Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Desperate Romantics
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Jue Ene 21, 2021 6:32 pm por Timelady


Invisible String



InspiredSeriesBridgerton


Una nueva temporada en Londres, miles de posibilidades y alguna que otra sorpresa nos aguardan en esta aventura, querido lector.
Además de la presencia de las grandes y conocidas familias de la aristocracia inglesa, hemos de dar la bienvenida a una revelación en el mundo del arte, el misterioso señor Hornebolt, cuyas pinturas se exponen en las más ilustres galerías y algunas colecciones particulares, pero a quien nadie ha visto en persona.
Es su hermana, la señora Stanhope, viuda del ilustre caballero que descubrió el talento de Hornebolt, quien se encarga de las transacciones. Si bien, tampoco es muy dada a los grandes eventos sociales en los que permanece el tiempo indispensable para ser educada.
Sin duda, un misterioso comportamiento el de ambos, ¿habrá razones de peso para ello o simplemente se trata de una estratagema para captar la atención de futuros compradores?
Con suerte, lo desvelaremos en los próximos meses. Porque no dude, querido lector, que descubriré cualquier pequeño secreto con el que entretenerle.

Atentamente,
Lady Whistledown


Así terminaba el último de los panfletos que las nobles casas han recibido, despertando el interés por ese artista en particular y la posible historia y comportamiento de su hermana.
Gracias a Eloise, el segundo de los Bridgerton ha sabido de la presencia de otro artista en la ciudad. Benedict, que siempre ha sentido inclinación por el arte y el dibujo, espera conocerle en algunas de las fiestas que se celebran en los círculos más abiertos de la sociedad. Sin embargo, no hay rastro del tal Hornebolt y parece ser cierto que la única forma de llegar a sus obras es a través de su hermana.

Habiendo sido anunciada la presencia de la viuda Stanhope en la fiesta que tendrá lugar en la galería de arte, parece el lugar idóneo para tratar de conseguir la información pertinente, además de contemplar en persona esas pinturas de las que todo el mundo habla. El problema es que nadie le ha dicho qué apariencia tiene la dama.





Benedict Bridgerton
Luke Thompson
Mahariel




Zenobia Stanhope née Hornebolt
Charlotte Spencer
Timelady





Emme

Post de Rol:



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Lun Ene 25, 2021 6:55 pm por Mahariel

Cap. I
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA GALERÍA
CON ZENOBIA STANHOPE
El aire se había impregnado de los pigmentos de los cuadros. La sala olía a óleos, a aguarrás, a maderas, al arte que se exponía en ella. Benedict había acudido a la exposición con la intención de disfrutar de las pinturas, pero había tal afluencia de gente en la galería que le resultó imposible. Se le escapó el tiempo saludando y charlando con amigos y conocidos, y no es que aquello le importase demasiado, puesto que era diestro con las palabras y con los asuntos sociales, mas no lo entusiasmaba, por la sencilla razón de que lo apartaba de su objetivo.

La exposición había atraído la atención de varios curiosos que, como él, habían acudido a ella con la esperanza de conocer al genio que se ocultaba tras los trazos. Ben le dio un mordisco al pequeño dulce de limón que le habían ofrecido y mientras se le deshacía la mantequilla en los dedos echó un rápido vistazo a la sala. A algunos visitantes los podía descatar como representantes del que llevaba camino de convertirse en su pintor favorito. Los hombres, por supuesto, no podían serlo, aunque eso no impidió que Ben se fijase en un muchacho de piel moteada, nariz puntiaguda y ojos claros, ni que le dedicase alguna que otra sonrisilla boba.

En fin, que encontrar a la señora Hornebolt no iba a ser tan fácil como pintaba en un principio. ¿Sería joven, mayor? ¿Alta, espigada, delgada, rechoncha, baja? ¿Morena, rubia? ¿Alopécica, quizás? Eran tantas las posibilidades que, al final, el joven Bridgerton lo dio por imposible y se limitó a disfrutar de la suave música que flotaba en el ambiente y de los maravillosos pastelillos que le habían ofrecido. Se dirigió hacia la que era su obra predilecta, lejos de los corrillos de gente que se formaban alrededor de los demás cuadros, y quedó allí, observando cada detalle, cada trazo, cada pigmento y cada matiz hasta que una joven se aproximó al lienzo. Ben se apartó un poco para dejarle espacio para verlo y, al ver que no se marchaba, decidió entablar con ella una conversación.

Es un cuadro muy bonito, ¿verdad? — apartó la vista de la pintura para observar a la dama que tenía al lado. — Muy curioso.



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Jue Ene 28, 2021 7:19 pm por Timelady

I. Gallery
Zenobia Stanhope
Galería de Arte
con Benedict Bridgerton

Hacía ya más de una semana que se habían instalado en Londres, alquilando una residencia en la que asentarse. Quizá demasiado grande para su gusto, siendo tan pocas y solitarias personas, pero no había que olvidar que en aquel mundo de aristócratas lo más importante eran las apariencias y ella se podía considerar ya una experta en mantenerlas.

Había recibido varias invitaciones, la mayoría para su hermano, dado que él era a quien todo el mundo quería conocer, y todas y cada una habían sido cortésmente rechazadas.
Sin embargo, si estaban allí era para poder seguir ganando su propio dinero y no depender de las rentas de su difunto esposo. Por lo que se organizó una exposición de las obras de Hornebolt en la galería de arte y su presencia era ineludible.

Zenobia no buscaba llamar la atención especialmente, pero su posición como viuda la obligaba a aparecer en actos de importancia y donde deseaba ser tomada en serio con ropas oscuras, que destacaban entre los tonos pasteles de los vestidos de las debutantes y jóvenes que esperaban atraer la atención de los diferentes posibles pretendientes. Sin duda era como estar en un gallinero, rodeada de plumas y cacareos incesantes propiciando la aparición de una migraña que casi pedía una tisana. Pero hubo de conformarse con el té que estaban sirviendo. Paseaba entre aquellas personas y conversaciones tratando de captar las opiniones sobre las pinturas. Un par de jovencitas fueron las únicas a las que escuchó decir algo con sentido, alabando que en aquellos cuadros las mujeres parecían reales y no simplemente estar de adorno como en otras. Una apreciación que la hizo dibujar una sonrisa.

En su devenir, descubrió a un caballero frente a uno de los paisajes, solo allí contemplando. Aquella pintura descubría una vista que había contemplado demasiado tiempo desde su ventana, siempre pasaba desapercibida, así que le resultó curioso ver a alguien centrado en ella.
Se aproximó pues, con la intención de escuchar alguna crítica. No obstante, antes de que pudiera hacer comentario, fue el propio caballero quien lo hizo, aunque que lo tachara de "bonito" casi le hizo rodar los ojos. Pero lo que siguió, sí que despertó su interés- ¿Curioso? -Le miró, inclinando la cabeza hacia un lado.- ¿Y qué lo hace curioso, señor? Para cualquiera queda a la vista que es solo un paisaje. -Era lo que todo el mundo veía. Pero encerraba más emoción que muchas otras de las pinturas. El deseo de libertad, de salir y pasear por esos prados, visitar la aldea que prácticamente quedaba difuminada... la oscuridad del bosque que se cernía sobre el punto de vista del espectador.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Lun Feb 08, 2021 7:01 pm por Mahariel

Cap. I
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA GALERÍA
CON ZENOBIA STANHOPE
Aquella mujer, de piel clara y ropas oscuras, le devolvió la mirada con los ojos pintados de confusión, como si no terminase de comprender el idioma en el que Benedict la había saludado. Cabía la posibilidad de que, efectivamente, no lo entendiese, quizá por una sordera más propia de ancianas decrépitas que de mujeres en edad casadera, pero cuando la señorita le pidió su opinión al respecto del cuadro, el joven supo que sus palabras la habían alcanzado, y que puede que existiese la posibilidad, dado que ambos se encontraban en la misma galería, de que se entendieran más de lo que en un inicio habría sospechado.

Curioso, sí — repitió antes de dar el último bocado a su dulce de limón para dejarlo reposando en su platito —. Precisamente por eso, porque es un paisaje. Usted cuando lo mira, ¿qué ve? — Benedict la miró y arqueó levemente las cejas. — Nada, porque es un paisaje como otro cualquiera. ¿Sabría usted decir dónde se ubica, sin mirar la tarjeta? — sonrió. — Yo sería incapaz. El pueblo del fondo está demasiado lejos como para intentar averiguar su paradero, y este tipo de plantas y árboles se pueden encontrar por cualquier camino de Inglaterra — continuó —, ¡o de Escocia, incluso! No hay ningún detalle en este cuadro que nos diga dónde fue pintado y, sin embargo, aquí está — Ben se encogió de hombros —. No hay mucha gente que se interese por este cuadro — miró en derredor antes de devolver la vista al lienzo —, pero es que este cuadro no está hecho para eso. Y creo que en eso está su encanto, ¿no? En que le pueda resultar a uno tan familiar o le pueda pasar por completo desapercibido… ¿Usted qué opina?



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Dom Feb 21, 2021 4:55 pm por Timelady

I. Gallery
Zenobia Stanhope
Galería de Arte
con Benedict Bridgerton

No tenía grandes expectativas en cuanto a la respuesta que iba a recibir por parte de su interlocutor, dado que bastantes veces la habían decepcionado con análisis vacíos sobre las pinturas. Y sin embargo, tuvo que reconocer que se sorprendió al escuchar la intervención del caballero.

Ciertamente ella conocía aquel lugar, podría describirlo con los ojos cerrados y en más de un sentido, pero para cualquiera pasaba desapercibido por su naturalidad o simpleza. De ahí que verle parado frente a él hubiera llamado su atención y ahora comprendía que era una de las pocas personas que merecían contemplar pinturas como esa, más personales que otros encargos que había realizado.

Y finalmente le dio la oportunidad de responder haciendo que una leve sonrisa apareciera en sus labios.- Que ciertamente es usted un hombre con una opinión interesante. -De los pocos capaces de ver el mundo con un poco más de perspectiva.- Como dice, este cuadro se pintó con otra intención que la de acaparar las miradas de ciertas personas. Aunque yo tengo la ventaja de saber lo que su autor buscaba expresar y conocer el lugar. -Terminó reconociendo, tomando la resolución de presentarse debidamente.- Zenobia Stanhope, hermana del autor. -Concluyó, ofreciéndole la mano para estrecharla.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Dom Mar 07, 2021 3:54 pm por Mahariel

Cap. I
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA GALERÍA
CON ZENOBIA STANHOPE
Benedict quedó pensando en los trazos del cuadro tras ofrecerle a aquella dama su valoración del lienzo. Un dibujo tan simple, de colores tan primarios, sin identidad propia, le resultaba extraordinariamente mediocre, y por eso precisamente era por lo que le gustaba. Un cuadro como aquel sería una absoluta ordinariez si hubiese sido pintado por otro artista, pero su autor había impregnado sus trazos de un encanto de lo más particular. El joven recibió complacido el halago de la mujer y se inclinó sobre una mesita cercana para tomar una copa con la que acompañar al pastelillo que ya tenía a medio terminar.

Quien hubiera preparado los aperitivos lo hizo con sumo cuidado, ofreciendo a los invitados un surtido de lo más variado, cuyos colores cálidos, brillantes o cristalinos invitaban a perderse en las pastas, las galletas y las bebidas que se ordenaban sobre las bandejas.

Las palabras de la mujer despertaron su curiosidad. Sin embargo, decidió darle un sorbo a su bebida antes de replicar, temeroso de que al no hacerlo se le pegase la lengua al paladar y no fuese capaz de formar un solo vocablo, y en ello estaba, pensando en la copa y en su pastel, cuando la dama se reveló como la persona a la que había ido a buscar en aquella exposición.

Entonces, la sorpresa pilló a Benedict de imprevisto y estuvo a punto de atragantarse. Comenzó a toser, descomponiendo por completo la figura, y se colocó la mano en el pecho para tratar de sobrevivir al imprevisto. Carraspeó varias veces hasta que, al fin, tomó de nuevo el control de su voz, sintiendo, eso sí, la bebida clavarse en el interior de su garganta.

¿Es usted la señora Stanhope? — inquirió, afectado a partes iguales por el incidente y por la incredulidad. Se recompuso rápidamente y tomó su mano para saludarla como era menester. — Disculpe. Es un placer. Mi nombre es Benedict Bridgerton y soy un gran admirador de la obra de su hermano.



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Mar Mar 16, 2021 9:04 pm por Timelady

I. Gallery
Zenobia Stanhope
Galería de Arte
con Benedict Bridgerton

Se imaginaba que su presentación iba a sorprender al caballero, después de la conversación que habían mantenido. Sin embargo, no esperaba que tuviera un efecto tan adverso en su persona.
Zenobia bajó la mano y trató de auxiliar al hombre, dándose cuenta a su vez de que la tos y los gestos estaban llamando la atención de las personas cercanas a ellos. Aquello la hacía sentir tanto o más incómoda que casi conseguir que el pobre hombre se ahogase.

Aún así parecía que conseguía recuperarse, a Dios gracias.

- Así es. -Respondió cuando preguntó de nuevo su nombre.- Disculpe que se lo haya dicho así, no esperaba que causara tal impacto en usted descubrir mi identidad. -Añadió. Curiosamente, ahora que le veía más recuperado quizá podía permitirse el hacer que aquel comentario tuviera cierta sorna.

Dejó que tomara su mano para estrecharla tal y como había sido su primera intención, escuchando después el nombre del caballero.- Bridgerton. -Repitió.- He oído hablar de usted, o al menos de su hermana. -La ahora Duquesa de Hastings. Sin embargo, el Vizconde era Anthony y no Benedict, así que él debía de ser uno de los hermanos. El segundo de acuerdo con el orden alfabético dispuesto por sus padres, una curiosidad sin duda.- Es un placer conocerle. -Finalizó las presentaciones.- Y ya que se considera admirador de mi hermano, ¿hay alguna otra de sus obras que tenga su interés o únicamente este paisaje?



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Mar Abr 13, 2021 8:28 pm por Mahariel

Cap. I
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA GALERÍA
CON ZENOBIA STANHOPE
Llegados a aquel punto, con el pastelillo y la bebida decididos a dejarlo sin respiración, ya era más que evidente que Benedict había perdido por completo el buen estar del que alguien de su posición tendría que hacer gala en un evento como aquel, pero, en cierto sentido, no le importó demasiado, porque en ese instante su prioridad era sobrevivir, más que causar una buena impresión a la dama que lo acompañaba.

Resultó que el ataque de los canapés, una vez resuelto, no era tan violento como había parecido en un principio. Para cuando Benedict hubo recuperado el control de su aparato respiratorio, su aparato del orgullo se vio gravemente dañado. Una lesión, en cualquier caso, que mejor sería ignorar conforme le convenía.

No, no — trató de excusarse, dándose cuenta de que sería inútil tratar de reparar la imagen que la señorita Stanhope tendría ahora de él —. Discúlpeme usted.

La hermana del pintor tenía en los labios una sonrisilla que no sabía si trataba de ocultar o no, y aquello lo ayudó a reconocer lo cómico de la situación y, por tanto, a quitarle importancia a todo el asunto. Peor podría haber sido su primer encuentro, aunque no terminaba de imaginar cómo.

Sí, la Duquesa de Hastings — su título la había hecho algo más popular, como es natural, y Benedict se contentaba con tener casi todos los placeres de la alta sociedad sin tener que preocuparse de las tantas obligaciones asociadas a ella —. Y el gusto es mío, incidentes aparte… — aunque tuviese aún la copa en las manos, no tenía intención de beber de ella, al menos no hasta que hubiese terminado de hablar con la señorita Stanhope. — Y sí, claro, no solo me interesa esta pintura — se apresuró en aclarar —. He acudido a decenas de exposiciones, y déjeme decirle que su hermano tiene un talento que no siempre se encuentra en los lienzos — Benedict trató de expresar con palabras qué era lo que tenían aquellas pinturas que tanto le gustaban, pero al mirar las obras no se dedicaba a pensar en ellas, sino a disfrutarlas, y no halló entonces lo que buscaba —. A usted también debe parecérselo si se ha decidido a ejercer de su representante.



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Miér Abr 28, 2021 9:31 pm por Timelady

I. Gallery
Zenobia Stanhope
Galería de Arte
con Benedict Bridgerton

Zenobia trataba de hacer ver que no daba importancia al incidente, o que este no le resultaba gracioso en cualquier caso. Pero temía estar fallando en su ejercicio del disimulo. Si bien el caballero no parecía de los que se ofendían por nada, o al menos entendía que habiendo hecho el ridículo de esa manera era de esperar un poco de reacción como aquella.

Así que solo se interesó en escuchar algo más de lo que podía decirle sobre el arte expuesto en la sala dado que parecía tener un buen entendimiento sobre el tema. Algo que no todos los presentes demostraban, desde luego.
Si bien siempre existía esa sensación curiosa cuando escuchaba a otros admirar el arte de su hermano, describirlo de aquel modo. Era raro hablar de algo como aquello de esa forma en que parecía tan ajeno.

- Bueno, habría quien pensaría que se debe al favoritismo de una hermana. -Sonrió levemente al hablar de ese modo.- Pero es cierto que siempre he apoyado el arte de mi familia en lo que he podido, especialmente estas exposiciones. -Miró brevemente alrededor como si estuviera señalando toda la sala.- Además, siento apego por la mayoría de estas obras, suelen capturar momentos que también yo he compartido, como la vista de este cuadro. -Expuso, volviendo su mirada al original.- Siempre insisto en incluirlo en las exposiciones, pese a que carece del atractivo de otros y no captura los intereses de la mayoría. Es un pequeño capricho que me permito. -Reconoció.

- Además, me permite recibir la grata sorpresa de conocer a personas que realmente se interesan por el arte y no solo por lo llamativo de la obra, como parece ser su caso, señor Bridgerton.




Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Miér Jun 16, 2021 3:57 pm por Mahariel

Cap. I
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA GALERÍA
CON ZENOBIA STANHOPE
Por fortuna, tanto a Benedict como a su acompañante les interesaba más conversar sobre las obras de arte allí expuestas que recordar el desagradable incidente del pastelillo. Al joven Bridgerton le habría gustado conocer a la representante de su artista favorito en otras circunstancias, pero en cualquier caso se alegraba de haber logrado el objetivo de intercambiar unas palabras con la señorita Stanhope.

Es cierto — asintió cuando la joven le habló de las vistas compartidas con su hermano —. Estos cuadros también tienen algo suyo, es normal que sienta aprecio por ellos.

Benedict se preguntó entonces, aunque ya podía intuirlo, cuán cercana sería la relación de la señorita Stanhope con su hermano. Lo más probable es que ella, sabiéndolo o no, hubiese influido en el proceso por el que los lienzos dejaban de ser una simple tela para convertirse en las pinturas que ahora admiraban.

Pero déjeme decirle que este cuadro, en concreto, no me parece en absoluto desmerecedor de su posición en esta exposición — aclaró en respuesta a las características del lienzo —. Puede que no sea tan impresionante como otras piezas, eso no se lo niego, pero la pintura no siempre se trata de mostrar las habilidades de un artista manejando materiales, colores y formas, sino de expresar algo, como la belleza de lo cotidiano, en este caso.

Sonrió por haber complacido a Zenobia Stanhope con sus ideas y se atrevió a dar un sorbo a su copa, asegurándose, en esta ocasión, que nada podría sobresaltarlo.

Soy de los pocos que buscan la belleza a través de las emociones plasmadas en el lienzo — a su alrededor, grupos de gente se arremolinaban alrededor de las mismas obras,  y cuchicheaban sobre ellas —. Su hermano es un artista, en el más amplio sentido de la palabra. Y por eso me gustaría ayudarlo, si me lo permite — tras una breve pausa, aclaró —. Estoy dispuesto a financiar a su hermano. Podría dar rienda suelta a su creatividad sin tener que preocuparse de lo estético de sus cuadros, dedicar su vida a la pintura, sin tener que preocuparse de su propio sustento. Y del suyo, claro — añadió —. ¿Qué opina usted, señorita Stanhope?



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Lun Jun 28, 2021 7:41 pm por Timelady

I. Gallery
Zenobia Stanhope
Galería de Arte
con Benedict Bridgerton

Bridgerton la sorprendía a cada palabra.
Parecía de esos hombres dispuestos a escuchar realmente una conversación en lugar de centrarse en su discurso y ser incapaces de tomar una opinión ajena, discordante o no, a partir de la que seguir una conversación.
Rara vez se tenía tanta suerte, desde luego.

Dibujó una leve sonrisa al escuchar que los cuadros tenían algo suyo.- No podría quitarle la razón, desde luego. -Si él supiera cuánto de ella había en esas pinturas... pero no debía saberlo, nadie debía hacerlo.

Sus opiniones sobre la pintura expuesta reafirmaban a Zenobia en la opinión que se estaba forjando de aquel hombre, uno sensible y perspicaz, capaz de ver algo más que la simple fachada. Quizá el alma de un artista encerrada en un noble cuyas obligaciones no han asfixiado esa chispa.

- Está consiguiendo usted no solo mi atención, señor Bridgerton, sino también que quiera trasmitirle sus opiniones al artista. Y le aseguro que eso no es común. -Comentó ella ante sus palabras.

Prestó atención cuando habló de un artista en el más amplio sentido de la palabra, eso la hacía sentir satisfecha consigo misma. Pero su rostro perdió animosidad al escuchar acerca de esa "ayuda".
Le permitió hablar, pues no tenía por costumbre ser maleducada, pero su caracter desconfiado impedía que le diera valor real a la oferta que le estaba haciendo.

- Opino que si bien mi hermano y yo somos capaces de mantenernos sin dificultades... -Bien los había que hablaban del uso que le estaba dando a la fortuna que su difunto marido le dejó, pese a que no tenía necesidad de utilizar ese dinero y podía permitirse vivir de sus propias obras de forma modesta. Pero continuó.- Aún así su propuesta es generosa y en apariencia gentil... Sin embargo, no soy tan ingenua como para pensar que este ofrecimiento esté libre de condiciones, como todo buen contrato requiere. ¿Cuáles serían las suyas? -Cuestiona, dado que no puede confiar sin más en la buena voluntad de nadie. E imaginando que parte del proceso pasaría por el imposible de conocer a su hermano en persona.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Dom Jul 18, 2021 11:16 am por Mahariel

Cap. I
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA GALERÍA
CON ZENOBIA STANHOPE
A Benedict le resultó agradable el camino que había tomado la conversación. La señorita Stanhope resultó una dama de buenos modales y facilidad para las palabras, y el joven Bridgerton se preguntó si no sería por aquella razón por la cual su hermano la había escogido como la representante de su arte.

Los artistas, según sabía Benedict, no eran tan dados a la diplomacia como podían serlo personas como él, que se habían criado en las más selectas veladas de la alta sociedad. Quien era diestro con las pinturas podía no serlo con las conversaciones de las que dependían que se vendiesen sus lienzos, y, en ocasiones, aquello generaba una cierta tensión entre artistas y benefactores que los primeros solían rehuir ocultándose en sus talleres.

Benedict comprendía los anhelos de quienes, como el señor Stanhope, deseaban volcarse sobre el blanco de los algodones para llenarlos de vida a través de sus pinceles, y, aunque era sincera su intención de ofrecerle su ayuda para que pudiese dedicarse a la pintura sin tener que preocuparse de nada más que de qué óleos mezclar para conseguir los más delicados colores, entendía los recelos de la mujer que lo acompañaba, y procedió a poner en orden sus ideas para ofrecerle una respuesta.

No os tengo en tan baja estima como para pensar que aceptaríais mi propuesta sin querer saber algo más sobre ella — replicó, alzando levemente una ceja —, y comprendo que queráis aclarar los términos de nuestro acuerdo antes de darme una respuesta, así que os seré sincero — volvió a pasear la mirada por los cuadros de la galería —. Como os he dicho, soy un gran admirador de la obra de vuestro hermano, y nada me gustaría más que poder ofrecerle mi apoyo para que siga exponiendo en galerías como esta — entre la gente ya comenzaba a adquirir cierta popularidad el apellido del pintor —. Veréis, señorita Stanhope, no tengo ningún interés en aprovecharme del talento de vuestro hermano — era común que ciertos aristócratas lo hicieran, creyéndose con derecho a sobrepasar ciertos límites desdibujándolos con su dinero —. Les ofrezco mi dinero a cambio de su arte, como haría cualquier mecenas — miró a la joven a los ojos —. No seré yo quien coarte las libertades creativas de su hermano, eso se lo puedo asegurar. ¿Cree usted que podría concertar con él una audiencia para charlar sobre mi propuesta?



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Mar Ago 03, 2021 9:24 pm por Timelady

I. Gallery
Zenobia Stanhope
Galería de Arte
con Benedict Bridgerton

Zenobia devolvió una sonrisa fría al caballero cuando mencionó la estima que la tenía. Se acababan de conocer, era cierto, pero de algún modo no dudaba demasiado de sus buenas intenciones, y eso quería decir que Benedict Bridgerton le había causado una buena impresión.
Pero no por ello iba a pecar de confiada, desde luego.

Así pues, escuchó con atención sus palabras, tratando de ver segundas intenciones tras ellas. Pero lo cierto es que a simple vista, aquel joven solo pretendía invertir en el arte de Hornebolt sin más beneficio que la repercusión que pudiera tener sobre su reputación o la de su familia.
- Mi difunto esposo me enseñó que uno solo debe ofrecer un negocio si pretende salir ganando. -Y eso era cierto. Él siempre buscaba ganar, incluso cuando trataba de vendérselo como algo bueno para ella.

Sopesó pues los siguientes pasos, pero aquel caballero despertaba su intriga y curiosidad. No podía estar segura de si la limpieza de sus ojos podría ser real o no. Y quería saber más.
- Intentaré convencer a mi hermano de la necesidad de reunirse con usted y le escribiré para darle una fecha para la cita. -Así pues, aceptaba.

Y justo a tiempo, porque Lady Danbury, una dama a todas luces interesante se acercó para reclamar su atención y tratar de presentarle a algunos interesados en un par de sus cuadros. Se disculpó con el señor Bridgerton y prometió que pronto recibiría noticias suyas.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Dom Ago 15, 2021 11:14 am por Mahariel

Cap. II
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON ZENOBIA
Benedict había abandonado la exposición muy satisfecho consigo mismo por haber conseguido sus objetivos. No solo había conocido a la señorita Stanhope, sino que había logrado convencerla para que le presentase a su hermano, sobornándola, claro, con una generosa oferta que incluía un interesantísimo mecenazgo con más ventajas que inconvenientes para la familia del artista. El joven Bridgerton tenía motivos de sobra para mantener la moral alta, y desde la promesa de Zenobia Stanhope de escribirle con la fecha de tan ansiado momento, Benedict se asomaba con más frecuencia por la ventana, por si lograba avistar al cartero.

Pasaron en efecto varios días de elucubraciones hasta que al fin llegó la esperada carta firmada por la hermana del artista. Con una fina y pulcra escritura lo invitó cordialmente a reunirse con ella y con su hermano en la hacienda familiar, que si bien no quedaba muy lejos, hacía necesario el uso de un carruaje para llegar hasta ella. Benedict sintió en su pecho florecer el entusiasmo y la anticipación, y se preparó concienzudamente para el encuentro. Eligió las mejores galas que tenía en su haber para una ocasión como ella, se puso su mejor actitud y subió a su transporte con una sonrisa que no se disipó cuando llegó a su destino.

Las ruedas del carro traquetearon por la calzada, quizás algo descuidada en aquella zona, y lo dejaron a las puertas de la hacienda en la que se alojaban los Stanhope. Benedict dedicó unos instantes a observar el exterior de la vivienda, aunque lo que a él le interesaba era el taller que de seguro habría en su interior. Golpeó la puerta cuatro ocasiones antes de esperar una respuesta.

Buenos días, señorita Stanhope, ¿cómo está usted hoy? — la saludó cuando la vio aparecer. — ¿Está su hermano trabajando en su estudio, tal vez?



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Dom Sep 26, 2021 9:08 pm por Timelady

Cap. II
ZENOBIA Stanhope
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON BENEDICT BRIDGERTON
Zenobia se había acostumbrado a deliberar largo y teniddo sobre sus decisiones, sopesando los pros y contras, tratando de adelantarse a cualquier consecuencia de sus acciones, sabiendo que se movía en terreno pantanoso desde el momento en que había decidido comenzar a hacer un negocio de sus pinturas firmadas bajo pseudónimo.
No obstante, cuando llegó el momento de escribir aquella invitación para el señor Bridgerton tuvo que reconocerse a sí misma que era algo que ya había decidido en el momento en que se conocieron.

Así pues, le extendió una invitación una vez tuvo claro cómo iba a actuar en ese escenario futuro que se produciría y aleccionó, de nuevo, a sus dos sirvientes para que actuaran de acuerdo a los planes.
Prescindiría del mayordomo en aquella ocasión, dado que tenía otra misión que cumplir.

De tal modo que cuando la puerta sonó, fue la criada quien se apresuró a abrir tras alisar el delantal. Zenobia apareció tras ella para saludar al caballero, que no tardó en dedicarle unas palabras.

- Buenos días, señor Bridgerton. -Saludó y ante sus preguntas dejó escapar un suspiro.- Me temo que no, lamentablemente se encuentra algo indispuesto. -Lo que sin duda debía resultar una decepción para aquel hombre. Posó una mano en su brazo y señaló en dirección al salón.- Le ruego que me acompañe a tomar el té y hablemos, creo que es lo menos que puedo hacer para compensarle por su tiempo. -No siempre era tan amable, claro, pero había descubierto que cuando quería guardar en secreto la identidad del artista, debía distraer con modales y buenas palabras. Costase más o costase menos.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Sáb Oct 16, 2021 7:13 pm por Mahariel

Cap. II
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON ZENOBIA
Benedict se alegraba de ver a la señorita Stanhope al otro lado de la puerta, mas no podía evitar que la mirada se le fuera hacia el interior de la vivienda, donde esperaba encontrar al artista al que había ido a visitar. El joven sentía una ansiosa curiosidad por conocerlo, por ponerle un rostro al hombre que tan bellas piezas era capaz de crear, por ver al genio tras el lienzo y charlar con él durante horas, preveyendo que su conversación fuese tan interesante como los trazos en sus cuadros, y aunque hubiese sido más prudente disimular su entusiasmo, Benedict se sentía como un niño al que fuesen a presentar al último y más ansiado de sus regalos.

Sin embargo, por más que miró y remiró, no encontró a nadie tras la señorita Stanhope, y apenas tuvo tiempo de preguntarse el motivo antes de que ella misma se lo explicara. Su hermano no los acompañaría ese día, por una súbita indisposición. El entusiasmo de Benedict se marchitó como una flor a la llegada del invierno.

Oh — musitó, devolviendo la mirada hacia el rostro de su interlocutora. Poco sentido tendría continuar buscando un fantasma al otro lado de la puerta —. Es… una lástima — añadió tras unos instantes de silencio. Carraspeó, tratando de recobrar la compostura, recordando los modales de los que alguien de su posición debía hacer gala, incluso con una ilusión rota —. Espero que se mejore — parte de él tenía cierta esperanza de que apareciese de improviso, aunque en el fondo sabía que era estúpido pensarlo. Tampoco sabía qué le ocurría y no sería adecuado preguntarlo, así que permaneció callado —. Gracias.

La siguió al interior de la vivienda para contentarse con contemplar el lugar en el que reposaba su artista favorito, a falta de una charla con él.



Última edición por Mahariel el Dom Abr 10, 2022 1:05 pm, editado 1 vez


You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Sáb Ene 01, 2022 12:42 pm por Timelady

Cap. II
ZENOBIA Stanhope
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON BENEDICT BRIDGERTON
Hacía bastante tiempo que la joven Stanhope encontraba sumamente complicada la tarea de empatizar con otros seres humanos, algo que a dios gracias no se había trasladado a las pinturas. Pero lo cierto es que rara vez se preocupaba de lo que pensaran o sintieran los demás.
Resultó pues una sorpresa que la repentina decepción del caballero, patente en su rostro y forma de responder, consiguiera conmoverla un poco.

Le invitó pues a pasar al salón, la decoración era austera, ciertamente. Si el Bridgerton se fijaba en ese tipo de cosas notaría que no hacían gastos elevados en flores y otro tipo de decoración más allá de las pinturas y libros que adornaban las paredes y estanterías.
El mobiliario era alquilado, aunque combinaba bastante bien con todo el conjunto, después de todo nadie diría que le faltaba ojo a una artista para decorar su propia casa. Solo se le podía atribuir falta de medios.

- De nuevo, espero que pueda disculpar el imprevisto. -Recordó, abriendo así la conversación después de indicar a la doncella que sirviera el té en cuanto terminase de prepararse.- Sé el mucho interés que tenía en conocer a mi hermano, pero su salud es delicada, por eso solemos pasar nuestro tiempo en la costa. -En cierto modo así era, encontraba mucho más agradable el ambiente tranquilo de lugares como Sanditon, pero la fama de sus pinturas la había llevado a recorrer algunas ciudades.

- Aún así, si lo considera oportuno, tengo su plena confianza y permiso para hablar del negocio que quería ofrecerle e incluso he conseguido que consienta en que visite su taller si lo desea. -Lo cierto es que no iba a permitirlo por temor a que encontrara alguna pista que le llevase a pensar que era ella la autora, pero habiendo visto su reacción parecía lo menos que podía hacer por él.- Quizá en el futuro, cuando se recupere, desee reunirse con usted. Pero de momento me temo que prefiere que yo me ocupe. Si no resulta un inconveniente para usted, por supuesto, señor Bridgerton.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Dom Abr 10, 2022 1:44 pm por Mahariel

Cap. II
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON ZENOBIA
Pese a la decepción de no poder conocer al artista cuya presencia tanto había anticipado, el joven Bridgerton trató de mantener ligeros los ánimos. Al fin y al cabo, no era culpa de la señorita Stanhope la indisposición de su hermano, y lo último que pretendía era marchitar la relación que estaba tratando de construir con la familia antes siquiera de que hubiese enraizado sobre el amable sustrato que él había preparado.

No se preocupe, queda completamente excusado — desechó sus disculpas con un ademán, queriendo desviar la conversación del imprevisto en favor de temas más amables —. Lógico y natural.

Paseaba la mirada por la arquitectura y las decoraciones de los pasillos y estancias que alcanzaba la vista. Eran tantas las cosas que podían averiguarse de uno por cómo vestía su casa que no se resistió a preguntar.

¿Habéis decorado vos la casa, señorita Stanhope? — Le llamó la atención la siguiente cuestión planteada por la dueña del lugar. — ¿Qué clase de caballero sería rechazando la invitación de una dama? No, por favor, me habéis abierto las puertas de vuestro hogar y tenido la consideración de explicarme la situación. Sería muy descortés de mi parte marcharme ahora.



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Miér Jun 01, 2022 12:21 pm por Timelady

Cap. II
ZENOBIA Stanhope
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON BENEDICT BRIDGERTON
El señor Bridgerton se mostró comprensivo con la situación y correcto, a pesar de la decepción que se había pintado en su cara al saber la noticia. Pero una no podía esperar otra cosa de alguien como él, el hermano del vizconde, salvo una educación más que a la altura.

Cuando aseguró que no sería caballeroso rechazar su invitación y la atención que mostraba hacia él, asintió con una sonrisa comedida, tal como se esperaba de ella, una dama. La cortesía era de esperar y al menos en su caso no iba acompañada de la condescendencia de quienes se niegan a hablar de sus negocios con ella misma y prefieren tratarlos "entre caballeros". Ese grupo, al que al parecer no pertenecía Benedict Bridgerton, siempre recibía una nota rechazando cualquier intento de establecer nuevas relaciones.
Si ella no era lo bastante buena para hablar de negocios, ellos no lo eran para disfrutar de su arte.
O al menos mientras se pudiera permitir vivir no tenía por qué hacer esas estúpidas concesiones.

El comentario sobre la decoración, la hizo mirar de nuevo hacia las paredes, como si no hubiera notado que estaban ahí desde el primer momento.- En su mayoría, sí. Aunque todo el mobiliario es alquilado, claro. Facilita los traslados, como se imaginará. -Era una práctica de lo más común, después de todo.- Como puede notar, mi hermano y yo somos algo sencillos en ese aspecto, no necesitamos de demasiados adornos y nos conformamos con las pinturas como decoración. -Sonrió un poco, dado que así era ella. No precisaba de grandes gastos en algo que nadie fuera a mirar y solo sirviera para acumular polvo. Sus pinturas, las que le parecían dignas de que se vieran, era todo lo que la acompañaba.

La doncella apareció con una bandeja de delicada porcelana y dos tazas a juego que sirvió con cuidado.- ¿Azúcar, señor Bridgerton? ¿O leche? -Preguntó mientras la muchacha terminaba de preparar su taza tal y como a ella le gustaba.- Siempre he pensado que una taza de té es la mejor compañía para una conversación de negocios.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Dom Jun 05, 2022 5:07 pm por Mahariel

Cap. II
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON ZENOBIA
Los Bridgerton siempre habían vivido en el mismo sitio. Algunos de los muebles que había en su hacienda tenían más edad que Benedict, así que el negocio del arriendo de enseres más o menos personales le resultaba poco más que vagamente familiar.

Claro — podía ver las ventajas que le suponía a un artista que tuviera que acompañar a sus exposiciones a lo largo y ancho de la nación —. En la sencillez está el gusto, ¿no es eso lo que se dice? — Los recargados adornos se los podían quedar sus admiradores, que Benedict no los quería. — Además, las obras de vuestro hermano bien bastan para vestir su hogar, de la misma manera que visten las galerías de arte en las que son expuestas.

A cuento de eso precisamente era por lo que había acudido aquel día a la hacienda de los Stanhope. La señorita Zenobia desapareció un instante para regresar con una bandeja cargada. El metal brillaba y reflejaba los modestos adornos de la vajilla, decorada con motivos florales.

Leche está bien, gracias — replicó para después esbozar una sonrisa ante la observación de su acompañante. Lo alegró saber que la ausencia del señor Stanhope no retrasaría su negociación —. Veo que sois una mujer directa. Eso me agrada, dice mucho de vuestro carácter. ¿Teníais pensado algún acuerdo comercial que pudiera satisfacernos a ambos? ¿Alguna idea en mente?



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Vie Jun 10, 2022 8:05 pm por Timelady

Cap. II
ZENOBIA Stanhope
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON BENEDICT BRIDGERTON
Asintió a las palabras del señor Bridgerton, si bien la sencillez de su casa era debido a la practicidad y la necesidad de no despilfarrar lo que ganaba con su esfuerzo. Pero ciertamente, prefería aquel ambiente que podía considerarse casi campestre, lo encontraba más hogareño y cómodo.
Sonrió levemente ante el cumplido.- Así lo considero yo también -Confirmó.- Además, se debe predicar con el ejemplo. Si nosotros no estuviéramos dispuestos a colgar las obras en nuestras paredes, ¿quién lo haría?

Sirvió las tazas de té, de acuerdo a las instrucciones y probó el suyo, satisfecha con el resultado, mientras dejaba que el señor Bridgerton meditara sobre lo que le había insinuado.

- Lo considero un cumplido, pues. -Afirmó al escuchar sus palabras sobre lo directa que resultaba.- Me temo que me encargo bastante a menudo de estas cuestiones y he aprendido que no merece la pena dar rodeos absurdos y hacer perder el tiempo a quien se interesa por el arte. -Porque normalmente eran señores que daban demasiada importancia al paso de las manecillas del reloj y. aunque el señor Bridgerton no parecía de esos, era ya una costumbre arraigada.

Al querer el caballero escuchar una oferta antes de hacer la suya propia, asintió.- Comúnmente los acuerdos consisten en una manutención regular mientras se llevan a cabo los trabajos que precise. Ya sean para usted o para sus amigos como regalo. Los materiales serían cosa aparte a pagar por cada cuadro encargado, la mitad antes, la mitad al finalizar. -Aclaró, dado que tampoco pretendía ser tachada de timadora.- Y es preciso recordar que mi hermano no realiza retratos ni utiliza modelos presenciales, en caso de que sean esos los encargos que pretenda hacer. -Era una de las razones por las que nadie había visto al pintor. El único retrato que existía con la firma era el suyo. Un autorretrato, en realidad. Podía encargarle escenas donde aparecieran personas, por supuesto, pero nunca exigir que el artista le diera el aspecto de alguien conocido o estar presente en lo que durase el trabajo.
- Pero si tiene alguna otra idea que quiera que consideremos, puede exponerla. -Añadió, dándole la palabra y volviendo a beber de su té.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Sáb Jun 11, 2022 6:53 pm por Mahariel

Cap. II
BENEDICT BRIDGERTON
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON ZENOBIA
La señorita Stanhope lo proveía de una agradable compañía. Benedict se sentía cómodo en su presencia. El joven tenía ciertas facilidades sociales que le facilitaban establecer nuevos vínculos con completos desconocidos, de la misma manera que hacía más sencillo mantener amistades ya consolidadas, pero él, como cualquiera, tenía ciertas preferencias.

Consideradlo como lo que es — asintió —. Imagino que no debe ser fácil. Los negocios no son asunto sencillo, menos los que tienen que ver con algo tan abstracto como el arte, y supongo que habrá quien no os lo haya puesto nada fácil por ser una mujer — le dio un sorbo a su té y apoyó la taza en el plato —. Supongo que no es necesario que os lo diga, pero para mí no supone inconveniente.

¿Qué importaba? Las mujeres tenían la misma o más capacidad que los hombres para urdir planes y conocer los fundamentos de la economía sobre la que se sostenían sus hogares.

Oh, desde luego. No querría faltaros al respeto haciendo que perdáis el tiempo en conversaciones sin destino. Solo dispongo libremente de mi propio tiempo, jamás del ajeno. Cualquiera diría que es un principio fundamental de la más básica de las educaciones, ¿cierto? Pero ya veis que no.

De hecho, Benedict estaba bastante seguro de que las clases bajas tendrían más presente aquello que la nobleza con la que se juntaba. Los obreros tenían que trabajar, mientras que los aristócratas tenían que encontrar nuevas formas de perder el tiempo tras años de aburrimiento.

Son unas condiciones razonables — convino él con un gesto —. Aunque me agradaría ver alguna otro retrato pintado por su hermano, comprendo que su trabajo es el que es, y si estoy aquí es porque aprecio su estilo lo suficiente como para no querer cambiarlo. De todas maneras, me intriga saber qué papel tendrá el señor Stanhope en nuestras transacciones comerciales. Si no estaré presente cuando elabore sus piezas y será con usted con quien lleve a cabo los acuerdos comerciales, ¿significa eso que no conoceré al pintor más que por su trabajo?



You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Miér Jun 22, 2022 7:44 pm por Timelady

Cap. II
ZENOBIA Stanhope
EN LA HACIENDA  STANHOPE
CON BENEDICT BRIDGERTON
El caballero había dicho que ella era directa, pero lo cierto es que a él tampoco le faltaba esa habilidad. O la de ver un poco más allá de lo que se decía y comentarlo abiertamente. Al contrario que la mayoría.
- Mentiría si dijera que ha habido caballeros que han perdido la oportunidad de que mi hermano trabaje para ellos por ser estrechos de miras -E incluso ofensivos, algunos. No tenían por qué saber que ella era la artista a la que pagarían, pero sí que era el único enlace que iban a tener con el mismo. Es un grave error poner eso en peligro por cerrazón.- Me alegro de que usted no tenga ese problema. Diría que es al contrario, cosa que también es un cumplido. -Añadió con una ligera sonrisa.

Podía decir que era sencillo encontrar algo que apreciar en Benedict Bridgerton, ya fuera por su forma abierta de expresarse, su sinceridad, muestras de simpatía o cualquier otra cosa. Resultaba un hombre encantador. Diferente a la reputación que tenía su hermano mayor, desde luego.
Hacía fácil hablar directamente con él y poner sobre la mesa las opciones. Aunque sabía que no podía contentarle en todo.

- Su comprensión por el arte le honra, señor Bridgerton. -Afirmó, casi admirada de que no hubiera intentado siquiera sugerir la idea de un retrato, como otros habían intentado ofreciendo grandes cantidades solo para ser los únicos con una obra semejante.
Alzó una ceja cuando mostró su curiosidad, bebiendo té para disimular su expresión.

Aquella respuesta era complicada. Porque para realizarla, necesitaba más que su labia. Pero comprendía lo que le estaba pidiendo y a la vez... resultaba imposible.- Quizá sería posible un encuentro, durante alguno de sus momentos de descanso. -Dado que ni de broma iba a dejar que el criado que ponía a interpretar el papel cuando no había más remedio tocara sus pinturas.- Mas sería algo que dependería enteramente de mi hermano me temo, o de su salud. Como ha sucedido hoy. -Era la excusa perfecta, aunque quizá ya estaba demasiado usada.- Sé que hay ya ciertos rumores sobre su persona. Deformidades en el rostro que le hacen esconderse y que provocan estos brotes de enfermedad repentinos... pero le aseguro que no es el caso. -Quiso tranquilizarle, en caso de que estuviera al corriente de las historias que se habían ido despertando por el hecho de que nadie le había conocido directamente.
Lo bueno de todo aquello es que aún nadie se había acercado siquiera a la posibilidad de que ni siquiera existiera un hermano Hornebolt.



Invisible String DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :

 
a