Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: Desperate Romantics
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Mar Nov 02, 2021 3:53 pm por Timelady
The perfect holidays recipe
ONE ON ONE — ORIGINAL — FANTASÍA
Hay un universo maravilloso, donde cada festividad que conocemos tiene su propio reino.
Y allí encontramos una ciudad donde durante todo el año es Navidad.


El espíritu navideño inunda sus calles.
Los colores son vivos y hay mil luces de colores.
Hay un maravilloso aroma a galletas y canela
Y toda su gente es feliz.

Aunque si preguntamos quién es el portador del mayor corazón, cualquiera de sus habitantes respondería que se trata sin duda alguna de Nicholas Chastain, el maravilloso juguetero que lleva ganando durante años el concurso anual de la navidad.

Como habréis podido deducir, no hay demasiados cambios en estos mundos, más allá de la innovación que las mentes geniales de los creadores consigan provocar.
Sin embargo, han empezado a escucharse murmullos. Al parecer alguien regresa a la ciudad después de muchos años.

Carol Lumiere, se marchó siendo muy joven, para vivir con sus abuelos maternos. Regresa ahora para ayudar a su padre en el taller de velas, después de que tuviera un accidente colgando los adornos del árbol.
Llama la atención entre todos por sus ropas oscuras y la seriedad de su rostro. Parece que haya perdido el brillo que todos allí portan.

¿Tan difícil será que recupere el espíritu navideño?
Nicholas Chastain
Juguetero — Hugh Jackman — Mahariel
Carol Lumiere
Cerera — Audrey Fleurot — Timelady




Post de Rol:


The perfect holiday recipe DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Miér Nov 03, 2021 10:42 pm por Mahariel
1. Sweeter than sweet
Nicholas — Plaza — Fiestas

Las hojas se habían ido cayendo del calendario. Los días pasaban veloces, cada vez más cortos, para dejar paso a unas largas noches iluminadas con las guirnaldas que pendían sobre cada tejado, enredándose en las farolas para alumbrar el camino. A nadie pareció disgustar que llegase antes el ocaso, estando tan ocupados como estaban en adornar sus hogares para la venida de la fiesta más anticipada del año. Por los callejones discurría el aroma a canela, jengibre, azúcar tostado y mantequilla que se escapaba de las cocinas. Las risas de los niños correteando sobre la nieve llenaban el pueblecito, recordaban a los adultos la ilusión que habían tenido en su infancia y los animaba a mantener sus tradiciones generación tras generación.

En la plaza mayor del pueblo se había juntado casi la totalidad de sus ciudadanos. La cuadrilla de música había empezado a tocar, sus notas corrían entre las calles, llamando a los rezagados, que acudían raudos a la celebración del baile anual de inicio de las festividades, y tanta gente había en aquel reducido espacio que apenas les habría hecho falta llevar los abrigos sobre los hombros, arropados como estaban por la calidez de los demás.

— ¡Bienvenidos, bienvenidos! — exclamó el alcalde subido a una caja de madera para compensar lo menudo de su anatomía. La banda dejó de tocar y los murmullos se apagaron — Veo algunas caras nuevas por aquí… — escudriñó el grupo que tenía delante con los ojos claros. — Espero que disfrutéis de vuestra estancia en nuestro querido pueblecito. Como cada año, ya lo sabéis los veteranos, comenzamos hoy a celebrar las festividades de diciembre. Y como cada año, se me ha olvidado preparar un discurso para la ocasión — un niño no se aguantó la risa y otros tantos lo siguieron —. Así que solo me queda desearos unas felices fiestas… ¡y agarraos a vuestros abrigos si no queréis perderlos!

Le hizo un gesto a los músicos y retomaron su actividad. El gentío estalló en vítores y se revolvió en busca de una pareja de baile.

— ¡Vamos, Nicholas! ¡No te quedes ahí parado! ¡Baila con las señoritas!

El juguetero, que había estado contemplando la escena desde un discreto segundo plano, se echó a reír y comenzó a bailar con la panadera del lugar, una amable anciana de cabellos canos que tenía una agilidad sorprendente para sus noventa años.

— ¡Eso ya es otra cosa!

¡Ja! — se jactó él, ofreciéndole a la dama su mano para hacerla girar al ritmo de la música. A cada toque de trompeta era turno de cambiar de pareja. Nicholas bailó con una costurera, con la propietaria de la librería y hasta con el ebanista del lugar, que terminó con las mejillas sonrosadas. Volvió a sonar el instrumento y el juguetero cerró los ojos al toparse con su nueva pareja. Al abrirlos, se detuvo. Se había encontrado con un rostro conocido, pero al tiempo muy lejano, y al reconocer a su propietaria se le arquearon las cejas. — ¡Carol! — exclamó, tomándola de las manos. — ¿De verdad eres tú? Dime... ¡dime que no estoy soñando!





You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Dom Nov 07, 2021 8:55 pm por Timelady
1. Sweeter than sweet
Carol — Plaza — Fiestas

Apenas haría dos días que había recibido la carta de su padre, dos días se le hacía demasiado tiempo para acudir a su lado, pero había sido el tiempo necesario para dejarlo todo preparado.
Había dejado a su joven ayudante a cargo de la tienda de la que ahora era propietaria, confiaba en aquella chica como en nadie, pero lo cierto es que le costaba despegarse del sitio donde se sentía realizada por primera vez en mucho tiempo. Precisamente para volver al primer lugar donde lo sintió y fue feliz, pero sentía que era algo que quedaba tan lejano de ella que le causaba cierto temor.

Un temor que se fue acrecentando a medida que el tren se aproximaba, había tomado un té para templar sus nervios y recuperar cierta calidez. Pero no parecía que fuera a conseguir que su cuerpo se acostumbrase de nuevo a estar lejos de la calefacción de la ciudad.

Pensaba que llegaría más temprano, pero hubo retrasos por la nieve en las vías, así que se encontró en su camino con la masificada plaza con todos los presentes asistiendo al discurso inicial de las fiestas, discurso que le sacó una sonrisa porque nunca cambiaba, siempre se quedaba en felicitar las fiestas y poco más.
La hizo sentir más segura ver que esas pequeñas cosas no habían cambiado. Quizá no fuera todo tan extraño ahora como se había imaginado.

Confiaba, terminado el discurso, en poder coger su maleta y cruzar la plaza para llegar a casa y poder así ver a su padre, comprobar que se encontraba bien y empezar a reñirle por el accidente que había tenido, fácilmente evitable si tan solo hubiera pedido ayuda.
Por desgracia para ella y sus planes, comenzó el baile y sin tener muy claro cómo se vio arrastrada a la pista por un hombre al que tardó en reconocer como el herrero. Por mucho que intentase huir y acercarse a su bolso de viaje para continuar su camino, en cada cambio de pareja aparecía otro señor o mozo que la obligaba a dar vueltas y seguir en la espiral.
Hasta que topó con quien esperaba fuera el último, un hombre alto y robusto, elegantemente vestido, que se detuvo en lugar de hacerla girar. Sus ojos azules se posaron entonces en las facciones del desconocido, porque... no lo era tanto, no se lo parecía. Y no debía serlo, porque dijo su nombre, con un timbre que reconoció.- ¿Nicholas? -Preguntó ella, aún queriendo estar segura. Aunque no mostraba la misma emoción que él, hacía varios años que ya no la mostraba.- Sí, soy yo, claro. -Respondió, miró alrededor y aprovechó que estaban parados.- ¿Te importa si...? -Señaló fuera del círculo danzante.- Mi equipaje está justo por allí.




The perfect holiday recipe DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Mar Nov 16, 2021 11:23 pm por Mahariel
1. Sweeter than sweet
Nicholas — Plaza — Fiestas

Estaba distinta, claro. Las mejillas tan redondas y coloradas como las manzanas de caramelo se habían estilizado, al igual que el resto de sus rasgos. La naricilla pequeña se había alargado, de la misma manera que lo habían hecho sus cabellos, otrora recogidos para que no se le hicieran sobre la vista. Ahí estaba la clave, en sus ojos. La mirada seguía igual, limpia y brillante, del tono de las aguas en un día despejado de invierno. Estaba distinta, sí, pero era ella y por fin había regresado a la ciudad.

¡Sí, eres tú! — exclamó Nicholas con alegría. — ¡Y sí, soy yo! — añadió. — Qué bien que hayas venido, algo me decía que estas navidades volverías a la ciudad —. Carol había buscado un destino mejor lejos del coqueto poblado que la vio crecer, y aunque al juguetero no le quedó más remedio que aceptar y respetar su decisión, con cada hornaada de las afamadas galletas de canela de su madre la echaba de menos asomándose al alféizar de su ventana para comprobar que ya estaba lista la particular y reducida ración que la señora Chastain preparaba para los dos —. Oh, está bien, vamos — la llevó hacia su equipaje, pero no se libraría tan fácilmente de su primer baile —. Sabes que no podremos desplazarnos hasta allí andando, ¿verdad? — volvió a ofrecerle la mano y cuando la aceptó, comenzaron a danzar. — Confía en mí.

Poco a poco, sin perder la vista del equipaje, fueron alejándose del núcleo de la fiesta, donde los músicos interpretaban las piezas con auténtica pasión. En el interior de aquella vorágine de villancicos, danzas y canciones les resultaría imposible pensar en otra cosa, así que de una manera modesta terminaron la pieza al lado de las maletas de la joven Lumière.

¿Ves? Permíteme — se inclinó sobre el equipaje más pesado para poder organizarlo. —. A tu casa, ¿no? — echó a andar antes de que alguien se diese cuenta de su ausencia. — ¿Cómo te ha ido el viaje? ¡Hace tanto que no hablamos!





You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Sáb Nov 20, 2021 5:15 pm por Timelady
1. Sweeter than sweet
Carol — Plaza — Fiestas

Si se fijaba bien, sí, podía distinguir algunos rasgos de aquel niño travieso y divertido con el que había compartido la infancia en el hombre que tenía delante de ella. Apenas había conseguido sobrepasarla en altura cuando se marchó y ahora le sacaba bastante. Pero seguía ahí, ese espíritu que le acompañaba y se dejaba ver en sus ojos y su sonrisa siempre alegre y abierta.

Después de las "presentaciones", el comentario la hizo alzar la ceja.- Normal es que lo supieras, habiendo tenido mi padre un accidente, espero que no haya causado demasiadas molestias. -Sabía que en todo el pueblo ni una persona se quejaría, todos eran así, amables y generosos y habrían cuidado de su padre en su ausencia sin duda alguna. Pero ahora ya estaba allí. Solo tenía que llegar a casa.

Suspiró cuando Nicholas dijo que no podían llegar allí andando y le ofreció la mano.- De acuerdo. -No le quedaba otra que rendirse, bailar y seguir el ritmo y los pasos que él marcaba. Había que reconocer que para ser un hombre de su complexión se le daba demasiado bien aquello y supo cómo guiarla hasta por fin salir del grupo de bailarines.- Gracias. -Pronunció cuando terminado el baile estaban justo donde quería.

Antes de que pudiera despedirse él ya había comenzado a cargar sus cosas.- No es necesario que lo hagas, seguro que tienes cosas más divertidas que hacer, en fiestas... -Pero él apenas parecía escucharla o hacer caso a sus quejas (Que no eran tales, pues en el fondo agradecía la ayuda), así que terminó caminando a su lado y respondiendo a sus preguntas.- La nieve en las vías ha retrasado el tren por el camino, pero por lo demás ha sido bastante cómodo, como cualquier viaje, supongo. -Diría que frío, pero por suerte llevaba su capa más abrigada.- Es cierto que hace mucho que no hablamos, supongo que ya no eres un simple ayudante, ¿verdad? Creo que te he visto cerca del alcalde durante el discurso, debes ser un hombre importante. -Así se explicaban sus ropas y lo bien que lo veía, sí, seguro que su vida había sido más dichosa, se alegraba por él.- Me temo que mi padre no escribe con la frecuencia que me gustaría, así que no me dice mucho de cómo son las cosas, aunque por lo que he podido ver no ha cambiado demasiado. -Había más luces y color, más progresos, y era evidente que los habitantes habían cambiado con los años, pero en esencia, era todo igual.




The perfect holiday recipe DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Jue Nov 25, 2021 10:50 pm por Mahariel
1. Sweeter than sweet
Nicholas — Plaza — Fiestas

En el pueblo todos los vecinos se conocían. No había ni un solo residente que no hubiese charlado de vez en cuando con alguno de los habitantes de las casas de al lado. Compartían recetas, ingredientes y herramientas. En caso de necesidad, cuidaban los unos de los otros. Nicholas sabía que el señor Lumiére había sufrido una caída que lo había incapacitado para continuar con su día a día. En cierta ocasión se acercó a su casa para llevar la leña que necesitaría para mantener su hogar a la temperatura adecuada, e incluso se ofreció a cocinar para evitarle la molestia, pero, aunque debió haberlo hecho, no se imaginaba que Carol regresaría al pueblo para quedar a su cuidado.

No, claro que no — replicó —. No ha sido ninguna molestia.

Era lógico que la joven hubiese regresado al pueblo en esas circunstanias, mas como Nicholas hacía ya tanto tiempo que le había perdido la pista, creyó que ya no la vería. Lo alegró comprobar que se equivocaba, desde luego, y quedó pensando en lo poco que sabía de su amiga mientras la acompañaba a la residencia del señor Lumiére.

Qué faena, ¿no? Este año parece que ha nevado más que los anteriores en los alrededores de la ciudad. Aquí, por suerte, la capa de nieve no es demasiado gruesa y últimamente nos está dejando tranquilos. Hace dos semanas tuvimos que sacar las palas para abrir camino, creo que todavía me duele la espalda, aunque sea solo de recordarlo — ladeó una sonrisa —. Sí, bueno. Aquí todo sigue igual, ya lo ves, las tradiciones no han cambiado. Ahora hay más gente en el pueblo y han mejorado el servicio postal, aunque ya sabes que por aquí somos más de hacer visitas que de escribir cartas. Ahora los niños piden más juguetes y, por suerte, sus padres me los pueden pedir a mí. Me encargo yo de la antigua juguetería, ya sabrás que el señor Parks se jubiló hace unos años — hizo una pausa —. Me va bien, sí. La verdad es que no me puedo quejar. ¿Qué hay de ti? ¿A qué te dedicas ahora?





You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Miér Dic 01, 2021 1:40 pm por Timelady
1. Sweeter than sweet
Carol — Plaza — Fiestas

Carol sonrió para sus adentros.
Había sido fácil anticipar que Nicholas negaría que la caída de su padre había significado una molestia para nadie. Y no lo hacía por ser él, sino porque en ese lugar a nadie le importaba ayudar a los demás. Eran la epítome del espíritu navideño de compartir y ayudar a los demás sin pedir nada a cambio.
Algo que ella, sin duda alguna, echó mucho de menos al salir de allí.

Asintió cuando comentó lo fastidioso que le había resultado el viaje con nieve. Por mucho que de pequeña le encantase hacer muñecos de nieve y jugar en ella, o participar en el concurso de esculturas, en aquel momento la nieve no era nada agradable.
Y tampoco lo había sido para él, al parecer, dolorido por las paladas.

- Sí, todo parece ser exactamente igual que lo dejé. -Respondió a sus comentarios con una sonrisa algo triste, no estaba segura de si le gustaba o no eso. En la ciudad todo cambiaba constantemente, siempre había algo nuevo que ver o visitar, sin embargo, aquella estabilidad resultaba acogedora, a pesar de que lo estancaba todo en el pasado.- ¡Oh! Así que ahora eres el encargado. Felicidades. -Afirmó, siempre creyó que Nicholas disfrutaba de su trabajo y ocuparse de todo ahora solo demostraba que no se había equivocado. Además, la forma en que hablaba de ello, parecía orgulloso.

La pregunta sobre sí misma, de algún modo, la sorprendió. Estaba acostumbrada a no despertar mucha curiosidad.- Pues... lo cierto es que tampoco me va mal. -Al menos ya no- Tengo una tienda, principalmente de tejidos, aunque se puede decir que hay de todo lo relacionado para poder suplir a mis clientes. Pero también, he incluido velas. -No había podido evitarlo, era algo que llevaba en la sangre.- A veces encargo a mi padre un paquete y otras soy yo quien experimenta allí para intentar hacer cosas nuevas. -La devolvía un poco a su lugar, o así lo sentía.




The perfect holiday recipe DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Vie Dic 17, 2021 1:07 pm por Mahariel
1. Sweeter than sweet
Nicholas — Plaza — Fiestas

Algo se le hinchó de orgullo el pecho cuando Carol lo felicitó por su ascenso. Tiempo había pasado desde que no fuera más que un aprendiz de manos resbaladizas y estaba bien pensar de vez en cuando en ello. Dejó a un lado sus recuerdos para escuchar a su amiga, que, como él, también tendría qué contar.

Oh, ¡qué bien! — quedó pensando sobre su tienda unos instantes. — Así que velas, ¿eh? Qué encantador — ¡Era tan bonito verlas encendidas en la oscuridad! Parecían estrellas sobre el firmamento del hogar. — ¿De qué tipo? ¿Funcionales o decorativas? Seguro que al alcalde le parecería bien comprarte unas cuantas para adornar el ayuntamiento ahora que es Navidad, quizá podrías proponérselo, o incluso con las telas. Podrían vestir las calles, hay algunas que aún están sin nada.

¿Por qué no? Al fin y al cabo, eran muchos los artesanos y comerciantes del pueblo los que disfrutaban de los beneficios económicos que traían las fiestas de Navidad. Nicholas era el mejor ejemplo de ello, no se vendían tantos juguetes como cuando se acercaba diciembre. La ilusión de la época traía consigo una generosidad que, aunque estaba presente el resto del año, destacaba sobre todo lo demás.

Seguro que ya tiene algún tipo de convenio con tu padre o algo por el estilo.





You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Miér Dic 22, 2021 12:01 pm por Timelady
1. Sweeter than sweet
Carol — Plaza — Fiestas

Durante mucho tiempo, Carol podía contar con los dedos de las manos las veces que había sonreído con auténtica sinceridad en todo un año. Poco a poco eso iba mejorando, claro, pero lo cierto es que ya fuera por la ciudad, por volver a su hogar o por la acogedora bienvenida que le estaba ofreciendo Nicholas sin parecer esforzarse en absoluto, había superado ese recuento en menos de una hora.

- Todas las velas son funcionales, Nicholas. -Rio un poco, queriendo tomarle el pelo por su pregunta.- Las hago con aromas para que ambienten los hogares cuando se encienden. Así que no creo que hagan mucha función en las calles. -Cualquier ahora se perdería con el viento y la nieve.

Pero tenía razón en que siempre se trataba de implicar a todos en las decoraciones y festividades de un modo u otro, y su padre siempre tenía más trabajo en estas fechas. Por ello se le escapó un suspiro al escuchar lo del convenio.

- Cierto... Eso significa que habrá trabajo de más en el taller. -Además de cuidar de su padre tendría que ponerse manos a la obra para cumplir con los encargos. Si bien era cierto que todos en la ciudad se mostrarían comprensivos con las circunstancias ella se había acostumbrado a trabajar duro para cumplir con las expectativas y no decepcionar a nadie, especialmente a sí misma.

Por fin llegaron a la puerta de casa, ni siquiera revisó nada, sabía que estaría abierta.
A pesar de que el edificio en sí era bastante grande, la mayor parte la ocupaba el taller de velas y el almacén. La parte que correspondía al hogar de los Lumiere era bastante pequeña y acogedora, con todo lo que una familia pudiera necesitar para vivir plácidamente.
Carol no recordaba haber tenido una queja o necesidad de niña, sin embargo, al entrar de nuevo no podía evitar darse cuenta de que muchas de aquellas cosas estaban ya gastadas, habría que comprar nuevas y era evidente que faltaban muchos de los adelantos modernos que gozaban fuera de allí.

- ¿Padre? Soy yo... Carol. -Llamó, después de asomarse al salón, donde había esperado encontrarle en el sillón junto a la chimenea.- Puedes dejar las cosas ahí, Nicholas. -Indicó al hombre, de cuya presencia casi se olvidaba primero por la emoción, después por la preocupación.- ¿Dónde estará este hombre? -Preguntó en voz alta y entonces sus fosas nasales captaron el olor.- ¡Será posible! -Exclamó algo enfadada, cruzando la casa para llegar a la puerta del taller donde su padre maniobraba con una muleta para apoyarse mientras vertía cera derretida en los moldes.- ¡Padre! ¿Se puede saber qué hace? Debería estar sentado.

- Deja de regañarme y permite que termine con esto antes de darte un abrazo. -Se quejó el anciano, pero Carol ya le había quitado los instrumentos de la mano para terminar ella.- Anda, ven. -La abrazó como pudo, si bien ella terminó cargando con su peso antes de guiarlo hasta una silla. Carol notó que su padre tenía los ojos húmedos al mirarla.- Ha pasado mucho tiempo. -La mujer asintió, pero no era capaz de decir más, no quería regañarle y no quería tampoco dejarse llevar por la emoción en ese momento.- ¡Nicholas, muchacho! ¿Cómo estás? ¿Necesitas algo o has venido acompañando a tu vieja amiga?




The perfect holiday recipe DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :
Lun Abr 11, 2022 5:36 pm por Mahariel
1. Sweeter than sweet
Nicholas — Plaza — Fiestas

A Nicholas no se le había ocurrido pensar en las velas como algo más que brillantes adornos de Navidad. Sabía que la cera se podía moldear para cambiar su tamaño y su aspecto, mas el hecho de añadir aromas era toda una novedad. ¿Qué clase de olores se podían comprimir en algo tan pequeño? ¿Especias? ¿Maderas?

Qué interesante, qué interesante — murmuró, perdido en sus pensamientos —. ¿Qué aromas utilizas para tus velas? Tiene que ser complicado que se mantengan.

Alcanzaron el hogar de los Lumière, que mantenía el aspecto de siempre, y fue Carol quien accionó el mecanismo de la puerta para entrar a la casa. El vestíbulo estaba en penumbra, olía al humo de la chimenea que tal vez siguiera encendida y a algo del polvo que debía haberse acumulado tras el mobiliario. Nicholas dejó que su amiga buscase a su padre antes de seguirla, puesto que la última de sus intenciones era incomodar a ninguno de los dos, y dejó los equipajes de la joven bien colocados en un rincón, sin que molestasen a nadie.

Tal vez haya salido — se encogió de hombros —... o tal vez no — añadió al ver a la joven encaminarse hacia el taller donde la familia trabajaba.

Allí se encontraba el señor Lumiére, inclinado sobre las mesas, al calor de las brasas con las que derretía la cera, trabajando con los instrumentos con la lengua fuera de concentración. Nicholas se alegró de verlo, pero su amiga no, así que miró disimuladamente hacia otro lado, quedándose en el marco de la puerta, mientras ella reñía a su padre por seguir trabajando a pesar de su lesión. No abandonó su puesto hasta que no lo llamó.

Señor Lumière, ¿cómo está usted? — se acercó para darle la mano y él la estrechó con firmeza. — Me alegro de verlo. Solo venía a acompañar a Carol, nada más, y ahora que lo menciona y ya que he cumplido mi cometido, me marcharé para dejarles disfrutar de su reencuentro, a no ser, claro, que necesiten algo más de mí, en cuyo caso estaré encantado de hacerlo — concluyó antes de mirar a Carol y dedicarle una sonrisa para transmitirle lo sincero de su propuesta.





You are the shoal upon which I have shipwrecked my life... and I would do it again if you asked.
Hye Ri codes
Mahariel
Mahariel
User - Nivel 2
Mahariel
Mahariel
766Mensajes :
55Reputación :
Ayer a las 6:31 pm por Timelady
1. Sweeter than sweet
Carol — Plaza — Fiestas

Terminó el trabajo que estaba haciendo su padre, al menos hasta un punto en que podía dejarlo reposar sin que se echara a perder. Mientras que ambos hombres se saludaban.

Su padre asintió cuando Nicholas dijo que solo la había acompañado hasta allí, en lo que ella se quitaba la capa para poder moverse con un poco más de libertad.- Ahora mismo no, tenemos muchas cosas que hacer. -Respondió su padre, a lo que Carol rodó los ojos.- Pero mañana estás invitado a cenar. Tenemos que mostrar gratitud por lo que has hecho. Y no se te ocurra decir que no. -Advirtió alzando el índice.- ¿A que sí, Carol?

Carol miró a su amigo y le dedicó una dulce sonrisa asintiendo.- Por supuesto. Hoy es imposible por cómo está todo -ni siquiera sabía el estado de la fresquera o la despensa-, pero te esperaremos mañana. O cuando estés disponible. No sé si también tienes mucho trabajo con las fiestas. -Añadió, pensando que quizá le estaban poniendo en un compromiso. Allí todos vivían de forma relajada, pero ella entendía de las obligaciones que te hacían perder cenas y eventos.

Miró a su padre, en aquella silla maltrecha.- Te prepararé un postre especial si me ayudas a llevarle al salón. -Añadió con complicidad interceptando las quejas de su padre con un nuevo comentario.- Está usted en plena recuperación. En el salón puede ponerme al día del trabajo que hay que hacer y yo me ocuparé de todo. No se preocupe, padre.

- ¿Y la cena de mañana para Nicholas?

- Puedo hacerlo todo. -Aseguró. Porque se había acostumbrado a cuidar de sí misma, su negocio y su hogar, sin nadie más. Podría hacerlo. Además, seguro que aparecía alguna voluntariosa vecina a ayudar y preguntar por cómo habían sido aquellos años.




The perfect holiday recipe DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Medusa - Nivel 6
Timelady
Timelady
8638Mensajes :
583Reputación :

 
a