Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Jue Ago 18, 2022 11:57 pm por Shooting Star
Asignatura Pendiente —ONE ON ONE | ORIGINAL / REALISTA | DRAMA & ROMANCE


Tengo ganas de no tener ganas
Tengo un par de mascotas que no saben quien soy
Y entre tanto que tengo
No encuentro razón suficiente pa' olvidarme de ti

Esta historia transcurre en  Nara, Japón.  Donde nuestros protagonistas nunca se han podido confesar por las propias complicaciones de la vida y sobre todo, cuando uno de ellos piensa más en él mismo que los sentimientos de los demás. La atracción entre ambos es muy fuerte y no pueden dejar de pensar del uno con el otro, porque cada vez que creen que todo se solucionó y su historia se va al olvido, se vuelven a juntar.

Ryuga  Hashimoto, el mejor alumno de Medicina de la universidad que pertenece a su padre, durante toda su vida ha sido un asocial, demasiado enfocado en sus estudios y que no se ha permitido relacionar tanto en amistades como en pareja. Considera que esos tipos de emociones intervienen en su verdadera meta que siempre ha sido: Ser el mejor. Hasta que conoce a Miyu, la cual se enamora perdidamente y no sabe realmente como actuar, sin querer, siempre termina estropeando todos los avances.

Miyu  Nakamura, es todo lo contrario a él. Desde hace tiempo que vive solo con su primo en Japón porque es estadounidense, es un año menor a Ryu, y se dio un año sabático para poder ingresar a la mejor Academia de Arte de la ciudad, pues se le da muy bien el dibujo. Desde que conoció a Ryu, por Luna, la hermana menor del pelirrojo, le gustó. Pero nunca pensó que sería un chico tan complicado.

Luego de conocerse y formar una clase de amistad, Ryuga se va a estudiar a Inglaterra volviendo cuando tiene 18 años y pierden todo tipo de comunicación, ha notado que Miyu ha seguido con su vida y siente que no hay ninguna posibilidad, más que ahora, se encuentra en un mayor desafío, la medicina no es fácil y claramente no quiere ser la sombra de su padre como director, así que se esfuerza el triple para demostrar lo que realmente vale.

En cuanto a su amor, también va por el tema social, el pelirrojo es muy adinerado por su padre que es un hombre muy avaricioso y con mucho poder en la ciudad, y Miyu es de una clase social media. La realidad, es que no hay conflicto alguno respecto a eso, solo que como nunca se han atrevido a decirse lo que realmente sienten que no se han percatado que no representa un factor, las complicaciones más bien, son internas y la misma inseguridad que sienten los dos. Ambos son culpables de no poder estar juntos desde que se conocieron y es ahora que recién comenzarán a comprender todo el tiempo que perdieron, pues habrán muchos cambios en ellos ya siendo adultos.



Miyu Nakamura
18 años (Estudiante de Arte) | pb: Anzu | Rising Sun
Ryuga Hashimoto
Estudiante de Medicina |Isara Mao | Shooting Star




Post de Rol:


Última edición por Shooting Star el Jue Nov 10, 2022 4:39 am, editado 2 veces


Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Vie Ago 19, 2022 1:59 am por Shooting Star
1. Amor Platónico —Y todo era culpa porque de alguna manera logré enterarme que Miyu ya había terminado con su novio. Takeru había partido a estudiar a Estados Unidos y nuevamente sentía esas tontas esperanzas de volver a ser los amigos de antes. El problema era que sabía que podría complicar mis estudios que eran densos, y necesitaba toda la concentración posible para seguir manteniendo mis calificaciones, no era fácil aún para alguien como yo que tenía esa meta de ser el mejor, había mucha competencia en el camino.

Solo que no podía negar que con el pasar de los años, no podía olvidarme de ella.  Aún tenía ese rencor que apenas me fui a estudiar afuera había empezado a salir con aquel chico, por lo cual me había mantenido tranquilo en esos años porque nada se podía hacer, yo estaba lejos y ella recomenzaba una nueva relación. Fue mejor así,  ya que pude tener las calificaciones exactas para entrar a medicina y estudiar lo posible al momento del ingreso de la universidad, ya venía preparado. Lejos tuvieron que quedar esos momentos de nuestra adolescencia, donde todo comenzó cuando me pidió ayuda en Matemáticas, ni siquiera le había importado ese no como respuesta, solo se había sentado a mi lado e insistió, sin duda, me había ganado por cansancio. Al poco tiempo, muy sorprendido de mi propia actitud - que no era de amigos - empecé hablar con ella, partiendo por los estudios y luego temas personales; la amistad se formó con facilidad y sinceramente esos sentimientos del primer amor fueron apareciendo con rapidez, es que tenía ese toque adorable y encantador, quizás era porque no era japonesa sino que estadounidense por el lado de su madre.

Pero ahora era como un nuevo comienzo y ni siquiera estaba seguro si era lo correcto. Desde la mañana había decidido ir en el metro para a la salida,  tomar un bus y que me dejara cerca de la calle del hogar de Miyu. ¿Cómo iba a poder hablar con ella? Era imposible, hace dos años que nos habíamos dejado de hablar y solo se daba algún que otro saludo, pues normal que la veía siempre, porque era la mejor amiga de Luna, mi hermana.

Habían veces que venía tan atareado que solo saludaba apagado y me escondía en mi cuarto para redactar algún informe o estudiar un gran libro de anatomía, haciendo apuntes hasta altas horas de la madrugada. Solo que ahora estaba ahí, en la calle, sabiendo que la chica de ojos azules le había prometido visita a Luna. La idea principal era ofrecerle irnos juntos, no obstante, casi como un obsesivo, cada que se acercaba la hora que iba a salir, más la confusión me gobernaba.  ¿Es qué era lo correcto? No lo era. Y sinceramente, estaba a punto de darme media vuelta cuando escuché unos pasos.

Sentí el sonrojo de mis mejillas al contemplarla, por suerte hacía calor o sino no habría justificación alguna. Y como idiota, ahí la vi pasar y ni una palabra salió de mis labios, solo levanté mi mirada verdecina demostrando esa expresión apática y  asocial de siempre. Sabía que sería ella quien iba a salir con las primeras palabras, la conocía bien. Luna aseguraba que no se había olvidado de mi,  solo que era imposible, era probable que aún seguía triste por el fin de la relación de su ex novio.


Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Vie Ago 19, 2022 3:10 am por Rising Sun
1. Amor Platónico —Había sido difícil dejarlo ir, porque no entendía porque decidió marcharse así. Bueno, sí sabia porque lo había hecho, lo que no comprendía era porque había tenido que alejarme. Esa separación había dolido mucho porque había esfumado toda esa relación bonita de amistad que teníamos. Ni siquiera se había despedido. Me dejo con el corazón en la mano. Lo más triste del caso es que aunque nunca llegamos a ser más que amigo, mi amor por él siempre estuvo allí.

Su ausencia me había dejado vulnerable en esos momentos. Pero fue el conocer a Takeru que había hecho que sonriera, y que pudiera comenzar a vivir lo que nunca había logrado vivir con Ryu. Había comenzado un noviazgo con él; sin embargo, eso no duro lo que esperaba. No porque fuera mal chico. Si no porque no era Ryu. Aunque nunca fuimos más que amigos, y aunque se hubiera ido sin mirar atrás, no había podido sacarlo de mi corazón.

Fueron horas hablando con mi amiga Luna, era quien único comprendía del todo lo que sentía. Su hermano no era alguien que pudiera olvidar tan facialmente. Aun cuando a veces no entendía porque mi amor por él era tan grande y aún perduraba. Ryu era incluso alguien difícil de acercarse y yo misma lo había logrado por incidente. El amor es así, supongo. Es la única explicación que me doy a mi misma. Solo que tampoco se lo diría. ¿Para qué? Él fue quien se marchó, no yo.

Hoy estaba precisamente por visitar a Luna, él había vuelto más, sin embargo, las emociones me gobernaban como si fuera la primera vez que lo volvía a ver luego de esa separación. Más, sin embargo, de su parte, solo recibía un saludo frío y fugaz. Caminaba tranquila por la calle hasta que levante mi vista y lo vi. No podía ni siquiera mirarlo a los ojos. Pero desde la distancia se veía tan guapo... tal como lo había logrado fotografiar cuando no estaba observándome. Tenía todas esas fotos guardas como un tesoro. Por supuesto que él ni siquier sabía de ellas. Era algo mío, un recuerdo de algo que pudo ser y no fue.

Tenía una sonrisa nerviosa, no quería verlo a la cara, pero al mismo no me iba a quedar callada. Necesitaba hablar, no le pasaría por el lado como si no estuviera allí. Simplemente no podía. - Hola. Buenas tardes. - salude, mientras jugaba con mis manos.
MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Última edición por Rising Sun el Sáb Ago 20, 2022 12:08 am, editado 1 vez


Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Vie Ago 19, 2022 8:10 am por Shooting Star
1. Amor Platónico —Al menos no estaba con el novio, que bien que se hubiera marchado y así tener el camino libre, sin embargo, siempre cuando llegaba el momento, era imposible comportarme como tal, ya que sabía que íbamos a formar esa amistad que solo sería una distracción más para mi y todos los objetivos que tenía. Mi padre no tenía amigos y funcionaba a la perfección, era a Luna a quién no entendía y como lograba socializar tanto y a la vez, que fuera tan inteligente en la preparatoria. Había sacado más de mamá que ahora estaba en un pueblo escondido de Japón y a la cual casi nunca íbamos a visitar, por habernos abandonado. Tal vez, también la relación fracasada de mis padres hacía que no quisiera formar un vínculo con alguien y ahí estaba, yo sabía que era el culpable de estar justo en esa calle donde en cualquier momento iba a pasar porque nuestros hogares no quedaban muy lejos de la otra, solo eran unas cuadras y había que subir una colina.

¿Y ahora qué podía hacer? Era mucho más fuerte que yo y mi mirada apática era jodida para cualquiera que quisiera acercarse, la ansiedad se apoderaba de mi cuando alguien trataba de conversar conmigo, podría ser un problema, solo que yo no iba a verlo así, porque hasta ahora funcionaba bastante bien y cumplí con todos mis objetivos, ahora serían metas cortas como pasar cada año, los cuales no eran pocos al ser Medicina.

Tal como pensé, era yo el que siempre iba  ser un mal educado, aún cuando nuestros estatus sociales tenían una gran diferencia. Sinceramente no importaba mucho, pues Miyu siempre sería la mejor amiga de mi hermana y eso hasta mi padre lo comprendía, el asunto es que ya no podía quedarme callado y tenía que buscarme una excusa para salir del mal paso. ¿Por qué no podía darse todo de una manera normal? Costaba mirarla directamente a los ojos y mis mejillas traicionaban más por el maldito  sonrojo que tenía en ese momento, es que cada día estaba mucho más hermosa, y más con esa forma y color de ojos que podían cautivar a cualquier persona, hasta a mi. — Hola, Miyu. — Atreví a decir, usar el formalismo en ese caso, lograba que me diera dolor de cabeza, ya que todo el tiempo tenía que hacerlo en la universidad. — ¿Qué tal? Yo aquí solo estaba esperando a un amigo, pero se está retrasando. — Terminé por exclamar, había sido la mentira más tonta que se paso por mi mente y que fluyó con naturalidad. Era un soberano idiota, todo el mundo sabía que yo era el ser menos sociable de todo el planeta y la castaña de ojos azules no era la excepción, volví a desviar la mirada y gruñí, fingiendo un poco más para mirar mi celular, pero apenas tenía los contactos de Luna, padre y uno que otro profesor.


Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Sáb Ago 20, 2022 12:06 am por Rising Sun
1. Amor Platónico — Fue la compañía de Takeru quien había estado conmigo cuando estuve triste por su partida. Me haría olvidar por un momento la existencia de Ryu. Eso al menos quería creer porque nunca fue así. Por eso lo nuestro no funcionó. Claramente, era igualmente un tema que no conversar con Ryu. Porque para ello tenía que confesar que siempre lo había querido más que como un amigo. Y adicional a ello, apenas y hablábamos desde que volvió.

A veces suelo pensar que solo me saluda por la pura cortesía y porque por lo general cuando nos cruzamos lo hacemos de puro accidente que ni le da tiempo de evadirme. Después de todo vivimos cerca. Cosa que complica aún más todo.

Habían sido momentos bonitos los que pasé con Ryu aún con toda y su personalidad cuestionable que a veces quería sacarle a porrazos de su cuerpo porque él era genial si tan solo dejara ver a los demás eso... pero ahora hasta a mí me lo ocultaba. Como si fuéramos un par de desconocidos. No era justo...

Como quisiera que las cosas fueran como antes de que se marchara. Que aunque fuera siguiéramos siendo amigos.  A veces no entendía como prefería tanta soledad. ¿Tener logros? Perfecto.  Pero lo que no comprendía era el no querer compartirlo con los demás. Tal vez no soy la más inteligente como él, pero esos no implicaba que no hubiera tenido mi apoyo.  En especial esos momentos de estrés. Donde lo mejor era relajar y calmar un poco la mente para poder seguir. Bueno, ya ni modo. Fue su decisión, pero eso no implica que no duela.

Tenerlo de frente cambiaba hacía que inevitablemente quisiera hablarle.  A ver si con eso lograba sentir, aunque fuera por un momento que éramos los mismos de antes. - Bien supongo... - mentira el sonrojo en mis mejillas por volver a tener aunque fuera una fugas conversación era la evidencia de ello. - Pues yo voy donde Luna. - Le comenté.- ¿Un amigo? ¿Es broma no? ¿Amigos tú? - ahí no pude evitar soltarlo. Es que sabía que era mentira. ¿Amigos de donde? Que alguien me expliqué. Esas era excusas y bien baratas. ¿Acaso me estaba esperando? Estoy segura de que igual eso no me lo respondería. Pero vamos. Dame una mejor excusa Ryu, por favor.

A veces me preguntaba por qué no podían quedarse mis pensamientos en donde van, en la mente. Pero no, ahí vengo yo aún sabiendo que tal vez ni era buena idea, lo expongo en voz alta. - Vas a tener que darme una mejor excusa que esa. Porque no me la creí.  - aseguré... y zas... ya lo había dicho. Solo quedaba esperar su reacción.

MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Sáb Ago 20, 2022 3:17 am por Shooting Star
1. Amor Platónico — ¡Que vergüenza! No podía creer que hubiera inventado semejante mentira, cuando mi realidad es que era un asociable de lo peor, nunca me mostraba afectuoso con nadie a excepción de Luna - que se lo ganaba a la fuerza-  y solo porque era mi hermana y en el pasado con Miyu. Es que la chica había logrado ver esa parte de mi que escondía, habíamos congeniado demasiado bien y a la fuerza, porque sí al principio traté de resistirme. Así que era una debilidad, porque conocía que podía llegar a entregarme a una amistad solo que mi mente siempre decía que no, porque intervenían en las metas. Luna siempre me discrepaba con tal pensamiento en ese sentido, decía que iba a tener que ser doctor y no serviría del todo si no desarrollaba esa parte, porque tenías que ponerte en el lugar de cada paciente, para lograr sacarlo de su dificultad. Sabía bien que no se había que involucrar demasiado pero en parte tenía toda la razón.

Agradecía por tercera vez, que ese día hiciera calor porque mis mejillas estaban muy sonrojadas por mi palidez. Por supuesto, que a primeras, quedé estático y sin saber que decir, hice una mueca de fastidio porque como siempre había sido ella - tal como en el pasado - que se atrevía a contradecirme y yo como un idiota siempre quedaba como el tonto frente a ella. En definitiva, había sido una mala idea venir hasta aquí y al menos contemplarla. Solo que ya lo hecho ya estaba.

Habíamos empezado a conversar y eso era más que suficiente, esperaba comportarme neutral y no embarrarla como siempre, ya que aún no sabía si ese resentimiento aún quedaba, lo que sí estaba seguro es que los sentimientos aún se mantenían, la castaña de  ojos azules pecaba con su belleza y buen carácter, era deleitante verla con sus mejillas sonrojadas, no importaba si era por timidez o por otra cosa, es que tampoco iba a darle esperanzas, es que sabía bien que estaría muy enfocado en mi carrera de todas formas, generalmente los doctores formaban relaciones con doctores porque el otro si era diferente no era capaz de aguantarlo, era una carrera que de presente y futuro demandaba mucho tiempo. — Esta bien, reconozco que no es un amigo. — Terminé por decir, porque aquella era mi realidad y no había forma de justificarlo. — Pero si se trata de mi compañero. — Ya. Eso si era mucho más convincente y trate de mantener una expresión neutral porque seguía siendo una mentira. Los trabajos grupales los hacía, pero por lo general, pedía mi parte y me quedaba con la parte de la corrección para que lo volvieran arreglar.

Solo que veo...— Dije, mirando el celular como si estuviera comunicándome con esa X persona.— Que se le olvido, he perdido mi tiempo. — Reconocí. No estaba bien mentir, solté un suspiro y lo cierto es que lo único que deseaba era escapar de ahí porque no sabía mucho que decirle. — Por eso tampoco me gusta trabajar en grupo, esperare un poco más... ¿Así que te diste un año sabático? — Se me escapo aquella pregunta de mis labios de una manera tan natural que hasta yo mismo me sorprendía. Volví alzar la mirada a ella y seguí con el celular en la mano. Aquella pregunta había fluido por la razón que a ella le gustaba Arte y en la ciudad habían buenas academias con mallas estupendas, de hecho, había una muy cercana a la universidad.


Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Sáb Ago 20, 2022 10:11 pm por Rising Sun
1. Amor Platónico — Podía decirme cualquier otra excusa por tonta que fuera y creo que le creería sin pensarlo si no se tratara de la que me acababa de dar. No era por ser mala, pero es que era tan asocial, por no decir antisocial, porque suena feo. Que se me tranca el cerebro de pensar que podría tener algún amigo. Ryu no socializa con nadie. Aun recuerdo cuanto me costó el poder acercarme a él. Es que siempre lo había encontrado tan lindo... y es el hermano de mi mejor amiga, por obligación lo veía seguido. Así que no dude en insistir, en hacer mi lucha para poder acercarme a él. Que viera que no era tan difícil. Muchas veces Luna me decía que le preocupaba como se iba a envolver en un mundo donde tenía que atender personas si no cambiaba esa forma de ser. Tal vez no es tanto de cambiar su forma de ser, pero si de abrirse más a las personas. Ni siquiera tenía que ser tan amigos, solo con trabajar su amabilidad y la forma en que le respondía a la gente podía hacer la diferencia. Igual eso no me impidió en ser insistente hasta lograr mi cometido... ser su amiga.


Cruzar más de dos palabras ya era un logro. Tomando en cuenta todo lo ocurrido desde que se marchó sin decir adiós. Pero el detalle estaba en que Ryu no se ayudaba a sí mismo y hacía que terminara por meter la pata. Quizás tampoco mis comentarios ayudaban, pero como dije antes, no lo podía evitar. - Oh, esa hace más sentido porque bueno, igual podría ser una novia, pero... no, esa sería aún más improbable con el carácter que te cargas. - sí, no podía hacerse la idea de tener un amigo mucho menos una novia. ¿No? O tal vez era solo yo con mis ganas de que al menos no hubiera nadie más que lograra ganarse su corazón antes que yo. Era injusto porque yo muchas veces quise ser esa novia y ahora ni siquiera me trata como la amiga que fui.


Observe de reojo como miraba el celular. - ¿Estás seguro de que te dijo que quedarían de verse? - cada vez se me hacía más sospechoso. - Uh, quizás debiste entonces mejor citarlo para la próxima en la biblioteca de su universidad, es un lugar más adecuado. ¿No crees? - comenté, más para él, que realmente no lo veo llevando algún compañero a casa, aunque sea para hacer la tarea. Algo no me cuadraba, pero ahí le daba el beneficio de la duda. Porque sí es cierto que existen algunos irresponsables que quedan en algo y luego no cumplen.


Jugaba con un mechón de cabello al notar que en cierto modo tenía algo de interés de saber lo que estaba haciendo. Pues de otro modo simplemente le hubiera preguntado a su hermana, sería mucho más sencillo para él. - Espero entrar a alguna academia de Arte, así que sí, tienes razón. Aunque me sorprende que lo preguntes. - me sorprendía que lo preguntara porque pensaba que ya le daba igual saber de mí, pero en el fondo no podía evitar que encendiera una chispita aunque fuera momentánea.

MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Dom Ago 21, 2022 5:53 pm por Shooting Star
1. Amor Platónico — La conversación había comenzado de la nada y solo por esa tonta mentira que fluyó de mi. Muy normal que no creyera en mis palabras porque no de amigos y podía considerarme perfectamente un antisocial,  un introvertido y muy enfocado en lo mío para recaer en algo así. Solo que Miyu me conocía desde hace mucho y mi mejor parte, era lógico que sabía que no era de estar rodeado de personas, llevarlos a mi casa o trabajar en grupo. De inmediato, comenzó a contradecirme donde no tuve escapatoria y asumí que tenía razón. Aún quedaba sorprendido con esa habilidad de decirme todo a la cara, suponiendo que algo intimidada porque nunca me había despedido de ella cuando me marche a estudiar a Inglaterra.

Alcé mi mirada hacia a ella y negué con la cabeza hasta con la justificación que daba al respecto que quizás era una novia. El sarcasmo fue inevitable con esa frase,  no podía evitarlo, cuando era mucho más probable que estuviera en pareja ella que yo mismo, terminé por sonreír, solo que no era una sonrisa amable sino que burlona. — Supongo que hay otro tipo de personas que se le da más fácilmente conseguir a un novio o novia, suponiendo que no es grato para ellos estar solos. ¿No crees? Porque tienes razón si no tengo amigos menos voy a tener pareja, cada uno es como es. — Decía, mientras encogía mis hombros y la fulminaba con la mirada, era imposible no ser directo en este caso cuando era ella que no había demorado nada en tener novio apenas me fui a Inglaterra. No podía quedarme callado.

Seguí mirando mi celular y nuevamente encogí los hombros. Tenía otro punto no solía traer a compañeros a casa y esta vez, confirme. —Quise intentar otra cosa pero ya veo que no funciona, solo queda esperar un poco más. — Volví a mirarla, su actitud con ese fuerte mecanismo de defensa, en vez, de cautivarme me estaba fastidiando. La desafié con la mirada porque realmente no iba a seguir sus consejos, sino lo hacía con Luna menos con ella. Como ven, ya la estaba embarrando solo por no saber actuar con ella, solo que sentía que también era gran parte de su culpa, ciertamente ya no era como los viejos tiempos donde todo se había dado a pesar de la insistencia, de todos modos, igual había sido mucho más amable.

Para apaciguar un poco más la intensidad preferí cambiar de tema para tener la oportunidad al menos de pasar un tiempo con ella y ver cuánto durábamos, dado que se veía que no era lo mismo de siempre, quizás estábamos muy sentidos aún y faltaba tiempo para hacerlo, es que alguno se iba a tener que disculpar. — De acuerdo, pero ya deberías estar empezando a postular ¿No crees? Vas casi por tu segundo año sabático así que tienes tiempo y por aquí hay buenas academias ¿Has pensando en alguna? Imagino que aún se te da muy bien el dibujo y la pintura. — Rescaté aquello al final, porque aunque todo me lo había dicho Luna en cuanto no se había ido directo a la universidad tal como pretendía hacerlo ella, yo sabía que la chica desde los 14 años donde la había conocido disfrutaba del dibujo y las bellas artes, ciertamente estaba perdiendo su tiempo y de alguna forma, se lo termine diciendo. Los talentos no se podían perder, había que reconocer que ella dibujaba muy bonito.


Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Lun Ago 22, 2022 2:13 am por Rising Sun
1. Amor Platónico — Para mí era casi imposible el hablar con Ryu y no rasparle lo que pensaba tal como si fuera algo automático. La sinceridad con él me salía espontánea, aunque luego ni siquiera pudiera verle a la cara. Es que quería que se diera cuenta de que se quedaría solo si seguía viendo la vida y las relaciones con la gente de ese modo. No era tan malo socializar con alguien, tener una conexión. No había nada de malo en no estar solo. Y ni siquiera me refería a soledad de estar sin pareja, me refería a la soledad en general. Ningún ser humano puede sobrevivir solo, terminaría loco e incluso el tener, aunque fuera una buena relación cordial con alguien podría hacer la diferencia en una emergencia, por ejemplo. Esa persona no te dejaría morir, no diría... ese no es mi problema.

- Así es, para otros no es que sea más fácil. Más bien, es que ser humano promedio prefiere la compañía. - le aseguré. Pero claro, Ryu no era un ser humano promedio. A veces pensaba que ni era humano. Más estoy muy consiente que en realidad él si es capaz de tener sentimientos por los demás, de abrirse. Sé que lo puede hacer. Ya lo había hecho conmigo antes, solo que ahora volvía a subir esa barrera que se interponía entre nosotros. Era como su modo de autoprotección. - Si sigues así terminarás siendo un viejito solo y cascarrabias. - de estos que te pegan con el bastón si no les gusta lo que dijiste. Parecía chiste, pero era verdad y triste a la vez. Nadie se pone a pensar en eso hasta que ya es muy tarde para arrepentirse.

Lo que sí es que sin darse cuenta me había confirmado algo que quería saber. Pareja, no tenía pareja y sinceramente ese era un alivio. Claro, por tonta nunca le dije nada de lo que sentía. Hubiera sido mi oportunidad. Tal vez... pero ya no había nada que hacer. Si tan siquiera hubiera la oportunidad de ser amigos otra vez... Solo que por lo visto no logramos mantener una conversación sin que termine en indirectas y otras bien directas.

- Vaya, bueno. Es un avance. Aunque no funcionara. - decía mientras comenzaba a jugar con mi pie pateando unas piedrillas que se desprendían del asfalto de la carretera. Termine por rodar los ojos cuando ponía esa mirada amenazadora y desafiante. Está bien, si no quería seguir consejos, pues era muy su problema. Luego que no diga que no sabe por qué no resultan las cosas.

Menos mal el tema había cambiado, igual no implicaba que no termináremos por comenzar a discutir por alguna otra cosa. - ¿Me estás contando el tiempo que llevo fuera? - alce una ceja. Eso sí, lo recordaba a, pero para decir adiós ahí si no se acordó de nada. - Pues sí, ya tengo algunas vistas. Pero la verdad aún no me decido. - tampoco era una decisión que quería tomar a la ligera. - Aun se me da, al menos recuerdas eso... - se me escapo. - ¿Es buena? ¿La academia que está cerca de la escuela de medicina? Solo pregunto por conseguir referencias. - aclare al final, no lo estaba persiguiendo ni nada. Ya de por sí vivíamos cerca, realmente me interesaba saber. Aunque no iba a negar que el creer que si lo tenía cerca por más tiempo podíamos dejar estas peleas bobas y volver a ser los amigos de antes. Y así, y solo así esta vez poder abrir mi corazón.  

MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Lun Ago 22, 2022 8:50 am por Shooting Star
1. Amor Platónico — No era muy agradable el silencio de Miyu y como solía ser desconfiado, ya imaginaba que podría estar pensando de mí, ahí Luna siempre decía - cuando ni siquiera se lo preguntaba - que estaba muy enojada conmigo por no haberme despedido de ella cuando viaje a Inglaterra a estudiar, así que era muy normal que tomara esa actitud conmigo como mecanismo de defensa ahora, lejos habían quedado los pensamientos de volver intentar ser amigos, era imposible que volviéramos serlo. — Sí, pero a lo que me refería que igual no se debe depender del otro. Uno llega a solo al mundo ¿no?  El ser humano es individual con emociones, sentimientos y que funciona generalmente por el cerebro. La mente es todo un misterio y es inolvidable, dudo que lo entiendas cuando solo te dejas llevar por alguien y dependes de esa persona— La miré con mis ojos verdes, con esa superficialidad y seguridad en mi mismo que destacaba en mi persona. — No podrías estar tranquila sin amigos o algún novio, supongo que ya tienes una nueva víctima ¿no? Los dos extremos pueden ser malos. — Señalé siendo muy categórico, es que había logrado enfadarme solo porque éramos distintos. Sin duda alguna, no era agradable congeniar con una Miyu que era demasiado distinta a lo que era antes, donde solía ser cariñosa y sociable. Ahora solo estaba dejando relucir todos sus defectos.

Prefiero pensar que estaré solo en una gran mansión, con muchos casos que resolver, encontrando una cura de una alguna enfermedad que  un viejo cascarrabias. — Justifiqué. Es que ahí estaba, tenía que contradecirle todo lo que decía. — Yo ya te estoy viendo como madre soltera y con cinco hijos que no sabrás quienes son los padres. — Sabía que había sido muy sarcástico y de mala clase con ese comentario, pero si ella era directa y no dudaba en decirme las cosas, yo tampoco pretendía quedarme callado.

Preferí dejar el tema del supuesto compañero que jamás iba a llegar porque era una brutal mentira y solo seguir aquella conversación que se venía pacifica. Sabía de las academias de Arte del sector, eran pocas pero muy cotizadas, es que ahí cada estudiante tenía que demostrar su talento. — Mmm..— Alcé la ceja y opté por mantener silencio. — Culpa a Luna. — Terminé por decir, es que no era por preocuparme por esos detalles pero la verdad es que no se podía quedar como una vaga cuando si tenía el talento. Realmente quedé sorprendido ante su pregunta. ¿Es qué acaso era una acosadora? ¿Por qué quería elegir justo el lugar más cercano al campus de la universidad y campus de medicina? Solo quedaba a unas cuadras. No entendía porque quería ir justo allí.

Solo que no iba a entrar en su juego. — No la conozco realmente, pero mi padre ha dicho que destaca por sus grandes profesores que saben de pintura, dibujo y a la vez, actuación y literatura. También tiene un centro de las artes marciales. — Es que Nara era una ciudad de Japón muy guiada a sus orígenes, destacaba por esa cultura, había mucho paisaje y de por si un gran centro donde llegaban muchos turistas, por algo había tanto extranjero viviendo aquí, era relajante.

Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Mar Ago 23, 2022 2:17 am por Rising Sun
1. Amor Platónico —Ya Ryu no encuentra que otra excusa que poner para justificar su antisocial conducta. Porque la realidad que no es del todo cierto que llegamos al mundo solos, nunca estamos realmente solos.  ¿Tuvo que salir de su madre, no? Estaba el médico que lo ayudo a salir... Así que literalmente solo no pudo llegar al mundo. Pero no está preparado para escuchar esa conversación. - Oh, pero claro. La tuya es principalmente el mayor misterio. - le aseguré porque a veces siento que ni el mismo está seguro de poder entenderse a sí mismo.

Fruncí el ceño cuando menciono lo de la víctima.  - No es ningún extremo, es lo natural. Además, no sé por qué dices lo de víctima. Porque nadie está obligado hacer amigo de nadie o novio... - si fuera así no lo hubiera dejado ir, no se hubiera podido largar con tanta facilidad como lo hizo. Me había hecho la loca obviando el tema del novio porque lo hacía para sacarme una información que posiblemente ya tenía en su poder. Por algo tenemos a Luna en común. Por desgracia parecía era lo único que quedaba de lo que éramos antes.

- La mansión no te va a quitar lo cascarrabias.  - le dije encogiéndome de hombros. - Oye, no, no... Como de qué... Que crees que soy? - no pude evitar ponerme roja. Sí, era sociable y por mucho. Pero no iba a llegar ese tipo de chica. No era una zorra, y pensar que yo pensaba que hubiera sido él ese futuro padre de mis hijos...

Claro que no sé por qué no daba media vuelta y volvía, supongo porque ambos somos tan masoquistas como para aguantar las indirectas del otro en un intento desesperado de simplemente volver a tener una interacción con el otro. Menos mal que ya habíamos cambiado de tema. Para bien o para mal. - Luna, Luna. Ya se me hacía raro... - por un momento me había hecho la ilusión de que aunque estuviera lejos estuviera pendiente de mí.

- Bueno, saberlo, es que tengo un par de amigos, Matt  y Daisuke que igual quieren ir a esa universidad. Son extranjeros, así que me sirve para saber si la elijo y de paso les doy la recomendación. - le comenté, para que rápido no fuera a creer que lo hacía por él. Aunque en el fondo si quería estar cerca. Mal me va, muy mal. Pero ni modo, así era yo. - Suena bien por lo que dices. Me está comenzando agradar ese lugar. - le aseguré, dando a entender que era muy probable que me decidiera por ella y, por tanto, que me iba a tener cerca por más tiempo. Es que quizás era solo eso que necesitábamos, más tiempo. - Puede que me decida por él. - añadí por si no quedaba claro.

MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Miér Ago 24, 2022 4:52 am por Shooting Star
1. Amor Platónico — Alcé la ceja. Aquel reencuentro no era para nada como había esperado. Miyu estaba con un mecanismo de defensa impresionante y que en vez de gustarme me desagradaba demasiado, quizás había sido mejor alejarnos porque no podía verme con una chica así de contestona, además que la encontraba muy simple y poco inteligente, al menos en cuanto a coeficiente intelectual. Solo la quede mirando y puse los ojos en blanco. No pretendía tener discusiones baratas.

Lamentablemente, quedarse callado no era un tema demasiado fácil porque ahí insistía y estaba seguro que ni siquiera tenía fundamentos biológicos ni había leído de la socialización primaria, secundaria o terciaria al respecto. Dependía mucho de todos esos factores de como uno solía ser en la vida así que ahí quedaba para mí como una chica poca empática. — Cuando tengas fundamentos y hayas leído mal sobre la persona o el ser humanos en libros de psicología, sociología o cualquier tema referente, hablaremos. — No me importaba dejarla como tonta, es que en cierta manera repudiaba la ignorancia y no era tan genial que una persona solo se basara más por los otros que por sí mismo, los dos extremos eran malos. A mí me faltaba socializar más, pero a ella conocerse a ella misma, aceptarse, porque estaba seguro que no hacía nada por sí misma y solo se dejaba llevar por quienes eran sus amigos y familia, sin duda, tenía que madurar.

No es algo que me preocupe realmente ¿Por qué a ti sí? —Le pregunté desafiante, esperando una respuesta coherente, porque la realidad no tenía por qué involucrarse tanto en mi vida como lo estaba haciendo. —¿Molesta, verdad? Los prejuicios... — Dije negando con la cabeza y con una sonrisa socarrona en los labios. Solo que en parte era cierto, no podía estar sola así que esa podía ser su realidad si no se cuidaba como era debido. Suponía que yo en algún momento encontraría a la chica perfecta para mí y era probable que fuera una misma doctora, donde ambos entendiéramos nuestras responsabilidades y labores. Con Miyu jamás iba a ser así, ya que éramos demasiado diferentes. Esta misma conversación lo estaba dejando claro.

Sí, lo mejor no era seguir discutiendo y que ella saliera que estaba buscando posibles academias – que también fue por mi causa – ya era un tema mucho apacible para poder charlar. No puedo negar que igual fue algo chocante escuchar que no iba sola sino que un par de amigos extranjeros querían entrar con ella en una, así que tenía sus amigos artistas. — Oh, ¿y uno de ellos será tu próxima víctima? — Es que ni siquiera la dudaba. Solté un suspiro, porque ahí iba de nuevo intensificando y alejando toda paz de la conversación, para que negarlo, en ese aspecto, era muy parecido a ella. De todos modos, solo asentí con calma y jugué con mis propias manos. — Sí aún te interesa el dibujo y la pintura, es la academia perfecta para ti. — Aclaré con suavidad, quedándome callado un momento. Ya quería largarme, pero para que esa mentira fuera más creíble tenía que ser ella que se fuera primero a donde Luna y luego la seguía.


Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Jue Ago 25, 2022 12:52 am por Rising Sun
1. Amor Platónico —
- Eres un verdadero caso perdido. - Dije negando hastiada de que actuara como si solo le importara él y su ciencia. Pero no era verdad, había llegado a conocer ese lado suyo que destilaba cariño y protección. Solo se empeñaba en insistir en que no era la ideal para él por no estar a su altura. Y no precisamente me refiero a la estatura, pero también podría aplicar, aunque es lo de menos. A veces siento que eso podría haber sido la razón para alejarse de mí, no era lo suficientemente buena e inteligente para él, y terminó por buscar cómo fugarse de mi lado. Si no le daba la talla como amiga, no quiero imaginar si hubiera confesado mis sentimientos. ¿Cambiaría algo? Y en caso de que cambiara algo. ¿Sería para bien o para mal? Creo que ya eso no lo podré saber.

- Ya veo que ni siquiera puedo ya preocuparme por ti...  - porque aunque pareciera que lo hacía por molestar, realmente me preocupaba que de verdad terminará solo y abandonado en el final de sus días. Pero mejor dejaba a un lado ese tema porque si abría mi boca a reclamar se iba a volver más feo y tenso de lo que estaba. Porque reconozco que dolió pensar que pueda ver me como una mujerzuela que va de hombre en hombre solo por no estar sola. Cuando menciono el no estar en soledad no me refiero siempre a una pareja, estaba la familia, los amigos, incluso conocidos con los que aunque no se tenga una conexión profunda, si te llevas bien con ellos podrían echarte una mano si es necesario. Pero él se pierde la oportunidad de algo bonito porque eso era lo que hubiera querido darle.

Cualquiera podría creer que disfrutamos pelear y discutir. Pero realmente no, eran simplemente nuestros mecanismos de defensa que se activaban cuando algo amenazaba nuestra cotidianidad.  - Agradezco la información. Y bueno, yo no usaría la palabra víctima, pero bueno es tu asunto si lo quieres ver así. De todos modos, no es problema tuyo. Digo, al final no te tendría que afectar. -prefería dejarlo en la intriga.


Sin más ni más saque mi cámara, porque solía tener una afición por la fotografía, además del dibujo y la pintura. Con un clic de la cámara capturé la reacción en su cara ante mi comentario. Quizás era mal momento, pero no solo de los momentos alegres se podía sacar una obra maestra en fotos. - Aún me siguen interesando, y de hecho he mejorado desde la última vez... - comente, tuve por un momento el impulso de mostrarle las fotos de mis últimos dibujos, los dibujos que había hecho después de que se marchara. Sin embargo, me contuve. Mire mas bien el reloj, aun debía de ir con Luna - Tal parece que de verdad no vendrá tu... compañero. - comente.  

MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Lun Ago 29, 2022 9:13 am por Shooting Star
1. Amor Platónico — Me encogí de hombros, haciendo notar que me importaban en lo más mínimo sus palabras, cuando la realidad era otra, si le daba importancia a sus palabras y todo lo que decía quedaba marcado en mi mente, era un hecho que ya no sentía el mismo cariño por mi que en el pasado y sabía que gran culpa era mía, solo que no iba a dejar influenciarme por esas emociones patéticas y tan tontas, por lo que no emití palabra alguna y solo me dispuse a mirarla como si no importara.  — No tienes que preocuparte por mi, ya dejamos de ser amigos y todo ha cambiado. — Enfaticé muy claro,  haciendo que entendiera que no había posibilidad alguna que esa amistad que alguna vez tuvimos renaciera otra vez, este mismo encuentro lo demostraba y podía notar que ambos nos habíamos dado cuenta que todo iba a seguir como estaba.

La castaña tenía palabras para todo, aunque no la encontraba del todo inteligente, era astuta y se sabía defenderse muy bien. Imaginaba que gran influencia de aquello en el último tiempo había sido de Hasaki, su primo, que era mi docente en la universidad. Todo el tiempo quería hacerme la vida imposible y suponía que era justamente porque había hecho sufrir a su casi hermana como lo era Miyu para él, cuando la realidad es que como profesional tenía que ser neutral. Era evidente, que no podía dejar de ser sarcástico con ella y con todo lo que decía, ahí iba mi respuesta, claramente que tuviera amigos que la seguían hasta para la academia era porque habían otras intenciones detrás{as, solía ser analítico, Miyu era preciosa, así que si las intenciones no eran por ella, seguramente alguno de esos dos si las tenía, desconfíe completamente de ellos aunque ni los conociera. — Tú puedes hacer lo que quieras, eres libre ¿no? Aunque eso solo confirma mi suposición de como serás en u  futuro cercano. — Murmuré con cierta malicia aunque en el fondo supiera que me estaba pasando de la raya, porque tampoco era que la veía como una mujerzuela.

Quedé pasmado cuando sacó la cámara que suponía que era la de último modelo de Estados Unidos y sabía que solo había enfocado y fotografiado mi cara de enojado. ¿Lo estaba haciendo a propósito? Miyu sabía que me gustaba la fotografía tanto como ella, ese era otra razón porque nos habíamos acercado hace unos años, coleccionaba cámaras modernas y antiguas. — No lo dudo, y es porque no entiendo porque has demorado tanto en matricularte en una academia.— Musité completamente honesto, mientras con pasos lentos me acercaba a ella y con atrevimiento tomaba su cámara sin permiso, para observarla con fascinación. — No la tengo ¿Es muy costosa? Supe que solo se vende en Estados Unidos, no es justo. — Imaginé de inmediato que era un regalo de sus padres, hace tan solo unos meses había cumplido 18 años y ni siquiera recibió mi saludo. Sin más, hice lo mismo y le termine sacando una foto que observé con paciencia, lucía linda aunque no lo mencione en voz alta. —He mejorado.— Y se la pasé. Escuché que ya debía irse y nuevamente hice como que miraba mi celular y solté un suspiro falso. — Creo que también volveré a casa, pero si te molesta mi presencia puedes esperar cinco minutos más antes de continuar el camino. — Era un canalla así que solo empecé a caminar hacia mi casa sin darle otra respuesta, ahí estaba la opción si me seguía con sus reclamos o simplemente se quedaba esperando para no volver a cruzarse conmigo.


Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Miér Ago 31, 2022 12:11 am por Rising Sun
1. Amor Platónico —
Que me dijera que no me preocupara por él era increíble. ¿Desde cuándo tenía que pedir su aprobación para preocuparme por él? Sentía como una punzada al corazón cuando menciono lo de la amistad perdida. Él tuvo mucha culpa de eso. Había sido doloroso verlo partir sin decir adiós. - Yo no fui la que se marchó. - le espeté. - Pero bueno, como quieras. - no, en realidad no era como él quisiera. Solo lo decía para no demostrarle cuanto realmente me preocupaba. ¿Para qué? Si me estaba sacando en cara el que ya no éramos amigos. Era cruel, no era justo después de todo lo vivido. Más aún cuando tenía esos sentimientos albergados en corazón.

Quizás no tenía su cerebro, no era tan dotada como él era, que sin lugar a dudas era todo un intelectual. Pero si podía defenderme bien, y ser creativa con mis respuestas. Debía de reconocerlo.  Ryu era muy inteligente, admiraba esa pasión que le podía poner a las cosas.  La concentración que podía tener a la hora de estudiar algo y como podía tenerle una solución adecuada todo. Bueno, a casi todo, porque huir sin decir tan siquiera adiós es un ejemplo de que no siempre era así.

Si yo tenía esa irresistible necesidad de contradecirlo, él también la tenía. A veces no entendía por qué todo se había vuelto así. Supongo que a de ser por el simple hecho de que era una forma de estar cercano al otro, aunque fuera para la discusión. Era raro, pero al mismo tiempo era la única explicación que se me ocurre. Porque bastante masoquista estábamos siendo. - Por supuesto que puedo. Además, no lo hago por ti si es lo que crees, no es como si fueras el centro de mi universo. - refute, aunque la realidad era otra, si mayormente lo hacía por él, pero con su indiferencia hacía que lo quisiera negar todo. - No sabes nada. - protesté molesta por su insistencia en hacerme ver como una chica que va de chico en chico procreando sin tener la más remota de las ideas de quien es el padre. Estaba muy lejos de ser así.

Mejor cambiarle al tema porque eso, comentario si me habían llegado justo en la llaga. No quería tener esa sensación de que tal vez en el fondo realmente lo pensara.

Lo de la foto no sé ni como podría sorprenderle, era algo que solía hacer a cada rato. Solo porque sí. Sin importar las circunstancias. Era como una especie de bitácora a las cosas que ocurrían en mi vida. Así yo lo veía. - Porque tenía que estar segura de mi decisión y no tomar una de forma apresurada. Una de la que luego tal vez me pudiera haber arrepentido... - sí, había sido para darle la indirecta de que él agarró vuelo sin pensarlo dos veces y desapareció. Al menos eso pareció y si no fue así no demostraba arrepentimiento alguno de haberse marchado sin decir nada.

- ¡Oye! - me queje al ver como se aprovechaba de ser más alto para arrebatarme fácilmente la cámara de mis manos. - No tengo la menor idea porque fue un regalo. - y yo no era de estar comparando precios para ver cuál era la más cara del mercado. Me iba por lo general por las cualidades de la cámara. Pero era Ryu él se fijaba en absolutamente todo. - Eso tengo que verlo. - Cuestioné cuando dijo que mejoró tomando la cámara, mire la foto. Había quedado bien, no perdía su toque, pero no se lo iba a reconocer. - Por su puesto que ya me tengo que ir, así que será mejor que parta. Pero oye... - se fue caminando sin más ni más.

Ni siquiera espero por el simple hecho de dirigirnos al mismo lugar. Tenía las mejillas rojas mientras caminaba rápido, dando casi zancadas para ver si lo alcanzaba.  - ¡No tengo por qué esperar 5 minutos! - decía mientras lo seguía toda agitada. Por supuesto, al llegar frente a la casa, cuando me detuve toda exhausta tratando de buscar aire, pude notar como Luna observaba todo el espectáculo desde la puerta de la entrada de si casa. Negaba con su cabeza con un rostro que decía que somos un caso perdido.   

MIYU | CERCANO A LA CALLE DEL HOGAR DE MIYU | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Mar Sep 06, 2022 8:59 pm por Shooting Star
1. Amor Platónico — Parpadee repetidas veces, sin poder creer lo que me estaba diciendo ¿Quería que sintiera culpa? Quise responder al respecto y reclamar que ella no había esperado nada para tener un novio y buscar seguramente nuevos amigos, enfatizando que era dependiente a las personas, pero preferí omitir el comentario porque sabía que en el fondo había sido una equivocación de mi parte al no despedirme de ella.

La conversación se tornaba aburrida y yo seguía fingiendo que sus palabras no afectaban y seguía mirando falsamente el celular a la espera de ese mensaje que jamás llegaría. Sin duda, igual me dejaba perplejo con todo lo que decía, porque dejaba ver que algo sentía por mí y que deseaba que fuéramos amigos otra vez, solo que igual estaba fastidiado y no quería ser yo quién empezará acercarme ni nada, está bien, no tenía idea como actuar en ese tipo de situaciones y era mi temor porque era algo que iba a tenerme complicado por días, no podía tolerarlo, dado que tenía miles de trabajos y exámenes en la universidad.

La situación dio cierto vuelco al ver como sacaba la cámara - esa extraordinaria que había llamado mi atención-  no entendía porque tenía que sacarme fotos así de la nada, si no éramos nada y era probable que la iba a guardar. — Ni sé para qué vas a tenerla. — Tuve que decir, aunque reconocía que sabía sacar bien las fotos, recordaba que le gustaba sacarlas para complementarlo también con el dibujo lo que seguía siendo increíble ya que era una chica muy talentosa con lo que hacía, ahora daba igual sí quería estar en la academia cercana a la universidad, es que estaba enterado por mi padre que tenía reputación, es más, él mismo había intentado comprarla para unirla a la sede, solo que el dueño era muy seguidor a las artes, ahí seguro que tendrían que negociar ya no sabía mucho del tema, solo recordé lo que mi papá había dicho al respecto en esa breve conversación cuando llegó a casa una vez a la cena.

Al final, fui yo quién le quite la cámara y saqué una foto. No era malo dado que era una de mis aficiones y gustos que dejaba de lado y para vez en cuando, coleccionaba esas cámaras y era un gusto que no iba a quitar por nada. — Lo imagine....— Sin más, no comenté nada al respecto sobre su cumpleaños y la temática fue un verdadero fracaso, lo mejor que podía hacer era largarme de ahí, le pasé la cámara y volví a mirar el celular dictando que podía seguir mis pasos cinco minutos después si no quería molestar con su  presencia.

¡Eres tan loca! — Empecé aumentar mis pasos porque no la quería tener cerca y cada vez que lo hacía, ella seguía mis pasos. — Que fastidio, no entiendo porque lo haces. — Exclamaba fastidiado, sintiendo mi respiración entrecortada por el cansancio al subir la colina, es que en realidad es que estaba acostumbrado andar en auto y no era un camino que fuera de 5 minutos, eran veinte minutos aproximadamente, que fuéramos alterados lo hizo peor. — Todo es tu culpa. — Seguía reclamando cuando toqué la puerta. El problema es que estábamos demasiado cerca y eso no sabía como tomarlo.

¿Por qué todo tenía que así? Reclamaba internamente esperando que mi hermana tocara pronto la puerta.

Final del capitulo uno



Ryuga | Cercano a la calle del Hogar de Miyu | Con Miyu




Última edición por Shooting Star el Sáb Oct 01, 2022 4:49 am, editado 1 vez


Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Vie Sep 30, 2022 12:13 am por Rising Sun
2. — Confusión
Yo había salido con una sola intención de mi casa, la cual era verme con Luna en la suya. Por lo que independientemente de lo ocurrido con Ryu hacía algunos minutos, no cambiaría mis planes. Así que ni modo, los dos nos dirigíamos hacia el mismo lugar de destino. Fue algo incómodo, por supuesto.  ¿Cómo no serlo si una vez más pareciera como si realmente le importara poco el dejarme atrás? Aunque esta vez fuera de una forma muy literal. Pues el pelirrojo iba casi a puras zancadas mientras que mis cortas piernas sufrían las consecuencias de ponerme a correr detrás de él.

Corría por el puro orgullo de que no me dejara atrás. ¿Cinco minutos? Porque tenía que esperarlos. ¿Acaso le molestaba que su hermana nos viera llegar juntos? Seguro se quería ahorrar los comentarios de Luna si nos veía. Qué seguro comenzaría a especular si ya había quedado todo atrás, por difícil que pareciera. No era el caso; sin embargo, no sé por qué no intentar tan siquiera llevar la fiesta en paz, pues de todos modos siempre nos íbamos a tener que cruzar.

Al final había dado completamente igual, pues ambos estábamos a la puerta de la chica al mismo tiempo. Lo miré con cara de perrito rabioso. - Sabías que vendría hacia aquí. Así que no me culpes. - protesté. - Es más, déjame tocar el timbre a mí. Quítate. - añadí mientras me escabullía por debajo de él para presionar aquel botón. Entre una cosa y otra ya me había quedado enredada con él. Toda culpa de aquel movimiento brusco que había hecho que la lana de mi abrigo se enredara en la hebilla de su cinturón. Era lo que faltaba.

- Ah, no puede ser. - intentaba zafarme sin descoser el abrigo. Lo tenía cerca, demasiado cerca. Hacía que recordará la cercanía que solíamos tener. Esos abrazos que aprecian no querer volver y que sabía que había sido especiales, pues no era secreto, que no era su actividad favorita. Al comienzo le había costado mucho, luego ya era como un sacrificio que en el fondo no desagradaba. Pero ahora tenía que ocurrir una tontería como está para así tan siquiera estar cerca por unos momentos. Sin querer mis ojos se levantaron a ver los de él mientras aún luchaba para soltarme ahora sin mirar lo que hacía.

Para desgracia de todos escuché un ligero carraspeó. No me había percatado que ya había salido de su casa Luna. Es más, algo me decía que con el escándalo que llevábamos seguro nos estaba observando desde la ventana desde hace un buen rato. Del mismo susto terminé dando un jalón que hizo que me pudiera soltar. Podía notar el hilo ahora colgar, ya que más daba.

La cara de Luna era una de sorpresa, como si tuviera muchas preguntas. Pero lo peor era esa sonrisa que conocía bien. - No te hagas ilusiones. - Le murmuré a la chica. Mientras la tomaba por el brazo para irnos a su habitación. Sería pronto su cumpleaños. Así que había que organizar una maravillosa fiesta. - Y dime Luna, Lunita. ¿Cómo quieres que sea tu cumpleaños? - Le pregunté curiosa haciendo caso omiso de la presencia de Ryu mientras caminábamos y nos sentábamos en los muebles. - Tengo muchas cosas que contarte. - le dije aumentando la intriga. Quería que conociera a mis nuevos amigos.   

MIYU | HOGAR DE Luna y Ryu | CON RYU




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Sáb Oct 01, 2022 5:25 am por Shooting Star
2. — Confusión
Es  que en el fondo sabía que Miyu podía ser tan desesperante como mi hermana y que se colocara tan cerca de mi hacía que elevara la ceja porque tampoco me gustaba que se aprovechara de mi espacio personal. Seguía siendo tan infantil como siempre y aquello exasperaba. La ignoré en todo momento porque no lo valía y se iba a dar cuenta demasiado rápido de mis verdaderos sentimientos, lo que sí hizo que me pusiera rojo que a la muy tonta se le quedara enredado su abrigo con el cinturón de mi pantalón. — Que tonta....— Terminé reclamando por aquella casualidad y accidente ya que no era difícil adivinar que era solo por su torpeza y brusquedad por querer tocar el timbre. — Y que inmadura. — Recalqué. Que se moviera hacía que nos acercáramos más y que mis mejillas se sonrojaran de manera traicioneras y saliera con bufidos de molestia.

¡No te muevas que haces que todo sea peor! — Gruñí molesto tratando de no demostrar que la situación me tenía avergonzado, porque de esa forma podía oler mejor el aroma de su perfume y tocar casi la piel de su rostro. Era como un abrazo indirecto y ya estaba explotando de la satisfacción, ella sería inmadura pero yo no dejaba de ser un hombre hecho y derecho. Podría omitir muchas cuestiones en cuanto a la socialización y ser un amargado solo que reconocía que ella me gustaba y no quería dar el paso aún, lamentablemente Miyu lo hacía más difícil.

No sé que logró ver pero se desesperó de la nada y pronto ya ella misma nos habían soltado. La miré perplejo sin saber que decir y solo haciendo una mueca con mi boca de desagrado. Puse los ojos en blanco. — ¿Por qué debería hacerse ilusiones? — Contesté cuando al fin Luna abrió la puerta, besaba su mejilla y entraba a la casa demostrando neutralidad cuando la realidad es que me moría por dentro ahora necesitaba agua. — ¡Ryuga, no seas maleducado! — Oí el reclamo de mi hermana Luna  y solo hice un gesto con mi mano, dado que no pensaba disculparme ni nada y me fui directo a la cocina. No tenía idea donde iban, yo lo único que deseaba era sacar una gaseosa y prepararme un sándwich por mi propia cuenta pues Aoi, nuestra dama de llaves no estaba en casa y no consideraba tanto a las empleadas en este tipo de cosas.

Y pues estaba a punto de irme a habitación cuando las escuche hablar. La voz de mi hermana era demasiado chillona y la de Miyu también para no escuchar lo que hablaban, sabía que era incorrecto pero me quede oyendo lo que decían en los pasillos sin que me descubrieran. — Lo de la temática de anime ya está y solo necesitaría más bien un dj y comida. ¡Mucha comida! ¿Crees que Hasaki pueda venir? — Se refería como siempre en el primo de Miyu del cual estaba locamente enamorada y era casi un imposible porque le llevaba como 10 años. Por muy hermosa fuera Luna dudaba que el peliblanco le hiciera caso y seguro que ahí coincidíamos con Miyu. — Oh, esa carita pícara me gusta. Cuéntame...— Y lamentablemente comenzó hablar más bajito que hizo que acercara más mi oreja para escuchar mejor. ¿Qué tanto iban hablar?

RYUGA| HOGAR DE Luna y Ryu | CON MIYU Y LUNA (NPC)




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Miér Oct 05, 2022 12:42 am por Rising Sun
2. — Confusión
Aquel momento fue una lucha entre no dejar escapar mi torpeza y tampoco mis emociones al tenerlo cerca. Pero al final siempre una de las dos se terminó por escapar. Por fortuna fue la torpeza, que si bien me deja cuál tonta. Tal como decía su comentario, comentario al cual le di una mirada fulminante. Sin embargo, era preferible a dejar escapar todo lo que sentía. Pues Ryu insiste en mostrarse duro en no querer revivir aquella amistad. Así que no, fue mejor así.

Luna a veces parecía conocer mejor lo que realmente queríamos mejor que nosotros mismos. Quizás es porque lo ve todo desde afuera o quizás solo nos quiere mucho a ambos y por eso sueña con nosotros vernos peleados.

- No era contigo. - tome el brazo de Luna y me fui con ella. Pero antes me giré a sacarle la lengua. No sé por qué siempre lograba pasar algo que comenzábamos a rabiar. Falta de una verdadera comunicación. Es lo más probable, ya no nos deteníamos a escuchar con calma que era lo que quería el otro. Era doloroso que fuera así. Pero no había de otra. Parecía que esta pelea sería eterna. Que ninguno daría su brazo a torcer para admitir que extrañamos al otro. Aun así, aquí estamos siempre en el mismo lugar, encontrándonos. Como si nuestro subconsciente quisiera recuperar el tiempo perdido.

- Tienes razón Lunita, tu hermano cada vez está más mal educado. Por eso tampoco puedo ser educada con él. - le decía a mi amiga en referencia al gesto con la lengua.

Nos pusimos cómodas, yo ahora apretaba con emoción uno de los cojines mientras comenzaba hablar con Luna sobre como sería su fiesta de cumpleaños. Ya Ryu había desaparecido cuál fantasma. Es decir, ya habíamos ignorado su presencia. Yo juraría que debía de haberse encerrado en su cuarto. Eso al menos era lo que creía. - Considero que tal vez pueda ayudarte con esas cosas. Al menos sé dé un lugar donde preparan una comida buenísima y a un buen precio.- le aseguraba.

Levante la ceja con una sonrisa pícara. Sabía que le gustaba mi primo. Aunque él la veía solo como una niña. - Pues le puedo preguntar. Pero no prometo resultados, no quiero que te hagas ilusiones. - es que bien podía decir que sí, y bien podría pensar que sería como darle pie a las fantasías de Luna y se negara enviando simplemente el regalo. Pues de todos modos el aprecio si estaba, solo seguro no la quería ilusionar.

Mira para todos lados y baje la voz. Por aquello de sí había pájaros en el alambre. Sí, un pájaro rojo de ojos verdes para ser más precisa. - Pues conocí a unos nuevos amigos. Luna, son muy lindos. - le contaba emocionada porque me gustaba la gente, yo era social. No lo podía evitar. - ¿Sabes? También quieren estudiar arte como yo. ¿Puedes creerlo? No a muchos chicos les gusta, no al menos para hacer una carrera sé ello. - le comentaba.
MIYU | HOGAR DE Luna y Ryu | CON RYU y Luna




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Vie Oct 14, 2022 3:31 am por Shooting Star
2. — Confusión
Recordaba como me había sacado la lengua como si fuera una niña pequeña. Tenía que madurar y crecer, no lograba entenderla donde en el fondo reclamaba como podía gustarme tanto pues igual no buscaba solo belleza en las chicas. Debía ser porque éramos demasiado diferentes lo que me atraía. En fin, ahora solo tocaba escuchar mucho más cuando estaban mencionando aquellos chicos que eran sus mejores amigos que hasta hablo cuando estábamos en ese camino hacia mi casa.

Podía ser posible que Miyu hablaba más bajo que mi hermana pero creía que ambas tenían una voz increíblemente chillona que era fácil oírlas, pues escuchaba todo perfectamente desde ese rincón. La voz de mi hermana se escuchó en respuesta. — ¡Eres divina, Miyu! ¡Vamos mañana mismo! Aún tengo que ver cosas para picar y mejor que lleguen preparadas para ese día. Todo fresco. ¡Ah, casi olvido el pastel! — No tenía idea que hacía pero era probable que hasta se le había olvidado anotar todo lo que debía hacer, teníamos empleados. ¿Por qué nos les pedía ayuda? Escuché ese bufido de decepción y hasta podría visualizar su cara de terca y persistente. —Bueno podrías decirle que te venga a buscar aquí y yo le digo. —Otra risita. Ya quería imaginar que cara ponía Miyu respecto a eso pero como siempre le hacía caso era muy posible que lo iba a terminar llamando. Eran muy predecibles.

¿Son los mismos chicos que me comentaste antes? ¿El rubio y el castaño? ¡Deja verlos! Imagino que tienes su número de celular ¿no? ¡Si quieres invítalos a mi fiesta! — Fue cuando comencé a fastidiarme y los grititos junto a las risas de Luna no ayudaban para nada, tenía que aguantar. Casi botó mi vaso de agua cuando escuché lo siguiente que la alocada de mi hermana, exclamó. — ¡Hay que llamarlos! No creo que se molesten ¿verdad? sabes que con los chicos hay que ser un poquito más atrevida.  Aunque primero.... cuéntame todo de ellos. — Dijo mi hermana muy emocionada, por un momento quise ir y alegar que se callara. Pero ya estaba en esto así que con que saldrían. Lo cierto es que no podía tolerar que ya Miyu estuviera conociendo a otros y en tan poco tiempo, es que caía la posibilidad que le gustará uno de ellos.  

O los dos.

RYUGA| HOGAR DE Luna y Ryu | CON MIYU Y LUNA (NPC)




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Sáb Oct 22, 2022 12:04 am por Rising Sun
2. — Confusión
Era complicada la relación de entre los dos desde que hubo ese momento de distanciamiento. Difícil era hacer como si no hubiera existido esa cercanía, no se podía ignorar. Por eso mismo era que en el fondo, por más peleas y reclamos que existieran entre ambos, en cierto modo no podía dejar de estar pendiente del otro.

Sin embargo, en estos momentos aquella discusión en el umbral de la casa había quedado atrás. Ya me había acomodo a conversar con Luna intentando de ignorar la presencia en la casa del hermano de la chica.


Esa vocesita chillona siempre me delataba aun cuando tuviera cuidado de no levantar demasiado la voz. No había mucho que pudiera hacer al respecto. Solo que de todos modos intente bajar la voz en una indirecta de que era una conversación privada y nadie debería de estar escuchando.

- No me agradezcas, sabes que por ti lo hago con gusto. - Le aseguré, Luna siempre había sido muy buena amiga y sentía que era lo menos que podía hacer por ella. Darle una fiesta de cumpleaños bonita.  - Pues podemos aprovechar de ir a ver algunos pasteles también. Tiene que ser él más hermoso. - le comenté abrazándola.

Por un momento mi cara fue de “Eres terca” porque bien sabía que mi primo no la podía ver de otro modo. No quería que sufriera por eso. Más, por otro lado, se me hacía tan difícil negarme. - Ah, bueno. Solo haré eso, así que lo demás está en él, y en ti si lo convences. Pero si dice que no… por favor sabes que te quiere, no lo hace por malas. Así que no quiero verte triste si pasa. ¿Está bien? - le pedí, porque era su cumpleaños, no debía de dejar que nada le empañara la celebración.

Una sonrisita traviesa apareció en mi rostro. - Sí, esos mismos. - otra risita. - Nada más deja que te muestre. - dije sacando mi celular. - Son solo amigos, claro. Pero la verdad… eso no quita que están muy guapos. - asegure mientras le pasaba el teléfono a la chica para mostrarle. Ya para este instante hasta había olvidado que Ryu podría estar escuchando por algún rincón. Aunque esperaba que no fuera tan chismoso.  - ¡Claro! Así de paso los conoces. Ya verás que te van a agradar.  - dije dando unas palmadas con emoción, haciendo un poco de exceso de ruido, más del que habían hecho antes. - Quizás podríamos llamar alguno y decirle. Lo podría poner en alta voz… - le sugerí. Al menos esa eran mis intenciones. Juraba que para este punto el pelirrojo se había ido a encerrar a su habitación en junto a su solitario ser. Solo que estaba muy equivocada en cuanto a ello.

- O mejor aún… una videollamada.  A ver cuál responde primero. - comencé a trastear mi teléfono hasta ponerme a marcar a Matt, a ver si respondía. No pude evitar acomodar bien mi cabello y rápidamente pasar también mi mano por el de Luna para acomodarlo antes de que respondiera. Para luego soltar una risita chillona con emoción como si fuera lo más divertido del mundo.

MIYU | HOGAR DE Luna y Ryu | CON RYU y Luna




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Miér Oct 26, 2022 6:04 pm por Shooting Star
2. — Confusión
Esto ya era desesperante.  Estaba cansado de hacer el idiota ahí escuchando como un crío pero seguía curioso, mucho más cuando salió el tema de aquellos chicos que Miyu sí había mencionado en algún momento y ahora supuestamente "sus amigos". No iba a tragarme ese cuento por nada es que siempre habría otras intenciones de la chica porque fuera como fuera Miyu era de un carácter espontáneo y que llamaba la atención al igual que mi hermana. No escuche muy bien porque Luna se puso a chillar como una loca y suponía que era porque veía las fotos. Esperaba que solo fuera exageración y no estuvieran tan guapos pero normal que como extranjeros llamarían la atención al tener esa belleza diferente a nosotros también nos pasaba al tener sangre inglesa en nuestras venas.

La idea era salir de allí como si nada y comencé a comerme el pan para que fuera evidente la razón porque había demorado y no quedarme escuchando, al menos Luna si era mucho más astuta e inteligente - se daría cuenta - así que se podía lograr hacer notar menos evidente. Eso iba hacer cuando escuché lo de la Videollamada, se notaba que había puesto el alta voz y no demoró en escucharse una voz extranjera y que no hablaba tan mal japonés de un chico.

Quedé estático.

¡Hola, preciosa! Que bueno que te acuerdes de mi y me llames. ¿Ocurre algo? — No sé que habrá pasado pero ahí ya mi hermana la estaba saludando. — ¡Hola, encantado de conocerte Luna! Deja que llamó a Daisu que debe estar por ahí. — Segundos más tarde, se escuchó otra voz que comenzó a elogiar mucho más a mi hermana. Podía escuchar sus risas.


No aguante mucho. Realmente estaba molesto. — ¿Por qué tienen que ser tan chillonas? Que molestas son. — Bufé mientras miraba asesinamente a las dos, saliendo del living para subir al fin a mi cuarto. Me estaba comportando como un crío, pero bastante decepcionado me sentí con todo lo sucedido.

De mala gana saqué un libro que comencé  releer para no olvidar ningún detalle para el próximo exámen. Costaba demasiado concentrarse pero algo iba hacer. Sí, lo mejor que podía hacer era dormir un rato para tener la mente despejada así que me fui a la cama.

RYUGA| HOGAR DE Luna y Ryu | CON MIYU




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Dom Nov 06, 2022 10:47 pm por Rising Sun
2. — Confusión
Las chicas estaban muy en lo suyo. Como si no pudiera haber nada que las distrajera. Ni siquiera la presencia de Ryu. Al menos eso ellas creían. Ya tenían buena parte fríamente calculada en cuanto al cumpleaños de Luna. Así que ahora los chillidos de las voces de ambas chicas resonaban por aquella sala con emoción mientras se disponían a llamar a los chicos. Miyu estaba muy deseosa de presentarlos a su amiga. Quería que viera muy bien a lo que se refería. Eran unos chicos guapos e interesantes. A veces no podía entender como ella misma se empecinaba en intentar llamar la atención de Ryu cuando los otros dos le daban todas las atenciones del mundo. Pero la verdad es que en el fondo no era lo mismo, pues el pelirrojo había sido parte de su vida desde hacía ya mucho tiempo y le había dejado ese vacío que por más que ella misma se engañara difícilmente alguien más lo llenaría.

Cuando estuvieron listas, Miyu intento mantener la compostura, pues encontraba esto sumamente divertido. Le encantaba conversar y los chicos eran buenismos en ello. Además, su mayor entusiasmo era poder presentárselos a Luna. Algo le decía a la castaña de ojos azules que se llevarían muy bien con ella. ¿Es que igual como no? Su amiga era adorable. Incluso su propio primo la encontraba así, claro, la única diferencia es que la veía como lo que aún era una niña, una a la cual cuidar y por nada tendría otro tipo de pensamiento que no fuera ese. Era por ello que así de paso, tal vez su amiga, aunque fuera por un instante se olvidaba de él. Claro que sabía que eso no duraría mucho y cuando menos lo esperara le estaría recordando aquel asuntito.

- Hola Matti. No, no ocurre nada. ¿Acaso debe ocurrir algo para que te llame? - molesto la muchacha. - Bueno, bueno. Igual me atrapaste. Te quería presentar a mi querida amiga. Luna. - dijo señalando a la chica. - Sí, por favor, llámalo. Dile que le conviene apresurarse. - dijo riendo. Mientras miraba a Luna, las dos estaban con una risa incontrolable que se escuchaba por toda la sala. Todo hasta que escuchar la voz de Ryu.

Miyu alzo una ceja y lo miro. - Podría jurar que ya te habías ido a tu cuarto. - luego vio a su amiga. - ¿No me digas que ha tomado la costumbre de estar espiando conversaciones ajenas? - le pregunto. La cara de pocos amigos, la mirada fulminante y eran la actitud de un niño enojado por no haber sido incluido en la 'fiesta'. Era como si le molestara que ellas se divirtieran y él no. - ¿Qué le pasa? A veces que de verdad no lo entiendo. Dice que no le importa las cosas que hago, pero al mismo tiempo se molesta por las cosas que hago. - Decía la muchacha negando. Incluso lo había seguido con la vista hasta que se perdió en su habitación.

MIYU | HOGAR DE Luna y Ryu | CON RYU y Luna




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :
Jue Nov 10, 2022 5:18 am por Shooting Star
2. — Confusión

Evidentemente hice caso omiso a sus palabras y solo una mirada fulminante pude dedicarle. No iba a ponerme a pelear con ellas ya que no era de ese estilo, estaba molesto, Miyu seguía siendo igual que siempre, no dudaba que uno de ellos iba a terminar siendo algo más con ella y ahí quedaba yo siempre como el olvidado. Más encima, mi hermana le seguía el juego aún sabiendo los sentimientos que había sentido en el pasado aunque nunca lo habíamos hablado con profundidad. Estaba enfadado con las dos, así que subí a zancadas mientras escuchaba la voz de ese tal Matt y otra por la tal videollamada.

No escuché mucho más porque fui directamente a mi cuarto donde intenté repasar pero no lo ví ningún sentido porque mi cabeza estaba repleta de aquellos pensamientos sobre Miyu. Era tal como decía mi padre que las mujeres servían solo para distraerse y no lograr sus objetivos, que lo hiciera como lo hizo él que recién cuando salió de la universidad se permitió a darle una oportunidad a mamá. El problema es que siguió igual de trabajólico y eso le terminó cansando a ella, pues era lógico que ella también me contará su versión de los hechos. En todo caso, siempre me encontré más parecido a mi padre y lo veía ahora. Solía complicarme más de la cuenta así que prefería enfocarme en una sola cosa que en este caso eran los estudios.

Lo mejor que podía hacer en tal momento era dormir. Sí. Y esperaba poder hacerlo.

Terminé yéndome a la cama y gracias a Dios que logré hacerlo a los minutos, normal que siempre llevará encima sueño acumulado. La mente es una aliada pero a veces se vuelve maldita, el inconsciente jugaba con lo que más que tenías encima. Uno podría sentir ansiedad por algún examen y hasta podías soñar que respondías mal dos preguntas.

En mis sueños me veía junto a Miyu, acariciando su mano como su cabello. Nuestras narices se rozaban y estábamos a punto de besarnos cuando de la nada la llamaban y ahí estaba un chico que no identificaba del todo su rostro, sin embargo, ella le decía: "Matt" y sin más, se iba con él y agregaba: "Lo siento, Ryu. Me aburrí, no eres como pensé. Prefiero estar con él, de todos modos, no iba a funcionar..." ¡Totales idioteces!

Desperté con rapidez, notando que la habitación estaba a oscuras. Aún tenía impregnada la imagen de la situación de ese maldito sueño así que estaba agitado. Miré el reloj, habían pasado dos horas como mínimo. Quise levantarme, pero lo mejor era ya ponerse el pijama, que había sacado de debajo de la almohada cuando de repente escuché la puerta. Debía ser Luna.

Pasa, no está con llave. — Anuncié.

RYUGA| HOGAR DE Luna y Ryu | CON MIYU




Asignatura Pendiente 1f4ab

Asignatura Pendiente MCuzKFv

Asignatura Pendiente QxHNtK4


Tesoros de una estrella fugaz:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 4
Shooting Star
Shooting Star
1894Mensajes :
570Reputación :
Sáb Nov 26, 2022 1:37 am por Rising Sun
2. — Confusión
Tan interesante y entretenida que estaba siendo esa conversación entre Luna, Miyu y los chicos. Se podía escuchar la algarabía de las jovencitas entusiasmadas al hablar con ellos. Eran jóvenes, parlanchinas y sociables. ¿Qué otra cosa se podía esperar? Sin embargo, las risas y las habladurías se detuvieron cuando Ryu paso frente a ellas. ¿Por qué tenía que ser así? Esa era una pregunta que a cada instante la castaña se preguntaba. Es que si tan siquiera volviera a ser el mismo de antes con ella… tal vez esa conversación junto con su hermana la estuvieran teniendo con él y no con sus amigos por videollamada.  Pues no iba a negar que hubiera sido lindo poder planear lo del cumpleaños de la pelirroja junto con él. Contar con su ayuda y sus ideas, después de todo era su hermano.

Claro que su pregunta de si las estaba espiando iba más por saber si realmente había estado interesado en escuchar lo que hacían. Eso querría decir que tal vez le interesaba más de lo que admitía. Pero el chico no había dado respuesta alguna. Las había ignorado. Quizás fue algo seca con él con esa pregunta que igual se pudo tomar más como un comentario de llamarlo chismoso. La verdad, ya no encontraba como entenderlo. Como sacar lo que realmente pensaba. Igual nada le sacaba de la mente que el pelirrojo se había molestado de escuchar la conversación con sus amigos.

- Tu hermano es tan terco que ni siquiera admite que fue lo que realmente le molesto. - porque dudaba que hubiera sido simplemente el sonido de sus voces, pues siempre habían sido chillonas y así que eso solo era una vana excusa. Miyu se disculpó con los chicos y les aseguro que en otro momento continuarían la conversación. Igual aprovecharon de extenderle la invitación al cumpleaños de Luna.

- ¿Sabes Lunita? A veces extraño como todo era antes… ya sabes. Antes de que se fuera… - sin decir adiós. - Quizás deba hablar como me siento al respecto con él. ¿No? Y hablar en serio, sin sarcasmos, ni nada. - esos al menos eran los planes de la muchacha. Miyu se desahogó con su amiga y agarro algo de valor para quizás incluso dar un poco su brazo a torcer si era necesario.

La chica soltó un suspiro, y se armó de valor. Por lo que camino hasta la habitación de Ryu y toco la puerta. No había dicho nada, pero tampoco entraría así sin más, por lo que solo entro cuando escucho que pasara, que la puerta no tenía seguro.  - Ryu, soy yo. - le anuncio cuando abrió la puerta entro a la habitación. Aunque sí se había quedado apenas en la entrada esperando su reacción.

MIYU | HOGAR DE Luna y Ryu | CON RYU y Luna




Asignatura Pendiente QxHNtK4
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 3
Rising Sun
Rising Sun
1022Mensajes :
364Reputación :

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente


 
a