Últimos temas
Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Vie Ene 08, 2021 2:58 am
Recuerdo del primer mensaje :


Óðinn Landkönnuðir


Leif Eriksson nació escuchando las hazañas de su padre, Erik El Rojo. Nativo de Noruega se aventuró por las aguas hasta descubrir Islandia donde fundaría el primer asentamiento vikingo. Por vicisitudes del destino, su padre abandonó exiliado Islandia y entonces descubrió Groenlandia donde más tarde. Se dice que Leif nació en torno al 970 y que seguramente nació en Islandia a las afueras de Breiðafjörður y posiblemente en la granja donde la familia de Theodhild pudo haberse establecido. Leif tuvo dos hermanos cuyos nombres eran Thorsteinn y Thorvald, y una hermana, Freydís.

Leif fue criado por por el esclavo Tyrker, y tal fue su vínculo que lo llamaba cariñosamente padre adoptivo. En su juventud más temprana se casaría con una mujer llamada Þórgunna con quién engendraría milagrosamente a dos hijas gemelas: Rasklid y Eydís, dos hermosas criaturas que lo acompañaron ya en su juventud hasta Noruega en 999. En ese año fue bautizado bajo amparo del rey Olaf Tryggvason, pasando el invierno con él. Los tiempos habían cambiado pero había algo especial en la joven Eydís: La magia vivía en ella. Los dioses la habían bendecido con un don incalculable, al igual que a la joven Rasklid que era más fiera que cualquiera de los hombres. Sabiendo de tales habilidades...¿cómo iba a prohibirle a sus hijas seguir a los verdaderos dioses?

En el año 1000 guiado por los relatos del comerciante Bjarni Herjólfsson, se embarcó en una nueva aventura siguiendo los pasos de su padre. Erik se dirigió al Oeste y descubriría una tierra a la bautizó como Vinland. Decía que era abundante en salmones y pastizales así que se quedó para fundar el primer asentamiento.

Esta es la historia de como un noruego llegó a América. O mejor dicho, la historia de como dos mujeres islandesas contemplaron una tierra inhóspita posteriormente llamada Terranova.

Rasklid Leifdóttir
Guerrera | 20 años | Jeanne Goursaud | Silhouette
Eydís Leifdóttir
Völva | 20 años | Thea Sofie Loch Næss | LittleCash
ONE ON ONE, ORIGINAL, VIKINGOS
❈ PROUVAIRE ❈




Post de rol:

Código:
<link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=Amiri|Cardo|Cinzel|Libre+Baskerville&display=swap" rel="stylesheet">
<center><div class="pjdbox"><div style="width: 345px; height: 160px; background:url(IMG DE TU PJ); background-size: cover;"></div><div style="width: 300px; height: 10px; background: #7A5F3B; margin-top: -5px;"></div><div class="pjdtitl">TÍTULO CORTO</div><div class="pjdsub">CONTINUACIÓN DEL TÍTULO/SUBTÍTULO</div><div class="pjdtxt">AQUÍ TU RESPUESTA</div><div style="width: 250px; height: 5px; background: #7A5F3B; margin-top: 5px;"></div><div class="pjdinfo">En ¿dónde? con ¿quién?</div></div><div class= "pjdprouv">[url=https://treeoflife.foroactivo.com/u123]❈ PROUVAIRE ❈[/url]</div></center>

<style>.pjdbox{width: 345px; height: auto; background:#D6C2A7; padding-bottom: 35px;}.pjdtitl{width: 250px; height: auto; background: #transparent; border-bottom: solid 1px #B3956E; font: 16px 'Cinzel'; color: #7A5F3B; text-transform: uppercase; line-height: 20px; text-align: center; margin-top: 30px; margin-bottom: 5px;}.pjdsub{width: 240px; height: auto; font: 10px 'Cinzel'; color: #7A5F3B; line-height: 11px; text-align: center; margin-top: 5px; margin-bottom: 5px;}.pjdtxt{width: 260px; height: auto; padding-top: 15px; padding-bottom: 15px; margin-bottom: 10px; font: 13px 'Amiri'; color: #261B17; text-align: justify; line-height: 12px;}.pjdinfo{width: 350px; height: auto; font: 12px 'Cardo'; color: #7A5F3B; text-align: center; padding-top: 10px; margin-bottom: -1px;}.pjdprouv {width: 400px; font: 9px 'Libre Baskerville'; color: #998FB8; margin-top: 7px; text-align: center; etter-spacing: 2px;  text-transform: uppercase;}</style>
Little Cash
Little Cash
Mensajes: : 1518
Reputación: : 594
Mis links
Rango little

Volver arriba Ir abajo


Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Mar Oct 19, 2021 1:15 am

One would sing and one would hold me down
They might listen if I make no sound


La afirmación de su hermana la invitó a una reflexión profunda. ¿Cuánto las había conocido su padre? Probablemente no lo necesario porque ni Raskild era la ideal para ser entregada como moneda de cambio, ni Eydís había servido nunca a los propósitos de su padre. Las dos hermanas eran muy distintas pero ambas habían sufrido un abandono terrible que no alcanzaban a justificar de ninguna de las maneras.

Se encogió de hombros porque, a su parecer, no se trataba de una utilidad concreta sino de algo bien distinto. Eydís no necesitaba nadie para sobrevivir porque su cometido en la vida era servir como canalizadora de los mensajes de los dioses, no tener una vida próspera o llegar al Valhalla. Ella no era una guerrera pero tampoco una campesina, su finalidad era mucho más mística aunque...sin un clan al que guiar...¿Qué le quedaba realmente?

—No eres un estorbo para mí—porque eso implicaría que tenía emociones y ella no era de ese tipo de personas. Su deseo era conocer más al respecto sobre esas gentes, sus costumbres y creencias aunque sabía que tarde o temprano tendría que volver a casa o hallar a alguien que sí creyese en sus Dioses.

No tenía un plan concreto pero Raskild era la última miembro de su clan en esas tierras y debía ayudarla en su camino antes de dejar que se acabase perdiendo por bifurcaciones que la condenarían a una vida alejada del Valhalla y hasta ella sabía que era ese destino el que merecía su hermana y no otro.

—Primero debes calmarte. Intenta aprender de ellos, de sus técnicas de guerra y de lucha. Recaba conocimientos, así sabrás cómo pelean y te ganarás su respeto. Ellos quieren conocernos, debemos motivar el intercambio—explicó segura de su hipótesis —Te equivocas, sí navegan. ¿No te has fijado en el río y en las canoas que había cerca? Saben construir barcos aunque sean mucho más pequeños—la negativa de Raskild le obligó a retirar las manos —Muy bien, Raskild. La terquedad es la que provocará tu perdición, no la marcha de nuestro padre. Hasta que no estés preparada para avanzar...no podrás andar el camino—determinó haciéndose a un lado —Ya que es lo que quieres, te dejaré sola con tus pensamientos—prometió.

En las misteriosas nuevas tierras



Little Cash
Little Cash
Mensajes: : 1518
Reputación: : 594
Mis links
Rango little

Volver arriba Ir abajo

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Jue Oct 21, 2021 4:01 pm

One would sing and one would hold me down
They might listen if I make no sound
Nunca antes se había sentido tan desorientada, ni siquiera cuando de niña se perdió en el bosque tras pillarla una tormenta. Su madre le contó que era tan pequeña que con suerte sabía dar cinco pasos sin tropezarse con una raíz debido a que sus piernas eran aún demasiado cortas y rechonchas para sostenerla con propiedad. Sin embargo, a pesar de su corta edad, su testarudez era del porte de una montaña y de ello su padre se jactaba inflando su pecho al decir que tenía a una hija con la valentía de una diosa, así que le permitió que los acompañara a una partida de caza de un oso que merodeaba el bosque aledaño a sus hogares. Rasklid no poseía una memoria tan fantástica para recordar con completo detalle esa aventura, mas con el relato de su progenitora los retazos que guardaba cobraron sentido.

No quedaba claro porqué, si había seguido un animal o simplemente se entretuvo recolectando hongos, pero se separó del grupo y lo que sí estuvo siempre claro fue que allí conoció el desamparo de la desesperación al sentirse completamente sola en un mundo tan agreste. El relato terminaba con ella llegando milagrosamente a dar con los llamados a viva voz de su padre, congelada hasta los huesos, pero viva y feliz de regresar con los suyos. Ahora se sentía como si volviera a estar en medio de ese bosque durante una tormenta terrible, perdida, hambrienta, sedienta, pero por sobre todo, terriblemente asustada hasta creer que su cuerpo jamás le respondería como corresponde, sino que se movía al son de las ordenes de una mente ajena a la propia.

Raskild miró a su hermana buscando que ella fuese la que la llamaba hacia la salvación que le daba encontrar un refugio familiar. Su padre les había dado la espalda con tanta facilidad que ni siquiera albergaba la esperanza que volviera por sus hijas, ese hombre había dejado que la sangre de su sangre se batieran solas contra la inclemencia de una naturaleza desconocida. Y por primera vez, desde que llevaban reunidas en esta profunda noche, la vikinga escuchó con el corazón a la única familia que le quedaba. Incluso, levantó la vista y entendió la veracidad detrás de ese planteamiento. Sin embargo, no le bastaba porque el fondo de establecer una verdadera alianza pacífica con esta gente no era un fin que ella quisiera perseguir y bien era consciente que no se podía obligar a ir en contra de su espíritu.

No quería continuar extraviada y, menos aún, perder su fuego interior, pero para ello habían puntos en que debería ceder y otros que no habría forma que se rindiera en contra de su voluntad. Dejó pasar un tiempo antes de abrir la boca, ya que tuvo que sopesar lo que le transmitió Eydís y no volver a caer en los arrebatos de su carácter. — De acuerdo. Te escuché y ahora tú tienes que atender mis palabras.— Le declaró plantándose delante de su hermana. — No quiero un intercambio, tal como tú no soy una vikinga que busca la paz y no he viajados días y días para hacer amistad con nadie. Aunque entiendo a lo que te refieres y sí, seré observadora y más abierta para aprender de esta gente.— Dijo buscando lo práctico.

Si aprendía a valerse en este nuevo mundo, su sobrevivencia estaría más asegurada. — Y lo que te pido es que no olvides que somos vikingas. Nuestras tierras nos han enseñado que los barcos de ríos y lagos no sirven para el indómito mar. No son aguas que se puedan comparar.— Refutó con rudeza, le molestaba que no supiera lo básico que también se podía aplicar a este pedazo de tierra. — Y no te preocupes, que sé caminar.— No se perdería, pensó volviendo sus pasos en dirección al poblado. — ¡Si tú ahora no quieres venir es cosa tuya!— Exclamó sin voltearse al continuar dando fuertes zancadas en un bosque que odiaba, pero que debía aprender a percibir si quería seguir siendo llamada una guerrera.
En las misteriosas nuevas tierras




Óðinn Landkönnuðir - Página 3 13pk1W7
Silhouette
Silhouette
Mensajes: : 3335
Reputación: : 1483
Mis links
Shakespeare - Nivel 6

Volver arriba Ir abajo

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Mar Oct 26, 2021 2:04 am

One would sing and one would hold me down
They might listen if I make no sound


Aquellas respuestas eran infinitamente mejor que nada y Eydís se llegó a sentir satisfecha al comprobar que su hermana haría todo lo que estuviese en su mano para sobrevivir dentro de un territorio que era genuino para ambas. Allí en esas misteriosas tierras todo era diferente pero no desconocido si se esforzaban en aprender cómo era para acabar encontrando una salida.

La völva asintió aceptando que Raskild estuviera dispuesta a aprender, no le pedía más porque tampoco estaba en su deseo transformarla en una persona distinta sino en que se adaptara dentro de lo posible al mundo que las rodeaba. Su hermana debía integrarse si querían conseguir la libertad aunque fuese por despertar simpatía en la matriarca que gobernaba a esos hombres y mujeres. Era su objetivo aunque, a diferencia de Raskild, ella sí aprovecharía la oportunidad para conocer aquella cultura tan diferente a la propia y obtener nuevos conocimientos.

—Con eso será suficiente—prometió antes de escuchar sus siguientes peticiones. Eydís sonrió con mayor amplitud de la habitual.

—¿Cómo voy a olvidar nuestras raíces cuando mi único cometido es servir de conexión con nuestros dioses?—ella nunca podría olvidar de dónde era y dónde acabaría. Odín, Freyja, Thor, Frey, Loki...todos formaban parte de su vida tanto como la guerra de la de Raskild. Dos facetas de una misma cultura.

—No se pueden comparar pero quizás ellos podrían ayudarte a construir un barco mayor. Poseen madera y conocimientos—solo quería que dejase de ver puertas cerradas donde también existían ventanas —¡Espérame!—le gritó la muchacha a su melliza.

Por primera vez en mucho tiempo, Eydís sonreía. Humana.

En las misteriosas nuevas tierras



Little Cash
Little Cash
Mensajes: : 1518
Reputación: : 594
Mis links
Rango little

Volver arriba Ir abajo

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Sáb Nov 06, 2021 4:30 pm

When I hear whispering, whimpering, tampering,
shuffling, rhythmic disdain. I follow my way to the waterfall
A pesar de que en el fondo este cambio se debió a que Rasklid tuvo que reconocer que había estado equivocada y que la única solución era ceder, no lo manifestó en ningún momento. Nunca había sido dada a hablar y estos dotes solo los reservaba para cuando requería alentar a sus guerreros antes de un enfrentamiento, el resto del tiempo usaba su lengua para lanzar maldiciones porque no tenía mayor necesidad de otro tipo de discursos. Sin embargo, por más que no dijese nada a la mañana siguiente que se mantuviera dentro de los terrenos de la comunidad, y no refunfuñando en los lindes del bosque, era un cambio que no pasó desapercibido y los murmullos surgieron como si fueran un torrente de aguas agitadas que rodeaban a estos hombres y mujeres.

Si antes había sido vista como un demonio rubio que oscilaba entre la rabia y la violencia sin variar en sus reacciones, ahora la gente de estas extrañas tierras no sabía qué pensar o esperar de ella. A Eydís la habían recibido con los brazos abiertos porque desde el primer instante estuvo ansiosa por relacionarse, y porqué no, aprender en el proceso. Rasklid solo había sido capaz de ver todas las diferencias que los marcaban, desde el color de piel y cabello hasta los sonidos que salían de sus bocas, pero ya no podía seguir con la misma actitud, por lo que en vez de centrarse en lo distinto, se fijó en lo que los asemejaban y ciertamente fue una buena opción.

¿Por qué?— Preguntó apuntando a un gran caldero donde estaban preparando un caldo espeso que apestaba y tanto que la vikinga tuvo que apretarse las fosas nasales para no respirar el hedor directamente. — ¿Se come?— Insistió con voz gangosa, mas la anciana que revolvía el contenido ni le prestó atención al no entender lo que decía Rasklid, y ésta un poco hastiada estuvo a un segundo de darse vuelta y alejarse, pero hizo un mímica de que se comía esa sopa apuntando al líquido burbujeante. — ¿No?— Preguntó al negarle y escuchar una serie de gruñidos que no tenían ningún sentido para ella, pero que le dieron la pista al haberle apuntado la casucha donde se guardaban los implementos de guerra. Rasklid había visto ese lugar desde lejos, porque estaba bien resguardado día y noche, pero no distinguió más que flechas y nada tan grandioso como las armas y escudos que los vikingos usaban.

¿Qué?— Exclamó al haber sido golpeada por la mujer al buscar su atención. — ¿Muerte?— Claro, eso era lo que le trataba de decir. Lo que estaba preparando era un líquido mortal, lo cual sería usado de una manera práctica y más defensiva que ofensiva. — Claro, tiene sentido. Es demasiado poco para ser una sopa para todos.— Comentó para si misma mientras observaba la preparación con bastante recelo, pero con mayor curiosidad que antes. No se imaginaba cómo lo usarían y estaba por intentar averiguarlo cuando un hombre golpeó a Rasklid en el hombro con brusquedad. — Estoy ocupada. Piérdete.— Lo echó con gestos despectivos, mas él la tironeo con el fin de llevarla hasta donde estaban cortando árboles y los troncos se apilaban en un rincón listos para ser traslados. — No seré su burro de carga.— Se zafó Rasklid con toda la intención de volver hacia la anciana al no haber terminado de averiguar algo que le interesaba muchísimo.
"Aprendiendo" a convivir




Óðinn Landkönnuðir - Página 3 13pk1W7
Silhouette
Silhouette
Mensajes: : 3335
Reputación: : 1483
Mis links
Shakespeare - Nivel 6

Volver arriba Ir abajo

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Vie Nov 12, 2021 9:08 pm

When I hear whispering, whimpering, tampering,
shuffling, rhythmic disdain. I follow my way to the waterfall


Eydís despertó al alba mecida por una brisa estival. El bosque donde vivían los nativos era un lugar rebosante de vida en esa época del año. Temprano, se escuchaba el trinar de los pájaros y los sonidos de otros animales en movimiento. Era curiosamente acogedor y distinto a la tierra donde ambas habían nacido y todo era infinitamente más frío y blanquecino. Allí, a Eydís la luz le parecía más cálida.

Nada más desperezarse, rezaba a sus dioses y tiraba su conjunto de huesos, ramas y otros objetos en busca de respuestas que solo llegaban en forma de nuevas preguntas. Eydís sentía que su padre no se había marchado y era lógico puesto que su deseo era conocer esa nueva tierra. ¿Se reencontrarían cuando los dioses lo sentenciaran? Dudaba de la propia entereza de Raskild para superar un encuentro y no acabar clavando su hacha en el cuello de su progenitor.

Finalizados sus ritos, abandonó la estera sobre la que dormía para saludar a sus genuinos anfitriones. No comprendía su idioma pero intentaba hacerse entender por ellos y había logrado establecer un pequeño vínculo comunicativo que le permitía diferenciar algunas palabras.

Pasó un tiempo yendo de un lado hacia otro observando lo que hacían hasta que se encontró con su hermana "hablando" con la anciana que removía un líquido extraño. Eydís no interrumpió la escena hasta que observó como Raskild rechazaba la "orden" del hombre.

—Creo que es veneno...por el olor. Tienen hierbas muy interesantes—razonó dedicándole una mirada ¿orgullosa? —Pero deberíamos acompañarlos, creo que quieren que cortemos leña—sugirió, acto seguido, apareció una muchacha joven, la misma que Eydís había conocido el primer día, y pronunció varias palabras que debían significar algo como "mover el culo" —Ir—hizo un amago con la cabeza y la acompañó.

En el claro, tres personas cortaban leña con un hacha que tenía mucho que envidiar a las de la actualidad. El mayor entregó una a Eydís con la intención de que la emplease y ella, que no era muy dada a los trabajos manuales, no logró cortar la madera ni un poquito.

"Aprendiendo" a convivir


Little Cash
Little Cash
Mensajes: : 1518
Reputación: : 594
Mis links
Rango little

Volver arriba Ir abajo

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Dom Nov 21, 2021 3:09 pm

When I hear whispering, whimpering, tampering,
shuffling, rhythmic disdain. I follow my way to the waterfall
Nunca había visto una mezcla de este tipo.— Comentó volviendo a fijarse en la preparación. Esta novedad la atraía tal como las abejas al polen, porque cualquier novedosa forma en que se mejorara la acción dentro de un enfrentamiento le interesaba. Los vikingos eran unos seres guerreros por naturaleza, mas no cerrados a adoptar practicas de otras culturas en post de beneficiarse, sobre todo en este ámbito en específico porque aquello los hacía irremediablemente más fuertes. Era un pensamiento por completo egoísta y Raskild debió razonar en ello antes de negarse tan tozudamente, pero el tema con su padre fue lo que gatilló el cerrarse. — Quiero aprender...— Musitó para si haciendo de esta confesión una decisión tajante.

¿Te imaginas lo que lograría si embetunara mi hacha con esa preparación letal? ¡Sería tan invencible como Thor!— Exclamó con energía volteándose hacia su hermana un segundo y demostrarle una sonrisa gigante, para luego volver a fijar su atención en el caldero burbujeante. Ahora que estaba viendo el asunto no de la forma de ser una esclava o prisionera, por culpa del abandono que las obligó a someterse su progenitor, un mundo se le había abierto. No reconocería que quería aprender otro tipo de labores, porque realmente no le interesaban, y tampoco crear lazos o ser amables con estos extraños, y por lo mismo tampoco estaba abierta a seguir órdenes ajenas.

Pues, ve tú.— Le indicó repitiendo el gesto de echarla de allí, la misma que le dedicó al hombre que vino en primer lugar a desconcentrarla. — De seguro te hará bien formar algo de músculo para que dejes de ser tan endeble.— Le espetó preparada para sentarse al lado de la anciana y comenzar así el interrogatorio de lo que había vertido, lo cual no sería tarea fácil por no hablar la misma lengua, pero no se rendiría hasta obtener la información. — Dime, ahora. Ahí... ¿Qué hay?— Pronunció despacio como si eso facilitara la interacción con gestos, pero no fue tan así al obtener una mirada con el ceño fruncido de la implicada. — Necesito saber... ¡Dime!— Levantó la voz dando un pisotón en el puesto tras no haberse relajado en absoluto o sentado como había planeado mostrar su determinación.

Un silencio incómodo y tenso alertó a Raskild, solo en ese instante observó que Eydís no se encontraba ya a su lado. La anciana habló con un niño que pasaba por ahí y este inmediatamente corrió en una dirección fija, retornando al segundo asintiendo para pronto perderse dentro de una cabaña con rapidez. — ¿Qué hiciste, bruja?— Preguntó en vano.

Por más que la vikinga estuvo atenta y en posición de clara defensa al no saber si vendría un ataque sorpresa o qué, una embestida de lo que pensó que fue un toro o una animal muy corpulento por la fuerza en que logró aplacarla en el piso, la dejó sin aliento e indefensa. — ¡Suéltame!— Quiso gritar, pero fueron seguidillas de quejidos mientras se retorcía y era arrastrada, acción que no finalizó hasta que le estamparon la cara en el barro. — ¡Te maldigo!— Le dedicó a su atacante, el que descubrió una vez que levantó la cabeza y se limpió los ojos de tierra enlodada. La habían traído a la zona donde cortaban leña y la culpable se alzaba delante suyo, no era más una mujer con corpulencia y tamaño muy parecido al propio.
"Aprendiendo" a convivir




Óðinn Landkönnuðir - Página 3 13pk1W7
Silhouette
Silhouette
Mensajes: : 3335
Reputación: : 1483
Mis links
Shakespeare - Nivel 6

Volver arriba Ir abajo

Óðinn Landkönnuðir - Página 3 Empty

Sáb Dic 04, 2021 4:37 pm

When I hear whispering, whimpering, tampering,
shuffling, rhythmic disdain. I follow my way to the waterfall
Contemplar a Raskild interesada en algo que no tuviese relación con las armas y, en definitiva, con la batalla era inusual; anecdótico. Eydís se alegró interiormente de que su hermana hallase detalles en esa cultura que llamaran su atención porque significaba que se estaba abriendo a la misma. Los intercambios eran muy habituales entre las gentes del Norte que, más que guerreros, eran comerciantes y agricultores. Disfrutaban descubriendo nuevos objetos, métodos o historias; ciertamente eran más culturales de lo que se creería durante muchos años en la posteridad. No eran unos simples bárbaros.

—Puedes hacérselo saber. Estoy segura de que te enseñará—aquella gente de piel tostada era infinitamente más generosa de lo que habían aparentado en un principio cuando se presentaron armados hasta los dientes y con sus arcos en alto. Eydís no sabía nada sobre ellos porque nunca nadie, en el mundo conocido, había navegado tan lejos. Eran los primeros en alcanzar esas costas, por eso dudaba que su padre se hubiese marchado. Lo más seguro es que estuviese continuando su exploración aunque fuese por su cuenta.

—Ninguno de nosotros puede compararse a los dioses—dijo antes de girarse y dejarla junto al peculiar caldero. Eydís se enfrentó al ejercicio de sostener el hacha pero su fuerza no era suficiente para quebrar un tronco tan hosco. A ella se le daban mejor otro tipo de labores...unas más místicas y menos terrenales.

Cuando la rubia se giró se encontró a su hermana contra el suelo y repleta de barro. No pudo contener una sonrisilla divertida que acompañó con un gesto de negación de su cabeza. Raskild tenía muy malas pulgas, es decir, mal humor y esa gente no iba a tolerárselo porque, aunque fuesen invitadas, debían trabajar. Realmente era mejor estar en esa tribu donde tenían acceso a comida, bebida y fuego que perdidas en medio de un bosque desconocido.

—Te dije que tendrías que cortar leña—una vez más tomó el hacha pero no partió la madera. Atento, un muchacho se aproximó para tocarle suavemente la muñeca e indicarle el movimiento que debía hacer. Eydís se fijó bien en lo que hacía mientras la joven le tendía una mano a su hermana para que se reincorporara.

Pronunció unas palabras ininteligibles para ambas aunque dirigidas a Raskild. Por la expresión de su rostro, no estaba dispuesta a aceptar una negativa por parte de la gemela más terca. Finalmente, estiró la mano con la que sujetaba su propia hacha para que Raskild la aceptara y, con ello, su obligación.

—Yo, probar—aclaró Eydís. Después de unos segundos, conseguiría aumentar la hendidura, causada por el filo del acero, aunque no resquebrajar por completo el tronco.

"Aprendiendo" a convivir


Little Cash
Little Cash
Mensajes: : 1518
Reputación: : 594
Mis links
Rango little

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba