Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Sáb Oct 15, 2022 1:50 am por Rising Sun



ONE ON ONE ⁃ INSPIRED ⁃ LIBROS
La Bella y el Gigante
Una generación completa había crecido ya desde que el joven trío de oro de Hogwarts habían sido los héroes de la batalla contra Voldemort y los mortifagos. Algunas cosas habían cambiado en el colegio de magia y hechicería Británico. Que debido a lo ocurrido había evolucionado ahora en una universidad dedicada a preparar a los jóvenes magos para lo que les deparaba la vida de adultos. Además de que se había vuelto muy internacional, por lo que se podían encontrar estudiantes de diferentes partes del mundo. ¿Después de todo, quien no quería estudiar en el mejor lugar para estudiar magia?

Sin embargo, el discrimen y el rechazo para ciertos sectores de la sociedad mágica era algo que no se había erradicado. Como siempre estaban los grupos que les gustaba disfrutar de hacer bullying y mirar por encima del hombro a los que creían inferiores. Pero estaba en los magos y brujas en demostrar que merecían el título tanto como cualquier otro.

En este mundo conocemos a Alissa Beaufort, una joven bruja mestiza la cual se encontraba en su segundo año de estudios para ser auror. La chica pertenecía a la casa de Slytherin, seductora y con un carácter determinado, incluso letal en muchas ocasiones. No le presentaba compasión a quien no se lo merecía. Sin embargo, sabía distinguir bien de quienes merecían estar bajo sus alas de protección. Fue ahí donde en su segundo año conoció a Cameron Hernández, un joven semi-gigante, introvertido y tímido amante de la naturaleza y las criaturas, por lo que había llegado a Hogwarts a estudiar magizoología donde termino siendo seleccionado en Hufflepuff. El cual de inmediato al notar como muchos de sus propios compañeros de casa lo trataban con burlas. Menudo error meterse con alguien que no les había hecho nada delante de la joven, ni siquiera le importo terminar castigada porque la cara de satisfacción cuando les encendió en llamas sus capas fue épica. Desde ese entonces ambos se volvieron muy amigos.

Alissa y Cameron, cada vez eran más cercanos. El chico se había vuelto su calma, él que le hacía bajar las revoluciones cuando ella solo quería incendiar todo. Mientras que Alissa se había vuelto esa persona que lo hacía tener más confianza en sí mismo. Ver en él lo que antes no había visto. En resumen, ambos hacían mejor persona al otro. Con el tiempo la relación de ambos comenzó a escalar, incluso sin darse cuenta, Cam el primero en darse cuenta. Sin embargo, entre los miedos del que pasara, y los obstáculos, podrán a prueba esa relación.

Alissa Beaufort
19 años ⁃ Bridget Satterlee ⁃ Slytherin
Cameron Hernández
19 años ⁃ Noah Centineo ⁃ Hufflepuff





Tablilla de Post:


La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Sáb Oct 15, 2022 4:34 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Pasillos ⁃ Cameron y tontos ⁃ Horario Libre
El sueño de Alissa era ser auror con todas sus fuerzas. Sabía que tenía que recorrer mucho camino antes de llegar a la Brigada de Elite pero mientras tanto solo quedaba ser una pasante en el Ministerio y seguir en su segundo año en la Universidad de Hogwarts. Ya ni ocultaba su apellido, al menos los tiempos para ella habían cambiado e ignoraba gran parte de su familia francesa sangre pura que desprestigiaban a su padres y hermana solo por ser mestizos. La idea era superarlos a toda costa, por tener un pensamiento e ideal tan de la edad media mágica.

De todos modos, no podía negar que amaba divertirse. No dejaba de lado las fiestas, era extremadamente coqueta y siendo una Slytherin reconocía que los sangre pura eran su placer más culpable, pues nunca llegarían a nada y mejor, no estaba interesada a tener compromiso alguno y mucho menos con 19 años.

Ahora mismo al terminar sus clases - que eran sagradas - que todo se podía complementar sí había una buena organización de por medio, se iba a juntar con uno de sus amantes a una cena y después a bailar. Era un hecho que aquella cita terminaría a la mañana siguiente y tenían tiempo porque era viernes.

Eso sí, antes se arreglaría un poco en la sala común, dejaría las cosas en su baúl y a la salida de encontraría con el moreno de ojos verdes tan popular de la casa de las serpientes. Ya tenía todo planeado, cuando de repente escuchó unas risas burlonas al doblar una esquina. Y lo reconoció.

¿Cómo no?

A simple vista su gran altura ya lo delataba y que estuviera ahí sin defenderse ante aquellas burlas también era muy normal para ella. Tenían la misma edad, pero él era un curso menor que ella al haber ingresado más tarde y lo había conocido en la ceremonia de ingreso y de selección para él. La discriminación fue fatal desde ese entonces y sin importarle nada, perdió la paciencia y terminó quemando las capas de aquellos idiotas de su propia casa que más los molestaban. ¿Qué tenía de malo? Podría ser Slytherin y todo, pero detestaba las injusticias. Poco le importo el castigo que tuvo que aguantarse mientras que el chico estuviera bien.

Aún no eran amigos, aunque sí habían conversado. El 1/4 de Gigante para ella era un chico muy especial,  gozaba de un carácter tan amable y cautivador que no cualquiera lo tenía. Pocas personas eran como él y comenzó a contemplarlo por esa bondad, era luz. Ella nunca sería como él. Y al ver la escena, nuevamente ardió en rabia, sus hechizos favoritos en evidencia, eran de fuego pero no atacaría enseguida, se acercó sigilosamente. — Ay, que gracioso. ¿Qué hizo Hernández esta vez para que lo molesten? ¿Sólo existir? — Exclamó como sí nada jugando con su varita. Algunos la miraron con descaro pero hubo un par que levantó la ceja.

No te metas, Beaufort. No es tu asunto. — Exclamó el más rudo, amenazándola con la varita.







La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Dom Oct 16, 2022 12:49 am por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE
Para Cam el socializar nunca había sido lo suyo. Tanto que había preferido estudiar en casa y no ir a un colegio, aun cuando había sido tentadora la idea de ir con su hermana a Caxtelebroxus, pues el colegio se destacaba por su especialidad en criaturas mágicas. Sin embargo, no lo había pasado bien en los grados primarios en la estelita mágica, donde ambos habían estudiado hasta los once años. Todos se burlaban de él por siempre ser el más alto del grupo.  Él era diferente, no era completamente humano como el resto de su familia. Más bien era un semi- gigante.

Cuando al fin había decidido ingresar a la universidad de Hogwarts, a pesar de toda su forma de ser y de los obstáculos que se había encontrado en trayecto de su vida, estaba feliz. Feliz de que al fin tendría la carrera que le apasionaba y que lo haría en una institución prestigiosa. De hecho, sus ganas de superarse e inspiración habían sido alimentadas por querer llegar a ser tan apasionado y gentil con las criaturas como lo solía ser el nombrado guardabosques y profesor de la institución, Hagrid. Quien era como él, diferente, parte humano, parte gigante.

Todo el entusiasmo que pudo haber tenido el chico en su primer día en Hogwarts se había ido a la misma mierda. Lo que se suponía fuera algo bueno, se volvió un tormento. Las bromas y malos tratos no se podían comparar en nada a la que le hacían cuando era niño.  Aquí los chicos, en especial un grupo de Slytherins podían ser crueles. Cameron a veces sentía ganas de responder, de lanzarle un golpe, pero era muy torpe, así que podía ocurrir dos cosas. O les terminaba dando un mal golpe y hacerles daño, cosa que no era su intención, solo darles un escarmiento. O peor aún, podía terminar quedar en ridículo si se les lograba escabullir. No le gustaba el conflicto, así que solo mejor prefería intentar ignorarlos. Tal vez en algún momento se cansarán de ser tan repetitivos.

Hoy no era la excepción, Cam había salido tarde de clases, pues se había tenido que quedar a terminar una tarea que no le había dado tiempo. Aún cargaba con todos sus libros y cuadernos. Caminaba rápido por los pasillos, solo quería llegar a la sala común y comer algo. Ni siquiera había tenido tiempo de ello. Estaba tan enfocado en llegar a su destino que no se fijó en el filo de uno de los arcos en el área de las mazmorras, el cual era más bajo que los demás, haciendo que terminará por dejar la frente pegada en el mismo. No le dio tiempo ni de quejarse, sus libros se le habían caído al suelo y pronto escucho las risas descaradas de los slytherins. — Oh. ¿No te da el espacio para pasar? — se burló uno. Cam solo negó, se disponía a inclinarse a tomar sus cosas del suelo, pero fue en vano, el otro chico con un movimiento de varita los tiró lejos de él. —Oye, basta. Son mis cosas. — lo habían rodeado retando. — Ve por ellas, solo no te vayas a golpear de nuevo. No se te vaya a desaparecer la última neurona humana que te pueda quedar. — término.

En eso escucho una voz conocida. Alissa ya en otra ocasión se había buscado líos por su causa. Le daba algo de vergüenza que así fuera. No entendía por qué lo defendía, de todos modos, se lo agradecía porque hasta ahora era lo más cercano a una amiga que tenía. El tejón se preocupó al ver que le apuntaba con la varita. — Baja la varita, ella no te ha hecho nada. — dijo sacando algo de valor con el rostro rojo, aún tanto por el golpe como por el mal rato que estaba pasando. — ¿Oh qué? Eso creía, no te conviene. — amenazó. — ¿Y tú preciosa, porque pierdes el tiempo con… esto? — le dijo viéndola de arriba abajo mientras sus lacayos solo soltaban unos chiflidos. Realmente se estaban buscando la que no se les había perdido.  





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Dom Oct 16, 2022 5:29 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Pasillos ⁃ Cameron y tontos ⁃ Horario Libre
La pelirroja se quedo mirando al grupo y a Cameron que aunque estaba de pie tenía un chichón en su frente. Los muy malditos siempre le hacían daño y aunque a veces no era físico si que era psicológico, estaban abusando con un tremendo bullyng hacía alguien que no les hacía nada. La realidad que muchas ganas sentía que tomara carácter y le diera un severo golpe porque con lo grande que era podría dejarles a cada uno  la cara molida, sólo que no iba hacerlo porque era bueno y bondadoso. Se preguntaba mucho sobre su persona y mejor que no mostrara otra personalidad dado que los otros pagarían de otra forma.

La chica sostuvo la varita. Sabía que gran parte de ellos le tenían ganas sobre todo aquel la enfrentaba. Jamás había accedido a estar con él, ya que no le atraía físicamente ni de personalidad. Era un abusivo y los detestaba con su alma, esa superioridad las carcomía, al menos siempre esperaba amabilidad en el hombre para involucrarse y aquel no tenía nada.  

Escuchó como Cameron la defendió y le devolvió la mirada. — No te preocupes, Hernández. — Replicó con seguridad— Puedo con cada uno de ellos. — Algunos rieron pero sí hubo un par que retrocedió ya que sabían que sus venganzas solían ser algo drásticas. Normal que lo hicieran, sí ese par eran de su colegio y estaban enterados como solía ser ella y su hermana menor por un año.  En realidad,  con distinción de nueve meses porque fueron seguidas.

Ni siquiera se intimido al ver como se metía aquel que no dejaba de alzar la varita hacia ella, cuando notó como deslizaba la mirada por todo su cuerpo, ella lo miró fijo y con la ceja alzada. Finalmente sonrió burlona. — Sí él quisiera yo no tendría problema alguno de prestarle todo el tiempo del mundo.—  Empezó a decir ante la mirada del otro mientras jugaba con suavidad con la varita entre sus manos mientras daba unos pasos hacía Cameron. — Es guapo,  con buen cuerpo y con una personalidad realmente cautivante— Dictó mientras tomaba su brazo y mordía sus labios solo para provocar al otro. —  A diferencia de ti, claramente "Cara de murciélago" contigo ni siquiera perdería mi tiempo. — Algunas risas se escucharon desde atrás. Luego silencio.

Y un hechizo de fuego que iba contra ambos.

Alessia con gran velocidad formo una barrera que los protegió a los dos. — ¿Realmente quieres una pelea, Mulciber? ¡Hazlo! Estoy lista y saldrás perdiendo. — Como futura auror jamás iba a poder intimidarse y lo cierto es que amaba los duelos, eran muy fáciles para ella y tenía gran habilidades con cualquier tipo de hechizos aún cuando sus predilectos fueran los de fuego.






La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Lun Oct 17, 2022 2:17 am por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE
Estos tipos realmente ponían a prueba la paciencia y la bondad de Cameron. ¿Por qué tenían que ser tan malos con él? ¿Acaso les había hecho algo? Tal como Alissa les había dicho, él solo era culpable de existir. Que a ellos no les agradara su presencia no era culpa suya. Más ahí estaban, fastidiándolo, tratándolo mal y la verdad también tentando su suerte con el gigante, porque si quisiera los podía dejar cuáles estampillas pegadas a uno de los muros del castillo.

Beaufort era el ejemplo que necesitaba para no juzgar a todos los slytherin de la misma manera. Siempre lo había defendido y estado dispuesto a incluso ser castigada. Tenía esa actitud de justiciera o tal vez más como una antiheroína, que aunque se pudiera cuestionar sus métodos, nadie podía negar que odiaba a los cobardes y a los actos injustos a quienes no lo merecían.

Por eso, aunque sabía que se defendía bien, no podía evitar preocuparse e intentar intervenir. Pues si le apuntaba con la varita ya eso eran palabras mayores. No podía dejar que saliera lastimada por andar defendiéndolo cuando él pudo hacer algo para evitarlo. A veces se sentía tonto por ello.  — Yo no me reiría. — dijo negando al notar como los chicos se burlaban de la afirmación de la chica. Eso era grave error, no tenían idea de donde se estaban metiendo.

La cabeza le comenzaba a latir, no tenía idea de sí solo era un chichón lo que se había hecho o si había partido. Al menos no sentía sangre, pero si le dolía y eso que decía que podían ser cabeciduros. Cam lo comenzaba a dudar. Pero no tuvo tiempo de pensar en eso, notaba como el líder de los slytherin miraba de arriba abajo a la muchacha, casi devorándola con la mirada. Cosa que le pareció desagradable. ¿Acaso no podía admirar la belleza ajena sin ser tan puerco e indeseable? No, dudaba que tuviera modales.  — De verdad no tienes respeto. — Decía en un tono serio. — ¿Tú qué sabes de respeto? ¿Miren chicos? Cree que sabe más de modales, cuando es… una cosa. Ni siquiera eres humano Hernández, por favor. — Decía en forma de burla. — Seré lo que quieras, pero si tengo más modales y respeto que tú. — le reprocho. Porque no siempre se le podía quedar cayado.

La boca del Slytherin se le cayó cuando escucho las palabras de Alissa. Habían sido con total despreció y asco hacia él. — Oh, que bajo has caído Beaufort. No puedo juzgar que te rebajes a esto. No sabes de lo que te pierdes. — le reprocho poniendo cara de disgusto. Mientras que la de Hernández ya no solo estaba roja por el golpe, ni por el coraje, sino también por la vergüenza. ¿Realmente pensaba eso? ¿O solo lo hacía por defenderlo? Posiblemente, esa duda lo iba a perseguir por buen tiempo. Más independientemente de la respuesta, la verdad era una, y era que Ali prefería su compañía a la de tipos como este.

Patético era ver como los amigos de Mulciber escapaban despavoridos al hechizo que la joven les lanzaba, dejando al chico solo recibiendo el impacto porque el muy morón ni siquiera era bueno en defensa. — ¡Maldita loca me las vas a pagar! — protesto lanzando un intento de expulso mal hecho, que solo reboto en la barrera que Alissa había hecho, por lo que no le quedo de otra que huir antes de que fuera demasiado tarde como el cobarde que era.

Cameron intento reunir sus libros, para luego mirar a la muchacha. — Umm… gracias. Lo siento, siempre te meto en líos. Estoy seguro de que irán con el chisme, y lo contaran a su manera. — le decía apenado, sin ni siquiera poderla ver a los ojos. Aunque eso último era más por aun procesar las palabras que le había dicho al otro chico sobre él.
 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Lun Oct 17, 2022 6:32 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Pasillos ⁃ Cameron y tontos ⁃ Horario Libre
Alissa agradeció a Cameron con una sonrisa que al menos se hubiera atrevido hablar y secundarla aunque fuera con pocas palabras, se sintió más apoyada y bueno también iba para que se diera cuenta que no estaba en la universidad solo, que tenía alguien que podía defenderlo. La realidad es que no creía que el prefecto y el capitán de Hufflepuff estuvieran muy contento que se estuvieran sobrepasando con uno de los suyos. Había quedado en una buena casa, esperaba que luego se adaptara y empezara hacer más amigos. — No pierdas el tiempo con unos tontos como ellos, Hernández. En el fondo te tienen miedo porque saben que un golpe tuyo les molería la cara, cariño. — Siseó coqueta para enojar al otro que ya lo estaba dejando sin palabras, no iba a permitir que se sintiera mucho más superior a Cameron cuando la realidad es que era mucho mejor que él y en muchos sentidos. Tenía todo lo que una chica pudiera desear, era el chico perfecto, tal vez no iba a encajar con ella porque no le gustaba el compromiso pero sabía que alguna chica también se daría cuenta en sus cuantos atributos y cualidades. Tenía ganas de moldearlo para que al menos fuera un poco más atrevido y fuerte, para dejar las cosas claras desde un principio pues no tenía porque quedarse tranquilo cuando lo estaban maltratando.

No pierdo absolutamente nada, Mulciber. No eres mi tipo y me das asco. — Murmuró seria y por completo sincera. Otras risas. — Con ustedes tampoco. — Dijo con una sonrisa solo para hacerlos enfadar. Pero él más humillado había sido Mulciber que no había dudado lanzar un mediocre hechizo que detuvo con rapidez. Cuando quedo en ventaja estuvo a punto de enunciar un incendio otra vez, tenía ganas de rostizarle todo su feo cabello, solo que no tuvo tiempo porque el muy maldito salió huyendo seguro para acusarla y seguro terminaría castigada, era triste que el prefecto se lo creía todo, pero podría convencerlo de otra forma para librarse del castigo.

Ignorándolo por completo y sus gritos, la muchacha se dirigió al moreno. — Ni te preocupes, me da lo mismo. Ya buscaré el modo para no ser castigada además que no alcanzamos a tener un duelo así que menos pruebas.— Le guiñó un ojo divertida. Estaban cerca de una sala, así que con atrevimiento tomó su brazo y alzó su mirada castaña hacía él. — Hace días que quiero conversar contigo, ya sé que los hemos hecho pero no por tanto tiempo. ¿Vamos? — Quizás tenía clases pero unos minutos más y otros menos para llegar daba lo mismo. De todos modos, lo arrastró a la sala desocupada, aunque sin meter fuerza porque iba a ser imposible, notando que él se dejaba llevarle sonrió nuevamente por agradecimiento. Esperaba que no pensara mal de ella por decir todo eso que era cierto aunque no de un modo tan coqueto pues solía ser mucho más atrevida e impulsiva. — Sentémonos en el suelo. — Murmuró siendo simpática al momento que ella lo hacía y esperaba quedar a su misma altura. Sin duda, aquel momento tenso había sido olvidado para ella y quería solo una conversación con él.






La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Mar Oct 18, 2022 1:16 am por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE
Cameron no era de los que fuera completamente mudo, mudo en el sentido de que no dijera nada al respecto cuando le hacían algo. Sin embargo, sabía que con esta gente igual no podía hacer mucho, había personas que no escarmentaban de dejar de molestar hasta que no recibían su buen golpe. Así de insoportables eran. Pero todo tenía su límite, y el chico solo esperaba que ese límite no se lo colmaran dentro del castillo, porque conociendo como eran las familias puras y adineradas de Gran Bretaña era él quien de seguro saldría perdiendo. Poco les importaría que fueran sus hijos los que se la pasaran molestándolos y colmándole la paciencia día tras día.

— Me queda claro que son cobardes, por eso siempre andan en grupos. — comento el chico con el ceño fruncido, sabía que uno solo no se iba a atrever a molestarlo por más tranquilito que lo viera. — No pretendía prestarles atención, pero no me quedo de otra cuando me volaron los libros. — por lo general si simplemente los podía ignorar cuál excremento lo haría, pero cuando intervenían en su camino ya era un poco más difícil. Cam intentaba no ponerle tanto color al tono coqueto que la slytherin usaba en sus palabras, la encontraba preciosa, pero algo siempre le decía que solo lo hacía por defenderlo. Por hacer rabiar a Mulcyber. Igual no podía evitar el sonrojo en su cara.

— ¿Asco yo? Sin embargo, no te causa, asco fijarte en una criatura que ni es humana. Decepcionante. — Decía con el ego herido, dando una mirada aniquiladora a sus amigos por reírse. — Ya se los dije, me las van a pagar. — Decía con rabia. — El mundo no gira a tu alrededor. — le respondió Hernández, el tipo era un completo desastre como para darse tanta importancia. Ni siquier había podido hacer un hechizo decente, el tipo era patéticos en todos los sentidos. Al paso que iba quien sabe si lograba culminar su carrera con lo incompetente que era.

El hufflepuff se tapó la boca intentando no reír, no lo pudo evitar porque Mulcyber y sus secuaces habían sido tan crueles con él que el solo ver como corrían como ratas, intentando apagar las llamas de sus túnicas y maldiciendo por todo el pasillo, había sido como verlos tomar una cucharada de su propia medicina. No le gustaba dañar a las personas, pero algunas de ellas se buscaban las cosas por si solos. Más fue cuando se volvió a la chica que luego de todas las palabras y elogios que tuvo para con él, sin contar que una vez más lo defendía, no podía verla a los ojos. Al menos no hasta que no le bajara lo rojo de la cara. Bueno, al menos de las mejillas, su frente estaría rojiza por más rato, eso era seguro. — Eso espero, no me dan buena espina esos tipos. De verdad se veía enojado, espero no intente nada en tu contra. — murmuro, mientras sin más se dejaba guiar por la chica, la cual se había sujetado de uno de sus brazos.

— ¿Conversar? Está bien. — Decía rascando su nuca con su mano libre. No tenía idea de que le hablaría. Sabía que era de las pocas personas con quien contaba, solo que él no era muy buen conversador, por eso le tomaba por sorpresa. — Bien. — Ya en una de las aulas en desuso, el chico le hizo caso y se sentó en posición de indio en el suelo. Estar sentados sin duda reducía bastante la diferencia de estatura. — Eh… ¿Está muy feo?  —  se atrevió preguntarle mientras se llevaba la mano a la frente, le latía. — ¿Que querías decirme?  — preguntaba ahora ya con algo de curiosidad, muy pocos se habían interesado en hablar con él por él simplemente de hacerlo. No es que no le hablaran, pero por lo general todo en la mayor parte del tiempo giraba en torno a las clases.
 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Mar Oct 18, 2022 7:16 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Pasillos ⁃ Cameron y tontos ⁃ Horario Libre
Lo cierto es que ni le extrañaba verlo así de nervioso y todo sonrojado. Imaginaba que con cualquier se pondría así porque era tímido, quizás cuanto bullyng había recibido en su vida. Y sin duda, también le hacía acordar de ella misma en su adolescencia donde cayó en depresión por todos los pesares de ser una mestiza Beaufort cuando era una familia muy bien catalogada y sangre pura en Francia donde sus antepasados habían sido ligados también a la familia Lestrange, bueno, en estos tiempos ser una Lestrange era una masacre pero ellos todos eran muy orgullosos de sus apellidos así que sus primos habían sido insolentes todo el tiempo y le hicieron la vida imposible a ella y a su hermana en Beauxbatons y tanto que tuvieron que alejarse de tal colegio para asistir al inglés que era una de las que seguían malla curricular de Hogwarts.

Nunca iba a ser considerada por un sangre pura y no le importaba. Ahora. Porque se había dado cuenta que era mucho mejor que ellos, así que por sus vivencias creía que Cameron sí podía superar todos sus problemas y saber enfrentarse totalmente a esos canallas que no dejaban de molestarlos dándoles un buen golpe a cada uno de ellos, ojala que fuera severo para dejarlos un buen tiempo en San Mungo. Se lo estaban buscando.

Le alegró que la quisiera seguir porque estaba curiosa y sí tenía ganas de darle todo su apoyo y su amistad. Sentía que era un chico increíble porque aunque tuviera sangre de gigante para ella era lo de menos, lo único que veían sus ojos castaños era que se comportaba de una manera que solo era luz, una luz que nunca tendría por nada y juntarse con ese tipo de personas sin ningún rastro de maldad en su interior era satisfactorio y llenador.

Quería que se diera cuenta que estaba interesada en él y que no estaba solo en la universidad. Se había olvidado completamente de su chichón y herida. Se percató de eso cuando estuvieron a la misma altura y donde se observaba mejor. — Oh, perdona. Olvide que terminaste herido.. Espera. — La chica empezó a rebuscar en su bolso pequeñas botellitas que traía con pociones sanadoras porque estaba acostumbrada a llevarla por su brutal carrera y también porque ayudaban mucho en las pasantías. — Está es perfecta, Hernández… te va arder un poco pero créeme que se va ir la hinchazón y no quedara cicatriz. — La pelirroja se acercó a él y empezó a curarlo, sintiendo el calor de las mejillas ajenas y donde lo miró con verdadera ternura cuando estuvo listo.

Te la regalo. Aplícala cada 8 horas. ¿Vale? — Le guiñó un ojo y se alejó de él para seguir la conversa. Su chico de turno la iba a matar pero podía esperarla sí realmente quería estar con ella ¿no?

¿Está mal qué quiera conversar contigo? ¡Es evidente! Quiero conocerte, Cameron ¿Puedo llamarte así? — Exclamó. Esperaba que tomara confianza ella no lo iba a morder ni nada. Estaba ahí para charlar y se contaran anécdotas. ¿Por qué no? Era lo normal y podía dejar de ser tímido con ella. — También llámame Alissa o Ali, como tú quieras. ¿Sabes? Me tienes intrigada.. Notó que eres un chico muy tierno y de verdad en Hogwarts hay muy pocos como tú y no me refiero exactamente que estés aparentado con los gigantes. — Fue brutalmente sincera y ante todo quería que comprendiera que se sentía a gusto estando a su lado.







La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Miér Oct 19, 2022 12:03 am por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE
En algún momento tendría que hacer algo para ponerle un alto para sí mismo. Él lo sabía, lo sabía muy bien. Solo que era más fácil decirlo que hacerlo, pues solo el que pasaba por ello podía entenderlo. Había cosas que podían hacer más daño de lo que aparentaban. Pero no era imposible y ya Cameron de igual manera comenzaba a tener esa inquietud, no quería seguir pasando por ello. Tampoco quería tener que depender siempre de que la joven Beaufort apareciera siempre a su rescate. Lo agradecía por supuesto y sentía un gran alivio cuando los veía huir como ratas, pero al mismo tiempo no le parecía justo que siempre se metieran en líos por su causa.

En su casa todo era distinto, no tenía ese problema, y menos mal, porque nadie podría resistir tanto. Sus padres, a pesar de haber sido adoptado, nunca hicieron diferencia entre sus hijos. Le habían dado todo el amor del mundo. Sus mejores amigos solían ser las mascotas que tenían, las cuales todas habían sido rescatadas de magos que cuando se hartaron de ellas o simplemente sintieron que no podían más con ellas, las echaron a la calle. Aún sabiendo que no sobrevivirían solas por haber siempre llevado una vida aislada. A eso se dedicaban los padres de Cameron y sus ganas de ayudarlos fue otra de las razones para escoger estudiar magizoologia.

— Está bien, igual hiciste más de la cuenta. Además, sé que no está fácil notarlo estando hasta aquí arriba. — le dijo señalando hacia arriba, pues ahora estaban sentados, no se veía tan alto. [color=#bc9301— Igual lo hubiera olvidado, de no ser por las punzadas. — [/color]es que con todo el mal rato no le daba tiempo ni para pensar en eso.  — Oh, gracias. — le respondió cuando le ofrecía una poción, lo que no espero fue que ella misma se pusiera a curarlo. No dijo nada, pero el calor en las mejillas lo decía todo. El Hufflepuff prefirió solo cerrar los ojos en los que ella terminaba, en parte era para que no se le metiera el vapor de la poción en ellos y en parte era para evitar la vergüenza. Es que no estaba acostumbrado a ser tratado con afecto y delicadeza, a menos que fueran sus familiares. Había llegado a tener una novia, pero no había durado mucho. Con el tiempo se dio cuenta de que lo de ella había sido más curiosidad hacia lo que él era y no interés genuino.

— Sí, ocho horas serán. — Le recalco para que notara que le había prestado atención. Miro un momento su reloj intentando memorizar la hora para no olvidar cuando le tocaba la próxima vez.

— No, no tiene nada de malo. Solo me tomo por sorpresa.  — le respondió poniendo una sonrisa en su rostro al escucharla llamarlo por su nombre.  — Eh, sí puedes. Alissa.  — le contesto dando a entender que le haría también caso y la llamaría por su nombre. Quizás de buenas a primeras no la llamara por el diminutivo, pero posiblemente cuando entrará en más confianza sí. — Es solo que esto siempre se me ha complicado… me refiero a relacionarme con la gente. Por eso tengo pocos amigos… pero no es que no quiera tenerlos. — aclaro, no era que odiara la gente. Pero si tener tanta al rededor lo ponía incómodo.

— Oh… bueno que te puedo decir… para mi mismo mi propia vida es una intriga y misterio. Soy adoptado, no tengo idea de que pasó conmigo antes de que lo hicieran. — le contaba. — Pero bueno, creo que soy como soy, porque aun así mi experiencia con mi familia adoptiva ha sido una amorosa. No siempre se tiene eso, a veces ni siquiera con la de sangre. — y sin darse cuenta ya le había dicho más palabras juntas en una sola conversación de las que le había dicho si juntaba todas las veces que había logrado cruzar palabras desde que se conocieron.

 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Jue Oct 20, 2022 8:07 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Pasillos ⁃ Cameron y tontos ⁃ Horario Libre
La pelirroja quedó cautivada por el sonrojo de aquel chico que ahora estaba más a su altura, no dejaba de ser muy alto y eso que ella se consideraba una chica muy alta con 1, 75 de estatura a comparación al resto de las alumnas de la universidad. Le gustaba que sus mejillas se pusieran coloradas y notar que su rostro estaba caliente a su contacto, tenía una actitud adorable y sin duda, seguía pensando que era un chico demasiado tierno y que no habían personas como él, porque claramente, sí también habían mujeres con tal carácter. Solo que pocos, vivían en una sociedad que cada uno formaba un carácter fuerte para sobrevivir, ella lo tenía y lo había aprendido porque era necesario además que tenía que ser fuerte tanto mental y físicamente para ser auror.

Aún así no dijo nada y solo lo curó, sonriendo que él mentalizará el horario de la poción. Sin duda, tenía mucha curiosidad de conocerlo en un sentido amistoso y conversar con él. Se sorprendió que podía hablar más de la cuenta y aceptara que usaran sus nombres, poco a poco iría en aumento la confianza. Ahora sí deseaba quedarse más tiempo con él, su amante podría esperar y sino, daba lo mismo, estaba mucho más contenta al lado de Cameron. Pues era él quién la hacía actuar con más naturalidad y tranquila, era como una calma que sentía de manera impresionante, realmente se sentía muy cómoda con el moreno. Y mucho más cuando comenzó hablarle de su vida, jamás imaginó que le diría que era adoptado y que tenía una familia amorosa. — ¡Me encanta tu nombre!  Aunque alguna vez leí que es escocés y que significa nariz torcida.  — Tuvo que decir la pelirroja, a ella le encantaba como se pronunciaba. — Uy, pensé que no tenías amigos ¿Cómo te han tratado los puffos? La verdad es que yo tengo unos cuantos y son muy simpáticos. — Señalaba. La chica por el contrario, era demasiado sociable y no hacía comparación con el resto de las casas, pues aunque ese grupo fuera imbécil hasta en Slytherin habían personas que valían la pena. De hecho, ya les diría a sus amigos que impidieran que los abusivos volvieran a molestarlo, pues no siempre iba a estar ella.

¿En serio? ¡Eso es genial! Me alegra mucho que tus padres...— Recalcó la palabra tu más fuerte porque para ella el vínculo familiar no era solamente de sangre sino que el amor y apoyo era fundamental. Lo eran, ni siquiera tenía que explicárselo. — ... te hubieran entregado todo el amor que necesitabas y estoy segura que es por eso que tienes un carácter tan adorable. — Tomó una de sus manos. No podía evitarlo, ella era de piel y le caía demasiado bien Cameron para no hacerlo. — También tengo una familia amorosa, por fortuna,  si por el tema de mi apellido  ha sido un poco caótico con el resto de la familia, ya sabes, siglos y siglos siendo sangre puras y nos consideran aún en este tiempo los traicioneros. — Bufó, negando con la cabeza. — También lo pase muy mal, Cameron. Y no fue fácil salir de ese hoyo así que entiendo por lo que pasas, por eso te ayude en la ceremonia de ingreso y en otras oportunidades. Espero que no te hayas sentido pasar a llevar. — Reconoció al final la chica. Ella sentía que tenía que protegerlo pero ni siquiera le había pedido permiso. — ¿Estudias Magizoología, verdad? — Había investigado y ni siquiera eso lo había podido evitar.






La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Vie Oct 21, 2022 12:29 am por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE
El muchacho podía sentir las pequeñas y suaves manos de Alissa sobre su rostro mientras lo curaba. Lo hacía con un cuidado que le provocaba una sensación de seguridad y en cierto modo de un poco de afecto por parte de alguien a quien aún ni siquiera se había dado la oportunidad de conocer bien. Quizás era momento de darle esa oportunidad. Dejar aún lado la coraza de autoprotección de no socializar con la gente para así poder conocer más a la chica que desde el día uno había estado sacando la cara por él. Era lo menos que podía hacer. — Gracias, el tuyo igual es bonito. ¿Enserió? — se detuvo un momento a tomarse la nariz. — Por lo menos creo que me lo pusieron porque sonaba bonito. — comento refiriéndose a lo de la nariz dejando escapar una risa realmente genuina que pocas veces se le podía escuchar.

— Pues no son muchos… pero si al menos los tejones son amables. — Le admitió. Al menos agradecía en la casa que había terminado por caer.

Cuando comenzaron hablar, su rostro se relajó un poco más. Ya no estaba tan rojo. Había resultado que al final de cuentas, al menos con ella, no le era tan difícil hablar, y aún mejor abrirse a comentar sobre su vida personal. No era tema que estuviera ventilando con todos. Bueno, en realidad tampoco es que hablar con mucha gente. Pero sin dudas de eso no hablaba.

— Tienes razón, no cualquiera hace eso. Aun así, no voy a negar que me causa inquietud saber por qué… porque fui dado en adopción.  — le comento mientas, jugaba con la botellita de la poción de forma inconsciente.

Era una pregunta que siempre se había hecho y sentía que en cierto modo sus padres evadían esa respuesta. ¿Habrían muerto sus padres biológicos? ¿Oh simplemente no lo querían? Prefirió disipar ese pensamiento.

Imposible no volverse a sonrojar con su comentario. Más cuando sintió como lo tomaba de las manos.  — Bueno, no lo sé, supongo que a de ser por eso. ¿Realmente crees que soy adorable? Algunos en realidad me tildan de antisocial. Y quizás lo soy… un poquito, pero no en mala onda. Es que me cuesta abrirme a las personas. — le comento.  — Ahora mismo estoy sorprendido de que no te he parado de hablar. — admitió, aún sosteniendo las manos de la Slytherin que casi se perdían en las suyas, no se atrevía casi ni a moverlas, pensado que podría terminar por apachurrarle la mano accidentalmente.

En el otro lado del globo terráqueo no era ta marcado lo del purismo, pero si igual se veía, por lo que comprendía que debió haber sido un verdadero dolor de cabeza para ella. La escuchaba atento sin darse cuenta, ya la podía mirar a los ojos. Negó con la cabeza. — Claro que no me hiciste sentir pasar a llevar. Por el contrario, me evitaste posiblemente más disgustos. — le aseguro atreviéndose, esta vez pasar con suavidad su pulgar sobre su mano en un gesto de no importa, te lo agradezco. — ¿Cómo le hiciste? — pregunto en referencia a poder superar los malos tratos de su familia externa.

— Oh, sí, sí. Las ganas de ser magizoologo comenzó desde que vi a papá rescatar criaturas mágicas y animales. — le contó ahora con entusiasmo. — Umm ¿Tú que estudias? —pregunto con curiosidad. Lamento no ser tan atento a todo y no notarlo antes. Aunque con su forma de ser y carácter se imaginaba lo que podría ser.

 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Dom Oct 23, 2022 3:29 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Pasillos ⁃ Cameron  ⁃ Horario Libre
Estaba realmente contenta porque al fin estaba entablando una conversación con Cameron. El chico se relajaba cada vez más y gustaba de escuchar su voz. Mucho más amable y espontáneo solía ser, solo que no se mostraba por temor a como los imbéciles lo trataban solo por ser diferente. — Definitivamente es porque suena bonito, es que ya nadie elige nombres por su significado y tú para nada tienes la nariz torcida. — Comenzó a reír con él mientras le daba un pequeño empujoncito con su mano que llegó al pecho ajeno. — Son re tiernos, estoy muy segura que en nada todos serán tus amigos, es que sé que suelen ser muy unidos a diferencia de Slytherin que suelen formarse grupos. — Prefería ser realista. Los sangre pura aún se sentían de lo mejor de lo mejor incluso en estos tiempos, aunque no todos, siempre habrían excepciones.

Imagino que tus padres te dieron respuestas ¿no? Y normal que tengas esa inquietud, seguro algún día lo vas averiguar. — Lo alentó. Quizás se encontraría con malas noticias por lo cual prefirió decir. — Pero ya sabes que incluso puede ser triste. Hay un sinfín de posibilidades. — Aclaraba la pelirroja que generalmente se guiaba con la sinceridad.

La serpiente se carcajeó y luego pestañeo a propósito. — Eso es porque soy muy simpática y hago hablar sea quien sea. — Luego negó con la cabeza y declaró que se trataba de una broma — Es solamente porque te gusta conversar, por lo general, a todos nos gusta solo hay que encontrar a la persona adecuada con tus mismos gustos o que te saque algún tema. — Sin duda, le encantaba que estuviera hablando demasiado y eso solo hacía que quisiera quedarse, lo cierto es que ni siquiera ya se acordaba de su chico de turno porque prefería pasar el tiempo con Cameron, porque tan solo era adorable para ella sino que hablantín y simpático. Quería que todo continuará así, le agradaba mucho como acariciaba sus manos que se veían tan pequeñas en las suyas y aún así era tan delicado.

Terminó por confesar algo que no le contaba a todo el mundo: de su familia. Y se sorprendió que la escuchara con atención, pues ella mismo comenzó a ejemplificar que no era una situación tan diferente a la suya ya que también recibió bullyng. — Cuando comencé a quererme más a mi misma,  comprendí que no tenía porque aceptar ese maltrato por idioteces del purismo cuando ya estamos en tiempos que el mestizaje es normal, hasta que los enfrenté y ahora me da lo mismo lo que digan. — Justificó con calma, sintiéndose muy orgullosa de haberlo logrado y sonriendo por las cosquillas que le hacía Cameron en su mano. Lo miró fijamente, no tenía que seguir su consejo pues sabía que no sería fácil pero se podía lograr con el tiempo.

Quería saber más de él. Ya se estaba ganando su confianza y ahí estaba como toda una niña fascinada que escucha una historia que realmente le gusta. — Oh, seguiste a tu padre. Me agrada ¿Y todas las criaturas mágicas te gustan o tienes alguna favorita? — Preguntó por si quería especializarse, dudaba que fuera un chico de dragones o criaturas tenebrosas pero ahí todo podría pasar. Asintió. — Estudio Seguridad Mágica, quiero ser una auror y la verdad es que cuando lo logré iré para ser de Élite, especializada como golpeador.— Masculló radiante de felicidad porque sí confiaba que lo iba a lograr ya que se estaba esforzando para ello todos los días y en su pasantía igual le estaba yendo muy bien. —  Imagino que ya estás como aprendiz en las reservas ¿no? — Por lo que sabía los alumnos de Primer curso aún tenían tiempo para inscribirse.








La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Mar Oct 25, 2022 2:34 am por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE

Fue inevitable el sonrojo por aquel halago. Porque lo hacía sentir tan bien, sentir que de verdad no era un cero a la izquierda como sus compañeros le estaban haciendo creer. Por fortuna, tal como le decía la propia chica. Al menos los telones gozaban de bondad y nunca lo habían tratado mal. — Lo he notado, son gentiles y siempre saludan. Supongo que es en lo que me acostumbro a tener tanta gente alrededor de mí. — le decía encogiéndose de hombros. Tal vez también era bueno que él mismo pusiera algo de su parte.

Ese tema de la adopción, aunque quisiera que la respuesta de la pregunta de la chica fuera un sí. Realmente era un no. — Pues la verdad… no del todo. Oh sea, si me dijeron que me sacaron de un orfanato, pero no me explicaron como llegue allí. — le decía con un tono de decepción. — Sé que igual tal vez lo desconozcan y les sea un misterio. Pero no lo sé… se ponen un poquito nerviosos con el tema si insisto mucho y lo evaden. — Añadió. Algo se sospechaba que tal vez la respuesta no le agradará por todo lo que le estaba comentando a Alissa. Era muy posible que fuera un motivo triste. — Lo sé, y… no quiero adelantarme. — Soltó un suspiro. — Pero es probable que tengas razón… pero de todas formas es peor no saber de dónde vienes. Supongo. — es que al menos así en cierto modo podía cerrar ese capítulo de incertidumbre en su vida y seguir adelante.

Decidió olvidar lo triste porque de verdad se la estaba pasando como nunca con la slytherin. Es más, la risa de la chica le sonaba tan bonito que, ya que había comenzado a reír no pudo evitar detenerse por un rato de seguir él riendo también. — Ya lo noto, ya lo noto. — le aseguro el chico. Dejo salir un suspiro, pues había reído demasiado que se quedó un poco corto de aire. — Sí, es posible. No con todo mundo mantener una conversación larga. Ni siquiera los más habladores podrían con alguien que no esté interesado en escuchar. — aseguro. Y es que ese era otro detalle de Cameron, de todo, lo más que se le daba era escuchar a las personas. Como bien había terminado por hacer cuando la pelirroja le contaba su historia. Por lo mismo, también se había sentido intrigado en saber cómo pudo con todo eso.

— Oh, bueno. Tiene lógica. Aunque no es algo muy fácil cuando te recuerdan las cosas a cada segundo. Pero… como todo supongo que no ha de ser imposible. — Añadió, no era algo fácil, pero debía también aprender a tomar las cosas dependiendo de quien provenían. Sí era de alguien sin importancia no tenía porque tampoco darle importancia a su opinión.

Vaya que estaba tan entretenido y en confianza, que ni se fijaba que seguía jugando con las pequeñas manos de Alissa. — Pues me gusta el mar, así que lo que son los hipocampos, las Ramoras, la Serpiente de mar… sí, algunas de ellas dan un poco de miedo, pero es como todo. Hay que saber cómo tratarlos. — Cam sonrió al darse cuenta de que tenía razón en cuanto a lo que estudiaba la chica. — Ah, algo así me decía yo que debías estudiar. La verdad creo que lo harías muy bien. — solo bastaba ver lo habilidosa que era con los hechizos de ataque y defensa. —Oh, no. No. Quise conocer bien el lugar, adaptarme… o al menos intentarlo. Y ya para el siguiente curso comenzar de lleno. Posiblemente, lo pida incluso en el verano. Al menos son mis planes. — le contó mientras se le podía notar en los ojitos un brillo de entusiasmo. — Los aurores solo hacen práctica en el Ministerio o tienen algún otro lugar? Tú ya haces la tuya, imagino. — le preguntaba curioso.

 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Dom Oct 30, 2022 4:54 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Sala ⁃ Cameron  ⁃ Horario Libre
Era un chico demasiado tierno y le agradaba como se ponían sus mejillas rojas. Estaba segura que adaptándose iba a tener grandes amigos en la casa de los Hufflepuff. El tema de su adopción era un tema muy personal y se sorprendió al escuharlo y expresando lo que sentía ya que también respondió lo que pasaba con sus padres adoptivos. — Pues... no sé qué decir. Quizás no quieren preocuparte y esperan el momento para decirte todo. Es que tienen que entender en algún momento que tú quieres saberlo. Dales tiempo y cuando te sientas preparado, pregunta otra vez.  — Fue el mejor consejo que pudo darle y acarició sus manos, le gustaba sentir aquellas caricias que eran como cosquillas.

Pues en el mundo hay de todo. No vas a dejar que solo unos idiotas hagan que no le des la oportunidad al resto. En Hogwarts hay buenas personas y uno los nota, igual hay otros que se pueden hacer los buenos y muchos otros que se ven duros pero en el fondo son un pan de azúcar, eres un poco así ¿eh? Y yo también no me gusta mostrarme del todo agradable.  — Comentó al respecto. Solo que con él era diferente, sentía que necesitaba apoyo y por eso la necesidad de protegerlo. Detestaba las injusticias y él lo estaba vivenciando, así que por su parte podía hacer algo solo iba estar a su lado sin permitir que nadie volviera a humillarlo es que se habían pasado en la ceremonia de apertura y en su primer año, recién seleccionado lo encontraba último.

Pero era mucho mejor dejar ese tema atrás. Ya creía que había notado que ella sería alguien que iba a cuidarlo y para ser amigos tenían que partir conociéndose, saber de sus gustos y un poco de la vida. Así que preguntó al enterarse que estudiaba magizoología qué criaturas le gustaban, sorprendiéndose mucho que le gustaran las acuáticas.  — Solo he leído un poco en los libros y las criaturas que conocí me las enseñaron en clases en el colegio aunque el calamar gigante ahí se deja ver aún en el lago.  — Dijo riendo. No sabía mucho así que seguía preguntando.  — ¿Por qué las acuáticas tienen un significado para tí? ¿Será que vives cerca de un lago o del mar? — Señalaba curiosa y divertida de ella misma que estaba sacando varios temas a la vez, estaba olvidando su cita y con sinceridad no le importaba, prefería estar tranquila ahí junto a Cameron.

—¡Oh sí, amo mi carrera! La disfruto demasiado, te juro.  — Correspondió demostrando su entusiasmo y notando que tomaría luego la práctica.  Hizo una mueca y soltó sus manos para levantar las propias para ponerlas en su hombros.  —No, no, no... empieza ahora. Te prometo que es mejor, quizás en primero solo observes y no tendrás muchas ocupaciones pero aprenderás, te adaptaras ahí.  Es que en mi misma carrera he visto que llegan de segundo e incluso de Tercero porque realmente no es obligación tomarla hasta tercero de forma obligatoria y sí cuentan con una gran desventaja. Además por Dios, Cameron. Puedes ir de inmediato a la zona de las criaturas acuáticas  ¿Qué mejor que observar como los magizoologos los tratan, cuidan o sanan? Hazlo, todavía tienes tiempo.  —Sabía que estaba invadiendo sus propias decisiones, sólo que no pudo evitarlo en un sentido que el conocimiento era poder y sí realmente amaba la carrera demás podría empezar con la práctica era aquello que formaba a los mejores. Era cansador, sí. Demasiado.

Pero valía la pena.







La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Vie Nov 04, 2022 11:22 pm por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE

Por lo menos estar en una casa con estudiantes como los de Hufflepuff le ayudaba y mucho. Al menos por esa parte no se sentía tan fuera de lugar. Algo le decía que podía llegar adaptarse a ese lugar. Lo único era que aun se le hacía difícil ser él quien se acercara a sus compañeros para entablar una conversación. Le costaba ser espontáneo, pero de seguro si lograba sentirse en confianza podría lograrlo. Nada más había que oírlo como estaba de lo más cómodo hablando con Alissa. Aunque en el caso de ella, la forma en que lo trataba, y no solo eso, como sin tener que hacerlo, lo estaba cuidando.

— Puede ser… no todos los mestizos con criaturas son bien vistos… — no quiso darle mucha importancia a ello ahora. Pero tenía el triste presentimiento de que sus papás biológicos no lo querían.  — Igual debo saberlo. Es parte de mi origen. Además, a pesar de la respuesta, ellos seguirían siendo mis padres. — ¿Y cómo no? Si fueron los que lo cuidaron y dieron amor desde que era solo un bebé. — Sí, lo haré. No me quedará con esa duda. — aseguro el muchacho.

Mantenía una sonrisa mientras la escuchaba. Sus manos seguían sintiendo las ajenas y aunque a veces le resultaba algo extraño. Pues no habían sido tantas sus intenciones con alguna chica a solas. Y definitivamente ninguna lo había tratado con tanto cariño como Ali. Lo cual le hacía pensar en que era de los pocos afortunados que habían podido conocer ese lado suyo. Soltó una suave risa con lo último que mencionó. — Supongo que sí, como no me atrevo a interactuar y me ven todo grande, suponen que no quiero hacerlo. — se encogió de hombros. — Lo noté. — añadió en cuanto a ella. — Sí que puedes llegar a intimidar. Pero… eh… eres realmente un pan. — añadió un poco colorado.  — Puedes ver más allá de la coraza de la persona. Por eso no titubeas al decidir quien se merece ese lado rudo.  — añadió.  Encontraba a la chica demasiado interesante e intrigante. Tenía una peculiar manera de ser, ruda, impecable, sin dejar de ser femenina. Pero al mismo tiempo le había mostrado ese lado dulce.

Cuando comenzaron hablar de sus carreras, Cameron apareció aún más entusiasmado en la conversación. — ¿Aún está ahí? Eh escuchado historias del calamar, pero aún no he tenido la oportunidad de lograr verlo. — le pregunto con curiosidad.

— Le has dado en el blanco. Vivo cerca del mar, imposible ignorarlo cuando vives en una isla. — dijo soltando otra risa, se sentía tan distraído y entretenido que ya hasta había olvidado el mal rato. Incluso ya casi ni atención le prestaba al golpe en su frente. Aunque a veces un pequeño latido se lo acordaba.  — La verdad es que me gusta meterme al mar y hacerles compañía. Imagino que no has montado un hipocampo. ¿O sí? Deberías de ver los que hay en las aguas Caribeñas. — le pregunto, es que era genial.  Como ir a caballo pero en el agua.

— ¿Ya te han enviado alguna misión de verdad? — pregunto, no sabía como era la dinámica con los aurores pasantes. Cameron le comentaba que en su caso aún no comenzaba su práctica, solo que no se esperó lo que la pelirroja le dijo. Es que sinceramente nadie le había orientado ni aconsejado. — La verdad tiene sentido. Es que nadie me ha dado mucho consejo que digamos desde que llegue. Fue por eso que decidí hacerlo así. No estaba seguro de como hacerle.  — la cara del moreno se iluminó con lo que le dijo. — Verdad es. Tienes razón, no lo había pensado… Sí quiero. La verdad es que sí.  — le decía entusiasmado. — Me has dado la mejor idea en mucho tiempo. — Señaló el chico. — Creo que mañana a primera hora iré averiguar eso. — le aseguro decidido.
 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Mar Nov 08, 2022 5:52 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Sala ⁃ Cameron  ⁃ Horario Libre
A la castaña le estaba gustando darle esos consejos que eran realistas. Se veía que estaba complicado con el tema que sus padres no querían decirle algo que quería descubrir pero a la vez, sentía temor que fuera chocante para después, lo cierto es que parecía un caso de investigación para los aurores, solo que los mayores testigos eran sus padres y ante todo eran la primera fuente.— Es que tienes razón, quizás no sea fácil para ellos. Siento que no van a poder ocultarlo durante toda tu vida, estás creciendo y sea la noticia que sea tienes derecho a saber que es, porque sí por muy dura que sea son ellos que no van a dejar ser tus padres. ¿Qué suposiciones has tenido al respecto? — Cuestionó al final, porque a ella se le venía a la cabeza que sus verdaderos padres entre ellos la gigante seguían vivos.

La chica soltó una carcajada mientras soltaba una de sus manos un momento para darle un pequeño empujoncito. — Soy un pan. Puede ser, aunque no le muestro ese lado a todos, no me gusta, cuesta que entre en confianza y para qué negarlo, puede que a veces me muestre muy coqueta, pero tiendo a ser muy selectiva incluso así, es que no todos valen la pena. — Expresó divertida, como si fuera lo normal del mundo, es que estaba dejando ver que sí solía ser atrevida y que no le importaba andar con uno y otro, ahora que se conocían se iba a dar cuenta que podría estar conversando con uno, hasta coqueteando y luego días después con otro, detestaba el compromiso y sinceramente si algún día llegaba el indicado se iba asustar, nunca había tenido una relación seria.

¡Tienes que ir a verlo! ¿Quieres ir un día de estos? Podría ser el fin de semana o como tu quieras, solo me dices. Estaré encantada de llevarte al lago. — Indicó entusiasmada moviendo sus manos entre las suyas. Era un buen plan ir a ver el calamar gigante, además que no quería quedarse solo allí, en ese sentido, deseaba frecuentarse más con Cameron porque era un pancito adorable con el cual estaba segura que iba a tener un montón de temas que conversar, y como no lo veía su tiempo al fin iba a tener un amigo de forma decente.

Alissa terminó aplaudiendo cuando señaló que precisamente vivía cerca del mar, en una isla y en el ¡Caribe! — ¡Sabía que por tu acento eras extranjero! No conozco nada de ahí pero he escuchado de su clima tropical, sus lindos veranos que no tienen comparación con los de aquí que es húmedo. ¿Exactamente donde es? — Preguntó excesivamente curioso y dónde se acercaba más pues estaba enterada que también hablaban en español. — Es que lo más cercano que he estado de islas es la Polinesia Francesa cuando niña.  Así que no nada de montar a un hipocampo debe ser genial. — Exclamó con ilusión, ojalá que en el verano ir hacía allá ¿Sería lo suficiente atrevido para invitarla? Porque ella no se lo pensaría dos veces para ir de vacaciones donde Cameron vivía.

— Este año comenzaré las misiones moderadas.  He ido como ayudante en primer curso pero apenas podía hacer cosas, me moría de las ganas y bueno termine regañada porque de igual forma desobedecí ¡Aunque lo hice bien! — Murmuró al recordar cuando de loca entró a una misión y ahí terminó lanzándole fuego a un criminal que huía. Ella simplemente les dio ventaja. — Por eso creo que te toman más en cuenta desde que vienes de primero, la práctica en sí empieza a mejorar en segundo y si eres bueno incluso a finales de primer curso, no se debe diferenciar mucho, estoy muy segura. Además que siento que igual puedes aprender y tratar a las criaturas más pequeñas y menos peligrosas, no sé como los crups ¿no? — Sabía de criaturas aunque sentía que a ellas se les podían morir porque no era la mejor cuidadora, quizás algún día tenía un gato, pues siempre se había limitado solo en la lechuza para poder comunicarse con su familia y que le trajera el periódico.

Algo he oído que en Primero y Segundo es un aprendizaje más general y es en Tercero donde te especializas. Tu ya estás decidido a lo que te vas a dedicar, así que solo busca trabajos que tengan que ver en esa zona, y demuestra que eres bueno. ¿Quieres averiguar? Ahora mismo te puedo acompañar a la oficina, quedas registrado y probable que te llamen a los días, ahí tendrás que ir a la reserva. — Tal vez no lo iba a poder acompañar pero sí a buscarlo para saber cómo había sido su primer día. Ya estaba formando planes en su mente. Es que era muy fácil imaginar buenos momentos con el moreno, le había caído demasiado bien.






La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Lun Nov 14, 2022 11:44 pm por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE

Cameron prefería que fueran sus propios padres los que le contaran y no tener que averiguar por su propia cuenta. Pues al menos ellos, sin importar lo que fuera, tendrían el tacto para decirle a diferencia de un extraño. ¿Sería acaso también por miedo a que se enojara con ellos? La verdad él no podría. Pues aún sin llevar su sangre eran más sus padres que los biológicos. Eso no cambiaría. Pero si necesitaba saber, no quería vivir con esa duda persiguiéndolo toda su vida. — La verdad, supongo que no me quisieron. Dicen que los que no son gigante puro no son bien vistos en su núcleo... siento que solo fui producto de una noche loca, nada más. —  asumió, le perturbaba saber que su propia madre no lo hubiera querido.

La chica lo estaba haciendo reír y entrar en confianza.  Se sentía relajado y tranquilo hablando con ella. A muy pocos les contaba esa duda existencial que tenía sobre su origen. Pronto comprendió que esa sensación de confianza era mutua y hasta espontánea. Simplemente, se dio entre ellos. Sonrió con su comentario. — No lo dudo.  Y sí, a veces es mejor guardar esas cosas para con quienes nos sentimos más en confianza. — soltó una risita cuando añadió que era coqueta.  — Ah, bueno, más vale porque un lastre como ya sabes quien no merece ni un segundo de tu atención. Al menos no de ese modo. — dijo refiriéndose al Slytherin causante de sus desgracias. La chica era guapa, no le sorprendía que tuviera a chicos babeando detrás de ella. Él por su parte no era así, aun cuando le gustará alguien, posiblemente le costaría dejárselo saber. Pues sin darse cuenta se había metido en su cabeza que ninguna querría algo serio con él. Así que como no quería ser juguete de nadie, se mantenía tranquilo. Igual era porque aún no tocaba a la puerta el amor, porque ahí no había forma de evadir los sentimientos.

— Pues… ¡Sí, sí! Eso me encantaría. Aunque no estoy seguro de cuándo. Debo ver si no me ahogan en tarea para el fin de semana y así vamos.  —  Le aseguro con entusiasmo. Desde que llegó nadie le había interesado invitarlo a ningún lado. Salvo las cocinas. ¿A caso todos los telones pensaban más que en comer? Esa era la impresión que le daban. Igual tampoco se quejaba, siempre era grato escapar por una merienda.

— Dime que al menos se entiende lo que hablo. — dijo riendo, era evidente que el inglés no era su primer idioma, aunque si se le entendía. Solo bromeaba. — No es por nada, pero tienes razón, estuve aquí en verano para comprar lo que me faltaba y no era lo mismo. Pero no te creas, tampoco es todo perfecto. A veces llegan unas tormentas que asustan hasta a los magos. — le aseguro.  — Puerto Rico, la más pequeñita de las Antillas mayores. — le respondió, — ¿Polinesia Francesa? Suena a un lugar bonito. El único lugar de este hemisferio que he visitado sinceramente es Gran Bretaña. — Sí, aún no salía del Reino Unido. — De verdad que es genial. Si te gustaría… sitegustariaintentarlo me lo dices… — Exclamó de corrido si tan siquiera hacer pausas antes que su valentía lo traicionara.

La miraba con atención, prestando oído a lo que le contaba. Nunca fue bueno conversando con la gente, aunque di había sus excepciones como ahora con Alissa. Pero siempre fue bueno para prestarle atención a los demás.  — Es que uno quiere intentarlo, no solo mirar.  — la justifico porque él sinceramente hubiera actuado igual si se tratara de alguna criatura. — Eso es lo importante. — le afirmó, después que estuvieran segura de lo que hacía, no le veía ningún problema.

— Suena bien, igual si no me dejan tratar directamente con ellos ayudará a ganar teoría… Sí, quizás una pequeña. Eso me recuerda que quiero una mascota, pero eso sí, ya lo veré más adelante. — le contaba con entusiasmo. — Tienes mascotas? —  pregunto curioso. — Oh, sí, quiero ir por favor. ¿De verdad me acompañarías? La verdad me entretuve tanto que ni pensé si te había interrumpido la agenda. — Le dijo ahora un poco avergonzado.
 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Sáb Nov 19, 2022 4:42 am por Shooting Star


1. Seamos amigos
Sala ⁃ Cameron  ⁃ Horario Libre
Es posible. Pero quizás también hay otras razones y tendrán que entender que quieres saberlo. — Llegaría el día que se enterara de aquel misterio y bien, sí seguían siendo amigos era capaz de ayudarlo. Le dio unas palmadas en su hombro dejando ahí el tema porque se notaba que lo agobiaba.

Era demasiado agradable hablar con Cameron y lo cierto es que se sintió conmovida que no la juzgara. Ya notaba que podría hablar muchas cosas con él aunque era un hecho que no iba estar hablando de sus aventuras. No consideraba que era del tipo que le gustaría escuchar cosa de otro sentido, quizás se estaba equivocando solo que veía que era demasiado inocente. ¿Habría tenido novia? No quiso sacar el tema al menos por ahora.

Todo fluía muy bien. Sentía que podía expresar todo lo que quería y estaba logrando ver que Cameron era totalmente diferente a como se mostraba con los demás, si tan solo tomará un poco de confianza igual podría llegar a ser popular, Cam tenía ese ángel que llamaba la atención ya que era guapo solo que estaba muy cegado a que era 1/4 de gigante y por eso no se permitía interactuar, claramente lo entendía con todo lo que había vivido apenas llegar pero no todos eran así y esperaba que lo descubriera con el tiempo, tenía un par de amigos puffos que le hablaría de él para que fuera integrado.— Mira bien tu horario y coincidiendo ahí lo dejamos. Además cerca del lado está bien para estudiar menos en invierno que hace mucho frío. — Le explicó riendo por su entusiasmo era tan tierno que hasta sentía ganas de jalar sus mejillas.

Y llegó el momento de saber de donde venía ¿Puerto Rico? Sí lo había escuchado, solo que no conocía ningún país América Central y el Sur. Tenía entendido que casi todo cambiaba pero parecía ser que era por los hemisferios y más al Sur hasta cambiaba el verano con el invierno, todo muy alocado. — ¿Tormentas? ¡Genial! Deben haber unas olas enormes para practicar surf. — Lo sentía por eso. Amaba el peligro además sentía que siempre se podía manipular un poco con la magia ¿O no? — No conozco de nada Puerto Rico, debe ser genial y más tropical ¿no? ¡Adoro los climas así! — Siseó entusiasmada porque ya quería ir. — No difiere mucho con la Polinesia Francesa. El clima es espléndido, hay mucho que visitar, varios hoteles y rica comida. Solía ir mucho cuando era niña. — Terminó por contarle un poco de las islas y tenía sus favoritas. — Bora Bora y Tahaa son mis favoritas, me gustaría volver veré cómo será mi sueldo este año. — Dijo riendo. No logro entender mucho a lo que se refería porque se le habían trabado las palabras solo como iba al tema lo supuso así que sonrió más que encantada. — Espero que sigamos siendo amigos durante el verano para ir ya que sería grandioso. ¿Promesa? — Alzó la mano para que la apretara como símbolo de ese juramento para ir a Puerto Rico. No siempre se daba esos lujos y qué mejor que fuera con un nuevo amigo ya que esperaba que se convirtiera en uno para no abusar de su confianza pero algo le decía que sí. Es que se sentía demasiado atraída con esa bondad tan cautivante que casi nadie tenía ni siquiera ella.

Pensé que sí tenías mascotas ¿Sabes donde ir, verdad? Es que siempre puedes ir a comprar o simplemente ir a los refugios que hay en Hogsmeade o el Callejón Diagon. Ya sabes que aquí tienes a una grandiosa guía turística, aunque te estoy acaparando con la mayoría de los planes. — Murmuró. Esperaba no marearlo ni confundirlo, es que solía ser así de arrasadora cuando se trataba de conocer a buenas personas con quienes sabía que lo iba a pasar bien y con Cameron todo sería tan sano que lograría tener a un amigo de verdad.— Me da un poco miedo tener una mascota siento que se me pueden morir, es que no soy muy hogareña la verdad. Sí tendría sería uno que llevaría a todas partes. — Agregó antes de levantarse refiriéndose a los animales. Tal vez hasta en el refugio podría conseguir alguno. Negó con la cabeza ante su pregunta, su amigo amante iba a tener que asumir que no llegaría a esa cita, luego lo compensaba.— Sí, tenía planes pero no importa, da lo mismo esto es mucho más importante. — Incitó a que se levantara para tomar su brazo y salir de la sala, donde le guiaba el camino donde debía ir pues la universidad era un establecimiento muy grande donde perfectamente un alumno de Primer año se podía perder.






La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :
Mar Nov 29, 2022 11:23 pm por Rising Sun


1. SEAMOS AMIGOS
PASILLOS  ⁃ CON ALISSA Y LOS TONTOS ⁃ HORAIO LIBRE

Era posible que de todo lo que habían estado hablando en esa tarde lo más que le costaba era el asunto de sus padres biológicos. Y, sin embargo, con Alissa le estaba fluyendo todo con tanta facilidad que se sorprendía. Había esa inesperada, pero genuina conexión y hasta confianza que le estaba permitiendo ser abierto con ella como para contarle cosas que prácticamente a nadie le decía.

Aun cuando ese tema de la familia biológica era un poco agobiante para él le hizo bien sacárselo del sistema. Además, el resto de la conversación solo le había entusiasmado más, al punto que por increíble que pareciera se había puesto hablar como una verdadera cotorra que no se quería callar. No es algo común verlo así de hablador.

Para el tejón era de menor importancia lo que otros hicieran con su vida. O sea, no es que fuera indiferente a lo que ocurriera con otros para nada. Más bien, es decir que no juzgaba el estilo de vida que llevarán. Aunque él personalmente no fuera muy de andar con esas libertades. Igualmente, no es que no hubiera estado con nadie. Que no hubiera intentado tener pareja, pero… nunca evoluciono ninguno de forma que durara. Es que era por lo de siempre, no solía tener tanta suerte en el amor porque no parecía haber alguien que de verdad no le importara que fuera un cuarto de gigante. Quien sabe si en algún momento llegara la chica que no le importaba ni le avergonzaba. Que fuera amor genuino.

Ahora tampoco era momento para lamentaciones. Al final que llegara cuando tuviera que llegar. Sonrió ante su comentario del lago. — Descuida, veré bien eso de los horarios. Y ya imagino. De por sí aquí suele bajar bastante la temperatura, no quiero imaginar cerca de un lago. — comento entre risas. Es que quizás era hasta exagerado, pero es que el contraste de climas de Gran Bretaña y el Caribe era mucho.

— Igual pueden resultar en toda una aventura. — comento sobre las tormentas. No pudo evitar soltar la carcajada cuando escuchó lo de las olas en tiempos de tormenta. —Tienes razón, hay olas enormes. Aunque los aurores y la guardia costanera no estarían muy contentos de ver gente en el mar en esos momentos.  — es que era más peligroso de lo que parecía. — Incluso ya algunas de las playas han albergado Mundiales de Surf. Así que es común ver gente en las playas con sus tablas. — y bien que sabía que las de Rincón no tenían comparación en cuanto al Surf, no por nada era el pueblo favorito de los gringos surferos. — Así es, tal cual. Playas, hoteles, fiestas… aunque no soy mucho de esas. — Admitió el moreno. — Pero también hay montañas y cuevas, cascadas… hay mucho para explorar. — Le contaba contento. — Vaya suena igualmente a un lugar el cual querer visitar. Definitivamente debes hacerlo. Es lindo rememorar esa experiencia de la niñez— comento sobre las Polinesias, es que nada mejor que volver a un lugar que te hacía feliz.

De verdad se lo quería mostrar, pero igual como que los nervios le jugaban en contra y por eso se lo soltó de sopetón. Por suerte no le comento nada al respecto y solo acepto su idea. — Promesa. — le aseguro mientras apretaba su mano en símbolo de que era algo que cumpliría.

— No la tengo, pero definitivamente me hace falta una. ¿Hay refugios de animales y criaturas? Siendo así creo que también veré uno de esos. Ellos también merecen de alguien que les dé cariño. — aseguro el muchacho. — Gracias y no es que abuse de la confianza. Pero sí, de verdad necesito de una guía. — le comento, pues sería más sencillo adaptarse al lugar. — Para nada me molesta.  Prefiero estar rodeado de pocas personas, pero con las que me siento a gusto. — le sonrió. — Y definitivamente ya eres una de ellas. — añadió con sinceridad. — Quizás solo hay que investigar bien qué criatura va a la par contigo. Jummm… ya verás. Haré que encuentres la ideal para ti. — Le anuncio haciendo de esto un reto para sí mismo.

La estaba pasando de lo más bien y ni noto cuanto tiempo había pasado hasta que de la nada le había llegado aquel pensamiento el cual inevitablemente tuvo que externalizar. Al escuchar su respuesta no redujo el color en sus mejillas, pero si al menos hizo que se sintiera aliviado de saber que no estaba siendo un problema.  — Está bien. Siendo así. Mejor entonces vayamos por esa solicitud de la práctica. — le dijo con entusiasmo mientras se dejaba guiar por aquellos enormes y confusos pasillos de Hogwarts. Había tenido a pesar del mal rato una linda tarde y de un momento a otros miles de planes que le habían puesto de buenas y con la sonrisa más genuina que había tenido en todo el tiempo que llevaba estudiando en la universidad.

 





La Bella y el Gigante ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
232Reputación :
Ayer a las 5:04 pm por Shooting Star


1. Seamos amigos
Sala ⁃ Cameron  ⁃ Horario Libre
La pelirroja estaba disfrutando mucho de la compañía de Cameron. Realmente era un chico muy agradable, educado, simpático y digno para ser amigo de cualquier persona. Alessia ya estaba decidida que quería ser su amiga, ojala que una de sus mejores amigas, le había caído demasiado bien y hasta hablaron de temas personales. Iban por un muy buen camino.

Lo que más entusiasmaba a la estudiante de Slytherin era precisamente ese viaje a Puerto Rico donde podría surfear en esas olas gigantes. — Estoy segura que los aurores de ahí se mueren de ganas de hacerlo pero se reprimen solo por cuidar de su imagen y reputación, la adrenalina es parte de todos los de Seguridad, que no se hagan. — Murmuró en una risa que salió espontánea con referente al tema, ella iba a ir si seguía creciendo la amistad entre ellos. — Fascinante. — Agregó, al escuchar que hacían mundiales y toda la cosa, seguro que aquel lugar durante el verano era el paraíso mismo.

Ya habían hecho una promesa de salir a diferentes lugares. Era un alumno de primer curso, Alessia iba ayudarlo en lo más posible.  También notó ese amor por las criaturas mágicas así que sonrió abiertamente cuando se entusiasmo con lo del refugio. —Puede ser un día por la mañana. ¿Quién sabe? Tal vez también me entusiasmo con algún animalito pero solo uno y lo tendría en Hogwarts, debe ser independiente porque salgo mucho, mejor si me puede acompañar para todos lados.— Seguramente Cameron pensaría al respecto y le daría su opinión, aunque era mejor pensarlo allí mismo. Se sentía contenta de no ser una molestia, sabía que podía cansar a los callados puffos, hasta sus compañeros le decían que hablaban mucho y para que hablar de los Ravenclaw, a veces tenía que reconocer que calzaba más con los leones que tenían bastante esa  pizca que ella tenía.

Sin lugar a dudas, le importaba bien poco dejar plantado a su amante, ella hacía lo que se le venía en gana. No se había comprometido ni nada para que más encima alegara, ahí sí tendría cuidado de que no se enterara que precisamente fue por quedarse cerca de Cameron, la verdad es que solía ser tranquilo y era como ella, muy probable que no se iba a quedar con las ganas. Para Alexia esto era mucho más importante, iría acompañar a Cam para que se registrara en la reserva porque simplemente era lo mejor que podía hacer, sí era estudioso y esforzado, aprendería más, aún siendo un novato que no tendría tareas tan pesadas pero al ver sus avances estás irían también avanzando así que con sinceridad esperaba que le fuera bien, es que ni dudaba con él.

Llegaron al sitio y le dio un empujoncito. — Anda, te espero. — Le guiñó un ojo, entregando sus ánimos para que todo saliera bien y ojala empezar pronto a trabajar, era la mejor decisión que podía tomar. No solo se quedaría en Hogwarts y estaría aprendiendo más de su carrera, claramente iba a socializar más.






La Bella y el Gigante OmyIesP La Bella y el Gigante 9csnCeW

La Bella y el Gigante WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1575Mensajes :
407Reputación :

 
a