Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Quintaesencia
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Dom Ago 29, 2021 4:57 pm por Freyja

¡No me diga!
What's this tontería that I'm seeing on the street?

Washington Heights es el pozo donde van cayendo los sueños de los que vienen de tierras más alegres, vivas, cálidas y pobres. Todos llegan queriendo ser algo y tienen sueñitos. Daniela no era distinta, aunque hace ya tanto, que su sueño se ha diluido, y realmente solo quiere seguir viviendo, pagando las facturas y su sueño sería no tener que matarse a trabajar todos los días. Pero tiene a Carla, que es un sueño en sí misma, que alegra sus días y la ayuda con las cargas en la vida. Carla, por su parte, ni siquiera vino de ninguna parte, ella solo heredó los sueños de los demás. Quizá por eso, por la comunidad que siempre la ha amparado y el no tener grandes deseos en el futuro, es una persona profundamente alegre y optimista, que saca todo lo bueno de cada día, de su relación con Daniela y de su trabajo en el salón de belleza.

Ambas saben que son parte del alma de Washington Heights, que es su trabajo sacar un poco de la miseria diaria y de los sueños frustrados a sus habitantes, su comunidad, su familia, al fin y al cabo, a base de uñas más largas y brillantes, más laca, salsa y, por supuesto, los cotilleos. Es trabajo suyo enterarse de todo lo que pasa en el barrio y hacer reír a quien viene a su salón, que por unos instantes, pueden olvidar todo lo malo.

Pero la gentifricación es un hecho, y el alquiler cada vez es más caro, y es muy posible que tengan que dejar su amado barrio para poder pagar el alquiler, aunque antes, dejarán resueltos todos los cabos que considere que necesitan de su intervención, porque eso es lo que hacen las familias, cuidarse y ayudarse con lo que pueden.


Daniela
Dueña del salón de belleza - Daphne Rubin-Vega - Ivanka
Carla
Trabajadora del salón de belleza - Stephanie Beatriz - Freyja


One x One — Inspired  —  Películas (In the Heights)

XIII



Post de rol:


Última edición por Freyja el Dom Mayo 15, 2022 6:36 pm, editado 1 vez


We are
¡No me diga! Alchem10

¡No me diga! Firma_10

¡No me diga! Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4025Mensajes :
144Reputación :
Miér Sep 15, 2021 7:06 pm por Ivanka

Alittle bit of news
Around the barrio

Ay, no. Siete de la mañana y ya hacía calor. No había terminado de arreglarse y la estaba sudando. Pues qué bien. ¿Cómo iba a ser ella una diva inspiracional latina para su comunidad si nada más levantarse ya estaba así? El maquillaje no agarraba, las pestañas no se pegaban… No, así no. — ¡CAAAAARLAAAA! No voy a trabajar. Abre tú el salón. — Gritó desde el baño. Total, no iban a juntar suficiente para el alquiler igualmente. Soltó todo el maquillaje de golpe sobre el lavabo y suspiró. Pasó el peso de una pierna a otra y suspiró otra vez. Pero si Dani no se había rendido con nada en la vida, ¿iban a poder treinta grados y una humedad del setenta y ocho por ciento con ella? Recogió todo y agarró la laca. Eso se iba a quedar en su sitio como que ella se llamaba Daniela Sandoval. — CAAAARLAAAAAAA. — Gritó de nuevo. — Cómprame un café helado en la tienda. Esto hay que levantarlo. — Y oyó poco después la puerta diligentemente.

Para cuando llegó a la puerta del salón aún estaba cerrada, ni Carla ni Cuca habían llegado. Metió la llave en aquella cerradura que le habían reventado unas cuantas cuantas veces. Sobre todo en los ochenta. Llevaba ya tanto tiempo levantándose a esas horas para abrir su salón. Y ni un solo día no había merecido la pena. Personalmente, claro, porque el dinero le había dado nada más que para sobrevivir y últimamente casi ni para eso. Entró y puso el aire a toda potencia, y uno de sus discos de salsa favoritos. Y ya ahí se dispuso a abrir el correo.

Para cuando llegó Carla, ya le fallaban más las cuentas que al concejal de urbanismo de Nueva York cuando llegaban los de Hacienda. Cuca se había puesto a limpiar como si tal cosa, pero ella le lanzó una mirada a su chica que no dejaba lugar a dudas. Más les valía ponerse a buscar otro lado, o se iban a la bancarrota más pronto que tarde. — Nena, este barco se hunde y más nos vale saltar de él antes de que esté en el fondo. — Pero se cortó a sí misma, porque llegó Vanessa del brazo de la abuela Claudia, y lo último que necesitaba la abuela eran disgustos para su corazón. — Mihijita qué cara… — No era tan fácil de engañar. — Ay, abuela, tú siempre tienes que darte cuenta de todo, eh… — Se atusó el pelo y suspiró muy fuerte. — Pasa que una ya no tiene la misma edad que antes, y la humedad se carga mi presencia imponente. La que no tiene edad para tener esa cara es esta niña. — Dijo señalando a Vanessa, que le sacó la lengua y fue a cambiarse para ponerse en su puesto. La abuela le dio unos toquecitos en la mano. — Déjala, en la juventud todo parece más difícil, ¿o no? — Dani suspiró y la llevó a que se sentara en una de las butacas, que no quería que pasara tanto tiempo en pie. Al hacerlo, vio de reojo saliendo a una chica muy joven que no conocía, seguida de Julio el de la tintorería. — ¡Pero bueno! ¿Se va Rosa un mes a cuidar a su mamá y ya este metiendo una jovencita en casa? — La abuela se giró y torció un poco el rostro. — Dice que es su sobrina de Santo Domingo. — Dani soltó una carcajada. — ¡Eso dirá, sí! ¡Cuca! Anda a investigarme quien es esa. — Mira, eso les iba a dar para bastante.




CAPíTULO 1 — 29 de junio de 2019 — Dani

XIII



¡No me diga! Firmakinovo

¡No me diga! QeBRfMJ
Golden Shields:

Juntos, somos el Todo:
16 de enero de 2002:
Ivanka
Ivanka
User
Ivanka
Ivanka
1830Mensajes :
12Reputación :
Sáb Nov 06, 2021 5:57 pm por Freyja

Alittle bit of news
Around the barrio

- ¡Ay, por la Virgen Santísima! - Suspiró impaciente, mientras se agarraba la pinza del pelo, porque no paraban de caerle mechones por todas partes. Ya estaba Dani gritando, claro, estaría peleándose con el maquillaje y ya, ¡drama! - ¡VOOOOOY! - No iba a discutir tan pronto, ya se le pasaría. Efectivamente, ni minutos tardó. - ¡Ay, Danini, aclárate con las órdenes! - Pero allá que iba ella, diligente, a buscarle a su Daniela un café helado. Se dirigió al colmado de Usnavi tan divina como siempre, masticando chicle y moviendo las caderas y con las pulseras de su brazo tintineando. - ¡Usnii! - ¡Buenos días, Carla! - Hola, hola. Te pillo dos cafés helados de la nevera. ¡Ay, que te como entero! - Dijo agarrando los mofletes de Sony con fuerza, al que se había cruzado por el pasillo. El chico había hecho un intento de pose de galán, pero ante el agarre chistó. - ¡Qué uñas! Me vas a dejar marca. - ¡Ay, más quisieras! No te quejes tanto, que te pones muy feo. - Dejó las monedas en el mostrador con un golpe seco, tiró dos o tres besos al aire y salió de allí.

Con el mismo brío y contoneo, haciendo más ruidos de pisadas y alboroto que realmente andando rápido, llegó al salón. - DANINIIIIII. - Entró gritando, porque el ruido y la algarabía era lo que las mantenía vivas. Se fue a su chica, le dejó un beso en los labios y el café en la mano, bebiendo ella del suyo. - Ay, cabrona, y a mí no me traes. - Dijo Cuca, y ella muy puesta se digirió a ella (no sin antes soltar otros cinco o seis insultos "cariñosos" de vuelta) y le dio de su café para que bebiera un sorbo. - Ay, qué asqueroso está. - ¿Ves por qué no te traigo? Das un sorbo y no te gusta, si es por hacer, desagradecida. - El ambiente de la peluquería era lo mejor, pero le estaba viendo a Daniela la cara: no salían las cuentas. Ay, las cuentas, qué pereza, de verdad. Ella no quería ni tocarlas. Lo suyo era peinar, hacer tratamientos de belleza y barrer. Y contar cotilleos con las del barrio. Las cuentas solo traían quebraderos de cabeza.

Pero no se iba a librar del tema tan fácilmente. Chistó con carita de perro apenado, toqueteando los mechones del pelo de su chica. - Ay, Danini. Yo no me quiero ir. Si aquí tenemos a nuestras clientas. Y nuestra música, y el cafelito helado. - Y a la abuela, que justo entraba por la puerta. - ¡Abuela! - Gritó contenta, yendo a darle varios besos en la mejilla que fueron seguidamente correspondidos. A Carla le gustaba mostrarse alegre, estar alegre, ser alegría en sí misma. Con un puntito de inocencia, porque si no fuera inocente, la alegría se le iría cuando viera las dichosas cuentas y las condiciones en las que vivían. Siempre era mejor cotillear, bailar, cantar y hablar a gritos.

Sobre todo cotillear. - Uuuuuuuh. - Dijo intrigada, viéndose ya el salseíto venir. Había entrado una clienta, pero ella ya estaba siguiendo a Cuca con la mirada mientras iba a investigar. - ¡Niña! Anda, lávame el pelo y ponme así como lo tienes tú. - Ahora mismo. - Contestó, pero no tenía los ojos en el grifo que estaba abriendo, sino en los paseos que se daba la Cuca. - Uy, uy, esa la he visto yo. Sí, sí, yo a esa la he visto. - ¡Niña! A ver ese agua, que está hirviendo. - ¡Ay, que no! - Qué pesada la señora. Bueno, un poquito caliente sí estaba. Comprobó la temperatura un poco mejor, alternando la vista entre la cabellera que lavaba y la puerta, hasta que Cuca volvió a entrar. - ¡Cuenta, cuenta! - La sobrina dice, el muy cuco. ¿Le ha nacido ya con diecinueve? - Carla soltó una estruendosa carcajada, mientras Cuca se armaba de la escoba y empezaba a contar. - Me dice la del puesto de la esquina que anoche se levantó a por agua y estaba la luz encendida. Y que se oían unos ruidos que de lavadora no eran. - Esta vez el murmullo y las carcajadas fueron generalizadas. - ¡Danini! Sube esa música. - Que los cotilleos se quedaban entre ellas. El que quisiera oírlos, que entrara.

CAPíTULO 1 — 29 de junio de 2019 — Carla

XIII



We are
¡No me diga! Alchem10

¡No me diga! Firma_10

¡No me diga! Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4025Mensajes :
144Reputación :
Miér Feb 23, 2022 12:17 am por Ivanka

Alittle bit of news
Around the barrio

Obviamente no podía ignorar lo que estaba pasando allá afuera, se moría de curiosidad, pero Carla es que estaba claramente enganchadísima al cotilleo, y es que la tía pasaba de todo. Le dio con una toalla en el culo y miró significativamente a la clienta. — Que esta es de las duras. — Dijo entre dientes.

Y por supuesto, la deslenguada de Cuca se lio a decir barbaridades de las suyas, volviendo locas a las clientas y provocando que la abuela se riera fuertemente. — Vanessa, nena, dale agüita a la abuela. — Le preocupaba que con el calor y las risas se les quedara en el sitio. Le pegó un sorbo al café y entornó los ojos. — La del kiosko mucho sabe. Ruidos de lavadora dice… Porque hace años que no los oye… — Escuchó el UHHHHHH que generó aquella declaración y subió la radio. — Si mi Carla quiere música, mi Carla la tiene. — Dijo contoneándose y dirigiendo una sonrisita a su chica, mientras sorbía su café helado.

Pero el buen rollo se acabó cuando vio entrar al casero por la puerta. Oh, maldito calvo, siempre que podía pasaba por ahí para ver si veía muchachas bonitas. Asqueroso. — ¡Señor Hanahan! ¿Cómo usted por aquí?Pues mira, Daniela, es que justo he estado hablando con Christopher el de la esquina y… Resulta que quiere ampliar el negocio. — Daniela alzó la ceja y miró alrededor, pero parecía que todo el mundo estaba a lo suyo. Parecía. — ¿Y bien?Me ha ofrecido… Una muy buena cifra por el alquiler del local… ¿Y qué me estás queriendo decir?Que o me lo igualas o tendré que planteármelo… — Daniela suspiró y asintió. — Bien. Bien. Ya hablaremos. Vete que si quieres que pague el alquiler que ya pago no puedo estar de cháchara. — El hombre asintió y se fue por la puerta.

¡Rata cocida! ¡Usurero CABRÓN! ¡Así le pongan dos buenas velas negras y no se le vuelva a levantar. — Gritó en español en cuanto lo vio desfilar por la calle. Eso también hizo reír a la abuela. — ¡Uy, mihijita! ¿Pero qué pasó? ¿Qué te dijo? — Daniela suspiró e hizo pasar a una clienta a las mechas. — El muy desgraciado, malacara, dice que el nuevo ese le paga más por el alquiler. Como si no tuviéramos suficiente con lo que tenemos…Ay, mihijita, pero ya no te enfades más… Que todo acaba saliendo. — Miró a Carla y negó con la cabeza. — No, abuela. No todo acaba saliendo… — Alzó la ceja y dijo. — Quiero saber todos los trapos sucios del de la esquina. Ay, pero ese no es ni latino, mami, no se pega a nosotros. — Se quejó Cuca. — Pues hay que enterarse. Mi Carlita se entera sin problema, ¿o no, mi vida? — Dijo alzando las cejas. ¿No tenía tantas ganas de quedarse? Pues más valía que se pusieran las pilas.


CAPíTULO 1 — 29 de junio de 2019 — Dani

XIII



¡No me diga! Firmakinovo

¡No me diga! QeBRfMJ
Golden Shields:

Juntos, somos el Todo:
16 de enero de 2002:
Ivanka
Ivanka
User
Ivanka
Ivanka
1830Mensajes :
12Reputación :
Jue Feb 24, 2022 9:24 pm por Freyja

Alittle bit of news
Around the barrio

Dio un saltito en el sitio. - Aaaaauuu cabrona. - Contestó a Dani cuando le dio en el culo con ese trapo, haciendo muequecitas justo después. De las duras, sí, pues bien que estaba en la peluquería de ellas. Que se fuera a un barrio pijo a peinarse si tantos remilgos tenía. Al menos subió la música, justo después de ese comentario que le sacó tal carcajada que dobló descaradamente el tronco hacia atrás, mientras volvía a lavar la cabeza de su "dura" clienta.

- Esa mucho decir pero menuda zorronaaa. - Bramó entre risas, pero estas fueron coreadas solo a medias. Ups, el casero, no lo había visto. Hizo una mueca y bajó la cabeza para seguir con el lavado, mientras lo miraba de reojo. Que no le estresara a su Daniela, que era verlo aparecer y se le ponían los pelos que ni que los hubiera metido en un enchufe. Pegó la oreja y, conforme lo oía, abría los ojos y la boca. Carla no era nada disimulada, pero bueno, como estaba lavando el pelo de la señora y con la cara estratégicamente parada, no se la estaría viendo. Cruzó la mirada con Cuca y, con los labios, hizo mímica. "Qué fuerte". Por no decir qué malparido hijo de mil padres. Ya le iba a poner a la Dani atacada.

No se equivocó. Suspiró. - Ya está usted, señora. - Resolvió rápido para que la mujer levantara la cabeza del lavadero, con su toalla muy bien recogida, y se pasara a la silla de peinar. Ella apoyó una mano en la pila para mirar a su chica. - No será capaz de echarnos el mandril ese. - Uy, que no, dice. Menudo elemento. - Dijo Cuca, que se unió a la horda de insultos de Daniela. Las dos tenían una agilidad para insultar que Carla no era capaz de seguir, entre otras cosas porque estaba fuertemente valorando las posibilidades de que realmente aquello fuera en serio. Hizo un pucherito cuando su chica la miró. Ay, no, que no quería verla así, tristona y agobiada. Se giró. - A VER ESA MÚSICA OIGAN QUE SE PONGA MÁS ALTA, ¿SÍ O QUÉ? - Ya fue Cuca rauda y veloz a subirla y ella se dirigió con sus pasitos cortos y graciosos hacia su novia. - Mi Danininininichimichi. - Agarró sus mejillas y le dio un besito en los labios. - No ¿eh? Fuera penas, a bailar y a hacer mechas que es lo que sabemos hacer. - Hizo un gesto con la mano. - No va a venir ahora un malparido desgraciado hombre de pacotilla a mandarnos a nosotras. Vamos, no lo metemos en casa, lo vamos a meter aquí. - Le dio un toque en la frente con el dedo. Pero su chica tenía otros planes mejores, y mira, no le parecían malos del todo.

Puso carita de ilusión cuando le propuso que se enterara de todo. - ¡Ay pues claro que sí, mi amor! - Resolvió contenta, dando una fuerte palmada en el aire mientras la miraba con ojos brillantes. - Digo que me voy a enterar. Ya lo vas a ver, ya. - ¡Niña! ¿Me peinas o qué? - Ya mismito, señora, no me tardo. - Comentó al aire, mientras se dirigía muy puesta a la puerta, contoneándose y con el coro de risitas alrededor. Porque ya sabían todas lo que pasaba cuando Carla ponía su vocecilla aguda y se dirigía como una diva hacia la puerta. - SONYYYYYYYYYYY. - Llamó a gritos, porque al abrir fue al primero que vio pasar. El chico se giró ante el sonido y sonrió. - VEN, HOMBRE, VEN. - Con un trotecito chulesco, ya estaba el chaval plantado en la puerta, y lo primero que hizo fue asomar la cabeza con una ceja arqueada. - Hola, si son las más hermosas de Washington Heights. - Se escuchó un cotorreo mezclado con risas adorables que empezaron a adular al chaval, que por supuesto se vino arriba. - ¿Qué puedo ofreceros? Sabía que tarde o temprano ibas a... - Sí sí sí, ya ya bueno. - Cortó Carla, haciendo un gesto con la mano. - ¿Qué sabes tú del Hanahan ese, a ver, si se puede saber? - ¿Yo? Poco. - Pues va a ser mucho. - Le agarró, le dio media vuelta y le regaló un tortazo en el culo para sacarlo de un saltito de la peluquería. - Venga, ricura, ve a informarte y me cuentas. - ¿Qué soy? ¿Tu espía? - Tu ve y ya hablamos luego de que te llevas. - El chico empezó a andar hacia atrás y volvió a sonreír con chulería. - Un beso. De la que yo diga. - ANDA Y TIRA. - Resolvió, entrando de nuevo en la peluquería y sacudiéndose las manos. - ¡Ea! Ya le voy a tener yo los chismes a mi Danini en un ratito. -

CAPíTULO 1 — 29 de junio de 2019 — Carla

XIII



We are
¡No me diga! Alchem10

¡No me diga! Firma_10

¡No me diga! Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4025Mensajes :
144Reputación :
Lun Mar 07, 2022 1:12 pm por Ivanka

Alittle bit of news
Around the barrio

Suspiró y miró a Carla con pena y a la vez con cariño. Negó con la cabeza y rio un poco. — Carlita, como ese malamadre del casero se ponga pendejo nos echan. Y a bailar y a poner musiquita en los parque como los niños del instituto. — Suspiró y recibió su beso. De verdad que odiaba matar el entusiasmo de Carla pero tenían una circunstancia muy mala, y la necesitaba en la tierra, aunque agradeciera que le metiera alegría a todo lo que les rodeaba. Eso sí, se tuvo que reír cuando dijo que no lo metían en casa. — No, ay, ¿te imaginas? A poco y nos cobraría por usar la tostadora. — Se rio un poco y se fue a seguir dando las mechas a una señora.

Niña, ¿qué estás planeando? Sabes que no me gustan que se anden en problemas. — Dijo la abuela. Daniela suspiró. — Ay, abuela, no son problemas… — Siguió dando las mechas. — Problemas es lo que vamos a tener si nos estamos quietas, esperando a que nos quiten esto. ¿Y adónde iban a ir todas ustedes, ah? — Y ahí sí recibió las risas de las clientas y asentimientos.

Miró a Sonny hablar con Carla a través del cristal y el mercadeo que mantenían. Rio por lo bajo. — Este viene más espabilado que el primo. — Miró de reojo a Vanessa. — ¿Es o no, abuela? — La abuela rio con esa risa tan peculiar suya. — Sí, sí, mi Sonny querrá ir a la universidad, Dios lo permita. ¿Te imaginas Dani? Un notario, o un abogado como mi Nina y don Alejandro. De los que pueden cambiar las cosas y ser grandes. — Dani asintió entre risas alzando las cejas. — Sí, pues más le vale espabilar o que Usnavi le pague bien, que lo dudo, porque con ese padre… — Comentó una de las señoras. — Ahhhh ¿y usted tan bien lo conoce? — Preguntó Dani, quizá en un tono un poquito más agresivo de lo que pretendía. — Lo sabe todo el barrio, no deja ni una birra en las licorerías, y tan solo se dedica a gritarse con su hijo. Ni duda de porque la mujer se fue y ni del niño quiso saber. Si se mordiera la lengua se envenenaba… — Farfulló Dani, cuando vio a su Carla entrar de nuevo. — A ver qué andas prometiendo a los niños, Carlita, que tú eres muy apetecible, mi amor, y luego se lían. — Estiró el cuello mirando por la ventana. — Ay, mi niño me da lástima yendo a hablar con personajes así… Con algunos peores lidiará en la tienda. Te estás haciendo blanda Daniela.Es que no quiero que tengan la vida que nosotros hemos tenido. — Y para distender el ambiente durante la espera de la vuelta de Sonny miró a su chica. — Y yo me quiero llevar a la Carlita a Atlantic City a vivir esa buena vida, a llenarnos pero bien las copas y jugarnos todo el dinero en las mesas en un finde loco, ¿a que sí niña? — Dijo entre risas, pasando a la clienta a secadores y sentando a otra. — Y a la abuela le traemos un abrigo de visón bueno bueno para los inviernos de Nueva York. — Pobre abuela, cómo echaba de menos Cuba y el calorcito. Al menos esta semana, según se preveía, iban a tener bien de calorcito y humedad que le recordara a su amada La Víbora.  


CAPíTULO 1 — 29 de junio de 2019 — Dani

XIII



¡No me diga! Firmakinovo

¡No me diga! QeBRfMJ
Golden Shields:

Juntos, somos el Todo:
16 de enero de 2002:
Ivanka
Ivanka
User
Ivanka
Ivanka
1830Mensajes :
12Reputación :
Sáb Mar 19, 2022 5:20 pm por Freyja

Alittle bit of news
Around the barrio

Se chocó las manos la una contra la otra, con una sonrisa satisfecha, como quien acaba de hacer la gran obra del día, y dispuesta a pasar de largo y seguir atendiendo a la señora quejosa antes de que le pidiera que la peinara otra vez. Carla no era ni tonta ni sorda, había oído los cuchicheos sobre el pobre Sonny y su padre, pero esos le daban pena de verdad y ella no cotilleaba sobre gente con problemas reales, solo sobre faranduleos. Eso sí, su Dani, que a esa sí que no se le escapaba una, la interrumpió en el camino. Se encogió de hombros con una mezcla entre confusión e inocencia. - ¿¿Yo?? Ay, mi amor, como que no sabe ese que conmigo no hay nada que hacer. - Puso una exagerada expresión de asco y siguió su camino hacia la clienta. - Virgencita me libre de tocar sus cosas a los machos, o a los proyectos de machos, allá que se las apañen, que menos problemas habría en la vida si se las arreglaran entre ellos y nos dejaran a nosotras. ¿Es o no? - Varias clientas rieron y corroboraron. No la quejosa señora, que se ve que estaba muy ocupada en esperarla y no podía gastar energías en reír.

Se le borró la cara de asco y, en su lugar, se giró exagerada y teatralmente hacia Dani, con la boca muy abierta, y alzó ambos brazos, soltando un gritito de triunfo. - ¡Di que sí, mi amor! ¡¡Laaaaaaaas Veeeeegaaaaaaas!! Yo no sé como no se aburren sin nosotras, ¡ay! - Y volvió a reír y a subir aún más la música. La señora ya estaba poniendo cara de molestia, pero empezó rápidamente a peinarla antes de que se quejara más. - ¡Ay no, abrigo, con el calor que hace! A la abuela le voy a comprar yo un vestiiiiiiiido hermoooooooso para que baile bachata así así... - Se puso a escenificar ella el movimiento de caderas, riendo y provocando risas alrededor, sobre todo de la abuela. - Ay sí, mi niña, para bailes estoy yo. ¡Ay, abuela, pues no diga! Que se note esa saaaaangre de La Víííííbora dí que sí! - Allí cada vez había más ruido, risas y gritos, porque Carla tenía una habilidad inaudita para subir los decibelios, y al menos el ambiente se notaba un poco más alegre.

- Eso será si nos toca la papeleta. - ¡¡Ay, la papeleta!! - Cayó Carla, aspirando una exclamación y girándose de un salto a Daniela. El comentario de Cuca la había hecho recordar. - ¡¡Danini!! ¿Cuántas llevamos? - Mírala, esta, sí que se van a ir a Atlantic City. Cuántas, dice. - Comentó Cuca, socarrona. Carla la despachó con un gesto de la mano. - Ay no seas perra envidiosa, que si nos toca te llevamos con nosotras. ¿Cuánto dinero decían que era, ah? - 96000 dólares. - ¡Ay no me diga! - Exclamó, y ya sí que se fue a buscar a su novia para agarrarla fuerte de la cintura (e ignorando a la señora y sus malas caras). - Nos daría como para dos semanas en Atlantic City y una peluquería nueva, mi amor. Va, va. ¿Has comprado o no? ¿Voy a por una? -

CAPíTULO 1 — 29 de junio de 2019 — Carla

XIII



We are
¡No me diga! Alchem10

¡No me diga! Firma_10

¡No me diga! Banner10

Together we are everything:
Freyja
Freyja
Midnight - Nivel 4
Freyja
Freyja
4025Mensajes :
144Reputación :

 
a