Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Miér Jun 01, 2022 7:35 pm por Rising Sun
Breaking the rules
Inspirado en el mundo mágico de Harry Potter, pero ambientado en la época de 1960, poco antes de la época de los Merodeadores nacieran. En un mundo y una sociedad mágica en la que tenían grandes expectativas para Pólux C. Black y Yacine R. Lestrange. Dos jóvenes provenientes de familias sangre pura, muy importantes y de prestigio. Por tanto, dos de los candidatos para hacer una buena alianza con familias de alguna de las prestigiosas jovencitas sangre pura y así mantener el legado de la pureza de la sangre en las siguientes generaciones. Muy buenos amigos se volvieron en sus últimos años del colegio, Pólux parecía ya tener el destino sellado luego de llevar varios años de novio con una chica, mientras que, por otro lado, el que parecía no tener remedio era Yacine. Que se la pasaba de flor en flor, de aquí para allá sin decidirse por una. Tal parece que estaba esperando que sus padres lo obligaran a elegir una.

Entre juego y juego, a esos dos se les olvidó todo lo que sus padres tenían planeado para sus futuros. Simplemente, cruzaron esa raya de la amistad sin marcha atrás una vez probaron la libertad que ofrecía su ingreso a la universidad. Menudo escándalo se formaría si llegara a oídos de los Black y Lestrange, que sus hijos optaron por preferir la compañía de una pareja del mismo sexo. El drama se le ha de acrecentar aún más sumándole que era un tema tabú para dicha época, y una gran deshonra para unas familias tan importantes. ¿Terminará por ser borrados del árbol familiar? Esa es muy buena pregunta.

~ * Capitulos * ~

Cap. 1 | Cap.2 | Cap.  3 | Cap. 4



Pólux C. Black
18 años — Nick Robinson — Shooting Star
Yacine R. Lestrange
18 años — Franco Masini — Rising Sun
Inspired — Libros — Harry Potter.

Tablilla de Post:


Última edición por Rising Sun el Lun Jun 13, 2022 8:31 pm, editado 1 vez
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Jue Jun 02, 2022 6:42 pm por Shooting Star
1. Talking and getting confused
Estaban terminando el último año en Hogwarts. El tiempo pasaba tan rápido y se venían tantas responsabilidades que el Slytherin solo prefería no pensar en nada y solo seguir con el presente.

Tal día, ya con los últimos trabajos que tenía encima, había que realizar uno de Defensa de Artes Oscuras en pareja. No era secreto que desde que se habían vuelto grandes amigos y no porque era un Lestrange solamente, Pólux solo realizaba trabajos con Yacine. Ambos tenían buenas notas y convenía en ese sentido para los dos. Era como si estuvieran leyéndose la mente todo el tiempo - siendo también literal - pues ambos sabían sobre la artes de la legeremancia y oclumancia.

Pero el maldito se le había perdido otra vez. No se encontraba en la sala común, ni en las mazmorras, mucho menos en el  Gran Comedor, de verdad, estaba perdiendo demasiado tiempo haciendo esa búsqueda porque del rubio no sabía nada.
Hasta que un pensamiento se le cruzó en la cabeza.

Siguiendo ese pensamiento, acabo saliendo del colegio hacia a los terrenos para tomar el camino hacia el estadio de quidditch. Era el último lugar donde iba a buscar si no pasaba nada y ya luego iba casi amarrarlo para que hiciera la tarea. Tenían su meta, iban a estudiar juntos después de egresar por lo que debía ponerse las pilas para que esto se cumpliera, aquí no entraban las chicas ni nada, y vaya que el Lestrange en eso tenía mucho que contar. No iba hacerlo cambiar, era parte de su esencia pero no sabía porque pero se sentía algo raro.

Estaba a punto de llegar a los terrenos cuando lo encuentra despidiéndose de una nueva mujer que no tenía idea de que casa era en esta ocasión, solo al notar la corbata se percata que se trataba de una Gryffindor.  

Niega con la cabeza y se mantiene en silencio porque de algún modo se iba a percatar de su presencia. Siempre era así. Su amistad era demasiado fuerte y sonrió cuando vio pasar a la chica por su lado sin saludarlo y su amigo se quedaba solo.

Manteniendo la sonrisa, se dirige a él y lo mira de arriba hacia abajo. —  Gracias a Merlín que habían terminado ¿Nunca te vas a cansar de utilizarlas así? — Podían ser excelentes amigos, pero en ese aspecto no podía entenderlo. Pólux era completamente diferente, ya hace como 3 años que estaba en pareja con una Burke y sentía que le debía lealtad, además que era la mujer perfecta y adecuada para él, aunque hubiera sido escogida por sus padres. Así eran las reglas y él, las respetaba.

Debemos hacer el trabajo de Defensa. Mientras menos nos demoremos tendrás más tiempo para tus salidas secretas. — Lo mira, lógicamente tenía planes y era quién se los jodía de alguna forma. El clima no estaba tan malo,  así que podrían redactar algo en las gradas y ya luego volver al colegio para terminarlo. No tenía ningún problema en escribir — ¿Todo bien en el entrenamiento? — Pregunta con calma mientras hacía una seña con la mano para ir hacia las gradas y solo comenzar. Eran interesantes esos momentos sin que nadie los molestara y como las conversaciones surgían solas, desahogándose o planeando algo divertido para las vacaciones.

Este año priorizaba demasiado la temática de la universidad.  Lo cierto es que era su única motivación para que el curso escolar terminara.
Polux C. Black — Junio — Gradas del estadio de Quidditch


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Vie Jun 03, 2022 4:00 pm por Rising Sun
1. TALKING AND GETTING CONFUSED
Ya menos mal que se terminaba el colegio. Por fin, estudiaba porque no quedaba de otra. Eso sí, era muy bueno reteniendo por eso, ni siquiera me preocupaba tanto por no tener todos los apuntes necesarios. Ahora, en cuanto a hacer tareas, ese era otro cuento. De no ser por Pollux seguro no entregaría ni una sola. Es que soy de los que dicen, ya la hago luego. No pasa nada. Al final siempre pasa algo y termino haciéndola a la carrera. Pero eso ya se terminó. Ya estábamos en la recta final. Aunque sí aún quedaba una por ahí que aún no hacía. Bah, podía esperar unas horas más al menos.

Ser un Lestrange conllevaba muchas presiones y no quería que hacer la tarea fuera una de ellas. En cambio, buscaba como gozarme la vida lo que pudiera. Pues algo tenía seguro, en cualquier momento mis padres comenzarían a desfilar candidatas para un matrimonio posiblemente comprado. ¿Por qué no? Somos magos de la alta alcurnia de la magia, no podemos esperar menos. Estaba muy consciente de ello, no tengo idea de cómo podría zafarme de algo así. Quizás no lo haga, pero dudo que si resulta ser alguien que no me agrade pudiera llegar a serle fiel. Lo siento, la vida es así. Son las consecuencias de los matrimonios forzados.

El estadio de quidditch ya estaba vacío luego del entrenamiento, así que era el lugar perfecto para un encuentro. Pues no esperaba que ya volvieran al sitio. Por lo que no dude en llevarme conmigo aquella linda gryffindor para hacer de las nuestras. ¿Los profesores no tenían por qué enterarse? ¿No? Ya casi terminábamos cuando sentí unos pasos. - Creo que viene alguien. - le dije a la muchacha para que se comenzara a acomodar la ropa y no nos tomaran con las manos en la masa. La chica se marchó y no pudo evitar ignorar a Pol, pues en cierto modo si no hubiéramos sentido sus pasos, tal vez nos hubiéramos echado otra ronda. Bueno qué más da. Termine por subir la cremallera del pantalón y cerraba la hebilla de la correa mientras sonreía al verlo llegar. - Oh Pol, siempre tan oportuno. No te hagas, hubieras preferido llegar antes. Quien quita, yo comparto. - moleste con una sonrisa ladina. - La respuesta es no. Tampoco parece molestarles. - dije encogiéndome de hombros. Por suerte aún no había destrozado los sentimientos de nadie.

- Pero eso podía esperar. Ya es el último del año. En cambio, deberías acompañarme en una de esas salidas. Ni se va a enterar tu novia. ¿No te cansas? Mira que luego va a ser por los siglos de los siglos con la misma. - le advertí, en cierto modo me irritaba un poco, esa chica parecía creerse la dueña de Pólux. La señorita perfecta he intachable. No la soporto, es un hecho, aunque intento actuar como si así fuera. Igual siempre se me escapan los sarcasmos ante su presencia. - Todo bien, incluso en los entrenamientos terminamos ganándole a los leones. Así que obviamente Amaranta prefirió a un ganador. - y es que no quería ser yo mismo si el novio se enteraba. Seguro la andaba buscando como loco. Lo seguí hacia las gradas y terminé por acostarme en una de ellas viendo en dirección al sol, por suerte las nubes lo tapaban bastante y no molestaba a la vista. - Fuera de broma, y de joda... tenemos que salir un día, pero si tu novia por favor. Ya sabes, luego comienza a señalar mis obvias metidas de patas. Ella es perfecta y yo un desastre, cosa que sé así que no necesito que me lo recuerde. - sí, en cierto modo era un reclamo. Reclamaba tiempo de amigos sin chaperones. Por alguna razón con Pol era con quien único sentía esa tranquilidad y confianza de ser tal cual era, sin juicios. Pero luego aparecía ella, y eso me irritaba.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — GRADAS DEL ESTADIO DE QUIDDITCH


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Vie Jun 03, 2022 10:23 pm por Shooting Star
1. Talking and getting confused
Con solo escuchar la respuesta de Yacine hizo que pusiera los ojos en blanco. Nunca iba a cambiar y tenía claro que la pobre mujer que fuera su esposa lo iba a pasar por las infidelidades, pero nada que hacer. El muchacho se sentía muy afortunado porque al menos tenía atracción por su novia solo que no era muy frecuente que el amor llegara de primeras, te acostumbrabas.

Era un libro abierto, dejaba entrever que aquella discusión le fastidiaba y no tan solo se trataba por sus costumbres sino que había algo más que aún no entendía tanto pero que iba hacia el rubio. — Tengo la esperanza que alguna vez de tu larga vida cambies de opinión. Y descuida, a mí no me gusta compartir —. Exclamó con tranquilidad y encogiendo sus hombros, sabía perfectamente que un discurso no serviría de nada, ya lo había intentado antes sin ningún resultado. —Estoy bien como estoy, y no deseo enfrentarme a los Burke si llego a desilusionarla, además que simplemente no soy afín a la forma que te gusta divertirte.  — Pol lo aceptaba así que esperaba que empezara hacerlo él.  Miró hacia a otro lado, cuando este se cierra el broche del pantalón y después solo fueron a las gradas donde seguía negando con la cabeza.  

Esa imagen no se le podía quitar de la cabeza y esperaba que al menos sacaran un tema interesante para que se olvidara de eso y a la vez, la tarea se hiciera amena y rápida.

No estoy seguro si ayudaré cuando llegues todo herido ¿Esa chica no tenía novio o es que ya acabo? — Se estaba buscando problemas y no aprendía. Trataba de ser un buen consejero y guía pero cada uno era dueño de su vida solo no tenía que quejarse después de las consecuencias. — Mejor ni hablemos del tema, no sé porque pregunto si ni es de mi incumbencia — Señala y comienza a sacar los libros junto al pergamino para redactar el trabajo de manera rápida y luego afinar los detalles.  Levanta la mirada al escucharlo, y aunque no era un tema nuevo se sentía confundido cuando le sacaba su novia y lo juzgadora que solía ser con él.

Prefiero ni discutir de ese asunto con ella, muy difícil que cambie de opinión. Pero quédate tranquilo, sabe que somos amigos y eso no va a cambiar. — Lo miró intrigado y alzó la ceja. Yacine sabía que no era mucho de salidas pero generalmente terminaba siguiéndolo. — Y no estoy muy seguro de salir, cada vez que salimos a solas también te vas con alguna chica que encuentras de paso y termino siendo mal tercio, eso debe cambiar en la universidad ¿No crees?  — Contratacó y prefirió encargarse de la tarea. Le paso el pergamino, la pluma y el tintero buscando lo tachado con magia para empezar a redactar.

Pone atención y escucha…— Señaló con esa actitud mandona que solía tener todo el tiempo y empezó a leer, esperando su opinión si era lo adecuado para comenzar. Prefería la teoría en todo caso estos trabajos los más aburridos de la asignatura.

Polux C. Black — Junio — Gradas del estadio de Quidditch


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Sáb Jun 04, 2022 8:54 pm por Rising Sun
1. TALKING AND GETTING CONFUSED
A veces podía resultar en ser el ser más predecible del planeta y otras el más indeciso y confundido. Conmigo por lo visto no había término medio. Había disfrutado ese encuentro clandestino con la Gryffindor, porque sí, me estaba buscando un buen lío si nos cachaban. Pero ahora que Polux llego fue como... ahora tienes toda mi atención. ¿No lo podía evitar, éramos amigos, sí, pero la verdad es que a quien engaño? También siempre me ha gustado. Así que como no quiero cagar la amistad y de todos modos ambos tenemos el camino planeado por nuestros padres, pues lo he dejado pasar. Pues no creo que sea recíproco. Además, tampoco la paso mal con mis chicas, que igual me gustan. ¿Ven porque digo que soy indeciso? La única diferencia es que con ellas no paso el suficientemente tiempo como para generar algún sentimiento.

- Pero si sabes que estamos sentenciados de por vida. Déjame disfrutar mientras pueda. - aunque conocía esa mirada de... sé que igual no te importaría estar casado para seguir con las tuyas. Lo tenía casi escrito en la frente. - Ya me he dado de cuenta. - dije negando cuando dijo lo de compartir. Pol podía ser atrevido y todo, pero por lo general era correcto. Aunque tenía también un buen incentivo para serlo... los Burkes. - Oh, claro. Los Burkes. - rodé los ojos, aunque si podían ser de temer, también lo eran los Blacks y los Lenstrange así que no debía dejar que lo intimidaran. - Vaya. ¿Pero tan siquiera lo has intentado? - pregunte. ¿Dónde quedaba la emoción? Prefería verlo, divertirse y vivir su vida sin ataduras que tener que aguantarme a la Burke. No la soporto, ella no me soporta y si supiera la verdad me soportaría menos.

La sonrisa picará no se me podía borrar de la cara. - ¿Tú que crees? No lo sabe, ni lo sabrá. - y el único testigo era precisamente el Black así que no creía que fuera abrir su boca. - Ya lo sé, tiento mi suerte. Pero a veces es bueno tener emociones fuertes. - le comenté. - Preguntas por qué en realidad si te preocuparía no poder ayudarme si llego herido. - moleste, ahora mismo estaba demasiado cómodo como acostado en aquellas gradas como para ponerme a sacar los apuntes de la tarea.  - Tal vez lo sabe, pero parece no importarle mucho, siempre quiere estar ahí, metida. No siempre podemos cargar con ella para todas partes. - aclare, un día de estos nos terminaremos lanzando una maldición, ya lo verán. - Oi, pero depende para donde salgamos... Ya, ya prometo que esta vez seremos solo nosotros.  - asegure.

- No quiero... - le comenté cuando me paso el pergamino y la tinta poniendo cara de cachorro regañado, no me gustan las tareas. Me acomodé en la banca sentándome como se debía y al final termino ganando Pol, siempre lo hacía. - Bien, tú ganas. A ver, escucho. Quizás mientras salgamos de esto lo antes posible mejor. - oh cierto... era justo lo mismo que me había dicho. Eres un genio Yan.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — GRADAS DEL ESTADIO DE QUIDDITCH


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Dom Jun 05, 2022 1:07 am por Shooting Star
1. Talking and getting confused
Hablar con su amigo siempre sería un problema. Yacine tenía respuesta para todo y consideraba siempre tener razón en todo. Era evidente, que pensaba como él  en cuanto a la libertad, por algo lo seguía tanto en sus planes pero se divertía más cuando estaban a solas, sin nadie de por medio, ahí podían conversar,  beber una buena botella de vino elfico o de whisky de fuego. Eran esos momentos que eran de su agrado, porque estaba compartiendo con él y vaya, que podría estar todo un día completo con el rubio. — Ya sé, pero aquí eres el divertido y yo quién me dejo guiar. Últimamente no ha sido muy grato — Es que con tantas responsabilidades tanto del colegio, vida personal y de su propia familia no quedaba tanto tiempo de diversión y sinceramente, no tenía idea como el Lestrange se organizaba tan bien para tener encuentros con sus amantes.

No parecía importarle nada de lo que decía, soltó un bufido y nuevamente puso los ojos en blanco. — Estoy hablando en serio, y no es solo por un tema de que tenga novio o no, pues también está el asqueroso hecho que sueles involucrarte con cualquiera, y tu familia no sé pondrá feliz que estés jugando así con sangres sucias y mestizas. — Dijo con un gesto de asco, en definitiva, no iba a ser nunca él que lo iba acusar con su familia, se lo debía por esa gran amistad que tenían, no obstante, si esto se llegaba a saber, Yacine sabía muy bien que no iba a ser su cómplice.

A veces creo que lo haces solo por costumbre, y claro, terminaré sanándote aunque no lo merezcas. — Lo miró a los ojos, solo que no la mantuvo mucho tiempo, esos grandes y risueños ojos azules lograban ponerlo tan nervioso que tenía que ladear la cara para no quedar al descubierto. Ya hace más o menos, como dos años que había notado que algo ocurría con él al encontrarse pensando en el rubio de una forma que aunque la aceptaba, los demás no iban hacerlo. Sus padres lo mutilarían y agradecía saber oclumancia para ocultar ese secreto. Ni siquiera Yacine podía enterarse, tenía que cumplir, se lo debía a su familia y que esta siguiera siendo tan honorable como lo era hace ya muchos siglos atrás.

Que aceptara una salida solo de a dos, hizo que lo contemplara otra vez.  Dejo pasar el comentario sobre su novia y posiblemente prometida cuando terminara el curso, campanas de boda se acercaban. — ¿Lo prometes? — Cuestionó. — Hace tiempo que no salimos solo los dos y tranquilo, que ella no se va a enterar. Será como los viejos tiempos en vacaciones y que espero que siga así cuando vayamos a la universidad. — Que Yacine dijera que iban a salir los dos, lo había animado de sobremanera y la sonrisa ya se mantenía en sus labios, evidentemente había quedado al descubierto que extrañaba salir con él.

¿Tienes algún plan? El fin de semana tenemos salida a Hogsmeade — Sería más fácil si se perdían por un rato, Polux siempre pensaba en todo a diferencia de Lestrange que solía ser mucho más impulsivo y no le importaba escaparse del colegio.

Ese puchero y su expresión de cachorro regañado hizo que desordenara con suavidad su cabello, sonriendo. Gesto que apaciguó al instante, porque había salido de un modo tan natural que asustaba, por eso prefirió leer el enunciado. — ¿Crees que este bien? Pensaba partir con esa frase y así empezar a explicar uno por uno los hechizos. Lo interesante es que son maleficios, por ejemplo uno es el mocomurciélago ¿Hay uno qué te gustaría aprender? — Una parte de la tarea era justamente escribir cuales eran sus predilectas, enfatizando con mayor detalle de que trataban, que mago había creado la maldición y tonterías que sí consideraba necesarias en la práctica.

Polux C. Black — Junio — Gradas del estadio de Quidditch


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Dom Jun 05, 2022 8:12 pm por Rising Sun
1. TALKING AND GETTING CONFUSED
No sé si en algún momento lograré convencerlo de hacerme caso a lo que le digo. Eso que creo tener un poder de convencimiento bastante grande cuando se trata de él. Pero en este caso es algo con lo que no he tenido mucha suerte. - Por favor. Lo dices como si no fueras divertido. Yo me divierto contigo. - asegure. Si bien solía ser el más alborotoso de los dos, me la pasaba bien de solo tener su compañía. Eso sí, estoy consciente de que este último tiempo ha sido un poco apretado, más para él que para mi por qué es quien suele estar más atento a tener todas las tareas y estudiar con tiempo para los exámenes.  Pues al ser el último año en Hogwarts antes de ir a la universidad. Muchos cambios se avecinaban.

En cuanto a tomarme en serio los peligros de los que me advertía, no podía evitar llevar la contra. Me encantaba ver la cara que ponía de frustración por pensar que no tenía remedio. La verdad, hasta adorable, se veía. - No es que piense casarme con ninguna de ellas, mucho menos darle hijo. Tampoco estoy tan loco como para tener algún bastardo mestizo. - Era mucho más permisivo en cuanto con quienes me relacionaba, pero tampoco pretendía tomarme a nadie que no fuera de los míos para algo serio. - Tranquilo, sé que parece que voy a lo loco. Pero en el fondo está todo fríamente calculado. Te lo prometo. - ni siquiera sé por qué le prometía esas cosas, si ni a mi madre lo hacía. Pero lo decía en serio. Me cuidaba mucho de meter la pata de esa forma. Más no podía evitar gustarme la adrenalina.

Ese cruce de miradas fue momentáneo, pero sus ojos me decían que no me dejaría a mi suerte. No tenía ni que decirlo, por eso lo aseguraba aun cuando de su boca no salieran las palabras. Pero al final si lo dijo. - No sé si será costumbre o no, pero bueno... quizás es por confiar ciegamente en que velaras mis espaldas. - asegure. Siempre me sacaba del lío, o al menos ayudaba a minorarlo. Era como algo que daba por sentado.

Quería remedir mis desaires de dejarlo por irme detrás de las chicas en las salidas. A veces era por tener esa sensación de que si pasábamos demasiado tiempo solos todo terminaría por revelarse y no tengo la más remota idea de como reaccionaria.  Tengo claro que será de mí en el futuro, pero no significa que deje a un lado las cosas que siento. Sin embargo, en este caso me preocupa que si revelo esos sentimientos termine por espantarlo. Es por eso que mejor prefiero seguir con mi vida y bloquear esos pensamientos. Pero... a veces no lo puedo evitar y sinceramente necesitábamos esa salida. Cero Burke de por medio.

- ¡Lo prometo! Es muy necesario. Porque sí, hace ya un tiempo largo... - solté una risita, y por un momento me quede contemplando esa sonrisa con dentadura perfecta que tenía Pol, una de las sonrisas más bonitas que recuerde haber visto. Pero claro que rápido cambie la mirada para disimular y de paso asegurar lo obvio... no tenía un plan. - Por supuesto... que no. Pero, como bien dices, podremos salir a Hogsmade el fin de semana. Aunque ese lugar no los sabemos de rabo a cabo... No me vayas a salir con un no... ante la idea loca de ir a... redoble de tambores. - hacía como si estuviera golpeado unos. - La Finca de los Fantasmas. Es intrigante, tienen adrenalina de que nos atrapen y luego nos manden a detención. Pero no hay chicas. Oh, sí, y esta al otro extremo del pueblo. Es perfecto. - asegure.

Ya me comenzaba a hacer de nuevo el loco para no estar atento a la tarea hasta que recibí ese casi mandato. A fuerza de regañadientes terminé por aceptar, siempre terminaba por hacerme acerté caso. Al menos en eso de los estudios, e ideas. Porque en los consejos sabemos que no es el caso. - Tienes suerte de que me vea genial hasta desgreñado o no te lo perdono. - solté una carcajada ante su acto. - Sería una lástima alborotar ese cabello perfecto. - le aseguré al castaño, era tentador. Jugaba con hacerlo, solo que me contuve antes que me regañara por no poner atención a la tarea. - Está muy bien con esa frase, pues en cuanto a cuál me gustaría aprender, a mí me gustaría el de insectos. Para convertir a dos o tres indeseables en cucarachas. - asegure sonriente, ya me veía ejecutándolo con tal placer que no tienen ni idea. No es necesario decir quien podría ser de las primeras en probarlo.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — GRADAS DEL ESTADIO DE QUIDDITCH


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Lun Jun 06, 2022 10:40 pm por Shooting Star
1. Talking and getting confused
No se consideraba el ser más divertido que digamos y la única manera donde podía sacar algo de buenos ánimos y sentirse así de relajado era precisamente con Yacine. — Porque eres uno de los pocos que me tiene paciencia. — Comentó con una pequeña sonrisa, la otra era Lizbeth, que en cierta manera era tan tranquila como él y fue como pudieron congeniar con los años. Por eso sus padres al notar esa química los habían comprometido. Había amistad y atracción, estaba seguro que el amor llegaría después o sería solo costumbre porque serían buenos amigos.

Pero, debía reconocer que con quién más se sentía libre, se divertía y era grato pasar el tiempo al ser grato, era Yacine.

El tema del linaje de sangre era sagrado para cualquier sangre pura de familia con apellido de los sagrado 28, así que si su amigo estaba haciendo esas tonterías iba a pasarlo mal, no quería que sucediera algo así por lo que prefería que siguiera sus consejos. — Es que quizás ahora solo te has salvado, pero eso no quiere decir que te salga un bastardo si no acabas con esas costumbres — No podía negarlo, eso lo hacía sentir incomodo,  verlo con tanta mujer alrededor era imposible que pensará de otra manera – al menos no más que una amistad – con él. La sensación era tan extraña que prefería quitarse todos esos pensamientos de su cabeza. — No estoy seguro. Solo insisto y repito que tengas cuidado — Se encogió de hombros restándole importancia, mientras que trataba de disimular una mirada neutral ya que en el fondo sabía que iba a seguir siendo el mismo y siguiendo esos mismos pasos.

Asintió. Trataría de cuidar sus espaldas, sabía que iba a ser imposible dejarlo a la suerte si es que pasaba algo, iba a terminar ayudándolo aunque debía poner de su parte. Al menos habían quedado en algo, solo serían ellos dos y aquello lo ilusiono. — Ya dije que sí, es una oportunidad única que no se puede perder, la primera de muchas veces que tendremos en la universidad, porque ahí si no habrán límites. — Al menos no estarían en un colegio tipo internado donde tenían pocas oportunidades para salir.

Sin embargo, la idea no era la más tranquila de todas. Estaba llena de adrenalina y suspenso, porque de esa finca se hablaban muchas cosas. El lugar de los fantasmas y las malas lenguas decían que era un hogar de una criatura mágica carnívora. — ¿Y desde cuándo estás tan temerario? — Cuestionó con una ceja alzada. Tampoco era un cobarde y la idea le atraía aunque muchos dijeran que no se atrevía. — Eso me recuerda también que hace tiempo que no damos un paseo por el bosque prohibido. — Con esas frases, era un hecho que había aceptado.

No te arrepientas antes de tiempo — Le guiño un ojo antes de desordenar su cabello y notando que el chico se contenía hacer eso con el suyo. — No me molesta — Aclaró, mirándolo a los ojos y tragando saliva. Trataba de mantener un semblante serio frente a él cuando en el fondo los nervios si lo consumían. Por lo tanto, debían seguir con la tarea.

—Espero que no sea Liz una de esas indeseables, estarías torturando parte de la familia Black- Burke con tal hazaña. — Molestó con una sonrisa ladina. Sabía bien que la detestaba demasiado y nada podía hacer porque ese odio era mutuo, ni pensar que fuera padrino de uno de sus hijos.

Pero… alejando las bromas. Es un buen maleficio, busca en el libro a su creador, escribe la razón porque te gusta alejando tus verdaderos motivos — No quería que quedara como un psicópata a los profesores — .. y dibuja el movimiento del maleficio. No es tan complicado — Lo animó para que comenzara a escribir también la tarea, Yacine haría un buen resumen a pesar de no interesarse mucho en el tema.

Mi favorito es el maleficio que arranca toda la cabellera. No tiene conjuro  y sé que produciría un dolor horrible porque es como si te jalaran todo el cabello.  Se dice que es de color rojo y el movimiento de varita es circular hacia el cabello. — Dijo al momento que se acercaba a él para que anotara todo con rapidez y así preguntara si no le quedaba claro, ni se había dado cuenta que quedo demasiado cerca. — Cuando quieras lo practico contigo.. — Fue cuando levanto la mirada que se dio cuenta de aquel detalle de la escasa cercanía. Casi quedo sin respiración y no pudo decir nada más.


Polux C. Black — Junio — Gradas del estadio de Quidditch


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Jun 08, 2022 6:25 pm por Rising Sun
1. TALKING AND GETTING CONFUSED
¿Paciencia? Paciencia era la que él de seguro debía de tener conmigo. Porque era tan cierto que ambos teníamos perspectivas de entretenimiento muy diferentes. Pero lo grandioso de todo es que eso no importaba porque por alguna razón la pasábamos genial estando los dos juntos. Igual era fastidioso saber que la Burke también se llevaba de lo más bien con él y que por ser la novia se sentía con el poder de tener el control de su agenda. Pues aunque no fuera invitada, terminaba por escabullirse en cada plan. Es por esto que esta vez espero que ni siquiera le comente acerca de nuestra escapada. Su presencia lo terminaría por arruinar todo. Lo sé, la conozco, lo hará.

Respecto al sermón de que debía de hacer y que no para no meterme en líos, solo había asegurado que tendría cuidado. Sin embargo, Pol parecía no creer mucho en mi palabra.  Incluso parecía incomodarle que fuera tan suelto por la forma en que me regaña. Eso sí, por más que lo haga es un hecho que siempre terminaría ayudándome. Pues la realidad es que de ser a la inversa yo también lo haría. Con los ojos cerrados y sin pensarlo dos veces.

Volviendo al tema de la escapada sería genial que al fin lográramos hacer algo solo los dos después de tanto tiempo con terceros en el medio. Además, era un lugar muy interesante porque pondría a prueba nuestros nervios. Pues estaba la teoría oficial de que habitaban fantasmas allí, y no precisamente del tipo amigable que había en el colegio. Si no que también estaba la versión de que todos allí murieron a causa de una criatura mágica carnívora. Siendo sincero, yo pienso que quizás pueda ser una combinación de ambas historias. Así que lo averiguaremos. - No veo la hora, al menos allí, ni hay porque darle explicaciones a los profesores, salvo al desempeño académico. - comente. Sería la libertad más grande que hemos de tener y vaya que no pienso dejar que las desperdiciamos. - Pues la verdad no sé, pero como me gusta la adrenalina creí que es bueno igual probar de este tipo.  Será interrupción. Además, puede que encontremos algo interesante primero que nadie. - comenté, es que a veces por más que nadara contra la corriente no dejaba de ser un Lestrange.

- Cierto debemos dar ese último recorrido antes de graduarnos de Hogwarts. Oye no, descuida. No me arrepentiré. - era promesa y aunque pareciera que no, si las cumplo. En especial a Pollux. Posible es de las pocas personas en las que me dejo mostrar tal cual soy. Porque sí, para muchos soy Yacine el divertido, aventurero y coqueto. Pero soy más que eso. Tengo mi lado protector, como mi lado obscuro. Soy un ser con más profundidad de lo que suponen. No todo es superficial en mí. Sin embargo, muy pocos saben eso y de esos pocos Pol es el principal.

- Ah, solo pensé que sería un sacrilegio desordenar ese cabello perfecto. Digo perfectamente peinado. - casi me traiciona el sub consiente.  - Pero ya que tengo tu aprobación... - no lo pensé dos veces cuando ya estaba cercano a él revelando aquel cabello de forma juguetona entre risas. - Ja, ahora si luces como yo. - lo sentía tan normal que ni se me había percatado del exceso de cercanía.  - No que va... eh... la verdad sí, me agarraste infraganti... - ni siquiera era necesario leer la mente para saber que me refería a ella. Quería decirle que no era broma, que en serio me gustaría verla como una cucaracha... aunque fuera nada más un ratito. Que tampoco soy tan malo. A ver si aprende y se le quita lo insoportable. Pero creo que eso mejor me lo reservo por ahora.

- Entonces no pongo que es para torturarlos un rato... bien, bien. Quizás podría servir poner algo como... ayudar a escapar a alguien encerrado y no exista otra forma de sacarlo que sea un pequeño orificio. Lo conviertes en insecto... y pues se reduce en tamaño y hasta podría volar. - decía con la mano en el mentón. - Debo aclarar que es en caso de una emergencia, no piensen que es para escapar de prisión o al así. - porque claro, la reputación de la familia precedía. - Es un movimiento en modo de triángulo invertido en dirección a quien se quiere trasformar, al parecer es de un color ámbar brillante la luz que emite. - describía el encantamiento mientras pensaba que tal vez no está tan aburrida la tarea.

Me había vuelto anotar antes de que se me olvidara cuando sentí de nuevo a Pol muy cerca. Ya se estaba haciendo más constante. - Oh, pero si eso suena aún más descabellado y doloroso. - comente acerca de su favorito. - Me gusta. - remate con una sonrisa y viéndole con grandes ojos azules que le decían... quiero aprenderlo. - ¿Ah, espera lo vas a usar en mí? Oh no, no. Eso sí que no. Dame esa varita, no permitiré que me dejes pelón. - sin darme cuenta ya me había lanzado sobre él para intentar quitarle la varita a toda costa. En mi forcejeo por conseguirla hizo que rodáramos fuera del banco y aterrizáramos en el suelo. - Dame esa varita. - fue lo último que se escuchó antes de que llegáramos al suelo.  Quedando uno sobre el otro. Ya esto se estaba poniendo más confuso y complicado de lo que debía. Porque una cosa era tener esos sentimientos y sensaciones, otra muy distinta era llegar a este nivel de cercanía. Era muy riesgoso, igual había algo que me decía... "Que no te importe el peligro".  
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — GRADAS DEL ESTADIO DE QUIDDITCH


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Jue Jun 09, 2022 12:29 am por Shooting Star
1. Talking and getting confused
Cada vez que lo veía así de meditabundo sentía unas ganas enormes de adentrarse en su mente a través de la legeremancia sin permiso alguno. Quería saber que pensaba al respecto, el tema de su novia realmente le fastidiaba y consideraba que Lizbeth no hacía demasiado para que en el fondo la detestara de ese modo. Era mutuo. Vaya que lo era, muchas veces se había visto discutiendo con su chica al respecto porque no iba a dejar una amistad simplemente porque ella quisiera y lógicamente, ocultando lo que sentía en verdad.

Si con todas esas reglas y con un sentimiento que ni era correspondido era normal que las siguiera tal como lo había hecho hasta ahora, porque la verdad si todo era diferente, sinceramente no sabría que hacer. Solo que esas ideas solo estaban en su cabeza y nada más, no iba hacer nada al respecto. Se reprimía por mucho que fuera doloroso.

Al menos todo se tornaba más ameno cuando salía esa fenomenal charla respecto a la universidad. Solo quería llegar a ese momento donde tendría muchas más libertades, estarían lejos de sus padres, quizás solo tendrían que asistir a uno que otro evento pero nada más. Era realmente genial. — Lo mejor de todo es que serán 3 años de libertad y seremos los mejores estudiantes de pociología que la universidad tendrá, porque no dejaré que te pierdas. — Por supuesto que no, estudiarían la misma carrera y eso llevaba a tener también su propio negocio en el futuro, por lo cual, el estudio al menos para él, era realmente importante.

Era agradable que coincidieran en tales gustos por la adrenalina. Visitar la finca de los fantasmas y el bosque prohibido lo llenaba verdaderamente. Eran momentos y situaciones que solo se dejaba llevar por Yacine y se sentía un verdadero cabrón indestructible cuando las probabilidades de salir ilesos eran mínimas. Nada importaba cuando se les metía en la cabeza alguna aventura. — ¿Alguna hora en especial? — Cuestionó, sabiendo que iba a tener que sacarse de encima a Lizbeth, por unas cuantas horas y si resultaba, no importaría luego los alegatos de su parte por dejarla sola, cuando él había dejado claro que le gustaba tener su espacio.

La charla se estaba tornando divertida quedando al olvido temas de chicas, de Liz o tonterías que hasta solían ser incomodas, como por ejemplo: antes de encontrarlo.

Aunque era inevitable no ponerse nervioso, dejo que desordenara su cabello color negro azabache. Se iba esmerar porque ciertamente lo tenía perfectamente ordenado y ahora que parecería. — Sabía que ibas a aprovecharte. — Lo miró de una manera burlona fingiendo esa naturalidad que no pasaba nada. Fue como se fueron acercando por el asunto de la tarea donde estaban revelando sus maleficios favoritos. — Anota, anota. — Se alegraba que al menos había podido describir a la perfección de como podía ocuparlo y no quería quedarse atrás.

Las bromas a veces pueden provocar acciones que podrían tener consecuencias. Y así ocurrió. — Oh, ¿acaso tienes miedo? Puedo hacerlo perfectamente aunque... tendrías que estar pelón un tiempo — Lógicamente iban a tener que encontrar el conjuro. Afirmó su varita antes que quisiera quitársela. — No, no pienso dártela. ¡No insistas! — Decía entre risas. Esos jugueteos entre ellos, también hacía que se acordara de su infancia y normalmente jamás lo harían en público, era divertido aprovechar ese momento a solas en las gradas del estadio de quidditch.

Perdió el equilibrio y terminaron rodando entre las sillas. Esto ya no era divertido, mucho menos cuando notó a Yacine quedó sobre él. Tenerlo ahora, verdaderamente más cerca de lo que acostumbraban estar, hizo que sus mejillas se sonrojaran, aunque estaba seguro que era leve. Trataba de todas las formas, no quedar al descubierto. ¡Joder! ¡Quería que se lo tragara la tierra!

Yacine no lo miraba igual que siempre. Sus ojos estaban muy fijos en los suyos, inconscientemente se relamió los labios, por un momento, creyó que no iba a poder soltar palabra alguna, pero pudo decir. —¡Ya, suficiente! Tú ganas… ¡Ahora quítate! — Sintió que su voz estaba algo alterada de los nervios. No dejaba de ser una posición comprometida.


Polux C. Black — Junio — Gradas del estadio de Quidditch


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Vie Jun 10, 2022 6:50 pm por Rising Sun
1. TALKING AND GETTING CONFUSED
Al menos ese tema incómodo de sermones ya había pasado. Es que de verdad no a veces lo intentaba, pero me solían ganar las ganas de tentar mi suerte. Meterme en líos parecía ser una de mis pasiones. Pero tampoco es que no estuviera consiente de ello. De verdad intentaré tener más cuidado con lo que hago. Solo que ya saben, siempre está el margen de error y algo puede salir mal. Más ahora no tenía ganas de pensar en eso. Era aburrido pasar los días que nos quedaban en el colegio hablando sobre ese tema. Más divertido y emocionante era cuando comenzábamos hacer planes. Inclusos encontraba fascinante el tener todas esas sensaciones de libertad que traería la universidad. - No te creas. Quizás ahí no esté tan desaplicado. La posiologia me gusta. Ya el resto de las clases es otro cantar. - asegure. - De todos modos cuento con eso. Sé que me arrastrarías hasta el aula de ser necesario.  - Pol era como mi conciencia o algo parecido a ello. De no ser por él estaría perdido en el mundo. - Así que sí, ante ustedes los mejores posiologos de la historia. - comenté con un aire triunfal y orgulloso, para luego reír.

Sí que me ilusionaba. Pues realmente llevábamos buen tiempo sin salir siendo solamente los dos. - En la noche, por supuesto, para mejor apreciación.  Así de paso todos nos creerán dormidos como los angelitos que somos. - asegure, fingiendo mi cara más inocente que tampoco se me daba mal.

Me había dado un poco de trabajo desordenar aquel cabello.  Siendo sincero, creo que incluso me gusta más cuando está regado. - Siempre.  - le dejé saber con una guiñada. Nunca desperdicio una oportunidad para aprovecharme. Soltaba mis cosas e incluso podía en otras circunstancias pensar que sonaba a coqueteo. Esperaba no se diera mucho de cuenta de eso y más bien lo tomara como un juego. Porque soy molestoso y me gusta picar a la gente. Solo que en el fondo había algo de verdad en ello. Me gustaba aun cuando sabía que eso no llegaría a nada. A menos si tan solo se dejara llevar un poco. Después de todo ambos teníamos más que claro de lo que nos deparaba el futuro... pero bueno. Quien sabe. Tampoco parecía ser muy correspondido.  ¿O sí?

Terminamos con la explicación sobre el maleficio. Yo había dado con una buena excusa para usar aquel maleficio y Pol me había sorpresa con la elección del suyo.  - No es miedo. Solamente arruinaría mi estilo y no lo puedo permitir. De ninguna manera.  - y fue ahí donde todo se salió de control. De forma inesperada. - Sí, me la darás. Anda, no me la escondas o rebuscaré hasta el último rincón.  - amenace riendo, pero enserió. No sé cómo rayos entre agarres y rodar cuál calzaba, ya nos encontramos en el suelo. Había terminado justo sobre Pollux demasiado cerca y en una posición bastante comprometedora. Podía ver perfectamente sus rasgos faciales.

Él posiblemente sin darse cuenta, relamió sus labios. Me causaba mucha tentación de simplemente arriesgarme y averiguar que pasaba si le daba un beso. Pero recordaba que el lugar no era el indicado. No podía exponernos delante de todo Hogwarts sin tan siquiera tener conocimiento de si sería recíproco. Además, se notaba bastante nervioso, he incómodo con la situación. No era el momento. Pero ya llegaría. - Ja, vez. Resultó el rodar cuál calabaza. - aseguré levantándome del suelo ya con su varita en mano. Haciendo como si no hubiera pasado absolutamente nada. - Ya cambia esa cara, no es como si no te la fuera a devolver.  - decía con una sonrisa como si todo el momento incómodo solo fuera por lo de la vaina. Que en realidad era lo de menos. Le entendí la mano para que se levantara. - Anda, ya de pie. ¿A menos que pretendas asolearte aquí? - moleste para qué se relajará.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — GRADAS DEL ESTADIO DE QUIDDITCH


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Sáb Jun 11, 2022 12:46 am por Shooting Star
1. Talking and getting confused
El muchacho lo miraba con atención. Tenía razón, lo cierto es que era muy aplicado con las pociones y fue también por ese motivo que se empezó acercar más a él, eran amigos desde que eran unos niños al ser de familias tan renombradas pero los intereses en común vinieron durante el colegio y las capacidades. Su familia solía ser muy exigente, y siempre decían que debían ser independientes y preocuparse por ellos mismos, solo que Polux al ver a su amigo tan complicado con las distintas asignaturas, solo comenzó ayudarlo y notar en qué era más bueno o malo.

Ya estaban acostumbrados a trabajar juntos, también estaba la ventaja que su novia era un curso menor que él, así que era la manera a la vez, de pasar más tiempo juntos. — Ya sé, tranquilo. De todos modos, con tanta libertad es muy probable que hasta yo me pierda, y eso no podemos permitirlo, ya dijimos que teníamos que ser los mejores. — Contestó divertido a lo que Yacine repetía al respecto. Le gustaba imaginar como sería todo, eso motivaba al Black para seguir con los estudios porque tendría esa libertad en otro lugar. Definitivamente, se conformaba al menos de tenerlo cerca aún cuando sus verdaderos sentimientos no fueran correspondidos. ¡Es que era imposible!

Alzó una ceja. — ¿De noche? Está bien. Ya decía yo que era bastante simple salir durante el paseo de día a Hogsmeade no era muy tú que digamos. — Aceptó. Suponía que iban a estar un tiempo ahí y luego solo harían que volvían al castillo, pero iban a volver escapar después. Asumiría el castigo, pero no esperaba una expulsión. Hogwarts era bastante estricto en cuanto a las salidas de los alumnos y los escapes que se daban todos los días. — El jefe de casa debe estar muy consciente que al menos tú eres un ángel. — Lo molestó. Todo el mundo sabía que Yacine era un rebelde y bueno, y él mismo como el influenciado, era más aceptado por sus excelentes notas pero que no alcanzaron para haber sido prefecto o conseguir el premio anual.

Sentir como desordenaba su cabello era como una llama que se avivaba en una fogata. También le parecía una exquisita electricidad, sabía que era débil a él y luego, venían esos pensamientos que nunca iba a poder porque temía demasiado en su rechazo.

Entre broma y broma, que venían con respecto a la tarea de maleficios terminaron cayendo en ruedo hacia el piso, donde fue Polux quien termino abajo, nunca se había sentido tan nervioso en su vida. ¡Es que era Yacine! Y estaba tan cerca, que reclamaba como pudo haber tenido esa fuerza de voluntad para no acercarse unos centímetros más.

Estaba al tanto que no se sentía enamorado de él, es que también estaba Liz y no era bien visto formar un triángulo cuando toda su atención correspondía a ella y a la vez, el respeto. Lamentablemente,  Yacine lograba que quedara en segundo plano y no era lo adecuado, para nada. No sabía que hacer con esos pensamientos y el deseo que en ese instante tuvo, sin estar muy seguro si los nervios iban hacerlo notar como un tonto o simplemente como alguien que no cae en esos juegos. Ni siquiera se había mostrado agresivo y aquello lo dejaba pensando.

Más cuando veía que el Lestrange pareció disfrutar mucho quedar sobre él.

Notando que el rubio se lo tomaba como una broma común entre ellos finalmente, lo fulminó con la mirada mientras que se levantaba y el pelinegro quedaba aún en el suelo— Sé que vas a pasármela, pero trata de no ser tan imprudente en una próxima ocasión, por favor. — Exclamó, recriminándolo al momento que miraba su varita. Aún sentía su corazón desbocado de haber tenido tan cerca a su mejor amigo por primera vez.

Uy, andas de gracioso. Muy mal. — Se levantó del suelo haciéndose pasar como ofendido y tomó de mala gana su propia varita. — Agradece que somos amigos o esta no la cuentas.— Volvió a mirarlo a los ojos, y esperando dejar todo de lado, solo subió por las escaleras para seguir con la tarea. En castigo, iba a terminar hasta la última frase antes de volver al colegio. Ni siquiera sabía ya si era tan castigo, de todos modos, prefirió mantener las distancias hasta que considero que estaban listos para regresar a las mazmorras.

Polux C. Black — Junio — Gradas del estadio de Quidditch


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Dom Jun 12, 2022 7:10 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
Aún no sacaba el incidente de la cabeza. Sí, todo había sido culpa de andarme con esos juegos tontos, de querer quitarle la varita. Lo hacía por molestar, claro está, porque al final dudaba mucho que me fuera a dejar pelón. Pero ahí iba de insistente a querer evitarlo. El resultado había sido un momento un poco incómodo y de tentación. Que esa era la realidad, al menos para mí, de porque había sido incómodo. Porque me había hecho tentarme más de la cuenta. No se trataba de que yo no fuera capaz de hacer dicha locura, pero estaba muy consiente de que por más que se pintara como juego iba a terminar por ser un chisme de pasillo si por desgracia quedaban algún testigo. Así que definitivamente no era el lugar más indicado.

Había llegado el momento pautado para nuestra salida hacia Hogsmade, y así luego seguir hacia la Finca Fantasma. Le había indicado a Pol que me adelantaría. Es que si por desgracia se topaba a con Lizbeth a la salida y veía que íbamos los dos juntos, no existiría excusa alguna que dijera que hiciera que ella no quisiera acompañarlo. Eso definitivamente arruinaría por completo nuestros planes, pues una vez allí sería imposible librarnos de la Burke.

- Ahora no Amaranta. No queremos levantar sospechas con tu cuernudo novio. - tuve que despachar a gryffindor que parecía querer intentar arruinar mis planes. ¿Estaba loca? Tampoco iba a desfigurar mi preciada cara por ella. Aunque igual, la de él tampoco quedaría mejor siendo sinceros. Además, lo siento, pero mis planes para hoy nadie los va a estropear, por lo que tendrá que buscar con quien entretenerse y pegarle el cuerno a ese perdedor en otra parte.

Me encontraba tomando una cerveza de mantequilla en las Tres Escobas mientras esperaba por Pollux. Realmente estaban deliciosas. En especial la que era congelada. Mi favorita en los veranos calientes de Reino Unido. Relamí un poco la comisura de mi boca sacando la acumulación de espuma justo cuando al fin veía a mi amigo entrar. Lo miré con una sonrisa. Lucia, mucho mejor sin aquel uniforme que nos obligaba a todos a vernos iguales. A veces no podía evitar llevar mi mirada a su boca. Había estado tan cerca de hacerlo... que me mataba la curiosidad de saber que hubiera ocurrido. Quizás... tal vez, aunque sea por jugar... ya veremos. Ya veremos que nos depara la noche. - ¡Pol! ¡Pol! ¡Llegaste! Vez, cumplí. Cero, chicas. - asegure, pues me había encargado de despachar toda posible tentación que me hiciera flaquear.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Mar Jun 14, 2022 2:37 am por Shooting Star
2. A kiss just for play
Decir que Pólux había quedado nervioso era poco ¡Había quedado completamente nervioso por tal cercanía! De hecho, esa noche no había podido conciliar el sueño pensando como era estar tan cerca de su mejor amigo y asumiendo que esto era más fuerte de lo que parecía, lo que sí le molestaba es que él lo había tomado solo como una broma. Así era mejor ¿Pero por qué no dejaba de doler?

Supo que a pesar de todo, no iba a dejarlo plantado cuando ya tenían un plan que hacían después de hace mucho tiempo. Iba a tener que acostumbrarse, porque en la universidad iban a pasar todo el tiempo juntos y eso era lo que realmente quería.

Cuando llegó el día se vistió con ropa más cómoda y como hacía frio esa chaqueta con su capa entonaba y era adecuada a la perfección para la ocasión.  Estaba a punto de salir cuando se encontró con su novia, que lo detuvo para besar sus labios, el cual correspondió por costumbre aprovechando la soledad de aquel rincón, solo que no permitiría que su futura mujer fastidiará sus planes.

¿Y no tenías planes con tus amigas? — Cuestionó en un tono jocoso y tratando de no ser seductor porque ahí si se jodía todo. Ella respondió que sí, pero que era más tarde mientras acariciaba sus manos. — Entonces lo adecuado es que vayas arreglarte, así demuestras la belleza que eres. — Sabía como controlarla, pero Liz era persistente solo que esta vez si le encontró razón. Ya le había dicho que iba ir a Hogsmeade que necesitaba su espacio y que seguro se encontraba con sus compañeros, cosa que todo el tiempo hacía, el problema era siempre si salía solo con Yacine, al cual consideraba toda una mala influencia.

Pudo escapar, de todos modos, varias veces se volteó para asesorarse que no lo seguía, solo que ni rastros de ella. Por suerte, es que no quería discutir por ello, ya bastante tenía con sus padres que lo privaban a divertirse de vez en cuando por asistir a una fiesta o un evento mágico para que su novia empezara a tener esa misma costumbre por inseguridades o quería pasar todo el tiempo con él, tendría que acostumbrarse que tendría amistades y responsabilidades, la Burke estaba muy consciente que los años próximos ni se verían con frecuencia por los estudios superiores de la magia.

Finalmente, llegó a las Tres Escobas ante el repentino llamado de su mejor amigo. Deseo quitarle el resto de espuma de su cerveza de manera fugaz con sus labios, pero todo quedaba ahí, en sus pensamientos. Trató de no fulminarlo con la mirada con solo su tentadora presencia. Como siempre lucía muy bien y lo peor, es que en cada encuentro lucía mejor.

Muy bien, cumpliste con la parte del trato. — Siseó al final con una sonrisa, sentándose frente a él y con un gesto le decía al camarero que le trajera una nueva cerveza. — Creo que da tiempo para beber una antes que llegué Lizbeth,  había quedado con sus amigas y no dudo que venga justo a este local. — Afirmó. Así que se daría el tiempo de disfrutar de la bebida y se marcharían. Había cumplido, así que después tocaba seguirlo, tuvo la tentación de pedir algo más fuerte para después pero mejor con Yacine se controlaba en cuanto al alcohol, después de lo sucedido, sinceramente no quería perder el control. —¿Le fue muy difícil llegar con tanta mujer a su alrededor, Señor Lestrange? — Molestó con cierto sarcasmo, solo para sacar un tema y así quitar de encima esos pensamientos de la cabeza.

Pólux C, Black — JUNIO — Hogsmeade — Outfit


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jun 16, 2022 6:56 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
No voy a negar que tuve mis complicaciones para lograr llegar hasta Hogsmade sin ser atrapado por ninguna chica. Porque bueno, la realidad es que tengo un dulce que las atrae. Incluso las que ya tienen novio. Como fue el caso de Amaranta y a quien le tuve que advertir que aunque fue divertido y satisfactorio era muy prematuro para estar volviéndose a encontrar. Era riesgoso, tal como Pollux decía. A veces parecía que no le hacía caso, pero en realidad sus consejos y sobre todo su voz se quedaba rondando en mi mente. Era precisamente por ello que hice lo indecible para quitarlas de encima. Hoy el día era solo para nosotros. No existe negociación alguna.

Cada que recordaba aquel momento en el estadio de quidditch era una señal de que debía de hacer algo al respecto. Me atraía sobremanera esa sonrisa, esa cabellera perfecta y para qué negar que estaba en buena forma. Poco me importa que sea un chico, porque me he dado cuenta de que también siento interés por ellos. Pero más específicamente hacia Pol, en realidad... era por quien único parecía albergar algún tipo de sentimiento. Obviamente, sé que ambos estamos marcados con un futuro del cual no podríamos librarnos. Sin embargo, en estos momentos no quería pensar en ello, porque al final de cuentas, por más que siempre tuviera seguro cuál sería mi futuro, también sabía que aun cumpliéndolo no sería feliz. Tendría que ser más que suertudo de que ocurriera el amor entre mi futura e hipotética esposa. Ahora me interesa más averiguar qué es lo que pasa por la cabeza de mi amigo, sí, esa incomodidad realmente era por desagrado o porque se ponía nervioso. Porque seamos sinceros, cuando es de puro juego el joteo sale natural y no incómoda... así que no sé si mis conclusiones son correctas, pero me da algo de esperanza de que tal vez podría ser correspondido. Es que el castaño pareciera ser quien único se comprende, a quien único puedo contarle las cosas de mi lado más descabellado, sin que se espante...

-Oye, te lo prometí. Cumplo lo que prometo. Por eso no suelo prometer mucho porque me conozco. - sí, lo de hacer promesas no era muy lo mío porque me conocía y sabía que muchas veces no era capaz de cumplirlas. Aunque si había alguna excepciones, una a Pollux sí le hacía promesas, las cuales solía cumplir. Dos... a mis padres, pero en ese caso, bueno... creo que en ciertas ocasiones terminaba por no cumplirlas, o cumplirlas a medias. Todo depende del asunto. - Oh, pero que predecible... bueno bebamos y nos marchamos antes de qué... ya sabes. - sí, antes que notara que ese amigo que lo esperaba en Hogsmade era precisamente yo. Su archi enemigo a muerte Yacine Lestrange.

Felizmente, tomaba más cerveza de mantequilla ahora con la compañía de Pol, y sin preocuparme de sí me seguía embarrando la cara con espuma. Fruncí la nariz notando un olor nuevo... no, ese aroma definitivamente era nuevo. No era ese aroma. - Para qué te digo que no, sí, sí. Ya sabes que se me pegan como moscas... Pero una promesa es una promesa. Me puedes creer que la loca de Amaranta quería más... ya sabes. Y yo como no, no... disimula un poco mujer. - le contaba.

Quería descubrir qué era ese olor, me comenzaba a impacientar y posiblemente terminaré haciendo alguna tontería. - Ese perfume es nuevo. ¿No? - no lo pude evitar, me tuve que acercar cerca del cuello de la camisa y pegar la nariz a oler. - Sí, ese es nuevo. Cítrico. ¿No? Me gusta... aunque te seré sincero. Prefiero el de siempre, ese aroma a pino. - aclare, como si andar oliendo a tus amigos cuál sabueso fuera algo normal. La verdad es que cuando estuve tan cerca mi subconsciente me decía que pegara la nariz más hacia arriba, en el cuello y no en la camisa. Pero bueno, mi cerebro igual decía. No seas estúpido, hay gente en este lugar. Actúa como si fuera alguna de tus locuras y nada más. Me volví a sentar y tomé más cerveza intentando distraer mis pensamientos en la bebida. - Y bueno. ¿Estás listo para resolver el enigma de la Finca Fantasma? Buahh... - decía en tono jocoso haciendo una imitación de un fantasma. Igual creo que los fantasmas del castillo seguro se ofenderían por tal interpretación.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Sáb Jun 18, 2022 1:31 am por Shooting Star
2. A kiss just for play
Solo dejo que respondiera mientras esperaba anhelante la cerveza de mantequilla. Alcanzaba a tomarla con tiempo de sobra antes que llegara su novia. No tenía idea porque siempre contaba todo detalle en detalle cuando habría quedado conforme solo con un sí. Asunto solucionado. Pero ahí estaba declarando a viva voz que Amaranta no quería dejarlo venir así que amaba ser el centro de atención, en el local habían alumnos que podrían escuchar y parecía que ni siquiera le preocupaba. —Ya dije que tengas cuidado con esa, lo único que conseguirás será a un bastardo y que cierto estúpido quiera matarte ¿Vale tanto la pena? —Lo mira alzando una ceja de manera perfecta y evaluaba con la mirada. Era difícil mantener la seriedad cuando el rubio estaba cubierto de espuma en sus labios.

Sin embargo, se veía inquieto por algo. Eso lo sabía porque estaba pendiente de cada movimiento  que hacía y sus expresiones, sinceramente no sabía cuanto iba aguantar, solo que ahí debía conservar la calma y seguir actuando como el par de mejores amigos que solían ser y mostrar frente al resto. No obstante, Yacine si era mucho más atrevido que él y había tomado la costumbre de tomarse libertades con su espacio personal.

Que antes no habrían significado nada. ¿Pero ahora?

Empezó a respirar entrecortadamente, deseando que llevara un poco más arriba su nariz para que rozara su propio cuello. Cerró los ojos un momento mientras lo hacía, y tuvo que tomar mucha fuerza de voluntad para no rendirse ante a él y atraerlo más para que hiciera lo que estaba pensando. ¡Era su culpa! ¡Y hacía esto aún cuando veía que esto le incomodaba! ¿Por qué razón? —Uso el cítrico para ocasiones especiales y este lo era. Ahora te voy a pedir por favor que te alejes porque me estas dejando con espuma — Comenta severo y lo fulminaba con la mirada, aún así decidió que de alguna forma debía vengarse, así que cuando él lo hizo se inclinó para decir en un susurro. — ¿Por qué últimamente te has acercado más de la cuenta, Yacine? — Termina por quitar un poco de espuma de sus labios. — Es incómodo. — Argumentó su respuesta, pero en el fondo quería saber lo que diría su amigo. Algo había cambiado en él, no se haría ilusiones solo que ya estaba harto de ser él quien se pusiera nervioso, cuando no solía serlo.

Termina de tomar la cerveza luego de la respuesta que le dio su viejo amigo y suelta un suspiro. Dejo la paga en la mesa y asintió, ladeando una sonrisa cuando imita al fantasma. —Ya quiero ver si seguirás así de chistosito cuando estemos ahí. — Molesta, en estas situaciones había que tener cuidado y asumir que estaban yéndose a terreno peligroso, pues estaba prohibido tal como el bosque, solo que también estaba la teoría que quizás los fantasmas solo querían estar en paz y habían hecho correr ese rumor para que la gente se asustara y no se acercara. Solo que siempre estarían los temerarios como ellos, estaba seguro que no eran los únicos que se daban una vuelta a investigar por ese sector.

Salieron de las Tres Escobas con sigilo y se adentraron al camino que llevaba a la Finca. Iba a su lado y mantenía silencio. Poco a poco el pueblo empezó a desaparecer y se formó un paisaje más de pradera y vegetación. Era lógico que sería el rubio que comenzaría una charla o seguiría mofándose con los fantasmas, hasta caía la posibilidad que quisiera profundizar más su pregunta.


Pólux C, Black — JUNIO — Hogsmeade — Outfit


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Sáb Jun 18, 2022 2:30 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
Lo intentaba, pero es que al mismo tiempo era tentador tener esa adrenalina de que descubrieran a uno. Pero no quería quedar con la cara cuadrada tampoco, por eso me estaba esforzando porque el "intento" fuera fructífero y no cayera en la tentación. De todos modos ya sentía que era parte de esa relación de amistad que tenemos, el que tuviera las palabras de advertencia. Me encogí de hombros ante su pregunta. - No lo sé. - ni siquiera me había puesto a pensar en ese detalle. Supongo que no lo valía, una chica que no le importaba estar con otros teniendo novio. Igual podrían decir algo parecido de mí. Pero la diferencia es que era un chico que hasta ahora no tenía compromiso. Así que daba igual. Claro que eso no creo que dure tanto. Ya veremos, es algo que tampoco deseo pensar.

Realmente esperaba que Liz no asome sus narices. Hoy dijimos cero, chicas, y eso va por ella también. Especialmente por ella. Pol parecía notar el detalle de que cada vez me tomaba más confianzas. Supongo que lo que más le incomodaba era que hubiera más gente en el lugar. Pero si ponía cara evidente de incomodidad, es posible que llamara más la atención que el simplemente dejarlo pasar como una tontería. El muy maldito parecía querer vengarse. No fue el que se acercara lo que provocó que apareciera un ligero tinte robado en mis mejillas, más bien el sentir ese debo sobre mis labios. Me hizo sentir un cosquilleo y la verdad me estaba convencido más y más de querer probar. De no solo sentir esos dedos, sino también los labios.

- Tengo mis razones... - susurre aún algo descolocado por lo ocurrido.  - Pero creo que mejor te cuento luego.  Tienes razón, puede resultar incómodo... pero solamente cuando hay demasiados testigos. - Le dije para dejarlo pensando al respecto. Le dediqué una sonrisa como si nada ocurriera y termine mi cerveza.

Solté una carcajada antes de salir del local y escuchar sus palabras. - Ya veremos, ya veremos. - aseguré, no sabíamos que nos encontraríamos, pero eso era lo divertido de ir al lugar. No sabíamos como terminaríamos por reaccionar a lo que encontráramos. Cuando íbamos por aquel camino y ya Hogsmade comenzaba a quedar atrás llegando a un área solitaria que solo estaba compuesta por hectáreas de césped verde con el bosque al fondo y un camino en tierra que dirigía a la finca solitaria.  Comencé a caminar de espaldas para así poder ver a Pol aunque si ir a mucha velocidad para así no caer en él procesó.

- Bueno, creo ahora si te responderé bien a tu pregunta.- le dije mientras me detenía por un momento. - Verás, sonará raro. Tal vez no me veas igual después. De todos modos, tampoco tienes que preocuparte porque sabes que tenemos el destino sellado. - le explicaba mientras volvía hacer lo que tanto le estaba incomodado a Pol. Acercarme. - Pero desde hace un tiempo siento que me atraes. ¡Sí! Ya lo dije. Me gustas. Y dirás, pero y las chicas... pues también. - le explicaba. - Pero el punto es que contigo el magnetismo es aún más poderoso. No puedo evitar mantenerme cerca. Estoy algo confundido, quiero averiguar qué exactamente es... - decía viéndole a los ojos, aunque no por tanto tiempo porque la mirada se iba a los labios. - Sé que igual te pones más nervioso de lo que deberías. ¿Acaso igual te confundo? - pregunté con curiosidad. Me mordí el labio... - Tengo una idea... hagamos un juego. Si te desagrada, prometo que no lo vuelvo hacer. - asegure, aunque ni siquiera le dije que haría. Solo terminé por anular lo que restaba de espacio personal y en medio de aquel camino solitario lleve mi boca a la suya atrapando sus labios sin mediar una sola palabra.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Lun Jun 20, 2022 9:11 pm por Shooting Star
2. A kiss just for play
Sin duda alguna, no creía que esa tal Amaranta fuera la chica adecuada para él. Se veía que solo era pasión y sexo, nada más, pero si seguían jugando con fuego habría consecuencias donde el rubio no lo pasaría nada bien, con solo pensar cómo eran los Lestrange no quería imaginar como actuarían con él si todo se le saliera de las manos. — No te conviene, no es mujer para ti. No te valora, juega con su novio y probablemente tenga a otros como juguetes. —De eso no tenía la más remota idea pero solía ser cizañero y para alejarlo de la mala hierba, porque no era una chica con clase y mucho menos sangre pura, el fin justificaba los medios. Estaba muy seguro si llegaba a provocarla solo un poco, ella caería rendida a sus pies — Es más, sé que si me dignara a coquetearle caería ante a mi y te olvidaría — Dijo con una sonrisa provocadora muy seguro de sus palabras.

Muy al contrario a como solía comportarse, Liz. Era la dama perfecta y era incapaz de serle infiel al menos no con Lestrange. Se detestaban a muerte, y llegó a pensar que era porque ella no se sentía segura como solía comportarse Yacine con él. Quiso sacar ese pensamiento de su cabeza.

Luego de aquella cercanía en el local, decidió vengarse. Las palabras del Lestrange lo habían dejado marcando ocupado, no fue una respuesta completa para nada y no entendió del todo porque no podía hablarlo ahí mismo ¿Qué ocurría? Quizás…¡Esta bien! Prefería no pensar en nada porque si llegaba hacerlo, se iba a poner más nervioso y no quería actuar nunca más así frente a él.

Terminaron por salir y por un buen rato solo caminaron en un silencio muy incómodo. Hasta que el rubio se detuvo y tuvo que hacer lo mismo. Todo fue muy rápido, Lestrange estaba sacando todas sus armas y que nuevamente lo privara de su espacio personal, hacía que quedara completamente vulnerable.

Mucho más con todo lo que estaba diciendo, sus mejillas se encendieron aunque en un tono rosa que no era muy visible a esa oscuridad y a la luz de luna junto a las estrellas. Estaban solos en ese camino y supo que estaba perdido cuando acortó la distancia, donde al fin sus labios chocaron con los suyos.

Lo ideal habría sido alejarlo. Maldición, eso era lo más cuerdo. Sin embargo, con ese simple roce estaba perdido, donde sus manos actuaron con total naturalidad y lo atrajo más para si mismo para profundizar el maldito y tentable beso.

Uno muy distinto a los que acostumbraba tener con Liz. Este sabía a adrenalina, prohibido y el pecado mismo, porque no era lo correcto y aún así quería cada vez más. No quería soltarlo, dejo que invadiera su boca tal como insistió con la suya, como si se tratara de una batalla campal convertido en un beso.

Quedó sin respiración y no supo que decir por un minuto exacto, solo se lo quedo mirando en silencio. Le había respondido todo con ese beso no eran necesarias las palabras, no obstante, debía responder. — También me atraes ya hace un tiempo y aunque sé perfectamente que no deberíamos por todo lo que representa nuestro apellido, no podía dejar de pensar en ti. — Carraspeó, estaba siendo un cursi pero era lo que sentía. No quería que fuera como un juego solo que no podía verlo de otro modo tampoco. Quizás todo quedaba así, en un desliz de una noche y luego proseguirían con sus vidas. Así tenía que ser. —Eres un maldito infeliz, me he reclamado varias veces del porque me gustas de esta forma — Finalizó. La luna era testigo de su reciente secreto, que al menos, Pol juraba guardar con mil maldiciones para que nadie se enterara.

Pólux C, Black — JUNIO — Hogsmeade — Outfit


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Mar Jun 21, 2022 6:27 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
  Definitivamente, era cierto que no era la que me convenía. Tampoco estaba tan demente como para mezclar sangres. Sí, que la pase bien con ella es una cosa y que quiera que sea la madre de mis hijos es otra. Para nada. Pero bueno, agradezco la preocupación, solo que a veces no podía evitar ser algo terco y tentar mi suerte.  Alce una ceja ante su comentario. - No juegues, no dudo que caiga. Pero qué se olvide de mí lo dudo. Soy puedo resultar ser un gusto vicioso. - moleste. No dudaba que cayera. Pol tenía todo para hacer caer a cualquiera. Pero oye, yo también. Es más, si tan solamente hubiera una confirmación, podría ser Amaranta la que terminara fuera de la ecuación.

La única razón por la que al comienzo nunca le coqueteé a Lizbeth era por ser novia de Pol. Es a quien único no le haría esa trastada. 6 luego se volvió insoportable, así que daba igual cuan guapa fuera. Es más, a veces me preguntaba si era tan correcta como decía ser. La envidia tan bien es algo que no es muy elegante que digamos. Debería de recordar eso. Porque nada me quita de la mente que solo le arde la relación tan cercana que tengo con Pollux. Ella quisiera ser la única cercana a él. Yo nada más espero no tener que emparentarme con una Burke sería lo que me faltara tener que ser su cuñado. Aunque creo mi familia se irá más por los Rowley. En fin, por todo esto es que ni siquiera me da remordimiento alguno de tener esos pensamientos y sentía ocultos hacia mi amigo. De todo esto lo único que me preocupa si lo revelo es perder la amistad si se llegara a enojar por ello.

Como insistía tanto en saberlo me estaba por arriesgar. Porque tampoco era un cobarde. Sólo que, por otro lado, tampoco era estúpido. Así que no lo haría delante de la gente. Era algo que tenía que quedar entre ambos nada más. Aun así, no dude en dar esa respuesta a medias que únicamente lo dejaría pensando todo el camino.  Claro, hasta que me detuve en medio de aquel sendero solitario. Sabía qué independiente de su repuesta, esto seguiría quedando entre nosotros. Un secreto.  Quizás por ahora podría tomarse como un juego, un experimento. Pero ya luego la vida decidiría porque podría ser caprichosa. Pues esa seguridad que sentía con Pol y con nadie más, y esas ganas de siempre estar cerca. La sensación de no soportar a Lizbeth de una forma descomunal, podría jugar un papel importante.

Luego de mi explicación no di mucha oportunidad de reaccionar, mucho menos fe hablar.  Pues ya tenía sus labios entre los míos. Creí que me alejaría. Estaba esperando que me empujara. Sin embargo, fue todo lo opuesto, me atrajo hacia él. Maldición, sabía demasiado bien. ¿Qué importaba si estaba bien o no? Me dejé llevar por ese beso probando cada rincón de esa boca como si llevara tiempo esperando para hacerlo. Porque así era. Aquella pasión que estabas despertando la maldita tentación. Mis manos tampoco se podían quedar quietas, por lo que se habían ido a enredar en su perfecto cabello. Pasara lo que pasara aquí, solo teníamos a las criaturas y la luna de testigo. Este lugar más solitario no podía ser.

Terminamos por la falta de aire. No tenía que decir nada, sus actos respondían por sí solos. Aun así lo dejo saber. - Vaya, es por eso que te ponías nervioso cada vez que excedía el espacio personal. - comentaba, no podía evitar de dejar de verlo. Volviendo mi vista de sus labios a nuevamente sus ojos. - Yo tampoco, y de ahí el porqué también me llevó tan pésimo con Lizbeth. No es por lo que diga de mí, a mí no me importa su opinión, la verdad. Es porque cree que es tu dueña. - Técnicamente, ante la sociedad, en cierto modo sí, ya saben como son.  Por eso me irritaba esa chica.

- Ah, podría decir lo mismo.  A veces no entiendo el porqué.  Pero la verdad cuando estamos solo, y tan cerca. - esta vez fui yo quien lo atraje hacía mi. - No lo puedo evitar. No sé que vamos a hacer con esto... seguro quedará como un secreto... pero.  ¿Pero luego de esta revelación es necesario pensar en eso ahora? Digo, si no se enteran... no pasará nada. - añadí. Ya de por sí sabía que me gustaba tentar mi suerte y creo que de todas las veces que me arriesgaba a meterme en algún lío, esta era una de las que más quería. Por Pol era capaz de arriesgarme así.  -¿Qué tal si llegamos a nuestro destino? Ya luego ahí decidimos- le decía total, en aquel lugar nada más debían de estar los fantasmas, si es en realidad había alguno. - Porque ese beso... aún no me quito el sabor de los labios. - aseguré manteniendo cerca y viéndole a los ojos.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Mar Jun 21, 2022 9:09 pm por Shooting Star
2. A kiss just for play
Debía reconocer que Yacine siempre salía con algo que lo hacía sonreír. Era tan seguro de sí mismo que podía con su humor. Manteniendo la sonrisa, solo movió la cabeza en un gesto de confirmación, no lo iba a decir con voz alta pero era lógico que tenía encanto. — Lo que afirma es que estaría perfectamente con los dos, unos cuantos otros y el novio, ya deberías darte cuenta que no te conviene. — No la conocía del todo bien, pero podía recaer en una mujer que manejaba a los hombres a su antojo, solo que no con Lestrange y sí tenía que intervenir lo haría a toda costa, esa chica no lo valía, obviando el hecho que se sentía espantosamente celoso porque dijera que no lo valía, Yacine si sentía ligero interés por ella.

Solo que el tema quedo por completo al olvido con tal cercanía y esas frases a medio completar que lo dejaron curioso hasta que salieron y comenzaron a caminar. Jamás imagino que todo se diera tan rápido y que fuera correspondido, partiendo que había sido él quién había confesado sus sentimientos primero y que estaba consciente las problemáticas que había alrededor. Tenían una conexión y quizás de cuando, solamente que se reprimieron y era la razón porque todo fluía de tal manera ahora.

El beso había sido realmente una osadía y un atrevimiento de su parte, no se había logrado contener y era tan grato que fuera correspondido que aún ni lo asumía bien. Solo quería llevar todos sus deseos a la realidad, mantener esa corta distancia era demasía agradable, comprendiendo que no estaba enamorado de Lizbeth, tampoco lo estaba de Yacine, no obstante, con solo ese beso, entendía que era mucho más que su futura esposa.

Igual había reclamado, porque se enojaba consigo mismo sentirse atraído por su mejor amigo, el cual era completamente distinto a él. Eran el cara y sello de una moneda. — Y tú por ello, te acercabas tanto porque querías comprobar que estaba sucediendo contigo. — Respondió. Con una sola mirada revelaba que sí lo había logrado poner nervioso. —Pecabas de imprudente. — Reconocía, porque era lógico que cualquier persona se lograría poner ansiosa cuando el rubio no respetaba en demasía la distancia.

Solo que ahora no le molestaba.

Mucho menos ahora que estaban en un sendero abandonado donde solo las estrellas y la luna eran testigos de lo que acababan de hacer. También seguía mirando sus labios, y vaya que servía, los dos eran casi de la misma altura lo cual era mucho más cómodo. — Aún no es mi dueña, y bien, al menos está consciente que detestaría ser su marioneta mientras yo tampoco la trate así. — Lo cierto, el estar con Liz tanto tiempo y que hubiera funcionado porque al menos había amistad, era una gran oportunidad para que su matrimonio fuera exitoso, con amor o no,  era conveniente.

Solo que ahora…

Volvió a mirarlo a los ojos. — Pero comprendo lo que quieres decir. Yo detesto a la tal Amaranta porque cree que eres de su propiedad y no me gusta, preferiría verte con otra más de tu clase donde todo fuera más conveniente, no quiero que estés con ella — Pol fue categórico. Yacine tenía que cortar toda esa relación o sino iba a encargarse él mismo. Sobre todo ahora.

Dejo que lo atrajera para sí mismo y mantuvo esa distancia, aunque sentía ganas de devorar su boca otra vez, creyó que era mucho mejor así, provocándose. — Amas el peligro, porque nos ira muy mal si nos logran descubrir. Deja pensarlo, con esto no estoy diciendo que no me gustas sino que es todo lo contrario. — Rozó finalmente su nariz con la suya quedando a muy corta distancia de él, sujetando así su cintura. — Aún no estoy del todo seguro si este juego vamos a poder controlarlo o no. Supongo que nos daremos cuenta con el tiempo ¿verdad? — Al menos por su lado, sabía que sus sentimientos eran reales, lo deseaba, sentía un especial cariño y no podía dejar de pensar en él.

Mejor — Dijo a su proposición de ir pronto a la finca. Era un lugar donde muy posiblemente estarían solos y vaya que necesitaban estarlo. — ¿Y por qué no lo intentas otra vez? Me extraña viniendo de ti, Lestrange. — Siseó en un susurro, incitándolo a que lo volviera besar y pronto seguir su camino hacia la Finca de los fantasmas.


Pólux C, Black — JUNIO — Hogsmeade — Outfit


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Jun 22, 2022 6:43 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
 Se podría decir que me libraba de un gran peso de encima al poder soltar todo lo que sentía a Pollux. No podíamos cambiar nuestra realidad. A menos que quisiéramos ser borrados del árbol familiar, y la verdad eso era lo menos malo que podría pasarnos. Mínimo era necesario complacerlos dejándolas un heredero sangre pura, aunque nuestros posibles matrimonios terminarán siendo un complemento fiasco. Lo lamento mucho por la pobre alma que se les ocurra imponer como prometida. Porque inevitablemente tendría que vivir con su cornamenta por el resto de su vida. Porque la fidelidad sin amor no se la doy a nadie. Lo siento. Más cuando, aún sabiendo que Pol correspondía, tal vez no había amor ahí, pero si era algo más que una simple atracción. Así que en todo esto era quien estaba ganando la batalla.

Me había gustado aquel beso, más de lo que incluso había llegado a imaginar. Porque sí, muchas veces había imaginado que pasaría si lo hacía. Solo que ya ni siquiera quedaba en la imaginación. Era real y aún podía sentir su sabor en mis labios. Aun cuando ambos teníamos ese toque audaz, éramos completamente diferentes, polos opuestos. Pues por lo general demostramos nuestra audacia de forma diferente, pero aun con todo eso era innegable la conexión que sentíamos el uno por el otro. Porque sí, resultó ser algo mutuo. Lo cual era agradable y problemático al mismo tiempo. Aun con todos los "reclamos" no podía quitar la sonrisa del rostro. - Así, no tienes idea de cuantas veces me sentí tentado de hacer lo que hice ahorita. - le respondí. Oh, sí. Un buen ejemplo fue cuando rodamos por las gradas.

Era inevitable que tuviera que salir con una de las mías, en especial tratándose de Lizbeth. - Pues recuérdaselo, parece que no le gusta compartir. - comente, y vaya que no me pretendía detener por condescendencia a la Burke. - Ya sé que te cae igual de la patada. Pero no lo digas tan poco muy fuerte. - rasque mi nuca. - No sea que un día mis padres nos den la sorpresa de alguna prometida o algo así. - eso realmente sería peor que Amaranta que le puedo sacar la excusa del novio para desaparecerme de su vista. - Ya, ya. Mejor ni hablar de ellas ahora. - insistí mientras lo atraía hacia mí. Entre provocación y provocación era mucho mejor.

- Por supuesto, fatal nos iría. - reconocí, pero en un tono como sí me diera igual, aunque no era del todo así. Solo que bastaba con tener cuidado. - Por eso debe ser nuestro secreto. Supongo que sí, el tiempo dirá. Yo digo que al menos por ahora no nos preocupemos. - porque no podía asegurar que quisiera dejar esto, es que había algo ahí, que aún no estaba seguro de que era Pero necesitaba esto, de eso estoy seguro. - ¿Qué haga el que? ¿Esto? - le dije mientras volvía acercar mi rostro al suyo, esta vez arrebatándole un beso más apasionado que el anterior, aferrándole más hacia mí mientras mis manos se habían deslizado por su espalda, incluso atreviéndome a bajar más de la cuenta y darle un apretón. - ¿Mejor? - le dije cuando ya no tuve más aire aun con la voz entrecortada. - Andando. - le dije soltando por un momento, pero rodeando sus hombros con un brazo mientras caminábamos.

Un granero abandonado detrás de una valla que decía no entre se apareció frente a nosotros al llegar a nuestro lugar de destino. Sí, se veía desolado el lugar, aunque quizás no tan espantoso como querían hacer pensar. Aunque yo en este punto sinceramente me bastaba con tener nuestra salida solos, y sin cero, chicas. - Uh. ¿Crees que les importe a los fantasmas? Ya sabes... ser los únicos testigos... - le decía mientras jugaba con un mechón de su cabello al tiempo que observamos el sitio.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Jue Jun 23, 2022 3:40 pm por Shooting Star
2. A kiss just for play
No era correcto, pero simplemente no podía evitarlo. La atracción hacía Yacine era muy fuerte y tal como pensaba, eran sentimientos mucho más fuertes que tenía hacia su novia. Estaba acostumbrado a besar a Lizbeth, solo que con uno solo con Lestrange había demostrado que fue mucho más significativo. Era un sentimiento fuerte que aún estaba alejado del verdadero amor, pero estaba perdido. De ahora en adelante, necesitaría más de él.

Aquella cercanía, donde estaban tan cerca y a la vez tan lejos, porque solo se estaban provocando a una distancia poco segura solo hacía que lo deseara aún más. En cierta manera, le había dado un ultimátum como Amaranta y hablaba completamente en serio, no lo quería cerca de él y si el rubio no lo hacía simplemente él mismo se iba a encargar de todo, porque era capaz de hablar con el cornudo de su novio.

La sonrisa fue inevitable en Pol cuando escuchó que había estado a punto de hacerlo muchas veces, recordando sobre todo la última vez en las gradas. — ¿Cómo no va a querer compartir si soy perfecto? — Se atrevió a molestar un poco, ya que estaba con muy buen humor con lo que había pasado, pues que correspondiera era bastante fascinante y en realidad aunque si habían más contras no era que le desagradara.  Sin embargo, su semblante cambio con la mención de Amaranta. — Ya dije lo que tenía que decir, va en ti si quieres seguir juntándote con ella. — Es que era posible que Yan se alejara pero ella no, así que algo se le ocurriría o a los dos para apartarla.

Solo hay que tener cuidado, ya veremos qué pasa…— Suponía que todo quedaría como un juego que ambos querían jugar y la idea era no involucrarse del todo o ahí todo terminaría muy mal porque comenzarían las dudas y las ganas de dejar todo por él.

¿Y cómo no hacerlo? El siguiente beso fue mucho más de lo que esperaba. Tenían tanta confianza en el otro, que Pol lo recibía con los brazos abiertos, esta vez, aprovechó de acariciar su cabello, desordenarlo y acariciar su espalda. Entre los dos había mucha pasión, quizás dejándose llevar por aquellos sueños o fantasías que habían tenido reprimidas durante todo ese tiempo. Sin duda, con ese beso confirmaba que se iba a volver adicto a ellos, solo sintió mucha más calor en su cuerpo, porque se sobresaltó cuando las manos traviesas del rubio fueron directo a su trasero. — Yacine…— Susurró aún cerca de él. — No tan rápido. — No estaba preparado para caricias que lo harían llegar a otro nivel,  no correspondía, en cierto modo, hasta tenía esos límites con Lizbeth, por lo tanto, no solía ser apresurado. Quizás mostró inocencia en su mirada y bien, esperaba que lo respetara o esperara cuando estuviera listo.

Solo lo había pensado, pero la realidad dicta que besas mucho mejor como lo imaginaba. — Tuvo que declarar mientras ordenaba un poco su cabello que había quedado bastante desordenado.

Juntos, siguieron caminando hasta la finca hasta un granero que ya se estaba visualizando. Conocía a la perfección a Yacine, al menos por esta noche, no quería una aventura sino que algo más, solo quería pasar más tiempo con él y para Pólux tampoco le parecía una idea desagradable. — No tengo idea, si molestamos solo nos tendríamos que largar ¿no? — Lo incitó para que siguiera caminando hasta llegaron a un rincón de un granero. Ahí nuevamente lo observó, toda la vergüenza se había ido por lo que en un acto de atrevimiento esta vez por su parte, lo llevo contra la pared más cercana para empezar a besar sus labios con suavidad. Nadie tenía que enterarse de esto,  tal vez mañana no continuaría, pues la realidad de los dos era bastante severa,  con solo pensar en la furia de su padre y el grito al cielo que daría su madre provocaba detenerse, no obstante, no podía. Estaba muy feliz besando los labios del Lestrange.



Pólux C, Black — JUNIO — Hogsmeade — Outfit


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jun 23, 2022 6:36 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
 El muy maldito sabía lo bien que estaba y se aprovechaba de soltar comentarios al respecto. No lo culpo, soy igual en ese sentido.  Ahora, había que aclarar que por esa misma razón me fastidiaba que fuera así con él, la Burke. Creo que de ser otra que no fuera de esa forma ni le molestaba. Es más, puede que hasta me diera algo de cargo de conciencia de la pobre chica. Pero no, para nada era el caso. - No podría refutar eso. Pero igual se tendrá que aguantar. - le respondí. Dando a entender que me dejaría llevar por todo esto que estábamos sintiendo y que no me importaba. Solo necesitábamos ser precavidos.

Ni idea de cuánto podría durar. Pero por ahora todas esas emociones juntas me estaban ganando y deseaba explorar qué era todo esto. Besos, había experimentado muchos, pero con él era completamente diferente. Era lo prohibido entre lo prohibido. Eso le daba un toque aún más especial a todo esto. Claro, los Black y Lestrange jamás conocerán de esto. Al final de cuentas me bastaba con saberlo nosotros. En cuanto a Amaranta, bueno, digamos que no es una de mis prioridades y sé que puedo quitármela de encima. Aunque algunas pueden ser algo tercas. Así que no tenía que preocuparme tanto por mí, en todo caso si alguien se acercaba iba a ser ella. - Yo ya le comenté que no era conveniente. Espero que entrara en razón.  - le comenté.

Con ese segundo beso, simplemente me dejé llevar. Fueron muchas las veces que lo imagine. Resultaba ser mucho mejor. Incluso se sentía agradable esas caricias en la espalda. Yo sin duda solo me había dejado llevar. Pol era más reservado para estas cosas y a mí a veces se me olvidaba. Claro, ahora lo comprobaba por mi mismo. Cosa que incluso encontraba adorable. No tengo idea porque me hace sentir tantas cosas diferentes pero al mismo tiempo. - Lo siento. Sabes que tengo las manos un poco... largas. - respondí en referencia a que podía ser un poco de andar metiendo mano sin pedir permiso. Debo controlar esa mala costumbre.  En otras palabras. Me dejé llevar.

Mantenía la sonrisa en el rostro mientras lo veía a los ojos, perdiéndome en esa mirada. Vaya que me estaba volviendo la vida patas para arriba y ni siquiera estaba deteniendo esto. Más bien le echaba leña al fuego. - Pues yo creo que igual besas muy bien, y creo que podría ser adicto a ello. - admití. Podría ser un gran problema, porque no querría pasar por su lado sin querer robar un beso.

Mientras caminábamos hacia la finca, la idea de explorar el lugar había quedado a un lado. Fácil podíamos hacer eso en otro momento. Ahora era mejor simplemente aprovechar la soledad y falta de testigos. - Seguro, tienen mejores cosas que hacer. No sé, ir a dar pena en el área de las tumbas. Aparecerse a algún viajero extranjero que no sepa de su existencia. Que sé yo. - la verdad ni me importaba y mucho menos les tenía miedo.

Sin darle mucha más importancia al asunto entramos aquel granero, la verdad debo admitir que me tomó desprevenido que me acorralara contra aquella pared. Por supuesto que no me resistí, por el contrario, solo rodee su cuello con mis brazos, dejándome llevar por aquel suave y delicioso beso. - ¿Querías vengarte, verdad? - dije murmurando aun sus labios. - Podría... pasar... todo... un... rato... así. - es que ni siquiera tenía ganas de despegarme. - Te está gustando tenerme acorralado. - solté cuando tomamos un poco de aire, dibujando con el dedo el contorno de su boca, con una sonrisa coqueta en mi rostro mientras lo veía a sus ojos color caramelo. Menos mal que el lugar era muy, pero muy solitario. Porque sí nos agarraban en estas circunstancias, mínimo un par de crucio nos ganaríamos.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Vie Jun 24, 2022 10:18 pm por Shooting Star
2. A kiss just for play
Lo miró a los ojos, sinceramente no se creía del todo que dejará su perdida y estúpida relación con Amaranta, y sí lo hacía no creía que la chica lo dejara ir fácilmente cuando ya le había dado varios motivos que lo valía. No era que estuviera inseguro pero detestaba demasiado esa relación y también recaía que los había visto en una situación indecorosa que en ese instante, apareció en su mente. Puso una expresión desagradable aunque no comentó nada, limitándose asentir a su dicho.

Pero esos besos podían quitar toda vulnerabilidad, debilidad o duda, realmente estaba disfrutando esos besos, era atrevido que lo dejaba sin palabras y donde tuvo que expresar que estaba apurándose demasiado. — Lo sé, por eso quise aclararlo. — Si el juego continuaba y sucedía, sabía que era solamente porque ambos no se habían podido contener, solo que debían acceder los dos. Contempló sus ojos azules con agradecimiento, que comprendiera hablaba muy bien de él, es que sinceramente sabía que era un maldito hijo de puta pero mientras no lo fuera con él, todo estaba bien.

Que dijera que sentía gusto por sus besos hizo que nuevamente esbozara una sonrisa, una sincera. Para él los besos que tenía con su novia eran agradables pero jamás dio uno con pasión, por eso estaba seguro que lo que sentía por Lestrange era una fuerte atracción. — ¿Tanto así? — Rebatió por la adicción a sus besos.

Esperemos que estemos tranquilos. — Decía por la finca, se sabía que habían fantasmas, ahí sí eran violentos iban averiguarlo estando ahí pues era la primera vez que se embarcaban a esa aventura, solo que ahora no tenían muchas ganas de recorrerla como fue en un principio.

Cuando estuvieron en aquel granero donde no había ni una sombra, un lugar embargado de privacidad e intimidad, no pudo evitar llevarlo contra la pared como si fuera un carnívoro y así devorar su boca. Reconocía que también se había vuelto adicto a sus labios.

Un poco — Reconoció cuando acabo ese tercer beso, sabiendo que había algo de venganza. ¿Los contaría desde ese momento? —Pero también es el lugar, es como si nos invitara hacerlo ¿No crees?  —Decía mientras deslizaba uno de sus dedos por la mejilla del Lestrange, sin dejar de mirarlo, como si se tratara de un verdadero tesoro, no se le podía quitar de la cabeza que era solo un juego pero vaya que lo estaba disfrutando y tanto, que estaba consciente que caminaba por terreno muy peligroso.

Tenerlo así lo hacía sentir poderoso, solo que reconocía que también disfrutaba que él lo hiciera, nunca olvidaría que fue el rubio quién actuó primero y era él, quién siempre acorto las distancia entre ellos. — Yo.. también.. — Siseaba cerca de sus labios y se daba el gusto de rozarlos a la vez. —¿Realmente te gusta sentirte acorralado? — Cuestionó alzando una ceja provocándolo que hiciera lo contrario.

Entre beso y beso, supo que tendrían que detenerse, además que debían conversar sobre lo que estaba sucediendo. Quería aclararlo, en su vida siempre le gustaba tener todo claro, sentirse seguro para proseguir en cada desafío que llegaba, tanto en aspecto personal como académico en sus 17 años, ya era considerado un brujo adulto, podía tomar sus propias decisiones, Lestrange desordenaba todo, pero a ambos le pasaba exactamente lo mismo al ser dos brujos con apellido que se le daba importancia.

Terminó por sentarse en el suelo, hacía frío pero al estar a su lado la temperatura se mantenía acorde. —Creo en todo lo que me dijiste, dudo que me hubieras besado solo porque sí y más de 5 veces. — Murmuró burlón el número, seguía contando y ya estaba al tanto que si esto continuaba iba a perder la cuenta. — Pero… ¿Estás completamente seguro? ¿No se trata de solamente de una calentura? — Necesitaba saberlo y no quería causar lástima o conmoción, ni nada, pero se adelantó para decir. —A mi hace ya un tiempo que me gustas, sabía que era diferente, no partió desde que éramos niños, fue cuando nos comenzamos acercar, aún no estoy seguro, por eso dije que el tiempo lo dirá. — Dictó. En realidad, estaba confesando mucho mejor lo que sentía ya que estaban tranquilos ahí sentados en aquel granero. — Siento que debía repetirlo para que notaras que para mi esto es serio, quizás quede con un juego que desordenara a ambos la vida, pero que vale la pena jugar. — Necesitaba que no lo tomara del todo como broma, en eso, se diferenciaban bastante. Al menos Pol, podría ser un maldito con cualquiera pero no con él.

Necesitaba escucharlo de nuevo aunque sí que Yacine fue quién dejo todo mucho más claro de un principio, y ahora era recién que Pol asumía todo. —Estoy arriesgando mucho por ti, así que solo dime cuando quieras detener esto, yo prometo que lo haré si ocurre. — Tan enfrascado que solo se trataría de un juego, solo espero su respuesta. Quizás como iba a ser al día siguiente y los siguientes meses, notaba que no era algo que pudiera manejar como acostumbraba.



Pólux C, Black — JUNIO — Hogsmeade — Outfit


Breaking the Rules OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Sáb Jun 25, 2022 7:45 pm por Rising Sun
2. A kiss just for play
 Esto lo cambiaria todo. Sé que luego de hacer semejantes declaraciones ya no podría verlo igual. No podía ser así porque sabía que correspondía a esa atracción, además de que era más fuerte que cualquier otra que hubiera tenido. Era un poco confuso, porque no sabía qué esperar de ello. Pero tenía algo seguro. Quería averiguarlo. Definitivamente que sí. No me intimidaría por el que dirán, después de todo solo valía lo que fuera entre ambos. ¿Sé que jugamos con fuego... porque y si resulta ser algo más? Que nos deparara el futuro, eso mejor ni pensarlo. Lo sentía por las chicas, porque he probado muchos labios y los de Pol han sido hasta ahora los únicos que de los que estoy seguro de que no me aburriré, me comenzaba a fascinar de una forma impresionante. Había algo ahí que hacía que fuera adictivo. Eso me gustaba. Aunque el cosquilleo en el pecho a veces podía ser un poco preocupante. Era recordatorio de que había algo más. Así que igual debía dejarme llevar por lo que dictaban esos ojos que me comenzaban a hipnotizar y que reclamaban toda mi atención.

- Sí, mejor recuérdamelo. - respondí soltando una risa, ante mi arrebato de meter las manos donde nadie aún me había llamado. Lo sentía, fue algo tentador. Pero sí, esto era nuevo, diferente. Además, que no se trataba de cualquier persona. No se trataba de alguien que me diera igual si se molestaba conmigo. Más bien todo lo contrario. No era Amaranta, no era ninguna de las otras muchachas con las que había estado, que si la embarraba con alguna me daba completamente igual si se ofendían. ¡Pero era Pol ! Como no tomar en cuenta eso? Son demasiados años de amistad como para querer cagarla por apresurado. Solo el tiempo dirá.

- Sí, tanto así. - le repetí cuando hizo la pregunta sobre la adicción de sus besos. Es que era la realidad y eso que únicamente llevábamos dos nada más. Por ahora. - Sí, no quiero ningún disturbio que no sea nosotros mismos. De verdad, creo que los fantasmas quedaron en segundo plano. - le aseguré mientras nos acercábamos. - Quizás en otra ocasión podríamos dárnosla de investigadores. Pero no hoy. - añadí. Pues de igual forma me daba curiosidad el lugar. Era solamente que esto me ganaba más interés.

Estando en aquel granero teníamos toda la privacidad del mundo. Sí, es cierto que tenía una pinta un poco siniestra. Pero vamos, somos Black y Lestrange. Ese tipo de cosas no nos intimida, es más, el lugar hasta nos va muy bien. Es el sitio perfecto para explorar el asunto. Ese acorralamiento había detonado en una batalla campal de besos. - Tienes razón, este sitio es muy... nosotros. Ese misterio, esa privacidad... sí. Invita hacer esto. - le decía continuando besando sus labios.

Llegó un momento en que perdí cuenta de cuantos llevábamos. Aunque Pol parecía que sí los estaba contado. - Wow, estás llevando la cuenta. Yo me entusiasmé tanto que se me olvido como se contaba. - le comentaba en un tono un poquito exagerado, mientras me sentaba a su lado. Es que aun cuando quisiera seguir, había que tener un detente y conversarlo. No podía ser así porque sí. Aun cuando no supiéramos a donde esto iría. Porque algo era seguro, creo que no podría evitar seguir teniendo estos encuentros, por más que fuera riesgoso. - No, Pol, no pienso que sea solo eso. De lo contrario no me hubiera podido contener. - dije dándole una mirada coqueta de tú sabes que sí. - Esto... siento que es diferente. No te puedo decir que sé lo que es... Es la realidad. Pero, sé que no es igual a lo demás. - estaba convencido de que así era. Nunca había sentido tanto celo de alguien como para siempre llevarnos como perros y gatos como lo hacía con Liz. Todo era porque me gustaba demasiado Pol y ella era quien podía darse el lujo de presentarlo como "suyo".

Le miré a los ojos mientras comenzaba a jugar con mi dedo sobre sus manos. - Obvio, que igual dije que hacía un ratito que me gustabas. Pero tampoco creo que sea desde niño. Es más, en ese entonces ni siquiera tenía esos intereses. Era una inocente paloma... y no te vayas a reír. Que sabes que era cierto. - asegure. Sentía escalofríos, recorre mi cuerpo con sus confesiones. Esto cada vez se ponía cercano, más real. ¿Realmente podría escalar más lejos de solo atracción? Es posible que incluso ahora ya estaba un poco más allá. - Yo igual te lo repito, me gustas y me importas. Sabes que no me importa la opinión de casi nadie... pero no es así contigo. - insistí. - Bueno, yo estoy también dispuesto a jugar este juego. Que el tiempo nos dé la respuesta final. - conteste mientras cruzaba miradas.

- No he pensado en eso. Así que la verdad... en estos momentos... no quiero que se detenga. - le aclaré. - Ya sé que de los dos eres quien más arriesgas. Tampoco quiero ponerte en evidencia. Sé que debemos tener cuidado. - añadí. - Yo también prometo hacerlo si se nos sale de control y terminas corriendo algún riesgo. - finalice llevando mis manos a su mejilla. Aparte de todo esto, también seguía siendo mi amigo y era demasiado preciado como para arriesgarlo de alguna forma peligrosa. Los Black no comían cuento, y los Lestrange tampoco, tomaba muy en cuenta eso.
YACINE R. LESTRANGE — JUNIO — Hogmade — Outfit


Breaking the Rules ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente


 
a