Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes
Miér Nov 02, 2022 8:53 pm por Rising Sun
Original • Ciencia Ficción• One on one
Conexión Galáctica
Todo comienza para el año 4050, cuando Olivier Lambert, un joven astronauta, se preparaba para una un vuelo de prueba del Nexus 50, una nueva nave que había creado la NASA. La misma estaba preparada para ser la más potente y con mayor alcance de vuelo que nunca antes habían podido ver antes. La idea era que el astronauta llegara hasta el punto más lejano del espacio que pudiera y luego regresara. Pues solo era una prueba. Por lo que tenía una cantidad limitada de recursos en su arsenal. Pero lo suficiente para sobrevivir la ida y la vuelta. Incluso tenía una buena cantidad del suero de la Vida. Que era un tipo de poción que hacía unos años se había inventado, que les permitía al ingerirla que su cuerpo se adaptara a la atmosfera del lugar donde se encontraran y así poder respirar. Duraba unas 24 horas el efecto que se ingería en la cantidad de dos cucharadas grandes. Esto le daría algo de seguridad por si ocurría algún imprevisto. Cosa que dudaban, pero nunca estaba de más prevenir.

La misión había comenzado bien, siendo Olivier el único tripulante de la nave había logrado obtener su meta. Llegar hasta el sitio más lejano que nunca antes habían podido alcanzar. Por las ventanas de la Nexus 50 se podía ver un gran planeta con un aspecto singular. Una mitad era de colores en tonos azules y verdoso, además de parecer siempre estar de noche. Mientras que la otra parte, la vegetación era entre naranja y amarillos, y tenía luz. Al parecer todo esto se debía a que la estrella o satélite que alumbraba y estaba junto al planeta giraba a la par del mismo, por lo que había una mitad que siempre era de día y la otra siempre era de noche. Se trataba del planeta llamado Telikós que significaba final. Pues se encontraba situado al final de la Galaxia de la Vía Láctea.

Justo en el momento que Lambert se disponía a regresar y contar todo lo que había visto, además de informar lo bien que había funcionado la nave. Todo se volvió patas para arriba para el chico. La nave comenzó a fallar, tenía que aterrizar de emergencia de forma brusca en Telikós. Fue ahí donde se topó frente a frente con Zuviam Orione un alienígena de contextura humanoide procedente de la zona “Obscura” del planeta. El joven vivía en una aldea oculta en las montañas, su pueblo, a diferencia de los que vivían en la zona de Luz, eran más reservados. Por lo que no eran muy dados ayudar a lo desconocido. Al menos no los mayores. En cambio, Zuviam no pensaba igual, solo vio a un desconocido en aprietos. Esto podría causarle grandes problemas con su pueblo. ¿Hasta dónde podría llegar a convencerlos de que era la decisión correcta? ¿Cuánto aguantaría Olivier allí? Esas eran solo alguna de las preguntas que surgirían. Aunque la mayor de ellas seria… ¿Cómo era posible sentir algo por alguien de otro planeta?

Olivier Lambert
Dylan O'Brien • 29 Años • Astronauta • Shooting Star

Zuviam Orione
Tyler Hoechlin • 31 años • Alienigena • Rising Sun




Tablilla de Post de Rol:


Conexión Galáctica ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
233Reputación :
Vie Nov 04, 2022 11:58 pm por Shooting Star
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”
Marco Aurelio
Se suponía que todo iba a salir bien. Solo que no esperaron que aquel planeta desconocido para los humanos quedará mucho más lejos de lo que realmente esperaron. Olivier había aceptado porque se suponía que había seguridad que sería un viaje de ida y vuelta, nada más. Como muchos otros astronautas y viajeros del espacio lograron realizar en los últimos años donde la tecnología se había desarrollado de una forma increíble, incluso la nave Nexus 50, era una especializada para este tipo de viajes que podrían durar meses en vez de años. Sabía que se trataba solo un vuelo de prueba, y se estaban acercando a aquel planeta al cual solo quería investigar y ya. Nada más. No habían planes de guerras de diferentes mundos ni nada, de hecho, ni siquiera se sabía del todo sí había civilización o vida, por ello la investigación, hasta contaba con una pócima que lo haría resistir a un diferente ambiente y del cual no estaba acostumbrado.

Pero todo salió mal. La nave comenzó a fallar que hizo que tuviera que acelerar mucho más para llegar lo más pronto posible. Al notar esto descubrió que sería final, pues no tendría idea como volver a menos que vinieran a buscarlo ¿Pero ahí a cuantos años más? La nave no funcionaba del todo, se había descontrolado y no supo como pudo aterrizar en un sector de piedra donde solo había oscuridad, como una clase mar ni siquiera supo bien. Confiando en la pócima, y respirando el poco aire que le quedaba se dio el valor para salir con su traje solo por si acaso para ir a ver si los cables estaban bien y el motor de la nave.  Destruido. Dejo de funcionar así de la nada y no había vuelta que darle, estaba perdido pero al menos no había explotado.

Lo que se percató que este planeta o fuera lo que fuera que también tenía capas y no estaba desolado. Estuvo seguro que lo estaban observando, maldición. Sintió temor pero entre sus colegas siempre habían dictado que tenía que mantener la calma si se encontraba un rastro de vida.

Fue cuando vio alguien acercarse y cada vez que se acercaba lo notó mucho más alto y muy delgado. Sí real parecía un humano como él sino fuera por el color de su piel y llamativos ojos amarillos. ¿Se podría comunicar con él?  ¡Ni al caso! De todos modos, producto de toda la ansiedad y emociones juntas que tenía encima, empezó a decirle. — Mi nave... mi nave. — Trataba de comunicarse Olivier en palabras y gestos de sus manos, mostrando la nave y sin saber si aquel tipo lo iba a entender. Negó varias veces la cabeza aún con su traje especial. — Estropeada. ¡No me haga daño! — Casi grito cuando lo tuvo demasiado cerca y levantaba los brazos en un acto que se rendía y que no estaba haciendo nada malo.

Olivier Lambert • Telikós • Con  Zuviam



Conexión Galáctica OmyIesP Conexión Galáctica 9csnCeW

Conexión Galáctica WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1577Mensajes :
407Reputación :
Sáb Nov 05, 2022 6:46 pm por Rising Sun
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”

Marco Aurelio
El joven telikeniano de la noche patrullaba los lindes de su comunidad. Hasta donde recordaba en esa zona había paz desde tiempos lejanos a su conocimiento. Sin embargo, no eran de sus vecinos los telikenianos del Día de lo que tenía que vigilar aquellos lindes del pequeño poblado sentado a orilals de la montaña que bordeaba la costa de un obscuro mar, tan negro como la noche misma, pero que al mismo tiempo solo se iluminaba por las estrellas en la lejanía del espacio. Pues el satélite de Telikós siempre alumbraba a la otra mitad del planeta. Era de las criaturas cañoneras que últimamente habían estado llegando, las cuales ya habían atacado a varios de los más indefensos habitantes del pueblo. Todo esto cuando la claridad que ofrecía las estrellas se desvanecía y quedaba una completa penumbra. Para ellos ese era el tiempo que se podría considerar noche. Pues, aunque podía ver en la obscuridad, estas criaturas habían ganado la habilidad de camuflarse de tal forma de pasar inadvertidas. Por lo que a cada joven de la tribu se le asignaba una noche a la semana para patrullar y asegurarse de que ninguna de ellas llegara al área de la aldea.

Zuviam miraba al cielo para ver si ya habían comenzado a salir algunas estrellas. Pues ya habían pasado horas desde que había comenzado a patrullar. Podía notar alguna que otra. Lo que le indicaba que pronto amanecería para ellos. Así que decidió relajarse sentándose sobre una roca, dejando que la briza lo golpeara en el rostro. Cuando de pronto escucho un ruido. Luego vio una luz cruzar el cielo. Esto no era normal. Algo estaba pasando y tenía que averiguarlo, por lo que pronto se levantó de donde estaba y comenzó a correr en dirección a donde vio la luz. Antes de que lograra llegar, escucho un golpe que dio contra el suelo haciendo que el área se moviera y cayó sentado. A lo lejos podía ver lo que parecía una nave. Hacía mucho, mucho tiempo que no se veía una de esas y él era la primera vez que veía una con sus propios ojos. Así que por supuesto le gano la curiosidad.

Fue de forma sigilosa hasta llegar al área del choque. Fuera quien fuera era mejor no espantarlo. Cuando llego lo suficientemente cerca lo pudo ver, la figura de alguien mucho más pequeño que él envuelta en un traje espacial. Parecía desconcertado y sin saber qué hacer. Pudo notar que se trataba de un chico cuando comenzó a hablar, y reconoció esa lengua. Era una lengua antigua que a ellos les habían enseñado en la escuela, pero que, en realidad, aunque la supieran nadie la usaba. Al menos le había servido de algo aprenderla. Lo que no estaba seguro era de recordar el origen de esa lengua.

— No te voy a hacer daño. — dijo bajando una especie de lanza metálica que llevaba en la mano. — Esto es para las criaturas salvajes. — aseguro el muchacho. El otro se veía tan espantado que dudaba que fuera una amenaza. Zuviam tenía buen ojo para eso, y sin duda aquí lo único que podía pasar era que si lo dejaba a su suerte se lo comieran las criaturas. Miro la nave. — Qué desastre… pero creo que pueda tener arreglo… aunque posiblemente tarde mucho en volver a volar. — para sorpresa del astronauta no tenía que hablarle como si estuviera frente a un neandertal, podía tener una conversación fluida con el alienígena.

Escucho un ruido… y miro hacia el chico alzando la lanza, apuntando justo hacia él. — Cuando te diga corre… corres detrás de mí. — esperaba que no le cuestionara, o seria, hombre muerto, pues no lo conocía, pero aun cuando se supiera defender de lo más bien con las manos vacías y posiblemente sin ver bien, solo buscaría ser la cena de lo que estaba justo detrás de él a solo unos pasos.


Zuviam Orione • Telikós • Con Olivier



Conexión Galáctica ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
233Reputación :
Lun Nov 07, 2022 1:16 am por Shooting Star
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”
Marco Aurelio
El joven astronauta no podía mantener la calma porque no pensaba que habría vida en este lugar. Pues claro que sabía que en otros lugares sí, mucho más cuando algunos humanos de la tierra se habían ido a vivir a planetas habitables, pero este tan lejano realmente era una sorpresa porque también era un completo descubrimiento. Detrás de su traje, no dejaba de observarlo y a la vez, mirar esa clase de lanza metálica que sostenía, inevitable que no pensará que fácilmente podría cortarlo en dos con mucha facilidad. ¡Claro que sé había asustado! No solía ser temeroso, solo que ante la situación y algo distinto era arrasador y aún lo asimilaba, estaba con muchas emociones encontradas.

Lo más extraño de todo es que no parecía querer hacerle daño y ¡Hablaba en su idioma! ¿Qué carajos? Todo ahora era muy distinto. ¿Es qué acaso lo conocían a ellos y ni siquiera estaban enterados? Pues aquel alienígena hablaba en inglés.  Qué extrañeza. Sí era cierto que ellos siempre estarían más adelantados que los humanos. Su curiosidad despertó, pero ¿sí era una trampa? Bueno, iba morir de igual forma, quizás hasta la nave sería su hogar y asumiría su muerte. Lamentaba no haber logrado hacer tantas cosas, a excepción de cumplir su sueño de vida de convertirse en un astronauta, ahí imposible que volviera si no tenía idea como era aquel nuevo planeta desconocido para todos.

¿Cómo es que hablas en mi idioma? Pensé que no me entenderías. —  Se atrevió a decir, aún sintiendo como tiritaban sus manos aunque no se notaba porque ni siquiera podría ver su rostro, sé estaba imaginando tantas cosas, es que en esos años todo era posible. —  Yo vengo de la tierra, es un planeta que hace muchos años está habitado y se encuentra muy lejos de aquí...¿Lo conocen? ¿Cuántos más hay? No sé porqué pregunto, si de todos modos voy a morir aquí con esta nave inservible. —  Pateó el suelo, desesperanzado. Ya estaba hablando más de la cuenta producto de su ansiedad y  nervios. Simplemente no sería capaz de sobrevivir mucho tiempo, al menos no con la poción que hace tiempo había sido creada para este tipo de casos. Está se acabaría tarde o temprano.

Ni siquiera quiero sacarme el casco. Hace frío...—  Realmente lamentaba su desdicha. Moriría dentro de su nave inservible, no tenía esperanza alguna. Para peor, de la nada la expresión del sujeto se volvió sombría. Se sobresaltó. —  ¿De qué hablas? —  Y por instinto, también se volteó a mirar pues no lo estaba mirando específicamente a él con lo que dijo. Ahora al notar que era lo que contemplaba, quedó absolutamente estático. —  Ah... no... esto no puede estar pasando... no a mi, no hice nada. ¡Qué es eso! —  Exclamó, más bien fue como un susurro ya que apenas sé podía mover.

Se trataba de un monstruo que se venía acercando en un principio con lentitud y al notarlos comenzó a aumentar su velocidad. En la nada misma, ya se estaba abalanzado contra ellos dos.  Era demasiado horrible y aquellos colmillos, ni siquiera pudo notar un rostro, era como si estuviera formado tan solo por una gran mandíbula. Normal que quisiera devorarlos y ahora sí estaba jodido.

Olivier Lambert • Telikós • Con  Zuviam



Conexión Galáctica OmyIesP Conexión Galáctica 9csnCeW

Conexión Galáctica WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1577Mensajes :
407Reputación :
Lun Nov 07, 2022 6:19 pm por Rising Sun
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”

Marco Aurelio
Estar en esta área a estas horas de la negrura nocturna era muy peligroso. Pues también la baja temperatura provocaba que estas extrañas criaturas atraían más a estas criaturas, a los cuerpos que emanaba calor. No se tenía certeza de su origen aún, lo que habían aprendido de ellas había sido a costa de puros malos ratos. Zuviam temía que el impacto de la nave hubiera generado mucho calor y los hubiera atraído hasta donde ellos estaban.

Escuchaba al joven astronauta que por el timbre de su voz y por el modo en que hablaba tanto podía notar el nerviosísimo. Tampoco es que el alienígena estuviera sin una pizca de nervio. Pues este incidente traería cola. Algo se lo decía. Pero se trataba de un ser vivo, una persona aun cuando no fuera de su planeta y parecía asustado. Como si le sorprendiera lo que estaba viendo. Así que turista no era. Además de que esos solían visitar el área de luz. En resumen, no lo iba a dejar ahí para ser devorado. Punto. Ya se resolvería con el resto de su pueblo si no lo recibían de buena manera. A final de cuentas al menos en su casa podía traer al que fuera. ¿No? Eso esperaba.

— Me fue enseñado. Igual que muchos otros. — no le abundó más. Su mirada parecía escanear el área mientras le hablaba. Tenía tantas interrogantes como aquel chico, pero este no sería el momento y mucho menos el lugar para responder a ninguna de ellas. Por eso había sido corto en su respuesta. El nombre del planeta Tierra le hizo clic en su mente, posiblemente por ser de donde provenía el inglés. Sí, era de ahí que lo escucho. Pero… sentía que lo había escuchado en otro lugar adicional. Era ese dato, aún no lo podía recordar, seguro más tarde llegaría a su mente.

— Responderé cada pregunta que pueda, pero luego. Porque de lo contrario sí morirás aquí. No es bueno andar por estos lares. — le Advirtió para que no hablara tanto. — Lo sé, aquí afuera puede estar helado. — Murmuró sin prestarle mucha atención al astronauta. Sus ojos estaban fijos en aquel otro par de ojos tenebrosos que había detrás del chico.

Por más que le dio unas instrucciones no le hizo caso. Parecía frizado. Como si no pudiera moverse.  — Maldición. — protesto en su idioma natal al ver como aquella criatura se lanzaba sobre el humano tumbando de paso a Zuviam. Rodaron un poco, el telekiniano logró al menos agarrar a la criatura y rodar con ella alejándola del otro. Parecía una lucha campal entre ambas partes. El corazón del chico estaba acelerado, sus músculos tensados por la fuerza que estaba haciendo para mantener sus colmillos lejos de él, no hacía en el caso de las garras que ya en alguna ocasión lo habían alcanzado. — La… ¡La lanza! — le Exclamó al otro para que se la pasara. Esperaba salir bien librado de esta lo más pronto posible, porque igual iban a tener que salir de allí pronto, pues con todo el escándalo seguro había más criaturas en camino.

Zuviam Orione • Telikós • Con Olivier



Conexión Galáctica ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
233Reputación :
Miér Nov 09, 2022 6:58 pm por Shooting Star
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”
Marco Aurelio
El astronauta estaba nervioso por la situación. Sabía que ahora todo había cambiado y los mismos seres vivos que estaban en los planetas se las arreglaban para poder vivir allí, el problema mayor es que no iba a poder regresar a la tierra en brevedad, allí tenía a su familia, su trabajo y amigos. Era frustrante y triste.

Se sentía curioso por aquel alienígena que era como lo llamaban pues no tenía nada de extraño a diferencia del color de su piel. Nada más. Se quedó callado y se mojó los labios con su propia saliva, no sacaba nada en ponerse nervioso. — De acuerdo, pero apenas se pueda quiero saber más. Sí es que no muero antes pues es una gran posibilidad... — Siseó aún entrecortado mientras lo miraba a los ojos, estaba a punto de preguntar si podría respirar ahí sin morirse cuando vio su semblante sombrío y descubrir que una criatura extraña que ni siquiera sabía como se llamaba.

No obstante, como habitante de aquel planeta sabía que era peligroso. Olivier ni siquiera se podía moverse producto del miedo, es que en la tierra no habían tales criaturas y ver una así era impresionante, estaba aterrado y cerró los ojos. Mientras se lo comiera de un bocado y no ser destrozado lentamente  era lo único que pedía.

Sin embargo, pudo notar que el hombre se apresuró quedar frente de él y le pedía algo.  Ni recordaba cuando había soltado la lanza. ¿Se enfrentaría con la criatura? Ni siquiera supo cómo tomó valor y se movió hacia donde estaba la lanza metálica en el suelo, esto parecía una historia de fantasía, todo era absolutamente de no creer pero aquí ocurría. Lo mejor era apresurarse, estaba por ir y tropezó, solo que logró lanzarla en sus manos antes de caer de frente.

El peso del traje no era poco así que aunque intentó reincorporarse no pudo lograrlo, ya que por mala fortuna y de la nada mima tenía a la criatura exactamente a un metro de él. El extraño venía hacía a él. Se cubrió el cuerpo, fueron los segundos más intensos de su vida, contaba con la ventaja de tener el traje pero sentía que de igual manera iba a ser doloroso.

Real en su mente pasaron todos los momentos de toda su vida en treinta segundos desde su nacimiento y todos los eventos importantes. Tuvo la sensación de sentir aquellos colmillos en su casco pero luego nada más, pues del propio susto el astronauta se había desmayado.


Olivier Lambert • Telikós • Con  Zuviam



Conexión Galáctica OmyIesP Conexión Galáctica 9csnCeW

Conexión Galáctica WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1577Mensajes :
407Reputación :
Vie Nov 11, 2022 3:55 pm por Rising Sun
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”

Marco Aurelio
La historia de su pueblo se remontaba a muchos años atrás. Estaba muy consiente de que su especie era el resultado de la mezcla entre otras razas de diferentes planetas. Era por esto que físicamente era algunos tenían un parecido mayor a personas de otros lugares. En el caso de la tribu de Zuviam tenía bastantes rasgos terrícolas. Aunque nunca se hablaba de ellos, a veces incluso olvidaban de su existencia. ¿Por qué seria? De igual manera, podía ser una de las razones por las que estudiaban sus idiomas. Sin embargo, ese ligero tono azulado o verdoso en la piel, y el color ámbar en sus ojos, eran distintivo de que eran realmente telekinianos.

Aún no veía el rostro del chico, pues llevaba consigo todavía aquel casco. Sin embargo, de seguro, tan pronto tuviera la oportunidad de verlo, se daría cuenta de que no eran tan diferentes. Eso sí, a diferencia de él, aquel náufrago del espacio parecía no parar de hablar y eso en verdad lo estaba mareando un poco. De seguro era solo los nervios. Pero bueno, Zuviam debía concentrarse en estar atento al posible peligro que los asechaba. — Ya basta de decir que te morirás o entonces si te dejare morir. Shus. — le reprendió como si fuera un niño.

Por fortuna ya al fin guardaba silencio y, sin embargo, eso no fue suficiente para evitar lo que ocurrió luego. Todo fue en cámara lenta, los gritos, la criatura asechando. Zuviam rodando con ella. Esperaba que aquel chico no se quedara pasmado esta vez y lo ayudara y aunque así fue, no se podía creer lo que ocurrió luego.  — No puede ser… — protesto, pues aunque logro capturar la lanza la criatura, ahora se lo había dejado en paz por ver a alguien que se encontraba en un estado más vulnerable. El telekiniano corrió a ponerse de pie. No podía pensar que aquel chico hubiera caído tan torpemente y ahora pataleara por su vida. Pronto el alienígena había logrado traspasar a la criatura con la lanza antes que le pudiera hincar el diente al astronauta para luego jalarla para un lado, quitársela de encima.

No veía que reaccionara, pero ahora mismo no tenía tiempo de averiguar qué le había pasado. Pues escucho el ruido de otras criaturas, así que simplemente sé lo echo al hombro, era más fuerte de lo que aparentaba. Encontró su deslizador cósmico y se montó para tan pronto como pudo a los portones de la valla que protegía el poblado, haciendo que las criaturas se regresara al ver como algunas quedaban electrificadas. A estas horas nadie estaba despierto, así que Zuviam y su extraño acompañante pasaron desapercibidos cuando llego a su pequeño apartamento soltándolo como costal de papas sobre la cama. Usando una pequeña máquina logro comprobar si era posible que respirara sin aquel casco. Se le hacía raro, pero confiaba en el aparatito. Así que al menos le quito el casco y lo acomodo mejor en la cama. Con sus dedos dibujaba su cara buscando alguna diferencia notable, solo encontró que la piel del rostro del chico era algo más suave, aunque tal vez era por el sudor en su frente debido al agite que había tenido.

¿Estaba desmayado? — Dime que estás vivo… — dijo dándole una suave palmada en las mejillas. Por un instante se le quedó viendo muy atentamente sus facciones. Le dio curiosidad que se pareciera a ellos. Era algo increíble para él.

Zuviam Orione • Telikós • Con Olivier



Conexión Galáctica ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
233Reputación :
Sáb Nov 12, 2022 1:53 am por Shooting Star
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”
Marco Aurelio
Olivier comenzó a soñar. Se veía llegando a la tierra con miles de vítores desde que bajaba de la nave, con flash que lo dejaban ciego, firmando autógrafos y por sobre todo sus padres muy orgullosos de él que lo abrazaban, donde el astronauta entre lágrimas decía: Lo hice, lo hice. Descubrí otro planeta y podremos ir.  Ya después se veía con otras escenas, donde tenía una gran mansión con toda la modernidad tecnológica y siendo llamado para visitar otros planetas. ¡Todo un crack!  En definitiva, todo estaba siendo maravilloso en lo que él creía que era realidad hasta que esas imágenes comenzaron a deformarse y escuchaba de fondo: Dime que estás vivo.

Despertó y se vio frente a frente con alguien desconocido y casi encima. Quedó nuevamente estático y sin poder evitarlo, gritó espantado — ¿Qué? ¿Qué sucede aquí? ¡Tú! ¿Qué quieres hacerme? — Fue cuando comenzó a recordar todo lo que había pasado. Había sido mucho en tan solo unos minutos desde que se veía manejando a voz su nave, tratando de marcar los botones correctos para que no chocara con el planeta desconocido y aterrorizando en un zona oscura. Luego, recordó que había salido y conoció a aquel alienígena que apareció de la nada y que apenas pudieron hablar porque apareció una criatura oscura con muchos dientes filosos y finalmente casi fue devorado.

¡Oh, ya recuerdo! — Exclamó agitado, donde se asesoró en tocarse los brazos y las piernas para ver si no faltaba nada. Pobre, seguro ya estaba siendo espantado por su ansiedad. Pero ahora estaba en un lugar que parecía una casa, no como los de la tierra. Era más sombría, no obstante, si estaba sobre una cama y ¡sin su casco! — Imposible, puedo respirar aquí aunque debe ser por la poción. — Lo miró parpadeando porque en ningún momento lo había dejado hablar por su asombro y sorpresa. Todo aún era demasiado extraño y alocado para el joven de 29 años.

¿Me salvaste de aquel monstruo, verdad?  ¿Qué era? — Cuestionó al final. Sentía que transpiraba a pesar del frío del planeta. No dejaba de estar asustado pero no podía dejar de ser agradecido si eso era lo que había ocurrido. Tenía suerte que al menos era amable, pero claro no podía confiarse. Algunos no eran muy amigos de los humanos y habían ocasiones que querían atacarlos, menos mal que se habían salvado con una buena conversación pero dependía de los líderes. Rogaba que ese no fuera el caso, por lo tanto, trataría de mostrarse amable e inofensivo por el momento a menos que quisiera abusar de él. Lo miraba expectante, recordaba bien que hablaba su idioma, ni idea porque, solo que sí podía haber una comunicación fluída lo que traía cierta ventaja.


Olivier Lambert • Telikós • Con  Zuviam



Conexión Galáctica OmyIesP Conexión Galáctica 9csnCeW

Conexión Galáctica WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1577Mensajes :
407Reputación :
Jue Nov 17, 2022 8:15 pm por Rising Sun
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”

Marco Aurelio
El porqué aquel chico había llegado de esa forma tan abrupta a Telikós, le estaba bastante clara. Desperfectos mecánicos. Ahora bien, que era exactamente lo que hacía rondando con su nave por esa zona, era el verdadero misterio. Definitivamente, no parecía ser turista. Más bien parecía ser parte de algún cuerpo galáctico de investigación o algo parecido. Sin embargo, ahora mismo no iba a ponerse a cuestionar esas cosas. Pues se encontraba en una situación de peligro, tanto para el otro chico, como para él.

Menos mal había podido actuar de manera rápida o de lo contrario aquello hubiera terminado en desgracia. Esas criaturas podían llegar a ser letales y con él otro desmayado lo hacían una presa extremadamente vulnerable. Bueno, esperaba que realmente estuviera solo desmayado y no le hubiera dado algún paro cardiaco y ahí hubiera quedado. Sería una lástima, no haber cruzado ni media palabra con el extraño. Pues le hubiera gustado hacerle muchas preguntas. Era curioso y su origen le intrigaba porque se le hacía tan extraño, pero al mismo tiempo familiar.

Una vez en su hogar, mientras se mantenía sentado al lado suyo, noto como al fin reaccionaba. Esperaba, no se molestará por los pequeños golpes en la cara, pero había tenido que intentar hacerlo reaccionar.  Solo que para mala pata de Zuviam el otro se despertó azorado, ni siquiera lo reconoció ahora que estaba en un lugar con más claridad. —Soy yo… el que te encontró junto a la nave. ¿No te acuerdas? — le dijo con una ceja alzada. Esperaba que no hubiera perdido la memoria porque entonces si hubiera sido un lío. Por suerte parecía que todo había sido producto del temor y mal rato que había pasado, pues poco a poco comenzó a caer en cuenta.

— Estás completo. Creo, si te falta algo es porque llegaste sin esa parte del cuerpo. — le aseguro con una sonrisita algo burlona en el rostro. — ¿Poción? Vaya interesante. Ya me estaba raro que esta cosa. — le mostró el aparatito de verificar si era seguro para la persona respirar en esa atmosfera. — Me decía que si podías respirar aquí. Por eso te lo quite, querían ver que estuvieras vivo. — le aseguro.

El chico se puso en pie y miro su lanza que aún goteaba una sustancia verdosa. — Bueno, casi morimos los dos. Pero sí, se podría decir que sí. No iba a dejar que te comiera, aunque no te conozca. — aseguro mientras tomaba la lanza y se volvía a sentar en el borde de la cama limpiando la misma. — Se llaman los teethers, llegaron aquí hace algunos años. No tantos. Aún no descubrimos que exactamente son. Solo sabemos que salen cuando las estrellas desaparecen y el cielo no tiene luz alguna. — le explicaba.

Se le quedó mirando curioso una vez más. — ¿Qué eres? Digo, no creo que seas de por aquí. ¿Verdad? — pregunto soltando una risa. — Ah, por favor. Espera. Soy un mal educado. Soy Zuviam, y este es mi hogar. No es la gran cosa, pero es acogedor. — se presentó, pues a todas estas el igual desconocía el nombre del otro chico. Aunque en su uniforme había una placa con el apellido, eso de leer inglés sí que no se le había dado nunca muy bien al chico. Así que no podía saberlo.

Zuviam Orione • Telikós • Con Olivier



Conexión Galáctica ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
233Reputación :
Sáb Nov 19, 2022 10:32 pm por Shooting Star
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”
Marco Aurelio
Todo era muy extraño pero fuera como fuera no veía que el alienígena quisiera hacerle daño así que decidió confiar. No podía negar que seguía ansioso y con frustración por lo que había sucedido con su nave. Se permitió respirar y se dio cuenta que el aire era mucho mejor que el de la tierra sin contaminación imaginaba que era la poción que le permitía llenar sus pulmones para inhalar y exhalar.

Se lo quedó mirando por un largo minuto y aunque era de mala educación era incapaz de no analizar la gran altura que tenía, como su piel era más oscura y sus ojos amarillentos era lo que llamaba más su atención. Claramente ya estaban conviviendo con otros seres y generalmente se respetaban los mundos así era mucho mejor para que no se formarán guerras y los humanos estaban conscientes aunque tenían las armas aún no habían desarrollado del todo la especialidad que tenían muchos los del espacio. Si no estaba equivocado hasta había algunos carnívoros que esperaba que nunca se aparecieran por allí y por supuesto, más de alguno vivían en la tierra convertidos en humanos. Había una seguridad espacial que se encargaban de quienes causaban problemas.  

Pero ellos eran nuevos por eso querían investigar de primeras el planeta que no había sido estudiado. Y era lo frustrante, podía llegar a saber todo gracias a él pero no tenía como carajos como volver.— Te recuerdo...— Reconoció soltando un suspiro. — Aunque en ese momento estaba más preocupado por mi nave. — Murmuró. Olivier podía ser torpe pero era un hombre muy inteligente y siempre decía no cualquiera podía serlo se necesitaba mucha inteligencia y entrenamientos rigurosos no se consideraba nada tonto.

Sí, una poción que se inventó hace varios años atrás en nuestro recorrido de ir por planeta por planeta. Lo malo es que se me va acabar y ahí no sabre que hacer. Prefiero no usarla mucho igual tiene bastante duración. — Dejó entrever aquello con pocos ánimos y era porque realmente lo sentía pues nadie le aseguraría sí iba a lograr vivir si no conocía nada de aquí.— Descuida, no importa... supongo que tú intención era salvarme. — Dijo desganado sintiendo el peso de su traje y como no flotaba ni nada supuso que la gravedad era la misma así que ya creía que algo habían hecho los seres del planeta que tenían monstruos. Eso supuso con aquella criatura que casi se lo devora. — Gracias...— Agradeció que lo hubiera salvado.

¿Qué soy? Vaya eso es nuevo. Siempre considere que la Tierra era el planeta más popular de todos, soy un ser humano. — Siseó divertido tratando de relajarse y se sentaba en la cama. Comenzó a quitarse su traje porque real le molestaba y ya suponía que no corría por el momento ningún peligro. Es que era eso lo que pasaba le pesaba mucho.— Soy Olivier Lambert, como dije vine de la tierra ¿Cómo es que se llama el tuyo? ¿Lo consideran un planeta o una estrella? Bastante lejos estamos...— Dictó. Por eso también habían pocas posibilidades para él necesitaba una nave óptima para su regreso. — Sí, se nota acogedor. ¿Dónde dejo mi ropa? Me pesaba mucho y estaba harto de estar flotando. — Coincidió. Seguía teniendo un traje de color azulado y si se sentía mucho mejor.


Olivier Lambert • Telikós • Con  Zuviam



Conexión Galáctica OmyIesP Conexión Galáctica 9csnCeW

Conexión Galáctica WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1577Mensajes :
407Reputación :
Jue Dic 01, 2022 8:06 pm por Rising Sun
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”

Marco Aurelio
Menos mal, el muchacho se calmó rápido y noto que no tenía intención de hacerle daño alguno. — Sí, lo noté… en cuanto a eso… bueno. Déjame darte la mala noticia desde ya. No parece haber quedado en muy buen estado. — le confesó rascando su nuca, es que no era por ser portador de malas noticias. Pero, aunque no sabía mucho de naves terrícolas, el impacto parecía haber dejado una bolladura bastante fea. Y si las criaturas y con eso se refería a cualquier tipo de criatura, ya saben, los animales, son curiosos y les gusta romper cosas. Así que definitivamente para la siguiente vez que volviera allí posiblemente estaría peor. Lástima que no tuviera en ese momento una de esas vallas de seguridad eléctricas portátiles que creaban una barrera alrededor de un pequeño espacio de terreno. El cual utilizaban cuando se quedaban acampar al aire libre.

— Vaya, sorprendente. Seré sincero. Es la primera vez que escucho algo así. Qué ingenioso. — se lo decía en serio, y tomando en cuenta que los telekinianos eran bastante tecnológicos, eso era realmente un cumplido. Aun cuando no hubiera sido el propio Oliver el inventor. — Ah, sí, eso es un problema. Aunque aún tienes tu traje, por las dudas. Igual sé que la prioridad seguro es arreglar la nave. Pero tal vez con una pequeña muestra de la poción podría buscar como recrearla. Digo para darte más tiempo. — le sugirió. Porque tampoco quería ver como alguien terminaba por morirse en sus puertas si no llegaba a encontrar una solución a su problema. Debian buscar todas las opciones posibles. — No me agradezcas, no iba a dejar que devoraran alguien frente a mis narices. Eso no va conmigo. — aseguro.

Por supuesto que tampoco fuera a creer que todos era igual a él. Iban a ver algunos que no estarían contentos con su presencia ni tampoco estarían contento con las acciones de Zuviam. Si hubiera estado ingiriendo algo, era posible que lo hubiera escupido cuando escucho la palabra humano junto con la palabra Tierra.  Ya recordaba de donde provenía ese idioma llamado inglés. Lo había estudiado como parte del estudio de historia de la Tierra. Ellos muchos tenían descendientes de terrícolas, pero eso no implicaba que las cosas terminaran bien. Había cierto odio de algunos pueblos que no les caían bien. Por su parte, Zuviam nunca había conocido a un humano en persona. De hecho, hacían año y años que no tocaba tierras telekinianas uno. — Vaya. Eso sí, es una sorpresa. Con razón lo del idioma. Lo siento, es que nunca había visto un humano por aquí. — le admitió el chico.

— Bueno, un gusto Oliver Lambert. Orione, Zuviam Orione. — Añadió dando ahora su nombre completo en forma de cortesía. — Pues este también es un planeta. Se llama Telikós. Está dividido en dos, Telikós del Día y Telikós de la noche. Pronto entenderás por qué se llaman así. — A la que viera que nunca salía un satélite como el sol, alumbrarlos lo entendería. El chico se levantó y camino hacia una pared le dio un par de golpecitos y de pronto abrió una puerta. — Puedes lanzarlo ahí. Sí, lo sé, ese armario es un desastre. No lo puedo evitar, soy un poco desordenado. Pasa cuando vives solo y no tienes ayuda. Pero al menos ahí estará seguro. — le indico señalando el armario.

Aún no encontraba como soltarle que realmente no iba a ser tan bienvenido como creía. Así que mejor prefirió buscar como suavizarle las cosas. Todo sonaba mejor cuando tenías la barriga llena. — ¿Tienes hambre? ¿Cuándo fue la última vez que ingerirse alimento? ¿Por qué comen verdad? Pregunto por qué hay algunos aquí que el alimento lo toman por intravenosas. — aclaro.

Zuviam Orione • Telikós • Con Olivier



Conexión Galáctica ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
848Mensajes :
233Reputación :
Hoy a las 4:08 pm por Shooting Star
1. Un completo fracaso
“Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.”
Marco Aurelio


El muchacho se lamentó al escucharlo. Había visto una bolladura bastante fea y la nave había quedado ahí ¿Era probable que se estropeara más? Ahora sí no tuvo esperanza de volver. —¿Qué más puede pasar? Porque aunque sí se veía mal por fuera internamente ya no funcionaba, y eso fue por el tiempo que estuve viajando por el espacio — Sin duda alguna, la máquina ya no tendría remedio. — Ninguna posibilidad de arreglarla aunque lo haría al menos teniendo una esperanza. — Declaró. No tenía idea como solían ser los alienígenas es que sin duda alguna no los conocían solo como planeta o estrella a través de las máquinas que vigilaban el espacio pero no quienes vivían ahí. Por eso se sentía el descubridor, pero lamentablemente no iba a poder volver para ver el éxito de conocer un nuevo planeta. — Sí, hay buenos inventos y por eso el recorrido por diferentes lugares digo nos permite mejorar y acercarnos. Puedo decir que por mi lado, es decir, de la empresa que vengo es todo meramente investigativo. — Reconoció el chico que era todo un nerd, un aventurero y este era su primer viaje solo y había fallado, podría estar hablando de lo más bien pero en el fondo, se sentía destruido y un fracasado. Además que nada ni nadie le aseguraba que podría vivir ahí, ya pensaba que les quedaría un par de meses o a lo más tres meses de vida por la poción.

Asintió con una tímida sonrisa porque lo había salvado y se le escapó la amargura. —¿Sabes? Debiste dejarme morir lo cierto es que no conozco nada de aquí y nadie me asegura que viviré, solo me diste algo de tiempo, la nave está estropeada y no podré volver. Todo habría sido más rápido siendo así. — Exclamó siendo sincero. Sin embargo, ahí estaba así que no perdía nada en saber algo más de ellos y de su planeta, pues ya no era estrella y se llamaba Telikós.

Había escuchado todo en silencio y lo que más llamaba su atención mientras se sacaba el traje porque se desesperaba con la temperatura, fue que hasta conocían el inglés y el planeta tierra. — Vaya, la verdad no me sorprende para nada, siempre me pregunté cómo lo hacen pero todos los alienígenas están mucho más avanzados que nosotros y es efectivo que nos conocen milenios antes. Tan típico. ¿Así que estudian nuestra historia? Y nosotros apenas habíamos identificado su planeta. ¿Por qué no se acercaron? ¿Nos consideran una amenaza como algunos? — Tragó saliva y se llevó la mano a la nuca.

Mejor que hables inglés o sino… sería todo un dilema. Nosotros también tenemos día y noche, es por el sol, pero está claro que están muy distanciados del  gran sol del Sistema Solar ¿Por qué es? — Ahora sí estaba curioso. Y cuando Zuviam Orione lo invitó a comer más se percató que ya llevaban observandolos es que conocían mucho más de los humanos. "Injusto" Pensó.  

Comemos con la boca, y aunque tengo hambre no tengo idea que me darás de comida. ¿Es comestible, verdad? Solo usamos la intravenosa cuando es imposible hacerlo, es decir, por la salud y dependemos solo de ella. Usamos servicios y a muy lejos las manos. Hace mucho calor. ¿Aquí hay agua? — Cuestionó. Porque más que hambre tenía sed y ahí sí podría beber lo que sea en verdad.

Todavía sentía su cuerpo sudado y pegajoso por el estrés, los nervios y ahora por el calor que provocaba las altas temperaturas. Llamaba su atención porque este sector era oscuro así que imaginaba como sería en el día. Tenía mucho por descubrir.

Olivier Lambert • Telikós • Con  Zuviam



Conexión Galáctica OmyIesP Conexión Galáctica 9csnCeW

Conexión Galáctica WcE44gp

There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1577Mensajes :
407Reputación :

 
a