Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Mar Abr 26, 2022 1:28 am por Shooting Star



Ready, camera, Love!
ONE ON ONE | ORIGINAL | REALISTA

Una pelirroja canadiense de 18 años,  luego de salir del colegio solo persigue sus sueños. Desde sus 14 años donde es descubierta por una mujer que la llevo a la fama. Madura rápido y se enfrenta a todo lo que tiene que ver con la fama, lo positivo y negativo. Sin embargo, muestra sus dotes de actriz y modelo durante esos años. Aun así desea que todo se tiene que dar de una forma más profesional y decide asistir a una de las mejores academias de artes y teatro de Toronto. Alejándose un poco de la fama, quiere cumplir con aquel desafío, superarse y luego volver.

Como su madre es canadiense vuelve donde ella,  con una nueva familia, con la cual tiene que convivir y cuesta adaptarse, todo vuelve a ser normal para ella y es como comienza el primer día en la Academia topándose con un muchacho que choca fuertemente con ella. ¿Día de mala suerte? Tal vez.

Por otro lado, un chico de 20 años tiene muchas aspiraciones y sueños de ser artista, solo que no es el mejor en aquel talento. Siempre admiro a Melodie Grenier, y su sueño es aparecer en escena en algún momento con ella. De todos modos, que su entrada la Cotizada Academia de Teatro y Artes de Toronto es  solo por ser el hijo de uno de los senadores del distrito, ni siquiera habría sido admitido si no es el caso.

Al menos el muchacho tiene las ganas y las buenas intenciones de dar lo mejor de sí, aun siendo algo torpe. Aunque ahora se encuentra soñando despierto al notar que su amor platónico piso el mismo lugar donde estudia.

Capítulos
Cap. 1 | Cap. 2 |  Cap. 3 | Cap. 4

Henry Western
Matthew Daddario | 20 años | Rising Sun
Mélodie Grenier
Katherine Mcnamara | 18 años | Shooting Star




--
POST DE ROL:


Última edición por Shooting Star el Sáb Ago 20, 2022 6:02 am, editado 3 veces


Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Mar Abr 26, 2022 2:22 am por Rising Sun


Pinch me I'm dreaming!
Henry Western | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
Cuando Henry decidió que quería ser artista, nadie pareció creer que lo decía en serio. Pensaban que se trataba de un chiste. Uno de esos que le gustaba hacer. Pero no, hablaba muy en serio. ¿El problema? Pues que el pobre Henry por más buena voluntad que tuviera, no era muy talentoso en el área de la actuación. Es que pecaba de exagerado, hacía que se viera todo demasiado irreal. Además, tenía una torpeza que para contarles si ya pronto se darán cuenta de la misma. Sus padres lo consultaron y decidieron complacer a su hijo. Tal vez cuando se diera cuenta del hecho de que no tenía nada que hacer en ese lugar, desistiera por cuenta propia. Solo que ya iba para su segundo año allí y el muchacho no parecía tener intenciones de rendirse. Sí, es muy posible que solamente pasara de curso porque los profesores vieron esa tenacidad en él, esa insistencia.

¿De dónde Henry saco esa idea loca de poder actuar? Pues aunque suene infantil e incrédulo, la saco de pensar que tal vez en algún momento podría protagonizar alguna obra de teatro, serie de TV o película con Melodie Grenier. Su gran amor platónico, de quien tenía afiches pegados por toda su habitación. Insistía y decía que era su futura esposa, la madre de sus hijos... la futura señora Western. Muchos opinaban que era pura tontera adolescente, pero él decía que era en serio. Que creía en el amor a primera vista, que nada más tenían que dejar que cruzaran miradas. ¡Ya verán! Solía decirles Henry. Como quien dicen, ya verán que tenía razón.

Hoy no era un día cualquiera en la Academia de Teatro y Artes de Toronto. Era el primer día del ciclo escolar, por tanto, no solo llegarían los estudiantes que pasaron a tomar su siguiente año en dicha academia. También llegaban los nuevos estudiantes que recién ingresarían. El moreno no tenía la menor de las ideas de quien se encontraba en ese grupo de estudiantes nuevos. No la tenía...

Western acudió a la cafetería como solía hacerlo en todas las mañanas que había pasado en aquel lugar desde que ingreso. Cargaba su bandeja con una rosquilla y café. Uno que por cierto ya estaba hasta algo frío pues lo había pedido primero, luego noto que recién comenzaban hacer las rosquillas y decidió esperarlas. Ahora tenía una rosca caliente y café más helado que el trasero de un difunto. Mientras buscaba una mesa para sentarse a tomar su desayuno, se distrajo con unos chicos que tocaban la guitarra en un rincón. Pero eso no impidió que siguiera caminando... sin ver por donde iba claro esta. Así que, por supuesto, no vio la chica que venía de frente. Por lo que termino por aplastar toda su bandeja, incluyendo café y rosquilla, sobre ella. - ¡Santa cachucha! ¿Pero acabo de hacer? Casi te mato de un bandejazo... casi te saco los pulmones con la bandeja... - dijo a tonito, y comenzando a divagar porque ahora se comenzaba a dar cuenta de quien era. - A no, pues si parece que ya veo visiones... No, no puede ser... te pareces... pero no, no puedes ser ella. - decía con la mirada confusa y con pura incredulidad.


Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Mar Abr 26, 2022 4:33 pm por Shooting Star


Pinch me I'm dreaming!
Mélodie Grenier | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
Después de pasar una larga temporada en The College Preparatory School en Oakland, California donde vivió con su papá y abuela paterna. Había sido tiempo para volver a casa junto a su madre y nueva familia a Canadá. La pelirroja detestaba esa vida desde que era una niña yendo de aquí para allá, pero ¿qué podía hacer? Sus padres se habían separado cuando apenas era una niña de 8 años y aburrida de todo esto, fue una verdadera fortuna que fuera descubierta por Charlotte y hacerla famosa cuando su madre la llevo a esos típicos castings de comerciales de ropa de marca  a sus 14 años. Desde ese día, no se detuvo yendo de un país a otro y quedándose en California para terminar sus estudios en el único colegio que le permitían hacer exámenes libres sí tenía tiempo. Como iba de un lugar para otro, optaron que se quedara en California, Charlotte era su manager y decía que era de vital importancia los estudios que ya podía con las dos cosas, que al cumplir los 18 años era su opción si ser profesional o no.

La pelirroja de ojos verdes siempre creyó y ya después con cuatro años de carrera de artista, participando en unas cuantas series de Netflix entre personajes principales y secundarios junto a un par de películas sintió que fue suficiente y que luego volvería. No quería ser del todo una ignorante, sabía que tenía talento tanto en la actuación como el modelaje pero sí se tenía que dedicar por completo a algo sería a la actuación obteniendo ese título y un diploma que verificara que lo era.

Cuando llegó ese verano a su país natal se percató que su madre jamás volvería a ser la misma con ella. Más preocupada de sus dos hijos (un niño y una niña) y de su dedicado esposo abogado algo más joven que ella, ni siquiera la tomaba del todo en cuenta sabiendo al instante que podría pagar el alquiler de un pequeño apartamento cuando consiguiera el adecuado, solo que debía buscar una academia perfecta. Gracias a la ayuda de Charlotte y los consejos de su padre, con quién se había acercado mucho durante ese tiempo, logró conseguir una plaza para aquella academia tan cotizada de Toronto que podía darse el lujo de pagar pero que también debía pasar una prueba de selección donde demostró una vez más que sí era la chica que salía en televisión y tenía talento.

Era reconocida pero no era la única chica que pasaba por lo mismo que estudiaba allí así que no sería molestada y ni tendría que preocuparse de los paparazzi, en el país sí que eran más calmos a comparación de Estados Unidos donde eran las estrellas de Hollywood quienes solían ser más molestadas, era un hecho que cuatro años de carrera no eran nada a comparación de una fuerte trayectoria de otros famosos. Mélodie era muy joven y tenía ese carisma que llamaba la atención por donde pisaba,  pero estaba recién empezando y debía superarse mucho más. ¿Para qué negarlo? También tomar un buen descanso.

Esa era la parte positiva en cuanto a las primeras semanas de estadía en Canadá que se vio con tanto tiempo libre que era genial dormir hasta tarde, ponerse al día con sus amigas de infancia de su antiguo vecindario y leer un buen libro que ya lo imaginaba como un guion de alguna obra de teatro. No tenía por qué ir a diferentes de eventos, estar pendiente de presentar una excelente imagen (aunque sí era pretenciosa) y ver sus constantes laborales en su agenda. Charlotte le había prometido que durante ese tiempo solo podría participar en alguno que otro comercial y quizás en una pasarela. Nada más.

Quería dedicarse por completo a esa academia y era su meta.

No iba para nada nerviosa el primer día de presentación y donde se suponía que era el ingreso de todos los alumnos nuevos como ella. Estaba entusiasta y con un excelente humor, algunos la reconocieron y saludado como si la conocieran de toda la vida, pero acostumbrada a eso ( y además que no habían sido molestos)  solo se había limitado a corresponder con una sonrisa. Había llegado temprano así que también atinó a preguntar dónde se encontraba la cafetería, obteniendo una respuesta rápida.

Todo habría sido excelente sí se hubiera fijado que un chico de cabello oscuro se dirigía a ella con aire distraído y sí ella no habría estado más pendiente del folleto que traía en su mano.  En el suelo quedó el folleto, sintió un golpe en su pecho y como aquel café (menos mal que helado) humedecía parte de su blusa de un suave color rosa dejándolo ahora en un feo color marrón en el sector de su pecho y abdomen.

Quedó tan sorprendida y boquiabierta que solo atinó a buscar a su lado como sí estuviera Charlotte para pedirle una nueva, asumiendo que aquí tendría que ser más independiente. Como era su primer día, ni siquiera tenía un propio casillero donde podría guardar sus cosas y claro, en este caso alguna playera o algún suéter. — Me molesta más que empieces hablar como un loro en vez de ayudarme — Exclamó con ese dejo de molestia en su mirada, pero comprendiendo bien que no era del todo culpa del muchacho porque no debió venir distraída. No entendía porque tenía que darle tantas explicaciones si era algo que cualquiera le pasaba,  quería confiar sí su madre le traía otra a la universidad es que igual no podía quedarse con una blusa manchada por esas horas. — ¿Ah? Pero… ¿Qué dices? — Respondió algo sorprendida por la nueva actitud que toma y notando que se ponía demasiado nervioso que hasta hablaba entrecortado, donde termina en depositar su mano en su hombro. — ¿Dónde está el baño? Debo limpiarme. — Terminó por decir y buscó un pañuelo para que el líquido no fuera impregnándose más.




Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Abr 27, 2022 2:35 am por Rising Sun


Pinch me I'm dreaming!
Henry Western | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
Henry podría ser muy distraído, hasta una mosca que pasara por frente de él en el momento menos oportuno podría detonar en una distracción para él. Pero eso sí, cuando se lo proponía, ponía de su parte a la hora de prestar atención en clase y dar su mayor esfuerzo. Eso era lo que la mayoría de los profesores veían en el joven. Sin embargo, había muchos de sus compañeros que no estaban muy feliz que digamos de tenerlo allí. Decían que le habían regalado el espacio que otro con talento pudo aprovechar. Era por esto que aun cuando se le dieran difícil las cosas, él no se rajaba e intentaba dar lo más que podía. Que no dijeran que solo iba allí a perder el tiempo y calentar una silla.

El moreno tenía su propio apartamento y auto, pero el resto tenía que correr por su propia cuenta. Así que igual tenía trabajar los fines de semana para pagar sus propios gastos. Pues aunque le daban algo de mesada, era muy poco. Sus padres querían formar a un chico que pudiera ser responsable, que se ganara sus propias cosas. Solamente que a veces extrañaba estar con ellos, esa vida en familia. Pero era lo que había que hacer cuando crecías. Los tiempos cambiaban. Era parte de, más si quería cumplir su sueño. Lo bueno es que así, al menos no sentía la presión constante de que escogió una carrera que no era para él. Aunque sus padres no tenían el corazón para decírselo, era evidente que estaban esperando que el mismo se diera cuenta. Sus caras los delataban cada que comentaba como estaba saliendo en las clases.

Su primer año no fue el mejor, así que como estaba comenzando, el segundo estaba mentalizado a que este sí sería su año. Tenía que serlo. Por eso había llegado con todo el entusiasmo del mundo a la cafetería. Pero luego ocurrió el despiste, el derrame y para rematar el que se quedara tartamudeando a lo tonto frente a la chica. Excelente comienzo del siclo escolar. Excelente. Menos mal no la había quemado con el café caliente. Quien diría que haber dejado que se le enfriará accidentalmente el café serviría de algo, además de hacerlo tener una mala digestión probablemente. Porque no era precisamente un café helado de esos que preparan intensionalmente fríos.

Para su sorpresa, esa chica a la que casi atropella y bautiza con café era nada más y nada menos que Melodie. Sí, su Melodie. Por la cual solía vivir delirando y de la cual sus amigos le aseguraban que ella nunca sabría de su existencia. Que se bajara de la nube, estaba muy fuera de su liga. Pero ahora la tenía frente a él. Ya al menos sabía que existía, aunque quizás no de la mejor manera. Eso sin contar que el muchacho estaba aún incrédulo de lo que sus ojos veían. - Ay, no lo siento, lo siento. A ver... - decia dejando en una de las mesas la bandeja rascando desesperado su nuca. - Oh, sí, sí... - agarro un puñado de servilletas que había en la mesa. - Esto tal vez puede ayudar... - se detuvo por un momento al darse cuenta de que no era buena idea lo que estaba por hacer. Tomar una servilleta y restregarla sobre el pecho de una chica, aunque fuera solo con la intensión de limpiarla, nunca era buena idea, más sí ella no te conoce. Por lo que se detuvo en seco y le extendió la mano con las servilletas. - Sí, eso puede absorber mejor. Creo. Los baños están al final del pasillo después de la cafetería. Aunque siendo sincero, no creo que eso salga nada más con agua. - comento haciendo un gesto de ups. - Espera, no es mucho. Seguro te queda gigante, pero al menos no se ve el sucio. - dijo quitándose el abrigo que traía sobre la camiseta. Ahora se le quedaba viendo con cara nuevamente de incredulidad. - ¡No puede ser, alguien que me pellizque que estoy soñando! ¡Eres Melodie, Melodie Greiner! - dijo en tono sorprendido.




Última edición por Rising Sun el Vie Abr 29, 2022 1:58 am, editado 1 vez
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Miér Abr 27, 2022 4:41 am por Shooting Star


Pinch me I'm dreaming!
Mélodie Grenier | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022

El chico era completamente extraño y evidentemente, no era algo que quería que sucediera en su primer día en la Academia. Hasta le parecía algo gracioso y agradecía que el café no estuviera caliente. Parecía estar muy nervioso con la situación, pero la pelirroja estaba con buen humor que no se haría problema, algo tendría que pensar para no quedarse con esa playera manchada. Lo malo es que era una de sus prendas favoritas.

Se quedó algo estática al notar que estaba a punto de limpiar su pecho con un montón de servilletas que sacó, reaccionando a tiempo para dar unos pasos hacia atrás y soltando un - no, no es necesario - de sus labios. Parecía que él se había percatado de su acción y terminó por extender el montón de servilletas hacia ella antes de… — Gracias —. Tomó las servilletas, depositando estas en su pecho para al menos aún las gotas que no se habían impregnado en su blusa tan blanca con ese fea mancha café, y también se quitó otras de su brazos y rostro.

Al menos ya estaba haciendo lo posible en ayudarla y eso era atento de su parte. Seguía estando muy nervioso solo que no parecía un mal chico, quizás se había dado cuenta de quién era y el pobre no sabía que hacer. Le había pasado montones de veces así que terminó sonriendo encantadoramente para que se tranquilizara – al  menos era lo que esperaba – dejó las servilletas sucias en una de las mesas, agradeciendo de nuevo al escuchar donde quedaba el baño, solo que sí tenía razón no se iba a quitar con agua. — Ya sé, pero no se me ocurrió nada rápido — Murmuró, ahora dispuesta a pensar mejor de que podría hacer y descartando su segunda idea de llamar a su mamá también. Había tiempo de sobra para hacer algo, era lo positivo. — Gracias, pero tienes razón, me quedara gigante. Eres muy alto —. Reconoció mirándolo a los ojos y manteniendo la sonrisa por su buena actitud. Normal que fueran así con ella pero había algo de inocencia en el chico que le agradaba.

Y lo cierto es que…no soporto el olor a café en la ropa —. Dijo con un puchero haciendo un dejo para que se quedara con su abrigo. —Mmm…— Siguió pensando que podría hacer, hasta que escuchó su nombre enunciado de esa forma que decía ¿Será un verdadero fan? No, no quería. No deseaba a fanáticos en la Academia, pues había mucho talento y muchos triunfaban igual que ella, porque difícil era encontrar el lugar y la persona adecuada que supiera llevarte a la gloria tal como le ocurrió a ella. Soltó un suspiro y luego una risita.

Un gusto —. Lo saludó, extendiendo su mano para apretar la ajena — Pero, por favor.. Aquí solo Mélodie, ya que seremos compañeros ¿no? Aunque pareciera que ya estás a unos cursos más avanzado que yo. — Lo decía porque conocía el lugar y sí se veía mucho más grande que ella. En realidad, no había llegado en una postura de sobra o con aires de superioridad ¿Para qué? No valía la pena, sí estaba al mismo nivel que todos sus compañeros e incluso inferior a muchos otros que ya estaban terminando. — ¿Y cómo se llama el chico qué me embetuno de café el primer día de clases? — Cuestionó animada queriendo saber del pelinegro con lindos ojos azules.

Fue cuando tuvo la idea y miró su reloj. No conocía muy bien los alrededores de la Academia, había llegado en su auto y no se fijó muy bien si había tiendas o restaurantes. Imaginaba que como en todas partes los había, más aún cuando mucha gente acudía a la academia. — Necesito ir a una tienda, no importa cuál sea y comprar una blusa ¿Habrá alguna abierta a esta hora? — Cuestionó. Podría ser que sí. Luego, sin poder evitarlo jugó con su cabello y volvió alzar su mirada verdecina hacía a él.

No conozco mucho por aquí ¿Puedes acompañarme? — Daba lo mismo si no podía hacerlo, quizás, que otros planes tenía y no quería ser una molestia. Lo malo es que aquí era la primera persona que conocía y esperaba en el fondo que dijera que sí.





Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Vie Abr 29, 2022 2:39 am por Rising Sun


Pinch me I'm dreaming!
Henry Western | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
El insistente había resultado ser inconveniente y desafortunado. Mal momento para comenzar el curso. Como dirían por ahí, lo había comenzado con el pie izquierdo. Pero Henry no dejaría que ello lo desanimara e hiciera pensar que el resto del curso sería así. No tomaría eso como un presagio. Es más, ya comenzaba a buscarle el lado positivo al asunto y creo que no tardo mucho en encontrárselo. Pues de no ser por aquel accidente, era posible que no se hubiera percatado rápido de que estaría compartiendo en la misma academia con Melodie. Aunque a decir verdad se encontraba en un estado de incredulidad. De entre que sabía que era ella, pero al mismo tiempo no lo creía. Además de que ahora mismo le estaba ganando más la vergüenza por haber hecho semejante desastre.

Para rematar casi mete la pata, de nuevo, luego de su intento fallido de limpiarla. Intento que no llego muy lejos, fue más como un rápido reflejo involuntario del brazo que rápido contrajo para no llegar hasta la mancha que se encontraba sobre el área del pecho en la blusa de la muchacha. Eso sin contar que la pelirroja de igual manera dio un leve paso hacia atrás. Lo cual quería decir que se dio cuenta de su maniobra. Menos mal que actuó rápido y termino arreglando el asunto. - Al menos no sigue chorreando café. - comento al notar como se secaba aquella mancha. Tal vez no seguiría botando café, pero el olor y esa cosa marrón que se formó en la prenda, seguirían estando allí. Aquella blusa para que vuelva a su estado original solo podría ocurrir si era lavada. Por eso, igual simplemente restregarla en el agua no iba a hacer mucha diferencia.

Ya ni siquiera sabia que hacer para intentar compensar su despiste. Porque eso había sido, todo producto de un despiste. Si tan siquiera hubiera estado atento al camino y no pendiente a lo que los demás hacía, no la hubiera bañado de café. Eso sin contar que se había quedado sin desayuno. Con lo que había esperado para obtenerlo mejor ya simplemente se lo saltaba y esperaba más tarde a comer. Total, tampoco es que se estuviera muriendo de hambre. - Sí, es que tal vez solamente podrías terminar por arruinarla. - comento, no es que fuera experto en limpieza. Pero las veces que había intentado limpiar algo cuando niño para que su madre no viera el desastre siempre terminaba hacerlo peor. - Ah... espera bueno. ¿Pues entonces? No te vas a quedar así. - comento el chico al mencionar. El moreno miraba hacia todas partes como buscando alguna otra opción, pero sin lograr que se le encendiera el bombillo. - Bueno, algo se podrá hacer... - seguía pensando.

Por más que quería coagular una idea no podía, porque estaba esa vocesita que le decia, esa es Melodie... es ella, es ella. Así que no aguanto más y tuvo que hacer el comentario. Solo esperaba que por hacerlo ahora si no le fuera a pegar con la bandeja.  - El gusto y placer es mío. - le decía con ojitos brillantes. - Nah, bueno sí... pero nada más llevo un año aquí, nada más. Ahora voy a comenzar el segundo.  - tampoco de buenas a primeras se tiraría al medio en cuanto a lo mal que le iban las clases el año anterior. Esperaba corregir eso este año, esperaba que su esfuerzo rindiera frutos esta vez. - Ah, sí, el nombre claro. Henry Western, pero con que me llames Henry es suficiente la verdad. - a veces prefería mantenerse desligado de la política a la cual podía hacer referencia su apellido. - ¿Pero me podrías hacer un favor? Pellízcame... Anda hazlo por favor. Lo necesito. - aseguro muy seriamente, y es que lo decía porque quería saber si realmente se encontraba despierto y no era un sueño. Si le dolía es porque era de verdad.

Menos mal aún era bastante temprano, por lo que para su primera clase aún tenía que esperar un poco para entrar a tomarla. Henry seguía pensando en que haría para solucionar el desastre que provoco. Eso no se le olvidaba; sin embargo, fue la propia Melodie la que llego con una idea más viable. - Sí, en el pequeño centro comercial que está aquí cerca, las tiendas abren temprano. Esas personas no creen ni en la luz eléctrica. Tienen a sus empleados esclavizados. - comento con toda sinceridad. - Así que pienso que de seguro debe haber alguna prenda de tu talla. - Sabía que en cierto modo tenía la culpa de lo que paso.  Por lo que normal que le pidiera que la acompañara. Además de que él conocía mejor el lugar. ¿Negarse? Jamás. - Por supuesto, vamos. Vamos... - comento dirigiéndose a la salida y sacando el llavero de su pantalón. Sí, tal vez era un poco atrevido de su parte, pedirle que se subiera a su auto cuando apenas la conocía. Pero él solo quería evitar que caminara, además no era largo el camino. Era más por flojera y no sudar que otra cosa. - No es muy lejos como te dije. ¿Pero no creo que quieras también sudar? De todos modos, si te sientes incómoda, eres libre de lanzarme gas pimienta. - el muchacho estaba tan emocionado de conocerla que hacia todo lo que le pidiera, oh sus amigos no le iban a creer eso, ténganlo por seguro.


Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Sáb Abr 30, 2022 5:06 am por Shooting Star


Pinch me I'm dreaming!
Mélodie Grenier | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022

A la chica le llama la atención como se expresaba. Parecía como ido y hablaba hasta por los codos solo por el nerviosismo. No había señalado que era un fanático pero actuaba como uno así que esperaba que se le pasara porque era evidente que se verían seguido sí es que estudiaban lo mismo. — ¿De teatro? — Preguntó con una sonrisa aunque tenía más pinta de cantante tenía una bonita voz.

Comprendió de inmediato cuando corrigió el nombre porque era un apellido único y particular en el mundo de la política canadiense. — ¿Eres de esos Western? — Dijo con picardía. Su padre siempre había estado en esto de la política y actualmente era uno de los senadores del Distrito. Uno muy popular y que su misma madre elogiaba solo que ella estaba lejos de gustarle la política, solo cumplía con su deber cuando tenía que votar ahora que estaba en la edad.

Una pequeña carcajada la invadió cuando le pidió semejante tontería. Iba a tratar de convencerlo que no lo hiciera pero lo vio tan entusiasta que terminó por acercarse y le dio un fuerte pellizco. — Vale, sí soy una de las actrices más populares pero aquí vengo para mejorar, así que porfis trátame como una igual. Además que entre actores debemos apoyarnos. — Ya estaba asumiendo que se había topado con un fanático solo que no pescó que eso hasta podía ser peligroso porque tenía el presentimiento que era una buena persona. Solo que claro que estaba clara que en el mundo del espectáculo no había que confiarse. Y lo estaba haciendo.

Dio un pequeño aplauso porque ese centro comercial le había salvado la vida. — ¡Genial! Aunque queda tiempo solo entraré a la primera tienda que vea y volveré como si no hubiera pasado nada — Ya veía que tendría que tomar su auto pero luego se le ocurrió que la acompañara. — Me encanta ver ropa, pero voy a controlarme — Además que sí prefería la ropa de marca para salir del paso estaba más que perfecto. Vio que movió el bolsillo de su pantalón.

Fue cuando se dio cuenta que el mismo estaba más preocupado que ella misma de su propia seguridad. — Está bien, está bien. Me pasas el gas pimienta y yo saldré arrancando en el caso. Solo que no lo creo, eres encantador — Dijo expresándose con sus manos y algo de dramatismo fingido, así se ganaría su confianza y no haría nada. — Además de todas las cámaras de la academia sabrán que eres el último con quién estuve. — Señaló mientras lo tomaba del brazo y comenzaban a caminar hasta el estacionamiento. Ya tenía su blusa manchada con café para querer estar sudada. No valía la pena y eso que le gustaba el ejercicio.

Muy pronto, subieron a su auto y se dirigieron al centro comercial que no quedaba para nada lejos de la Academia pero en auto. Era un buen lugar también para ir a comer si había grandes ventanas de una clase a otra. No todas las tiendas estaban abiertas solo que al entrar vio que una tenía ropa bastante bonita y al menos de su gusto. — Prometo que no te quitare nada de tiempo, mira allí: ¡Esa tienda es perfecta! — Afirmó, mientras lo jalaba del brazo para entrar tratándolo como si fueran los más viejos conocidos. Le había caído muy bien, eso era todo.





Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Mar Mayo 03, 2022 12:03 am por Rising Sun


Pinch me I'm dreaming!
Henry Western | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
Tremendo despelote traía en la mente Henry. Es que se ponía tan nervioso de no poder creer que la tenía de frente. Era perfecta para sus ojos, incluso la veía hasta más bonita de lo que recordaba haberla visto en TV y en fotos. Por eso estaba como trabado, ido sin saber qué hacer. Se sentía incrédulo. Pues muchos le dijeron que nunca la conocería y ahí la tenía de frente. Eso no podía ser un espejismo, tenía que ser de verdad. Que recordara no estaba tomado como para estar viendo cosas. - Ah, sí, sí de teatro. - el problema es que no podía pararse frente al público sin que se trabara o se le olvidaran las líneas. Por eso terminaba por improvisar, pero en la mayoría de las ocasiones no solían hacer mucho sentido, así que no funcionaban. Es que para actuar no bastaba con aprenderse el guión, tenías que estar pendiente también de las partes de los demás, para saber cuando te toca y también para decir la línea correcta en el momento correcto o podrías sacar de contexto el diálogo con tu compañero o peor aún, hacer que no tuviera sentido en lo absoluto.

Noto que la chica había captado rápido de dónde provenía su apellido. - Sí, esos mismos. ¿Para qué negarlo verdad? Tarde o temprano lo habrías descubierto. - sí, cuando comenzaran a llegar a sus oídos el hecho de que él solo estaba nada más ocupando espacio en la academia, solo por el hecho de ser hijo del senador. Mayormente, era por eso que evadía el tema, no porque pensara que su padre trabajaba mal.

- Oye, que lo digo en serio. Anda, pellízcame. Así y nada más así saldré de la duda. -
le aseguro con seriedad al escucharla reírse. Mientras se quedaba esperando que le diera aquel apretón. - ¡Ah! ¡Aaah! - dijo dando un pequeño salto hacia atrás como reacción al pellizco. - Sí, eres real, sí, lo eres... - decía ahora pasando sus manos por el área donde lo pellizco. - Sí, lo sé muy bien, he seguido tu carrera. Oh, no, no. Como que igual. - rasco su nuca, sí, se lo diría. - Yo soy un completo desmadre como actor. O al menos eso dicen, yo digo que tal vez es que no aprecian mi talento. - añadió con su tono más positivo y una sonrisa. Por más que le dijeran que no, él seguía intentándolo.

Menos mal que al menos que el chico conocía el área de pies a cabezas. Por eso estaba seguro de que encontrarían una blusa nueva para ella. - Lo importante es conseguir una y así no huele a café. - dijo poniéndose por un momento pensativo. - Quizás podrías dejar esa en el laundry de la esquina e ir por ella a la hora del almuerzo. Digo así no se daña, a veces esas manchas si se quedan mucho tiempo en la ropa luego no quieren salir. - sugirió. Pues se acordó de la nada que en el mismo lugar estaba ese lugar de lavado y planchado de ropa, el cual le salvaba la vida a muchos estudiantes.

Cuando menciono que sí le pasara el gas pimienta se lo tomó demasiado en serio y literal. Por lo que tan pronto abrió la puerta, buscó en la guantera y sacó un pequeño frasco en forma de llavero. - Ya sé, es raro que un chico ande con una cosa de estas, pero tomando en cuenta de quién soy hijo, pues mi madre insiste en ello. - aseguró dejando caer en sus manos el llavero con el gas pimienta. Ni siquiera se dio cuenta de la primera que lo había llamado encantador. - Espera...  ¿En serio? - le pregunto curioso y algo rojo. -  ¿En serio crees que soy encantador? - Lo mejor era que tragara hondo, respirara profundo. No queremos que nadie por aquí se desmaye de la impresión.  - Eso sí, eso sí. Aquí hay cámaras hasta en el baño... no, no es cierto, pero seria donde único les faltaría poner una. Si existe un lugar seguro es este. - aseguró el muchacho. Encendió el auto, tan pronto Melodie estuvo también dentro del mismo y pronto llegaron al pequeño centro comercial. No todas estaban abiertas, pero ellos solo necesitaban una nada más. Henry se encontraba analizando qué tienda sería mejor llevarla cuando se sintió jalado del brazo por la propia pelirroja, arrastrándolo consigo hasta una de las tiendas. - Oh sí, sí. Vamos. - aseguró intentando seguirle el paso. Fue cuando llegaron que se le prendió el bombillo. Debía pagar él por la prenda, él la arruinó, así que él debía pagarla. - Bueno, escoge la que más te guste y pegue con el resto del atuendo. Yo arruiné la otra, así que yo pagaré esta. Y no quiero un no por respuesta o me sentiré mal. - aseguró aún con rostro apenado por la metida de pata.


Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Sáb Mayo 07, 2022 6:37 pm por Shooting Star


Pinch me I'm dreaming!
Mélodie Grenier | Centro Comercial | 1 agosto 2022


La pelirroja asintió. Se suponía que era un compañero solo que un año más adelante que ella. Suponía que tendría muchos conocimientos. Notó que le complicaba un poco ser un Western y no entendía mucho porque, quizás era porque no le gustaba estar bajo la sombra de su padre como pasaba con mucha gente que no deseaban que lo miraran por su apellido sino que por su propio talento. — Probablemente — respondió con una pequeña sonrisa en los labios dejando el tema hacia a un lado sabiendo que si se lograban conocer un poco más en la Academia de teatro el tema saldría.

Encontró que era muy loco de su parte que pidiera que pellizcara su brazo para saber si esto era la realidad o no. La habían pedido cosas extrañas e incluso peores, solo que esto no y le parecía divertido. Era muy exagerado hasta para quejarse con el grito eso la hacía pensar que era un todo talento, y que era muy bueno en la comedia. Solo que ese pensamiento sobre el pelinegro quedo lejos cuando él mismo se menospreciaba como actor, viendo al fin esa inseguridad en él. — Pero si llevo tan poco en el rubro y para que negarlo, empecé siendo una niña así que no creo que sea para tanto, vengo aquí para mejorar. — Declaró la chica con calma. No quería sentirse mejor que los otros solo que sabía que uno triunfaba solo si se creía el cuento, la seguridad en sí mismos en el teatro era fundamental solo que estaba clara que no iba a ser un camino fácil. — Y estamos mal si dices que eres un desmadre, por algo estás aquí y pasaste de curso ¿no? — Le dio unos golpecitos en el hombro para que se animara si esto tampoco era sencillo pero sería un desastre si influían las malas emociones e inseguridad. —Así me gusta. — A Melodie le gusto que al final fuera mucho más positivo. En el teatro si se tomaba mucho en cuenta el talento pero también el “ángel” y consideraba que esto último sí lo tenía.

Seguiré todas tus ideas porque  no conozco mucho por aquí y siendo tan novata es bueno saber de lugares que me ayude a pasar unos años tranquilos en la academia. — Contestó divertida y finalmente lo siguió mientras conversaban de camino.

Una nueva risa la invadió que efectivamente tenía gas pimienta. Era un exagerado, ella ya al verlo podía notar que no era esa clase de chicos, era un admirador de los buenos y que estaba tremendamente nervioso de estar a su lado, pero siguió su juego y tomo el aparato. — Me lo voy a quedar, si no te molesta. Es muy necesario. — Dijo mientras le guiñaba un ojo y se subía al auto con tranquilidad. Imaginaba ya que Henry había tenido que afrontar algunos problemas así.

Sí, eres muy simpático y encantador. No creo que seas alguien solitario y por lo que puedo ver, eres muy extrovertido. — Lo miró a los ojos, porque inevitablemente uno se podía dejar llevar por las apariencias y resultaban ser muy distintos, más que lógico que solo estaba mostrando su parte positiva. Solo sonrió con el tema de las cámaras y se fueron al centro comercial que no quedaba muy lejos en auto.

Terminaron yendo hacia la tienda donde casi lo lleva a rastras, soltando su mano cuando este comenzó hablar. — ¿Seguro? — Lo vio convencido así que terminó por afirmar con la cabeza. — Genial, es un gesto muy atento de tu parte. — Dijo contenta mientras hacía un gesto y se iba directo donde estaban las blusas y playeras.

Lo único que sé que debe combinar — Sacó con rapidez un par de blusas para no perder tanto tiempo y pidió su opinión. — ¿Cuál te gusta más? — Preguntó mientras extendía una blusa blanca y luego otra con flores pequeñas por toda la prenda.





Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Vie Mayo 13, 2022 2:12 am por Rising Sun


Pinch me I'm dreaming!
Henry Western | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
A veces Henry se sentía algo perseguido por su apellido, más que por el apellido, por lo que esto implicaba. Estar ligado a la política quisiera o no. La realidad que, a diferencia de sus padres, la política no iban para nada con el chico. Él era más de lado artístico, de lo que le gustaba hacer sentir sentimientos a los demás. Reír, llorar, asustarse, emocionarse. Pero no, la política por lo general podía hacer sentir todo eso, pero de unas formas que ni siquiera eran las más sanas. Bueno, quizás solo era un gusto personal. De seguro había personas que disfrutaban de ella. Como su padre, por ejemplo. Solía ser un político ejemplar, al menos eso era lo que el chico creía y la mayoría de la gente. Esperaba que fuera la realidad, pues hoy día había tan pocos políticos rectos que buscarlos era como buscar una aguja en un pajar.

Lo del pellizco había sido una medida drástica, loca pero efectiva. Le había confirmado que en efecto no era cosas suyas. No la estaba soñando, ni estaba viendo visiones. Cosa que, por un lado, era bueno, y por el otro también. Solo que el confirmarlo había sido lo que lo puso un poco más nervioso de lo que en un comienzo estaba. Más no dejaba de decirse a sí mismo, contrólate, actúa normal. - Oh, claro, claro. Siempre existe espacio para mejorar. - porque no por nada esta era de las mejores academias de arte en Canadá. - Bueno, el chisme también correré rápido. Muchos dirán que fue por mi padre... y es cierto. Pero si he puesto mi mejor esfuerzo. - aclaro antes de que llegara a sus oídos y luego quedara como mentiroso si decía que fue por mérito propio. Ante todo la sinceridad. - Sí, pase el curso. - de panzaso, pero sí lo había pasado y eso era lo que contaba a final de cuentas. - Pero como te dije, siento que es que no aprecian mi talento. Mi forma de actuar es muy peculiar. - añadió, obviando que a veces invirtiera el orden de los diálogos o se le olvidaran, si se describía su actuación era del tipo exagerada. Posiblemente, quizás solo lo estaban poniendo actuar en temáticas que no iban bien con su forma y estilo. Quizás una comedia le iría mejor, o de plano buscar otro tipo de arte. Pero de que Western se graduaba de la academia, se graduaba y seria por mérito propio.

Pero volvemos al tema principal que los junto, el que la embarrara. Y él embarre fue de manera literal, la evidencia se encontraba en la blusa de Melodíe. Por lo que el canadiense le dio sus opciones y sugerencias para resolver el asunto. Podría ser lo que quisieran, pero al final del camino tenía sus ideas, no era de los que se trancaba y no le encontraba solución a las cosas. - Ah, está bien. Igual si quieres saber de algún lugar en específico... no digo que vayas a ir ahora. Pero me refiero si en el futuro necesitas saber de algún lugar... bueno, puedes preguntarme. - porque era nerviosito, a veces un poco iluso, pero no era bobo, así que ahí aprovechaba a ofrecerle sus conocimientos sobre la zona.

-Sí, sí, mejor quédatelo. Seguro le das mejor uso que yo. - igual intentar de hacer algo en su contra era como para pensarlo dos veces con lo alto que estaba. Podría ser como un oso de peluche gigante por dentro. Pero quien no lo conocía solo de toparlo podría intimidarse de verlo. - Pues sí, tengo mis amigos, y sí soy de los que hablo con todo mundo. - aunque no podía decir que todos eran sus amigos, estaban los que lo hacían por conveniencia, pero eso a él tampoco le importaba. Era problema de ellos, sí, así lo hacían. - Entonces crees que igual pueda agradarle al público. Así, nada más de primera impresión, claro, no me has visto actuar. - le dijo con curiosidad. Si era así, al menos ya tenía una parte gana por adelantado. Además de que si Melodie él le creía. ¿Qué mejor referencia que la de ella?

Ya en la tienda el muchacho estaba decidido a que sería él quien pagaría por la prenda de ropa. Después de arruinar la anterior sentía que debía de hacerlo. Aun cuando solo fuera un accidente.  - Seguro, de veras. La que tienes está muy bonita... y la arruine. Así que no puedo dejar eso así. - le apenaba que se hubiera manchado tanto. ¿Y si no le salía? ¿Y si era de sus prendas favoritas? La pelirroja le mostraba un par de blusas como sus posibles opciones para cambiarse. Por lo que el pelinegro se llevó la mano a la barbilla y movió su dedo de una prenda a otra mientras elegía. - Ah... las dos están bonitas... pero creo que la de flores. Se ve primaveral como la rosada que traías y se ensucia menos... - añadió con una sonrisa de... igual de todos modos de no ser por mí esa no se hubiera manchado. - Seguro igual, te queda bonita. - Es que además imaginaba que seguro cualquiera le sentaría bien, pero por alguna razón ya la podía visualizar en aquella blusa de pequeñas flores. - Si quieres puedes ir a cambiarte. Yo le diré a la dependiente que te la llevaras puesta, y de paso pago. - la verdad ni el precio había mirado el muchacho, pero era Melodie, así que no pondría reparos en ello.


Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Dom Mayo 15, 2022 7:04 am por Shooting Star


Pinch me I'm dreaming!
Mélodie Grenier | Centro Comercial | 1 agosto 2022


La chica encontraba que Henry era muy honesto y hablaba mucho más de la cuenta, porque la realidad era que no le estaba preguntando los motivos. Le parecía simpático que inevitablemente respondía a todo sintiéndose más segura a su lado. — Bueno, no eres el primero ni el último que cuenta con ciertas ventajas, pero tu padre no está aquí y depende de ti que te mantengas en este lugar, no hagas caso a los chismes, la envidia siempre está en todas partes. — Fue el consejo de la pelirroja, se veía que era un tema para él y debía dejarlo de lado porque se estaba preocupando demasiado en lo que decían que en sí mismo. Era muy importante sí, pero estaba recién empezando como estudiante, muchos famosos tenían hijos que seguían la misma afición de sus padres y claro, se le hacía más sencillo pero vivían bajo la sombra de ellos y tenían que ser ellos para superarlos. — Creo que habría sido más fuerte, si hubieras seguido la política y conseguido un puesto solo por ser el hijo de… —Murmuró, esperando que se tranquilizara y siguiera esforzándose.

¿Por qué es tan peculiar? — Quiso saber. Y como caminaban salieron temas donde ella solo se limitó  a escuchar y asentir hasta que llegaron al auto. Ya confiaba mucho más al tener el gas, solo que sabía en el fondo que nada iba a pasar más que ir al centro y comprar una nueva blusa que necesitaba. Había que pensar positivo.

Siento que confías poco en tu talento y tienes muchas inseguridades. En el teatro, uno tiene que creerse el cuento y enfocarse en cualquier papel que te toque, volverlo propio. Si notas que no es lo tuyo, solo busca como complementarlo con otro arte. — Sugirió. Es que sentía que se estaba excusando mucho y eso era una gran desventaja que podría tener malas consecuencias, quizás ni le gustaba tanto y por ello, se preocupaba mucho si era bueno o no. Una gran diferencia que tenía con ella, que sabía que era lo suyo y que le gustaba tanto que solo lo hacía con verdadera pasión por algo quería mejorar, porque perfectamente pudo haber seguido siendo solo una chica con talento en la actuación. — Tienes que buscar la forma para agradarle el público, ya tienes ángel y eres muy sociable, eso se nota, pero no debes dejar que las preocupaciones te afecten, porque recaerías en la sobreactuación, nadie te va a creer. — Esperaba que el pelinegro se tomara bien sus palabras ya que eran consejos que también había tenido ella en un principio donde sí estaba la inseguridad.

Henry termino por elegir la floreada — Buena elección —Le guiño un ojo divertida y asintió para irse a cambiar. Realmente había sido muy buena onda de su parte, esperaba encontrárselo de nuevo en la academia para al menos pagárselo con una invitación a comer o un café. Henry ya le caía bien y sabía que formarían una relación bonita.

Lo dejo y fue a cambiarse, tenía tantas ganas de quitarse la otra con mancha de café que se sintió como nueva cuando lo hizo. No demoró absolutamente nada y se acercó a donde Henry estaba pagando, ahí declaro que se la llevaría puesta. — Me gusta cómo queda, creo que la usaré seguido. — Murmuró animada, mientras tomaba el brazo del pelinegro, aún agradecida. — ¿Era muy costosa? — Lo cierto es que ni había visto el precio solo había tomado las que más le habían gustado.

Cuando ya todo estuvo todo listo, sin soltar su brazo, siguió con él. — Muchas gracias, de verdad. Fuiste muy amable y no creo que esto sea solo porque soy famosa ni nada parecido, así que se agradece el gesto. — Reconoció Mélodie contenta mientras ya iban de salida, el tiempo pasaba rápido y ya tenían que volver.

No podía llegar tarde a su primer día de clases.






Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Mar Mayo 17, 2022 1:52 am por Rising Sun


Pinch me I'm dreaming!
Henry Western | Cafetería de la Academia de Teatro y Artes de Toronto | 1 agosto 2022
A veces Henry pecaba de ser demasiado confiado y contarle las cosas a los demás, como si se tratara de alguien que llevara años de conocerse. Bueno, él si la seguía desde hace mucho tiempo. Sabía muy bien quien era Melodie. Pero obviamente conocía la parte que la prensa presentaba. Su verdadero yo ahora era que lo estaba descubriendo. Era mucho mejor de lo que incluso imaginaba, por suerte para él. Pues si se topaba con una chica que resultaba ser toda una mala persona en la vida real, contarle cosas tan personales solo lo iban a hundir. Por suerte la pelirroja era esa confidente y consejera que jamás imagino tener. - Eso sí, porque todo el resto ya es puro cuento y chisme que se inventan. - aseguro el muchacho, si supieran que a veces se amanecía estudiando y practicando entenderían que Western aunque no estuviera siendo el mejor, ponía de su parte para pasar las clases. - Algunos ni siquiera se detienen a investigar la autenticidad de lo que escuchan. - y ahí es donde se notaba que lo seguían regando nada más porque les gustaba hacer daño. Porque en realidad el chico no le hacía daño a nadie estando allí.

Western miró a la pelirroja y se quedó pensativo. Ahora que se lo decía una voz aparecía en su cabeza que le decía que tal vez su padre hubiera querido que así fuera. - Pues creo que papá, eso era lo que quería, aunque nunca presiono. Pero, sí. Es mejor que no fuera así o de lo contrario la presión hubiera sido mayor. - más aún porque no únicamente tendría siempre a todos viendo que hiciera las cosas por la regla, sino que también comenzarían las comparaciones entre él y su padre. Eso también era demasiada presión. - Porque a veces puedo sonar un poco exagerado, y eso depende del género de la obra o es muy bueno o muy malo... aún no llego a la clase de comedia, así que ya ahí imaginaras que caía en la parte de que es muy malo. - le comento. Escuchaba los consejos de la muchacha. Posiblemente, su mayor problema eran en realidad los nervios, cosa que hacía que estuviera inseguro porque luego sentía que los nervios lo podían traicionar. - Es que me suelen agarrar los nervios y quizás eso, igual derriba en que luego termine con inseguridades. - Hernry se intentaba auto analizar. Aunque sus pensamientos se interrumpieron al escuchar el resto de las palabras de Melodie que hizo que se pusiera rojo. - ¿Algo como no presionarme tanto? - eso al menos estaba entendiendo. Quizás su necesidad tan incesante de hacerlo bien lo presionaba demasiado y no dejaba que fluyera de manera natural. Encontraría su momento para demostrarle a todos lo equivocados que se encontraban de juzgarlo solo por fastidiar.

Tal vez no parecería mucho, pero esos consejos y alientos sí se le quedaban en la cabeza. No era de estos chicos a los que las cosas le entraban por un oído y le salían por el otro haciendo caso omiso de los consejos. El pelinegro tenía bastante buen ojo y aunque sabía muy bien que a la muchacha le luciría bien cualquier cosa, hasta un trapo, la blusa que le eligió le quedaría como un guante. Dejo que fuera a ponerse la misma y fue a pagarla. Cuando noto el precio trago saliva. Henry era un chico de buena familia, pero sus padres le mostraban el valor de ganarse las cosas. Así que no era de los que se lo dieran todo, a menos que fuera algo necesario. Por lo que el muchacho contaba con el dinero que se ganaba en su trabajo de medio tiempo los fines de semana. Pero no, él era un chico de palabra. Así que ni siquiera miro cuantos billetes le quedaron en su cartera al pagar, simplemente lo hizo y ya. - Genial, y te queda perfecta... oh no, descuida. Estamos bien, que la disfrutes... y prometo alejar mi café de ella. - bromeo, aunque igual lo decía en serio. Esperaba no volver hacer ese desastre. Le regalo una sonrisa cuando le agradeció. ¡Sí, jugaba un papel el que fuera Melodie! Pues eso hacía que le pusiera mucho empeño. Pero igual si se hubiera tratado de otra chica, Henry tampoco tenía el valor de dejarla toda sucia por su culpa. Simplemente no podía. Era bueno por naturaleza. - No tienes porque, era lo menos que podía hacer. - aseguro. -Bueno, será mejor volver o llegaremos tarde el primer día de clases. Igual podemos dejar la otra en la lavandería antes de marcharnos. - le sugirió.

Los chicos volvieron a la academia, por fortuna, justo con el tiempo preciso para entrar a clases con toda la calma del mundo. Pasaron un par de días luego de ese incidente, el muchacho la veía a la distancia y aunque la saludaba intentaba no parecer el fanático loco e intenso. Aunque se muriera de ganas de permanecer más ratos cerca de la muchacha. Un día Henry caminaba por uno de los pasillos de la academia y pudo ver a un grupo de chicas amontonadas frente al tablón de anuncios, así que le causo curiosidad por lo que fue a ver que trataba. Al ser alto no tardo en divisar lo que leían, aun así algunas simplemente se dispersaron luego de terminar de leer el anuncio, haciendo que el chico tuviera más espacio para leer atentamente. - ¡No puede ser... Esto es genial! - decía al leer el anuncio, luego miro casi en cámara lenta hacia su lado notando que en realidad no se había quedado solo, ahí estaba Melodie por lo que intento disimular su exagerado entusiasmó. - ¡Hola! - tal parecía que el destino buscaba la manera de ponerle a la chica cerca.



Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Mar Mayo 17, 2022 4:37 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Sector de algún tablón de anuncios| 16 agosto 2022


Había sido grato el encuentro con aquel chico que fue muy amable con ella en guiarla al centro comercial que en esos días de academia hasta sirvió para ir de compras y vitrinear en las tiendas cuando tenía largas ventanas.

No habían vuelto hablar, pero de vez en cuando se saludaban cuando se encontraban por algún rincón. La pelirroja era sociable, así que no fue difícil hacerse amigos solo que congenio mucho con una chica que también había vivido un tiempo en Estados Unidos, y que en vez de preguntarle por todas esas escenas y como era la fama, se enfocaron ser más naturales y hablar de asuntos más cercanos.

Por lo general, siempre andaba con ella y con el pasar de los días se volvieron muy amigas. Pero ese día, Claire no fue a la universidad lo que se le hizo muy aburrido, había una chica que era modelo que sinceramente la miraba con cierto recelo, y que siempre hablaba en voz alta, declarando que  ella solía ser una creída y aunque hiciera poco iba a sobresalir porque había salido en la tele.

Prefería ignorarla, y lamentaba que algunos idiotas hicieran caso, sin darse la oportunidad de conocerla. Pues estaba muy clara que era una actriz que salía en series y muchas veces tenía eventos en modelaje pero eso no quería decir que estuviera creyéndose por lo que consiguió siendo muy joven. Era envidia y esperaba que se calmara o simplemente la iba a terminar mandando a la mierda.

Era una hater, nada que hacer. Una mujer que habría deseado ser como ella pero seguramente no todo le resultó como ella quiso, en ese mundo uno tenía que saber cómo mantenerse porque valoraban también bastante el esfuerzo.

Solo escuchó a sus profesores en un rincón con mucha atención, haciéndose la loca cuando algunas veces ejemplificaban alguna escena que había salido y solo espero que la clase terminara pronto. Al menos solo era una y podría volver a su casa pronto.
Le entregaron un panfleto pero no hizo mucho caso, hasta que vio que un grupo se amontonaba en un sector donde estaban los anuncios.

Solo de curiosa, se acercó a ver de que se trataba cuando vio que habría un concurso de talentos a finales del semestre, que todos los cursos podrían participar y no importaba que las parejas fueran de diversos cursos. Potenciaba más el trabajo en pareja que el individual, se estaba preguntando si Claire querría hacerlo solo que no se motivaba mucho porque esa estúpida seguro lanzaba un comentario de que era obvio que lo hiciera solo por querer llamar la atención.

Estaba con esos pensamientos cuando a su lado, escucha una exclamación. Ni se había percatado que Henry se colocó a su lado mientras miraba y pensaba. Sonrió a su saludo y agradeció que pudiera encontrarse al fin con él. —Hola, Henry ¿Qué tal? — saludó con dulzura mientras le dedicaba una linda sonrisa. Se veía muy entusiasta con el anuncio, aun cuando había declarado que se ponía nervioso sobre todo cuando tenía que actuar en público donde ella le había aconsejado que tenía que tener más seguridad en sí mismo.

Veo que te anima el concurso ¿Vas a inscribirte con alguien? — Cuestionó. Lo mejor que tenía el concurso es que podrían complementar las diversas carreras, por lo que también iba a ser bonito contemplar las diferentes actuaciones de los diferentes artistas en el caso que no lo hiciera.

Se hizo un lado para que otro grupo se acercara a mirar y se quedó con él un rato. Esperaba que tuviera un rato para conversar. Después de Claire se había convertido una de sus personas favoritas dentro de la Academia solo que no coincidían lamentablemente en los tiempos.




Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Mayo 19, 2022 1:55 am por Rising Sun


A theater competition
Henry Western | SECTOR DE ALGÚN TABLÓN DE ANUNCIOS| 16 AGOSTO 2022
Henry había salido de una de sus clases, había prestado toda su atención.  Aún se seguía repitiendo a sí mismo la última frase que el profesor les había dicho. "El actor debe tener la habilidad de transformarse y ser otra persona." Bien grande lo había anotado en su cuaderno.  Tenía que tomar eso muy en cuenta. Pues no siempre le tocarían papeles que fueran acorde con su personalidad. Había veces que los actores y actrices debían transformarse de tal manera que terminaban siendo irreconocibles. Era como toparse con una persona totalmente diferente. El muchacho tenía que trabajar mucho con eso. Aunque él estaba apenas comenzando, así que tampoco era justo pedirle mucho. Eso sí, Henry estaba dispuesto a aprender de todo. De eso no podían tener dudas. Aun cuando los inescrupulosos insistieran en hacerlo quedar mal con sus teorías de conspiración en su contra. Probablemente, solo por envidia, pues aun cuando Western no era el más habilidoso, tenía un gran carisma. Tenía ese, no sé que, que sé yo, que hacía, que le agradaba a otros. Claro, menos a los haters.

Hablando de gente odiosa había una chica que tal parecía que no le caía para nada bien Melodie. Cosa que el chico no podía comprender. Para él la pelirroja era todo un encanto, simpática, amigable. ¿Por qué le caía mal? O sea, de él lo podía esperar. Pues era más como un odio político. Posiblemente, muchos eran del partido opositor de su padre y eso para muchos era más que suficiente. Pero la chica no tenía esos problemas. Ella era admirada... a menos que... simplemente quisiera ser como ella y no podía. Pues era lo que le daba a entender cuando la escucho despotricando en su contra en la cafetería el día anterior. Henry no pudo evitar cuestionarle, porque no comprendía. Incluso no pudo evitar soltar en su cara que era una envidiosa. Cosa que tal vez no fue la mejor idea, pues lo único que logró fue que la tipa le diera la mirada asesina y un ultimátum de... mejor aléjate de mí.

Cuando había anuncios nuevos era típico que los estudiantes se arremolinaran frente al tablero de anuncios. Así que cuando el pelinegro notó el gentío en el área, asumió que algo nuevo se cocinaba en la academia.  No dudo en acercarse y por suerte ya muchos habían terminado de leer, por lo que ahora lo hacía con más comodidad. Tanto así que no ocultó su emoción luego de leer de qué se trataba. Aunque había olvidado por completo el detalle de que él posiblemente no tendría una pareja para hacer la audición. Pues su "amigo" Frank se llevaba muy bien con él, no lo trataba mal. Sin embargo, era muy competitivo y le jugaría la carta de la sinceridad para justificar no querer hacer la audición con él. Pues no lo veía como un fuerte candidato a ganar este tipo de competencia y él sí quería ganar. Por lo que seguro no dejaría que lo arrastrará a la derrota. Lo conocía bien. Ni necesitaba preguntarle para saber cuál sería esa su respuesta. Y en cuanto al resto de personas, pues tendría que ver si alguno le decía que sí, aunque fuera por aquello de pasar un rato divertido.

Fue en medio de sus pensamientos que cuando volvió en sí, noto la presencia de Melodie a su lado. La cual tampoco se había fijado que el chico estaba allí, sino hasta que le habló. - Bien, hoy me desperté muy enérgico... o tal vez fue todo el azúcar que ingerí en la mañana... - dijo pensando que quizás se le fue la mano con eso. Se encogió de hombros restándole importancia y le sonrió. - ¿Y a ti que tal te van los primeros días de la academia? -pregunto curioso. - Sí, puede ser una gran oportunidad de exposición. Además de que dan un buen rango de tiempo para prepararse... - Le respondió. - Solo que no sé si le entre. Manda que sean dos y no tengo idea de quién podría ser. - admitió. Él tenía las ganas, nada más había que ver si convencía a alguien de hacerlo con él. Bien, hasta podría ser Melodie, pero no se atrevía decirle por qué de seguro podía conseguir a alguien que estuviera a su altura en la actuación. La miraba y la miraba, pero no se atrevía lanzarle la pregunta. Así que simplemente solo lo hizo de la forma más disimulada posible. - ¿Y tú te vas a inscribir? - porque al menos así sabría si participaría, y sobre todo si tenía a alguien para adicionar. Así al menos se libraba de la vergüenza de que le dijeran, oh... lo siento, ya tengo con quien adicionaré. Porque de ser así seguro que querría abrir un agujero y llegar a China donde nadie lo conociera.

Algunos chicos comenzaban arremolinarse de nuevo. Henry le saco una rápida foto al anuncio con su teléfono y se quitó de enfrente del tablero. - Ah, ya casi nos están echando de aquí. ¿Tienes hambre? - pregunto por aquello de mejor moverse a un área donde no hubiera tanto estorbo.



Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Vie Mayo 20, 2022 6:04 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Sector de algún tablón de anuncios| 16 agosto 2022


La pelirroja lo miró con interés y nuevamente se sorprendió al estar más alegre. El chico contagiaba su buen humor cuando se encontraba con él – y eso que era la segunda vez que lo hacían – que tuvo que comentar. — Pareciera que siempre estás de buen humor y muy enérgico, no creo que sea el azúcar. — Dijo con completa sinceridad. Le agradaba bastante que fuera así de alegre y espontaneo, ese tipo de personas era con quienes adoraba frecuentarse y deseaba ya ser una muy buena amiga de él.

Mmm — Meditó a tal pregunta tan normal para todos. — Pensé que sería mejor — Reconoció la chica. — Nunca imagine que hubiera tanta envidia en mi curso. — Terminó por decir. — Si todo sigue así me cambiaré, es tan solo que tampoco quiero darle la satisfacción que gano. — No se iba a poner hablar con nombre y apellido ahí donde todos se arremolinaban a mirar el gran anuncio del concurso de teatro para ellos y suponía que el chico iba a ser cauteloso para preguntar ahí. — Pero aparte de eso, debo reconocer que las clases son grandiosas, he aprendido mucho en pocas semanas — Decidió cambiar el tema rotundamente y sí quería profundizar ya sería después.

Confirmó con la cabeza. Lo notaba con ganas solo que no tenía el compañero adecuado para poder hacerlo. Sintió ganas de decirle que si quería inscribirse con ella, solo que con lo pasado tampoco era que tuviera muchas ganas así que se quedó callada. — Tengo que pensarlo, es que tampoco quiero perder el foco del estudio. — Contestó con tranquilidad, omitiendo varias cosas, pero no tenía por qué comentarlo ahí que hasta ya la estaban empujando y no era un buen lugar para ponerse a charlar.

Igual sería lindo. Tenía que reconocer que lo era, amaba con su vida la actuación y lo cierto, ni siquiera le importaba ganar sino que la experiencia misma del aprendizaje. — Se ve que tienes ganas de participar, espero que encuentres un compañero. — Lo animó colocando su mano en el brazo de Henry como muestra de apoyo.

Nota sus movimientos y sonríe que con rapidez ya sacaba una foto al anuncio, se veía que tenía ganas y hasta se preparaba hasta el mínimo detalle. — Tuviste una excelente idea. — Lo elogió mientras sacaba su celular y donde, en vez de sacar una foto solo se fue a los contactos. — ¿Me la compartes? ¿Cuál es tu número? — Cuestionó cuando ya se hacían a un lado y se alejaban de la gente que estaban fascinados con el concurso. Es que era la demostración que te vieran jueces y toda esa locura, que sinceramente no necesitaba para nada. Ella había logrado la fama, pero ¿Y Henry?

Si, sí que era una gran oportunidad para él.

Esperó que le diera su número y cuando lo hizo, lo agregó al WhatsApp —Agregado — Dijo contenta al ver la foto y volvió a confirmar con la cabeza. — Cierto, te debo una salida a comer, por ser tan buena onda con la blusa del otro día. Imagino que tienes tiempo ¿no? — Es que de eso dependía si comían en la universidad o fuera.





Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Lun Mayo 23, 2022 1:20 am por Rising Sun


A theater competition
Henry Western | SECTOR DE ALGÚN TABLÓN DE ANUNCIOS| 16 AGOSTO 2022
Era de los que solía andar con una sonrisa en el rostro, aun cuando todo saliera mal durante todo el día. Cuando veían a Henry triste, cabizbajo y chillando por los rincones, tenía que ser porque había ocurrido algo realmente grave o triste. Pues siempre buscaba andar positivo. Es que de no ser así era posible que nunca lograría conseguir nada por mérito propio. Tenía tenacidad, empeño y eso se notaba. Incluso Melodie pudo ver esa energía que el chico emanaba. Así que no, que no culpara al azúcar cuando podía ser así de forma natural. Aunque tal vez ayudo un poquito.

Henry sabia que ser nuevo en un lugar podía ser complicado, no importaba quien fueras. Podía ser difícil. Así que el chico se preguntaba como habían sido esos primeros días de la pelirroja. Cuando menciono lo de la envidia recordó aquella chica de la cafetería. - Normal en estos parajes. Está lleno de envidiosos, y chismosos... - comento. Pues aunque estaba loco y deseoso de contarle de su encuentro poco agradable con la otra chica, había muchos pájaros en el alambre pendiente a las conversaciones ajenas, y sí, igual, tal vez le caía un poco lo de chismoso a él. Pero no lo hacía en mal plan, solo a veces hablaba de más. - No, no... no debes darle el gusto. - aseguro, darles gusto de cambiarse sería aceptar sus términos.

Una sonrisa volvió aparecer en su rostro cuando dijo que las clases eran grandiosas. - Eso a de compensar lo demás. - comento. -Tenemos muy buenos profesores, no dejan que te duermas en clases. Y mira que aquí entre nosotros era de los que se dormía en clases en el colegio cuando se ponían aburridas. - le contó. El tema cambió hacia el del anuncio de la competencia. Para el moreno podía ser una muy buena oportunidad de demostrar que podía y debía estar allí. - Entiendo. Yo realmente espero lograr conseguir alguien, creo que realmente necesito esto. - aseguro, tenía demasiadas ganas de pedir que fuera ella. No solo porque seria como estar en un sueño, sino también porque con su experiencia podría ser la única que tuviera la paciencia con él y aportar algo su conocimiento. Así que por el momento, en lo que encontraba el lugar adecuado, para de una vez por todas tirar la pregunta, o se arrepentiría, pues saco la foto del anuncio para tener todos los detalles con él y que no se le olvidara. Pues ya sentía los empujones de la gente que querían quitarlos de enfrente del tablero.

- ¿Espera cuál idea? Oh, eso. Eso... Sí, te la paso, espera anota el número, es... - casi se le para el corazón al notar le tendría su número. Henry Western ahora tendría el número de Melodie Grenier. Nadie le creería. Una vez intercambiaron los números, el chico le paso la foto, no fuera que luego se le olvidara. No puedo evitar sonrojarse al escuchar que le recordaba lo buena honda que fue con ella ese primer día, a pesar del incidente con el café claro. - Sí, tengo tiempo suficiente. Mi próxima clase es bien en la tarde. - aseguro el chico. - Tal vez pueda mostrarte los lugares para comer que hay en el área. ¿Qué te parece? Algún tipo de comida de preferencia? - sugirió, recordaba que ella no conocía mucho del área. - ¿No te molesta que vayamos en mi auto? ¿Tú pones la comida y yo la gasolina? - comento, aun con el hecho de que ella quería recompensar lo que hizo por ella, él quería ser justo y no dejarle todo. Pues al final del caso fue su culpa manchar su blusa.

Mientras caminaban hacia el estacionamiento, el chico aprovecho que ya no estaba el tumulto de gente. - Lo que mencionaste de la gente envidiosa... creo que ya conocí a una de ellas. - murmuro, mientras se giraba a mirarla a ver que cara ponía.



Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Dom Mayo 29, 2022 3:38 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Sector de algún tablón de anuncios| 16 agosto 2022


La pelirroja no quería profundizar el tema y solo se limitó a encogerse de hombros. Sabía que habían muchos que siempre se fijaban más en la vida ajena que la propia, no podían ser felices porque siempre se estarían comparando, en vez de seguir creciendo —Ya sé, en todas partes los hay — Comentó. Ella sabía que podría darse algo así y aunque le iba y venía porque no iba a deprimirse por eso, sí deseaba tener unos años tranquilos en la Academia. De todas maneras, no le iba a dar la satisfacción de sentirse mejor al verla confusa o triste. No lo valía.

Además que la gran mayoría no era así y Henry era el gran ejemplo, trataba de animarla y era muy amable. Se notaba que le tenía un gran cariño a la academia y a los profesores que dictaban clases ahí. — Imagino que debes ser su alumno favorito — Molesta y luego soltó una risa divertida al escuchar que era de los que se quedaba dormido en las clases del colegio. — Tampoco era la alumna destacada y aunque no me quedaba dormida, prestaba muy poca atención. — Lo cierto es que no quería recaer en mostrarse casi como una diva porque realmente en sus últimos años del colegio se la había pasado de evento o yendo a grabar las series. No asistía siempre a clases y tenía que rendir todos los exámenes de forma online o presencial cuando podía. De igual forma, siendo un desafío había sacado el último curso.

Nuevamente sintió esas ganas de decirle que ella podía participar con él y el pensamiento se quedó ahí porque aún no estaba muy segura. Su reacción al entregarle su teléfono había sido épica y sonreía divertida mientras anotaba el número y al ver la foto,  le enviaba un emoticon tierno. — Perfecto, pero estate atento a la hora. — No quería que perdiera clases por ella ya que la suya había sido la última del día. — Realmente no, sorpréndeme. — Recalcó por la comida y soltaba un sonoro sí cuando señaló que la llevaría en su auto. — La próxima vez yo pongo el auto — Dijo de lo más normal. El chico le caía muy bien y estaba más que decidida en convertirlo en su amigo. No tenía problema alguno de sujetar su brazo mientras caminaban solo que soltó un suspiro al escucharlo.

¿En serio? Que mal que lo esté comentando incluso en los pasillos. Muy probable que esta celosa porque quería ser el centro de atención en el curso al ser modelo y también llegué yo. Así que solo me dejo mal con mis compañeros. No todos le hicieron caso —Quizás había más detrás pero la realidad es que ni quería cotizarla.

Entro al auto de Henry y se puso el cinturón. — No hablemos de eso, la realidad es que prefiero no tomarle importancia. Siempre habrá gente que querrá hacerte daño y aman formar conflictos ¿Vale la pena afligirse? No. — Terminó por sujetar su brazo mientras que el ya manejaba, hizo que la mirara un momento y recalcó. — Ahora solo quiero pensar que disfrutare de una rica comida y con excelente compañía—. Dictó, dejando claro que quería pasarlo bien y lo demás ya ni importaba. Su humor había aumentado al encontrárselo, parecía ser su guardián y salvavidas ante las situaciones que pasaba. Por algo, estaban destinados a ser amigos.






Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jun 02, 2022 11:35 pm por Rising Sun


A theater competition
Henry Western | SECTOR DE ALGÚN TABLÓN DE ANUNCIOS| 16 AGOSTO 2022
Para el muchacho era casi como un sacrilegio escuchar cosas feas de la pelirroja. Algunos lo catalogarían de exagerado, de fanático obsesivo. Pero es que Henry ya la había llegado a conocer en persona. Con un incidente bastante peculiar cabe resaltar. Más eso no importaba, lo que importaba es que se había dado cuenta de la clase de persona que era. Melodie era incluso mucho mejor persona de lo que en su vida imagino. Vamos, hasta lo había encontrado encantador. Ese era un detalle que no podía olvidar. Así que más valía no dijeran o la insultaran frente a su presencia porque se las verían con él.

- Es cierto, la envidia pulula por estos pasillos... - rio ante su palabra dominguera. - ¿Pulular... de donde rayos saque eso? Umm... de la abuela posiblemente. - se respondió el mismo. - De todos modos, sé lo dejé muy claro, que era solo una envidiosa... supongo que si las miradas mataran no estaría aquí hablándote, pues estaría difunto. - señalo el chico restándole importancia. No se arrepentía de nada, aunque sabía que con eso se había puesto el sello de indeseable con esa chica. - Por desgracia es así. La gente, en vez de estar pendiente a cumplir sus propias metas, se ponen de metiches a estar pendientes de las de los demás y cuando las cumplen, en vez de alegrarse por ellos, quisieran ser ellos. - ese era el tipo de cosas que le desagradaba de este ambiente, no todos tenían los pies en la tierra.

Intento no parecer emocionado en exceso cuando acepto acompañarlo a ir por una comida. Eso sin mencionar que lo tuviera agarrado del brazo. - Genial, pienso lo mismo. - le respondió con una cálida sonrisa, dando a entender que igualmente disfrutaba de su compañía. - Pues creo que te llevaré a... - se quedó pensativo mientras dejaba que el motor del auto calentara bien. - Ya sé, te llevaré al El Canadiense. - comento. - Es muy evidente lo que voy a decir, porque sí, es de gastronomía de Canadá. Pero es la mejor de la zona. Además, aunque está muy bonito, es informal. Así que va bien para nosotros tomando en cuenta el que salimos de la uni directo a comer. - explico el chico. Henry encendió la marcha al notar que la pelirroja ya se había abrochado, el cinturón partió directo al "El Canadiense". - Y descuida por la hora. Está bastante cerca. - señalo, pues ya antes le había advertido que estuviera pendiente a la hora por aquello de las próximas clases.

Como bien le había dicho el pelinegro, cerca del área de la academia, había muchos lugares que visitar. Así que no habían tenido que pasar tanto tiempo cuando llegaron. Uno diez minutos como mucho. Al llegar al lugar el chico se bajó rápido para abrirle la puerta la muchacha. Aunque cabe destacar que solo por un pelo no se pilló uno de sus propios dedos al cerrar su puerta. - Mi recomendación es que pruebe el Poutine, es mi platillo favorito. Aunque no sé... es algo... bueno, digamos que no es el plato más saludable de la vida. Solo imagina. - dijo deteniéndose frente a la puerta del restaurante para abrirla y que pudieran ingresar en su interior. - Es un mix de papas fritas, queso en grano y salsa de carne. Ahora si quieres igual puedes probar de las mías y luego decides si te gustan o no. - sugirió. - Igual debes probar el Beaver Tail, es un delicioso postre. - añadió.

Frente a ellos había un acogedor y bonito local, por suerte a esta hora no había tanta gente en el mismo. - Has de creer que te trato de engordar o algo así. - bromeo un poco nervioso pensando en que tal vez si Melodie llego a creerlo. - Pero la verdad es que yo me he llenado con todo eso y no creo que este gordo. - sí, él era bastante grande y macizo. Quizás por eso mismo era que podía darse ese lujo. - ¿Que prefieres? ¿La barra o las mesitas? - pregunto, al menos podían darse el lujo de escoger donde sentarse cuando el lugar estaba vació.





Ready, camera, Love! ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Miér Jun 08, 2022 4:09 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Sector de algún tablón de anuncios| 16 agosto 2022


La pelirroja la miró a los ojos algo sorprendida ¿La había defendido? Sintió algo extraño en su pecho, agradeciendo que hubieran personas buenas que no temían a nada. Generalmente  uno esperaba esas actitudes de la familia y amigos que siempre estarían en las buenas y en las malas. — Me defendiste — Murmuró con suavidad tomando su mano también por agradecimiento. — Gracias, no tenías porque — Agregaba, dándole unas palmaditas en sus manos y siguió hablando. Solo espero que no la tome contigo porque ahí sí habrán problemas. — Se refería a que ahí sí se iba a involucrar porque no quería que lo molestaran más. Ya tenía bastante que se burlaran de él por ser hijo de un político y que creyeran que su cupo había sido comprado.

Es lo malo cuando uno es conocido.  Hay que pensar solo en lo positivo, porque realmente te deprimirías con todas las críticas que pueden darse, así que no vale la pena. — Por su parte, Henry tenía que dejar en claro que le gustaba el teatro y si no resultaba al menos quedarse con eso que lo había intentado. Ella no iba a morir por unas críticas de una chica envidiosa que apenas era llamada para las pasarelas.

Salir con Henry era genial y no dudaba en decir que sí. No conocía aún del todo los alrededores de ese sector de la ciudad así que tenía mucho que conocer y explorar, al menos el pelinegro era un excelente guía turístico y sabía donde llevarla, sobre todo para satisfacer su estómago. — Que nombre más original — Tuvo que sacar chiste por el nombre sin poder evitarlo y sonrió. Lo escuchaba con atención, es que era demasiado agradable pasar el tiempo con él, estaba segura que hasta su madre lo adoraría.

Igual pone la alarma para que así no te pases de la hora — Aconsejó, habías clases si tenías faltas podría ser tu fin o luego estabas muy perdido. — Después de eso, solo se fue charlando con él en el auto quedando asombrada – nuevamente – cuando el chico con educación hasta se levantaba primero del asiento del auto e iba apresurado a abrir la puerta, tan detallista. — Estoy segura que tu novia debe estar encantada contigo con lo educado y buena gente que eres. Es muy difícil encontrar a personas como tú. — Lo elogió de nuevo, y se fueron al restaurante.  Se había quedado pensando en las recomendaciones y lo cierto, es que casi nunca se daba el gusto de comer bien y contundente,  tenía hambre así que optó por la primera opción. — Quizás no pueda con todo, pero prefiero el Pountine. Si mal no recuerdo mi mamá lo preparaba cuando era pequeña. — Se dedicó a pensar en esos momentos y pronto, solo río.

¿Gordo, tú? — Preguntó entre risas — Estás como quieres, no tienes nada que preocuparte. — Dijo demasiado sincera. El chico era guapo y más encima adorable en carácter. Por supuesto, no era su tipo en especial para algo más, porque prefería otro tipo de chicos quizás los más atrevidos. Sin embargo, como amigo.. ¡Oh sí! Quería que fueran amigos, la idea no era forzar nada y solo conocerse cada vez más. — Sí, vamos a una mesa. —Lo siguió, mientras pensaba que no era mala idea ser su pareja en el concurso de talentos. Tal vez hasta podría ayudarlo en las dificultades que tenía.

Entre la comida iba a encontrar el momento para decirlo.






Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Sáb Jun 11, 2022 2:16 am por Rising Sun


A theater competition
Henry Western | SECTOR DE ALGÚN TABLÓN DE ANUNCIOS| 16 AGOSTO 2022
Sí, la había defendido, el chico no se arrepentía de ello ni un solo momento. Es que Melodie no merecía que le echaran tanta tierra por la envidia. La otra chica estaba siendo muy injusta con ella. Todo por la envidia. Henry sabia perfectamente que se sentía que te trataran mal solo por lo que eras. En su caso por ser hijo de un político. Pues no se trataba solamente de que muchos creían que le habían regalado el espacio. También estaban los que no estaban de acuerdo con los ideales políticos de su padre y se lo dejaban saber claramente aun cuando el chico nunca se había metido en esos asuntos. No le interesaba. Para nada. - Uno más, uno menos. Da igual la verdad. Siempre buscarán una razón para fastidiar, pero no era justo lo que decía. Ni siquiera tenía argumentos. - admitió el muchacho encogiéndose de hombros, aunque esbozó una sonrisa al comprender sus palabras. Habría problemas... por lo visto ella también era capaz de defenderlo si la chica la tomaba en su contra solo por decir la verdad. Era superficial, no tenía fundamentos sus críticas, por algo su respuesta a las palabras de Henry habían sido una simple pero fulminante mirada asesina. Porque en realidad no tenía como refutar que su berrinche era nada más por envidia.


La pelirroja tenía toda la razón, no se podía darle mucha mente a esos comentarios o terminaría demasiado bajoneado. Lo bueno del moreno es que por lo general solía tener una actitud positiva, a veces demasiado excesiva para el gusto de algunos que pensaban que no se tomaba las cosas en serio por ser así. Pero en realidad era todo lo contrario. Porque se lo tomaba en serio es que tenía esa actitud. No le quedaba de otra que ser así, o de lo contrario ya se hubiera rendido desde hace un buen tiempo.

El chico se sentía feliz porque sin haberlo planeado estaba en cierto modo teniendo una relación amistosa con la chica que le fascinaba y que jamás imagino que tan siquiera la conocería en persona. No al menos fuera de los escenarios. Henry había pensado que la forma en que la conocería posiblemente seria en una firma de autógrafos o tal vez cuando ya hubiera logrado completar su carrera y se hubiera sumergido en el mundo del espectáculo. Para sorpresa suya había sido mucho antes de lo que había imaginado. Ya estaban en el restaurante y Henry no podía evitar la sonrisa en el rostro. Al menos la pelirroja se estaba tomando de buen humor sus intentos de chistes malos como lo del nombre muy original del restaurante. Eso sí, le hizo caso en lo de poner la alarma. Pues muy posible que por cuenta propia se le pasaba la hora y no asistía a clases.

Estaba en su ADN el ser respetuoso y caballeroso. Aunque a veces fuera igualmente despistado y un poco torpe. Podemos decir que una cosa compensa la otra. Aun así, para el chico nunca parecía haber sido suficiente como para estar en una relación. La verdad a veces no entendía que era lo que las chicas esperaban de él. Le daba mucho coraje y pena cuando a veces preferían irse con el que de seguro les rompería el corazón. Así de injusta suele ser la vida. Pero él tampoco se angustiaba... por ahora. Pues según él, llegaría el día en que conocería a su estrella favorita y la conquistaría. Sí, ya la conoció. La pregunta era si realmente tenía la babilla para conquistarla. Bueno, al menos la estaba tratando de la mejor manera posible y sin excederse en ser un fanático intenso. La estaba conociendo por lo que realmente era. - Oh... ojalá todas pensaran lo mismo, o más bien, le dieran importancia a eso... Pero no, en realidad... - se mordió el labio algo nervioso. - No tengo novia. - le admitió, aunque por ahora reservaba el detalle de que no es solo que no tuviera, más bien nunca había tenido.

Intento olvidar ese detalle y se concentró en la comida. Western le mostraba sus platos favoritos. De únicamente explicarle ya sentía que se le hacía agua la boca. La verdad ya tenía mucha hambre. - Pues no te arrepentirás, así sentirás como volver a la niñez. En cuanto al postre igual podemos compartirlo. Así no es tanto. Es que no es de esos restaurantes que parece que te quieren matar de hambre dándote solo la muestra en el plato. - admitió, era un chico de comer mucho. Pero como era alto y grande, pues tampoco es que se fuera a ir rodando por las escaleras. Bien que Melodie lo había notado. Solamente que Henry no se esperaba la forma en que lo describió. No quería ser evidente, pero aun así lo hizo. Trago saliva, se puso rojo y termino por esbozar una sonrisa tonta ante sus palabras. - Oh, bueno, bueno. Gracias... no me preocupo entonces. - ni siquiera sabia como reaccionar a eso. Posiblemente, había sido de las chicas más directas y claras que había conocido. Ya que había elegido una mesa se dirigió a una de las que quedaban en un rinconsito, pero con vista al patio que tenía el local. Cuando la mesera llego a pedir las órdenes, el chico rápido ordeno los Pountine y un par de limonadas para ambos, las cuales se las llevaron por adelantado para que fuera refrescando la garganta.

- No sé tú, aún sigo pensando en el anuncio de hace un rato. Es que... siento que es lo que podría sacarme del hoyo. Pero ni siquiera sé por donde comenzar. - ya ni siquiera se lo decía con la intención de buscar que fuera ella su compañera. Más bien se lo decía en tono... necesito un concejo sobre que hacer. - ¿Que harías en mi lugar? - le pregunto con curiosidad.





Ready, camera, Love! ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Dom Jun 12, 2022 2:15 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Sector de algún tablón de anuncios| 16 agosto 2022


Prefirió quedarse callada. Henry hacía que confirmara las teorías sobre esa tonta que solo deseaba hundirla solo por envidia y lo cierto es que si se iba en contra al chico habría problemas,  Mélodie podía ser muy paciente, pero cuando la sacaban de sus casillas; habría guerra.
Igual no quería arruinar el buen momento con el pelinegro de grandes azules. Le gustaba su compañía y el plan era mucho mejor que volver a casa, conversarían, comerían rico y seguro se reiría más de la cuenta, es que el chico era tan gracioso. Ella juraba que tendría novia, era muy guapo y simpático ¿Cómo no? No era su tipo en aspecto de amorío o seducción, pero claramente era para que fueran grandes amigos.

Parpadeó, cuando iban de camino al restaurante y dijo que no. —¿En serio?  Vaya, creí que sí — Lo notó algo incómodo y no entendió mucho porque, pero se le olvido todo cuando entraron al restaurante y él mismo comenzó a recomendarle sus platos favoritos donde uno le traía nostalgia. De vez en cuando se daba sus gustos en la comida y esta era la ocasión.

Me parece perfecto porque muy posible que quede llena rápido. — Estaba con mucha hambre pero dudaba que se comiera todo, aunque jamás le diría que no a un rico postre. Fue en el momento que el muchacho se sonrojo de nuevo que notó que era mucho más inocente de lo que ella pensaba, lo encontró excesivamente tierno y sonrió con dulzura. —Eres muy guapo, que nadie te diga lo contrario y con una personalidad increíble. Por eso me sorprendió que no tuvieras novia ya que sería muy afortunada.  ¿Eres un chico muy ocupado, tal vez?  — Preguntó por curiosidad mientras se dirigían a la mesa y se sentaban en los asientos y seguía la charla. — Porque yo jamás he tenido novio y fue por el poco tiempo, igual no puedo decir que sea una santa paloma pero no dio para formalizar y menos mal ¿Te imaginas haber tenido un novio americano y yo aquí? — Terminó por decir, sintiendo la confianza para contarle esas cosas. Claro que había habido chicos, muy común que uno sintiera algo cuando las escenas solían ser románticas o algún cantante en alguna fiesta. Solo que nunca se dio nada.

Estaba más que segura que quería conocerlo más y deseaba mucho ser su pareja en aquel concurso.  Agradeció la limonada y luego parpadeó porque estaban pensando en lo mismo. Quedó unos segundos boquiabierta y supo que era el momento para decirle. — Deberías hacerlo aunque sepas que será complicado ¿Por qué no? Nadie te lo impide, si quieres podemos actuar juntos en el concurso ¿Te gustaría? — Cuestionó, se notaba que quería hacerlo y realmente le animaba poder ayudarlo. Tendrían oportunidades para ensayar incluso y así crecería su amistad.

No era un panorama tan malo y verían que idea podrían sacar. Sería bueno hasta insertar música y ya estaba imaginando como sería todo, no tenían que demostrar nada para los otros sino que para ellos mismos.






Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Vie Jun 17, 2022 1:43 am por Rising Sun


A theater competition
Henry Western | SECTOR DE ALGÚN TABLÓN DE ANUNCIOS| 16 AGOSTO 2022
Melodie no tenía idea de cuan significativas eran sus palabras para el chico cuando le decía que habría problemas si lo molestaban. Estaba dispuesta a defenderlo, no solo defenderlo, meterse en problemas por hacerlo. Eso para Henrie hacía que la viera aún más especial de lo que ya, de por sí, era la pelirroja para él. Si tan solo supiera cuanto le gustaba... pero no era algo que se atreviera a revelar. Como todos, seguro lo veía como un chico que era buena gente y que al mismo tiempo la admiraba por su trabajo. Que debía de ser algo platónico. Pero para el moreno era más que eso. Tal vez resultada tonto, iluso, y hasta demasiado inocente creer que era amor a primera vista. Pues es que desde esa primera vez que la vio por TV había quedado flechado por ella. Lástima que las cosas provenían de un solo lado, pues no era hasta estos momentos que ese par se conocía en persona.

De todos modos, el chico se sentía feliz con tan solo la posibilidad de llegar a ser su amigo. Nada más eso hacía que los grandes ojos azules se le iluminaran. En él ya podía contar con un aliado para sobrevivir el mar de envidias y conflictos que podrían ser la orden del día en aquella academia.

El comentario sobre la novia lo había puesto nervioso, pues aunque bien tal vez podría pensar que ya era para tener una. La realidad es que no era el caso. Henry nada más asintió y se encogió de hombros cuando le pregunto si hablaba, enserió. Dando a entender que no se trataba para nada de alguna broma. Era la realidad, y era precisamente por el hecho de que muchas no valoraban aún chico que tendía a ser lindo, dulce y caballeroso con ellas. Por más que eso sonara a algo que no tiene sentido. Por suerte el tema había quedado allí, pues se enfocaron en la comida. Vaya, que parecía que el muchacho tenía hambre porque con cada plato que se ponía a describir parecía que se babeaba de solo pensar en comerlo. - Bueno, es la mejor opción. Así no te quedas con las ganas, pero tampoco te empanzinas. Luego el dolor de estómago se pone horrible. - no, mejor no pensar en eso. Mejor es disfrutar de la comida pero sin pasarse de glotones.

Bueno, Western creía que el tema de la novia quedaba ahí. Pero resurgió cuando Melodie le aseguraba que era guapo y que le sorprendía que no tuviera una. Aunque su comentario de que no tenía novio, por igual, hizo que inconsciente se le olvidara la vergüenza y le brillaran los ojitos con esperanza. Claro que intento disimularlo. - Eh, no es tanto por el tiempo. Es solamente que... parece que ya nadie pareciera importarle los sentimientos... las que se me han acercado y pareciera interesarles lo primero que me salen es con... solo no te me enamores... y yo me quedo... ¿Entonces que se supone que quieres de mí? - le dijo en un tono inocente, es esos momentos no se daba cuenta de que únicamente buscaban hacerlo "hombre", aunque luego sí, claro, todo después de que su prima se lo hiciera ver. Henry se rascó la nuca nervioso, cuando se dio cuenta de que sin querer le había dado a entender que era virgen. Por lo que se hizo el loco y se puso a comentar sobre lo que ella decía. - Ah, sí, ya imagino. Seria toda una mala fortuna. Dicen por ahí amor de lejos... amor de pendejos. - comento soltando una risita nerviosa.

Al menos ahora podía beber de la limonada y relajarse un poco. Fue cuando saco el tema de las audiciones nuevamente. Era algo que realmente quería y que no sabía como animarse a entrar las mismas. No tenía idea ni de por donde comenzar. Por eso le pedía sus concejos. Solo que no contaba con lo que acababa de escuchar. - ¿En serio? ¿No estás jugando? ¿No te arrepentirás luego? Eh... no sé si sea lo suficientemente bueno para compartir escenario contigo... posiblemente no. Pero intentaré hacer lo mejor que pueda. Gracias, gracias. - le decía emocionado, tanto así que no pudo evitar inclinarse un poco en su silla y plantarle un beso en la mejilla de la emoción. Claro, igual, casi se cae de la silla cuando dio la reversa al sentarse de cantazo, haciendo que tambaleara un poco la silla. - Upss. Casi me caigo. - dijo riéndose de sí mismo, pero sin quitar la emoción. Eso le recordó que tal vez era bueno ir pensando que temática harían la audición. - ¿Hay algún género que te guste más actuar? Es lo justo que lo escojas. - decía, pues, la verdad. Sentía que le estaba haciendo un gran favor y que luego de esto, aun sin ganar le debería muchísimo a la chica.






Ready, camera, Love! ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Sáb Jun 18, 2022 5:49 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Restaurante "El Canadiense"| 16 agosto 2022


La pelirroja queda perpleja con sus palabras. Aquel chico que quizás ni se daba cuenta lo valioso que era, era un hombre sacado de una novela, con un carácter caballeroso que no encontrabas todos los días y siendo tan atractivo era casi imaginable. Se queda escuchando todo lo que decía en completo silencio  y trata de reprimir el suspiro que quiso escapar de su garganta. — ¿Tienes ese problema? Son unas tontas y bueno, quizás era porque aún no llega la adecuada, supongo que cuando te enamores de verdad dirás ella es y lo demostraras de tal forma que esa chica igual aceptará tus sentimientos. — Sonrió. A ella ni se le pasaba estar con un chico como él, por supuesto que era distinta y claro, hasta se asustó un poco porque podría encasillar en aquellas chicas que mencionaba pero no por un lado de mala intención, sino más bien porque no tenía tiempo para tener una relación y no buscaba algo formal. Por supuesto, que lo espantaría.

Supongo que muchas buscan pasar el rato porque no pueden prometer lo que tu pides, es complicado. Tranqui, igual aún eres muy joven. — Le guiña el ojo y acaricia sus manos, parecía ser que eso aproblemaba a Henry y le entregaba apoyo como amiga. Luego solo soltó una carcajada, sin duda alguna, no habría soportado un amor a distancia, coincidía demasiado con ese dicho.

Que hablara del concurso había llamado su atención porque justamente estaba pensando en aquello. Así que solo soltó la idea esperando que dijera que sí. No pudo evitarlo, cuando Henry besó una de sus mejillas se sorprendió de tal manera que estas tomaron un tono sonrosado, sintiendo algo en el pecho ¿Era su corazón?

Era un chico tan tierno que daban ganas de apapachar, porque luego hasta su misma torpeza hizo que cometiera una tontería, no sabía porque se ponía tan nervioso ¿Era solo porque la admiraba como actriz y por qué había salido en la tele o se comportaba así con todo el mundo. Aún con millones de pensamientos en su cabeza y también algo nerviosa – que trataba de disimular – solo comentó. — Cuidado. — Y ahí se quedó mirándolo, notando todos los detalles de su rostro que no había visto antes. Era mucho más lindo de lo que antes se había puesto a pensar.

Hace tiempo que no sentía esa sensación, era como volver a la adolescencia, no hace mucho años atrás cuando tenía 13 años y encontró a alguien que le gusto, claramente todo había terminado porque se había ido a Estados Unidos, significativo o no, ya era tema olvidado. Alcanza a escuchar al pelinegro y sin querer terminó diciendo; — …Romance — Casi bota la limonada con su codo cuando se dio cuenta, ni sabía como justificarse y menos mal que fue en ese momento que llegó la gran comida que aún recordaba que debía pagar ella.

Igual puede ser un musical si te incomoda lo otro. Siento que tienes una voz muy bonita y podrías cantar fácilmente.  — Sin embargo, el romance llegaba al público y ella no tenía problema alguno en intentarlo. Aquella sensación seguro había sido producto porque la había tomado desprevenida, no se iba a complicar.

Se ve delicioso ¡Provecho! — Soltó más animada cuando ya pudo reaccionar mejor. Degustando la comida enseguida.





Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Jun 22, 2022 12:46 am por Rising Sun


A theater competition
Henry Western | SECTOR DE ALGÚN TABLÓN DE ANUNCIOS| 16 AGOSTO 2022
 Si tan solo Melodie supiera que a sus adentros se decía ella es la que quiero. Es que era ella la única que creía que valía la pena luchar para que le hiciera caso. Todas las demás habían dado igual, aun cuando no le habían correspondido como hubiera querido.  Es que por su estatus social había conocido solo a puras chicas superficiales. En el caso de la pelirroja era diferente, no lo decía por ser su fan. Aunque sí, siempre la admiro demasiado. Pero ahora notaba lo bien que tenía sus pies en la tierra y eso hacía que le gustará más. - Espero tengas razón.  - le respondió con una sonrisa algo avergonzado. Pues aunque ella no lo sabía, él sí estaba seguro de que podría ser ella esa chica.

- A veces no logro entender por qué prefieren exclusivamente eso... - ni como entenderlo, el chico estaba completamente crudo en ese ámbito.  - Pero sí, supongo que sigo aún estando muy a tiempo. - comentó soltando una risa al mencionar lo que de aún era muy joven. Es que quizás tenía razón y se estaba precipitando de pensar que nadie le haría caso.

Toda la tensión termino cuando comenzaron hablar del concurso. Aunque posiblemente no los nervios. Para nada. Vaya que lo había puesto feliz la noticia de que podía ser su pareja... de actuación claro. Igual era como otro sueño más cumplido. No sé lo podía creer. Estaba tan emocionado que casi se cae de su silla, e incluso ni se fijó de su exceso de emoción al haberle dado aquel inocente beso. - Estoy bien, estoy bien. - aseguro el muchacho. Al menos no se había llegado a caer y en realidad había tendió peores accidentes. Quería creer que su torpeza y nerviosismo eran parte de su encanto. Aunque igual quisiera reducir eso de andar tan nervioso.  Es que bueno, en realidad lo de los nervios era porque se trataba de ella. Le dio una amplia sonrisa de no te preocupes, no pasa nada... todo bajo control.

Busco controlar un poco sus emociones y comenzar a pensar en que podían basar su audición. Claro, le pido que fuera ella quien eligiera. Era lo justo. La pelirroja no fue la única que casi bota la limonada ante su propia idea, al chico también casi le sucede de no ser porque ya se había tragado el sorbo. Menos mal, al menos así no se percataba de su reacción. Pues la realidad es que le gustaba la idea. Aunque no quiso ser tan evidente. Al menos la comida llegó y podía concentrarse en mirar la misma mientras le hablaba y le confirmaba que le gustaba la idea en vez de ver directo a los ojos a la muchacha.  - Ah, no, no. No me incomoda, además hay que saber desenvolverse en todos los géneros posibles. - aseguro. - Quizás, quizás puede ser una combinación de ambos. ¿Un musical romántico? ¿Quizás algo de Crepúsculo tal vez? - se le ocurrió. Al menos creía conocer la letra de A Thousand Years. Nunca había probado cantar, así que quizás descubría un talento oculto. - No me he puesto averiguarlo. ¿Tú crees? Supongo que quizás sea por el tono de voz. No sé mucho de música. - admito encogiéndose de hombros ahora un poco más relajado, pues ya comenzaba a probar su comida. - Oh, sí, provecho. Provecho.  - añadió al darse cuenta de su despiste.

- Bueno, conociéndome. Sé que necesitemos de ensayar bastante. - era realista, sabia que tendría que poner más esfuerzo que otros. Así que no podía ponerse a perder el tiempo. - ¿Y si comenzamos a ensayar luego de clases? Podemos pedir alguno de los salones para ello... aunque si se ponen muy metiches y estorbos, podemos ensayar en mi casa. Eh si ensayar.  Tengo espacio de más. De verdad no tengo problema alguna. - aseguro el muchacho. No quería que le tomara a mal la sugerencia, por eso insistía y mencionaba tantas veces la palabra ensayar. - Claro, si quieres. Quizás es más como en ka academia... no sé. Solo decía. - término por decir mientras tomaba un bocado de su comida para mejor cerrar la boca y no meter la pata, según él.






Ready, camera, Love! ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
624Mensajes :
95Reputación :
Miér Jun 22, 2022 2:04 am por Shooting Star


A theater competition
Mélodie Grenier | Restaurante "El Canadiense"| 16 agosto 2022


Hace mucho que no le ocurría algo como esto. Es que tan enfocada en su carrera prefería no pensar en hombres cuando en ese mundo se maduraba rápido y era algo normal, prefirió enfocarse de lleno hasta ahora que todo volvía a ser más normal con todo esto de la universidad.
Y hasta le parecía raro. Lo había conocido hace unos días y aunque lo pensó, sabía que solo quería tenerlo como amigo, sin embargo, llegó ese beso en su mejilla, un gesto simple que pudo tomarlo como una actitud cariñosa y todo lo que había pensado se fue al carajo. Lo encontraba lindo, simpático y tenía ese toque inocencia que llamaba su atención, congeniaban y eso no siempre le pasaba, más que había sido especialmente atento con ella desde el primer día.

No quería complicarse por ahora, mucho menos pensarlo cuando la realidad es que lo podía espantar, ya le había dicho que no buscaba a chicas que tomaban el amor a la ligera, donde se sintió muy categorizada porque había sido de esa manera.

Hablar del concurso era lo mejor que podían hacer. Menos mal que ni se percató de su repentina vergüenza al decir romance – donde casi bota la limonada con su codo – y tampoco tomó mucho en cuenta que él también se ponía nervioso por su dicho, también llegó la comida lo que apaciguó ese momento.

Estaba comiendo cuando se percata que no le importaba hacer un acto de un musical romántico. Sonrió con suavidad y asiente. — ¿Te gusta Crepúsculo? — No pudo evitar bromear con eso, lo cierto es que no le gustaba en demasía esa historia ya que no veía a Edward y Bella excesivamente románticos en realidad. Muy distantes. — ¿Quizás algo de High School Musical? Es que no tiene que ser complicado y la verdad, es que tenemos estos días para pensarlo, nos tiene que gustar a ambos. — Murmuraba la pelirroja pensando que podían hacer, tal igual se podría hacer algo original, lo único que deseaba verlo cantar, ante todo que no se complicara.

Sinceramente no le importaba ayudarlo lo más posible aunque tenía razón, necesitarían el doble de más tiempo para ensayar para que saliera bien. —  Averiguare a un personaje con tu tono de voz y una canción que vaya de fondo. — Comentó contenta. No iba estresarse ahora, necesitaban un computador, un lugar donde estar tranquilos y concentrarse. — Descuida, me encargaré que te sientas tan cómodo que en ese momento, olvidaras que estás actuando ¿Vale? — Lo alentó, sabiendo que tendría pánico solo que estando ella ahí, que era alguien conocido, fluiría de  un modo tan natural que olvidaría a la gente.

Comió un poco más y asentía ante la idea que podrían ensayar después de clase, sin embargo, olvido todo aquello al momento que escucha que podía ser en su casa. — ¡Vives solo! — Exclamó con gran sorpresa. — Juraba que vivías con tus padres — Dijo con una pequeña sonrisita de disculpa.

Suerte la tuya, yo quisiera vivir sola. Adoro a mi mamá, pero está más pendiente de su nueva familia y es normal, porque mis hermanastros son pequeños, de hecho, estoy buscando un departamento ¿Conoces algunos sitios donde rentar? — Es que no importaba el lugar al menos para ella, necesitaba más independencia y podía hacerlo. Seguro que conocía algún sitio, luego se percató que había olvidado lo anterior. — No hay nada más cómodo y tranquilo que una casa, te invitaría a la mía pero habrían muchas interrupciones, prefiero que sea en la tuya si es que no te molesta. — Finalizó, llevándose la limonada a sus labios y así comenzar a beberla.





Ready, camera, Love! OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente


 
a