Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Vie Abr 01, 2022 2:34 pm por Shooting Star
Recuerdo del primer mensaje :



Nuestro Destino



~1x1InspiredLibros


Estados Unidos, 2030

Estados Unidos mágico es muy distinto en cuanto a leyes a diferencia de Inglaterra. Muchas veces tienen conflictos,  pero como en todas partes hay muchas familias que consideran y toman mucho más en cuenta la superioridad de la magia y todos están de acuerdo que el estatus del secreto se debe mantener incluso en estos años.

Solo que nuestra se basa principalmente del deporte mágico más popular del mundo mágico: El quidditch.

En medio de todo esto se encuentra dos brujos mestizos que pertenecen ambos a este tipo de familias que su vida gira en torno al deporte por lo cual son reconocidos como tal, se trata de Laila y Stephen. Por esto, se han visto obligados a convivir pero la realidad es que desde muy pequeños que se detestan y no toleran porque son el cara y sello de una moneda, completamente distintos: Laila es toda una chiquilla distinguida y dulce mientras que Stephen un canalla que solo quiere disfrutar de la vida.

Han pasado los años y todo sigue igual, Steph optó ser jugador de quidditch y recién comienza su fama, por el contrario, Laila siguiendo los planes de su  madre se fue como sanadora para ver a los jugadores heridos. Y es como lentamente todo empieza a cambiar entre ellos desde el momento que empiezan a aceptar sus diferencias.






Laila A. Hills
PB: Naomi Scott
User: Rising Sun




Stephen A. Muller
PB: Dacre Montgomery
User: Shooting Star




Cronología


— Capítulo 1: Siempre en MI camino
— Capítulo 2: No, no puedes gustarme
— Capítulo 3: Cada quién con cada cual
— Capítulo 4: Lo que te pierdes por no quererme
— Capítulo 5:El amor ha tocado la puerta
— Capítulo 6:
— Capítulo 7:


Emme


Post de rol:


Última edición por Shooting Star el Vie Ago 19, 2022 8:57 pm, editado 6 veces


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :

Jue Mayo 05, 2022 7:06 pm por Rising Sun


2. No, no puedes gustarme



~Laila A. HillsJunio, 2030Mansión Hills (2ª escena)



La vida me jugaba malas pasadas. ¿Por qué tenía que ser así? Necesitaba sacarme a Stephen de la cabeza. No puedo seguir pensando en él a cada segundo. Tengo que metermelo en la mente, Stephen Muller no es para mi. No es para mi. Es un chico que no pretende sentar cabeza, por tanto lo repito una vez más, no es para mi. Son de esos que te envuelven en sus encantos pero que al final no quiere nada serio. Pero se me está haciendo tan complicado. No lo puedo evitar, conocer ese lado más sensible de él ha hecho estragos con toda la pared que había creado para no dejarlo pasar. ¿Saben que es lo peor del caso? Es que siento que mi hermano comienza a sospechar que hay algo raro. O no se, tal vez le dijo algo. Lo único que sé es que de mi parte no pienso soltar una prenda sobre él asunto. 

No sabía qué esperar con esta visita. Me parecía rara. En el hospital quizás no se sintió tanto, porque bueno. Normal que quisiera acompañar a mi hermano en el estado de nervios que se encontraba. También que se preocupara porque lo ocurrido tampoco había sido una cosa menor. Pero ahora realmente quería creer que solo venía a buscar a Luke, aun cuando aquella bolsa color rosa me estuviera diciendo a gritos que ese no era el caso. Sentía que el corazón se me salía del pecho. Te odio Steph, odio que me hagas hacer sentir estas cosas. - Oh no, la verdad estoy harta de andar acostada. No me gusta, prefiero dar una vuelta por la casa aunque luego vuelva a la cama. Me desespera quedarme en la cama. Además tienes razón, ya me encuentro mucho mejor así que no le encuentro tanto sentido. - le asegure, mis heridas habían sanado bien y todo esto era más un descanso mental que uno físico para serles sinceros. 

- Vaya, de todos modos como te dije Luke no está y mamá tampoco. Salió con él a llevar a Billy a una cita rutinaria con el pediatra. - la realidad es que estaba sola en casa pues papá igual atendía unos asuntos relacionados con él equipo que entrena y que surgieron de último minuto. Intentaba no verle mucho a los ojos, me ponía nerviosa que se diera cuenta que realmente me gustaba. - ¿A mi? bueno al menos yo si estoy en casa. - comente tratando de parecer lo más normal posible. No podía saberlo, casi me da algo cuando afirmó lo que sospechaba. Era a mí a quien venía a ver. Lo deje pasar, tampoco lo dejaría allí en la puerta esperando. - Esta bien una gaseosa será. - estaba por irme a buscarle la gaseosa a la cocina cuando me hizo entrega de aquella bolsa rosa. - ¡Vaya! No me lo esperaba. - por un instante no pude ocultar la emoción, pero me regañé a mi misma. Así que volví a actuar normal, espero no lo note tanto. - Pero no tenias porque molestarte. Aunque agradezco el gesto. - no quería sonar malagradecida. Pues es más... hasta sentía emoción por ver qué había adentro de aquella bolsa rosada. Pero... vaya que me volvía a la mente el nombre de Gemma.

Apretaba la bolsita contra el pecho sin aún sacar su contenido. - Iré por la soda. - hice eso rápido, estando sola en la cocina le eché una ojeada a lo que había adentro. Era un lindo y adorable peluche de Gato Wampus, no pude evitar derretirme con ello. Pero volvía otra vez a mi mente la otra chica. No estaba bien por ningún lado que lo viera, porque ahora era un peluche, visitas... no quiero parecer intrusa. Volví con la bebida y se la entregue. - Aquí tienes. - tenía que saber más de que era lo que pretendía. Así que solté de forma sutil el tema de Gemma. - Ya lo vi, está muy bonito. Imagino que tu novia te ayudó a escogerlo. - solté, quería pensar que no le haría una trastada y que si realmente me creía una amiga era normal que le pidiera ayuda para elegir algo bonito. Si no fue el caso y ni siquiera se ha enterado entonces me comenzaré a preocupar. Porque implicaría que tienen cierto interés en mí y aunque yo lo tengo en él no puedo caer en ese juego que está comenzando a crecer entre ambos. No, yo no caigo tan fácil. Si alguien se interesa por mí, es solo para estar conmigo. No será plato de segunda mesa de nadie. Oh, pero es tan difícil cuando lo veo a esos ojitos tan bonitos que me hipnotizan. Ese encanto que siempre tuvo pero que ahora es que realmente lo veo y lo valoro. Quisiera correr y decirle me gustas maldito! Pero no, las cosas no funcionan así. Esto es la realidad, no un cuento de hadas. 



Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Sáb Mayo 07, 2022 10:40 am por Shooting Star


2. No, no puedes gustarme



~Stephen A. MullerJunio, 2030Mansión Hills (2ª escena)


Era bastante complicado para el rubio porque cada vez se encontraba con ella (y eso que no era con frecuencia) se sentía muy cautivado como Laila era como persona. Una chica tan sana, agradable y preocupada  todo el tiempo por seres queridos. Estaba agradecido que estuviera mejor y normal que sintiera que sus latidos de su corazón se quisieran escapar del pecho. — Siempre pensé que eras más tranquila pero ya veo que eres muy inquieta. — Dijo con una pequeña sonrisa traviesa, enterándose que se encontraban solos en casa porque Luke, su madre y el pequeño habían salido donde trataba de poner de toda su parte para no ponerse nervioso al respecto, pues lo cierto, es que si no se hubiera complicado tanto, habría buscado la manera para hacer un plan de conquista.

Solo que eran tan diferentes y no podía quitar el hecho que sería ella quién iba a terminar sufriendo. Sus padres eran tan amigos que tampoco quería perjudicar eso. Ni siquiera se sentía seguro solo sabía que todo era muy distinto a como lo había vivido hasta ahora.

Ya le había pasado antes que sintió algo fuerte por alguna u otra, y su comportamiento no fue el adecuado así que no quería cometer ese error con Laila.

Notó como escapaba de su lado cuando se marchó a la cocina por la gaseosa. Esperaba que le gustara, sabiendo que podría complicarse o no, por un peluche que podría representar algo distinto. Pero lo cierto es que también era por un tema que se había recuperado bien y estaba sana. Suponía que esas trabas estarían por un tiempo, solo que veía muy pronto a la chica ya  incluso en el hospital, podría parecer una chica hogareña pero se notaba que también era muy cercana a su trabajo y estudios.

Gracias — Murmuró cuando tomó la soda y sonreía porque le había gustado el regalo. — Siempre es bueno recordar esos años del colegio y vaya que te pareces a un wampus — No pudo decir mucho. Se sentía raro y contaba con esa sensación de acariciar una de sus manos o mejillas. Siempre tenía esas ganas pero ahí hacerlo con ella si le costaba. Estaba al tanto que era un hombre muy de piel.

Tomó el primer trago de la gaseosa y casi la bota cuando escuchó el siguiente comentario. Parpadeó y se percata que definitivamente se había enterado por su propia cuenta que estaba en algo con alguien ya hace algunos meses. Solo qué  ¿cómo explicarle a una chica como ella que era una relación que ni siquiera tenía futuro y de un cierto modo sin compromiso? No valdría la pena, en ese instante, sentía que si lo decía iba a quedar mucho peor frente a ella.

Solo que la palabra “Novia” la consideraba muy fuerte y de un modo espontaneo ya estaba declarando que no era así.

No es mi novia y tampoco me ayudo a escogerlo.  — Murmuró sentándose en el sofá. Había quedado un poco perplejo ante su osadía, ella había sido por completo directa. Y no tenía idea sí era percepción o una sensación propia que notaba un dejo de molestia en Laila, como si la situación no le gustara y consideraba que esto era incorrecto.

Esto lo hice por mi cuenta. Estoy contento que te recuperaras así de rápido. — No quería hablar del tema, sin embargo, no sabía si iba a poder escapar de ese asunto. Quería tenerla como amiga, eso era evidente, pero no le nacía hablar de aquello sobre esto, preguntándose la verdadera razón y por qué no quería hacerlo.


Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Vie Mayo 13, 2022 5:04 pm por Rising Sun


2. No, no puedes gustarme



~Laila A. HillsJunio, 2030Mansión Hills (2ª escena)



No entendía porque tenía que cambiar mi percepción hacia Stephen. Se supone que es algo bueno. Uno siempre debe de tener la opinión correcta y real de las personas. Sin embargo esto se me estaba haciendo un verdadero problema. Es que no había podido dejar de pensar en él. Encontró la forma de colarse en mis pensamientos, de hacerme sentir cosas que no pensé que fuera posible sentir hacia él. Mucho me había resistido de incluso verlo como un amigo. Pues desapruebo su conducta libertina de la cual sé que no puedo esperar nada duradero. Ese es el gran problema. No es que no me interesaría nunca en fijarme en él. Se trata más bien de que sí lo hago, que consecuencias en mi vida eso traería. Es lo que me da temor. Para mi desgracia las cosas se complicaron desde ese encuentro en aquel parque. Dar marcha atrás incluso que es un poco tarde.

De buenas a primeras me había tomado por sorpresa haciendo que fuera inevitable que mi subconsciente me traicionara con una que otra sonrisa que no debía emitir, pero que aun así salia. Como ahora. - Soy más bien pacífica, que es diferente. No se puede ser muy tranquila cuando tienes un pequeño sobrino que puede ser un torbellino de vez en cuando. Así que no, la verdad me desespera estar acostada. Me gusta sentirme útil. - le aclaré, él bien sabía que entre mi madre y yo habíamos tenido que jugar el papel de madre de ese niño. No era huérfano pero era casi como si lo fuera.

No podía evitar querer huir del lugar al darme cuenta que todo esto lo hacía por mi. Es que no lo podía evitar, sentía que me confundía con la forma de actuar. Quería sentir que lo hacía de forma desinteresada. De buena voluntad. Sin embargo tenía muy buen colmillo para darme cuenta que incluso cuando ni él mismo lo aceptara, había algo más detrás de todo esto. Fue por esto mismo que aproveche la excusa de la soda para desaparecer aunque fuera por un momento. Con su reacción y palabras hacía que mis mejillas se sonrojaran. Me quede pensando por un momento en la comparación con el Wampus. Pero antes de que mi subconsciente me traicionara nuevamente y le dijera que me sorprendía que estuviera tan atento como para notar las similitudes, es que no por nada pertenecí a esa casa, antes de que eso ocurriese me llego a la mente un nombre, Gemma.  Así que trate de no parecer tan emocionada y conmovida por el detalle. - Ah de tener mucho que ver con haber sido elegida para la casa del mismo nombre en Ilvermony. - fue lo que al final conente al respecto.

Fue inevitable no notar su cara de sorpresa. ¿Así que creía que no estaba enterada? Que dijera que no era su novia no cambiaba mucho el panorama. Más bien era peor, una vez más parecía que no se tomaba en serio las relaciones como para ni siquiera llamarla novia. - Pensé que ya a estas alturas se lo hubieras pedido. Mala mia. Bueno, supongo que tienes buen ojo para escoger peluches entonces. Igual imagino que le contasté lo ocurrido. - añadí, era algo decepcionante pensar que podría ser diferente pero al final volviera a lo mismo. Así que esto lo tomaré como lo que se supone que sea, un regalo de un amigo. - Lo aprecio, de veras. Fue un mal momento y es bueno darse cuenta de tener apoyo. - asegure, porque tampoco era rencorosa. Quizás el chico ni siquiera tenía ese mismo sentimiento que yo en el pecho y en serio solo quería ser un amigo, no podía culparlo tampoco de las ilusiones que yo solita puede haberme creado en la mente y corazón. - Es bueno saber que al parecer ya me consideras una amiga. - Señalé,  necesito saber su reacción ante esa palabra. Eso me dejaría saber si realmente había sido en un modo inocente de preocupación o en el fondo albergaba algo más.  Necesitaba que entre líneas. Me mande un mensaje, una señal... algo que me hiciera pensar que solo eran exageraciones mías y que de veras podía ocurrir algo. Pero claro, ese era mi corazón hablando, mi cerebro decía todo lo contrario.



Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Lun Mayo 16, 2022 8:39 pm por Shooting Star


2. No, no puedes gustarme



~Stephen A. MullerJunio, 2030Mansión Hills (2ª escena)


La miró a los ojos, notando que no era muy grato para ella que señalara que era tranquila. Solo que ahí no encontraba que tenía la razón, porque sí que lo era. Sin poder evitarlo, contestó. — Me refiero a que eres tranquila a comparación de otras chicas que he conocido, y también voy a enfocarme en hombres. Eres sana, tranquila y con un toque dulce que no tienen muchos. — Porque lo cierto es que si pensaba en sí mismo era mucho más alocado y libertino. Laila era una chica de bien, familiar y esos detalles se notaban, no iba en un ámbito de ser alocada con su sobrino donde todos con los niños sacaban su lado más infantil.

La selección jamás se equivoca y tienes varias características, imaginaba que podría gustarte. — Dijo ya mucho más adelante cuando sostenía la  gaseosa en su mano y bebía lentamente para conversar un poco, pensando que sería un momento grato hasta que sacó el tema de su amiga con beneficios.

Por supuesto, que sin ser intencional, Luke había hablado más de la cuenta y ella se enteró. Notaba una cierta molestia en su voz y no quería imaginar que eso la agobiaba o algo parecido. Se sintió muy incómodo solo que si quería ser más cercano a ella, suponía que tendría que aceptarlo con sus aventuras y locura frente a sus relaciones.

Volvió alzar su mirada azulada hacia a ella, tragando algo de saliva. — Lo fui a comprar durante la mañana ya que es mi día libre — Comenzó a contar, y bien haciéndose el que no le afectaba solo respondió a su comentario. — Se enteró, bueno el ataque al hospital fue muy mencionado por varios días — Exclamó mostrándose neutro aunque en el fondo no estaba nada cómodo.

Cuentas conmigo para lo que sea, Laila. Sé que nos llevábamos mal, pero ya eso quedo atrás ¿no? —Normal que no confiara en todo en él, es que eran demasiado distintos pero si se esforzaba poco a poco iba a ganársela dado que tenía el presentimiento que era correspondido y ella se divertía estando cerca, estaban conociéndose más y no tenían alejarse solo por el miedo al amor. — Un buen apoyo siempre viene bien, sé qué harías lo mismo por mi si algo me pasara. — Se encogió de hombros, simplemente quería pensar así porque a la vez la consideraba una excelente persona que se preocupaba del resto. Ya ni ganas sentía de molestarla, aquel encuentro en el parque logró mucho estragos.

Un nuevo incomodo silencio.

Lo cierto es que no podía verla como amiga cuando sentía su corazón acelerado solo por estar a solas con ella. Era un hecho, que pensaba en la morena como una mujer que le atraía y que quería algo más. No quería confundirse y suponía que ya cuando no aguantara más iba hacer algo. Con Gemma no sentía nada parecido, suponía que solo era libertad y pasión, porque por el contrario, Laila era todo un huracán que lo hacía sentir en su interior que perdía toda su estabilidad. Solo esperaba que no preguntara más de la cuenta sobre su “relación”

Supongo… sí te considero una amiga — Confirmó, sin mostrar por fuera que realmente aquello no era así, solo que era mejor que fuera de esa forma. Nada que hacer, por primera vez, pensaba con la cabeza dado que dudaba que una chica tan perfecta como ella lo aceptara como era, por lo que era mejor que quedaran como amigos.

Era muy probable que esos sentimientos iban a desaparecer con el tiempo y se convertirían en buenos amigos. Sin darse mucho cuenta, ahí sentado se acabó la gaseosa y ahí se quedó sin saber que hacer o decir.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Mayo 19, 2022 5:45 pm por Rising Sun


2. No, no puedes gustarme



~Laila A. HillsJunio, 2030Mansión Hills (2ª escena)



Me esforzaba por no perderme en esa mirada azulada. Resultaba hipnotizante para mí. Lo peor es que incluso ahora el tener una conversación resultaba tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo. Pues no quería dejar que se me escaparan mis sentimientos por andar tan envuelta en las cosas que me decía. Para mí es complicado decidir si Stephen era mi príncipe azul o mi verdugo. Porque, por una parte, parecía que al final era todo lo que quería en un chico. Rayos que hasta estaba siendo detallista, cosa que nunca había recordado. Más por otro seguían los fantasmas del pasado, presente también pues no dejaba de estar en su vida la tal Gemma. Así que todo esto me confundía, no quería sufrir por amor. Tampoco quería enemistar a Luke con él. - Oh bueno, hubieras comenzado por ahí.  - respondí cuando aclaro lo de ser tranquila, intentaba no reír y parecer demasiado entusiasmada con la visita. Aunque siempre y se había escapado una ligera sonrisa.

- Eso es muy cierto, nunca se equivoca. No sé tú, pero yo recuerdo mi selección como si hubiera sido ayer. - asegure, Le daba hacia atrás a mi memoria y podía recordar a esa niña entusiasmada pero nerviosa al mismo tiempo esperando a ser llamada para la ceremonia de selección. El detalle del peluche era muy significativo. No había sido un peluche cualquiera, sino uno que me representaba. Además de que tenía una apariencia demasiado tierna. Imposible negarme a mi misma que eran cosas como estas las que me derretían. Pero no, no puedes gustarme Steph. No se puede. Necesito meterme en mi cabeza que lo más que podemos ser es volvernos amigos. Sería lo ideal, aunque no podría asegurar aun así que mi corazón se conforme con ello.

Pobre Luke, es posible que ahora quedara como hablador. Más la realidad es que había sido de puro accidente el que me enterara sobre Gemma. Es más yo ni siquiera sería capaz de preguntarle algo así directamente a mi hermano. Lo menos que necesito es que se ponga atar cabos sueltos y termine por darse cuenta de que algo cambio entre ambos. Que su querida hermana para rematar está teniendo sentimientos encontrados hacia uno de sus mejores amigos.

Necesitaba ponerle freno a esto antes de que se me saliera todo de control. Por lo menos necesita descifrar si en su cabeza tenía esos mismos sentimientos encontrados como yo. Así que había comenzado ahora un festival de preguntas intentando hacerle ver que estaba muy consiente de su relación con otra chica y que no era un detalle insignificante. - Oh, si lo sabe. Igual que todo mundo siempre llego a sus oídos la noticia.  - sí lo sabe, pero se enteró... no se lo dijo. Significa que no le ha dicho nada de mí. Aun cuando se supone que ahora somos algo como 'amigos' y le importo tanto como para ir a comprarme un regalo y llegar hasta mi cuarto. - Sí, supongo que sí. No negaré que aunque tienes cosas que no apruebo... eres alguien con quien puedo contar si ocurriera algo. - asegure. - Aún está en pie lo del entrenamiento. Solo que ya cuando este al cien por ciento. - decía intentando parecer lo más normal posible. En el fondo esperaba que para ese entonces haber podido sacármelo de la cabeza.

- Por su puesto, no podría negarlo. Claro que lo haría. Para eso están los amigos. - Era incómoda esta situación por mi boca salían unas palabras, pero mis ojos querían decir otras. El recalcar tan enfáticamente la palabra amigos era como clavarme yo misma un puñal porque sin duda hubiera preferido que no fuera así. Pero simplemente no se puede. Debe haber un chico que sea bueno y que nada más tenga ojos para mí. Ese príncipe azul me ha de estar esperando en alguna parte. - Sí, sí. Amigos. - Era lo mejor. Note que se había terminado la gaseosa. - ¿Quieres más? - pregunté por qué realmente no sabía que más decir o hacer. Sin embargo el chico declino dando a entender que había sido suficiente, mas bien decidió marcharse. Mientras que yo me quede pensativa y algo frustrada luego que se marchara sentada en el sofá mientras observaba de manera nostálgica el peluche.



Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Jue Mayo 19, 2022 10:12 pm por Shooting Star


2. No, no puedes gustarme



~Stephen A. MullerJunio, 2030Mansión Hills (2ª escena)


Stephen estaba consciente que estaba sumamente atraído por Laila. Es que simplemente la encontraba perfecta, no le gustaban las comparaciones, pero no podía evitarlo: Era tan diferente a las demás que se cautivaba con su presencia y eso también hacía, que se sintiera intranquilo y con demasiadas confusiones en la cabeza.

No supo que contestar a lo dicho, solo quedo mirándola perplejo y tratando de no perderse en esos labios que incitaban y llamaban a ser devorados. Maldición, lo tenía enfermo y no ayudaba nada que estuvieran solos en la casa. No era correcto, sentía que la iba arruinar si solo daba un paso más y eso dolía, porque quería y no podía.

También la recuerdo y sinceramente no tenía idea en que casa encajaría. Lo cierto, es que no importaba no estaba del todo bien en ese entonces. — Reveló. Solo que ella lo supondría bien porque no era secreto para los Hills que había perdido a su madre a la corta edad de 10 años y a los 11 años no tenía ganas de nada, estaba con psiquiatras y médicos mágicos que junto a su padre los estaban sacando adelante. — Fue después que me di cuenta que era un buen componente de ave de trueno. — Comentó para alejar la nostalgia que tenía en su mente y corazón. Nunca olvidaría a su madre, de hecho, aún en el mes de la muerte de su madre estaba muy deprimido, no era algo que superara con facilidad, sentía que en muchos sentidos le había hecho falta.

El rubio asintió con la cabeza. — De hecho, fue tu hermano quién se lo comento. Es una muy buena amiga de ambos. — No tenía que dar detalles, ella se había dado cuenta solita que amigos eran solo que con varias ventajas.

Una sonrisa se le dibujo en los labios – luego de un buen rato – porque bastante callado e incómodo estaba, cuando ella comentó que habían varias cosas que no eran de su agrado. — Deberías aprender aceptar como soy,  fue lo que hice y eso que me caías de la patada. — Murmuró como si nada, sacando ese tono y modo burlón que solía tener con ella antes, ya no sería así, no sentía esos deseos de molestarla todo el tiempo pues lo que habían vivido en el parque fue demasiado fuerte aunque muchos pensaran que era un momento simple. Para él, si lo era porque aún se preguntaba hasta del efecto del cambio extraño de su cabello.

Encontraremos el día, solo espero que esta vez no ignores los mensajes cuando pueda y así avisarte — Tuvo que decirle. Había ignorado sus mensajes del celular lo cual no olvidado y ahora soltaba, viendo que estaba mejor de salud. Sinceramente ya no se sentía tranquilo ahí y de la misma ansiedad, había terminado demasiado rápido la bebida.

La palabra amigo dolía.

Pero era lo mejor, solo debían serlo y así estaría todo bien. ¿O no?

La mirada azulada se dirigió a ella cuando confirmó que eran amigos y supo que no tenía nada que hacer ahí. — No, gracias. — Se excusó al no sentirse bien al estar cerca de la chica y cuanto había hecho estragos esa palabra que él mismo también señaló. — Tengo cosas que hacer y solo vine a verte de paso. — Mintió, si todo hubiera sido diferente se habría quedado con ella.  En otra ocasión, hubiese llamado a Gemma a su casa para follar con ella pero ni esas ganas sentía, algo haría. Quizás ir a conversar con algún amigo quién lo guiará en esto, uno que no fuera el propio Luke, así que desde ese momento comenzó a pensar en las posibilidades. Terminó por despedirse de ella, dándole un suave beso en la mejilla solo por gesto cordial y salió de la casa.

Que momento más extraño. Ya no sabía que pensar.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Dom Mayo 22, 2022 5:28 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Había pasado un tiempo desde aquella inesperada visita de Stephen en la cual trajo aquel regalo. Sin lugar a duda me había dejado demasiado desconcertada, más confundida de lo que estaba antes. Mi mente decía una cosa y mi corazón otra. Tenía que tomar una decisión por mi propio bien. No podía nublar mi mente por lo que mi corazón dijera. ¿Y si terminaba sufriendo tal cual le paso a mi hermano? Tal vez no del mismo modo, pero podría salir lastimada. Era algo que no quería, además de que terminaría por arruinar su amistad con mi hermano. Tampoco quería eso. Así que, en resumen, ya tuve mi decisión. Olvidarme de ese sentimiento. Verlo tan solo como eso que decía que era, su amiga. Por tanto, cuando Derreck Chan me invito a salir por primera vez luego de un corto tiempo desde su llegada a Estados Unidos, acepte.

Derreck Chan, un estudiante de medimagia en su último año y quien estaba de intercambio en la universidad Mágica de Estados Unidos. Proveniente de una familia reconocida de china. Educado, caballeroso. Era del tipo de medimago dedicado a sus pacientes, de los que estaban ellos primero sobre cualquier valor monetario. Justo el tipo de chico que necesitaba. Trabajador, respetuoso, guapo y serio, era el ideal, el príncipe azul que siempre busque desde que era solamente una niña. Así que debía intentarlo con él, sé que podría llegar a ser feliz al lado de Derreck. Quizás no sentía amor por él, pero si cariño y eso me basta por ahora. Con el tiempo estoy segura de que terminaré perdidamente enamorada de él.

El tema de Stephen había quedado a un lado. Pues ya lo dije, lo mejor era nada más quedar como amigos. Aun así, aquel peluche del Wampus se encontraba sentado en mi mesita de noche, era ese ligero recordatorio de mis sentimientos, pero también me ayudaba a probar mi fuerza de voluntad con el asunto. Me preparaba para la actividad de beneficencia que se haría para ayudar a las víctimas más necesitadas del ataque del hospital. A estas alturas aún había personas que necesitaban dinero para poder costear sus tratamientos por las secuelas dejadas de las heridas que tuvieron en el incidente. Yo no había tenido problema, era estudiante de sanadora y también venía de una familia pudiente. Pero no todo mundo corría la misma suerte. Por lo que por esto se hacían este tipo de actividades. Se trata de una cena concierto, y las familias más prestigiosas de América y una que otra invitada de algunas otras partes del mundo mágico, fueron convidadas para participar de ella. Por mi parte, yo asistiere con mi nueva pareja, Derreck. Podríamos decir que ya éramos casi novios, aunque aún no me lo había pedido.

Me di una última mirada al espejo. - Listo, creo que ahora sí. - mire el peluche. - No me mires así, sabes bien que él no es para mí. Así que no me veas con ojitos de reclamo por asistir con otro a la actividad. - le decía al peluche como si tuviera una conversación, pero si somos sinceros, realmente era conmigo misma la conversación. Llegue colgada del brazo de Chan, con una sonrisa en los labios. Es que podía ver lo bonito que estaba el lugar, la mucha gente que igualmente asistía. Por lo que quería decir que todo esto sería un éxito.  No era materialista, no le daba tanta importancia a los eventos como este. Salvo que fueran por una noble causa, y este era el caso. Llegamos hasta nuestra mesa. - ¿Gustas una bebida? - me pregunta Derreck con una sonrisa. - Sí, creo que un champán estaría bien. - le respondí. - Perfecto, iré por el champán. No tardaré, lo prometo. - aseguro el chico dando un beso en mi mano y se marchó a buscar la bebida. Mientras yo observaba a todos para ver si lograba reconocer algunos de los presentes.


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Dom Mayo 22, 2022 11:28 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Nada que hacer. Tenía que asumir que esa atracción debía irse al olvido, pues estaba seguro que congeniarán más como amigos. Por supuesto, esta vez, fingiendo buena onda y toda la cosa, había hablado por mensaje con ella y todo parecía estar bien. Lógico, muchas veces sentía esas ganas irremediables de decirle que quería juntarse con ella o decirle algo lindo como solía ser él, en realidad, cuando una chica le gustaba. Pero Laila era tan distinta que hasta sentía temor por esa fuerte atracción.

Igual se habían visto en Junio en algunas cenas familiares donde no pudieron hablar mucho, pero se notaba que su tensión negativa había acabado y hasta la familia lo notó, dictando que habían madurado.

Y todo estaba bien, hasta que un día Luke llegó todo desconfiado, dictando que su hermana se estaba frecuentando mucho con un compañero de trabajo, que él pensaba que eran amigos pero ya se estaba notando que todo ya iba  para otro lado. Fue cuando Stephen perdió toda esperanza y recalcó en su mente que era lo mejor que podía pasar, así nada ocurriría entre ellos. Porque ciertamente, también no tenía idea cuanto se iba a poder contener, el rubio era impulsivo y a veces, hasta se reclamaba así mismo, por sus propios actos.

Prefirió no hablar mucho con ella, porque lo cierto era quién siempre tomaba la iniciativa y tampoco iba a ponerse alegar por mensaje y preguntar si era cierto que tenía novio. No tenía ni moral, el metamorfo seguía con Gemma y era con la única que estaba en esos meses, no tomaba en cuenta a las otras, porque la chica aun cuando era su amante también era una excelente amiga, así que le agradaba mucho su compañía. Demasiado.

Y era más fácil olvidarse de Laila.

Por lo que prefería tenerla a su lado, porque no tenía idea que iba a pasar cuando terminaran esa alocada relación.

Resultó que con el pasar de las semanas, un anuncio de un gran evento para las familias de quienes habían sido heridos en el Hospital, se realizaría. Por supuesto, como equipo, varios jugadores habían sido invitados y él no era la excepción, solo que luego se dio cuenta que su padre también estaba invitado pues eran las familias más distinguidas que asistirían, solo que su padre no iba a poder ir, dejándole su invitación para que invitara a algún amigo o a su chica.

Fue que se le ocurrió la idea de invitar a Gemma, y desde el minuto uno que lo hizo, la pelirroja fue más que feliz con la invitación, asegurando que se vestiría divina para él y que estaba segura que lo iban a pasar muy bien, además que era la primera vez que se mostrarían en público.
Comentarios y opiniones iban a tener que afrontar, estaba acostumbrado a que los paparazzi mágicos quisieran saber toda su vida.  

Le advirtió eso y que tuviera claro que su ex novio iba a molestarse mucho más con ella si veía que su relación iba en viento en popa, donde la chica comentó que en eso podría salir algo positivo o negativo.

Llegó el día del evento que era como una cena concierto formal, y llegaban con miles de flash encima, con algunas preguntas de por medio. — ¿Quién sabe? Tienen que averiguarlo, no se pierdan el próximo capítulo del golpeador Muller V.2— Jodió con cierto sarcasmo, mientras que Gemma soltaba una risotada y no podía detener la risa hasta cuando entraron, donde se alejaron de los periodistas pesados y quedaban solo aquellos que informarían los detalles la festividad.

Eres tan divertido, Step — Lo elogió Gemma con una sonrisa fascinante que lo tentaba — Muchas veces me reclamo a mí misma por no estar enamorada de ti. — Decía con dulzura, mientras que ella se acercaba a él y sabiendo lo que quería hacer, accedía a besar sus labios con suavidad.

No es para tanto, aunque sé que te hubieras derretido por mi si no existiera el "gran idiota"— Comentó el rubio mientras que mantenía la escasa distancia con ella, ni se había dado cuenta pero cuando vio su alrededor fue que la notó. Ahí se encontraba Laila, contemplándolo y quiso saludarla, solo que en ese preciso instante, un chico se acercó a ella trayéndole una copa de champán.

Crack.

Supo de inmediato que se trataba del novio de Hills y no quiso saludarla. ¿Para qué negarlo?

Esa escena hizo que se sintiera terriblemente mal.


Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Lun Mayo 23, 2022 4:16 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Recordaba cada vez que lo veía en las cenas familiares. Era una encrucijada para mi porque quería actuar normal. Como si nada hubiera ocurrido. Creo que hubiera sido todo mucho más sencillo si nos hubiéramos seguido peleando. Pero no, ni eso se podía. Ahora se supone que éramos amigos. Sé que es lo más saludable. Así no arriesgo el corazón y al mismo tiempo podía haber cierta paz para nuestras familias pues ya no tenían que escuchar nuestras discusiones las cuales muchas veces eran catalogadas de infantiles por el hecho de no saber cuándo admitir que alguno estaba errado. De hecho, ellos juraban que todo se trataba de haber madurado. Tal vez había algo de ello. Más la realidad iba más lejos.

Todo se puso más sencillo, al menos un poco, con la llegada de Derreck a mi vida.  Tenía un motivo para ilusionarme y pensar que todo estaría bien al final de todo. Que no tenga que preocuparme por alguna decepción. Esta vez había optado por responder los mensajes de Stephen, eso ayudaría a mi misma aprender a controlar mis sentimientos pues si podía responder sin la necesidad de parecer emocionada de hablar con él, entonces iba por buen camino. Parecía que lo estaba manejando bastante bien. Las conversaciones no se llegaban a ir para el ámbito personal, eso es algo bueno. Aunque admito que aún así cuando escucho el ring, del teléfono anunciando mensajes siempre me recorre una cosquilla por el estómago. Pues se que se trata del rubio. Solo que intento no darle tanta importancia. No puedo,  no es posible. Por eso últimamente me he involucrado toda la mayor cantidad de tiempo posible con el sanador. Me gusta su compañía, me hace sentir tranquila, me saca una sonrisa. Es el chico ideal.

Ya puedo escuchar a mi hermano cuestionado cuando pretende hacerlo formal. Espero que no lo haga, que no lo presione. Lo menos que necesito es que lo espante. De todos modos creo que es casi un hecho. Tal vez sólo hemos estado saliendo desde hace un mes pero todo parece estar saliendo de lo más bien así que espero que nadie lo arruine. Qué Chan me acompañe a este tipo de eventos me deja saber que tiene los mismo intereses que yo. Ambos queremos lo mejor para nuestros pacientes. Y él incluso si yo hubiera estado indispuesta y no podía asistir, dejaría su donativo como quiera aún cuando no asistiera. Por lo que no lo hacía por aquello de que la sociedad mágica de clase alta vieran que era parte de ella.

Había muchas caras conocidas en el salón. Pero al mismo tiempo eran caras que no me interesaba acercarme. Gente bastante superficial. Menos mal que estaban aportando algo positivo. Esperemos que Derr volviera con el champán mientras daba  pequeños golpes en la mesa con las uñas un poquito ansiosa porque comenzará la parte del concierto. Así al menos habría música. Fue mientras esperaba y seguía inspección con la vista de los que allí estaban cuando lo noté. Tragué saliva, era Stephen. No era lo mismo lidiar con él por texto. Donde creía que ya tenía todo fríamente calculado, que podía manejar una conversación con él fácilmente. Pero tenerlo aquí, en persona cuando ni siquiera estaba mi hermano cerca lo cual podría hacer que se distraiga con él y evadir su atención hacia mi. Para mi desgracia allí estaba, y para colmo nuestras miradas se cruzaron. No supe como actuar. Sin darme cuenta se me había escapado una sonrisa. Pero note que alguien estaba con él y se comenzaban acomodar demasiado cerca y cariñosa. No la conocía. Sin embargo, algo me decía que debía ser la famosa Gemma.

Sentí una ligera punzada en el corazón. Quite rápido la mirada del rubio. Era demasiado ver lo bien que lucían juntos. No debo, se que no. Además tengo tan cerca de mi al chico ideal, que en realidad sólo debo concentrarme en él. Que no te afecte Laila, que no te afecte. Inevitable aun así que se quedara en el pecho una sensación incómoda de recordarlo. Me había quedado un poco con la mirada perdida cuando entonces me hizo volver en sí la voz de Derreck.  - Muchas gracias. - le respondí fingiendo que no ocurría nada.  - No hay de que. Para mí es un placer servir a una chica tan linda y distinguida. - aseguró soltando una suave sonrisa. - Oh, no exageres. Pero gracias. - asegure devolviendo la sonrisa.  Hacían el primer llamado para que comenzara la función, intente estar atenta a lo que ocurría frente de mi pero el sanador una vez más interrumpió mis pensamientos. - ¿Qué te sucede? Te quedaste un poco ida hace un rato. - una excusa Laila, inventa una excusa. - Creí ver a un amigo pero me quedé pensando si realmente era él eso es todo. - le comente. - Oh. - el chico dio una mirada en la dirección hacia donde yo miraba antes de que me entregara el champán. -Ah, imagino que creíste ver a Muller. Se que tu familia y la suya son muy cercanas por el quidditch. Porque no pasamos a saludar. - mis ojos se abrieron grandes. - No, no. Gracias. Luego. - respondí. - Vamos, luego estará por comenzar el concierto y se te hará más difícil ir hasta donde él. Además sería bueno conocer a uno de tus amigos. - insistió. Si me negaba sería peor. Por lo que en un abrir y cerrar de ojos ya estábamos los dos  frente al otro par. - Buenas noches. - no me quedó de otra que saludar. Ni siquiera quería ver directo a la otra chica. Era demasiado incómodo. Me aferré al brazo de Derreck. - Que curioso encontrarnos aquí. ¿No, Stephen? - bien sabía que no era el tipo de eventos que al menos yo solía frecuentar.



Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Lun Mayo 23, 2022 6:22 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Stephen no era para nada un chico cursi. Detestaba ser un romántico y detallista como muchos solían ser. Estaba alejado a ser un hombre que se enamoraba, sus relaciones eran pasajeras y aventuras, si tan solo estaba con Gemma porque a la vez era su amiga con beneficios y nada más. Cero problema.

Pero se estaba dando cuenta cada vez más que con Laila era por completo diferente, porque ese crack de antes, era como si se hubiera partido por la mitad el corazón, porque vaya que costaba verlo con otro, es que nunca la había visto con alguien y más porque sabía que era una mujer que se iba hacia la lealtad y fidelidad, si estaba con alguien era para pasar mucho tiempo e incluso casarse, así que Muller ya se la estaba imaginando en el altar con aquel ¿chino? ¿coreano? ¡Ni puta idea!

Lo peor de todo es que sí se veía a su altura y parecían ser la mejor y distinguida pareja del lugar. Maldición. Fueron como mil patadas en el estómago presenciar la escena, aparte de ese dolor en su corazón. Se daba cuenta que sus sentimientos eran mucho más fuertes de los que creía y ahora sí que dolía.

Su semblante cambio enseguida, habían intercambiado miradas que evitó cuando el chico se acercó a ella y se ponía a conversar. Soltó un suspiro, no se sentía bien y estaba cabreado, es que el muy maldito seguro que le daba todo lo que él no podía darle y detestaba ser como era.

Luego se dio cuenta que debía aceptarse tal como solía ser, no había remedio porque lo cierto es que nadie podía cambiar por el otro al menos no por completo, sino que actitudes. Ante su silencio, Gemma lo miró curiosa, porque muy lejos había quedado el Stephen Muller gracioso y con una sonrisa en el rostro. — ¿Ocurre algo? ¿Viste algo que no te gusto? — Preguntó analítica la pelirroja mientras buscaba con la mirada la razón y por qué Step había cambiado de un momento a otro.

Oh, nada. Pensé que había visto a Jackson, ya sabes.. ese imbécil que siempre trata de competir conmigo, pero me equivoqué. — Mintió. Era lo que más podía hacer por ahora, solo que sabía que en algún momento terminaría hablándole de Laila porque confiaba en ella, solo que no era la instancia adecuada, venían ahí para escuchar buena música y disfrutar de unos excelentes tragos y platos.

¿Quieres algo para beber? Porque yo me iré por algo fuerte. — La chica declaró que se iría por un licor dulce, y estaban a punto de ir, cuando la pareja se acercó a ellos. Y vaya, que no deseaba que se acercaran. Por suerte, Gemma sostenía su brazo o sino habría sido brusco estando solo.

Buenas noches. — Señaló devolviendo el saludo y mirándola fijamente, como si pudiera decirle todo con una simple mirada, que destacaba la decepción y alegatos de como no podía estar con alguien como él. Solo que en palabras era cordial por respeto al chico y la misma Gemma. — A mí no me parece nada curioso, era lógico que vendrías después de lo que paso y yo junto a mi padre siempre he aportado en este tipo de eventos. ¿Viniste solo con tu pareja? — Dijo refiriéndose que si los Hills estaban o no. Su mirada fue hacia el chico lo saludó con la mano, usando más presión de la cuenta en el apretón solo por picado. — Stephen Muller, un gusto. — Se presentó y mirando a Gemma, prefirió presentarla a la vez, a los dos, porque parecía que Laila tampoco la conocía. Era más amiga suya que Luke.

Ella es Gemma Walker, mi pareja. — La presentó como tal, notando como su amiga se sonrojaba y luego disimuladamente le apretaba más el brazo, que significaba que quería explicaciones. Tenían sus códigos, sabía que luego tendría que hablar al respecto.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Lun Mayo 23, 2022 7:23 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Esto tenía que ser una broma de mal gusto del destino. Sé que las posibilidades de que terminara asintiendo al mismo evento que él era bastante altas. Sin embargo, que terminara siendo a quien primero dictara entre tanta gente durante la velada era realmente un momento desafortunado. Para colmo de males mi excusa para justificar mi distracción tampoco fue de ayuda. Más bien, lo hacía peor. Todo se estaba volviendo demasiado confuso haciendo que hubiera deseado solo enviar el donativo y no haber llegado hasta aquí.

La pelirroja se veía tan radiante, una chica despampanante. De esas que hacen que los chicos volteen a verlas tan pronto entrar a la habitación. Yo no era de esas, tenía mi encanto, pero era más de las chicas más delicadas y refinadas. No es que la otra no lo fuera, pero tenía ese toque de atrevimiento que evidentemente no tenía yo. Es que no soy así, no es lo que me interesa. Cuando yo quiero tener a mi lado a un chico, quiero que vea en mí todo lo que soy, no solamente como me veo. Por desgracia, Muller prefería el tipo de chicas sin compromiso alguno que no pretendirera atarlo por nada y por eso nos encontramos a ahora en estas circunstancias.

Cuando Stephen devolvió aquel saludo, nuestras miradas se cruzaron. Podía sentir incluso algo de reclamo en la misma. Aunque realmente no comprendía con que derecho se atrevía a reclamar, por lo que hice un sutil gesto con la vista hacia la pelirroja. Como quien dice, no te atrevas a decir nada cuando andas acompañado. Pero por más que me hiciera la más firme con mis decisiones, la que no le afectaba verlo allí del brazo con aquella chica, por dentro sentía que me comenzaba a desmoronar. Me desmoronaba porque no comprendía como si parecía importarle tanto, nunca hizo algo que me demostrara que no importaba como él fuera, que lo iba a intentar. Más claro, parecía que por más que le importara nunca sería más importante que su libertad y eso era decepcionante, me recordaba que lo mejor que podía hacer era dedicarme a ser feliz en brazos de otro. Uno que compartiera mis mismos intereses, mis mismos fines.

- En esta vida no se puede asegurar nada. Estaba también la posibilidad de aportar sin participar de la actividad. - siendo sincera volvía a recordar que tal vez fue lo que debimos hacer e ir a pasar el rato a otro lugar. Pero ya era tarde para eso.  - Aunque sí, luego de lo que paso era un evento que valía la pena asistir. - señale, lo hacía más por los necesitados.

- Sí, solo nosotros dos. - le respondí mientras aún me mantenía aferrada al brazo de Derreck. Note como ese apretón de manos fue un poco extraño. - Derreck Chan, un gusto. - le decía el medimago mientras agitaba su mano, quería pensar que el exceso de fuerza se debía a su complexión de jugador de quidditch. Espero no encuentre nada raro. - Ah, así que eres la famosa Gemma. He escuchado mucho de ti. - aunque nunca que la presentara como su pareja, como si fuera ya algo oficial. - Yo soy Laila, Laila Hills. Una vieja amiga. - recalque, su cara me dejaría saber si realmente le había o no hablado de mí. Todo esto era frustrante porque que Stephen solía dar la impresión de nunca querer estar en pareja y ahora salía con esto. Sentía que el corazón se me apachurraba. Intentaba actuar normal, pero era difícil.

El medimago noto que había algo de tensión, pero no captaba bien el porqué, así que con la más genuina intensión de simplemente aliviar las cosas volvió hablar. - ¿Desean unas copas? Hay un buen catálogo de licores en la barra. Deberían probarlos. Al menos el champan puedo asegurar esta exquisito. - sugirió. No por favor no, espero que ni se le ocurra querer acompañarlos. - Sí, muy buen champan. - decía mientras le daba  un sorbo a mi copa. De no ser porque no soy de las que le gusta embriagarse hubiera preferido que fuera algo mas fuerte. A estas alturas no sé si solo es por tratar de ser amistoso o porque realmente siente que algo raro ocurre y quiere ver como lo descubre. Segunda llamada... ya las luces del salón se ponían algo mas tenues. No veía la hora de que la música comenzara y así tener una excusa para regresar a nuestra mesa sin parecer desesperada. Porque lo estaba, pero sobre todo tenia el pecho apretado de solo ver lo bien que lucían juntos. Laila, vuelve a concentrarte en Der. Eso es lo que debes hacer.


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Lun Mayo 23, 2022 9:32 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Definitivamente era una broma de mal gusto. Es que sabía que asistirían los Hills, era un hecho que siempre se juntaban y por ende, veía a Laila. Solo que pensó que la vería con Luke, sus padres o el pequeño. Así era siempre ¿Por qué ahora era diferente?
No dejaba de ser chocante.

Verla con otro hacía que sus instintos asesinos fluyeran, pues estaba tan molesto que sabía que podía perfectamente a ponerse a pelear, solo que no estaba enojada con ella, la morena tenía todo el derecho de tener a alguien a su lado, pero era más bien una molestia consigo mismo de no poder ser el indicado y lo que buscaba.

Se moría de celos. Los dos encajaban a la perfección, lógico que era medimago del cual debía estar derretida, lamento enormemente que se acercaran, dándose cuenta que Laila no había tenido remedio de ir, porque no era de las que se andaban luciendo con su nueva pareja ni nada, siempre había dicho que era bastante tranquila y ante todo, elegante.

Nada que ver con Gemma, su amiga era espectacular, solo que era mucho más osada y espontánea, si había notado unas cuantas miradas hacia a ella y su escote, que el mismo se había dado el gusto de deleitarse. Nada que decir, era preciosa y lo mejor es que se parecían, no podía negar que en ese sentido eran exactamente iguales. — Valía la pena, el hecho fue demasiado injusto y mucha gente quedó vulnerable, así que si este es el modo de ayudar había que hacerlo de la forma más correcta.— Comentó como si nada, Step era de esos que se preocupaba por el que más lo necesitaba y esos ataques siempre traían consecuencias a muchos, como a él mismo, al menos de alguna forma tenía que honrar la memoria de su madre sí no era auror.

Matare a Luke, en la mañana confirmaba que iba a venir y nada que se aparece. Ya me tiene harto, estos son los momentos para distraerse de su tristeza. — Gemma confirmó con la cabeza, coincidiendo con él, también había tratado de ayudarlo. — Mi papá tampoco pudo venir, así que por ello traje a Gem — Acarició su mano solo por acto natural solamente, no por andar provocando ni nada, siempre había sido así de cariñoso con ella. La pelirroja correspondió a ese gesto, y solo sonreía a los otros dos.

Su sonrisa se amplió de una manera cautivadora al presentarse con ellos. — Yo también te conocía por nombre, conozco a Step y Luke ya desde hace mucho tiempo, trabajo en el departamento de comercio y deportes del MACUSA. Organizo gran parte de los partidos. — Murmuraba la chica que conocía a la gran parte de los jugadores de quidditch de todos los equipos de Estados Unidos.

Por su parte, el rubio notó que a Derreck  le había dolido ese apretón, donde con una pequeña sonrisa, solo molestó algo más. — Lo siento, ya sabes la fuerza de un golpeador. Ni me doy cuenta. — En el fondo, le había agradado hacerlo, igual había notado la mirada de Laila donde solo seguía quejándose del porque lo había hecho ¿Es qué también estaba celosa? No podía evitar confundirse, porque notaba que no la estaba entendiendo del todo.

Gemma tan simpática se fijó finalmente en Derreck. — Yo por el contrario de mi pareja, porque aún no somos novios, si te conozco a ti por alguna otra revista de medicina mágica, Derreck ¿Puedo tutearte, verdad? Una gran eminencia en la Medimagia, que bueno que estás dentro del hospital.  — Mencionó sonriendo y fue la primera en confirmar cuando él propuso que fueran por unos tragos. Pues lógicamente, notaba que Laila estaba tensa con ella por algún motivo.

Sí, ahí íbamos. — Aceptó la invitación también el jugador de quidditch que necesitaba y pedía a gritos un licor fuerte. — Así podemos brindar por el “amor”. Se ve que hacen una bonita pareja. — Los elogió, pero también iba con todo el sarcasmo del mundo, y mejor que comenzara luego el concierto porque lo cierto es que todo se podía volver peor, simplemente no soportarlos.

Seguía enojado con él mismo. Y lo cierto, es que también con Laila, solo que no quería pensar tan mal que ella prefería a medimagos sobresalientes, educados que un rebelde y simple jugador de quidditch.

Realmente estaba muy molesto y no quería que se le notara, el evento que llamaba ser grandioso se había vuelto todo un fiasco. Por lo que cuando llegaron al bar y  Derreck iba por los tragos, intencionalmente rozó el brazo de la morena al pasar por su lado, dándole una nueva mirada que dictaba todo.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Mar Mayo 24, 2022 12:39 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit




La realidad es que el comentario de antes lo había hecho solamente por aquello de decir algo. De parecer sorprendida de que estuviera allí, y no que pensara que mi cara de sorpresa debía por la presencia de la otra chica. - Menos mal que al menos no dejaron a la gente desamparada luego de lo ocurrido. Nadie tuvo la culpa de tener que recibir tratamiento adicional luego del incidente. - es que obvio, el ataque fue en un hospital, por lo que la mayoría de las víctimas eran personas que ya tenían muchos problemas de por sí, y con ello se le añadieron aún más. Por ese instante, solo por ese instante, la conversación había parecido genuina y sin mucho reproche. Pues algo había cierto, ninguno de los que estábamos allí prénsete estamos de acuerdo con barbaridades como esas.

- Ni te precipites con eso. No está de ánimos ni siquiera para eso. La mujercita... se apareció de la nada poco después de la hora del almuerzo. No estoy muy segura de que le dijo, pero no fue agradable. Billy vio todo, así que Luke decidió que lo mejor era pasar tiempo con el niño. - le advertí, era posible que aun estuviera pasando la rabia y por eso no le había dicho nada a Stephen. - Seguro, ya mañana te cuenta. - así que ahí tenía el porqué no se había aparecido conmigo en la cena. Mis padres estaban de aniversario, por lo que igual tenían otros planes. Observaba de reojo las caricias que dictaban que había demasiado confianza entre ellos. No era cualquier chica. Eso ya me quedaba cada vez más claro.

- Oh, con razón. Trabajas en el mundo del deporte mágico... Igual mis planes al graduarme son pertenecer a la fila de sanadores y medimagos de la liga de quidditch. - tendría mi especialidad allí. Pero por ahora me iba bien trabajando en el hospital de la MACUSA. Normal, por supuesto, tenía que ser una chica que fuera cercana a su mundo. En realidad no quería que la muchacha me cayera mal. De hecho, nada de esto ni siquiera era su culpa. Aunque si está sumergida en el quidditch a de saber muy bien a lo que se atiene de estar con el rubio. Así que aunque me atormentara su presencia no le daría malas miradas. En cambio, Steph por lo visto hacía de las suyas con Derreck. - Me lo supuse. - Lo peor es que el asiático no era de esos que correspondiera de la misma manera. Era demasiado recto como para dejarse llevar y caer en el juego de las peleas. Además de que ni siquiera estaba al tanto del porqué de su actitud. Solo negué con su justificación, yo al menos no creía que solo fuera exceso de fuerza accidental.

-Oh, exageras. Y tranquila, no me molesta. Sí, debo reconocer que he logrado hacer que la gente vea la medimagia desde otro punto de vista. Pero aún me queda mucho camino por recorrer. Por eso hago mi internado en Estados Unidos. Para tener más exposición. - le respondió Derreck a Gemma. Debería molestarme más que Gemma le hablara con tanta confianza a Derreck a un punto que parecía que podría comenzar a coquetearle en cualquier momento.  En cambio, no sé si es porque sé que el chico era de esos que no le gustaban esos juegos cuando andaba en pareja, o porque en realidad era el tema del rubio lo que más me mortificaba que le reste importancia. Creo que era un poco de ambas, más la última, que la primera. Ah, de veras que ni sé qué hacer conmigo misma.

En mi mente me decía no, no, no por favor. Pero fue en vano, terminaron por aceptar las copas.  Aunque no puse los ojos en blanco, fue muy poco lo que me falto. Además, que Gemma mencionara que no eran novios "aun" me hacía poner a pensar que en cualquier momento podían llegar a serlo. ¿Porque con ella no había problemas en ir más haya? Más lo que más me daba puñaladas al corazón eran los comentarios del jugador de quidditch. ¿Amor? Eso de brindar parecía más ironía que otra cosa. - Sí, muy bonita. No te tardes mucho en pedirme ser tu novia, a menos que quieras a Luke detrás de ti. - le comenté en broma, algo forzada, a mi pareja. Ahora más que nunca necesitaba que esto funcionara, lo necesitaba o de lo contrario no iba a poder sacar al rubio de mi cabeza. - Igual no se ven mal, tienes suerte de tener al lado una chica tan linda... no desperdicies la oportunidad. - sentencie. Porque ya que parecía que era la pelirroja la que se había terminado ganándolo, que al menos no fuera hacer alguna tontería y la perdiera. No era de las que le deseaba lo peor a la gente cuando algo no parecía ser para mí. Eso sí, cada vez me daba más cuenta de lo mucho que dolía de pensarlo. Bebía mi champán poco a poco como sí costara tragar por el nudo que se formaban mi garganta.

Ya en la zona del bar, para mi desgracia, mi acompañante se adelantó a buscar las bebidas. Quedando solo con Steph, y Gemma.  Solamente que en este momento la pelirroja se le ocurrió que volvería rápido. Iría al tocador a retocarse. Prometió no tardar. Le di una mirada desaprobatoria al rubio luego de aquel roce. - ¿Se puede saber que significa esto? - tuve que soltar, pues aun cuando igual había lanzado mis miradas el chico era el que parecía que en cualquier momento podría salirse de control. Si lo conocía bien, no por nada nos conocíamos de largos años.


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Mar Mayo 24, 2022 8:08 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Solo asintió a lo que decía pues le encontraba toda la razón. Sin embargo, su reacción fue absoluta cuando escuchó sobre Luke, sus ojos se abrieron en par en par y quedo boquiabierto. ¡Esa maldita! Ahora entendía a su amigo y sus razones de venir al evento, suponía que los Hills no habrían querido asistir por lo mismo, todo por el pequeño que había visto todo. Con Gemma se miraron y el rubio negó con la cabeza. — Maldita perra — No pudo evitarlo, era un odio absoluto que sentía por aquella mujer que tanto mal le había causado a Luke y aún seguía apareciéndose. — Por supuesto, que entiendo porque no quiso venir luego de ese mal rato. ¿Qué quería? ¿De verdad que Luke no quiso decir nada? — Sabía que el chico luego le contaría pero esto ya se había juntado con el mal rato que ya estaba pasando con la situación que Laila estuviera con otro en el evento, su mal humor se acrecentó mucho más. —Tranquila, estaré ahí para él. — Prometió. Se notaba demasiado la molestia de Stephen pensando sobre todo en Luke y lo podrido que se sentía, lo bueno es que esos gestos solo harían que se daría cuenta que era mucho mejor estar solo que una mujer que no lo valoraba a él ni  a su hijo.

Gemma asintió con la cabeza. — Excelente, es muy posible que nos frecuentemos mucho más cuando te gradúes. — Y su atención se fue directo hacia el joven medimago, hasta Step la notaba más interesada de la cuenta pues hasta ahora siempre hablaba de su ex que era otro que pensaba más en sí mismo.  — Pero es un hecho que ese es el camino y seguirás creciendo en tu campo, siendo tan joven es muy admirable, deberías sentir mucho orgullo. — Lo elogiaba de un modo natural aun cuando la atención de Derreck iba directo hacia a Laila. Eso le preocupaba mucho más Stephen, pues calculaba que veía lo mismo que él veía en ella, Laila era genial siendo así de tranquila y elegante. Podría lograr muchas cosas, y siempre se preocupaba por los demás.

Seguía molesto, y esos elogios hacía Dereck por parte de la morena no ayudaban en absolutamente en nada. — Bueno, Laila.. tú me conoces bien y hasta yo estoy sorprendido de poder estar solo con una chica desde hace algunos meses, así que para mí es la correcta, no dudo que pronto le pida que seamos novios. — No era del todo mentira, encontraba que Gemma era genial y por esa amistad sin preocupaciones le permitía seguir a su lado. —Quizás pase lo mismo con ustedes. — Le respondía, dejando ver que podía actuar de manera tranquila frente a ella, como si nada ocurriera, pero sus miradas demostraban por completo lo contrario. Notaba que Laila estaba incomoda.

Fue intencional cuando rozó su brazo, solo que al voltearse a mirarlo no se le ocurrió que ella se defendería. — Fue casual, perdona. No tienes porque molestarte. — Dijo algo dolido ¿Es qué acaso todo volvería a ser igual que antes luego de lo sucedido? Es que así eran, y quizás, solo quizás era mucho mejor así.

Fue a elegir su trago eligiendo un whisky de fuego que era lo más fuerte que podía consumir, tenía que sacarse el mal sabor y olvidar. Dudaba emborracharse, pero necesitaba de licor para poder aguantar ese mal rato, solo querían que se alejaran. Alcanzaron a brindar, y sin poder evitarlo, brindó por el amor ya sin ganas.

Menos mal que las luces bajaron y empezó la música más orquestal, empezaron a llamar que se dirigieran a sus mesas, y afortunadamente no tenían la misma mesa, habían separado a los sanadores de otras figuras. — Nos vemos después, y si no es así.. dile a Luke que mañana iré a visitarlo, lo mejor es que salga de casa, ya veo que se me ocurre para animarlo. — Se despidió de la chica porque realmente no quería volver a frecuentarse por esa noche con ella y su pareja. Solo por respeto, también se despidió de Derreck, llevando consigo a Gemma hacia a la mesa mientras que la pelirroja se despedía de los dos, asegurando que quizás si volvían a conversar durante la noche.

Deja de prometer cosas que no van a suceder, Gemma. — Regañó a su amiga, que ahora sí tendría la oportunidad de preguntar que sucedía. —Estoy esperando hace rato explicaciones, lejos estamos de ser pareja. ¿Qué ocurre? — Stephen lanzó un bufido y se encogió de hombros.

Es Laila, me gusta y simplemente no puede ser. Mucho más ahora que llegó con novio — Prefirió ser sincero y directo, donde la pelirroja se llevaba sus manos a sus labios, sonriendo después de un rato. — Y parece que también le gustas, casi me mata con su mirada. — Molestó con un dejo burlón, pero sintiéndose feliz que su amigo empezará a saber lo que eran esos sentimientos. No sentía nada, ni siquiera celos. Ambos tenían claro que su relación era tan extraña de cariño y deseo.

Sin más, fueron pasando las horas y el concierto se volvía mucho más animado, algunos incluso se habían puesto a bailar. Entre copa y copa, terminó pasándolo bien hasta que vio pasar a Laila no muy lejos de él sola hacía otro sector. — Voy por otra botella, espérame. — Dijo a Gemma que asintió y se quedaba conversando con otros jugadores de quidditch que estaban cerca. Solo quedaba seguir a Laila.  





Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Mayo 25, 2022 1:15 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Algo tenía seguro, a Stephen le caería pésimo la noticia de que esa mujer volviera aparecer en la vida de mi hermano.  Sí, en realidad éramos dos a quienes nos caía pésimo su presencia. Pues yo por igual estoy fastidiada de sus actitudes de prepotencia. Luego se hacen las víctimas amparándose en el hecho de ser mujer. Yo no era de odiar a la gente, más mi ex cuñada se había ganado ese privilegio de mi parte. Maldita. - Bien, porque lo va a necesitar. No quiero que tampoco vaya a tener un momento de flaqueo con ella. - aunque lo dudaba, porque la actitud con la que llego esta mañana no parecía ni siquiera con ganas de aprovecharse de su nobleza. Por alguna razón, cuando se trata de mi hermano puedo confirmar plenamente en Muller. Sin tan solo pudiera haber sentido lo mismo en cuanto a una relación con él... hubiera sido todo más sencillo, me hubiera permitido darle una oportunidad. En realidad casi lo hago, hasta que escuché su conversación con Luke sobre Gemma. Ahí todo se esfumó.

- Creo que de algún modo estamos todos conectados. - Le respondí a Gemma. Lo cual si lo pensaba era fastidioso, imaginar tener que seguir frecuentándonos sabiendo que ha sido ella la que consiguió que Stephen sentará cabeza. - Es un chico deslumbrante, seguro que si tendrá éxito. - comenté sobre Derreck. - Bueno, lo hago con el fin de ayudar, así que el éxito lo veo nada más como la satisfacción de haber podido aportar algo a sociedad. - respondió el chico. Es que era realmente admirable su trabajo. Lo decía con toda sinceridad. No lo alegaba por fastidiar al rubio y dar celos. Se lo decía porque realmente lo pensaba. Ambos tenían cualidades únicas, aquí no se trataba de que uno fuera mejor que el otro. Aquí el problema era cuál seguiría mi mismo camino y ese era el moreno. Le tengo una gran estima y cariño. A veces me reclamo a mí misma por no sentirme aún enamorada de él.

- Sí, te conozco muy bien. Por eso me sorprende. - y de todo es lo que más me choco de todo. Parecía que formábamos un vínculo especial, diferente, y luego me di cuenta de que no era tan especial para él. O tal vez que solo me veía como una amiga nada más. Por eso sinceramente quiero olvidar todo este asunto y concentrarme en Derreck. - Estoy segura de que sí. -

Cuando terminamos a solas fue donde se terminó por quebrar la tensión. No fue el roce lo que había detonado, todo fue la mirada. - No es precisamente al contacto a lo que me refiero. ¿Acaso llegaste en algún momento a darte cuenta? - le dije con una expresión frustrada. Es que antes de todo este asunto se podía reflejar en mí ese entusiasmo por tenerlo cerca, por responder sus mensajes. Pero o no se dio cuenta de mi interés o si lo hizo, más no quiso involucrarse más de la cuenta. - ¿Sabes que? Olvídalo. - Le añadí, no necesitaba comenzar una discusión cuando en cualquier momento Derreck y Gemma volverían a donde estábamos nosotros.  Por suerte ya hicieron el último llamado para comenzar la función, así tenía la excusa perfecta para que volviéramos a nuestra mesa. Me sentía muy mal, y por más champán que bebiera no lograba hacer que bajara ese taco que se me atravesaba la garganta. Solo quería salir de allí. - Sí, sí. Quizás... - la verdad esperaba que no fuera él casó. No quería cruzarme de nuevo con él porque sé que si llegábamos a cruzar más palabras terminaría por soltarlo todo. - Descuida, yo le dejaré saber. Realmente lo necesitará. - asegure, pues independientemente de lo que estaba pasando entre nosotros, no podía dejar de lado el asunto de mi hermano y sé que eso le a de hacer bien. Le dije adiós a Gemma, que me mortifica que sea tan amable, eso me hace sentir aún más mal.

- ¿Eso te tiene muy mal, no? - casi se me para el corazón cuando escuche la pregunta de Derreck. Por suerte no era lo que pensaba. - El asunto de tu hermano. - ¿Cómo es posible que esa mujer sea así de malvada? - Solté un suspiro.  - No has visto nada aún. Esa mujer es una maldita. - Le comenté. - Puede poner de malas a cualquiera. - añadí mientras ya estábamos en nuestra mesa. - Pero mejor no hablemos de eso. Mejor disfrutemos del concierto. Vinimos a pasar un buen rato.  ¿No? - le comenté. - Tienes razón. Mejor Disfrutemos de esto. - el concierto comenzó y aunque la idea era disfrutar del mismo llego un momento en que me sentía demasiado ansiosa por ponerme a pensar en todo lo ocurrido.  

- Derr... iré un momento a tomar un poco de aire. - Le dejé saber. - ¿Te acompaño? - pregunto.  - Descuida, sigue disfrutando del concierto.  Vuelvo en un rato... cosas de chicas. - asegure para que no se preocupara. Había llegado a los jardines del lugar, pude sentir el aire fresco en mi rostro.  Por un momento pude sentir un poco de calma. Estaba solo yo con mis pensamientos... pero no duró mucho. - No puede ser...- Murmuré para mi misma. ¿Por qué me seguía topando con él? Lo peor es que no lucía muy sobrio, digamos.


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Miér Mayo 25, 2022 2:43 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit




Se descomponía escuchar sobre la ex chica de Luke porque solo le causaba daño, era lógico que no iban a poder hacer nada por el peque, pues no dejaban de ser su madre, pero mientras se mantuviera alejada de él todo bien. No tenía idea que querría, en fin, tenía que alejar esos pensamientos de la cabeza ya que intentaría animarlo al otro día, ya sabía que lo iba a encontrar muy deprimido.

Pero no era tan solo eso que lo tenía de mal humor, que Laila estuviera saliendo con alguien no se lo tomaba para nada bien, que intencionalmente había rozado su brazo y ella, molesta había notado su mala intención donde solo se hizo el loco sin éxito.

¿Sobre qué? — Pregunta directo manteniendo su mirada azulada con la de oscura de ella. Espera que diga más y solo se encoge de hombres cuando señaló que olvidara todo. Estaba dolido, y no era el mejor lugar para ponerse hablar del asunto. Sabía que a Gemma no le daría nada pero ahí no tenía idea como se tomaría todo aquel medimago, muy cotizado además y que se veía realmente interesado en la morena.

Tal como pensó, Gemma hasta se burlaba del asunto y parecía que hasta le agradaba que al fin estuviera confuso con alguien, ante todo era amiga y sabía que estaría queriendo saber como avanzaba todo. Prefería quedarse así, aunque igual le picaba el bichito de la curiosidad que habría sido si algo hubiese comentado al respecto.

Se había entretenido bebiendo y no podía negar que estaba algo más happy y atrevido de lo normal, que lo hacía ser mucho más impulsivo de lo que ya era. Cuando vio a Laila caminar sola hacia los jardines sintió que solo debía seguirla y así lo hizo, informando a Gemma que iría por una botella cuando estaba muy lejos de ir al bar.

Ya luego, según su ánimo, iba a contarle que había sucedido. Sabía que tenía que volver sí o sí  a su lado, pero necesitaba más aclarar el asunto con Laila, ya vería que pasaría. Ella nunca hacía nada y suponía que era una mujer que solo no era de tomar la iniciativa, tenía que hacerlo ahí.

Cuando se vio en el jardín, comenzaron las dudas y se preguntó si había hecho lo correcto de actuar como un desesperado, sin embargo, tenía tantas emociones juntas que pensaba sí no lo hacía ahora no lo haría nunca, así que comenzó a caminar hacia a ella hasta que nuevamente sus miradas se toparon.

Nota su incomodidad, era un hecho que la descolocaba enseguida con su presencia. Alzó una ceja y termina por decir cuando se acerca. — ¿Desde cuándo te incomoda tanto mi presencia? Se nota demasiado que no quieres tenerme cerca. — Señaló con un tono ofendido, apretando por el puño porque era inevitable no sentirse rechazado por ella. Se preguntaba porque quería pasar tiempo a solas.

De todos modos, me importa bien poco si termine siguiéndote o no. — Se interpuso para que no saliera corriendo o algo parecido, era una gran posibilidad, así que por ello no la dejaría escapar a ninguna parte. Notaba que había nadie al alrededor, porque toda la gente toda se concentraba en el concierto y sí habían era porque preferían la soledad, era un buen sector para las parejas que querían cierta intimidad. — Necesitamos hablar — Tal vez, se arrepentiría más tarde, pero ya estaba todo hecho así que la conversación ya se daría trayendo consecuencias positivas o negativas.

El semblante de Step se mantenía serio y esperaba que al menos quisiera hacerlo o iba a tener que obligarla.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Mayo 25, 2022 5:55 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Pensaba que toda la tensión se quedaría ahí, que ya todo había pasado y solo quedaba esa sensación de malestar. Pues sí, ni siquiera le aclare sobre el que hablaba porque es que no podía creer que no se diera cuenta. Aunque siento que más bien solo quería que fuera yo quien abriera mi boca a soltarlo todo. No, no era para nada el momento. Así que en cierto modo agradecía que las circunstancias que provocaron que tuviéramos que detener aquella posible conversación en ese momento. Pues sé, desde lo más adentro de mi ser, que terminara por quebrar mi fuerza de voluntad y terminaré por hablar más de la cuenta.

Con la excusa de que no había tenido un buen día, a causa de mi ex cuñada, por supuesto, me las había ingeniado para salir al jardín a solas, evitando que Derreck insistiera en seguirme. Sabía bien que cuando necesitaba mis momentos quería que los respetaran. Por lo que sé que tan pronto se comience a preocupar me enviara un patronus para asegurarse de que todo esté bien.

Me había llevado las manos a la cara algo frustrada mientras daba un respiro profundo. - Uff, aire fresco. - me decía a mi misma. Bastante falta que me hacía porque la atmosfera del Stardust Ballroom no me había estado ayudando en nada. Por alguna razón siento que toda esa energía negativa se había quedado pululando en el aire. Aquí todo se sentía un poco más calmado...

Todo hasta que note que Stephen se aparecía en el jardín, y para colmo de males parecía estar tomado. Tal vez no borracho, pero sí bastante entonado. Esto era justo a lo que más le estaba temiendo durante toda la noche. Porque como mencione antes, Derreck le gusta respetar mis momentos a solas y envía el patronus para confirmar que todo esté bien, lo cual quiere decir que no aparecerá a interrumpir por sorpresa. Por lo que no había forma de que me escapara de esta en estos momentos. Salvo que tal vez Gemma apareciera.

Ni siquiera sabia que decirle cuando mencionó que me incomodaba su presencia. Pues no era técnicamente su presencia lo que me ponía incómoda. Más bien las circunstancias.  - Stephen... estás tomado, mejor cálmate. ¿Quieres? - fue lo único que se me ocurrió decirle. Mientras intentaba la forma de como evadirlo. Sin embargo, se me hacía difícil pues me cortaba el paso. Necesitamos hablar... fue esa frase la que termino por hacer que mi corazón se terminara por paralizar.

Podía sentir como los nervios me invadían y lo peor es que no podía escapar. Mi corazón se quería salir de mi pecho. - Por favor... déjame pasar... - le dije casi en una súplica. Pero eso no iba a ocurrir. Solté un largo suspiro. Ya no podía más, sentía que iba a estallar. - ¿Quieres saber? Te lo diré. Pensaba que tal vez podía haber algo especial entre ambos desde ese momento en el parque... que tal vez no eras como creí, pero me entere por otros de que seguías con tus andadas. No cambias. - le solté con la voz entre cortada. - ¡Ahí lo tienes Stephen Muller! -

Por un momento me quede estática. No podía creer que tanto estuvo hasta que conseguido que admitiera aquello en voz alta. Fueron muchas las veces en las que me imagine que podría ocurrir algo así. Solo que no me esperaba que ocurrirá tan pronto. Pensaba que para cuando pasara ya lo había superado y se lo podría decir con toda la tranquilidad del mundo. Como algo que quizás pudo ser y no fue, mas ya no importaba. Pero no... tenia que ser de esta forma tan brusca. Yo solo quería ser feliz, y esto parecía que hasta podría arruinar en cierto modo mi posible futuro con Derreck.


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Miér Mayo 25, 2022 7:33 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit




Era humillante que quisiera escapar y huir así de él. Eso hacía que sintiera más rabia con ella misma porque se notaba que no quería estar cerca.  — Estás exagerando, no es para tanto, no me siento mal. —Reclamó a la vez, interponiéndose para que no pudiera alejarse, era mucho más grande y estaba dispuesta acorralarla si no hacía caso. — Actúas como si fuera el ser más ruin del planeta — Como se quería alejar, tomó sus manos y aunque no presionó, por fuera, cualquiera podía creer que estaban teniendo una pelea o la estaba acosando, por lo que tuvo suerte que nadie pasara por ahí.

Se calmó, pero ya la tenía suficiente acorralada cuando ella comenzó hablar. Su diestra se mantenía en la cintura de Laila, quedando boquiabierto por todas las palabras que soltaba con angustia y que se veía que estaba sufriendo por eso.

¡Correspondía a sus sentimientos! Sin embargo, en vez, de sentirse complacido eso hacía que sintiera rabia y tristeza, sabía que le gustaba pero temía que solo fuera pasajero, y sería ella la que terminaría pasándolo más mal, tal como estaba ocurriendo en ese momento. Fue un poco tedioso reaccionar ante tanta información que aún debía asimilar, sus ojos se habían abierto en par en par. — Pero aun así terminaste escogiéndolo a él. — Gruñó, estaba molesto. No podía soltar eso, así como así. Sabía que tenía sus mejillas sonrojadas más bien por la palidez de su piel, sentía mucha calor por todo su cuerpo al estar tan cercano a ella, el olor a su perfume se impregnaba en sus fosas nasales. — Y fue por las mismas inseguridades que tenías ¿Por qué no me dijiste nada antes?  — Quizás no lo habría hecho, pero de todas formas lo soltó con enojo. — Yo también sentí algo desde ese día en el parque y me asuste, no termine escogiendo a la primera imbécil que se me cruzó. — Él ya estaba saliendo con una chica que ni siquiera era formalmente su novia en la actualidad, luego comprendió que pasaba por una severa confusión al igual que él. — Debimos haberlo hablado. — Al menos así no se habría involucrado a nadie.

Quizás todo sea mejor así, se nota demasiado que nunca terminaras aceptando como soy, siempre dejándote llevar por lo que dicen los demás en vez de intentar conocerme más. — La seguía manteniendo acorralada, estaban a poca distancia pero no estaba dispuesto a devorar su boca con un arrebatado beso. — Muy probable, que elegiste a ese tipo solo porque es completamente opuesto a mí, felicidades, sigue con tu Chan — Siseó, sin alejarse de ella. Ahora todo ya no se quedaría solo en los pensamientos, estaban reclamando todo lo que esos meses sintieron y nada bueno saldría de ahí.

Esa confesión no tendría consecuencias positivas.


Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Mayo 26, 2022 12:02 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



No tenía idea de que rayos hacer con él. La verdad ni tengo idea de cuanto ha tomado, pero independiente si mucho o poco ya se notaba en su comportamiento y olor alcohol. Así que por más que dijera que no es tanto, no podía asegurarme que así fuera. Mi hermano hacia lo mismo cuando se llegaba a poner a beber por culpa de la innombrable.  Decía que tenía todo fríamente calculado, que no era para tanto cuando en realidad sí lo era. Sin embargo, ese era el menor de mis problemas, que bebiera, el problema aquí es que me hacía una encrucijada. Estas no eran las mejores circunstancias para hablar sobre el tema. Pero tanto estuvo dando la gota en la roca e hizo que soltará todo. Podía sentir que mis mejillas se llenaban de calor, tornándose algo rosadas porque no se notaba tanto el color rojizo de lo alterada que me encontraba debido a mi color de piel. - Nada que ver con eso, pero no me gusta que me acorralen así. Necesitaba un momento a solas y no me estás dejando. - proteste. Porque ya se hacía cuentos en la cabeza. ¿Ruin? No lo veía así, pero simplemente no quería tenerlo de frente porque sé muy bien lo que ocurrirá si insiste con lo mismo. Terminaré por abrir mi boca hablando más de la cuenta. Ya luego no habrá marcha atrás y quien sabe entonces que pueda pasar.

La situación se volvía más intensa, no sabía si agradecer o no que no hubiera nadie cerca. Pues, por un lado, quería zafarme de esa citación, mientras que por el otro, solo sabía que sería sinónimo de un escándalo si la información caía en manos de la prensa. No quería causar lío entre nuestras familias. Y la verdad pensaba más, es cuanto no quería destruir la amistad que tenía con mi hermano, que en cualquier conflicto que yo tuviera con él. Eso no sería justo para ellos. Así que al final era mejor que no hubiera nadie cerca.

Uno, dos... tres... terminé por estallar.  Aún estaba agitada. Ni siquiera me había puesto a reflexionar bien en las posibles consecuencias de haber dicho aquello en voz alta. No me esperaba su respuesta. Sabía que algo le ocurrirá. Que sentía algo. Pero nunca me dio señal de aquí nivel. Solamente se manifestaba como un interés por una" amiga". Cuantas - ¿Me reclamas por escogerlo a él? Te diré por qué. Porque Derreck no anda de pica flor pendiente de otras cuando ya está con una. - puntualice. Que no me hiciera como si Gemma no existiera. Aun cuando no me agrado tener cerca su presencia, debo admitir que bastante simpática resultó la chica. - Tú parecieron que fuiste quien eligió primero. Y no fui precisamente yo. ¿Acaso te olvidas de Gemma? - insistí, el burro no podía hablar de orejas cuando él había hecho lo mismo.

Podía notar su furia en sus ojos azules. ¿Tanto le importaba? ¿Entonces porque no decía nada? - ¿Cómo no tener inseguridad? Tienen un historial largo... ¿Quieres saber más? Hubo un día en el que me encontraba feliz de recibir aquel texto. Me disponía a responderlo. Incluso tenía ganas de cruzar la línea más haya de los temas que teníamos en común. Solo quería que habláramos, de cosas... de ambos. Tal vez podría haber conocido más de ti. Todo hasta que segundos antes de enviarlo te escuché hablar con mi hermano con tanta emoción de la otra chica que me llegó la frustración y termine por borrarlo. - decía podía incluso sentir que las piernas me temblaban por los nervios de tenerlo tan cerca y de estar contando todo esto. - Desde ese día fue que no te había vuelto a responder los textos. - añadí. Sí, ya luego volvimos hacerlo. Pero era solo de cosas como Luke, Billy, el quidditch y el posible entrenamiento.

Sentía como el corazón se me quebraba al escuchar que había sentido lo mismo que yo en el parque. - No tienes que llamarlo así solo porque no te cae bien por estar conmigo. Es un buen chico. Gemma igual parece linda, admito que sentí feo verlos juntos. Pero si es a la que elegiste no sería piedra de tropiezo. - mi voz se encontraba quebrada. No sabía que esperar de esto, únicamente sé que nada será igual.

- ¡Deja de reclamarme por no confiar en ti! Ha sido lo que he visto. Andas con otra, no tenía la mínima idea de si podía ser correspondías y cuando quería averiguarlo ya era muy tarde. ¿Cómo no tener dudas? ¿Por qué preferí dejarlo así? Porque si ni funcionaba podía terminar por destruir tu amistad con mi hermano. Discúlpame por preferir que estén ustedes bien. - Le decía ya con rabia. Quería llorar, eso era cierto. - Ustedes no son tan diferentes como crees, porque sí, los dos tienen su encanto, son guapos, dedicados a lo que hacen y no les gustan las injusticias. La única diferencia es sus expectativas para la vida. ¿Qué me esperaría si te eligiera y quisieras seguir con el estilo de vida que llevas? Responde. Mi intención nunca ha sido cambiar la forma de ser de nadie, solo mostrarles que hay cosas más importantes y que dan una felicidad que no es pasajera. - no me interesaba tener un Stephen que fuera aburrido, que no tuviera ese toque pícaro y coqueto. Pero sí que fuera el chico que quisiera pasar el resto de sus días conmigo. Que fuera su cómplice. Mis ojos le veían a los suyos brillosos, tratando de no dejar que saliera alguna lágrima.  


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Jue Mayo 26, 2022 4:15 pm por Shooting Star


3. Cada Quién con Cada Cual



~Stephen A. MullerJulio, 2030Stardust BallroomOutfit




¿Qué podía decir de Laila? Mucho. Solo era confusión, demasiada contrariedad. Porque por un lado, le gustaba su forma de ser y por otra, que empezara con esas comparaciones era como si cayera del altar que la tenía. ¿Cómo podría estar con una chica que no lo consideraba apto? Ni sentía esas ganas de jugársela por ella ahora mismo, amaba esa cercanía pero a la vez, le dolía. — Te tengo acorralada porque vas escapar si no lo hago — Reclamó molesto, sabía que iba hacerlo y no iba poder decir nada de lo que quería decirle. Solo que fue la morena quién terminó soltando todo y en vez, de ser una confesión que pudo haber permitido estar juntos hacía todo lo contrario.

El jugador de quidditch discutía la razón porque había escogido al otro cuando sí sentía algo por él desde el parque. Alza una ceja, en definitiva, que hubiera esa comparación y que recalcara iba de flor en flor, le cayó como una patada en el estómago. La fulminó con la mirada — Bueno, supongo que son tal para cual, pero no se diferencia demasiado porque aunque estés con él estás pensando en mi ¿no? — Soltó, mientras no dejaba de ser intimidante con la mirada. — Uno también es infiel con el pensamiento. — Recalcó, comparándola con él mismo. De todos modos, sabía que esto era un problema solo que no todas las chicas eran como ella que querían un hombre fiel al lado y que el amor era solo de a dos, era lo correcto, solo que también eran jóvenes. —Lo que pasa es que tú tienes demasiadas expectativas y esperas demasiado en un hombre, porque claro, alguno puede ser fiel pero ¿sí en el camino te maltrata y es posesivo contigo sin dejarte hacer nada? ¿Te quedarías con él  porque es leal? — Ejemplificó. Miraba a Laila y en lo único que podía pensar es que le faltaba mundo, ella siempre decía que era fuerte y decidida, pero Step creía otra cosa que soltó en voz alta. — Vives aún dentro de una burbuja. — Se estaban haciendo daño pero lo que no iba hacer sería compararla, porque tenía hasta el dialogo para sacar todos los buenos atributos de Gemma.

Encontró sumamente idiota que finalmente sacara a la pelirroja.  —Yo estaba con ella cuando ocurrió lo del parque. Ahí se notas que son solo malas justificaciones, además que ni entenderías como es nuestra relación. — Dejo claro que él no había buscado nadie para olvidarla y ahí había una gran diferencia de lo que ella hizo.

¡Ese era el momento! ¿Por qué simplemente no soltaste que fue molesto para ti que estaba con alguien? Yo esperaba que hablaras y solo pensé que no había interés de tu parte. — No podía quedarse callado, pero poco a poco ya no tenía repertorio porque había soltado la mayoría, por supuesto, que lo hacía sentir culpable solo que a la vez, estaba desilusionado que no se la jugara más.

Con todo lo que soltaba Laila y ya veía que los ojos ajenos estaban brillosos, ejerció menos presión sabiendo que ya no habría oportunidad para ellos. — En el amor todo lo vale, y ciertamente ninguno se la jugó. Ahora está todo perdido ya nada volverá a ser igual, yo no podría estar con una mujer que pide demasiado y no hace nada para cambiar lo que no le gusta. — Indicó el rubio soltando un suspiro y manteniéndose cerca, solo que ya se alejaría. —Pero yo si me atrevo y quiero comprobar algo…— Sin ni siquiera pedir permiso acortó la distancia depositando un suave beso en su cuello, aparte también rozó la nariz en la simetría de su cuello. — Es un hecho que me deseas mucho más a mi que a tu intento de novio — Dijo seguro de sí mismo y de eso. No pensaba jugársela, porque ella tampoco iba hacerlo pero al menos se quería dar ese último gusto antes de separarse de ella.

Su mirada dictaba que ahora tenía el camino libre para escapar como quiso hacerlo desde un principio. También se marcharía, ya no tenía nada que hacer ahí, lo cierto es que ni iban a tener la oportunidad de ser amigos. En fin, ya se vería con el tiempo si podían ser amigos o no.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Mayo 26, 2022 6:57 pm por Rising Sun


3. Cada Quién con Cada Cual



~Laila A. HillsJulio, 2030Stardust BallroomOutfit



Lo hecho, hecho está. No tenía vuelta de hoja. Hubiera preferido tanto que todo se hubiera dado de manera tan diferente. Pero ya estaba hecho. Había abierto mi boca, y él había abierto la suya. Quería gritar, quería llorar. Quería tantas cosas y en realidad no lograba conseguir hacer ninguna. Solo esa cesación de agobio que me invadía cada vez más y más. Pues aun cuando la confesión era de que los sentimientos venían de ambas partes, parecía que todo simplemente quedaría ahí. Debería de estar contenta. ¿No? ¿Acaso eso no era lo que quería? Que ya nada me perturbara y poder tener un vínculo bonito con Derreck. Comenzar una vida a su lado... ¿Pero entonces porque me siento peor que antes? Porque no... en realidad eso no era lo que quería. Oh sea, sí lo quería. Más no precisamente con él. Me detestaba a mi misma por tanta confusión.

Mi corazón palpitaba, no podía evitar seguir viéndole a los ojos mientras escuchaba cada palabra que me decía. Como se atrevía a decirlo, si estaba intentando de poner de mi parte para ser feliz con Derr. Solo que aparecía él y volvía todo patas para arriba. Era algo que no podía controlar. Se me apretaba cada vez más y más el corazón con cada palabra que soltaba. - Quien te dijo que es lo único que me importa. Pero la fidelidad es algo importante. No soy una tonta para no darme cuenta de eso y quedarme. Y créeme, el tipo de persona maltratadora nunca es fiel. - lo había visto cuando llegaban pacientes golpeados al hospital. Siempre era la parte de la víctima la que mantenía cierta fidelidad.

- ¿Pretendes que supiera eso no? - como diablos iba a saber si estaba antes o no con ella. - Tu igual te justificas al decir que no conozco que tipo de relación llevan. Es una relación. ¿Qué esperabas que pensara? - negaba con la cabeza con los ojos brillantes. - No toda la culpa es mía. Yo igual esperaba una señal que evidentemente nunca llego. Un solo gesto, una sola palabra que lo de ser tu amiga solo era una excusa y que en realidad significaba algo más. Eso era lo que necesitaba. - porque aquella vez de su vista, había pensado tontamente que tal vez me contrariaría, que soltaría la indirecta de que en realidad no era amistad lo que buscaba.

Maldecía el momento en que no envíe ese texto, en el que no hice la pregunta. Pero igualmente me frustraba que aun sabiendo toda la verdad pareciera simplemente dejarlo ahí, rendirse. Sentía que moria en vida con cada una de sus palabras. - Tú lo has dicho, ninguno lo hizo. Ninguno... - le recalcaba, lo ocurrido era por culpa de ambos. Habíamos elegido, los caminos que pensábamos eran mejores por no salir lastimados y al final resulto siendo todo lo contrarío. Ni siquiera tenía palabras para responder a su negativa. Quería decirle que no tenía por qué ser así, que yo lo hubiera intentado si hubiera notado la verdad antes. Movía mis labios como para intentar decir algo, pero las palabras solo se me quedaban atascadas en la garganta. No pasaban del pensamiento. Deseaba tanto que no fuera así. Que todo esto fuera nada más un mal sueño y que a la mañana siguiente podría volver a intentarlo de una forma diferente. Pero era real, estaba pasando. ¿Acaso tendría una oportunidad de revertir lo que ocurrió esta noche?

- Que se supone... - iba a preguntar que se suponía que intentaba hacer. Casi me da algo, sentía un escalofrío correr por toda mi piel, de nada más sentir el contacto de sus labios en mi cuello. Maldito, jugaba sus cartas muy bien. Sabía que aquel vínculo no desaparecía tan fácil y que podía ponerme la piel de gallina con nada más sus palabras. En el fondo no quería que se alejara. Quería pensar que tal vez solo se dejaría llevar y olvidaría todo lo dicho antes. Aunque mi mente hacía caso omiso, y me hacía decir lo que se suponía que dijera. - Detente... no sabes lo que dices. - protestaba. Para bien o para mal al final pude salirme de su encrucijada. - No vuelvas hacer algo así. - reclame, porque era lo correcto. Pero en el fondo realmente hubiera querido que continuara. Mal, muy mal me ha dejado. Y es frustrante, ya no sé ni que hacer. Solamente quisiera sacarme cuatro gritos de frustración. Todo esto dolía mucho.

Me acomodé el vestido y le di una última. Una mirada que ya no podía ocultar lo dolida que estaba al punto que incluso pude sentir como una lágrima se escapaba. Por lo que antes de que pudiera ver más me di la media vuelta y me marche al baño. Allí no pude evitarlo, nada más quería llorar y fue precisamente lo que había hecho. Pena me daba por Derreck que no tenía idea de las cosas que pasaban. Ahora no era el momento para hablar de ello tampoco. Ya había tenido suficiente. Por lo que al volver a la mesa le deje saber que quería marcharme, que el dolor de cabeza me estaba ganando. Cosa que era muy cierta, solamente que por ahora no podía saber cuál era la causante de ese dolor de cabeza... y de corazón.


Emme
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Mar Mayo 31, 2022 3:54 pm por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




Era lógico que Laila iba huir apenas se acercara de esa forma. Solo que necesitaba hacerlo para percatarse si sentía algo o no. La notó tan nerviosa que podría calcular que sí, que había elegido estar con ese chico para en parte olvidarse de él. Stephen estaba tan confuso que no sabía que pensar, sentir o decir que solo la dejo ir.

Paso esos días entre miles de confusiones. Al menos podía contar con el apoyo de Gemma que hasta no quería involucrarse con él porque ella decía que lo veía demasiado interesado en Laila para seguir con algo que en realidad ni lo veía necesario y mientras no se alejara de ella como amigo todo estaría bien. Step dictaba que Laila iba a ser incapaz de entender su relación porque era una chica con la mente muy cerrada y de todos modos, no tenía idea que diablos hacer porque estaba asustado que cuando ocurriera algo ya pronto se iba a cansar, que no era un chico de compromisos y la morena pedía algo absolutamente distinto por algo lo comparaba tanto.

De todas formas, evitaba ir a la casa de los Hills y se juntaba en otras partes con Luke. Su amigo notaba que había algo extraño en él hasta que un día le saco mentira por verdad en una salida de vacaciones que querían hacer para que se le quitara la rabia y la depresión, donde el rubio termino soltando todo lo que había pasado.

Luke le dijo que agradecía que confiara en él, que algo había notado pero que no se podía explicar como dos personas tan distintas se podían gustar. Ahí Step le contó que era algo así que quería pero que no debía hacer porque era un hecho que sería Laila quién iba a terminar sufriendo. Luke recomendó que debían aclararse.

Y que lo hicieran porque eso no iba a joder su plan de vacaciones. Era su semana libre de prácticas, era el lugar perfecto para llevar a Billy y quería ir con Laila y él.

El rubio no pudo negarse así que viajaría a ese parque temático de Disney con él, hasta se compró la poción para así alejar la metamorfomagia por esos sectores muggles ya iba a parecer como si estuviera con poción multijugos.

“Voy a ir con ustedes a Disney. Luke insistió.
Ya sabe todo, es mi amigo y no tenía para que ocultarlo, total no pasara nada”


Fue el mensaje que le dejo por la red social a Laila. Se iban a tener que ver si o si durante el fin de semana y así partir a Disney. Estaba todo listo, para ellos no sería difícil solo tenían que obtener el traslador y ya, y siendo jugadores de quidditch tenían esos privilegios.

Aquel fin de semana de Julio, decidieron partir de la casa Hills. El más entusiasta, por supuesto, era el pequeño Billy que no se apartaba de los brazos de su padre como si presintiera que estaba más triste de lo normal.

Le dedico una mirada coqueta a Laila antes de partir y de la nada misma, al tocar el traslador solo tuvieron que aguantar esas vueltas que hacía marearte cuando pisabas tierra. Fue divertido escuchar el Guau del pequeño. Stephen como estaban en ese rincón mágico aprovechó de hacer crecer su cabello y se tomó un trago de la poción. — Un minuto, solo un minuto para que tenga mejor efecto. — Murmuró, igual podrían partir ya luego los seguía.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jun 02, 2022 3:51 pm por Rising Sun


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Laila A. HillsJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit



Aquel concierto había sido toda una pesadilla. Creía que con decir las cosas sería suficiente. Que tal vez me sentiría desahogada o que hubiera ocurrido algo de la nada y hubiéramos terminado por decidir que éramos a pesar de todo el uno para el otro. Pero eso no ocurrió. La realidad es que ni siquiera estoy segura de como debí actuar. Ciertamente, los nervios, el estrés, la presión porque hablará hizo que nada resultara de la forma en que tenía planeado en mi mente. Todo había salido al revés y la verdad no era justo que todo quedara ahí. Pues bien que estaba segura de que ese no había sido ni el lugar, ni el momento adecuado para tocar ese tema. Me dolía grandemente tener que lidiar con este asunto. Yo me he dado cuenta de que ha sido con él con quien deseo estar. Por más que lo negara, por más que lo intentara con Derreck siempre salía Stephen a la luz. Así que por más que me agradara, por más que lo quisiera, no lo amaba y tal parecía que no lo iba a hacer aun cuando lo intentara. Tenía que tomar una decisión al respecto, y eso fue lo que hice. No podía dejar que el chico terminara enamorado de mí cuando no le iba a corresponder. Por suerte Derr era muy buen amigo, comprendió de la primera y de paso se dio cuenta de todo lo que no había entendido esa noche. Así que ahora nada más éramos amigos, pero muy buenos amigos.

Mi problema con sus relaciones es que no sabía si era capaz de dejarlas por mí. Porque bien, era cierto que no era de las que le gustara compartir ese tipo de cosas. No, a él no lo compartiría. Podía ser bondadosa con todo menos con eso. ¿Acaso no se daba cuenta de que lo quería, pero solo para mí? Miles de cosas pasaban por mi cabeza. Como el hecho de que tal vez se quede cerrado, a no volver hablar del tema, y lo termine por perder en definitiva. Eso me terminaría por destrozar.

Con todo y eso que intente disimular que no pasaba nada, fue imposible que Luke no se percatara de lo que ocurría entre ambos. No sé sí él terminó por contarle, pues mi hermano era reservado en sus confidencias. Más en la forma en que me hablo del asunto me dejaba saber que había notado lo que ocurría y eso hizo que terminara por contarle mi lado de la historia. Algo se traía entramadnos. Pues de la nada me había incluido en sus vacaciones junto con Stephen. Eso era extraño. Luke sabía como éramos, así que por lo general si llevaba a uno, él otro no iba. Pero no, ahí se encontraba insistiendo en que quería que fuéramos ambos. Sí, tengo algo seguro es que esto no va a ser un viaje fácil.

Casi me infarto al darme cuenta de que sí acepto ir, y más aunque mi hermano sabía toda la parte de Stephen también. Eso quería decir una cosa, nos intentaría juntar... y los sentimientos de Steph tenían que ser recíprocos con los míos o Luke no estaría haciendo una jugada como esa. Necesitaba calmarme. No podía dejar que ocurriera lo mismo de la otra vez. Tenía que ser segura y firme en las cosas que le decía, necesitaba que notara que realmente lo querían, solo que me asustaba todo esto, más ya definitivamente estaba dispuesta a correr el riesgo.

Intente mantenerme firme ante sus miradas provocadoras al llegar al traslador. - Buenos días, Stephen. - fue lo único que dije por ahora. Por fuera parecía estar tranquila, por dentro me estaba torturando con esas miradas que tanto me encantaban. Algunas vueltas surgieron y luego aparecimos en Orlando, Florida, por un sector mágico. - Hermano, dirígenos. ¿Conseguiste un hotel mágico o muggle? - pregunté, es que igual sabia que la metamorfomagía del rubio sería un detalle a no ignorar. - Es muggle, para vivir toda la experiencia. Tranquila, Steph vino preparado. - respondió señalando al chico que ahora se tomaba una poción, además que se dejaba el cabello largo. No recordaba haberlo visto así, pero cada vez me convencía de que me gustaba de todas formas. Esto ya es un caso sin remedio. - No te había visto con el cabello largo... igual te luce. - dije tranquila, quería hacerle ver que al menor de mi parte no pretendía ignorar su presencia. Ni mucho menos armar peleas, eso sí, sus intentos de provocación tenía que disimular sus efectos en mí a toda costa. - Por aquí gente, solo dejaremos nuestras cosas y al parque. Billy no quiere perder tiempo. - señalo Luke, se notaba que se esforzaba por verse feliz por el niño. Estábamos en el área de los parques, mi hermano había escogido un hotel muggle de los que pertenecían a los parques de Disney. El niño veía todo fascinado, para que negarlo, yo por igual. Aunque de tanto en tanto no podía dejar de ver de reojo a Stephen. Si fuera licántropo seguro podría escuchar el pum, pum de mi corazón cada vez que lo veía.


Emme


Nuestro destino - Página 2 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :
Sáb Jun 04, 2022 12:25 am por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




Esa mirada coqueta igual fue recubierta de deseo porque sin saber si lo había hecho a propósito o no, Laila se veía exquisita con esa tenida, que sabía que en el parque no iba a poder evitar deslizar su mirada sobre en esas largas piernas.

Su saludo había sido escueto y rotundo, solo dijo mucho con esa mirada. Menos mal que no se quedó mucho tiempo en la casa porque el traslador estaba casi listo cuando llegó justo a tiempo para partir. La poción podía desbordarse con tanta vuelta y el mareo, por lo que la bebió adecuadamente cuando ya pisaron tierra y espero que todo anduviera bien.

Escucha el comentario de Laila y le devolvió la mirada con una pequeña sonrisa en los labios, una con cierta picardía. — Sé que luzco fantástico, que mala que solo puedes mirar y no tocar. — Soltó como si nada con sarcasmo. Inevitable que no estuviera resentido con lo que había pasado y por supuesto, se aseguraría que ella pensará que se perdió a alguien genial solo por prejuicios.  Y mucho menos la elogiaría a pesar de que lucía genial así vestida.

Ya pronto se quedó en silencio y dándose importancia se quedó detrás de ellos  mientras que escuchaba lo que decía Luke. No estaba del todo alejado, así que alcanzaba a escuchar.  — Que bah, conozco este lugar como la palma de mi mano. Obligaba a mis padres a venir cuando niño. —  Le gustaba. Se sentía un niño en este lugar y le traían millones de recuerdos incluso con su mamá.

Llegaron al hotel, hicieron los trámites correspondientes y ya tenían coordinado que ellos usarían una habitación los tres juntos (por lo que era más espaciosa) pero él se quedaba en otra. — Ya saben por si conozco alguna chica por aquí que no me juzgue como soy—. No podía evitarlo y se aguantó la mirada asesina incluso de Luke. No obstante, su mejor amigo sabía perfectamente bien que estaba dolido y sentido con Laila. De hecho, los últimos entrenamientos no habían estado bien, algunas bludgers llegaron con fiereza a él, y el entrenador hasta lo amenazó que se iba a quedar en la banca si no se concentraba. Lo cierto, es que más se convencía que aunque estuvieran esos sentimientos no tenía muchas ganas de estar con ella porque no se iba a sentir seguro.

Las habitaciones quedaban cerca y la abrió, sintiendo el silencio de esta y disfrutando la armonía. Lamentablemente no era una con magia por cuestiones lógicas. Dejo la maleta a un lado y sacó el gorro solo por las dudas.

Estoy listo. — Murmuró cuando se juntó con ellos en la entrada. — ¿Y dónde iremos para empezar? —  Con todo el atrevimiento tomó en brazos al pequeño que estaba en ese momento con Laila y revolvió su cabello oscuro.  — Necesitaba mi pequeña dosis de ternura de Billy — El pequeño lo abrazo fuertemente y se quedó un rato con él, se notaba que solo quería estar con su papá que no dudo en alzar sus manitas cuando comenzaron a caminar. — Podríamos salir durante la noche, Laila se puede quedar con Billy — Decía animado, porque también deseaba una noche entre amigos donde iban a poder disfrutar. — Igual te falta diversión de la buena —. Bueno, para él eso era clave. Tenía que divertirse y eso animaría aunque fuera un poco a su amigo. Es que no dejaba de ser joven y tenía que dejar ese lado de papá algunas veces darse el tiempo para él.



Emme


Nuestro destino - Página 2 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jun 09, 2022 5:51 pm por Rising Sun


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Laila A. HillsJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




Con el traslador todo viaje a un área más lejana era mucho más rápido y sencillo. Aunque tengo que reconocer que esa sensación de mareo que provoca no es una muy agradable que digamos. Eso sí, con el tiempo uno se acostumbra a esa sensación.  Me tomo unos segundos volver adaptarme al suelo sin caerme. Mientras habíamos llegado a un callejón con magia donde se nos haría más sencillo el terminar por agruparlos y ponernos de acuerdo con el próximo paso. Fue cuando inevitablemente note el cambio en el cabello de Stephen.  El muy maldito, como sabía que se veía bien, ni siquiera de noto un poquito de humildad ante mí alago. Un alago que dejaba saber que estaba intentando dejar atrás esa animosidad y que en el momento más oportuno estaba abierta para hablar. Esta vez sin todo ese estrés y presión que sentía en aquel concierto. Cosa que provocó que me exaltara demasiada y todo se saliera de control. - No lo decía por eso. ¿Acaso ya no se puede dar un alago? - Le respondí con la misma actitud con una ceja alzada. De verdad que parecía querer ver el mundo arder.

Necesitaría buscar un momento en que solo fuéramos nosotros para poder al fin conversar sin preocupación alguna de ser interrumpidos inoportunamente. Notaba que se quedaba atrás. ¿Qué tanto pretendía con esa actitud? Tal vez ese día mi reacción no fue la mejor. He estado meditando todo lo que paso, y también haciendo ajustes en mi vida para así poder tener un panorama más claro de lo que quiero para mi futuro. Pero en ese momento me acorralo, me sentí presionada a dar una respuesta para la cual no estaba preparada. Por lo que no puede tampoco culparme del todo por ello, al menos no tomarlo como si fuera mi verdadero pensar y sentir. No era justo el no dejar aclarar y expresarme como realmente me encontraba. Así que me escucharía por más que se hiciera el indiferente.

- Por aquí hay alguien que es muy posible que comience hacer lo mismo. - decía sobre obligar a su padre a venir, mientras miraba a Billy. Al menos el pequeño estaba observando todo ilusionado con ojos brillantes. Sería toda una experiencia inolvidable para él, así que por eso también intentaba que todo saliera bien y no tomar muy en cuenta los comentarios que pudiera llegar a decir a modos de indirectas. Quería que se sintiera lo más normal posible. Lo intentaba, pero Stephen tampoco ayudaba. Me torturaba con cada comentario. Fue evidente mi cara de desagrado. Es más, terminé por enfocarme en el niño. Quien si le dio su mirada asesina fue Luke. Es que por más amigos que fueran yo era su hermana, y el rubio andaba provocando, cosa que en vez de ayudar en el asunto solo entorpecía. - Vamos Billy, nosotros tenemos muchas atracciones que ver. - le decía al niño, mientras me adelantaba a ir a la habitación, dando a entender que, a diferencia de él, no perdería tiempo en esas estupideces. ¿Se suponía que venía con nosotros, no? No era para entonces desaparecer con la primera zorra que se le atraviesa. Luego quiere que uno crea que es capaz de cambiar. Rabia me da. Me daría más de no ser por esa sensación que me dice que en realidad únicamente lo está haciendo por fastidiar y no porque realmente tenga las ganas.

En la habitación el niño se puso a jugar con las almohadas mientras nosotros acomodadas las cosas. - ¿Sabes que lo hace para llamar la atención, verdad? Está aún dolido. Ten algo de paciencia. Mientras no hablen no se le pasara. - indicaba mi hermano. - Confiaré en qué así sea. Realmente quiero hacerlo, quiero hablar. Pero no me pidas que no me sienta mal cuando hace esos comentarios. - Le respondí. - Lo se hermana, lo sé. Por eso le di esa mirada. - aseguró Luke.

Me cambié nada más los zapatos por unos más cómodos y me puse un gorrito a juego para evitar el sol. Tome al niño y bajamos todos a reunirnos para partir al parque. Cargaba al pequeño justo en el momento en el que el rubio decidió robármelo de los brazos. No lo podía evitar, por más que sintiera rabia de imaginar que hiciera de las suyas, cuando estaba con Billy hacía que olvidara todo lo malo. Me derretía. No podía ocultar la sonrisa boba que me solía aparecer cuando los veía a los dos jugar. Es que era simplemente hermoso. Esa parte de él fue la que me flecho. La espontaneidad y dulzura que desbordaba con el niño. No quería quedarme sola, pero tenía razón en ese aspecto.  Mi hermano lo necesitaba. - Esa no parece mala idea. Pero nosotros no nos quedaremos tampoco en la cama. Iremos a ver alguno de los espectáculos. - asegure. En otras palabras, si pensaba que se libraría de mi presencia por las calles del Magic Kindom se equivocó.

- Bueno guía turístico por el mundo mágico de Disney. ¿Por dónde comenzamos? - Solté un poco de ese tonito molestoso que siempre nos había caracterizado. Aunque fue más en tono jocoso para hacer reír al niño. Sin embargo, necesitaba hacer algo para remediar todo lo ocurrido y que no arrastráramos con ello todo el viaje. Podría hasta arruinarlo, y no quería eso. Por lo que con algo de magia que había hecho antes de llegar aquí le escribí una nota dentro de la envoltura de una goma de mascar y le pedí al propio Billy que se la ofreciera para que no fuera a rechazarla.

"Por favor, sabes que es necesario hablar. Esta vez con calma y aclarar todo. Podría cambiar nuestras vidas. Veámonos en el castillo de Disney a las 6:30. "

Le di una mirada de por favor no faltes. Lo veía directo a los ojos, imposible no perderme en ese mar azul. Solté un suspiro y me puse en marcha para el área donde estaban las atracciones el niño se comenzaba a impacientar. Esperaba que asistiera, ya luego tendría tiempo para dar la vuelta con mi hermano. Esto también era importante y podía hasta cambiar el rumbo de nuestras vidas.


Emme


Nuestro destino - Página 2 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
625Mensajes :
95Reputación :

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente


 
a