• ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • BuscarBuscar  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • Tree Of Life
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    2 participantes

    Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 28 Ago 2023 - 14:14



    El recuerdo de nuestro amor
    ONE ON ONE • INSPIRED •  LIBROS: LOS JUEGOS DEL HAMBRE
    Los niños entre 12 y 18 años de los Distritos nunca estarían en paz por aquel juego que tenían que luchar por sus vidas y sobrevivir. Para peor siempre habría un ganador entre todos los tributos de los Distritos y ante el disfrute de los ciudadanos del Capitolio.Los Juegos del Hambre.

    Esta historia de amor transcurre en el Distrito 4,  uno de los distritos más ricos y dedicados a la pesca, donde Finnick y Annie se conocen. Bueno… se conocían cuando eran niños solo que era una relación de amistad dado que había cierta diferencia de edad y tuvieron caminos separados por un tiempo cuando Finnick ganó los Juegos número 65 a los 14 años. Toda una fortuna porque uno no tenía cómo saber si iba a sobrevivir o no, cuando habían tributos profesionales que hasta entrenaban para los Juegos.

    Cinco años después, lamentablemente Annie es elegida como la tributo mujer del Distrito para participar en los Juegos donde Finnick siendo su mentor hace todo lo posible para mantenerla con vida, y poco a poco se va enamorando de ella. Annie tiene la fortuna de lograr ganar solo por suerte y porque tenía una gran capacidad al nadar luego de aquel terremoto que los mismos organizadores produjeron al considerarlo aburrido. Para la tristeza del pelirrojo es que Annie queda completamente traumatizada. ¿Y cómo? Él en esos cinco años también había estado obligado hacer muchas cosas que no deseaba. Los Juegos simplemente eran el mismo infierno. Y es desde ahí que se fueron acercando tratando de soportar esa vida como ganadores.

    ANNIE CRESTA
    Vencedora Distrito 4 • Sophie Turner • Rising Sun
    FINNICK ODAIR
    Vencedor Distrito 4 • Sam Cafflin •Shooting Star




    --
    Post de Rol:



    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Lun 28 Ago 2023 - 18:31



    1. La pesadilla
    Termino
    Annie • CON Finnick • Distrito 4

    Una pesadilla, una maldita pesadilla. Eso es lo que había sido el torneo para Annie. La joven no había querido ser la causante de la muerte de nadie, así que se había ocultado la mayoría del torneo, cosa que le resulto bastante bien. Más eso no quería decir que no hubiera logrado presenciar la muerte de otros. Ver como se mataban entre sí y tener que taparse la boca para no ser descubierta, llorar en silencio por la impresión que todo esto causaba en ella, no había sido tarea sencilla.

    La inundación causada por el terremoto que provocaron en la arena fue el último golpe de suerte de Annie, aun cuando en ese momento ella no lo vio así. El ser buena nadadora había permitido que lograra sobrevivir a toda esa agua, evitando que muriera ahogada como el resto. Sin embargo, para la muchacha ese había sido uno de los momentos más agonizantes de su vida. Parecía como si el tiempo se hubiera detenido y no avanzaba. Sus brazos le dolían, se sentía fatigada, débil y estaba a punto de darse por vencida y dejarse hundir en aquella agua. Todo hasta que se dio cuenta de que era la última en pie o a flote en este caso. Por lo que saco las últimas fuerzas que le quedaban para aguantar en lo que la venia a sacar de aquel lugar.

    Después de aquel momento la pelirroja solo recuerda haber despertado en una cama en una habitación vacía en su distrito o al menos eso ella esperaba. Todo le había parecido como un sueño o más bien una pesadilla. Pues podría jurar que aun estando dormida seguía viendo toda aquella desconcertante escena. Era tan injusto que los tuvieran que sacrificar de aquella manera. — ¿Dónde estoy? ¿Ya termino? ¿Ya termino? — preguntaba desesperada cuando despertó mirando para todos lados buscando respuestas, en ese momento por la pura impresión y el mismo cansancio no lograba recordar bien cómo fue que termino ganando los juegos.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 28 Ago 2023 - 19:05



    1. La pesadilla
    Termino
    Finnick • CON Annie • Distrito 4

    Aquellos Juegos del Hambre habían sido angustiosos para Finnick, que siendo el mentor de Annie la única sobreviviente que quedaba de su distrito. Roderick no había corrido con la misma suerte cuando los encontraron y lamentablemente fue decapitado frente a la mirada aterrada de Annie. ¡Cuánto deseo estar ahí para tomarla y abrazarla! Es que la vio por la televisión totalmente aterrada y ella nunca más volvió a ser la misma, no podía hacer más que mirar y rogar a los patrocinadores que le enviaran comida para que no muriera de hambre. Era tan desesperante y sabía que el motivo y la razón porque pasaba por esa preocupación era que había cautivado por su encanto por mucho que interactuaran solo por una semana. Se conocían, pero la relación era solamente de amistad.

    Nunca pensó que al final que los propios organizadores formarán aquel terremoto en la arena para que murieran gran parte de los tributos,  fue impactante ver como Annie como podía nadaba y hacía lo que podía para salvarse. Fueron minutos angustiosos hasta que se anunció que Annie era la vencedora.

    Solo que Annie quedó inconsciente apenas escuchó aquello y estaba tan deshidratada que paso días en recuperación hasta que por sus contactos se la pudo llevar a su distrito, que estaba seguro que ahí se recuperaría porque era su hogar, sabía que sí. Annie necesitaba descanso y fue en el tercer día, ya en el Distrito 4 cuando Maggs le avisó que Annie al fin había despertado.

    La pobre estaba como loca pidiendo respuestas mientras los médicos trataban de calmarla. No iba hacerlo, porque lo único que necesitaba era contención. Temía por su salud mental, ella era demasiado buena y encantadora para soportar algo así, si llegó a pensar que podía llegar a morir. Por fortuna, no fue así y aunque estuviera mal la pelirroja estaba ahí.

    Annie, tranquila. Aquí estoy — Dijo el chico mientras se acercaba y la miraba a los ojos. Solo esperaba que lo reconociera porque si no era así iba a ser chocante. Ya le habían dicho que era posible que la chica quedará loco por todas traumáticas vivencias, que ante todo tenía que encontrar personas que pudieran contenerla y así llevar una vida medianamente normal. — Soy Finnick... ¿Me recuerdas, verdad? Soy tu amigo y mentor. — Exclamó ya a su lado mientras tomaba con suavidad sus manos y sin dejarla de mirarla a sus ojos verdes, revelando que desde ahora todo estaría bien. —Ganaste los juegos, Annie.— finalizó en apenas un susurro.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Lun 28 Ago 2023 - 19:42



    1. La pesadilla
    Termino
    Annie • CON Finnick • Distrito 4

    Annie no tenía la menor de las ideas de cuanto tiempo había estado allí acostada. Había perdido por completo la noción del tiempo. No sabía como había llegado hasta el lugar donde se encontraba y la verdad ni siquiera estaba segura de si estaba viva o había pasado a mejor vida… Bueno, eso lo dudaba, su cuerpo se sentía débil, sentía miedo y el sitio no parecía ser el más bonito del mundo como para ser el paraíso. Es más, le parecía relativamente familiar ahora que sus ojos se acostumbraban a ver lo que había a su alrededor. Estaba de vuelta en su distrito.

    A pesar de que comenzaba a reconocer donde se encontraba, nada de eso le hacía tranquilizarse. Se sentía paranoica. ¿Sería esto alguna otra prueba? ¿Estaba segura aquí? ¿Por qué cada vez que cerraba los ojos solo veía agua, y más agua? Cuerpos flotando inertes a su alrededor. Pero de todo lo más que aún pululaba en su mente fue el momento en que Roderick fue decapitado. Eso la había dejado estupefacta, aterrada, poco le había faltado para que se desmayara de la impresión. Por suerte no fue así, porque de lo contrario hubiera sido posiblemente también su fin. Más se había quedado con eso. No pudo hacer nada para evitarlo. Ella sabía que solo uno saldría vivo de allí. Pero si hubiera podido evitar que su compañero de distrito muriera de esa cruel manera lo hubiera hecho, más no pudo y eso aún le pesaba.

    Cuando despertó lo había hecho toda alterada. Fuera de sí. ¿Acaso estaba perdiendo la mente? Solo quería gritar, llorar. Revertir el tiempo si eso fuera posible. Ninguno de los que llego para intentar calmarla lo había podido llorar. Annie seguía gritando y llorando. — ¿Termino verdad? ¿Verdad? ¡No pude hacer nada! Yo no debería estar aquí… Solo me escondí, me escondí… — Repetía una y otra vez. Pronto escucho una voz conocida en medio de todas las demás. No tenía idea del porqué, pero el solo tono de su voz la hizo al menos guardar silencio. Pues aún seguía bajando lágrimas de sus ojos y se podía como soltaba sollozos.

    — ¿Finnick? — La muchacha le miro con una mirada triste y toco su rostro como si buscara reconocerlo. — Te recuerdo. — Decía negando mientras más lágrimas caían por sus mejillas y sostenía una de sus manos. — Pero yo… yo no debí ganar. No, no… — Añadió, y sin poder evitarlo, solo se abalanzó sobre él a llorar en su hombro. — Se murió y no pude hacer nada, Finnick. — murmuro sobre su hombro.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 28 Ago 2023 - 20:30



    1. La pesadilla
    Termino
    Finnick • CON Annie • Distrito 4

    La pequeña Annie estaba totalmente escandalizada y perdida, gritando y llorando. A Finnick se le rompió el corazón pero se tenía que poner fuerte para ella para que al menos pudiera conseguir paz. El Capitolio era un asco, y lo sabía de primera fuente de todo lo que tenía que hacer desde que tenía 15 años solo por haberse vuelto muy popular, demasiado asqueroso incluso para pensarlo, aunque por un lado con más experiencia que lo que conseguía era valioso. Ya nunca más volverían a pasar esa tortura y tendrían mejor vida.

    Ella no estaba en su hogar en la Aldea de los Vencedores donde junto a Maggs compartían. Los otros eran muy ancianos para ponerse a socializar, pero ella al ser vencedora igual ahora tenía una casa y más comida por solo por ser ganadora. ¿Pero y qué? ¡Era lo menos! Ella ahora estaba totalmente ida por lo traumatizada que se encontraba.

    Pudo ver la calma en su mirada cuando reconoció su voz y aunque hubo un momento que parecía haberlo olvidado, pudo recordarlo. Finnick suspiró aliviado y siguió jugando con sus manos mientras la tranquilizaba. — Desde aquí yo me encargo, gracias...— Le dijo al doctor y a la enfermera que le dieron su espacio para poder hablar con tranquilidad y así poder contener el dolor que la pelirroja estaba sintiendo en ese momento.

    Me alegra tanto que me reconozcas, sé que fue duro y puedo entenderte porque también soy un sobreviviente— Se mantuvo todo el tiempo a su lado y la escuchaba tratando de tener la paciencia, buscando con la mirada un pañuelo y así secar sus lágrimas, no lo hizo al instante porque estaba pendiente de ella. — Sí... soy yo... aquí estoy —Señaló entrecortado dejando que tocara su rostro y le dedicó una suave sonrisa.

    Lograste sobrevivir, Annie...y eso es lo más importante— Señaló despacio. — Desafortunadamente, así son las reglas en el Capitolio y solo puede haber un vencedor, has sido tú... y tienes que aceptarlo. — Esta vez reprimió el suspiro que quería escapar de su pecho y besó su frente en un gesto cariño y como si fuese su hermano. La diferencia de edad no era tanta, pero ante su mirada ella seguía siendo menor de edad ya que él tenía 19 años. Annie había cumplido los 16 años en el Juego mismo, ni siquiera pudo celebrar su cumpleaños como era debido al estar ahí. — Yo también lo lamento mucho por Roderick, pero fue gracias a él que también pudiste escapar y esconderte... Lo siento mucho, estos juegos son un infierno solo que ya nunca volverás a pasar este dolor porque ya ganaste — Quería dejárselo claro y fue cuando tomó el pañuelo para secar así sus lágrimas con lentitud, no le gustaba para nada verla así. Había perdido a su Annie encantadora que le celebraba cualquier chiste que hacía y lo recibía con alegría cuando volvía por algunos días al Distrito. No habían podido ver seguido y ahora seguiría siendo así, solo que estarían más juntos porque tal como Maggs y él, Annie desde ese momento se había convertido en una mentora.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Mar 29 Ago 2023 - 17:23



    1. La pesadilla
    Termino
    Annie • CON Finnick • Distrito 4

    Los días en que la joven sonreía, soñaba y estaba llena de ilusiones, había quedado atrás.  Ya nada iba a ser lo mismo. El terror que vivió en los juegos la había dejado horrorizada, traumada. Cada vez que cerraba los ojos le aparecía la imagen de la muerte de Roderick en bucle, y se podía ver ella bañada en sangre, corriendo despavorida. Eso era algo que la iba a perseguir siempre. ¿Podría tener aunque fuera un poco de paz después de todo esto?

    La vida en Panem era muy injusta. Solo unos pocos se daba la buena vida, los del Capitolio. El resto de los distritos tenían que buscárselas para tener una vida decente. Unos más otros menos, pero no dejaban de tener sus dificultades. Lo peor es que hacían ver los juegos como si fuera una oportunidad de progreso y no lo que realmente era. Un entretenimiento para los riquillos. Ellos veían todo desde su comodidad como jóvenes inexpertos en la vida, tenían que ingeniárselas para sobrevivir a todas las trampas que se les ocurriera ponerles y a veces teniendo que recurrir a matar a otros para poder avanzar un poco más. Se regocijaban del dolor ajeno. Para luego compensarlos según ellos con una mejor vida. ¿Pero a qué costo? Pues quedaban traumados.

    La pelirroja ya se encontraba en un lugar seguro, aun cuando su mente le hacía cuestionar si realmente lo estaba. Es que había pasado mucho tiempo del juego escondiéndose que el estar ahora rodeada de gente le hacía pensar que podía alguno de ellos clavarle un puñal cuando menos lo esperará.  Su mente no estaba clara, casi no podía recordar lo que ella solía ser antes por el trauma. Pero si al menos había logrado recordar la voz de su mentor y amigo, la única persona en la que le quedaba confianza y que no la traicionaría a último minuto. Solo que ahora mismo no estaba muy clara de qué rol Finnick jugaba en su vida, simplemente era en estos momentos con quien único ahora mismo se sentía segura.

    — Sí, sé que tú no me harás daño. — Murmuró mientras miraba con ojos de miedo a su alrededor, como los doctores se alejaban de aquella habitación, dejándolos a solas. — ¿Pero y si esto es también parte del juego? Seguro que ya terminó? — ella ya había llegado a ver como espectadora otras ediciones y la respuesta podría parecer un claro no, no es parte del juego. Así no funcionan los juegos del hambre. Pero desafortunadamente la muchacha había quedado paranoica, preocupada. Cualquier movimiento brusco le atemorizaría.

    — Por eso solo pude escapar por él.  No es justo. Y luego como lo mataron… yo vi… vi como cayó su cabeza y sangre, sangre… ¡Mucha sangre! – exclamó, volviéndose alterar un poco. — Quiero borrar esa imagen Finnick, quiero hacerlo. Pero no, puedo. ¡No puedo! — Annie lloraba de impotencia y dolor, ella deseaba ser la muchacha alegre, esa mariposa que revoloteaba contenta por el Distrito 4, pero no podía. Cuando el chico seco sus lágrimas solo se le quedó viendo haciendo pucheros, perdiendo su mirada en los ojos ajenos.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Mar 29 Ago 2023 - 18:19



    1. La pesadilla
    Termino
    Finnick • CON Annie • Distrito 4

    Nada era feliz en Panem. Al menos para la gran mayoría de los Distritos, en parte eran algo afortunados por ser uno de los más distritos apaciguando algo su desgracia, ya que todo lo mejor que podían sacar se iban al Capitolio que ahí era realmente vivían en paz, los demás siempre estarían esclavizados no quería ni pensar como lo pasaban de mal los distritos que se quedaban más atrás. Casi nadie quería del 10 - 11 o el 12. Uno de ellos había desaparecido en la revolución y el resto de los días todo seguiría igual.

    Para sus desgracias seguirían perdiendo más de los suyos. En esos cinco años solo Annie había salido victoriosa todos los demás habían muerto en el campo como Roderick. Podía entender porque Annie, su encantadora chica alegre hubiera quedado de esa forma al presenciar tanto terror, no era algo para ella y aún así había logrado sobrevivir. Aún no se la creía en cierto modo por mucho de lo que hizo de manera externa para que ahí se mantuviera.

    Algo había cambiado en Finnick desde esos Juegos del Hambre porque se daba aún más cuenta que solo querían divertirse mediante a su dolor. No todos eran iguales pero al frecuentarse de esas formas con la gente rica y poderosa - mucho de ellos ignorantes - era que sentían placer por el show, no podían entender la desgracia y el dolor que sentían los demás. ¿Es qué acaso tendrían que vivir ellos lo que sucedía para entender? Era un maldito círculo vicioso. Todo el mundo tenía derecho a la libertad y no depender de una clase de capital que se quedaba con todo lo que tenían.

    El muchacho de 19 años que no podía actuar de otra forma que como un hermano la escuchaba tratando de contenerla y así comprendiendo cada palabra de lo que decía. — Así es, cariño. Jamás te haría daño y solo deseo que estés bien...— Murmuró con suavidad jugando con sus cabellos, Annie era tan hermosa y lo malo es que jamás iba a poder contemplar su sonrisa cantarina y ese destello travieso en su mirada, ahora solo era llanto y dolor. Soltó un nuevo suspiro. — Todo termino... si vas a tener que volver aunque estoy haciendo todo para que las grabaciones sean aquí porque no alcanzaron a entrevistarte y coronarte como vencedora. Quizás tengas que ir pero estaré contigo. En cuanto a los Juegos del Hambre para ti ya al menos todo acabo y has logrado ganar. — Volvió a repetir, tratando ser suave y dejando claro como era la realidad de ahora en adelante ya que se sentía que se estaba quedando mucho en lo que había ocurrido y aún tenía mucho miedo. Quería ser su cable a tierra.

    Finnick logró acomodarse en la cama de la chica que era firme y la atrajo hacía a él para poder abrazarla y ella hiciera lo mismo para obtener más apoyo y contención. — No puedo prometer que puedas sacar con rapidez ese feo recuerdo. Tampoco he podido olvidar del todo los mios cuando yo estuve que estar ahí. Quedan, pero se puede vivir con ellos porque ante todo hay que pensar que todo ya se paso y así queda: solo como un recuerdo. Haría todo lo posible para que lo olvides, y Annie...— Tomo su mentón para que lo mirara a los ojos. — Ahora si estoy aquí para protegerte y cuidarte...— Finnick ahora mismo le estaba prometiendo que eso haría en lo posible y que podía tomarlo como un amigo y apoyo.

    Y también esta Maggs. No estás sola, sé que podrás salir de todo esto — Con eso quería decir que a pesar de la vida de mierda que llevaban juntos en cierto modo podían mover montañas y unidos, hasta podían omitir las cosas malas. No volverían los Juegos del Hambre para ellos y la verdad es que pensando así había algo positivo. Podían tener en cierta manera una vida tranquila.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Jue 31 Ago 2023 - 19:32



    1. La pesadilla
    Termino
    Annie • CON Finnick • Distrito 4

    La vida de la joven ya no volvería a lo de antes. Eso ella lo sabía desde el momento en que la enviaron para esos juegos. Solo que jamás imagino que sería tal el impacto que sentía hasta que perdía la cordura. No podía estar tranquila, no confiaba en nadie, al menos no en toda esta gente nueva que llego a su vida, todos esos que tenía a su alrededor. Esa gente del capitolio solo los utilizaban para satisfacer sus placeres. Mientras ellos sufrían en la arena, ellos se divertían viendo el espectáculo. Pero la voz conocida de Finnick le daba calma y seguridad. Él encontrarse con alguien de su distrito, alguien que estuvo con ella antes de todos estos sucesos, hacía que su mente volviera un poco a la realidad.

    La pelirroja aún era casi una niña, y una adolescente. Por tanto, estaba en la etapa de la vida en la que todo se ve más difícil, complicado, pero al mismo tiempo tienes muchos sueños e ilusiones. Crees que pueden mejorar las cosas. Le habían robado todo lo bueno que tenía, dejándola solo con la complicación que era la vida misma, y mucho más. — Pero ellos sí… — le decía con mirada nerviosa viendo hacia el área de la puerta a los médicos que se habían marchado de la habitación. Cualquiera diría que era exageración, pero para ella no lo era. Acababa de salir de un juego que era matar o morir.

    — ¿Volver? ¿Por qué? No quiero… — la muchacha agarraba las manos de Finnick nerviosa. Ella solo quería terminar aquella pesadilla. No quería saber más de aquellos dichosos juegos. — Bien… pero no me dejes sola… sí? — decía, le daba terror volver a quedarse sola, escondida y con miedo. Aun cuando solo se tuviera que enfrentar a las cámaras y no estuviera sola, sino rodeada de los periodistas. — Significa… significa que nunca… nunca… nunca tendré que jugarlos de nuevo… Verdad? —

    Parecía que se calmaba, pero cuando le vino aquel recuerdo de Roderick se había vuelto alterar. Había sido demasiado horroroso para ella. — ¿Cómo le haces? Yo no sé… — murmuro con voz entrecortada, viéndole con ojos brillosos por las lágrimas cuando tomo su mentón para que lo mirara a los ojos.

    Annie asintió cuando dijo que estaría ahí para protegerla, en él sí confiaba y su corazón le decía que cumpliría lo que le estaba diciendo. Una pequeña sonrisa apareció en su rostro, pues igual llego a su mente, casi como en un destello la imagen de la mujer. Maggs había sido como una especie de madre para ella. Así que tener a Finnick y a Maggs a su lado la hacía sentir un poco más segura. — No estoy sola. — afirmo para esta vez ser ella la que lo rodera con sus brazos, devolviendo aquel abrazo y recostando su cabeza en el pecho del muchacho. Sentía los latidos de su corazón y para ella eso estaba siendo como una dulce y relajante melodía. Cerro los ojos por un instante. — Nunca te alejes Finnick… nunca. — murmuro aún recostada en él. Al menos por ahora había logrado calmarla, aunque seguramente no iba a ser tarea fácil a la que aparecieran nuevamente los médicos por aquella puerta. — Tengo… tengo hambre. — murmuro al sentir que le dolía el estómago.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Sáb 9 Sep 2023 - 18:02



    1. La pesadilla
    Termino
    Finnick • CON Annie • Distrito 4

    Los Juegos del Hambre siempre serían un martirio y eso que se suponía que eran de los Distritos más fuertes donde hasta podrían considerarse como tributos profesionales con Annie no había corrido la misma suerte. Recordaba así mismo que sí había contado con esa suerte, tuvo la ventaja que fue atrayente hacia los espectadores solo porque contaba con belleza y era atractivo así que uno de los patrocinadores le había regalado un tridente muy costoso que le permitió en la arena matar a los que pudo y formar redes por toda la especialización que tenía hacia la pesca. Y lo adoraban. Él no. Pero les hacía creer que sí para cuidar su propio pellejo.

    Snow era otra cosa. Un ser vulgar con muchas ganas de poder y controlar todo a su paso. Lamentablemente era una de sus marionetas y lo prostituía o sino, tomaría a Maggs o cualquier ser querido a su paso para matarlo y sabía bien, que se había dado cuenta de que Annie también era parte de su círculo en esos juegos por lo que no podía llevarla a otro riesgo innecesario. Ni a ella ni Mags que era como una madre para él.

    Lamentaba tanto esto que trataba de reprimir su dolor para mostrarse frente a la pelirroja, depositando suaves caricias en su espalda y abrazarla aún más. Parecía tan indefensa en sus brazos, Annie tenía tanto miedo que solo quería representar su calma y que creyera que todo iba a estar bien. Quería ser su sustento porque como ahora no iba a poder corresponder de lleno al fuerte amor que sentía por ella; cuidarla era una de las formas y darle todo el apoyo que quería.

    No, no volverás a ser un tributo de los Juegos del hambre. Tu ahora eres la vencedora de este año y por eso debes ir. Para las entrevistas y que el capitolio te conozca más. Lamento decir que siempre tendrás que ir, pero descuida yo por lo queda siempre estaré contigo ¿vale? Tal como la hecho Mags, que sé que nos cuidará a los dos también. — Le explicó para que tomara en cuenta la realidad, sin embargo, suponía que aquello tendrían que darlo por hecho los doctores que podían afirmar su último diagnóstico para impedirlo. Sentía que eso podría ser mejor y Annie podría vivir una vida más tranquila, con pocas entrevistas y luego cuando se sintiera preparada solo cumplir con su papel de mentora.

    Nunca te dejaré sola y prometo que nunca más volverás a sufrir ahí. No más Juegos del hambre, ni arena, ni nada de eso... — Le temía en parte a los vasallajes cuando se cumplían los 25 años y si sacaba cuentas no faltaba mucho es que podía salir cualquier idea descabellada de ahí. Sin embargo, no iba a ponerse hablar de eso con Annie al menos en esas circunstancias.

    Solo me hago fuerte y cumplo con mis responsabilidades. Los Juegos del Hambre siempre quedan para los tributos y ya como vencedor uno solo asume y ya. Tienes que seguir adelante— Respondió mientras jugaba con sus cabellos y le daban ganas de trenzarlo. Necesitaba un baño relajante con muchas sales que buscaría más en el Capitolio y la consentiría de esas formas.

    Annie poco a poco se fue relajando y él afirmaba cada una de sus frases. No, no estaría sola. Tenía a Maggs y a él mismo. Se apoyarían los tres porque hasta ahora eran los únicos ganadores. Y claro que prometió en otro abrazo que nunca la dejaría sola de nuevo. Eso lo juraba porque no quería que tuviera que sufrir de esa manera nunca más e iba a hacer lo imposible para lograrlo.

    Genial, que si tienes que comer. Maggs está aquí también y ya esta preparando la sopa de pescado que tanto te gusta con papas y verduras. ¿Se te apetece, verdad? — Le dio un toque en la nariz usando ese ronroneo tan caracteristico que tenía cuando hablaba con los demás, es que tenía encanto y lo usaba para su beneficio, menos con Annie y Maggs que fluía de manera natural.  Trataba de no perderse en sus ojos, es que era tan hermosa y delicada que se habría acercado mucho más para besarla, pero se mantuvo firme y ahí, porque lo necesitaba.







    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Sáb 7 Oct 2023 - 18:47



    1. La pesadilla
    Termino
    Annie • CON Finnick • Distrito 4

    Una marca que no iba a poder borrar con facilidad de su vida. Es que los juegos del hambre podían consumirte de tal manera que aun cuando eras vencedor, tu vida no llegaba a ser la misma. Solo los más fuertes podían asumir todo lo que paso y poder de alguna forma seguir adelante. Esa no era Annie, por más que intentara adornarle la realidad. Había sobrevivió por astucia, habilidad, pero no por fuerza. Nadie se había esperado que ella fuera la que terminara con la victoria, y eso que al menos el carisma de la dulce Annie había hecho que al menos se ganara sus patrocíneos. Aunque en el fondo mucho también había jugado en aquello el papel de mentor de Finnick en todo esto. Como fuera aún era toda una sorpresa, incluso para ella misma ser ahora coronada como la vencedora.

    La pelirroja aún intentaba salir de su estado de asombro, impotencia, tristeza. Ella desearía no poder recordar nada de lo que allí había vivido, solo tener en su mente los bonitos momentos que solía vivir antes de haber sido seleccionada como tributo. Poder iluminar el lugar con su sonrisa, contarle chistes bobos a Finnick. Darle abrazos de osos a Maggs que tan bien siempre los había tratado. Pero algo en ella se había quebrado con aquellos juegos. ¿Podría volver a sonreír?

    Que le asegurara que no tenía que volver a los juegos la hizo soltar un suspiro. — Si lo dices tú, te creo. — aseguro, él era ahora mismo en quien más confiaba, así que no creía que le estuviera mintiendo. — Supongo que no hay de otra… Solo que me da miedo. ¿Cuánto falta para ese momento? — murmuro en cuanto a las entrevistas, no tenía salida, no tenía alternativa. Quizás eso en comparación a todo lo demás parecería ser lo más fácil, pero temía que fueran hacer algo, a comentar o preguntar algo, que fueran a detonar alguno de los traumas que había pasado allí y eso le daba temor. — Gracias por estar todo el tiempo ahí. — la mirada de Annie, aunque con tristeza, estaba llena de ternura y gratitud hacia el chico. Era importante para ella, Finnick era una parte importante de su corazón, se lo había ganado.

    — Asumir, solo queda asumir. Pero duele, duele ver como otros muren para que uno viva. — comento aún un poco entre cortada, acomodando mejor su cabeza en el hombro del chico mientras con sus dedos jugaba con el borde de la chaqueta del muchacho.

    Finnick lograba darle paz, tranquilidad. Era como un rayito de luz en medio de todo este caos. Al menos después de que todo aquello terminara, podría decir que oficialmente ya todo había terminado. ¿No? No sabía ni siquiera como lo había hecho, pero sus palabras y ese jugueteo del chico habían logrado dibujar una pequeña sonrisa en la chica. — Sí, se me apetece, más si está hecha por Maggs. — afirmo la muchacha. — ¿Me acompañaran a comer verdad? — pregunto, la verdad no quería que se fuera, la dejara sola. Lo necesitaba a su lado, y bueno, también le animaría tener a Maggs cerca. Era lo más cercano a una familia y ella los quería con todo el corazón.

    El al menos saber que aun los tenía la daba un poco de alegría, un motivo para intentar recuperarse. Aunque no sería cosa fácil, olvidar todos esos horrores, despertar sin pesadillas, que se desaparezca la paranoia de que algo malo puede pasar, no era algo que se iría de la noche a la mañana. Tomaría tiempo, pero ella quería pensar que no se había perdido del todo la vieja Annie. Algo quedaba de ella, y quería rescatarlo.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Jue 2 Nov 2023 - 16:45



    1. La pesadilla
    Termino
    Finnick • CON Annie • Distrito 4

    Annie no volvería a ser la misma por todo el trauma que había vivido, tuvo patrocinadores gracias a la popularidad que tenía él y porque claro algunos se la debían, como mentor siempre tuvo que estar ahí para que estuviera ilesa, y claro que todos habían pensado de manera muy parecida, el ambiente no estaba para que se pusieran a pelear a muerte, lo cual a ese maldito de Snow y toda su patética organización le pareció demasiado aburrido para que las muertes se dieran por causas naturales cuando quedaban algunos. Todos habían muerto, solo Annie y no sabía como logró sobrevivir, agradecía que sacará esa habilidad en el nado y el coraje de ponerse a luchar para mantenerse con vida, porque toda esa lucha si que había sido contra el capitolio que organizaba esto aunque ella no lo sabía.

    Sentía lástima porque claramente no volvería a ser la misma, la sonrisa tan bella de Annie se había desvanecido y en su expresión se podía ver solo temor y tristeza, con ese constante miedo que volviera a ser elegida para ese martirio. — Ya no volverás a vivir todo esto de los juegos del hambre, pero si ya como vencedora perteneces al capitolio, pero descuida siempre estarás conmigo… falta la coronación por supuesto por lo cual te sientas más recuperada podemos ir y luego ya empezará la gira por todos los distritos donde nos acompañara también Roger como nuestro escolta del 4, también hizo mucho por ti y está preocupado, me comunicaré con él en breve. — Era un buen hombre en todo sentido por mucho que perteneciera en el Capitolio y aunque se sentía completamente pleno que durante esos años había conseguido dos vencedores del distrito 4, claro que ya los tomaba casi como sus favoritos.

    Se derritió con esa sonrisa y solo se limitó a acariciar su mejilla, haría todo lo posible que ella estuviera bien y que de a poco fuera dejando atrás esos traumas, por mucho que los doctores ya le habían dicho que el daño psicológico y mental era irreparable.

    Tristemente nada podemos hacer contra los Juegos del Hambre y solo debemos sentirnos orgullosos que por alguna manera logramos sobrevivir y no tendremos que pasar por esto. Lamentable que la ventaja siempre la tenga el 1 y 2. — Pues claro, ellos entrenaban demasiado y hasta se ofrecían como voluntarios, para ellos eran un juego del 3 para adelante no y mucho más de los distritos más desafortunados que apenas tenían esperanza, sabían que sus tributos desde el momento que eran escogidos iban a morir.

    Se alegró de que quisiera comer y sonrió. — Maggs estará muy contenta de escuchar eso, en el fondo lo sabía así que la llamaré. — Por supuesto que Annie aún no podía levantarse porque necesitaba energía y comida para recuperar energía, necesitaba compañía. —Espérame un momento que debo avisarle — No demoró nada y la mujer mayor apareció con un plato de comida para ella, pero antes de entregárselo beso su frente. No hablaba pero ellos sabían comunicarse muy bien con ellas a través de señas y la mirada.— Quiere comer con nosotros como siempre, ya sabes ahora si podemos hacerlo con más calma, estaremos tranquilos. Estoy seguro que quieren pasar un tiempo de chicas yo me encargo de nuestros platos. — Jugó con el cabello de ambas mostrando ese toque juguetón que solía tener con todo el mundo y mucho más con ellas.

    Muy pronto  -dándole el tiempo necesario para que estuvieran juntas - llegó con ambos platos y comenzaron a comer en paz.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Vie 3 Nov 2023 - 17:12



    1. La pesadilla
    Termino
    Annie • CON Finnick • Distrito 4

    Esos momentos de alegría, dulzura e ilusiones se los habían arrebatado. La pelirroja, por más que añoraba dar el tiempo hacia atrás, no era posible. Había quedado muy marcada por aquellos momentos de terror que había tenido que vivir en la arena. Por más que intentaran hacerla ver que con el tiempo todo pasaría, no sería así. El trauma que todo aquello había generado en ella había provocado que no volviera a ser la de antes. Pero no todo tenía que estar perdido para Annie, si había aún gente que la quería, y la había, buscarían darle todo ese apoyo, cariño y sustento para poder sanar sus heridas.

    En estos momentos la chica lo que necesitaba era sentir un poco de seguridad. Sentirse protegida, que nada malo ocurrirá de nuevo, que aquellas horrendas imágenes se marcharían de su cabeza. Quería poder cerrar sus ojos y ver cosas bonitas en sus sueños, no sangre y más sangre. Definitivamente, la pelirroja necesitaba de crear nuevos recuerdos bonitos con los cuales poder mitigar de alguna manera sus pesadillas.

    Annie le miraba con ojos de tristeza, pero al mismo tiempo con una mirada de cariño. Finnick siempre había estado ahí para ella y sabía que podía encontrar en él un refugio. — Las ceremonias de coronación se supone que son bonitas. ¿No? — Murmuró intentando buscarle el aspecto positivo y una razón para querer ir. Pues la verdad le daba terror tener que volver a estar frente a las cámaras. Sentirse como un conejillo de Indias. Pero esto parecía ser algo inevitable, de lo que no podría zafarse, así que necesitaba encontrarle el lado agradable.  Aunque a decir verdad iba a estar rodeada de hipócritas que ahora la celebrarían como si no hubieran deseado que muriera. — Está bien, eso suena mejor. Si vas a estar, y también Roger. No me agrada tener que vivir allí, aun cuando sea un lugar bonito, pero… si es la única opción es mejor a tener que volver aquella arena. — Murmuró, y realmente esperaba que fuera así. Extrañaría su distrito, ella era sencilla. Se deleitaba de la naturaleza, de las aguas donde solía nadar. En el Capitolio era todo concretó.

    — Tal vez, pero ojalá algún día podamos librarnos de esto. Es triste mandar a gente a sacrificar. Porque técnicamente es lo que es… — lo peor de todo era de las formas en las que morían, solían ser terribles. Y para peor, se presentaban como un espectáculo televisado.

    Por ahora estaba más tranquila y posiblemente estuviera así por un buen rato. Mientras no tuviera esas horribles pesadillas, podría olvidar esos feos momentos y compartir con sus amigos. Sería cuando cayera la noche que volviera a cerrar sus ojos que su martirio regresara. Pero por ahora estaba mejor. — Ya quiero verla.— aseguro la chica ilusionada. Se puso un poco ansiosa en lo que esperaba a Finnick llegar con Maggs. Movía sus dedos de manera nerviosa. Pero cuando la vio con los ojitos cristalizados mientras sentía ese beso en su frente.

    — Huele bien. Gracias. — Le aseguró cuando le entregaba el plato. — Claro que sí. Extraño esto… — le aseguró, la pelirroja. — Oye, nos despeinarás. — protesto haciendo puchero, pero luego sonrió… sí, le había sacado una sonrisa. — No me quejaré si lavas los platos, y creo que Maggs tampoco. — añadió, definitivamente necesitaba este momento. — Los quiero mucho. De verdad. — aseguro dejando escapar algunas lágrimas, aunque esta vez eran más de emoción que de tristeza.

    Cuando terminaron de comer, Annie se quedó un rato con Maggs. Decía que le iba a reglar el cabello que Finnick desordeno en broma. La verdad solo quería jugar un poco a peinar su cabello. Aquello la había mantenido calmada, así que la mujer simplemente se dejaba mientras mantenía una sonrisa maternal en el rostro. Después de tantos días de tormento, al fin podía tener un poco de tranquilidad, aunque fuera por hoy.

    Fin del capítulo




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 20 Nov 2023 - 9:14



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio

    Lo positivo es que Annie había despertado y se sentía mejor, sin embargo, ya era un hecho que la pelirroja nunca más volvería a ser la misma pero era responsabilidad de ellos de mantenerla tranquila. Realmente esperaba que el Capitolio entendiera y no se excedieran con ella, donde prefería ser él por mucho que se sintiera utilizado.

    Esos días vinieron bien para su recuperación y Mags que a la vez resultaba ser una clase de madre para los dos.  No obstante,  tenían que volver al Capitolio ya que a costa de lo que sea (comprendiendo un poco la situación) estaban presionando con sus constantes preguntas y se suponía que ella debía ser premiada. Irían todos y para peor tenían que hacer la gira. Podrían acompañarla, siempre era el equipo completo así que estarían juntos,  era probable que serían unos días más de descanso que se los daban a todos y luego podrían volver medianamente a sus vidas normales, que a su sano juicio optaba pasar más tiempo en el distrito 4.

    Tal día habían subido al tren durante la mañana y aunque se enfrasco en una conversación con uno de los estilistas de Annie que se había dado cuenta lo que estaba pasando,  muy pronto se fue a sentar al lado de su pelirroja. Optaba de mantener contacto con ella, siempre sujetaba su mano con suavidad porque tenía la sensación que ella se sentía más segura junto a él o cualquiera con quien tuviera confianza. —¿Cómo te sientes, Annie? — Señaló mientras la observaba a ella y luego a los refrescos que podrían beber durante el camino junto a la comida que habían dejado sobre la mesa.

    Menos mal que el viaje no es largo y nos dejaron mucha comida. — Por supuesto que ya era la ganadora y tenía que contar con factores positivos,  no obstante, no perdonaría nunca al Capitolio por ser tan severos y cambiar por completo su vida. Era tan solo una niña y los Juegos del Hambre no era la mejor forma, solo eran un desastre. Solo que no era el momento para actuar y eliminarlos. Habría que aguantar hasta que llegará el día que formaran un buen grupo por ahora tenía sus métodos y tenía que cuidar a Annie.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Jue 23 Nov 2023 - 19:11



    2. SOLO SERÁN
    UNOS DÍAS
    Annie • CON Finnick • TREN / CAPITOLIO

    El ánimo de Annie había mejorado considerablemente, pero no dejaba de tener esas pesadillas en la noche. Solo que, por el día, al ver a Finnick o Maggs solía calmarse, siempre encontraban la manera de hacer que pensara en otra cosa. Pero estaba por llegar el momento de la coronación y vaya que eso había generado ansiedad en la muchacha. Pues, aunque no era lo mismo que estar en la arena, para nada. Seguía siendo parte de aquel macabro juego, era como el recordatorio final a todo mundo de que solo salía uno vivo de aquel lugar.

    Por más bonito que fuera, aquel tren no dejaba de resultar algo aterrador para Annie. Solo que una vez estuvo adentro tenía tantas cosas, tantos muebles que la mente de la muchacha por un momento se había distraído con todo aquello. Más que le comenzaban hablar que sí de peinados, vestidos. Cualquier chica terminaba entusiasmada con todo eso. Más cuando ella misma nunca había tenido la oportunidad de algo así. Ni ella, ni nadie en su distrito y eso que no era de los más desafortunados. El suyo al menos tenía un poco de estatus, aunque fuera por la pesca. Había peores sin lugar a dudas.

    La muchacha estaba sentada sin decir ni una palabra, aun cuando no dejaba de ver para todas partes. — ¿Quizás no es todo tan malo? El hombre dijo que me haría un peinado bonito… y me darían un vestido bonito. ¿Cómo me vería en uno? — pregunto en un tono pensativo. Aunque volvió de la ensoñación cuando menciono lo del viaje. — Umm…  La verdad yo preferiría que si lo fuera. — termino por admitir. Prefería estar dando vueltas en círculos en aquel tren y no tener que estar en el ojo público frente a todos los del Capitolio. ¿Y si le daba una de sus crisis frente a todos?

    Jugaba con las manos del chico que hacía que se mantuviera calmada. — ¿Eso es para nosotros entonces? — pregunto señalando los refrescos y bocadillos. Pues por más que los había mirado con la boca hecha agua, no se había atrevido a tomar absolutamente nada. ¿Y si luego se los querían cobrar? Sería el colmo meterse en líos por unos bocadillos y unos refrescos luego de haber pasado por aquel trago amargo que fueron los juegos.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 27 Nov 2023 - 19:46



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio

    El pelirrojo la miró con cariño y se sentó a su lado para así tocar sus manos. No era tan solo porque ella se sentía segura sino que también porque era agradable su contacto, el perfume que traía era dulce y delicado, y sinceramente ahí se resistía para no ser todo el coqueto que solía ser con los demás. Su relación con Annie era lo más sincero que solía tener.  Sonrió con encanto al solo escucharla y como reflexionaba sobre su vestido, había pedido al diseñador que se esmerara para que ella se sintiera especial y olvidara todo lo malo que traía en su mente, los Juegos del Hambre le habían cambiado la vida y a todos. Los vencedores no podían decir que eran felices solo que se habían adaptado a las reglas del Capitolio. — No, cariño. No todo ya será malo desde ahora en adelante no estarás en la arena. — Le explicó que sabía que esa sombra de los juegos la seguirían para siempre tal como le pasaba a él. — Contarás con muchos beneficios, pero eso sí... habrán temporadas que por eventos tendrás que ir. — Señaló con suavidad que era algo que repetía para que lo asumiera, aunque sí había dejado claro que trataría en lo posible de estar con ella siempre.

    Se iba a volver popular de todas formas porque él lo era, pero era capaz de volverse más encantador y estuvieran fijos en él sin más para protegerla, y en parte la dejaran en paz. Mantenía la sonrisa genuina. — Sé que lucirás perfectamente bonita con el vestido, ya quiero ver como te queda. ¿Vas a permitir que te vea antes, verdad? — Preguntó con tranquilidad. — Soy muy bueno dando opiniones y sé de moda, déjame decirte que la moda del Capitolio es bastante especial. — Dijo entre risas que igual no se pintaba demasiado o maquillaba, aunque era posible que con apenas verla le darían un gran cambio de look, sin embargo, por suerte el diseñador era su amigo así que ahí estaría dando indicaciones. — No sé porque no nos enviaron un helicóptero o un avión. Es la nada, así que no te preocupes. — Murmuró por el escaso tiempo que estarían en el tren y como iban a una buena velocidad llegarían rápido, justo cuando comieran unos cuantos bocadillos y beber de los exquisitos zumos que habían.

    Sí, come todo lo que quieras. — Señaló mientras él tomaba un cuadradito de azúcar que amaba lo dulce y era lo más simple, se había vuelto adicto a ellos. Sonrió con coquetería. — Lo mejor de lo mejor de cada distrito, realmente todo es delicioso aunque prefiero ser simple en cuanto a mi alimentación. — Dictó mientras le pasaba un cupcake de fresas y chocolate para que probará. — Adelante...— Señaló mientras lo mantenía cerca para que probará, luego seguramente se irían por los jugos y bebidas.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Miér 29 Nov 2023 - 19:48



    2. SOLO SERÁN
    UNOS DÍAS
    Annie • CON Finnick • TREN / CAPITOLIO

    Annie se sentía protegida por la sola presencia de Finnick allí. Era una de las razones por las que había partido tranquila en aquel tren. Claro, además de estar entretenida con todo lo que veía y le decían. Mientras menos pensara a detalle que aquello estaba relacionado a los juegos, mejor. Ella lo sabía claro, pero era preferible engañarse a sí misma creyendo que esto sería solo una divertida y linda fiesta. Sí, eso era lo que debía suponer. Solo había que rogar que no se le ocurriera a los entrevistadores hacer algún tipo de pregunta delicada respecto a lo ocurrido en los juegos. Quien sabe como la muchacha reaccionaria.

    Ella quería pensar que todo lo atroz ya quedaría atrás. Aunque difícilmente lo sería por completo para ella, pues las pesadillas se lo seguían acordando. Sin embargo, parecía que poco a poco eran menos días seguidos esas pesadillas y esperaba que eso fuera mejorando hasta olvidarlas. ¿Sería posible? ¿Qué desataría todo este evento en ella? ¿Sería tan maravilloso como quería suponer que sería? — ¿Qué quieres decir con eso? — pregunto un tanto nerviosa por la respuesta. No podía evitar a pensar en que se trataba de algo malo.

    Intentaba con todas sus fuerzas de creer en cosas positivas. De no dejar que nada la alterara. Fue ahí cuando le comenzó a contar de los vestidos. — Claro que sí. Serás el primero en verlo. — Respondió con una dulce sonrisa. Por un momento se había quedado viendo a la nada, aunque en realidad solo se imaginaba ella mostrándole el vestido. — Oh. ¿Especial? ¿Te refieres al exceso de plumas y brillantina? — murmuro bajito para que solo él la escuchara, como si de un secreto o de algo prohibido se tratara.

    — Quizás es que nos quieren más tiempo aquí. Yo estoy bien aquí. No estoy preocupada. — le respondió sonriendo. Volvió a mirar los bocadillos con una expresión en su rostro de estar deseosa de probarlos. — Ya veo, nunca había visto tanta delicia junta. — expreso la pelirroja. Porque claro, como cada distrito se dedicaba algo distinto, había mucho de lo que no le era posible probar. En especial lo dulce.

    — No sé si yo me pueda contener. — comento sobre lo de tratar de mantener la alimentación, sus mejillas se habían sonrojado por lo glotona que había sonado. ¿Pero cómo culparla de querer probar esas delicias? Algo bueno tenía que sacar de todo esto. Tomo el cupcake que Finnick le entrego. Con cuidado le quito el papelito de la envoltura y lo llevo a su boca. Fue tan solo el primer mordisco cuando la chica cerro los ojos poniendo una expresión de satisfacción mientras saboreaba el cupcake. Podía sentir como se mezclaba el sabor del chocolate y la fresa en su paladar. — Qué delicioso. ¿De qué es? — pregunto con curiosidad. — Nunca había probado algo así. — dijo con entuciasmo.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Jue 30 Nov 2023 - 9:57



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio

    Prefería ser realista con Annie, pero ahora ya con todo lo que le sucedía optaba por ser precavido y ayudarla en todo lo posible, calmarla y estar ahí cuando lo necesitara, es que estaba consciente que tendría crisis de angustia y se destabilizaría anímicamente con tanta presión. Por eso se mantenía acariciando con suavidad sus manos mientras hablaba con ella, bajando el tono de su voz cuando notaba que había exasperación, terminó por jugar con un mechón de su cabello. — Serás popular en el Capitolio todos los vencedores lo somos, tendrás que asistir a unos cuantos eventos pero iré contigo en lo posible. ¿Vale? Aman las fiestas y eventos elegantes.— Nunca formarían parte del círculo del Capitolio pero si actuaban bien estarían asegurados, ya llevaba años de experiencia así que perfectamente podía cuidar a Annie, muy probablemente los más compasivos comprenderían que lamentablemente habían perjudicado la salud mental de su pelirroja. No era algo anormal, incluso entre los vencedores habían adictos de la morfina y bueno se conocían entre sí por todos esos años en eventos del Capitolio y conviviendo con ellos, sin lugar a dudas, el peor era el presidente solo que de aquello con el tiempo Annie se daría cuenta.

    Por supuesto que quería verla con aquel vestido, de por si Annie era preciosa así que sabía que luciría encantadora en este. Esperaba que fuera de un color suave que destacara el color de sus ojos o su mismo cabello aunque no quería pensarla con un rojo muy fuerte tipo sangre. Confiaba ahí demasiado en el diseñador que estaba al tanto de todo lo que estaba viviendo. — Es que sé que lucirás más que encantadora, de por sí eres muy bonita, así que ya te imagino con ese vestido. — Dijo muy sincero y consciente que cada día se enamoraba más de ella, es que ella era dulce y tierna, muy distinta a los que se solía frecuentar dentro del Capitolio. Por ellos no sentía absolutamente nada. — Sí, les ha dado con esa moda pero nos respetan en parte en cuanto a eso, no me gusta la brillantina e imagina ¿yo maquillado? No gracias, luzco más perfecto de un modo natural. — Dijo entre risas, y nada que hacer solía ser egocéntrico y seguro de sí mismo, tenías que tener carácter en la ciudad, espontaneo y encantador.

    Luego de la coronación viene la gira y como fui tu mentor debo acompañarte. Luego de eso vendrán algunos eventos y fiestas, y pronto podremos volver al distrito 4. — Exclamó con calma para avisarle y como ella tenía ciertos vacíos y olvidaba con frecuencia era mejor recordarle para que no se sorprendiera en el momento y que todos ahí le estuvieran preguntando por todo lo que tenía que hacer. — Hay ciudadanos simpáticos ¿sabes? Preguntaron mucho por ti y esperan aplaudirte en la coronación,  muchos se preguntan como sabes nadar tan bien — La animaba, acrecentaría los lados positivos de tener todo,  nunca habían pasado hambre ni nada parecido pero era normal que cambiará la vida por completo estando allí. Los vencedores siempre serían los favoritos y aportaban en el Capitolio, omitiendo lo que tenía que hacer él por cuestiones lógicas pero si que tenía sus ventajas que algún día pretendía ocupar. — Esto no es nada al gran banquete que verás allí, solo que todo está delicioso para dejarlo pasar. — Ella recibió el cupcake y sonrió que lo disfrutara. — ¿Cierto que está rico? ¿Notaste los trozos? Complementan muy bien con la mermelada. ¿Quieres jugo? — Preguntó al final que igual él quería servirse un poco.





    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Mar 19 Dic 2023 - 15:24



    2. SOLO SERÁN
    UNOS DÍAS
    Annie • CON Finnick • TREN / CAPITOLIO

    Volver a ser como antes sería complicado. Los traumas que la arena de los Juegos habían dejado en ella no era algo que se borraba fácilmente. De hecho, en realidad no se borra, nunca solo se supera. Annie no podía ni siquiera creer como había resultado ser la ganadora, pero allí estaba, viva y con esperanzas porque se suponía que ya no tendría que pasar por aquello de nuevo. De eso era a lo que se debía aferrar.

    Finnick estaba siendo la más grande de las ayudas a la hora de volver a sonreír junto con Maggs que era como una madre para ambos. Por supuesto que tener que volver al Capítulo era como un déjà vu de ese momento en que la llevaba a tener la experiencia más aterradora de su vida. Solo que debía de tratar de recordar que ahora solo iría de visita. A ser reconocida, incluso felicitada por más sádico que eso pareciera. Estaba a salvo, aunque eso no implicaba que se libraría de aquel horror. Pues, aunque no fuera de manera directa tendría que ser mentora, ver cómo niños de su distrito año tras año entrarían en aquella arena para no volver. Como reces al matadero.

    — Está bien, creo que puedo lidiar con eso. No suena tan mal. Más si estarás ahí. — respondió decidida a intentarlo. Igual seguiría siendo un choque cultural grande, pero era mejor que estarse matando entre ellos. ¿No? La muchacha ya quería mostrarle el vestido. Entre eso y las golosinas se comenzaba a entusiasmar un poco. Lo que hacía que todo resultará más llevadero. — Gracias, ya quiero poder mostrarte. — respondió sonrojada mientras jugaba con sus propias manos. Que Finnick le dijera algo así la derretía, la ponía nerviosa. ¿Cómo no? El chico siempre le había parecido muy lindo y guapo. Una de las cosas que más le había dolido al ser seleccionada en la cosecha era que tal vez esa sería la última vez que lo podría ver. Quizás eran sueños de niña boba, pero siempre había soñado que si se casaba sería con él.

    Fue inevitable que no riera ante los comentarios de la moda capitolina, es que de verdad eran extravagantes. — Tampoco te imagino así. Aunque creo que me gusta la brillantina… pero en objetos decorativos. No en la gente. — comentó la muchacha. — Estás perfecto así. — Murmuró con una sonrisa tímida ante su comentario.

    Eran muchas cosas las que faltaban por hacer. Quizás debería anotarlas. Así, cuando sintiera que no recordaba no terminará por abrumarse y se frustrara. Al menos lo tenía a él para ayudarle a recordar. — Será un viaje largo entonces. Que bueno que no lo haré sola. No sé se podría recordarlo todo… debería anotarlo. Aunque te tengo a ti. — Dijo dibujando una pequeña sonrisa en el rostro. — Gracias por todo Finnick, de verdad. — añadió acercándose un momento para darle un pequeño y rápido beso en la mejilla.

    — Eso sí, no me lo esperaba. No el que hubiera gente simpática. Imagino que no todos son iguales… pero sí que estuvieran emocionados por verme. — Sonaba bonito, al menos en la forma que el chico le contaba. Igual de bonito estaban los dulces y refrigerios que tenía frente a ella. — Vaya, entonces ya quiero probar. Sí, los trocitos le dan un toque de textura al paladar. — comentaba saboreándolo. — Por favor, sí. Se ve muy refrescante. ¿De todas las que has tenido la oportunidad de probar que es lo más que te gustó? — ya imaginaba que inevitablemente ella también terminaría con alguna comida favorita del Capitolio. Lástima que las cosas en los distritos fueran tan distintas y eso que el de ellos era uno bastante próspero comparado con otros.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom 24 Dic 2023 - 8:34



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio

    Lamentablemente eran normas que debía cumplir o sino sería tildada como una rebelde. De todos modos, ya se habían encargado de informar que todo lo sucedido la había dejado demasiado vulnerable y con dificultades para asumir que era una vencedora, los mismos sanadores lo hicieron que todo era demasiado notorio, por lo cual estaban al tanto que Annie le costaría un poco más pero tenía a Finnick para cumplir, necesitaban de su comprensión ¿Y cómo se iban a negar a él si se mostraba como un encanto de persona? Annie estaría bien, no tendría que ir siempre a la ciudad, cumpliría con su coronación, la gira y nada más. Tenía que mantenerse apartada del Capitolio que le hacía tanto daño.

    Se alegraba de verla ese día más tranquila a comparación de otros. La pelirroja había sido tan espontanea y alegre, y a sus 16 años casi 17 se lo habían arrebatado, tenía rabia por eso pero ahí en el Capitolio solo tocaba fingir—. No será por mucho, solo unos días porque igual organizamos todo para que sea lo más rápido posible y que muy pronto estés en casa — exclamó Finnick por todo lo que tendría que hacer, quizás ocupada y con la compañía necesaria como su estilista. el escolta bonachón del D4  y él mismo, todo iría muy bien. Como su mentor podría acompañarla en todo momento y  se aseguraría que no se sintiera sola. — Repito que ya quiero verte, de por si eres preciosa hasta con tu pijama así que ya imagino lo maravillosa que lucirás con ese vestido — murmuró contento porque era lógico que muy probable que quedara sin aliento.

    No te preocupes por eso... sé que son bastante excéntricos en su vestuario. ¿Y su tono? Ya me he acostumbrado por tantas veces que he ido ya, te acostumbraras y encontrarás tu estilo. ¿Me has visto alguna vez con brillantina? Los estilistas identifican bastante bien el carácter y el estilo de cada uno con rapidez, ya encontraron el tuyo te sentirás cómoda y muy bonita —. Le prometió el chico aún cuando supiese en el fondo que los estilistas se conmoverían cuando la vieran más apagado y aunque ya podrían suponerlo, verlo era mucho más duro. Estaba consciente que ya trabajaban en ese cambio de planes.

    No, no tanto... no quedamos muy alejados del Capitolio por suerte... no te  vas a dar cuenta y ya estaremos allí, por eso hay que comer de sus delicias azucaradas — Es que la verdad es que todo el mundo reconocía que la comida del Capitolio era fantástica. ¿Y cómo no? Sí traían cada manjar de cada distrito, las comidas eran realmente espectaculares. Sonrió, no era necesario anotarlo — Me tienes a mi — agregó contento, sintiendo esa calidez en su mejilla cuando la pelirroja depositó un beso, eran esos momentos que le habría gustado tomar su mentón para regalarle un beso de verdad en los labios — Estaré muy atento a todo lo que tengas que hacer, como tu mentor debo guiarte y a la vez, esta también el escolta que sabe mucho más de como debes comportarte y que todo resulte más relajante para ti. Eres la nueva estrella — Señalaba Finnick mucho más alegre por ese beso en la mejilla en forma de agradecimiento.

    Asintió. Al pasar tiempo ahí se había percatado de que tipos personas eran los del capitolio con su acento tan destacado y su gran sentido de superficialidad, vivían de lujos y de su propia tranquilidad, porque claro que estaban en paz. Había mucha ignorancia y disfrutaban de los Juegos como si fueran un espectáculo de lo más normal, pero quienes tenían más poder era un hecho que no eran buenos, cegados por la avaricia eran capaces de todo, y por eso mismo ni siquiera se podía confiar del propio presidente. — Es fácil darse cuenta... la verdad es que es un grupo amplio, yo te iré guiando con quien te conviene hacer amistades. ¿Vale? — Susurró porque la guiaría en todo ese camino, era lógico que tendría que volver en cada Juegos del Hambre ya que todavía no estaba seguro si podía impedir que fuera a todos por un tiempo para ver su recuperación, y claro ella contaba con esa ventaja ya no era un tributo sino que una vencedora más del Distrito.

    O sea yo nunca cambiaré los pescados y mariscos, además que se llevan lo mejor que tenemos. Sin embargo, los dulces también son mi debilidad —. Expresó Finnick al respecto y acarició su cabello. En nada apareció el escolta llamado Arfaj y luego de saludarla, empezaron a ponerse de acuerdo de como debía actuar en el Capitolio, contándole un poco como sería la ceremonia mientras comían, la conversación fue tan larga, donde el pelirrojo donde se mantuvo cerca de ella que de la nada ya estaban ahí. —. No sé si sea conveniente si se acerque por la ventanilla — señaló  el chico mientras que ya escuchaba los gritos de los ciudadanos—Que decida ella, aunque sabes que es recomendable que se aparezca para que noten lo adorable que es  —. Argumentó Arfaj y espero la respuesta de Annie, no haría nada que ella no quisiera y total ya se mostraría en la coronación y por todas las cámaras.






    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Lun 25 Dic 2023 - 19:43



    2. SOLO SERÁN
    UNOS DÍAS
    Annie • CON Finnick • TREN / CAPITOLIO

    Afortunadamente, parecía más animada, es que el haber estado esos días con Finnick y Maggs le habían hecho bien. Se sentía protegida, cuidada aun cuando sus pesadillas no se fueran. Intentaba estar positiva dentro de lo que era posible, tomando en cuenta la condición mental en la que ella se encontraba. Lo mejor era que intentara de buscarle lo bonito para así no pensar en todo lo feo, en todos los horrores que vivió en la arena.

    Saber que todo aquello solo sería temporal, le calmaba. Quizás si otro le decía que solo serían unos días no se lo hubiera creído, pero era Finnick. A él le creía con los ojos cerrados. — Gracias. Qué bueno, de verdad anhelo pronto volver a casa. — aseguro la pelirroja. Técnicamente, tampoco es que volvería a casa. Pues tendría que residir en la Villa de los Vencedores. Sin embargo, al menos estaría en su distrito, con su gente. En el lugar donde creció.

    La muchacha se sonrojó al escucharlo. — ¿De verdad crees eso? — Pregunto curiosa. Tenía una sonrisa en el rostro. Aunque a veces su mirada se perdía un poco en el vacío. Luego le volvió a ver. — Te daré una pista. Es un color verde suave. — le contó contenta la muchacha, no le daría mucho detalle. Aunque la verdad no tenía idea de cómo describir el vestido más allá del ‘es muy bonito’.

    Annie negó mientras escuchaba a Finnick preguntar si lo había visto con brillantina. — La verdad no te he visto. Supongo que sí, de verdad me convencieron con el vestido. — Añadió la muchacha mientras no paraba de observar las golosinas. Ahora se podía notar con algo de ánimos, pero era porque estaba con él, y porque se había entretenido con tantas chucherías y cosas deslumbrantes. Pero cuando había gente que nunca había visto en su vida, se retraía. Aun cuando parecieran personas amables. Les daba una sonrisa algo tímida, y era muy poco lo que hablaba. Eso sí, al menos habían logrado hacer que les dejara saber si todo le había estado gustando.

    Posiblemente, si le preguntaban qué era lo que le gustaba del Capitolio, al menos tendría una respuesta para nada comprometedora. Serían los dulces, definitivamente. Nadie podría juzgarla por responder algo como aquellos. Todos sabían que eran todo un manjar. — Tienes razón. Será mejor aprovechar. — comento mientras tomaba otro pastelito lleno de crema.

    — No sé qué haría sin ti… y sin Maggs. — le respondió antes de que le diera aquel beso en la mejilla. El chico hacía tanto por ella, que a veces no sabía cómo devolvérselo. Así que lo hacía con su cariño. Annie asentía a cada una de sus palabras, aunque luego negó nuevamente sonrojada por lo de ‘la nueva estrella’ — Sales con unas cosas Finnick. — le comento. — Pero tienes razón. Solo los seguiré a ustedes. — Respondió. Aunque no era tan fácil como parecía. Ahora estaba tranquila y calmada, pues no había ocurrido nada que detonara alguno de sus ataques nerviosos.

    Como en todos lados había buenos y malos. No todos tenían la culpa de haber nacido en cuna de oro y seguro había quienes tenían un corazón bondadoso. — Sí, no se puede juzgar a todos por igual. — enfatizo, y menos mal que el chico la guiaría, porque también podía haber algunos lobos que se disfrazaran de ovejas.

    — Es que el pescado es lo mejor. — afirmo la chica mientras cerraba sus ojos al sentir las caricias de Finnick en su cabello. Se mantuvo así tranquila, escuchando sus explicaciones en lo que llegaban. Solo no se esperó que llegaran tan pronto, aun cuando se lo habían advertido. Querían que saludara por la ventana. Annie miró un tanto nerviosa a Finnick. Había demasiada gente allí afuera. — Yo no sé… son muchos. — murmuro. Luego vio las caras de todos como si esperaran por una respuesta clara. Trago saliva, las manos le temblaban y agarro una de las manos del chico para poco a poco acercarse a la ventana. Levanto casi en cámara lenta su otra mano haciendo un movimiento tímido con la mano y luego se escondió detrás de su mentor. — ¿Ya? — pregunto para saber si eso era suficiente. Tendría que acostumbrarse sí, pero esto la había tomado por sorpresa.





    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Miér 27 Dic 2023 - 11:14



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio
    Asintió. Sabía que ella solo quería estar en la paz de su hogar y mucho más que ahora tenía comodidades en la mansión que tenía en la villa de los vencedores, las casas quedaban relativamente cerca así que podrían visitarse entre vencedores que eran amigos y entre ellos mismos. Sonrió al escuchar como era su vestido aunque no le había dado muchas pistas. — Uhhh... así que tu estilista se comunico contigo, a mi no me quiso decir nada... solo que si es verde ya es perfecto porque entonara con tus lindos ojos. — Era inevitable salir con algún elogio, sentía que estaba completamente enamorado de ella y se resistía por todo lo que había pasado, pero creía que no iba a poder aguantar tanto, es que tenía que hacerlo, si los muy malditos se fijaban en la familias y seres queridos si no cumplía, podrían matarlos si se negaba así que agregar a Annie sería triste, pero seguro se habían dado cuenta que la apreciaba así que se aprovecharían de eso de igual manera, lo importante era protegerla, lo cierto es que no quería que se viera tan atrayente, porque Snow los venía y no quería que Annie pasara por ese martirio.

    Siempre ganará el pescado y la sopa igual es bastante rica, nada que decir la comida del Capitolio es estupenda, y siempre tenemos lo mejor lo mejor. Algo positivo que tenga. ¿No? — Comentó. El chico luego se quedo callado porque llegó Arfaj y por mucho que confiaba en él, tampoco podía ser tanto porque no dejaba de ser un capitolino y lo podía tomar como un rebelde. Así que mientras acariciaba las manos y pelo de Annie que ya le habían dicho que necesitaba contacto y cariño por quienes confiaba para que se sintiera apoyada y no tan sola, opinaban como sería todo en el Capitolio y que Annie lo primero que tenía que hacer sería ir a la sala de los estilistas para que la arreglaran, e inevitablemente la dejarían grandiosa.

    Cuando llegaron, ahí no estaba muy de acuerdo que se mostrara y la pelirroja con toda su fuerza de voluntad ahí intento saludar también brevemente. —Ha sido perfecto... muy bien, Annie. — La felicitó y Arfaj también, porque había sido más que suficiente. — Ya brillarás más cuando estés en la coronación esto es más que suficiente. — Dijo el escolta con una sonrisa para que se sintiera bien, normal que estuviera orgulloso porque había llevado a su tributo a la victoria.

    Bajaron y ante el estruendo de los capitolinos ahí cubrieron a Annie junto algunos vigilantes, y se fueron al centro. Ahí lo esperaba el estilista que saludó con cariño a Annie y la abrazó llevándosela de inmediato. Finnick quería ir pero no lo dejo, lo que llevo que hiciera un bufido. — Estaré afuera, me llamas cuando Annie este lista. — Se quedó con Arfaj entre conversaciones en espera que la chica estuviera lista, pero claro que bastaron varias horas para que luciera perfecta.







    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Jue 28 Dic 2023 - 15:05



    2. SOLO SERÁN
    UNOS DÍAS
    Annie • CON Finnick • TREN / CAPITOLIO

    Había al menos quedado contenta con lo del vestido. Es que el estilista había compartido algunos detalles con ella con el fin de animarla, ya que eso parecía interesarle y hacer que no pensará mucho en la parte fea. A pesar de todo, no podía quejarse del equipo de trabajo que había estado a cargo de ella. Pero aún no sentía tanta confianza como la que le tenía a Finnick y Maggs. Ellos eran su familia, sus seres queridos.

    — Sí, quiso darme la primicia de cómo sería. — Le comento con una sonrisa. — Es mejor así, si no lo has visto será sorpresa. — afirmó la muchacha. Aunque se sonrojó por su último comentario. — Tienes razón, combina con los ojos. — Annie le gustaba escuchar los halagos de Finnick, la hacían sentir bien, la hacían sentir linda.

    Por supuesto que siempre preferirá el pescado, era con lo que había crecido y no lo cambiaría por nada. En cierto modo, se sentía afortunada de haber nacido en el Distrito 4. Al menos ellos tenían cosas de las cuales estar orgullosos. Había cosas buenas, y bonitas, como las playas. — Ni siquiera las golosinas podrían superar la comida de casa. Porque cuando la como, puedo sentir que estoy en casa. También las playas son algo que no cambiaría. — Le afirmó la chica.

    Todo había estado tranquilo hasta que llegaron y querían que saludara. Antes Annie hubiera sido una mariposa risueña, pero ahora temía a las multitudes del Capitolio. La intimidaban, pues además tampoco estaba acostumbrada a tener tanta gente dándole atención. Como pudo saludo, de forma rápida y tímida. Pero eso era todo. No iba a aguantar mucho tiempo frente a ellos, en especial porque la habían tomado desprevenida. Bien que era cierto eso de que aquel tren era muy veloz. Asintió satisfecha cuando Finnick le indicó que estaba perfecto, pues a fin de cuentas había hecho lo que le pidieron. Además, su escolta también acertaba en decir que ya luego tendría su momento, por lo que por ahora esto era suficiente.

    Se puso nerviosa al sentir tanta gente sofocándola al intentar llegar a ella. Menos mal que la estaban cubriendo. Ella por su parte iba cubriéndose los oídos con las manos como si eso la fuera a proteger, además de caminar lo más cerca que pudo de su mentor. Vio al chico con ojos de nervios, por suerte pronto estuvieron alejándose del bullicio y con la llegada del estilista al menos pudo tranquilizarse. Aunque sí tuvo que tener algo de paciencia para convencerla de que Finnick no podía entrar con ella porque luego de todo aquel ajetreo no se le quería despegar.

    Fue cuando la comenzaron arreglar que olvidó todo aquello y solo estaba contenta deseosa de mostrarle. Un hermoso vestido, un lindo peinado. Nadie diría que la chica era sacada de los distritos. Salió tímidamente hasta el salón donde el chico la esperaba. — Hola… de nuevo. — Dijo para llamar su atención antes de dar una pequeña vuelta. — ¿Qué tal? —





    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Dom 14 Ene 2024 - 8:18



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio
    Sabía que el Capitolio estaba algo molesto porque tuvieron que dejar todo para un momento para que Annie se sintiera mejor, así que Finnick sabía que se sentiría todo el momento alerta allí, probablemente ya le tenían a alguien para quién servir porque con sinceridad prefería cuidarla a ella y sacrificarse. Ella no podía pasarla mal y ante todo mostrarse como enfermiza podría ser perjudicial.

    La veía al menos feliz por los detalles de su vestido y la verdad es que agradecía demasiado que el estilista le compartiera detalles, no dejaba de ser una chica de 18 años que era una vencedora y así que animarla respecto a la belleza todo estaría bien. — Me complace mucho que te guste y ya quiero ver como luces, seguro que muy bonita así que ya quiero verte — Señaló suave y con una sonrisa, porque era inevitable no sentirse muy atraído hacia a ella, estaba perdido y claro que trataba de no involucrarse demasiado porque significaba que era un ser querido, y si uno se equivocaba en el Capitolio podía perderla tal como a Maggs.

    La comida de casa nunca se supera aunque ahora que estás mejor, si trata de llenarte de todos los ricos aperitivos que hay aquí, sé que nos van a llenar de mariscos y pescado.— Dijo con una sonrisa divertida porque en el Capitolio eran demasiado exagerados con él y seguro ahora con Annie que era la nueva vencedora.

    Todo fue alocado y apresurado apenas que pusieron pie en la gran ciudad, claro que notó que estaban apurados y querían hacer todo lo más rápido posible, intercambiaría seguro palabras con Snow y contaba con su propio encanto para dejar en claro que esto había estado fuera de sus manos y que no se iba a volver a repetir, es que igual tenía que ser algo compasivo con esa enfermedad, de la cual seguro que el viejo estaba muy al tanto, mucho de los vencedores se volvían locos y no volvían a ser los mismos. Ya Finnick que había tenido muchos patrocinadores y pasando ya mucho tiempo ahí y más encima como mentor estaba acostumbrado a tratar a la mayoria e incluso a los más influyentes, todo un manipulador pero es que había que cuidarse.

    Actuó como un mentor preocupado de su vencedora y la espero, hasta que lo hicieron pasar.  Tuvo que contener los latidos de su corazón cuando la vio maquillada y bien vestida con ese vestido verde que la hacía lucir radiante. — Estás más que perfecta, preciosa, radiante, tiene ese toque inocente que tienes, como si fueras una sirena. — Volvió a elogiarla mientras se acercaba y le tomaba la mano para que se diera una vuelta. — Me encanta.— Dijo sabiendo que sus ojos verdes brillaban solo por el amor que sentía por ella.  







    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Phoenix
    Rising Sun
    Phoenix
    Link del mensaje
    Dom 14 Ene 2024 - 18:28



    2. SOLO SERÁN
    UNOS DÍAS
    Annie • CON Finnick • TREN / CAPITOLIO

    — Gracias, haces que me entusiasme con la idea del vestido. — La chica estaba al menos entusiasmada con los vestidos y las cosas bonitas. Algo que la distrajera de todos los horrores que vivió era bueno. Aunque fuera por un rato. Le ayudaría a sobrellevar el maratón que le esperaba ahora. Pues al ser vencedora estaría en el ojo público por un buen tiempo. En realidad nunca lo dejaría de estar, pero al menos con el pasar de los años las miradas se irían centrando en los subsiguientes vencedores. Al menos eso esperaba. Annie no le entusiasmaba la idea de tener a todos pendientes de ella. Tampoco es que no le gustara la gente, pero luego de lo que vivió su percepción de las personas cambio.

    Hablar con Finnick era su mejor terapia. Se sentía tan bien, le calmaba y alentaba. Sabía que si pudiera le borraría sus pesadillas. Pero eso ya era un tema en el que no podía intervenir. Más al menos mientras estuviera despierta, él se volvía su refugio. — Lo intentaré, probaré todo lo que pueda. — Decía manteniendo la sonrisa. Era inevitable que se la contagiara y eso era lindo.

    Cuando llego el momento en el que ya estaban en el Capitolio y comenzaban a prepararla la pelirroja no podía evitar mirar todo lo que había a su alrededor. Cosas brillantes, coloridas. Su cabello nunca lo había sentido tan sedoso y brillante. Y el vestido, sentía que podía flotar con él. Seguía siendo ella, pero ahora lucia un tanto más mujer y menos niña. Más sin ser provocativa y conservando su estilo inocente, más bien era como si fuera una princesa de cuentos de hadas, una ninfa, una sirena…  Se sentía más bonita que nunca.

    Al fin salió a donde estaba el chico para mostrarle, sus mejillas estaban un tanto rojizas por estar entusiasmada con lo que le diría. Sus ojitos brillaban. — ¡Verdad que sí! Me siento como salida de un cuento de hadas. — le decía entusiasmada. Le miro con ternura al notar sus ojitos brillantes. La miraba de una forma tan especial, que le hacía sentir mariposas en el estómago. — Gracias, nunca me había sentido tan bonita. — le decía mientras se dejaba dar aquella vuelta. Incluso la había hecho soltar una risita a medida que la daba.

    Annie se acercó al chico y le dio un abrazo, como si buscara reconfortarse y prepararse mentalmente para lo que ahora le tocaba. — ¿Crees que me hagan muchas preguntas? — pregunto recostada de su pecho, sentir el palpitar de su corazón la calmaba.




    El recuerdo de nuestro amor EWiSWvR

    El recuerdo de nuestro amor CCYnD3n

    Precious Like the Sun:
    Rising Sun
    2446Mensajes :
    1250Honra :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Light Guardian
    Shooting Star
    Light Guardian
    Link del mensaje
    Lun 29 Ene 2024 - 12:13



    2. Solo serán
    unos días
    Finnick • CON Annie • Tren / Capitolio
    El pelirrojo admiraba la belleza de Annie. Es que encontraba que se veía con ese toque inocente, encantador y se veía tan hermosa. Porque eso era lo malo, Annie destacaba por su belleza, solo que al verse así de enfermiza, porque los del Capitolio ya estaban enterados de lo que había ocurrido, por eso habían permitido que pasara unos días fuera y porque no se pudieron negar a su sugerencia que era lo mejor. Debía trabajar el doble ahora porque el presidente Snow no permitía nada sin nada a cambio.

    Ahora solo debía decirle en lo posible lo que debía hacer y que trataba este tipo de eventos. — Annie tú siempre has sido bonita, ahora luces preciosa pero siempre eres bonita  — Destacó Finnick que igual se estaba dejando llevar por sus propios sentimientos. — ¿Recuerdas las coronaciones anteriores?  — Preguntó Finnick  para acercarse y tomar sus manos, sabía lo que tenía que  decir podría ser chocante para la chica— Es lo mismo, todo el equipo tendrá que salir por lo cual también estaré contigo, junto a los estilistas y demás. — Siguió hablando al respecto tratando de  que se sintiera  segura porque siempre prometía que estarían cerca —Estaremos muy cerca de ti al momento que te coronen… ahora mismo no habrán preguntas, eso es mañana pues todo se tiene que hacer rápido porque estuviste unos días en casa. — Le explicó para que entendiera un poco más porque todo se daba de esa forma. — Ahí si te harán preguntas, pero ensayaremos… además que están conscientes que todo esto te ha perjudicado mucho más que el resto. Esperemos que Caesar sea simpático contigo… por lo general siempre genera esa confianza, debes estar preparada porque… si transmitirán los Juegos. ¿De acuerdo? Sé que es difícil pero hay que buscar la mejor estrategia y yo con Mags nos mantendremos cerca. Todos te apoyamos. — Expresó, mientras hablaba pausado para que entendiera cada palabra porque sabía que iba a ser una tortura para ella.

    Prefería ser sincero para que supiera a lo que se enfrentaba. No era fácil ser vencedor tampoco, aunque tal como lo había dicho antes si podía asegurar que nunca más se volvería a enfrentar a los Juegos del Hambre, eso ya se lo había prometido y siempre lo iba afirmar.







    El recuerdo de nuestro amor 1f4ab

    El recuerdo de nuestro amor QOaKZ9S


    ✦ Shine like a star ✦:
    Shooting Star
    4630Mensajes :
    1828Honra :
    ActivoActividad :

    El recuerdo de nuestro amor Empty

    Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente