Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: I’ll tell you a tale
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Vie Feb 19, 2021 8:54 pm por Myshella
silver like the moon
       
Inspired ⚭ Libros ⚭ Au de Rapunzel
Rapunzel
Princesa ⚭ Claire Danes ⚭ Timelady
Flynn
Ladronzuelo⚭ Craig Horner ⚭ Myshella
La reina ha enfermado. Su vida se apaga por momentos. Y con ella, la del bebé que está por nacer.
El primogénito del reino.
Sin embargo existe una flor; una flor mágica, una tocada por una gota de luz de sol cuyas propiedades curativas podrían salvarla.

Todos los soldados del reino han salido en su busca.

Y, al fin, uno de ellos, un joven sirviente del palacio, regresa con el preciado tesoro.
De la flor preparará el médico real la tisana que ha de devolver la salud a la reina. Que ha de curarla.

Y lo hace.
Nada más tomarla, el color vuelve a sus mejillas, el dolor la abandona y la joven reina sonríe con fuerza renovada.

Un par de semanas después nace una niña; una niña preciosa, de ojos brillantes y...y un cabello extrañamente claro; casi blanco, blanco de luna.

Es entonces cuando la sanadora que goza de la confianza de la reina, esa nana que la crió de niña, se dará cuenta del error que han cometido.

No, no era la flor del sol la que curó a la reina. Era otra clase de flor.

Una igualmente mágica, pero tocada por una gota de luz de luna, tan pura y cristalina como terriblemente peligrosa.

El cabello de la recién nacida encierra un maleficio.

En cuanto lo sabe, el rey corta un mechón del cabello de su hija, creyendo quizá que así lo resolverá.

Más entonces la pequeña se enciende, con fiebres altísimas.

No va a poder ser. El cabello de la pequeña no puede ser cortado, porque si bien podría perder esas terribles facultades, se la llevaría a ella. Moriría.

¿Que es lo que pueden hacer entonces?

Quizás dejarla bajo la custodia de esa buena mujer, a veces llamada bruja, a veces hada. Dejar que ella la cuide, la eduque, la vea crecer, lejos del palacio y lejos de aquellos que podrían ser víctimas de su maleficio.

En una alta torre, en lo más profundo del bosque.


Han pasado dieciocho años. Y Rapunzel parece ser todo lo feliz que puede ser una joven oculta en una torre, lejos de cualquier otro ser humano, a excepción hecha de su madrina.

Y entonces, un inesperado día, aparece un truhán. Un cazarecompensas, aventurero de moral dispersa, que ha oído hablar de una princesa perdida. Y que, justamente, se ha topado con la torre.

Por pura casualidad.

¿Y si él les devolviera a su hija, a los desdichados reyes?

Oh, seguro que le estarían agradecidos. Seguro que le recompensarían.

¿No es así?

Porque...¿qué rey no desearía recuperar a su heredera, su única hija?

Aquí nada puede salir mal.


       
código de respuesta:


Última edición por Myshella el Miér Mar 10, 2021 7:00 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Feb 20, 2021 12:03 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
Como cada día la misma rutina continuaba, su cuidadora hacía tiempo que ya no pasaba tanto tiempo a su lado. Tenía su propia vida y ella no precisaba de tanto cuidado y compañía.
Además, ella no quería ser una carga y aunque siempre había sido inmune a los efectos mágicos de su pelo, quizá con los años mostrase algún tipo de debilidad. No deseaba arriesgar a quien tanto la había cuidado.

Aunque sabía que regresaría pronto. Su cumpleaños estaba cerca y siempre estaba a su lado para ver los farolillos que se lanzaban desde el reino. Sus padres le mostraban así que no se olvidaban de ella. Aunque no pudieran volver a verse nunca. No les recordaba, solo sabía que estaban allí y que pensaban en ella, que de algún modo, la querían.

Estaba pintando en la buhardilla, cubriendo el techo con un manto estrellado que nadie podría contemplar nunca. Quizá por eso no escuchase el sonido, porque debía haber habido alguno que advirtiera de una presencia desconocida en la cercanía.
Cuando bajó las escaleras fue cuando le vio, se encontró de frente con aquel hombre. Estaba de espaldas y ella recogió su pelo con cuidado, no queriendo hacer ruído, buscando apartarse lo más posible. Se escudó detrás de una butaca con lo primero que pudo coger a modo de arma. Una sartén.

- ¿Quién sois y qué hacéis aquí?




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Feb 20, 2021 4:22 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con una preciosa jovencita en la Torre
Casi se estampó con la pared del callejón, huyendo de los guardias. Qué manía con perseguirle, de verdad…¿No tendrán nada mejor que hacer?

Había pillado, a la carrera, una caña hueca en una de las paradas del mercado, y estirado una manzana allá, dos tenderetes por delante.

Por supuesto que un hombre de negocios como él no era nadie, si la guardia de la ciudad no le reconocía. A pesar de la capucha de aquel día.

Pero eh, en ocasiones uno esperaría un poquito menos de profesionalidad. Al menos, hasta que le hubiera dado tiempo a cenar. ¡Por favor, si estaba cayendo ya a luz! ¿No podían dejarlo para mañana?

A su siniestra, vio una verja. Se encaramó a ella, y la saltó, para meterse, sigiloso, en la siguiente callejuela.

Ahí sí tuvo que frenar de golpe. Y agazaparse, en una esquina sobre la que las casas, pegadas unas a otras, proyectaban sombra.

Por lo visto, no era el único que se escondía entre las sombras.

Un par de figuras embozadas estaban ahí, de pie, en esa calle. Las capuchas oscuras ocultaba rostros.

Una de ellas, con voz de mujer mayor, hablaba.

-La princesa sigue en su torre, en el corazón del bosque. A veces me pregunto si no podría dejarla salir justo a la clariana. No creo que nadie vaya a encontrar el paso, entre los brezales.


Flynn arrugó el entrecejo, haciendo una mueca que sólo percibía él.

¿De qué hablaban?

Entonces, alguien apareció en el balconcillo de una de las casa, y los dos embotados se escabulleron antes de ser vistos, en dirección contraria a él.

La figura en el balcón resultó ser una chiquilla con un farolillo en las manos.

-Cielo, faltan aún unos días-decía una voz a sus espaldas.

Y aquí, nuestro truhan, ató cabos.

Una princesa, una torre, el bosque.

Contaban por doquier que, dieciocho años atrás, los reyes habían perdido a su única hija. Que una bruja se la había llevado, y nadie sabía a dónde ni porqué.

Empezaba a sentirse algo mayor para tanta carrera. ¿Y si él rescatara a la princesa? Eso debía merecer una paga de por vida, y un indulto para los asuntillos pendientes, ¿verdad?

Por probar…además, le encantaba meter la nariz en todo cuánto oliera a monedas tintineantes. Y la palabra princesa parecía encadenada a ese tintineo.

Cuando la chiquilla volvió al interior de la casa, él salió de su escondrijo.

Otra vuelta de esquina, un lateral del mercado en el que ya recogían…y algunos pasos de puntillas, por detrás de la guardia, hasta donde habían dejado atadas las monturas.

Acababa de encontrarle una utilidad mejor a la manzana, mira tú por donde.

La ató a la caña…y la paseó por delante del hocico de uno de los rumiantes, mientras desacía los nudos que le amarraban.

Un brinco después, estaba a lomos del caballo, y esa manzana pendía ante los ojos del animal, guiándole deprisita hacia las afueras del pueblo.

Le llevó la noche entera dar con un camino entre brezales. Un buen rato abrirse paso entre ellos, hasta dar con un segundo camino oculto.

Llegaban las primeras luces del alba, cuando se encontró en una clariana oculta, con una torre altísima en medio.
Y aún tuvo que dedicar cosa de un par de horas más a darle vueltas, mirar, remirar…hasta que el caballo acabó por pegarle un mordisco a parte de esa trepadera que envolvía la torre hasta más de la mitad, y él descubrió tras el repentino agujero la madera de una puerta.

Entre cuchillo y manos, consiguió apartar la maleza y recuperar la puerta.

Y ahí estaba. Dentro, al fin, mirando soprendido las altísimas paredes repletas de pinturas, cuando oyó una voz a sus espaldas.

Se giró…despacio, manos en alto-la costumbre- y se encontró frente a frente con una jovencita que se parapetaba tras una butaca y alzaba…¿una sartén?

Si, eso era. Una sartén.

Flynn aguantó la risa, bajó los brazos y respiro aliviado.

Un momento más, antes de contestar.

Por mucho que llevara el pelo recogido, no podría nadie dejar de fijarse en la tremendamente larga melena de la muchacha. Ni el color tan particular de ese pelo. Claro, como la luz de la luna.

Bueno, aclaraciones aparte.

Lo primero era acercarse a ella. Y, para eso, lo único que debía hacer era dedicarle una de sus encantadoras e irresistibles sonrisas, ¿verdad?

-Soy Flynn, tu héroe-respondió, mientras caminaba hacia ella. Porque esta debía ser la princesa, ¿no? No es que lo pareciera. Ni que fuera vestida como tal…¡a lo mejor era la criada!-¿Y cómo te llamas tú, preciosa?





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Dom Mar 07, 2021 9:07 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
Alzaba la sartén ante ella, sujetándola con fuerza mientras observaba al extraño.
Su hada la había advertido de que si estaba allí encerrada era para alejarla de extraños, maleantes e indeseables. Cualquiera que conociera su identidad y el secreto de su pelo intentaría aprovecharse. Utilizarlo para el mal, posiblemente a cambio de una recompensa o algo así.
Nunca había querido pensar en esas cosas, porque ella permanecía allí solo para evitarlas.

Caumont, su jerbo, pasó de su hombro hasta su mano y la sartén recorriendo su brazo para observar mejor al individuo. Su pequeña mascota era su única compañía y protección, no parecía ser mucho comparado con un hombre. El primero al que veía en demasiados años, debía reconocer.

Frunció el ceño cuando dijo que era su héroe. ¿Qué quería decir?
Caumont no tardó en saltarle a la cara y atacar antes de que ella pudiera siquiera responder, solo porque se había acercado demasiado.
Los gestos del hombre eran agitados y Rapunzel solo pudo hacer una cosa, darle un sartenazo en la cabeza.

Que igual no había sido la mejor idea. Se dio cuenta de ello cuando vio al hombre en el suelo. Había que reconocer que era guapo. Pero no era momento de pensar en ello. Lo sentó como pudo en la butaca y se aseguró de atarlo. el único problema era que no tenía ninguna cuerda resistente allí y tuvo que usar su pelo. Pensó que quizá, si resultaba violento o peligroso, el poder podría protegerla, aunque la idea no le gustase.

Cuando vio que se despertaba, siguió con la sartén por delante.- ¿Qué hacéis aquí? -Repitió de nuevo la pregunta. Todavía podía ser un error, que no supiera quien era y se fuera por donde había venido. Si lo que quería era robar le daría alguna cosa de valor y ya está. Solo necesitaba que se fuera.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Miér Mar 10, 2021 6:52 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con una loca; preciosa, pero loca en la Torre
Y ahí estaba, él y su porte de galán.

Un poquito desmerecida, pero es que poner cara de soy el hombre de tu vida es un poco más complicado cuando te distrae un jerbo que aparece por encima del hombro de la chica, se pasea por su brazo y se planta en el extremo de una sartén sujeta a lo espada de guardia imperial, por lo menos.

¡Y va el bicho y le salta encima!

¡Qué asco, por favor!

A manotones y entre gritos poco varoniles, todo hay que decirlo, intentó quitárselo de encima, tropiezo tras tropiezo.

Fue a dar la espalda contra un saliente de la pared, y el bicho ahí seguía. Al siguiente tambaleo, el golpe fue a la rodilla, contra algo que parecía un mueble. A saber, porque no veía nada.

Y al siguiente…no hubo siguiente.

Un clonc seco, y el mundo dio un par de vueltas adornadas con pajaritos entorno a su cabeza, antes de que se apagaran todas las luces. Plof.

Despertó algo después. Un algo impreciso. No sabe uno cuánto tiempo ha estado inconsciente si le sueltan un sartenazo.

Quiso llevarse las manos a la cabeza, que le dolía horrores. Pero se encontró con que le habían atado.

Le habían atado con…¿con qué leches era eso? ¡Joder, su melena!

Flynn forcejó, intentando liberarse

-¡Pero qué haces!-le recriminó-qué voy a hacer aquí, ¿no me has oído antes? ¡Salvarte! A ver…a ver.

Esta pobre muchacha llevaba demasiado tiempo sola, y había perdido la chaveta. ¿Cómo le atacaba de ese modo a él? ¡A él!

-Mira, no me vas a dejar más remedio…-le dijo

Y le puso su otra cara. La infalible. La pose irresistible.

En cuanto ella reaccionara con aquella mirada de adoración taaan común en todas, y ese pelo inquietante aflojara agarre, todo empezaría a tomar el rumbo debido.

Claro que sí.

En unos minutos la tenía derretida a sus pies, y podía llevarla al palacio y pedir que le retiraran esos cargos tan injustos. Y una compensación económica, claro está. Algo discretito. O no tanto, que era una princesa después de todo.

Y era mona, ¿verdad?
Ya que se fijaba, habría que reconocer que la loca esta era mona.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Mar 22, 2021 2:41 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
El villano, pues otra cosa no podía ser aquel hombre, se comportaba de un modo extraño. Claro que ella no tenía mucho con lo que juzgar, solo conocía a los personajes de sus libros.
Pero miraba su cabellera como si no fuera lo que había estado buscando durante todo aquel tiempo. Como si no pretendiera utilizarla para un fin malvado, como cualquiera haría.

La princesa entonces le miró entre extrañada y sorprendida cuando insinuó que iba a salvarla. ¿Salvarla de qué? Si ella estaba allí para poder proteger a los demás, precisamente. Ella estaba a salvo y mantenía a los demás de igual modo.

Dio un paso hacia atrás cuando dijo eso de que no le quedaba más remedio, temiendo que fuera a hacer algo peligroso contra ella. Sin embargo, únicamente puso una cara muy rara.
Y la reacción de la princesa fue fruncir el ceño y mirar su sartén, quizá le había dado un golpe demasiado fuerte.

Pero la intención que el hombre tenía, o decía tener, seguía rondando en su mente.

- ¿De qué queréis salvarme? -Preguntó, curiosa, esperando que explicara un poco más lo que quería decir.- ¿Es que no venís por mi pelo?

Su hada la había advertido repetidamente de los peligros que acechaban fuera, de cómo las personas no eran de fiar, mucho menos los hombres, y de que si estaban en un lugar tan alejado era también para que no pudieran dañarla.

Por eso todo lo que ese hombre decía sonaba terriblemente extraño.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Mar 27, 2021 10:53 am por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con una loca; preciosa, pero loca en la Torre
Aquella muchacha llevaba demasiado tiempo encerrada sola, la pobre.

Tanto que no era capaz ni de reaccionar ante su mirada.

Un asunto de lo más incómodo, la verdad. Porque le dejaba un tanto descolocado. No le había pasado nunca. Jamás. De los jamases. Ni un suspirito, ni una mirada lánguida...nada. Cara rara y mirada a esa sarten.

-Ehhhhh, ni se te ocurra-le dijo, intentando mover a base de empujar con los talones esa silla a la que le ataba el otro elemento raro del conjunto: la interminable mata de pelo.-como vuelvas a darme con eso, dejaré de ser amable.

Era una amenaza poco precisa, pero la verdad es que tampoco se le ocurría qué podría espantar a la sacudesartenes que tenía delante.

Lanzó una mirada de soslayo al bicho. Estaba completamente seguro de que esperaba una oportunidad para volver a saltarle encima.

Así que le sacó la lengua.

Luego, dio un par de traqueteos más y, empujoncito tras empujoncito, logró mover la silla adelante cosa de medio palmo.

Medio palmo que casi le cuesta caer de bruces...pero, finalmente, la silla se estabilizó.

Entonces se centró en lo que acababa de decir.

Porque, así, de entrada, creyó que no la había oído bien. Que pendiente del jerbo había entendido mal.
Pero no, no...qué va.

Resultó que no sabía de qué tenia que ser rescatada. Y que temía por el pelo ese desorbitado.

Estaba loca. La pobre, se había vuelto loca. Ya está.
No eran precisas más pruebas. Si lo de no reaccionar ante su atractivo no era suficiente, ahí tenía esos otros dos argumentos.

-A ver-dijo, alzando una ceja y poniéndose ligeramente nervioso ya- ¿de qué va a ser?¡De la bruja! ¿no eres tú la princesa encerrada? Y en cuanto a tu pelo, lo que me encantaría es que me lo quitaras de encima. ¿Te parece normal? ¿Qué pasa, no sabes lo que es un peluquero? ¡Como narices puedes caminar con eso rodeándote! es tirando a molesto. Y inquietante. Así que, si eres tan amable...¡APARTALO DE MÍ!

Infló los mofletes, tomó aire y lo soltó. Procuró recomponerse.

-Venga, vamos a hacer otro intento...¿sí? Me llamo Flynn, he venido a rescatarte. Y tú, que estás encantada de que por fin alguien se preocupe por tu bienestar, y por eso mismo me vas a soltar ya...¿te llamas...?




Última edición por Myshella el Mar Abr 06, 2021 4:44 pm, editado 1 vez



The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Abr 03, 2021 9:21 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
La joven de cabello plateado observó al hombre que tenía delante, todavía pensando que le había dado demasiado fuerte con la sartén o que era un loco. Pero estaba allí dentro y no sabía qué hacer con él.
Si le soltaba podría intentar hacerle algún daño.
Incluso si no le hacía daño y se marchaba podría hablar a otros de dónde estaba y ponerla en peligro, ponerles a todos en peligro.

- Soy una princesa y estoy encerrada. -Asintió, como si fuera lo más normal del mundo, porque por lógica sí, era ella. Pero no comprendía lo de la bruja... debía referirse a su hada que siempre la había cuidado.

Se sintió un poco, muy poco, más tranquila cuando el hombre dio a entender que no tenía idea de lo que su pelo era capaz de hacer, después de todo hablaba como si fuera algo que no quería ver o que no comprendiera.

Entonces se presentó y dijo aquello de que debía estar encantada, así que arrugó un poco la nariz al escucharlo.- Me llamo Rapunzel. -Se presentó al final ella también.- ¿Qué harás si te suelto? -Preguntó antes de hacer siquiera un gesto al respecto.- Si te dejo marchar, ¿prometes no volver a acercarte a esta torre? y... -Titubeó un poco- Si apareciera esa... bruja, ¿qué le harías? -Quería evaluar hasta qué punto era una amenaza para ella o la anciana hada. A ella no parecía querer hacerle daño, por lo que decía, pero veía a su cuidadora como una bruja y a ellas como seres malvados a las que mataban en la hoguera o cosas peores.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Abr 06, 2021 5:01 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con una loca; preciosa, pero loca en la Torre
-Ahhh...¿lo ves?-Flynn hubiera hecho un gesto, separando ambas manos, palmas al cielo, corroborando el dato indiscutible que ella misma estaba confirmando.

Pero no podía, porque el dichoso pelo ese que parecía una soga continuaba manteniéndole atado a la silla de marras.

-Eres una princesa, y estás encerrada. ¿Y que ocurre con las princesas cautivas...?-capaz era la bruja de no haberse molestado ni en explicarle cuentos, a la joven. O en darle versiones raras.

¡Por supuesto! Eso tenía sentido. Si uno fuera un brujo malvado, no le contaría a su víctima historias en donde saliera malparado. No. Inventaría versiones alternativas, que la llevaran a creer que eso, estar entre cuatro paredes de por vida, era lo más normal del mundo.

-Que se las rescata, y se las devuelve a sus familias.

Se armó de paciencia. Todo lo que pudo.

Por lo menos le había dado ya un nombre.

-Rapunzel...-asintió, haciendo un esfuerzo por, mira, no sabía ni porqué. Por volver a sonreír.-bien, bien...es un placer conocerte, Rapunzel.

Las narices, un placer. Atado a la silla. Estaba por quemarla, la butaca de marras, en cuanto pudiera ponerse en pie.

-Nooo....ni hablar, ¿cómo voy a prometerte eso, tú estás loca o qué?-ahora mismo, se largaba de allí sin su premio, para que llegara otro y le quitara a él mérito y oportunidad-ya te he dicho que vengo a rescatarte.

Si le llegan a decir que iba a ser tan complicado, no entra.

Entonces la muchacha preguntó que planes tenía para la bruja, si aparecía.

Y él creyó entender mejor lo que sucedía allí.

Tenía miedo. Miedo de salir de la torre y que ella la encontrara. Miedo de la represalia. Tanto, que prefería no arriesgarse.

Esa bruja debía de ser un ser terrible. Quizá más poderoso de lo que Flynn había previsto. Puede que incluso hubiera lanzado un hechizo de seguimiento sobre la joven (¿eso existía?) Y pudiera saber, incluso a distancia, dónde se encontraba en cada momento. Quizá era ese el motivo de que ella no quisiera ser rescatada.

Tragó saliva.

Qué le haría a la bruja, si aparecía.

Salir corriendo, sin duda. Vamos, a la de ya.

Pero uno no dice algo así en voz alta. Adiós fama, adiós pose. No.

Uno aguanta el tipo, y responde lo que la princesa necesita oír, ¿verdad?

Venga, que es por una inversión de lo más provechosa. Su indulto, un poco de oro...el favor de un rey.

En fin, si ya estaba allí. Y la bruja, por el momento, no.

-Matarla, por supuesto. Darle la muerte más horrible que puedas imaginar. Con...con...¡con mi espada hechizada!

Ejem. Lo mismo se había pasado un poquitín.

-Soy infalible con ella-añadió, porque total, ya lo había dicho. No iba a corregirse entonces.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Abr 19, 2021 3:54 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
El tal Flynn era un hombre... extraño, cuanto menos.
Y un poco pesado. Estaba muy convencido de que tenía que salvarla y no parecía muy dispuesto a irse sin conseguirlo, sin importar que ella no deseara ser rescatada, sino más bien todo lo contrario.

Intentaba entender sus palabras, la forma en que hablaba, sus intenciones. No parecía del todo malo, más allá de lo raro y obcecado. No sabía lo que su pelo podía hacer, ni planteaba la idea de cortárselo o hacerle ningún daño. Al menos no a ella.
Porque tal como Rapunzel había pensado, si su buena hada apareciera allí, él intentaría matarla.

Aquello era algo que no pensaba permitir.

- Pero no has usado tu espada mágica contra mí. -Tuvo que hacer el apunte, necesariamente. Quizá es que le había pillado por sorpresa, pero igualmente le parecía un poco extraño que ni siquiera hubiera hecho el intento. Únicamente la había mirado con cara rara y dicho cosas aún más raras.

La joven princesa tuvo que tomar una decisión algo desesperada.
- De acuerdo. -Asintió.- No vas a hacerme ningún daño. Únicamente quieres escoltarme de vuelta al castillo de mis padres. Y una vez que lo consigas, ya está. -Si bien ella no planeaba llegar tan lejos, quizá pudiera despistarle en el bosque, a mitad de camino y regresar por su propio pie sin herir a nadie.

Dio un leve tirón a su melena y las ataduras que le rodeaban se soltaron. Su pelo era especialmente maleable y útil en sus manos, dado que sabía cómo podía utilizarlo, ese había sido uno de sus entretenimientos durante aquellos años.- Bien, accedo a que me muestres el camino, Flynn, antes de que vuelva la... bruja. -Intentó sonar como lo hacían las princesas de sus cuentos.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Abr 23, 2021 9:53 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con una loca; preciosa, pero loca, en la Torre
Buf.
La próxima vez que decidiera ir a rescatar princesas habría que informarse mejor acerca de la jovencita en cuestión, sus arrebatos, caprichos...estado mental y esas cosas, eh.

Porque mira que la pregunta se las traía.

-La espada. Contra tí-Flynn suspiró, primero. Resopló, después, enviando el mechón de cabello rebelde que le caía sobre los ojos de vuelta con los demás-porque los héroes no usan sus espadas contra las princesas que deben ser rescatadas...¿eh?-alzó las cejas, exageradamente, movíéndolas arriba y abajo un par de veces-¿entiendes?

Que tal espada no existiera era, en todo caso, un detalle sin importancia, claro.

Normalmente se las ingeniaba para conseguir aquí o allá lo que le hacía falta. Era una cuestión de habilidad manual.

Claro que a lo mejor se había pasado un poco con lo de mágica, pero bueno. Algo tenía que decirle, para que se sintiera segura y se dejara rescatar de una  vez.

Y...¿ves? había funcionado.

Porque, pooooor fin, aceptó.

-Maravilloso-le respondió, sonriente de nuevo. Quizá que su sonrisa encantadora empezar a surgir efecto era tan sólo cuestión de insistencia, ¿no?

De momento, lo más maravilloso de todo, es que esa locura de mata de pelo empezó a retirarse, y por fin le soltó

Flynn se puso en pie, se estiró, desentumenciéndose como si llevara atado semanas.

Palpó el cinto, donde estaba su cuchillo. Seguía allí,
Perfecto.
Su caballo-el caballo que había tomado prestado-no debía andar lejos.

Y retomando su pose de caballero irresistible, le tendió la mano.

-¿Nos vamos ya, princesa? Por cierto...¿Cómo has dicho que te llamabas?

Como fuera; ya la había tomado por la cintura, atrayéndola hacia sí, y ya había echado a andar hacia la puerta de la torre.

El mundo, el reino y la fama le esperaban.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Mar Mayo 11, 2021 8:05 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
- Pero no sabías que era la princesa. -Argumentó, para justificar su extrañeza ante la idea de que no hubiera utilizado su espada mágica para defenderse de ella en primer lugar o soltarse de sus cabellos.- Podría haber sido la bruja disfrazada. -En sus cuentos a veces pasaba que los héroes caían en la trampa de una bruja que se transformaba en una hermosa joven para engañarles.

De todos modos, aquel problema era el menor de los que tenía.
Y la solución pasaba por, simplemente, seguirle la corriente y salir de allí al mundo exterior.
Por eso le soltó, dejando que se levantase y estirase, aunque no lo perdía de vista temiendo que todo fuera una trampa e intentase hacer algo malo.
Pero no fue así.

Apretó la sartén contra su pecho cuando preguntó si se marchaban.- Ra-Rapunzel. -Respondió de nuevo a la pregunta sobre su nombre. Algo azorada porque la mano del hombre estaba en su cintura y la empujaba hacia la salida.

Se sentía temblar conforme descendía por aquellas escaleras, cuyas paredes estaban todas decoradas con sus pinturas. En su hombro Caumont se aferraba a la tela de su vestido para no caerse.

Al llegar frente a la puerta se quedó paralizada y se soltó del hombre dando un paso hacia atrás, lo que podía ver desde allí, tan cerca, mucho más de lo que se veía desde sus altas ventanas. El exterior se abría ante ella.- Es inmenso. -Y aterrador. No recordaba la última vez que había salido de la torre, quizá nunca lo había hecho desde que entró. Podía sentir el olor de la hierba que entraba llevado por la brisa.

Un gesto del hombre le hizo mirarle y recordar por qué lo hacía. No podía dejar que le hiciera nada malo a su hada.
Puso un pie fuera con los ojos cerrados, notando lo mullido del suelo cubierto de verde en comparación con la fría piedra que siempre había estado bajo sus pies.
Sus ojos se perdieron por las flores que poblaban aquel prado, creciendo directamente de los arbustos y el suelo, rodeando un río de agua clara.
Era realmente hermoso.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Jue Mayo 13, 2021 5:35 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con una loca; preciosa, pero loca, en la Torre
-Ah, sí, sí, Rapunzel-eso había dicho, sí.

Mira que ponerle un nombre tan enredoso a la princesa...vamos, casi casi, como su pelo. ¿No la podían haber llamado Flor, o Margarita, o Nieves, por ejemplo?

Rapunzel era un poco respondona; no se dejaba rescatar tranquilamente, y eso que acababan de empezar. Otras, en su lugar, más allá de pestañear lánguidamente por él y llamarle "mi salvador", se estarían calladitas y atentas.

Pero mira por donde, resultó que le estaba tomando el gusto al repliqueteo. Era una chica lista. Tozuda, pero lista.

Sonrió, hinchando pecho.

-Claro que lo sabía-aseguró-tienes cara de princesa-pelajos desmesurados a parte-además, una bruja disfrazada no me habría recibido así-ahí, alzó una ceja, además del mentón-una bruja que quisiera engañarme para que la tomara por una princesa, no me habría recibido a sartenazos.

Esa era una prueba irrefutable.

Y sí, sí. La estaba guiando, tomada por la cintura, hasta la puerta. Porque...de un extraño modo, tenía el pálpito de que la princesita de marras aún no se fiaba de él, y que si se despistaba, la joven se le escaparía.

Qué cosas, ¿no? Ir a escapar de tu salvador, cuando no lo has hecho de la bruja que te tiene secuestrada. En fin, rarezas de la realeza.

Eso que decían tener, la sangre azul, debía afectarles al cerebro.

Aunque había que reconocer que era mona, ¿verdad? De hecho, era más que mona. Era bonita. Poseía una belleza de apariencia frágil que contrarrestaba con esa mirada suya tan firme.

Volvió la vista hacia el rostro de la joven, a su lado...y frenó de golpe.

-¡Un momento, un momento! ESO no viene con nosotros. A mi caballo no le gustan las ratas gordas

E iba a añadir una retahíla de motivos por los que a él el animalejo tampoco le caía nada bien -cosas como saltarle a la cara-cuando...cuando fue consciente de el temor que provocaba en ella traspasar la puerta de la torre.

Llevaba una vida entera encerrada allí.

Flynn suavizó expresión y tono.

La soltó, y salió primero él.

-Sí, es grande. Todo un mundo ante tí-le contestó, esbozando una sonrisa que en nada se parecía a las anteriores. Una que casi podría tildarse de comprensiva y dulce.

Le tendió la mano, y aguardó a que saliera.

Y luego....luego esperó, porque era evidente que necesitaba un momento más.

Miró al suelo, a esos pies sobre la hierba.

-Vamos a necesitar unos zapatos, para tí...-musitó, no muy convencido. Parecía que Rapunzel se sentía cómoda así.-Bueeeno vaaale...-suspiró- Tu bruja no será taaan rápida volviendo, ¿verdad? Venga, vamos a llegarnos hasta el río.

Porque estaba completamente seguro de que le iba  a encantar. Vamos, sólo había que verla. Esos ojos recorriendo los puntitos coloridos de las distintas flores.

-Y si no se me acerca, le dejo venir-al bicho.

Que no se diga que no era todo un caballero.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Mayo 24, 2021 9:17 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
El temor que había sentido de salir de la torre era inmenso, casi le había producido dolor en el pecho y todo. Seguramente de no ser porque entendía que no se iba a dar por vencido fácilmente... lo más fácil habría sido cerrar la puerta y quedarse dentro en cuanto el hombre salió de su torre.
Pero algo la movió hacia el exterior.
Quizá fuera la propia curiosidad o la añoranza.
¿Se puede añorar algo que no recuerdas?

Todas aquellas emociones que despertaban sus sentidos eran prácticamente nuevas y al mismo tiempo atraían a su memoria recuerdos del pasado.
Era mucho más hermoso de lo que ella era capaz de imaginar desde su torre.
Mucho más vibrante y colorido de lo que podría pintar en sus paredes.
Ningún texto leído había sido capaz de evocar aquellas emociones en ella.

La voz de Flynn en aquel momento se le antojaba lejana, pues estaba inmersa en su propio mundo interior. Pero pudo escuchar lo que decía del río y no dudó en echar a correr hasta las aguas, como si el permiso hubiera sido lo que le había dado la libertad de movimiento.
Pudo sentir el frescor en sus pies y en sus manos, ver los peces nadar en la claridad de aquel lugar y humedecerse sin dudar el rostro y cuello con el agua cristalina.

- Por supuesto, Caumont viene. -Respondió, finalmente, acerca de su mascota.- No podría irme sin él y dejarle abandonado. -Y seguramente él se orientaría mucho mejor cuando tuvieran que regresar a casa.

Un relincho la sobresaltó.- ¡Un caballo! -No dudó en correr hasta él emocionada, aunque deteniéndose en seco frente al animal, con esa mezcla de miedo y respeto hacia lo desconocido. El animal no parecía peligroso, pero extendió la mano primero para tratar de acariciarle, sonriendo cuando él acercó la cabeza y permitió que lo tocara con más comodidad.- No recuerdo cuándo fue la última vez que vi uno... que vi nada de esto. -Confesó a Flynn mirándole.

Pero aunque le gustaría quedarse allí simplemente, explorando aquel claro, sabía que no tenía tiempo que perder, así que solo negó con la cabeza para apartar algunas de esas emociones agridulces que aparecían en su mente para volver al hombre.- ¿Por dónde debemos ir?




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Mar Mayo 25, 2021 5:49 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con la princesa en el claro
Y fue así como lo que había empezado siendo el rescate más extraño de la historia de los reinos habidos y por haber, de mano del truhán más carismático y guapo de todos los tiempos-y eso no porque lo dijera él, sino por pura objetividad- en algún momento indefinido entre la carrera de la jovencita del rarísimo pelo plateado hacia su caballo (el "prestado", recordemos) y esa mirada maravillada que le dedicaba a todo, el corazón de Flynn, que se empeñaba en seguir por ahí, dentro de su pecho, se ablandó.

Se quedó perdido en el brillo ilusionado de esos ojos grises. Justo el tiempo en que pensó en que debería haberse sentido muy sola, encerrada allí dentro, privada del mundo y de una vida de verdad.

-Caumont viene-había repetido, falsa resignación en la voz y mueca condescendiente.

Y había asentido, despacio, cuando dijo no guardar recuerdo de nada.

Joder con la hechicera. Ya podía, al menos, haberla dejado salir a la puerta de la torre en algún momento del día, aunque fuera vigilada...que tampoco es que fuera tan fácil ir a dar con la dichosa torre de marras.

Y, si no...¿no habían nosequé conjuros que escondían las cosas, así como hechizos de invisibilidad?
Podría haberle echado uno a todo aquello.
Aunque también pudiera ser que no tuviera poder suficiente para algo así.

Menuda bruja de pacotilla.

Si hubo un cambio de matiz en la pregunta de ella, con respecto a la dirección, no se dio cuenta.

Simplemente, volvió a asentir. Un poco embobado, en honor a la verdad.

La tomó de la cintura, y la alzó, sentándola sobre el caballo. El bicho, suponía que era capaz de trepar él solito.
Flynn subió a la montura, tras Rapunzel, y recogió las bridas del animal.

-Enseguida lo verás, princesa. Eso, el camino, es trabajo mío. Mío y de...-a ver, necesitaban un nombre o no iba a colar que fuera suyo-Maximus.

Y ya que estaban, y si en todos esos años los reyes, sus padres, no habían removido tierra y cielo por encontrarla, si le enseñaba un poco del mundo que se había estado perdiendo, pues tampoco se iban a morir ahora, precisamente, ¿verdad?

Que se esperaran.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Miér Jun 02, 2021 1:01 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
No es que tuviera prisa por emprender el camino. En realidad sabía que no debía hacerlo. Pero era necesario que regresara a la torre y no volviera a ser encontrada por aquel hombre. ¿Cómo hacerlo? No tenía idea, pero en principio debía alejarse lo suficiente.

Se sintió extraña cuando aquel hombre la cogió de la cintura para subirla al caballo, era otra cosa nueva y diferente y que creía que le daría más miedo, la verdad. Pero no fue así.
Dejó caer un mechón de su pelo para que Caumont pudiera subir y luego recogió la larga melena en su regazo.

Se fijó entonces en el suelo a sus pies o en el caballo que la sostenía. Preocupada. La magia que poseía hacía que todo enfermase y muriera a su alrededor. Sin embargo, nada parecía cambiar allí. Quizá porque no se habían expuesto el tiempo suficiente o porque las condiciones no eran las adecuadas. No. La luna era la que la hacía más poderosa y peligrosa...

- ¿Maximus? -Repitió el nombre del caballo mientras los brazos la rodeaban para coger las riendas.- Encantada de conocerte, Maximus. -Sonrió, acariciando la cabeza del caballo, que parecía de lo más amistoso.

Del camino, el hombre no le decía nada. Quería que lo dejara en sus manos. Sin embargo, ella suponía que tomaría el Camino Real. El más directo hacia sus padres, pero... también el más poblado.
Y Rapunzel temió que esas gentes inocentes que pudieran cruzarse se vieran en peligro.

- ¿Podemos... Podemos evitar las aldeas y ciudades? -Preguntó, casi una petición. Pero como no podía decir lo que ocurría, era mejor inventar otra excusa.- Habrá demasiada gente... no estoy acostumbrada. -Y en parte, eso tampoco era falso.  




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Sáb Jun 05, 2021 6:39 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con la princesa en el claro
Al caballo no pareció importarle que le bautizaran como Máximus, así, a voz de pronto. Y mucho se temía nuestro truhan que la rápida aceptación del animal, sin zanahorias de por medio, se debía a ella...que no a él.

Le habría llamado traidor. Al caballo. Pero ni se tenían la confianza precisa-que lo acababa de robar, como quien dice-ni podía reprochárselo.

Vamos, de ser caballo él, tampoco iba a quejarse si una jovencita como aquella le acariciaba la cabeza. Se dejaría llamar Máximus clarísimamente.

Una mano sobre la cintura de Rapunzel, sosteniéndola, y la otra recogiendo bien las riendas, sonreía más de lo que hubiera estado dispuesto a reconocer, de saber que ella le veía la expresión, emprendiendo camino.

Era curioso. Olía a...a...espera, ¿cómo se llamaba? La flor esa, la orquídea blanca que solía abrir los pétalos de noche.

Arrugó la nariz. No recordaba el nombre, pero era exactamente a eso.

Entonces, cuando apenas habían alcanzado medio claro y aún estaban por cruzar la parte de maleza que mantenía la entrada y la torre oculta, Rapunzel hizo una petición inesperada: no quería ir por pueblos y aldeas.

Claro que la explicación que daba tenía sentido.

Y...no dejaba de venirle bien. Porque a ver cómo hubiera hecho él para evitar el camino Real, sino. No le iba a decir de buenas a primeras que él, su salvador, estaba en busca y captura. Y menos aún iba a dejar que se topara con uno de esos horrorosos retratos suyos que habían ido distribuyendo, y en los que tan pero que tan mal habían dibujado su nariz. Habrase visto qué ultraje. Como pillara él al retratista, le iba a explicar cuatro cosas.

-Claro, lo que tu prefieras, princesa. Seremos discretos. Aunque de todos modos habrá que parar en algún sitio para comer algo. Creo que conozco el lugar indicado. Una posada de camino. Pequeña, acogedora, y no muy concurrida. Ese puede ser un buen primer contacto con el resto del mundo para ti. Confía en mí.

Para entonces, sí estaban cruzando ya la entrada oculta, y saliendo al reino.

Los prados a los pies, abajo, y el bosque a la diestra, desde donde estaban podía verse incluso el río, y ese puente que lo cruzaba, aún lejano.

-Esto es tu reino. Bueno, el de tu padre, técnicamente hablando, claro...-le explicó.

Y entonces algo le picó en la nariz. Un mechón plateado, de ella.

Flynn lo recogió, así, recolocándolo tras la oreja de ella. O en donde se pudiera.

-¿No te has planteado nunca cortar un poco esto?-le preguntó-Es imposible que te sea cómodo

Aunque era suave. Y seguía desprendiendo ese olor tan particular.
Flynn enredó los dedos en el mechón, un tanto sorprendido, un tanto embobado. De nuevo.

-Un poco, al menos...-murmuró. Aunque estaba por jurar, entonces que...que no, que no era preciso. Que lo entendía.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Jun 12, 2021 8:20 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
Con lo testarudo que se había mostrado todo el tiempo, Rapunzel se vio algo sorprendida por la rapidez con la que el hombre aceptó su idea de tomar caminos secundarios para llegar al palacio.
SI decidió no decir nada al respecto fue porque en aquel caso le convenía, de aquel modo nadie sabría que había desaparecido de su lugar y podría volver sin causar ningún daño.

Del mismo modo, tampoco le quedó mucho más remedio que asentir a lo de que comerían algo en una posada que él conocía. Ella nunca había estado en una posada, así que sentía cierta curiosidad por cómo sería ese lugar. Igualmente, tampoco había comido nada que no hubiera cocinado su hada o ella misma.
Quizá pudiera esperar hasta estar allí, hasta conocer y probar algo nuevo y diferente. Solo unas horas, se esforzaría por no cometer ningún error.

Porque todo lo que sus ojos veían era nuevo, e impresionante, y la hacían desear conocer más de aquel reino. Su reino. El reino de su padre, como había dicho Flynn.
Asintió levemente y daba gracias de que él no pudiera verle el rostro, porque notaba que sus ojos se empañaban. La habían privado de todo aquello, de una belleza inconmensurable. Y ella misma se tenía que repetir que aquello solo era fruto de la necesidad, un sacrificio que debían hacer por el bien de todos.

Pero algo la alteró de repente. El hombre, Flynn, estaba colocando un mechón de su pelo tras su oreja. Se revolvió para mirarle con expresión algo asustada, por el gesto desconocido que él había hecho, por lo cercano que había sido, pero sobre todo porque estaba tocando su pelo con la mano desnuda.

- ¡No! Por supuesto que no. -Respondió, recogiendo con más fuerza si cabía la melena y apretándola contra sí como un gran cojín. El solo pensamiento de cortarlo, o más bien de las consecuencias que tendría... no, no podía hacerlo.

Hacía unos años, en una etapa más rebelde en la que su comprensión flaqueaba y deseaba poder salir, comprobar si realmente era tan peligrosa y planteaba teorías sobre si seguiría siendo tan mortífero su pelo... la negación continua de sus deseos la hizo pensar en ello. Cortar su pelo, terminar con el problema, convenciéndose a sí misma de que no pasaría nada, como mucho, todo cambiaría de color.
Sin embargo, en el último momento, ya con las tijeras en la mano. El miedo la había paralizado. No, no deseaba morir, ni siquiera arriesgarse a estar cerca de la muerte.

- Por favor, no lo toques. -Pidió, comprobando que en sus dedos aún había enredado un mechón.- Es... es importante. -era todo lo que podía decir. Ni siquiera se atrevía a terminar de explicar por qué lo era. Porque le daba miedo, la habían advertido demasiadas veces de lo peligroso que era que nadie conociera su secreto.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Miér Jun 16, 2021 7:29 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con la princesa en el claro
Lo cierto es que ya ni siquiera la oyó.

Es decir, sintió la voz de Rapunzel, en la lejania. Diciéndole algo así como por favor no lo toques.

No hubiera entendido a qué se refería ni aun cuando hubiera captado el significado de unas palabras que, en aquel instante, era poco más que humo, sonidos sin sentido. Su voz parecía inusitadamente lejana, y eso que, la otra mano del ladrón continuaba asegurándola por la cintura.

La cuestión era simple; todo aquello que entraña un grave peligro lleva consigo, justo para poder extender su poder, un magnetismo imposible de ignorar. Si la luz del sol hubiera querido iluminar las serpentinas espinas que de aquel poder se extendían, prestas a atraparle, Flynn hubiera visto las hebras de plata del cabello de ella casi casi como si de una tela de araña se tratara.

Y él era su víctima.

No se dio cuenta, hasta que empezó a faltarle la energía. Hasta que la piel empezó a secarse, y le costó respirar. En una pesarosa inhalación, los dedos de él se abrieron, y el mechón del que estiraba Rapunzel se soltó.

Flynn se tambaleó sobre el caballo, apunto de caer al suelo.

Por fortuna, Maximus alzó la grupa, obligándole a reaccionar.

Y el ladronzuelo se aferró, rápidamente, a las riendas y a la muchacha. Esta vez, la vista fija en ese cabello que ella sostenía contra sí.

-¿Qué...qué ha pasado?-preguntó, totalmente desconcertado, y no poco asustado.





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Lun Jun 28, 2021 7:41 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
Los ojos de Rapunzel se abrieron de más y su rostro se tiñó de preocupación.
Pese a su petición Flynn no se movía.
Su expresión iba cambiando y su tez perdía color.

No, no-no-no-no.
Se repetía la princesa en su cabeza, intentando moverse y que sus cabellos le soltaran.
Había lágrimas acudiendo a sus ojos al mismo tiempo que el temor de estar haciendo daño a alguien la invadía.
No quiero esto. No quiero esto. No quiero hacerle daño.

Finalmente sus dedos se abrieron y sintió el nuevo apretón, así como su pregunta.
Tiró con fuerza de las riendas para que el caballo se detuviera y se removió para soltarse del agarre y saltar al suelo.
Solo quería apartarse, solo quería no hacerle más daño.

Se suponía que podía controlarlo. No le he hecho nada en la torre.

Aún así, quizá si se lo explicaba... quizá si le decía lo que pasaba, no la mataría o se intentaría aprovechar de ella. Quizá tan solo lo entendiera y la devolvería a su torre, donde debía estar.

Se giró hacia él con las lágrimas intentando salir de sus ojos.
- Lo siento mucho. Yo no quería que te pasara nada. -Lo primero que quería era disculparse.- Por eso te he dicho que no lo tocases. Mi-mi pelo... -El nudo de su garganta crecía, su voz ya sonaba afectada y ella solo podía apretar contra sí la larga melena.- Mi pelo es la razón por la que estoy en la torre. -Explicó.- Tiene magia. Magia de luna. Y... cuando alguien lo toca puede... puede hacerle enfermar. -En cierto modo se guardaba de decir hasta qué grado podía llegar a afectar a una persona. Ella no lo sabía, nunca lo había visto y quería pensar que nunca lo habían comprobado en nadie, ni tan siquiera cuando era un bebé.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Miér Jun 30, 2021 3:47 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con la princesa en el camino
No supo si estaba lívido por esa debilidad que iba a costarle un esfuerzo y un ratito de paciencia dejar atrás, o por lo que Rapunzel le estaba diciendo acerca de esa hipnótica melena plateada que se apresuraba a retener entre sus manos.

¿Un cabello encantado?¿De verdad?

Suerte que no le daba la energía para reaccionar tan aprisa y con tanta vehemencia como la ocasión merecia.

Suerte, entre otras cosas, porque de haber soltado la sarta de improperios adecuada, lo mismo no se habría detenido a fijar el brillo que apuntaba en los lagrimales de la muchacha.

-La torre-repitió-¿Quieres decir que la bruja te secuestró por eso, para usar tu poder?

Él que habría zanjado la cuestión dando por supuesto lo más sencillo, lo más corriente...chantaje a un rey, o venganza, y ya.

No aguardó respuesta. Ya se la había configurado él solito. La bruja había retenido a Rapunzel, a la princesa, en aquella torre oculta para poder utilizar ese cabello que absorbía energía y llevaba a la gente a enfermar en pos de sus planes malignos. Fueran los que fueran esos planes. La utilizaba como arma.

Pobre princesa.

-Vámonos de aquí cuanto antes- musitó, asegurándola bien por la cintura, para que se sintiera segura en el corcel, y no tuviera miedo a caer o a quedar atrás.

Vamos, que la movilidad de la joven quedó bastante en entredicho.

Apretó las rodillas contra el lomo de Maximus, para que acelerara el paso, y el caballo emprendió el galope.

¿Y porqué no se lo había cortado, qué pasaba si se lo cortaba?

Por un instante...por un instante sopesó la posibilidad de que eso pudiera provocarle la muerte a ella.

-Lo solucionaremos, te lo prometo- le aseguró, en ese arrebato suyo de héroe. Arrebato que tampoco es que tuviera muy claro de dónde le venía, la verdad. ¿Era a causa de ella?

No. Claro que no.

No.

¿Verdad?

No, que va.

-Tus padres sabrán qué hacer. Habrá magos en el reino, o algo. Lo que sea.

Estiró de las riendas, para detener el paso de Maximus.

-Pero luego. Estoy ligeramente mareado. Necesitamos comer algo.

Así que, llevando al caballo a voltear a la derecha, lo encaminó hacia una taberna discreta que conocía bien. Fuera del camino y sin preguntas.









The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Sáb Jul 17, 2021 9:56 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
Rapunzel no quería contarle a aquel hombre su historia. No se la habría tenido que contar a nadie.
Era un secreto porque era peligroso, porque la gente no aceptaba bien la magia de ese tipo, ni siquiera cuando no era algo que una pudiera controlar o evitar.

Hubo un poco de esperanza cuando mencionó la torre, quizá pensara en devolverla ahora.
Pero se dio cuenta de que no sería así cuando preguntó aquello. Quería responder y explicar que la bruja no la retenía por eso, sino por lo contrario en realidad. Y ojalá hubiera podido.
Sin embargo, no hubo ocasión de hacerlo porque él la aferró como nadie lo había hecho nunca y apresuró al caballo para que se moviera al galope.

Y una parte de ella quería estar ahí, montar a caballo, galopar, sentir el viento golpearle en la cara... casi tragarse un bicho.
Todo eso no lo había tenido nunca, más allá de su imaginación, por muy rica que ésta fuera, jamás había podido experimentar nada como aquello.

Así que de momento, quizá pudiera... quizá pudiera estar así un poco más. Antes de explicarse y regresar.
Porque todavía no creía que fuera posible acudir a sus padres y conseguir ayuda de alguien. Si la hubiera, ya se la habrían prestado, ¿verdad?

- Lo siento. -Murmuró cuando dijo que se encontraba algo mareado- ¿Comer? ¿Aquí fuera? -Preguntó, dudando... no tenían una cocina ni nada parecido.

Pero el camino se abrió dejando a la vista un edificio... había algunos caballos fuera y eso implicaba gente.- ¿No será peligroso? -Aferró con algo más de fuerza el ovillo que formaba su melena.- Ahí viven personas... -Quizá era evidente, pero le preocupaba eso. Más desconocidos, más personas que corrían peligro a su lado, más personas que podrían suponer un peligro para ella.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Jul 23, 2021 4:25 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con la princesa en The Snuggly Duckling
-Peligroso-repitió, mirada puesta en el camino y Rapunzel bien sujeta, como si la fuera a perder- oh sí, sí...claro-asintió, entendiendo a medias lo que ella le decía.

La miró entonces, desde ese ángulo en que veía su rostro a medias; de la mejilla derecha hacia la nariz, prestando especial atención a ese brillo en la mirada que delataba tanto temor como curiosidad.

O eso le parecía a él.

-Ah, ah. El pelo, claro. Sí, bueno...-joder si era peligroso. Pero ella llevaba conviviendo con esa maldición toda la vida, ¿no?- bueno. Es una taberna. Nos sentaremos en la mesa del fondo, tú al lado de la pared, y yo serviré de escudo. ¿Quién va a venir a interrumpirnos, mientras almorzamos? Nadie- le dijo, por tranquilizarla.

Por eso y porque estaba pensando que, de hecho, mira...si se metían en problemas, con enredar un mechón de ese cabello plata entorno a quien fuera el causante, les daba tiempo a salir pitando de allí.

¡Que no iba a ser el caso, que sabía donde la llevaba!

-Y luego nos iremos. Enseguida. Tú no te preocupes.

De hecho, ya estaban llegando.

Un cartel en la bifurcación de un camino que se adentraba un poco en el bosque, coronado por un pato amarillo y que rezaba "The Snuggly Duckling" indicaba hacia un casón algo maltrecho, de tejas azuladas, persianas semi descolgadas y un cráneo de ciervo sobre la puerta.

-Los dueños son encantadores, puedes creerme-le dijo, ayudándola a bajar de Maximus, antes de dejar al caballo atado en el poste junto al abrevadero- en donde ya estaban otras monturas- y prometerle un buen par de zanahorias si se estaba quietecito.

-Vamos- añadió, tomándola de la mano, para estirar de la princesa al interior de la posada.

A la izquierda de la puerta, las raíces de un árbol que parecía formar parte de la misma estructura que el conjunto de la posada, entorpecían el camino de tal modo que hubo que saltarlas antes de llegar a la escalera del porche.

Cuando la puerta se abrió, en el interior de la amplia sala, seis extraños hombres de aspecto desaliñados se gritaban unos a otros, con una familiaridad chocante.

Tras la barra, un séptimo que llevaba un casco con cuernos y delantal, alzó la mirada pendiente de los recién llegados.

-¡Flynn! ¿A quién nos traes? Que mire por donde pisa, a ver si se va a clavar algo en los pies.

Y es que el suelo limpio...lo que se dice limpio, como que no estaba.

Tan pronto como el posadero alzó la voz, los tertulianos dejaron de gritarse y se volvieron a observar, todos a la vez, a la recién llegada.

-Mejor quédate detrás de mi- le aconsejó Flynn, sosteniéndola de la mano y avanzando hacia la mesa del fondo, la que había mencionado antes. Iba esbozando su sonrisa supuestamente infalible.

-A una jovencita hambrienta, Axel. ¿Puedes arreglarlo?





The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :
Dom Ago 15, 2021 9:32 pm por Timelady

The Tower
it's better that I stay in
Rapunzel con un extraño en la Torre
Al principio dudó de que Flynn hubiera entendido a qué se refería con lo que le decía de que podía haber sido peligroso. A pesar de haber sido una víctima de eso mismo hacía tan poco. Quizá es que su memoria también se veía afectada por la enfermedad que parecían provocar sus cabellos... Era horrible.

Pero no tardó mucho en suspirar de alivio, al él recuperar la memoria y planear un modo de que eso no fuera un problema. Para los demás, él estaría demasiado cerca.- De-de acuerdo. -No le quedó otra que aceptar, aunque de forma dubitativa.

Además, ya estaban llegando al edificio.
Se quedó mirando al pato del letrero un poco extrañada... era curioso, por definirlo de algún modo.

Aceptó su ayuda para bajar, con mucho cuidado de que sus manos no tocaran su pelo para no volver a tener problemas y le siguió, muy de cerca, temiendo hacer algo mal.

Se sobresaltó cuando al entrar un señor les gritó y dijo que tuviera cuidado con los pies. Se los miró, cerca de las botas de Flynn. Quizá debiera conseguir unos zapatos... ¡No! ¡Claro que no! Debía volver... después de explorar un poco tan solo.

Obedeció y caminó detrás de él, de su mano, intentando no mirar de forma fija a aquellos hombres de aspecto amenazador. Su hada le había advertido de los hombres en general, ahora entendía por qué, no todos parecían tan afables como Flynn.

- ¿Qué comidas preparan? -Preguntó con curiosidad.- ¿Ternera? ¿cerdo asado? ¿salmón ahumado? -Fue enumerando sus comidas más típicas.- Una vez intenté hacer sardinas a la plancha, pero algo debió salir mal el humo nos hizo llorar a Caumond y a mí. -No sabía qué había sido, pero no había vuelto a intentarlo.




Silver like the moon DTpeCbz
Nothing is true, everything is permitted
Timelady
Timelady
Rango Time
Timelady
Timelady
9075Mensajes :
942Reputación :
Vie Ago 20, 2021 7:29 pm por Myshella

The Tower
it's better that I stay in
Flynn con la princesa en The Snuggly Duckling
Mientras avanzaba, sosteniendo bien sostenida la mano de esa jovencita hambrienta, un tiparrón enorme que ocultaba su rostro tras una máscara de hierro completa se hacía apenas a un lado, como quien cede un paso que no cede, observando a la muchacha de arriba abajo.
Tras él se descolgó de una cuerda que, cual liana, pendía de la lámpara central, un hombre bajito y más que entrado en años. Bigote y barba bñanca, sonrisa desdentada, el pobre debía hacer mucho que había perdido la cordura, porque vestía - o más bien no vestía- cual cupido e incluso portaba un arco.

Ojitos saltones y cierto deje bobalicón en esa mirada, hizo como quien dispara una flecha en dirección a Flynn.
Como quien dispara, porque se le había encallado y porque en realidad era una vara roma.

El cocinero soltó una carcajada, y ni siquiera al volverse a mirar tras él pudo Flynn llegar a ver que era ese gesto justo el que causaba la hilaridad del hombre.

Él creyó que se trataba de la confesión de Rapunzel. Eso de las sardinas.

-Acostumbrada a sobrevivir que estás....-musitó, y casi parecía que la regañara. A ella o a esa bruja suya, que podría al menos haber tenido la decencia de enseñarla a cocinar. Que uno tiene que ser capaz de alimentarse en condiciones.

-Deja en paz a la chiquilla- le regañó el grandote-yo te prepararé un buen pescado a la plancha- no especificó si sardina, salmón, o a saber, porque tenía el hombre que comprobar qué tenía a mano.

Miró al bicho que iba con ella.

-¿Eso es  Caumond? Aquí no se permiten mascotas.

El pseudo-cupido hizo un puchero.

-Haremos hoy una excepción. Venga, sentáos.

-¿Y yo?-llamó la atención Flynn, viendo que no le preguntaban qué quería..

-Tú comes lo que coma ella- sentenció el dueño del patito modosito- ¿Algo que objetar?

-No...no- aseguró el héroe en prácticas, soltando ya a Rapunzel, cuando estuvieron en la mesa. Se sentó. De cara a la puerta. Que uno sabe que siempre hay que estar atentos.

Y enseguida les cayeron dos jarras de cerveza, unas hojas de...¿lechuga? para la mascota, claro. Una hogaza de pan, y algunos frutos secos soltados sin más, sobre la madera.

-Ahora vienen los platos.

-¿Ves?- susurró Flynn, a la princesa- nada que temer. Todo bajo control.

Claro que algunas frases tienen el don de atraer la mala suerte como la miel a las moscas.

Un trueno resonó, más allá de la puerta, cuando el dueño dejaba los platos delante de ellos.

La puerta se abrió. Y Flynn casi se atraganta al reconocer la silueta recortada por el siguiente trueno.






The Sleeping Sorceress



☾:

Myshella
Myshella
Midnight - Nivel 5
Myshella
Myshella
3227Mensajes :
558Reputación :

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente


 
a