Tree Of Life :: SquadTramas Squad :: The Light of Our Pink Stories
Tree Of Life
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
2 participantes

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Vie Abr 01, 2022 10:34 pm por Shooting Star
Recuerdo del primer mensaje :



Nuestro Destino



~1x1InspiredLibros


Estados Unidos, 2030

Estados Unidos mágico es muy distinto en cuanto a leyes a diferencia de Inglaterra. Muchas veces tienen conflictos,  pero como en todas partes hay muchas familias que consideran y toman mucho más en cuenta la superioridad de la magia y todos están de acuerdo que el estatus del secreto se debe mantener incluso en estos años.

Solo que nuestra se basa principalmente del deporte mágico más popular del mundo mágico: El quidditch.

En medio de todo esto se encuentra dos brujos mestizos que pertenecen ambos a este tipo de familias que su vida gira en torno al deporte por lo cual son reconocidos como tal, se trata de Laila y Stephen. Por esto, se han visto obligados a convivir pero la realidad es que desde muy pequeños que se detestan y no toleran porque son el cara y sello de una moneda, completamente distintos: Laila es toda una chiquilla distinguida y dulce mientras que Stephen un canalla que solo quiere disfrutar de la vida.

Han pasado los años y todo sigue igual, Steph optó ser jugador de quidditch y recién comienza su fama, por el contrario, Laila siguiendo los planes de su  madre se fue como sanadora para ver a los jugadores heridos. Y es como lentamente todo empieza a cambiar entre ellos desde el momento que empiezan a aceptar sus diferencias.






Laila A. Hills
PB: Naomi Scott
User: Rising Sun




Stephen A. Muller
PB: Dacre Montgomery
User: Shooting Star




Cronología


— Capítulo 1: Siempre en MI camino
— Capítulo 2: No, no puedes gustarme
— Capítulo 3: Cada quién con cada cual
— Capítulo 4: Lo que te pierdes por no quererme
— Capítulo 5:El amor ha tocado la puerta
— Capítulo 6:
— Capítulo 7:


Emme


Post de rol:


Última edición por Shooting Star el Sáb Ago 20, 2022 3:57 am, editado 6 veces


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :

Dom Jun 12, 2022 12:33 am por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




Era un poco complicado actuar de esa manera. Tenía que reconocer que Laila era bastante sensible y su expresión era como un libro abierto ante sus palabras. Sabía que Luke iba a empezar a regañarlo apenas tuvieran la oportunidad de estar a solas, aquello se lo había dejado muy claro con esa mirada. No podía evitarlo, Stephen estaba muy dolido y aún tenía en su memoria cada palabra dicha por la morena que ahí lejos dejo su sensibilidad.

Que fuera feliz con su casi novio o lo que fuera. Iba a tener que soportarlo y ya,  nada que hacer porque no pensaba insistir cuando todo quedó muy claro.

Salió de su habitación como si no hubiera pasado nada y de inmediato se dirigió hacía el pequeño que aún no había cotizado desde su llegada a la casa, se notaba muy entusiasmado y reía como un loco, era cierto que Luke iba a tener que darse tiempo de asistir varios momentos a Disney y mucho más en una edad que se iba a poder subir a todos los juegos.  Se sorprendió en cuanto a la respuesta de Laila ante la salida, sonriendo ladino y la penetraba con la mirada. — Sorprendente, al menos te sabes divertir y Luke te lo agradece, conozco un lugar fascinante donde lo pasaremos muy bien fuera de Disney, claramente. — Señaló, esperando así su reacción y luego miraba a su amigo que ya estaba dispuesto alegar que no era muy allegado a su tipo de diversión. — Es la única forma para que comiences a quererte de nuevo. — Rebatió con firmeza y se encogió de hombros. Si no quería ir ya era su problema,  el rubio iba a salir a divertirse con él o no.

Estaba de lo más entretenido discutiendo con su amigo, cuando Billy llegó hacia él de nuevo. Pensó que sería solo eso pero traía una nota, la leyó con tranquilidad notando que Laila quería verlo. Alzó una ceja confundido ¿Qué quería?

No entendía nada.  ¿Es que acaso quería restregarle en la cara lo feliz que era? Pff.

De todos modos, no era un cobarde y aunque le devolvió una mirada seria, se notaba la molestia en su expresión.  Afirmó con su cabeza y luego tomó su celular dejándole un mensaje: Ahí estaré.

Mientras estaban en los juegos donde quienes más lo pasaban bien eran Luke y Billy, teniendo que aguantar el hecho que en todos los juegos tenía que estar con ella, donde no le dirigió tantas palabras se acercó la hora de su encuentro.

Lo cierto es que la ida a Disney parecía más un paseo de padre e hijo, y ellos iban solo de colados nada más. Se quedaron esperando un juego que tenía una fila enorme y fue que dijo. —Yo tengo hambre,  comeré algo y luego iré al hotel a descansar un rato, debo prepararme para la noche. — Se despidió. Quizás Luke se daría cuenta que algo raro había ahí, pues no tenía como se las iba arreglar Laila para alejarse de ellos.
Ni idea.

No esperaba nada con ese encuentro y reconocía que aún seguía muy fastidiado. No estaba acostumbrado al rechazo y no iba a estar para jugarretas suyas, es que ciertamente también Laila se había caído de aquel altar que la tenía con el último encuentro.

Ya en el castillo llegó impuntual, es que casi se arrepiente y se dio media vuelta. Incluso comenzó a caminar, luego se devolvía y perdió varios minutos allí. Miró la belleza de aquel castillo infantil y armonioso. Estaba tan distraído que se olvido buscarla hasta que escuchó su nombre y se preparo mentalmente para hablar con ella.


Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Miér Jun 15, 2022 12:34 am por Rising Sun


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Laila A. HillsJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit



Sabía que como bien me decía mi hermano, tendría que tenerle paciencia. Las cosas no se solucionaban mágicamente por más que viviéramos en un mundo mágico. ¿Qué ironía, no? No podía permitirme otro exabrupto. No podía hablar desde la desesperación por no saber qué esperar del asunto. Por el contrario, necesito ser clara y totalmente sincera. Dejar aún lado lo que pudiera salir mal. Después de todo no podría tener constancia de ello hasta no averiguarlo. Así que necesitaba ponerme las pilas y no dejar que la frustración me gane sin ni siquiera intentarlo.

No podía evitar tener esa sensación de malestar y pena cada vez que insistía en restregar que podía y estaría con quien él más quisiera, aun cuando decía que no dejaría que la frustración me gane. De piedra no soy, y a veces siento que no es justo que toda la responsabilidad cayera sobre mí por no compartir su misma visión de vida. Dolía que asumiera que no podía cambiar mi forma de pensar, que me diera ese trato de indiferencia.  Yo solo quería una señal para saber que sería correspondida. Pero ahora daba igual porque no pienso siquiera pensar en lo que ha ocurrido en el pasado. Quiero plantearme lo que podría ser el presente, y el futuro. Hacer borrón y cuenta nueva, comenzar esta conversación desde cero. Desde que nuestras miradas se cruzaron en aquel parque y todo cambio para terminar envuelta en un sentimiento que no puedo explicar pero quiero tener.

- Claro que sé cómo divertirme. ¿Verdad Billy? - le decía a mi sobrino. Luchaba por no dejar salir mi sentir ante su comentario. Aun así inevitable que la mirada en mis ojos me traicionara. - Bueno, sí. Lo importante es que Luke se divierta. ¿No es así? - Luke, ese era el que tenía que salir a buscar todo lo que la idiota, aquella le negó, a olvidar todo lo que lo denigro. Borrar a una mujer tan perversa de su cabeza. Por eso enfaticé en el nombre de mi hermano. Lo hacía por él, no porque quisiera que el rubio se fuera de pinta. Al contrario, eso me causaba punzadas al corazón y sabía que probablemente, dependiendo del resultado que obtuviera con la conversación que esperaba tuviéramos, estaría angustiada durante todo el espectáculo que fuera a ver con Billy.

Espere paciente su respuesta, aunque fuera solo con un gesto. Por algo había usado la ternura y el apego hacia el de Billy, porque al menos si la nota provenía de sus pequeñas manitas, se tomaría el tiempo tan siquiera de leerlo. Una sensación de alivio, aunque solamente un poco, sentí en mi pecho cuando llego el mensaje con la respuesta a la nota. Admito que me ponía algo nerviosa, no el vernos a solas, no... el que resultaría de esa conversación. Eso era lo que me impartía nervios. Aun así, mi lado Wampus no me dejaría volver a flaquear, dejar de luchar por lo que quería. Y lo que quería era a Stephen Muller, a nadie más. Por eso mismo, ahora, con todo el pesar del mundo, pues era buen chico, había dejado a Derreck Chan en el plano de la amistad.

Pero todo esto sería ya en la tarde. Ahora debíamos aprovechar de hacer que tanto Billy como Luke tuvieran un gran y divertido día. Lo necesitaban más que nunca. Aun cuando las horas se volvían tortuosas entre miradas y silenció. Era inevitable que decantó en tanto, dirigiera sutilmente mi mirada hacia él. Como si intentará descifrar lo que pasaba por su mente. Era torturante, pues quisiera o no debíamos permanecer juntos porque las circunstancias lo ameritaban. Al menos mi hermano y sobrino parecían divertirse.

Paso el día y se acercaba la hora. Por igual, necesitaba de una excusa para desaparecer por un rato de la vista de mi hermano sin que pidiera muchas explicaciones. - Bueno hermano, yo tengo unas cosas que comprar.  Así que aprovecharé antes de la hora del espectáculo. Cosas de mujeres. - Aclaré antes de que se le ocurriera preguntar. - Aprovecha de tener tu momento padre e hijo completamente a solas. - que igual también lo necesitaban.

Había sido puntual con el encuentro. Cosa que igual hizo que me impacientara al notar que no llegaba. No podía despegar la vista de mi reloj al notar que el tiempo corría y nada de Stephen. Por lo que cuando lo vi sentí que mi alma volvió al cuerpo e incluso de forma inconsciente se iluminaron mis ojos. Solo que él estaba tan distraído con el lugar que parecía olvidar a lo que venía. Carraspee para llamar su atención y lo llamé. - Estoy aquí, Stephen. - Tenía que mentalizarme. Este era el momento que había estado buscando. - Sé que te preguntaras por qué te cite aquí. La verdad es que quiero aclarar cosas que pasaron y esa noche no era mi mejor momento y sentía presión de todos lados. - Aclaré. - Solo necesito una, una oportunidad para realmente expresar todo de la forma más sincera posible. Ni siquiera pido una respuesta ahora. Solo que me escuches. - le pedía.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Miér Jun 15, 2022 4:59 am por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




Stephen reconocía que no lograba entender a Laila. Quizás eran las mismas confusiones que él tenía pero aun así no comprendía porque la nota, la cual no podía negar leer al venir de esas manitos de Billy.

Y no podía dejar de ir a su encuentro por mucho que su orgullo decía que no, ya que no lo merecía. No se lo había dicho a nadie por el mismo orgullo, lógico que se quejó con Luke pero no absolutamente todo. Se había sentido destrozado y que no valía la pena, ninguna chica lo había rechazado de tal manera y bien, sí, Laila era una chica para ese tal Chan que la respetaría por siempre y sería leal. ¿Pero dónde quedaría la pasión? Porque no era un idiota para percatarse que ella lo deseaba.

En varias ocasiones se había volteado para dejarla plantada mientras caminaba pero le demostraría que no era un cobarde y la enfrentaría de todas las maneras posibles. Se había dado cuenta que su semblante era diferente y que estaba sufriendo, de verdad, le costaba reaccionar pero la realidad es que también el rubio no lo estaba pasando nada bien con esta horrible confusión, reafirmando que el amor solo te jodía la existencia.

También estaba la historia de sus padres que eran perfectos y el destino había arrebatado a su madre donde no solo él quedo destrozado, sino que también su papá que perdió al gran amor de su vida de manera cruel. Era mejor no dejarse llevar solo que estaba consciente que el amor cuando llegaba ya no había escapatoria alguna y era la maldita Laila quién le hacía sentir todo eso, solo que todavía no estaba seguro.

Quería sentirse completamente seguro.

Escuchó su llamado cuando miraba el castillo. Realmente estando ahí parecía una princesa de los cuentos, si no se equivocaba en Aladdin, una película de Disney había una princesa llamada Jazmín que se le parecía. Por supuesto, que no notó del todo los detalles pues se había fijado más en Aladdin, el mono y el genio a esa edad.

Soltando un suspiro a la distancia para que ella no lo notara, se acercó a la morena con paso lento hasta que quedo frente a frente. — Tú dirás. — La escuchó en silencio, mientras que apoyada la espalda en un poste cercano. Otro suspiro y se llevó la mano a la nuca. — ¿Me estás jodiendo, verdad? — Fue algo brusco, no pudo evitarlo, por eso se aclaró enseguida para que no lo tomara tan mal. — En serio, Laila. Yo no quiero confundirme más, esa noche me dejaste todo muy claro para que ahora cambies de opinión. — Reclamó molesto y ofendido, mirándola a los ojos para que al menos quedará claro que estaba hablando muy en serio.

—Igual voy a escuchar lo que quieras decir. —Murmuró, porque era un hecho que no iba a dejar con las palabras atoradas a Laila. — Todos merecemos una segunda oportunidad ¿no? Yo sí las doy—Volvió a mirarla a los ojos siendo honesto en su frase porque probablemente ella no hubiera sido igual en caso distinto, mantenía la distancia con la chica. Sabía que la situación iba a ser la más difícil de todas, si salía con algo que lo hiciera estallar tanto positiva o negativamente.



Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Lun Jun 20, 2022 11:16 pm por Rising Sun


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Laila A. HillsJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit


No podía explicarme como había llegado a esto. Era frustrante porque siempre soñé con que mi historia de amor fuera una de cuentos y el haberme enamorado de alguien que parecía no querer saber nada de mí se volvía más bien en una pesadilla. Todo por un malentendido. Porque no pude ser lo suficientemente clara de que era lo que quería expresar. Había quedado todo tan confuso, que parecería que en realidad no le estaba poniendo esfuerzo. Pero, no dejaré que se vuelva a repetir. No tengo idea del resultado, pero no podrá decir que no lo intente. Realmente quisiera intentarlo. Con todo lo ocurrido esa noche había sido evidente que todo el asunto de Gemma era algo pasajero. Eso quería decir que ni siquiera tenía porque sentir pena por entrometerme en esa relación. No era real, al menos la parte en la que parecían lucir como una verdadera pareja. Porque no me van a decir que ella no se veía bien a su lado. Era la chica despampanante, perfecta para presumir ante sus compañeros de equipo.

La espera me impacientaba, no se trataba de que fuera en realidad impaciente. Más bien era que la tensión de preguntarme si realmente llegaría o no. Ni siquiera quería pensar en cuál sería mi reacción si me dejara plantada. Recibir ese desaire realmente me golpearía. Al final, no estaba siendo puntual. Sin embargo, sí había cumplido en llegar al lugar de encuentro.

Tenía el corazón palpitando fuertemente cuando ya lo tenía frente a frente. Yo no pude evitar soltar el suspiro antes de hablar. Mis ojos habían brillado al verlo y aunque eso sí lo quería ocultar, dudaba mucho que fuera posible.

Solo que cuando comencé hablar mi semblante cambió por completo.  Ya no era de nervios, era de tristeza al escuchar su rudeza.  - No, eso no estuvo nada claro. Ni yo misma estaba segura de que decir en ese momento.  - le respondí con amarguras. Era frustrante. ¿No podía ver mi confusión en ese momento? - Así que por tal razón mereces escuchar la versión más sensata y real de todas. - añadí. Al menos aún así me escucharía, solo esperaba que no lo hiciera por el puro trámite y que de verdad le diera importancia a lo que le estaba por decir.

- Esa noche no era la noche, no era el lugar indicado para hablar de dichos sentimientos. Por eso todo salió mal. Yo... estaba nerviosa. Me decía a mí misma, no te hagas la loca, puedes arrepentirte. Intente no hacerlo. Intente pensar que era posible ese cambio.  Pero apareció Gemma y sentí como si hubiera sido ella la que realmente te había ganado, no lo aguanté. Decidí que lo mejor para mí era ignorar todo lo que sentía e intentar ser feliz con alguien más. - le contaba con una voz angustiada, frustrada. - Me dijiste que no entendería tu relación con ella. Cierto es, por eso mismo, no podía tener idea que no era algo serio. Era la primera con la que te veía que no parecía ser para pasar solo el rato. Me frustraba no haber sido yo. - añadí, mis ojos estaban una vez más cristalizados, como aquella noche.

- Yo no sabía que era correspondida de la misma forma o si era yo sola haciéndome ideas en la cabeza. Si solo confundía gentileza, amistad, preocupación, por algo más. - aún se podía escuchar a la distancia el bullicio de la gente, a estas horas se escuchaban un poco menos los balbuceos y gritos infantiles, pues muchos de los pequeños ya paseaba dormidos en sus carreolas. El lugar sin duda tenía su magia propia. Dando un poco de ingenua ilusión de que tal vez todo podía salir mejor de lo esperado. - Lo siento tanto. Fui tonta, por dejarme llevar por la opción que parecía más sencilla, aun cuando no era la que me hacía feliz. - mis ojos aguantaban lo más que podía las lágrimas. Pues no quería que actuará por pena, pero igualmente era difícil no dejar salir los sentimientos.



Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Mar Jun 21, 2022 1:52 am por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




Stephen decide darle una oportunidad a Laila para que se explayara y dijera finalmente lo que quería decir. No podía negar que se sentía cabreado, porque era como si estuviera jugando con sus sentimientos por lo confundida que se encontraba cada vez que estaba con él, peleando seguro con su deber y querer ser.

Y no podía culparla.

Pasaba exactamente lo mismo con él.

Sabía en el fondo que no era un hombre para ella, pero era imposible no imaginar estando a su lado donde era capaz de cambiar esa actitud al estar enamorado. Su padre le había dicho que era exactamente igual a él cuando joven y todo acabo cuando había conocido a Astrid, porque era la correcta y por ello, lamentaba que hubiese durado tan poco tiempo que 15 años no habían sido para nada suficientes.

¿Es que acaso Laila era su destino?

Llegaban miles de confusiones en su cabeza y estaba enojado con él mismo. Sin duda, dejo que ella explicara todo lo que tenía que decir sin interrumpirla si quiera, atento a cada palabra – esto era nuevo porque era el ser más distraído del planeta tierra a excepción del quidditch y ahora ella -  Tampoco tenía mucho que decir por lo que mantuvo silencio y se mordía el labio. Lo confundía y no tenía puta idea como actuar.

Le estaba haciendo daño porque no podían estar juntos. Ella lo deseaba, eso era un hecho, y era mutuo porque sí quería tenerla entre sus brazos y disfrutar de su compañía, de su cercanía que tanto le gustaba y esa mirada profunda que lograba hacerlo sentir bien – aunque eran incomodos los latidos de su corazón y las sensaciones raras dentro de su estómago – lo había sentido antes solo que ahora era mucho más fuerte. ¡Maldita Laila! Pensaba el muchacho y ya no pudo evitar acercarse ante la última palabra y sus ojos oscuros ya estaban llenos de lágrimas.

Ni debería acercarme ¿sabes? Pero detesto verte llorar por cualquier motivo, de niño me pasa aunque en ese entonces no entendía muy bien porque. — Dijo enojado consigo mismo porque ahora era él motivo de su pena y las miles de confusiones.

Yo creí que estabas bien con Chan, porque claro… es el prototipo de hombre que siempre anhelaste ¿no? — Murmura. Ahora era su turno para poder hablar, pasándole su pañuelo, solo prosiguió porque no quería abrazarla, aún tenía muchas dudas y no dejaba de pensar en las palabras de esa noche. Había quedado bastante dolido.

Ni deberías sentirte insegura por Emma. Es mi amiga, lógico con varios beneficios y por eso siempre decía que ibas a ser incapaz de comprenderlo porque dudo olímpicamente que alguna vez tuviste un amigo con derechos. — Exclama, sin saber porque se lo decía, con esa información era si quedara débil y ella con las mayores ventajas. — No eres ese tipo de chica y así me agradas. — Nada que decir, Laila era como la típica princesita de cuentos, que tenía el vestido de novia guardado en su cartera rosa, refinada y seguro que quería tener una gran familia. Y no tan solo eso, muy chapada a la antigua como una dama de la nobleza inglesa aristocrática. ¿Y él? ¡Nada que ver!

¡Estoy harto que me confundas! Dices una cosa y luego otra ¡No soy de acero, Laila! ¿Crees que yo no me sentí mal con todo lo que me dijiste? ¡Me hundiste! Hiciste que me despreciara solo porque no te podía corresponder como te mereces, porque la verdad es que todavía ni siquiera estoy seguro si puedo hacerlo. — Explotó. Stephen no era sensible para nada, no iba a terminar llorando como ella luego de expresar una disculpa tal como lo había hecho en ese momento.

Deja de jugar conmigo, Laila. Si no te sientes segura de tus sentimientos solo no hagas nada. Tampoco debería hacerlo y quizás dejar que todo fluya, pero sin presiones ya que ni loco te besaría  frente a un castillo ¡No soy un príncipe! — Volvió a reclamar. Sintió como sus mejillas se ponían rojas pero dijo lo que quería decir, es que eso ocurría, ella buscaba un prototipo de chico principesco, sin embargo, él era por completo diferente a ella. ¡Demasiado! Más rebelde, más alocado y para nada romántico. No quería que ella buscara todas esas características en su persona que nunca se lo iba a entregar al menos sin presiones. Porque si había algo, Steph no tenía idea como era estar en pareja y no comprendía ese tipo de amor, lo estaba entendiendo poco a poco.

¿Terminaste por decir todo? — Cuestionó, sintiendo sus mejillas ardientes se sentía el adolescente que era solo que algo más mayor ya que tenía 19 y pronto cumpliría los 20. — Disculpas aceptadas, solo no lo vuelvas hacer. — Gruñó, fulminándola con la mirada solo por orgullo pero se podía ver que tenía el semblante más tranquilo. — Y no llores más, que de verdad lo detesto— Finalmente, ofreció el brazo para que ella se afirmara en este y así volver al hotel. Podrían seguir conversando de camino.



Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Sáb Jun 25, 2022 12:08 am por Rising Sun


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Laila A. HillsJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit


¿Qué ocurriría luego de esto? La verdad no sé. Quisiera pensar que sería la oportunidad para un nuevo comienzo. Que tendríamos al fin algo de lo que aferrarnos para así intentarlo. Me había costado aceptar lo que sentía por orgullo. Por creer que tal vez terminaría luciendo como una tonta ingenua que aspiraba a algo más con él. ¿Qué tenía de especial para que dejara ese tipo de vida por mí? Fue algo que se repetía muchas veces en mi mente. Pues había muy bien notado que no era el tipo de chica con la que Stephen solía salir. Daba igual al final con que intensiones escogiera a las otras para salir, ya fuera solo para llevarlas a la cama o para tener una acompañante despampanante en los eventos de calidad de la cual todo mundo luego hablara. Yo era diferente a ellas, no me gusta ser el centro de atención. No sé trataba de baja estima. Sé muy bien que soy bonita, que puedo llamar la atención. Solamente que no de esa manera.

El asunto está en que luego de todo lo que paso en el concierto y de varias noches de lágrimas, de días sintiendo la ley del hielo. Me di cuenta de que no podía seguir así. Tenía que hacer algo, debía dejar todo lo que me retuviera, de ser feliz, para así tener el valor de ser sincera y dejar claro que es lo que quiero.  Por eso ahora tenía esta conversación, la necesitaba y aunque él parezca enojado sé que también la necesita.

A veces el orgullo podía hacer más daño que las mismas palabras. Porque te hacía perder tiempo valioso y te hacía perderte de la posibilidad de ser feliz. Si me hubiera dejado arrastrar por completo por el orgullo, no estaría aquí, y el tener la incertidumbre de que hubiera ocurrido si hubiéramos hablado me mataría todas las ilusiones poco a poco. - A mí no me gusta llorar frente de quienes me importan. Pero a veces no lo puedo controlar. - fue lo que dije en cierto modo de disculpa y dando al mismo tiempo entender que me importaba más de lo que él mismo pudiera imaginar. Al punto de no querer que me viera triste. No por nada he estado todo este rato luchando con las lágrimas.

Negué frustrada.  - Sí, con bien te refieres a llevarnos bien, pero si te refieres a que funcionaba... no. Simplemente no. - insistí.  - No funcionó porque aún intentándolo no era a quien quería. No era a quien realmente anhelaba. - no se podía engañar al corazón de ese modo. Era al chico rebelde y alborotado, el cual mi corazón reclamaba. Ese es el que quería. Era Stephen el que anhelaba. - Solo somos amigos. - añadí, esa había sido otra conversación algo dura. Pero al menos el chico lo comprendió e incluso ya se presentía que todo esto no llegaría muy lejos.

Levante la mirada al notar el pañuelo. Sin planearlo, de forma accidental roce su mano al tomarlo. Comenzaba a escuchar sus palabras y era una sensación de entre dolor por algunas de las cosas que decía. Sin embargo, había otras que me llenaban de ilusión. Sentía una montaña rusa dentro de mí. Ni siquiera se podía comparar las emociones diversas que sentí durante el día en las atracciones del parque. Esto me tenía el corazón aún más acelerado. Dejé que soltará lo que tuviera que soltar mientras secaba mis ojos con el pañuelo que me había entregado.

Hasta que término. Y no pude evitarlo, no era lo último que tenía que decirle. - Lamento haber contribuido en ello. Es angustiante tener que batallar con tu mente y corazón al mismo tiempo, porque uno dice una cosa y el otro dice una completamente diferente. - le decía y ahora si no podía evitar que salieran las lágrimas. Esas palabras de que se despreció a sí mismo por pensar que no podía darme lo que merecía retumbaba en mi mente y dolía mucho sentir que había provocado esto. Porque no hubiera querido que fuera así. Cada palabra suya me confirmaba más y más lo real de sus sentimientos. - ¡No! No es lo único que tengo que decir. Aunque esto sí es lo último. Ahora te hablo de lo que siento ahora, en él presenté. Sí, tuve dudas. Tuve miedo. No tomé la decisión que realmente quería por ello. Pero no quiero que esto termine así. ¿No crees que aun se pueda intentar?- decía aún entre lágrimas. - Me tomó amargura darme cuenta. Pero ya lo sé. No quiero un príncipe. Solo te quiero a ti. Tampoco espero ese beso frente al castillo. Aun cuando lo quiera. Pero no por el lugar. Si no porque sea tuyo. Más como te dije, no espero respuesta alguna ahora. Aunque si quería que lo supieras.  - había explotado también, ya no aguantaba más.  Sin embargo, al menos me sentía más tranquila. No tenía más que ocultar. Le había dicho todo sin dejar nada de por medio. - Ahora sí ya terminé.  - Le indiqué, soltando un largo suspiro y terminando de secar mi cara.

Con una sonrisa tranquila aunque con un toque triste, lo mire. - Ya, no lloraré más. - aun cuando esa mirada fulminante que me había dado hace un rato era como una daga al corazón.  - Si, mejor regresemos. Y encárgate de que al menos por esta vez. Mi hermano se desaparezca por el resto de la noche. Yo me encargo de que Billy esté bien. - le aseguré. Tampoco podía ponerme a perder de vista el verdadero motivo del viaje. Animar a mi hermano y sobrino. El pequeño estaba feliz con todo lo que vio en el día de hoy, y aún faltaba el espectador nocturno. - ¿Lo harás? ¿Verdad? - Le tocaba a Steph encargarse de Luke en la noche. Sin mucho reparo tomé su brazo. Se sentía tan cálido en medio de la noche fría que comenzaba a caer. Que inconscientemente me aferraba a él más de la cuenta sin percatarme mientras regresábamos al hotel.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Mar Jun 28, 2022 5:23 am por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit




¡Maldición! Era un hecho que la morena hacía que sintiera un mar de emociones y confusiones dentro de sí con cada palabra que enunciaba. Primero, que dijera que el tal Chan no era su novio, hizo que la mirara más que sorprendido porque era un hecho que hacían una pareja perfecta, solo que lo dijo con tal sinceridad que solo termina confirmando con la cabeza, pues le creía.

Ya después con tales confesiones costaba hablar porque su corazón latía mil por hora,  sentía rabia, no podía negarlo, solo que a la vez, esperanza. Era un hecho que Laila era una chica de bien y bastante sincera, podía notar en sus ojos brillantes que decía la verdad, asumiendo que si sentía atraído hacía a él. ¡Y ahora no sabía que hacer! Porque si lo dejaba ansioso y así actuar de forma impulsiva, solo que consideraba que este no era el momento pues necesitaba sentirse más seguro y sabía que iba a saberlo cuando correspondería a ella. Solo esperaba no aburrirse, ya que era su mayor temor.

Aquel roce había sido electrizante y solamente quería abrazarla fuertemente, solo que ahí quedaba, en sus pensamientos pues aún no atinaba que hacer. Sus mejillas se sonrojaron al escuchar que ella no quería un príncipe sino que a él. — Ambos estamos confusos y con mucho miedo, quizás esa noche no te entendí demasiado porque me sentí rechazado y despreciado, solo que la realidad es que somos tan distintos que no queremos hacernos daño. — Pudo finalmente sacar las palabras que en algún momento se quedaron atoradas en su garganta y que antes solo por orgulloso no había dicho solo que ahora fluían ya de manera más espontánea y con sinceridad. — Podemos intentarlo, sí…— Confirmó. No sabía si estaba haciendo lo correcto pero era lo que quería ya no podía evitarlo. — Solo tenemos que conocernos más y entender lo que nos pasa. Yo tengo que solucionar varios asuntos antes de decirte “quiero que seas mi novia” Me costará yo lo sé… porque realmente no comprendo lo que es el amor de pareja, que es lo que tu estas buscando. ¿Podrías tener paciencia? Yo.. no puedo darte respuesta clara en estos instantes. — Sin poder evitarlo nuevamente, se acercó y tomó su mentón —Y no sé cuándo te daré esa respuesta, pero lo que sí tengo claro es que me atraes. — Dijo mientras le secaba mejor las últimas lágrimas que querían escapar de esos lindos ojos almendrados.

Aquellas fueron sus palabras antes de que ella aceptara su brazo y comenzaran a caminar, se alegró de no haber sido impulsivo, sinceramente sabía cómo iba actuar si llegaba a besarla, simplemente se la habría llevado a la cama de su habitación, y ella hubiera estado muy incómoda porque cerca estaban su sobrino y hermano mayor. No, ella no era así y tenía que respetarla, quería sentirse seguro frente a los sentimientos que ambos estaban asumiendo, todo se daría a su debido tiempo. Sabrían cuando actuar, este sitio era muy público además.

Sí, eso pensaba hacer. Ahí tienes que ayudarme a convencerlo para que se motive a ir o sino solo querrá acompañarlos a ustedes, nos quedaremos sin panorama. — No se había dado cuenta, pero traía una sonrisa idiota en la cara, disfrutando de su cercanía, le gustaba su contacto y hasta lograba que sintiera nervios  -aunque agradables – como si fuera un adolescente de 15 años. No era para nada impulsividad o deseo, era romance. Y en ese momento hasta había olvidado cuanto detestaba el romance.

Por cierto.. ¿Va todavía el plan de entrenar? — Preguntó, sin ni siquiera mirarla a la cara. Sabía que estaba siendo un poco apresurado, aunque ni tanto, porque luego de las vacaciones habría dos semanas solo de partidos y contarían con poco tiempo. — Es que pensaba que después de los partidos que vienen podríamos hacerlo, no importa si es en tu casa o en la mía. — Pero su casa estaba más equipada, lo cual hizo que volviera a decir. — Aunque yo prefiero en la mía, tengo un par de esos muñecos mágicos que devuelven los hechizos y el patio es amplio. — Sugirió y se volteó a mirarla, esperando que accediera porque eso lo iba hacer sentir muy contento y al menos sería otra forma de acercarse.

Se la quedo contemplando, era demasiado difícil no perderse en su mirada hasta que de pronto, escuchó unos gritos y unos chillidos. — ¿ACASO ES STEPH MULLER? ¡Por Dios! — Todo fue muy rápido, algunos brujas fans que estaban en el Disney Muggle se acercaron a él de inmediato y se fueron directamente a saludarlo, llamando la atención también de algunos periodistas paparazzi que también lo seguían a todas partes. — Oh, nueva novia, Muller. Vaya, pero si es Laila Hills. La hermana menor de Luke Hills, jamás lo vi venir ¿está enterado de esto? —  Stephen gruño. Habían jodido todo momento mágico y solo porque venían del brazo.

¿Acaso por qué viene del brazo es mi novia? Oh… ¿Quieres un autógrafo? Igual no puedo quedarme mucho, tenemos planes con la familia y debemos preparamos para asistir al show— Mintió un poco. Ya, a las pobres fans no se iba a negar pero esperaba que el paparazzi desapareciera, solo bastarían algunas fotos para que se cansara de insistir. — Lo siento, creo que te metí en un problema ¿huimos? — Le susurró a Laila en el momento que iba en su tercer autógrafo. Solo bastaba un sí para atraerla y comenzar a correr con ella. Porque tal vez, hasta tenía una buena excusa para hacer tonto al periodista.


Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Lun Jul 04, 2022 1:43 am por Rising Sun


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Laila A. HillsJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit


Mis emociones estaban en su máxima expresión. No podía evitar esa marejada de emociones. Tal vez en realidad no había pasado tanto tiempo, pero sí sé que para mí esperar todos estos días para poder volver hablar del asunto había sido toda una tortura. Había tenido que pensar mucho en que quería para mi futuro, pero ya no más, ya no tenía dudas de que era lo que deseaba para mi vida. Sí, es cierto que jamás imagine que terminaría fijándome en alguien como Stephen. Pero así es el corazón. Es impredecible, no pienso en seguir luchando en contra de la corriente en cuanto lo que siento.

El rubio tiene razón en cuanto a eso de tener miedo. Esto era un paso a siegas que hacía. Pues no tenía idea de que podría resultar si lo intentábamos. Pero ya no quería caer en ese juego de no intentar las cosas solo por miedo. Porque podría arrepentirme y posiblemente ya no tendría una segunda oportunidad. Así que no era algo que me perdonaría. Viviría con eso toda mi vida, en la incertidumbre de que hubiera ocurrido si lo hubiéramos intentado. ¿Llegaríamos a ser felices? La sola idea me dejaba claro que no podría ser feliz con nadie si ni siquiera lo intentaba con él. Ya sí, por algún motivo no pasaba, ya era otro cantar. Porque lo intentábamos. Más desde el fondo realmente deseo que si funcione algo entre ambos.

- Sí, todo a sido producto del miedo. De pensar que podría terminar mal y hacernos daño. - le comentaba, pero la realidad es que esto nos había hecho más daño. - Pero creo que esto no está haciendo más daño que no intentarlo. Subimos nuestras defensas contra el otro, haciéndonos pensar que no éramos suficientes para el otro. - porque yo igual me había sentido que no era lo que él quería, que no era el tipo de chica que esperaba tener a su lado.

Mis ojos se iluminaron cuando mencionó que podíamos intentarlo. -  ¿Seguro? - le decía ahora viéndole a los ojos. Sentía un cosquilleo en el estómago. - Eh, sí, entiendo. Siendo así, sí. La respuesta es sí. Tendré paciencia y esperaré. Y... y no te preocupes por eso, el amor es algo para lo que no existe manual. - le aseguré. - Y yo puedo igual ayudarte con ello. Porque tú también me gustas y demasiado y no dejaré pasar esta posibilidad. - insistí. Sentir sus manos en mí mentó y que me viera a los ojos me hacía sentir una sensación de confianza en creer en lo que me dice.

Ya no podía evitar haber cambiado mi rostro a uno con una sonrisa. Caminabas de vuelta al hotel, yo agarrada de su brazo sintiendo la briza en mi rostro mientras conversábamos ahora como dos buenos amigos. - Cuenta con eso. No te preocupes, aseguraré que Billy quiere un momento tía sobrino, así que no puede meterse con ello. Y sí quiere quedarse en la habitación, buscaré como dejarlo fuera, le esconderé la llave. Y sabe muy bien que no debe usar magia aquí, así que por obligación tendrá que irse contigo. - decía en un tono travieso.

Recordé el incidente del hospital cuando menciono el entrenamiento. No quería pasar otra vez por algo como eso. - Sí, definitivamente. Necesito estar más preparada. No quiero tener dejavu de ese día. - asegure. - Genial, si tienes todo el equipo para entrenar que sea en la tuya, entonces. - realmente lo necesitaba, y me sentía segura de que fuera él quien me enseñara.

Había notado el cambio de rostro de Stephen, sé vía feliz, radiante. Era evidente la diferencia de la expresión que tenía cuando nos cruzamos al llegar. Me encantaba verlo así. De pronto escuchamos unas vocesitas. ¿Es en serio? Vaya, que hasta en el mundo muggles teníamos que cruzarnos con fans. Que increíble. Solo que ese no fue el problema, más bien que alertaron algún periodista. - Por eso nadie cree sus historias, usen pruebas más contundentes para fundamentar sus argumentos. - asegure luego de que Steph les mencionara a los periodistas que el estar de su brazo no implicaba que fuéramos pareja... aun. - Así es así que chicas, rapidito con los autógrafos que debemos partir. - Mire a Steph, parecía tener algo en mente. - Yo creo que sí. - le murmuré ante su pregunta para luego sujetar su mano y comenzar a correr con él huyendo de aquel lugar tan pronto diera la señal. Correr hasta quedar completamente lejos de todos y así poder regresar al hotel sin que nadie viera donde estábamos hospedados o sería también un problema. Todo esto se estaba sintiendo tan emocionante. No podía creer que había llegado a ese encuentro triste, pero ahora estaba más feliz que nunca.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Lun Jul 04, 2022 9:32 pm por Shooting Star


4. Lo que te pierdes por no quererme



~Stephen A. MullerJulio, 2030Magic Kingdom ParkOutfit





Todo tenía más sentido ahora para Stephen con las palabras de Laila. Era cierto que sentían miedo y causar daño, no podían negar que eran por completo diferentes y aunque a veces eso resultaba, muchas otras no. Solo que no sacaban nada si no lo intentaban, no tendrían como saberlo si  no lo hacían.  Solo asintió con calma, es que ya no era necesario decir más al respecto, solo decir que debían intentarlo, sintiéndose conmovido que aceptara y que tendría paciencia, eso lo hizo sentir muy feliz a la vez. — No tengo palabras para decir en este momento, me agrada que te guste y prometo que cuando este seguro de mis sentimientos no voy a dejarte ir, solo no te ilusiones hasta que veas que yo te corresponda mucho más, gracias por la paciencia.— Inevitablemente, igual iba a terminar haciendo sufrir en el caso que solo se tratara de una atracción nada más que probable podría durar por un tiempo y no deseaba que quedara despechada ni nada parecido. Sabía que tenía que comprenderlo, pero iban en buen camino porque sí que sentía demasiado contento que al menos lo intentaran. — En todo caso, con solo contemplarte ya haces mucho, eres muy linda. — Tuvo que reconocer, no podía mentirle, su belleza era exótica y más encima, tenía una personalidad muy agradable cuando no estaba enojada.

Confirmó con la cabeza sin alejarse demasiado que estaría para Luke esa noche, para que se distrajera y lo pasara bien, siempre lograba algo, lo que si tenían que hacer era apartar a esa mujer de su vida, en todo caso, iba a ser complicado pues no dejaba de ser la madre del pequeño, tenía derecho a verlo pero lo que tenían que impedir que Luke se sintiera pésimo con esas visitas de la nada.

Tenía que encontrar a alguien bueno para él, quizás ese sería su próximo desafío. Esa noche también le contaría en que había quedado con su hermana para tener al menos el permiso de su parte. — Genial, porque lo necesita. Estaba pensando en buscarle una chica, quizás alguna de tus amigas, ya sabes que en este ambiente del quidditch podemos encontrar a muchas interesadas, y fue lo que a él le paso. — Era lógico que esa descarada se había fijado en su fama, luego conoció a otro mejor y se aburrió, dejando a un hijo de por medio, inútilmente se había perdido a un gran chico y con buenos sentimientos.

—Sé que tendremos que esperar un tiempo por esto de los partidos, pero te aseguro que apenas me desocupe, coordinaré todo en casa para el entrenamiento oficial. — Le guiñó un ojo, mientras iba muy cómodo como sostenía su brazo la morena, podría acostumbrarse y eso era loco, lógicamente estaba claro que sus sentimientos fluían de manera rápida estando a su lado. — Igual, podríamos seguir en contacto a través del celular. Sé que no me bloqueaste.— Dijo directo y por ello, aunque fuera algo masoquista, tampoco lo había hecho.

Estaban tan tranquilos conversando hasta que su fama tenía que causar revuelo, las fans se veían simpáticas pero no así los periodistas, lo cierto, es que Laila se las arregló muy bien, justificando que no eran nada más que amigos y por su familia, nada más, no quería que la estuvieran acosando en su trabajo por haberla visto cercana a él, si se llegaba a enterar de algo así, simplemente hablaría a la prensa muy disgustado, pues no dejaba de ser su vida privada.

Al final, luego de firmar el último autógrafo terminaron corriendo hacía el hotel, muerto de la risa y muy feliz, sinceramente parecía una pareja de verdad, tenía tantas ganas de besarla pero ahí quedo pues no quería adelantarse a nada. — ¡Eres genial! — La elogió aun riendo, sosteniendo con su mano la cintura de Laila.  

Se quedaron un rato charlando ahí y luego solo tuvieron que subir. Luke había llegado por lo que se dio cuenta, así que fue un momento a su habitación, se dio un baño y se vistió adecuadamente donde en una hora ya estaba listo para salir con él, seguramente Laila ya lo había convencido en parte, pues no se negó del todo cuando fue a buscarlo.



Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Mar Jul 05, 2022 1:07 am por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Ese viaje a Disney sin duda había cambiado todo. En un comienzo había llegado a creer que todo sería una tortura. Que esas vacaciones se iba a ver empañadas por la amargura de tener que lidiar con Stephen. Sin embargo, todo al final... salió bien. No podía decir que éramos algo. Es más, ni siquiera estábamos saliendo. Imposible, en estas fechas el rubio había estado lleno de partidos y entrenamientos. Pero no habíamos perdido la comunicación en esta ocasión. Los mensajes de textos no faltaban. La verdad ni siquiera importaba la hora del día que fuera. Aquí lo que importaba era que de esta forma estábamos manteniendo nuestras ilusiones vivas, era lindo desvelarse hablando con él. Aunque sabía que no podía hacerlo tanto, igual debía de dormir por tanto entrenamiento. Pero siempre podía luego leer mis mensajes, tan pronto se despertara.

Se trataba de intentarlo, bien lo habíamos hablado. Sin embargo, conforme avanzaban los días y las semanas sentía que debía de estar funcionando. De lo contrario, unos mensajes de texto no serian suficiente para mantener el interés si no era uno realmente genuino. Ya había pasado mes y medio desde la conversación que tuvimos frente aquel castillo en Disney Word. Esa conversación que nos dejó con la sonrisa de oreja a oreja y no lo negaré, yo termine llena de ilusiones. Por lo mismo me había dicho a mi misma que tendría toda la paciencia del mundo.

Hoy al fin podríamos tener la oportunidad de entrenar, ese entrenamiento que durante tanto tiempo habíamos tenido que posponer por nuestras diferencias, y luego por la agenda cargada. Pero ya, al fin, hoy sería ese día.

- Sí, ya al fin podremos entrenar. - le decía al peluche como si fuera con Steph que hablaba, había agarrado esa costumbre, siempre lo tenía sentadito en la mesita de noche junto a mi cama. Mes ente en la orilla de la cama y agarre el teléfono celular que también estaba junto al peluche. Estos aparatos de los no-maj eran una maravilla, por más que los sangre pura se reusaran a utilizarlos. De lo que se perdían.

Al fin llego el día, nos vemos prontito. Ya casi termino y salgo para tu casa.  Nuestro destino - Página 3 1f60a  Nuestro destino - Página 3 1f495

Conclui el mensaje para luego darle enviar y terminar de prepararme para salir. Aun cuando solo fuera a un entrenamiento no quería decir que no me arreglaría bien. Deportiva, claro, pero bien peinada y no hecha una loca. Además, me perfumé, que luego uno sude y tenga que darse un baño, ya es otro cantar.

Al terminar tomé mis cosas y cerré la puerta de mi casa a mis espaldas. Observe mi reloj, aún estaba a tiempo. No me gustaba llegar tarde a los sitios, mucho menos quería hacerlo con Stephen. Cuando llegue a su casa toque el timbre mientras esperaba pacientemente, aunque si tenía miles de emociones rondando mi pecho y estómago. Ya lo quería volver a ver. - Buenas tardes. - salude con una sonrisa en el rostro.



Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Mar Jul 12, 2022 4:06 am por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Esos meses habían sido agotadores por todos los partidos que tuvo por las nacionales de Estados Unidos, habían quedado en Tercer lugar y no estaba tan mal. Lo más genial, es que cuando terminaba algún partido y se iba a descansar eran los mensajes que se enviaban con Laila. Lo cierto, es que todo iba bien entre ellos y no hallaba la hora para que terminara todo para coordinar el entrenamiento.

Se esmeraba en jugar bien para que salieran rápido de eso, Luke lo molestaba de vez en cuando, se veía contento que tuviera interés por su hermana, sabía que al menos había sido sincero con ella y confiaba en él, eso sí, lo molestaba siempre cuando tenía la cara embobada por los mensajes.

Los partidos terminaron  y cada uno volvió a su casa, coordinando inmediatamente con Laila para juntarse en su casa tal como habían quedado, el día se acercaba y se preguntaba si se iba a poder contener, no le había comentado nada a su padre, pero como papá sabía que algo sabía que pasaba con su hijo.

El hombre también estaba con días libres así que se quedaba con Stephen, se sorprendió cuando este le pregunto dónde se encontraban las marionetas grandes mágicas para poder entrenar. — ¿Por qué las dos? Pensé que entrenarías solo. — Eso fue un golpe bajo para el rubio, que llevándose una mano a la nuca, solo susurró. —Es que le prometí a Laila entrenar, después de ese ataque lo necesita y yo no soy tan malo en defensa. — Se excusó, sabiendo que iba a quedar como un libro abierto frente a su padre que sonrió de medio lado.

Juntos empezaron a llevar todo al patio trasero que era lo suficiente amplio para que los hechizos rebotaran y así no dejar desastres, lo único malo es que las marionetas estaban algo viejas, pero funcionaban. — Voy a tener que comprar unas nuevas. — Dijo el rubio mientras su padre se negaba porque decía que eran parte de su vida.

Fue cuando se escuchó el timbre, y su papá tan bromista murmuró que él iba abrir. — Vale, anda. No la molestes, sí. — Estaba suponiendo ya sus intenciones, antes había contestado el mensaje de confirmación con un corazón, así que normal que se sintiera nervioso por todo lo que estaba pasando, se iba a derretir cuando la tuviera cerca.

Hola, Laila ¿Qué tal? Steph te está esperando en el patio, pasa, pasa. — Le dijo y acompaño con una gran sonrisa en el rostro al patio donde los dos al fin se encontraron. — ¡Yo tengo que salir! Me doy un baño y salgo. — Por ahí se iría, pues ese plan ni lo tenía y claro se dedicaría a observar solo un poco. Fue como los dejo a solas.

Hola, Lai. ¡Que bueno que llegas! ¿Vienes preparada? — Preguntó. —En la mesa tengo agua y diferentes zumos de frutas, tienes que hidratarte primero. — Por supuesto, que el saludo fue de beso en la mejilla. Había amado esa cercanía que ya tenían los dos, recordaba también las sonrisas y tomadas de manos en el viaje de Disney. ¿Ahora sería igual?




Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jul 14, 2022 12:32 am por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Me daba emoción esperar la llegada de ese día del entrenamiento. Más que por el mismo entrenamiento, por volver a ver a Steph. Es que no puedo negar que todo esto me ilusiona. Pues por un momento llegué a creer que todas mis oportunidades con él habían desaparecido. Fue un momento difícil y doloroso, pero ya no. Aun cuando sé que tenía cosas por resolver, que por ello pidió tiempo. Que no podía asegurarme nada. Sin embargo, tenía esa corazonada de que si funcionaria. No importaba cuán diferente fuéramos, nos podíamos complementar el uno al otro.

No es que no supiera de él todo este tiempo. Por el contrario, siempre se mantuvo el contacto.  Debían de ver mi rostro cuando llegaban sus mensajes. Mi hermano ya comenzaba a divertirse molestando. Luke ha sido testigo de todo, y sé que si tuviera alguna duda de que no era real, la reacción de Stephen no hubiera permitido nada de esto. Es su mejor amigo, lo conoce lo suficientemente bien para saber cuando miente. Conoce todos sus trucos y expresiones. Mi hermano definitivamente sabía que estaba siendo sincero.  

Podrían de toda mi parte para hacer un buen entrenamiento, quería que viera que estaba dispuesta aprender todo lo que me enseñara. Que sería buena estudiante. Bueno, buena estudiante siempre he sido. Sin embargo, pretendía ser una de la que estuviera orgulloso al ver el resultado. Además, que tuviera la constancia de que lo que ocurrió en el hospital no volvería a ocurrir. Ya no me agarrarían desprevenida, ni tampoco me amedrentarán.

Cuando llegué a su puerta se me hacía difícil ocultar mi sonrisa. Solo que cuando esa puerta se abrió el rostro con el que me tope no fue precisamente con el de Stephen. Más bien era el de su padre. - Oh, hola Señor Muller.- le saludé haciendo un gesto con la mano y también sin darme cuenta hasta con una risita algo nerviosa. Han sido cientos de veces las que he tenido de frente a su padre, nuestros padres también son amigos, pero dadas las circunstancias no puede evitarlo. - Sí, sí. Venía para entrenar. ¿Por aquí verdad? - le decía mientras señalaba el camino. Sentí un gran alivio de ya ver al rubio y de que su padre se marchara.

- ¡Siempre lista! - aseguré al verlo. Si supiera cuánto deseaba que ese beso no hubiera sido precisamente en la mejilla... - Claro, creo que un zumo de frutas estará bien por ahora. - le aseguré con una amplia sonrisa. - La verdad... la verdad ya quería que fuera este día. - le decía mordiéndome el labio mientras me servía en un vaso algo de zumo. - Ha pasado bastante desde Disney... Fue lindo. - comente mientras le veía con ojos brillantes emocionaba. Sé que no era tema del entrenamiento, pero quería que supiera que estaba ansiosa por al fin verlo en persona.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Lun Jul 18, 2022 8:48 pm por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Esperaba que su padre no la hubiera molestado mucho porque tenía el presentimiento que sospechaba algo, pues claro, antes no se podían ni aguantar y ahora estaban entrenando juntos, era para pensarlo.

Cuando llegó al jardín, pudo notar la sonrisa pícara que tenía en los labios y pronto decía que debía salir, ni se creyó esa mentira, pero su papá siempre tenía amigos por el alrededor que le aceptara una visita sorpresiva, de verdad, le agradecía que quisiera dejarlos solos.
Ya después su atención fue toda hacia su querida Laila, que venía toda contenta y entusiasmada por el entrenamiento. Era muy agradable verla otra vez, después de ese mágico viaje a Disney y aquellos mensajes que se enviaban a través del celular. Había dejado todo ordenado justo a tiempo.

¡Me gusta ese entusiasmo! — Dijo, después de besar su mejilla y ofrecerle agua y diferentes jugos que tenía en una mesa más alejada del campo de entrenamiento, había puesto protecciones mágicas para que no se estropeara del todo el jardín que su padre cuidaba bastante la casa. También era suya pero por lo general, se quedaba en el departamento que estaba cerca del trabajo.

Hay una gran variedad, sírvete cuanto gustes. — Murmuró por los zumos, mientras se la quedaba mirando, trataba de mantener la calma para no abalanzarse hacia a ella y besarla como si no hubiera un mañana, la realidad es que sí le gustaba y quería intentarlo, siempre esperando que no se aburriera porque lo que más deseaba es que no sufriera.

Al menos en Disney pudimos solucionar todo y nos aclaramos.  Eso hizo que pudiéramos hablar más seguido, imagino que Luke solo pasa durmiendo en casa. — Es que habían sido entrenamientos arduos y para que contar los partidos que se ponían más difícil al momento de juntar puntos.

Bebieron con tranquilidad hasta que se dio cuenta que no podían esperar ningún minuto más para entrenar. — Esta bien, hay que empezar. — Comentó el chico con una sonrisa, tomando su mano para llevarla al campo de entrenamiento, por supuesto, empezaría con preguntas y luego dándole un ejemplo.

Mira, estas son como marionetas que hacen rebotar los hechizos, si el hechizo es suficiente fuerte pueden ser atacados, por lo cual tienes que estar atenta si rebotan para usar uno de protección. Pero, necesito saber cuáles son los mejores que tienes, me refiero si de algún elemento — Empezó a explicar con calma y de manera pausada para que Laila entendiera cada palabra.

Por ejemplo, yo soy más hábil con los hechizos de electricidad y de fuego. No me digas que los de sanación que no sirven, sé que son los que más tienes talento,  pero son los otros que tienes que potenciar. — Comentó, esperando que respondía porque algo debía haber, ella ya era experta con los de sanación y ese era su talento pero debía potenciar otros en caso de otro ataque o algún problema.

Te mostraré — El rubio se preparó, tomó su varita y como si las marionetas cobraran vida, sus ojos se pusieron rojos y quedaron en alerta, también movieron las varitas, sobre todo el de al medio que era el que pretendía atacar.  Terminó lanzando un incendio que aunque le hizo daño lo hizo rebotar hacía a él, solo que Steph siendo más rápido se protegió rápido. — La idea siempre es estar concentrado y ser rápido ¿Entendiste? — Le dio unas palmaditas en el hombro para incitarla que siguiera con el siguiente turno.





Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Jul 28, 2022 1:53 am por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Cuando llegue a las puertas de los Muller no esperaba toparme con su señor padre. En mi mente rogaba porque no se notara el entusiasmo excesivo que tenía con esto. Pues no quería que se pusiera a interrogarnos. Podía ser un poco incómodo. Ya sabes, una porque es su padre, dos porque igual es amigo del mío... y de mi hermano. Así que mejor no, al menos no por ahora. Pero siendo como es el señor Muller que a de seguro ser tan perceptivo como su hijo terminaría por darse cuenta de todos modos. Solo que mejor es que no me dejara saber que lo sabía. Eso es todo. Ya tendríamos el momento si todo sale bien, que es lo que espero con todo mi corazón. Poder expresar todo y envolver a nuestras familias para que sean parte de ello.

Por fortuna no dijo nada y pronto ya me encontraba sola con Stephen. Aún no podía creer que estuviéramos así, felices, entusiasmados. Tal parece que teníamos que tocar fondo primero para así poder enfocarnos en lo que realmente queríamos. Que todo nos salga como esperamos, que podamos decir, ha sido la mejor decisión de mi vida.

El rubio noto rápido el entusiasmo, él tampoco se quedaba atrás. Yo estaba lista para aprender todo lo que me enseñara, necesitaba pulirme bien. Pues olvidando un poco mi emoción por verlo, también necesitaba ser una mejor duelista. No porque me gustara andar haciendo duelo y peleándome con todos, no, más bien porque las cosas en el mundo mágico no estaban tan buenas como para darse el lujo de no poder defenderse bien. Era la triste realidad. - Supongo que es por lo mucho que tuvimos que esperar. ¿No? Y bueno, al fin llego. Así que vengo decidida a convertirme en la mejor. - dije en un tonito bromista... pero al mismo tiempo en serio.

Me servía de las bebidas como si estuviera en mi propia casa. Comenzaba a sentir una sensación de tranquilidad. Como si algo me dijera que esto era el comienzo de algo bueno que terminaría pasando con nosotros. - Creo que con este por ahora estaré bien. - le aseguré mostrándole con una sonrisa mi vaso lleno de jugo. La conversación comenzó a fluir mientras nos preparábamos para entrenar. - Sí, realmente me alegra que pudiéramos hacerlo. - comente, había sido como librar un gran peso de encima. - Ah, sí. Bueno, más o menos. Ya sabes, aunque quisiera haberlo pasado durmiendo, siempre tuvo sus horas con el niño. Es un poco difícil hacerlo entender que su padre paso unos días muy ajetreados. Por suerte se conformaba con algunos minutos. Ya ahora que paso la parte más pesada ha podido jugar más rato con él. - le contaba con una sonrisa, es que me sentía orgullosa de mi hermano, aun con sus complicaciones siempre trataba de ser el mejor padre que podía. - ¿Tú pudiste descansar? - le pregunté, aunque a mi parecer se veía muy activo. Parecía que al menos había logrado recuperar sus fuerzas.

Escuche las indicaciones de Steph a la hora de hacer el entrenamiento. No parecía un concepto tan complicado, lo complicado sería mantener la precisión. - Umm bueno, siento que soy más hábil con el agua y el hielo. ¿Curioso no? Haríamos un buen dúo- porque eran contrarios a los de él. Si nos juntábamos podríamos tener una combinación peligrosa de hechizos. Aunque sí, definitivamente los míos eran los de sanación. Pero como bien dijo, para esto esos no cuenta.

Me coloqué frente a las marionetas. Lance uno, pero no dio en un costado. Definitivamente, tenía que mejorar esa puntería.  - ¿Así? Existe alguna postura específica que facilite para hacer más certeros los movimientos y lanzar el hechizo. - le decía poniéndole ojitos de ayúdame por favor, acércate. Que me ayudara a colocarme mejor. Quería conocer todos los trucos para hacerlo bien.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Vie Jul 29, 2022 11:33 pm por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Le alegraba que Laila se viera así de entusiasmada de verlo y con el entrenamiento. Iba a dar todo lo de sí para cumplir con el objetivo que al menos quedara bien en cuanto a los hechizos que tenía que potenciar, porque era un hecho que no bastaría solo un entrenamiento. Aunque la verdad es que era una oportunidad para estar solos a fin, ya que su padre como fuera iba a respetar su privacidad. así que estaba contento.

Serás la mejor porque tienes a un excelente maestro que muy probable te hará sudar. — Dijo algo atrevido y bueno, sí sería estricto, solo que también daba un poco de otro sentido al asunto, dado que desde esas conversaciones todo había cambiado, donde se permitía ser mucho más coqueto y como realmente era.

Solo que primero tenían que hidratarse porque sin duda, al estar colocando las marionetas y ordenando todo había sentido calor y ella había viajado desde lejos aunque fuera solo por la aparición. Tuvo que declarar al fin que estaba contento y ella coincidió, nuevas sonrisas. Se limita a escuchar lo que dice de su hermano que se había esmerado como siempre en el juego y riendo porque no había podido descansar del todo por el pequeño. —Seguro disfrutaba mucho cuando se quedaba dormido y podían hacerlo juntos. Es bueno que pasen tiempo de padre e hijo.— El mismo peque se daría cuenta cuando fuera más grande todo lo que había hecho Luke por él, desde muy niño, quizás no rechazaría del todo a su madre - no dejaba de serlo -  pero tendría una notoria preferencia por su papá, sabía que iba a pasar eso.  Luke no lo había abandonado solo que ella sí.

Cuando terminaron de beber el chico con calma empezó a darle todas las indicaciones de lo que debería hacer, volviendo a sonreír ladino ante su comentario — Hay que reconocer que sí, seríamos indestructibles ¿No crees? — Molestó aún con la sonrisa en su expresión y luego hizo su demostración como debería hacerlo. No tenía absolutamente ninguna duda pero si necesitaba ayuda. Sabía aquellos movimientos de las mujeres y supo que Laila quería más cercanía. La experiencia.

Se mordió el labio, eso si ya era tentador, así que se colocó detrás de ella y posiciono bien su mano, mientras sus caras quedaban cerca, lograban rozarse las mejillas y su susurro fue en el oído ajeno. —Así es la posición del brazo pero siempre depende de movimiento de varita que quieras hacer ¿Ya tienes en uno en mente? — Cuestionó con suavidad, como quería morder aquel lóbulo de oreja. Solo que no iba hacerlo, primero lo primero. — Ahora concéntrate, mentalizate y no temas, porque tienes que ser rápida en caso de fallar para protegerte. Hazle ver que si vales. Son algo burlones. — Murmuró, mientras la dejaba en la posición adecuada y mantenía una distancia prudente porque debía hacerlo sola, en caso de batalla - como había ocurrido - no siempre estarían juntos y si ella quería proteger a los demás, no debía temer y solo luchar hasta el cansancio.



Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Jue Ago 04, 2022 12:31 am por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Era quizás un entrenamiento nada más. Sin embargo, luego de estar tanto teniendo que solo interactuar por medio de mensajes, hacía que el encuentro fuera uno especial. Por fin podíamos pasar un buen rato juntos. Uno de provecho también al estar entrenando, más el estar juntos los dos era de todo lo más que me traía entusiasmada. Es que era imposible no estarlo después de aquella conversación en Disney. Pasaban mil cosas por mi mente y todas ellas eran buenas, positivas. Jamás me había sentido tan contenta e ilusionada por un chico como lo hacía ahora. Esto debía de ser una señal del destino.

A veces Stephen no podía evitar salir con sus comentarios. Pero él era así, y por más que pareciera la señorita de sociedad reservada, tenía mis debilidades. El tono en que decía las cosas de forma tan atrevida era una de ellas. - Bien que así sea. No espero menos. Porque sí quiero ser la mejor.  - Le comenté con un tonito pícaro, dejándole ver un poco de ese lado oculto atrevido que tenía. Pero fuera de todo eso. Sí, realmente quería serlo. Estaba cansada de que los malos siempre se salieran con la suya. No es justo, mientras pueda hacer algo al respecto para evitarlo lo haré.  Y por ello necesito mejorar.  Es un hecho, para eso solo necesito practicar arduamente. Porque la motivación, ganas, las tengo.

Una de las razones por las que tuvimos que esperar tanto es por los intensos entrenamientos de quidditch debido a los partidos importantes. Tanto él como mi hermano habían estado muy ocupados y cuando tenían tiempo libre obviamente era para poder descansar. Solo que mi hermano aun así buscaba el hueco para estar con su hijo. - Así es. Además, aprovecho de hacerle travesuras mientras dormía. - le comenté divertida mientras reía al recordar la cara de mi hermano toda rayada en colores con plumones.

Ya entrenando salió el tema del buen equipo. Es que si lo analizamos bien es verdad. Seríamos uno formidable. - Definitivamente, sí, creo que lo seríamos. Otra señal del destino. ¿No crees? - Le comenté en un tono coqueto. Quería notara que de verdad anhelaba que lo nuestro se volviera algo real.

Había visto cómo ejecuto su hechizo de demostración.  Pienso que lo había captado bastante bien, pero sentía que me faltaba un poco más de técnica para mejorar. Por lo que requería un poco de asistencia. Además, era una buena excusa para acercarnos. Realmente lo necesitaba. Quería tenerlo cerca de mí. Podía sentir el contacto de nuestras mejillas, su calor. - ¿Así? - le decía mientras lo miraba con el rabillo del ojo. - Me iré por el Glacius. - le respondí. - Tienes toda la razón. - fruncí el ceño poniéndome seria. - ¡Glacius! - lance toda concentrada dando un golpe contundente esta vez. - ¡Oh Si! - celebre, sin darme cuenta, había saltado de la emoción, porque realmente fue un buen golpe, terminado por aterrizar en los brazos de Stephen. A quien ahora le miraba con ojos brillantes y le daba una sonrisa.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Jue Ago 04, 2022 9:09 pm por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Era genial pasar el tiempo con Laila y sinceramente después de esos mensajes solo deseaba besarla ahora que estaban en privacidad y en el anhelado entrenamiento que ya hace algunos meses habían coordinado. Las conversaciones estaban siendo gratas y era bueno después de un duro entrenamiento de quidditch por los partidos de esa temporada. Le gustaba que estuviera así de motivada para aprender más hechizos y sonrió que quisiera ser la mejor. Lo sería, tenía que tener la capacidad de defenderse.  

Hablar a la vez de su mejor amigo e hijo era bueno. Eran excelentes y tenían un vínculo asombroso, se ponía contento con solo escuchar de ellos y como el pequeño igual terminaba por hacerle travesuras, Luke se debía dar cuenta que tenía al frente su propia felicidad, solo que de alguna manera le buscaría una buena chica para él, la verdad, es que no se había tomado nada mal que a él le gustara Laila y parecía que quería verlos juntos así que tenía que hacer algo por él. — No me esperaba menos, la verdad. — Dictó, imaginando las tiernas escenas entre los dos solo que ahora si debía comenzar el entrenamiento donde trataría ser estricto. Sí podía.

Podía notar que Laila estaba siendo más natural y atrevida que de costumbre, eso lo maravillaba, porque hacía sentirlo querido. Era diferente porque más que nada estaba acostumbrado a ser deseado o idolatrado, con Laila era absolutamente distinto. — Totalmente de acuerdo, parece ser un destino. Nuestro destino. — Enfatizó con el mismo tono coqueto, sin dejar de mirarla a los ojos revelando que aún seguía con las mismas sensaciones que tuvo en Disney. Sinceramente, ya estaba notando que el entrenamiento - al menos por esta vez - no duraría mucho.

Comenzó a explicarle todo en detalle y más cerca porque era así como se lo había pedido. La tensión entre ambos era fuerte, había mucha química en esa cercanía porque no podía negar que igual se la estaba jugando. Asintió cuando dijo que haría un glacius — Si lo sabes bien, será un gran comienzo. Confía. — Volvió aconsejar mientras se alejaba con lentitud y se atrevía a mirar desde esa distancia su cuerpo, nada que decir, era muy hermosa. Siempre lo había pensado y ahora que mostraba ese lado más tierno e incluso más coqueto con él, era inevitable, no sentirse más atraído.

Solo que tampoco no solo se enfocó en esos detalles sino que en su postura y la seguridad de su voz. Tenía el presentimiento que no iba a fallar, y así fue. — ¡Muy bien! — Abrió los brazos cuando notó que fue corriendo hacia a él, muy emocionada. Tenerla así, fue su verdadera perdición. — ¡Te lo dije! — Celebró con ella, pero sin querer soltarla y sin poder evitarlo, acortó la distancia entre ellos. De manera atrevida, solo susurró —¿Quieres que te bese, verdad?— Necesitaba saberlo, porque él era muy impulsivo y ya quería hacerlo, sin embargo, ella era mucho más delicada y más emocional. Así que con su respuesta actuaría y sabía que no estaba muy claro aún hasta donde podía llegar.


Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Dom Ago 07, 2022 11:39 pm por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Cada vez se me hacía más y más difícil disimular lo que estaba sintiendo por Stephen. Realmente añoro pensar que todo se volverá realidad por completo. Porque en parte ya lo era, ambos habíamos expresado nuestros sentimientos, nos habíamos mantenido al tanto del uno al otro durante todo este tiempo. Nunca perdimos contacto. Hasta ahora que al fin podíamos tener un momento frente a frente el uno del otro sin que nadie nos molestara o sin que el factor tiempo nos jugara en contra. Parecía el momento idea, el momento perfecto para que pudiera dejar salir y fluir todas mis emociones. Como bien el rubio decía, parecía cosa del destino.

Mientras practicaba mis hechizos había hecho uso de la táctica, 'muéstrame como se hace' para que se acercara a mí. Ese solo contacto, por más corto que fuera, había causado miles de sensaciones en mí. Incluso en cierto modo fue eso más que las mismas palabras o el poner en práctica lo que me decía, lo que provoco que dejara correr todo ese fuego en el hechizo que lance que irónicamente era de hielo. ¿Pero saben? El frío también quema.

El entusiasmo por haber acertado de forma tan contundente en el muñeco provoco que simplemente no pensara, no me midiera. Solo había dejado salir todas mis emociones y me abalancé sobre Muller mientras le veía con una mirada que decía más que mil palabras. Una que hacía que quisiera adentrarme en sus pensamientos y decirle todo lo que sentía una vez más. Lástima que no es lo mío la legermencia. No lo encuentro muy ético que digamos, pero en casos como este sin duda hubiera sido interesante. - ¡Oh sí! Que no menos aprecien el poder del hielo. - exclame contenta, pero sin dejarlo de ver. Era como si le suplicara que de una vez por todas terminara por acortar la poca distancia que quedaba entre nosotros.

Y tal parecía que mi rostro, mis ojos y todo mi ser eran demasiado evidentes en lo que quería que incluso el mismo Steph. No dudo en hacer la pregunta. Por lo que lo mire seriamente, dando a entender que no estaba tonteando. De verdad quería esto. - Solo estaba esperando que lo preguntaras. Porque sí, si quiero. Ya no puedo, no quiero postergar más esto. - le dije en una voz suave, adelante e incluso algo seductora. No era de ser así a menos que realmente quisiera. Por eso era diferente a la mayoría de las chicas seductoras y sensuales que solía haberse encontrado en su vida. - Te necesitó Steph. No lo pienses más, y solo bésame. - añadí, mis ojos brillaban mientras mis manos jugueteaban con los cabellos de su nuca en medio de aquel abrazo.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Sáb Ago 20, 2022 4:44 am por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit




En un beso, sabrás todo lo que he callado.
— Pablo Neruda.


Nunca se pasó por su mente que todo se diera tan rápido. La realidad es que si se sentía muy atraído por Laila y ahora que se llevaban bien, todo era mucho mejor. La realidad era que la deseaba bastante y ni podía concentrarse con el entrenamiento que habían planeado hace semanas solo por tenerla ahí tan cerca de él, donde ya solo actuaba y la provocaba. Laila tampoco se quedaba atrás en ningún sentido, estaba siendo mucho más coqueta de la cuenta y eso, Stephen no podía dejarlo pasar que terminó diciendo aquella pregunta, la cual revelaba que sí o sí quería un beso - y mucho más con ella -, se encontraban en la misma sincronía y ya no había más tiempo que perder. La química era demasiada y era imposible controlar ya lo que sentían.

Con solo escuchar su confirmación, ni siquiera fueron necesarias las palabras. Solo la atrajo hacia a él, acortando aún más la distancia y así rozar sus labios, que le parecieron los más dulces que había besado. Un simple roce, que luego sin poder evitarse, se convirtió en un beso suave y lento, mientras que acariciaba con lentitud su cabello y se dejaba embriagar por el olor de su perfume. Aquel beso se fue profundizando e intensificando, es que creía que ya jamás podría soltarla. El jugador de quidditch no se dio cuenta pero su cabello se había puesto negro por esa sensación y sus ojos habían llegado a tener un color castaño casi verdecino debido a su metamorfomagia.

Era cierto lo que se decía que un beso enciende la vida como un relámpago y trueno, definitivamente, se convertirían en un vicio que no podía dejar. Solo que por naturalidad y todo por el puto cuerpo humano, que la respiración comenzó a faltar y tuvieron que detenerse. Se la quedó mirando estático, con sus mejillas sonrojadas y con ganas de mucho más. — Laila... yo — Susurró despacio, aun manteniendo esa escasa distancia con ella, porque no pensaba alejarse de Laila durante todo ese día. Acarició su mejilla, podía notar sus ojos brillantes y con esa química se daba cuenta que se sentía mucho más atraído de lo que él mismo creía.

Sin poder decir más, solo la alzó en brazos para que la morena rodeara con sus piernas su propia cadera. Ahora el beso fue mucho más apasionado, llevándola contra un árbol cercano para seguir besándola y esta vez, con caricias incluidas. — Me estás volviendo loco. — Reconoció entre besos. Ni se había percatado y seguro que Laila tampoco, que estaban siendo observados por Conrad, que sonreía satisfecho, mirando a la vez, el retrato de su ex esposa que había fallecido. "Te lo dije, Stephen encontró el amor tal como nos ocurrió. Su metamorfomagia lo delata" Después de eso, prefirió darles privacidad y salió, haciendo resonar bien fuerte la puerta para que los muchachos se dieran cuenta que se habían quedado solos.

Stephen se percató de eso y solo negó con la cabeza. — Creo que hasta papá se dio cuenta. — Dijo con una sonrisa juguetona en sus labios y haciendo un gesto hacia la puerta, es que de todas formas podían subir a su habitación, sería incluso más cómodo para la chica, además que entendería que no quisiera, no pensaba apresurarla.




Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Dom Ago 21, 2022 7:35 pm por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Hace un tiempo atrás jamás me hubiera pasado por la mente que la persona que deseaba y quería tener a mi lado seria Stephen. Muchas fueron nuestras discrepancias y discusiones. Porque éramos diferentes, más lo único que necesitábamos era poder darnos la oportunidad de conocernos más a fondo. Fue cuando eso ocurrió que los sentimientos comenzaron a fluir de forma inesperada. Más aún así, por no tomar riesgos y no revelarlos, casi se nos va esa oportunidad.

El tiempo era preciado y no se debía malgastar. Era lo que me había enseñado todo lo que había vivido en los últimos meses. Así que aunque tuviera que seguir teniendo paciencia para que podamos tener la relación que necesitamos y merecemos, debía de dejar claro que era lo que quería. Que necesitaba de ese beso.

Quería sentir esa cercanía, experimentar esa sensación de pertenencia. Que estaba con quien debía de estar. Me encontraba en el lugar correcto, con la persona correcta. Hacía que el tiempo esperado había valido completamente la espera de cada minuto y segundo.

Estaba bien segura de lo que pedía. Había envuelto mis brazos en su cuello y dejado llevar por el calor de su piel. - Solo hazlo... - dije casi en un murmuró mientras le veía con ojos brillantes de emoción. Había llegado el primer beso y lo único que nos había detenido fue la falta de aire.

- Steph... - repetía como si solo con decir su nombre bastará para decir que quería que siguiera. En unos escasos segundos ya me encontraba rodeando sus caderas con mis piernas para no caer y ahora me dejaba llevar por un beso por mucho más intenso que el anterior.

Un solo beso podía volver todo patas para arriba y hacer que terminaras por volar de la emoción. Me estaba dejando llevar por la emoción y pasión de esos besos. No podía ni siquiera tener mente para recordar donde estaba. Yo solo vivía mi momento.

Ni tenía idea que habíamos sido observados. Menos que así había sido. Porque uo creía que el señor Miller realmente se había marchado. Por suerte no note presenciado todo esto o hubiera muerto de vergüenza. Al menos no lo supe hasta que rl rubio habló. Por lo que prefería no mirar para confirmar lo que Stephen decía. - Espero ya se haya ido... - le comenté porque no quería que nos cortara el momento. Aunque si me había puesto algo sonrojada, pero no perdí la sonrisa del rostro.

- Creo que es nuestro momento...- le aseguré, quería continuar con esto.  - Quiero que estemos juntos, quiero ser tuya, Steph. - añadí, así que asentí y me deje guiar por él a su habitación. No esperaría más. Lo necesitaba de verdad.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Vie Sep 02, 2022 9:54 am por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit




Ya estaba todo dicho y demostrado con aquel beso que se volvió mucho más apasionado que solo dictaba que quería mucho más. Simplemente no tenía tiempo que perder, ya que la deseaba y quería estar con ella. No se reprimía  sus impulsos sexuales y Laila, desde hace tiempo que lo tenía de ese modo solo que se controlaba porque distaban mucho en carácter. Desde que había ocurrido aquella cercanía y donde estuvieron a punto de besarse en el parque, ya estuvo perdido y quería conocerla más. No importaba si era virgen o no, pero desde ahora iba a ser solo suya, en un acto de amor y deseo se podía ver si estaban destinados o no.

Fue el sonido de la puerta que los interrumpió y sonrió, ya que en el fondo conocía demasiado bien a su padre para saber que intencionalmente los había dejado a solas, ahí ni idea donde se habría largado, y les iba a dar tiempo. Conrad siempre le había dicho que el amor existía y cuando llegara, no tenía que perder esa oportunidad cuando viera que había verdadera química, que de esa forma ocurrió en el pasado con su madre y tuvieron un amor épico a pesar de esa final tan trágico, también dictaba que si llegaba a enamorarse de nuevo, que por favor aceptara porque también tenía derecho a ser feliz y era lo que Astrid habría deseado.

Y ahora era su turno. Quería demostrar su atracción y deseo, sabiendo que con esto todo sentimiento podía aumentar.  —  Es muy típico de él, y debes gustarle porque me ha hecho algunas que prefiero ni contarte. — Dice mientras acariciaba su mejilla y la volvía a besar, acariciándola en esa posición, deleitado completamente por ella. Era uno de los besos más magníficos que había tenido en su vida, y sin duda, iba a querer besarla todo el tiempo.

Entonces no esperemos más tiempo. — Sisea con la respiración entrecortada, bajándola y así poder tomar su mano. De su diestra la llevó hacia su habitación entre besos que comenzaron en el pasillo, sin más, en un empujón suave la llevó contra la cama, para volver a besarla y así acariciarla. — ¿Qué me hiciste, Laila? Solo deseo estar contigo. — Exclama en un suspiro, mientras comenzaba a quitarse su polera y esperando que ella hiciera lo mismo. Ya estaba muy ansioso ya y le hizo una pregunta antes de continuar, mientras lanzaba su polera al suelo y delataba así su musculatura, quería saber que expresión tendría al contemplarlo así, notar su mirada de deseo. — Quédate conmigo todo el día y noche ¿sí? Hemos esperado demasiado tiempo. — Fue cuando comenzó acariciarla mucho más y utilizar sus labios en sectores de su cuerpo que ya no eran solo sus labios, quería conocerla cada centímetro, y cada vez que reconocía cada lugar más placer sentía. Es que la contemplaba y ya era una perdición, esto no se trataba de una atracción, sino que de amor y tenía que demostrárselo.


Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Sáb Sep 03, 2022 12:24 am por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Estaba todo más que claro. Jamás había pensado en que estaría tan segura de lo que quería. Es cierto que había tenido algunos novios, incluyendo a Derreck, pero con ninguno había obtenido esa sensación de seguridad que con Stephen. Lo cual era loco porque la realidad es que desde muy chicos siempre solíamos llevarnos como perro y gato. Pero al mismo tiempo fue eso mismo en cierto modo lo que nos trajo hasta aquí. Pues teníamos más cosas en común de las que imaginábamos, y teníamos sobre todo unos lazos inquebrantables como era ese amor por mi hermano y sobrino. Para los dos ese par siempre nos uniría aun cuando no hubiéramos puesto los ojos el uno en el otro.  Siempre estaríamos en la vida del contrario y era mejor que fuera de esta manera. No hubiera querido tener que seguirlo viendo y no poder sentirlo cerca al mismo tiempo.

En cuanto al padre de Steph, pues intimidaba un poco por lo interesado que parecía estar en la situación. Pues no se trataba de cualquier persona, era un hombre que igualmente me había visto crecer. Así que normal que pensar que nos estuviera observando me avergonzaba. Sin embargo, se escuchó pronto la puerta cerrarse. Nos había dejado solos como si hubiera entendido el mensaje. Definitivamente lo hizo.

- Bueno saber que el espiarnos y marcharse sin decir nada es una buena señal. - murmure mientras soltaba una suave risa. - ¿No me digas que te ha interrumpido? - no quería saber detalles, definitivamente no. Pero si me causo curiosidad que lo dijera. - Supongo que es porque a mí me conoce. O vio algo... no lo sé. - Añadí sonriendo mientras seguía jugando con sus cabellos.

La sesión de besos estaba deleitante, pero era mejor ir a la habitación. Donde no hubiera moros en la costa. No necesitábamos tener al entrenador de quidditch viendo nuestras jugadas si llegaba a regresar antes de lo esperado. - No, definitivamente. No.  - le aseguraba mientras tomaba su mano para seguirlo. Ya no quería esperar, ni un minuto más.

Ni bien habíamos llegado a la habitación y ya desde antes de entrar en ella había comenzado la sesión de besos, caricias. De forma suave terminé sobre la cama y lo comenzaba a ver con una mirada pícara que pocas veces usaba, pero que estaba segura de que ahora en adelante serian solo para él. De un tirón hice que el moño que sostenía mi cabello lo dejara suelto. - ¿Yo? Solo ser encantadora nada más. - Le aseguré en un tono juguetón mientras jugando con un mechón de mi cabello viéndolo deshacerse de su camiseta. Paseando una mirada coqueta sobre su abdomen.  

Comencé a suavemente quitar mi prenda superior, quedando tan solo con el sostén. Para luego rodear con un brazo su cuello, atarlo sobre mí. - Sí, me quedaré. - dije soltando un suspiro al sentir sus besos por mi cuerpo. - Ya intentaré una excusa. Pero no le pienso ir. - añadía mientras deslizaba mis manos por toda su espalda con suavidad. Pues eran caricias de amor, con deseo, pero llenas de amor. - Porque sí, esperamos demasiado, así que merezcamos este momento. - lo necesitábamos. Mientras mis manos bajaban buscando el cierre de su pantalón de forma traviesa. - Esta prenda la quito yo. - murmure divertida y coqueta.


Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Sáb Sep 10, 2022 7:43 pm por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit




Sabía que su padre confiaba mucho en los Hills. Sabía que su padre confiaba mucho en los Hills. Estaba seguro que hasta conversaría con el padre de Laila sobre esto y comenzaría apostar si llegarían a ser novios, luego el casamiento y la llegada de los primeros nietos. Lo más importante es que Laila si le agradaba y bien si lo había visto se habría dado cuenta que pasaba con su hijo que conocía bastante bien, Stephen se sentía muy contento porque con tan solo un beso se percató que los sentimientos que sentía hacia la morena eran plenos.

No podía dejar de contemplarla y sonreír como un tonto enamorado. Lejos se había ido aquel galán que siempre estaba muy preocupado de no tener algún tipo de compromiso, fue Laila quién lo tenía doblegado y ahora fascinado por aquellos besos y caricias. —Sí, cuando quiere ser molesto es el peor de todos. No voy a irme a detalles — Siseaba con una sonrisita pícara que dudaba que volvería a ser el mismo el de siempre luego de esto y lo que estaban a punto de hacer porque ya aquellos besos y caricias iban con una necesidad única y cautivadora.

No esperaron más tiempo y se fueron directo a la habitación. Se encontraba muy deseoso y lo mejor es que era correspondido porque jamás imagino que Laila fuera tan sensual. Había accedido a quedarse y sonrió de manera encantadora mientras que se quitaba la playera y la contemplaba hacer lo mismo. Sin duda, no necesitaban más palabras, aunque algunas se escapaban de sus labios de manera traicionera.  — ¿Por qué tuvimos que esperar tanto tiempo? ¿Por qué fuimos tan orgullosos? — Dictaba sin dejar de deslizar su mirada azulada sobre su cuerpo que sin duda ya quería acariciar y contemplar.

Ya no había vuelta atrás. Por nada. Ambos se querían entregar y formar un lazo mucho más fuerte, la atrajo más hacía a él para que quitara su pantalón, susurrando en su oído que podía hacer lo que quisiera con él.

Ya no hay vuelta atrás, me encantas. — Siseó cuando ya se vio sin los pantalones y queriendo hacer lo mismo, solo la empujó con suavidad contra la cama para hacer lo mismo con la poca ropa que Laila ya llevaba encima, depositando así besos en su cuello y acariciando así la simetría de su cintura.

Aquella experiencia fue la mejor y más anhelante de todas. Stephen recordaría cada detalle de esas horas que estuvieron demostrándose amor. Había sido única y con aquella danza se percató ahora en verdad que no iba a poder dejarla ir. Aún tenía que resolver algunos asuntos como algunas amantes que tenía y que debía terminar. Es que era un hecho que tenía que ser más leal, esto no se trataba de un juego. Para nada, era real y debía ser mutuo, estaba completamente seguro que a Laila ni se le pasaría por la cabeza.

En su cama, donde solo la sábana los cubría, el rubio la mantenía abrazada aún con una sonrisa de oreja a oreja con lo que acababa de pasar. Merecían un descanso y fue cuando se recompuso, que nuevamente la contempló y sonrió de manera encantadora. — Eso fue…. asombroso. — Reconoció, aún sentía el cansancio de todo su cuerpo y sinceramente necesitaba tenerla abrazada y acariciar su cabello.



Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :
Lun Sep 12, 2022 12:58 am por Rising Sun


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Laila A. HillsAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


En estos momentos lo más que deseaba era llevar esto a otro nivel. Quería que fuéramos más que esos amigos que sabían que se gustaban, pero que estaban a la espera de que les traerá el destino para ellos. Ya no quería darle más largas al asunto. Porque la realidad éramos más que amigos, por más que nos prestaremos como eso, ya no era el estatus en el que quería estar. Quería que al fin pudiéramos llegar a ser una pareja. Que pudiéramos expresarlo al mundo. Decirle sí es Stephen Muller, el chico que amo. Sin pelos en la lengua, sin discreción alguna. Así igual, su señor padre no estaría tan intrigado como hacía un rato parecía.

- Supongo que es porque igual tiene buen ojo. ¿No? - molesté un poquito, era evidente que a él le agradaba y por eso no se ponía así de intenso conmigo, como comentaba Steph.

Ya en la habitación no había nada que pensar. Quería estar con él, era un hecho. Lo necesitaba, lo deseaba. Esa mirada ya me tenía cautivada. Solo quería sentir sus manos, reconocer cada centímetro de mi acalorado cuerpo que luego de esa intensa sesión de besos. - No lo sé, pero quizás eso ha hecho que en este momento nos necesitemos hasta más no poder. - le dije en un suave susurro. Lo bueno se hacía esperar, solían decir.

- Así es, no la hay. - le dije en un tono suave y seductor. Es que ya no había marcha atrás, pretendía entregarme a Steph sin pensarlo más. Suficiente tiempo había desperdiciado por orgullosa. No quería pasar por eso de nuevo. Por más incluso que la misma espera nos tuviera con esa necesidad inminente de al fin estar el uno con el otro. Algo me dice que al fin vería el día en que Steph sentara cabeza. Que pudiera llamarlo en algún momento novio. Que sea con quien único quisiera estar.

Me dejé caer con delicadeza sobre la cama dejándome llevar por él quién me atrapaba entre la cama y él.  No podía evitar quitar la sonrisa coqueta en mi rostro mientras ambos comenzábamos a despojarnos de las prendas de ropa que nos quedaban entre besos y caricias. Llegó un movimiento en el que ni siquiera tenía intención de hablar. Solo dejaba escapar esos suspiros que solo él estaba provocando, acompañados de su nombre. Todo era tan diferente a otras veces. Comenzaba ha descubierto que era realmente hacer el amor.

Esto había sido único, maravilloso. Podía sentir como corrientes eléctricas recorrer todo mi cuerpo, pero al mismo tiempo una calidez, una sensación de protección. Ya había llegado al punto en que me sentía segura estando con el rubio. No quería a nadie más. Lo tenía muy claro, era mi presente y esperaba que también fuera mi futuro.

Ahora descansaba sobre su hombro debajo de aquellas simples sábanas. Mi mirada color café se había dirigido a la suya cuando comenzó hablar, mientras lo abrazaba. - Lo fue, pero no solo fue asombroso. Fue especial Steph. Eres especial. - Le murmuraba mientras dejaba un beso en su mejilla. Es que tenía que saber lo que significaba para mi.



Emme


Nuestro destino - Página 3 ZgD9DJI
Rising Sun
Rising Sun
Medusa - Nivel 2
Rising Sun
Rising Sun
627Mensajes :
95Reputación :
Miér Sep 28, 2022 8:04 am por Shooting Star


5. El Amor ha Tocado a la Puerta



~Stephen MullerAgosto 15, 2030Hogar de StephOutfit


Había sido más que inolvidable su primera vez con Laila. Ni siquiera había comparación con todas las que se acostó en todo ese tiempo y empezó con una actividad sexual activa. La realidad es que comprendió que era la primera vez que hacía el amor con alguien y se sentía completamente complacido ahora que había terminado todo y que pretendía repetir sin duda alguna para tener nuevamente esas sensaciones y emociones esplendidas.

Muy normal que el jugador estrella de quidditch se quedara un momento disfrutando de todo en silencio y solo mirando el techo con una sonrisa embobada y enamorada, todavía absorto con lo acababa de pasar. Sin embargo, aunque lo golpearan unas cuantas bludgers en ese instante no podía olvidar que ella seguía en su cama así que ladeó su rostro para encontrarse con el precioso que tenía Laila.

Suspiró con solo contemplara y luego enunció sus palabras de lo asombroso que fue todo. Y ella correspondía de la misma forma logrando que su sonrisa se ensanchara aún más. — Para mi también fue especial. Una experiencia que quiero repetir mil veces. — Dicta con sus mejillas coloradas por el calor que aún sentía y por aquel beso que ella había depositado en su mejilla.

Solo que Stephen quería más. Sabía que ella tenía su estilo tierno pero él era más atrevido así que se acercó para depositar un beso en sus labios. Uno lento y suave, tierno que no llegó a ser apasionado o sino no disfrutarían ese momento de descanso y de conversación ahí en la cama para recuperar energías.

Me encantas y mucho, Laila. — Murmura acariciando su cintura con suavidad sin dejar de contemplarla a sus ojos, era el mejor panorama que en definitiva podía disfrutar. Porque en ese momento era suya y la mujer más perfecta de toda. — ¿Te he dicho alguna vez que eres preciosa? Podría quedarme mirándote muchas horas y no me cansaría por nada. — Sisea con palabras que el mismo desconocía pero estaban fluyendo desde su corazón. Le encantaba, adoraba y posiblemente estaba enamorado de ella.

Por eso estaban así.

Enredados bajo las sábanas que quedaron desordenadas y que cubrían solo la parte baja de sus cuerpos. Aún se mantenía muy cerca de ella, podía sentirla como la morena podría sentirlo. Acarició su cabello con tranquilidad. — Me encantaría decirte que quiero estar contigo, que seas mi novia pero todavía tengo que solucionar varias situaciones que tengo en mi vida. ¿Eres capaz de esperarme pero a la vez que sigamos así? — Señala con atrevimiento. Sabía que no cualquiera podría decir que sí pues estaba pidiendo algo de tiempo para que aclararse y resolver varios asuntos que tenía con otras chicas. Simplemente ya quería que fuera la única. — Es que soy distinto a ti en ese aspecto, nunca fui un romántico y tú haces que lo sea. Sé que voy a tener que cambiar mucho para hacerte feliz y por eso quiero comenzar bien y requiero de ese tiempo para solucionar todo. — Aunque claro nunca llegaría a ser el príncipe que siempre espero más bien podría intentar ser un caballero o un guardia con una armadura y uno muy apasionado. Es que no podía dejar de ser un rebelde solo que ellos también se enamoran.

Espera su respuesta con paciencia sin dejar de acariciar su cintura y de vez en cuando su cabello. Se perdía en su mirada mientras esperaba.



Emme


Nuestro destino - Página 3 OmyIesP


There are details that steal smiles:
Shooting Star
Shooting Star
Midnight - Nivel 3
Shooting Star
Shooting Star
1124Mensajes :
223Reputación :

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente


 
a