• ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • BuscarBuscar  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • Tree Of Life
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    2 participantes

    Alchemist
    Freyja
    Alchemist
    Link del mensaje
    Jue Sep 21, 2023 1:54 pm

    Making history
    ¡Tu voto cuenta!
    - ¡"Tu voto cuenta"!, no se lo pierdan. ¡Hola! ¡Asamblea "tu voto cuenta", resolvemos tus dudas! ¡"Tu voto cuenta", mañana a las cuatro! - Estaba en mitad de la calle, justo donde tenían su sede, con una enorme sonrisa y repartiendo folletos. Imprimir todo eso había sido una inversión, pero afortunadamente tenían gente en el entorno universitario dispuesta a ayudarlas... No mucha, pero la suficiente.

    - ¡"Tu voto cuenta"! - Iba repitiendo el título de la asamblea, mientras repartía folletos a cada mujer que pasaba. Algunas la miraban con cara extraña, otras directamente la huían como si fuera a repartirles veneno. Otras sonreían y tomaban el folleto con ojos brillantes y esperanzados, con una sonrisa, sonrisa que Maude devolvía aún más ampliamente. Por esas merecía la pena. Estaba segura de que llegarían a sus casas portando la interesante noticia y que su asamblea del día siguiente se llenaría.

    Puede que estuviera repartiendo fundamentalmente a mujeres, solas o emparejadas, e ignorando deliberadamente a los hombres, lo que le valió alguna que otra mala cara. También se le acercó a increpar un señor mayor muy malhumorado que le dijo cosas tan feas que hizo que se escondiera en una tienda para disimular hasta que se cansó y se fue. Se repuso y renovó su sonrisa y su ánimo. Y entonces, vio a un hombre joven con una niña de unos seis años de la mano, con una mochilita. Debían volver de vuelta de la escuela. - ¡Hola! ¡"Tu voto cuenta", su voto contará algún día! - Dijo feliz, señalando a la niñita, y tendiéndole el folleto al señor. Este lo tomó con el ceño fruncido, le echó una mirada de soslayo, otra a ella y su radiante sonrisa, y se fue arrastrando a la niña de la mano sin decir nada. Bueno, sabía que algunas personas podían ser más difíciles, sobre todo los hombres. Era un cambio, sin duda, pero a mejor. Y ciertamente, ¿qué perdían ellos? Esto no iba de quitarles su voto, sino hacer de que las mujeres tuvieran el suyo. Podían hacer historia, todos ellos, y no podía estar más emocionada.

    Un correteo divertido la hizo girarse. - ¿Eres de la asamblea para hacer que las mujeres voten? - Dijo una de las chicas, del grupito de cuatro adolescentes que, también con carteritas y uniformes iguales, acababan de acercarse a ella entre risistas. Iluminó el rostro y respondió, ilusionada. - ¡Sí! Mañana a las cuatro. Tomad un folleto cada una, aquí tenéis más información. - Luego su amiga decía que tiraba los folletos a la nada, con lo caros que eran, pero si no los daba, ¿cómo iba a informarse la gente? Las chicas juntaron las cabezas, soltaron varias risitas y cuchicheos mientras miraban el folleto, y luego volvieron a ella. - ¿Podemos ir nosotras? - ¡¡Claro que sí!! - Pero solo tenemos catorce años. Nuestros padres no nos van a dejar. - Bueno... - No quisiera ella meter a esas chicas en líos con sus padres, ni meterse ella misma. - Podéis enseñarle el folleto. Es una actividad meramente informativa y gratuita. Aquí mismo. - Las chicas volvieron a mirarse entre sí, compartir risitas y cuchicheos y, finalmente, una de ellas dijo. - ¡Vale, gracias! - Y salieron a la carrera, muertas de risa, como ratoncillos escurridizos. ¡Oh, las nuevas generaciones! Si había conseguido que fueran, ¡por ahí se empezaba!

    Entró en la sala y se lanzó en la mesa en la que su amiga hacía papeleo. - ¡He dado un montón de folletos! ¿¿No estás ilusionada?? ¡¡Nuestra primera asamblea!! Estoy segura de que va a venir mucha gente. - Tomó su antebrazo apoyado en la mesa y la zarandeó un poquito, divertida. - ¡¡Alegra esa cara!! ¡Vamos a hacer historia! ¿Ves? No era tan difícil, solo cuestión de ponerse. Cuando toda esa gente nos escuche a hablar, estaremos a un paso de llevar la propuesta al Congreso. -
    Maude · Sede de la Asamblea · Con Madelaine




    We are
    Making history Alchem10

    Making history Firma110

    La eternidad es nuestra:
    Freyja
    5348Mensajes :
    178Honra :

    Making history Empty

    Alchemist
    Ivanka
    Alchemist
    Link del mensaje
    Lun Mar 04, 2024 8:43 pm

    Making history
    ¡Tu voto cuenta!
    Se asomó a la puerta del local y suspiró. Si la causa solo dependiera de las ganas y el entusiasmo de Maude, todo iría mucho mejor. Su mejor amiga se tomaba todo con un entusiasmo brutal y se aplicaba todas y cada una de las proclamas que defendían. ¿Voto joven? Ahí estaba Maude dándoles panfletos a las niñas. ¿Implicación de los hombres? Ella les colaba los panfletos como si tal cosa… Ojalá pudieran hacer algo más.

    Entró de nuevo y miró la carta que había encontrado encima de la mesa. Era una orden de desalojar el local si no pagaban antes de quince días. La lucha no era gratis, y Maddy sabía a ciencia cierta que les iría mejor si se unieran a las sociedades de señoras ricas que también abogaban por el voto desde sus salones elegantes. Suspiró y dejó salir el aire mientras se frotaba la cara. Es que era superior a ella. A ella y a muchas de su asamblea, no podía ni mirar a la cara a aquella gente que había nacido en cuna de oro y no podría soportar ni un día de su trabajo.

    Trató de poner orden en los papeles y empezar a hacer cuentas, ver cuánto podían recaudar entre todas… Cuando entró su amiga. Dejó que la zarandeara y palmeó su mano. Es que odiaba matarle el entusiasmo, se sentía como una asesina de corderitos en el matadero. — Has hecho un trabajo excelente, Maude, de verdad. Has dado esperanza a esas jóvenes que quizá algún día puedan votar. — Se llevó las manos a la cara, porque no quería llorar. — Pero más vale que disfruten de la asamblea de mañana porque puede que no haya más. — Le dio la carta, medio hundida en la mesa. — Nos quieren echar de aquí, a no ser que reunamos las dieciocho libras del alquiler. Es como pedir dieciocho mil, saben que no tenemos ese dinero, pero creo que es que ese viejo Allen no es muy proclive a nuestra causa. — Se cruzó de brazos y miró a la nada. — ¿Qué les vamos a decir mañana a las mujeres? Que sean valientes, que confíen en lo que les proponemos, y que, si quieren asesoramiento o apoyo de sus compañeras, aquí no va a poder ser. Que no vamos a poder tener documentos, carnets… — Soltó el aire y dejó caer los hombros. — Luego queremos que nos tomen tan en serio como a las señoronas. — Miró a la calle, llena de gente, de mujeres que pasaban como si nada. — Es que esto me recuerda que no somos nada.
    Maddy · Sede de la Asamblea · Con Maude




    Making history Whatsa10

    El Pájaro en el espino, el comienzo:

    Golden Shields:

    Juntos, somos el Todo:
    16 de enero de 2002:
    Ivanka
    2933Mensajes :
    20Honra :

    Making history Empty