Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Quintaesencia
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Dom Jul 18, 2021 8:29 am por Freyja
Recuerdo del primer mensaje :


Croílár glas
1x1 Inspired - Libros. Spin off El pájaro en el espino (HP Universe)
Ballyknow, Galway, Irlanda, 1953.

Irlanda es una tierra fundamentalmente mágica, casi más que Inglaterra, pero, como en tantos otros casos, el mundo mágico está más focalizado en la isla vecina, y por ello todo el mundo tiende a irse de una tierra empobrecida y sin oportunidades, por muy mágica que sea. No fue el caso de los O’Donnell, una pareja de famosos aritmánticos que permanecen en su pueblo, ni de Margaret Lacey, que tras ser alumna de Hogwarts, volvió a Ballyknow por estar con su madre viuda y porque su sueño era trabajar en la biblioteca del pueblo, renovarla y que fuera un lugar donde poder impartir sabiduría mágica.

Por su parte, el hijo de los O’Donnel, Lawrence, sí que ha optado por viajar por el mundo, estudiando todo lo que ha podido para ser alquimista, y su proyección es llegar a lo más alto de los rangos, ser un erudito y conocer, conocer sin parar. Por ello, sus padres han perdido ya la esperanza de que encuentre una mujer o de que siente la cabeza en algo que no sea un escritorio para crear su próximo libro.

Pero ahora, por cuestiones de sus investigaciones, ha tenido que volver al pueblo que lo vio nacer después de tanto tiempo, y se le hace pequeño, agobiante y falto totalmente de cultura. Por su parte, Margaret acaba de romper su compromiso con su novio desde hace once años porque pretendía que dejara de trabajar al casarse, justo ahora, que su biblioteca empieza a arrancar y va viento en popa, por lo que se ha convertido en la comidilla del pueblo.

No eran amigos precisamente en Hogwarts, pero quizá en Ballyknow, donde cuchichean sobre los dos, y donde el refugio natural de ambos es la biblioteca, quizá el ex prefecto de Ravenclaw y la ex alumna alocada de Gryffindor amante de los libros encuentren justo lo que estaban buscando.
Lawrence O'Donnell
30 años - Alquimista - Ravenclaw - Jude Law - Freyja
Margaret Lacey
28 años - Bibliotecaria - Gryffindor - Holland Roden - Ivanka




Última edición por Freyja el Dom Mayo 15, 2022 11:35 am, editado 3 veces


We are
Croílár glas - Página 2 Alchem10

Croílár glas - Página 2 Firma_10

Croílár glas - Página 2 Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4309Mensajes :
158Reputación :

Jue Ago 18, 2022 12:13 pm por Freyja

II. Un buen día
Lawrence • 25 de julio de 1953
Parpadeó, pero muy disimuladamente y mirando la bebida en su mano. Once años... Margaret había estado con su novio once años. Él no había llegado a tener una relación tan larga ni con un libro. Ahora se sentía un poco crío a su lado, a pesar de ser mayor que era. El conocimiento, a veces, te hacía creer que estabas en un estado superior con respecto a los demás... Parecía estar escuchando la voz de Cletus decirle "no sabes nada de la vida, Larry". Iba a ser verdad al final.

Las dudas de Molly sí le hicieron mirarla, aunque de soslayo, casi con un punto temeroso. Un Ravenclaw no llevaba demasiado bien no saber resolver a las preguntas. Solo reaccionó cuando se disculpó. - Oh, no, no no, no tienes de qué disculparte. Es decir... Es normal que lo pienses. - Rio levemente. - Qué te voy a decir, soy mayor que tú. - Aunque no es como que me haya planteado todo eso demasiado, y quizás se le estuviera pasando el tiempo más de la cuenta. Odiaba tener que darle a Cletus la razón. - Aunque, bueno... Siempre tendremos... nuestros libros. - Trató de aliviar, con una sonrisa leve, pero si bien en su cabeza sonaba espectacular, al decirlo le sonó horrible. Sacudió la cabeza y rio, mirando hacia la bebida de nuevo, avergonzado. - Perdón, no me hagas caso. Digo muchas tonterías cuando no estoy leyendo. - Trató de salvar.

La mujer siguió hablando y, en un ataque de clara insensibilidad por su parte, se le escapó la risa con eso de que quería tener muchos hijos varones "como si eso se pudiera elegir". La disimuló con una tos. - Perdón. No, es que... Es verdad, no es como que se pueda elegir. - No me extraña que te aburrieras de semejante cabeza hueca. De pocas cosas se había alegrado más en la vida que de no haber dicho eso en voz alta. Sonrió levemente. - No me das la tabarra, Marg... Molly. - Amplió muy sutilmente la sonrisa. - Haces bien en tener tus propios planes. Planes que pueden planificarse, como bien indica la propia raíz de la palabra, a diferencia de lo de tener hijos varones específicamente. - Negó, riendo nervioso una vez más. - Perdón, no quiero que pienses que me burlo. Es solo que... Eres demasiado inteligente para alguien que piensa una cosa así. - Guau. Menuda confesión. - Quiero decir. Ni mi sobrina pensaría algo así, y tú le das clases. Se te presupone un mayor conocimiento, pues. - Bromeó. Esperaba no estar quedando fatal.

"Se te ve feliz en esa realidad". Sonrió levemente y asintió. Sí... Estaba feliz. Es decir, era la vida que quería, la que llevaba ansiando tener y buscando desde que nació. Al menos Molly lo había captado, no como su familia... Aunque, por alguna extraña razón, al oír por primera vez a alguien decírselo... no se había sentido tan satisfecho como pensó que se sentiría. - Hecho. - Aseveró con respecto al plan de Pascua, y luego se dio cuenta de que no tenía ni idea de hacia dónde le habrían llevado sus estudios en Pascua. Hasta a su madre le había dicho que no sabría cuándo volvería, ¿por qué acababa de comprometerse con Molly a eso? Debería dejar de beber, empezaba a hacer y decir unas cosas que solo podía atribuir al alcohol, porque de normal él no era así.

Se tuvo que reír con la posible despartición de la señora Lacey si se fuera a Nueva York. Las familias irlandesas, parecían que les mataban si se tenían que ir. Él nunca se había sentido tan aferrado a su tierra, eso limitaba demasiado para sus aspiraciones. De hecho, justo eso estaba diciendo ella, y él escuchó en silencio, con una sonrisa tenue, asintiendo lentamente... ¿Qué mujer iba a querer estar con él? Si es que Cletus no se enteraba. Las mujeres, al igual que Margaret, pensaban como ella. Sonreían solo con ver su hogar y pensar en abandonarlo les generaba tristeza. Él era un hombre de mundo, no solo de libros. Y no sabía qué hacía pensando eso ahora, pero es que simplemente... bueno, Molly le estaba dando las pruebas que su familia parecía necesitar para poder darle a Larry la razón.

Si bien el argumento de la mujer le dejó congelado en el sitio. De repente lo había recordado: el hermano de Margaret, Arnold Lacey, fue el superior de su hermano Cletus. Murió cuando él quedó malherido. Lo había olvidado... Tragó saliva. - Lo siento. - Murmuró, educado. No había tenido opción de darle el pésame a la joven, aunque sí lo hizo con su madre en su día. Melancólicamente, tuvo que sonreír oyendo hablar a Margaret de su comunidad. Entendía que no quisiera irse... Lástima que él no pudiera compartir dicho sentimiento. Y eso empezaba a generarle una amargura que no lograba entender, pues era algo que nunca se había planteado.

La mujer volvió a hacerle reír a carcajadas. - Puedo asegurarlo. - Mucho más divertida que la prefecta era, sin duda. Y bailaba mejor. La propuesta le hizo arquear una ceja mientras la escuchaba. Descolgó la mandíbula. - ¿Improvisar? ¿Yo? - Soltó una risa aspirada. - Lo que me faltaba. Creo que se ha quedado usted con la parte fácil del plan, señorita Lacey. - Dijo entre risas. Siguió riendo con sus comentarios. - ¡Eh! Kepler es muy buena compañía. - Hizo una pausa con una sonrisilla y luego dijo en tono bromista. - No digo que mis sobrinos no la sean. - Aunque el reto le hizo abrir los ojos y mirar a los lados. - ¿Cóm... algo que... ahora? - Boqueó. - ¿De irnos de aquí te refieres? - Frunció el ceño, pensando fuertemente. - ¿Pero no venía primero la lista? ¿Cómo sé por dónde quieres empezar? - Mostró las palmas. - Vale, vale. Improviso. Que sepas que aceptar retos de un Gryffindor no es mi estilo, pero... - Suspiró, mirando a su alrededor. - Supongo que estar en una verbena de pueblo tampoco, y aquí estamos. - Y ahora ¿qué hacía? En menudo jardín le había metido esa chica.

Se tiró sus buenos minutos pensando, tanto que temió que Margaret se aburriera y se fuese. En lo que miraba alrededor, dándole tantas vueltas a la cabeza que iba a empezar a salirle humo en breves, detectó una riña en la barra. - ¡He dicho que no te sirvo más, McArthur! ¡Que vas como una cuba! - ¡¡Ponme otra pinta, pedazo de tronco caído!! - ¡¿Ves?! No sabes ya ni lo que dices. - Toma mi dinero. - ¡Que no te pongo más! - Larry frunció los labios, miró de reojo a Margaret y, sin pensárselo mucho (porque como se lo pensara, no lo haría) se levantó de un salto y se dirigió hacia la barra opuesta, donde estaba ese amago de pelea. Porque el borracho empezaba a querer saltar hacia el camarero.

Se coló por detrás de la barra y dijo, tirando de naturalidad, pero con el corazón a trescientos por hora. ¿¿Pero qué estoy haciendo, por Merlín?? - No, no, buen señor, no se preocupe. Lo que mi compañero quiere decirle es que no puede servirle más de ESTA cerveza. ¡Porque tenemos otra mejor! - El borracho se calló, aunque no parecía muy convencido. El que sin duda le estaba mirando sin comprender nada era el camarero. - Ven, la tenemos en aquel tonel de allí. - Le indicó, abriendo mucho los ojos. El hombre, confuso, por tal de quitarse al borracho de encima, le siguió. - ¿Tú no eres el hijo de los O'Donnell, el alquimista? - Preguntó cuando Larry se agachó frente al tonel, con el hombre junto a él, totalmente confuso. En voz baja, le contestó. - Efectivamente. No vas a entrar en razones con ese tipo, así que dale lo que quiere él y lo que quieres tú. - El otro le miró. - No lo entiendo. - Él quiere más cerveza, pero tú no quieres que beba alcohol. - Terminó de dibujar lo que estaba dibujando en el suelo mientras hablaba, puso el tonel en el centro del círculo y juntó las manos. En apenas unos segundos empezó a salir una especie de vapor del interior del tonel que dejó al camarero con los ojos abiertos. - Separación. Ahora es cerveza sin alcohol. - Se puso de pie, se sacudió las manos con una sonrisa satisfecha y dijo. - De nada. - Antes de marcharse con Molly de nuevo para contarle lo que había hecho. Esperaba que lo considerara atrevimiento suficiente.




We are
Croílár glas - Página 2 Alchem10

Croílár glas - Página 2 Firma_10

Croílár glas - Página 2 Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4309Mensajes :
158Reputación :
Miér Sep 14, 2022 5:50 pm por Ivanka

II. Un buen día
Lawrence • 25 de julio de 1953
Sonrió y rio un poquito a lo de los libros. — Eso sí. No es tan mala perspectiva, ¿no? Los libros siempre son buena compañía. — Y con eso, ella misma había sonado muy Ravenclaw, pero es que los libros podían ser una aventura en sí mismos, y hacerlos llegar a todo el mundo, mucho más. Negó con la cabeza y dijo. — Dudo que un prefecto de Ravenclaw diga tonterías. — Y le dio un sorbo a la cerveza. — Va contra el puesto en sí mismo.

Tuvo que acabar riéndose ella también de lo de los hijos varones y se rascó la frente. — Por cosas como estas me alegro de estar hoy aquí bebiendo cerveza y no celebrando mi banquete de boda. Al final tenía yo bastante razón dejándole. — Suspiró. — Lo malo fue darme cuenta tan tarde, pero supongo que esperaba que algo cambiara o acostumbrarme yo… — Se encogió de hombros. — Es que es tan raro… Encontrar alguien que te quiera así y te mire y veas adoración… Que te dices a ti misma: esto no lo puedo dejar pasar. Pero supongo que era injusto para los dos. — Negó con la cabeza y perdió un poco la mirada. En el fondo no le sorprendía que pensaran mal de ella, había cometido una auténtica estupidez.

Bajó a la tierra solo para oír ese “hecho” a su propuesta. ¿Estaba haciendo planes… con Lawrence? Aparentemente, sí. Pero su interlocutor ya se había quedado taciturno, y no tardó en darse cuenta de que había sido por la mención a su hermano. — Gracias. Pero yo le recuerdo como a él más le gustaba. — Levantó la cerveza. — Bebiendo y bailando en las fiestas del pueblo. — Dijo con una gran sonrisa. — Y siendo alegre como él. — Dio un trago y pensó, por ti, Arnie, te hubiera encantado verme aquí con el hermano de tu gran amigo Cletus.

Y más haciéndole reír como estaba logrando, al parecer. Entre la cerveza y el ambiente, estaba logrando sacar a un Lawrence un poco más espontáneo y distendido. aunque siguiera prefiriendo la compañía de Kepler a la de los seres humanos y se hubiera escandalizado con la insinuación de Molly de improvisar. — Claro, Lawrence, ahora, porque si esperaras a hacerlo, en verdad ya estarías planeando otra vez. — Contestó entre risas. entornó los ojos con una sonrisa y negó con la cabeza. — Veeeenga que no te sienta tan mal, admítelo.

Y tanto que no le sentaba mal, como que se lanzó al otro lado de la barra antes de que Molly pudiera pincharle más o darse cuenta, después del rato que había pasado prácticamente oyendo sus neuronas estrujarse para improvisar. Miró la escena atónita, y hasta le dio un trago de cerveza para asegurarse de que no estaba soñando. Lawrence O’Donnell, el gran alquimista, fingiendo ser camarero con un borracho del pueblo. Parpadeó. Si se lo hacen jurar, pierde el honor. Espera, ¿estaba haciendo un círculo de transmutación en el suelo? No, no, eso no podía ser, hombre… Pues era. Algo le había hecho a la cerveza, pero es que la seguía teniendo atónita. Cuando Larry estuvo a su altura le miró abriendo la boca en una sonrisa. — No sé qué me ha sorprendido más, si la naturalidad con la que te has ganado al borracho o la rapidez de hacer un círculo de transmutación en el suelo, ¿puedo saber qué ha sido eso? — Preguntó con una carcajada. — Vas a obligarme en traerte una planificación a cuatro colores de rutas clásicas de Irlanda.





Croílár glas - Página 2 Firmakinovo

Croílár glas - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:

Juntos, somos el Todo:
16 de enero de 2002:
Ivanka
Ivanka
User
Ivanka
Ivanka
2107Mensajes :
20Reputación :
Lun Sep 19, 2022 1:24 pm por Freyja

II. Un buen día
Lawrence • 25 de julio de 1953
Todo lo que había intentado alardear y naturalizar ante el tabernero y el borracho se fue desvaneciendo conforme se dirigía de nuevo hacia Margaret. Soltó aire por la boca en un resoplido prolongado, con los ojos muy abiertos, y se dejó prácticamente de caer en el asiento junto a la mujer, casi jadeando. - A diferencia de ese pobre desdichado, creo que yo sí que necesito un poco más de alcohol. - Dio un gran trago a la pinta, tan grande para lo que solía él hacer que, mientras el líquido pasaba a duras penas por su garganta, cerró los ojos con fuerza y, cuando consiguió tragar, tosió un poco.  Casi cuela el intento de hacerse el festivo distendido.

Soltó una única carcajada con la que ladeó irónicamente la cabeza, ya un poco recuperado del trago y tras el comentario de la chica. - Y bien bonita y estructurada espero que sea dicha planificación de colores. Por Merlín, siento que se me va a salir el corazón del pecho. - Y al decirlo, la miró a los ojos, y se le escapó una risa. - Yo no soy hombre de locuras, Margaret. ¿Cómo lo has hecho para lanzarme a una? ¿Con tan pocos Gryffindor me he relacionado en mi vida que no tengo inmunidad alguna ante ellos? - Preguntó bromista, volviendo a reír. Puede que no fueran "los Gryffindor". Puede que fuera ella en concreto la que despertaba cosas en él que hasta ahora no había despertado nadie.

- En efecto, eso que he hecho es un círculo de transmutación. El proceso en concreto se llama separación, y como indica su nombre, consiste en separar las diferentes partes o esencias de las que se compone algo. Lo he hecho en este caso con la cerveza, separando el alcohol del resto de la composición y, añadiendo calor al círculo, haciendo que este se evaporase. Así, el borracho seguirá borracho y pensando que añade más alcohol a sus venas, pero es poco más que cebada y agua. - Eso último lo dijo con una leve risa. - Supongo que... ser un erudito aburrido que vive estudiando en su laboratorio también puede ser divertido. Quién lo iba a decir. Mi hermano no, desde luego. Y si me apuras, ni yo mismo. - Rio de nuevo, y sus risas salían muy espontáneas, un poco nerviosas y aceleradas. No recordaba haberse reído tanto... nunca, prácticamente. No es que él fuera un chico hosco, pero no era una fiesta del pueblo su lugar predilecto. ¿Estaría borracho el también?

Resopló una vez más, aunque con una sonrisa en los labios, dejándose caer rendido en el respaldo de su silla. - Estoy como si me hubieran dado una paliza. No sé si se ha notado, pero he ido muy tenso a hacer todo eso. - Miró a la chica. - Me toca mi premio: esa planificación tan bonita. - ¡¡Vamos!! ¿Por qué hay tanta gente sentada? ¿Dónde están vuestros espíritus irlandeses? ¡¡Es la hora de bailar!! - Vociferó una voz altamente coreada, y ciertamente, eran de los pocos que quedaban sentados. Dejó escapar el aire por la boca con un toque de resignación. Sí que estaba cansado... y había bailado más que en toda su vida ese día, que él no era de bailar. Pero miró a Molly y... tras un par de segundos en blanco, como si no fuera capaz ni de pensar, sonrió. - Podemos salir, si quieres. - Porque él no era muy de bailar, pero ella sí. Y una persona tan alegre como Margaret, y que se lo estaba haciendo pasar mucho mejor de lo que él hubiera imaginado, no se merecía ser de las pocas que quedaran sentadas mientras medio Ballynow estaba bailando.





We are
Croílár glas - Página 2 Alchem10

Croílár glas - Página 2 Firma_10

Croílár glas - Página 2 Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4309Mensajes :
158Reputación :
Lun Sep 26, 2022 2:40 pm por Ivanka

II. Un buen día
Lawrence • 25 de julio de 1953
Se echó a reír con lo del alcohol y le señaló. — Dale, dale, te lo has merecido más que nadie, alquimista. — Y se terminó ella la suya, más que nada para parar la risa, porque no daba crédito de lo que acababa de ver. Pero volvió a hacerla reír con lo de la planificación. — Tan estructurada que te va a devolver a tu ritmo cardíaco normal, palabra de irlandesa. — Miró hacia atrás y se volvió con cara de niña traviesa. — Pero yo creo que la mujer de McArthur y el bueno de Buddy te deben una. — Y otra vez le entró la risa (puede que la cerveza fuera teniendo algo que ver en Larry soltándose con las gracietas y ella riéndose de todo, pero solo Merlín sabía la falta que le hacía). Se encogió de hombros y agrandó la sonrisa. — A veces merece la pena hacer locuras, Lawrence. Te da vidilla, te cambia la forma de ver las cosas… Y, sobre todo, es divertido, mira cómo te estás riendo. — Dijo, no pudiendo contener ella misma las carcajadas.

Pero paró para atender a lo que le contaba sobre la transmutación, y más aún, para admirar cómo se le iluminaba la cara a Lawrence al explicar la alquimia. De hecho, iba a contestarle y… No le salieron las palabras. Se quedó simplemente con aquella sonrisa que se le había instalado y mirando al hombre… Hasta que pudo decir. — Guau. Suena… Complicadísimo… Nunca hubiera imaginado que funcionaba así. Genial, Molly, acabas de quedar como una auténtica descerebrada de tu casa… Bueno, es que no era difícil delante de alguien tan erudito… Uf, ya empezaba a espesársele el pensamiento.

Ni mal le vino la interrupción de lo de la planificación, porque para planificar bonito y ordenado estaba ella, entre las risas, la cerveza y esa confusión tan rara que le había dado. Larry parecía que estaba un poco de su estilo, pero al final dijo que si quería salir a bailar. — ¿No decías que estabas cansado? — Preguntó con una risita. Pero vio en su cara que su invitación era sincera y dijo. — Bueno… Bailar, sobre todo bailes tradicionales, es bastante estructurado, y también te lo puedo enseñar. — Dijo tendiéndole la mano y llevándoselo a donde bailaban los demás. En verdad, ella misma estaba un poco embotada, pero ¿por qué no? Colocó su manos como si giraran en un corro y dijo. — Media vuelta a la derecha, media a la izquierda, repetimos. — Luego se soltó de una mano con una sonrisa y avanzó hacia delante. — Tres pasos, parada, vuelta, y otros tres pasos. — Concluyendo al volver a la posición. — Y me haces girar. — Dijo mientras lo hacía. Al terminar le sonrió y dijo. — ¿Listo para empezar en cuanto empiece el compás? Confío en tu buena memoria de erudito.






Croílár glas - Página 2 Firmakinovo

Croílár glas - Página 2 QeBRfMJ
Golden Shields:

Juntos, somos el Todo:
16 de enero de 2002:
Ivanka
Ivanka
User
Ivanka
Ivanka
2107Mensajes :
20Reputación :

Página 2 de 2. Precedente  1, 2


 
a