• ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • BuscarBuscar  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • Tree Of Life
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    2 participantes

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Jue Mar 23, 2023 1:06 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    Aquella mañana estaban sucediendo muchas cosas a un tiempo. Allá donde uno mirase encontraba animadas conversaciones pronosticando los resultados de la carrera. Los jinetes cruzaban palabras con compañeros de profesión y admiradores afortunados y, de vez en cuando, se oía la protesta de algún caballo irritado por el gentío que se arremolinaba a su alrededor para admirarlo. A voces recordaban los corredores de apuestas que seguían abiertas para los rezagados. Las exclamaciones eran sucedidas por murmullos agitados y el tintineo de las monedas que quedaban en los bolsillos.

    Edwin había acudido a la carrera en compañía de sus padres. Su hermano, por supuesto, había preferido quedarse en casa, esgrimiendo como excusa la proximidad del cierre de mes y del consecuente cuadro de ingresos y gastos del que tenía que hacerse cargo. El joven Sinclair no comprendía cómo Christopher podía preferir enterrarse en papeles a acudir a un acontecimiento deportivo, pero habían pasado ya unos cuantos años como para que intentase cambiar su parecer al respecto.

    Iremos a coger sitio, Edwin, querido. Hay tanta gente que, como no nos demos prisa, tendremos que ver la carrera de pie — la señora Sinclair sufría de problemas de circulación, por lo que aquella posibilidad quedaba descartada —. Apuesta unas monedas, ¿quieres? Tú siempre has tenido buen ojo para estas cosas.

    Claro, madre, no os preocupéis por nada. Iré a vuestro encuentro antes de que empiece la carrera.

    La despidió con un gesto y se perdió entre el gentío, saludando a conocidos e intercambiando alguna que otra cortesía con las amistades de la familia.




       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Jue Mar 23, 2023 3:29 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Las carreras de caballos eran, como cualquier otro evento social. Aunque podría ser uno de los menos favoritos de Margerite.
    Costaba destacar mucho más de lo deseado, ya que las atenciones se solían centrar en la pista que en las compañías. Además, todos los caballeros que decidían prestarle su atención parecían creer que hasta que la providencia les puso en su camino nunca había visto un caballo o asistido a una carrera y tenían la necesidad, claro, de explicarle todo el funcionamiento.
    Sin embargo, a Margerite nunca le molestaba un reto, así que se centraba en conseguir la parte de destacar.

    Así que ahí estaba, con uno de sus sombreros más llamativos sobre su hermosa testa, acompañada de su querido hermano, con un folletín en la mano que había comprado por si él encontraba a alguno de sus muy queridos y aburridos amigos, escuchando cómo el señor Chestford trataba de halagarla con sus muy limitadas dotes para ello.

    - ¿Y dígame, señorita Brydges, piensa apostar hoy? -Inquirió, a sabiendas de que no estaba bien visto que una dama lo hiciera.- Podría hacerlo en su nombre, al caballo que usted elija. Tal vez Crimson, ya que su nombre es el color de vuestro sombrero. -La sonrisa de Margerite se amplió con un deje malicioso que solo quienes la conocieran muy bien podrían adivinar.

    - ¿Escoge a qué caballo apostar por su nombre, señor Chestford? -Preguntó como si estuviera totalmente soprendida.- ¡Qué ingenioso! -Y simplista, claro.- Y yo aburriendo a mi querido hermano pidiéndole que me relatara las características de cada uno. -Se llevó una mano al pecho con dramatismo, pero se acercó al caballero como si fuera a hacerle una confidencia.- Si me permite el consejo, Crimson parece aún demasiado joven para enfrentarse a los campeones habituales. Ya sé que no tiene un nombre tan bonito, pero Gothard parece más fiable.

    El pobre hombre estaba completamente rojo y anonadado.- Me ha impresionado, señorita Brydges, mucho más de lo que podía imaginarme. -Balbuceó.- Pero haré caso de su consejo. Si me disculpan. -Margerite le dedicó una dulce sonrisa y una corta reverencia, incluso le dijo adiós con la mano cuando se marchaba.

    - Creía que habías dicho que Othello era el mejor. -Comentó su hermano.

    - Porque lo es. -Reconoció sin ningún tipo de pudor que había mentido.- Mejor que Crimson son la mayoría. Aunque supongo que debo tomar como un cumplido que quiera perder su dinero por un capricho mío. No es muy sabio, pero sí halagador. -Su hermano se encogió de hombros y empezó a caminar, con ella a su lado.

    Saludaba con sonrisas alegres a sus conocidos con los que cruzaba miradas, pero su sonrisa se amplió mucho más cuando su camino se cruzó directamente con el de Edwin Sinclair.- Señor Sinclair, ¿qué alegría volver a verle? ¿Cómo se encuentra? -Inquirió.- Bastante solo, por lo que veo.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Sáb Abr 01, 2023 3:14 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    Edwin se encontró con una pareja de mediana edad, que debía compartir quinta con sus propios padres y que, de hecho, le sonaba haber visto de vez en cuando por la Hacienda Sinclair, aunque, por más que lo intentó, fue incapaz de recordar el apellido que compartían, hecho por el cual sin lugar a dudas su madre lo habría regañado no sin razón al creer que estaría poniendo en peligro la reputación familiar por su mala memoria. Sin embargo, si algo era el menor de los Sinclair, era un hombre con recursos, por lo que mantuvo una agradable conversación superficial con ellos antes de dejarlos marchar y volver a pederse entre el gentío.

    El destino quiso que se encontrase con una dama de la que recordaba nombre, apellido, padres, hermano y los caminos de todas las ramificaciones de su familia que le hubiera dado tiempo a leer en los archivos municipales. Edwin recibió el saludo de la señorita Brydges con una inclinación, ladeó una sonrisa y se detuvo a charlar.

    Es un verdadero placer volver a veros, señorita — respondió —. Hoy me acompañan mis padres, pero se me han adelantado para tratar de encontrar un sitio desde el que ver la carrera. Estaba planteándome a qué caballo apostar, aunque todavía no me he decidido. ¿A quién vais a patrocinar hoy?



       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Lun Mayo 01, 2023 2:38 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Margerite dedicó al joven una ligera inclinación de cabeza y un pestañeo coqueto cuando la saludó de aquel modo.
    Por supuesto ya imaginaba que se encontraría con sus padres. La señora Sinclair seguramente se hallase hablando con familias en posesión de hijas en edad casadera ya que parecía desear por encima de todas las cosas terminar la temporada con la boda de uno de sus vástagos. O como mínimo, con un compromiso en firme. O al menos eso era lo que se decía de ella, ya que Margerite aún no había tenido el placer de conocerla. Si bien sentía curiosidad por las muestras de interés que aquella mujer deslizaría hacia ella, sabiendo lo buen partido que era.

    - Os deseo suerte encontrando sitio, parece que hoy está especialmente concurrido el hipódromo. -Mencionó, preguntándose si su hermano tendría la iniciativa necesaria o debía ser ella quien deslizara sutilmente la idea de compartir espacio con los Sinclair.

    Ya lo decidiría, de momento le interesaba el modo en que Edwin mostraba interés por conocer su opinión sin presuponerla totalmente ignorante. Siempre podía esperar de él que la sorprendiera para bien.- He aconsejado a mi hermano que apueste por Othello. -Respondió sin dudar e ignorando el carraspeo del mencionado, que seguramente era cosciente de que su hermana favorecía a unos caballeros por sobre otros. No podía ser de otra manera.- Posee una gran resistencia y ha demostrado valía en más ocasiones. Además, su jinete es muy experimentado, lo que le da ventaja sobre otros. -Comentó aquello que otros ni siquiera le habían dado oportunidad de indicar.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Mar Mayo 09, 2023 4:46 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    A pesar de que las charlas que tenían lugar de forma simultánea en el recinto dificultaba oír cualquier conversación particular, el joven Sinclair puso todo su empeño en escuchar a la encantadora dama con la que platicaba. Tal y como había observado la señorita Brydges, había tantísima gente allí reunida que había sido toda una suerte que se hubieran encontrado.

    No os falta razón, desde luego — a Edwin le pareció que había cada vez más gente en el recinto —. Confío en que mis padres hayan logrado hacerse con un sitio. Ya ni siquiera pido que tenga una vista privilegiada de la pista, con que disponga de un banco me doy por más que satisfecho, aunque claro — se le ocurrió entonces una circunstancia con la que no había contado —, os cedería mi asiento si no encontráseis uno.

    Era un hombre con modales, y su madre no permitiría que antepusiera su propia comodidad a la de una dama, mucho menos si se encontraba en edad casadera. Las ansias de la señora Sinclair por encontrar una joven para cualquiera de sus muchachos empezaban a conocerse por todo el condado.

    Othello — asintió, sacando el listado de participantes del bolsillo para consultarlo de nuevo —. No es el favorito, desde luego, pero eso lo hace más interesante, ¿no es cierto? — ladeó una sonrisa para la señorita Brydges y buscó con la mirada el lugar en el que se formalizaban las apuestas. — Confiaré en vos. Y en Othello y en su jinete, por supuesto. ¿Ya habéis formalizado vuestra apuesta? Puedo acompañaros hasta el puesto, si no os supone una molestia — añadió pensando en el hermano de la dama que ese día la acompañaba.



       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Dom Mayo 21, 2023 10:24 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Sonrió de forma graciosa al escuchar las pocas expectativas que ponía Edwin en su posible asiento. Bien cierto era que lograr una posición privilegiada en estos momentos resultaría casi imposible, así que no tenía sentido confiar en que sucedería tal milagro.
    Aunque esa sonrisa se amplió a una más encantadora al escuchar el galante ofrecimiento que le hacía.

    - Sois todo un caballero, señor Sinclair. -Suspiró, un gesto aprendido al decir algo como aquello, incluso cuando era cierto que lo pensaba.- No voy a negar que me encantaría poder seguir disfrutando de vuestra compañía y conocer a vuestros padres es otro gran aliciente. Pero no desearía importunaros y robaros el asiento. -Claro que si no encontraban un lugar mejor, iba a asegurarse de que tal encuentro se diera.

    Henry, a su lado, se mantenía en silencio. Casi siempre prefería la astracción en los eventos sociales, hasta que encontraba a alguno de sus aburridos amigos y compañeros. Margerite nunca estaba completamente segura de si realmente atendía a sus conversaciones cuando le tocaba hacer de caravina o si simplemente se evadía a algún rincón de su mente.
    Pero sí creía que había entendido que le había dado a Edwin el nombre de su caballo predilecto en aquella carrera.

    - Bueno, no es el favorito porque la fama de uno de los jockeys hace que las apuestas se tornen en su favor, pero no tienen en cuenta que no está complitiendo con su montura habitual, lo que jugará en su contra, estoy segura. -Comentó. Aunque en este caso estaba repitiendo lo que su hermano le había contado anteriormente.
    Sonrió al ver que Edwin le daba la razón e incluso proponía acompañarles a formalizar la apuesta.- Por supuesto que no es ninguna molestia. -Respondió ella, después de una rápida mirada a Henry, al tiempo que se deslizaba para tomar el brazo solícito de Edwin.- Nos complacerá acompañaros y asegurarnos de apoyar a nuestro campeón.

    Comenzaron a caminar hacia el puesto para esperar su turno tras los apostadores que hacían lo propio.- Será una pena tener que separarnos para buscar unos asientos más tarde. -Mencionó y aprovechó la cercanía para comentar un poco más bajo, solo para su acompañante.- Creo que Henry cedería a que os acompañásemos si insitiérais un poco más. Aunque la idea saldría de él mismo si vuestro hermano estuviera presente, una lástima...


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Dom Mayo 28, 2023 2:41 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    La sonrisa de la señorita Brydges era como la limonada que habían tomado en su anterior encuentro, en el evento deportivo: dulce, refrescante y apetecible. Era una dama de numerosos encantos, desde luego, y lo que la hacía verdaderamente interesante era ser perfectamente consciente de cada uno de ellos para convertirlos en piezas clave del complejo juego del flirteo en la alta sociedad inglesa.

    Estoy seguro de que mis padres no tendrían problema alguno en compartir la jornada con ustedes — añadió —. De hecho, estarían encantados de hacerlo. Mi madre encuentra un gran placer en establecer nuevas amistades en el condado.

    En el aire quedó la propuesta, que ya de por sí era bastante formal, pero no lo suficiente como para que los rumores que pudiesen generarse al respecto se elevasen a la categoría de escándalo. Edwin conocía bien las reglas, sabía dónde se encontraban los límites porque le gustaba caminar sobre ellos, alcanzar la frontera entre la decencia y el descaro. Tenía la sensación de que allí podría encontrarse con la dama que lo acompañaba.

    Ya se sabe lo que ocurre con los excesos de confianza — comentó en relación a la observación de la joven —. ¿Recordáis a aquel muchachito de hace unos años, el que se cayó de su montura? — Edwin frunció los labios, rememorando el suceso. — Esperemos que no presenciemos hoy un accidente.

    Los Brydges aceptaron acompañarlo a formalizar la apuesta y lo abarrotado del lugar les dio la excusa para permanecer a una distancia que en cualquier otro contexto habría sido intolerable. La circunstancia fue aprovechada por la señorita, que usó el escándalo del hipódromo como cobertura para una confidencia que Edwin recibió sin alterar el gesto. Pensó durante un momento en lo que había oído y frunció el ceño de manera casi imperceptible antes de asentir con la misma discreción.

    Perded cuidado, señorita Brydges — le dijo con la misma casualidad con quien hablaría alguien del tiempo antes de formalizar su apuesta y dirigirse al hermano de ella —. ¿Cada vez hay más gente aquí o solo me lo parece a mí? Deberíamos dirigirnos a nuestros asientos antes de que no quepa en el hipódromo un alfiler. Mis padres ya deben haber encontrado un lugar desde el que ver la carrera. ¿Querréis acompañarme a saludarlos antes de que den la salida?

    Con algo de fortuna, el único sitio en el que cupieran ambos hermanos sería el que hubiesen dejado los señores Sinclair a la espera del regreso de su hijo.



       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Sáb Jun 17, 2023 2:48 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Margerite era para sus padres y la gran mayoría, una joven totalmente inocente. La mayoría de ellos la defendería hasta las últimas consecuencias si en algún momento fuera acusada de cualquier escándalo. Pero lo que más le encantaba de ello, es que no era nada cierto.
    Sabía jugar en la sociedad, se había asegurado de aprender bien para no repetir los errores que había visto cometer a sus amigas y otras jovenes damas como ella. Pero, sobre todo, sabía ver las oportunidades que se le presentaban y reconocer a los caballeros que disfrutaban del juego en los límites de lo correcto como ella.

    Así pues, Edwin cedió a su deseo de continuar con la mútua compañía y lanzó aquel cortés ofrecimiento.
    - Por supuesto, no podríamos cometer la descortesía de negarnos, ¿cierto, Henry? -Preguntó a su hermano, que parecía estarse dando cuenta de todo, pero al mismo tiempo sabía que no podía oponerse.
    - Claro, señor Sinclair. Os acompañaremos encantados.

    Así pues, hechas las apuestas, caminaron junto a Edwin para llegar a donde se encontraba el matrimonio Sinclair.
    - ¡Oh, Edwin, querido! Pensé que te habrías perdido entre la multitud que hay hoy reunida. -Comenzó la madre del caballero, que en seguida calló al ver a los dos hermanos. Margerite había tenido la deferencia de caminar hacia allí del brazo de su hermano y dirigió una sonrisa agradable a ambos a la espera de ser formalmente presentada. Aunque dudaba que hiciera falta.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Sáb Jun 24, 2023 7:46 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    En los más elevados estratos de la sociedad inglesa, damas y caballeros debían tener especial cuidado con sus palabras. En ocasiones, lo conversado en charlas de inofensiva apariencia se había convertido en armas arrojadizas que se habían utilizado para dañar la reputación de toda una familia.

    Edwin lo sabía y por eso había aprendido el idioma de las sutilezas. Al oído de cualquiera, no habría nada en sus palabras con lo que pudieran acusarlo de intenciones deshonestas, pero alguien entrenado en el arte de la discreción en el flirteo encontraría en sus verbos y adjetivos invitaciones al descaro. El señor Sinclair y la joven Brydges hablaban el mismo lenguaje, para disgusto del acompañante de la dama, que no tuvo más remedio que dejarse llevar por las cortesías que no eran tales.

    Los hermanos lo acompañaron a las gradas. Edwin se preguntó si la estructura podría soportar tal cantidad de espectadores mientras avanzaba entre la multitud buscando a sus padres. Intercambió formalidades con algunos conocidos, que lo miraron con cierta curiosidad al verlo acompañado de los Brydges, y encontró a los señores Sinclair en la sombra.

    Padre, madre — los saludó al alcanzarlos —. Disculpad el retraso y permitidme presentaros al señor Henry Brydges y a su hermana, Margerite Brydges — dejó espacio para que pudieran saludarse debidamente —. Me he encontrado con ellos en las apuestas y no querían dejar pasar la oportunidad de saludaros.

    Oh, ¿de veras? — la madre de Edwin pareció complacida por su consideración.

    — Conozco a vuestra familia — intervino el señor Sinclair —, de los fondos de inversión. Tienen muy buena vista para los negocios, hijo. Si se les dan igual de bien las apuestas, hoy ganaremos mucho dinero — comentó, divertido.

    Edwin dirigió una mirada cómplice a la señorita Brydges y sonrió.

    Estoy seguro de ello.

    Mientras Henry Brydges y el señor Sinclair charlaban sobre negocios, lamentando la ausencia de Christopher en el evento, Edwin, su madre y Margerite intercambiaban gentilezas. Charlaron sobre el tiempo, los caballos y sus familias cuando los sorprendió la campana que indicaba el cierre de las apuestas y el inminente inicio de la carrera.

    Vaya, se nos ha echado el tiempo encima — comentó Edwin como si no hubiera ido manteniendo viva la fragua de la conversación a propósito para evitar que los Brydges desaparecieran entre la multitud —. No os dará tiempo de encontrar otros asientos, me temo.

    ¿Por qué iban a buscar otros asientos, querido? Aquí hay sitio para ellos. Por favor — señaló los huecos en las gradas —. Va a empezar la carrera.



       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Miér Jul 05, 2023 9:45 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Tenía que reconocer que fue una delicia ver la expresión entre la sorpresa y la admiración que tomó el rostro de la señora Sinclair cuando la vio. Claro que nunca jamás lo señalaría, dado que sería muy desconsiderado. Pero no pudo evitar la satisfacción de haber causado sensación.

    Tanto su hermano como ella realizaron una correcta reverencia a modo de saludo.- Por supuesto, señora Sinclair. Habría sido una descortesía no saludarles habiendonos encontrado con vuestro hijo. -Respondió ella con su tono más inocente. El que jamás la delataría como alguien que se había aprovechado de las convenciones para dar lugar a aquel encuentro.

    La señora Sinclair, como cabía esperar, se encontraba encantada con su presencia. En cuanto su hermano la dejó para enzarzarse en una aburridísima conversación sobre negocios, ella se dedicó a causar una buena impresión ante la dama, que no tardó en comentar la floreciente amistad que había surgido entre su hijo y ella. Por supuesto, debía estar al tanto de las ocasiones en que se habían visto.

    Al sonar la campana, se vio obligada a fingir lo inesperado de aquella tesitura.- En verdad es usted pura amabilidad, señora Sinclair. Le agradezco que nos permita unirnos. -Mencionó mientras tomaba asiento en las gradas y esperaba el inicio de la carrera.

    Los caballos comenzaron a correr en cuanto se les dio la señal. Margerite vislumbró a su favorito, pero no podía evitar que la sonrisa se despertara en sus labios al comprobar que algunos de los caballos que había recomendado a los caballeros que no merecían su consideración quedaban muy atrás. No haberse equivocado era siempre una satisfacción.
    - ¿Ha visto, señor Sinclair? -Preguntó, tomando el brazo de Edwin.- Nuestra apuesta está a punto de ganar. -Si se refería a los caballos o a la apuesta que se empezaba a fraguar sobre el futuro de ambos, puede que ni ella misma fuera consciente. Pero aplaudió para animar a su corredor como hacía el resto y mucho más cuando finalmente se declaró vencedor.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Sáb Jul 08, 2023 2:53 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    El joven Sinclair había aprendido que la suerte no era exclusivamente una cuestión de azar. A veces, para conseguir lo que quería, tenía que buscar las casualidades, alinear correctamente las piezas de su fortuna, contar sus cartas y esperar que su mano fuera la mejor de la mesa.

    Así ocurrió cuando logró que su madre ofreciera un asiento a los hermanos Brydges. Edwin sonrió con cierta suficiencia. Le divertía pensar en los esfuerzos que había hecho siempre aquella mujer por emparejarlos a él o a Christopher, sin advertir que, al menos, el menor de sus hijos llevaba años haciendo sus propios avances al respecto.

    Maravilloso, pues — se colocó en último lugar, para anticipar el lugar en el que se sentaría la señorita Brydges, y logró ponerse a su lado con toda naturalidad.

    El lugar que habían escogido para seguir la carrera estaba a la sombra, a diferencia de la mayoría de los sitios que estaban ocupados por damas y caballeros tratando de eludir el sol cubriéndose los ojos con las manos o los programas de apuestas. Los Sinclair y los Brydges, como el resto de los asistentes, contuvieron el aliento a la salida de los jinetes. Los primeros segundos de la carrera solían determinar sus resultados, aunque no siempre ocurría de esa manera.

    Othello cruzó la pista como una exhalación, dejó atrás a sus competidores, corrió con un brío impresionante. A pesar de que el latido de su corazón, envalentonado por la carrera, había ascendido a sus oídos, pudo escuchar los lamentos de aquellos que habían apostado por otros jinetes. Miró a la señorita Brydges ladeando una sonrisa, con un brillo jovial en la mirada. Cuando la vio, le pareció que estaba especialmente hermosa.

    No lo he dudado ni por un momento, señorita Brydges — la miró un segundo más de lo que habría sido apropiado, aprovechando que la atención del resto de los asistentes estaba en los caballos, y le guiñó un ojo.


       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Dom Jul 09, 2023 2:54 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    El ambiente estaba cargado de las diversas emociones causadas por la carrera. La algarabía hacía presa de todos los presentes provocando la exaltación masiva. Margerite no era ajena a ello, por supuesto. Ver que Othello se adelantaba con facilidad la hacía sentir acalorada y encantada, por supuesto.

    Y había querido ver en Edwin la misma sensación, provocada quizá por su buen consejo al recomendarle apostar por el caballo en cuestión. Sonrió a su respuesta y notó sus mejillas arreboladas tras su guiño, apartando la mirada con una sonrisa algo más significativa y el corazón latiendo con fuerza por algo diferente a la carrera.
    Aplaudió con ganas cuando su caballo se hizo con el triunfo.

    - Señorita Brydges, parece acalorada. -Apreció la señora Sinclair a su lado.- Tantas emociones pueden causar estragos en una jovencita adorable como usted.

    Margerite se abanicó profusamente, fingiendo que era solo por la carrera, como cabría esperar.- Ciertamente, señora Sinclair. Disfruto mucho de estos espectáculos, pero no puedo llegar a acostumbrarme. -Se excusó de forma creíble.- ¿Cree que pueda quedar algo de limonada fresca en alguno de los puestos reservados a tal fin?

    - Estoy convencida de que así es. -Asintió la dama, que dirigió una rápida mirada a su esposo y a Henry antes de proseguir con lo que debía ser una de sus poco sutiles estrategias.- Edwin, querido, ¿serías tan gentil de acompañar a la señorita Brydges a buscar algún refresco? Así los caballeros no habrán de interrumpir su conversación.

    La morena fingió que no se daba cuenta de lo que la dama pretendía y miró a Edwin con una sonrisa ladeada.- Se lo agradecería muchísimo, señor Sinclair.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Dom Jul 16, 2023 4:49 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    Edwin era incapaz de comprender cómo su hermano mayor podía renunciar a ese tipo de eventos en favor de la soledad de su hogar. Era en ocasiones como aquella, bajo la brillante luz del sol primaveral, cuando damas y caballeros podían dejar a un lado lo enconsertado de los protocolos para vivir sus emociones con intensidad, aunque fuera solo un momento.

    ¿Cómo podía Christopher preferir quedarse revisando libros de cuentas a recibir la sonrisa cohibida de una mujer tan encantadora como la señorita Brydges? Edwin tenía la firme convicción de que jamás lo entendería, aunque lo cierto es que tampoco había intentado hacerlo nunca.

    Él también aplaudió cuando su apuesta se declaró la indiscutible vencedora de la jornada. El dinero era lo de menos, puesto que su familia no tenía apuros económicos sobre los que desquiciarse. A Edwin lo alegró haber visto recompensada la confianza que había depositado en la señorita Brydges. Le agradó comprobar que aquella joven era tan inteligente como él así la consideraba.

    Por supuesto que sí — aceptó alegremente la invitación de su madre para acompañar a la señorita a por una limonada, aunque de buen grado se habría ofrecido él mismo para hacerlo si no se le hubiera adelantado la señora Sinclair —. Será un placer.

    Le ofreció el brazo a la señorita Brydges y la acompañó lejos del gentío que se aglomeraba en las gradas. Cuando alcanzaron un lugar menos concurrido, retomó la conversación.

    Sois una mujer muy inteligente — estaba seguro de que ya lo sabía, pero se lo dijo de todas maneras —. Otros caballeros deberían pediros consejo para formalizar sus apuestas.


       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Mar Jul 18, 2023 1:23 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Como no podía ser de otro modo, Edwin se mostró solícito a cumplir con la petición que le habían hecho las damas. Si bien Margerite estaba bastante segura de que se habría ofrecido él mismo de haber tenido la oportunidad. Pero que fuera su madre quien le invitara a hacerlo era una ventaja, todos verían el gesto como algo mucho más inocente.

    Tomó su brazo y caminaron para alejarse del gentío hacia donde se encontraban las mesas de refresco con bebidas y comida fría. Fue entonces cuando el caballero tuvo a bien deslizar aquel cumplido en su dirección. Margerite no bajó la cabeza con humildad y rechazó sus palabras, al contrario, su respingona nariz se alzó un poco más con una sonrisa de satisfacción debajo.

    - Oh, lo cierto es que algunos caballeros han querido pedirme consejo. -Mencionó, una parte de ella queriendo saber si vería algún tipo de desconcierto o celos al escucharlo.- Pero por algún motivo deseaban que escogiera por el nombre o apariencia, o consideraban que precisaba de la explicación de conceptos que estoy segura de que conozco mucho mejor que ellos. -Porque podría haberlos corregido de haber querido.- Así que he hecho lo que me pidieron, escoger para ellos a caballos que tuvieran un nombre curioso o un color hermoso. -Resolvió encogiéndose levemente de hombros, un gesto que no debería hacer, pero la naturalidad brotaba junto al joven Sinclair.- Me temo que solo vos y mi hermano habéis disfrutado de un consejo real por mi parte. Dos hombres sabios entre tantos... parece que sois un bien poco común. -Suspiró dramáticamente.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Lun Jul 24, 2023 4:24 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    A Edwin no lo sorprendió escuchar que no había sido el único en solicitar el consejo de la señorita Brydges. Era una mujer inteligente, desde luego, y cuando le había dicho que otros tendrían que prestar atención a sus pronósticos no había sido por alimentar su ego, sino porque lo creía de verdad.

    ¿Cómo que por el nombre o por la apariencia? — inquirió con el ceño fruncido antes de echarse a reír. — ¿Y para qué os preguntaban, si no les interesaba lo que teníais que decir? Qué manera de haceros perder el tiempo.

    A pesar de que el joven Sinclair disfrutaba de los eventos sociales que con tanta intensidad despreciaba su hermano mayor, coincidía con él en que pocas cosas habían que lo molestasen más que una conversación insulsa del todo. ¿Para qué desperdiciar la vida en charlas que no servían para nada? Le parecía una falta de respeto disponer del tiempo ajeno para tirarlo de esa manera.

    Al oír a la señorita Brydges, le llevó un instante comprender a qué se refería. Era una joven con recursos, desde luego, y si su mezquinidad tendría que haber espantado a cualquier otro caballero, a Edwin le pareció de lo más intrigante.

    Bueno, no es vuestra culpa que no sabido haceros las preguntas adecuadas — replicó —. Me siento afortunado, pues, de no haberos decepcionado. Espero que pueda seguir contando con vuestro asesoramiento para futuras carreras. Quizá algún día podáis instruirme para que pueda hacer mis propias apuestas. Soy un hombre inquieto, siempre estoy en busca de nuevos conocimientos.


       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Dom Ago 13, 2023 4:55 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    Margerite solo pudo asentir ante el asombro mostrado por Edwin, después de todo la estaban tomando por estúpida en su propia cara y de eso era sencillo darse cuenta.- Os sorprendería la facilidad que tienen algunos caballeros para hacerlo. -Advirtió.- Lo que me apena, sinceramente, es que estoy convencida de que creen que me están haciendo un cumplido. -Increíble pero cierto. Y luego se preguntarían por qué no obtenía de ella más que las respuestas cordiales que la educación obligaba.

    El señor Sinclair no pareció alarmarse demasiado al confesar su pequeña maldad hacia aquellos caballeros, aunque estuvo de acuerdo en la culpabilidad de aquellos impertinentes.
    - Vos jamás me decepcionáis, querido señor Sinclair. -Alegó ella, sincera, con una caída de ojos.- Por supuesto que si las casualidades quieren que nos volvamos a encontrar en estas agradables jornadas, será un placer asistiros. -Todo lo que significara seguir disfrutando de una compañía tan agradable sería bien recibido por su parte.

    - Si bien, dudo sobre si debo o no instruiros en estos menesteres. -Comentó apartando la mirada.- Cuando aprendáis lo suficiente para valeros ya no me necesitaréis y me veré abandonada a mi suerte teniendo que soportar preguntas impertinentes.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Dom Sep 10, 2023 6:54 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    En teoría, en las reuniones de caballeros no se discutían asuntos que pusieran en tela de juicio la honra de los presentes: se decía que se charlaba sobre negocios, arte, eventos deportivos y, en general, cuestiones superficiales que no despertasen reacciones viscerales, como sí podrían hacerlo la política o los amoríos. En la práctica, jóvenes y mayores intercambiaban de vez en cuando impresiones sobre las damas del condado.

    Algunos caballeros se encontraban profundamente disgustados por no verse capaces de captar la atención de las señoritas a las que pretendían. Si lo hacían de la misma forma en la que habían hecho perder el tiempo a la señorita Brydges, desde luego, a Edwin no le extrañaba que así fuera.

    Supongo que no todo el mundo posee la sensibilidad adecuada para comprender a una dama — convino él —, y que no todo el mundo está dispuesto a desarrollar dicha sensibilidad para no cometer faltas como la que mencionáis. Es una pena, desde luego, que haya caballeros con tan poca voluntad para ello. No es así como debería procederse al cortejo.

    A Edwin no le pasó desapercibido el batir de pestañas de la señorita Brydges, ni el hecho de que le estuviera diciendo que disfrutaba de su compañía tanto como lo hacía él de la de ella. Sonrió, complacido, y respondió con un teatral ademán a sus preocupaciones.

    Por favor, señorita Brydges — jadeó —. No podría siquiera imaginar tan grande desprecio no solo a vuestra inteligencia, sino a vuestra amabilidad. Sois una dama encantadora, de gran conversación. Los entresijos de las carreras solo me interesan si sois vos quien me los cuenta. Si no, me causan la misma indiferencia que los libros contables que con tanta fruición acumula mi hermano en su despacho — concluyó —. No creeréis que os dejaría de lado tan pronto averiguase vuestros secretos para saber por qué caballo apostar, ¿cierto?


       


    ₊˚⊹ 27·03·2023 ⊹˚₊

    Una carrera ajustada OrLjxdv6_o

    can i go where you go? · Ⅵ · can we always be this close?
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Vie Oct 20, 2023 8:02 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    No podía hacer otra cosa que no fuera estar de acuerdo con las palabras de Edwin, desde luego que había cada caso de torpeza entre los caballeros que prentendían a cualquier dama que se podrían escribir libros enteros sobre el asunto. Ella misma tenía más de una anécdota que podía divertir a la corte.
    Recordaba que al principio encontraba diversión en seguirles el juego, hasta que se dio cuenta de que lo último que deseaba era darles más motivos para seguir siendo tan ineptos o, peor aún, que pensara que ella era la idiota. Así que ahora su diversión era hacerles pagar de algún modo inofensivo por sus torpezas, ya que no podía rechazarles abiertamente sin un buen argumento.

    - Quizá el día que vos cortejéis a alguna dama podáis escribir un manual para ayudar a esas pobres almas desdichadas. -Mencionó ella. Estaba claro que el señor Sinclair poseía el encanto y la forma de actuar adecuada para no caer en ese tipo de torpezas, sin embargo, no se conocía que estuviera interesado en ninguna dama actualmente... lo cuál era una lástima o una oportunidad.

    Por supuesto, sabía que estaban forjando una bonita amistad entre ambos, pero el joven no había dado más muestras de querer cortejarla que los cumplidos que deslizaba en sus conversaciones y sus insinuaciones de volver a encontrarse en el futuro. Era una muestra de interés, pero no era algo formal... y lamentablemente, era algo necesario.

    Sus palabras y muestra de interés por su compañía, incluso tras conocer sus secretos sobre las apuestas, hicieron que sus mejillas se encendieran incontrolablemente, gesto que trató de dominar con el movimiento de su abanico.- Me temo que una joven nunca sabe con seguridad cuando perderá las atenciones de un caballero encantador. Por eso debemos mantener nuestros secretos. -Expuso con una sonrisa enigmática.- Pero si tengo vuestra palabra de poder seguir contando con vuestra agradable compañía en el futuro, puede que sí os desvele algún pequeño truco. -Ofreció, no sin pedir a cambio una promesa.

    Estando ya junto al puesto de limonadas se acercó también para pedir un cartuchito de almendras.- ¿Querréis vos también, señor Sinclair? -Le preguntó, buscando en su bolsito de mano las monedas necesarias. Por supuesto, cabía esperar que un caballero comprase para la dama de su interés cualquier capricho como aquellos que deseara, pero era una forma de mostrar que ella todavía no daba por supuesto que él estuviera obligado a tales acciones.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Phoenix
    Mahariel
    Phoenix
    Link del mensaje
    Sáb Nov 04, 2023 11:19 am
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Marguerite Brydges
    La idea de dejar por escrito todo lo que sabía sobre las artes amatorias hizo reír a Edwin. No creía que pudiera explicar ciertos trucos sin más ayuda que la de la tinta, el papel y la imaginación de su lector. La sutileza de una caída de ojos, el aleteo de un abanico o la distancia entre dos sujetos no podían ser abarcados con simples palabras: quizá los grandes poetas y dramaturgos de su tiempo podrían aproximarse con sus plumas a la emoción del cortejo, pero Edwin no se consideraba tan diestro en la escritura como para aventurarse en un proyecto semejante.

    Contáis con que esos caballeros sean capaces de admitir que no saben cómo seducir a una dama — observó él, divertido —. No todos los hombres están dispuestos a admitir que el problema comienza con ellos.

    Retomaron los cumplidos al ingenio de la señorita Brydges y al joven Sinclair halló gran satisfacción en haber podido colorear las mejillas de la dama con sus palabras. La sinceridad era fundamental para el cortejo verbal: si la muchacha pretendida notaba que su pretendiente estaba tratando de adularla sin fundamento, en lugar de abrirse como una flor en primavera, se retraía como las ramas de los árboles tras un otoño especialmente frío, se perdía el color de las hojas y cualquier esperanza de que germinase un nuevo brote.

    Edwin era un hombre sincero, que podía jactarse de no haber tenido que recurrir jamás a viles mentiras para engatusar a ninguna de las mujeres con las que había estado, y para él no era en absoluto difícil encontrar gestos, rasgos o detalles por los que halagar a una dama. En el caso de la joven Brydges, desde luego, no le faltaban motivos para hacerlo.

    Por supuesto que sí — replicó con solemnidad —. Os doy mi palabra.

    Para añadir seriedad a su compromiso, alzó una mano como lo haría para someterse a un juramento, y después sonrió, porque al fin y al cabo estaban disfrutando de una conversación distendida. Al alcanzar el puesto de limonadas y ver a la señorita Brydges buscar en su bolsito, Edwin arqueó las cejas.

    Por favor, señorita Brydges — se fingió más consternado de lo que en realidad estaba porque sabía que a las mujeres las complacían los hombres que demostraban sus sentimientos con contundencia —. No puedo consentiros pagar nada mientras estéis en mi compañía — aprovechó la coyuntura para poner una mano sobre su delicada muñeca para hacerle el gesto de retirar el monedero —. No, de ninguna de las maneras. Almendras, habéis dicho, ¿cierto?

    Así, pagó por sus aperitivos con presteza y le entregó el paquetito de frutos secos a su acompañante.


       
    Mahariel
    1594Mensajes :
    794Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Una carrera ajustada Empty

    Dornish Sun
    Timelady
    Dornish Sun
    Link del mensaje
    Vie Nov 17, 2023 2:04 pm
    Una carrera ajustada
    Carrera de caballos con Edwin Sinclair
    La musical risa de Margerite se abrió paso sin que ella hiciera nada para contenerla cuando el caballero aseveró que, aún existiendo aquel maravilloso manual del cortejo, lo complejo del asunto era que los hombres que lo necesitaban con urgencia aceptasen tal hecho.
    - Me temo que es cierto. -Reconoció.- Aunque tenía la esperanza de que cuando os encontráis a solas, los caballeros fuerais capaces de hacer ciertas confidencias y reconocer esas debilidades tan poco sutiles a veces. -Las jóvenes lo hacían, compartían confidencias e intereses, aunque a ratos también había mucho de presumir para intentar quedar unas sobre las otras, un juego en el que ella siempre trataba de tener las mejores cartas.

    Y una de sus grandes cartas en futuras reuniones iba a ser tener esa atención de Edwin Sinclair, un caballero joven, atractivo y encantador, que había llamado la atención a tantas de ellas. Pero que, hasta donde ella sabía, únicamente había lanzado una promesa similar a una persona. Porque no dudaba que si otra joven hubiera alcanzado tal galardón, lo habría esgrimido con total prestreza.

    Al detenerse en el puesto, Margerite se mostró dispuesta a dispensarle de la cortesía de gastar en ella. Pero fue agradable que él le negase la necesidad y se ofreciera, con aquella mano tomando su muñeca, un gesto de una intimidad tal que le robó levemente el aliento cuando sus ojos oscuros se encontraron con la claridad de los contrarios.- Agradecida. -Consiguió formular, aunque su voz sonó algo tomada en aquel momento.

    Tomó los aperitivos de su mano y, tras probarlos, le ofreció también, mientras regresaban a donde aguardaban sus familias. Margerite miraba de reojo a su acompañante, preguntándose cuánto tardaría en dar el paso que se le antojaba tan necesario de repente.


       


    Una carrera ajustada EcykvJf
    Nothing is true, everything is permitted
    Timelady
    12132Mensajes :
    1150Honra :
    ActivoActividad :

    Una carrera ajustada Empty