sobre el escenario.- ¿Cree que será un relato veraz? -Pregunta al respecto, pero sabiendo que las historias de Oz cambian demasiado dependiendo de quién las cuente, el Mago es mucho más duro al juzgar a las bruja del Oeste en comparación con Glinda.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Lun Ene 04, 2021 9:22 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca

El lobo ladea la cabeza, pensando en el punto exacto en que puede responder con una afirmación, o no, a la pregunta de la alcaldesa.

Justo en el instante en que las luces se apagan. Y él, Feroz, aprovecha para estirar de la butaca hacia delante y colocarla más cerca de la otra; de la que ocupa Blanca.

Estira el brazo por detrás del respaldo de ese sillón, mientras cruza una pierna sobre la rodilla de la contraria, y se dispone a ver al menos un buen trozo de la representación.

Que tiene buena pinta. Y quiere ver qué han hecho estos humanos actuales con su fábula clásica.

-Ahora sí-confirma, en un asentimiento orgulloso de cabeza. Arriba y abajo.

Y es que, efectivamente, los ojos del lobo han adquirido un brillo rojizo. Nadie está suficientemente cerca para darse cuenta; no hay porqué preocuparse.

-Los lobos cazan de noche-explica.-pero me temo que es pronto para encontrarle.

Aún.

Con respecto a esa veracidad…

-No creo-medio ríe-la verdad es que no lo creo en absoluto. Pero…-se vuelve a mirarla-¿no te parece divertido, ver qué hacen con la historia?

Ha desestimado definitivamente el trato de usted. Ya se quejará Blanca, si no le parece adecuado o cualquier cosa por el estilo.

Y ya argumentará él porqué es absurdo, poco humano. Que eso ha visto. Que lo usan con las personas de más edad. Y ellos, aparentan una similar.
Ventajas de que el tiempo no cuente.

Mientras tu fábula siga narrándose, claro.

-Mira, ahí la tenemos- Elphaba acaba de aparecer en el escenario-pues no está mal caracterizada, ¿no te parece? Yo la habría pintado más verde…sapo. ¿Tú no? Esta es un poco verde musgo.

¿Ves? Si es que los que la lían siempre son los príncipes.

Ya está ahí, en escena, el ilustrísimo organizando una fiesta nocturna. En la que se va a liar, claro.

-No recuerdo muy bien esta parte…-le confiesa. Que nunca prestó mucha atención a según qué historias de otros malos. Cosas de la competencia-¿Qué pasa ahora?

Es en ese instante cuando percibe un olor.

Un olor relativamente cercano, aunque no puede ver de dónde procede.
Uno…sospechoso, a lo poco.

Por el momento, decide hacerse el sueco. Mueve un poco la nariz e, ignorándolo deliberadamente, sonríe, a la espera de una respuesta de Blanca.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Vie Ene 15, 2021 9:12 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Blanca puede pecar de inocente en ocasiones, no conociendo aún aquel mundo humano en que se movían, pero el movimiento de la butaca del lobo y su brazo en el respaldo de su propio sitio no le pasan desapercibidos. Sin embargo, viendo que parece una conducta humana y masculina especialmente, lo deja pasar. De momento.

Ante el asentimiento tardío a su pregunta de si su visión también se veía beneficiada en aquel ambiente, se giró levemente hacia él pudiendo apreciar de cerca el tono que habían adquirido sus ojos, por lo general, oscuros. Un rojo que recordaba a la sangre.- Inténtelo, de todos modos. -Añade cuando dice que es pronto para encontrar a Azul. Si está ahí quiere cogerlo cuanto antes.

La historia sigue avanzando y el relato, según fuentes, es algo similar. Aunque a él le parece divertido ver qué son capaces de cambiar los humanos.- No del todo. Aún no entiendo por qué Rosa dejó de ser parte de mi cuento. -Le dolía que la hubieran dejado de lado, a pesar de las cosas que ocurrieron entre ellas.

Siguieron viendo el espectáculo, la figura y el color de Elphaba destacaba, los actores que hacían de los profesores animales no estaban del todo mal caracterizados, aunque eran evidentemente humanos.
También aparecía Glinda y el resto.

- Glinda y Elphaba empezarán a ser amigas e irán a ver al Mago en Ciudad Esmeralda. -Le adelanta lo que pasará a continuación.

Durante la función va notando y tratando de ignorar que quien quiera que esté en el palco cercano no está precisamente atendiendo la función. Hay una risita femenina y algún que otro siseo de cuando en cuando. Es algo incómodo. ¿De verdad la gente va a los teatros precisamente a eso?

Pero llega el entreacto y Blanca resopla.- Creo que iré a estirar las piernas, ¿le importa seguir atendiendo la platea a ver si lo encuentra? -Pregunta, esperando que dejarle solo no sea una mala opción.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Sáb Ene 16, 2021 11:27 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca

-Ah, sí...eso era.  

Breve respuesta, a cómo sigue la historia de Elphaba. Porque le interesa más lo otro; porqué la gemela de Blanca desapareció de su cuento.

Cierto que todos conocían la separación de las dos, el desencanto de Rosa al descubrir que su hermana se había ocultado también de ella…y todas estas cosas. Pero siempre ha tenido la teoría de que algo pintaba Azul en esto; que seguro que fue él quien acabó de azuzar el fuego de la enemistad de las dos hermanas.

Entonces…¿Por qué la menciona así, como si la echara de menos? No físicamente, claro. Rosa ha cruzado con ellos.
Cualquiera diría que miss Snow, nueva alcaldesa de Villa Fábula, necesita el afecto de su hermana de vuelta.
Va a decir algo, al respecto. No tiene claro el qué. Esto, las palabras de consuelo, no son lo suyo. No entran en su repertorio habitual. Al menos, no acompañadas de sinceridad.

Pero opta por callarse. Mejor no meter la pata.

O el hocico. O la oreja.

Llega un momento en que las risitas tontas en el palco contínuo son evidentes incluso para Blanca.

Y el olor empieza a ser persistentemente…familiar.

Buf. ¿Ya? Qué pereza...

Si es que es de un predecible que no tiene ni mérito, don Perfecto.

Feroz ya ha decidido, hace un buen rato, que de ahí no va a moverse el sujeto en cuestión.Del palco, vamos. Menos a juzgar por las risillas y lo entretenido que parece estar.

Así que ya, si eso, a la media parte. se encarga de él.

El problema viene cuando la alcaldesa se le adelanta, y dice que se va a estirar las piernas. Ella, así. Sin más. Justo cuando las cortinas aún están cerrándose en el entreacto.

Ay.

Al lobo le falta tiempo para ponerse en pie, y colocarse justo a su lado, presto a salir, si puede ser, un paso o dos por delante de ella.

-¡Te acompaño! Demasiado tiempo quieto. Voy a pasearme por abajo; con la excusa de comprar alguna bebida al tipo ese de la bandejita. El de antes, en la entrada. ¿Le viste?  

Feroz alcanza la puerta del palco, que abre para ella…en principio.

Pero empujándola con la espalda, sonriéndole a Blanca como si lo que pretendiera es sujetar esa puerta sin perderla de vista a la exprincesa, cuando en realidad está mirando si la siguiente también se abre.

Y sí, sí.

No es que se abra; es que YA está abierta.

Ajeno al par de fábulas, un hombre de porte y corte de pelo más que reconocible da la vuelta al pasillo llevando del brazo a una mujer algo mayor en apariencia que ellos; elegantemente ataviada, y subida a unos tacones de vértigo.

-Blanca, mira -indica Feroz.

La dos figuras han aligerado el paso, como si tuvieran prisa.

Aunque juraría él que verles, no les ha visto.

-¡Señorita Snow, nos vamos!  –apremia él, tomándola de la mano  y estirando de ella escaleras abajo.

Al tropel, alcanzarán el hall y atravesarán la puerta justo a tiempo de verles tomar un taxi.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Jue Ene 28, 2021 7:18 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Se detiene un momento, mirando a Feroz con suspicacia por la forma apresurada en que se ha levantado. Y ella que lo pensaba tan a gusto en esos asientos caros.
Casi diría que está nervioso, pero no le conoce tanto como para asegurarlo. De cualquier forma, esa manera de moverse y abrir la puerta de espaldas es de lo más extraña.

Salen al pasillo y Blanca empieza a mirar hacia las paredes buscando algún tipo de cartel que indique el camino, algo desorientada. Pero su acompañante reclama su atención para que mire hacia.- Oh, no... -Oh, sí. No hay duda de que es él.

Antes de que pueda registrar la información y empezar a caminar en dirección a su odioso ex, el lobo ya ha cogido su mano y la lleva casi a rastras hacia las escaleras. Demasiado despacio, al parecer, ¿cómo demonios ha llegado tan rápido hasta el taxi la parejita de marras? Bueno, se imagina que tienen algo de prisa por... por propia experiencia del pasado que preferiría olvidar.

Siguen hasta la puerta donde levanta la mano para detener a un taxi y meterse dentro, esperando que el tipo la siga.- Siga a ese taxi, por favor. -Indica a modo de petición.

- ¿Está de broma? Esto no es una película. -Pronuncia el taxista girándose hacia ellos.

- ¡AHORA! -Casi ordena Snow, con esa autoridad que da ser princesa y alcaldesa, todo en uno. Una que pocos se atreven a cuestionar, así que el hombre arranca y conduce detrás de la pareja.



       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Sáb Ene 30, 2021 1:23 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca

El ¡AHORA! de Blanca, nada más sentarse en el taxi, no sólo provoca que el taxista deje caer el pie de golpe sobre el acelerador, sino que lleva al lobo a dar un salto equivalente sobre su parte del asiento y aferrarse a la manilla de la puerta del vehículo.

Eh ahí esa potencia de voz, dedicada a algo más útil que cantarle a los pajaritos en este preciso instante.

Feroz estira del cuello de su camisa, recolocándolo, mientras él asume una postura algo más digna.

-Te sienta bien la autoridad...-bromea, recuperando momentáneamente su sonrisa lobuna.

Le dura poco, porque el vehículo de delante parece tener una destreza mágica en cuanto a esquivarles y colarse de una calle a otra se trata.
Por un momento, casi casi afirmaría que les impulsa un deje mágico.

¿Alguien sabe si Azul cuenta con la ayuda de algún genio, o si ha engatusado al hada madrina? ¿Le debe todavía alguna de las fábulas un favor, o algo por el estilo?

Porque vamos...qué maestria, para escoger al conductor.

En cambio del de ellos, a pesar del intento de persecución peliculera, es un hombre de lo más prudente. Mucho. Demasiado.

Y el lobo no deja de ser eso, un depredador, aun cuando vista piel humana.
Ladino y todo lo que quieras; pero la paciencia en él va y viene, como los vientos que sirven a su padre.

-Mire, esto mejor me lo deja a mí - para cuando acaba de decirlo en voz alta, ya está cruzándose al asiento de delante, empujando al pobre conductor hacia el asiento del copiloto y, entre codazos, volantazos, pitidos insistentes de los coches que les rodean y que andan haciendo casi más eses que ellos por esquivarlos, manos que oprimen sobre la nariz contraria, está usted loco qué hace, que el taxi es mío, y demás sandeces, logra ponerse ante el volante y deshacerse del recto profesional.

-¡PERO QUE SE HAN CREÍDO USTEDES!

-Le dejaremos una buena propina, no se preocupe. -no hay tiempo para ser tiquismiquis. Les van a perder.

A partir de ese instante, las montañas rusas de medio mundo se tornan el pasatiempo más seguro y pacífico sobre la faz de la tierra.
Porque claro, Feroz no ha conducido nunca antes.
Le va a llevar un par de frenazos decidir qué pedal hace cada cosa.

Una vez bien identificado el acelerador, se trata de hundirlo al máximo y aguantar el volante.
Y pitar. Largo e insistentemente, para que se aparten los demás.

Llegarán a, más que frenar clavar el morro del coche, a menos de medio milímetro del taxi opuesto.

Cuando el otro taxista ya ha despedido a sus clientes...

Feroz baja, y se va a abrirle la puerta a Blanca.

En el asiento del copiloto, el dueño del taxi que han ocupado ellos baja también, tambaleándose.
Besa el suelo primero, y el capó de su sustento diario, después.

-¿Qué le debemos? Rápido, que tenemos prisa -le apremia

-¡LARGO, NO QUIERO VERLES NUNCA MÁS!- chilla el hombre.

-Perfecto, gracias- acepta sin despeinarse Feroz, mientras vuelve a estirar de la mano de Blanca, mucho más concentrado en el rastro que flota en el aire que en las reacciones de la alcaldesa o el sudor que perla la frente del taxista al que dejan.

Estira de ella, directo a....

Frena.

De golpe.

Levanta la mirada.

Ooootra vez.

Buf.

Qué cansino es este príncipe, de verdad. ¿Qué verán ellas en el tipo?

Ante los dos, está la entrada a un nuevo teatro. Otro musical.

-Moulin Rouge-lee Feroz.

Y se vuelve a Blanca. Porque, ¿no le dijo que no podía volver a reubicar entradas? Pues...a ver qué hacen.

Esta vez piensa ir oliendo puerta por puerta, si es preciso.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Mar Feb 16, 2021 8:50 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Aquella situación no es, ni de lejos, la ideal.
Lo correcto habría sido detener a Azul, estuviera o no acompañado y utilizar su autoridad para que les acompañara de forma pacífica. Pero, como no, la trama tenía que complicarse.

Para colmo de males, su taxista no parecía haber entendido que tenían cierta urgencia por llegar de forma puntual a donde fuera que se dirigieran esos dos. Había abierto la aplicación de su teléfono para ver el camino que seguían y, de momento, parecía que se dirigían a una zona residencial.
Pero tuvo que levantar la mirada al escuchar los gritos del taxista y sentir el agitado movimiento que describía el coche.- ¿Qué se supone que está haciendo? -Preguntó a Feroz con cierto pánico en la voz mientras veía aquel intercambio en marcha.

Por no hablar de que aquel tío no sabía conducir.
Empezaba a arrepentirse de haberle considerado para aquel trabajo. Porque aquello era una locura.
De todos modos pudieron salir sanos y salvos de aquello y cuando por fin se paró, aún sintiendo nauseas trató de tranquilizarse. Su teléfono, debía haberse mareado también con el viaje porque volvía a situarles en Broadway.

- No vuelva a hacer eso. -Advirtió cuando le abrió la puerta y se ofreció a ayudarla salir, cosa que le hizo buena falta con el mareo que tenía encima. Necesitaba un minuto, o dos, como poco para poder mantenerse en pie y recuperar la compostura.

Pero no tenían ese tiempo y Feroz tiró de ella para avanzar hasta.- No puede ser... -Musitó hastiada y con una mano en la sién.

Al notar la mirada sobre ella, le miró también y asintió.- Iré a conseguir unas entradas. -Más despacio de lo normal, se dirigió a la taquilla para conseguir entrar. Blanca no solía usar esa parte del encanto que le conseguía casi cualquier cosa, pero ahí fue necesario para que la señora de la taquilla le permitiera un par de entradas con las que entrar a pesar de ser para otra hora.- Le ruego que utilice todo su arsenal de habilidades y haga de esto un proceso rápido. -Dijo cuando volvió a Feroz, indicándole la entrada. Ya podía hacer uso de esas cualidades lobunas, porque estaba deseando terminar aquella noche.



       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Jue Feb 18, 2021 4:18 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca
Es justo al volverse a Blanca cuando se da cuenta de que està más blanca de lo normal.

Oh.

Podría ser que se hubiera mareado.
Ligeramente.
Podría ser que hubiera conducido un pelín más rápido de lo que ella pretendía.

Son gajes del oficio, por supuesto. No se puede tener todo. O llegar, o camino idílico.

Ahora diría algo así como que las princesas están acostumbradas a sendas doradas, en lugar de senderos de espinos enquistados en el bosque, pero la verdad es que sabe que no es así. Que del cuento, más de la mitad endulzada es pura mentira.

No vuelva a hacer eso…ha dicho, al tocar tierra.
Y él lo procesa ahora, un par largo de segundos más tarde.

La mira, arqueando una ceja, y con un inusual deje de... ¡preocupación!.

-No…-promete, solemne.

Y se porta bien. Un rato. El rato que aguarda a por la solución a las entradas.

Que eh, la alcaldesa consigue unas con bastante rapidez.

El lobo le reconoce el mérito con una media reverencia y un esbozo de sonrisa.

Esta vez acceden al teatro tarde y empujando ellos la puerta principal, pero sin trampas.

Qué sensación tan rara. Tan…extraña.
Parece que algo le cosquillee en el estómago, mientras la sigue al interior del edificio, atento a la alcaldesa.

Esto, lo que sea, es nuevo.

Aún no sabe dónde se supone que les tocará sentarse, si es que tienen que sentarse.

Dentro, la música lo invade todo. Justo está empezando una canción que, a priori, le parece incluso bonita.

No, si al final se va a aficionar a Broadway. Claro que venir a ver estas obras sin compañía debe ser un auténtico muermazo. Aquí, la gracia, radica en quien te acompaña. Lo mismo habría que repetir, pero sin persecuciones.

En esas reflexiones anda, cuando recuerda que tienen trabajo pendiente. Y que pillar al guaperas empieza a ser una cuestión de orgullo profesional.

Feroz agarra a Blanca del antebrazo, acercándola a él antes de que se le vaya a la platea.

-Vamos; estará en un palco, como en el teatro anterior. Es más, juraría que puedo seguir un rastro…

No corre; porque duda mucho que vaya a abandonar el lugar antes de que acabe el acto. Entre otras cosas, porque estará como siempre tan pagado de sí mismo que no se creerá en peligro.

Aun así, camina a prisa. Del brazo, pasa a tomar a la alcaldesa de la muñeca, con la excusa de no perderla.

-El perfume de su acompañante es insultantemente excesivo-explica, mientras va recorriendo ese pasillo, una vez alcanzado el piso superior.

Y es que esto no cambia, mundo de fábulas, o mundo humano. Algunas féminas creen que un exceso de perfume aletarga los sentidos (que sí, pero no para bien) y las hace más atractivas. Si lo percibieran como lo percibe él...¡nada que ver con el aroma a manzanas que desprende la ex-princesa, a su lado!

Al fin, se detiene justo ante una de las entradas a palco. Mira el número sobre la puerta. Numero 11.

-Está aquí-le indica, con tanta firmeza que no deja lugar a duda alguna.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :
Vie Mar 05, 2021 5:49 pm por Timelady
Big Blue Problem
Blanca — Despacho — Con Feroz
Al entrar en el teatro sintió de nuevo la mano de Feroz en su antebrazo y se giró hacia él para escuchar lo que decía. Ciertamente era más que posible que si Azul estaba allí se encontrase en uno de los palcos. La platea era demasiado vulgar para él.
La mano de aquel hombre no la soltó, pasando de su antebrazo a su muñeca mientras se dirigían a la zona alta y al corredor de puertas.

De fondo, podían escuchar alguna de las canciones de aquel musical. La que sonaba parecía ser la sonata de dos amantes, romántica, pero con fuerza. Parecía hermosa y podía reconocer el sentimiento por haberlo sentido alguna vez, hacía demasiado tiempo, antes de que el mundo dejara de ser de color de rosa.

Después de que el lobo comentase qué le parecía el perfume de aquella mujer, intuía que lo apreciaba de forma extraña debido a la sensibilidad de sus sentidos, se detuvieron frente a una de las puertas.
Asiente cuando confirma que es el lugar. Pero no abre la puerta de inmediato. La idea de aquello es precisamente no llamar la atención y si su acompañante se altera seguramente terminarían haciéndolo.

- Quítese la chaqueta. -Ordena, mientras sigue pensando en aquel plan que puede librarles de un escándalo.- No podemos llamar la atención. Entre ahí y hágase pasar por un empleado del teatro. Azul no le conoce en su forma humana. -Al menos que ella supiera, así que podría colar fácilmente.- Dígale que hay un mensaje para él o cualquier cosa, pero consiga que salga sin armar alboroto.

Una vez estuvieran los tres en el pasillo ella podría dejarse ver y terminar con aquello. Como mucho iba a permitirle la despedida de su amiguita, pero no habría mayor tregua que esa.


       


Lost Tales CKaY9v2
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9548Mensajes :
974Reputación :
Dom Mar 07, 2021 7:11 pm por Myshella
Big Blue Problem
Feroz — Broadway — Con Blanca
Feroz ladea el rostro, fijando mirada en Blanca al tiempo en que alza las cejas.

-Es verdad...no había pensando en eso-lventajas de haber adoptado forma humana para encajar en este mundo, desde luego. Porque, ¿ves? Él a Azul, o a Blanca, o a quien quiera de estos habitantes de cuento les reconoce perfectamente, en su mundo original o en el humano en el que han buscado refugio.

Todos ellos conservan lso mismos rasgos, apenas alterados para encajar aquí. Así, por ejemplo, es verdad que la melena de Rapunzel se ha  encogido por arte de mágia. Y aún así llama la atención cuando va por la calle, porque nadie aquí lleva esos pelos. O puede que le resulte chocante ver a su antiguo enemigo número uno, el cazador, vistiendo chaqueta de cuero negro. Pero, a fin de cuentas, la cara de capullo redomado sigue siendo la misma.

Y, de hecho, si alguno se molestara en recordar el aspecto de su escurridizo padre, el Gran Viento del Norte, pues sería sencillo ver el parecido entre ambos. Vamos, que a fin de cuentas...¿qué cara pensaban que iba a tener él, así, de hombre mortal? Pues esta.

Pero ahí se añade, además, la soberbia de Azul. Seguro, segurísimo, que no le reconoce. Él no repara en nadie más que en sí mismo.

-Es una idea excelente-dice, mientras se quita la chaqueta y se la tiende a la alcaldesa-guardamela, porfavor.

De lo único que duda es sobre si habrá dado su nombre para el palco, o se habrá inventado uno que suene más...¿corriente? Nah, corriente no. En todo caso, habrá querido parecer exótico.

-Cuenta hasta diez-añade, la mano ya sobre el picaporte de la puerta que da al palco, sonriéndole a ella.

Entra, y cierra tras de sí. Se acerca por detrás a la parejita que anda más acaramelada que pendiente de la función, y casi podría decirse que disfruta del hecho de darle un par de golpecitos en la espalda a él, interrumpiendo del todo ese beso acaramelado que se estaban dando. Sin el casi, de hecho.

-Señor....señor, disculpe. Soy el acomodador- carraspea un poco y todo, y dibuja una sonrisa encantadora dedicada a la señora, a la que musita un perdone, disculpe, será solo un momento- tiene una llamada urgente, señor. En el hall.

-¿Yo?-pregunta Azul, perplejo, sentándose bien.

-Sí señor, palco número 11. El caballero de la realeza.

-Ah, pues sí, soy yo...-acepta.-Pero...¿quién?

-Un asunto urgente con respecto a una donación. Aunque yo no puedo decirle más, señor. Han insistido mucho

Donación, por supuesto, implica dinero. Y a qué se ha estado dedicando él, sino a asegurarse un bienestar acorde con su posición, en base a ciertas señoras que ha ido localizando, con mucha maestría, nada más llegar.

-Un momento, querida, enseguida vuelvo-le dice a su acompañante, besando el dorso de su mano antes de ponerse en pie.

Feroz le abre la puerta, y Azul sale del palco...justo por delante de él. Exactamente lo preciso para que el lobo la cierre, tras de sí, se apoye en ella y bloquee el paso de vuelta a ese privado.

-Alcaldesa...-llama, la voz tiñéndose de ese tono tan suyo, tan reconocible, aquí o en el mundo de las fábulas. La voz del lobo feroz.

Sus ojos brillan un poquito más; y sus colmillos se afilan, un ápice, dentro de la boca que aún permanece cerrada.


       



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3408Mensajes :
571Reputación :

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente


 
a