• ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • BuscarBuscar  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • Tree Of Life
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    2 participantes

    Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Lun Oct 02, 2023 1:42 am
    1x1 - Fantasía - Original
    Amor de dos mares

    En el planeta Aquatika un lugar donde era más mar que tierra era normal que la mayoría de sus habitantes vivieran en las profundidades del mar. Por muchos años había un tratado de paz entre los reinos de los Mares del Sur.  Sin embargo, recientemente había entrado en un conflicto dos de ellos. El reino del mar Koraller y el reino del mar Jiāo. Todo esto porque hubo un golpe de estado en el Mar Jiāo y los del mar del Koraller intentaron ayudar a restablecer el orden, poder ayudar a los gobernantes legítimos, pues los que habían tomado el poder eran ambiciosos y no solo les bastaba con tomar su propio reino, sino que pretendían seguir haciéndolo con el resto de los reinos a su alrededor.

    Todo esto desencadeno en una guerra, por increíble que pareciera, los tiranos estaban ganando, pues tenían ayuda de algunos de los reinos de la superficie. En la última batalla, el rey de Koraller quien había marchado a la guerra frente a su ejército, pues era su deber, había llegado al lugar de la batalla junto con la compañía de su hijo. El príncipe heredero del reino, su mano derecha, futuro rey y comandante de las tropas del reino. Lo impensable en esa última batalla ocurrió y el rey falleció, el joven príncipe había quedado malherido e inconsciente. Para su suerte la lealtad de sus soldados era tanta que uno de ellos con las pocas fuerzas que le quedaban, pues igual estaba herido, pero aún no perdía la conciencia, arrastro con el príncipe hasta la parte más alejada del reino, cercano a un arrecife de coral no muy lejos de un pequeño pueblo del reino de Jiāo, pero no podía hacer más, era lo más seguro que podía poner a quien desde ahora sería su nuevo rey. El soldado volvió a la batalla, pero jamás regreso, posiblemente también falleciendo.

    Cuando Nahir despertó se sintió desorientado. Recordaba muy poco de lo que había pasado, el golpe lo había dejado por un momento con amnesia temporera, por lo que no recordaba de donde era o quién era, mucho menos lo importante que era para su reino. Fue mientras intentaba conseguir quien le ayudara que se volvió a desmayar por el agotamiento y fue encontrado por una joven sirena llamada Umiko la cual era pastora de caballitos de mar y delfines. Quien se compadeció del chico sin tener idea de con quién trataba. Sin saber que al hacer esto se estaba volviendo enemiga de su propio reino. ¿Pero cómo iba a dejar a un tritón malherido en medio de la nada? Su conciencia no se lo permitiría. La buena acción del día le traería muy serias consecuencias a su vida.

    Umiko
    Sirena de Jiāo  || Jun Ji Hyun || Shooting Star

    Principe Nahir
    Heredero de Koraller || Alex Cubis  || Rising Sun




    Tablilla de Post:


    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar Oct 03, 2023 1:08 am
    Umiko || Zona de Arrecifes || con Nahir
    No podía decir lo contrario, la sirena había sido siempre muy feliz en el mar de Jiāo. No era parte de la realeza y contaba con muchos privilegios como otros tritones y sirenas, pero lo era porque su familia era buena y su pequeño hermano era su gran amigo. Siendo tan sociable se llevaba con gran parte de ellos, debían ser unidos porque en los otros reinos habían enemigos, sobre con quienes venían del Mar Koraller.

    Siendo una sirena joven tenía su labor y trabajo. Ser pastora era algo que llevaba con mucho orgullo, además que adoraba a los animalitos del mar llevándolos a sectores para se relajaran y comieran en paz. Era como pasaba la mayor parte del día fuera y llegaba cuando el mar se volvía más oscuro.

    Solo que debía reconocer que su vida no era del todo interesante.

    Aquel día se fue con un grupo de criaturas marinas hacia los arrecifes lejanos al pueblo y la ciudad, donde por varias horas todo fue tranquilo. Merendaba un delicioso bocadillo cuando de repente vio que algunos delfines estaban en grupo como si estuvieran vigilando algo, claro los delfines siempre solían alertarla ya que eran muy inteligentes así que uno emitió su sonido característico que algo raro estaba sucediendo.

    Confundida se dirigió a ese sector porque allí nunca pasaba nada cuando se percató que no era muy normal y frecuente lo que sucedía. Un tritón estaba  tendido en la arena, muy malherido y cuando lo reviso se dio cuenta que seguía con vida solo muy débil. No lo conocía del pueblo, sin embargo, tampoco era que conociera a todo el mundo, quizás era un chico de la ciudad por su apariencia se veía más noble o simplemente era alguien venía de visita a ver algunos familiares. Porque eso pasaban también habían algunos que tenían parientes en otros mares, lo cual era una gran osadía por el mero hecho de estar en constante conflicto y tenían muchas asperezas.

    No era alguien que pudiera dejarlo ahí a su suerte y en abandono. Por lo que empezó a moverlo con lentitud para que recapacitara y tocó su frente. Estaba ardiendo, suponía que quedar así era simplemente porque había tenido un conflicto con otros tritones y ellos sin importarle nada lo dejaron ahí en el sitio más desolado del Mar de Jiāo — Despierta — Les jaló las mejillas porque nada que despertaba. — ¡Despierta! Que no te voy a poder mover y estás muy herido. — El rubio fue reaccionando y ella soltó un buen suspiro de alivio. —Menos mal... no te preguntaré como estás se nota que tuviste una pelea. ¿Crees poder moverte para curar tus heridas? Aunque no tengo mucho aquí... Estamos en medio de la nada — Le informó con una sonrisa encantadora aún cuando estaba preocupada.
    1. El triton herido




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Mar Oct 03, 2023 2:18 am
    Nahir || Zona de Arrecifes || con Umiko
    Luchaban por una causa justa a los ojos del joven príncipe. Pues no podían permitir que aquella gente se apoderara del reino vecino oprimiendo en el transcurso a gente inocente. Sabía que poco a poco, según avanzara la guerra, esa gente sacaría aún más los colmillos y comenzaría a adentrarse mar adentro con los que vivían apaciblemente en las partes más alejadas de la ciudad, que eran los únicos que aún tenía, aunque fuera un poco de paz.

    Nahir lucho hasta el cansancio junto a su padre, incluso intento bloquear un golpe que iba para el rey, pero no pudo. No logro contraatacar a tiempo porque estaba muy lejos y su amado padre recibió un impacto mortal. En ese momento el rubio solo se enfureció y comenzó a atacar desmedidamente, haciendo que ni siquiera pensara bien sus movimientos o estuviera pendiente a todos sus flancos. Por lo que en una de ellas recibió una fea herida, aún seguía con vida, pero sintió que todo le daba vueltas, que se desvanecía. Luego no supo nada más. Solo que apareció por un área donde había corales. Probablemente, estaba en algún arrecife. ¿Cómo llego hasta allí? No tenía idea. En ese momento se sentía tan mal y desorientado que solo nado un poco como pudo buscando algún ser vivo que le ayudara, pero solo consiguió desmayarse sobre la arena.

    Pronto sintió una voz que lo llamaba, él apenas y podía abrir los ojos. Pero luego sintió que le jalaban las mejillas, por lo que hizo que comenzara a pestañear intentando de abrir poco a poco los ojos. — ¿Qué? ¿Dónde estoy? — decía confundido. Cuando sus ojos recién se lograron abrir por completo, noto a una joven sirena de cabellos obscuros y lacios que flotaban como un mar de azabache. A su lado pudo ver algunos delfines y peces que lo observaban de igual manera. ¿Por qué todos lo veían como si fuera el centro de atención?

    Su pregunta se respondió rápido cuando intento moverse y todo le dolió. Ahora comprendía por qué le pedía que lo ayudara a moverse para curarlo. — Una pelea… sí, eso parece. Solo que no tengo idea de que pelea. ¿Quién eres? — y mejor aún… quién era él? No lo recordaba. — Puedo moverme, aunque un poco lento posiblemente. Solo que no recuerdo nada… — Admitió, y el no poder recordar nada lo comenzaba a aterrar, solo que intento mantener la calma.
    1. El triton herido



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar Oct 03, 2023 4:23 am
    Umiko || Zona de Arrecifes || con Nahir
    La sirenita estaba preocupada por aquel chico que tenía muchas heridas en el cuerpo y lo cierto es que apenas se había dado cuenta de la más profunda y la cual seguro era la que lo tenía débil. Se preguntaba que o quién lo había dejado en esas condiciones, no despertaba y era desesperante porque sabía que estaba vivo.

    Fue un alivio que despertara, quizás se asustaba porque no iba alejar a los caballitos de mar y delfines de su lado cuando tenían todo el derecho de ser curiosos. Pero no lo hizo y le sonrió para que se mantuviera tranquilo. —Oh... eres de otro mar. —Señaló al percatarse —Espero que no un enemigo —Decía con suavidad aunque si estaba demasiado débil para atacarla si era así — Estás en el Mar de  Jiāo... ¿Qué te paso?  — Preguntó,  analizándolo mejor y haciendo que las criaturas dieran ese espacio ya que eran capaces de entenderla y hacerle caso. Su expresión cambio cuando se dio cuenta que se había golpeado la cabeza y el pobre triton no recordaba nada, soltó un suspiro, la fiebre no ayudaba y tenía que hacer algo.

    Parece que te golpeaste fuerte...—Quedo a media frase porque no tenía idea cual era su nombre — Perdón por no presentarme, pero es dificil hacerlo encontrándote así; soy Umiko. —Se presentó con rapidez la sirena y luego quiso saber de él. — ¿Y tú como te llamas? ¿Por qué recuerdas tu nombre, no? — Señaló Umiko viendo que realmente no se podía mover mucho por la herida que tenía y unas cuantas otras, la verdad es que por sus poderes podía hacer una mezcla sanadora que lo mantendría en calma hasta llega a su casa para darle el medicamento marino efectivo. Sabía que sus padres no lo iban a dejar así que había que esperar, por ahora ya su trabajo ahí había terminado y debía encargarse de él.

    Apenas te puedes mover y tranquilo... ¡Chicos y chicas! ¿Me pueden ayudar? Creo que tu Coral y Blue pueden ayudarme... tal vez ¿Kelp?— Le dijo principalmente a los delfines que entendieron y con cuidado llevaron al chico al otro lado donde estaba ella en un principio. —Pobrecito, nunca me ha gustado ver a la gente así de malherida...veamos que se puede hacer — Finalizó y se puso manos a la obra.


    1. El tritón herido




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Miér Oct 04, 2023 12:38 am
    Nahir || Zona de Arrecifes || con Umiko
    Nahir aún seguía intentando analizar todo lo que había a su alrededor. Para verse así, algo podría llegar a su mente. Sin embargo, Solamente le llegaban pequeños recuerdos de su niñez, pero nada más. Ni siquiera estaba seguro de si la joven sirena que lo atendía la había visto antes. Asumía que no por la forma en que lo estaba tratando, como un desconocido. A pesar de eso, agradecían su gesto generoso. Pues de verdad que no se sentía para nada bien.

    Era increíble cómo todo podía cambiar de un momento a otro. Ahora el Tritón era quien estaba al frente del reino y ni siquiera lo sabía que es la peor parte, pues no podía recordar absolutamente nada. Lo cual era frustrante. ¿Cómo era posible perder la memoria de un momento a otro? Debió de haberse dado un golpe muy fuerte en la cabeza.

    Puedo notar las criaturas curiosas que lo observaban, al menos parecían ser amigables. Y la joven estaba haciendo muy caritativa, muy linda. — Quisiera decir que no lo soy, pero no puedo asegurarlo. — Respondió el chico, pues no recordaba de donde exactamente era. — Lo que si estoy seguro es que no me siento capaz de dañar a criaturas y sirenas inocentes. — termino por admitir. Algo en él le decía que buscaba el bien, que no quería dañar a nadie.

    Se sentía caliente por la fiebre a pesar de que la temperatura del agua estaba fresca. —¿Mar Jiāo? Me suena familiar. Como si lo hubiera escuchado antes. — cometo el Tritón.
    — Gracias por la ayuda Umiko. — Cuando le pregunto por su nombre no supo qué decir. Fue ahí cuando noto que de su cuello colgaba un pequeño colgante en forma de almeja, por lo que se puso a mirarlo a ver si había algo que lo hiciera recordar. Al verlo se dio cuenta de que reflejaba una imagen adentro en la que se veía a una joven y rubia sirena cargando un bebé tritón en brazos. En la almeja estaba grabado el nombre de Nahir. — Creo que está, es la única pista que tengo. — Le dijo quitándose el colgante, mi mostrándole. — Supongo que puede ser mi madre… por lo que imagino que tal vez Nahir es mi nombre. — asumió el joven.

    Apenas y podía moverse para intentar ayudarla.  Le frustraba todo en estos momentos. Se sentía muy vulnerable. Aunque en cierto modo afortunado de haber sido encontrado. — Lamento no ser de mucha ayuda. — Murmuró el rubio. — Háblame mientras nos movemos porque creo que de lo contrario no podré permanecer despierto por mucho tiempo. — Le pidió a la joven. — ¿Desde cuándo pastoreas? — preguntó intentando mantener la conversación.
    1. El triton herido



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Vie Oct 06, 2023 1:41 am
    Umiko || Zona de Arrecifes || con Nahir
    Todo era extraño pero trato de no desconfiar al respecto, más que el tritón estaba herido y era muy difícil que se fuera contra ella, no podría y sus animalitos no dejarían que le hiciera daño. Hasta que el mismo chico coincidió que no era así y no tenía esa expresión o mirada que llegara y le hiciera daño. Lo peor o quizás lo mejor y en su beneficio que tuviera esa perdida de memoria era bueno para ella. La sirenita sintió lástima por eso porque imaginaba que no era nada grato despertar sin recordar absolutamente nada, el pobre estaba completamente desorientado debido al dolor y todo lo que acontecía en su cabeza. —Pensemos que eres alguien bueno y si en algún momento llegas a estar mejor estarás tan agradecido conmigo que aunque seamos "enemigos" no me harás daño. Me deberás una... podrías haber muerto aquí — Dijo Umiko siendo demasiado realista de lo que podría haber pasado, generalmente nadie venía aquí más que los que se dedicaban al pastoreo marino.

    La chica asintió. Se preguntaba quién podría ser pero ya luego reafirmó que con el tiempo cuando recuperara la memoria todo iba a ser mejor, le nacía ayudarlo ya que era de ese tipo de persona, sus padres la habían criado así y había que pensar que todo saldría bien, era imposible para ella dejarlo a su suerte, los actos siempre iban en cada persona.

    Umiko asintió y le dedicó una sonrisa al momento que él agradeció su ayuda. — No puedo dejarte abandonado si estás sufriendo. — Respondió mientras que le decía su nombre que resultó ser Jahir por un collar que traía en el cuello.— Es muy posible, es un lindo nombre. Y tu madre es muy hermosa — coincidió. La verdad es que ya había notado que era de otro mar por sus características físicas ya que aquí eran más de orígenes asiáticos tal como decían que eran la tierra que aunque había mar habían muchos sectores de tierra donde ellos por lógica no podrían sobrevivir, era un planeta muy lejano que se hablaba mucho.

    La chica comenzó a sanarlo por las habilidades en crear antídotos que tenía aunque no tan poderosos porque se necesitaba mucha energía empezó a curarlo. Con una alga más ancha que sanatizo lo uso como venda en ese sector, pero tenía que cerrar. Jahir empezó hablar mientras se sentía mejor. Sonrió por eso, quizás así podría nadar donde vivía que tampoco era que viviera de lleno en la ciudad hasta su hogar, estaba lejos claro que sí solo que no tanto si no iban directo hacia allí. — Sí, ese es mi trabajo por la hacienda que tenemos... es bastante humilde la verdad a comparación a las mansiones marítimas que hay en la ciudad que algunos hasta parecen palacios, pero somos felices. Nos dedicamos al cultivo, al pastoreo y tenemos todo para sobrevivir. — Le contó y fue cuando pasaron algunos minutos. — ¿Ya te sientes mejor? Prefiero que mi madre te vea es una experta en sanación. — Exclamó, incitando que se moviera con lentitud.

    1. El tritón herido




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Sáb Oct 07, 2023 12:34 am
    Nahir || Zona de Arrecifes || con Umiko
    — Sí, eso hace sentido. Supongo que es lo más justo. No debería de ser de otra forma. Siempre hay que tener gratitud, y no debería mezclarse una cosa con la otra. Los ciudadanos no tienen la culpa de los conflictos entre reinos. — aseguro el muchacho. Poco llegaba a su mente de cuan involucrado realmente se encontraba. De todos modos, aun cuando su memoria parecía bloqueada, sus valores estaban intactos.

    Aunque fuera, aquella pista sobre su verdadera identidad era de ayuda. Pero no dejaba de ser frustrante. Lo bueno es que al menos ya tenía un nombre. Eso era un comienzo, y un rostro conocido. El de su madre, pues aunque antes no le había llegado a la mente al verla, sus instintos le dejaron saber que se trataba de su madre. Incluso, de hecho, algunos recuerdos llegaron a su mente de un niño jugando con la misma mujer, rodeados de caballitos de mar de colores.

    — Eres de buen corazón Umiko, eso me ha quedado más que claro. — Le aseguró el rubio. — Gracias. ¿Sabe? Ver su rostro me hizo que recordara un poco, al menos un momento de mi niñez. No estoy seguro de dónde estaba. Pero sí que jugaba con ella, y con muchos caballitos de colores. — se atrevió a contarle a la sirena.

    El joven intentaba mantenerse alerta mientras la muchacha lo curaba, al menos lo suficiente para que se pudieran ir de aquel lugar.  — Es cierto lo que dice. Es que de nada vale tenerlo todo si lo que más importa no se puede comprar. Estar sano, tener a los que amas contigo. — no lo sabía, pero él era un vivo ejemplo de ello. Estaba malherido, no recordaba y estaba lejos de su familia. Ni siquiera sabía qué su padre ya no estaba entre ellos. Que él sería el nuevo rey. ¿De qué le valía todo eso ahora? No había nada malo en ser de la realeza y tener lujos. Pero había que tener bien los pies o en este caso aletas, en la arena, para siempre recordar que era lo que realmente importaba y lo hacía feliz. — Solo mírame, ya quisiera saber quién soy y estar con mi familia. — confesó el tritón. — Suena a un trabajo que se disfruta. Tranquilo, en un ambiente hermoso como lo es la naturaleza. — comento. — Tiene una habilidad increíble para ello, por como la siguen y obedecen. Igual también juega el carisma a favor. — ese era el arte del pastoreo, lograr que te siguieran a donde quiera que vayas, cuidar que no se pierda ninguno y enfrentarse a animales que puedan poner en peligro el rebaño.  Y la chica parecía muy unidad al suyo.

    Luego de un rato, Nahir intento moverse al escuchar su pregunta. — Sí, creo que al menos ya puedo moverme y no me desmayaré. — aseguro dándole una sonrisa. — Gracias. — añadió. — Está bien, creo que resistiré hasta llegar con su madre. — comento. — Imagino que a de ser tan bonita como usted. — se le escapó, a fin de cuentas seguía siendo un tritón joven, así que no era ciego como para no fijarse en esas cosas, aun cuando no recordara quién era.
    1. El triton herido



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom Oct 15, 2023 4:02 pm
    Umiko || Zona de Arrecifes || con Nahir
    Por como se expresaba tenía algo de impresión que el tritón formaba parte de la nobleza o simplemente de los guerreros de los distintos reinos. Solían tener un lenguaje y más vocubulario cuando se dirigían a otro y sinceramente el tritón caía en eso. ¿Pero como saberlo si había olvidado todo? Esperaba que la recuperara pronto, normal que el chico tendría que tener un buen análisis  y evaluación médica. —Se expresa como si fuera un rey — Tuvo que decirle para que se tranquilizara y no se moviera mucho mientras lo sanaba en lo que podía porque ahí la experta era su madre, solo que tenía que lograr que se sintiera mejor porque tenía que llevarlo hasta allá.

    Tenía a una madre muy hermosa y que lucía muy elegante por eso tenía esa pequeña teoría, sin embargo, no podía saberlo hasta que empezará a recordar todo y se reconociera así mismo. — ¡Que bonito! Los caballitos de mar son preciosos y muy juguetones. — Lo decía porque ella también se encargaba de ellos de cuidarlos y luego si necesitaban dinero podrían hacer un intercambio solo que sí el grupo que traía ahora eran para su hogar y se había encariñado mucho con ellos la seguían a todas partes al igual que los delfines.

    La sirena se sintió muy complacida de como pensaba Nahir. La realidad es que nunca le había faltado nada con respecto al amor y calor familiar, sus padres eran humildes pero muy amables y empáticos con el resto quizás se diferenciaban al resto porque su sangre no era por completo asiática por sus abuelos.  Otra teoría que ni siquiera sabía que estaba suponiendo bien, la pelinegra solo escuchaba en silencio y asentía de vez en cuando dado que estaba ocupada hasta que notó que estaba mejor y hasta se le notaba que había tomado color en sus mejillas y ya no estaba muy pálido por la pérdida de sangre. — ¡Sí! Por eso me decidí seguir con esto... mi habilidad es más hacia las criaturas marinas aunque tengas las otras si uno debe notar cual es la sagrada. — Decidió ser más informal porque sabía que se iba entre lo formal e informal — ¿Y tú? ¿Cuál crees que es la más importante? Tienes que empezar a recordar no te puedes quedar así... solo que todo a su tiempo. Te quedarás con nosotros hasta que estés por completo bien.— Murmuró la chica con ternura mientras lo ayudaba a levantarse un rato después para que fueran nadando y seguro él con ayuda con un delfín a casa. — Vaya... aunque este delicado no se le quita lo coqueto — dijo entre una risa divertida y otras de nerviosimo porque el comentario la había tomado por sorpresa. Por supuesto que la mayoría se fijaba más en las sirenas de ciudad con sus hermosos colores y cabello más cuidado y adornado que ella. Así que se le hacía muy raro más que él era muy atractivo. — Sujétate de Coral, parece que ha quedado con ganas de ayudar. — Uno de los delfines más robustos se acercó y dejo que el tritón lo sujetara para comenzar a llevarlo ya conocía su casa así que normal que se adelantara. Ella guardó las cosas y se marchó detrás de ellos sonriendo por lo bajo, esto era lo más extraño que le había sucedido en años y claro no se sentía nada mal por mucho que fuera un enemigo estaba delicado y con heridas así que no era alguien que lo dejaría así.

    1. El tritón herido




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Lun Oct 16, 2023 12:31 am
    Nahir || Zona de Arrecifes || con Umiko
    Nahir aun cuando estuviera sin recordar quién era, en cierto modo su esencia no la había perdido. Estaba ahí de manera inconsciente, pues el no recordar no quería decir que eso iba a cambiar tu forma de ser. El que era bueno seguía siéndolo, el que era malo, tarde o temprano terminaría haciendo que eso saliera a la luz. Así de simple.

    El chico negó con la cabeza cuando menciono que se expresaba como un rey. — ¿Eso cree? No lo sé, no creo. O sea, si lo fuera no estaría varado y solo aquí… supongo. — dijo ahora cuestionándose por qué sería que había llegado hasta aquí. Bien, comenzaba a notar que su apariencia no era la de un humilde tritón, el color en sus escamas que parecían haber sido pintadas color plateadas en algunas partes que hacía que resaltara en el color azul verdoso natural de su cola. Las prendas, esos brazaletes que llevaba en los brazos, eran típicos de los soldados. — Quizás no tanto, pero a lo mejor si posiblemente era alguien que cuidaba de su hogar. Supongo. — Admitió.

    Tener la imagen de su madre, y al menos saber su propio nombre, comenzaba a desbloquear recuerdos. No pudo evitar sonreír cuando le contaba sobre ese de su niñez que llegaba a su memoria. — Si lo son, recuerdo que no dejaban de hacerme cosquillas y yo no paraba de reír. Supongo que ha de ser lindo tenerlos constantemente cerca. — pues al pastorearlos pasaba mucho tiempo con ellos. Cosas como estas, convivir con la naturaleza no había manera de comprarlas y, sin embargo, podían hacerte muy feliz.

    — Y si esa habilidad coincide con lo que te gusta hacer mejor aún. — aseguro el rubio. — Está bien, y gracias de veras. — Respondió ante su sugerencia de permanecer con su familia mientras se recuperaba. Es que de verdad no iba a hacer nada vagando solo por ahí sin recordar nada. Eso podía ser muy peligroso. — A ver… a ver… — Decía intentando recordar un poco. Debía de reconocer que era frustrante y el esfuerzo le hacía comenzar a doler un poco la cabeza nuevamente. — Supongo que el hablar, es que hay muchas cosas que se pueden evitar dialogando. Pequeños destellos de recuerdo intentando de negociar un castigo con mis padres por haber hecho alguna travesura. — le contaba a la muchacha. — Creo que estaba un poco mayor al recuerdo anterior. ¿Cree que quizás mis recuerdos poco a poco se vayan desbloqueando hasta llegar a la actualidad? — cuestiono el chico. — Es que aun cuando intento recordar lo más reciente, lo que hace es que me duele la cabeza… quizás dentro de algunas horas… o mañana. — esperaba.

    No sentirse bien, y no recordar, no le habían quitado lo coqueto. Es que, como decíamos, no dejaba de ser él, aunque no recordara nada. Nahir dejo escapar una risa, aunque intento no volver hacerlo porque le dolió al hacerlo. — Supongo que a de serlo, aunque no lo recuerde. Pero lo digo en serio, realmente lo pienso. — aclaro, le encanto su sencillez y delicadeza, su belleza natural para nada fabricada.  

    — Está bien. Gracias Coral. — Agradeció al delfín que, aunque fueran criaturas no dejaban de ser muy inteligentes. — ¿Vive muy lejos de aquí? — pregunto para hacerse una idea de cuán lejos estaban.
    1. El triton herido



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom Oct 22, 2023 5:19 am
    Umiko || Zona de Arrecifes || con Nahir
    Sí. Por su porte, su apariencia, por como estaba adornada su cola y sus brazaletes parecía ser alguien de la nobleza de algún mar. Y parecía saberlo y eso le frustaba aún más por esa pérdida de memoria. — Bueno.. siempre hay conflictos, aquí también los hay la mayor parte del tiempo porque no se ponen de acuerdo y no viven en armonía, nunca quedan conforme así que es probable que participo en alguna pelea y se golpeó muy fuerte la cabeza. Gracias a Neptuno que no murió... —Siseó con suavidad mientras acariciaba sus manos porque una pelea si que podía llevar a la muerte.—Es que quizás se despertó y logró escapar llegando aquí. Preguntaré mañana si hubo alguna disputa en los territorios cercanos antes debo asegurarme que usted este bien. — Suponía Umiko que claro era lo más posible o tal vez hasta lo habían traído y fueron alcanzados. — Trate de no recordar mucho, tiempo al tiempo los recuerdos siempre vuelven por algo somos tritones y sirenas. — Lo calmó y tranquilizo, porque de alguna forma Nahir intentaba recordar y eso hacía que le doliera la cabeza, y además que igual tenía que curar esa herida, la cual pudo sanar bastante pero quería asegurarse con curaciones más especializadas que se dedicaba su madre.

    Noto que no te has olvidado de todo y esos flashs de su niñez vendrán primero estoy segura. — Dijo contenta, sin duda ya tenía un mucho mejor semblante y eso había hecho que se pusiera más conversador. Pero el asunto es que no se podían quedar ahí por nada porque aún tenía recuperarse bien de esa herida fea y profunda, comer y descansar. Necesitaba un hogar cálido para eso.  Lo escuchó con una sonrisa y ante su pregunta asintió. — Bueno por lo que sé y por lo que me ha contado mi madre todo depende del trauma. Pueden volver o quedarte así por un tiempo no sé si para siempre en realidad, es que yo creo que siempre va a ver algo que se recordará con más facilidad pero si será más difícil aquel que viviste recientemente y te dejo así. — Murmuró la sirena ante su pregunta, prefería ser sincera y no que se ilusionara. — De todas formas, prefiero que mi mamá te explique que sabe mucho más del tema. — Umiko le dio apoyo y aliento que no se sintiera mal por lo que estaba pasando porque sí estaba ahí para ayudarlo.

    Coral lo ayudo a su vez para cargarlo y así se sujetara mejor pero no iba a ir a la velocidad que acostumbraba. —En realidad es una hora cuando vamos a una velocidad normal pero como estas herido yo creo que demoraremos unos 20 o 30 minutos más... así que sí el viaje es largo, si te duele mucho a mitad de camino nos apresuraremos. — Comentó la sirena que prefirió sugerir —Sería bueno que descanses un rato estaré atenta que no caigas. ¿Vale? Aunque ahora afírmate bien, de esta forma tampoco a Coral le va a doler — Le explicó como tenía que sujetarse. El día de pastoreo había acabado y por suerte sus animalitos bonitos marinos entendían que esto era más importante ya los premiaría mañana estando más horas de los que acostumbraba e irían más temprano, ahora lo importante era que Nahir, el triton que parecí a un rey estuviera bien.


    1. El tritón herido




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Mar Oct 24, 2023 12:37 am
    Nahir || Zona de Arrecifes || con Umiko
    Algo le decía al tritón que él era mucho más de lo que él creía. Pero no podía estar seguro con exactitud de a dónde pertenecía. Cuál era su función en su reino. Por ahora solo deseaba poder recuperarse de las heridas para no sentirse dependiente de otros. Claro que igual estaba infinitamente agradecido con la chica por su ayuda. Reconocía que en estos momentos realmente la necesitaba. Pues quién sabía si alguna criatura peligrosa marina pudo haberlo encontrado antes de ella y la historia de haber sido totalmente diferente. Así que sin miedo exagerado se podía decir que era sirena le había salvado la vida.

    — Es lo más probable porque no pareciera que fuera por algún otro motivo, si hubiera sido un robo no tuviera conmigo ninguna de estas prendas. Más de que eso explica por qué estoy en tierras ajenas. — confirmó pensativo. ¿Pero cuál sería el problema entre los reinos? Por supuesto que esa respuesta tampoco la tenía. Tiempo a tiempo primero tenía que saber quién era él, y ya luego intentar comprender el conflicto que había en estas tierras. — Lo sé, de verdad soy afortunado de que no haber muerto. De verdad que estoy profundamente agradecido por su ayuda. Que de igual forma haber pasado más tiempo a mi suerte pudo haberme ocurrido algo peor. — asumió el rubio, pues podía haberse infectado la herida o haberlo encontrado alguien que lo reconociera e intentará hacerle daño.

    — Se lo agradeceré, eso quizás me ayude a recordar. — todo lo que le ayudará a recordar sería bienvenido. Pues ahora mismo hasta sentía que le dolía la cabeza de solo pensar demasiado. Una pequeña sonrisa apareció en su rostro cuando la chica lo intento animar. — Es cierto, tiene razón. Ya volverá. — al menos no estaba del todo en blanco su mente y aunque fuera ya le habían llegado imágenes dispersas de su niñez. — Fue feo el golpe, pero no me dejó sumido en la inconsciencia profunda por tanto tiempo. Al menos eso parece, de lo contrario, no hubiera desertado cuando me llamó. Eso quizás es una buena señal. Pero mejor no adelantarme y esperar a ver que su madre dice. — y esperaba que sí, porque sentía que tenía cierta responsabilidad con lo que fuera que hiciera con su vida en el día a día.

    Con la ayuda de Coral se comenzaban a mover. No se esperaba que estuviera tan lejos, pero ahora que lo pensaba hacía lógica que así fuera si se encontraba pastoreando cuando lo encontró. — Prometo avisarle, pero creo que puedo resistir. — Respondió, es que de verdad no quería ser una carga, sabía que su peso igual podía cansar más de la cuenta al delfín, así que tampoco quería abusar.  — Solo cerraré los ojos un poco, entonces, cualquier cosa igual, avíseme. Si es necesario que en algún momento tenga que nadar lo haré, tampoco quiero que sus animales se maltraten por cargarme más de la cuenta. — aclaro, tenía esa peculiaridad de preocuparse por el bienestar de los otros, incluyendo las criaturas.

    Nahir se acomodó mejor y se sujetó, recostó un poco la cabeza del lomo de Coral mientras cerraba los ojos para así descansar. Solo que en ese momento se dejó llevar y cuando menos lo espero se había quedado dormido. Aún no se caería porque se había agarrado bastante bien, pero sí se podía notar como su mano se relajaba del agarre.
    1. El triton herido



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Vie Nov 17, 2023 10:15 pm
    Umiko || Zona de Arrecifes || con Nahir
    Fuera cual fuera su historia y porque había llegado ahí, la sirenita no iba a saberlo porque el pobre tritón había perdido la memoria, lo más importante era que estuviera bien y se recuperara de sus profundas heridas. Para eso iba a tener que actuar rápido porque la curación que había sido simple y no duraría mucho, era su madre quién tenía más experiencia en aquello así que le urgía ir pronto.

    Umiko solo sonrió por sus tantos agradecimientos, es que no podía decir más porque ya se había expresado y simplemente no podía dejarlo solo ahí sin ayuda donde posiblemente habría muerto si no lo hubiese encontrado nadie. Eran gestos nobles y como había sido educada por su familia, fuera quien fuera después era imposible que se fuera contra ella por como se expresaba, sinceramente esperaba contar con suerte, todo en esta vida se pagaba cuando actuaban de mala manera.

    Imagino que si fue muy fuerte el golpe para que olvidará todo lo reciente, esperemos que sea solo algunos días y poco a poco empiece a recordar. — No se atrevía a tutearlo mucho todavía ya que no tenía la confianza y ahora solo tenían que partir, fue gracias a los delfines y esos pequeños amarres con algas que le hacía que lo pudo sujetar pero igual se podía caer porque no le gustaba presionar mucho la silueta de los delfines, había sido un trabajo cansador y más encima quedaba mucho camino para llegar a casa.

    Sé que de todos modos estará atento y no lo dejará caer, pero yo también uno nunca sabe, y usted lo único que debe es descansar, se hará más corto así el camino. — Asintió con una sonrisa, la verdad es que le agradó que sintiera empatía por sus animalitos que de por sí podrían cansarse. — Estarán bien, están acostumbrados a cargar un poco, pero claro si veo que flaquean le avisaré — Prometió.

    Después de eso solo emprendieron el camino de vuelta, todo se mantuvo en silencio porque Nahir si se tomó muy en serio lo de descansar lo cual era mucho mejor. El viaje de vuelta se mantuvo tranquilo, miró de vez en cuando a sus delfines mientras ella se hacía cargo de los caballitos de mar, cangrejos y peces que la seguían.

    Llegaron justo a tiempo, su madre justo estaba afuera cuando llegó mirando curiosa la situación. Umiko solo le explicó lo que había pasado y simplemente sin despertarlo lo llevaron adentro de su casa.

    Fin del 1 Capítulo.


    1. El tritón herido




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Mar Dic 12, 2023 1:24 am
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    La vida del tritón había cambiado para siempre. Había pasado de ser príncipe a Rey, y de tener padre a ser huérfano, en cuestión de unos momentos. Lo peor de todo era que en su mente nada de eso existía, pues no lo podía recordar. Había sido severamente herido y de no ser por aquella joven, quizás aún seguiría varado en la nada a merced de cualquier bandido o animal peligroso.

    No estaba seguro de en qué momento llego a su hogar, pues se había quedado dormido sobre el delfín. Sí, podía recordar claramente el rostro de la sirena que lo rescato, y eso le había hecho sonreír de forma inconsciente mientras aún dormía. Esos recuerdos que eran después del golpe si los tenía presente. Pero luego comenzaron a pasar una serie de imágenes de una pelea sangrienta, no podía verle las caras a ninguno, pero las escenas le habían horrorizado. Serían esos recuerdos de lo que paso antes de quedar inconsciente. Todo estaba tan difuso que no sabía si era real o no.

    Nahir se despertó agitado, desorientado y asustado. Pues lo último que vio en su pesadilla fue un objeto volar en su dirección y luego cayó despierto. — Fue una pesadilla. — Decía aún algo agitado mientras intentaba sentarse. Miro el lugar donde estaba, pero no había señales de nadie. Solo escuchaba voces al fondo, por lo que nado hasta la salida de la habitación asomándose por aquel pasillo. — ¿Umiko? ¿Eres tú? — llamaba a la muchacha, pues suponía que este era su hogar.

    Se veía muy acogedor y bonito, aunque humilde. Nahir estaba agradecido por estar allí, era un noble gesto de parte de la joven, no solo ayudarle, también recibirlo en su hogar.

    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Miér Dic 13, 2023 9:17 pm
    Umiko|| Hogar de Umiko || con Nahir
    Lo más importante para Umiko, era que el tritón que había perdido la memoria no terminara más enfermo por las heridas que tenía en su cuerpo. Era evidente que había pasado por una batalla y seguro golpeado en la cabeza para que sus recuerdos fueran tan escasos, hicieron todo lo posible con sus delfines hacer el recorrido lo más rápido posible cuando iban a medio camino y él se quedo dormido, y sin percatarse de la nada estaban frente a su hogar.

    Su madre que estaba ahí no entendía lo que pasaba y la ayudo a socorrerlo, tomando al muchacho con cuidado lo llevaron a un sector para que su madre se encargara de sanarlo, mientras Umiko explicaba donde lo había encontrado y que era imposible ya que tenía corazón dejarlo ahí herido. Como había sido criada de esa forma, su madre la entendió y pidió que la ayudara en lo posible, el pobre ardía en fiebre y dormir también hacía que recuperara fuerzas.

    El asunto es que aunque quedo bien y estaban tratando las heridas con pociones marinas en horas correspondientes el sireno durmió casi por dos días, despertó cuando se estaba haciendo de noche. Ella escuchó el grito porque su habitación era cercana por lo que ya estaba casi saliendo de su habitación cuando el chico comenzó a llamarla.

    Tranquilo, tranquilo... ya estoy aquí.  ¿Tuviste un mal sueño? — Preguntó con suavidad para que asumiera que estaba a salvo es que tal vez que estaba soñando y temía que estuviera mal. — Me alegra que despertarás y que recuerdes mi nombre, dormiste casi por dos días — Explicó la sirena mientras tomaba sus manos. — ¿Cómo te sientes? ¿Tienes hambre? ¿sed? Tu solo dime... — Comentó mientras alzaba la mirada y se percataba que sus padres ya estaban contemplando la escena esperaba que comprendieran.
    2. Agradecimiento




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Dom Dic 31, 2023 6:46 pm
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    Su vida aún era un misterio para él. Apenas y tenía algunos recuerdos de su niñez que parecían poco a poco irse desbloqueando. Lo único que parecía reciente, pero no estaba seguro de si solo era una pesadilla o si realmente pasó, fue lo de la pelea. Aunque por sus heridas suponía que era real. Pues de alguna manera tuvo que haber terminado malherido.

    No sabía como iba a poder agradecerle tantos cuidados y la ayuda que le había dado la sirena. Al menos ya se podía levantar y nadar con mayor facilidad. Menos mal que igual había descubierto cuál era su nombre, de lo contrario se sentiría como alguien sin identidad alguna. Su nombre era Nahir, provenía de otro mar y al parecer venía de una familia pudiente. Esos eran los datos más destacables de lo que lograba recordar. Ahora miraba a su alrededor, intentando orientarse un poco de en donde estaba.  Suponía que debía ser el hogar de Umiko así que intentaba buscarla o al menos escuchar su voz porque al despertar no había señal de ella. Se tranquilizó cuando al fin la escuchó.  — Tuve una pesadilla. Aunque no estoy seguro de si solo es eso o tal vez haya recuerdos envueltos. — Le respondió un tanto frustrado.  — Estaba en medio de una pelea. — contó el tritón.

    Nahir sonrió levemente al escucharla.  — Creo que es lo más claro que ha permanecido en mi mente. — Le admitió en cuanto a su nombre. Y es que la muchacha había dejado una gran impresión en él.  — ¿Dos días? Eso es mucho. ¿Tan mal estaba? — Preguntó sorprendido.  — Pues parece que me cayó bien el descanso. Me siento con más fuerzas. Antes apenas y me podía mover. — Afirmó el muchacho.  — Me da pena admitirlo porque siento que ya he abusado mucho de la hospitalidad. Pero si tengo hambre. — no era de ser aprovechado y lo podía sentir porque no le agradaba tener que andar pidiendo cosas. Más no le quedaba de otra.  — No sé como, pero repondrá todos los recursos que han gastado en mí. — Le aseguró a Umiko.  — Gracias, de verdad. — Le dijo a la chica tomando sus manos.

    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Sáb Ene 27, 2024 4:52 pm
    Umiko|| Hogar de Umiko || con Nahir

    La chica lo escuchó con calma y le mostraba una expresión tranquila porque lo veía muy nervioso y alterado, era vital que se mantuviera tranquilo. Pobrecito, si se ponía en su lugar y tratar de busca respuestas de quién era y que había sucedido realmente. Entendió aún más que dijera que había tenido una pesadilla y que estaba en medio de una pelea. — A lo mejor es un recuerdo, yo te dije que por esos sectores hay conflictos entre reinos porque son territorios que no están del todo ocupados — Exclamó la sirena que tuvo la necesidad también de tomar su mano para que se fuera tranquilizando. Al menos la recordaba y eso era lindo pero claro que comprendía que no le gustaba sentirse perdido.

    Sí… es que perdiste mucha sangre y estabas agotado. Solo te dejamos dormir luego que te sanamos, supongo que sabes que estás en mi casa, mi mamá ayudó mucho en tu recuperación. — Dijo mientras la señalaba para presentarla a la vez. — Y él es mi padre…— Sus padres estaban en un rincón observando la escena y lo saludaron desde esa distancia, luego dijeron que le darían espacio para que Nahir se calmara.

    Me alegro mucho que estés con más fuerza..— Soltó sus manos y sonrió con cariño. — No.. no ni te preocupes… imaginaba que despertarías con mucha hambre y sed… creo que para partir una sopa estará bien…— Escuchó a su madre desde el fondo que ella la traía por lo que le ayudo a sentarse en la cama y atrajo una mesa hecha de una concha bastante bonita color perla. — No pienses en eso… a lo mejor podrás recompensarlo más adelante, ahora lo más importante es tu salud y esperemos que de a poquito vayas recordando… A lo mejor es en los sueños que irás teniendo cada día más trozos de lo que pasó. — Señaló Umiko que solo dio un asentimiento de cabeza y dejó que tomará sus manos cuando el pobre tritón agradeció.

    Su madre no demoró nada con la sopa, trayendo los servicios correspondientes y se la dejo encima. — No te preocupes, Nahir. Sé que debes estar muy confundido pero eres bienvenido aquí —Señaló la sirena con suavidad, la verdad es que tanto ella como su padre se parecían mucho al ser de descendencia más asiática.

    2. Agradecimiento




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Dom Mar 03, 2024 1:13 am
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    El chico seguía cayendo en ti tiempo por supuesto que se había asustado por la pesadilla. Pero ahora que estaba despierto se pudo calmar un poco. En especial al tener su presencia con él, que tomara su mano. — Es posible por qué la única explicación para qué me encontraras la forma en que lo hiciste. Quizás sea algún tipo de guardia o algo así. Sí, es el caso, lo lamento, porque evidentemente no soy de tu reino. — soltó un suspiro y si no era de su reino quería decir que estaba en el ejército del enemigo o al menos eso parecía. De todos modos, tampoco tenía el contexto del porqué la pelea para aquellas tierras. Quizás podrían ser aliados contra algún otro grupo. No tenía la más remota idea de nada.

    Se había sorprendido por todo el tiempo que había dormido. Realmente había estado mal por lo visto. Miro a su alrededor y le dio una pequeña sonrisa ya más tranquilo. — Sí, eso lo noté. — comento respecto a saber dónde estaba. — Oh, debo en ese caso agradecerle también a ella y también a su padre, por la hospitalidad. — afirmaba el muchacho. El chico les hondeo la mano para saludarles, ya les debía demasiado.

    — Siendo así, estoy deseoso de poder probar dicho manjar. — afirmaba, olía bien así que no podía decir lo contrario. Además, el chico estaba con un hambre vieja que sentía que podía comerse hasta una ballena. — Tienes una gran paciencia Umiko, no cualquiera logra lidiar con alguien que está enajenado de su realidad. — confeso el chico. — Pero si todos aquellos son fragmentos de mis recuerdos, posiblemente en poco tiempo ya todo caiga en su lugar. — Añadió, no creyera que era pesimista. Al contrario, luego de todo lo que había ocurrido estaba seguro de que esto era una buena señal.

    No solía ser penoso cuando se trataba de chicas, pero sí que era respetuoso, por lo que al notar que su madre llegaba hasta donde estaba ellos soltó la mano de la muchacha para no parecer intrusivo, pero sí le dio una sonrisa. — Se lo agradezco señora, han hecho demasiado por mí. — le afirmo a la sirena. — Huele muy bien, desde que lo tenía lejos ya podía saborearlo.  — le alago su comida antes de comenzar a probarla gracias a la mesita que había colocado la chica cerca de la cama. Miro por un momento a la chica. — ¿Podría salir luego de la cama un rato? ¿Nadar un poco? — cuestiono, es que no quería entumirse. Fueron dos días durmiendo.

    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Jue Mar 07, 2024 4:30 am
    Umiko|| Hogar de Umiko || con Nahir

    La sirenita escuchó al tritón y afirmó con la cabeza porque era lo que estaba pensando. — Es muy posible pero igual por observación de mi padre es que quizás era alguno que mandaba, un comandante o un general, un líder.. además por la forma que se expresa es porque es de alto rango, no vienes de una familia, es decir, alguien como yo.— Señaló la chica para ver si lograba recordar un poco al respecto a sus orígenes, además que la cadenita que traía no la podía tener cualquiera.  

    Sus padres estaban muy atentos de sus movimientos, lo cierto es que desde que llegó, con su madre se empezaron a encargar y cuando su padre se enteró y lo vio dormido comenzó a observar si no tenía ninguna herida fijandose en todo, hasta que ella le dijo que había perdido su memoria y ni siquiera sabía quién era, la batalla había sido bestial. Lo saludaron con educación desde la distancia mientras ellos siguieron conversando, la comida llegó enseguida.

    Umiko agradeció sus palabras y observó la comida. Ya no tenía hambre porque ya había comido— Es que no podía dejarte a tu suerte y sé que con el tiempo empezarás a recordar todo. Eres extranjero así que apenas sepas de donde vienes te ayudaremos a volver a casa. ¿De acuerdo? — Le prometió con una sonrisa mientras acariciaba su mano antes que comenzará a comer.

    Su madre se había quedado y sonrió por sus palabras, diciendo que disfrutara de la comida pero que fuera lento al comer porque había dormido mucho. Luego se marchó y fue que a la sirena le entró la risa. — No tienes que pedirme permiso, puedes nadar un poco… has estado muchos días acostado. Es de noche y aquí no hay mucha iluminación pero puedes nadar por la casa y por los alrededores. —Señaló divertida mientras ella se sentaba a la distancia y le hacía un gesto para que continuará comiendo. Cuando terminó de comer dejo que descansará un momento y pronto se acercó para ayudar a reincorporarse para que comenzará a nadar con lentitud por la casa, era muy probable que no iba a tener sueño, y era de noche, esperaba que no cambiará su horario de sueño.


    2. Agradecimiento




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Sáb Mar 09, 2024 12:55 am
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    El tritón intentó por un momento recordar esas imágenes que habían llegado en sus sueños o pesadilla a decir verdad porque no era nada agradables. Mientras intentaba ver si algo de ello se le hacía conocido. — Pues de lo único que puedo ahora mismo así recordar un poco, es que muchos de los otros que se encontraban luchando a mi lado tenían una vestimenta diferente, lo que sí no pude ver fue sus rostros. Eran todos borrosos. Así que es posible que tengas tu padre tenga razón. — analizo el muchacho, quien volvía a mirar aquel colgante con la foto de su madre, el cual lucia muy fino. — Comprendo a lo que te refieres. Descuida. Sé que soy distinto, me doy cuenta hasta de ver cómo me comporto, es como si estuviera en el subconsciente. —.

    Agradecía toda esa hospitalidad. Se preguntaba si este pueblo era así. Entonces porque estaban en guerra. Parecían buenas personas. Aunque claro, los asuntos políticos no siempre iban a la par con la creencia de los ciudadanos. No todos los pueblos estaban de acuerdo con las acciones de sus gobernantes. La verdad esperaba que cuando lograra recobrar sus recuerdos encontrar la forma de que hubiera paz. Sí es que de verdad tendría poder alguno o al menos buenas influencias para persuadir al Rey de su pueblo. Quien quiera que fuera claro.

    El rubio asintió ante sus palabras mientras acercaba la comida hacia él para comenzar a probarla. Fue ahí donde se le vino una idea a su cabeza al escucharla, mencionar que le ayudaría a volver a casa. — Y que recuerde algunas cosas es buena señal, espero que aunque suene masoquista, poder ver más imágenes en mis sueños de lo ocurrido para poder unir las piezas del rompecabezas. Ya que lo dices, cosa que agradezco de igual manera. Se me ocurre que quizás ver un mapa podría ayudarme a desbloquear algún recuerdo. ¿Tiene mapas del área? — pregunto Nahir.

    Nahir le aseguro a la señora que comería más despacio. Al final tenía razón, si se iba muy a la ligera comiendo igual le podía hacer daño. Por lo que comenzó a comer con más calma, disfrutándose mejor del alimento. — Aún me cuesta caer en tiempo. Eso me gustaría, en especial ver los alrededores. — aseguro antes de volver a su comida. Umiko era muy atenta, hasta lo estaba ayudando a reincorporarse. La miro, fue ahí donde se acordó de sus carismáticos amiguitos marinos. — ¿Los delfines y caballitos están aquí? — pregunto con curiosidad, aún recordaba cómo le habían ayudado a cargarlo.
    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Miér Mar 13, 2024 5:23 am
    Umiko|| Hogar de Umiko || con Nahir

    Umiko al escucharlo supo que su teoría y también la de su padre era la acertada ahora que el tritón decía que había notado que el vestuario de sus hombres eran diferentes, así que definitivamente era un tritón de alto cargo que había sido herido de gravedad porque lamentablemente en esa batalla habían ganado los enemigos. ¿Habrían sido ellos mismos? Era mejor que ni siquiera se acercara al palacio marino real si había aún conflictos. — Entiendo, entonces no estábamos tan equivocados... ¿Ya se dio cuenta? De a poquito comenzará a recordar pues no vio el rostro de sus aliados pero si las siluetas y eso es un gran paso — Lo animó con una sonrisa porque la idea era justamente que se sintiera mejor y que luego volvería a su hogar. — Por supuesto, la actitud y el modo de ser no cambia — Exclamó porque si creía que era un triton de recursos mucho más altos que los suyos que eran campesinos.

    Pero de todas formas, entre sirenas y tritones debían tener esa armonía. No creía que fuera violento además que era tan solo uno, los conflictos por los territorios siempre estarían o negocios que no eran del gusto del emperador, así que era muy común - aunque ella no estaba de acuerdo - que las luchas y combates se formaran, tristemente  no era la forma aunque era necesario porque cada reino tenía que prosperar.  Solo que su familia no tenía ese deber así que era mejor mantenerse alejados y dejarse proteger cuando comenzaban a matar a diestra y siniestra como última opción, quería que pensar que lo hacían por objetivos y no por crueldad.

    Claro que igual le asustaba que el rubio fuera parte del ejercito.

    Puede que tenga razón,  en los sueños uno se relaja y llegan lentamente los recuerdos, el problema es que con esta dificultad no sabrá si es real o no, porque no tiene a nadie que lo conoce y que puede confirmar — Quería pensar positivo y lentamente ya cuando supiera algo más comenzará a buscar a sus conocidos. Se llevó un dedo al mentón — Creo que mi padre tiene uno... pero... ¿Le parece si mañana por la mañana hacemos eso? — Hasta lo sintió como sospechoso que quisiera saber de como era la zona podría ser una mala señal y quizás se estaba haciendo para luego atacar. ¿Tendría tritones esperando?

    Solo que la sirena trato de volverse valiente y algo más atrevida. — Es sospechoso que hable del área — Lo miró con una ceja alzada y haciendo un puchero. Al menos toda esa zona era de campesinos, sirenas y tritones dedicados a su trabajo, de bajo nivel social y que trabajaban por esfuerzo, sería una injusticia que atacaran primero a los débiles y que ni siquiera sabían como luchar. — Perdón, aún me cuesta confiar en usted — Se encogió de hombros y lo alentó que siguiera comiendo, pues tenía que recordar de manera justa quienes lo habían ayudado, curado y quién les ofreció alimento.

    Luego de comer dejo que el tritón descansara y entendía que quería nadar. — Esta bien, por esta vez optó en creer más en usted así que mirara los alrededores de mi casa. Y sí.... por este sector se encuentran los delfines y los caballitos —Nadaron hasta esa área con lentitud hasta que llegaron a una clase de establo. Claro que en esas horas estaban descansando pero los más traviesos se despertarían para jugar un poco. — ¿Recuerda todo desde el momento que lo encontré? Nadaron mucho y hicieron bastante esfuerzo por traerlo aquí. — Señaló mientras acariciaba un delfín que se había acercado a ellos y que emitía un sonido que significaba que estaba contento que vinieran a verlo a esas horas de la noche del profundo océano.

    2. Agradecimiento




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Dom Mar 17, 2024 11:21 pm
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    El tiempo le permitiría descubrir quien era. Esperaba que no fuera demasiado tiempo porque en verdad frustraba desconocer tu procedencia, sentirse que no tenías identidad propia. En especial luego de lo que al parecer había vivido que en definitiva no había sido algo bueno. Era por esto que esas pesadillas se le hacían familiares, porque eran recuerdos llegando a él. Pero la verdadera pregunta era cuanto de todo esto era real y cuanto su mente lo había generado.

    — Sí, es que siento que no podría tener una pesadilla de algo si ese algo realmente no hubiera impactado mi vida y dejado una gran impresión. — Debía de ser un evento impactante, algo que incluso en su momento pudo hasta haberle causado temor, frustración e impotencia. — Es lo bueno, de lo contrario sí que me sentiría por completo sin identidad propia. — le respondió a la sirena.

    Lamentaba las circunstancias en las que se terminaron por conocer. Era evidente que se trataba de alguien agradable, una sirena con principios. Además de que su familia igualmente parecían ser gente buena, trabajadora. Sin embargo, todo este lío se derribaba de la guerra misma que se batía a las afuera de la ciudad. Eso era lamentable, y saber que de algún modo estaba involucrado le causaba pesar. Más nada podía hacer por el momento mientras no estuviera seguro de nada.

    — Los sueños siempre dejan ese margen de error. Pero así al menos luego es un poco más sencillo descubrir si es cierto o no, al menos daría pistas y de ahí podría ir atando cabos. — lo tendría que hacer por sí mismo porque tal como Umiko le decía, él ahora mismo no tenía a nadie que pudiera confirmarle nada. Se preguntaba si tan siquiera se habrían preocupado por saber de su paradero. Quizás no, si solo era un soldado por más rango que tuviera, su desaparición o muerte se tomaría como un desafortunado resultado de la guerra. — Está bien, no hay prisa. Igual así puede que amanezca con algún recuerdo más. — al menos eso esperaba.

    No se esperó el siguiente comentario, aunque luego de que se lo dijo cayó en cuenta a lo que se refería. Evidentemente en el momento ni siquiera lo había pensado de esa manera. Solo estaba un tanto desesperado por lograr reconocer algo. — Está bien, no se lamente. Lo pienso ahora y sí, suena un tanto raro. Es solo que ah… llega a ser agobiante por más que diga que tendré paciencia y esperaré. — Reconoció. — Reconozco que no puedo darle seguridad de lo que fuera que hice en el pasado. Pero ahora mismo, en estos instantes no podría ser capaz de dañar a quienes me tendieron la mano. — aseguro el rubio. Igual entendía que nunca estaba de más ser precavida.

    Había logrado terminar su comida, agradecía tanto sentir su estómago lleno, pues con todas sus heridas había terminado débil y era evidente que hacían días que no comía bien. — Le agradezco, necesito estirarme un poco. Nadar, pase mucho tiempo en cama. — Reconoció el tritón quien nado tras Umiko para descubrir el área donde se encontraban los caballitos y delfines. Nahir los miro con curiosidad, aún no se acercaba del todo, solo observaba a una distancia prudente esperando que le diera el visto bueno para acercarse. — Eso sí, lo recuerdo, me cargaron hasta aquí. Aunque parte del viaje la pasé dormido si recuerdo cuando partimos. — comentaba a la sirena.

    Nahir se acercó un poco más a ellos al ver como lo acariciaba. — ¿No se molestarán si los despertamos? No es que pretenda hacerlo, pero podría pasar al sentir nuestra presencia. ¿Llevan mucho tiempo con ustedes? — murmuro mientras se atrevía a extender su mano para acariciar al delfín.
    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun Mar 18, 2024 3:32 pm
    Umiko|| Hogar de Umiko || con Nahir

    La sirenita escuchaba con mucha paciencia y tranquilidad. Se notaba que Nahir quería desesperadamente recordar y volver a ser él mismo, esperaba que su vida no fuera demasiado grave e igual si no llegaba a hacerlo necesitaría ayuda externa. Las criaturas marinas y ellos mismos podrían tener habilidades para ayudarlo, el problema es que no era de aquí y podría resultar perfectamente un enemigo, pues la realidad no todos eran como ellos que ayudaban a los demás y mucho más si se encontraban en problemas como él. — El tiempo dirá todo, Nahir. Y si no es posible, sé que no puedes quedarte así por lo que intentaremos llegar a otra solución. — Podrían salir, ponerse en contacto con profesionales que supieran del tema y esperaba, de verdad quería hacerlo que alguien que fuera su aliado comenzará a buscarlo.

    Es que sí.... puede que algunos sueños e incluso pesadillas hagan que resuelva de a poco el rompecabezas — Opinó Umiko que creía con esperanzas que el tritón se iba a recuperar,  ya le habían salvado la vida y esto por lo general dependía de él. Quería pensar que esto no estaba más lejos de lo que ya sabía su madre que incluso se había puesto a averiguar, todos querían ayudarlo porque la verdad olvidar lo que eras, solía ser muy triste. — Esperemos que sí — Sonrió con dulzura para que se tranquilizará y comiera tranquilo ahora que sus padres se habían alejado para conversar un rato. Sabía que no podía quedarse por mucho porque igual necesitaba dormir y lo cierto es que esas noches no habían dormido bien porque se habían turnado para cuidarlo.

    Lamentablemente, el siguiente comentario la había espantado bastante  y tuvo que decir lo que pensaba, es que fuera o no, si que era raro. No entendía porque querría un mapa. — Perdone, es que sí es extraño. Aunque supongo que no necesita un mapa de aquí sino que uno más extenso.... de las otras tierras. Es que aquí no va a encontrar nada... supongo que sí llegar un poco más lejos de donde se encontraba, a veces vivenciar lo sucedido también trae los recuerdos o bueno estar con una persona que si conocía, es mi suposición ya que no es de aquí — Murmuró la chica que sin darse cuenta pudo haber acertado con lo que Nahir buscaba, y en eso si podía ayudarlo, sabía que sus criaturas la ayudarían si pasaba algo, es que costaba confiar en él y en cierta manera tenía que cuidarse. — Una parte de mi siente que dice la verdad, quiero aferrarme a eso pero igual siento miedo... ya sabe por los conflictos que hay— Señaló con algo de temor pero había algo en él que hacía que estuviera cerca.

    El pobre necesitaba nadar y por eso fueron donde se encontraban los animalitos que la mayoría estaban dormidos pero no todos. Igual su casa tenía un terreno marino amplio así que se sentiría mejor—. Había perdido mucha sangre era evidente que se iba a quedar dormido, agradezca que esta vivo, su historia habría sido otra si no lo encuentro. — Fue sincera y muy pronto, negó con la cabeza. Acarició su delfín. — Bueno hay algunos que seguirán dormidos pero ya ve que no todos, son curiosos y les gusta la compañía —.  Lo alentó para que siguiera acariciando al delfín.
    2. Agradecimiento




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Vie Mar 22, 2024 9:52 pm
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    Eran normal las preguntas, las dudas. Estando en sus circustancias no se podía esperar otra cosa. Esa falta de identidad era algo que lo calcemia, pero esperaba que más temprano que tarde lograra reconocer todo y volver a ser él mismo. Ahora mismo la única persona que parecía reconocer era a su madre. ¿Pero como saber donde estaba? ¿Si alguien la reconocía? Probablemente no, porque estaba claro que se encontraba en un lugar que no era su reino. Por lo pronto solo le asintió a Umiko, la muchacha estaba dispuesta ayudarle. Incluso más de lo que ya le había ayudado.

    — Sí, solo debo prestar más atención. No sé tal vez anotar todo lo que recuerde en ese momento antes de que se me vaya de la mente. — porque igual ese era el problema de los sueños y las pesadillas, en el momento podías recordarlas a la perfección, pero luego de un rato se disipaban de la mente o se volvían difusas. Pero si lo anotaba rápido, se le haría más fácil el volver sobre ellas.

    La comida lo había dejado más recuperado y con algo de mejor humor. Definitivamente, le había hecho bien el tener algo caliente en su estómago. — Solo necesito algo que pueda reconocer. — Admitió en cuanto a lo del mapa. Quería ver si algo le sonaba familiar, el nombre de algún lugar, de alguna zona. Algo que lograra llamar su atención. Nahir quería pensar que sí veía algo que estuviera relacionado con él podría reconocerlo. No era tan descabellado si lo pensaban, había logrado reconocer a su madre. Umiko había dado con algo que no había tomado en cuenta y que igual podría servirle. — Puede que esté en lo correcto. Incluso podría compararlo con lo que soñé y darme una idea de que era real y que no. También puede que aún queden pertenecías mías o algo parecido regado por allí. — comento un tanto pensativo.

    Pero ahora solo necesitaba estirarse, relajarse un poco. Para así poder calmar su mente, y bajar esa ansiedad de no saber quién era. Así que el nadar le hacía bien, también el ver a los animalitos. — Lo sé, lamento si podría sonar un tanto malagradecido por estar tan desesperado con esto. — Reconocido, y es que de verdad le agradecía todo lo que había hecho por él, ella y su familia.

    — Bueno, está bien. Entonces no se molestarán, al contrario, les gustara que estemos aquí. — Añadió mientras se mantenía acariciando el delfín. — ¿Desde cuándo pastorean? — pregunto con curiosidad. — Pareciera ser algo de familia. — Añadió, pues todo se veía muy cuidado como si le hubieran dedicado mucho tiempo aquella tarea. — Mientras tanto podría ayudarles. Puede que haya alguna tarea que pudiera realizar. — que no tenía idea de ninguna, pero algo podría hacer que no requiriera lastimarse. Sentía que debía ganarse esa ayuda.
    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Vie Mar 29, 2024 2:04 pm
    Umiko|| Hogar de Umiko || con Nahir

    La sirena escuchaba con paciencia las palabras del chico que seguro estaba muy contrariado que aún seguía sin recuperar sus recuerdos. Se le notaba y ahí ella solo quería ayudarlo de alguna manera para que pudiera recordar. ¿Pero en qué iba a poder aportar? Ella tan solo era una simple campesina, pero sabía que su mamá podría informarse más al saber de sanación con algunos profesionales, es que al ser extranjero no podían llevarlo a los recintos hospitalarios marinos porque preguntarían de sus antecedentes y bien entre reinos no se llevaban. Lo que era una tontería, lo malo es que el chico si que era un militar y era el doble el riesgo. —Siento que te ayudará escribir pero presiento que los recuerdos se te quedarán a medida que vayas recuperando tu memoria. — Fue lo que pudo decir al respecto con una sonrisa tranquilizadora para que dejará de pensar porque tratar de forzar todo podría ser peor.

    Se sentía bien al encontrar buenas suposiciones y teorías de lo que podría hacer para empezar a recuperar su memoria. — Puede ser que donde lo encontré puede haber algo, no quiero que se ilusione porque igual esta lejos y tal vez no hay nada… pues tengo el presentimiento que las mayores respuestas las encontrará afuera— Sin embargo, con eso se tenía que recuperar para que estuviera bien pero no estaba segura si iba a poder dejarlo solo y si iban a dejar que estuviera sola con él, no dejaba de ser un extranjero —. Todo poco a poco — Indicó la chica con suavidad y calma.

    Descuide, y perdone porque tal vez me estoy equivocando completamente con usted. Nosotros somos una familia tranquila que no se involucra más en el trabajo que tenemos que realizar todos los días— Dijo de corazón y aunque este le dictaba que lo estaba juzgando de puro miedo y que era una persona, un tritón con una gran bondad y que recordaría cada detalle gentil de su parte.

    Mi padre en sus años era pastor pero luego tuvo un accidente y al menos tenía suficiente experiencia  para tener más poder y fuera el guía — Luego empezó hablar de su madre, los caballitos de mar tenían el sueño pesado porque se ocultaban pero los delfines eran curiosos y ahí estaban despiertos teniendo paciencia para cuando se fueran. No le hacían nada a Nadhir parecía que le tuvieran respeto. —. Mi madre no… se dedica al área de sanación aunque no es una doctora — Se llevó un dedo al mentón. —Ayúdeme a mi… ya dije que podría, aprovecharíamos de revisar algunas zonas donde pueda encontrar una respuesta—Señaló la sirena.

    No es tan complicado… pero se tiene que levantar temprano todos los días. ¿Podría? — Preguntó porque ahora mismo seguro iba a tener el sueño cambiado.

    2. Agradecimiento




    Amor de dos mares 1f4ab

    Amor de dos mares QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    5071Mensajes :
    2113Honra :
    Bajada de ActividadActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Unicorn
    Rising Sun
    Unicorn
    Link del mensaje
    Sáb Mar 30, 2024 11:28 pm
    Nahir || Hogar de Umiko || con Umiko
    Buscaría cualquier forma que le ayudara a recordar. Ninguna sería perfecta, pero algo era algo. Aunque quizás se estaba presionando más de lo que debía. — Sí, usaré todo lo que pueda para ayudarme. — el confeso. Intentaba no ilusionarse más de la cuenta, pero era inevitable que pensara en las posibles formas de recuperar su memoria. Es que era desesperante no poder lograr descubrir quién eres pronto. Peor aún sabiendo que estás en un lugar ajeno a tu gente y que para peor; que era posible que estuvieran en guerra unos con otros. Eso hacía que todo fuera aún más complicado.

    — Tampoco quiero hacerme falsas expectativas de encontrar algo. Pero aunque sea ver el lugar podría causar algún efecto en mi memoria. Pues a diferencia de estas tierras ponme al parecer nunca estuve en el campo de batalla, probablemente si puede haber algo que pueda recordar. — Le comento el Tritón. Igual suspiro, es que quizás se estaba dejando llevar por la necesidad de saber y se estaba presionando más de lo que debía. — Sí, poco a poco. — Reconoció.

    La verdad no se le podía culpar el estar con una postura un tanto alerta a lo que él podía llegar a ser. No hubiera sido igual si tan solo hubiera sido un tritón de su misma raza. — No me siento ofendido por ello, no puedo jugarla ni a usted ni a su familia por ello. En su posición posiblemente hubiera reaccionado igual. Todo es culpa de las circunstancias. — le dijo para que se diera cuenta de que no iba a culparla o sentirse mal por lo comentado. Eso sí, le mostraría que su única intensión era recobrar su memoria y que siempre estaría agradecido de lo que había hecho por él.

    Le agrado que a pesar de aquello se abriera a contarle de su familia. Sin duda tenían una forma de vida muy peculiar e interesante. Además, se veía que aunque seguro todo aquello de ser campesinos requería de un trabajo arduo al mismo tiempo se complementaba con un habiente de trabajo tranquilo y hermoso. Imaginaba que su padre había sido quien le había enseñado todo lo que sabía. — Y entonces pasaste a tomar su lugar como pastora. Imagino que se volvió una especie de mentor para ti. — murmuro al escucharla. — Oh, sí, y se le da muy bien. — Decía palpándose el área donde tenía la herida más notoria. Le había ayudado mucho a recuperarse.

    Nahir asintió ante sus palabras. — Eso me parece perfecto. No hay problema con despertar temprano. Me ayudará también a volver a recobrar una rutina de sueño saludable. — admitió el tritón. — Así que es un trato, seré su ayudante y así de alguna forma comenzar su hospitalidad. — Reconoció. — ¿Tiene algún despertador? Es que igual quizás la primera vez me cueste, pero de que me levanto temprano lo hago. No dude igual golpear la puerta, porque realmente quiero hacerlo. — aclaro.

    Miro a los delfines y sonrio antes de hablar. Había algo que le hacía sentir contento de tenerlos cerca. — ¿Sabe qué? Siento que soy cercano a los animales. Al menos me producen tranquilidad. —
    2. Agradecimiento



    Amor de dos mares EWiSWvR

    Amor de dos mares CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2716Mensajes :
    1479Honra :
    ActivoActividad :

    Amor de dos mares Empty

    Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente