Últimos temas
— Apocalypse [8/9]
This is a wizard tale - Página 3 EmptyHoy a las 9:23 am por Bacco

Petición de apertura de squads
This is a wizard tale - Página 3 EmptyHoy a las 9:22 am por Bewölkt

Weltschmerz
This is a wizard tale - Página 3 EmptyHoy a las 2:53 am por Sorceress

Festival: Safe and sound
This is a wizard tale - Página 3 EmptyHoy a las 2:03 am por Maga

Registro y conteo de puntos
This is a wizard tale - Página 3 EmptyHoy a las 1:52 am por Maga

— unbreakable chains [0/1]
This is a wizard tale - Página 3 EmptyHoy a las 1:35 am por June

— My little boy
This is a wizard tale - Página 3 EmptyAyer a las 11:48 pm por Maga

× Bound for the homeland
This is a wizard tale - Página 3 EmptyAyer a las 11:37 pm por vicivosdrcams

always walked a very thin line
This is a wizard tale - Página 3 EmptyAyer a las 11:35 pm por Valkyria

Afiliados
Élites
Créditos
Tree Of Life es un foro de rol libre y su contenido es propiedad intelectual de los administradores del mismo y los usuarios que crean sus tramas. El diseño general del skin y las tablillas staff fue creado por Red, a quien agradecemos su contribución. Agradecimientos especiales a los foros dixinmortal y al foro de ayuda de Foroactivo, así como a los tumblrs de necromancercoding, Flerex, Gitanodoescodes y Maryskins, pues sin sus tutoriales y zonas de ayuda habría sido imposible completar esta skin. Las imágenes utilizadas no son de nuestra propiedad si no sacadas de las páginas Google, DLPNG, Pngflow, Freepng y DeviantArt (Captain-Kingsman16, DUA-PNGS, Weirdly-PNGS y nickelbackloverxoxox). También agradecemos a Mario Montagna de freepsdfiles por las imágenes de los botones, así como a freepik y a Flaticon por las imágenes de los iconos. Los iconos web pertenecen a la página FontAwesome. Por último, el diseño de la página html para las dinámicas es creación de ethereal-themes, que cede el código gratuitamente en su tumblr del mismo nombre.
Hermanos

Tumblrs de recursos para el rol
 :: Squad :: Quintaesencia

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

This is a wizard tale - Página 3 Empty

Vie Oct 09, 2020 5:44 pm
Recuerdo del primer mensaje :



This is a wizard tale
1x1 ৹ CS ৹ HARRY POTTER
Ya sabemos cómo acaba esta historia. Quizá no tiene un final exactamente feliz, o quizá simplemente fue el final de su propio cuento. Un cuento que no es de hadas, si no de magos y brujas, de hechizos y del encantamiento más potente de todos: el amor.

Año 1983, William Gallia, es un joven creador de hechizos de veintiocho años. Estudiante de la casa Ravenclaw, conocido por su creatividad y su inacabable ingenio, por perjudicial que fuera a veces para sí mismo. Apreciado por sus jefes, ha sido enviado a América para trabajar en un proyecto secreto con el Ministerio de Magia estadounidense. Él encantado, huyendo de la presión de una familia que considera que ya debería ir haciendo aunque sea un matrimonio de conveniencia, preferiblemente con una maga rica.

Por su parte, la joven Jane Van Der Luyden, hija de una rica e influyente familia de sangre pura de Maine, ha conseguido que su familia la deje trabajar en el Ministerio de Magia como secretaria de un amigo influyente de su padre, encargado de un proyecto secreto de defensa mediante hechizos. Su condición para permitirle esa pequeña libertad es que viva con una tía solterona de Long Island y que en menos de dos años haya encontrado marido, aunque ella espera ascender a un puesto más importante y demostrarles a sus padres que vale para algo más que para estar casado.

Dos personas que no esperaban encontrar a nadie, casadas con sus trabajos y huyendo de la presión de familias demasiado tradicionales en un mundo que no les entiende. Dos personas que no podían hacer otra cosa que encontrarse.
William Gallia
28 años ৹ Paul Bettany ৹ Freyja
El chico de oro de Ravenclaw, amable, divertido, con una curiosidad y mundo interior sin límites, todos pensaban que estaría casado con cualquier jovencita de sangre pura. Pero no, William se dedicó a ir a las bodas de sus amigos, a ser el amigo soltero al que invitan para que alegre la fiesta, y sobretodo, a su trabajo. Le apasiona crear hechizos, por eso su jefe le seleccionó para el programa de defensa con hechizos del Ministerio de Magia Americano, lo cual le da la oportunidad de salir del entorno que siempre a conocido y lo que más le gusta: descubrir cosas nuevas y ponerse retos.
Jane Van Der Luyden
19 años ৹ Katie McGrath ৹ Ivanka
Siempre discreta y callada, Jane pasaba desparecibida en su familia. Se dedicaba a hacer el bien, a escribir a vivir una vida solitaria pero feliz, aislada de los demás. Cuando se acercó la edad de dejar Ilvermony, sus padres empezaron a presionarla con que encontrara marido de entre sus varios pretendientes, siempre pasando por su aprobación. Pero Jane quería seguir viviendo al margen de esa sociedad que nunca le ha gustado. Por eso pidió a su padre que la dejara trabajar como secretaria en el Ministerio de Magia y adora trabjar, adora tener que estar dos horas en el tren desde casa de su tía en Long Island hasta el centro de Nueva York y adora enterarse de todo por estar en contacto con los papeles del amigo de su padre. Sabe que no puede pasar mucho más tiempo antes de que su madre se canse de que trabaje y la haga volver a Maine, así que quiere ascender en el ministerio pronto   


Última edición por Ivanka el Vie Oct 09, 2020 10:17 pm, editado 1 vez


This is a wizard tale - Página 3 JCqE0Sy

This is a wizard tale - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
This is a wizard tale - Página 3 V1mQwnV
This is a wizard tale - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
This is a wizard tale - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
This is a wizard tale - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
This is a wizard tale - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
This is a wizard tale - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

This is a wizard tale - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

This is a wizard tale - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo


This is a wizard tale - Página 3 Empty

Miér Jun 16, 2021 1:35 am
A picture for the eternity
Capítulo II
Día 24 de febrero de 1983
a las 10:00 horas
en Monument Valley
No podía parar de reír. Lo de los pájaros, lo de los mensajes contradictorios... Y luego la obnubilaba con aquellas cosas que decía, que nadie debería hacernos creer que hay cosas imposibles. Ella se rio y se encogió de un hombro. — Pues eso es lo que yo llevo oyendo toda la vida. "Quiero ser herbóloga" Eso es imposible, Janet. "Quiero trabajar por mi cuenta y ganar mi dinero" Eso es imposible, Janet. "Quiero hacer fotos y vivir sola en Nueva York"... — Alzó los ojos al cielo azulísimo de Utah. — Quiero encontrar a alguien a quien quiera de verdad y casarme por amor, no porque es lo que tenga que hacer... — Puso una sonrisa amarga. — Ya sabes lo que me responden. — Carraspeó un poco y miró de nuevo a William. — Perdona, pensarás "problemas de niña rica americana". Y sí, eso son. El problema es que, cuando se es una niña rica americana de importante familia mágica, prácticamente todo lo que quieras pensar por tu cuenta es imposible. — Le miró a los ojos. — ¿Cómo no iba a gustarme alguien que cree que nada debería serlo?

Asintió varias veces seguidas con una sonrisa. — ¡Sí, claro que me ratifico! Además, siempre quise ser de esos niños, que iban hechos un desastre, y por eso mismo no tenían que preocuparse por los lazos, ni por los volantes del vestido... — Rio con las regañinas que William relataba de su madre. Las de la suya hubieran sido mucho peores, y como no le hicieras caso, te lanzaba hechizos de lo más retorcido. Ya le salían carcajadas descontroladas al imaginar a William tirando al agua a su amigo por pararse a doblar la ropa. — ¡Me apunto que no se dobla la ropa en la playa! — Dijo ella levantando las manos en son de paz. — Por si quieres venir a verme a Long Island. Vivo muy cerca de una. Y prometo no pararme a doblar nada. — Entornó los ojos con una sonrisa. — O me arriesgo a las consecuencias de que me tires al agua vestida. — ¿Pero de qué infiernos estaba hablando? Primero: no sabía si William seguiría en América para cuando se pudiera ir a la playa; segundo: debía haberse vuelto loca ella, porque en Long Island vivía CON SU TÍA, no podía aparecer sin más con William por allí e irse alegremente a la playa. Pero es que era lo que le apetecía, y eso era lo que William provocaba en ella, que viera posible hacer lo que le apeteciera, y si eso era ir a la playa juntos, pues mismamente. En realidad, lo que le apetecía era estar con él, hacer cosas con él, fuera la playa o fuera darse una vuelta al rededor del MACUSA.

Sonrió a lo de que podía fingir, aunque notó que se trababa un poco. Quizá le había abrumado con las perspectivas. — Yo puedo ayudarte a ser ostentoso. Llevo rodeada de señores ostentosos desde que nací, y ahora trabajo para ellos. — Soltó una risita y le dio con el dedo índice en el ala del sombrero. — Te va a costar un poquito, porque eres de lo más espontáneo y amable que he conocido, y ellos son grises y pomposos, porque sus vidas no son felices, en verdad. Creen que el dinero y el poder lo son todo. Y luego son incapaces de ser felices. — Cuadró la espalda, aguantándose la risa. — Así que solo tienes que cuadrar la espalda, mirar con la barbilla bien alta a todo el mundo, usar palabras muy rimbombantes y complicas y la clave de todo... — Se desinfló un poco, pero trató de mantener la sonrisa. — Actuar como si siempre existiera algo que te mueres por alcanzar y no puedes... — Y eso le había quedado demasiado sincero y demasiado desde el corazón. Demasiado como se sentía respecto a él. — Porque los hombres ostentosos... Siempre son muy ambiciosos. — Trató de agregar para disimular.

Pero entonces William dio uno de eso giros argumentales que, por lo que iba observando, eran su seña de identidad, e hizo un hechizo que no había visto nunca. Sus ojos se abrieron y las comisuras de su boca se levantaron, alucinada. — ¿Eso...? ¿De verdad acabas de calcular cuántos díctamos hay en Utah? ¿Así sin más? — Simplemente no se lo podía creer. Solo se explicaba con que estuviera ante un auténtico genio. Soltó una risa entre dientes, sin salir de su asombro. — Hombre, no me extraña nada que a tu amigo no le haga gracia, esto prácticamente anula el trabajo de todos los aritmánticos de mi departamento del MACUSA. — Seguía mirando el número alucinada. Ladeó la cabeza y achicó los ojos. — ¡Oh! — Justo entonces, William decía que no estaba hecho para los negocios. — ¡Para nada! ¡Estás mucho más hecho para ello de lo que te crees! En un momento voy a sacarle rendimiento a esa cifra y mañana mismo puedes presentarles un proyecto preeliminar a los peces gordos. — Se tiró al suelo y empezó a hurgar en el bolso, prácticamente metiéndose en del cosmo si fuera una madriguera. Salió por fin con una libreta y un boli y se puso a apuntar. — Ese es el total, ¿no? — Dijo señalando el número y anotándolo, con la cabeza funcionando a toda velocidad. — ¿Puede ese hechizo tuyo calcular una regla de tres? Porque nos vendría divinamente. — Miró a su al rededor. — Probamos el hechizo protector aquí, con los díctamos de esta colina, y hacemos una regla de tres de cuántos harían falta para proteger el MACUSA y si solo con los de Utah tenemos suficiente. — Rio un poco entre dientes. — Primero porque esta feo asaltar casas, y segundo porque habrá que dejar unos cuantos para que puedan seguir siendo especie autóctona. — Señaló a William con el boli. — Pero eso ya son cifras, es un proyecto en firme, y más si puedes demostrar que crea una barrera protectora. Te darán dinero, te darán personal para probar la eficacia de la barrera, y gente en general para lo que puedas necesitar... — Rio y puso cara orgullosa. — ¿A que ahora te gustaría tener una secretaria divertida, que habla el lenguaje de los negocios, en Inglaterra? Me ofrecería, si Wren estuviera dispuesto a prescindir de mí, o mis padres a que me fuera al otro lado del océano. — Vale, eso había sido un tiro muy directo, y con la tontería, no se había dado cuenta de que William se había vuelto a acercar. Y es que Janet era muy nueva (más bien recién llegada) a eso de la cercanía con el sexo opuesto, máxime cuando el sujeto en cuestión le gustaba... Y William le gustaba mucho, y se había quedado colgada en aquellos ojos azules... Y lo cierto es que no sabía cómo salir de aquel embrollo. Ojalá tuviera algo más de práctica. Aunque, justo entonces, William parecía más interesado en su mano. — ¿Qué? ¿Tampoco tenéis bolis en Inglaterra? — Por la cara del hombre, no, no tenían. Rio un poco y rebuscó en el bolso para buscar la transcripción del día anterior de la reunión de William. — Ayer dijiste en algún momento... Que podías aplicar el Protego... — Dijo mientras pasaba las páginas a toda velocidad, buscando aquella parte del discurso. La encontró y se la señaló. — Yo puedo ayudarte, saldrá más potente entre los dos, y podemos probarlo aquí mismo, ya que estamos aquí... — Pero seguían a la misma distancia, por mucho que intentara distraerse. — Es... Es... — Suspiró. Ya se había quedado colgada en aquellos ojos otra vez y notaba cómo le costaba respirar. — Se me ha olvidado lo que te iba a decir. — Confesó. Era patética, oficial. Pero como para no olvidarlo, mirando aquellos ojos.

TY
[/quote]


This is a wizard tale - Página 3 JCqE0Sy

This is a wizard tale - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
This is a wizard tale - Página 3 V1mQwnV
This is a wizard tale - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
This is a wizard tale - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
This is a wizard tale - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
This is a wizard tale - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
This is a wizard tale - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

This is a wizard tale - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

This is a wizard tale - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

This is a wizard tale - Página 3 Empty

Lun Jul 19, 2021 6:03 pm
A picture for the eternity
Capítulo II
Día 24 de febrero de 1983
a las 10:00 horas
en Monument Valley
Solo con la primera frase ya puso una exagerada expresión entre sorprendida e indignada. ¡¿Cómo que no puedes ser herbóloga?! ¿Quién ha dicho eso? Desde luego, alguien que no ha visto la rapidez con la que identificas los díctamos. Todavía que le dijeran a él que no podía hacer las locuras que hacía podía llegar a tener hasta sentido, pero decirle a una persona a la que se le daban tan bien las plantas que no podía ser herbóloga... Eso sí que era de locos. Se había metido en su propia divagación sobre por qué era imposible que Janet era herbóloga, hasta que la frase sobre casarse por amor le hizo volver a tierra. Se quedó mirándola. Eso es la mayor locura que he oído en mi vida... Pensar que es imposible, me refiero. Arqueó una ceja. Y yo entiendo mucho de locuras, créeme. Dijo con una risa, a ver si con ello conseguía quitarle un poco de gravedad al tono serio con el que había dicho su frase anterior. Al menos no le había soltado un "pues yo me casaría contigo" o una barrabasadas de esas que soltaba William sin pensar... Pero tenía claro que Janet debería poder casarse con quien ella quisiera. Y esa persona sería la más afortunada del mundo, seguro.

Rio un poco. Esa lógica no tiene ningún sentido. Te la compro. Comentó jovial, aunque después suspiró. No pienso eso. Sé que las familias son complicadas, más complicadas aún a más estatus tengan. O peor: a más estatus quieran tener. Rodó los ojos. Creo que te llevarías bien con mi hermana Vivi. Hizo un gesto con la mano. Yo paso de mi madre, pero a ella la tiene muy agobiada... A ver, no me entiendas mal, que yo quiero mucho a mi madre. Pero a veces se pone un poco pesada también con el tema de los matrimonios y las familias y la sangre y el estatus y el apellido Gallia... Que yo pienso, pero a ver, mamá, ¡si tú no naciste Gallia! ¡Qué obsesión! Dijo entre risas, suspirando de nuevo y poniendo otra vez la vista en las plantas. En fin. Nada mejor que un desierto para que lloremos nuestras penas familiares, ¿verdad? Total, ¿quién se va a chivar de nosotros? ¿Esta plantita de aquí? Bromeó señalando a un díctamo y riendo después, acercándose para susurrarle mientras le apuntaba con un cómico índice amenazador. Que no me entere yo, ¿eh? Que te dejo fuera de la cúpula. A William no se le podía dar cuerda con las tonterías, porque no tenía fin. Y la risa de Janet estaba resultando ser un muy buen aliciente para no querer parar.

Se echó a reír con ella. ¡No! ¡Nada de doblar ropa en la playa o te tiro al agua! Bromeó entre carcajadas. Espera, ¿estaba dando por hecho que iban a ir juntos a la playa en algún momento? Cualquier otro diría que eso era muy raro, que se habían conocido hacía veinticuatro horas, que tenía nueve años menos que él, que él estaba allí por trabajo y solo de paso y que ella era su secretaria. William no se fijaba en nada de eso, porque era demasiado bonito ver y oír a esa chica reír como para querer pararlo. ¡Hecho! Afirmó a lo de Long Island. Lo dicho, él no se paraba a pensar esas cosas, pero a la vista estaba que ella tampoco, así que... De hecho, a su frase sobre las consecuencias, se encogió de hombros con una graciosa caída de ojos. Tú misma. Bromeó con una sonrisa. Es que era demasiado bonito y divertido imaginarlo, ¿por qué no iba a hacerlo? ¿Qué podría tener de malo? Él no encontraba absolutamente ningún motivo en contra, desde luego.

El toque en el sombrero le hizo sonreír genuinamente y parpadear mientras la miraba. Janet era muy guapa, tenía una sonrisa preciosa y una dulzura especial al hablar, y... Creía en él. Ni siquiera se había planteado la posibilidad de que solo le estuviera haciendo la pelota porque era su jefe. No, eso no podía ser fingido, lo veía en sus ojos. Esa chica creía en él, pero no como su hermana o como Arnold, que siempre estaban diciéndole "ya, si no dudo de que puedas hacerlo, pero...". Creía en él de verdad, sin peros ni trabas, sin precauciones ni miedos. Le hizo mucha gracia su teatrillo, y ya se dispuso él a seguirle el juego. ¿Cómo? ¿Así? Dijo cuadrándose él también, cómicamente, con la barbilla alta y expresión de señor enfadado y gris, como ella decía, aunque disimulando una sonrisilla. Oh, palabras rimbombantes, espera, que eso se me da bien, mmm... ¡Excelsísimo! ¡Supremacioso! ¡Impecabilástico! Rio e hizo un gesto de la mano. Vale, vale, ahora palabras que existan. Eemmm, ¡gran superávit de especies autóctonas e impecable ejecución mágica! ¿Suena a algo con sentido? Se echó de nuevo a reír. Pues ese es el problema, Janet, tú misma lo has dicho: todos tenemos algo que queremos alcanzar. Pero está ahí, solo hay que... Hizo un gesto para imitar sus palabras. ¡Estirar el brazo y cogerlo! Y a veces, estará más accesible, y otras tendrás que decir, ¡vaya! Mi brazo no llega, ¡voy a por una escalera! Pero puede que no tengas escalera. Y entonces tendrás que decir, ¡pues me invento mi propia escalera! Y ahí es donde te dirán, "¡eso es imposible!" Y tú eliges si creértelo y convertirte en uno de esos hombres grises y aburridos, o no creértelo... Y que te llamen loco. Se encogió de hombros con una sonrisa infantil. Algo le decía que Janet era de las suyas, que le iba a entender.

Lo que vino después sí que le dejó descuadrado. Espera, ¿rendimiento? Pero Janet se había tirado al suelo bajo su atónita mirada y parecía estar preparando algo, mientras él seguía mirándola con cara de aturdimiento y una enorme cifra voladora al lado de su cabeza. Frunció el ceño pensativo. Pues... Supongo. ¿Una regla de tres? Sí, por qué no, era cuestión de cambiar un par de cosas, podía intentarlo. Siempre existía un leve margen de error, pero dudaba que nadie se diera cuenta. Escuchó atentamente lo que decía y abrió mucho los ojos. ¡Es verdad! Eso... Eso tiene mucho sentido. Él también se lanzó a la arena, sacando su propia libreta y empezando a pensar y apuntar a toda velocidad. Ni siquiera se había planteado todo eso, él solo iba a explorar los díctamos y pensaba echar el hechizo a lo loco e ir perfeccionando sobre la marcha. ¡Pero aquello era mucho mejor, dónde iba a parar! En lo que apuntaba, Janet le hizo una pregunta que le soltó una carcajada. ¡Desde luego que me gustaría! ¿Cuándo dices que te vienes conmigo? Bromeó, y hasta él se dio cuenta de que había sonado raro... ¿Seguro? ¿Tan raro sería? Es decir... Janet era brillante, y aquí parecía estar bastante desaprovechada. Podría ir con él, quizás en la oficina la dejaran trabajar de... Algo. Compañera. Por ejemplo. Si ya con que le ordenara los papeles iba a generar mucho más beneficios no solo para él y su trabajo, sino para todo el departamento de creación...

Bajó la mirada algo avergonzado, aunque sin dejar de pensar a toda velocidad, y entonces lo vio. Él había sacado una pluma, pero ella había sacado otra cosa. Frunció el ceño y se quedó mirando el artefacto con tan descarado interés, que la chica le preguntó. Eso le hizo sacudir la cabeza avergonzado de nuevo, aunque ella contestó con mucha naturalidad. Lo cierto es que no lo había visto nunca. Te diría que me lo prestaras para analizarlo, pero... No puedo prometer que no te lo vaya a romper. Dijo entre risas. Porque eso sí, William todo lo que tocaba, lo abría. Se había acercado mucho a ella, y más que se acercó para ver como pasaba las páginas, alucinado. ¿De verdad ahí está escrito todo lo que he dicho? Pero si la gente a duras penas me escucha, como para transcribirlo todo. No salía de su asombro, tanto que, mientras Janet hablaba, la miró a ella sin perder un atisbo de su admiración, en lugar de mirar sus papeles. Lo de que se le había olvidado lo que iba a decir le hizo sonreír con dulzura. Ya has dicho más de lo que creí que iba a escuchar hoy. Dijo con un tono cargado de emoción. Se mojó los labios y le tendió la mano. ¡Vamos a ello! Anunció decidido, poniéndose de pie y tirando de su mano para levantarla. Estoy de acuerdo, entre los dos saldrá más potente. Sin soltar su mano, se colocó en el punto exacto y dijo. Tienes que... Ponerte aquí. La tomó por los hombros con cuidado y la puso delante de él, en el lugar concreto. Esperaba que no le perturbara demasiado su cercanía... Había dicho que echarían el hechizo juntos, ¿no? Pues él no conocía otra manera. O sí, pero no le interesaba usarla. Vas a pronunciarlo tú. Con mi varita, pero... Vas a hacerlo tú. La miró desde su posición. Estaban mucho más cerca de lo que otros considerarían adecuado. Otros. Él no. La idea ha sido tuya. Todo esto... Está saliendo de aquí. Le dio un toquecito en la sien con el índice, con una sonrisa. Yo pongo el poder mágico, y tú... La idea. Aferró la varita y, con la otra mano, puso con delicadeza la mano de Janet en la suya. Levantó el brazo hacia el cielo y susurró. Ahora. Lanza el hechizo.

TY


We are
This is a wizard tale - Página 3 Alchem10

This is a wizard tale - Página 3 Freyfirma

This is a wizard tale - Página 3 Banner10

Together we are everything:

This is a wizard tale - Página 3 Sin-t-10

This is a wizard tale - Página 3 Nuestr10

This is a wizard tale - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

This is a wizard tale - Página 3 Empty

Sáb Ago 28, 2021 1:33 am
A picture for the eternity
Capítulo II
Día 24 de febrero de 1983
a las 9:00 horas
en MACUSA
Para William todo era posible. Negó con la cabeza y dijo. — Digamos que no es lo que tienen planeado para mí. No lo consideran… Apropiado para una Van Der Luyden. — Y mejor no daba más datos de lo que eso significaba. Bueno, aunque William no parecía asustarse por casi nada, a todo le daba la vuelta para que fuera divertido y mágico. Tuvo que soltar una carcajada. — Para ti nada es imposible, señor Gallia. — Dijo cruzándose de brazos y achicando los ojos. — Desde proteger el edificio entero del MACUSA a prueba de bombas nucleares, a que yo sea herbóloga solo porque tengo buen ojo para los díctamos.

Rio a lo de su hermana. Aquel apuesto hombre podía parecer atolondrado, pero entendía de todo, incluido, claramente, de temas familiares. Solo había que organizar su discurso y salía algo… Brillante y único. Como él. Tenía más magia que todo el MACUSA solo en él. Y la tenía hechizada a ella. Oh, por todos los dragones, ¿era eso de lo que hablaban la pelis muggles y los libros de amor baratos? Porque empezaba a bajar por esa cuesta sin frenos. Reconectó mientras hablaba de su madre y la hizo contenerse la risa, porque no quería reírse abiertamente de la madre de William, porque… Bueno, por nada en especial, ¿no? Era una señora que probablemente nunca conociera, pero en fin… Ladeó la cabeza con una sonrisilla y dijo. — Sí, sí, el discurso me suena, pero si yo le hablara así a mi madre… No volvería a ver la luz del día. — Alzó los ojos al sol de Utah con las gafas, y aun así tuvo que ponerse la mano frente a ellos. — Y sería una pena total, porque mira qué día más precioso y qué aventura tan gratificante. — Soltó una carcajada con lo de la planta y asintió. — Ahora le echamos un Silentium por si las moscas. — Le gustaba seguirle las bromas, porque era gracioso y ocurrente, y entonces dijo lo de la cúpula, y Janet tuvo hasta que quitarse las lágrimas de los ojos de la risa que le estaba provocando.

Y lo mejor es que ella le soltaba burradas que no habría soltado en la vida a un superior casi desconocido, pero él se las seguía como si fuera lo más normal del mundo, como hacía ahora con la playa, dando por hecho que irían. Y lo peor es que Janet debía estar descarrilando también, porque ahora solo podía pensar que, si William decidía que podían ir a la playa en Long Island, pues es que podían, claro. — No si te tiro yo antes. — Hala, venga, y ahí seguía ella alimentando ese sueño. Y ya pensaría cómo lo cuadraba.

Sonrió ampliamente y asintió cuando William se puso a hacer el tonto con la postura. — Y te aseguro que, cuanto más ridículo te parezca a ti, más de macho alfa les parecerá a ellos. — Ya estaba riéndose de sus palabras inventadas cuando paró de golpe y le señaló con los ojos muy abiertos. — ¡Eh, eh, eh! Repite eso del superávit, eso les va a encantar. — Cogió la libreta y se puso a apuntar a toda prisa, para que no se les olvidaran esas cosas. Pero entonces siguió escribiendo lo que dijo del brazo y la escalera… Y se quedó mirándole, cogida en un pensamiento. Era el pensamiento de que, de haber sido como William… Podría haberse planteado otra vida… No una muy espectacular… Una sencilla… Con alguien que quisiera de verdad, haciendo algo que le apasionara. — Sí, bueno… Yo ni me había planteado utilizar una escalera. — Dijo con una sonrisa triste, siguiendo su metáfora. — Quizá… Podría pedirle a alguien que no crea que es imposible que me enseñe a hacer una o me ayude a conseguirla… — Y a lo mejor se había perdido demasiado en la metáfora, pero es que, por un momento, lo había visto tan claro… Con un suspiro volvió a la libreta a apuntar, y soltó una risita sarcástica, cuando dijo lo de que cuándo se iba. — Qué más me gustaría… — Pero lo dejó en el aire, mientras seguía apuntando todos los datos que William le daba. Lo dicho. No sabía hacerse escaleras.

Amplió la sonrisa respecto al boli, mientras terminaba de apuntar y sin levantar la vista del papel. — Cuando volvamos a Nueva York te doy los que quieras. — Se encogió de hombros. — Se los robamos a los nomaj de la parte no mágica de nuestro edificio, ni se enteran, tienen miles. — Qué gracia le hacía su curiosidad… Claro, por eso era tan listo. Dio la vuelta satisfecha a la libreta ante su pregunta. — Pues claro. Lo que dices es muy importante, William, y no porque yo crea que ningún ruso nos vaya a atacar, pero eres un genio. Podría ser importante para otras cosas. — Dijo de corazón. Pero con aquel hombre nada duraba demasiado tiempo, y ya fue a moverla. Ella se dejó, porque seguía un poco embotada en sus pensamientos, sus emociones y todo lo que estaba aprendiendo aquel día. Su cercanía la pilló por sorpresa, le aceleró el ritmo cardíaco. — ¿Yo qué? No, no, espera, William, yo era malísima en Encantamientos… — Al menos en los complicados, no en los tontos como el Reparo o el Silentium. Pero nada paraba aquella mente, y aquel roce con su sien, su cercanía… Inspiró y trató de concentrarse. — No le has puesto nombre. — Señaló, sin moverse un milímetro, con su mano sobre la de él. — Pero bueno, con estas cosas mejor ser conservador. — Cerró los ojos y volvió a hacer una profunda respiración, concentrándose. — Protego máximo. — Pronunció, y sintió como un latigazo en la mano. Con un grito ahogado, vio como un haz de luz azulada salía hacia el cielo y, un poco más de un metro de sus cabezas, caía a los lados. Miró, anonadada, la cúpula que habían creado y luego le miró a él. — ¡No me lo puedo creer! ¡William! ¡Lo has conseguido! ¡Mira esto! — No pudo evitarlo y se lanzó a sus brazos, a abrazarlo y estrecharle contra sí. Por favor, qué bien se sentía. De hecho, se separó lentamente, pero no quería dejar de mirarle ni alejarse demasiado, así que se quedó con las manos resbalando de sus hombros a su pecho. — Eres… Eres un genio absoluto. Te lo he dicho. — Dijo, mirándole, completamente hechizadas por su talento y aquellos ojos tan azules.




This is a wizard tale - Página 3 JCqE0Sy

This is a wizard tale - Página 3 QeBRfMJ
Golden Shields:


Alice Gallia
This is a wizard tale - Página 3 V1mQwnV
This is a wizard tale - Página 3 8j7iw4a
Cause' Alice does belong with Marcus
This is a wizard tale - Página 3 Wm7AwJV
Ante todo, amigos
This is a wizard tale - Página 3 Giphy
Ay, los retitos
This is a wizard tale - Página 3 Giphy
Un jour viendra tu me dira je t'aime
This is a wizard tale - Página 3 Giphy[/center]

Juntos, somos el Todo:

This is a wizard tale - Página 3 Sin-t-tuh6lo-1
16 de enero de 2002:

This is a wizard tale - Página 3 Togeth10
Ivanka
Ivanka
Mensajes: : 1505
Reputación: : 11
Mis links
User

Volver arriba Ir abajo

This is a wizard tale - Página 3 Empty

Sáb Nov 06, 2021 5:09 pm
A picture for the eternity
Capítulo II
Día 24 de febrero de 1983
a las 10:00 horas
en Monument Valley
Soltó una carcajada. - ¡Eso sí que es una amenaza! - Dijo entre risas. Echarle un Silentium a un díctamo, qué cosas. Sabía él que Janet iba a seguirle el juego, además no paraba de reír. Tenía una risa preciosa, podría pasarse horas escuchándola, días... Mejor se centraba. Se estaba riendo mucho con ella, sobre todo con eso de la pose del macho alfa, cuando no pudo evitar parar y sorprenderse ante su comentario. - ¿Que lo repita? ¡No sé ni qué he dicho! Creo que nadie me había pedido jamás que repitiera algo, solo quieren que me calle. - Dijo entre risas. Señaló la libreta en la que apuntaba. - Sí, sí, mejor toma nota, te juro que no me acuerdo. - Comentó, sin dejar de reír. Pues bromas a parte, le vendría de miedo una Janet que apuntara todas las tonterías que iba diciendo, si al final resultaba que realmente servían para algo.

Al parecer, su metáfora de la escalera también le gustó. Sonrió. - Hazlo. Seguro que esa persona estaría encantada de ayudarte, o incluso de crear una escalera solo para ti. - Él, por ejemplo... Ya estaba divagando otra vez. Se recentró a lo justo para poner una enorme sonrisa. - Me pienso llevar un cargamento y voy a torturar a todos mis conocidos que no usan nada no-mágico con él hasta que adivinen para qué sirve. - Comentó con malicia, soñando despierto como un niño malo. Soltó una carcajada. - Y encima son robados. Te doy todo mi dinero por ellos. - Bromeó. El siguiente comentario le hizo parpadear, mirándola. - ¿Le parecen importantes mis cosas? Empiezo a temer que le haya dado demasiado el sol. - Quería decirlo en tono bromista, pero se había quedado colgado mirándola. Esa chica lo decía en serio. Es decir, todavía podía haber en el mundo alguien más loco que él, alguien que creyera que sus locuras tenían sentido. Estaba acostumbrado a ir por la vida arroyando con ellas, o a que tuvieran que darle la razón solo porque había demostrado que funcionaban, aunque siempre bajo el manto de la incredulidad, de no entender como había sacado rendimiento a lo que parecía demencial. Que alguien categorizara como "importante" algo que él decía... Vale, sí, en el MACUSA le habían contratado, pero es que William sabía venderse muy bien, y los tipos que le contrataron no le conocían en persona. Esto era nuevo para él.

Janet se resistió un poquito por pura humildad, a lo que él no hizo ni caso. - Hasta el momento solo he visto dos males en ti, Janet. - Comentó mientras la terminaba de colocar. - Tu juventud y tu inseguridad. Lo primero se cura con el tiempo, y lo segundo... Viendo como alguien a quien llamas "genio" y que ha llegado hasta el Ministerio de Magia de otro país aparecer por un despacho liándola y cubierto de arena y, aun así, gana dinero por ello. - Ahí sí rio. Se concentró junto a ella y se perdió en mirarla, en vez de estar a lo que estaba, pero bueno, tampoco era novedad que William estuviera en otra cosa. Pero es que esa visión de la chica, respirando hondo y cerrando los ojos para concentrarse... Le hacía sonreír inconscientemente. Era tan bonita, tan dulce y tan inteligente... ¿Y de verdad la habían hecho sentir menos que nadie? Pensaba cambiar eso. Janet tenía mucho que aportar. De hecho, el hechizo salió con tanta fuerza que aferró su mano con fuerza y dejó la otra en su brazo con suavidad pero sin perder la firmeza, para evitar que perdiera el equilibrio. Y el resultado fue espectacular.

Sonrió ampliamente, encantado, y entonces ella empezó a bramar de emoción y se lanzó a sus brazos. La estrechó, riendo, emocionado él también, porque pocas cosas emocionaban más a William que un hechizo luminoso y bien lanzado... Aunque era probable que hubiera algo que le emocionara aún más, alguien más bien. Alguien que estaba enganchado a su cuello en esos momentos. - Hemos. Ha salido así porque lo hemos hecho los dos. - Ella se separó lentamente y se quedaron mirándose. - Al parecer... Se nos da bien crear cosas bonitas juntos. - Amplió la sonrisa, y por un momento se quedó simplemente allí, mirándola, notando el corazón palpitar. ¿Qué estaba haciendo? ¿Acaso se estaba... Enamorando de esa chica? Eso era una locura hasta para él. Es decir, William había tenido muchas "amigas" siempre, ninguna novia porque no tenía capacidad para tener tanta estabilidad, no duraba con la misma chica de seguido ni una semana entera. Y no es que quisiera... No es que estuviera pensando en... A ver, era muy guapa, tenía ojos en la cara. Pero no era eso, era... Distinto. Era una sensación distinta, como si algo les conectara de una forma con la que no había conectado con nadie. Y empezaba a plantearse que llevaba demasiado tiempo callado, solo mirándola y muy cerca de ella. Demasiado, sobre todo tratándose de él.

- Eemm... - Empezó, agachando la cabeza un tanto avergonzado, con una sonrisilla, y tomando un poco de distancia. - Pues... Este es el hechizo. ¿Cómo lo ves? ¿Crees que es lo que buscan? - Se rascó el pelo. - Ah, quizás debería... Apuntar esto... Que no se me olvide... - Empezó a rebuscarse los bolsillos. Maldita sea, no llevaba pergaminos. Parecía que estaba escuchando la irritante vocecilla de un Arnold de doce años diciéndole hay que llevar siempre pergaminos, William. - ¿Podrías...? - Señaló dubitativo la libreta de ella. Pues sí que le hacía falta una secretaria, al parecer, ¿cómo no se había dado cuenta hasta ahora? Carraspeó un poco y sonrió. - Oye... Creo recordar que habías traído unas galletas que me muero por probar. - Dijo con una sonrisa, y se sentó con las piernas cruzadas en el suelo. - Podrías... Podemos... ¿Me ayudas a tomar nota de lo que hemos hecho? Sé ejecutarlo, pero explicarlo... Y en teoría me van a pedir que lo exponga en el MACUSA. Y mientras, comemos galletas. No sé a ti, pero a mí me parece un planazo. - ¿Por qué se sentía avergonzado como un quinceañero de repente? Cuando Janet se sentó, la miró con una leve sonrisa en los labios y añadió. - Pienso decir que ha sido trabajo de los dos. Lo sabes, ¿verdad? -



We are
This is a wizard tale - Página 3 Alchem10

This is a wizard tale - Página 3 Freyfirma

This is a wizard tale - Página 3 Banner10

Together we are everything:

This is a wizard tale - Página 3 Sin-t-10

This is a wizard tale - Página 3 Nuestr10

This is a wizard tale - Página 3 Lista10
Freyja
Freyja
Mensajes: : 3645
Reputación: : 136
Mis links
Poe - Nivel 5

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 :: Squad :: Quintaesencia