Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Dom Ene 22, 2023 3:53 am por Shooting Star
BAJO LA MISMA LUNA
Inspired - Libros:  Saga Crepúsculo - One on one
P
asaron muchos años luego de aquel altercado con los Vulturi, Cullen e incluso varios miembros de licantropos de la Push que sintieron miedo que iban a ser destrozados por los vampiros más poderosos y que no tenían piedad. La paz gobernó por varios años y sin duda, estaban tranquilos. Varios hijos de la luna tuvieron hijos y el sector prosperaba; no importaba mucho que Jacob Black se hubiera ido con el gran amor de su vida: Renesmee Carlie Cullen, muchos no lo aceptaron solo que otros dictaban que la imprimación era tan impredecible que cualquier cosa podría pasar. Habían divisiones, porque la gran mayoría prefería imprimar con las mujeres con la aldea, así fue con Paul Lahote, que obedecía a Sam, con el pasar de los años formó una familia y es aquí donde comienza nuestra historia: En total fueron 4. Dos niños y dos niñas, con diferencias de edad, Jareth fue el segundo. Los otros dos si que eran muy pequeños, solo que ahora la conversión era mucho más temprana.

Y nada que decir, era el bicho raro porque no había logrado imprimarse y eso que consideraba lindas a la chica de la zona, aún en sus 19 años recién cumplidos.

Por otro lado, una chica muy común y corriente, venía a probar suerte a Forks. Venía sola,  nada se sabía de un padre o una madre. Aquella pelirroja solo arrendó una casa en la ciudad y vivía tranquila, consiguió trabajo y amaba el clima húmedo y lluvioso del lugar. Todo bastante pacifico hasta que un día se encuentran y por cosas del destino e incluso del amor, todo cambia.

Hope Reynolds
Humana -Madelaine Petsch - Rising Sun
Jareth Lahote
Licántropo "Hijo de la luna" -Diego Barrueco - Shooting Star


-
Post de Rol:


Bajo la misma luna 1f4ab

Bajo la misma luna MCuzKFv

Bajo la misma luna QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1861Mensajes :
553Reputación :
Dom Ene 22, 2023 11:17 pm por Rising Sun
1. Un Encuentro Turbulento
Hope Reynolds - En la Carretera - Finales de Enero
P
ara muchos parecería una locura, para Hope no tanto. La pelirroja se había decidido por mudar al pequeño pueblo de Forks, pues quería escapar de su realidad. Es que su vida solía ser una completa monotonía desde que era muy pequeña sus padres se la vivían trabajando y nunca estaban en casa. Ambos esperaban que la muchacha fuera abogada y siguiera el negocio familiar. Pero a ella nunca le gusto, Hope siempre quiso ser escritora. Aun cuando pareciera que sus padres podían haber estado imponiendo sus cosas, decidieron darle una oportunidad de probarse, le ayudarían a instalarse en el lugar de su preferencia y si ella lograba en un año hacer un buen libro, le ayudarían a financiarlo. Sin embargo, ella tendría que incurrir con los gastos de vivir por su cuenta a excepción de la renta. Era un reto, pero la chica lo acepto dispuesta a dejarles saber que ella había nacido para eso.

La escritora en potencia había escogido el pueblo anteriormente mencionado por el hecho de que decían que este tipo de sitio solían tener escondido muchos secretos, misterios. Además de que su clima, su ambiente, todo era perfecto para inspirarse en una buena novela de terror y fantasía. Al menos esas eran sus expectativas, bastante altas, de que encontraría lo que buscaba, a decir verdad. Por otro lado, no contaba con un pequeñísimo detalle, no conocía absolutamente a nadie en ese lugar. Estaba sola por su cuenta, cosa que aun cuando sus padres no solían pasar mucho tiempo con ella, no era lo mismo, pues los tenía a un paso de ella cuando algo se le atravesara.

Hope ya había adelantado la mudanza, ahora era el turno de ella de llegar su nuevo hogar. Había sido un viaje largo y cansador en auto. Cuando llegaba a la entrada del pueblo de Forks ya era de noche, estaba todo obscuro y aunque había algo de iluminación por aquella carretera solitaria, una espesa lluvia había provocado que ver el camino fuera complicado.

La pelirroja miró que tenía un mensaje de su mamá en el celular, pero ni siquiera había sonado la notificación, observo las barras de la señal y en efecto al menos en esa área del pueblo no contaba con señal alguna. — Bueno, no sé por qué no me sorprendo. Espero que en la casa si tenga señal. — murmuro para sí misma. Un segundo basto para que todo se descontrolara. Entre quitar la vista del camino, la obscuridad de la noche y la lluvia hizo que su auto se descontrolara. Casi se le quiso salir el corazón por perder el control del volante, más porque le pareció haber visto alguien o algo cruzar justo frente a ella. — Oh, no, no… no… — Repetía mientras su auto patinaba de forma descontrolada por la carretera.


Bajo la misma luna QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1008Mensajes :
357Reputación :
Lun Ene 23, 2023 4:18 am por Shooting Star
1. Un Encuentro Turbulento
Jareth Lahote - En la Carretera - Finales de Enero
E
staba harto de las peleas con su padre. Se sentía presionado e incluso humillado que siempre fuera el mismo del tema que como era posible que no hubiese imprimado. Lo peor es que siempre era la misma respuesta: Parece que no hay ninguna chica con quién puedo conectar aquí. A Jareth lo que le aterrorizaba más es que fuera un bebé, que ya había visto a unos cuantos de los suyos que  imprimaban con niñas tan pequeñas que apenas sabían hablar, solo que ese era su destino, como su vida giraba en torno a La Push  que tampoco era que se paseara mucho en la ciudad más cercana, solo que  hasta ahora con 19 años recién cumplidos no había pasado nada  y sí que los aldeanos hasta comentaban de cuando sería el día, era  una lata, más encima cuando esos comentarios le llegaban a su padre que siempre había sido un hijo de la luna ejemplar de la manada de Sam que aún seguía como Alfa.

Y ese no era el único motivo de estar enojado. Sino que elegía justo el momento para cenar y que estaba comiendo su primer bocado o  bebiendo su primer trago de refresco que empezaba con ese tono que ya él sabía que iba a sacar el tema. Generalmente se quedaba callado, lo ignoraba y a veces, le contestaba. Le tenía tal respeto que prefería bajar la cabeza, avergonzado, no obstante, el 5% de las veces sí explotaba. Está fue la ocasión que insinuó que si no pasaba lo iba a echar de la casa. Se aguantó hasta que comenzó a dolerle la cabeza, quemarle la piel cuando ya perdió la paciencia que golpeó la mesa. — ¡Está bien! ¿Sabes qué más? ¡Me voy de aquí si te avergüenzo solo por no imprimar ahora mismo! ¡Quizás nunca pase por la presión que ejercen en mi. — Sin más, sus ojos se comenzaron a poner amarillos, salió corriendo y de camino algo a sujetarse la ropa que se iba a romper por la transformación.

De hecho, con su hocico sacó unos pantalones solo por si acaso y siguió con el recorrido. La verdad es que no quería volver y estuvo recorriendo el bosque sin saber donde ir hasta que se le ocurrió salir por la carretera y así dirigirse a la otra ciudad. No podía llegar por un lobo, se puso rápidamente los pantalones acostumbrado a sus habilidades y no vio venir aquel auto, que por suerte, no venía a una enorme velocidad pero que si lo alcanzó a topar haciendo un sonido sordo. Apenas había dolido, pero esto se suponía que era un secreto así que iba a tener que fingir. Estaba molesto así que no le causo nada de gracia que alguien casi lo  atropella. "Tenía que ser una chica" Pensó  el lican ahí solo con su pantalón. ¡Maldición, había olvidado la chaqueta o alguna remera! — Aprende a manejar. ¿Acaso no me viste?— Gruñó. Ni siquiera miró a la chica y si lo hacía, de todas maneras iba a estar oscuro. Así que se fue a mirar si se había hecho daño, al menos la zona de la cintura le dolía un poco solo que nada grave.

Estoy bien, lárgate. —No quería quedarse ahí charlando. No valía la pena. Al menos tenía unos conocidos en Forks que le ofrecerían refugio para dormir al menos esa noche. Era eso lo que tenía que pensar en ese momento no de un simple atropello.  Al ver su piel morena si estaba rojo es que a comparación de otros  era  mucho más delgado.




Bajo la misma luna 1f4ab

Bajo la misma luna MCuzKFv

Bajo la misma luna QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1861Mensajes :
553Reputación :
Mar Ene 24, 2023 12:09 am por Rising Sun
1. Un Encuentro Turbulento
Hope Reynolds - En la Carretera - Finales de Enero
L
a muchacha esperaba encontrar una historia que contar en su libro al llegar ese pueblo. Pero jamás imagino que aun sin haber llegado bien ya comenzaba a tener experiencias para contar. Esa entrada que estaba haciendo era digno del comienzo de una novela de terror. Solo que jamás imagino terminar siendo ella la protagonista.

Todo había ocurrido por un descuido suyo y para completar el panorama no le había ayudado en absolutamente nada. Tenía los nervios de punta desde el segundo número uno en el que comenzó a descontrolarse el auto. Hope comenzó a ver todo en cámara lenta, su auto haciendo zigzag, la lluvia torrencial empañada, sus cristales y la figura que se había cruzado frente a ella en medio de la noche. Que si bien de no haberse descontrolado fácil hubiera podido frenar a tiempo y evadirlo, no fue el caso. Había sentido como un golpe dio en el auto. Menos mal que tampoco iba a exceso de velocidad. Aun así había pegado alguien o algo y eso le preocupaba, la había puesto aún más nerviosa.

La pelirroja había querido detenerse al instante, pero fue poco más adelante que pudo lograr detener el auto, el cual se había quedado encallado en la cuneta. Se había quedado por un momento estática en su asiento, respirando de manera acelerada. — Le di, le di. Le di algo. — se repetía a sí misma. Mientras miraba por el espejo del retrovisor. Notando lo que sospechaba, había sido una persona la cual había golpeado. Solo que por la obscuridad no podía distinguirlo bien. Sin embargo, no espero que llegara hasta donde ella estaba.

— ¡Sé manejar! — exclamo nerviosa. — Lo siento, lo siento. No pretendía pegarte, te vi, pero no me pude controlar el auto. El volante se descontroló. La carretera está resbalosa por la lluvia. — le decía mientras llevaba su mano a la frente frustrada. Ni siquiera había notado de buenas a primera la ausencia de camiseta o chaqueta en el chico. — Ah, qué manera de llegar al pueblo. — murmuro para sí misma.

Giro su vista hacia el chico y noto golpes, aunque era difícil distinguir a qué nivel. La verdad ni siquiera entendía como pudo llegar donde ella. Pero tenía que hacer algo, no podría quedarse con ese cargo de conciencia. — No, no me puedo ir. Como crees. Un golpe así no es nada. Necesitas ver a un médico. Vamos, sube. No puedo dejarte así, es lo menos que debo de hacer. — Insistía la chica, quien ahora además de la culpa, también tenía que ocultar la vergüenza al notar la falta de prendas en el chico. Menos mal que estaba obscuro y no podría notar a detalles.


Bajo la misma luna QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1008Mensajes :
357Reputación :
Mar Ene 24, 2023 7:00 am por Shooting Star
1. Un Encuentro Turbulento
Jareth Lahote - En la Carretera - Finales de Enero
S
abía que podía pecar de machista al pensar que las mujeres no sabían manejar y vaya que así era. Aunque no la culpaba del todo, estaba lloviendo, solo que acostumbrado a la zona sentía que no era en abundancia, igual su cuerpo estaba caluroso por la agitación de esa pelea y condición.

Resultó que era una chica que no logró ver del todo, y que estaba histérica, demasiado nerviosa para volver a regañarla. Encontró extraño todo esto, porque la realidad es que estaba tan malhumorado que no entendía que tan solo el sonido de su voz lo calmaba. Sus sentidos también comenzaban agudizarse, olía muy bien con ese toque cítrico que emanaba de su cuello tal como el aroma de su shampoo.

El muchacho simplemente se quedó sin palabras y qué decir. Sintió que había sido atrevido en regañarla, quería decir que no se preocupara y decirle que todo estaba bien.

No se espero que lo invitara a subir a su auto y que no le importarse que estaba ahí todo mojado y con tan solo unos pantalones, bueno, siempre podía decir que venía de la Push que eran una clase de tribu pues parecía que era una chica que recién llegaba al pueblo.

No fue hasta que la chica prendió la luz y pudo ver su rostro, iba a decir que claramente no era nada para ir al médico y que podía sanarse solo, cuando todo dio un vuelco. Ahí quedó prendado por sus ojos oscuros y labios, sintiendo un golpe en su corazón que comenzó a sonar desbocado, ni siquiera había entrado al auto, luego de esa sensación de su corazón, todo esto se fue a su cerebro y mente, donde se comenzó a imaginar su sonrisa, tomando su mano, la añoranza de contemplarla como si fuera la única en su vida y luego, ahí con su cabeza apoyada en su hombro más adulta, donde se perdía nuevamente en su mirada.

Volvió en sí. Lo hizo reaccionar el sonido de la lluvia y de la nada, con ese cansancio y relajo cayó de rodillas.

Sí, se lo habían explicado muchas veces para no reconocer lo que se sentía cuando uno imprimaba con alguien, la chica era una humana, de otro estado quizás y comprendió que iba a ser incapaz de alejarse de ella.

lo peor de todo es que por el momento no le podía decir nada al respecto, solo como manada estarían tanto de su protección, porque si aunque fuera su protegida, ahora sería su mujer.

Por Dios. ¿Cómo salía de esa? En ese instante, estaba al tanto que había quedado como un loco frente a ella. Trató de hacer memoria de lo último que le decía, y por su suerte, sus recuerdos no lo traicionaron. — Perdona, supongo que ha sido el golpe que me tiene un poco ido. Y no te preocupes, iré si te hace sentir más tranquila. Disculpa por ser una molestia y estar de esta forma, pelee con mi padre y solo salí corriendo No me importo la lluvia ni nada. — Le explicó. Mucho era mentira, pero para salir del paso y justificar porque andaba semidesnudo dijo la verdad sobre su papá, hasta se sentía mal al hacerlo, suponiendo que ella solo merecía su completa verdad y ser sincero. Sin más, como un cachorro obediente solo entró al auto.




Bajo la misma luna 1f4ab

Bajo la misma luna MCuzKFv

Bajo la misma luna QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1861Mensajes :
553Reputación :
Miér Ene 25, 2023 11:17 pm por Rising Sun
1. Un Encuentro Turbulento
Hope Reynolds - En la Carretera - Finales de Enero
H
ope no sabía sin qué su nueva vida en Forks comenzará de esa manera sería algo bueno o malo. Quizás dependía de la perspectiva que lo vieras. Claro, atropellar a alguien es algo que nadie tiene en su lista de deseos. Salvo que seas un sádico. Así que hacer ese tipo de entrada triunfal evidentemente podría lucir como una mala señal sobre lo que le esperaría viviendo en ese lugar. Por otra parte, tomando en cuenta de que dentro de las circunstancias no había sido algo grave o al no, no fatal, y qué sucesos inesperados era justamente lo que la chica venía buscando en este lugar alejado de las grandes ciudades, podría ser señal de haber llegado al lugar correcto.

Fuera como fuera, al menos en estos momentos no podía verlo. Estaba nerviosa y preocupada. No podía creer lo que había sucedido. Jamás había atropellado alguien, es más, ni siquiera había atropellado accidentalmente algún animal que cruzara inesperadamente frente a su auto. Pero como por ahí dicen, siempre hay una primera vez para todo y para desgracia de aquel chico fue él quien se ganó el premio de ser el primer atropellado por la pelirroja.

Que la regañara de esa manera solo la había puesto más preocupada y tensa. Ni siquiera se le ocurrió llamar a la policía o una ambulancia. Cosa que era lo normal en estos casos. Así que solo se le ocurrió llevarlo ella misma. De todos modos no hubiera podido hacer la llamada porque justo en el área que estaban no había ni una gota de señal. Eso mismo había sido justamente lo que la había distraído del camino antes de perder el control.

Para tener más visibilidad y saber cuan grave fue el asunto, Hope encendió la luz interior del auto. La chica no entendió lo que ocurría con él, de momento la regañaba y segundos después parecía ido de la realidad. Hope se desabrochó el cinturón y salió del auto al notar que algo le ocurría, más luego de ver como quedaba de rodillas. Eso la preocupo más. ¿Sería el golpe? Muy probable.

— Yo soy la que se debe de disculpar. Fui la que te atropelló. — Le aseguro con rostro de preocupación. — Oh, vaya, lamento eso. Ahora igual entiendo por qué estabas en medio de la calle, de noche y con lluvia. — comento tratando de obviar el detalle de la falta de prendas que igual podía haber sido por el mismo motivo. El apuro de irse lejos de su padre, la necesidad de alejarse pronto del lugar. — Definitivamente, te llevaré al hospital, o clínica… o lo que sea que tengan aquí. Solo dime donde queda por favor. — Le pido mientras intentaba ayudarlo a reincorporarse. Quizás él podía solo, pero la intención es lo que cuenta. ¿No?

Mientras tanto la chica comenzó a poner en marcha el auto, ya al menos no temblaba tanto, pero no dejaba de salir de su asombro. — Me llamo Hope, por cierto. — se presentó para al menos así no ser simplemente la loca que lo atropello.


Bajo la misma luna QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1008Mensajes :
357Reputación :
Jue Ene 26, 2023 4:34 am por Shooting Star
1. Un Encuentro Turbulento
Jareth Lahote - En la Carretera - Finales de Enero
A
ún no podía creer que había imprimado y con una chica que parecía que era de otro estado. Nunca la había visto, tantos años paseando por la ciudad y con pocos habitantes conocía a cada uno al menos de vista. Solía ser un lugar de gente más adulta y con uno que otro adolescente y niño de las parejas recién casadas que se habían quedado ahí.

Pero ahí estaba. Ahora sería capaz de decirle que no, estaría ahí para ella todos los días de su vida, no se alejaría y sería capaz de morir a su lado cuando llegara esa hora. Jareth Lahote estaba en completa merced frente a esa chica que ni siquiera sabía su nombre, la más hermosa y encantadora de todas que sería capaz de seguir a donde quisiera que fuera.

Por el momento, tenía que fingir pero apenas volviera a la comunidad de lobos informaría lo que había pasado porque sinceramente no sabía que hacer, si llevarla con él porque la realidad tenía que estar ahí siempre protegiéndola, bajo ninguna circunstancia quería abandonarla y quería saber si ella podía saber su secreto, se suponía que tenía que guardarlo porque la gente se espantaba, sin embargo, si ella era capaz de tolerarlo podría ser, algo había escuchado por su padre que Jacob Black le había contado al padre de la vampira Bella Cullen.

Dejó de pensar, en ese instante, aunque estaba cautivado con su presencia, pareciendo un inofensivo cachorro - que  su padre si lo viera vomitaría - notaba que la pelirroja seguía preocupada por el atropello.— Disculpas aceptadas, además que está lloviendo y las calles están resbalosas. —Se vio intentando con todas sus fuerzas convencerla y se quedara tranquila.

Sí, una pelea. En todo caso, no quiero volver por ahora. Fue cansina la discusión, es siempre lo mismo aunque ya no creo que suceda. — Claro que no iba a suceder, pero por el momento no entraría en detalle, ahora solo quedaba mentir un poquito para que no lo considerara un poco.— Ya sabes, la típica cuando eres la oveja negra de la familia.  — Señaló y sonrió, la chica insistía en llevarlo al hospital. — Es un hospital, la ciudad mantiene esa paz de antaño y no hay mucha tecnología, aquí la gente viene para descansar no es necesaria, aunque ya está mucho más moderna, era donde me dirigía, yo vivo en los alrededores más bien en una comunidad que se llama la Push, no soy mucho de hospitales pero si eso te deja tranquila, te guiaré. —En todo momento no dejo de mirarla, fijándose en cada uno de sus detalles de su rostro y sonriendo de manera coqueta que fluía de manera natural en el moreno.

El auto partió y él no dejaba de contemplarla, mientras le guiaba el camino. Es que iba bien, no tenía que decir mucho. — Bonito nombre, tal como tú. Yo soy Jareth, es todo un gusto. — Se presentó mientras le indicaba con su mano que tenía que doblar, y ahí se comenzaron a ver las luces de la ciudad, no dejaba de llover así que era posible que el hospital no estuviera recubierto de gente.





Bajo la misma luna 1f4ab

Bajo la misma luna MCuzKFv

Bajo la misma luna QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1861Mensajes :
553Reputación :
Vie Ene 27, 2023 12:12 am por Rising Sun
1. Un Encuentro Turbulento
Hope Reynolds - En la Carretera - Finales de Enero
C
uando decidió escoger el pueblo de Forks para instalarse a escribir su libro, Hope jamás imagino que la vida tenía una sorpresa adicional a su vida. Por su mente jamás podría pasarle lo que hacía algunos momentos ocurrió con aquel chico que había atropellado. Había muchos misterios por descubrir en este solitario pueblo. Pero el mayor de ellos lo tendría más cerca de lo que creía. ¿Estaría preparada para lo que el destino tenía preparado?

La pelirroja en estos instantes solo quería asegurarse que estuviera bien. Por más que le intentara ahora de apaciguar los ánimos, no podía quitarse la culpa. Al menos no hasta que algún médico le dijera no tiene nada roto, son solo raspones. En cuanto a las leyes de tránsito, al menos parecía que no tendría problemas si el joven no la denunciaba. Igual no dejaba de ser un accidente, pero de todos modos el tener que andar lidiando con informes policiacos la hubiera agobiado aún más.

Termino por relajar un poco los músculos de la cara y dibujar una sonrisa cuando menciono que aceptaba su disculpa. Eso realmente sí le quitaba un peso de encima. Aunque insistía en lo de que lo revisaran. Nunca se tomaban demasiadas precauciones en casos como estos.  — Sí, las carreteras mojadas pueden ser muy peligrosa. Menos mal iba a la velocidad correcta. — en el caso de ella, al menos no era de quienes les gustaba andar acelerando en la carretera. Cosa que igual fue una fortuna porque ir acceso de velocidad incluso hubiera podido salir ella también herida.

Hope le miro, en cierto modo entendía lo que era tener diferencias con sus padres. Aunque en su caso, aunque fuera, le habían dado una oportunidad de probarse. — No puedo decir que sé cómo se siente, pero sí puedo decirte que en cierto modo entiendo lo que es tener diferencia con tus padres. Que esperen algo de uno y reclamen por no conseguirlo. — porque en el fondo ella sabía que solo esperaban a que terminara el tiempo pautado para el libro para decirle ahora es tu turno de estudiar abogacía. Pero ella les demostraría que realmente era buena en esto, que la subestimaban.

— La verdad es parte de lo que llamo mi atención del pueblo, quería un lugar así para asentarme… — comentaba respecto a Forks. No le sorprendía que fuera un lugar con menos tecnología donde las personas dependieran más de los recursos naturales. — ¿La Push? ¿Dentro del mismo pueblo hay comunidades autónomas que se rigen por sus propios estatutos? — le pregunto con curiosidad comenzándose a soltar un poco. Lo miraba con el rabillo del ojo, estaba guapo el chico. Si le llegaba a contar a sus amigas de la ciudad que lo primero que le ocurrió fue atropellar a un chico guapo y que ahora lo llevaba en su auto, no le iban a creer.

Puso en marcha el auto mientras escuchaba sus indicaciones. — Gracias, es un placer para mí. Tal vez no fue la mejor manera… pero al menos ya conocí a alguien del pueblo. Así que es un gusto también conocerte Jareth.— dijo atreviéndose a soltar una risita. Mientras manejaba hacia el hospital, esta vez bien enfocada en el camino, aun cuando si respondía a cualquier cosa que el chico le decía. No quería otro susto más. — Creo que llegamos. Parece que no está tan lleno. — murmuro mientras buscaba donde estacionarse.


Bajo la misma luna QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1008Mensajes :
357Reputación :
Vie Ene 27, 2023 7:19 am por Shooting Star
1. Un Encuentro Turbulento
Jareth Lahote - En la Carretera/Hospital - Finales de Enero
Sí, es una relación complicada, no se puede hacer mucho, eso sí… estoy más que seguro que hay cariño al menos, somos unidos. — Le contaba sobre la situación y ahí si no mintió por nada. Con su padre podrían pasar peleando pero al momento de protegerse eran cercanos. —Se ve que con los tuyos te llevas bien. — Indagó. Quizás no era tan así.

El muchacho se acomodó para escuchar lo que decía. Su voz era hermosa y tanto, que parecía como una melodía, imaginaba que eran los efectos de la imprimación que sería capaz de atenderla en lo más posible, se sentía fascinado y lo mejor de todo es que parecía de su edad, quería conocerla, en todo aspecto, solo que actuaría de forma cauta para no espantarla. — ¿De verdad? ¿De donde vienes? ¿Solo son vacaciones? ¿Por qué escogiste este lugar tan tranquilo? Es que tanta diversión no hay.— Declaró, y a la vez, llenandola de preguntas que esperaba que fueran respondidas, es que quería saber en ese tiempo que manejaba y estaban conversando lo más posible.

Igual aprovechaba conversar de él mismo, claramente no sacando a relucir su secreto ni nada parecido.— Más o menos, se trata más bien de una comunidad y reserva india, provengo de la tribu quileute. Por eso dije, los alrededores de Forks. — La corrigió un poco para que se fuera adaptando, podía empatizar que todo era nuevo para ella. Sonrió. No podía mirarse al espejo como sonreía, pero era primera vez que lo hacía con sinceridad y de manera embobada, de algún modo, quedarían juntos de eso estaba seguro porque le demostraría que era el hombre ideal para ella.

De todas maneras, no queda tan lejos así que algún día te llevaré a conocer la playa, claro, si llegamos a ser amigos como estoy pensando; digo me atropellaste y ahora me llevas al hospital, ya parece ser obra del destino.— Creía en ello, era evidente que todo se había forjado para que él como metamorfo o hijo de la luna la encontrará. Todo estaba destinado para quedar juntos hasta que la vida terminara, solo que estarían juntos.  

Con esta lluvia es difícil, a menos que haya accidentes. ¿Por cierto, tienes una chaqueta o una remera ancha? No quisiera llegar así. — Pidió antes de que ella estacionara el auto.

Cuando salieron, fueron corriendo muy juntos hasta el techo. El lican aún emanaba calor y le señaló dónde quedaba la emergencia. Ahí no pasó mucho, la enfermera lo vio en mal estado y preguntó que había ocurrido. — Oh, un tonto me atropelló cuando venía de camino y Hope me encontró, es nueva en la ciudad y quiso traerme hasta aquí. — Murmuró. No le echaría la culpa por nada y menos que tuviera cargos en su contra, los accidentes de automóvil siempre daba pensar. Así que ahí mejor mentir.

Sin más, ahí quedó en una camilla que era visible en los pasillos. Revisaron su abdomen luego de hacerle una radiografía y notaron que no había herida interna, es que era imposible, le pasaron medicamentos y una pomada para que se tratara. Nada más. Un ungüento de los suyos habría sido más que suficiente, no confiaba en la medicina actual a menos que fuera demasiado grave, esto no lo era.



Bajo la misma luna 1f4ab

Bajo la misma luna MCuzKFv

Bajo la misma luna QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1861Mensajes :
553Reputación :
Vie Ene 27, 2023 11:18 pm por Rising Sun
1. Un Encuentro Turbulento
Hope Reynolds - En la Carretera - Finales de Enero
L
as diferencias con los padres podían llegar ser grande en muchas ocasiones y desesperantes también. Sin embargo, eso no implicaba que no hubiera cariño y respeto. Ya cuando eso desaparecía e intentaban que fueras su marioneta para cumplir con sus propios sueños incumplidos, ahí sí que se ponía fea la cosa. Por fortuna aún no estaba en ese punto. Tenía todavía esa conexión con ellos y esperaba demostrarles que solo deben de dejar de subestimar su potencial.

— Diferencias siempre habrá de haber, pero si dices que aún hay unidad y cariño al final siempre se busca la forma. Siempre y cuando no llegue el momento en el que se pasen de la raya. — Le comento.  — Somos cercanos, pero no es que este del todo perfecto. Tengo que admitir. — de lo contrario no abría venido aquí con un conteo regresivo a sus espaldas para realizar ese proyecto como si de una propia casa editorial se tratara. Si fueran otros, simplemente esperaban con ansias el día que les dijera ya está listo y no estuvieran como locos contando los días para decirle te lo dije. Lo que la tranquilizaba es que no la estaban obligando hacer lo que no quería.

De pronto el chico parecía demasiado curioso, tanto que le había hecho demasiadas preguntas al mismo tiempo.  — A ver, en cuanto a de donde vengo.  Pues de Olimpia, soy chica de la capital. — Dijo soltando una risita, es que ya se iría dando cuenta de eso. No estaba acostumbrada a lugares así, pero no quería decir que no le emocionará estar en Forks.  — Y no, no son exactamente vacaciones. Verás tengo aspiraciones de escritora, por lo que necesitaba un sitio tranquilo, que al mismo tiempo tuviera cierto toque misterioso y pintoresco a la vez. Por lo que estaré aquí por un buen tiempo. — Le contaba, la verdad esperaba que todo saliera como esperaba y que pudiera incluso permanecer más tiempo del que creía en este lugar. No sabía por qué, pero igual además de ser un sitio menos ajetreado que la ciudad, también Jareth algo estaba teniendo que ver con ello. Pues le estaba cayendo bien y no era solo por la culpa esta vez.

Lo escuchó con interés cuando explicaba que provenía de una comunidad indígena. Eso sí que era algo nuevo, novedoso. Al menos para su persona.  — ¡Qué genial! Digo, es que la verdad nunca había conocido a alguien proveniente de una tribu. — Aclaró, pues tampoco quería que sintiera que era algún tipo de atracción turística o algo parecido. Simplemente, le llenaba de curiosidad descubrir una nueva cultura.

— Oh, vaya, pues sí. Suena genial y la verdad después de lo ocurrido considero que si podemos ser amigos.  No todos los días te puedes llevar bien con quién tuviste un accidente. — comento tratando de tomarse ya lo ocurrido con algo de humor. — ¿Destino? Puede ser, porque debo de admitir que es una forma extraña de conocer a alguien. — Se parecía mucho a sus historias de suspenso favoritas. Solo esperaba que en su historia Jareth fuera el chico bueno.

— Una chaqueta… a ver… creo que en el asiento de atrás hay una de mi hermano. Es un desordenado y como tiene que aprender a estar atento a sus cosas ni me importo traerla conmigo, así que si la quiere que venga por ella. — Le dijo señalando hacia el asiento de atrás.  — Puedes usarla. Ni se enterará. — aseguro la pelirroja.

En el momento no se daba cuenta, pero cuando estuviera sola y recordando todo lo ocurrido esa noche notaría que el acercamiento entre ambos era real y demasiado natural y espontáneo. Pues incluso el correr juntos bajo la lluvia tan cerca como si la cercanía los fuera a proteger del agua incesante. Cuando al fin lo atendían, lo cual no fue mucho tiempo después de llegar al hospital, Hope sonrió, aunque sus mejillas se había tornado algo rojizas al darse cuenta de que no solo no la acusó, también terminó hasta mintiendo. Es más, la estaba dejando como buena samaritana.

La muchacha esperó a que terminaran de atenderlo y se acercó nueva a él. — ¿Mejor? — Le pregunto.   — Quisiera invitarte a comer. — anunció con seguridad, aunque luego añadió en un tono bajito.  — En compensación por lo ocurrido. — sentía que era lo menos que podía hacer por él más si había salido de su casa, en esa manera dudaba que hubiera comido algo.  — ¿Hay algún buen lugar para comer cerca y que aún esté abierto? — Preguntó, la verdad ni se había fijado en que horas de la noche podría ser.


Bajo la misma luna QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1008Mensajes :
357Reputación :
Ayer a las 5:52 am por Shooting Star
1. Un Encuentro Turbulento
Jareth Lahote - En la Carretera/Hospital - Finales de Enero
E
ra capaz de escuchar toda su historia familiar si era posible. Quería creer que tendrían tiempo aunque las posibilidades fueran pocas.— ¿Por qué dices eso?— preguntó curioso. Dudaba que fuera una chica maltratada o que estaba huyendo lejos de su padre, sino más, tenía ese toque y le daba la sensación que no se sentía del todo apoyada tal como le pasaba a él.

Sí, tienes ese semblante que no eres una chica de aquí.  ¿De Olimpia? Vaya… viviré en Estados Unidos pero en mis 19 años jamás he salido a ninguna otra parte.— Siguió prestando real atención a la chica y lo que dejó al licántropo totalmente sorprendido que aspiraba a ser escritora. — ¡Fascinante! Debes ser realmente buena para decir, me vengo a este sitio a escribir como se debe ¿no? ¡Genial! No soy mucho de leer pero compraré tu libro ¿Qué temática te gusta? — Terminó diciendo y sin dejar de hacer preguntas, de todos modos, si ella se la hacía también iba a responder, la verdad es que solo quería seguir un tema de conversación, claramente sus mejores amigos se habrían reído de él si los hubieran visto.— Bueno, entonces te deseo suerte y espero que te sientas cómoda en Forks, que no te aburras. Verás nunca será tan entretenida como La Push. — siempre le había gustado el modo de ser de los suyos que eran amantes de la adrenalina y él no era uno menos.

Fue divertido como también se vio motivada de saber de él y que fuera de la Push, consideraba de una tribu indigena. Daba igual sus antepasados, claramente no vivían en chozas hechas por pieles pero se regían mucho por la naturaleza y el medio ambiente. — Bien que mis antepasados lo son, sé que nosotros no podríamos vivir sin la tecnología ¿eh? además que igual necesitamos para trabajar y estudiar, este año debería ser mi año y saber que camino tomar aunque nunca me alejaría mucho de aquí. ”A menos si tuviera que seguirte” Pensó su cabeza, porque la realidad es que estaría un tiempo y luego se iría. ¿Qué iba hacer después? Mejor ni pensarlo, solo se enfocaría en el presente.

La conversación fluía de maravillas, no se detuvieron hablar en ningún momento, todo se daba con tanta naturalidad y habían congeniado.— Las mejores historias comienzan así.— Le guiño el ojo cuando hablaron del destino. Cuando se detuvieron, el chico miró hacia el asiento trasero encontrando la chaqueta. —¿Eres la mayor? No tengo mucha diferencia de edad con los míos pero soy el mayor. Gracias, es a mi medida.— Dijo mientras se probaba la chaqueta que  al menos quedaba perfecta y se la cerró antes de correr bajo la lluvia.

Luego que lo evaluaron e hicieron unos cortos procedimientos en el hospital, el chico ya se sentía listo para que se separaran, cuando la escuchó, quizás al estar convertido en lobo habría movido su cola por la felicidad que le causó su proposición, como humano solo le regalo una sonrisa. — Gracias, Hope. Claro que aceptaré encantado tu invitación, sé que ahora no tengo nada de dinero y no es justo así que para la próxima te invito yo. ¿Vale? Aunque…— El chico comenzó a pensar que era posible que a esas horas los restaurantes estuvieran cerrados.

Con lluvia y la hora que es, me temo que estará casi todo cerrado, a excepción de los hostales y bares. Uno que otro negocio puede estar abierto ¿Pasamos a comprar algo y mientras te ayudo a instalarte en tu nueva casa, comemos? Déjame recompensarte por todo lo que has hecho por mí también. — Le propuso. Por ahí lo más seguro sería el supermercado abierto las 24 horas que deberían estar lamentando las malas ventas y algo era algo.




Bajo la misma luna 1f4ab

Bajo la misma luna MCuzKFv

Bajo la misma luna QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1861Mensajes :
553Reputación :

 
a