Últimos temas
— Apocalypse [8/9]
Rose thou art sick. EmptyHoy a las 9:23 am por Bacco

Petición de apertura de squads
Rose thou art sick. EmptyHoy a las 9:22 am por Bewölkt

Weltschmerz
Rose thou art sick. EmptyHoy a las 2:53 am por Sorceress

Festival: Safe and sound
Rose thou art sick. EmptyHoy a las 2:03 am por Maga

Registro y conteo de puntos
Rose thou art sick. EmptyHoy a las 1:52 am por Maga

— unbreakable chains [0/1]
Rose thou art sick. EmptyHoy a las 1:35 am por June

— My little boy
Rose thou art sick. EmptyAyer a las 11:48 pm por Maga

× Bound for the homeland
Rose thou art sick. EmptyAyer a las 11:37 pm por vicivosdrcams

always walked a very thin line
Rose thou art sick. EmptyAyer a las 11:35 pm por Valkyria

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol

Rose thou art sick. Empty

Sáb Jul 24, 2021 7:46 pm
rose thou art sick
Halle Mac Niahvicivosdrcams — madeleine madden
Henry T. Le Vescontetostadita — matthew goode
No entenderías los motivos del corazón, joven circunspecto, si te dijera que Henry Le Vesconte, comandante y miembro de la Sociedad Real victoriana, cayó prendado a primera vista de Halle Mac Niah, una campesina irlandesa dada a la sublevación y la anarquía. Pues, se mirara por donde se mirara: no tenía sentido alguno.

A diferencia de las mujeres de alta alcurnia, ella, en vez de ser criada para casarse, fue criada para sobrevivir, y quizás yacía en dicho indómito temperamento el punto de inflexión para que tan gallardo marine se presentara un día cualquiera de otoño en casa de los Niah, con telas de oro, piedras preciosas y otros adornos inauditos bajo aquella techumbre, para, sin dilación, cortejar a la dama.

"Es demasiado hombre para ti", susurró la hermana de Halle.

"También el amor se aprende", instó la madre al ver la orfebrería bañada de áureo.

Y él, siquiera intentó seducirla, sino que hechizó a los parientes con su cortesía practicada y sus maneras de gentry. Claro, como suele ocurrir entre observadores vulgares, nadie indagó en que, verdaderamente, el comandante Le Vesconte poseyera un alma perversa, o que residía en él la firma maligna de Lucifer, pues ofrecía una impresión impecable y distinguida. Ergo, el mismo día después de que se presentara y pidiera la mano de la hija menor de los Niah en sagrado matrimonio, durante el horror de una noche nebulosa, todos reunidos en el comedor del salón, a la luz de la chimenea le impusieron a Halle la obligación de contraer nupcias con un varón que apenas conocía, amando ella a otro.

¿Quién desperdiciaría semejante premio del desdichado destino? ¿Quién no se dejaría comprar al módico precio de diez mil libras esterlinas?
cronología
Capítulo I: i found the devil.
Capítulo II: Título.
Capítulo III: Título.
Capítulo IV: Título.
bettyleg



post:

Código:
<div class="bt10prolc bt10prol-nombre"><div class="bt10pr-contc"><div class="bt10pr-dts" style="border-bottom:1px solid var(--border)"><div class="bt10prol-titp">capítulo x: título</div><bt10l></bt10l><div><i class="cp cp-user" bt10ti="¿con quién?"></i><i class="cp cp-location" bt10ti="¿dónde?"></i><i class="cp cp-clock" bt10ti="¿cuándo?"></i></div></div><div class="bt10pr-txtc">Let’s burn that lab to the ground. You’re going to take out the demigorgon with a slingshot? You shouldn't like things because people tell you you're supposed to. Mornings are for coffee and contemplation. Mouth-breather. We never would've upset you if we knew you had superpowers.<br/><br/>If we’re both going crazy, then we’ll go crazy together, right? So, Jonathan, how was the pull-out? She shut one door! With her mind! Nobody normal ever accomplished anything meaningful in this world. Do you know anything about sensory deprivation tanks? Specifically how to build one?<br/><br/>Mornings are for coffee and contemplation. Hey kiddo, would you like a balloon? It’s finger-lickin’ good. Nancy, seriously, you're gonna be so cool now, it's ridiculous. Why’s he gotta kick the door? Um, I'm happy you're home. Why are you keeping this curiosity door lock?</div></div><div class="bt10pr-wave bt10pr-wave-anim"></div><div class="bt10pr-w"><svg><defs><clipPath id="s2"><path d="M0,224L48,213.3C96,203,192,181,288,144C384,107,480,53,576,58.7C672,64,768,128,864,176C960,224,1056,256,1152,234.7C1248,213,1344,139,1392,101.3L1440,64L1440,320L1392,320C1344,320,1248,320,1152,320C1056,320,960,320,864,320C768,320,672,320,576,320C480,320,384,320,288,320C192,320,96,320,48,320L0,320Z"></path></clipPath></defs></svg></div></div><a href="https://bettyleg.tumblr.com/" class="bettycred2" style="width:400px">bettyleg</a>

<link href="https://bettyleg.github.io/Tablillas/SaturnClaro.css" rel="stylesheet"/><link href="https://fonts.googleapis.com/css2?family=Hind+Madurai&family=Merriweather:ital,wght@1,700&display=swap" rel="stylesheet"><link href="//icons.cappuccicons.com/cpf.css" rel="stylesheet"/><style>.bt10prol-nombre{--border: #ddd; --fondo-1: #fefefe; --acento: rgba(220, 97, 97,1); --gradiente-1: rgba(79, 97, 213 ,1); --gradiente-2: rgba(220, 97, 97,.5); --color-1: #888; --color-2: #666; --boder-radius: 20px; --fondo-2:#fafafa;}</style>


Última edición por Tostadita el Miér Ago 04, 2021 4:13 pm, editado 1 vez


Rose thou art sick. EoX0xUt

Pylades: I'll take care of you.
Orestes: It's rotten work.
Pylades: Not to me. Not if it's you.
Tostadita
Tostadita
Mensajes: : 92
Reputación: : 44
Mis links
Woolf - Nivel 0

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Sáb Jul 24, 2021 8:06 pm
I wanna make your heart beat
i found the devilcapítulo 01
Si le preguntaran a Halle si había avistado al demonio, ella diría que sí sin titubear.

Aquel día, donde estaba ayudando a tomar la lana de las ovejas y llevarlas a su corralito, atendió a la puesta en pie de un hombre desconocido que bajaba de un carruaje sacado casi de la realeza. Por ende, arrugó la nariz y pidió a quién fuera que estuviera en el firmamento que no le enviasen malas noticias.

Evidentemente, no funcionó.

La locura de esa presencia que se apareció de la nada pidiendo su mano todavía le producía escalofríos. Sumándole el hecho de que padre y madre ¡hasta su hermana! se veían encantados con que alguien se hubiera fijado en Halle, Halle la Bruta, Halle la poco femenina... ¡Idiotas! Con los presentes que consiguió sacar de las zarzas de su progenitora, las echó al fuego. Las telas con destellos de ese metal áureo se evaporaron y a su hermana casi le dio un soponcio. No iba a ser vendida y menos ante un valiente indecente que le pedía mano sin tan siquiera haber intercambiado un mínimo vocablo y ahora mismo; ni lo permitiría.

Aquel día fue correteando todavía con la cara ligeramente cubierta del fango al tratar de atrapar a las gallinas rebeldes. Sus botines estaban desgatados pero aseguraba que aún daban buen uso. Fue por la ronda que buscó, algo asfixiada, a Gillian Corn. Era un hombre honesto, bondadoso y más aún, campechano.

Y de quien Halle estaba locamente enamorada.

Mas no se hallaba en su herrería y con desgana, la muchacha trató de aguardarle bajó el marco del portón cuando una repentina lluvia comenzó a caer en forma de aguacero. Eran tiempos de tormentas volubles y llegaron, curiosamente, a la par que ese tal comandante.

Desde luego, sus ancestros dirían que era una señal inequívoca de un ser non-grato.
bettyleg





Rose thou art sick. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


Rose thou art sick. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Mar Ago 03, 2021 8:18 am
i found the devil
Halle transpiraba odio, y si es que se podía maldecir con la mirada, Henry Le Vesconte necesitaba un exorcismo de urgencia.

Se ve que no había comprado los afectos de la joven, sino su furia, pues cuando su santa madre claudicó, le fue comunicado, con una voz de hondo desaliento, que, nada más poder, la divina flor había quemado las sortijas y gran parte de la dote.

No obstante, un caballero, uno de verdad, siempre hace lo posible por evitar todo escándalo, y él, reconocido comandante, quien se codeaba con la realeza y emanaba opulencia, no fue menos.

Hablaré con ella —ofreció.

Dios se lo pague —fue la respuesta.

Y entonces, aquel que acunaba el nada errabundo ostento de hombre más atractivo de la armada real, ese perdidamente obsesionado con la niña granjera, se ponía su gabán y su sombrero, y salía a las callejas laberínticas de una empobrecida Irlanda del sur mientras un manto de nubarrones empezaba a cubrir el sol así como el clareado cielo azul.

La tormenta, por ende, el lamento del célico, le pilló tan desprevenido como a su futura esposa. Agua, adhirió cabello ébano allá donde abundaba, hilillos de llovizna, abrillantaron piel. Pronto estaba calado de pies a cabeza, y si no era el hecho de que la siguiera buscando a pesar de aquello un ejemplo de perfecta persistencia, ¿qué lo sería, pues? Fue cuando más arreciaba el golpeteo incesante de las gotitas, cuando la encontró.

Particularmente bella, como era. Particularmente despistada, que no lo vio. Se aproximó, así, con una expresión dura, no le había gustado el gesto, empero, suavizada por la hipocresía y los buenos modales. Quizás, y con suerte, esa linda mañana no lo fulminaría con sus orbes melosos.

A más se aproximaba, más advertía, ocurrencia tardía, de que no podía dejar de verla.

Era preciosa. Brillaba como lo hace una fogata en medio de un bosque a oscuras.

Halle —llamó sosegado, entre el rumor sordo de la precipitación—. Todavía no hemos tenido la oportunidad de hablar a solas, y disculpe que la venga a buscar así, su madre me lo pidió; Soy Henry Le Vesconte —el héroe de las Guerras del Opio—, supongo que habrá oído hablar usted de mí.

Carraspeó, la ropa bajo el gabán aún estaba seca, así, se apresuró en retirar la prenda y cubrir la anatomía impropia con aquella, quedando de paso, él también salvaguardado bajo los tramados, como si fuera un paraguas; Su acicalada colonia amaderada perfumó aquella diminuta atmósfera.

Y desde su posición, Henry contempló la fachada donde, hasta hace unos instantes, Halle quiso entrar. "Herrería Corn". Sonrió con los labios prensados, sin trasponerse en su sereno semblante pista alguna de la malicia que estaba por mentar: —Desde luego, que elija a un campesino de mierda por sobre mí, es un conocimiento superior a mis fuerzas.

Con su futura esposa no podía pretender.

Claro que no.

Ella vería el hijo de puta pretencioso que estaba hecho.
bettyleg



Rose thou art sick. EoX0xUt

Pylades: I'll take care of you.
Orestes: It's rotten work.
Pylades: Not to me. Not if it's you.
Tostadita
Tostadita
Mensajes: : 92
Reputación: : 44
Mis links
Woolf - Nivel 0

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Miér Ago 04, 2021 12:36 am
I wanna make your heart beat
i found the devilcapítulo 01
Su familia no tenía medios para contratar una institutriz en pos de mantener a sus dos muchachas en buen ‘ver’ para futuros maridos. Así que, de mala gana, madre tuvo que aceptar que sus hijas llamarían la atención por la peculiaridad de su piel.

Padre no hablaba del tema mas era sabido que un antepasado, puede que su abuelo, era un nativo de aquella tierra llamada Australia y que vagamente se representaba en mapas mundi al alcance de su mano. No obstante, Halle insistió cuan mula para compaginar el trabajo del campo y de la escuela. Y, no, no sentía vergüenza a ponerse en los bancos de detrás con chiquillos más jóvenes que la misma.

Por ende, había sido capaz de leer un epitafio donde se estimaba que el cariño no se podía comprar, sino que debía crecer de forma genuina. Así era como la mayor del clan Mac Niah quedó prendada de Gillian. El que también labraba duro para llevarse comida a la boca.

No como ese conde, terrateniente o lo que demonios fuera. El rango no le importaba lo más mínimo.

Tuvo que morderse la lengua en repetidas ocasiones para no causar un desmayo a su progenitora. No paraba de recriminarle que ‘estaba ciega’ y que jamás otro caballero de tan noble porte le pediría así su mano, tal cual. Si bien la sinceridad se consideraba un don, para las mujeres Mac Niah en ocasiones se transformaba en un mal mayor.

El diluvio continuaba y su aliento podía verse en cuanto pegaba una respiración. Se frotó los brazos, tratando de secarse (vanamente) el vestido que portaba. Su larga cabellera zaina se rizo al mero contacto con el líquido transparente. Subió sus orbes oscuras al aire ¿o acaso era esa agua la forma de limpiar a los pecadores? Eran cuestiones que de vez en cuando merodeaban por su mollera.

Lejos de poder continuar con ese repiqueteo de las ‘lágrimas’ de Dios, el impío cortó abruptamente su ensoñación. Tensó la mandíbula, cuan fierecilla salvaje. Lejos estaba de lanzarle una comedida sonrisa. Le detestaba a más no poder.

Ignoró su llamar e hizo un feo movimiento de cabeza, haciendo oídos sordos sus vocablos. Lo que le iba soltando le provocaban ganas de echar una carcajada sonora y fría. Dios santo ¿cómo era posible ser tan ciego? Accedió a girar el rostro, alzando una de sus zainas cejas “¿Cómo se atreve a tratarme con tanta naturalidad? Bien ha dicho que nunca hemos hablado sin presencia de otros adultos y me parece, intolerable, su firmamento de que me llegue a sonar” terminó escupiendo con falsa sonrisa educada.

Si bien el supuesto Le Vesconte quería que digiriera sus modales, ella en absoluto los necesitaba y menos cuando quiso arrojarle aquel trozo pesado que si bien podía librarla de coger una temible fiebre, en absoluto accedería a tomarlo prestado. Gruñó, elevándola sin porte de gracia “No la necesito, ni esto ni sus ajuares” y no iba a permitir otra opción.

Halle no pudo evitar de soltar un suspiro interno. De no ser por la ausencia de Gillian, seguramente habría esquivado a aquel ser de orbes claros y petulante apariencia. Estaba cruzando los brazos y tratando de meditar en algo positivo hasta que sus tímpanos acogieron una oración en absoluto bendecida.

No se atrevió… aunque antes de cederle un puñetazo, le miró como si sus ojos fueran dagas incrustándose en su piel de porcelana barata.

“Desde luego, elijo a quien me compensa y con quien disfruto mi compañía. Prefiero follarme a un campesino de mierda que a uno de los subordinados que nos roban y matan la tierra” dedicó con un falso pestañeo coqueto, para después escupirle en una de sus botas.
bettyleg





Rose thou art sick. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


Rose thou art sick. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Mar Ago 17, 2021 8:33 pm
i found the devil
Halle no se tragaba el veneno, Halle mordía y lo inyectaba cual víbora. Pero a Henry no le importaba ser presa de sus colmillos. Que se ofendiera, que fuera todo lo grosera que pudiera, y que, por favor, le correspondiera la mirada, le contase todos sus secretos y solo le prestase atención a él.

Al tiempo, el cabrón desvergonzado ofreció vibrante risa, dirigiendo los luceros hacia aquel lugar con la pátina de la femme. Muchos labios le habían escupido a lo largo de su vida, mas nunca unos que se le antojaran tan bellos.

Quién lo diría —el amielado de sus ojos, la recta nariz, las comisuras encantadoras y el espumoso cabello, a ello le sumábamos el aire de fuerza y decisión y... el comandante sabía que estaba perdido—, tengo delante mío a una irlandesa bien arraigada a su provincia. Dígame, señorita, ¿es así como imagina al caballero inglés promedio? ¿Usurpador y asesino?

Por sí solas, suaves fueron sus palabras, amén a que a él, el dulce bate de la lengua le encandilaba y con acalorados debates siempre simpatizó.

Y con la premisa del diluvio, conforme aquel intruso goteo seguía consumiendo a infelices y bienaventurados, se preguntó Henry, cuándo Halle echaría a temblar, si bien, había rechazado su refugio.

Difiero con usted, ¿sabe? No odio a mis vecinos, y este es un pueblo encantador —consonantes acariciaron el aire, aliento lo corrompió con vaho—. Sin embargo, resido en Londres. Y he convidado, de todo corazón, a usted y su madre. —a la par, las sílabas adquirían peso por sí solas, si uno se afanaba, de hecho, podía escuchar la sonrisa burlesca en la rasposa voz del varón—. La espera en su hogar para hacer las maletas. Aunque me aventuro a decir que será caprichosa y tratará de detenerla. ¿O me equivoco?

Aunque no sintiera por ella grandes afectos, aunque jamás llegara a quererla pues era incapaz de tal acto, Henry lo tenía bien claro: la desposaría. Inclusive si al mirarle la definiera la ira. Pues, aunque algunos camaradas sugirieron usar la fuerza y tomar su virtud para luego desaparecer, enterrado en el pasado estaba aquel niño que antaño fue. El hijo de una puta portuguesa. No dejaría bastardos a su paso.
bettyleg



Última edición por Tostadita el Vie Ago 20, 2021 3:38 am, editado 1 vez


Rose thou art sick. EoX0xUt

Pylades: I'll take care of you.
Orestes: It's rotten work.
Pylades: Not to me. Not if it's you.
Tostadita
Tostadita
Mensajes: : 92
Reputación: : 44
Mis links
Woolf - Nivel 0

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Mar Ago 17, 2021 9:31 pm
I wanna make your heart beat
i found the devilcapítulo 01
Puede que su familia fuera humilde, sucia y por ende de poco prestigio mas Halle no iba a caer fácilmente en los designios de un terrateniente que simplemente tenía complejo de ‘ahora lo veo, ahora lo quiero’. Pese a que su única relación era con Gillian, éste le había contado historias temibles sobre tipos que aporreaban a sus esposas y de cara al público jugaban a la pareja feliz.

Y, por algo que se le removía, guardaba una impresión nada agraciada del inglés. En especial ¿por qué con una campesina? ¿Por qué no con la descendiente de un banquero o regidor de la guardia?

Luego tenía esa forma de mirarla… como si acaso estuviera controlando el juego desde el principio ¡ugh! Si tan solo no hubiera jurado usar por una semana la violencia, ya tendría su perfecta dentadura hecha añicos. Además, todavía quedaba pendiente saber si había apalabrado algo con padre. Porque entonces si armaría algo peor que la flota española cayendo mediante la voluntad del mar.

Pues sí. Dado que ustedes solo traen muerte y desolación. No les importaron nada las mujeres a las que dejaban viudas cuando sus maridos, que descansen en paz, fueron a proteger lo suyo. Irlanda no necesita la mano de vuestros reyes. Somos vigentes y autosuficientes” reprendió. Sino, que mirase su aldea. Coexistían de la mejor forma posible “Además, raro sería que su espada no hubiera sido manchada de sangre antes de pisar estos lares” declaró, muy seria.

Empezaba a hacer frío. Su cuerpo era pequeño pese a que desde niña había labrado la tierra junto a su padre y madre, ah, gritaba que no fuera más al campo pues su tez de por sí ya era demasiado morena para el gusto de la sociedad. Qué culpa tendría ella si sus ancestros partían de una saga de guerreros… si su hermana salió más al lado materno, no era su problema. Se reajustó el chal mientras lanzaba un reojo analítico.

Es que no le podía gustar menos, de verás.

“Ya—“ musitó como si de creyera un mínimo ápice de la punta de su sinhueso. Cualquiera podía soltar trolas tan fáciles como esas “¿Cómo ha dicho?” los ojos de Halle se abrieron de par en par, semejantes a un búho alterado. No, no, no. Definitivamente: NO. Lejos de sacar su lado infantil y aniquilador, volvió sobre sus propios pasos y terció una curva que parecía simpática pero dictaminaba un profundo resquemor “Me aventuro a decir, querido señor, que no podremos viajar dado que la época de cosecha es inminente y mi pobre padre no puede hacer las labores solo, y menos con mi hermana quien teme que le salga una sola peca en su faz”

La lluvia continuaba y aunque la tormenta no estaba en el cielo, sí dentro de la irlandesa.

bettyleg





Rose thou art sick. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


Rose thou art sick. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Sáb Sep 04, 2021 2:34 am
i found the devil
Deliciosa ingenuidad, hizo que las comisuras de Henry se contrajeran, aunque en aras de paz, a pesar del estupor impropio, se reservó la carcajada para sí mismo.

Es decir... entendía aquel menosprecio. Sí. A Perséfone tampoco le agradó su rapto, mas luego, con gusto y por pie propio, bajaba al Inframundo a encontrarse con Hades.

¿O era por la granada?

Oh, ¿de veras? —falsamente, pretendió reflejar que se hallaba profundamente afectado por lo que Halle le contaba—. Mal anfitrión sería si no fuera capaz de llevar a término tan grave problema —a continuación, posó la mano bajo mentón y caviló algunos segundos—. Quizás y por lo pronto, si ofreciera a su padre los servicios de dos mozos, de la capital o de la aldea, dicho problema radicaría, ¿no cree?voilà.

La observaba desde su altura, algo superior.

Laxo, calmo, en su terreno.

Decían que el comandante Le Vesconte era de corazón fácil, ¿y cómo no? Nadie había vislumbrado el pútrido hondo de su alma. Decían, también, que era paciente, y no iban desencaminados. En Henry la paciencia abundaba. Iba a esperar por ella, ahora que la había encontrado, ignorando, incluso, sus absurdas ganas de vilipendiarlo.

Lo que no decían, era lo afilado de sus colmillos.

Londres es, por lo bajo, una ciudad hermosa. Si ignora usted la marea de carruajes a hora punta... —un ápice de nostalgia palpitaba en su voz. Entonces, su mirada, detallista, deparó sobre la granjera—. Mas no la veo particularmente emocionada, ya sabe, con todas las emociones que hay por llegar —redundó.

Asimismo, las nubes seguían perdiendo su peso, imprecisos filamentos húmedos solapaban prendas al punto de incomodarlo. Se traicionó a sí mismo viendo cómo el lino, cual capa de pintura aterciopelada, apretaba el contorno de las curvas de la muchacha. No obstante, púdico, retiró el observar celeste del lugar, y carraspeó.

Su madre nos espera. Y le he dicho que la llevaría de vuelta a casa, ¿sería tan amable de permitirme acompañarla? Y, además, en tanto llegamos, ¿también de decirme dónde puedo comprar una libra de tabaco?
bettyleg



Rose thou art sick. EoX0xUt

Pylades: I'll take care of you.
Orestes: It's rotten work.
Pylades: Not to me. Not if it's you.
Tostadita
Tostadita
Mensajes: : 92
Reputación: : 44
Mis links
Woolf - Nivel 0

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Lun Sep 06, 2021 12:54 am
I wanna make your heart beat
i found the devilcapítulo 01
La cara del comandante era de pura petulancia. Era ese tipo de personas que de entrar por error en una taberna, sería el blanco perfecto para los borrachos o los que quisieran arrebatarle esa mueca de prepotencia inglesa que tanto daño marcó a la patria.

Para ella, la reina era solo una burda mujer que no respetaba que en un siglo donde la tecnología avanzaba y era evidente que la sangre ‘real’ solo traía horribles casos de endogamias y revueltas. Dentro de poco esperaba que algún Ministro les parase los pies.

No quería atisbar su hermosa ciudadela ser pasto de las llamas.

“Tan de verás” le asistió con ese mohín de labios que en ojos ajenos habría resultado completamente inocente de no soportar la larga carcajada que trataba de volar de sus preciadas cuerdas vocales. Mas la gracia de la situación se fue volando cuan polvo en el viento ante su artimaña: mano de obra gratis. Si bien su gesto pudo agraviarse, Halle no perdió el contacto visual con Henry bajo ningún concepto “Estaría bien, por supuesto… mas Padre no siempre deja que extraños se muevan por sus tierras ni siquiera los recomendados” sumó junto una sonrisa abierta a varios planes, entre ellos saborear la caída de éste al fango en cualquier segundo.

Él era un comandante. Genial. Ella era una guerrera en cuya sangre fluía la tempestad de los indígenas y el orgullo del trébol. Jamás entendería qué demonios avistó en ella; si fue al azar, mero capricho o alguna apuesta entre nobles imbéciles… suponía que quedaría historia para resolver tal estupidez.

“Hermosa, ugh” ella parecía atragantarse nada más de pronunciar el vocablo “O el nivel preocupante de ratas y palomas que te pueden infectar, por supuesto: y no me refiero solo a los animales” doble sablazo, já. Se abstuvo de virar sus orbes pardas y quedó con la cantinela del repiqueteo de la lluvia que amainaba tal violento intercambio de palabras “Usted es el culpable de que Londres, de por sí, me siga luciendo un sitio horrible donde transitar."

Ni siquiera se fijó en si sus ropajes estaban increíblemente calados, cosa que podía dar a mostrar las particularidades de su apariencia. Terminó fijándose en los charcos que se iban formando y que tendría que evitar con grandes zancadas: donde el intento o valía o la dejaba hecha unos zorros.

“Lamento decirle que guardo otros planes, los cuales no son de su incumbencia, y no entran en retornar a mi hogar tan pronto” decretó con seguridad en su timbre. Deseaba, fervientemente, encontrarse con Gillian y contarle las buenas nuevas… pese a que, en este caso, eran noticias pésimas. Bufó, qué cansino resultaba.

“Baje recto y en una tienda de pipas podrá preguntarle al viejo Smith si le da alguna ración claro que, le advierto” sus ojos brillaron con malicia “no es que los ingleses le caigan muy bien. Mataron a su hija en una emboscada hace un año… así que, si le escupe en un ojo—que no diga que no le avise de buena voluntad”


bettyleg





Rose thou art sick. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


Rose thou art sick. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Lun Oct 04, 2021 2:17 pm
i found the devil
Labios se prensaron con fuerza entre sí, pues Henry cesó tanto movimientos como vocablos, para escuchar toda oración venida de aquel dulce metro sesenta y dos a pies calzados.

Y conforme hablaba, desde reprochable distancia, se leían diversidad de emociones surcando el rostro achocolatado de Halle. Siendo, no obstante, hastío y fastidio las predominantes sobre la faz, pues la mujercita -testarudamente- no era convenida de admitir que, amén a Inglaterra, existía un progreso indudable en sendas islas.

Sin embargo, él tan solo recompensó a su interlocutora con amable torcer de morros, sonrisa que llevaba años puliendo, sazonada con una pizca de aire de desafío fulgiendo leonino.

“Usted es el culpable de que Londres, de por sí, me siga luciendo un sitio horrible donde transitar."

Coreó la mente del comandante.

Eso le molestaba. Le molestaba de veras.

Parece ahogarse en rabia —evidenció sin ofrecer punto a la crítica, dominándose y, de paso, alisando la mojada tela de su elegante gabán—. Es nocivo para una mujer tan bella fruncir el ceño. ¿Hm? Así no se puede vivir —entonces, dejó traslucir su burla al puntuar—: Sonría más, le daré motivos. —y, por si fuera poco, tuvo la audacia de guiñarle el ojo antes de echar a andar avenida abajo.

Mas, a cuanto lejos andaba, más difícil de ignorar era la ofensa. "No queda otra alternativa, pues". Barruntó al torcer su travesía en dirección a la tienda del viejo Smith.

Y una vez allí, en cambio, la sonrisa fue arrancada de cuajo del semblante, dando paso a diabólica mueca puramente alimentada de rabia. ¿Cómo podía renegar así de él? Calamitosamente espesas, las gotas que perpendicularmente caían, embarraron más su paso cuando decidió dar media vuelta por donde había venido y terminó en casa de los Mac Niah, donde ora risueña, ora escandalizada, la hermana menor de Halle entreabrió la puerta, y al contemplarlo enmudeció.

Seré breve. ¿Tendrías papel y tinta? —la interpelada asintió, abriendo más y apeándose a un lado—. Quisiera dejarle a tu hermana una carta antes de regresar a Londres. Dime, ¿se la darás? —volvió a asentir—. Buena chica.

A continuación, dejando un escueto rastro de agua, entró a la morada, se sentó a veras de un viejo diván, y con pulso firme, alzó la pluma y comenzó a redactar a caligrafía rizada.

"Estimada Halle: indudablemente, imaginé que me rechazaría. Pero imaginé también que, si supiera que un noble fin justifica conducta, se vería con mayor predisposición de aceptar este matrimonio con un servidor.

Verá. Mi viaje a Irlanda sucedió bajo el pretexto de reclutar nuevas tropas, pues aunque estamos seguros del presente de nuestro imperio, ¿qué hay del futuro? Durante el transcurso de mi estadía, como me bien define el término de enemigo de los prejuicios, dispuse de ver muchos jóvenes y no tan jóvenes pródigos para la causa. Entre los cuales destacó Gillian, su bienaventurado herrero. Medianamente instruido, es inteligente y parece bueno. No cabe duda que posee de un porvenir excelente el cual me disgustaría pisotear encomendándolo a Cantón.

En resumidas cuentas, ¿quiere usted sacrificarse por el hombre al que ama? Cásese conmigo entonces. Quién sabe de los peligros que lo amenazarán en infantería, como usted comprenderá.

No aceleraré la ceremonia nupcial, sigo esperándola en Londres para pasar unas semanas. Y por favor, le ruego encarecidamente que no lea estas palabras a nadie más. Así como también le ruego que me perdone. ¿Soy disculpable para usted, fuego de mis entrañas?

Suyo hasta la muerte, Henry Thomas Le Vesconte".


Volvió a erguirse. Los brunos ojos de la menor de los Mac Niah le rehuyeron cohibidos cuando extendió el papel doblado.

Dáselo en cuanto me haya ido, ¿sí?

Y, sonrojada, ella asintió por tercera vez en la breve mañana.
bettyleg



Rose thou art sick. EoX0xUt

Pylades: I'll take care of you.
Orestes: It's rotten work.
Pylades: Not to me. Not if it's you.
Tostadita
Tostadita
Mensajes: : 92
Reputación: : 44
Mis links
Woolf - Nivel 0

Volver arriba Ir abajo

Rose thou art sick. Empty

Sáb Oct 16, 2021 7:08 pm
I wanna make your heart beat
i found the devilcapítulo 01
Hubiera formulado una sonrisa de victoria de no ser que no se fiaba del inglés ni un pelo. No podía darse el golpe de pecho. Aquella víbora seguía teniendo un brillo nada amigable en sus orbes y hasta que pasara el momento de tensión, Halle no se atrevería a echarse a rodar de felicidad por sus campos.

¿Cómo se atrevía a venirle con la historieta sobre el país? Le asqueaba el solo hecho de imaginarse abandonar su amada isla hacia la contraria, donde las chimeneas tapaban los pocos días de claridad que otorgaba el tiempo de por sí. Y esos aires de la gente… en serio, prefería golpearse su cara contra un par de ladrillos que verse arrinconada en un salón de té donde las viejas avestruces no paraban de cosificarla.

Se lo apostaba hasta las últimas puntas de su melena.

De tener libre toque, hubiera borrado esa sonrisa poniéndole la cara en el mismo fango que se extendía a causa de la lluvia. No podía ser más irrespetuoso ni tampoco menos caballeroso ¡já, qué bien hacía el papel! La pena era que sus padres se dejasen engañar por tanto título y sonrisita de falso ángel caído.

“Disculpe, mas no le veo en posición de darme consejos. Ni somos tan cercanos” apuntilló con ambas cejas subidas, no era reproche solo un recordatorio bastante notable dada la lejanía que ya de por sí portaba la irlandesa. Y aunque tenía otra contestación debajo de su lengua, aquella última oración no le gustó.

Ni cómo sonaba, ni lo que podía aportar.

Al avistarle marcharse, ella se dejó caer tras la antigua madera de la portezuela y con un suspiro de cansancio hubiera apoquinado sus cuartos traseros de no ser por unas manos que la tomaron de la cintura y el familiar timbre que acompañó a dicha acción. Le hubiera dado tal somanta palos que de no ser por un beso cándido, el pobre de Gillian Corn hubiera aguantado una semana con un misterioso ojo morado.

Es así como Halle se olvidó de la repetitiva y odiosa sonrisa del británico, de la inmensa jeta que sus padres por querer imponerle un matrimonio con no solo un completo desconocido; sino también de juntarla con alguien que ya calado le parecía la peor ponzoña posible.

Fue enzarzando su cuerpo con el herrero, el plomo y el acero. Dos componentes que en la guerra eran necesarios pero que si se afilaban bien, también podían causar una hermosa causa de honor y cariño. Así quedó ella, bajó el templado cuerpo de su amante y a quien consideraba (pese a sonar cursi) su otra mitad.

Ignorando, por completo, que el demonio tenía demasiadas manos para tergiversar los sucesos.

Corn trató de abrazarla por unos minutos más sin embargo, el sol ya estaba desapareciendo por el horizonte y aunque eran un pueblo pequeño: los cotilleos seguían siendo nefastos y sabía que Gillian vivía únicamente de su empleo. Le despidió con una cariñosa carantoña antes de embarcarse de vuelta a casa.

El fuego de la estufa ajena había secado sus ropas y pese a que sus cabellos quedaron salvajes, una sonrisa de provecho era posible. Claro que borró la sonrisa y ese ‘halo’ que tornaba una vez se hallaba cerca del rubio. Estaba metida cien por cien en ayudar a una de las criadas a vigilar el asado de la cena cuando, sorpresa, su hermana venía roja cuan tomate.

“¿Rachael?” instó con cierta impertinencia. Ella murmuró que saliera un momento, que tenía una duda tremenda sobre la Biblia, Jesús. Bien sabía que mentía.

Y cuando vio que le tendía un papel y la firma del maldito comandante estaba impresa, casi quemó el hogar entero.

‘Él… me pidió que te la diese’ fue lo único que soltó la menor, escapando en cuanto su madre requería de su presencia para ver si el cambio de cortinas era apto o no para una visita ‘amistosa’ de los vecinos.

Conforme abrió el sobre, la amargura se extendió en la joven. Y no le faltó la razón de que su corazón latiera de forma violenta y escandalosa. Pues cada letra impresa en aquella tinta con ridícula caligrafía le proporcionaba no solo odio, sino también un fuerte dolor de estómago.

Tuvo que sentarse en los últimos peldaños de la escalera central, por primera vez pálida.

“Hijo—hijo de la grandísima puta”

El infierno había decidido cernerse sobre sí sin ninguna piedad.

bettyleg





Rose thou art sick. Ovs5wCi

Medallas y otras cositas:


Rose thou art sick. LpqgbAO

vicivosdrcams
vicivosdrcams
Mensajes: : 4188
Reputación: : 1655
Mis links
Rango Vici

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba